AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 5 Marzo   2007

Cuestión de Estado
Por Xavier Pericay ABC 5 Marzo 2007

EL pasado 21 de febrero, la UNESCO celebró el Día Internacional de la Lengua Materna. No era la primera vez. Desde el año 2000, y atendiendo a una resolución de su 30ª Conferencia General, cada 21 de febrero la organización celebra que los seres humanos tenemos, como mínimo, una lengua materna. ¿Y cómo lo celebra?, tal vez se pregunten ustedes. Pues sin grandes alardes, la verdad: mediante debates y conferencias, y difundiendo de forma invariable un mensaje de su director general, Koichiro Matsuura, donde se suele insistir en que las lenguas han de preservarse y en que el uso de las maternas en la enseñanza debe propiciarse desde la más tierna edad. Por supuesto, Matsuura no se limita a expresar públicamente esos anhelos, sino que también apremia a los Estados miembros de la organización a que pongan en práctica en sus territorios respectivos las medidas necesarias para satisfacerlos.

Como todo el mundo sabe, España es uno de esos Estados. Pero España no tiene política lingüística. Tiene, hasta cierto punto, política educativa, y puede que tenga incluso política cultural; pero carece de política lingüística. Lo cual no significa que el Estado se desentienda de la suerte de las lenguas españolas. Difícilmente podría hacerlo: la Constitución prescribe en su artículo tercero que «la riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección». Ocurre, sin embargo, que el Estado, confiado y generoso, delega el mandato constitucional en las Comunidades Autónomas. No en todas, es cierto; sólo en aquellas donde, aparte del castellano, existe otra lengua oficial. Y, claro, esas Comunidades Autónomas, aunque también sean Estado, desarrollan una política parcial e interesada, atenta en cada caso a una realidad idiomática particular. De ahí que en España no quepa hablar de política lingüística, y sí de políticas lingüísticas. Y de ahí que algunos gobiernos autonómicos puedan abusar, en el ejercicio de esas políticas, de la confianza y la generosidad de que son depositarios.

Ni que decir tiene que semejantes abusos se dan básicamente allí donde manda el nacionalismo. Y, sobre todo, allí donde lleva décadas mandando. El nacionalismo concibe la lengua como algo privativo, idiosincrásico, como una seña de identidad. Y no cualquier lengua, por supuesto; sólo la que el mismo nacionalismo, en sus discursos y en sus leyes, califica de propia. Para entendernos: el catalán, el vascuence o el gallego, según la Comunidad de la que estemos tratando. Esa idea de propiedad, que las formaciones nacionalistas asocian al territorio y a unos supuestos derechos históricos, y no a los hablantes -o, cuando menos, no al conjunto de los hablantes-, es la que legitima la prevalencia de un idioma sobre otro. La prevalencia administrativa, claro está, dado que fuera de allí, fuera de los ámbitos sobre los que la Administración autonómica tiene potestad -eso es, organismos públicos, enseñanza pública y concertada, y medios de comunicación públicos-, no existe otra regulación del uso lingüístico que la que alcanzan a fijar la necesidad, el interés o la simple ganancia.

Con todo, ese desajuste entre lo oficial y lo que no lo es, entre lo que se sufraga con fondos públicos y lo que sólo atiende al libre juego de las transacciones privadas, aun cuando produce cierto efecto compensatorio -puesto que el predominio de la llamada lengua propia en el campo institucional queda contrarrestado en parte por la supremacía del castellano como lengua de comunicación social-, no deja de acarrear a un tiempo serios problemas. Así, nadie duda que en Cataluña, el País Vasco y Galicia -si bien en esta última Comunidad todavía con alguna laguna, que el nacionalismo gobernante se apresta a subsanar- los dos anhelos expresados por el director general de la UNESCO se cumplen a rajatabla en lo tocante al idioma privativo de la región. Por un lado, los gobiernos autonómicos realizan enormes esfuerzos y dedican grandes partidas del presupuesto a preservarlo; por otro, el sistema público de enseñanza garantiza que ningún niño cuya lengua materna sea el catalán, el vascuence o el gallego vaya a ser escolarizado, contra su voluntad, en el otro idioma oficial.

No ocurre igual, en cambio, con el castellano. Por supuesto, en estas Comunidades no existe denuedo alguno por preservarlo, lo cual, si bien se mira, es tan lógico como intrascendente, por cuanto al idioma no le hace ninguna falta. Lo que ya escapa a toda lógica -excepto a la del nacionalismo- y resulta no sólo trascendente, sino de todo punto inaceptable, es que haya ciudadanos que no puedan escolarizar a sus retoños en castellano, siendo ésta una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad y la materna de gran parte de la población. Dicha situación se da mayormente en Cataluña, donde la generalización por decreto de la inmersión lingüística en Primaria y el concienzudo raspado de cuantas adherencias al castellano seguían produciéndose en Secundaria, han acabado convirtiendo la enseñanza obligatoria en un cultivo exclusivo del catalán. En el País Vasco la realidad es algo distinta, así en la calle como en las aulas. Con todo, el sistema educativo, cuya estructuración inicial en tres modelos, dos monolingües y uno bilingüe, parecía atender a la libre elección de los ciudadanos, ha ido comprimiéndose con el tiempo, hasta el punto de que hoy en día ya sólo permanecen dos en activo, el monolingüe en vascuence y el bilingüe, si bien este último con una presencia cada vez más menguada del castellano. El caso de Galicia, finalmente, es el más respetuoso con la propia situación lingüística de la Comunidad, quizá porque el nacionalismo lleva sólo año y medio en el Gobierno. Aunque ese respeto, concretado hace poco en un gran acuerdo entre las tres fuerzas políticas con representación parlamentaria -un acuerdo que prevé una presencia equilibrada de castellano y gallego en los ciclos educativos obligatorios-, tiene también su lunar: la creación de una red pública de galescolas, para niños de hasta tres años, dependiente de la Vicepresidencia -del BNG- y no de la Consejería de Educación -del PSdG-, y en la que un tercio del horario semanal se va a impartir, como mínimo, en gallego. Y ya sabemos que esos mínimos, sobre todo en manos de los nacionalistas, no son nunca máximos.

En resumidas cuentas, el Estado lo tiene crudo si debe satisfacer los anhelos de Koichiro Matsuura. En España, a día de hoy, muchos niños castellanohablantes no pueden ser escolarizados en su lengua materna, lo que equivale a decir que sus padres no pueden ejercer un derecho tan básico como es el de escoger libremente el idioma en que quieren que se eduque a sus hijos -idioma que, en este caso y para más inri, es el oficial del Estado-. Y es que, en el fondo, no estamos ante un problema de lengua materna. O no únicamente. Estamos ante un problema de libertad. Lo que el Estado, en cualquiera de sus formas, ha de garantizar por encima de todo es que este derecho lingüístico pueda ejercerse en cualquier parte de España, que la oferta educativa se ajuste a la demanda y no al revés. Se trata, qué duda cabe, de una cuestión de Estado. Y lo cierto es que mal andamos si un intento tan pacato como la reciente iniciativa ministerial de introducir en la Primaria catalana una tercera hora de enseñanza del castellano ha obtenido la respuesta que ha obtenido por parte de la Generalitat. Sí, mal andamos. Y quien mal anda, mal acaba.
XAVIER PERICAY
Escritor

Navarra, el precio de la traición
Jaime Ignacio del Burgo El Mundo  5 Marzo 2007

Cuarenta y ocho horas después de la excarcelación del sanguinario De Juana Chaos, el Gobierno ha vuelto a dar otra muestra inequívoca de que no hay nada que le detenga en su voluntad de continuar «como sea» el proceso de claudicación abierto por Rodríguez Zapatero so pretexto de amar la vida por encima de todas las cosas. El fiscal general del Estado, una vez más, ha mirado para otro lado, no sólo para satisfacer los deseos del Gobierno, sino por seguir fielmente la desatinada doctrina jurídica del juez Baltasar Garzón, que pretende hacernos creer que una cosa es la izquierda abertzale y otra muy distinta Batasuna.

A tenor del criterio de Garzón, el hecho de que en Pamplona la plana mayor de Batasuna hubiera presidido el mitin celebrado el pasado sábado en el pabellón del Anaitasuna e intervenido en él los principales dirigentes del partido disuelto, no lo convertía en un acto ilegal. Tampoco les ha importado nada a los responsables de hacer cumplir la ley que los organizadores del acto lo hubieran venido anunciando como el acontecimiento más relevante de la izquierda abertzale desde que, en noviembre de 2004, Batasuna hiciera pública en Anoeta su propuesta para resolver el conflicto.

No hubo en el Anaitasuna grandes novedades, salvo un aurresku en minifalda. Pero la lenidad gubernamental y del juez Garzón ha servido para que Batasuna haya puesto de manifiesto que el oscuro deseo del entramado etarra se concentra a corto plazo única y exclusivamente en Navarra. Otegi dejó bien sentado que aspiran a crear un nuevo «marco democrático para Euskal Herria» y a conseguir un «Estado vasco, socialista y euskaldún». Emplazó al presidente del Gobierno a tener un nuevo gesto de valor y negociar, «con responsabilidad política y ambición histórica», la creación de una «autonomía política» formada por los territorios de la Comunidad Autónoma Vasca y la de Navarra, y le regaló un caramelo envenenado: con Navarra dentro, el «conflicto político» quedaría resuelto. El ejercicio del derecho a la autodeterminación puede esperar. Para los terroristas, subyugar a Navarra es lo único importante.

Abundando en esta idea, Otegi proclamó que Navarra es «el pilar de Euskal Herria» y que, «sin Navarra, no queremos nada, nada, nada. Preferimos una autonomía de cuatro territorios para comprar garbanzos que una autonomía de tres territorios envuelta en un celofán de más y más competencias».

Batasuna ha enseñado sus cartas. Ya sabemos lo que quiere a corto plazo: Navarra dentro de Euskal Herria. ¿Y el Gobierno? Tengo la absoluta convicción de que Zapatero intentará convencer a la opinión pública de que Batasuna ha dado un gran paso hacia la paz. Cuando en junio del pasado año acudió al zaguán del Congreso para anunciar la apertura de las negociaciones con ETA, ya expresó su decisión de autorizar la creación de una mesa extraparlamentaria de agentes políticos, sociales, económicos y sindicales para negociar un nuevo estatus político para el País Vasco. Esto es, ni más ni menos, lo que le exige Batasuna. En consecuencia, a nada que ETA garantice que mientras se dialoga no habrá más atentados, al presidente dará paso a la constitución de esa mesa de Euskal Herria.

Zapatero manifiesta muy poco aprecio por Navarra. Ha hablado y está dispuesto a seguir hablando con terroristas, pero no ha sido capaz de recibir al presidente de la Comunidad Foral para informarle acerca de sus verdaderas intenciones. Cuando se le pregunta sobre Navarra, repite una y otra vez que respetará la voluntad de los navarros. Sin embargo, el presidente está empeñado en echar a UPN del Gobierno de Navarra en las elecciones de mayo.Para eso le basta con que, aunque sea por la mínima, el partido fuerista no logre la mayoría absoluta. En tal caso, podrá formarse un «gobierno de progreso» fruto de la coalición de socialistas y los integrantes del frente nacionalista cobijados bajo Nafarroa Bai (Aralar, Eusko Alkartasuna, el Partido Nacionalista Vasco y Batzarre). Dando por supuesto que los proetarras estarán presentes de una u otra forma en las elecciones, el candidato socialista necesitará además el voto de la izquierda abertzale.

A Zapatero no le importan en absoluto las devastadoras consecuencias que tendría para el mantenimiento de la identidad de Navarra y su condición española, así como para el progreso y el bienestar de los navarros, un gobierno sextapartito -sin contar Batasuna- con ideologías y programas heterogéneos y contradictorios. Los socialistas replican que todo esto son monsergas patrioteras de una derecha que se envuelve en las banderas de España y de Navarra porque teme perder el poder.
Pero no son elucubraciones interesadas. El pasado 15 de enero, en el transcurso del debate en el Congreso sobre el atentado de Barajas, Zapatero hizo público su idilio político con la diputada Barcos al anunciar su voluntad de llegar a acuerdos y entendimientos futuros con Nafarroa Bai por compartir plenamente su visión sobre Navarra.

Mucha gente se pregunta: ¿qué se puede hacer para evitar que Navarra sea el precio de la traición? Mi respuesta es invariable.Trabajar de forma incansable para convencer a la mayoría sociológica de Navarra, radicalmente contraria a la rendición ante Euskadi, de que la única garantía de que nadie pueda pagar tal precio reside en renovar, por mayoría absoluta, la confianza en el actual Gobierno foral en el próximo Parlamento. Por encima de consideraciones ideológicas o de partido, está el destino de Navarra. Y no se olvide que en una sociedad democrática las urnas tienen la última palabra.

Zapatero no es el único culpable (recordemos los nombres de los demás)
Pascual Tamburri elsemanaldigital 5 Marzo 2007

La liberación de Ignacio De Juana Chaos ha indignado a bastante más de media España. Personas de toda edad y condición, a veces casi sin conocerse, se confiesan mutuamente la rabia, la frustración, el sentimiento de impotencia ante la injusticia. Zapatero ha humillado en público los sentimientos de los españoles, y la gente ha reaccionado con furia, de momento contenida. Además no han necesitado de partidos ni de instituciones para movilizarse, como la Pamplona libre demostró el pasado viernes.

No dispersemos el fuego: es de Zapatero, y sólo de él, la decisión de sacar al etarra a la calle. Cierto es que la condena cumplida por sus veinticinco asesinatos es la establecida por las leyes y los tribunales: es legal, aunque no justa. En este momento su encarcelamiento depende del Gobierno, en vía administrativa. Precisamente por eso Zapatero es responsable de la victoria etarra, ya que, pudiendo mantenerlo en prisión hasta el cumplimiento íntegro de su pena, lo está soltando.

Zapatero es responsable, en su persona y en su partido. Él ha tomado una decisión política: apuesta por su "proceso de paz", cede a esta exigencia etarra y cederá a otras –como nos anticipó el sábado en Pamplona Arnaldo Otegi, lo siguiente es Navarra- a pesar del riesgo personal y electoral porque cree que, con la "paz" en la mano, el alivio sustituirá a la rabia y le hará vencer en las urnas.

De Juana es sólo una parada camino de la rendición. Algo excepcional en nuestro país; José María Aznar no tuvo entre sus defectos la claudicación ante el chantaje, y eso que la vida entonces realmente en riesgo era la del concejal del PP Miguel Ángel Blanco. Sin embargo, Zapatero tiene un precedente para tanta magnanimidad del Estado, un precedente que en su opinión demuestra su propia inocencia y que, además, nos devuelve al momento histórico más aborrecido por el actual Gobierno: la Transición.

El 15 de octubre de 1977 Adolfo Suárez quiso, el presidente de las Cortes Antonio Hernández Gil firmó y el Rey Don Juan Carlos refrendó la Ley 46/1977. Ley de Amnistía plena para "todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado", con especial atención y facilidades si el móvil era la "reivindicación de autonomías de los pueblos de España" o si el medio eran "actos de expresión de opinión, realizados a través de prensa". Los padres de la Transición quisieron hacer universal el necesario "borrón y cuenta nueva" incluyendo a los terroristas de ETA en el "consenso, concesiones recíprocas y reconciliación" que recordaba nostálgico Gabriel Cisneros en una entrevista de ayer mismo.

Suárez, sin Constitución, quiso abrir a ETA las puertas de la democracia; se le advirtió de que ETA no quería democracia, sino independencia, pero no hizo caso. El resultado es bien conocido, ya que Suárez soltó a todos los criminales multiplicando la capacidad asesina de los terroristas. Ni España ni la justicia ni la democracia ganaron nada con la extensión de la amnistía a los abertzales. La única posibilidad de acabar con el terror sin combatirlo de frente era entonces y es ahora concederle la victoria. Suárez, en sus errores, no llegó tan lejos; Zapatero quiere superarlo en su "nueva Transición".

Así que Zapatero no es el único en el limbo de los ilusos. Suárez se le anticipó, aunque con más razones para equivocarse, como Rodolfo Martín Villa que creía que el terrorismo acabaría al legalizarse la ikurriña. Algunos ilusos de entonces han pagado caros sus errores, como Tomás Caballero, que como concejal de Pamplona colocó la bandera separatista en el Ayuntamiento y que dos décadas después murió asesinado por la misma ETA. Ilusos siguen floreciendo por doquier, como el empresario Antonio Catalán que ayer se nos exhibía con un helador "me encantaría que UPN pactase con el PSN y se desmarcara totalmente del PP". Mientras todos estos pardillos de ayer y de hoy comparten la culpabilidad o la inocencia de Zapatero, ETA avanza sobre Navarra y el Gobierno de España incumple sus deberes esenciales.

Los españoles no tragan con la excarcelación
EDITORIAL Libertad Digital 5 Marzo 2007

La decisión política de excarcelar a Ignacio de Juana Chaos tiene visos de ser el catalizador del profundo enfado de un sector creciente de la población española con la política de Rodríguez Zapatero hacia la ETA. El entreguismo político del Gobierno hacia la banda terrorista, su fiel compromiso de cumplir, en la medida en que lo resistan las instituciones y la sociedad, con las exigencias de ETA y dar así contenido al pacto entre ambos, concita la oposición de un número creciente de españoles. Es más, y lo que es más importante, esa oposición rompe las barreras ideológicas y alcanza a sectores que ideológicamente están más cercanos del PSOE que del único partido de la oposición, el PP.

En una sociedad compleja resulta difícil alcanzar un acuerdo de dos tercios de la gente en alguna cuestión, y hoy la prensa revela que la oposición a la decisión del Gobierno de cumplir con ETA en este punto se hace contra la opinión mayoritaria de los españoles. ¿Es que dos de cada tres personas, las que se oponen a la excarcelación del terrorista, son los clásicos votantes del PP? En absoluto. En esa amplia mayoría hay personas que cubren todos los sectores políticos, regionales y sociales. Sencillamente creen que el Gobierno está yendo demasiado lejos en este asunto, y ni siquiera el imperio mediático a su servicio ha sido capaz de hacerles tragar ruedas de molino. Decisión humanitaria, nos dice el portavoz del Gobierno de los GAL. Con De Juana. Los españoles, sencillamente, por ahí no pasan.

El Gobierno tiene miedo. Con el atentado de Barajas tuvo la mejor oportunidad que hubiera podido imaginar para echarse atrás, convocar nuevas elecciones, y decir a los españoles "lo hemos intentado, pero estos energúmenos no han sabido aprovechar la oportunidad de avanzar hacia la paz, por el diálogo". Muchos le habrían seguido, pero Rodríguez Zapatero ha seguido adelante en su pacto con la ETA. Algo le impide romperlo, y ahora se ve forzado a continuar con él, y a defenderlo ante una sociedad que cada vez está menos dispuesta a comprarle su mercancía averiada. Por otro lado, Mariano Rajoy, que ha elegido un perfil bajo durante estos tres años, lo ha ido elevando lentamente, hasta dar el salto de convocar una gran manifestación contra esta decisión política, para sintonizar con los deseos de la mayoría de la población. Ha elegido su momento; el tiempo dirá si tarde, o en el momento preciso.

El partido socialista responde al momento político apretando un poco más el cordón sanitario que quiere ceñir al Partido Popular, intentando presentarle como un partido de ultraderecha, o condicionado por ella, y con tendencias golpistas y antidemocráticas. Como si hubiera organizado el GAL o hubiera manipulado los atentados del 11-M, poco menos. Es un movimiento de amplio espectro, con un fuerte apoyo mediático, pero difícilmente creíble para cualquier persona razonable. Sólo los más militantes pueden fingir creerlo. La estrategia antidemocrática del PSOE, que quiere expulsar al PP del marco político, se mostró con escasa timidez en el comienzo del Gobierno de Rodríguez Zapatero, a pesar de lo cual ha ido in crescendo. Hemos comprobado que no tienen otra estrategia, y la llevarán hasta sus últimas consecuencias. Pero la sociedad ya no les sigue; han tirado mucho de la cuerda y se ha roto por donde menos les conviene.

De Juana Chaos
Tiro en la nuca al Estado de Derecho
Isabel Durán Libertad Digital 5 Marzo 2007

Diez años después de la llegada del cuerpo agonizante de Miguel Ángel Blanco al hospital Donostia de San Sebastián, entraba por la misma puerta de urgencias el sanguinario terrorista José Ignacio de Juana Chaos. El joven concejal del Partido Popular de Ermua moría poco después a causa de los dos tiros en la nuca que le descerrajaron con una pistola de pequeño calibre para que tuviera una muerte lenta. Le dispararon por la espalda, cuando estaba maniatado y de rodillas. El criminal en serie, en cambio, ha ingresado en el centro por su propio pie convertido en un héroe para la causa etarra, se ha tomado "un caldito" y recibe en su habitación a todo aquel que tiene algo que decir dentro de la "izquierda abertzale", mientras es atendido por el Gobierno vasco "con todo cariño".

A Miguel Ángel Blanco lo mataron a cámara lenta tras 48 angustiosas horas de secuestro por negarse el Gobierno a acceder al chantaje de acercar a los presos de la banda. De Juana Chaos, con veinticinco muertos a sus espaldas, hace bandera de su falta de arrepentimiento y de su humillación a las víctimas cuyo dolor le sirve de alimento y, tras chantajear durante 115 días al Gobierno con su propia vida, ha conseguido su propósito. Zapatero le lleva victorioso a su casa una vez se recupere en el hospital que vio morir a Miguel Ángel Blanco. Alega el cobarde presidente, parapetado en su ministro del Interior y su vicepresidenta, razones legales y humanitarias. Ni una cosa ni la otra son ciertas.

Se trata de una decisión política en toda regla llevada a cabo por el mismo Gobierno que calificaba de "escandalosa", de "escarnio a las víctimas" y de "indignante" la excarcelación de De Juana en 2005, cuando iba a salir a la calle tras cumplir sólo 18 años de una condena de 3.000 años por la aplicación del código penal de 1973. Se le abrió entonces una nueva causa por la imputación de los delitos por amenazas y enaltecimiento del terrorismo en dos artículos publicados en Gara por los que la Fiscalía pedía 96 años de prisión. El Ministerio Público cambió su petición y la rebajó a 4 años. Y, finalmente el Tribunal Supremo lo ha condenado a tres años de cárcel. Sin embargo, Zapatero obvia la resolución del Alto Tribunal y le manda prematuramente a casa cuando todavía le falta un año de cárcel por cumplir, amén de los privilegios y retruécanos legales carcelarios para forzar su envío al País Vasco. Añade el presidente que así no habrá más muertos por el terrorismo. ¿Ahora De Juana es víctima del terror?

Con ser tremendas las mentiras de un Gobierno felón y cobarde, más pavoroso resulta aún el cerrado aplauso con el que le ha recibido el Comité Federal del PSOE. El máximo órgano entre congresos del partido fundado por Pablo Iglesias aplaude así el tiro en la nuca al Estado de Derecho dado, no por los terroristas, sino por Zapatero. El silencio y la total falta de crítica del sanedrín socialista que hace dos años ponía el grito en el cielo por la excarcelación judicial del etarra pone los pelos de punta y revela que, a partir de ahora, el PSOE en pleno y no la ETA es quien pretenderá maniatar y poner de rodillas a todo el PP. Los asesinos independentistas vascos ya tienen quien les haga el juego sucio. Un PSOE dispuesto a todo, acusaciones de golpismo o de ser una derecha extrema incluidas, con tal de no perder el poder. Esto no ha hecho más que empezar.

Ni justa, ni legal, ni legítima
Editorial ABC 5 Marzo 2007

A pesar de que tanto el Gobierno como el PSOE han insistido en que la excarcelación del etarra Juan Ignacio de Juana Chaos se ajusta a la legalidad, ABC publica hoy una información que demuestra que dicha decisión se ha tomado en flagrante vulneración de las indicaciones que la actual directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, aprobó en la instrucción 3/2006, de 23 de enero, para regular «la atención penitenciaria a internos en tratamiento médico de especial penosidad». La importancia de esta instrucción reside en que tiene por objeto la regulación del sistema de flexibilidad del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, el aplicado a De Juana Chaos.

Pues bien, a juicio de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, el citado artículo 100.2 permite conceder un segundo grado penitenciario especial a aquellos presos enfermos que deban recibir o seguir recibiendo un tratamiento médico que no pueda ser administrado de otra manera. El segundo grado no permite la puesta del preso en semilibertad, pero el sistema excepcional del artículo 100.2 la autoriza sólo para que reciba una atención médica singular. La propia instrucción establece los supuestos de «tratamientos penosos» para los que puede aplicarse este sistema flexible:

quimioterapia antitumoral, trasplantes de órganos, rehabilitación de tetrapléjicos.

Y aunque el documento añade a esta lista la expresión «u otros», es evidente que los casos no contemplados expresamente deben ser de similar gravedad. La huelga de hambre no lo es. Además, la instrucción firmada por Mercedes Gallizo exige que la propuesta de aplicación de este sistema excepcional, hecha por la dirección del centro penitenciario, será «por el tiempo determinado que el sometimiento al tratamiento médico demande». Y no sólo debe estar limitado en el tiempo, sino que deberá acordar «medidas de seguimiento telemático u otro mecanismo de control suficiente».

Sin embargo, en la propuesta de 28 de enero de 2007 hecha por la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Madrid VI, a favor de aplicar a De Juana el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, no sólo no se justifica qué «tratamiento penoso» debe seguir el preso en San Sebastián y por qué no podía recibirlo en el Hospital 12 de Octubre y en la situación penitenciaria en la que se hallaba.

Tampoco se establece la condición de que este segundo grado excepcional durará el tiempo necesario para la administración del tratamiento. Por el contrario, se autoriza que el preso se traslade a su domicilio, y no a la cárcel, «después de causar alta», y será entonces cuando se le coloque un dispositivo de «seguimiento telemático», pese a que la instrucción contempla la aplicación de esta medida de seguridad durante la administración del tratamiento médico. Es evidente, por tanto, que el Ejecutivo ha tomado esta decisión sólo por criterios políticos, suplantando el principio de legalidad por un absoluto voluntarismo, reconocido por el propio presidente del Gobierno en una confesión de parte de que la excarcelación del etarra De Juana Chaos no tiene nada que ver con el Estado de Derecho.

Si la decisión administrativa de liberar a este etarra vulnera los requisitos legales, el auto del Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria que la avala no merece críticas de menor entidad. El auto, dictado con asombrosa celeridad -de un día para otro-, no ejerce con rigor el control de legalidad de la propuesta del centro penitenciario, pasando por alto las carencias manifiestas de la propuesta que acaba siendo respaldada por el juez con apelaciones a «la grandeza del Estado» y a «la conquista de nuestra civilización», retórica impropia de una resolución judicial. El Juzgado no debió limitarse a ser un mero trámite ante los hechos consumados del Gobierno. No es esa su función, sino la de asegurar que la concesión del sistema excepcional del artículo 100.2 se justifica por las circunstancias del caso. Nada de esto hay en la resolución judicial. La excarcelación de De Juana Chaos debe ser revisada judicialmente, algo prácticamente imposible porque dependería del fiscal general del Estado. Una decisión tan grave y con tan aparentes indicios de ilegalidad no debería permanecer al margen del imperio de la ley. Y sus responsables, junto al examen de legalidad, deberían someterse también a uno de conciencia.

El cartero está de vuelta
Por Ignacio Camacho ABC 5 Marzo 2007

LA lección más amarga que dejó el 11-M fue la de que en España se puede cambiar un Gobierno con una bomba. Si los ciudadanos no hubiesen descargado su cólera y su miedo en una sacudida emotiva y rabiosa contra el poder vigente, la amenaza del terrorismo habría quedado amortiguada por la firmeza de una nación capaz de resistir unida el sufrimiento. Pero aquellos días de plomo abrieron una grieta que no se ha cerrado en la sociedad española. Y no porque muchos compatriotas aún sigan desconfiando, más visceral que objetivamente, de la autoría del atentado, sino por una razón mucho más profunda e inquietante: desde entonces todo el mundo sabe que el terror es un arma electoral. Y además, un arma reversible.

El primero que lo sabe es el presidente Zapatero, beneficiario indirecto, mal que le pese, de aquella convulsión dramática y conmocionada. De alguna manera, quien llegó al poder gracias a la división generada por un atentado es consciente de que puede salir del mismo modo. Las cosas habrían podido ser distintas si nada más tomar posesión hubiese emprendido una tarea de reconstrucción anímica y moral de una sociedad quebrada, pero en vez de eso se embarcó en una deriva de ruptura y divisionismo que ha extendido hasta los límites de la memoria de la guerra civil. Y, sobre todo, abrió sin consenso la agenda más osada, la del diálogo con los terroristas, saltándose su propio programa y derramando el tóxico de la discordia en una escena ya envenenada por el enfrentamiento.

Todo lo que está pasando, esta atmósfera eléctrica, este clamor de infamias, este chantaje que sobrevuela la nación y proyecta torvas sombras sobre el futuro, es consecuencia de la irresponsabilidad de un gobernante que no ha medido sus fuerzas ni atendido al más elemental sentido de la prudencia política. Y que ahora se mueve bajo el miedo a la reanudación del terror, lo que le convierte en un pelele en manos de los administradores de la violencia.

De todas las débiles, casi estúpidas razones con que el Gobierno intenta justificar la excarcelación de De Juana Chaos, esa ignominia que ha sembrado de vergüenza y estupor el país entero, la única creíble es la que sólo circula en voz baja. Si el asesino moría, ETA iba a volver a poner muertos sobre la mesa. Y se derrumbaría el único argumento que sostiene ahora mismo la agenda raquítica y exangüe del presidente, que quedaría a merced de una nación envuelta, como hace tres años, en la desesperación y la cólera.

Por eso es tan pavorosa, tan alarmante, tan amenazadora, la cesión al chantaje. Porque ha quedado claro que el Gobierno está temblando ante la mera posibilidad de un ataque etarra, y ha enseñado de forma clamorosa su vulnerabilidad. Ahora no tiene vuelta atrás: los extorsionadores nunca se conforman.

Lo más triste es que la lección del 11-M no haya servido para nada. Que tres años y muchas broncas después, el cartero del terror -da igual de qué terror- está de vuelta. Con la mano en el timbre y con un Gobierno que suda entre escalofríos, dispuesto a cualquier cosa con tal que pase de largo.

El miedo de Zapatero
Por Edurne Uriarte ABC 5 Marzo 2007

Hay miedo y cobardía en la decisión de Zapatero sobre De Juana. Pero no de la naturaleza de los que le han sido achacados por muchos ciudadanos indignados. No se trata de miedo a ETA sino de cobardía para contar la verdad. Sobre las auténticas razones de esta cesión y sobre los acuerdos de la negociación.

Lo que conocemos de Zapatero muestra más bien a uno de esos tipos que se han sentido siempre a salvo de ETA, de los que se creen demasiado progresistas y con suficientes antepasados antifranquistas como para estar en el punto de mira de un grupo terrorista de extrema izquierda, revolucionario, como la izquierda gusta de llamarlo últimamente para diferenciarlo convenientemente de otros terrorismos. Hemos conocido a muchos insensatos de ese tipo en el País Vasco. Su plan de negociación no está inspirado por un miedo personal a las bombas etarras que él siente muy lejanas sino por otro problema ideológico también muy extendido en el País Vasco que es la falta de principios ideológicos y morales firmes contra esta clase de terrorismo en particular que es la de ETA.

El miedo del presidente es otro muy distinto, el que siente para enfrentarse a la opinión pública y contarle la verdad sobre sus objetivos, medios y acciones en la negociación. La verdad sobre las diferentes reuniones con ETA, sobre las promesas realizadas, sobre los contactos mantenidos desde el 30 de diciembre, sobre el acuerdo respecto a De Juana, sobre el pacto para burlar la ley de partidos en las próximas municipales y sobre las dos mesas de ETA ya aceptadas por el Gobierno.
Zapatero ha eludido una y otra vez la información sobre todas esas cuestiones parapetándose detrás de la «paz» o del supuesto final deseable al que llegará a pesar de los medios oscuros e inconfesables. Ahora le ocurre que los medios inconfesables, De Juana, están a la vista de todos. Y que su cobardía para reconocerlos comienza a ponerle en situaciones ridículas más que astutas, «salvando por responsabilidad», por ejemplo, a un asesino que reivindica sus crímenes y que, desde el jueves, hace un corte de mangas al estado de derecho. Con agradecimiento a su salvador.

Navarra como objetivo
Germán Yanke Estrella Digital 5 Marzo 2007

La estrategia de Batasuna y ETA es, por desgracia, ascendente. En el siguiente escalón, además de la presencia en las elecciones locales de mayo, está Navarra. Sobre la primera parte de este tramo, las elecciones, parece que Batasuna está segura de estar presente aunque no sepa por el momento cómo. El Gobierno insiste en la vigencia de la Ley de Partidos pero no ha expuesto claramente una doctrina sobre los intentos de presentar listas “blancas” o, sencillamente, tramposas. Todo está, por tanto, abierto y las sospechas tienen, aunque al Gobierno le duela, fundamento.

Un ejemplo. El PSE, un tanto desconcertado, se ha avenido a afirmar que una proposición del Partido Comunista de las Tierras Vascas por una sociedad “sin ningún tipo de violencia” contiene un lenguaje que nunca antes había utilizado ese partido. Dejemos a un lado que la propuesta no contiene nada nuevo —identifica el terrorismo con la acción del Estado—, si el PSE entiende que hay un cambio, es decir, que hasta ahora el PCTV no quería una sociedad sin violencia, no se entiende que se haya negado a su ilegalización.

Pero si presentarse a las elecciones es un objetivo de algún modo seguro para Batasuna, Navarra —su incorporación al País Vasco— es, como se ha visto este fin de semana, la gran reivindicación del momento. Arnaldo Otegi, con total impunidad, dijo el sábado en un acto público en Pamplona que “sin Navarra no queremos nada, nada, nada”. Como se sabe, se trata de conseguir esa incorporación como fase previa a la independencia que, como en otras ocasiones, se planteó como el objetivo final.

Se sabe también que, en los aledaños, en los sótanos o en ciertos gabinetes del PSOE se ha venido especulando sobre la cuestión. Es posible mandar a De Juana a casa, pero es más complicado incorporar Navarra a Euskadi sin alterar la ley y la democracia. Se ha barajado la posibilidad de plantear un referéndum bajo una reforma del amejoramiento foral actual y la de conseguir el poder con los nacionalistas para iniciar un proceso, lento, que se iniciaría con un órgano de cooperación entre Navarra y el País Vasco. Negarlo es absurdo y, por ello, es el momento de pedir claridad.

¿Está el PSOE dispuesto a gobernar en Navarra, si los votos se lo permiten, con los nacionalistas que, junto a IU, trabajan bajo las siglas de Nafarroa Bai? ¿Está, por el contrario, en disposición de negar esa futura coalición y de ponerse en contra, por tanto, de esta aspiración expansionista del nacionalismo vasco?

No parece exagerado, en los momentos que vivimos (sospechas incluidas por un lado, aspiraciones batasunas por otro), pedir al PSOE un poco de claridad.

Cambio de régimen
El Gobierno o la Nación
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 5 Marzo 2007

A estas bajuras, poco importa si Rodríguez sigue un plan o decide sobre la marcha. Con agenda o improvisando, lo decisivo son los efectos de sus actos sobre el sistema de libertades. Unas libertades que van a desaparecer, junto con la nación española, por el desagüe.

Invoco al sujeto político que a principios del XIX tomó cuerpo en Cádiz en un acto basado en la afirmación de ciudadanía. Me aparto ahora de otras acepciones que permiten a España competir ventajosamente con cualquier pueblo del mundo sin recurrir a leyendas románticas: la Hispania romana, la monarquía visigótica, la memoria de ésta como motor de la Reconquista, la creación del primer Estado moderno de Occidente... No hace falta. Basta Cádiz: España como pueblo libre y soberano.

Saltando de avatar en avatar, de guerra en revolución, de monarquía en república, de despotismo en dictadura, llagamos al compromiso plasmado en la Constitución de 1978. Es de la máxima importancia comprender –y difundir, como oportunamente está haciendo Pío Moa– que la defensa de la Carta Magna ha devenido prioridad absoluta. Con todos sus defectos, su invocación y la exigencia de su cumplimiento es cuestión de supervivencia.

Si existe el nuevo estatuto de Cataluña, sus desafíos al sistema, la colosal crisis institucional que está a punto de provocar, sus secuelas centrífugas en regiones repentinamente convertidas en realidades nacionales, es por voluntad de Rodríguez. En su debe hay que anotar también la resurrección del guerracivilismo con la "memoria histórica". Y, en íntima conexión con la peligrosa patraña, el sostenido esfuerzo desde todos los frentes para aislar, señalar, acorralar y deslegitimar a la oposición.

La rendición del presidente ante la ETA trasluce, más que un garrafal error de estrategia, una ominosa identificación: su escala de buenos y malos es la misma; el papel que deparan a las víctimas es el mismo; su acusación de fascistas a cuantos se indignan con la excarcelación de De Juana es la misma; ambos conciben el crimen como vía para alcanzar objetivos políticos (la ETA, claro, de forma explícita; Rodríguez implícitamente).

Al ceder al chantaje del matarife, Rodríguez no ha contravenido sus inclinaciones; las ha confirmado. Él y sólo él es responsable de que un asesino múltiple orgulloso de sus actos sea recibido como un héroe y avive las esperanzas de otros asesinos, en acto o en potencia. Está preparando a su partido y a sus votantes para reconocer las "razones" de la ETA (Patxi Nadie es en esto un avanzado) de cara a una futura coalición PSOE-"Izquierda Abertzale".

Por terrible que sea la conclusión, mucho peor sería no aceptar la evidencia y no actuar en consecuencia. Es un cambio de régimen: del de la concordia al del sectarismo. Estando nuestras libertades y derechos individuales seriamente amenazados, es la hora del valor y de los valores. Y de gritar hasta quedarnos sin voz, pues se trata de nuestra libertad. ¡Este no es mi Gobierno! Su pervivencia nos estrangula. Decidan: el Gobierno o la Nación.

Volver a empezar
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 5 Marzo 2007

Han pasado apenas sesenta y cinco días desde los dos últimos asesinatos de ETA y ya estamos otra vez reproduciendo las mismas actitudes y esquemas de tiempos anteriores a la ruptura de la tregua. Hemos vuelto a la especulación sobre las intenciones de ETA y Batasuna, al rumor sin fundamento engordado con intenciones y no con realidades, a la aparición de creyentes que esperan un gesto mágico de los terroristas que abra las puertas al fin del conflicto.

Este fin de semana pasado ha sido pródigo en este tipo de señuelos que nacen en ese punto del espacio público en el que se cruzan determinados ámbitos políticos y periodísticos, mutuamente retroalimentados en un circuito cerrado de información no oxigenada. Se esperaban grandes novedades del mitin celebrado por Batasuna en Pamplona y nos hemos encontrado a la salida con lo mismo que teníamos a la entrada: la Alternativa KAS, explicada a los nuevos gobernantes, y el espíritu de Telesforo Monzón sacado del armario, como signos del nuevo tiempo de la moderación.

También se anunciaba en los mismos ambientes un comunicado de ETA en el que la banda terrorista expresaría su voluntad de seguir con 'el proceso' y en el que, se decía, hasta era posible que hiciera entregas a cuenta de algunas de sus armas. Pero como el comunicado no ha salido en el plazo previsto tendremos que esperar hasta el próximo fin de semana, el próximo mes o el año que viene.

No importa que no haya pasado nada de lo que se anunciaba a media voz, lo que importa es que si hubiera pasado lo que se decía que iba a ocurrir estaríamos otra vez pensando con los mismos esquemas del 29 de diciembre, como si el 30 no hubiera existido, y como si tales esquemas no hubieran sido los que han hecho posible un 'proceso' en el que la negociación es compatible con atentados terroristas como el de Barajas. Muchos parecen haber asumido que, dado que ETA no quería matar a Diego Armado Estacio y a Carlos Alonso Palate, el atentado no tenía entonces tanta importancia y se puede reanudar el camino donde estaba cuando estalló el coche bomba.

Lo que inquieta es esa predisposición tan extendida a recorrer el mismo camino que ha conducido al fracaso sin haber aprendido nada ni del día 30 de diciembre, ni de los meses anteriores. Hasta ahora éramos conscientes de la dificultad que cada generación política tiene para aprender lecciones de las precedentes, pero es nuevo que ni siquiera se aprenda de las experiencias que uno mismo ha vivido.    f.dominguez@diario-elcorreo.com

De Juana y la vida
El valor supremo de ZP
Gabriel Calzada Libertad Digital 5 Marzo 2007

ZP, el señor Rodríguez o como demonios quieran ustedes llamar al inquilino de la Moncloa, ha salido al balcón de su torre de marfil para tratar de justificar la concesión de beneficios penitenciarios a un carnicero terrorista. La demencial decisión del Gobierno está auspiciando una verdadera rebelión cívica –a la que el Partido Popular ha anunciado que se sumará como participante activo– de tales proporciones que el ZP se ha visto obligado a explicarse al final de su discurso ante el Comité Federal del Partido Socialista.

En palabras del todavía presidente de España el argumento para tal despropósito consiste en que "nosotros creemos en el valor supremo de la vida y en el objetivo de que no haya más muertes por el terrorismo". Dudo que, a excepción de los terroristas y quienes sacan partido político de sus atentados, nadie desee más asesinatos por terrorismo. La cuestión reside en cómo conseguirlo, porque no creo que haya alguien tan ciego como para subordinar todos los demás valores a ese fin. La primera parte de la frase, en cambio, sí trata de dar una cobertura más directa al atropello del Gobierno. Y es que la vida resulta ser el valor supremo de quienes gobiernan este país. Así que es de esperar que todos los demás valores y derechos sean subordinados a la vida en las acciones legalmente lleve a cabo el Gobierno.

Sin embargo, resulta interesante constatar la contradictoria postura del gobierno en esta materia según se trate de una persona que desea incurrir en eutanasia y una persona que deja de alimentarse voluntariamente. Si los primeros deberían tener derecho a decidir cuándo acaban con su vida, ¿por qué no iban a tenerlo los carniceros? La única explicación coherente sería que al asesino no se le puede dejar morir porque tiene que restituir a las víctimas. Pero como la justicia descafeinada que padecemos ha olvidado a las víctimas y sólo se preocupa de reinsertar a los criminales o, como mucho, de defender un vago concepto de interés social, la explicación de ZP no cuadra.

Es más, aunque fuese cierto que ese sea el principio rector del gobierno, que ya vemos que no lo es, ¿de verdad alguien piensa que cualquier vida está por delante de otros valores como la justicia o la libertad de las personas? ¿Y qué pasa cuando una vida amenaza la vida de otra persona? Por ejemplo, ¿debemos considerar un valor supremo la vida de una persona que ha entrado en nuestra casa y está agrediendo a nuestra familia?

Además, si ordenáramos los valores de acuerdo con Zapatero, cualquier persona podría conseguir burlar la justicia amenazando con suicidarse y eso es, por cierto, lo que el sanguinario De Juana ha hecho. La ofensa a unas víctimas que no tienen otro derecho que ver como los criminales cumplen condenas de cárcel es mayúscula. Lo cierto es que la teoría ética de ZP tienes importantes complicaciones. En primer lugar, impide una efectiva defensa personal de –¿lo adivinan?– la vida de una persona inocente. En segundo lugar, condiciona la posibilidad de contar con una ética universal y de ejercer la justicia como la diosa romana Justitia hubiera hecho: con los ojos vendados, una balanza en una mano y una espada en la otra. El Gobierno le ha retirado a Justitia la balanza y la espada, y le ha hecho un agujero en la venda por el que se privilegia a compañeros de viaje como De Juana.

Gabriel Calzada Álvarez es representante del CNE para España y presidente de Instituto Juan de Mariana

El PSOE confunde a la Nación en pleno con la extrema derecha
Santiago Abascal elsemanaldigital 5 Marzo 2007

El Gobierno libera al asesino múltiple. Los españoles, masivamente, salen a la calle a denunciar la traición. El PSOE, nervioso, asustado, vocea: que viene la ultraderecha.

5 de marzo de 2007. La excarcelación del peor asesino de la historia democrática española ha humillado a los españoles, ha sido un aguijonazo en las conciencias más dormidas. Cualquier español, por mucho desinterés que tuviera respecto a la política o por muy pequeño que fuera su entendimiento de la cosa pública, ha percibido con nitidez la traición y la injusticia cometida por el Gobierno, rendido y arrodillado, cuando su función es defender a la Nación, ante un preso miserable, ante un infame terrorista.

Ese sentimiento de indignación, de rabia, de desesperación, pero sobre todo de dignidad, de resistencia, y de patriotismo que anida hoy en lo mejor de nuestro pueblo, es el que trató de recoger, canalizar y expresar la convocatoria de movilizaciones en todas las capitales de España hecha por la Fundación DENAES, para la defensa de la Nación Española. Y porque tales sentimientos existían, miles y miles de españoles, a pesar de lo precipitado de la convocatoria (solo veintiséis horas), inundaron las plazas tanto de nuestras cincuenta y una capitales como de centenares de localidades españolas. La movilización fue un éxito absoluto de la sociedad, del pueblo, de la Nación española, y un fracaso sin paliativos del Gobierno. Y ese fue su sentido, que en toda España, en cualquier rincón, se sintiera el grito de respuesta a la felonía e iniquidad gubernamental: "Abajo el Gobierno, Viva la Nación". Tal fue la respuesta a la rendición de nuestras instituciones frente a los terroristas.

¿Cuál fue la respuesta del Gobierno y del PSOE? ¿La reflexión? ¿La rectificación? Nada de eso. La acusación y el insulto, la huída hacia delante. Alfredo Pérez Rubalcaba, Pepiño Blanco y un par de secuaces del PSE se han hartado de gritar exasperados contra los manifestantes tildándoles de ultraderechistas y golpistas, tratando así de desprestigiar, estigmatizar y paralizar a los convocantes, al movimiento cívico y al único partido de oposición.

Uno de ellos, el socialista vasco – y portavoz en el Parlamento Vasco- José Antonio Pastor, nos ha dejado una perla: "Ayer, dirigentes del PP, tanto del País Vasco, como Santiago Abascal, y otros como Rajoy y Acebes, compartieron pancarta y manifestación, en las calles, con Ynestrillas, fascistas y falangistas". Este tipo de acusaciones no deben preocuparnos porque solo demuestran la impotencia y el miedo de los dirigentes socialistas ante la justísima reacción social que no saben como anular y ridiculizar. No saben, no pueden y entonces gritan, insultan y mienten, incluso a sus votantes. La mentira de Pastor merece varios comentarios: primero; el ultraderechista al que se refiere, víctima de ETA, no apoyó ni acudió a ninguna concentración convocada por Denaes sino a la suya propia. Segundo; Rajoy y Acebes compartieron el viernes su sentir y su indignación con los socialistas – y víctimas del terrorismo- Mikel Buesa, los hermanos Múgica, y con la madre de Maite Pagaza, a los que Pastor, Ares y López han traicionado sentándose con terroristas de Batasuna hace bien poco. Y tercero: Santiago Abascal, es decir, yo mismo, compartió pancarta y megáfono el viernes en Vitoria con Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, y representante de una familia ejemplar que sabe lo que es no arrodillarse ante ETA.

Solo cabe un conclusión: ladra el Gobierno, ladran sus voceros, luego cabalga la Nación. Las movilizaciones son un acierto, son necesarias, son democráticas y van a derribar a este Ejecutivo. Los ciudadanos lo saben, quieren sus libertades, aman la Justicia y se identifican con su Nación. Los ultras son los etarras y batasunos con los que se codean Pastor y sus compadres.

 

¿Seguimos sentados?
Iñigo de Garés www.zpromesas.blogspot.com

Era el mismo cartel, en euskera, de Urgencias, la misma cuesta abajo, el mismo tono frío del metal hospitalario. No sé si hasta la misma ambulancia. Era la llegada del asesino De Juana al Hospital Donostia. Mucha crueldad, mucha tristeza, mucha indignación si la comparamos con la llegada, hace casi diez años, al mismo sitio, quizás en la misma ambulancia, de Miguel Angel Blanco agonizante, prácticamente muerto.

Ya no quedan, a estas alturas, sentimientos, palabras o actitudes con que expresar lo que sentimos una mayoría de españoles (así lo dicen dos encuestas publicadas esta semana) ante la claudicación del Gobierno de nuestro país al chanaje de un criminal convicto, confeso y sin asomo de arrepentimiento. Indignidad, vergüenza, ignominia, sonrojo, bochorno, deshonor, cobardía, afrenta, oprobio, insulto, canallada, PUTADA... Los ciudadanos de bien hemos barajado casi todos los calificativos posibles a la baja acción de Zapatero que, en su actitud vil de ofrecer la retambufa del Estado a los terroristas y sus acólitos, nos ha puesto de rodillas a todos los españoles. ¡Qué bochorno estarán pasando los que le votaron!

Y total, ¿para qué? ¿Se cree el gran cobarde que ha dado un paso hacia algún sitio? Por si tenía alguna duda, al día siguiente, los que alimentan a De Juana, y a quienes De Juana alimenta con su pulso a España, ya pedían la liberación de otros siete presos, y el acercamiento de trescientos más, y Navarra, y la luna...

¿Qué va a hacer ahora el pusilánime genuflexo? ¿Tendrá algo que ver con lo que dijo Otegui en Navarra, que vino a ser lo mismo que NO dijo Pepiño Blanco, es decir, que estamos abocados a que nos entreguen como precio de algo que tampoco será la paz, sino un paso hacia los fines de los terroristas, que no de los españoles, ni siquiera del ingenuo abrazalmohadas?

Y mientras tanto, en Navarra, seguimos sentados. No nos engañemos. Es cierto que 4.500 personas juntándose en la Plaza Consistorial, a toque de SMS, es una buena cifra para una ciudad como Pamplona. Pero no es menos cierto que el Gobierno de Navarra y los partidos que lo sustentan se limitaron, esta vez, a no desmontarla como hicieron cuando se planteó una iniciativa parecida hace unos meses. Seguimos sentados. La libertad de la patria sigue sin hacerles saltar de la poltrona, mientras hay un pueblo deseando echarse a la calle, porque ve que le van a tentar la tierra de sus padres -eso es la patria- y sus representantes sólo están calculando los riesgos y ventajas de encabezar esa acción.

La derecha siempre ha adolecido de una comunicación conveniente y una adecuada gestión de las crisis. Los partidos navarristas, y sus socios a nivel nacional, tienen a mano una bandera que tomar para guiar al pueblo, cual Marianne de Delacroix, que no es otra que la identidad de Navarra y su caracter innegociable, insacrificable en el altar de un proceso sin sentido y sin futuro. Porque esa va a ser la siguiente rendición de Zapatero.

Post Scriptum: El jueves entrevistará Carlos Herrera, que hace su programa en Pamplona, a Miguel Sanz. ¿Se decidirá el presidente a convocar a los navarros en defensa de su identidad? ¿O va a seguir sentado, para ver si es Ciudadanos de Navarra quien lo hace, en su presentación del día 13?

"ESPAÑA POR LA LIBERTAD. NO MÁS CESIONES A ETA"
España y Libertad 5 Marzo 2007

Bilbao, Lunes 5 de Marzo de 2007.

España y Libertad se suma a la manifestación convocada por el Partido Popular para el próximo día 10 de marzo bajo el lema "España por la libertad. No más cesiones a ETA", e invita a todos sus socios y simpatizantes, y a todos los ciudadanos españoles con independencia de su ideología política, a que acudan a la misma para mostrar su rechazo e indignación por la liberación de De Juana Chaos.

Esta última concesión a ETA es un hecho sin precedentes en la historia democrática de este país, que desborda todo lo tolerable, por lo que nuevamente instamos a todos los españoles de bien a acudir a la llamada del Partido Popular, con el fin de detener esta infame política de Zapatero con el clamor popular.

Ya sabemos que han sido muchas las manifestaciones que se han sucedido en las últimas fechas, sin que Zapatero haya hecho ningún gesto, ya no de rectificar, sino de escuchar la voz del pueblo, pero precisamente el gobierno ante ese clamor popular no puede continuar con sus pactos con ETA sin consultar a la ciudadanía, o en su caso aparecer como un gobierno despótico que gobierna de espaldas a la ciudadanía y la ética democrática.

¡El sábado todos a Madrid!

Yolanda Morín, Coordinadora General
info@e-libertad.es, http://www.e-libertad.es

El PSOE se vuelve patético
Por Germán Yanke ABC 5 Marzo 2007

NI miedo, ni debilidad, dice José Luis Rodríguez Zapatero. Pero el pretendido carácter «humanitario» de los beneficios penitenciarios otorgados al terrorista De Juana Chaos queda velado en las propias palabras del presidente del Gobierno cuando añade al «valor supremo de la vida» el objetivo de «que no haya más muertes por terrorismo». En el mismo sentido, la intervención del presidente ante el Comité Federal del PSOE coloca la decisión gubernamental en el seno de una determinada política antiterrorista y no en el ámbito de una medida concreta para un preso individual, independientemente de su biografía y su militancia. Sólo en ese contexto cabría criticar al PP por «hacer oposición con el terrorismo, con la política contra el terrorismo».

¿Qué tiene que ver la concesión de una situación penitenciaria especial con que no haya más muertes por terrorismo? No hay muchas posibilidades: o es parte de una negociación en la que, a la espera de la reanudación del «proceso», se dan pasos pactados para evitar otro atentado como el de Barajas o, sencillamente, el Gobierno intuye que con estos gestos -evidentemente de una determinada «política antiterrorista»- se aplaca, siquiera temporalmente, a la bestia, que no es otra que ETA. Las dos posibilidades son alarmantes porque implican un toma y daca que, además de inmoral, no tiene soporte parlamentario alguno, ya que sobrepasa incluso la resolución del Congreso que estalló con la bomba de Barajas.

Podríamos estar también en una fase previa, típica, por otra parte, del entusiasmo imprudente con que el Gobierno de Rodríguez Zapatero ha venido encarando todo lo referente a la banda terrorista. Tras el atentado de Barajas, el presidente superó el desconcierto (recordemos su intervención pública del día anterior sobre lo bien que iba todo) pergeñando una teoría sobre el terrorismo de ETA. La «problemática esencial» del mismo -esa fue su curiosa expresión- sería el apoyo que obtiene en la «izquierda abertzale» y exigiría, además de la fortaleza del Estado de Derecho, «la política», una política que pretendería conseguir que una parte de quienes comprenden o comparten la violencia se sumen a los presupuestos del «proceso de paz».

Así, se otorgarían beneficios penitenciarios a De Juana Chaos porque favorece la posición de un sector de Batasuna, más proclive al «proceso» y, con ello, un clima de entendimiento con la organización ilegalizada que podría conducir a un cierto distanciamiento, aunque fuese parcial, de ETA, que vería de este modo reducido su apoyo y de este modo, quizás impelida a abandonar la violencia. Suena demasiado voluntarista, excesivamente complicado y tan impredecible como demorado en el tiempo, pero no se aleja del ambiente de autoengaño en el que el Gobierno socialista quiere salvar los trastos. Los ejemplos de cómo el PSOE se empeña en ver luces en el oscuro túnel en el que se ha metido son constantes y siempre en torno al espejismo de ver divisiones positivas en Batasuna y sus alrededores.

En los últimos días, el propio presidente del Gobierno ha reaccionado eufórico y ardoroso a unas declaraciones de Arnaldo Otegi en las que, con la habilidad de la que a menudo hace gala, no decía otra cosa que el mensaje etarra de siempre. Coincidiendo con el traslado a San Sebastián del terrorista De Juana, el PSE se abona a la mistificación sedante calificando de novedosa y «tremendamente importante» una proposición del Partido Comunista de las Tierras Vascas en la que, so capa de defender una sociedad «sin ningún tipo de violencia», identifica la de ETA con la que el Estado ejercería contra la Izquierda Abertzale.

Conviene tener en cuenta este entusiasmo -es de esperar que forzado- ante el engaño retórico para evaluar lo que pueda decir ETA en el hipotético comunicado que el Gobierno espera. O ansía. Porque da la impresión de que, de nuevo, en esta parte esencial de la sorprendente «política antiterrorista» de Rodríguez Zapatero, ya pueden bastar para seguir adelante, a pesar de lo reiterado, posiciones distintas del abandono definitivo del terrorismo y la entrega de las armas. Basta, al parecer, con convertir todo, aunque sea un despropósito, en retóricamente «esperanzador».

De este modo se da la paradoja de que los beneficios penitenciarios de De Juana, vistos por Batasuna como una conquista que no hay que agitar en las narices de Rodríguez Zapatero para no dar argumentos a «la extrema derecha», es en realidad una medida que, además de «humanitaria», favorece al sector moderado de la organización y, de algún modo, la divide, razón por la que serviría para evitar más muertes por terrorismo. El esperpento aún continúa porque ahora, al parecer, una réplica dialéctica del PNV a Batasuna se convierte en el gran «argumento».

En medio de una discusión sobre la carga de la Policía autonómica contra una manifestación de Askatasuna, en la que Batasuna afirma que la decisión se había tomado en Vitoria (sede del Gobierno vasco) o en Bilbao (sede del PNV), un dirigente de este partido, para quitarse el sambenito de dos PNV (el de Imaz y el de Egíbar), habla de la «Batasuna de Olano», dirigente de Askatasuna. Y con eso, ya lo tenemos: dos Batasunas. Olano, el radical. Otegi, el moderado. Bienvenidos los beneficios a De Juana, que, por cierto, los dos citados celebran.

Es hora de no dar tregua
Editorial minutodigital 5 Marzo 2007

A algunos no nos extraña la ignominia que acaba de cometer Zapatero. Si repasamos la historia del PSOE, bien podemos comprobar que se trata de un partido sin escrúpulo alguno en mentir, manipular, robar o si se tercia en matar o dar golpes de estado con tal de estar el poder. Ese es el PSOE histórico, al que nunca le ha preocupado realmente España.
Pero el actual sigue por el mismo camino infame que trazaron los Pablo Iglesias o los Largo Caballero y Prieto. Si con Felipe González saquearon las arcas del estado y pretendieron terminar con ETA a base del terrorismo mafioso del GAL, con Zapatero de nuevo han retomado aquella vieja aspiración de crear una confederación ibérica de naciones. Por eso Zapatero esta dispuesto a pactar con ETA.

"No es nuestro miedo ni la debilidad lo que le ha salvado, es nuestro valor y nuestra responsabilidad” ha dicho Zapatero para justificar su hazaña de excarcelar a De Juana. Dice este sujeto que mandó a De Juana a casa para evitar más muertes por acciones terroristas, lo que viene a ser lo mismo que reconocer que ha liberado a un sanguinario asesino debido al chantaje terrorista.

Eso es lo que piensa la mayoría de los españoles y cualquier observador objetivo. Pero lo que no puede dejar de preguntarse es sobre ese 42 % de españoles que según las encuestas no cree que el gobierno haya cedido al chantaje de ETA al excarcelar a De Juana. ¿Están en la inopia, son tontos de remate o son unos hijos de la gran? Porque otra explicación no cabe ante un hecho tan diáfano.

El caso es que aunque existe un clima generalizado de desaprobación a la medida del gobierno, parece que esta generación española ha llegado a tal grado de estulticia e insolidaridad, que es incapaz de reaccionar ante la injusticia. Salvo que le maten a uno de sus familiares, prefiere dejar estar y mirar para otro lado mientras sea a otro al que atropellan. Solo así se entiende la relativa indignación por la liberación de De Juana y que no se haya alzado un clamor plebiscitario desde el pueblo para hacer valer su voluntad y se convoquen elecciones inmediatamente.

Es hora de dar un puñetazo encima de la mesa y no tolerar, ni pasarle ni una más a este gobierno indecente. Y es usted, sí usted, el que lee estas líneas quien tiene que dar ese puñetazo. Hay que terminar con esta locura y sacar a Zapatero de La Moncloa. Por las solapas nos pide el cuerpo, pero somos pacíficos y demócratas así que esperaremos a que en las próximas elecciones coseche lo que se merece.

Por eso solo les pedimos que no busquen disculpas para escurrir el bulto, ni se crean que con criticar lo que hace el gobierno ya vale. Es hora de movilizarse y no dar tregua a este PSOE. En especial hay que apoyar a quienes desde primera fila, con independencia de siglas, luchan contra la rendición a ETA, desde el PP hasta la AVT pasando por todos los movimientos cívicos, políticos y sociales. Pero además todos, en nuestras casas, en nuestros trabajos, en nuestros círculos de amigos, debemos denunciar los atropellos, las mentiras, la manipulación y la degradación de este gobierno hasta conseguir que a cualquier socialista se le caiga la cara de vergüenza por tener semejante líder.

Toda la verdad del caso de Juana Chaos
José Luis Palomera Ruiz Periodista Digital 5 Marzo 2007

Es por eso en honor de esas víctimas que pido y exijo Responsabilidades...

Y a los medios de comunicación que se hagan eco de ésta y dejen de esconder intereses. Los muertos no compran periódicos, los venden, pero hoy más que nunca claman...Háganles por una vez caso.

Llevo meses preguntándome por qué la inmensa mayoría se empeña en sacar conclusiones por el final del asunto y no por su raíz.

Todo el mundo sabe que el atroz terrorista es autor de múltiples muertes de lo cual además se siente orgulloso.

Pero lo que no todo el mundo sabe es con qué “cómplices” ha contado este asesino para que hoy prácticamente disfrute de libertad, esa es la cuestión, lo demás es pura y llanamente pataleo y conformismo.

Al terrorista le falta poco más de un año que cumplir por un delito de amenazas mientras hace ya dos que cumplió por el asesinato de veinticinco personas. Esta cuestión y no otra es la ignominia del caso.

Si el terrorista está como está, no es precisamente culpa del inoperante ni de la magistrado, otro más en el poder ejecutivo, ni tan siquiera del sibilino personaje de la Galga y aún menos del PSOE, la culpa es única y exclusivamente de la pésima administración de justicia, la cual ha tenido treinta años para reparar la más sangrante injusticia cual es regalar con dieciocho años el asesinato de veinticinco inocentes.

Que de Juana esté un año más o menos en prisión, no es más que un grano de arena para intentar secar toda la sangre derramada.
El año que viene, suponiendo que cumpla toda la condena, estará en la calle y el desconcierto social será de nuevo patente.

La chapuza, la descomunal chapuza, por la cual al menos este asesino hubiera cumplido cuarenta años en prisión, no es de nadie más que de aquellos que tuvieron en sus manos durante tres décadas la potestad para que esto que hoy ocurre no hubiera sucedido jamás.

Lo demás para mi es baladí, yo no me conformo con un año o dos más en virtud de chapuzas de última hora, yo solicito que este asesino pague al menos con cuarenta años sus múltiples asesinatos y no con doce meses más o menos, revueltas de políticas interesadas y necedades de gobiernos incompetentes.

¿Por qué los medios de comunicación no se hacen eco de esto que digo? De sobra sé que este escrito apenas ocupara un rincón abandonado en algún medio medianamente plural, pero no llegara más allá, ya que la “responsabilidad íntegra” del problema corresponde con gobiernos de diversas siglas, además de legisladores, juristas y magistrados de sus entornos que son los únicos “cómplices” por omisión y culpables del regalo de sangre al terrorista.

Esta y no otra es la verdadera historia de este vil asesino y no pataletas de última hora, chapuza incluida de sus magistrados que solicitaban casi tanta pena hoy por unas declaraciones, como hace veinte años por veinticinco personas inocentes.

Víctimas que aún vagan horrorizados de ver cómo los responsables de la justicia española comen, viven y disfrutan a sus anchas sin responsabilidades algunas ni quien se las pida...

Es por eso en honor de esas víctimas que pido y exijo Responsabilidades...
Y a los medios de comunicación que se hagan eco de ésta y dejen de esconder intereses. Los muertos no compran periódicos, los venden, pero hoy más que nunca claman...Háganles por una vez caso.

Marcha triunfal para De Juana
Javier Orrico Periodista Digital 5 Marzo 2007

(A la manera de Rubén)

Ya viene el cortejo/
ya se oyen los claros clarines/
se acerca De Juana con sus alevines/
los ecos del triunfo resuenan por los valles vascos/
dejan los gudaris atrás las trincheras/
florecen los zulos/
y los bertsolaris narran las hazañas de las metralletas/
del tiro en la nuca/
las piernas segadas/
las almas deshechas./

De laurel cubiertas/
las bombas de ETA estallan entre los hayedos/
se escuchan aurreskus recibiendo al héroe/
txistus y tambores en los caseríos/
las plazas se llenan/
banderas de Arana tremolan al viento/
salen las muchachas a ofrecer sus gracias/
laboriosas manos ofrecen los dones/
que con el trabajo y la fértil tierra/
de Aitor
son el fruto de la lealtad./

Toda Euskalherría es hoy un festejo/
alegría de un pueblo que ha vencido a España/
que grita a los vientos que Iñaki regresa/
con el honor cierto del hombre/
indomable/
que es símbolo y guía/
que ha dado a la lucha sentido y razón/
que es la muestra clara de que nuestra gloria/
se acerca si juntos/
Euskadi y Navarra/
plantamos un muro frente al invasor./

Aléjate España/
márchaos españoles/
vuestra sangre impura de semitas tristes/
de moro y judío/
corrupto y servil/
salga para siempre de los valles dulces/
de los robledales/
de los bosques limpios/
de esta Euskalherría de raza impoluta/
de herencia sin mancha/
de hidalguía feliz/
que con vuestras manos de malos cristianos/
de impíos liberales/
habéis pervertido en años que ahora/
de las ikastolas sabremos borrar/
para que la nueva nación que hoy comienza/
no guarde una brizna de vuestro perfil./

Que no queden restos de que aquí estuvisteis/
vayan con vosotros los vascos traidores/
lloren las pagazas estatuas de sal/
que no haya memoria de que el africano que lleváis prendido/
anduvo en Euskadi dejando sus huellas/
vertiendo su sangre bajo las estrellas/
de este cielo vasco que no merecéis./

Salvo seas, Iñaki, Ignacio de Juana/
que nos traes la furia/
la ira del santo que tu nombre acoge/
la estela de guerra contra el enemigo/
que tú has humillado./
Ya huyen cobardes sus jueces y guardias/
ya doblan sus leyes/
ya recitan falsos sus falsas excusas de viles vencidos/
ya corren de nuevo hacia las cloacas/
sin honor caínes burdos ganapanes/
políticos lerdos traidores delfines/
de su propia infamia./

Ínclitas razas ubérrimas/
sangre de Hispania fecunda/
inútil sangre/
adiós./

La victoria es nuestra./

Ya suenan los claros clarines.

Zapatero soltó a Chaos porque podría entrar en coma, pero entró en cama con su churri.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 5 Marzo 2007

Si es que Zapatero tiene la negra, bueno la subsahariana, mira que ser confundido por un error tipográfico y decidir soltar al asesino porque le dijeron que podría entrar en coma y la verdad es que entró en cama con su chica para hacer sus cositas y no saciado con esa hazaña realizada tras 113 días sin comer comiendo va y se mete en ducha con la susodicha para seguir haciendo vayan ustedes a saber qué y sobre todo vayan ustedes a saber cómo estando casi en coma.

Que Zapatero sea no solo el hazmerreír de media España por su cándida ingenuidad humanitaria sino también el hazmegritar no es por su culpa porque como nos deja bien claro El País el hiper asesino iba a espicharla y no de una forma digamos clásica, sino de muerte súbita, como en el tenis y claro eso si que no lo ha podido consentir la humanitaria alma solidaria de nuestro presidente.

Yo creo que todos deberíamos intentar calmar el desasosiego presidencial mandándole el mensaje de que debería estar con su talante tranquilo ya que él no es responsable de nada pues todo esto ha sido culpa de Aznar que soltó a cientos de etarras en huelga de hambre creando precedentes que han llevado a Zapatero a actuar como ha actuado.

Documentación.
El País, artículo “El pronóstico de que De Juana podía entrar en coma precipitó su prisión atenuada”

Socialistas de ultraderecha
Manuel Molares do Val Periodista Digital 5 Marzo 2007

Rosa Díez y los socialistas que soportan la persecución etarra y que protestan contra la práctica liberación del sádico asesino en serie De Juana Chaos son ultraderechistas para el PSOE de Zapatero.

Díez, eurodiputada que por dignidad ya no obedece a la disciplina de partido, acaba de decir que se siente “avergonzada y humillada por el Gobierno y por el PSOE".

Los incondicionales de ZP valoran ahora a esta resistente como a los hermanos Inestrillas, los ultraderechistas hijos de un general, también ultraderechista, asesinado por ETA.

“Está loca”, “es una descontrolada” afirman sobre quien hasta hace poco tiempo ponían como ejemplo de coraje cívico.

Es que representa al actualmente despreciado PSOE histórico. Como a ella, hay que calificar de ultraderechistas a las señoras Pagazaurtundúa, madre e hija, a Gotzone Mora, a la familia Mújica y a parte de la Buesa, a Nicolás Redondo Terreros y a tantos socialistas disconformes con el entreguismo de ZP “y su banda”, como dice Joaquín Leguina, expresidente de la Comunidad de Madrid.

Para desacreditar a estos militantes genuinos y hacer que parezcan cercanos a los ultras, el Gobierno y el actual PSOE usan como principal aliado la prensa, radio y televisión del Grupo Prisa.

Que divulga en sus diferentes medios informativos imágenes con banderas de los grupúsculos fascistas que se colocan cerca de los demócratas en las manifestaciones contra la rendición zapateril.

Usando lentes de gran angular, toman una sola águila franquista como gran retrato de la protesta, sobreponiéndose a la enorme masa de símbolos constitucionales que aparecen tan difuminados que no se distinguen.

Tras la casi liberación de De Juana, eso hizo El País Digital para hacer fascistas las concentraciones de estos últimos días convocadas por el Foro Ermua, organización donde hay numerosos socialistas.

Mal va este PPOE (Partido Postsocialista) presentando a sus militantes históricos como ultraderechistas.

Crónica de una cobardía anunciada
Fernando Gallego Periodista Digital 5 Marzo 2007

La realidad política que hoy vivimos comienza mucho antes de desalojar al PP del gobierno, cuando el chapapote ennegrecía el futuro y la guerra de Irak era pretexto para acusar hasta el más recóndito concejal del PP de asesino, cuando los votantes de la derecha eran tildados de hijos de puta, cuando el PSC con la aquiescencia del PSOE de Zapatero pactaba aislar a media España del gobierno de las instituciones, y que un titiritero bolchevique redefiniría más tarde como el “cordón sanitario” que debería separar al PP del resto de la sociedad. La realidad de hoy, la reconocemos desde que el PSOE hablaba con ETA al mismo tiempo que proponía un pacto antiterrorista. La realidad que hoy vivimos se deriva de esta y otras felonías, de las que ETA dejó constancia por escrito hasta de la naturaleza de sus interlocutores, a los que llamaban gorrinos. La realidad a fecha de hoy comienza el día que Carod Rovira subió a domesticar a ETA a Perpignan, indicándoles cuales son los ciudadanos que podrían morir sin reparo u objeción del gobierno socialista-separatista catalán.

Hoy, el día después de la ignominia, cuando un asesino múltiple acaba de asestar un golpe mortal al estado de derecho y a la dignidad de los Españoles de bien, estamos situados en una realidad política que se fraguó entonces y se materializó con el asesinato de 192 inocentes. Ese día ETA obtendría la mayor victoria de su existencia. Una sociedad amedrentada y sin pulso acabaría reconociendo en las urnas el poder del Terrorismo, y acabaría colocando en el poder a un individuo incapaz de soportar el peso y la dignidad de la Historia de España, aquejado del síndrome del capitán Lozano.

ETA a partir de entonces tomaría el mando de la Nación, y Zapatero secretario general del PSOE ocuparía una alta magistratura del estado, sí, pero tan disminuido políticamente, que no tardó en experimentar la metamorfosis que lo transformó en el mermado ZP que ayer ponía en libertad a De Juana.

Estos tres años son la crónica de una cobardía anunciada. Todo lo que se ha llevado a cabo obedece al guión de lo que aconteció antes de abandonar Aznar el poder, y se culminó con ese “misil electoral” que de forma tan hábil y certera fue administrado, coordinado y genialmente aprovechado del 11 al 14 de Marzo. ¿Presidente legítimo?. Sí, pero a día de hoy, indigno.

Tres años de renuncia a la defensa del Estado, tres años de dimisión de obligaciones, tres años de dejación de funciones, de sometimiento de los poderes y la organización del Estado al guión que alguien había escrito con la seguridad de que tras el 14 de Marzo los actores del sainete nacional serían otros. Un sainete con la ETA ejerciendo de apuntador a la boca del proscenio, para que ZP no olvidara ni una coma del guión. Ni olvidos ni dilaciones, le dijeron, que si no volamos la tarima para que caiga la tramoya y liquide a los figurantes. Dicho y hecho, pero con dos figurantes menos, ZP continúa la representación con un público entregado de batasunos y nacionalistas-separatistas, y otro dormitando en las plateas por la anestesia y la desinformación del aparato de propaganda.

Hoy, cuando se acaba de materializar la primera cesión política visible, aunque intuimos que ya todas están pactadas en el guión, ¿qué premio espera ZP?. ¿Cuál será el estipendio de su vasallaje?. ¿Por qué asume el elevadísimo coste de la excarcelación del sanguinario de Juana?. Algunos dicen que ETA le premiará con una nueva declaración de buenas intenciones, como si eso tuviera ya algún valor para la sociedad Española. Este gobierno no espera nada a cambio, solo ganar tiempo. ETA ha tomado la manija de la vida pública, sin otra explicación que el chantaje. Solo una sociedad civil que se subleve contra este malévolo círculo, contra este engendro de gobierno salido de las tinieblas del 11M, podrá tornar en dignidad la crónica de cobardía anunciada en los últimos cuatro años de la historia de España.

Pederastas idiomáticos
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 5 Marzo 2007

[Adoctrinamiento] Mekané es una empresa viguesa de gestión cultural (sic) que ha creado una obra de títeres para niños, con tres niños buenos que hablan gallego y luchan contra el niño malo, que se expresa en castellano. Los personajes principales de la obra son Verbalinda, una bruja buena que planta semillas de gallego, y Maldito que le quiere destrozar el huerto. La historia de los tres niños buenos (galegofalantes) y el niño malo (hispanohablante), comienza en el S. XII en el Reino de Galicia. Además de estos dos (la Bella y la Bestia), están otros tres personajes buenos (evidentemente galegofalantes): la niña Falamunda, de origen suevo, como no podía ser menos, protectora de la lengua; Pepiño, que es romano, y la vieira Sarela, que es un ordenador portátil. El malvado Maldito debe su nombre a un juego de palabras donde en gallego "mal dito" equivale al castellano "mal dicho".

Maldito, evidentemente, es el malo de la película: odia Galicia, habla español, quiere conseguir que todos los niños hablen mal el gallego, olviden la historia, la cultura y la lengua gallega, mientras que los buenos tienen como objetivo animar y motivar a los niños y a sus familias a utilizar la lengua gallega.

Manipulación en TVE
La televisión de Luis Fernández
Agapito Maestre Libertad Digital 5 Marzo 2007

El PSOE es una formación política rocosa y uniforme. Nadie se ha movido en el seno de su Comité Federal. Bono ha llegado a decir que habría tomado la misma decisión que Zapatero. Sus medios de comunicación no le han ido a la zaga a la hora de defender la estrategia común que Zapatero ha diseñado con ETA. El PP debería actuar con igual contundencia, especialmente a la hora de responder al PSOE, si quiere construir una mayoría en las próximas elecciones. Sería deseable que el PP mostrase su fortaleza con los medios de comunicación, especialmente con RTVE. He aquí un buen test para evaluar la firmeza del PP con un sector decisivo a la hora de encarar un proceso electoral. En otras palabras, el partido de Rajoy tendría que ser inflexible con el sectarismo del que ha hecho gala en los últimos días RTVE en la información del caso De Juana Chaos.

El PP debería empezar reconociendo que también el consenso produce errores horrorosos. El ejemplo está a la vista. Ha consensuado un candidato con el PSOE que ya los ha traiciona varias veces. No pierdan, pues, el tiempo con análisis morales sobre las calumnias que los socialistas han vertido contra ellos en RTVE y concentren sus críticas políticas en el nuevo dirigente del ente público, que paradójicamente ha salido elegido con sus votos. Reconozca, pues, el PP que el nuevo nombramiento del máximo responsable de RTVE ha devenido ya un fracaso estrepitoso. Pidan la dimisión de este hombre, porque mañana será tarde. El nuevo director general de RTVE ha sido nombrado con el respaldo del PP, pero ha bastado que cientos de miles de personas salgan a la calle para protestar contra el Gobierno para que el nuevo jefe de la cosa deje claro quién es su amo. Sospecho que este hombre, tal y como están de deslegitimados los socialistas, hará bueno a Calviño y García Candau, que en el pasado socialista fueron arquetipos de sectarismo y manipulación en RTVE.

Exijan la dimisión de Luis Fernández, porque los hechos son fáciles de retener para quien haya contemplado TVE en los últimos días. Sobre el asunto de De Juana Chaos casi todo lo que hasta ahora ha sacado RTVE está manipulado. No se dice nada que no quiera el Gobierno. Todos los informativos y programas sobre la excarcelación del criminal responden a los dictados del Gobierno. Repasen los programas y verán que Luis Fernández no tiene defensa posible. Datos objetivos, pues, los hay por todas partes, por ejemplo, el mismo día que el Gobierno daba la noticia, los informativos de TVE sacaron cuatro veces a Rubalcaba por una de Acebes y de hurtadillas, obviamente, al lado del dirigente del PP mostraron cuatro opiniones de otros tantos representantes de partidos nacionalistas que apoyaban al Gobierno. Ocho contra uno. ¡Viva el candidato del consenso! Con estos datos presentes, por supuesto, nadie habrá visto en RTVE algo relevante acerca de las concentraciones del viernes.

En fin, tómense en serio este asunto el PP, porque Zapatero ha respondido con manipulación informativa a las miles de personas que han salido a la calle protestando contra su política. Lo seguirá haciendo acusando al PP de "fascista", "extrema derecha" y otras lindeza parecidas (por cierto que Rosa Díez, según José Blanco, también es de "extrema derecha" porque ha protestado contra Zapatero) con la inapreciable ayuda de RTVE, que ahora será imprescindible, porque sus "intelectuales" y "artistas" están desbordados o guardan un bochornoso silencio ante la indigerible estrategia del Gobierno con los criminales de ETA.

EL VIERNES, CONCENTRACIONES EN TODOS LOS MUNICIPIOS
Rajoy convoca la "gran manifestación" para este sábado a las cinco de la tarde en Madrid
A las cinco de la tarde en Madrid y con el recorrido Alcalá-Cibeles-Colón. Esta es la cita que ha anunciado Rajoy para que el sábado 10 de marzo los españoles "normales y sensatos" se manifiesten contra la cesión del Gobierno al chantaje del asesino De Juana. El lema será "España por la libertad. No más cesiones a ETA". Rajoy ha insistido en que esta protesta "está abierta a todos". El Foro de Ermua pide que los ciudadanos, sean del partido que sean, coloquen banderas de España o autonómicas con crespones negros en sus ventanas.
Libertad Digital 5 Marzo 2007

En una comparecencia ante los medios, Mariano Rajoy ha dicho que esa gran marcha se unirán concentraciones en los municipios y capitales de provincia que lo deseen el viernes a las 21 horas con el fin de rechazar la prisión "atenuada" de De Juana. En cuanto a los motivos de convocar la marcha de Madrid, ha dicho que el primero es "expresar el rechazo a la decisión política" de Zapatero "sometiéndose al chantaje" de ETA "con la liberación de De Juana". Además, pedirán al Gobierno que "esa decisión sea rectificada de inmediato".

El objetivo también es expresar la "solidaridad con las víctimas, a espalda de las cuales se ha tomado esta decisión" y pedir que se "acaben las cesiones a ETA". Según Rajoy, "es evidente que se están ocultando" aspectos como la "presentación de Batasuna-ETA" a los comicios o la posición del Ejecutivo "a la posición respecto a Navarra".

"Aunque hago la convocatoria como presidente del PP", la convocatoria "es a todos los españoles, no es un problema de derechas ni de izquierdas", ha insistido Rajoy. "Hemos compartido la política antiterrorista" en el pasado "y pido apoyo a esa política, la más moral, ética y eficaz". El líder del PP ha instado a los ciudadanos a que "se manifiesten a decir que no se sienten derrotados por defender que no se acepta el chantaje de ETA. "Es la primera vez que se acepta", ha señalado, antes de pedir a la sociedad "que mantenga su posición".

Rajoy ha aclarado también que tomó la decisión de convocar la manifestación el pasado viernes y ese día la dio a conocer. Ahora ha anunciado le fecha: el próximo sábado 10 de marzo en Madrid. El líder de la oposición ha explicado que la marcha la convoca un partido político "que durante años tuvo la responsabilidad en la lucha contra el terrorismo y que la pactaba con el PSOE".

Una marcha abierta a las personas sensatas
La marcha, insistía, está abierta a todos: "A los españoles que se sienten demócratas y quieren una cierta dignidad y decisiones éticas para que se actúe de acuerdo con la moral". Abierta a todos los que "no están dispuestos a arrepentirse de haber estado más de treinta años luchando contra ETA". Abierta a todos, "votantes del PP, del PSOE, a los que quieren cambiar su voto, dirigida a todas las personas normales, sensatas, que piensan cosas razonables, normales y sensatas. No es de derecha ni de izquierdas". Una marcha, insistía, "abierta a todos los que cumplan la ley".

El argumento que ha empleado Rajoy es que las personas "sensatas" creen que "no se puede mandar a su casa a etarra no arrepentido, que ha matado a 25 personas". Con esta convocatoria el PP quiere que el Gobierno dé respuestas a todos los interrogantes que se han abierto con la decisión sobre el sanguinario De Juana. "El presidente ha tomado una decisión política, aceptando el chantaje, ha dado un trato de favor a un etarra. Ese es el problema y es lo que tiene que explicar el presidente en el Parlamento, es la mínima exigencia democrática, no hay razón para que no lo haga". De los ataques que está recibiendo el PP, en un intento del Gobierno y el PSOE por desviar la atención, el líder de los populares ha dicho que "cuanta menos razón tienen más se ataca al PP". Y concluía: "Cuando no hay argumentos habrá que meterse con alguien y desviar la atención".

Rajoy ha subrayado además que "jamás en España ningún gobernante había tomado una decisión política sometiéndose al chantaje terrorista. El primero ha sido Rodríguez Zapatero". Por eso, dijo que la gente quiere saber porqué es la primera vez que ocurre eso en contra del criterio de la gran mayoría de la gente. Además de eso, apuntó que también habría que saber lo que va a pasar con Navarra y sobre todo qué cosas se está negociando. El líder de oposición agregó que "uno de los objetivos de esta convocatoria es señalar que esto tiene arreglo, que hay una política antiterrorista distinta y que el sentido común puede volver. Y ésta es la que había funcionado. No existe un gobierno normal que ceda al chantaje terrorista. Es de una irresponsabilidad insuperable".

Problemas sin solución
Pío Moa Libertad Digital 5 Marzo 2007

Jaime Ignacio Del Burgo resume el nuevo órdago de Batasuna-ETA a Zapatero: "Si quieres la paz, entréganos Navarra"

Buen lince, Ignacio del Burgo. No hay tal órdago de la ETA a Zapo. Es el órdago conjunto de Zapo y de Batasuna-ETA a la democracia española. Y la paz no juega ahí ningún papel. Se trata de que seguirán asesinando, simplemente.

Ningún problema mal planteado puede resolverse, y está claro que estos políticos de derecha no acaban de plantearlo debidamente. Por consiguiente pueden muy bien contribuir a embrollar lo más sencillo. De hecho cabe preguntarse qué ha hecho Del Burgo ante esta amenaza, que no es de ahora mismo.

------
"Dos de cada tres españoles, contra la excarcelación de De Juana"

Solamente dos de cada tres. Y después del atentado de la T-4. Ello revela una podredumbre ética inducida por unos medios de masas a su vez podridos.
--------
Con motivo de la votación (totalmente falseada) del estatuto de autonomía gallego en 1936, iba a celebrarse en la universidad de Santiago un ciclo de conferencias. Pero el organizador cometió el error de incluir mi nombre entre los conferenciantes, e inmediatamente se produjo el boicot: Santos Juliá y otros cuantos profesorcetes amantes de la democracia, la verdad y el pluralismo, se dieron de baja o se negaron a participar, con lo cual el proyecto se ha venido abajo, al no haber el necesario contraste de posturas o interpretaciones. En el lenguaje perverso (siempre lo mismo) de estos caballeros, la democracia y el pluralismo consisten en que solo los de su cuerda puedan hablar. ¿No se podría llamar a esto fascismo?

Idéntico panorama me he encontrado con motivo de algunas conferencias que he dado en Zamora, en Melilla o en La Coruña. Los progres y sociatas han denunciado el hecho de que se me llamase para expresar mis puntos de vista. No intentaban siquiera rebatir mis tesis –las pocas veces que han hecho amago de intentarlo han salido escaldados, también debe reconocerse–. Para ellos, los grandes abogados de la tolerancia, resulta intolerable que se les contradiga y demuestre la mendacidad de sus asertos, a partir de la lisenkada de que los stalinistas y afines defendían en España la democracia.

¿Qué demuestra todo esto? Entre otras cosas que las izquierdas son muy conscientes del valor del pasado en relación con la política (el mangoneo en su caso) presente. Algo que la derecha está muy lejos de entender todavía.
-----

(Ayer, Vstavai):
"Me escribe un señor que escribía en el blog de Escolar (un blog ultra progre, me aclara) comentando o exponiendo de vez en cuando contenidos del blog de Pío Moa: "Solía hacerlo con el nick "Salmanasar", y lo precedía con una pequeña dedicatoria: "Unos minutos de meditación, por favor", aunque ya sé que eso de meditar o reflexionar es pedir peras al olmo, cuando se trata de progres, que obran más bien por reflejos condicionados como los perros de Pavlov. Notaba que se ponían de los nervios y respondían con la habitual catarata de insultos, pero seguía insistiendo porque me parece conveniente que estos señores lean algo más que las chorradas a las que están acostumbrados, unas chorradas que parece que les crean adicción, en general son gente aficionada al porro y a las drogas, y se comprende. He visto que en el blog de Moa se ha impuesto también una censura, pero el caso no tiene comparación, a mi modo de ver, porque en el blog de Moa era una sarta de injurias, amenazas hasta de muerte, provocaciones personales y obscenidades, mientras que yo me limitaba a recomendarles un minuto o dos de reflexión. Bueno, frecuento algunos blogs y foros con distintos seudónimos, y no conozco ninguno en que se haya agredido de tal manera al dueño del foro, yo creo que se nota que Moa les saca completamente de quicio, es que no pueden soportarlo. Bueno, pues el tal Nacho Nachete el machote, el dueño del blog Escolar, que es un progre, pero progre de la cabeza a los pies, también bastante bobo, pues el tío ha dispuesto que un servidor no pueda intervenir más allí, si ustedes ven ese foro verán que es de los más insulsos, repetitivos, tópicos y faltos de contenido que pueda haber, parecen estar a un paso de la subnormalidad, y sin embargo es probablemente el blog preferido de los progres, supongo que precisamente por eso. Ya no podré ejercer allí mi benéfica acción de contraste para que, por lo menos lean alguna cosa distinta. Qué le vamos a hacer, en fin". Muy bie, pues ya saben ustedes".

España
Gotzone Mora, Pagazaurtundua y Nicolás Gutiérrez se desligan de las listas del PSE
Redacción La Razón 5 Marzo 2007

MADRID- Hasta ahora, se han limitado a discrepar de la línea seguida por su partido, pero, desde mayo, romperán con él. Tres destacados miembros del Partido Socialista vasco ligados a movimientos cívicos contrarios a ETA, como Maite Pagazaurtundua -hermana de Joseba Pagazaurtundua, asesinado por la banda terrorista-, Goztone Mora y Nicolás Gutiérrez no serán candidatos o abandonarán los primeros puestos de las listas en las elecciones de mayo.

Fuentes políticas del País Vasco informaron a Servimedia de que tanto Mora como Pagazaurtundua y Gutiérrez abandonan las listas de la formación que lidera Patxi López o dejan de ser candidatos a alcalde. En concreto, Pagazaurtundua, que es presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y hasta ahora concejala socialista en la localidad guipuzcoana de Urnieta, no va en los puestos de salida de la candidatura que su partido presentará a finales de mayo en la citada localidad. La edil ha explicado que, pese a discrepancias con la línea oficial de su partido en cuestiones como la negociación con la banda terrrorista, su decisión de no ser cabeza de lista se debe a que quiere alejarse de la política activa.

Por su parte, y según las mismas fuentes, Gotzone Mora no repetirá como concejal del Partido Socialista en Guecho, algo que la profesora anunció a mitad de esta legislatura y que se ha confirmado estos días con la elaboración de la lista de candidatos en esta localidad. A su vez, las mismas fuentes explicaron que Nicolás Gutiérrez, hasta ahora edil del PSE en Miravalles (Vizcaya) y está ligado a la plataforma «¡Basta Ya!», ha renunciado por motivos personales a repetir como candidato en mayo.

TRAS PASAR DOS MESES EN LA UCI
Muere el anciano que ingresó en el hospital tras un acto de terrorismo callejero en Mondragón
El hombre que ingresó en un centro hospitalario a consecuencia del humo que inhaló tras un ataque de terrorismo callejero en Mondragón ha muerto tras permanecer dos meses en la UCI. El anciano, de 79 años, tuvo que abandonar su vivienda después de que el pasado cinco de enero la sede de La Caixa ubicada en la planta baja del edificio fuera incendiada. La inhalación de gases se unió a los problemas cardiacos que padecía y dos días después del suceso tuvo que recibir asistencia en la UCI, unidad que no ha abandonado hasta su fallecimiento.
EFE Libertad Digital 5 Marzo 2007

Según informaron este lunes a Efe fuentes municipales, Ambrosio Fernández Recio murió el pasado sábado en este centro sanitario vitoriano, en el que fue internado el día 8 de enero, como consecuencia de diferentes "problemas cardíacos". Explicaron que durante los dos meses en los que este hombre ha permanecido en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital se produjeron diferentes complicaciones que derivaron finalmente en su fallecimiento.

El jefe de la Guardia Municipal de Mondragón, José Luis Etxeberria, quien actuó como portavoz de la familia durante el ingreso hospitalario, explicó pocos días después de ser internado que el anciano ya tenía "un expediente médico complicado, había sufrido una trombosis y presentaba dificultades respiratorias", aunque recalcó que la inhalación de humo por el incendio en los bajos de su vivienda pudo agravar su estado de salud.

El ingreso de este vecino de Mondragón, residente en el número 3 de la calle Jokin Zaitegi, se produjo después del ataque que tuvo lugar la noche de Reyes, cuando los proetarras incendiaron una sucursal de La Caixa, que resultó totalmente calcinada. Como consecuencia de las llamas, los vecinos de los tres portales de este inmueble tuvieron que abandonar sus domicilios y esperar un tiempo en la calle hasta que fueron realojados en hoteles.

Ambrosio Fernández bajó de su vivienda, situada en un cuarto piso, inhaló humo y pasó más de una hora en la calle hasta que pudo ser realojado, junto a otros 50 vecinos del inmueble, situación que unida a su delicado estado de salud pudo provocar su ingreso. Aunque el sábado regresó a su casa, ya que no era una de las más afectadas por el incendio, el hombre se sintió mal el domingo, por lo que el lunes ingresó en el hospital de Txagorritxu de Vitoria, en el que falleció el pasado fin de semana.

El ataque, que calcinó dos plantas de la sucursal de La Caixa, obligó a algunos vecinos a pasar varios días fuera de su domicilio como consecuencia de los daños que sufrió el edificio. Tras lo sucedido, el Ayuntamiento de Mondragón convocó una concentración silenciosa, en la que participaron varios cientos de personas, entre las que se encontraban representantes de todos los partidos, excepto de la ilegalizada Batasuna-ETA.

Y A LOS PADRES QUE DECIDAN QUE SUS HIJOS NO LA CURSEN
Los inspectores educativos delatarán a los centros escolares que no impartan Educación para la Ciudadanía.
La Asociación Nacional de Inspectores de Educación (ANIE) ha explicado que si en un centro escolar no se imparte una asignatura obligatoria –como Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos– o si las familias deciden que sus hijos no la cursen, delatarán a las autoridades "los incumplimientos que detecten". Aunque informarán primero a padres y escuelas sobre el cumplimiento de sus obligaciones, los inspectores educativos propondrán las medidas que "conforme a la legalidad vigente deban adoptarse". La ANIE confía en que el Ministerio de Educación haya pensado "sobre todo en la formación de los chicos como futuros ciudadanos españoles" y espera que los profesores manifiesten una "clara voluntad de formar" y no de adoctrinar.
Europa Press Libertad Digital 5 Marzo 2007

El presidente de la Asociación Nacional de Inspectores de Educación, Félix Urbón, concretó que "cada centro, cada familia, cada alumno es un caso particular que, sin perder de vista en ningún momento la legalidad vigente, hay que evaluarlo en su contexto".

No obstante, ANIE confía en que, al implantar la nueva asignatura en desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE), el Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) y las demás administraciones educativas hayan pensado "sobre todo en la formación de los chicos como futuros ciudadanos españoles". También esperan que los profesores, al impartirla, manifiesten un "sano pluralismo" y una "clara voluntad de formar a los alumnos y no de adoctrinarles", además de respetar el ámbito de la formación moral que corresponde a la familia.

En todo caso, estos inspectores consideran que la nueva materia que se impartirá sobre cuestiones como la formación en la Constitución Española era "completamente necesaria" y "viene a llenar una laguna que existía". "La sociedad debe formar a sus ciudadanos, entre otros, en pluralismo político y en respeto a los valores constitucionales", afirma el presidente de ANIE, recordando su papel de velar para que se cumpla en los centros la legalidad.

Así, esta organización recuerda que las funciones de los inspectores tienen como "guía final" la supervisión de la legalidad vigente "realizada con el saber hacer de cada inspector concreto", bajo el sentir acuñado en el colectivo de que la Inspección "todo lo ve, todo lo oye, todo lo sabe". Para ello, tienen acceso como autoridad pública a todas las actividades escolares que se realizan en todos los centros educativos autorizados y, como resultado de su actuación, elevan informes a las autoridades de la Administración educativa correspondiente.

Supervisar y controlar, desde el punto de vista pedagógico y organizativo, el funcionamiento de los centros educativos así como los programas que en ellos inciden; la práctica docente, la función directiva y colaborar en su mejora continua; colaborar en la evaluación del sistema educativo y de los elementos que lo integran; el cumplimiento, en los centros educativos, de las leyes, reglamentos y demás disposiciones vigentes que afecten al sistema educativo son algunas de sus funciones recogidas en la LOE (artículo 151).

Velar por el cumplimiento y aplicación de los principios y valores recogidos en la LOE; asesorar, orientar e informar a los distintos sectores de la comunidad educativa en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de sus obligaciones y emitir los informes solicitados por las Administraciones educativas respectivas o que se deriven del conocimiento de la realidad propio de la inspección educativa a través de los cauces reglamentarios cierran la lista de sus tareas.

LENGUAS
La Generalitat dará un título oficial a los alumnos aragoneses que estudian catalán
Es el requerido en las oposiciones y para recibirlo hay que cursar la lengua en 4 años de Primaria y durante la ESO.
P. CIRIA. Zaragoza Heraldo de Aragón 5 Marzo 2007

La Generalitat de Cataluña dará un título oficial, el necesario para presentarse a oposiciones, a los alumnos aragoneses que estudian catalán. Este documento equivale al nivel intermedio de la lengua (nivel C) y pueden solicitarlo todos aquellos que hayan cursado y aprobado la asignatura en centros aragoneses durante la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y, como mínimo, en cuatro cursos de Primaria, según publica el Diari Oficial de la Generalitat de Cataluña.

Esta decisión da cuerpo a la realidad social de los pueblos aragoneses que son catalanohablantes y el título será equiparable al que los estudiantes reciben cuando estudian inglés, francés u otro idioma, es decir, que tiene un valor europeo, explicaron desde el departamento de Educación de la DGA. Los que obtengan el nuevo documento podrán también presentarse a las plazas de profesores de catalán en Aragón y, fuera de la Administración pública, será valorado como un extra, al igual que el conocimiento de otras lenguas.

Se logra así que se valore el aprendizaje del catalán en el territorio aragonés, como ya se hace en Baleares y la Comunidad Valenciana. Hasta ahora, los alumnos no obtenían ningún tipo de reconocimiento y sólo les quedaba la opción de presentarse a un examen oficial para obtener un título. La Generalitat ha decidido emitir una orden para cambiar esta situación después de llevar a cabo una evaluación de los currículos de los centros escolares aragoneses, señalaron desde el Departamento de Educación de la DGA.

La noticia ha sido recibida con satisfacción en los casi 30 centros en los que se imparte esta materia, ya que llevaban años demandando un reconocimiento para sus estudiantes. En Aragón, hay aproximadamente 3.600 alumnos que estudian catalán, la mayoría de ellos en Primaria (casi 2.000), según los últimos datos del curso 2005-2006. Por provincias, Huesca tiene más de 2.500 repartidos en 15 centros; Teruel cuenta con unos 500 estudiantes de siete centros; y, en Zaragoza, cursan esta lengua 534 chavales en seis colegios e institutos.

Horarios de clase
En los niveles de Educación Infantil, Primaria y Secundaria se imparten entre una y tres horas de catalán a la semana, en Bachillerato de dos a tres y en Formación Profesional, una. Existe, además, un modelo experimental de enseñanza bilingüe que se inició el curso pasado (partiendo de la experiencia del colegio Miguel Servet de Fraga). En este proyecto, los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil reciben dos horas de lengua catalana a la semana. Por su parte, los de Primaria tienen también dos, más cuatro horas de clases de la asignatura de Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural, que se imparten en catalán.

Cataluña "inicia contactos" con la DGT para incorporar el distintivo CAT en las matrículas
El gobierno catalán "ha iniciado contactos" con la Dirección General de Tráfico con el objetivo de incorporar a las matrículas el distintivo CAT (Cataluña). La intencionalidad, situar en el mismo plano a la comunidad autónoma de Cataluña y España. Este asunto no es un tema baladí para Cataluña, pero tampoco para el sector del automóvil. La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles indicó en su día que el identificativo autonómico supone "un notable obstáculo para la comercialización de los vehículos usados, por las resistencias de determinadas provincias a aceptar vehículos matriculados en otras". Por otro lado, hace un mes, la DGT presentó un estudio sobre seguridad vial titulado: "Estudio comparativo sobre el desarrollo de la seguridad en Grecia, Portugal, España y Cataluña".
EFE Libertad Digital 5 Marzo 2007

La propuesta la ha planteado el consejero de Interior, Joan Saura, en respuesta a una pregunta parlamentaria a la diputada de CiU, Elena Ribera sobre la incorporación de dicho distintivo a las matrículas.

Saura ha recordado que la DGT tiene "la capacidad y la competencia exclusiva para legislar y hacer modificaciones normativas necesarias referentes a la homologación, los caracteres, las dimensiones y otros requisitos que se disponen en el Reglamento General de Vehículos vigente".

"La colocación de distintivos de cualquier tipo en el interior de las placas comportará la modificación legislativa, no sólo de la posibilidad de incluirlos, sino de las dimensiones de las placas y/o de los caracteres inscritos", ha añadido el consejero.

Recordemos que hace un mes, la Dirección General de Tráfico, dependiente del Ministerio del Interior, editaó un informe sobre seguridad vial titulado "Estudio comparativo sobre el desarrollo de la seguridad vial en Grecia, Portugal, España y Cataluña". Aparte de la dudosa utilidad científica de comparar entidades distintas, este estudio parece pretender, desde el mismo título, situar en el mismo nivel a España y Cataluña. El trabajo, que agrupa a los "países del sur", ha sido elaborado por SUNflower plus.

Recortes de Prensa   Página Inicial