AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 15 Marzo   2007

Aniversario del 14-M
Tres años de desastres
Ignacio Villa Libertad Digital 15 Marzo 2007

Este miércoles 14 de marzo se han cumplido tres años del triunfo electoral del partido socialista. Tres años de la victoria de Rodríguez Zapatero. Un éxito que nadie esperaba y que fue resultado del golpe mediático que se llevó a cabo entre el 11 y el 14 de marzo. Un triunfo electoral que estuvo precedido por la violación del día de reflexión y por los asaltos a las sedes del Partido Popular en toda España.

Aquel triunfo electoral, fruto de la manipulación de un atentado terrorista, nos ha llevado a la que sin duda es la legislatura más convulsa de la democracia española moderna. Tres años después podemos decir, sin duda, que estamos asistiendo a una legislatura desastrosa. El balance que se puede hacer a día de hoy es lamentable, entre otras razones, por la obsesión de Rodríguez Zapatero de poner patas arriba todas las normas que los españoles nos dimos en el 78 para la convivencia armónica entre todos. Era difícil pensar que en tres años se pudiera ejecutar semejante desaguisado. Era difícil, pero lo cierto es que Zapatero lo ha conseguido.

El presidente del Gobierno se ha marcado dos objetivos: el cambio en el modelo de Estado y el cambio en el modelo de sociedad. Además a esto hay que añadir que Zapatero nunca ha querido reconocer, no lo hará tampoco en el futuro, que su triunfo electoral estuvo determinado por los atentados de Madrid. Sobre estos cimientos el Jefe del Ejecutivo ha construido una forma de hacer política llena de sectarismo, de enfrentamientos, de persecución hacia los discrepantes, de persecución y de polémica.

En estos tres años no ha faltado de nada. Zapatero, en este tiempo, nos ha embarcado en el proceso de rendición ante ETA, la excarcelación de De Juana Chaos, la reforma del Estatuto de Cataluña, la OPA sobre Endesa y el aquelarre de la memoria histórica. Nos ha alejado de los Estados Unidos y amigado con Chávez, Castro y Morales. Ha exaltado a la Segunda República, perseguido a los medios de comunicación críticos e impuesto una educación estatalista. Hemos tenido que padecer sus obsesiones laicistas, la pañoleta palestina y una pésima gestión de la inmigración. En definitiva, una lista interminable de acciones y gestos irresponsables e ineptos, fruto de fobias, manías y obsesiones, que ha llevado a la sociedad española a sentirse atemorizada ante la actitud de un Gobierno engreído e incapaz de rectificar.

Tres años después de la llegada de Zapatero al poder el espectáculo que se nos brinda al contemplar su acción de gobierno es lamentable. Han sido tres años de desastres. No es cierto que el presidente no tenga proyecto, porque es evidente que sabe lo que quiere, como sabe igualmente que por ese camino era inevitable que la sociedad española se dividiera y enfrentara. El único consuelo que queda tras este desolador balance es que nos encontramos en la recta final de la legislatura. Sólo le queda un año. O menos.

El amparo de Bermejo a los testaferros de Batasuna
EDITORIAL Libertad Digital 15 Marzo 2007

Cuando ETA instrumentalizó en 2005 al PCTV para poder concurrir a las elecciones vascas, tras la ilegalización de Batasuna, no nos sorprendió la bochornosa pasividad del entonces fiscal encargado del asunto, Mariano Fernández Bermejo, muy similar a la del propio Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido.

Ahora bien. La criticable condescendencia del Fiscal General ante aquella maniobra batasuna podría considerarse como una cuestión de indebida obediencia a la voluntad del Gobierno del 14-M de relajar, a cambio de un comunicado de tregua, el estrangulamiento político y financiero que, desde la entrada en vigor de la Ley de Partidos, había estado sometiendo a todo el entramado etarra. Pero en el caso del radical y conflictivo fiscal Fernández Bermejo no era sino una muestra –una más– de cómo trasladaba a su quehacer profesional sus pulsiones ideológicas radicales. Y es que Fernández Bermejo había llevado a gala, desde el primero momento, su radical oposición a la Ley de Partidos, al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo y a cualquier acuerdo con el Partido Popular, incluido el Pacto por la Justicia.

El ahora ministro de Justicia pretendió ayer lavar la cara del gobierno con su novedosa y "vigilante" observancia a una Ley de Partidos que, hasta hace nada, vituperaba con calificativos muy similares a los que le dedicaban los propios proetarras. Lo que Bermejo acaba de hacer es, en realidad, recurrir a la hipócrita desfachatez, propia del Gobierno al que pertenece, para ratificar su persistente condescendencia a que los proetarras del PCTV sigan pudiendo actuar como testaferros de Batasuna.

Si de verdad Fernández Bermejo y Zapatero quisieran ahora extremar "la vigilancia del cumplimiento de los requisitos legales de toda formación política que pretenda presentarse a las elecciones y que tenga visos de connivencia o sucesión con partidos ilegalizados u organizaciones terroristas", empezarían por airear –y no ocultar– los demoledores informes policiales que acreditan la vinculación del PCTV con Batasuna, como los que, hace unos días, volvían a denunciar su "total subordinación". Eso por no hablar de la condescendencia gubernamental ante la bochornosa negativa pública de todos los dirigentes del PCTV a condenar cualquier atentado de ETA, negativa que han mantenido después del sangriento crimen de Barajas, y que debería constituir un escándalo similar a la reciente excarcelación del sanguinario De Juana.

Por otra parte, ¿qué está haciendo el Gobierno de Zapatero que no sea mirar hacia otra parte, ante la incesante, impune y pública actividad política del propio equipo titular batasuno? ¿Qué están haciendo los socialistas, además de sumarse a las diatribas contra el PP, ante el comunicado que ayer mismo emitía Batasuna contra Rajoy y contra la manifestación que va celebrarse el sábado en Pamplona?

Una cosa es que, ante el despertar ciudadano por la cesión al chantaje en el caso de De Juana, Zapatero haya tenido que renunciar a criticar, tal y como ya hizo, "la rigidez de la ley de partidos", y otra muy distinta que haya renunciado a la manipulación y a la mentira. Esto último es, simplemente, insoslayable para un Gobierno que no ha renunciado a sus pésimas compañías.

Zapatero: Una desgracia para España
Vicente A.C.M. Periodista Digital 15 Marzo 2007

Enrocado en sus posiciones. Defendiendo a ultranza sus acuerdos con ETA. Acusando al PP de extremista, por no compartir su forma de actuación contraria a toda dignidad y ética del máximo representante de un Gobierno democrático. Impasible y sordo ante las protestas de millones de ciudadanos por su política de cesión al chantaje terrorista. Rencoroso y huidizo del combate dialéctico, ocultándose tras sus peones de brega Fernández de la Vega y Rubalcaba. Ese es el Presidente que le ha tocado en desgracia a España. Ya son tres años de mandato en los que su única obsesión ha sido la destrucción sistemática de lo realizado por el Gobierno del PP, el aislamiento político de éste mediante su entusiasta adhesión a y promoción de cuantos pactos de exclusión o "cordones sanitarios" han impuesto las fuerzas políticas nacionalistas y secesionistas.

Una desgracia para España que va a durar mientras pueda mantener su farsa de proceso. Mientras pueda aprovecharse de la complicidad de ETA y de su mundo afín, para demostrar a la opinión pública que su Proceso está vivo y que ha merecido la pena ceder al chantaje. Una desgracia para España y para el pueblo español, atado a sus propias leyes y asistiendo impotente a la sucesión de actuaciones cobardes encaminadas a conceder lo que ha costado tanta sangre y tantos años defender con honor y con decisión. Una desgracia que España no se merece y que, hoy más que nunca, el pueblo español reconoce su equivocación cuando aquél 14M depositó su voto y confianza en un proyecto y un candidato, que demostró tener intenciones ocultas y una concepción muy diferente del panorama político español y de la propia identidad de España.

Un Presidente que prometió por su Honor defender a España y su Constitución y cuya primera meta fue dar luz verde a la declaración de Cataluña como nación, con la puerta abierta de par en par a su independencia. Y cuya segunda meta fue erigirse en el pacificador. En el que acabase con el terrorismo de ETA, pero que disfrazó de talante y diálogo, lo que al final se ha demostrado ser una traición a los Pactos con el PP y una cesión incondicional ante ETA, con unos compromisos que habían sido firmados con la misma mano que estrechaba su alianza con el PP. Un Presidente que ha menospreciado y despreciado a las asociaciones de Víctimas del terrorismo, excepto a aquellas que le rendían pleitesía y recibían sus subvenciones.

España ha pasado épocas históricas difíciles, pero creo que estamos ahora en una de las de mayor peligro para su propio futuro como Nación. Y todo ello se lo debemos a una coyuntura derivada de unos comicios con la gangrena de unos atentados terroristas cuya autoría está por demostrarse, pero cuyas consecuencias las estamos padeciendo con un Gobierno y un Presidente obsesionados con una misión delirante y ajena al sentir y aspiraciones del pueblo español.

De Juana Chaos
Rubalcaba ante la fábrica de mártires
Cristina Losada Libertad Digital 15 Marzo 2007

En Cambio de destino, Jon Juaristi cuenta las consecuencias que tendría la fuga de Julen Madariaga en 1960. Durante un control, un guardia civil mató a un joven empresario bilbaíno muy conocido, Javier Batarrita, al confundirlo con el fundador de la ETA huido. El incidente se interpretó en el entorno nacionalista como una agresión del franquismo contra los vascos. Años después, sigue Juaristi, "ETA elaboraría su estrategia de acción-represión sobre un supuesto que parecía basarse en la versión nacionalista" de aquel suceso: "a toda acción hostil contra la dictadura, ésta respondería con la represión brutal e indiscriminada, lo que elevaría la conciencia y disposición combativa del pueblo". Se había puesto en funcionamiento la fábrica de mártires, y ya no pararía. El terrorismo de aquí y de acullá se dedica, entre otras cosas, a mantenerla en marcha.

Al intentar explicar Rubalcaba la excarcelación de De Juana ha aceptado una parte sustancial de aquella lógica perversa: la idea de que los gobiernos les fabrican los mártires a las bandas terroristas. Pues ha dicho que el suyo tiene la posibilidad de no crearlos. Dejándose atrapar en un dilema que es falso de raíz, el presidido por Rodríguez ha optado por lo segundo. Decide soltar a uno de los serial killers de la ETA para evitar que los terroristas produzcan "mártires e iconos". Lo cual es un propósito que, de generalizarse, conduciría a abandonar toda política antiterrorista digna de ese nombre. Que es, precisamente, lo que ocurre. No hay manera de perseguir el terror sin proporcionar nuevo material para esa factoría. No digamos algo como los GAL. Una detención, un juicio, un encarcelamiento son suficientes. De modo que, según esta doctrina, todos los gobiernos democráticos que combatieron a ETA han contribuido a engrosar la lista de agravios, mártires y héroes de la banda y su entorno. A ZP, que ha descubierto ese Mediterráneo de la evitación, le parecerá que fueron poco inteligentes.

Todos los "evitar" que pronunció Rubalcaba, y que parecían los tres jamases de Prim, constituían, bien oídos, una apelación a los votantes del PSOE el 14 de marzo de 2004. Evitar males mayores, evitar que se estimule el odio y el enfrentamiento social, evitar los mártires; es un compendio del programa con el que Zapatero triunfó entonces. Y no sólo eso. Enuncian en sermo vulgaris la actitud "progresista" ante el terrorismo. La que dicta que combatirlo es peligroso porque se atiza el odio y se engendra más terrorismo. Que es lo que dijeron tantos después del 11-S y siguen diciendo sobre Irak. Lo que tantos han dicho en España en voz baja o con altavoz: ¡dialoguen! Y lo que se suscribió tácitamente, oscuramente por unos, claramente por otros, al votar el 14-M.

Ayunos de argumentos legales, humanitarios e inteligentes para justificar la suelta de De Juana, los dirigentes socialistas han terminado por recordarles abiertamente los términos de aquel contrato a sus electores. Aquel en que ofrecían no provocar a los terroristas, no darles motivos, ser flexibles, dialogantes, comprensivos e indulgentes. La antítesis de Aznar. Pues así se presentaron, aunque digan ahora que el temible era pura manteca. Y es natural que les refresquen la memoria: para esto nos votasteis. Como es natural su malestar. Han mantenido hacia ETA la actitud que tan bien funcionó electoralmente cuando los españoles se encontraron ante lo que vieron como un atentado islamista causado por el apoyo a la guerra de Irak, ¡y resulta que ahora no cuela! Hete ahí el origen de los males, mayores, menores y medianos, que avizora Rubalcaba.

El PSOE crispa para evitar las consecuencias de De Juana y de Navarra
Editorial Elsemanaldigital  15 Marzo 2007

Alfredo Pérez Rubalcaba era recordado, antes de las elecciones que llevaron a José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa, como el portavoz del Gobierno de Felipe González en la época del escándalo de los GAL. Era tenido por un político inteligente y hábil, y en las trágicas jornadas entre el 11 y el 14 de marzo de 2004 demostró efectivamente una gran capacidad mediática. Cuando fue nombrado ministro del Interior en sustitución de José Antonio Alonso no fueron pocos los que confiaron –por su capacidad y su sensatez- en un giro hacia la moderación.

Rubalcaba, sin embargo, no ha demostrado en esta segunda mitad de la legislatura el talante y la habilidad que se le suponían. El pasado martes, en el Congreso de los Diputados, perdió los papeles tanto en el fondo como en la forma, y a pesar de sus intentos crispados no consiguió demostrar lo indemostrable, es decir, que la política penitenciaria de José María Aznar –y de sus ministros del Interior: Jaime Mayor Oreja, Mariano Rajoy y Ángel Acebes- fuese de concesiones a ETA.

La estrategia del PSOE y de sus socios radicales ha pasado, desde la escandalosa excarcelación del terrorista Iñaki De Juana, por la imputación al Partido Popular de una hipocresía en la lucha antiterrorista y de un extremismo político que ningún analista sensato percibe. Los ciudadanos no están de acuerdo con lo que Zapatero ha hecho con Batasuna y parece dispuesto a hacer con ETA, y lo han demostrado en las encuestas y en las calles. Ante ese panorama, el Gobierno y el partido que lo sustenta están nerviosos, y buscan su salvación política en la crispación del ambiente.

La tensión política ha crecido dramáticamente en los últimos tiempos, como resultado, primero, de las decisiones polémicas del Gobierno, y de sus cortinas de humo, después. La libertad de De Juana y el futuro de Navarra preocupan a la gente, que desea ciertamente el final del terrorismo, pero que en ningún caso quiere pagar el precio que ETA ha exigido al presidente del Gobierno. La crispación es el fruto de los miedos electorales del PSOE, pero la actitud del Gobierno –ejemplificada en Rubalcaba- no es correcta en una democracia moderna. Ignorar el descontento mayoritario de los ciudadanos o tratar de manipularlo no son decisiones acertadas para la convivencia en nuestro país.

¿YA PACTÓ LA FORMACIÓN DE EUSKAL HERRIA?
Zapatero: "¿Qué problema hay con que un ciudadano sea vasco navarro?"
Miguel Ángel Orellana elsemanaldigital 15 Marzo 2007

El presidente del Gobierno soltó esa frase a un empresario en La Moncloa, en un ambiente de confianza. No ve pues pega alguna en la exigencia más radical de Otegi y ETA.

15 de marzo de 2007. "Pero, ¿tú tienes algún problema por decir que eres un ciudadano de Castilla y León?". La pregunta, hecha desde una cierta confianza, la planteaba el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a un conocido empresario castellano leonés, en un cara a cara en el Palacio de La Moncloa. La respuesta del desconcertado interlocutor fue concisa e inequívoca: "Desde luego que no, presidente". "Entonces –prosiguió el jefe del Ejecutivo-, ¿qué problema puede haber con que uno diga que es a la vez ciudadano del País Vasco y de Navarra?".

Lo malo es que Zapatero no habló por hablar. La argumentación ofrecida al empresario por el presidente del Gobierno, y de la que ha tenido constancia Elsemanaldigital.com de primera mano, es para releerla varias veces. La formación de Euskal Herria es la máxima aspiración de ETA, el verdadero tablero de la negociación con Zapatero. Lo es porque las otras aspiraciones de la banda terrorista –legalización de Batasuna y presos– los etarras las dan ya por hechas. Y últimos elementos de este tristísimo cuadro son la inminente presentación de los batasunos a las elecciones municipales y forales del mes de mayo y la excarcelación del sanguinario José Ignacio de Juana Chaos.

"¿Qué problema puede haber con que uno diga que es vasco navarro?". Saltó la liebre. Zapatero parece dispuesto, a medio o largo plazo, a violentar la Disposición Transitoria Cuarta de la Constitución Española para que una mayoría en el Órgano Foral navarro conformada por el Partido Socialista y la "izquierda abertzale" y radical convoque un referéndum en todo el territorio de lo que la banda asesina llama Euskal Herria. Y si los navarros no se oponen, será así porque a quien redactó la disposición no delimitó el ámbito geográfico del referéndum posterior a la decisión de la anexión.

Una realidad que no puede disociarse de otra: la intrínseca debilidad de un José Luis Rodríguez Zapatero que cada día se parece más a ese puñado de maíz tostado sobre el que se precipitan los halcones del nacionalismo. Y por eso mismo, en su desesperada huida hacia adelante, es capaz de poner efectivamente al Estado de rodillas, dispuesto a conceder a los etarras lo que los etarras piden. No cabe la menor duda: de la mano de Zapatero, Iruña –Pamplona- acabará siendo la capital de Euskal Herria, y la sangre de mil muertos se habrá derramado inútilmente.

Y de ahí que el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y su cúpula, vayan a acudir este sábado a la manifestación convocada por el Gobierno navarro en Pamplona en defensa del actual estatus autonómico de la comunidad. En esta ocasión, Rajoy no encabezará la marcha, ni va a portar pancartas porque –oficialmente– es una "marcha institucional" convocada por el ejecutivo foral y no por UPN. Los hechos y las palabras de hoy nos conducen a unos tiempos donde el término dignidad cotizará electoralmente.

Olimpiadas de Montilla
Payasos sin Fronteras
José García Domínguez Libertad Digital 15 Marzo 2007

Lo admito, cada día veo más próxima la separación definitiva de Cataluña. Mas no porque nosotros queramos irnos, sino porque el resto de los españoles, hartos de tanta payasada, acabarán echándonos. Y cuando ese aciago día llegue comprenderemos, al fin, cuál ha sido nuestro gran drama desde el último tercio del siglo XX. Me refiero a la pérdida irreparable del sentido del ridículo, aquella ancestral virtud civil que en la vieja Cataluña llegara a expandirse hasta pisar el mismo linde que marca la frontera con lo patológico. Por lo demás, a fecha de hoy aún no se nos ha desvelado la pauta del canon que habrá de sustituirla. Aunque se antoja sencillo adivinar el ideal supremo de esa nueva ética pública: hacer el indio en todos y cada uno de los escenarios que nos ofrezca la vida institucional.

Así, al Molt Honorable Pepe Montilla ya le sabe a poco que, ahora mismo, seamos los campeones de Europa en Fracaso escolar, que encabecemos la Superliga de la OCDE en las muy competidas modalidades de Casas okupadas y Levantamiento de botellón para menores de 16 años. O que nadie en el mundo nos pueda disputar el "pichichi" en la categoría de Autoridades civiles sin ni siquiera el Bachillerato. De ahí que le haya encomendado a Carod la urgente financiación de unas Olimpiadas de los Paraísos Fiscales sin Estado ("naciones" los llaman ellos).

Porque, como en el Oasis no hay problemas y no nos falta de na, vamos a echarles un pulso –con todos los gastos pagados, borracheras en Lloret de Mar incluidas– a los titanes de Gibraltar, Andorra, Curaçao, Islas Feroe, Islas Vírgenes, Islas Caimán, Macao, Auba y no sé quién más. Como decía Pla, se ve que el caso es pasar el rato. Que se vayan entrenando, pues, nuestras flamantes selecciones nacionales de corfbol, cestock, pitch&putt, kickboxing, twirling, raquetbol y canicas. Que los vamos a arrasar.

Ya muy viejo, el mismo Pla elaboró una teoría sintética sobre la tropa política catalana. Doctrina que quien conozca el género y tenga un par de dedos de frente no podrá más que suscribir hoy. Sentenciaba el maestro: "No hay que perder el tiempo, ni hay que preocuparse; no tenemos ningún valor, aquí no hay nadie que sepa hablar, que tenga algo que decir; nadie que valga la pena". Razón de que Tarradellas, que para sus adentros pensaba justamente lo mismo, desembarcase en El Prat advirtiendo muy en serio que él retornaba dispuesto a hacer cualquier cosa menos el ridículo.

En fin, que Dios los guarde en su gloria...y que a los demás nos coja confesados.

Bono: socialismo a años luz de Zapatero
Francisco Rubiales Periodista Digital 15 Marzo 2007

José Bono habló la noche del martes, 13 de marzo, en el foro "Diálogos Córdoba" y lo hizo exhibiendo un socialismo atractivo y añorado, que está situado a años luz del que impulsa Zapatero. Sin decirlo y con un estilo elegante y cauto, el exministro de Defensa se postuló como una alternativa socialista diferente, por si el "zapaterismo", como muchos creen, es derrotado por el voto indignado de la sociedad española.

Ante una sala repleta, aunque con ausencias de socialistas relevantes, que aplaudió hasta cansarse, Bono, que se autodefinió como "un político" sincero y autónomo "incluso de los que te apoyan, que es lo más difícil", afirmó que "ser socialista en el siglo XXI es ser solidario, defensor de la igualdad de derechos y moderado" y advirtió que "el intransigente debe buscar otro partido".

"El socialista auténtico escucha al que discrepa, norma de educación e inteligencia, entre otras razones porque el que discrepa puede tener razón", dijo.

Después afirmó que no se puede ser socialista y, al mismo tiempo, nacionalista, porque "el nacionalismo es la búsqueda del privilegio y la ventaja, oponerse a la igualdad".

Fue tajante al afirmar que "los derechos son de las personas, no de los pueblos" y hablo de "la paradoja sangrante y despreciable que significa defender un territorio o un pueblo atenazando a las personas". Como si estuviera advirtiendo a alguien concreto, afirmó: "Nada hay más despreciable que el club de los infalibles, el de los que creen que siempre tienen la razón".

Se presentó ante la audiencia como un "rebelde con causa", pero dijo que la suya es una rebeldía "serena, sin estridencias".

Aludiendo a la memoria histórica y a los odios que desata el analisis político del pasado, afirmo: "Cuando murió el dictador, a muchos se nos acabó la rabia. No creo que este sea el momento de luchar contra una dictadura que ya no existe".

Especialmente claro fue cuando tocó el concepto de Patria: "No soy apátrida; tengo Patria y esa patria es España", afirmo y criticó después con fuerza a los que creen que el concepto de Patria está trasnochado.

Nunca dijo en su conferencia que discrepaba de Zapatero y de su tipo de socialismo, pero nadie dejó de pensarlo cuando escuchaba sus palabras, sobre todo cuando se refería a la Patria, al nacionalismo y a ETA con tesis situadas en las antípodas de las de ZP.

Sobre el nacionalismo afirmó que "lo más contrario a un Estado democrático es el privilegio y la lucha por legalizar las diferencias y ventajas". Tras recordar que algunos son tan ridículos que quieren montar un Estado en torno al factor RH, afirmó que apenas existen diferencias entre los hombres de distintas razas y religiones. En concreto, dijo que el genoma humano demuestra que apenas puede haber un 0,2 por ciento de diferencias entre un homosexual y un hetero o entre uno del PSOE y uno del PP. Después advirtió que "lo que hace grande a España no son las diferencias, sino las semejanzas, que hay muchas". "Juntos podemos más que separados; eso es ser español".

¿Hasta cuando vamos a alimentar las xenofobias y las diferencias?, se preguntó, para afirmar, en el momento más rotundo de la conferencia, que "es política y moralmente obsceno querer tener más derechos y privilegios por pagar más impuestos y tener más riqueza". Se refería, obviamente, al Estatuto de Cataluña, impulsado por Zapatero.

Refiriendose al PP, condenó su reciente utilización del himno y de la bandera como exclusivos, como armas arrojadizas, afirmando que esos símbolos patrios son patrimonio de todos, aunque algunos, lamentablemente, sientan vergüenza de ellos.

En el coloquio le preguntaron por De Juan Chaos y dijo que él estaba con el gobierno porque en un asunto como la lucha antiterrorista siempre hay que estar con el gobierno, aunque se equivoque, pero afirmó que a él no le interesaba la vida del asesino y que habría deseado que hiciera la huelga de hambre hasta el final, pero antes de haber asesinado a 25 personas.

A otra pregunta sobre trasvases y política de aguas dijo que "el agua de España es de todos lo españoles y de ninguno en particular" y criticó a los que aprueban el trasvase Tajo Segura y se niegan a ceder agua del Ebro, agua de la desembocadura, que va al mar.     Voto en Blanco

Próximo estreno: Ciudadanos "vasconavarros"
Pedro de Hoyos Periodista Digital 15 Marzo 2007

Los que vivimos en Castilla sabemos muy bien que uno de lo mayores errores de la Transición fue dividir a Castilla en cinco regiones autónomas para complacer las demandas de los partidos nacionalistas. Nada de una Castilla fuerte demográfica, industrial, política y culturalmente, con 17 provincias cuya capital fuese Madrid. No, una Castilla central y fuerte no convenía a los nacionalistas que sabían muy bien cuáles eran sus planes futuros. Y el Estado cedió.

Así, fruto de esta estupidez, nacieron, además de otras, Castilla y León y Castilla- La Mancha. Yo personalmente me quedé encogido bajo una mesa esperando el inmediato advenimiento de Castilla-La Tierra de Campos, por ejemplo. O Castilla-La Alcarria, que también vale. Si esas diecisiete provincias estuviesen en una sola autonomía, con sus correspondientes diputados y senadores en el Parlamento central la España de hoy sería muy distinta y tal vez nos estaríamos ahorrando algunos de los problemas que tenemos. Aquella cesión nos marcó para siempre.

A Zapatero le parece poca cesión. Ahora ya intenta convencer a sus visitantes monclovitas de lo bueno que sería que hubiese ciudadanos “vasconavarros”. Lo cuenta el Semanal Digital: Zapatero le planteaba a un conocido empresario si tenía algún problema en ser castellano y leonés (Yo siempre me he preguntado cómo se puede ser castellano y leonés al mismo tiempo, qué misterio. ¿Un señor de Soria, Segovia o Palencia –pura Castilla- es también leonés?) "Entonces –prosiguió el jefe del Ejecutivo-, ¿qué problema puede haber con que uno diga que es a la vez ciudadano del País Vasco y de Navarra?".
Pregunta para lectores intrépidos: Ahora que De Juana ya está en el País Vasco, ahora que se acercan elecciones locales y forales ¿Cuál va a ser el próximo paso –político- de Zapatero?

El catalán impuesto
Luis Garrido-Catedrático de la Universidad de Barcelona ABC (Cataluña) 15 Marzo 2007

Toda política lingüística tiene por objetivo reconocer y sancionar mediante leyes los derechos lingüísticos de los pueblos. Un derecho positivo cualquiera solo se justifica en la medida en que encarna lo imperativos de la Carta de los Derechos del Hombre.

El hombre, como concepto abstracto es también, por su naturaleza, un ser social provisto de una lengua, vehículo y símbolo de todo sistema cultural. Es por esta razón que el derecho a una lengua -por ejemplo, la materna-, es un derecho del Hombre que se deriva de la propia naturaleza humana. Cuando pasamos de la consideración del concepto abstracto de hombre mencionado arriba, al hombre concreto, perteneciente a un grupo cultural determinado, todo se complica. El derecho a la lengua se concreta en el derecho de cada grupo a su lengua, es decir, al derecho a la diferencia lingüística, y, por tanto, cultural de cada individuo. Pero la identificación concreta de los derechos de estos grupos sociales es difícil. No obstante, en todo caso, una sociedad democrática tiene el deber moral de proceder a un acuerdo lingüístico que satisfaga a cada
grupo, que respete la cultura de cada uno de los individuos que lo forman.

Cataluña es bicultural, hecho que sus gobernantes no quieren aceptar al planear su enseñanza: por ejemplo, al imponer la inmersión lingüística. Las autoridades catalanas regulan la enseñanza –mediante principios particulares y contingentes, hecho sociopolítico de naturaleza empírica- pero no justifican la inmersión lingüística, lo cual se derivaría de principios necesarios y universales que nacerían de la misma noción de naturaleza humana.

Esto último es de carácter transcendental: una política lingüística es en verdad legítima si satisface las exigencias inherentes a la naturaleza humana como tal. La inmersión lingüística en Cataluña carece de esa legitimidad. Responde a la cuestión quid facti. Supone resuelto el problema de su fundamento que es el mas importante y que es consecuencia de la cuestión quid iuris. Y este problema no lo resuelven quienes promulgan tal inmersión. Para hacerlo, puesto que la mitad de los catalanes usan normalmente el castellano, la mitad de toda docencia en Cataluña, debería darse en castellano.

Pero mucho más grave todavía es la politica de imposición de multas tratando de forzar el uso del catalan, y de la que es firme partidario el Sr. Carod-Rovira, Vicepresidente de Generalidad. Recordemos que Robespierre, en el decreto del 28 Prairal del año segundo de la Republica, habla de otros idiomas en Francia distinto del frances a los que, dice, que "il faut le briser entierement". De la misma forma Carod-Rovira, que en mucho se parece a Robespierre, pretende romper
totalmente el castellano en Cataluña. Pero este proceder probablemente hará mucho daño a la misma Cataluña. Pués el carácter democrático de cualquier política lingüística que pretende ser eficaz en ningún caso puede traducirse en una acción dirigista o autoritaria.

Chinos catalanes
Nota del Editor 15 Marzo 2007

El autor del artículo anterior afirma que para que una política lingüística sea legítima, uno de sus principios debería ser el de acompasar la enseñanza al porcentaje de las lenguas habladas de sus ciudadanos. Asumiento que así fuera, el primer problema sería determinar quienes son sus ciudadanos, y pongo por ejemplo a los miles de chinos que han salido en busca de mejores horizontes, y que en líneas generales, en un alarde de sentido común, siguen conservando su idioma, hablado por un tercio de los habitantes de la tierra. Si estas personas, que trabajan, viven, pagan sus impuestos en cualquier región con lengua regional donde el español es lengua "impropia" son ciudadanos de tal región, y para mí, sin duda lo son, consecuentemente la enseñanza (oficial), según el criterio expuesto, debería comprender el porcentaje correspondiente en chino.

Aumenta el número de suicidios en el País Vasco
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 15 Marzo 2007

En la conferencia que pronunció hace un par de días Gotzone Mora en Zaragoza, además de describir la situación de violencia que se vive en el País Vasco y definir a la población no nacionalista y militante como "la resistencia", dio un dato que a mí personalmente me parece escalofriante. Me refiero al aumento de suicidios entre la población no nacionalista que es incapaz de soportar el silencio impuesto, la exclusión social y el miedo a que se ven sometidos por un entorno fanatizado. Después, si uno compara el nacionalismo totalitario vasco y catalán con el nazismo, dicen que exagera, que no es objetivo, que en el País Vasco y Cataluña se vive dentro de la más absoluta normalidad democrática.

Si esto fuese cierto, supongo, entonces, que algunos no nacionalistas se suicidan debido al exceso de bienestar que les proporcionan tanta democracia, libertad, armonía y respetuosa convivencia. Es decir, no pueden soportar este superávit de felicidad de vivir en el paraíso soñado por Sabino Arana y convertido en triste realidad por sus fieles discípulos de ETA y PNV, actuando en perfecta sinergia, con la colaboración interesada de socialistas y comunistas reciclados.

Rubalcaba siguió el argumentario de la SER
Miguel Gil Periodista Digital 15 Marzo 2007

¿Influye PRISA en el PSOE o el PSOE en PRISA? Tal y como señala ÉPOCA 24H, una de las intervenciones más demagógicas y rastreras del hoy ministro de Interior durante su comparecencia de ayer en el Congreso interpelaba directamente a los populares:

"¿Llevarán flores a todos los lugares donde se cometieron esos asesinatos por presos excarcelados por ustedes? ¿Se entrevistarán con las familias? ¿Con las víctimas? ¿Con los hijos? ¿Con las mujeres? ¿Las llevarán a manifestaciones y a televisiones? ¿Recorrerán, señores del PP, en autobús, las plazas y las calles donde murieron las víctimas de esos presos excarcelados por su ineficacia cuando no con su complacencia? Señores del PP, ¿no se avergüenzan? De verdad, ¿no se avergüenzan, no de lo que hicieron, sino de lo que están haciendo después de lo que hicieron?"

Se trata de un ‘argumento’ similar al que utilizó José Luis Rodríguez Zapatero en el Senado. Consiste, nada más y nada menos, que en reprochar los asesinatos que cometieron aquellos terroristas que volvieron a la actividad criminal tras ser excarcelados. Zapatero fue un paso más allá, ya que puso un muerto encima de la mesa (Juan Priede) para agitar el debate.

La semana pasada el ex ministro de Interior Jaime Mayor Oreja se vio obligado a ofrecer una rueda de prensa en la sede de los populares para refutar, una a una, las acusaciones del PSOE. Durante la misma, un periodista de la SER le hizo la misma pregunta que ayer –días después- Rubalcaba lanzaba al aire durante su comparecencia: ¿Irán los populares a depositar rosas en los lugares donde terroristas excarcelados durante los años Aznar volvieron a asesinar…? Casualidad o no, ayer el ministro de Interior volvía a la carga con la misma infamia. Rubalcaba preguntaba lo mismo que el periodista de la SER a Mayor Oreja.

Durante la comparecencia del ex ministro también se le hicieron otras preguntas. Una de ellas se refería a si durante los años de Gobierno de Felipe González se excarcelaron a etarras que posteriormente cometieran atentados criminales, algo más que probable. Pero siempre ha habido clases. Mayor Oreja se negó a entrar en la materia alegando que no iba a caer tan bajo como lo habían hecho los socialistas.

Nota
ESPAÑA Y LIBERTAD CON LOS NAVARROS
Plataforma España y Libertad 15 Marzo 2007

La Plataforma España y Libertad participará en la marcha organizada por el Ejecutivo navarro

España y Libertad se suma a la marcha convocada en Pamplona para el próximo sábado para mostrar su apoyo a los navarros en su defensa contra las ansias expansionistas del separatismo vasco y el rechazo a que Navarra de convierta en una moneda de cambio en las negociaciones entre el señor Rodríguez Zapatero y ETA.

Nuevamente llamamos a todos los ciudadanos a hacer un esfuerzo para mostrar cuan impopular es la política de pacto con el terrorismo de este gobierno y que la sociedad española esta dispuesta a luchar con la Constitución y el Estado de Derecho en mano por su unidad nacional y su propia identidad.

Igualmente deseamos denunciar con preocupación las reacciones antidemocráticas, que desde la intolerancia más iracunda contra el que piensa diferente, se están produciendo desde algunos sectores del PSOE y sus aliados de izquierda y separatistas, en contra del libre ejercicio del derecho de reunión y manifestación.

Queremos recordar a los que, sin ningún recato, toleran la actividad de una organización terrorista como Batasuna, pero pretenden criminalizar a los ciudadanos que pacíficamente expresamos nuestro desacuerdo con las políticas del gobierno, que ejercitamos un derecho democrático, que por mucho que les moleste, deben respetar y no intentar reprimir o silenciar con falsas acusaciones de extremismo, que solo contribuyen a colgar etiquetas que dividen a la sociedad.

Yolanda Morín, Cooerdinadora General
info@e-libertad.es, http://www.e-libertad.es

SUS PALABRAS SON "MÁS DE LO MISMO"
Sanz denuncia que Zapatero sigue sin decir "qué quiere que sea Navarra"
El presidente de Navarra y convocante de la manifestación de este sábado ha denunciado que las declaraciones de Zapatero sobre el futuro de la comunidad foral son "más de lo mismo". El jefe del Ejecutivo, según Miguel Sanz, no ha respondido a la cuestión fundamental, "qué quiere él que sea Navarra", sino que ha reiterado que será "lo que los navarros decidan". Además, para Sanz, "es muy sintomático" que hable de la comunidad en una emisora de radio "y no a través de los conductos oficiales", cuando su gobierno aún "no ha recibido ninguna respuesta" sobre "cuestiones importantes". Sobre la marcha, ha augurado la presencia de "muchos votantes socialistas".
EFE Libertad DigitalPlataforma España y Libertad

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, se refería a las declaraciones de José Luis Rodríguez Zapatero a Onda Cero en que dijo que "Navarra es y será única y exclusivamente lo que los navarros quieran y decidan" en el marco de la Constitución y del Amejoramiento del Fuero, y subrayó que en este asunto quería ser "claro, contundente y rotundo".

En declaraciones a los periodistas, Sanz consideró que estas palabras son "más de lo mismo" porque el presidente no ha dicho "qué quiere él que sea Navarra", y por eso subrayó que "no ha dicho otra cosa que lo que viene diciendo, que es no decir absolutamente nada". Añadió, "es muy sintomático" que haga estas declaraciones en una emisora de radio "y no a través de los conductos oficiales que deben utilizarse en el marco de las relaciones institucionales".

Un "error histórico" del PSN
Al respecto subrayó que el Gobierno de Navarra "todavía no ha recibido ninguna respuesta a los numerosos requerimientos que se le han hecho por conducto oficial" sobre "cuestiones importantes" y que ahora "han servicio como base" para la manifestación convocada para este sábado por el Gabinete de UPN-CDN en defensa de la identidad de Navarra. Una convocatoria rechazada por PSN, IU, Aralar, EA y PNV y ante la que los socialistas han pedido expresamente a sus afiliados que no acudan.

Pese a ello, Sanz dio por seguro que habrá "muchos votantes socialistas en la manifestación" y consideró "un error histórico" que el PSN se haya "plegado" a la dirección del PSOE, que "les ha exigido no asistir".

Salvador Ulayar, AVT de Navarra:
«El Gobierno tiene difícil rectificar, porque sin Navarra no hay proceso»

E. Fuentes La Razón 15 Marzo 2007

Madrid- Cuando tenía 13 años, vio como un etarra asesinaba a su padre Jesús, ex alcalde de la localidad navarra de Etatxarri-Aranaz. Tres décadas después, a Salvador Ulayar le preocupa que las «deslealtades» de José Luis Rodríguez Zapatero acerquen a los terroristas «al objetivo por el que han matado a tantas personas»

- ¿Está realmente amenazada la identidad propia de Navarra?
- Ante la debilidad y la ambigüedad del Gobierno, tenemos todas las sospechas en ese sentido. Zapatero ya ha cedido con el Pacto Antiterrorista, la Ley de Partidos o el chantaje de De Juana, así que nos tememos lo peor.

-Sin embargo, el Ejecutivo repite que no hay ningún peligro de anexión con el País Vasco. ¿Cree que Zapatero tiene un plan oculto?
- Su agenda pasa por forzar en Navarra un gobierno de coalición entre socialistas y nacionalistas. Sería un paso muy importante para conseguir esa especie de ente supraautonómico que iría introduciendo los acuerdos a los que ya ha llegado en la mesa de negociación con el terrorista «Josu Ternera». Lo venderían como parte de un programa político, como la voluntad del pueblo. Dicen que Navarra será lo que quieran los navarros, pero ¿qué quiere Zapatero que sea?

-¿Qué papel juega la Comunidad Foral en el «proceso»?
-Las conversaciones siguen y el primer precio político que se ha puesto sobre la mesa y sin el cual la negociación no tiene sentido es Navarra. Para los terroristas es algo irrenunciable.

-¿Qué pueden reprocharle los navarros al presidente del Gobierno?
-Debería decir con firmeza y contundencia que el futuro de Navarra no está en juego, pero no lo hace. Nos vendió transparencia, pero todo es oscuridad y deslealtad. Tiene crédito cero.

-¿Por qué hay que ir a la manifestación del próximo sábado en Pamplona?
-Hay que salir a la calle para decirle a Zapatero que no nos fiamos de él y para exigirle que rectifique su postura. Pero lo tiene muy complicado porque sabe que sin Navarra no hay proceso.

Primera objeción a la Educación para la Ciudadanía
Una familia exige que su hija no reciba la nueva enseñanza en un colegio religioso de Toledo
Celia Maza La Razón 15 Marzo 2007

Madrid- El plazo de inscripción para el siguiente curso no ha hecho más que comenzar y ya ha tenido lugar la primera objeción de conciencia para la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos.
El centro que ha admitido la petición es el colegio San Juan Bautista de Toledo. Se trata de un concertado que pertenece a FERE-CECA, la Federación Española de Religiosos de Enseñanza y Titulares de Centros Católicos que negoció con el Gobierno los contenidos de la nueva materia y que hace tan sólo unos días afirmaba que respetaba este derecho de los padres, pero que no lo apoyaba.

El secretario general de la Federación, Manuel de Castro, reiteró a principios de mes el convencimiento de que hay «mecanismos legales» para adecuar la asignatura «en consecuencia con el carácter propio» del centro educativo, con lo cual «no veríamos necesaria la objeción de conciencia».

El criterio de la familia que ha presentado la petición para que su hija no curse la nueva materia es otro. Mónica García Rodríguez, madre de la alumna, afirmó a este periódico que los que consideran que en los concertados no hace falta hacer uso de este derecho «están equivocados». «Hay un mínimo curricular que también deben impartir y no van a tener tanta libertad como piensan», apunta.

Los padres que se han apresurado a objetar han presentado los documentos necesarios al matricular a la mayor de sus cuatro hijos en quinto de Primaria -curso elegido por las comunidades gobernadas por el PSOE para comenzar a enseñar la nueva materia-.

Rodríguez asegura que «tienen la libertad de elegir lo que quieren para sus hijos y, desde luego, no es una asignatura que adoctrina y promulga con el todo vale». «No se puede dejar a la libre elección cuestiones como lo bueno, lo malo o la orientación sexual de un niño que se encuentra en plena adolescencia», puntualiza.

La familia -que asegura que el centro no les ha puesto ninguna traba- realizó el trámite a través de la plataforma «Chequeescolar.org». Ésta les explicó cómo rellenar el impreso que Profesionales por la Ética ha puesto a disposición de todos los padres en su página web «www.profesionalesetica.com» .

Jaime Urcelay, presidente de la asociación promotora de la objeción de conciencia, asegura que este primer caso pone de manifiesto que «la asignatura es un tema que preocupa a los padres a medida que van conociendo más a fondo los contenidos de la misma». «Es sólo el comienzo de la movilización masiva de las familias que luchan por la defensa de la libertad de educación de sus hijos», matiza.

Los padres toledanos aseguran que son conscientes de que no van a ser los únicos y les gustaría que los alumnos que no cursen la nueva asignatura recibieran una formación complementaria, en idiomas por ejemplo. «No queremos que los niños pierdan el tiempo y les manden al recreo», matizan.

La familia se ha planteado tomar otras medidas legales en el caso de que se demuestre que determinados puntos que aparecían en los primeros borradores de la materia se hayan pasado a otras asignaturas como pueden ser Conocimiento del Medio o Biología.

Por su parte, José Castro, portavoz de «Chequeescolar.org» -la plataforma que ha ayudado a la familia con la petición- asegura que «hay que hacer entender a la sociedad y sobre todo a las administraciones públicas competentes que no estamos dispuestos a que se avasallen nuestros derechos fundamentales».

Ante la posibilidad de que la asignatura creada con la Ley Orgánica de Educación (LOE) no sea impartida todavía el próximo curso, Castro asegura que «eso no afecta al derecho de objeción».
«Cuanto antes se produzca y antes se generalice, más posibilidades habrá de que el Gobierno reconsidere la imposición ideológica y totalitaria que ha hecho a la sociedad española», concluye el portavoz.

NIEGA QUE HAYA CONTACTOS "CON ALGUIEN CERCANO A ETA"
Zapatero dice que el caso De Juana es "singular" aunque sigue negando una explicación
José Luis Rodríguez Zapatero ha negado que el Gobierno esté manteniendo algún tipo de contacto con ETA para negociar. En declaraciones a Onda Cero, el presidente también ha rechazado que la excarcelación del sanguinario De Juana sea una cesión como parte del diálogo con la banda terrorista. Como ya hiciera este jueves con Rajoy, al que le negó una explicación clara sobre el último beneficio penitenciario al asesino de 25 personas, también ha evitado pronunciarse con claridad. Sobre una posible actuación contra la franquicia de Batasuna-ETA, ha dicho que "hasta ahora no ha habido algún dato que permita pensar" que el PCTV, los batasunos de las tierras vascas, "incurre en alguno de los supuestos de ilegalidad de la Ley de Partidos".
Libertad Digital 15 Marzo 2007

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha concedido una entrevista a Carlos Herrera en Onda Cero, en la que ha vuelto a tratar la excarcelación de Ignacio de Juana Chaos. Zapatero la ha vuelto a justificar, diciendo que "estoy seguro de que no volverá a haber otro caso, porque ha sido atípico y singular". El Gobierno ha tomado una decisión "difícil". Pero ha indicido en que le quedaba menos de la mitad de una condena por tres años. Hacer cumplir la pena entera "podría abocarle a la muerte", ya que "se encontraba en una situación de huelga de hambre".

Rodríguez Zapatero ha declarado ante los micrófonos de la cadena, cuando se le preguntaba por si había contactado con ETA para negociar, que "sí, claro, por supuesto, en el período del alto el fuego por supuesto que sí". Herrera le ha preguntado entonces si sigue manteniendo esa negociación por algún contacto o alguna vía directa o indirecta, a lo que Zapatero ha respondido que "el Gobierno siempre, siempre tiene que saber qué está pasando en ese mundo. Pero no hay ningún contacto para el diálogo". En estos momentos, "no hay ningún contacto con nadie cercano a ETA".

Preguntado sobre si va a permitir a Batasuna-ETA presentarse a las próximas elecciones municipales, Zapatero ha declarado que "vamos a ser estrictos en el de la Ley de Partidos". En las pasadas elecciones vascas, el Gobierno permitió que se presentaran los batasunos de las tierras vascas, del que Zapatero ha declarado que "hasta ahora no ha habido algún dato que permita pensar" que el PCTV "incurre en alguno de los supuestos de ilegalidad de la ley de partidos".
Zapatero, que volvió a insistir en que la decisión sobre De Juana la ha tomado de forma personal, ha explicado que cuando este miércoles dijo que su excarcelación era "para evitar males mayores", ha señalado que "nos guste o no nos guste, nuestro Estado de Derecho, la ley, obliga a los poderes públicos a tener en consideración la vida de las personas de las que es responsable". Ha reiterado que "es la ley la que obliga a ponderar, a tener en consideración, a velar por su vida".

Pensando en el futuro
Aunque ha vuelto a recordar lo evidente, "son mis obligaciones constitucionales", sí ha indicado a este respecto que ha concendido el segundo grado al etarra porque "la muerte de De Juana habría alimentado a determinados sectores del entorno radical y habría alimentado los peores instintos, siempre pensando en el futuro".

El presidente del Gobierno se ha querido justificar de las voces críticas con su actuación en el caso del terrorista diciendo que "De Juana no está ni libre ni muerto" y se ha quitado la responsabilidad de encima cuando ha comentado que "si se recupera dependerá de lo que diga la Junta de Tratamiento de Instituciones Penitenciarias". En ese caso –ha dicho– "podría ir a su casa o estar en otro modelo de tipo de cumplimiento".

José Luis Rodríguez Zapatero se ha escudado en la ley para decir que no han accedido a un chantaje: "Está cumpliendo su pena. La ley no distingue entre si la huelga de hambre es voluntaria o si la salud es mala por otros motivos". En este punto, el presidente ha vuelto a atacar al PP para justificar su política y ha puesto nuevamente un ejemplo de la época de Aznar para compararlo con su actuación con De Juana: "Tenemos un individuo al que el Gobierno del PP por enaltecer el terrorismo en un libro le quita un año de cárcel y a éste por unos artículos le meten 3 años. Fíjese en la paradoja en la que vivimos".

Ha utilizado esta cuestión para arremeter otra vez contra el PP y para repetir que en su época de oposición durante cuatro años no tomó "ni una decisión en contra del Gobierno, todas de apoyo y si no lo estaba se lo decía a ellos". En tono de reproche ha señalado: "Nunca diré que el terrorismo y ETA ha ganado nada".

No espera nada a cambio
El jefe del Ejecutivo ha restado importancia al hecho de que la Fiscalía pasara de defender 96 años de cárcel a sólo 3 años para el etarra y ha querido insistir en que es un hecho "potestativo y cada fiscal hace su petición dentro del orden jerárquico que le corresponde". Ha incidido en que al final, de esta forma, "se resuelve una situación difícil de manera responsable". Cree que se ha salvado "una situación absolutamente excepcional, singular, de una acción–la de De Juana– claramente individual".

El máximo responsable de la política española ha dicho que no espera nada a cambio de este gesto de liberar al etarra y ha apuntado que si mañana llega un comunicado de ETA, "no tendrá absolutamente nada que ver con esto".

Por otra parte, para introducir el tema de Navarra, Zapatero ha negado ahora que Otegi sea "un hombre de paz" y sobre Navarra ha dicho que "es y será única y exclusivamente lo que los navarros quieran y decidan, y todo lo demás no sirve para nada".

El PP no acepta el resultado electoral
Zapatero ha negado que haya "ninguna ruptura ni ninguna crispación socialmente". Lo que hay, a su juicio, es una crispación política con un claro culpable: "Quien está en la oposición, que desde que fue el 14 de marzo, no sabe estar en la oposición. Y en la vida hay que saber estar en el Gobierno y hay que saber estar en la oposición". "Recuerdo que el PP ha estado desde el primer día de nuestra victoria electoral poniendo una cierta sombra, una cierta sospecha", continuaba Zapatero, "como consecuencia de que tres días antes se produjo el mayor atentado de nuestra historia".

El presidente ha continuado diciendo que "todos los españoles saben que todas esas sombras, el alentar una comisión de investigación, alentar todas esas cábalas, es que no aceptaron el resultado electoral". Zapatero ha insistido en que "la clave de la democracia es la aceptabilidad de la derrota". Precisamente sobre los brutales atentados de Madrid, ha dicho que "el juicio del 11-M va a dejar las cosas claras".

PP, "derecha extrema", con la extrema derecha
El periodista Carlos Herrera le ha preguntado sobre la última manifestación organizada por el Partido Popular en contra de la decisión del Gobierno de ceder al chantaje de De Juana, a lo que Zapatero ha respondido que "me parece bien que se manifieste", pero que "ellos tendrán que dar una explicación de por qué no hay ninguna manifestación del PP en que no esté toda la extrema derecha". De hecho, apuntaba, "tienen que llenar la manifestación de banderas constitucionales para ocultar las banderas fachas", ha dicho.

A continuación Herrera le ha recordado las manifestaciones en que se llamaba "asesino" al anterior presidente, José María Aznar, y las concentraciones ilegales frente a las sedes del PP el 13-M, día de reflexión. Y le ha preguntado, después de que criticara las manifestaciones apoyadas por el PP (sólo la última ha sido convocada por ese partido), por qué jamás ha criticado estas manifestaciones y esas concentraciones. Zapatero no ha respondido al respecto, pero ha dicho que "del 11 al 14 sólo me manifesté al lado de Aznar", y que "el PSOE ni convocó ni apoyó ninguna manifestación del 11 al 14". "Pero usted les acusa al PP de ser de extrema derecha", le espetaba Herrera. "No", ha respondido Zapatero, "he dicho que es de la derecha más extrema".

También se ha expresado sobre la situación de los medios de comunicación en España y ha dicho que "España tiene una pluralidad de medios de comunicación evidente", y que lo que ha hecho el Gobierno, por ejemplo con la concesión de un canal analógico a La Sexta, es "expandir la pluralidad, y cuanto más, más libertad". Por parte del Gobierno hacia los medios de comunicación "sólo se conoce el respeto a los demás" aunque sean críticos, ha dicho Zapatero. Herrera le ha preguntado por el antenicidio, pero el presidente ha evitado la respuesta. Tampoco ha hecho referencia alguna a los ataques que el Ejecutivo dirigió contra la Cope y sus comunicadores durante la tramitación del Estatuto de Cataluña.

El "no a los toros" y otras leyes restrictivas
El presidente, en otro orden de cosas, se ha declarado españolista: "Soy doblemente españolista, si le gustan los toros qué mejor sitio que España", pero no se ha mostrado partidario de la fiesta nacional y a este respecto ha dicho: "Creo que no debería haber toros".

Sobre otras leyes restrictivas y prohibitivas, Zapatero ha señalado que, por ejemplo, "no es España el país más duro en cuanto a la restricción del tabaco". Sobre la Ley del Alcohol, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que no volverá a estar en estos términos en la legislatura: "Aparcamos la ley. Lo que haremos ahora es abordar un problema serio de consumo de alcohol en los menores".

Otra vez Irak
En política exterior, Zapatero ha reconocido que aunque se trata de "un escenario de dificultad y de conflictividad", ha dicho que "España va a mantener las tropas que tiene en Afganistán". Ha señalado que no se van a enviar más porque "cuantos más efectivos, más posibilidades de bajas". Sí ha dicho que se trata de una labor fundamentalmente humanitaria porque la misión principal es la "protección de los cooperantes".

Una vez más, ha aprovechado para atacar la política de Aznar en Irak: "En cualquier caso, Afganistán, nada que ver con Irak. No se parece en nada, Irak no era una amenaza". Ha vuelto soltar la retahíla de siempre al respecto de las armas de destrucción masiva y de que se trataba de una invasión sin autorización de Naciones Unidas. En este sentido, ha aprovechado para hablar de las medidas que se están tomando para protegernos de cualquier amenaza terrorista como Al Qaeda y de la cooperación al respecto con otros países.

En la recta final de la entrevista en Onda Cero, Zapatero ha hablado de la Ley de Igualdad – "una ley que busca llevar la realidad de la calle a las administraciones"– y de Castilla y León. Sobre la región en la que nació ha asegurado que no ha dicho nunca que si Castilla y León están juntos por qué no el País Vasco y Navarra.

La pregunta preparada de la energía nuclear
Después de ensalzar las grandezas del crecimiento económico y de que "estamos a la cabeza mundial" y que "contamos en el panorama internacional", el jefe del Ejecutivo ha querido terminar hablando de energías: "El PSOE tiene un compromiso: una reducción progresiva de la energía nuclear y un crecimiento de las energías renovables. Mientras el problema de los residuos no tenga solución no nos lo podemos plantear".

Zapatero iba con la lección aprendida y la entrevista preparada como demuestra el hecho de que esta última pregunta no estaba en el cuestionario de Carlos Herrera y la ha sacado él mismo atacando "a algún economista liberal de su programa...".
Recortes de Prensa   Página Inicial