AGLI

Recortes de Prensa     Jueves 5 Abril   2007

Golpe bajo al Foro Ermua
Editorial ABC 5 Abril 2007

EL Foro Ermua ha sido emplazado por el Ayuntamiento de esta localidad vizcaína a dejar de utilizar su nombre, porque, a juicio de los ediles que han apoyado la iniciativa, este grupo cívico, que se encuentra en la vanguardia contra la hegemonía nacionalista y el chantaje terrorista, «criminaliza el diálogo y la pluralidad» que caracterizan a Ermua. La decisión es injusta por las acusaciones y especialmente inoportuna por la ofensiva de ETA y la izquierda proetarra. También es decepcionante porque la ha respaldado un alcalde, Carlos Totorica, que encarnó la resistencia de su pueblo mientras duró la cruel agonía de Miguel Ángel Blanco. Sin embargo, este intento de deslegitimar al Foro Ermua es coherente con la persistente estrategia socialista de desactivar el constitucionalismo vasco y arrinconar -cuando no engañar- a sus más emblemáticos representantes. El PSOE ha pretendido anular cualquier voz que denunciara el despropósito en que se ha traducido el proceso de negociación con ETA, y no ha reparado en descalificaciones y tácticas para silenciar y dividir a las víctimas, confundir a los intelectuales vascos con falsas promesas de firmeza y en orillar en lo posible al Partido Popular. El fracaso ha sido absoluto en los tres frentes. Por eso, la intención de arrebatar al Foro su nombre llega tarde y mal. El Foro Ermua sigue haciendo honor a los objetivos que motivaron su fundación, porque en el País Vasco sigue habiendo un régimen nacionalista hegemónico, una izquierda proetarra que campa impunemente y una organización terrorista que nunca ha dejado de serlo. Son otros los que deben preguntarse si siguen siendo leales a los principios de un movimiento cívico y espontáneo que nació en las calles del País Vasco para cambiar el curso de una historia hasta entonces escrita sólo por ETA y el PNV. Al contrario, parecen ahora dispuestos, como la dirección del socialismo vasco, a volver a los tiempos en que la izquierda española creía que el gobierno del País Vasco sólo podía ser nacionalista y que a ETA no se le podía derrotar policialmente.

Tiene motivos el Foro para negarse a aceptar el requerimiento del Ayuntamiento vizcaíno, que ha sido apoyado por socialistas y nacionalistas, así como por un concejal del PP que ya ha sido expulsado de esta formación. Este es un tiempo en que la resignación es el mejor aliado de las estrategias nacionalistas y el PSOE parece dispuesto a extender la idea de que no hay otra alternativa que las viejas fórmulas de concesiones permanentes al nacionalismo. El Foro Ermua está hoy tan legitimado como en 1997, y no sólo para seguir llevando, con la máxima dignidad, el nombre de esta localidad vizcaína, sino también para mantener la defensa de los compromisos que miles de vascos adquirieron por la libertad y la democracia después de que el sacrificio de Miguel Ángel Blanco removiera unas conciencias que ahora nuevamente algunos quieren adormecer.

Foro Ermua y Totorika
El negocio del terrorismo
Agapito Maestre Libertad Digital 5 Abril 2007

Dice el tópico que en las situaciones extremas vemos a los grandes hombres, mientras que los pequeños desaparecen envueltos entre la escoria de la época. Quizá sea verdad la primera parte del dicho, pero de lo que estoy seguro es del acierto de la segunda afirmación. La situación extrema que vivimos los ciudadanos españoles –¿o acaso hay algo más extremo que un presidente del Gobierno negociando con ETA el futuro de España?– nos ha permitido ver individuos arrollados por las inmundicias de Zapatero. Hemos visto personajillos entregados a la "política" de Zapatero, que antes habían hecho de la condena del terrorismo un pequeño negocio. Eran gentes que sólo de boquilla condenaban el terrorismo. Cuando llegó Zapatero y los llamó a capítulo, se entregaron en cuerpo y alma al cuento del "diálogo" y ahí siguen viviendo sin columna vertebral.

Algún día haremos la lista de estos listos. Tengo una lista larga de individuos que han estado escondidos, mientras los españoles nos movilizábamos en la calle contra el terrorismo y, sobre todo, contra las cesiones del Gobierno al terrorismo. Estaban amagados o se cobijaban en los insultos a la AVT. En verdad, muchos aún están esperando cómo acabará esta lucha entre los demócratas y un Gobierno déspota para volver a situarse. Reconozco que la variedad de esta fauna es rica. Por eso, deberíamos hacer una buena clasificación, algo, que nos ayudara a no confundir a quienes está dispuestos a rehabilitarse con la escoria que sólo desaparecerá con Zapatero. En efecto, hay, en mi opinión, dos tipos dominantes. Por un lado, hallamos a quienes tratan de reubicarse ante los destrozos de Zapatero; y, por otro lado, los que ya no tienen ninguna oportunidad de rehabilitarse, porque durante estos tres años han trabajado sólo y exclusivamente al servicio de Zapatero.

Entre los primeros, entre los tipos que estaban, por decirlo suavemente, hibernando han vuelto a salir a la calle. Se han subido a un estradillo para gimotear no sé qué cosa contra todos los gobernantes de España y la extorsión de ETA a los empresarios. Su crítica es abstracta y descontextualizada, pero bienvenida sea si les sirve para limpiar sus conciencias sucias. Ojalá se rehabiliten cuanto antes, pero yo no olvidaré jamás que no estuvieron en ninguna de las grandes manifestaciones, orgullo de todos los demócratas, de los españoles, contra la negociación de Zapatero con ETA, que tuvieron lugar entre 2005 y 2007. De todos modos, no tengo nada contra quienes quieren rehabilitarse en el espacio democrático por no haber combatido a Zapatero, que está en el mismo proyecto de ETA. Siempre tendrán de reconocer su error. Digan, sí, digan con claridad que han sido engañados por Zapatero y no pasa nada, pero, por favor, no se rehabiliten con "nocturnidad" y "oportunismo".

Entre los segundos, entre los que ya no tienen rehabilitación posible, están los tertulianos que alguna vez fueron los abanderados del PNV y, después, del socialismo reinante. Éstos están tan desprestigiados que jamás lograrán levantar el cuello. Lo suyo es reptar. Comer en las manos del poder. Aquí en este ámbito es donde parece venir a situarse a un tal Totorika y la corporación de Ermua. Un tal Totorika, socialista, alcalde del pueblo de Ermua, que participó en la creación del Foro del mismo nombre del pueblo, acusa a sus miembros de "criminalizar el diálogo" con los criminales de ETA. Es mentira. Él lo sabe, pero no es capaz de vivir como un hombre libre. Es demasiado peligroso. Prefiere seguir a la manada. Allá él, pero debería saber que los nombres, y menos los de un pueblo, no son propiedad de nadie en particular. Además, Ermua no sería nada si un inocente concejal del PP, un representante de millones de españoles, no hubiera sido asesinado por ETA.

Totorika, el alcalde, y toda su corporación, salvo los que han votado a favor del Foro Ermua, no serían nada sin el respaldo de los millones de españoles que hicieron de este pueblo su causa. Su razón de ser. Pero, lo más terrible del tal Totorika es que niega su historia de lucha por la libertad, es decir, lo único que lo dignificaba ante la comunidad. Este tal Totorika "quiere" olvidar que si él es algo, es su pasado, su pequeña historia, su biografía a favor de la libertad. Adiós, pues, Totorika. Este hombre desaparecerá envuelto en la escoria que ha traído Zapatero a España entera, incluido este pequeño pueblo, Ermua, que ha sido engrandecido, universalizado, por el Foro de su mismo nombre.

Feudalismo a la gallega en pleno siglo XXI
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 5 Abril 2007

Según el último sondeo de la Presidencia de la Xunta de Galicia, las preocupaciones reales de los gallegos de carne y hueso son: 1º La falta de trabajo, 2º la falta de vivienda, 3º el urbanismo y 4º la sanidad.

Mientras que las preocupaciones de la clase política de Galicia son: 1º El mal llamado proceso de "normalización" lingüística, 2º el mal llamado proceso de "normalización" lingüística, 3º el mal llamado proceso de "normalización" lingüística y 4º el mal llamado proceso de "normalización" lingüística.

Triste, pero cierto.

El partido político que sale peor parado de esta esquizofrenia entre nacional-galleguismo y realidad ciudadana es, como era de esperar, el PPdeG que va camino de convertirse en la tercera fuerza política de Galicia, pues no tardará en ser desplazado por el BNG al que le allanó estúpidamente el camino con la Ley de Normalización Lingüística (1983) y el Plan General de Normalización Lingüística (2004), firmados el primero por Fernández Albor y el segundo por el León de Villalba.

Creía el PPdeG que con ser más galleguista que los nacionalistas tenía el futuro asegurado. Un error de cálculo gravísimo que supone una ignorancia rayana en la idiocia de cómo funciona la política en las comunidades bilingües. Los nacionalistas son siempre los mayores beneficiados por cualquier ley que tienda a privilegiar la mal llamada "lengua propia" y a marginar o eliminar el castellano.

Al PP le pasó lo mismo en el País Vasco y en Cataluña donde son prácticamente un partido político testimonial, pero este grupo parece que tiene una dificultad insuperable para aprender de la realidad y escuchar a sus propios afiliados y a los ciudadanos.

El sondeo realizado por la Secretaría Xeral de Análise e Proxección le otorga al PSOE un respaldo del 23,7% de los gallegos, en caso de que hoy se celebrasen elecciones autonómicas, situándose 6,7 puntos por encima del PP y a 14,1 del Bloque. El PSdeG-PSOE obtendría el respaldo del 23,7% de los gallegos, situándose 6,7 puntos por encima del PP y 14,1 por encima del Bloque. El PPdeG sería la segunda fuerza más votada, con un apoyo del 17%. El BNG ocuparía el tercer puesto, con una intención directa de voto del 12,4% y el número de indecisos supondría el 25,6% del electorado.

Si existiese el Partido de la Indecisión, sería sin ninguna duda el gran ganador; pero como no existe, esos votos se convertirán, la mayoría, en abstenciones o votos en blanco. Y los votos en blanco, por desgracia para los ciudadanos, todavía no se traducen en escaños vacíos. Espero que en una futura democracia más perfecta y evolucionada que la que ahora tenemos, el voto en blanco tenga su reflejo en la composición real de cualquier parlamento.

Mientras esto no suceda, la clase política no tendrá jamás la posibilidad de ser suspendida por una ciudadanía decepcionada y descontenta, pues voten los que voten, los escaños parlamentarios siempre estarán llenos de políticos totalmente alejados de la realidad ciudadana, pero astutos defensores de sus propios intereses personales y partidarios.

O sea que, de momento, la democracia seguirá siendo una forma de feudalismo de aspecto moderno y bien maquillado, pero feudalismo al fin y al cabo.

© Xoán Xulio Alfaya, 2007
Gallegos Hispanohablantes:
http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php/

MENSAJE DE UNA NAVARRICA
[Lo que dice en el segundo párrafo sobre el documento que estuvo a punto de firmar Adolfo Suárez es muy importante].

Hola Xoán, me ha gustado muchísimo esta lectura. No conozco a este señor, pero lo conoceré. Estoy totalmente de acuerdo con él, pero el problema vasco no se resolverá mientras sea rentable, como todas las guerras, mientras sea rentable, no hay final. De ese problema, todos sacan provecho, y no hay héroes porque sencillamente los matan, simple pero sumamente efectivo. Mira no me gusta entrar en estos temas porque se puede uno alargar hasta el infinito. Cuando hace unos dias se hizo la manifestación en Pamplona por el tema de Navarra, era de verguenza cómo "hablaban", (habría que emplear otra
palabra) la mayoría de los "pensantes" en los medios de comunicación, qué desprecio por la gente, y qué ignorancia, vamos a pensar que es eso, ignorancia del problema que supondría, no para los navarros sino para toda España y resto del mundo democrático. Mira la primera vez que los vascos trataron ese tema con el gobierno central, yo formaba parte de un pequeño y
cariñoso partidito que habíamos creado durante la transición, antes de que fuera lícito reunirse. Era el partido socialdemócrata foral de Navarra.

Bueno pues allí nos enteramos de que el Sr. Suárez estaba punto de firmar un documento que le habían llevado los nacionalistas y como con engaños le habían dicho que era la solución para la pacificación del país vasco y que
además los navarros encantados con ello.

Lo recuerdo muy bien porque de aquella reunión salieron dos amigos aquella misma tarde camino de Madrid para intentar llegar a tiempo a ver al Sr. Suárez e informarle, en privado, de la realidad, porque si se hacia por los cauces normales, Navarra hoy sería Euscadi. Recuerdo aquella reunión porque estuvimos allí hasta que nos llamaron desde Madrid para decirnos que la misión habia sido un éxito, que habían conseguido mediante un amigo personal de Suárez informar al presidente del problema real y que no se firmaría el acuerdo. Hicimos una pequeña fiesta y lo celebramos con champán, y todavía creo que fue un gran dia para la democracia en todo el mundo. Pero fíjate por qué cauces. En fin tengo muchas cosas que hacer, te agradezco de veras el escrito y ya seguiremos hablando.

[Mi amiga se refiere al escrito del P. Jaime Larrínaga publicado en Gallegos Hispanohablantes].
Gallegos Hispanohablantes:
http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php/

Los aliados del PSOE contra PP y PNV: Pernando Barrena y Arnaldo Otegi
Pascual Tamburri elsemanaldigital 5 Abril 2007

El etarra Txeroki ordena a sus comandos que apunten a PP y UPN, pero no a PSOE, IU, EA, Aralar, NaBai… o PNV. Aunque los de Imaz están muy incómodos en esta compañía.

5 de abril de 2007. "La ultraderecha sabe que está en juego el modelo de transición y el PSOE debe atreverse a romper amarras con el fascismo y la ultraderecha, y para eso sí contará con la izquierda abertzale". Nobles y reveladoras palabras de Pernando Barrena, el benefactor de la Humanidad, que aclaran bastante bien su posición en el mundo. Barrena, miembro de Batasuna y acólito de ETA, quiere ser aliado del PSOE. Pero no de cualquier PSOE, sino precisamente del que preside José Luis Rodríguez Zapatero, y no para cualquier cosa, sino para realizar la transición a un nuevo modelo político.

El precio de Barrena y Otegi en esa alianza está claro y no puede negociarse, porque "la izquierda abertzale tiene muy claro que no va a haber nada por debajo de la territorialidad y la autodeterminación". Eso sí, a cambio de Navarra y de la independencia Batasuna apoyaría la deslegitimación del PP y UPN –relegándolos a la marginalidad, como "ultraderecha", y probablemente a la ilegalidad, como "fascismo"- y permitiría un régimen definitivamente de izquierdas. Una nueva legalidad.

Zapatero no está contento con los resultados de la Transición a la democracia, y no lo oculta. Quiere cambios radicales. Como Otegi y Barrena, que no dejan de recordar que "la lucha mantenida por la izquierda abertzale ha provocado la actual crisis del Estado español", es decir que sólo la inestabilidad inducida por ETA hace concebibles los planes de Zapatero. Si los etarras detenidos estos días tenían órdenes de atentar era con expresa exclusión de los futuros aliados, especialmente del PSOE.

Ustedes pueden pensar que este escenario descabellado no es más que una pesadilla. Sin embargo España es gobernada desde 2004 por una persona capaz de negar el pan y la sal al partido de la oposición, votado por diez millones de ciudadanos, y de sentarse a negociar en cambio con los enemigos de la nación y del Estado, que tienen las manos manchadas de sangre. Éstos son los hechos.

Y es un hecho que el PSOE de Zapatero ha recordado su viejo radicalismo izquierdista, laicista y antinacional. Desde ahí no es difícil la sintonía con la izquierda abertzale, y a partir del 28 de mayo comprobaremos cómo se forman pactos en los municipios vascos y navarros, para empezar. Primeras víctimas políticas, allí donde sea posible, PP y UPN.

Primeras, pero no últimas. En el centroderecha nacional el Partido Nacionalista Vasco tiene muy mala prensa, como es lógico, y los dirigentes jelkides hacen periódicas e inevitables manifestaciones de repulsa al PP, de divorcio con España, de anhelo independentista y de protección hacia etarras y batasunos. Ahora bien, ¿están ustedes seguros de que el PNV de Josu Jon Imaz, al fin y al cabo de origen cristiano y burgués, se siente a su gusto en estas compañías? Porque si alguien puede perder mucho, o todo, con una alianza de izquierdas es el partido de Juan José Ibarretxe. Socialistas y batasunos pueden usar al PP como punto de encuentro, pero si alguien va a pagar el banquete de bodas es el PNV.

A no ser, claro, que en este país superemos la fase preescolar de la vida política y alguien saque consecuencias de la situación. Sólo la miopía de sus adversarios hace realmente peligrosos a los batasunos.

Buesa: «Han ayudado a los intereses del terrorismo»
ABC 5 Abril 2007

El Foro Ermua criticó en un comunicado la petición del consistorio vizcaíno, que calificó de «peregrina y ridícula», y tildó de «vergonzoso e intolerante» el acuerdo municipal adoptado. Este colectivo, tras asegurar que no necesita «ningún permiso» de socialistas ni nacionalistas «para seguir defendiendo la libertad en nombre del espíritu de Ermua», consideró también que las firmas reunidas en apoyo a la propuesta citada suponen «un reducido porcentaje del total de 16.488 vecinos empadronados» en Ermua.

Señaló también que los ediles que han apoyado la iniciativa «no pueden ocultar que la vía del «diálogo» que propugnan supone prácticamente el mismo enfoque que a diario reclama Arnaldo Otegi, sin molestarse en condenar el atentado de la T-4, ni la muerte de Ambrosio Fernández Recio por inhalación de los humos producidos porla «kale borroka» en Mondragón el pasado mes de enero».

El presidente de la plataforma, Mikel Buesa, calificó por su parte de «absurda» y «exótica» la decisión del pleno y señaló que «para prevenir cualquier locura o estupidez» han registrado ese nombre en el Registro de Patentes y Marcas. «A partir de ahora cualquiera que utilice el nombre tendrá que pagar derechos, especialmente si es el Ayuntamiento de Ermua», indicó Buesa.

También recordó que mientras que en el manifiesto fundacional de la plataforma «se pedía a los partidos que no ayudaran a los intereses de ETA», a su juicio, lo que ha hecho el alcalde «y algunos concejales es ayudar a los intereses del terrorismo».

El PSE intenta desactivar la rebelión cívica con una moción contra el Foro Ermua
ABC 5 Abril 2007

La decisión del Ayuntamiento de Ermua de pedir al Foro Ermua que deje de utilizar el nombre de esta localidad trasciende los muros del Consistorio. Y es que la medida, según las fuentes consultadas por ABC, forma parte de una estrategia de mayor calado: neutralizar la «rebelión cívica» que se echa a la calle para protestar por los planes de negociación del presidente del Gobierno con ETA-Batasuna. Por ello, los medios consultados no dudan en señalar al PSE como el brazo ejecutor de la maniobra de debilitar a los movimientos cívicos que se oponen a la política antiterrorista del Ejecutivo por el amplio respaldo ciudadano que tienen como se ha visto en repetidas ocasiones en Madrid. Sólo hay que recordar la marcha convocada por el PP el pasado 10 de marzo en la que casi un millón de personas se manifestó para reclamar, entre otros asuntos, el «espíritu de Ermua»; es decir, la recuperación de la unidad de los demócratas, fenómeno surgido a raíz del asesinato de concejal Miguel Ángel Blanco.

Muestra de que el Gobierno y el PSOE han acusado la respuesta que miles de españoles están dando a los llamamientos de asociaciones como el Foro Ermua fue, ayer, el consistorio que dirige Antonio Totorika, quien precisamente es uno de los fundadores de la plataforma. El pleno del Ayuntamiento acordó, con el respaldo de PSE-EE, EB, PNV-EA y un edil del PP, solicitar al Foro Ermua que deje de utilizar el nombre del pueblo para «criminalizar el diálogo y la pluralidad que lo caracteriza».

La propuesta, impulsada por un grupo de jóvenes de esta localidad y avalada por 3.477 firmas de vecinos de este municipio, de unos 16.500 residentes, sólo fue rechazada por dos concejales del PP de los cuatro que forman el grupo municipal, dado que un corporativo de esta formación no asistió y otro respaldó la propuesta.

Carlos Totorika, del PSE, aseguró que le «duele» criticar a una agrupación de la que fue fundador, pero manifestó que más siente no dar voz a los «demócratas que son insultados y están indignados por las posiciones de este grupo».

Mientras que el portavoz del PP defendió la acción del Foro Ermua por su lucha contra ETA, el PNV dio su «pleno apoyo» a la iniciativa y el corporativo de EB dijo que este foro tiene «todo el derecho» a desarrollar su actividad, pero sin utilizar de forma «tan dramática» a Ermua.

El único edil del PP que respaldó la propuesta, Francisco Rey, explicó su voto al acabar el pleno y la basó el hecho de que el Foro Ermua «no está formado por gente de Ermua» y en que deseaba respaldar las iniciativas promovidas por los vecinos de este municipio. Rey, de 53 años y natural de Galicia, también reveló, al término de la sesión plenaria, que hace unos ocho días que se dio de baja del PP, partido al que se afilió hace cinco años y por el que ha sido concejal en la corporación ermuatarra durante los últimos cuatro años, ante la falta de apoyo que recibió de esta formación cuando denunció haber sido agredido por su escolta.

Este corporativo, cuya inmediata expulsión del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Ermua decretó ayer el presidente de la formación en Vizcaya, Antonio Basagoiti, por haber incumplido la disciplina de voto, también criticó la política antiterrorista que lleva a cabo el partido que preside Mariano Rajoy y manifestó que no volverá a formar parte de ninguna fuerza política porque, a su juicio, «los políticos no están a la altura de las circunstancias».

Basagoiti, por su parte, lamentó que un concejal del grupo popular respaldara la propuesta aprobada y argumentó que «estas cosas pasan ante la situación de inferioridad» en que se encuentra el PP para conformar sus listas electorales, «debido a la amenaza del terrorismo en el País Vasco».

 

Recortes de Prensa   Página Inicial