AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 4 Abril   2007

Jaime Larrínaga: "¿Tiene solución el País Vasco?"
 Periodista Digital 4 Abril 2007

España siempre es distinta a los países vecinos. Mientras que Portugal, Francia y los demás países europeos gozan de tranquilidad, de estabilidad y de una convivencia pacífica y feliz, en España, a principios del siglo XXI, la convivencia pacífica y feliz entre las distintas comunidades autónomas brilla por su ausencia. Me preocupa la vertebración tan débil que existe entre las distintas regiones de España. Los políticos españoles, desde hace más de un siglo, pecan de lo mismo: hacer ensayos de formas de Estado y de convivencia, como si España fuese un laboratorio, con poco espíritu solidario y con poco futuro. No es bueno para España tanto ensayo y cambio caprichoso.

Otra de las grandes diferencias con los países vecinos es la existencia de un terrorismo de carácter nacionalista con una gran incidencia en la vida pública española. No es el terrorismo islamista, como últimamente nos quieren vender, sino el terrorismo de ETA. Es triste reconocerlo, pero la verdad es que en España el terrorismo de ETA manda mucho, repercutiendo incluso en una interpretación muy singular del Estado de Derecho y atentando contra el espíritu de Montesquieu que quería que la Justicia fuese un buen freno a las ambiciones políticas.

Sólo con estas diferencias, yo diría que la situación actual española es muy preocupante. Es cierto que económicamente y en el terreno social hemos avanzado mucho en estos últimos años, pero ha habido un gran retroceso en el terreno espiritual, es decir, en cuanto a nuestros derechos humanos y democráticos, que a la postre son los que marcan la dignidad o indignidad de las personas, así como en cuanto a las buenas relaciones entre las distintas regiones españolas.

En este contexto quisiera reflexionar en público sobre la situación en una región de España, el País Vasco, en donde el terrorismo de ETA ha tenido una incidencia muy negativa a lo largo de estos últimos 50 años, con un saldo de casi 1.000 muertos y el exilio forzoso de cerca de 300.000 personas. La influencia etarra afecta al ánimo de muchas personas que empiezan, unas a cansarse de la persistencia del terrorismo, y otras a rendirse, a negociar con los terroristas, reconociendo implícitamente con su conducta la validez y licitud del terrorismo.

Lo primero que se impone es hacer un estudio sereno, profundo y objetivo de los males que afectan a España. Estudio llevado a cabo por personas totalmente independientes y libres del poder inmediato. En este sentido admiro y añoro el papel de los regeneracionistas del siglo XIX y el de la generación del 98, en una España muy necesitada de auténticos y buenos maestros. Echo mucho de menos a intelectuales valientes e independientes, como los recién citados, que clarifiquen los males de España y valientemente nos recomienden los mejores remedios para el mejor bien común.

Humildemente quisiera participar en esa noble tarea, esperando que, muy pronto, otros mejoren mis pequeñas aportaciones.

Un observador agudo del mundo tiene que descubrir los signos de los tiempos que clarifican y marcan la dirección del mundo: hacia dónde va el mundo. Así como cuando vemos en los árboles brotar las yemas, sabemos que la primavera esta cerca, de la misma manera tenemos que descubrir los signos de nuestro tiempo que nos indican hacia dónde va el mundo. Signos que nos hablan, sobre todo, de globalización, de un mundo en el que cada vez todos nos parecemos más. Vemos cómo hay y habrá menos diferencias en las formas de vivir, de vestir (pantalones vaqueros), de gustos por la comida, por la música. En las discotecas de todo el mundo se oye la misma música y se beben las mismas bebidas, a pesar de los esfuerzos de los nacionalistas por conservar su propia música. Nuestros productos de consumo están fabricados en Birmania, en Filipinas o en Corea del Sur, porque el capital no tiene patria, va donde más produce, su patria es el mundo.

Ante esta coyuntura, los países se unen para formar unos entes supranacionales, porque en ello les va la supervivencia. Es el caso de la Unión Europea. Una Europa unida tiene presente y futuro. ¡Qué sería de una España fuera de la Unión, o de Francia, o de Alemania,..! Poca cosa y cada vez menos. Hoy en día la tendencia es formar grandes bloques: Europa, EE.UU. con toda América, el Sudeste Asiático con Japón y China. África, a pesar de tener muchas materias primas, sin embargo es víctima de las divisiones tribales, así como de falta de capital y de tecnología, por lo que seguirá muchos años postrada en la miseria y en el hambre. Hambre que empujará a su población en los próximos años, aún más, a invadir Europa. No habrá policía que pueda impedir la entrada de esta población africana atraída por lo que ven a través de las ondas hertzianas: no sólo los partidos del Real Madrid (últimamente muy malos), sino también la cantidad y calidad de comida que los europeos echamos a los contenedores. Si las legiones romanas no pudieron impedir las invasiones de los pueblos bárbaros hace 16 siglos, la policía actual europea será incapaz de frenar la marea africana que se nos avecina, la cual conseguirá tener, igual que los bárbaros al comienzo de la Edad Media, su protagonismo en el devenir europeo.

Otra de las grandes enseñanzas que nos da la vida es que los países no deben olvidar su propia Historia, porque siempre es una buena maestra. Nuestros políticos, mini-víctimas de la LOGSE, (digo ‘mini’ porque los políticos de las próximas generaciones serán ‘maxi-víctimas’ de la LOE, ya que sabrán aún menos Historia), olvidan o no conocen la historia de España del siglo XIX y primera mitad del XX, donde están nuestras raíces y cuyos males no se han curado, sino que afloran hoy en día con mucha fuerza. Posiciones de radicalidad, intolerancia, cerrazón, nacionalismo egoísta, dos Españas, ignorándose una a la otra. Una España que gobierna y que desprecia e ignora a la otra España, y que incluso llega al odio. Y este mal, el odio, ha desatado y desarrollado una “memoria histórica” sesgada y manipulada, agravando más aún la división entre los españoles.

Esta “memoria histórica”, como nos ha recordado recientemente la Conferencia Episcopal Española, no puede considerarse un verdadero progreso social, sino más bien un retraso histórico y cívico, con un riesgo evidente de tensiones, discriminaciones y alteraciones de una tranquila convivencia.

Basta ver los distintos debates televisivos en los que hombres y mujeres, que se creen intelectuales, expresan claramente su odio y cerrazón contra la derecha. Lo que pretende esta España que gobierna a lo siglo XIX (ignorando a la otra España) con la ayuda de los nacionalistas, a los que muy poco les importa España, es permanecer en el poder y cerrar a la derecha el paso a dicho poder durante muchos años. De la misma forma que el partido en el poder en el siglo XIX hacía su Constitución, “un traje” a su medida, actualmente los socialistas en el poder, con el favor de los nacionalistas y de Izquierda Unida, construyen la infraestructura para cerrar a la derecha el paso al poder. Esta forma de actuar es nefasta para toda España. Cada vez dudo más si a nuestra izquierda le importa algo España, o le importa sólo el poder y tener doblegada a la derecha, como expresión erótica de su odio. Es lo irracional frente a lo racional. Es el paso del amor al odio, ya que los que más muestran su odio son los que ayer, ellos y sus familiares, fueron el gran soporte del franquismo.

En temas de Estado, como son su constitución interna, el terrorismo y la política internacional, tiene que haber un gran consenso entre los dos grandes partidos, únicos capaces de gobernar España. Dos momentos históricos en los que se logró un consenso, como fue el que consiguieron Cánovas del Castillo y Sagasta en el comienzo de la Restauración y el logrado con ocasión de la Constitución de 1.978 y los años de la transición, trajeron los mejores años para toda España.

Y, sin embargo, no se entiende que el Gobierno, para luchar contra el terrorismo, pueda unirse con los mismos terroristas y con los partidos que se benefician del terrorismo, desconociendo a la otra España, señalándola como la mala y como el obstáculo para la paz. Me recuerda la España del siglo XIX.

Además, el Gobierno, con la complicidad de sus aliados, ha pervertido la palabra PAZ, a la que ha vaciado de su auténtico contenido. Porque la auténtica paz es la construida sobre las bases de la verdad de los hechos, que nos harán verdaderamente libres, y sobre la justicia auténtica, que devolverá la dignidad y colocará a cada uno en su sitio.

Otro de los hechos que se dan en España y que enciende todas las alarmas, es la fuerza y el protagonismo que tienen los nacionalismos, auténticos contrasignos, en pleno siglo XXI. Cuando los nacionalismos excluyentes han desaparecido de los grandes Estados europeos, en España, en cambio, gozan de un poder que nunca conocieron, hasta tal punto que el Gobierno de España prácticamente depende de los caprichos ambiciosos de los partidos nacionalistas. Un botón de muestra: mientras que en Cataluña y en el País Vasco es muy difícil, prácticamente imposible, estudiar en castellano, lengua oficial en toda España, el Sr. Rodríguez Zapatero, para congraciarse con los nacionalistas, solicita a la Unión Europea la oficialidad del catalán y otras lenguas autonómicas, lo que evidencia el gran poder que tienen actualmente en España los nacionalistas. Es un fenómeno raro, que se da sólo en España y que habría que estudiar: por qué en España tienen tanta fuerza el nacionalismo y el anarquismo, aunque éste, menos. ¿Será por el carácter español, -individualista, indisciplinado...- más la envidia, que es el pecado o mal común de los españoles?

Son estos nacionalistas los mejores aliados que tiene el gobierno socialista para aislar al PP. Y lo que en el siglo XX se circunscribía sólo a Cataluña y País Vasco, actualmente, por efecto dominó, se está extendiendo por Galicia, Andalucía y otras regiones.

Por esta razón, todas las comunidades autónomas quieren conseguir las mayores ventajas y para ello son capaces de inventar cualquier mito o leyenda que les haga distintas y concite la admiración de la gente sencilla, para quien los nacionalistas, “los nuestros”, son los que más ventajas y derechos reivindicarán y los que mejor les defenderán. Esta actitud es una total falta de solidaridad y una importante causa de discordia entre las distintas regiones españolas.

Para mayor gravedad, en el nacionalismo vasco concurren unas características que, por suerte, no se dan en otros nacionalismos. Es la existencia del terrorismo nacionalista en estos últimos más de 40 años, con un saldo de casi 1.000 muertos y cerca de 300.000 personas que han tenido que marcharse del País Vasco, como ya he mencionado al principio. Terrorismo que ha impuesto la mayor de las dictaduras en el País Vasco. Pero esta dictadura de terror sólo afecta a la población vasca no nacionalista, porque la nacionalista vive y disfruta de la vida sin ningún temor. Los vascos no nacionalistas que viven en el País Vasco tienen que vivir “muertos en vida”, si vivir sin libertad - una de las virtudes principales de la vida humana – es realmente vivir. Los valientes que no se han marchado y quieren dar la cara frente ETA comprueban que su vida en adelante estará muy limitada e hipotecada a vivir con escoltas. España es el único país en el mundo en el que los políticos de la oposición, periodistas, profesores, sacerdotes - muy pocos por desgracia - tenemos que vivir o malvivir con escolta.

¿Y cuál es la conducta de las jerarquías civiles y religiosas ante esta situación? Están ausentes, mudas y, muchas veces, se convierten en colaboradoras activas o pasivas. No hay que olvidar que los terroristas no son extraterrestres, sino nacionalistas vascos, y que tienen los mismos objetivos que ellos: la independencia, pero valiéndose de la violencia y el terror como medio. Su ideología fundamental, yo diría idolatría, es la independencia de Euskadi y nada más. Lo de Euskadi socialista y otras lindezas son puramente adornos; sólo porque cae bien y la palabra “socialismo” tiene su gancho. Decir que son marxistas es un gran error, ya que la mayoría de los terroristas saben muy poco de Marx, cuya doctrina es contraria a los objetivos y modos de actuar de ETA. Incluso los dos sindicatos nacionalistas, como ELA y LAB, que podrían estar más cerca de Marx, son más políticos que obreristas o sociales. Les importa más la independencia de Euskadi que lograr una mejora en la vida obrera. Los obreros vascos han de estar más agradecidos a la UGT y a CC.OO que a ELA y LAB.

ETA comienza sus atentados en los últimos años del franquismo, ante la simpatía y la admiración de los nacionalistas, entre otras cosas porque son sus “hijos”. Pero también contaron con la simpatía de muchos españoles que aprobaban los atentados por lo que tenían de oposición al gobierno franquista.

ETA aumentó sus acciones terroristas en la transición política y en la democracia, a pesar de que ya el País Vasco disfrutaba de la mayor autonomía que jamás tuvo, autonomía que envidian los nacionalistas irlandeses y los de Québec.

En estos últimos tiempos, como consecuencia de las negociaciones que el gobierno socialista viene manteniendo con los terroristas de ETA, han remitido los atentados mortales. Situación que el Gobierno, con las fuerzas mediáticas a su servicio, que son muchísimas, aprovecha para convencernos de que estamos ante la ausencia total de violencia, y de que es el momento adecuado para negociar con ETA. ¡Qué barbaridad! Que un demócrata diga que en el País Vasco hay ausencia de violencia es de lo más inmoral. Que le pregunten al que tiene que malvivir con escolta, o al exiliado que no puede volver al País Vasco. Que le pregunten a Dª Pilar Elías que en su pueblo de Azcoitia tiene que soportar todos los días, bajo su domicilio, la mirada desafiante de los asesinos de su marido. ¡Pobre democracia ésta, la del País Vasco y la de España!

En el País Vasco se ha implantado un régimen de terror mediante la violencia de ETA.

¿Desconoce el Sr. Presidente del Gobierno español que el objetivo de los terroristas de ETA no es matar por matar, sino imponer un régimen de terror para conseguir de esa forma fácilmente sus objetivos? Indigna y nos ofende el Gobierno con tales manifestaciones a todos los que somos víctimas del terror causado por la violencia.

Además, los no nacionalistas tenemos vetado, cerrado -¡qué democracia la del País Vasco!- el acceso a todos los centros de poder, sean del signo que sean: cultural, recreativo, deportivo, religioso, etc... Así, un no nacionalista no puede ser presidente del Athletic. La selección española de fútbol no puede jugar, como selección española, en el País Vasco. Tampoco la Vuelta ciclista a España, con toda la afición que concita, puede pasar por las provincias vascas. En cambio, el Tour de Francia sí puede tener fin de etapa en San Sebastián o Pamplona. En el campeonato de traineras, con tantos equipos y seguidores como hay en el País Vasco, no quieren o, mejor dicho, no les permiten celebrar en un puerto vasco el campeonato de España. Por el terror que hay, no se puede ondear la bandera española. Cada vez es más difícil estudiar en castellano, a pesar del fracaso escolar para muchos niños cuya lengua materna es el castellano. Ante esta situación de “normalidad” para nuestro Presidente, no tenemos ningún derecho ni para protestar ni para denunciarlo públicamente. Si uno protesta, ya sabe lo que le puede pasar: lo que les pasó a López de la Calle, o a Pagazaurtundua, o a Gregorio Ordóñez. ¿A esto se le puede definir como ausencia total de violencia? ¡Qué inmoralidad!

Desde 1.979, año en que se aprobó y se puso en vigor el Estatuto, la vida para los no nacionalistas se ha ido haciendo cada vez más difícil, más asfixiante. Porque el Nacionalismo considera el Estatuto no como una meta, sino como un punto de partida hacia la independencia. Esta es la esencia del nacionalismo: la independencia. La intoxicación nacionalista en la enseñanza y en los medios de comunicación, ambos en manos del Gobierno Vasco, va en esa dirección. A pesar de todo ello, la existencia de los no nacionalistas en el País Vasco, aunque sea un milagro, es real: son unos auténticos héroes por su resistencia. Para ellos, la única defensa, en teoría, además de su gran amor a España, son la Constitución y el Estatuto pero, en la práctica, nada, ya que tanto la Constitución como el Estatuto son palabras vacías en el País Vasco, donde están al servicio del nacionalismo. No olvidemos que España es uno de los países con más leyes, pero donde menos se cumplen. Es de vergüenza lo que ocurre en España. Un amigo que vive en Japón me decía hace poco que también en Japón hay mucha corrupción y robo, pero que nadie sale de la cárcel sin que devuelva todo lo robado. Casi como en España!.

La enseñanza es nacionalista, y en muchas escuelas se ignora o se odia a España. Los niños no saben lo que es España, o te dicen que es “caca”. Saltan de Euskadi a Europa, odiando o ignorando a España. ¿Dónde esta la figura de la Alta Inspección del Estado para denunciar esta enseñanza? En los años en que me dediqué a la docencia, no tengo conocimiento de la actuación de tal figura en todo el País Vasco.

Los que quieran dedicarse a la enseñanza en el País Vasco tienen que someterse al filtro de un examen de vascuence, o de euskera como dicen ellos. Es de lo más humillante en el campo intelectual: porque el examinando tiene que someterse a la arbitrariedad de un solo profesor, a un examen oral y sin derecho a reclamar. ¡Cuántos profesores humillados! Muchos han tenido que renunciar en el País Vasco a su vocación por la enseñanza.

Uno de los grandes errores de los políticos de la transición fue transferir las políticas educativa y cultural a las Comunidades Autónomas. Esas políticas en manos de nacionalistas han creado y crearán graves problemas que conducen a la discordia y a la ruptura de la unidad española. Países tan descentralizados o más que España, como pueden ser los EE.UU. de América o, en nuestro entorno, Italia o Alemania, mantienen una misma política educativa y cultural para toda la Nación, siempre en manos del gobierno central. Es un peligro que la educación caiga en manos nacionalistas, máxime en el País Vasco, donde una de las bases constitutivas del nacionalismo es el odio a España.

¿Cómo se entiende la conducta de nacionalistas que pasan un mes, pongamos por caso, en La Rioja - región muy apreciada, por cierto, por los vascos desde siempre - en Alicante, Marbella, etc... todos ellos tan felices, y luego, durante 11 meses, quienes se sentían tan felices odien esa misma tierra, que es España? Es una conducta totalmente irracional, difícil de entender: la gran tragedia del nacionalismo actual es, precisamente, su irracionalidad.

¿TIENE SOLUCIÓN EL PAÍS VASCO? Todas los problemas humanos tienen solución, pero aplicando siempre la terapia que requieren.

En primer lugar, hay que erradicar, borrar, acabar con ese cáncer que es el terrorismo de ETA. Pero yo me pregunto: ¿Quieren todos los partidos políticos acabar con ETA? Lo dudo. Y si quieren, que aprueben en el Congreso las leyes para hacerlo, y que el Gobierno aplique el Estado de Derecho. Nunca se debe dialogar o negociar con los terroristas, porque ello significaría la admisión implícita de los terroristas como fuerza política representativa. Los terroristas no tienen futuro y nunca pueden ser interlocutores políticos. El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa y totalmente inmoral, por lo que todas las instituciones sociales y religiosas están obligadas a trabajar conjuntamente, con todos los medios legítimos a su alcance, para poner fin al terrorismo. Actualmente en nuestro mundo occidental, los nacionalismos son unos contrasignos, como ya he mencionado anteriormente. Los nacionalismos han muerto en toda Europa, salvo en España. Tenemos que mirar hacia adelante. En cambio, el nacionalismo mira hacia atrás porque es pura división tribal.

Y, para terminar con esta situación anacrónica, habría que retocar la ley electoral española y reducir a los partidos nacionalistas, minoritarios, el poder que tienen. La situación española actual es totalmente irracional e injusta y atenta contra toda democracia.

Otra de las medidas en la noble tarea a favor de la paz y de una sana convivencia en el País Vasco es la recuperación por parte del Gobierno Central de las políticas de Educación y de Cultura transferidas a las Comunidades Autónomas, porque el resultado hasta ahora ha sido nefasto para la convivencia y unidad de los españoles. Y esto no debe molestar a ningún demócrata, como no molesta el que, cada vez, Madrid, París o Roma gobiernen y manden menos y, sin embargo, Bruselas, como capital de la Unión Europea, vaya teniendo mayor poder.

Hay que acabar con el continuo bombardeo nacionalista en el campo de la educación, de la cultura y en los medios de comunicación, para establecer una política educativa y cultural a favor de la paz, de la tolerancia, de la convivencia, de la democracia y, especialmente, reconocer con nobleza el protagonismo que los vascos hemos tenido, desde hace siglos, en la Historia de España. Con este cambio, el terrorismo desaparecería en pocos años, ya que los terroristas no nacen predestinados a serlo porque nazcan en el País Vasco, sino que se hacen allí (Belén Peñalva, De Juana Chaos...). En este Centro que representa a la noble región española que es La Rioja, proclamo y me reafirmo en que es posible recuperar una convivencia pacífica en el País Vasco, al igual que, hace cerca de mil años, en los alrededores de San Millán de la Cogolla convivieron pacíficamente hombres y mujeres, expresándose en latín, en castellano y en vascuence. ¡Esa fue su riqueza!

En esta peculiar tarea de “evangelización”, es decir, de establecer relaciones de pacífica convivencia, de justicia, de verdad, de solidaridad y de amor y no de odio, la Iglesia en el País Vasco debería de desempeñar un papel importante, rompiendo ya los vínculos que la han tenido amordazada por el nacionalismo y que le han impedido muchas veces ser fiel al mensaje evangélico. Debería vacunarse contra el virus nacionalista, muy mala enfermedad que impide ver a las personas con los ojos de la fe.

Toda esta acción tendría que contar con la noble colaboración de ese gran poder que son los medios de comunicación. Medios de comunicación cuya gran misión es el servicio a la verdad y a la libertad, en síntesis, el servicio a la población. Nunca deberían someterse al mandato de los grupos de poder, y mucho menos si es para facilitarles que se mantengan en él.

En la época franquista el Ministerio de Información y Turismo controlaba todos los medios de información, lo que imposibilitaba la implantación de la democracia. Actualmente, el Gobierno no necesita ningún Ministerio, ya que la mayoría de los medios de comunicación, o son suyos, o están al servicio, no del pueblo ni de la verdad ni de la libertad, sino al servicio partidista del poder. Y es grande la influencia que ejercen los medios en la población española: creo no exagerar al afirmar que, en este comienzo de siglo, su poder es superior al del ejército.

Una auténtica Democracia exige una información plural, objetiva y siempre al servicio de la verdad y del Bien Común. Nunca los medios deben servir para distraer a la opinión pública de los problemas importantes del país. Como botón de muestra, hace poco, el día en que se conoció la noticia - ratificada por HB, luego no hay duda - de que el Gobierno ha negociado con ETA en un país europeo, - negociación siempre negada por el Gobierno - , una ministra del Gobierno propuso, como proyecto de ley a debatir en las Cortes, la prohibición de matar toros en las plazas españolas. Durante unos días no hubo en España más debate que el de los toros. Hoy ya nadie habla de ese tema. Pero tampoco se ha hablado de la negociación ni de la gran mentira del Gobierno a todo el pueblo español, lo cual, en un país auténticamente democrático, sería sancionado y castigado. En España no ha pasado nada: España es distinta.

Es también tiempo de que los intelectuales españoles, libres de todo vínculo que les pueda atar, se expresen con valentía en los medios, para que su palabra sea oída por toda la población española. Que, como la Generación del 98, sean el “faro” que conduce a buen puerto a tantos hombres y mujeres, víctimas de la confusión y el engaño del poder nacionalista y sus cómplices.

A pesar de todas las dificultades, por nuestra forme de ser, confío en que saldremos adelante en esta gran empresa a favor de la concordia y de la unidad de España, a la que admiran tantos extranjeros por su rica y hermosa variedad.

Solamente nos sentiremos felizmente vascos, riojanos, castellanos, catalanes y de otras regiones, cuando no nos olvidemos de que recibimos toda nuestra fuerza y riqueza del tronco común que es España.

Les agradezco la atención prestada a mis reflexiones sobre nuestra España, que en esta hora nos está pidiendo a gritos atención y dedicación. Nunca perdamos la alegría. Como nos dice San Pablo: "Que la esperanza os tenga alegres".

GRACIAS.
Jaime Larrínaga
Presidente del Foro El Salvador.
Madrid, 8 de marzo de 2.007

Que alguien pare el «tren de la paz»
Por Carlos Martínez Gorriarán ABC 4 Abril 2007

Alguna vez he comparado el «proceso de paz» con un tren estancado en una vía muerta y amenazado de colisión con un objeto extraño que corre en dirección contraria a gran velocidad; por ejemplo, un proyectil explosivo. Pues bien, si hace unos meses todo indicaba que el tren no marchaba, pese a los esfuerzos de sus ocupantes por imitar ruidos y traqueteos, los nuevos datos invitan a concluir que el proyectil se acerca ominosamente.

La noticia de que ETA ha reconstituido «comandos», de que almacena armas y explosivos mientras selecciona próximos objetivos humanos, demuestra que se dispone a atentar en cuanto lo considere útil y necesario para sus fines. Puede ser antes o después de las elecciones de mayo, según lo que pase con sus nuevas siglas políticas o con cualquier otro pretexto, pero es obvio que la decisión está tomada, y no es precisamente esa «inminente asunción de la derrota» en que se empecinan las mentes más irracionales.

Al contrario, el «proceso de paz», mantenido incluso contra la resolución favorable pero claramente condicional del Congreso de los Diputados, ha regalado a ETA la oportunidad de reorganizarse. Un desenlace que no sólo deja en mal lugar a los teóricos y muñidores de la negociación; es que les convierte en responsables intelectuales de la reconstrucción de ETA y de la creciente impunidad y arrogancia de Batasuna, y también de los atentados que puedan producirse en el inmediato futuro gracias a la permisividad institucional inspirada en sus descabellados análisis. Sin embargo, los responsables directamente políticos, comenzando por Rodríguez Zapatero, pueden reconducir su gestión dando por muerto el «proceso», pasando a enterrarlo y tratando de rehacer el Pacto por las Libertades.

Pero hay motivos de sobra para el pesimismo. Todo indica que el gobierno y sus círculos afines han ido demasiado lejos para rectificar sin caer en el intento. No es fácil bajarse de un tren que se presume lanzado a toda velocidad, aunque esté parado en vía muerta. Se han escrito, hecho y dicho demasiadas barbaridades sangrantes como para que sus autores -por ejemplo, el socialista Miguel Buen, que hace dos semanas llamaba a Fernando Savater «ideólogo de la extrema derecha»; o los muchos corifeos que han equiparado al PP con ETA, acusándole de colusión de intereses; o los que han acusado a víctimas, Foro Ermua o Basta Ya de «agitar el odio y la confrontación»- puedan cambiar de política sin que su bellaquería quede totalmente al descubierto. En otras palabras: cambiar de política antiterrorista (y territorial, su addenda) exige un cambio de responsables. El panorama con el que puede encontrarse el PSOE si la paz de Rodríguez Zapatero nos estalla en la cara no es muy distinto al de otros grandes partidos caídos en sendas crisis en otros países europeos. Pues, lejos de la renovación y la aceptación de la crítica, el socialismo español se hunde en el conformismo y la fe irracional en un líder carismático que no puede equivocarse. Maquinistas, ayudantes y pasajeros de primera seguirán imitando el ruido del tren para fingir que todo va bien pese a los percances menores -incidentes y accidentes- y las pequeñas demoras -comunicados con retraso y extorsiones a destiempo-. Mejor estrellarse que perder el control, parecen pensar.

Por eso no cabe el optimismo. El principio de realidad será, como lo ha sido antes, el estallido de un disparo en la nuca de un inocente, o la explosión de una bomba asesina en una calle de cualquier ciudad. Y entonces quizás sea imposible restablecer esos mínimos acuerdos que estos tres últimos años se han destruido con tanta pasión ferroviaria.

El naufragio del proceso
Editorial ABC 4 Abril 2007

EL auto del juez Ismael Moreno y las demandas del Ministerio Fiscal y de la Abogacía del Estado contra el partido proetarra Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB) reflejan esa realidad del terrorismo etarra que había permanecido velada por la ensoñación de una paz negociada con ETA. El llamado «proceso de paz» ha sido un cúmulo de espejismos y medias verdades, con mentiras completas, que nunca ha tenido un solo fundamento cierto, una expectativa razonable de cese de la violencia. Ni ETA llevó a cabo ese alto el fuego permanente que anunció hace un año, ni el Gobierno tenía razones para afirmar que el proceso para el fin dialogado de la violencia estaba asentado en «cimientos sólidos». El fracaso político del Ejecutivo se sitúa en los dos objetivos básicos que se marcó el presidente del Gobierno: ETA sigue con la violencia y la izquierda abertzale sigue formalmente proscrita. Por eso, Zapatero debe una explicación de la gestión política de este proceso, que naufraga por sus propios vicios de origen. Ahora se sabe oficialmente lo que muchos alertaron y, por ello, fueron denostados por el coro de entusiastas oficiales del proceso, incluso después del atentado de Barajas. ETA empezó a reconstituir el «comando Donosti» al poco tiempo de empezar la tregua, trasladó a territorio español armas y explosivos y comenzó a hacer seguimientos, seleccionar objetivos y marcar posibles víctimas, como el filósofo Fernando Savater. Gran parte de todo esto sucedía mientras el discurso oficial del Gobierno daba a conocer informes que verificaban que el alto el fuego era total, el presidente del Gobierno autorizaba los contactos con ETA y aumentaba la intensidad con que se auguraba un acuerdo inmediato que dejaría en la cuneta política al Partido Popular, taparía la boca a las víctimas y anularía a todos los escépticos del «proceso de paz».

La excelente operación de la Guardia Civil contra el «comando Donosti» ha desarticulado una escuadra de asesinos, pero también ha desvelado con toda crudeza hasta qué punto la negociación y el diálogo con ETA son absolutamente imposibles. La necesidad de derrotar a los terroristas con las armas de la ley y sin condiciones no es una opción de extremistas belicosos, sino la única posibilidad que tiene el Estado de acabar con la violencia de ETA. Los etarras sí quieren vencedores y vencidos y, por eso, no será posible establecer condiciones políticas racionales que permitan una negociación con los terroristas. ETA sólo merece una derrota policial. Mientras el PSOE y el Gobierno se han dedicado a enredar a este país en una madeja de polémicas gratuitas, pero muy dañinas, porque han desarmado moral y políticamente a la sociedad frente a ETA, los terroristas han rentabilizado hasta extremos insospechados los gravísimos errores de percepción y análisis en los que ha incurrido el Ejecutivo sobre la realidad etarra. Por esto mismo, la vuelta a una política realmente antiterrorista no sitúa el contador a cero, porque ETA se beneficia hoy del desmantelamiento de recursos políticos y legales que hace tres años la tenían contra las cuerdas, como el pacto Antiterrorista, la ley de Partidos Políticos, los movimientos cívicos y, sobre todo, la unidad de la sociedad española.

Es cierto que el Ministerio Fiscal y la Abogacía del Estado han solicitado la ilegalización de ASB, como sucesora de Batasuna. Pero no basta, ni mucho menos, esta decisión para poder afirmar que las cosas han empezado a cambiar. Por lo pronto, el acto de Batasuna en Baracaldo, el pasado sábado, vulneró de principio a fin la sentencia de ilegalización dictada por el Supremo, pero también el auto del juez Garzón, cuyas últimas resoluciones están produciendo una confusión de la que sólo se está beneficiando la izquierda proetarra. La ilegalización de ASB estaba cantada desde el principio por la adscripción batasuna de sus promotores, por la similitud de nombres y por la ausencia de un rechazo explícito a la violencia. Pero más allá de esta actuación obligada de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, lo importante sigue sin resolverse: la urgencia de una rectificación inmediata del Gobierno y del PSOE en su posición frente la izquierda abertzale, que, lejos de haber introducido en su estrategia cambio alguno que la distancie de ETA, demuestra día a día su subordinación absoluta a las directrices de la banda. Lo peor de todo es que aún es posible que el Gobierno y los socialistas consumen un error tan grave como los ya cometidos: tratar a Arnaldo Otegi y a Batasuna como representantes homologables de una opción legítima, como unos «moderados» que pugnan por librarse de ETA. Es la tentación en la que puede caer Zapatero de buscar a toda costa un argumento para lavar la cara a este despropósito continuo en que ha consistido el «proceso de paz». Pero la realidad que el PSOE no puede tapar es que ni ETA ha dejado de ser terrorista, ni Batasuna ha dejado de ser parte de ETA.

Cataluña y los socialistas
La corta memoria
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 4 Abril 2007

Un interesado equívoco –o una formidable estafa– ha hecho aparecer a los socialistas como favorecedores de los intereses de Cataluña. Especialmente desde que los independentistas tienen cogida por los votos y por la aritmética a la federación catalana del PSOE, que si fue un partido diferente con Maragall, ha dejado de serlo con Montilla. Los socialistas son tan, tan, tan catalanistas, que el Gobierno ha acabado con casi todos los programas que La 2 emitía en mi segunda lengua.

Si la medida la hubiera tomado el PP, millares de cantautores (sí, aquí hay millares de cantautores), periodistas, actrices, consellers (no hay millares de consellers en acto, pero sí en potencia), payasos, ginecólogos mediáticos, arquitectos sobrados y juntaletras estarían okupando las instalaciones de TVE, habrían iniciado una huelga de hambre, se rasgarían las vestiduras y hasta la piel, y marcharían con antorchas a incendiar las sedes populares, siempre ansiadas por el fuego. Pero ha sido el Gobierno del PSOE, que es del Barça y muy catalanista, así que nada.

Tampoco es Montilla precisamente quien va a lograr que TV3 se siga viendo en Valencia. Es Josep Piqué, con la justa compensación de la reciprocidad: los catalanes también veremos la televisión valenciana. Ya era hora.

La semana pasada viajé por primera vez en AVE, de Tarragona a Madrid (tren nuevo) y de Madrid a Córdoba (tren viejo). El muy catalanista PSOE consideró en su día que el gran centro de actividad empresarial con el que había que unir la capital era Sevilla. Los trenes de la camada del 92 y de los convolutos sólo son una novedad para mí, reducido a la condición de provinciano ante la cosmopolita Andalucía. En Francia, alta velocidad ya significa 570 kilómetros por hora, pero los barceloneses seguimos sin AVE. Dirán que los gobiernos del PP tampoco se dieron mucha prisa. Pero sí se la dieron en otros decisivos asuntos que nadie quiere recordar:

Aznar redujo el número de funcionaros de la Administración General del Estado de 607.720 (1 de enero de 1996) a 235.256 (1 de enero de 2004). Mientras, las autonomías pasaron de 637.218 a 1.159.951. Cuando Aznar llegó, las comunidades recaudaban 6.877 millones de euros. Cuando se fue, la cifra se había multiplicado casi por ocho: 54.237 millones. Nunca nadie ha descentralizado más España que el PP, la bestia negra de los nacionalistas. Pero, ¿a quién le interesan los hechos? Y, sobre todo, ¿qué harían los nacionalistas sin su enemigo favorito?

El PSOE se pone a salvo
EDITORIAL Libertad Digital 4 Abril 2007

Estamos atravesando la tregua más insólita de cuántas ha declarado la ETA en su larga historia de crímenes. Tenemos, en pleno "proceso de paz", dos cadáveres sobre la mesa, el aparcamiento de un aeropuerto intercontinental en ruinas, algaradas callejeras todos los fines de semana, asaltos a almacenes de armas y comandos como el Donosti totalmente operativos y listos para asesinar. En cualquier país normal esta trepidante actividad terrorista se consideraría una amenaza preocupante y se actuaría en consecuencia; en la España de Zapatero son síntomas inequívocos de que la ETA quiere la paz. Más contradictorio, tal vez, más surrealista, imposible.

Definitivamente, lo que el año pasado anunció la banda no fue una tregua-trampa sino una no-tregua con apariencia política de tregua, es decir, una intención de no hacer si los otros –el Gobierno– hace lo que se le dice. La sociedad, entretanto, lo denuncia masivamente en la calle pero las cuentas que los de Zapatero han echado son otras. La ETA está en tregua, efectivamente, pero sólo donde y con quien ha decidido estarlo. Así, por ejemplo, cualquier español medianamente informado sabe que la banda asesina no ejerce de tal en la Cataluña del tripartito, o que los cargos de ciertos partidos nacionalistas como el PNV se encuentran a salvo de las balas en la nuca de los gudaris vascongados reconvertidos, de la noche a la mañana, en hombres de paz.

Lo que hemos descubierto esta semana gracias a la confesión del etarra José Ángel Lerín, tras ser detenido por la Guardia Civil, es que los nuevos beneficiarios de la magnanimidad terrorista son los propios socialistas. ¿Por qué ellos sí y el resto no? ¿Cuál es la razón que llevó al jefe del comando Donosti a dar instrucciones para que se respetase la vida de los miembros del PSOE que fuesen partidarios de la negociación con la banda?

Todo parece indicar que la largueza que estos terroristas han tenido con el PSOE se debe a la negociación en marcha. Una negociación de la que no se sabe nada a excepción de los cuatro lugares comunes sobre la paz que los socialistas airean siempre que se les presenta la oportunidad. Y es algo más que una suposición porque, a fin de cuentas, nada ha cambiado oficialmente entre el PSOE y la ETA como para que ésta haya dejado de poner una diana sobre la cara de los cargos socialistas.

Si esto es así, y tiene toda la pinta de serlo, el Gobierno debe una explicación urgente a la ciudadanía. Porque no es de recibo que los instigadores de la rendición se hayan puesto a salvo mediante un acuerdo privado mientras el resto de españoles siguen con la espada de Damocles terrorista sobre su cabeza. Y esto es sólo un indicio de lo que puede estar pasando tras las bambalinas en la mesa de negociación. ¿Qué cesiones ha hecho el Gobierno? ¿Hasta dónde alcanzan y a costa de quién se han tomado? Ahora más que nunca es necesario conocer los términos de la negociación y los acuerdos a los que está llegando Zapatero a espaldas de los españoles.

España en subasta
Por M. MARTÍN FERRAND ABC 4 Abril 2007

CUANDO, en 1984, Miquel Roca y Junyent creó el Partido Reformista Democrático, además de adelantarse en el remedio para una posterior necesidad nacional, estuvo corto de empuje y entrega y, en las elecciones del 86, no consiguió un solo escaño en el Congreso de los Diputados. El fracaso frustró una intentona en la que se involucraron muchas notables cabezas españolas; pero un líder a media jornada, la ausencia de una base social mínima y el sentido de la resignación que nos define dieron al traste con una propuesta que, como bien recordaba en su artículo del pasado domingo el director de ABC, hoy se palpa en la demanda social. Un partido de centro, sin complejos ni ataduras, dispuesto a hacer lo que no hace el PP y con ganas de impedir los excesos del PSOE que, tras haber negado su obrerismo, desmienten la españolidad de su emblema.

Miquel Roca abandonó la política tras su frustrada experiencia y hoy dirige uno de los despachos de abogados y/o influencias más importantes de España. Se desahoga, siempre con prudencia y retranca, con unos breves artículos que publica los martes en «La Vanguardia». Ayer nos decía que la apariencia política del momento es la de una subasta en la que «ya no se sabe por lo que se oferta, pero todos están dispuestos a que su puja deje corta la de su adversario». De Roca decía Baura que «sabe estar sin tener presencia, empujar sin enseñar la mano y arrastrar los pies con aires de taconeo». Sigue siendo así y lo de la subasta es una invitación oportuna para un retorno a la serenidad que reclama la Nación, necesita el Estado y no brindan, ni en poco ni en mucho, ninguno de los partidos, grandes o pequeños, que pueblan nuestros abundantes Parlamentos.

En el Partido Reformista de Roca, hace más de veinte años, lucían nombres como Antonio Garrigues Walker, Federico Carlos Sáinz de Robles, Pilar del Castillo, Rafael Arias Salgado... ¿Dónde están ahora sus equivalentes? El objeto de la subasta que denuncia Roca desde el torreón de su distancia «es cargarse (...) el trabajo bien hecho de veinticinco años excepcionales en la más reciente historia de Cataluña y España». Eso está claro. Es la obsesión -¿rencorosa?- de un presidente sin ideas y, lo que es más grave, al que refuerzan en el Congreso todos los partidos presentes menos uno, el PP, que ha monopolizado la oposición. ¿Para qué?

La gravedad del momento, en el que se desmorona una Constitución, exige reacción. No es que España se rompa, que eso es difícil, pero sí que España vuelve a la pequeñez de los años en que se limitó a ser un lugar en el mapa sin participación en el banquete democrático de Europa. Hay que detener la subasta y eso, naturalmente, no le corresponde a quien la convoca. Es tarea de una oposición que, incapaz para la autocrítica, prefiere tocar el tambor en las procesiones que enfrentarse a su tarea.

Desmantelar España
Por Juan Pedro Quiñonero ABC 4 Abril 2007

Hay muchas formas de desmantelar España y sus empresas. El caso Endesa-E.On sugiere a una y otra orilla del Atlántico que la ideología tiene muchas formas de pudrir la realidad.

El New York Times (NYT) publica una crónica de Victoria Burnett, que resume el folletín de Endesa de este modo: «Una de las más amargas y arcaicas batallas», con muchos heridos en el campo de batalla y tensiones de estado entre Alemania y España, perseguida judicialmente por la Comisión Europea. Pedro Mielgo declara al NYT: «Al final, mala solución. Endesa irá a manos de una empresa de estado extranjera». A juicio de Victoria Burnett, «habrá otras víctimas políticas». La corresponsal del NYT termina citando a un banquero madrileño que prefiere guardar el anonimato: «A la larga, las grandes víctimas terminarán siendo las autoridades económicas».

En Alemania, muy fair play, Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) titula: «Alemania, decepcionada. Alegría en España». En Inglaterra, Financial Times (FT) subraya que sufre un «duro golpe» la credibilidad e independencia de las autoridades económicas españolas, cuya posición está «minada» por las directrices ideológicas del Gobierno.

En Francia, nadie duda que, finalmente, la consecuencia última del intervencionismo ideológico del Gobierno, abanderado del «nacional patriotismo» económico, será el desmantelamiento de una empresa nacional. «La española Endesa será desmantelada», titula Le Monde. Les Echos sentencia: «Entendimiento para despedazar a la española Endesa».

Ante las amenazas terroristas, el pudridero ideológico salta a la vista. En Buenos Aires, Clarín y La Nación insisten en el mismo punto central: mientras Zapatero negociaba con ETA, ETA estudiaba un atentado contra Fernando Savater, entre otros, antes y después del 31-D.

La visita de Miguel Ángel Moratinos a Cuba tampoco despierta un entusiasmo frenético. El Mercurio chileno entrecomilla la palabra «entendimiento» con Cuba para mejor subrayar la negativa del ministro a entrevistarse con disidentes cubanos o familiares de los periodistas encarcelados por delitos de opinión.

Autodeterminación de Cataluña
Cuatro solemnes gansadas
José García Domínguez Libertad Digital 4 Abril 2007

El inalienable derecho a ser considerados a la altura de Zambia, Gabón y Senegal a todos los efectos descolonizadores vuelve a ser el eje central de la política doméstica en Barcelona. Por lo demás, el asunto es tomado tan en serio por los legítimos representantes del MLNL (Movimiento de Liberación Nacional de Liliput) que hasta Artur Mas, mirando a la Cámara con semblante dramático, se ha hecho un lío con el número de veces que se ha votado la soñada homologación al Tercer Mundo.

Así, el jueves, aseguró muy emocionado que en dos ocasiones anteriores el Parlament hubo de pronunciarse sobre la grave cuestión que no nos deja dormir a los aborígenes desde el origen de los tiempos. En realidad, fueron justo el doble, o sea cuatro, y todas bajo la hégira de Pujol. Pero ni el hereu se acuerda ya del guión de la comedia patriótica. La primera vez –toma nota Artur– fue en 1989. Entonces, con el voto entusiasta del estadista Duran Lleida, los diputados del Parque de la Ciudadela sentenciaron que "el pueblo catalán no renuncia al derecho de autodeterminación, tal como establecen los principios de los organismos internacionales".

Poco después, en 1991, y contando también con el sufragio eufórico del ministrable Duran Lleida, se acordó que "la recuperación de las libertades nacionales en el despliegue del derecho de autodeterminación deberá configurar de forma decisiva la nueva realidad de la Europa de los Pueblos, en la cual Cataluña quiere participar desde su personalidad nacional diferenciada". En 1998, una tarde que se aburrían porque no había partido del Barça, volvieron a redactar y votar otra resolución en la que anunciaban a la Humanidad el "derecho del pueblo catalán a determinar libremente su futuro como pueblo, en paz, democracia y solidaridad".

Y la última se acordó en 2002, cuando ratificaron su apoyo "al ejercicio de todos los derechos fundamentales y las libertades públicas de las personas, como los derechos de asociación, de participación política, de opinión, de manifestación, y el derecho al sufragio, además de las libertades democráticas colectivas expresadas en el derecho de los pueblos a la libre determinación". Cuatro, Artur, cuatro. Cuatro solemnes gansadas, Artur, que a buen seguro sirvieron para que Tarragona no albergue hoy la sede mundial del proyecto ITER, uno de los centros de investigación tecnológica más importantes del planeta.

Recuerda si no cómo imaginó Girauta el informe final del comité decisor: "Vandellòs se encuentra en la Comunidad Autónoma de Cataluña, una de las 17 en que está dividida España, el país más descentralizado de Europa y donde las CCAA ostentan la mayor parte de las competencias de gobierno. ERC, un partido secesionista que contará pronto con amplios poderes ejecutivos sobre un presupuesto de casi 20 millardos de euros, se muestra dispuesta a mantener desde el gobierno autonómico una campaña de reivindicación permanente de la soberanía de Cataluña; propósito desestabilizador en el que compite con los nacionalistas 'moderados' de CiU."

Venga, a por la quinta, Artur.

El Foro Ermua no necesita ningún permiso de los actuales dirigentes socialistas, ni de los nacionalistas para seguir defendiendo la libertad en nombre del espíritu de Ermua
COMUNICADO DE PRENSA DEL FORO ERMUA 4 Abril 2007

Bilbao. 4 de abril de 2007. 14:15h. Este mediodía el pleno del Ayuntamiento de Ermua (Vizcaya) ha adoptado un acuerdo por el que “se suma a la iniciativa popular” que había venido siendo impulsada desde hace varias semanas por los concejales socialistas, que incluye la peregrina solicitud de que nuestra asociación abandone la denominación de Foro Ermua. Han apoyado este acuerdo los concejales del PSE-EE (9) -entre quienes se encuentra el alcalde, Carlos Totorika-, del PNV (3) y el de IU/EB. Únicamente tres de los representantes del PP han votado en contra, sumándose el cuarto de ellos -Francisco Rey- al acuerdo mayoritario.

Tras semanas de una intensa campaña de recogida de firmas en favor de esta desquiciada iniciativa y del apoyo a la misma de una gran mayoría de los concejales de Ermua, del diario peneuvista Deia, del pronacionalista El País y del periódico proetarra Gara, dicen haber obtenido tan sólo 3.477 firmas, lo que supone un reducido porcentaje del total de 16.488 vecinos empadronados en dicha villa. No esperábamos menos de los valientes y dignos ciudadanos de Ermua.

Los ediles que han aprobado este vergonzoso acuerdo no pueden ocultar que la vía del “diálogo” que propugnan supone prácticamente el mismo enfoque que a diario reclama Arnaldo Otegi, sin molestarse en condenar el atentado de la T-4, ni la muerte de Ambrosio Fernández Recio por inhalación de los humos producidos por la kale borroka en Mondragón el pasado mes de enero.

Al alcalde socialista de Ermua y durante muchos años valeroso luchador constitucionalista, Carlos Totorika, queremos recordarle que el día 13 de febrero de 1998 tomó parte activa en la presentación en Bilbao del Manifiesto Fundacional del Foro Ermua que, entre otras cosas, proclamaba lo siguiente: “Exigimos por ello de los partidos y representantes políticos que no consientan ni insinúen especie alguna de transacción o formalización de acuerdos sobre las exigencias políticas de ETA, pues una cesión al chantaje de las armas significaría la quiebra de la legitimidad democrática”. Nueve años después nosotros seguimos en lo mismo, no nos hemos movido.

Ya que los concejales del PSE, del PNV y el monaguillo de IU/EB creen tener derechos de propiedad sobre el topónimo de su ciudad, el Foro Ermua les recomienda que efectúen los trámites oportunos ante el Registro de Patentes y Marcas y que aguarden a que les denieguen su ridícula solicitud.

En realidad, los nacionalistas vascos siempre han actuado como si Euskadi entera fuese una finca de su propiedad y, lo que es más lamentable, por lo general los dirigentes del PSE les han reconocido sus pretensiones excluyentes, empezando por la elección que se hizo de la bandera y del himno de esta región de España -que son los del partido del racista Sabino Arana- y de los módulos linguísticos aplicados en la enseñanza, arrinconando totalmente el castellano. No deben esperar tal sumisión del Foro Ermua, ni de tantas asociaciones ni ciudadanos vascos constitucionalistas : nunca mais.

Por otro lado, para ser consecuentes con el planteamiento que han hecho hoy en el Ayuntamiento de Ermua, el PSE-EE debería someter a referéndum regional la inclusión del término “Euskadi” en el nombre de su partido. El PNV, por su parte, habría de pedirnos permiso al conjunto de los vascos para hacer uso del término “Vasco” en el nombre de un partido profundamente antidemocrático y reaccionario, como es el suyo.

Para escarnio de los miembros del grupo municipal del PSE en Ermua, que se han avenido a este intolerante y ridículo acuerdo, al final de este comunicado reproducimos la lista de sus componentes.

Grupo Municipal del PSE-EE en Ermua: Carlos Totorika Izaguirre (Alcalde), Félix Prol Salgado (1er Teniente de Alcalde), José Luis Clemente Albíz ( 2º Ten. de Alcalde), José Luis Araujo Araujo (3º Ten. de Alcalde), Mª Asun Ardanza Tellería ( 4ª Ten. de Alcalde), Natividad Alonso Estalayo (5ª Ten. de Alcalde), Víctor Ferrero Fernández (Concejal), Eduardo Markina Nagore (Concejal) y Miguel Ledesma Piñeiro (Concejal).

Nueva ofensiva del BNG para fomentar el uso del gallego en otras comunidades
J. L. JIMÉNEZ ABC 4 Abril 2007

SANTIAGO. Cuanto menos, hay que reconocerle al diputado nacionalista Bieito Lobeira la capacidad para superarse en cada proposición y subir un peldaño en el surrealismo político de la comunidad gallega. La última entrega de su larga lista de propuestas inclasificables vuelve a tener a la lengua como elemento polémico. Ayer se le ocurrió presentar en el Parlamento autonómico una proposición no de ley que incluía un «plan de choque» para fomentar el uso de la lengua gallega en diputaciones provinciales y municipios, para «hacer efectivo el ejercicio de los derechos lingüísticos de la población».

Hasta aquí todo correcto, si no fuera porque entre las pretensiones del nacionalista está que la Xunta colabore con ayuntamientos de Asturias, Castilla y León y Extremadura para tales fines. Como el mismo reconoció, se trata de «un avance y una conquista de espacios» para la lengua de la dulce Rosalía. La iniciativa de Lobeira no es novedosa. Ya en abril de 2006 fabricó una propuesta similar, que recibió una airada respuesta de la Junta de Extremadura, al entender que el BNG -al que tachó de «aprendices de brujo»- se inmiscuía en la política lingüística de su territorio, y negó que la «fala» extremeña tuviera relación alguna con el gallego.

Lápidas, muñecas...
También hubo encontronazos con Asturias y Castilla y León a cuenta de las ansias expansionistas del BNG, sobre todo cuando en su propuesta de Estatuto abrían la puerta a la anexión de municipios argumentando, entre otras razones, el uso del gallego.

A Lobeira le persigue, como a un sector radicalizado del nacionalismo gallego, una especie de obsesión con la presencia del castellano, al que ven como una amenaza opresora y colonizadora, que homogeiniza el «feito diferencial galego», y al que por tanto cumple expulsar, siguiendo un modelo muy catalanista.

Mientras el PSOE parece aplicar con cierta coherencia el Plan de Normalización Lingüística de la Comunidad, los nacionalistas han quedado reducidos a propuestas entre simpáticas y grotescas. El primer hito fue la petición de lápidas en gallego, bajo el peregrino argumento de que si ocurría una hecatombe nuclear, la civilización que sobreviviese vería en las tumbas que el gallego era una realidad social. Este fue el argumento empleado en una comisión parlamentaria por Lobeira.

También los apellidos
Luego vinieron las muñecas, para que los niños pudiesen jugar en gallego desde su más tierna infancia. Se desconoce si Famosa tomó nota de la «bieitada». Y luego la invitación a que se galleguizaran los apellidos «deturpados por la barbarie castellanizadora», fruto de la cual al presidente del Partido Popular gallego llaman, de forma unilateral, «Núñez Feixóo», pese a que ese no es su apellido materno.

En esta nueva ofensiva, el BNG pretende que la Xunta garantice el uso de la denominación genuina de los topónimos en todos los ayuntamientos gallegos. En concreto, Lobeira denunció el caso «escandaloso y espectacular» de La Coruña, donde existe «desobediencia y rebeldía a las leyes y las sentencias judiciales».

«Se ríen de la ley»
El diputado nacionalista aseguró que algunos presidentes de diputaciones provinciales y alcaldes «se ríen abiertamente de la ley, incluso pomposamente», por lo que hizo un llamamiento a PP y PSOE para que aprovechen la proximidad de las elecciones municipales y les hagan llegar a sus responsables locales «que existen leyes que hay que cumplir».

Los nacionalistas piden que todos los departamentos y órganos dependientes de diputaciones y ayuntamientos tengan la lengua gallega como referencia oral y escrita y que establezcan «la oferta positiva» en la atención al público, es decir, que los funcionarios se dirijan a los ciudadanos en lengua gallega. Asimismo, solicitan que todos los actos documentados y relaciones jurídicas de la Administración local se redacten en gallego y que todos los trabajos topográficos y cartográficos de municipios y diputaciones lleven incorporada la recogida de microtoponimia gallega. Lobeira también reclamó que todas las ayudas concedidas por los entes locales produzcan un aumento efectivo de la presencia del gallego en las entidades receptoras y que se programe un nuevo proceso de formación lingüística de los funcionarios para «mejorar las actitudes, la fluidez expresiva y el conocimiento del vocabulario».

UN ETARRA DETENIDO REPARTÍA PROPAGANDA DEL PARTIDO ILEGAL
Batasuna-ETA revela que los compromisos con el Gobierno incluían su legalización y el acercamiento de presos
Joseba Permach desveló este miércoles parte de los compromisos que firmó el Gobierno con ETA: "garantizar la actividad política" de Batasuna-ETA, acercar a los presos y formar la mesa de partidos. El portavoz hizo esta revelación cuando reprochaba al lehendakari Ibarretxe que no criticara la supuesta falta de cumplimiento de dichos compromisos por parte del Gobierno Zapatero. Además reiteró que recogerán firmas para participar en los comicios. El ex ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, dio "por hecho" que Batasuna-ETA "estará en los ayuntamientos vascos".
Agencias Libertad Digital 4 Abril 2007

En declaraciones a Radio Euskadi, Joseba Permach aseguró que detrás de las agrupaciones de electores no se esconde el objetivo de "orillar la Ley de Partidos" sino que "será un intento, lo más digno posible" de afrontar las elecciones, "frente a la irresponsable actitud que está teniendo el Gobierno" del PSOE. Según el batasuno, "está en juego el derecho de la izquierda abertzale a estar en los próximos comicios en igualdad de condiciones" con el resto de formaciones.

Asimismo, expuso que su "objetivo es convertir esa recogida de firmas para poder concurrir a las elecciones en una gran movilización de ciudadanos a favor del proceso democrático y en demanda de condiciones democráticas en las próximas elecciones". Reconoció que la Fiscalía y el Gobierno "evidentemente podrán decir que detrás de esas agrupaciones estamos nosotros", dijo en referencia a Batasuna-ETA.

Permach denunció que "sea el Fiscal del estado español quien decida quienes pueden ser los miembros de una formación política y quien diga cómo tienen que llamarse las políticas de este país". Además, lamentó que el Gobierno Vasco hiciera este martes "una declaración tan dura para con ETA, diciendo que no cumple los compromisos que había adquirido con la tregua".

"Nos guste o no nos guste, ETA es una organización armada"
Sin embargo, según Permach, ha "sido incapaz de criticar la actitud del Gobierno del PSOE que durante un año ni ha garantizado la actividad política de la izquierda abertzale", ni ha cumplido otras premisas, como el acercamiento de presos y la creación de una mesa de partidos. Expuso también que "tras el acto del BEC, sus asistentes salieron con las pilas puestas y un ánimo tremendo al ver la fortaleza y la capacidad de movilización de la izquierda abertzale, superando las amenazadas" de prohibición de dicha convocatoria.

El batasuno también se refirió a la bomba de Barajas. Permach aseguró que entiende que a las diferentes formaciones políticas "les hagan recelar" el atentado del 30 de diciembre o "la aparición de armas" en la última operación contra ETA. "En todo caso, lo que es objetivo es que ETA ya puso en marcha un alto el fuego hace casi un año, es cierto que ocurrió el atentado del 30 de diciembre, es cierto también que ETA dijo que no quería llevar a cabo víctimas mortales y es cierto que ETA, nos guste o no nos guste, es una organización armada", señaló.

Sin "intención de disfrazarse"
Mientras Permach hacía estas declaraciones, Pernando Barrena anunciaba en Navarra la intención de Batasuna de presentar en la Comunidad foral unas 70 o 75 candidaturas. "En la izquierda abertzale no hay personas contaminadas, sino electores y personas que tienen que poder votar libremente y optar a ser elegidas", comentó Pernando Barrena al ser preguntado por el criterio de elaboración de listas para eludir los filtros de los tribunales Supremo y Constitucional.

En una rueda de prensa celebrada en Pamplona, Barrena señaló que las candidaturas recogerán los "conceptos fundamentales" de identificación "abertzale", en referencia al proyecto de país, y la apuesta por el socialismo. "Los dos conceptos van a a ser fundamentales en las denominaciones y se emplearán con flexibilidad en la conformación de estas agrupaciones", dijo.

Por otro lado, Barrena señaló que la presentación del partido ASB no es un "pulso a nadie" y se mantiene como la "prioridad absoluta" de la formación ilegal. El recurso a las agrupaciones de electores surge ante la "previsible" ilegalización del nuevo partido. El portavoz avanzó que la formación ilegalizada no tiene intención de "disfrazarse" para estar presentes en las elecciones de mayo.

La Generalidad prohibirá las clases en castellano en Secundaria
Hispanidad 4 Abril 2007

El nuevo decreto del Departamento de Educación extiende la inmersión lingüística a Secundaria

El Departamento de Educación de la Generalidad catalana dirigido por Ernest Maragall extiende la inmersión lingüística en catalán a todas las asignaturas de la ESO, incluidas las aulas de acogida para los inmigrantes. Quizás por eso la Generalidad prefiera inmigración no hispana. Puestos a aprender una lengua, que aprendan el catalán.

De esta manera, la Generalidad cede a las presiones de los “integristas lingüísticos”, que han promovido entre el profesorado una insumisión para no cumplir la ley si no se recogía la obligatoriedad del catalán en todos los institutos.

Por si fuera poco, el nuevo decreto de Educación de la Generalidad permite que algunas asignaturas sean impartidas en inglés, pero nunca en español, que queda relegado a la asignatura de Lengua y Literatura. Una manera de hacer evidente a los más pequeños que el español es una lengua de los conquistadores que conviene marginar del currículo académico y del uso social. La estrategia no les termina de salir del todo bien porque resulta que los niños hablan catalán en el aula, pero utilizan el castellano en el patio. Dicen que es más rápido y eficiente. Así que los ‘integristas’ abogan también porque haya una especie de policía lingüística en los patios que vigile el uso del castellano bajo amenaza de castigo. Un paraíso de libertad.

Y para que no se escape nada, el decreto que prepara Maragall regula los usos lingüísticos de las actividades escritas y orales entre el alumnado y el profesorado: las explicaciones de los profesores, el patio, los libros del texto, los exámenes y las comunicaciones con las familias. Se les olvida regular los usos lingüísticos en el cuarto de baño. Todo se andará.

Gallegos Hispanohablantes:
http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php/

La Policía francesa dispone de datos incautados a etarras sobre la negociación con el Gobierno
Periodista Digital 4 Abril 2007

Pocos datos han ido saliendo a la luz sobre la negociación. Pero esto podría dar un vuelco. Hace una semana que la policía francesa detuvo a dos etarras. Ellos se presentaron como "mensajeros" de la negociación y dijeron que eso justificaba su inmediata puesta en libertad. Ahora se sabe que tenían en su poder un ordenador y una memoria USB en los que guardan datos sobre los contactos entre ETA y el Gobierno.

La juez francesa antiterrorista Le Vert es la encargada de investigar el contenido del material informático incautado a los dos etarras. Según desvela el diario La Razón, en los próximos días va a proceder a su apertura "con los procedimientos judiciales habituales".

Los etarras Juan Carlos Yurrebaso Atutxa y Kepa Mirena Suárez Huarte permanecen detenidos, a la espera de juicio, acusados de pertenencia a asociación de malhechores, de llevar un arma y utilizar matrículas falsas. Dice J. M. Zuloaga en el diario de Planeta:

"Existe expectación por conocer lo que puede haber guardado en el ordenador y en el dispositivo USB que llevaba Yurrebaso ya que, al tratarse de un enlace del «subaparato de negociación», podría contener documentos reveladores del estado actual del «proceso de paz» o detalles de los contactos y acuerdos a que hubieran podido llegar el Gobierno y la banda. No se descarta, por otra parte, que se encuentre sólo información interna de la organización criminal sin contenido político."

ACERCAMIENTO DE PRESOS Y LEGALIZACIÓN DE BATASUNA
Por otro lado, Joseba Permach ha desvelado parte de los compromisos que firmó el Gobierno con ETA: "garantizar la actividad política" de Batasuna, acercar a los presos y formar la mesa de partidos. El portavoz ha hecho esta revelación cuando reprochaba a Ibarretxe que no criticara la supuesta falta de cumplimiento de dichos compromisos por parte del Gobierno de Zapatero. Las claves de la negociación entre el Ejecutivo socialista y ETA podrían estar en el ordenador incautado a dos etarras capturados en Francia. Además ha reiterado que recogerán firmas para participar en los comicios.

En declaraciones a Radio Euskadi, Joseba Permach aseguró que detrás de las agrupaciones de electores no se esconde el objetivo de "orillar la Ley de Partidos" sino que "será un intento, lo más digno posible" de afrontar las elecciones, "frente a la irresponsable actitud que está teniendo el Gobierno" del PSOE.

Según el batasuno, "está en juego el derecho de la izquierda abertzale a estar en los próximos comicios en igualdad de condiciones" con el resto de formaciones.

Asimismo, expuso que su "objetivo es convertir esa recogida de firmas para poder concurrir a las elecciones en una gran movilización de ciudadanos a favor del proceso democrático y en demanda de condiciones democráticas en las próximas elecciones". Reconoció que la Fiscalía y el Gobierno "evidentemente podrán decir que detrás de esas agrupaciones estamos nosotros", dijo.

Permach denunció que "sea el Fiscal del estado español quien decida quienes pueden ser los miembros de una formación política y quien diga cómo tienen que llamarse las políticas de este país". Además, lamentó que el Gobierno Vasco hiciera este martes "una declaración tan dura para con ETA, diciendo que no cumple los compromisos que había adquirido con la tregua".

Sin embargo, según Permach, ha "sido incapaz de criticar la actitud del Gobierno del PSOE que durante un año ni ha garantizado la actividad política de la izquierda abertzale", ni ha cumplido otras premisas, como el acercamiento de presos y la creación de una mesa de partidos.

Expuso también que "tras el acto del BEC, sus asistentes salieron con las pilas puestas y un ánimo tremendo al ver la fortaleza y la capacidad de movilización de la izquierda abertzale, superando las amenazadas" de prohibición de dicha convocatoria.

El batasuno también se refirió a la bomba de Barajas. Permach aseguró que entiende que a las diferentes formaciones políticas "les hagan recelar" el atentado del 30 de diciembre o "la aparición de armas" en la última operación contra ETA.

"En todo caso, lo que es objetivo es que ETA ya puso en marcha un alto el fuego hace casi un año, es cierto que ocurrió el atentado del 30 de diciembre, es cierto también que ETA dijo que no quería llevar a cabo víctimas mortales y es cierto que ETA, nos guste o no nos guste, es una organización armada".

Gallegos Hispanohablantes:
http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php/

ETA tenía datos concretos de cinco cargos del PP y del PSOE de Guipúzcoa
ABC 4 Abril 2007

BILBAO. El «comando Donosti» tenía «datos concretos, algunos de ellos muy elaborados», de tres cargos públicos del PP y de dos del PSOE de Guipúzcoa. A estos objetivos del grupo criminal desmantelado la semana pasada por la Guardia Civil se suman Maite Pagazaurtundua, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, y Fernando Savater, filósofo y miembro de ¡Basta ya!. La información que los terroristas tenían sobre dos ertzainas de Tolosa también estaba muy elaborada.

El portavoz del PP del País Vasco, Leopoldo Barreda, afirmó ayer que los datos obtenidos por ETA de tres compañeros de partido «no son simplemente el recorte de la foto del periódico, había alguna cosa más». Agregó que de la información recibida del Ministerio del Interior en la noche del pasado lunes se desprende que el «comando» había realizado seguimientos, «alguno más elaborado que otros sobre personas concretas y no era recopilación genérica».

Pese a este golpe, las Fuerzas de Seguridad del Estado no descartan que la banda pueda disponer de otro «comando» de similares características al desarticulado. Por ello, la situación de máxima alerta se mantiene porque se teme que la banda pueda cometer un atentado en breve. Más aún, los especialistas creen que ETA en estos momentos tiene, incluso, capacidad para cometer un atentado con pistola.

Así, la Guardia Civil ha puesto en marcha una investigación para localizar a otro «liberado» que podría estar reorganizando un nuevo «comando» en el País Vasco. El sospechoso ha sido identificado como Ekaitz Aguirre Goñi, alias «Ehun» y «Oskarbi», huido en 2003 y a quien la Policía incluye en la lista de los etarras más buscados.

En un refugio
La presencia de Ekaitz Aguirre en en País Vasco se ha conocido gracias a las declaraciones del jefe del «comando Donosti» («Urederra»), José Angel Lerín, tras su detención por la Guardia Civil la pasada semana en Andoain.

Lerín manifestó que el pasado 24 de marzo había tenido una cita con Ekaitz Aguirre para transmitirle una serie de órdenes de parte del jefe de los «comandos», Garikoitz Aspiazu, «Txeroki». La cita tuvo lugar en el refugio de San Adrián, entre Álava y Guipúzcoa. Los dos etarras pernoctaron en el refugio y a la mañana siguiente abandonaron la zona y se separaron.

Ese dato demuestra, según fuentes de la investigación, que «Ehun» se encontraba en el País Vasco hace diez días y que no formaba parte de la estructura del «comando» etarra desarticulado. No se conoce con precisión cuál puede ser su función, pero se sospecha que pueda ser parecida a la que desarrollaba Lerín Sánchez en Guipúzcoa y Navarra, es decir, poner en marcha un «comando».

La pista de Ekaitz Aguirre fue encontrada por la Ertzaintza a principios de año como consecuencia de las investigaciones que permitieron localizar un «zulo» de Amorebieta y una importante cantidad de explosivos en Atxondo (Vizcaya). Además de 230 kilos de explosivo, se halló diversa documentación entre la que había un folio manuscrito en el que estaban las huellas del ahora buscado.

Se desconoce, sin embargo, si Ekaitz Aguirre era el segundo miembro «liberado» de ETA que operaba en Vizcaya, junto a Garikoitz Etxeberria, que huyó a Francia a raíz del descubrimiento del «zulo» y fue detenido el 9 de enero. Aguirre, que tiene antecedentes por actos de terrorismo callejero, fue denunciado por amenazar de muerte la dirigente del PP María San Gil.

ETA diseña bombas-trampa con sistemas utilizados en Irak
elconfidencialdigital  4 Abril 2007

ETA diseña bombas-trampa con sistemas utilizados en Irak: que estallen cuando se inspecciona el coche, o ponerlas en el reposacabezas

Los datos, procedentes de los apuntes incautados al etarra Íker Aguirre, detenido en enero en Port Bou, y que han sido revelados por la Cadena COPE, incluyen instrucciones para que se activen las bombas-lapa con radio control cuando el “objetivo” (la víctima) esté revisando su coche.

Igualmente, se apunta la conveniencia de optar por colocar explosivos en el reposacabezas de los automóviles, de forma que el estallido alcance inmediatamente zonas vitales de las víctimas.

Otro de los dispositivos aconsejados está dirigido a preparar artefactos con trampas específicas contra los especialistas en desactivación de explosivos, un sistema muy practicado por los insurgentes que actúan en Irak, según fuentes de la Benemérita.

Según una nota interna, ese dato y otros como la utilización de explosivos como el nitro metano, propio del grupo terroristas de Hizbulá en el año 87, o el Anfoal, empleado por las FARC colombianas, “indican claramente las relaciones internacionales de ETA”.

Todo induce a pensar, concluye la Guardia Civil, que en los puestos de enseñanza de la organización, y en concreto como responsable de los comandos operativos, se encuentra situado un miembro de los denominados históricos o tal vez recién salido de prisión.

Con todo esa información, la Guardia Civil ha elaborado en marzo un documento, titulado “Borrador para un análisis sobre la situación actual de la organización terrorista”, una nota interna de la Jefatura de Unidades Especiales, que señala que ETA podría haber vuelto a hacerse con una fábrica para producir ella misma sus explosivos.

En ese documento, cuyo contenido adelantó la Cadena COPE, se concluye que la información disponible no lleva a pensar precisamente que ETA quiera evitar en el futuro daños personales.

De hecho, la Guardia Civil, que acaba de dar el mayor golpe policial a ETA en suelo español desde la llegada del PSOE al poder, ya advirtió hace unas semanas sobre las verdaderas intenciones de los terroristas.

Además, la banda recomienda en sus manuales qué tipo de automóviles hay que robar y qué características deben reunir. Los comandos deben sustraer coches sobre todo de tres marcas: Renault, Ford y Fiat, y que sean de colores poco llamativos y sin golpes en la carrocería.

LA PLATAFORMA RECUERDA QUE SEGUIRÁ DEFENDIENDO LA LIBERTAD
Un voto del PP contribuye a la campaña del PSE y el PNV para silenciar al Foro de Ermua
La campaña contra el Foro de Ermua ha llegado hasta el Ayuntamiento de esta localidad vizcaína. Ha sido en forma de una iniciativa que solicita al colectivo que cambie de nombre y deje de usar el de este municipio para "criminalizar el diálogo y la pluralidad que caracteriza a este municipio". La plataforma que preside Mikel Buesa ha recordado en un comunicado que no necesita ningún permiso de los actuales dirigentes socialistas, ni de los nacionalistas para seguir defendiendo la libertad en nombre del espíritu de Ermua. Han votado a favor de la propuesta los miembros del PNV, los del PSE, el representante de IU y uno de los cuatro ediles del PP. La dirección de este partido ya ha anunciado su expulsión.
Libertad Digital 4 Abril 2007

El pleno del Ayuntamiento de Ermua acordó este miércoles, con el respaldo de PSE, Ezker Batua, PNV-EA y un edil del PP, solicitar al Foro Ermua que deje de utilizar el nombre de esta localidad para "criminalizar el diálogo y la pluralidad que caracteriza a este pueblo". La propuesta fue impulsada por un grupo de jóvenes de esta localidad y aunque llevan semanas con una intensa campaña de recogida de firmas, sólo la han avalado 3.477 vecinos de los cerca de 17.000 residentes. La propuesta fue rechazada por dos concejales del PP de los cuatro que forman el grupo municipal. Uno no asistió al pleno y el otro votó a favor.

El presidente de los populares de Vizcaya, Antonio Basagoiti, explicó que este concejal, Francisco Rey, había entregado hace diez días el carné del partido y que, tras su actuación de este miércoles "queda automáticamente expulsado del grupo municipal por no cumplir la disciplina de voto". Argumentó que "estas cosas pasan, ya que, ante la situación de inferioridad" en que se encuentra el PP para conformar listas "debido a la amenaza del terrorismo en el País Vasco", "se acercan hasta nosotros personas con auténtica vocación y algunos pocos que actúan como si les faltara un tornillo".

La respuesta del Foro de Ermua a esta iniciativa, que ha calificado de "desquiciada" y "peregrina", ha llegado a través de un comunicado. Recuerda que adoptó este nombre a raíz del asesinato el 13 de julio de 1997 del concejal del PP de la localidad vizcaína, Miguel Ángel Blanco y se felicita de que las firmas recogidas para apoyar la propuesta sean tan escasas: "No esperábamos menos de los valientes y dignos ciudadanos de Ermua".

Apunta el Foro que "los ediles que han aprobado este vergonzoso acuerdo no pueden ocultar que la vía del diálogo que propugnan supone prácticamente el mismo enfoque que a diario reclama Arnaldo Otegi, sin molestarse en condenar el atentado de la T-4, ni la muerte de Ambrosio Fernández Recio por inhalación de los humos producidos por la kale borroka en Mondragón el pasado mes de enero".

El comunicado hace una referencia expresa al alcalde de Ermua, el socialista Carlos Totorika. Recuerda que "tomó parte activa en la presentación en Bilbao del Manifiesto Fundacional del Foro Ermua" y que "nueve años después nosotros seguimos en lo mismo, no nos hemos movido".

Concluye sugiriendo a los concejales del PSE, del PNV y "el monaguillo de IU/EB" que ya que creen "tener derechos de propiedad sobre el topónimo de su ciudad, el Foro Ermua les recomienda que efectúen los trámites oportunos ante el Registro de Patentes y Marcas y que aguarden a que les denieguen su ridícula solicitud".
Una pequeña muestra de lo métodos "democráticos" de Batasuna en los Ayuntamientos
Asociación Tolerancia 4 Abril 2007

El calvario de los Etxebeste
EL MUNDO 17/1/2006

Un matrimonio de Belauntza sufre ataques y amenazas tras crear una plataforma que desbancó a Batasuna del Ayuntamiento
VITORIA.- El día en que el matrimonio formado por Luis Etxebeste y Carmen Olano movilizó a un grupo de vecinos de Belauntza -una pequeña localidad guipuzcoana de 300 habitantes- para «encauzar» la actividad política de la localidad, Batasuna selló su acta de defunción política -meses después perdió la Alcaldía- y Carmen y Luis comenzaron a sufrir su particular vía crucis.

Y, cuando el 23 de febrero de 2004, en pleno lunes de Carnaval, el negocio de antigüedades Muebles Carmen Olano apareció envuelto en llamas, sus dueños sintieron de inmediato que el incendio no había sido fortuito y que la campaña de acoso y derribo contra la familia Etxebeste, impulsora de la plataforma ciudadana que desbancó a la antigua Batasuna de la Alcaldía de Belauntza, no había hecho sino comenzar. No se equivocaron. De hecho, Carmen Olano se halla de baja psiquiátrica desde entonces.

El pasado sábado, Luis y Carmen se dirigían a dejar un paquete al negocio familiar, ya restaurado, cuando comprobaron que la puerta del pabellón estaba vencida hacia dentro. En el interior había unos cartones quemados esparcidos por el suelo. «Golpearon la puerta con un camión, metieron unos cartones por la ranura y los prendieron fuego», relata Luis Etxebeste. En esta ocasión, el incendio apenas causó estragos. Era tan sólo otro aviso.

La historia empezó a escribirse en 2001, cuando la situación política de Belauntza, a cinco kilómetros de Tolosa, amenazaba con salpicar la, hasta entonces, tranquila convivencia en el municipio. Un día, los vecinos del pueblo se desayunaron con la noticia de que el partido que gobernaba en el pueblo, Euskal Herritarrok, pedía la dimisión del alcalde y del teniente de alcalde, ambos del mismo partido. «Nos pareció que algo raro tenía que haber para que un partido pidiera la dimisión de dos cargos de su misma formación a través de la prensa», relata Etxebeste.

Luis y su mujer Carmen convocaron a los vecinos del pueblo a una reunión para analizar y, sobre todo, tratar de esclarecer lo que estaba ocurriendo. «Salimos escandalizados del ambiente que había. Hubo unos enfrentamientos terribles. Varias personas muy mayores salieron de la reunión llorando a lágrima viva. Decidimos entonces encauzar esto y convocamos en una reunión a todas las fuerzas del pueblo», relata Etxebeste, quien apunta que, en realidad, Batasuna optó por cambiar de alcalde y teniente de alcalde por no compartir éstos «la línea dura» del partido.

Aquel día se pusieron los cimientos a la plataforma Erroizpe, pero lo que ignoraban por aquel entonces Luis y Carmen es que también estaba a punto de comenzar su particular calvario.

Los insultos y amenazas no tardaron en llegar. «Nos trataron con todo tipo de vejaciones; nos decían incluso que nos iban a dar el número de un psiquiatra para que nos tratara», recuerda Luis con rabia contenida.

En las elecciones de 2003, su mujer, Carmen, formó parte de las listas al Ayuntamiento de Belauntza en representació n de la plataforma promovida por el matrimonio, aunque no lo hizo en puestos de salida. Erroizpe se alió en diciembre de ese mismo año con el PNV para desbancar a Batasuna de la Alcaldía. Edurne Arbelegi fue elegida alcaldesa.

A partir de ahí, llegó el drama para la familia Etxebeste. Tras el incendio en el almacén de antigüedades que regenta Carmen se sucedieron nuevos ataques a los miembros de la plataforma Erroizpe.

«Una noche nos rompieron los espejos retrovisores de los coches, como diciendo 'aquí estamos y os tenemos controlados' . También ha habido amenazas e insultos, sobre todo a la alcaldesa». Todas las denuncias han caído en saco roto. «Igual somos muy locos, pero volveríamos a hacer lo mismo», se reafirma Luis.

Recortes de Prensa   Página Inicial