AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 29 Enero  2007

3-F: TODOS JUNTOS PARA DERROTAR A ETA
Editorial minutodigital 29 Enero 2007

Desde MD queremos hacer llegar a todos nuestros lectores la importancia de acudir el próximo sábado a la manifestación convocada por el Foro de Ermua a las 17.00 horas en Madrid, en solidaridad con las dos últimas víctimas mortales de ETA y “Por la libertad, derrotemos juntos a ETA. No a la negociación”.

Zapatero debe reconocer de una vez por todas su equivocación, o en su caso los propios militantes del PSOE deben forzarle a convocar elecciones anticipadas para sacarnos de este callejón sin salida al que nos ha conducido. Porque es rigurosamente cierto lo que ha dicho Mariano Rajoy: la política antiterrorista del Gobierno es "disparatada" y "no tiene lógica ni sentido común". No tiene ni pies ni cabeza "que se deje campar por sus respetos" a una organización terrorista como es Batasuna, o que se este a favor de la excarcelación de "un individuo que ha matado a 25 personas". Como tampoco lo tiene que tras el atentado de ETA en Barajas, un presidente de todos los españoles siga empeñado en negociar con los terroristas o en legalizar a todo o parte de una izquierda aberzale solo quiere ver destruida España.

La ONU, en su documento “UNIDOS CONTRA EL TERRORISMO” (Nueva York, 2 de mayo de 2006) recomendaba a gobiernos, sociedad civil y sector privado “emprender una campaña mundial que difunda el mensaje de que el terrorismo es inaceptable en todas sus formas... Una de las maneras más claras y contundentes de lograrlo consiste en volver a centrar nuestra atención en las víctimas. Es urgente que adoptemos medidas enérgicas y concertadas para promover la solidaridad internacional con ellas, respetar su dignidad y expresarles nuestra empatía”.

La política antiterrorista de Zapatero se ha basado justo en lo contrario: Se ha elevado a los terroristas a la posición de protagonistas de la negociación, mientras se ha relegado a un segundo plano a las víctimas cuya opinión ha sido despreciada una y otra vez por el ejecutivo socialista.

En la pasada manifestación organizada tras el atentado de Barajas en apoyo del gobierno, todos pudimos comprobar que lejos de esa empatía que recomienda la ONU hacía las víctimas lo que predominaba era la hostilidad e incluso los insultos contra la AVT.

El día 3 de febrero tendremos oportunidad de demostrar a las víctimas que hay otra España que sí respeta su dignidad y que siempre estará junto a ellos.

"Salvar los muebles" de ETA
EDITORIAL Libertad Digital  29 Enero 2007

José Luis Rodríguez Zapatero ha hablado en su segunda comparecencia tras el atentado de Barajas. En su primera aparición, fantasmal, mientras el humo seguía elevándose a negras bocanadas desde la T-4, Zapatero dejó claro que no tenía intención de dar marcha atrás y que aceptaba en los brutales términos de ETA el proceso de disolución del Estado que ambos han llamado "paz". En esta segunda comparecencia sobre este asunto, Zapatero ha insistido en el discurso de ETA, que él ha hecho suyo sin que ello le haya hecho contraer una sola fibra. Habla del "fin de la violencia" y de "la paz" sin señalar quienes son los violentos, quienes son por tanto los culpables, y quienes las víctimas. Ambos lados de la negociación llaman "paz" a un eventual acuerdo vigilado por la banda terrorista.

El Boletín Oficial del Zapaterismo ha entrevistado al peneuvista Josu Jon Imaz para que haga la cobertura al presidente en su mensaje. Y lo ha hecho de forma elocuente, criticando al Partido Popular por desear la derrota de ETA. La estrategia de nacionalistas y socialistas pasa por "llegar a un final en el que ETA salve los muebles". Los muebles en los que guarda las armas, cabe pensar. Pues, ¿qué es ETA sin sus armas? ¿Cómo se puede entender, si no, este deseo por fin explícito de que la banda asesina siga existiendo? Está claro que ni para los nacionalistas ni para Zapatero "la paz" o "el fin de la violencia" pasan por el fin de ETA, sino todo lo contrario.

¿Es eso lo que queremos para España? ¿Una "paz" que es la antítesis de la libertad y del ejercicio de nuestros derechos más básicos? ¿Un "fin de la violencia" que tendrá como árbitro a la banda terrorista y que con lo único que va a acabar es con nuestra democracia tal como la conocemos?

Esperanza Aguirre ha expresado con sencillez y elocuencia el sentimiento compartido por la mayoría de los españoles: "Los ciudadanos no quieren que su patria se humille ante los asesinos" y no hay alternativa moral a "defendernos de los que quieren destruir España". A España están unidos nuestros derechos y nuestra libertad en su destino. Así, las razones para apoyar la manifestación cívica del próximo sábado nacen de lo más valioso para la convivencia en sociedad. No podemos resignarnos sin hacer uso de los derechos que aún mantenemos para detener la sustitución de la democracia del 78 por el sometimiento del Estado ante los deseos de la banda asesina.

Zapatero
La maldad del pacifista
Agapito Maestre Libertad Digital  29 Enero 2007

Hay muchas maneras de ver la maldad. Hay una que nunca falla es cuando la vemos unida a la torpeza. El malo es, a veces, muy inteligente, pero normalmente es banal y estúpido. La unión de la tontura y la maldad es una bomba insoportable para el hombre con sentido común. Esa mezcla está por todas partes. Nos persigue como una plaga. Abre uno la prensa y la halla en forma de columnista. Miramos la televisión y aparece en forma de busto parlante.

Oímos, sin embargo, al presidente del Gobierno y ya no podemos quitarnos de encima el refrán ilustrado: engañar a un pueblo es fácil, desengañarlo es una tarea complicada e ingrata. O sea, la estrategia malvada elegida por este hombre y su equipo está tomada de los más viejos manuales "pacifistas" del estalinismo más sanguinario: hacerse pasar por bueno y pacífico, cuando en realidad está pactando con los terroristas la expulsión de medio país del espacio político. Sin duda alguna, esa técnica de engaño es perversa, pero, por favor, que nadie cometa el error de decir que es estúpida. No lo es, sobre todo, cuando se trata de engañar a un pueblo que está muy lejos de ser ilustrado. Está en plena Ilustración. Algo que, por desgracia para la democracia, no está dispuesto a reconocer el PP.

Zapatero, pues, podría ser un malvado, pero, insisto, no es un tipo torpe, estúpido o, como ha dicho el maestro Gustavo Bueno, un "pensador" de Alicia en El País de las Maravillas. Eligió un camino y lo sigue a pies juntillas. Eligió "terminar" con el terrorismo uniéndose a él, o mejor, entregándose a sus principales consignas y lo está consiguiendo. Incluso a prueba de bombas, como repite su principal asesor, Torres Mora, siempre que tiene ocasión de ser entrevistado. La última intervención de Zapatero, en Albacete, ha sido impecable con su coherente trayectoria hacia el abrazo con ETA. Ha vuelto a insistir en que su única política antiterrorista, en realidad, su única política es "ver la paz en España".

Naturalmente, como no podía ser de otra manera, el lenguaje del presidente de Gobierno es el de ETA. Paz, paz y paz es, nadie lo olvide, lo que exige ETA de todos los Gobiernos. Y, por supuesto, paz, paz y paz, a cualquier precio, es lo que ofrece Zapatero. Sin embargo, es obvio que los españoles no estamos en guerra con nadie, ¿entonces por qué utiliza Zapatero esta consigna de paz para conseguir encandilar a sus seguidores? Porque ha sustituido la política por la "religión", porque Zapatero no pide confianza a sus electores por sus políticas concretas, entre otras razones porque no las tiene, sino fe en sus palabras, especialmente en la palabras paz, democracia, diálogo y esperanza, que son las que sustituyen al absoluto cristiano, Dios.

Zapatero está usurpando la fe religiosa para hacerla pasar por política. No es la primera vez que hace esto el PSOE. Su historia es larga y repetitiva, pero, ahora está acompañada por algunos postmodernos. Zapatero y su gente están trasvasando la "fuerza" de la fe cristiana al socialismo del siglo XXI. Es una operación truculenta, pero muy del gusto de los Rorty y Vattimo españoles. Se trata hacer pasar por política lo que es propio de la religión: la fe, la confianza ciega, en una buena nueva es la única salvación. La de Zapatero es la paz con ETA. De acuerdo con la doctrina masónica en la que profesa la mayoría de los nuevos ideólogos del PSOE, la fe del cristianismo, la confianza absoluta en la buena nueva que nos trae Cristo, ha sido definitivamente confiscada por el "socialismo" de Zapatero. Reapropiada y pervertida hace estragos. Como dijo el clásico, la perversión de lo mejor da lo peor.

Frente anti PP
"Salvar los muebles de ETA"
José Vilas Nogueira Libertad Digital  29 Enero 2007

Cualquiera pensaría que los políticos socialistas-nacionalistas son bobos, y mendaces. Y, en verdad, lo son. Pero, además, son malvados: la algarabía que generan sus aparentes contradicciones no es disonancia producto del desconcierto, sino instrumento cardinal de su estrategia despótica. Llamar a las mismas cosas con nombres diferentes y aun antitéticos, aplicar iguales palabras a cosas diferentes y aun opuestas, rinde a la ciudadanía en babélica confusión. Esta estrategia se corresponde mejor con el mundo de Orwell que con el de Carroll, dicho con todos los respetos para el profesor Gustavo Bueno.

Uno de los últimos gritos discernibles en esta algarabía lo ha emitido Imaz, presidente del PNV: "no se trata" de derrotar a la ETA, es decir, este partido no quiere derrotarla. Ellos (y los socialistas, dice) quieren que "salve los muebles". Como que son copropietarios y socios de los malhechores. Con sutilezas jesuíticas y mañas de timador, se justifican: "Ibarretxe no recibió a Otegi, portavoz de una organización terrorista, sino a Otegi, líder político".

Las víctimas de los etarras son víctimas de un conflicto político. Los asesinos, cuando son condenados a penas risibles en relación a la importancia de sus delitos, en realidad son víctimas de la tortura y la represión "fascistas". Ni moral, ni decencia: la conquista del poder justifica todo para estos maquiavélicos de caserío. Moralmente, Ibarreche, Imaz y compañía no son mejores que De Juana Chaos.

No hace mucho la constelación socialista-nacionalista se rasgó las vestiduras ante la inasistencia del PP a la manifestación contra los "accidentes terroristas". Tal "lucha" exige la unidad de todos los demócratas, dicen. Pero si su única lucha es salvar el mobiliario social. ¿Unidad de quiénes? ¿Son demócratas los socialistas de Zapatero, sus socios comunistas, los de la ERC o el PNV, los titiriteros y agitadores que los secundan? Si lo son, lo disimulan. En esa sociedad, como dijo Arzallus, otro "demócrata", la única división es funcional: unos agitan el árbol (ponen los muertos), otros recogen las nueces (negocian con los cadáveres).

La precaria y desmedrada tradición democrática española se sublima con una torpe, profusa y finalmente inane utilización del término. La palabra democracia se aplica abusivamente como criterio decisivo de legitimación a todo tipo de posiciones y medidas, cualquiera que sea su naturaleza, olvidando que en sustancia la democracia es sólo un sistema de gobierno (con concreciones bien heterogéneas, por otra parte). Así, el defecto de los etarras no es que sean asesinos, sino que no son "demócratas". Como los etarras y otros terroristas de "izquierda" son pocos y los fascistas son menos y están inactivos, casi todos los españoles seríamos, pues, demócratas.

Pero no podía ser verdad tanta belleza. El despotismo no puede prescindir de un enemigo interior, de la guerra civil, al menos latente. Nuestros socialistas-nacionalistas deben mucho, aunque no lo sepan, a la reducción de la política al poder despótico, típica de Carl Schmitt. Como no hay fascistas, los inventan: el PP, los españolistas, la derecha. La dicotomía acción política-acción terrorista está "sobredeterminada" por la polaridad izquierda-derecha, que diría el tonto de Althusser. En cristiano, un asesino de izquierdas es un buen muchacho, que responde violentamente a las injusticias del sistema. Un señor de derechas, aunque no haya matado una mosca, es un enemigo del pueblo.

Ibarretxe compadrea con el líder político Otegi, no con el terrorista Otegi. Zapatero considera los atentados terroristas, accidentes... En clave bufa, Inma Mayol y Joan Saura se declaran antisistema para no enfrentarse a los okupas, pero siguen comiendo (y muy bien) del sistema.

Es tal la algarabía que la gente no se entera.

José Vilas Nogueira es profesor emérito de la Universidad de Santiago de Compostela

Zapatero y ETA
La presunta estrategia antiterrorista
Juan Carlos Girauta Libertad Digital  29 Enero 2007

Los socios de gobierno de Montilla y Hereu, que lo son de Rodríguez en el Parlamento, han defendido el chantaje al Estado del carnicero De Juana como una causa humanitaria. Lo que es peor, una vez frustrados por el Pleno de la Audiencia, toman al que mató a veinticinco personas, al que jamás se ha arrepentido, al que ha proferido graves amenazas contra funcionarios de prisiones, y lo comparan –con ventaja para el terrorista– con un comunicador que les molesta. Piden, para este sí, que actúe la justicia. Por sembrar el odio.

Mientras tanto, Gara destaca –pone en la diana– los nombres y fotografías de los magistrados que votaron contra el criterio de la ETA. Que era, por cierto, el de ERC, PNV e IU. Que era, por cierto, el de la fiscalía, es decir, el del Gobierno, es decir, el del PSOE. Ya dijo Rodríguez que De Juana estaba por la paz. Halago que compaginó con el empeño en descabezar, desarticular, neutralizar, ahogar financieramente y criminalizar a las víctimas del terrorismo.

Dicen que el entorno de Rodríguez, ante las previsibles consecuencias electorales de la omnipresencia etarra en el debate público –es decir, ante el riesgo de perder pronto cargos y sueldos–, le recomiendan encarecidamente que se centre en más gratos asuntos: economía, políticas sociales y tal. ¿Han comprendido antes que su jefe el fracaso de la no-estrategia de negociación?

No. No han comprendido nada. No han comprendido que, por absurdo que parezca, el presidente ha querido, y sigue queriendo, ligar su futuro a la ETA. ¿Por qué? Bien, las razones no son de fácil escrutinio. Tratando de penetrar la lógica zapaterina, podrían tener que ver con la mezcla de varios factores: adanismo, arrogante desatención a asesores especializados y a experiencias pasadas, complicidad asegurada del vario nacionalismo periférico con el fin de cerrar el paso de por vida al Partido Popular (salvo que gane por mayoría absoluta, y ya veremos que pasaría en tal caso con los mensajes de móvil, las calles y la gente del cine). Y por fin, como razón crucial, utilización de las concesiones derivadas de la negociación para precipitar el verdadero programa de Rodríguez: el cambio de régimen.

Sólo esta mezcla de razones, o alguna muy parecida, explica que el Gobierno hiera la sensibilidad de toda la derecha y de gran parte de la izquierda amortizando en cuatro días a las víctimas de Barajas y enviando a los terroristas el mensaje de que pueden seguir matando sin que él modifique lo más mínimo una estrategia que no merece el nombre de antiterrorista.

Audiencia Nacional
Fango fiscal
Isabel Durán Libertad Digital  29 Enero 2007

Es áspero, displicente, no tiene cintura, es distante y brusco. O por lo menos así es su trato con los periodistas. Sesentón. Cuando Zapatero defenestró a Fungairiño acudió presto a entrevistarse con su excelencia, el Fiscal General. Fernando Burgos, miembro de la Asociación Progresista de Fiscales, salió convencido de que ocuparía el puesto de quien ha sido el mejor fiscal jefe de la historia de la Audiencia Nacional, cesado de manera mentirosa, indigna y fulminante. La aguerrida militancia del candidato Burgos en la Asociación Progresista de Fiscales y su actuación como acusador público en el accidente del Yak-42 le avalaban.

Le aseguró Cándido que Javier Zaragoza no estaba interesado en el cargo. A última hora Zaragoza se presentó a la terna junto a otros siete fiscales más. Burgos se quedó compuesto y sin novio pero con alguna promesa en su futuro. Entre tanto, las capitales de la Audiencia (Zaragoza y Burgos) constituyen hoy el bastión del trabajo sucio de Cándido, el eslabón de los "compromisos adquiridos" por Zapatero. La tríada la cierra Garzón, e incluso cuenta con alguna pareja más, pero eso es harina de otra columna.

El fiscal Fernando Burgos defendió con esmero la rebaja de penas al mayor criminal de la historia de ETA, José Ignacio de Juana Chaos. Horas antes del juicio, el fiscal del caso, Jesús Alonso, se negó a defender el saldillo penal para con el terrorista. Sin mediar arrepentimiento, ni condena del terrorismo, ni hecho nuevo alguno, la petición de 96 años se convirtió por arte del "proceso" en una de 12. En su ánimo de demostrar la buena fe del etarra, el fiscal le preguntó durante el juicio si cuando fuera excarcelado tenía pensado seguir en ETA. "Mi único objetivo al salir de la cárcel es colaborar con la editorial y escribir libros", aseguró el criminal reincidente. ¡Angelito!

Tras ser condenado finalmente a 12 años y 7 meses de prisión, la pasada semana la pareja capital en la Audiencia continuó con su peculiar "proceso". Solicitó la prisión atenuada para que el etarra, en huelga de hambre-chantaje, comiera calentito en su casa. El que comía para un mes con el dolor de sus víctimas consiguió por arte del "proceso" que lo que antes eran amenazas terroristas se convirtieran para el fiscal, de la noche a la mañana, en "amenazas no terroristas".

Nada. Una broma detrás de otra. Lo peor es que el mentor del blanqueamiento de los terroristas es el propio presidente del Gobierno. Zapatero dijo que las amenazas de De Juana eran "pura crítica política" y que "está por el proceso de paz". Esta vez, la treta no le ha salido bien al jefe del Ejecutivo. El magistrado Guevara la paró a tiempo y llevó la votación al pleno.

Quedan muchos etarras por soltar y muchos compromisos por cumplir. Zapatero nos ha llevado del fango político al fango fiscal. Por ahora nos salva la dignidad judicial. Pero el "proceso", con los dos muertos de la T-4 enterrados lejos y olvidados, no ha hecho más que comenzar. Por cierto, Burgos tiene una nueva encomienda: Zaragoza le ha nombrado fiscal encargado de las víctimas del terrorismo. Pobres.

Esperanza
IÑAKI EZKERRA i.ezkerra@diario-elcorreo.com

Esperanza' es la palabra mágica y recurrente de nuestro actual momento político. La esperanza es la solución para el problema terrorista que no ha podido solucionar la palabra 'paz' pese al insobornable y sistemático ahínco con el que algunos nos han insistido en ella. Durante meses y meses se nos ha dado de una manera inclemente la tabarra con la paz, aunque aquí nadie estuviera en guerra. Y cuando ya hemos pasado por el 'proceso de paz' y por 'los gestos por la paz' y por 'las conferencias de paz' y 'por la paz un padre nuestro' y 'por la paz un avemaría' nos cae encima el ladrillo de la esperanza. ¿Qué ha hecho uno para merecer esto? Yo creía hasta ahora que los únicos seres en el Universo a los que les molestaba la falta de esperanza, a los que les indignaba que uno confesara esa carencia y se lo tomaban como una cuestión personal eran los curas de mi colegio, que decían cosas como que Hemingway «era un desesperado» igual que quien dice que era un criminal. Yo creía, vamos, que la desesperación y la desesperanza sólo eran un delito para el clero de la escuela franquista que me cayó en suerte, pero ahora me encuentro con que la política gubernamental, que tanto anda dándoselas de laicista, se basa en la esperanza ni más ni menos y acaba de pasar de un gran salto en el vacío a las virtudes teologales.

A partir de ahora y durante los próximos meses no va a haber delito más grave ni más condenable en este país que no tener esperanza. Al que diga que no tiene esperanza es que se le ha caído el pelo. Desde las más altas instituciones del Estado se nos dice que «tenemos derecho a la esperanza» como si ésta fuera, en efecto, un derecho más inalienable y básico que los que figuran en la Constitución o en la Carta Universal. Son frases hechas, de acuerdo, coletillas retóricas que quizá no quieren decir exactamente lo que están diciendo para quien las repite como un muñeco de cuerda, pero debemos ponernos en guardia frente a ellas porque de tanto oírlas a todas horas podemos tomarlas por axiomas y dogmas doctrinales. Se nos dice que «tenemos derecho a la esperanza» como si ésta fuera la repera, el no va a más de lo que se puede aspirar en la vida y no lo que es, un recurso 'desesperado' ante lo que no llega o llega en forma de fracaso rotundo, un placebo, un clavo ardiendo, una mentira, un triste premio de consolación. O se nos dice también que «nadie tiene derecho a quitarnos la esperanza» en otra versión de esa misma idea tan sutil; como si lo de quitarnos la vida fuera algo secundario; como si el mayor delito de los terroristas no fuera el asesinato sino desesperanzarnos; como entendiendo la proclamación del derecho a esperar por la derogación del derecho a desesperar; como si fuera, en fin, más grave ser pesimista que terrorista.

Zapatero demoniza al PP y se acerca a ETA para evitar el segundo atentado
-Por favor, ¿una pizca...?
POR PABLO SEBASTIÁN ABC

EL empeño del presidente Zapatero de incidir en sus errores y en especial en el proceso de negociación con ETA, al que ahora llama «diálogo», para evitar un segundo atentado, anima y excita a la oposición del PP a ejercer una crítica contundente o despiadada. Convencidos los populares de que su mensaje, por duro que sea, acabará coincidiendo con la realidad y el sentir de la mayoría de ciudadanos que recuerdan lo pasado con el Estatuto catalán, tienen presente el coche bomba del 30 de diciembre y temen que la banda del terror vuelva a atacar. Y que lo haga ahora, cuando Zapatero, incapaz de escarmentar y preso de una nueva euforia ajena a la realidad, aparece de la mano de Ibarretxe y al lado de Otegi y De Juana Chaos para recuperar el diálogo con ETA mientras demoniza al PP.
Esto lo sabe o lo presiente el líder del PP, Mariano Rajoy, que ha subido el tono de sus intervenciones diciendo que lo patriótico «no es apoyar al presidente en su política antiterrorista porque lo hace mal», y que ha sido acompañado en sus ataques por José María Aznar, asegurando que Zapatero permitirá a ETA «matar y negociar». Dos disertaciones que son utilizadas por el Gobierno y el PSOE para cerrar este demencial círculo -que nace en la flagrante incompetencia de Zapatero- y para presentar al PP como enemigo público de la paz, el diálogo y la unidad de los demócratas. Convencidos en el PSOE de que un ataque a Rajoy es su mejor defensa y el disfraz ideal para disimular en tiempo electoral y de carnaval. Donde el Estado de Derecho está en cuarentena o brilla por su ausencia, como lo acabamos de constatar en los últimos días, y lo vamos a comprobar en los ataques a la Justicia que adornarán la presencia de Ibarretxe en los tribunales.
Si al presidente Zapatero, su ministro de Justicia y al fiscal general del Estado no les pareció mal que la ilegalizada Batasuna se reuniera en asamblea porque les asistía por encima de todo el derecho de reunión, como se dijo en su día, con mayor motivación se podría entender que al ministro de Defensa, José Antonio Alonso, no le pareciera mal - «no me consta que se produjera ninguna ilegalidad», dijo-, la manifestación en la que tres mil guardias civiles de uniforme llamaron mentiroso al presidente del Gobierno, lo que ha provocado el malestar y la protesta de la cúpula del Ejército. Es, en este marco de continua promiscuidad con la ilegalidad, donde el Gobierno pretendía que el etarra De Juana Chaos obtuviera un régimen de prisión atenuada, siguiendo aquella afirmación de Zapatero de que De Juana era favorable al proceso de paz, de la misma manera que consideraba a Otegi un hombre de paz. Motivo por el que el juez Garzón no ve ahora delito en su declaración en el nombre de Batasuna del 30-D, porque según el juez no se debe criminalizar a la izquierda abertzale que el criminalizó (sic). Lo que, en definitiva, da la razón al lehendakari Ibarretxe -el nuevo aliado del presidente- cuando desde su Gobierno se acusa a los jueces de estar «convulsionando» la sociedad. Que es, más o menos, lo que han venido a decir el ministro de Justicia, destacados dirigentes del PSOE y publicistas de Zapatero sobre la decisión judicial que obliga a permanecer en prisión al etarra en huelga de hambre.
En la Moncloa y en el PSOE consideran que el enfrentamiento con un PP irascible les beneficia electoralmente y que un nuevo acercamiento a ETA, Batasuna e Ibarretxe son pasos imprescindibles para que ETA no vuelva a matar. Aunque el presidente de PNV, Imaz, ya declara su temor a que los terroristas regresen al escenario criminal del año 2000, con el que se destrozó su anterior tregua. De hecho, la captura de un miembro de ETA que pretendía organizar una atentado durante las regatas de la Copa de América de vela dan idea de cómo está siguiendo la banda su propio camino criminal al margen de las fantasmagóricas elucubraciones de quienes pretenden ver en una brizna de hierba la huella de un cambio histórico de posición en ETA y Batasuna. Como si, además, las dos organizaciones no fueran la misma cosa como estableció el Tribunal Supremo, por más que Garzón descubra ahora las bondades de «la izquierda abertzale» con la intención de exculpar a Otegi y de allanar la presencia de ETA en las elecciones municipales, bajo el nombre de Batasuna, PCTV o cualquier otro.
No sabemos si Rajoy piensa utilizar o no la moción de censura para presentar ahora su alternativa de la que dice estar tan seguro. Pero estamos convencidos de que es el PSOE quien debería poner punto final a esta ciega cabalgada de Zapatero por los linderos del precipicio nacional, al que los arrastra y nos arrastra con la cara de estupor y la sonrisa congelada con las que recibió la noticia de la bomba de ETA en Barajas. La que una vez pasado el primer trago, entre los algodones del PSOE y la bronca del PP, ha conseguido olvidar aludiendo a sus convicciones y temple con un lenguaje exotérico y propio de un iluminado que se cree predestinado para triunfar sin que nadie, ni siquiera un psiquiatra, le puedan llevar al terreno de la razón y la realidad.

Zapatero el bueno, Rajoy el malo
Pablo Sebastián EDT

La campaña electoral de las elecciones autonómicas y municipales de mayo ya está en marcha de manera prematura pero contundente, porque unos y otros empiezan a ocupar en el escenario los papeles que ellos mismos han escogido. Zapatero, como siempre en el rol de bueno, una especie de inmaculada Doña Inés, que ayer en Albacete reafirmó su deseo de no enfrentarse con el PP en materia de terrorismo. Mientras tanto Rajoy sigue en su empeño de hacer de malo de la película, que no le va porque es un malo perezoso, y que ya veremos qué tal le sale porque ése es un papel más bien propicio para un tipo como Aznar, que ha reaparecido inopinadamente en la escena, también a palos con el presidente Zapatero, convencidos como están los del PP que ETA les volverá a dar la razón, y cazará a Zapatero en la escena del sofá con Ibarretxe en el papel de Don Juan.

Un Don Juan bastante feo, por cierto, y bastante intransigente que está en plena campaña de ataque a la justicia por su encausamiento en el Tribunal Superior del País Vasco, por su entrevista pasada con Otegi, que el lehendakari ha vuelto a repetir aunque ahora no lo quiere reconocer por si acaso. Y un Ibarretxe también que está luciendo su presunto victimismo para levantar su vara de gobierno sobre el liderazgo de Imaz en el PNV, y de paso para crearle más problemas a Zapatero, que lo ha elegido como su caballero en la crisis de la negociación con ETA.

Y no deja de llamar la atención que cuando en Irlanda el Sinn Fein reconoce a la Policía y a los jueces del Ulster, en España es el propio Gobierno vasco el que pone en tela de juicio al poder judicial, por causa de la imputación de Ibarretxe y también porque no se le ha concedido al etarra De Juana la libertad.

Ibarretxe es, como hemos dicho, el feo de la película mientras que Zapatero es el bueno y Rajoy el malo, y los tres han seleccionado ellos mismos su papel. A Rajoy le va poco, pero el líder del PP ya está harto de su mala imagen en las encuestas, y piensa averiguar si ello se debe a su presunta debilidad y fama de calzonazos en el seno del PP. O si, por el contrario, él arrastra y carga con toda la fama de bronquistas que tienen otros de sus más notorios compañeros como son Acebes, Zaplana y el reaparecido Aznar. Y lo que sí está claro es que Rajoy tiene muy claro lo que quiere, conoce bien los errores de Zapatero, y le tiene una animadversión política y personal al presidente que no quiere ni puede ocultar. Y además, como decíamos al principio, en el PP están convencidos de que el tiempo y los imparables errores del Gobierno juegan a su favor.

El bueno es, por supuesto, Zapatero con su sonrisa, su talante, su diálogo, la paz, la Alianza de Civilizaciones y la unidad de los demócratas. Y además ha dicho que ya no piensa polemizar con Rajoy, que eso se lo deja a Blanco, De la Vega, Rubalcaba y al resto de ministros, portavoces y dirigentes de su partido, que tienen el encargo —hecho por el bueno, por supuesto— de descalificar todo lo que diga Rajoy y de airearlo por los seis grandes canales nacionales de televisión que están a su servicio, aunque no por obligada obediencia política, como se dice sino precisamente porque es muy bueno.

El presidente es casi un santo, un fantasma angelical que agita la sábana por los pasillos de la Moncloa y que es tan bueno que prefiere reunirse con los más pecadores, Otegi, Ibarretxe, Ternera, Carod, etc., que con los malos institucionales del PP. Y además está convencido, tanto él como sus asesores de imagen y encuestadores del CIS, que su nueva imagen de santo bondadoso y dialogante hasta la extenuación le funciona e impide que pierda en las encuestas los puntos que debería haber perdido por el fracaso de la negociación con ETA. Y además si el PP pierde los papeles y Aznar y Rajoy echan los pies por alto, pues todavía mejor, porque el halo beatífico de Zapatero se verá con mayor nitidez si los del PP se convierten en los amos del lado oscuro de la batalla política y electoral.

Naturalmente, los actores convocados para las sesiones de los próximos días no tienen ya repartido el guión porque eso no sólo depende de ellos sino también del público y de agentes externos, como ETA, que seguro que podría cambiar el curso de la comedia y convertirla en una drama a la primera oportunidad. Sin olvidar, a corto plazo, al actor que representa al feo de la obra, el lehendakari Ibarretxe, que en el primer acto de la semana que entra pretende ser el personaje estelar.

La extraña democracia española
Manuel Martín Ferrand EDT

En uno de los más apasionantes libros de viajes que recuerdo haber leído —Mi vuelta al Mundo— contaba el maestro Augusto Assía, el más aliadófilo de los observadores españoles en la II Gran Guerra, que en la Universidad de Honolulú lucía una inscripción para advertir al visitante: “Ésta es la única Universidad en 2.000 millas a la redonda”. Aquí y hoy, con todo rigor, podríamos atornillar una placa en el Congreso de los Diputados para presumir de la Cámara menos parlamentaria y representativa entre todas las de los países de nuestro rango. No podríamos hablar de “millas a la redonda”, porque la cercanía de África le quita rigor a tan plástica expresión.

La Transición —tan cantada, tan oportuna— tiró por la calle del pragmatismo y sacrificó, en aras del consenso, principios fundamentales para la separación de los poderes del Estado y la garantía representativa de los ciudadanos. Ahora toca pagarlo. Seis quinquenios de aplazamiento son un rasgo de generosidad por parte de la Historia. El problema para la amortización de la deuda y la consecuente construcción de un nuevo Estado que cumpla con los supuestos de una verdadera democracia reside en unos pocos puntos de muy difícil reconversión:

* La desidia ciudadana. El espíritu crítico, columna vertebral de una sociedad con aspiraciones democráticas auténticas, brilla aquí por su ausencia. La adhesión a los partidos es más emocional que analítica y, de esa manera, un chimpancé con la camiseta y el emblema de cualquiera de las formaciones en presencia, grandes o pequeñas, obtendría el voto de “los suyos” sin mayores reparos por parte de los votantes “del partido”. Como no quiero ofender a nadie, no aporto ejemplos reales, que están ahí vivitos y coleando, con escaño o con vara.

* La norma electoral. Sin entrar en mayores matices, puede afirmarse que la ley vigente es la consecuencia de un pacto que entusiasmó a todos cuantos lo suscribieron en su día porque, en razón de las listas cerradas y bloqueadas, las oligarquías de cada partido refuerzan su poder hasta el infinito. ¿Alguien sabe quien es “su representante” en el Congreso de los Diputados, el Senado, las Cámaras Autonómicas o su propio Ayuntamiento? En los días, tan glorificados, del pacto constitucional los partidos llegaron a intercambiarse, como si fueran cromos, modelos de Estado por sistemas electorales. Todo por el poder.

* La centrifugación del Estado. Es evidente que el franquismo, más por razones de autodefensa que por firme convicción ideológica, le aportó a la Nación un movimiento centrípeto que, además de llevar a sus límites lo peor de la idea jacobina, anuló la identidad y la cultura de la España periférica para concentrar “en Madrid” todos los poderes estatales. Para remediar el mal, lejos de reaccionar con la moderación de la inteligencia, los líderes de la UCD, acomplejados por su procedencia política, invirtieron el sentido de las fuerzas y pasó a actuar una centrífuga que nos ha llevado al caos de 17 Españas diferentes hasta en su reglamentación del espectáculo taurino. Nunca, en parte alguna, se vio semejante disparate.

* La fuerza de las minorías. Parte del consenso de la Transición, el que nos ha llevado a un túnel de difícil salida, se fundamenta en la concesión de una fuerza desmedida a las minorías nacionalistas y/o separatistas. Ello le ha dotado de un poder decisorio en las grandes cuestiones de Estado a quienes, precisamente, pretenden acabar con el Estado. No cabe mayor dislate.

* El valor de lo extraparlamentario. Una vez sustituido el debate parlamentario por un mero cálculo aritmético, las Cámaras y la confrontación de las ideas quedan sin sentido. Basta que los capataces de los distintos grupos acuerden tanto cuanto quieran pactar para que, sin luz y sin taquígrafos —de espaldas a los supuestamente representados, a la teórica soberanía popular—, tengan vía libre todos los despropósitos que surjan de su voluntad.

* El debilitamiento de la opinión pública. El control de los medios de comunicación, que en lo audiovisual llega a su colmo, reforzado por la circunstancia de la participación pública en el proceso editor —en grave caso de competencia desleal— y convertidas las Administraciones —nacional, autonómica y local— en los primeros anunciantes y mejores clientes de los medios privados, hace que los mensajes se debiliten y desvirtúen con sus efectos consecuentes.

La media docena de vectores que señalo, sumados a los típicos de la degeneración democrática —los que, con mayor o menor intensidad, padecen los países de la UE—, marcan el cuadro básico de nuestra enfermedad. Lejos de atacarla decididamente, ante la proximidad electoral, los dos grandes partidos nacionales, “representantes” de más del 80 por ciento de la población española, afinan sus instrumentos y pasan por alto las cuestiones de máximo calado. Mariano Rajoy dice girar al centro y promete moderación y concordia, mientras José Luis Rodríguez Zapatero debate con sus compañeros de Gobierno cómo minimizar los daños que le ha producido al PSOE su permanente traspié al enfrentarse a la cuestión vasca.

Los socialistas le zurran la badana a la memoria de Aznar y los populares, desorientados, demonizan a Zapatero y sus diálogos con los etarras y sus palafreneros. Ése es, en esquema elemental, el contenido político final de nuestra extraña democracia. ¡Socorro!

De Juana Chaos: Justicia para todos
Ignacio del Río EDT

La decisión de la Audiencia Nacional en el caso del etarra De Juana Chaos es la resolución de la Justicia de un Estado democrático y de Derecho y la prueba de que todavía quedan instituciones en la España constitucional no controladas por el Gobierno. La respuesta del ministro de Justicia, “es una decisión fundada en Derecho, pero también hay otras decisiones posibles fundadas en Derecho”, demuestra la incomodidad que a Zapatero le ha causado la decisión judicial, por mucho que haya realizado pródigas declaraciones de respeto a su independencia, mientras su entorno mediático repetía sin cesar que era un preso preventivo por un simple delito de opinión. El ministro, que apela a su condición de jurista para avalar su declaración —condición de jurista pero no de juez—, olvida que en el proceso penal el Tribunal toma decisiones sobre la situación personal de los procesados basadas en su apreciación discrecional, con el fin de asegurar su puesta a disposición de la Justicia. Esta actitud contrasta con la satisfacción que produce al Gobierno Zapatero cuando contempla y apunta en su haber las prisiones preventivas de los imputados por corrupción urbanística, con desmesura mediática y utilización partidista de las detenciones. Porque, ¿qué hubiera pasado si el que se pone en huelga de hambre es Julián Muñoz movido por la tristeza de su compañera, Isabel Pantoja?

Ihering formuló la teoría del uso alternativo del Derecho como corriente filosófica que subordina la aplicación de la Ley a la necesidad política del gobernante y que sirvió para desnaturalizar la democracia en la Alemania nazi. Zapatero no está muy satisfecho del trabajo de López Aguilar, que no ha conseguido meter en vereda ni a los Jueces ni al Consejo General del Poder Judicial, bloqueada su renovación por la falta de acuerdo político necesario entre PP y PSOE. Las críticas a Proyectos de Ley, la política de nombramientos, las declaraciones de su portavoz, la falta de control de los Plenos de la Audiencia Nacional y TS, constituyen un permanente dolor de cabeza para Zapatero, que se siente no respaldado en su “proceso de paz”. Por eso el ministro ha arrastrado los pies, como un jugador molesto por el cambio, en su exilio dorado a Canarias.

La decisión judicial ha supuesto el fortalecimiento del Estado de Derecho, el imperio de la Ley y jueces independientes, y la recuperación de un intangible político tan sólido e importante como es la moral pública. La convicción de los ciudadanos de que los poderes públicos están al servicio del interés general, de los derechos de los ciudadanos. Norberto Bobbio dice que “la prueba de fuego del Estado democrático es no dejarse envolver en un estado de guerra con ninguno de sus ciudadanos, y por lo tanto reside en la capacidad de responder a las declaraciones de guerra reafirmando una vez más, solemnemente, las tablas de la ley (que son nuestra Constitución)”. De Juana Chaos, desde su cama del hospital penitenciario, puño en alto, ha declarado la guerra al Estado, y el Estado no podía perderla, por su supervivencia y para que los ciudadanos no perdieran su confianza en las instituciones, en la moral pública.

Zapatero, como el Dios Jano, muestra sus dos caras, la del buen fin, y la de los implacables medios para conseguirlo, a cualquier precio, porque hay que sacarlo como sea. Debería leer al citado Bobbio cuando recuerda que frente a la máxima “el buen fin salva aun el medio más malo”, debe recomendarse la máxima opuesta: “El medio malvado corrompe aun el mejor de los fines”. Y debería recordar que en la derrota del terrorismo, en la paz del Estado de Derecho, no hay atajos, ni con los GAL ni con el aislamiento del PP, por mucho que el PNV, lamentablemente, continúe presentando a ETA como una secuela de la violencia y no como su causa.

El mito del diálogo
FERNANDO SAVATER El País  29 Enero 2007

Según parece, la proyectada y ya menguante asignatura de Educación para la Ciudadanía incluirá lecciones dedicadas al diálogo y a la negociación. Nada puede resultar más oportuno, en vista de la fenomenal catarata de equívocos y malentendidos -creo que no todos inocentes- que rodean el frecuente uso de esos términos tan ensalzados como aborrecidos. En una democracia parlamentaria, elogiar el diálogo es un empeño tan aparatosamente ocioso como pasearse por un hospital cantando loores a la medicina. En ambos casos parece más útil indicar los requisitos para que uno y otra sean efectivos, así como señalar sus límites en el tratamiento de males especialmente graves. Para empezar por lo más obvio, se dialoga con los amigos y se negocia con los enemigos o adversarios. El diálogo supone aceptar una base común de valores, a partir de los cuales se discute para ver qué orientación común es preferible en tal o cual proyecto. En la negociación se contraponen fuerzas y se pretenden ventajas estratégicas: es un pulso, no un intercambio argumental. En ciertos casos, los más civilizados, puede aliviarse la brusquedad negociadora con la persuasión dialogante, combinando ambos métodos. Pero la presencia de la violencia o la amenaza contra una de las partes anula dramáticamente esa posibilidad.

Viniendo a lo que nos interesa, insistir en que el diálogo -así, sin más aditamentos ni matices- es la solución de los problemas creados por el terrorismo etarra (y de su rentabilización por el nacionalismo vasco radical, que también es parte del problema) constituye una patraña y un fraude. O, en el mejor de los supuestos, un malentendido. Pongamos que a mí, en una de esas encuestas de planteamiento tan poco convincente que suelen hacerse, me preguntan si me parece aceptable "un final dialogado" para el terrorismo de ETA. Interpretando a mi modo la cuestión, puedo responder afirmativamente. Supondré que el encuestador llama "diálogo" a negociar con ETA las condiciones de su rendición cuando los terroristas admitan que tienen que dejar las armas: hablar con ellos de cuestiones penales, garantías de desarme, situación legal de los aún no procesados sin delitos de sangre, etc. Es algo que ocurrirá antes o después y ojalá fuera pronto (aunque sólo depende de ETA, claro). De modo que respuesta afirmativa. Pero también puedo contestar negativamente. Sospecharé que mi interrogador considera "diálogo" establecer un foro político extraparlamentario que incluya a portavoces de los terroristas junto a los partidos legales, con el fin de negociar concesiones políticas al nacionalismo (otras no le interesan a ETA) que refuercen su hegemonía en la CAV e incluso en Navarra, blindándola ante posibles intervenciones del Estado de Derecho, según el esquema del plan Ibarretxe más o menos radicalizado para premiar el "final de la violencia". De modo que mi respuesta será "no". O sea que, según este planteamiento hipotético pero nada fantástico, soy a la vez partidario del diálogo y contrario al diálogo... y unos me juzgarán entreguista, mientras que otros me tacharán de intransigente. Pero la culpa la tiene la ambigüedad de la palabra "diálogo", no yo.

Esa ambivalencia no desanima, desde luego, a quienes -como el lehendakari, por ejemplo- siguen predicando la buena nueva del diálogo, cuyas genéricas virtudes nos ensalzan una y otra vez de un modo escolar hasta devolvernos a los felices días del parvulario. O como el socialista Torres Mora (al que algunos conceden rango de ideólogo gubernamental, algo así como el Suslov de nuestro régimen), que en una reciente entrevista en El Mundo, tras el acostumbrado panegírico del diálogo, acuña este dictamen prodigioso: "El diálogo no ha fracasado, han fracasado los terroristas en su intento de dialogar". ¡Toma ya! Es difícil ser más autocomplaciente y con menos motivos que esta gente, la verdad.

A mi entender, el Gobierno en un principio planteó el "diálogo" con ETA según la primera de las dos acepciones que más arriba he dado del término. Pero cometió el error de dejar abierta la posibilidad, para más adelante -una vez liquidada la violencia terrorista en todas sus formas-, de emprender el segundo "diálogo" como premio de consolación al nacionalismo y camino para asegurarse su apoyo en el próximo mandato electoral. Con el resultado de que ETA y sus mariachis (que entre tanto han alcanzado un reconocimiento político como interlocutores respetables y aún críticos autorizados de las decisiones de los partidos democráticos) se han apresurado a saltar por encima de la primera mesa de diálogo para exigir inmediatamente la segunda. ¿Por qué no se centran en hablar de presos, beneficios penitenciarios, etc.? Sencillamente, porque todo eso lo dan por descontado. Están convencidos de que una vez consolidada su posición política en el País Vasco y ya abandonado el terrorismo innecesario, el acercamiento de los presos y su próxima puesta en libertad es cosa he-cha. Aunque justificadamente denegada, es probable que la simple propuesta de excarcelación de De Juana Chaos venga a reforzar esta convicción (como contraste, recordemos la triste suerte de Bobby Sands y sus diez compañeros del IRA, que murieron sucesivamente durante una huelga de hambre en la prisión de Mazen sin lograr ablandar a Margaret Thatcher). De modo que ¿para qué se van a molestar en suplicar lo que piensan obtener de cualquier modo? Más les vale ir directamente a lo difícil, a por aquellas concesiones que una vez desaparecida la amenaza terrorista bien pudieran negárseles sin mayores remilgos. Hay que aprovecharse de los efectos de la intimidación mientras dura. Sobre todo cuando se les están mandando constantes mensajes de que, hagan lo que hagan, en cuanto dejen de cometer fechorías estaremos encantados de volver a escucharles: "Hay que esperar a que vuelvan a hacer algún gesto, seremos generosos, etc.". Lo apropiado para desanimarles sería indicarles inequívocamente de una vez que están a punto de ver caducar todos los plazos, más allá de los cuales no obtendrán el más mínimo beneficio penal...; es decir, que se les tratará por fin como merecen, dejen las armas o no.

Los partidarios del diálogo a lo loco, caiga quien caiga, nos apedrean constantemente con denuncias más o menos explícitas de las medidas judiciales que pueden "dificultarlo", es decir, que amenazan convertirlo en algo distinto a dar la razón a los nacionalistas: así que no será Ibarretxe quien desafía a la justicia, sino los jueces quienes desafían al sentido común (oído, cómo no, en la tertulia de Francino en la SER), la declaración de Jarrai y Segui como partes del entramado etarra son un abuso que trata de criminalizar a todos los jóvenes independentistas vascos, etc. La verdad es que en el País Vasco el terror fundamental, de fondo, lo pone ETA: pero de la administración del terrorismo para acogotar a la población no nacionalista se encargan desde hace mucho otros. Un caso reciente y repetido todos los años: el de la fiesta de San Sebastián. Lo malo no es que en la izada de bandera que da comienzo a la jornada festiva en la plaza de la Constitución hubiera muchas pancartas a favor de ETA, de Juana Chaos, de la amnistía, llamando asesino al PSOE (¿se imaginan las fiestas patronales de otra población española en que se permitiera insultar o amenazar tan gravemente a cualquier partido?), hasta el punto que Odón Elorza dijera que le parecieron "excesivas"..., pues por lo visto hay un límite admisible para estas cosas, que sólo él conoce; ni siquiera es lo peor que todo eso no ocurriera espontáneamente, en el tumulto del gentío a las doce de la noche, sino que se preparase tranquilamente desde las cinco de la tarde con numerosas personas que colgaban los carteles y guirnaldas subversivas a la vista de municipales y ertzainas..., como todos los años desde hace una década. No, lo malo es que tres televisiones retransmiten durante horas la izada sin aventurar la más mínima palabra ni comentario sobre este paisaje urbano terrorista. Y lo peor es que este año algunos ciudadanos (de ¡Basta Ya!, que son de los pocos que quedan por allí) han presentado denuncia documentada contra el Ayuntamiento por estos sucesos, que sigue su trámite, de la cual han dado cuenta los medios periodísticos nacionales menos afines al "diálogo", pero ninguna de las publicaciones de ámbito donostiarra, tan atentas a todo concurso de quesos que ocurre en nuestra demarcación. Que quede claro: con esos silencios mediáticos y los terrores que reflejan cuentan los "dialogantes" para que al final del "proceso de paz" haya paradójicamente más nacionalismo que antes y no más libertad y visibilidad para los no nacionalistas, como sería lógico esperar.

Bien, muy bien que se incluya "diálogo y negociación" como temas de la minusvalorada e injustamente criticada Educación para la Ciudadanía. Lo único que me preocupa ahora es quién dará la asignatura...

Fernando Savater es catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid.

Tripartito
Ellos a lo suyo
Maite Nolla Libertad Digital  29 Enero 2007

El hecho que en el resto de España se hable de otras cosas y no de lo que pasa en Cataluña está resultando el mejor aliado del Tripartit-bis. Es más, creo que entrevistar una y otra vez a la señora Mayol es una táctica. Mientras esta señora siga desmelenada con los okupas y confesándose antisistema, el Gobierno de Montilla está consiguiendo pasar desapercibido. Las multas a restaurantes, el levantamiento de la suspensión de la ley del CAC o el asunto de la Agencia Tributaria catalana han pasado de puntillas sin que nadie les haya prestado ni la más mínima atención.

Una de las cosas que siempre hay que tener en cuenta es que los nacionalistas nunca bajan la guardia. Siempre a lo suyo, poco a poco, como hormiguitas; en eso son ejemplares. Una piensa que están de buenas, y nada, una cosa detrás de otra. Lo digo porque el hecho que el Tribunal Constitucional levante la suspensión de la Ley del CAC no va a provocar que impere la prudencia y que no apliquen la Ley hasta que Pérez Tremps no resuelva, por supuesto, a favor, que para eso estuvo en plantilla. Todo lo contrario, y si no al tiempo. Lo mismo sucede con el proyecto de Agencia Tributaria Catalana, a ver si en Madrid se piensan que está puesto en el Estatut para rellenar.

Siempre se dice que el PSC y el PSOE son partidos diferentes. Es posible, pero el caso es que el señor Zapatero es presidente gracias a los votos y a los diputados del PSC, y en la campaña de Montilla tuvimos a todas horas a Zapatero por aquí. Lo digo porque una de esas cosas que está pasando sin que nadie diga nada es la cuestión de las multas a restaurantes, bares y tiendas de chuches por no rotular en catalán.

Es muy triste comprobar cómo en los informativos de las cadenas nacionales se dedican minutos y reportajes en profundidad al tiempo, a los ñetas y a la masa corporal de las modelos, pero de las multas en Cataluña por no rotular en catalán, ni media palabra.

Yo entiendo que es muy difícil explicar que el partido de un señor de Valladolid que dice que es de León y el Gobierno de un señor de Córdoba que dice que es nacionalista catalán están a favor, porque están a favor, de multar al ciudadano si sólo rotula en español en Cataluña, en una parte de España.

Cuando Ciutadans no era ni siquiera un partido ya ofrecíamos modelos para formular alegaciones a quien se viera inmerso en un procedimiento sancionador liberticida. Pues bien, aprovechando este espacio, ofrecemos asistencia jurídica gratuita a todos aquellos que se hayan visto atacados en forma de multa lingüística. Si a usted le han puesto una multa por no tener la carta en catalán, puede ponerse en contacto con Ciutadans y le informaremos y le ayudaremos.

El president Montilla ha iniciado contactos para consensuar los "grandes temas de país" con la oposición. Para empezar a hablar vamos a poner sobre la mesa nuestras propias condiciones, algo que no han hecho otros. Que no se impongan más multas lingüísticas, que se archiven los procedimientos ya iniciados y se devuelvan las multas que se hayan cobrado, que se cierren las oficinas de delación y que no se aplique la Ley del CAC mientras el Tribunal Constitucional no resuelva, que así al menos ganamos tiempo. ¿Qué tal?

LA VIOLENCIA QUE NUNCA ABANDONARÁ LA IZQUIERDA ABERTZALE
Editorial minutodigital  29 Enero 2007

Los dirigentes, intelectuales y comunicadores de la izquierda española se niegan a reconocer en público que la izquierda aberzale jamás abandonará la violencia como elemento integrante de su credo, precisamente porque su esencia se fundamenta en el pensamiento revolucionario marxista que se articula en torno a la idea de que la fuerza es legitima para imponer el cambio político.

Batasuna cree a pies juntillas en una clase obrera vasca doblemente oprimida y acosada, por el capitalismo y por el imperialismo españolista, y por tanto, mientras mantenga esa ideología, siempre contará con el recurso de la violencia para oponerse a lo que consideran una injusticia intolerable. “Nosostros, marxistas y , por tanto, patriotas, en nuestro análisis de la situación nos confirma que frente al nacionalismo burgués y pequeño burgués, está naciendo un patriotismo revolucionario y que la actitud independentista corresponde cada vez más a la práctica del proletariado. La aparición de un nuevo campo en Euskadi no es el abertzalismo sino el socialismo abertzale ", proclamaban en una de sus publicaciones iniciales los integrantes del MLNV (Movimiento de Liberación Nacional Vasco).

No nos dejemos engañar pues, Batasuna-ETA, jamás van a abandonar la violencia, a lo sumo podrán renunciar estratégicamente a su utilización en un momento determinado, porque para ellos la negociación también es un instrumento revolucionario. Matan para debilitar al gobierno hasta conseguir que se siente a negociar, y negocian para lograr nuevas condiciones y mejores bases para continuar la lucha hasta el triunfo final de sus objetivos independentistas y revolucionarios.

La oleada de violencia que ha sacudido al País Vasco este fin de semana tras conocerse la sentencia del Supremo que considera terroristas a las organizaciones Jarrai, Haika y Segi demuestra una vez más la realidad de lo anteriormente expuesto. Y desde luego los aberzales no engañan a nadie, el dirigente batasuno Arbulo de nuevo reafirmó durante el fin de semana los fines revolucionarios del MLNV, que "no piensen que la izquierda abertzale vaya a renunciar a su proyecto político: la independencia y construir este país desde la izquierda". Más claro agua.

En esta situación por tanto, debemos decir que Zapatero, el PSOE y todos los que apoyan la negociación con ETA-Batasuna, al interrumpir el proceso de derrota del MLNV, serán los responsables del fortalecimiento de la izquierda aberzale y de la prolongación en el tiempo de esta amenaza revolucionaria violenta, con todas las muertes y sufrimientos que puedan ocasionar

Cómo se degeneró la democracia (cuento para niños demócratas)
Francisco Rubiales Periodista Digital 29 Enero 2007

Hubo una vez una democracia que fabricaba ciudadanos y hombres libres. Era un sistema hermoso y eficiente del que Winston Churchill decía que era peor de los sistemas políticos, exceptuando a todos los demás. La bondad y la eficacia de la democracia se debía, sobre todo, a que fue el primer sistema político inventado por el hombre que ha sido capaz de encerrar al Estado (el monstruo Leviatán) en una jaula con fuertes barrotes de acero.

Los barrotes que encerraban al monstruo eran muchos y potentes: la soberanía y el poder en manos del ciudadano, la sociedad civil, destinada a contrapesar el Estado, la libertad de expresión, sagrada, los derechos humanos, basados en la igualdad, la libertad y la fraternidad, la prensa libre, cuya misión era fiscalizar al Estado y colocar luz y taquígrafos en la vida política, la separación e independencia de los poderes básicos, de manera que se controlaran unos a otros, y los partidos políticos, creados para que estimularan la participación de los ciudadanos en la vida política y, al competir unos con otros, garantizaran el momento mágico de la democracia, el sufragio libre y universal.

La democracia, así concebida, era un magnífico sistema que permitía a los ciudadanos gozar de sus libertades y derechos, dentro de un sistema de leyes libremente adoptadas y aceptadas, y con el peor de los enemigos de la libertad (el Estado) enjaulado.

Pero ocurrió que los partidos políticos cayeron en la tentación del poder, ocuparon el Estado, se identificaron con la bestia, sellaron con ella una lianza de poder, limaron los barrotes y dejaron libre al monstruo para que volviera a las andadas y, como había ocurrido siempre a lo largo de la historia, volviera a someter, a dominar, a subyugar y a esclavizar a los humanos, salvo a ellos mismos, que se había hecho cómplices y aliados de la bestia.

Los partidos y sus profesionales de la política han culminado la traición al sistema expulsando al ciudadano de la política, que ejercen como monopolio, han asfixiado a la sociedad civil hasta dejarla al borde del coma, han invadido y controlado los poderes legislativo, judicial y ejecutivo, han amordazado a buena parte de la prensa libre y crítica y han desterrado de la sociedad valores tan esenciales para la democracia como la igualdad y la fraternidad, violando hasta el "sagrado" derecho ciudadano a elegir libremente a través de esas listas cerradas y bloqueadas que confeccionan los partidos y que el votante sólo puede aceptar o rechazar.

Hoy, la bestia campea libre por el mundo, sometida no ya por los ciudadanos, como establecía la democracia, sino por los partidos políticos, lo que ha producido en la historia moderna un cambio tan silencioso como sucio, mediante el cual le digna y hermosa democracia fue transformada en una indecente oligocracia de partidos.

Hoy, los humanos, encabezados por los escasos ciudadanos que subsisten, vuelven a enarbolar la bandera de la libertad y a plantearse la necesidad de volver a encerrar al monstruo Leviatán en una jaula todavía más fuerte, pero la lucha es difícil y el resultado incierto porque no sólo se resiste la bestia, sino también sus aliados, los partidos políticos y sus legiones de políticos profesionales, gente que se ha acostumbrado a contemplar el mundo desde las alturas y que, atiborrados de poder y de privilegios, actuan ya como los "nuevos amos" del mundo moderno.

www.VotoenBlanco.com

Para Zapatero Barajas no ha existido ¡Viva la ETA, abajo el PP!
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 29 Enero 2007

Zapatero dijo ayer en Albacete que “Voy a seguir trabajando por el fin de la violencia, por ver la paz en España, y lo voy a hacer en paz”. El como lo pensaba hacer intuíamos que sería con más de lo mismo, o sea seguir con el proceso de entrega a ETA y de angelizar a los asesinos insistiendo de paso en demonizar al PP y a las víctimas Hoy ya no hace falta intuir nada pues El País se ha dignado desvelarnos un par de páginas de la hoja de ruta de Zapatero al infierno. Ese acercamiento diario al infierno nos deja cada día más helados.

El País, en un reportaje sobre la lucha contra el terrorismo, primera engañifa, y titulado “ La salida traumática de la tregua del 2000” viene a decir que Zapatero ha aprendido de los errores de Aznar tras la tregua del 98 y que ese final de tregua trajo 50 asesinatos, cosa que hay que evitar ahora.

Ahí queda la malvada indirecta de que los asesinatos de ETA posteriores a la tregua del 98 fueron debidos a los errores de Aznar y que Zapatero intentará no cometer los mismos errores.

“El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quiere evitar una "salida traumática" a la ruptura del alto el fuego de ETA, como lo fue su precedente de 1998, cuando gobernaba José María Aznar. La tregua de aquel año, rota en noviembre de 1999, se saldó con un duro enfrentamiento entre los Gobiernos central y vasco, y entre los partidos nacionalistas y no nacionalistas. Junto a aquella situación de enfrentamiento político, ETA desarrolló una campaña terrorista, de enero de 2000 a mayo de 2003, que dejó medio centenar de personas asesinadas, preferentemente entre sectores no nacionalistas.”

Resumiendo, si Aznar inició una lucha sin cuartel contra los etarras y eso fue un error, ya sabemos que Zapatero no lo va a cometer, o sea que el mensaje para ETA a día de hoy es “Chicos, tranquilos que yo no voy a hacer lo que hizo Aznar tras vuestra anterior tregua, haré todo lo posible para que haya paz, pero no caeré en los errores de Aznar”

Sigue el artículo desgranando una serie de mensajes a cual más falaz.

“La izquierda abertzale no es lo mismo que ETA, como ha proclamado el auto del juez Garzón.”

Este mensaje basado en la muy particular jurisprudencia emanada de los autos de Garzón lo repite varias veces sin mencionar que lo que diga Garzón en ese sentido no anula la sentencia del Tribunal Supremo declarando a lo que ellos llaman izquierda abertzale y que todos sabemos que se refiere a Batasuna, es una parte de ETA y por tanto ilegal. Si ya nos quieren meter que ETA no es ETA porque lo dice Garzón podemos prepararnos para lo que viene y es que ETA no ha roto la tregua porque la responsabilidad última de la colocación de la furgoneta bomba sin ánimo de matar fue de la cerrazón al proceso del PP.

Sigue mintiendo El País al decir que Zapatero de va a poner a detener comandos etarras como un descosío. Esta mentira tiene las patas cortas, nos bastará esperar 3 meses y contar las detenciones habidas. Mi convicción absoluta es que pillarán a unos cuantos mindundis pero eso sin con grandes alharacas mediáticas.

Como prueba basta la detención por pura casualidad del etarra que iba a Valencia, ¿han visto ustedes alguna vez más titulares y primeras paginas motivadas por la detención de un etarra que portaba una cámara de video como toda arma?.

Zapatero da seguridades a ETA Batasuna de que no les tocará un pelo esperando que a cambio y de momento ETA no mate. Es la famosa no concesión de contrapartidas políticas.

“De ahí que, pese a las presiones del PP, el Ejecutivo de Zapatero no haya propuesto la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en euskera) ni retomar el caso Egunkaria. Tampoco lo ha hecho la Fiscalía General del Estado. Y el juez Garzón sostiene que la izquierda abertzale ni forma parte ni colabora con ETA.”

El mensaje final es claro, el PP presiona a Zapatero para que cometa los errores que cometió Aznar y por tanto para que vuelven los asesinatos de ETA, no se menciona Barajas que dentro de dos meses no habrá existido, por eso Zapatero ha dado por rota la tregua pero sin darla por finalizada.

Ya sabemos cual va a ser el papel que Zapatero tiene encomendado para el futuro al juez Garzón, el de creador de jurisprudencia ad hoc. Ya pueden repetir todos eso de “Lo ha dicho Garzón y vale ya”.

La hoja de ruta de Zapatero al infierno tras el continuo espaldarazo de Garzón sigue su marcha.

Cobardes Directores de periódicos.
José Luis Palomera Ruiz Periodista Digital 29 Enero 2007

Podría decir de casi todos los directores de periódicos de papiro estraza para limpiezas de sus entretelas políticas. Pero no voy a caer en la tentación de decir quienes son los directores cómplices de poderes, políticas e intereses de ley.

Es bien fácil de saber quiénes son únicamente tienen que mandar sus cartas a los directores de papel y pago.
De no ser un problema del barrios, aceras o jaranas litroneras sus carta, bajo excepciones, será jaleada de papelera en papelera o bien de usanza de limpiezas traseras.

Nadie tiene más razón, en estos grandes medios, que las razones que permiten editar los manipuladores de papel y sus entretelas.

Personalmente yo he mandado a varios una carta-artículo donde solicito, cual ciudadano, sin interés político, las responsabilidades de los garantes de la ley .Así como se nos explique al pueblo cómo es posible que un asesino con dos mil años de condena y veinticinco asesinatos, a los dieciocho años quede libre.

¿Por qué no la publican estos directores?

¿A qué tienen miedo?

¿Dónde reside su cobardía?

¿Acaso por mucho respeto que se haya de tener a un estado de derecho, aunque el nuestro sea horrorosamente pésimo, no puede uno decir las barbaridades penales que le sustenta, así como pedir responsabilidades?

Que nos digan los responsables de legislar justicia qué sucedió para que esta monstruosidad de ley y derecho se haya dado, y quién en todo caso, tiene responsabilidades en la misma, supongo que el "estado de derecho" también ha de ser para todos, incluido el mismo estado de derecho.

Que nos digan:

Si el código así lo preveía...
¿Que es normal?

¿Que fue el pueblo español quien les obligó a no retocarlo en su día?
¿ Que ellos no fueron, que fueron otros?
¿Que se les fue de las manos?

Que ha sido un descuido de treinta años...

Que nos digan...

“Es que el estado de derecho...” Siempre estamos con el estado de derecho para no hablar del mismo, por temor a ser reo de sus majestuosas majaderías.

El estado de derecho español es una porquería universal, lo digo yo, porque nadie puede decir lo contrario: En cuanto a que el estado de derecho español contempla, y lo contempla, pues así lo ejecuta y público y notorio es, que un condenado con veinticinco asesinatos a sus espaldas sin haberse jamás arrepentido de los mismos, a los dieciocho años quede en libertad.

¿Por qué se tiene miedo a pedir responsabilidades, precisamente ustedes directores de medios con capacidad suficiente para pedirlas?

¿Por qué ustedes se ciegan en de Juana Chaos, como asesino, con más o menos derechos humanitarios dependiendo de sus intereses políticos, y ni tan siquiera parpadean para pedir responsabilidades a los culpables de que este cruel asesino pague en “pensión” nueve meses por víctima, hijo y sangre española? ¿Por qué?...

¿Acaso también ustedes, cobardes directores, son licenciados en derecho, o quizás se les humedecen los pantalones cuando el tema trata de sus señorías justicieros?

Si ustedes que tienen el poder de llegar a las masas, esconden los trapos que no interesa enseñar, el pueblo español padecerá siempre los jirones de sus cobardías.

Afortunadamente, los medios digitales, cada día más, participan de la libertad de opinión de los ciudadanos en todas las facetas de la vida, y no sólo es editar cartas donde se pide reparar cuatro baldosas.

Estos ciudadanos, sin ser periodistas, son la esencia de la verdadera libertad de opinión ya que son los que sufren en primera persona las consecuencias de un estado de derecho caduco, amañado, viejo, enfermo y patético.

Los directores de medios digitales como Periodista Digital, Siglo XXI y otros donde la participación ciudadana es patente, lo son con raza, independencia para el pueblo en conjunto y en su conjunto de ideas y no directores cómplices del poder que interesa a sus políticas y bolsillo y luego se dicen democráticos e independientes...

Cobardes interesados.
Ivanla

¿Auschwitz? No me suena. Será cosa de Aznar... Carta del embajador de Israel
José Donís Català Periodista Digital 29 Enero 2007

Carta del embajador israelí, don Víctor Harel, a la alcaldesa de Ciempozuelos, Susana León, del PSOE , que se ha negado a celebrar el Día de la Memoria del Holocausto según el decreto del Consejo de Ministros del 10 de diciembre de 2004 y se ha inventado una falsa "conmemoración del genocidio palestino" donde olvida, por ejemplo, que la mayor matanza de este pueblo -inexistente hasta la creación de Israel- fue de 14.000 personas asesinadas a manos de los árabes.

La genio (¿o es "genia"?) que dirige Cienpozuelos dice sentirse estupefacta porque no le parece que comparar una churra muy gorda como son 6 millones de asesinados bajo el régimen de tortura sistemática de Adolfo Hitler, con las merinas entre un estado soberano y algunos de los grupos islamistas más fanáticos, sangrientos y corruptos del planeta, sea "una ofensa a las víctimas judías del Holocausto". Ignora la señora que la Franja de Gaza es el territorio más poblado de la Tierra, o que el pueblo palestino ha triplicado su población en las últimas décadas.

También "olvida" los miles de millones tirados a la basura por la U.E. con los que la viuda de Arafat contunúa su vida de "ricas y famosas" en París y el tour de boutiques exclusivas con hoteles de ensueño. Todo muy "grandeur", dada la querencia francesa por acoger a dictadores, antropófagos, enemigos de España (desde Abd el-Krim a la cúpula de ETA) e indeseables siempre que tengan dinero. Of course.

Desconoce que solo este fin de semana, VEINTICUATRO personas (¡un niño de dos años!), han sido masacradas en la Franja de Gaza por los enfrentamientos entre el grupo terrorista Hamas y el partido del gobierno Al-Fatah.

El jueves pasado, nueve secuestros entre terroristas de ambos bandos. Además once miembros de la Fuerza Auxiliar (terroristas de Hamás), fueron capturados por Al Fatah en un campo de entrenamiento de Klil, distrito de Naplusa.
Los secuestradores amenazan con ejecutar a sus rehenes si no cesar los ataques de Hamás en Gaza (¿será esto el "genocidio palestino"?).

Si hay algún paralelismo es que Hamás e Hizbullá tienen hoy la misma legitimidad democrática que tuvo en su día el Partido Nazi Alemán. Para esta farsa que llamamos democracia, cada día entiendo mejor al último Humanista que pisó la tierra:
Jorge Luis Borges.

Inefable Moratinos: "ha sido un mal entendido".
Todo ello, y por si fuera poco, en el día que se conmemora el aniversario de la liberación del campo de concentración nazi de Auschwitz.

Esta es la carta que le ha causado "estupefacción" a semeante energúmena, un sentimiento, al parecer, compartido por mucha más gente (yo, por ejemplo) pero por distintas razones:

"Alcaldesa:
Con estupefacción nos hemos enterado de que el Ayuntamiento de Ciempozuelos ha decidido “reemplazar” el Día de la Memoria del Holocausto, que se conmemora oficialmente en España, basándose en un decreto del Consejo de Ministros del 10 de diciembre de 2004, por algo inaudito que ustedes llaman “conmemoración del genocidio palestino”.

A la afrenta de no conmemorar la Memoria del Holocausto, posiblemente por completa ignorancia o indiferencia de lo acaecido al pueblo judío y el exterminio de 6 millones de víctimas inocentes, incluyendo un millón y medio de niños, han añadido ustedes la insensata y vil idea de reemplazarla por un inexistente “genocidio” palestino.

No sólo ofenden ustedes a 6 millones de víctimas, no sólo ofenden ustedes a miles y miles de sobrevivientes del infierno nazi y de los campos de muerte, no sólo ofenden ustedes a cientos de “justos” que arriesgaron su vida salvando judíos, no sólo ofenden a Israel –un país amigo-, sino que ofenden ustedes a una inmensa mayoría de españoles que en muchas partes de España se han unido en un día de reflexión en memoria de las víctimas del Holocausto.

Y en cuanto al “genocidio palestino”, quisiéramos expresarle nuestro más enérgico repudio por esa irresponsabilidad que demuestra una completa falta de comprensión y conocimiento sobre el conflicto que afecta a nuestra región y sus raíces, así como nuestra lucha contra el terrorismo islámico.

Al inventar el “genocidio” palestino ustedes sencillamente están ignorando –y tal vez hasta premiando- a organizaciones terroristas palestinas como Hamás, consideradas como tal por su propio Gobierno.

No esperamos rectificación, ya que el daño está hecho, sólo queremos reiterar públicamente nuestro total rechazo y repudio a sus injustas decisiones al respecto.
Víctor Harel".

Por cierto:
¿Cienpozuelos no destaca por ser EL AYUNTAMIENTO MÁS CORRUPTO DE ESPAÑA? El de las cuentas de Andorra, el millón de euros que pillaron en comisiones del ladrillo, y los 40 millones de euros robados por el PSOE que, no solo no pillaron, sino que han "desaparecido" también de los medios... No existen, nadie los recuerda ya, y hablamos de hace un par de meses...

Cienpozuelos: ¡COMO CINCO VECES FILESA!
¡Ahí es nada! ¡SIETE MIL MILLONES! ...¡Al saco!
Siete Montillones, 4 ó 5 hermanos Chaves, un Marbella donde los ladrones del PSOE ni siquiera pasan al grupo mixto...
¡Otra progre del ladrillo!
¡Otra cortina de humo!
¡Otra mala bestia más!

Energía y libertad
El petróleo y los malos
GEES Libertad Digital  29 Enero 2007

Petróleo y gas natural son los bienes peor repartidos del mundo. Tienden a estar en manos de la peor gentuza que anda por ahí suelta. Quizá no sea una asociación meramente fortuita. No hay que olvidar el poder corruptor de las riquezas demasiado fácilmente adquiridas. Lo cierto es que ese estridente pero bien avenido dúo de indeseables y fortuna energética ha cobrado en la configuración internacional de nuestro tiempo una importancia estratégica de primer orden. Nunca ha sido baladí, desde la invención del motor de explosión, pero ahora más, mucho más. Ya no es sólo la marcha de las economías y nuestro bienestar los que puedan depender de un aprovisionamiento fluido. Es nuestro sistema, llamado democracia, nuestros valores, inasibles pero estrechamente asociados a la libertad, e incluso nuestras vidas, generalmente muy apreciadas por sus titulares y allegados, amen de objeto de desvelos por parte de nuestros gobiernos.

Cada vez que llenamos los depósitos de nuestros coches, en la gasolinera debería sonar el famoso toque de degüello con el que los trompetas de Santa Anna amenizaban las veladas de los asediados en El Álamo, porque estamos depositando el óbolo que bien podría llamarse de Bin Laden, para honrar a este virtuoso del terror por antonomasia y recordarnos lo que nos tiene preparado a nada que nos descuidemos, como el mejicano hacía con Davy Crockett y los suyos.

Y no sólo financiamos terroristas sino las que antes o después, si alguien que seguro que no será ni Moratinos ni Zapatero no lo remedia a tiempo, llegarán a ser sus armas de elección, las llamadas de destrucción masiva. En laboratorios de Kabul y Kandahar, los socios de número de Al Qaeda, con algunos benefactores científicos paquistaníes, andaban en pos del completo catálogo, experimentando o acopiando información. Habiendo quebrado oportunamente la empresa de Sadam, los coreanos del norte, consumados mercaderes del ramo, de seguro que si la ocasión se presenta estarán dispuestos a vendérselas por un justiprecio que dependerá de la cotización del momento. Los iraníes, magnánimos con los suyos, como insistentemente han demostrado serlo con todos los que luchan por Alá y su reino en este mundo, a pesar de que a ellos nada les sobra, las distribuirán gratis a todos los que den garantías de hacer un buen y eficaz uso. A pesar de que no han sido capaces de reparar plenamente las refinerías que les averió su indeseable vecino allá por comienzos de los ochenta y tienen que adquirir en forma de gasolina parte del petróleo que exportan, no reparan en sacrificios y penalidades internacionales, estas últimas casi exclusivamente de boquilla, para hacerse con un arsenal atómico al servicio de la causa.

Y ahora Rusia, inasequible al desaliento, vuelve una vez más a pasar aviso, ahora vía Bielorrusia, de que nos tiene en un puño y colgando de un precipicio energético.

Caso Rubianes
El ultraje a España de Montilla
Daniel Sirera Libertad Digital  29 Enero 2007

El portavoz de ERC en el Parlamento de Cataluña, Joan Ridao, considera que la decisión de la fiscalía de imponer una multa de 21.900 euros a Pepe Rubianes por un delito de ultraje a España "es desproporcionada". Para el principal socio de los socialistas es injusto que "la justicia española persiga a Rubianes y no haga lo mismo con Federico Jiménez Losantos u otros opinadores" que, según Ridao, "incitan al odio diario contra personas, instituciones o partidos políticos catalanes".

Así opina el portavoz del partido al que pertenece el número dos del Gobierno de Montilla. Considera "desproporcionada e injusta" la decisión de la fiscalía porque Ridao, como buena parte de la clase política catalana, coincide con lo expresado por Rubianes en la televisión pública que pagamos todos. Nos hemos acostumbrado a que aquí se puede hacer y decir lo que se quiera (siempre que sea contra España, contra el PP o contra los que no son nacionalistas) sin que pase nada. Y la libertad de expresión también tiene un límite legal. En opinión del fiscal, decir "que se metan a España ya por el puto culo a ver si les explota dentro y les quedan los huevos colgando del campanario", "ojalá les exploten los cojones y se vayan al cielo sus cojones o "que se vayan a cagar a la puta playa con la puta España" constituye un delito de ultraje a España previsto y penado en el artículo 543 del Código Penal. Si Ridao, Montilla o cualquier otro miembro del gobierno tripartito considera que algún ciudadano o algún medio de comunicación cometen un ilícito penal, sólo tiene que presentar una denuncia en los tribunales o ante la fiscalía. Así funciona el Estado de Derecho.

El partido de Montilla ha guardado silencio ante la decisión de la fiscalía pero sus juventudes hablaron en su momento luciendo camisetas con el lema "Rubianes somos todos". Si los socialistas catalanes también se sienten Rubianes deberían asumir, como propia, la denuncia propuesta por la fiscalía. Pepe Montilla es el primer secretario de los socialistas catalanes y en su día no tuvo ningún reparo en posar para la foto junto a los jóvenes de su partido que, como Ridao y tantos otros, también se sienten Rubianes.

Daniel Sirera es portavoz adjunto PP en el Parlamento de Cataluña

CUANDO YA NADA SE RESPETA...
Blog de Rosa Díez 29 Enero 2007

Este es el estado en que quedó la tumba de Gregorio Ordóñez después de que unos bárbaros educados en el odio y el la mentira la violaran en la tarde del sábado. Ayer domingo esta noticia ocupaba páginas interiores en la mayor parte de los diarios. En todos ellos se ponía el énfasis en el hecho de que los autores eran menores. En todos ellos la información se daba con una breve reseña, en una esquina de una de las varias páginas dedicadas a informar sobre la actualidad de la política vasca: la "suerte" de Ignacio de Juana Chaos, la rebelión del Gobierno Vasco ante la Justicia, las declaraciones de la llamada izquierda abertzale, el sumario 18/98 y su futuro tras la nueva doctrina Garzón, el acto de exaltación del Lehendakari organizado por Josu Jon Imaz, (el moderado), la apelación de los Jueces al necesario sometiemiento de todos los ciudadanos al imperio de la ley...

Todas esas noticias tienen un denominador común: este es un país --me refiero a España-- en el que se discuten cada día los principios constitucionales como si se tratara de opiniones. Las leyes --véase la de Partido-- son adjetivadas como "excepcionales" por un Gobierno que tiene la obligación de cumplirlas y hacer que se cumplan; el intento de suicidio se homologa con la enfermedad terminal; las decisiones de los tribunales son puestas en entredicho por el máximo responsable de la Justicia; los nombres --y las fotografías-- de quienes determinaron el mantenimiento en prisión de Ignacio de Juana Chaos son publicados con todo lujo de detalles; los pormenores del "caso" del terrorista que lanzó --y mantiene-- un chantaje al Estado, ocupa páginas enteras; editorialistas, columnistas y políticos varios discuten en público sobre la "conveniencia" de que los poderes públicos y sus representantes estén sometidos --o no--. al control jurisdiccional. O sea, este es un país en el que todo, todo, está sometido a la coyuntura política. Nada ni nadie está a salvo. El famoso "¿Que hay de malo en ello?" con que nos obsequiera el lehendakari para sacar adelante su nunca olvidado Plan soberanista parece haberse impuesto al común de los mortales.

Y en este clima de confusión, en el que todo vale, la noticia más espeluznante del día, la que ofrece la verdadera imagen del país en que vivimos, pasa a páginas interiores y ocupa menos espacio que la reivindicació n de los vecinos de un barrio vizcaíno que protestan por la expansión urbanística. Se ha violado la tumba de un representante político asesinado por ETA y esa noticia apenas ha merecido el comentario de los dirigentes políticos... Está el clima tan encanallado en España, tan turbio, que nos "escandalizamos" por las cosas que en otros países ni siquiera se discutirían; pero no somos capaces de reaccionar colectivamente ante actos de barbarie e indignidad como la violación de la tumba de Gregorio Ordoñez; un acto tan grave y tan obsceno que sería impensable en ningún país de nuestro entorno. Parece que España ha vuelto a ser diferente...

No es la primera vez que la familia Ordoñez sufre la persecución de los asesinos de Gregorio. A su hermana Consuelo le insultaban por la calle los que presumían de ser los amigos de los asesinos; el balcón de su casa siempre estaba chamuscado; el portal de su vivienda, siempre lleno de pintadas amenazantes. Una de ellas, la más sangrante, la más repetida: "Devuélvenos la bala de tu hermano; nos va a hacer falta..." . ¡Cuanta demostración de humanismo y de compasión hacia los criminales y qué poca piedad hacia las víctimas!. Lo que ocurre no es casual. Es el síntoma de la enfermedad; es la demostración de lo bajo que hemos caido. La salud democrática de una sociedad que observa impávida cómo se humilla a las víctimas mientras se compadece a los verdugos está, esta sí, en estado terminal.

Consuelo, Ana, lo siento. Un abrazo.

JOSU TERNERA NO ACUDIÓ A LA ÚLTMA REUNIÓN
Los enviados de Zapatero tuvieron que recurrir a los ficheros policiales para identificar a los interlocutores de ETA
Al último encuentro oficial mantenido ente los representantes del Gobierno y ETA no acudió Josu Ternera. Según desvela El Mundo, los enviados de Zapatero no recocieron a uno de los negociadores y tuvieron que "cotejar fotos y alias con las Fuerzas de Seguridad para concretar la identidad de los interlocutores". Tras ese encuentro, interpretaron que por el hecho de haberse celebrado ETA estaba dispuesta a mantener su alto el fuego. Dos semanas después los etarras volaron el aparcamiento de la T-4 y mataron a dos ecuatorianos.
Libertad Digital  29 Enero 2007

La información de Ángeles Escrivá en El Mundo sostiene que, al menos en la última reunión de diciembre, ETA cambió a sus interlocutores habituales. Entonces no acudió a la cita Josu Urrutikoetxea, Josu Ternera. En su lugar acudió otro negociador etarra al que los enviados de Zapatero no reconocieron. Pese a esto, consideraron que la reunión "encerraba todas las garantías requeridas" y decidieron continuar. Tras el encuentro, tuvieron que recurrir a los archivos policiales para "cotejar fotos y alias con las Fuerzas de Seguridad del Estado para poder concretar la identidad de los interlocutores".

La noticia identifica como probables representantes del Gobierno, según fuentes policiales, a los socialistas Jesús Eguiguren y Francisco Egea. También al ex fiscal general del Estado, Javier Moscoso. Su conclusión tras el encuentro fue que la banda mantenía su alto el fuego, "al menos, a corto plazo". Fue una interpretación porque, matiza Escrivá, los etarras "no garantizaron expresamente a los enviados del Gobierno que no fueran a romper la tregua". Se limitaron a apuntar que "mantenían los canales abiertos y dieron a entender con ello que, por el momento, no tenían de qué preocuparse".

Sobre la ausencia de Josu Ternera en esa reunión, que probablemente se volvió a celebrar en Oslo, el Gobierno tenía en su poder desde antes del verano informes en los que los más radicales de la banda terrorista habían advertido a su dirigente sobre la necesidad de verificar la intención del Gobierno de "dar pasos en el proceso". Poco después se constató que su autoridad ya no era tal.

Concluye El Mundo que los expertos creen que Josu Ternera decidió no acudir a la última reunión "porque quería preservar su eventual papel futuro de negociador" y "porque ya sabía lo que se estaba preparando en diciembre, en Madrid, a pocos días del encuentro".

UN INFORME PRUEBA SU FALSO TESTIMONIO EN LA COMISIÓN DEL 11-M
Hernando ocultó que la UCO seguía controlando a Trashorras y Toro pese a que cedió la investigación a Asturias
El diario El Mundo publica este lunes una prueba más de que Félix Hernando, coronel jefe de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, cometió falso testimonio ante la comisión parlamentaria del 11-M. Compareció el 20 de julio de 2004. Entonces afirmó que fue en febrero de 2003 cuando su unidad había dejado de controlar a Suárez Trashorras, el que acumula una petición mayor de cárcel en el sumario de la masacre, y a Antonio Toro. Sin embargo, hay varios informes posteriores de la UCO que detallan todos los pasos del ex minero y su ex cuñado en el tráfico de explosivos, armas y drogas. Recoge, ya un año antes del 11-M, la intención de los dos procesados de vender una importante cantidad de Goma 2.
Libertad Digital  29 Enero 2007

Se trata del informe de la UCO con fecha del 6 de marzo de 2003, clave "MAL COM 016" y referencia "TK". Está dirigido a la Comandancia de Oviedo de la Guardia Civil y en el apartado "asunto" consta que es una "ampliación de información sobre depósitos de explosivos". Todos estos datos son los que desvela este lunes en El Mundo Antonio Rubio. Y explica que ese informe detalla "la llegada a Madrid, desde Asturias, de Antonio Toro y un tal Emilio con el fin de vender una importante cantidad de Goma2, comprar una pistola y dos fusiles de la marca rusa Kalasnikov, adquirir una importante cantidad de hachís y encargar la eliminación de una persona".

De este documento nada dijo el coronel Hernando durante su comparecencia en la comisión del 11-M. En su intervención se dedicó a desvincular a su unidad de Suárez Trashorras y Antonio Toro y descargó toda la responsabilidad en la Guardia Civil de Asturias. Sin embargo, el documento prueba que la UCO siguió controlando al ex minero y su ex cuñado pese a que la investigación ya estaba en manos de la Guardia Civil de Asturias.

Ante la comisión, Hernando sostuvo que el tráfico de explosivos que habían investigado "era de ámbito local, reducido a la Comunidad Autónoma de Asturias" y que por este motivo remitió sus informaciones "al coronel jefe de la zona de Asturias para que continuara con las investigaciones".

Entonces apuntó que "la competencia en la continuidad de la investigación es de la zona de Asturias y no de la UCO". Por eso explica que trasladó todos los datos al jefe de la zona de Asturias el 27 de febrero de 2003. "Y cerramos el documento", detalla en la comisión. Ahora ha trascendido que hay un informe posterior que, según apunta Antonio Rubio, "se explica que Antonio Toro y Emilio Suárez Trashorras se movían con total impunidad por Madrid y que llegaron hasta la provincia de Cádiz. Es decir, que las fechorías que llevaban a cabo los asturianos eran de ámbito nacional y no comunitario o provincial".

OCHO MENORES Y TRES ADULTOS
La Audiencia Nacional imputa por terrorismo a once proetarras tras el ataque contra la tumba de Gregorio Ordoñez
El ex presidente del Gobierno acudió este viernes a una ofrenda floral en memoria del concejal del PP Gregorio Ordóñez con motivo del duodécimo aniversario de su asesinato por ETA. Allí, Aznar acusó al Ejecutivo de Zapatero de querer un pacto "de mínimos" para mantener el proceso "a prueba de bombas". El PSOE y el Gobierno llamaron "miserable" y "caradura" al presidente de FAES por su discurso contra ETA. Horas después, los proetarras atacaron la tumba de Grerorio Ordóñez. La Audiencia les ha imputado un delito de terrorismo. Según informó el Departamento de Interior, son once las personas relacionadas con este ataque, entre ellos ocho menores.
Europa Press Libertad Digital 29 Enero 2007

El ataque de este sábado culminó con la identificación por parte de la Ertzaintza de ocho menores, acusados de ocasionar destrozos en los ornamentos florales depositados sobre la tumba, mientras que otros tres adultos, de entre veinte y veintiún años de edad, fueron identificados este domingo también como participantes en los hechos.

La investigación iniciada durante este sábado por la tarde, tras la identificación de ocho menores de edad como supuestos causantes de los daños sufridos por los ornamentos de la tumba de Gregorio Ordóñez, continuó durante este domingo con la identificación de otras tres personas, también presuntamente implicadas en los hechos. Se trata de tres jóvenes, con edades comprendidas entre los veinte y los veintiún años que, presuntamente, habrían participado también en los hechos investigados.

Según el atestado elaborado por los investigadores policiales, los tres jóvenes identificados este domingo, que ya han prestado declaración en dependencias de la Ertzaintza, habrían sido los autores de los incidentes de orden público que tuvieron lugar a primera hora de la tarde de este sábado en Egia, con el cruce de varios contenedores en las vía pública. Supuestamente, la intención de los tres jóvenes era atraer la atención de la Ertzaintza mientras los menores perpetraban el ataque en el cementerio de Polloe.

Los tres jóvenes fueron citados este domingo por la mañana en dependencias de la Policía vasca para responder de los hechos ocurridos, hechos que la Ertzaintza ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores y que, finalmente, han derivado en una imputación por parte de la Audiencia Nacional para los once implicados por hechos relacionados con la actividad terrorista. La Audiencia Nacional ordenó a la Ertzaintza que le remita todas las diligencias incoadas por los presentes hechos.

España
Los pistoleros de ETA se entrenaron en la tregua para cometer atentados mortales
En los cursillos, que se impartieron en Francia, los terroristas fueron instruidos en el uso de bombas destinadas a matar - La banda da prioridad a los ataques con explosivos o granadas frente a los que requieren armas
J. M. Zuloaga La Razón 29 Enero 2007

Madrid- La detención, la pasada semana en Gerona, del presunto etarra Iker Aguirre, ha permitido a las Fuerzas de Seguridad conocer datos precisos sobre los cursillos que, durante el alto el fuego, ha impartido la banda para la formación de nuevos pistoleros. La conclusión es clara: les han enseñado a cometer atentados con muertos. Las bombas-lapa y los coches bomba accionados con mandos a distancia, que ahora tienen un mayor radio de actuación, los utiliza ETA para cometer asesinatos y a Aguirre le enseñaron, antes de entrar en España, a montar estos artefactos.

Las instrucciones que traía el terrorista detenido en Gerona han confirmado lo que ya se sabía tras el hallazgo por parte de la Ertzaintza de dos «zulos» en las localidades vizcaínas de Amorebieta y Atxondo. Las ampollas de mercurio eran para la activación de las bombas-lapa, mientras que el artefacto de carga direccional, ya preparado para ser dirigido como si fuera un cañón contra un objetivo, forma parte de los «modelos» con los que trabaja ETA. En ambos casos, se utilizan para matar a personas.

Hexógeno y pentrita
Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, la banda ha utilizado el alto el fuego, además de para negociar con los representantes del Gobierno, para impartir esos cursillos de cuyo contenido, conocido ahora, se deduce que en las campañas de atentados van a dar prioridad a los cometidos con bombas y granadas frente a aquellos en que se tienen que utilizar armas, cortas o largas, sin que una cosa excluya a la otra.

Tal y como adelantó este periódico en su edición del pasado sábado, la banda ha perfeccionado un explosivo, llamado «anfoal», del que se presume que puede tener un gran poder destructivo ya que es un derivado reforzado del amonal y amosal, que siguen utilizándose como se demostró en el atentado de Barajas. El hexógeno, que también fue usado en esta acción criminal, forma parte de una larga lista de reforzadores, entre ellos la pentrita -recientemente fueron halladas varias bolsas en Francia, cerca de la frontera con España-, en cuyo manejo la banda ha instruido también a sus nuevos terroristas.
Hay otros explosivos, no conocidos hasta ahora, que ETA señala con una clave y un número. Sorprende, según las citadas fuentes, que mientras en España se decía que el «proceso» iba bien y se insistía, como ahora, en lograr la «paz» por la vía del diálogo, los cabecillas dedicaran tanto tiempo a «inventar» nuevos ingenios para matar.

Las granadas, en sus modalidades de contra carro y contra personal, han sido objeto de estudio en los cursillos (así como las que se lanzan desde un fusil). Estos artefactos han sido utilizados por la banda para atentar contra acuartelamientos de las Fuerzas de Seguridad. Se colocan en una «lanzadera» y son activados mediante un temporizador que permite a los terroristas estar lejos del lugar en el momento elegido para el atentado.

En lo que a los «comandos» se refiere, no existen grandes novedades respecto a lo que ha sido el modelo de actuación en el pasado. Los «liberados» (fichados y a sueldo de la organización) tienen que dedicarse, además de a cometer atentados, a formar a los «legales» sobre el terreno y los tienen que captar, sobre una lista prefijada por la banda, en sus zonas de actuación. ETA pretende crear, si es que no lo ha hecho ya, complejos de varias células en «estrella»: de un grupo central, en el que están los «liberados» -que deben ser los «maestros» de los que aprendan los demás-, dependen varios de «legales» a los que se enseña a cometer atentados, a prestar apoyo directo o a obtener información sobre futuros objetivos.

En los cursillos se ha dedicado especial atención a las medidas de seguridad, tanto si los etarras están en Francia o en España; a la forma de alquilar los pisos, si van a ser para poco tiempo (un atentado por ejemplo) o estancias prolongadas, y las zonas más recomendables para hacerlo; la actitud que se debe adoptar con los vecinos; los lugares en los que se han de mantener las citas con otros miembros de la banda y hasta la forma de andar por la calle. Naturalidad y puntualidad son, entre otras, las cualidades que se les exigen.

Como se ha demostrado en muchas de las últimas detenciones o hallazgos de «zulos», las zonas montañosas son las preferidas para las reuniones aunque, cuando entran en acción, se tengan que mover por ciudades y pueblos.

Las últimas detenciones, entre ellas la de Iker Aguirre, han servido para demostrar que la banda se sirve de todos los medios para buscar datos sobre sus objetivos y que utiliza la prensa, la radio y la TV, internet y publicaciones especializadas en las Fuerzas de Seguridad, para buscar fotografías de futuras víctimas. La dirección del domicilio y la del trabajo, los itinerarios que utiliza, matrícula del coche e incluso si practica de forma regular algún deporte u otra afición, son datos imprescindibles para que los terroristas puedan cometer un atentado con éxito. En los cursillos impartidos en Francia se ha insistido en todo ello.

La detención de Iker Aguirre, gracias a una buena planificación del trabajo policial, ha evitado que este individuo llegara a Valencia para preparar atentados contra la Copa América de vela, que se desarrollará entre los meses de abril y julio.
El hecho de que ETA haya enviado ahora a este individuo, que hoy pasará a disposición judicial, es un dato a tener en cuenta para conocer las intenciones de la banda.

Son muchos los expertos que creen que esperará hasta el mes de marzo, cuando se cumpla un año del alto el fuego, para anunciar la ruptura «oficial» o la continuidad de la tregua. Los terroristas aún confían en que el Gobierno les ofrezca algún tipo de alternativa para que Batasuna pueda concurrir a las elecciones de mayo. De ser así, mantendrían el alto el fuego y, en caso contrario, lo darían por finalizado. Por si acaso, ya han enviado varios comandos a España.

ETA se prepara para cometer un gran atentado en los proximos tres meses
Reportero Digital 29 Enero 2007

El terrorista Iker Aguirre, detenido la pasada semana, ha confesado que un objetivo de ETA era atentar en Valencia durante la celebración de la Copa América, tal y como adelantó el pasado jueves en exclusiva Periodista Digital, y que su misión era montar una estructura estable en la zona, desde la que operaría la banda.Iker

Además, el etarra, detenido en Portbou (Gerona) cuando viajaba desde Perpiñán hacia Barcelona, ha confirmado que el objetivo de ETA es preparar un atentado de grandes dimensiones durante los próximos tres meses.

La banda justifica su violencia porque no confía en que el proceso de paz con Zapatero vaya a salir adelante. Ante esta tesitura va a recrudecer sus actuaciones y su intención es preparar grandes atentados en los próximos meses.

De hecho, este afán por preparar un atentado durante la celebración de la Copa América en Valencia responde a que 'Txeroqui' es muy escéptico respecto con las posibilidades de alcanzar un acuerdo satisfactorio para los etarras con el Gobierno de Zapatero.

Ante este pesimismo en la cúpula de ETA, el etarra detenido tenía como objetivo recabar información para preparar el atentado en Valencia durante la celebración del evento deportivo.

Por eso, ha reconocido que se desplazaba hasta esta localidad para conseguir información sobre el puerto valenciano e iniciar una operación de gran envergadura que tuviese una gran repercusión nacional e internacional.

Al mismo tiempo, la intención de Aguirre era recopilar datos sobre las diferentes delegaciones internacionales que se darán en la localidad valenciana durante la celebración de la prueba.

Además, Aguirre tenía entre sus planes crear una estructura estable de la banda terrorista en un punto de la costa mediterránea, desde Cataluña a Andalucía, y despertar el terror en los próximos meses con atentados de tremendas dimensiones.

LA COPA AMÉRICA, OBJETIVO PRIORITARIO
Esta estrategia iba a comenzar en con la Copa América. Aguirre ha confirmado que viajaba a Valencia para recabar toda la información sobre el puerto y las instalaciones donde se iba a celebrar el acontecimiento deportivo y que las intenciones de la banda terrorista era preparar un atentado de grandes dimensiones.

ETA había planeado atentar durante la Copa América por la numerosa presencia de personalidades internacionales. 'Txeroqui' había dado la orden de atentar sin ningún pudor y Aguirre, un proscrito por la kale borroka, violencia callejera, iba a cumplir con este propósito cuando la semana pasada fue detenido.

Además, esta ofensiva de la banda terrorista en el litoral mediterráneo se iba a completar con una campaña de mochilas bombas en Alicante durante el verano. Como ha reconocido Aguirre, el objetivo de la banda con este nuevo ataque era provocar un caos en zonas de pleno interés turístico y durante épocas en la que la afluencia de turistas es máxima.

El TC se enfrenta de nuevo dividido a la recusación de Pérez Tremps
NIEVES COLLI. MADRID. ABC 29 Enero 2007

Resolver los recursos de inconstitucionalidad presentados por el Partido Popular, el Defensor del Pueblo y varias Comunidades Autónomas contra el Estatuto de Cataluña es en estos momentos prioridad absoluta en el Tribunal Constitucional. La decisión sobre el fondo -es decir, la que determinará el encaje constitucional de la norma autonómica- deberá estar lista en los próximos meses aunque, según algunas fuentes, no será antes de las elecciones municipales.
La decisión que el Tribunal Constitucional adopte sobre el Estatuto es de vital trascendencia política, pues las reformas estatutarias -con la catalana como punta de lanza- son elementos esenciales para el diseño de un nuevo modelo de Estado y uno de los pilares en los que se ha basado la labor del Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero.

El fracaso del «proceso de paz» y de la negociación con ETA tras el atentado mortal del pasado 30 de diciembre y, con él, el fracaso de la política antiterrorista, dotan al Estatuto catalán de más relevancia a un año todavía de la convocatoria de elecciones generales.

De momento, el Pleno del TC no ha entrado en la cuestión de fondo, sino que tiene sobre la mesa la recusación que el PP ha planteado contra el magistrado Pablo Pérez Tremps por su participación en un dictamen jurídico hecho por encargo del Instituto de Estudios Autonómicos (organismo dependiente de la Generalitat) y utilizado después por los ponentes del Estatuto para conocer los límites constitucionales en los que podían moverse en la redacción del texto.

Tras dos jornadas de deliberaciones en las que no fue posible llegar a un acuerdo que contara con el voto a favor de una amplia mayoría del Pleno, los once magistrados -Pérez Tremps, obviamente, no interviene en las deliberaciones- se reunirán de nuevo hoy. Las posibilidades de conciliar las posiciones son pocas, por lo que el Tribunal revive la fractura en bloques que ya experimentó hace un año con la anterior recusación del PP contra Pérez Tremps.

Como hace un año
En aquella ocasión, los populares habían recurrido en amparo la tramitación que la Mesa del Parlamento había decidido dar al proyecto de Estatuto catalán. Entendía el PP que lo que se buscaba era una reforma encubierta de la Constitución. Y entonces, como ahora, recusaron a Pérez Tremps por su labor de asesoramiento.

El intento del PP de apartar al magistrado de la decisión de fondo fracasó. Fue rechazado por ocho votos (los de la presidenta, María Emilia Casas, Guillermo Jiménez, Vicente Conde, Javier Delgado, Elisa Pérez Vera, Eugeni Gay, Pascual Sala y Manuel Aragón) a tres: los de Roberto García-Calvo, Jorge Rodríguez Zapata y Ramón Rodríguez Arribas. Los tres discrepantes redactaron sendos votos particulares.

Dos de los magistrados que rechazaron la recusación (Guillermo Jiménez, nombrado por consenso a propuesta del PSOE y del PP, y Javier Delgado, propuesto por el PP) se mostraron partidarios más tarde -con voto particular incluido- de la admisión a trámite del recurso de amparo del PP. Sin embargo, el Pleno votó por mayoría de siete votos la inadmisión del recurso.

Ahora, la historia se repite. El Pleno del TC se encuentra de nuevo en la tesitura de apartar o no a Pérez Tremps de una decisión que afecta al Estatuto catalán y, después, deberá determinar si el texto -en vigor desde septiembre de 2006- encaja o no en la Carta Magna. El TC ya ha admitido a trámite varios recursos presentados contra el Estatuto.

Fuentes consultadas por ABC aseguran que la situación dentro del Pleno es de gran tensión. La voluntad de la presidenta es la de sacar adelante una resolución que cuente con un amplio respaldo, hecho que serviría para dar cierta imagen de unidad en el Tribunal y que, nadie duda de ello, dotaría a su decisión de una mayor contundencia.

Sin embargo, en este momento las fuerzas están muy equilibradas y, salvo cambios de última hora, la recusación podría rechazarse por un apretado 6 a 5 y contar con otros tantos votos particulares.

Ayuda económica para el Foro Ermua
Manuel Delgado Periodista Digital

Reproduzco este comunicado de los amigos del Foro Ermua, por si a alguien le interesa:

Solicitud de ayuda económica a los colaboradores y amigos del FORO ERMUA para la manifestación del 3-F
Bilbao. 28 de enero, 2007.

Queridos amigos del Foro Ermua:

Aunque algunos de vosotros ya os habéis adelantado, queremos recurrir a todos para solicitaros, como en otros momentos de apuro, vuestra ayuda para cubrir los gastos de la manifestación del 3 de Febrero en Madrid: “Por la libertad. Derrotemos juntos a ETA. No a la Negociación”.

La enormidad de los gastos en que estamos incurriendo para contratar los equipos, materiales y servicios que demandan una movilización de semejante magnitud, nos han colocado ya en estos momentos en un insostenible estado de endeudamiento al que deberemos hacer frente a partir del día 4 de febrero. La futura viabilidad económica de nuestra asociación depende de las aportaciones que recibamos de vosotros en estos próximos días, por lo que nos vemos forzados a apelar nuevamente a vuestra generosidad.

Podéis efectuar el ingreso de vuestros donativos en una de las siguientes cuentas bancarias:

BBVA 0182 0005 14 0011508495
Foro Ermua  (Corresponde a una oficina en Bilbao)

Banco Popular 0075 0353 48 0600389228
Gestoras Cívicas del Foro Ermua  (Corresponde a una oficina en Madrid)

Aprovechamos la oportunidad para comunicaros que el Gobierno Vasco volvió a denegarnos en la convocatoria de 2006 la única subvención solicitada por el Foro Ermua y que el Ministerio de Interior nos ha concedido al Foro Ermua en la última convocatoria (2006) una cantidad de 2.341,61 €. Huelga ningún comentario.

Con nuestro agradecimiento, recibid un fuerte abrazo,

Junta Directiva
Foro Ermua
www.foroermua.com

Nuevo libro de Félix Ovejero:
"Contra Cromagnon. Nacionalismo, ciudadanía, democracia"
www.tolerancia.org
 29 Enero 2007

La relación de una parte de la izquierda española con el nacionalismo es enigmática. A la vez que se declara no nacionalista, defiende todo lo que los nacionalistas defienden...¿ puede ser nacionalista la izquierda?

La izquierda no parece haber comprendido que la obligación de defender el derecho de cualquiera a expresar sus puntos de vista no la obliga a defender tales puntos de vista. Una vez garantizado que cada cual puede contar lo que quiera, empieza la crítica política. Eso es verdad con el nacionalismo como con la Iglesia. Si la crítica no se produce, la pregunta acerca de si la izquierda puede ser nacionalista nos deja ahora en el umbral de otra: ¿Es la izquierda nacionalista izquierda?

Presentación del libro: miércoles 7 de febrero a las 19:30 en el Centro Cívico Pati Llimona (calle Regomir, 3, cerca de la plaza Sant Jaume), Barcelona.

Intervendrán Félix Ovejero, autor y profesor en la UB, Félix de Azúa, catedrático de Estética en la ETSAB, y Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional en la UAB

III Jornadas sobre Terrorismo de la Asociación por la Tolerancia
"El Estado y la sociedad frente a ETA"
www.tolerancia.org  29 Enero 2007

* 8 y 9 de marzo de 2007
* Colegio de Periodistas (Rambla Cataluña, 10, Barcelona)

Jueves, 8 de marzo 19:15 Inauguración y presentación
19:30 - 20:00 Rogelio Alonso
¿Qué modelo antiterrorista frente a ETA?. Lecciones desde la perspectiva comparada.
Profesor Investigador Ramón y Cajal, Universidad Rey Juan Carlos.

20:00 - 20:30 Carlos Fernández de Casadevante
La Ley de Partidos: ¿son legítimas todas las ideas?
Catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales, Universidad Rey Juan Carlos.

20:30 - 21:00 Javier Gómez Bermúdez
La respuesta judicial frente a ETA.
Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.
21:00 - 21:30 Coloquio

Viernes, 9 de marzo 19:15 Presentación
19:30 - 20:00 José Manuel Mata
El entorno de la organización terrorista: ¿Qué es ETA?
Profesor Titular de Ciencia Política, Universidad del País Vasco.

20:00 - 20:30 Francisco Llera
La opinión pública, el terrorismo y sus víctimas.
Catedrático de Ciencia Política, Universidad del País Vasco.

20:30 - 21:00 Carlos Martínez Gorriarán
La sociedad civil frente al terrorismo: ¿qué respuesta?
Profesor titular de Estética y Teoría de las Artes, Universidad Complutense.

21:00 - 21:30 Coloquio



Recortes de Prensa   Página Inicial