AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 9 Abril   2007

ETA pone plazos desde "Gara" a la capitulación del Estado
Santiago Abascal elsemanaldigital 9 Abril 2007

Dos pistoleros encapuchados, una vez más, marcan el destino colectivo de una nación de 40 millones de almas. Sus exigencias son las de siempre, aunque algunos siguen sin enterarse.

9 de abril de 2007. A algunos no les han bastado los tres asesinatos perpetrados por ETA para saber en qué consiste el maldito "proceso". Cuando los sicarios constataron que los compromisos adquiridos por los interlocutores de ZP se dilataban en el tiempo, decidieron inaugurar la primera tregua etarra compatible con los asesinatos. En Barajas mataron a dos hispanoamericanos y en Mondragón asesinaron a un anciano a través de sus hordas callejeras. Hace unas horas hemos sabido que si el chantajista De Juana llega a morir, un policía nacional de San Sebastián habría sido liquidado por las hienas etarras. Pero las noticias se agolpan y dos sicarios se han valido de su periódico legal, el Gara, para explicarnos que unas elecciones sin "la izquierda abertzale" constatarían el fracaso del proceso.

¿Alguien necesita más pruebas para saber en qué diablos consiste el proceso de ETA y Zapatero? Porque los encapuchados del Gara han dicho bien claro que Navarra y la autodeterminación son claves. Es decir, que lograda la excarcelación de De Juana –concedida por ZP-, y obtenida la legalidad municipal –que ya parece un hecho-, los mismos encapuchados comparecerán en algún medio de comunicación –Gara o Radio Euskadi- para marcar las nuevas exigencias ineludibles de su hoja de ruta.

Entonces dos bandidos, con capuchas negras, prevaliéndose de la legalidad española y de la rendición gubernamental, nos pondrán fecha y hora al cumplimiento de las nuevas exigencias. Dos delincuentes independentistas darán al Estado español –no a la irredenta Nación Española- los plazos de la capitulación. La anexión de Navarra será la próxima exigencia para no matar. Después la autodeterminación será la condición ineludible para no volver a las andadas. Y finalmente, cuando la nación, en elecciones democráticas, expulse a los gobernantes del Estado y los releve por otros más decentes que ni quieran ni puedan cumplir las exigencias de ETA, los terroristas volverán por sus fueros diciéndonos que no hicimos todo lo posible. ¿Para qué habrán servido entonces todas las cesiones anteriores? Para nada, excepto para deslegitimar al Estado y para perder cuatro magníficos años en la interrumpida lucha antiterrorista.

¿Tan difícil es no hacer caso a los terroristas? ¿Tan difícil es hacerles perder toda esperanza? ¿Tan difícil es que España tenga gobernantes decentes?

Entrevista en Gara
Durmiendo con su enemigo
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 9 Abril 2007

Más que sospechoso, el modo en que la ETA administra sus referencias al 11-M resulta aterrador, como corresponde a los fines, misión, visión y objetivos corporativos de ese entramado. Un mundo que, si fuera por Rodríguez y Blanco, calificaríamos automáticamente de respetable, igual que la vieja prensa le añadía siempre "probo" al funcionario.

Es justamente en el respeto que cualquier matarife con una "causa" infunde a los progres donde radica el núcleo de su problema moral e intelectual. Pongámonos benevolentes: no es que la maldad adorne necesariamente a los herederos de Largo Caballero. Son otras cosas. Políticos que tocan de oído, la posmodernidad sin lecturas, que sé yo. Tal vez el fin de la izquierda, encarnado aquí en la esperpéntica cohorte del presidente, en sus validos y cómicos, en un jefe acomodado al estupor ("Disminución de la actividad de las funciones intelectuales, acompañada de cierto aire o aspecto de asombro o de indiferencia").

La banda escoge, a la hora de enseñar la pezuñita armada, momento y lenguaje. "Ataques armados" llaman a la masacre de los trenes. Pero es su, digamos, análisis lo que provoca en Ferraz el temblar y el crujir de dientes: el 11-M como "factor desencadenante del proceso". Ay.

Si pueden hacerles tanto daño con una entrevista, es sólo por su culpa. Por culpa del estupefacto y su cohorte, por la infinita necedad de un no-plan que se resume en aplastar al PP a cualquier precio. Y cualquier precio incluye el blanqueamiento de los asesinos, la asunción de su lógica y aun de su discurso. Y también el resto de ignominias que se derivan: la persecución de las víctimas en primer lugar. La invención de un PP fascista a continuación. Claro. O le plantan una cruz gamada a Rajoy en la frente o no hay manera de que Otegi caiga más simpático que él. Y eso es lo que han hecho, pudriendo a una generación de periodistas.

Más no pueden pudrir, pues intelectuales ya no quedan. Salvo que nos pongamos en plan de coña y tomemos por tal a la tía que quiere fusilar varias "voces" al día, esa que trata infructuosamente de construir personajes y apenas obtiene caricaturas de ninfómanas desaforadas. O al grupo de sedicentes actores que aprovechan lo que sea para promocionarse: una misa modelna, el asalto a una sede, unos muertos. Lo que sea, que el marketing carroñero a nada no le hace ascos.

Pues ya lo tienen. Ya están en manos de la ETA. Tenga ésta relación o no con el 11-M, que yo no lo sé y ellos tampoco, espero. Sometidos han quedado a las estrategias de la capucha la Moncloa y Ferraz, sus adláteres rojiverdes y nacionalistas, la gentuza de la subvención y varios diarios de provincias. Aunque, mira por dónde, el periódico tradicional de la izquierda se está librando (tienen más vista y cintura que sus protegidos) mientras el periódico tradicional de la derecha desaparece por el sumidero. Pero vamos a ver, ¿qué hace toda esa gente durmiendo con su enemigo? Porque es su enemigo, ¿no?

Comunicado de ETA
Zapatero está demasiado callado
GEES Libertad Digital 9 Abril 2007

Urge ya que el presidente Zapatero dé la cara después de la entrevista-comunicado de ETA publicada en Gara. Urge porque contiene la clave de toda esta paranoia alimentada por Zapatero. Como ellos dicen, "los ataques armados del 11-M en Madrid acabaron con ocho años de Gobierno Aznar y el PSOE llegó al poder (...) las declaraciones del PSOE y el talante de Zapatero reflejaban voluntad de cambiar (...) ETA entiende que hay intención de poner en marcha un segundo proceso de reforma del Estado español."

Está claro que Zapatero ha errado en el tiro desde el principio. Se ha jugado toda la legislatura a una sola carta: la de solucionar el problema del terrorismo negociando con una gente que vive suspendida en una paranoia delirante de "opresión, ataques al sufrido pueblo vasco, caza salvaje al ciudadano vasco, chantaje del Estado Español". Una gente que habla de represión contra un "pobre señor" que lo único que ha hecho ha sido matar a 25 personas, por poner el ejemplo de De Juana Chaos. Una gente que se cisca en la Constitución española y, por ende, en toda la estructura del Estado, pero de cuyos presupuestos quiere seguir sacando toda la tajada posible, porque sin dinero y sin medios no son nadie. De hecho, estaban casi acabados hace tres años, gracias a la implacable aplicación del Estado de Derecho en todas sus vertientes.

Pero, mira por donde, los hombres de paz de ETA tiene clarísimo lo que quieren y no solo no han variado ni un ápice su discurso, sino que se reafirman en sus trece diciendo sin contemplaciones que utilizarán todos los resortes de siempre para conseguir sus metas: el tiro en la nuca y el coche bomba por delante.

Insistimos en la urgencia de una comparecencia para que el presidente explique por qué se embarcó en una senda tan temeraria como ésta, excluyendo a la mayoría de la sociedad española, que se ha echado a la calle multitudinariamente para pedir su rectificación. Debe explicar por qué ha liquidado el Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo que él mismo impulsó para luego arrinconar al principal partido de la oposición en la búsqueda de una solución.

Señor presidente, ¿de qué negocios habla ETA una y otra vez en su carta? ¿De qué van esas conversaciones? ¿No era usted el que iba a hacer de la transparencia y el diálogo su bandera? ¿No era esta la legislatura del Parlamento como protagonista?

La sociedad española tiene y ha tenido meridianamente claro lo que quiere ETA. Por muy delirante y paranoico que sea su discurso, ya lo sabemos. Nada nuevo bajo el sol. Pero, ¿y el suyo? Ya que está recuperado de la vista, urge que recupere usted la palabra. Alto y claro, como lo hacen ellos. La sociedad española es madura y quiere saber las entretelas de esas conversaciones. Ni un minuto más, presidente. Urge.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El PNV, dividido entre las dudas de Imaz y la memoria histórica de ETA
Pascual Tamburri elsemanaldigital 9 Abril 2007

El Aberri Eguna es, para el nacionalismo vasco, el momento de una inevitable reunión de familia, con sus ritos, su foto, el cuñado insoportable, los niños que no paran, el abuelo que se duerme, la suegra que no calla. Y los viejos litigios pendientes, y las herencias por repartir, y los bienes familiares que todos codician. Menudo día el de ayer, para todos los miembros de la familia que fundó Sabino Arana.

Las cosas son bastante complicadas entre las distintas ramas de la familia, el PNV de discutida primogenitura, los rebeldes de EA, los eternos y sangrientos adolescentes de ETA y Batasuna, la joint venture de Nafarroa Bai, los parientes pobres de Aralar y Batzarre. Todos vienen del mismo sitio y dicen querer la misma independencia, es cierto, y todos se reúnen en las grandes ocasiones y festejos compartiendo la misma pomposa retórica decimonónica. Pero a la hora de la verdad ¿están a gusto juntos? ¿Quieren lo mismo? ¿Son un bloque monolítico o serían felices encontrando una excusa para divorciarse?

El PNV, centro del juego político
En el País Vasco no hay política si no se hace pasando por el Partido Nacionalista Vasco, auténtico movimiento transversal, interclasista y multicolor que une, reúne y pacifica fuerzas muy diversas. Esto no supone dar por buena la identificación entre lo vasco y lo nacionalista –la falacia más grande que vieron los tiempos- sino reconocer que el PNV ha movilizado a toda una parte de la sociedad, dando una respuesta mucho más que política, mientras que los partidos no-nacionalistas se han limitado en el mejor de los casos a recoger votos. Seguramente el PP pensó que no podía hacer otra cosa, y sin duda el PSOE no quiso hacer otra cosa.

Dicen ahora los analistas que la buena conexión entre el líder del PNV, Josu Jon Imaz, y el presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero estaría creando una "pinza" contra el presidente regional Juan José Ibarretxe, cada vez más inclinado al sector de Joseba Egibar en el PNV; sector supuestamente más "duro" y verbalmente más independentista. Pero no es tan sencillo, porque en medio está ETA.

ETA: hagamos memoria de su verdadero rostro
En el resto de España podemos fingir que no lo sabemos, pero ETA es lo que siempre ha sido, y su aparición en la prensa de ayer, domingo de Pascua, no hizo más que confirmarlo. ETA lidera un movimiento revolucionario, que tiene como objetivo, sí, la independencia, pero también y sin solución de continuidad una transformación radical de la sociedad. Son hijos de los movimientos marxistas tercermundistas de la segunda mitad del siglo XIX, y aplican sin complejos el terror como medio, como lo hicieron sus maestros Lenin, Stalin, Mao, Che Guevara y Ben Bella.

ETA no es un grupo de escolares, sino una bomba de relojería para cualquiera que se siente a su lado. ETA es la misma que en marzo de 1973 secuestró a los trabajadores españoles Humberto Fonz Escobedo, Jorge Juan García Carneiro y Fernando Quiroga Veina. Su crimen: haber ido al cine en el sur de Francia y haber sido confundidos por los etarras –algunos supuestamente reinsertados- con policías españoles. Su democrático destino: ser torturados hasta la muerte en un escondite de la banda, serles arrancados los ojos con un destornillador y ser enterrados en una fosa común que nadie, pese a amnistías y procesos varios, ha tenido el valor de revelar a los familiares.

Eso era y es ETA. ¿Ustedes creen de verdad que Josu Jon Imaz quiere quedarse a solas en una habitación a oscuras con esa gente? Tal vez Imaz –y el PNV de base- no se acerque tanto a Zapatero como líder del PSOE que puede conceder la independencia sino como gobernante español que –con toda la fuerza del Estado- aún se interpone entre ETA y sus futuras presas nacionalistas.

El acoso sin piedad al Foro Ermua, nuevo paso en falso de Zapatero
Miguel Ángel Orellana elsemanaldigital 9 Abril 2007

Empezó presionando a las víctimas, trató de engañar a los españoles y ahora ningunea a la ONG de Mikel Buesa. Un penúltimo intento a la desesperada de silenciar la oposición al "proceso".

9 de abril de 2007. Decía Ortega que "odiar a alguien es sentir irritación por su simple existencia". He vivido veinte años de la mía en el País Vasco. En mi recuerdo perdurará imborrable la imagen de sus tierras fértiles, la lealtad de sus gentes, la belleza de sus costas y la envolvente sensación de estar viviendo pasado, presente y futuro al mismo tiempo. Y, sin embargo, también pude sentir el odio, ese odio por la simple existencia de quienes discrepaban de la verdad nacionalista. Pues bien, llevo una legislatura con la sensación de que más ojos que nunca reflejan odio, irritación por la simple existencia de quienes se oponen a su verdad.

Lo que ha pasado en Ermua
Y siento también inquietud. La ofensiva contra quienes creen que la única manera de combatir adecuadamente el terrorismo y a sus cómplices es no bajar la guardia y aplicar la Ley ha llegado hasta donde menos se esperaba: a Ermua.

El desprecio demostrado el miércoles por el Ayuntamiento de la localidad vizcaína hacia el Foro Ermua (asociación formada por valor cívico en estado puro, que reconcilia a uno con este país de taimados y cobardes, país superpoblado de políticos, intelectuales y otras especies protegidas que no cumplen con su deber y abdican de sus responsabilidades -al menos morales-) es una representación de la torpe y mal calculada operación de acoso y derribo contra los discrepantes con José Luis Rodríguez Zapatero y su objetivo final de alzar la bandera de la reconciliación con los nacionalistas –con aquellos que gobiernan y con los que matan- y dar por terminado el ciclo político de la Transición. Se puede decir más alto...

"Siento que lo que tanto nos ha costado levantar empieza a derribarse como un castillo de naipes", me comentaba esta Semana Santa un dirigente del Foro Ermua. La razón de su desasosiego no era otra que la abierta participación del alcalde del municipio, el socialista Carlos Totorika, en los métodos fascistas del nacionalismo. Porque la imagen ofrecida por el consistorio, ese aciago pleno, fortalece a ETA y a su apuesta criminal. Y debilita a los demócratas, a la Libertad.

Es cierto, eso sí, que Zapatero y su socialismo se han convertido por elección propia en un obstáculo. Lo que ya no hay son dudas. De quien como el presidente del Gobierno ha sido capaz de calificar de "personas de paz" a los terroristas, de quien ha exigido a las víctimas que se suban al tren de la rendición y de la claudicación, de quien carece de inconvenientes para ningunear a una asociación cívica como estrategia para "ganarse" a los etarras, se puede esperar cualquier cosa.

El PP, único objetivo de ETA
Ahí quedará pues el "no" al Foro Ermua, el socialismo que gobierna en socorro del nacionalismo; pero éste no se va a conformar. Seguirá presionando para que todos los nacionalistas marchen juntos hacia la construcción de Euskal Herria como unidad de destino en lo universal.

De momento, para Zapatero, Totorika y toda su gente del PSE, ese "no" es como un nuevo chaleco antibalas, aunque nadie lo diga públicamente. Sin embargo, la afirmación va sobrada de base ante los inequívocos planes del desarticulado Comando Donosti de ETA, teniendo en el punto de mira de las pistolas a representantes del PP en exclusiva. Ergo los socialistas quedan exentos de la amenaza terrorista. Los populares deben seguir buscándose la vida. Es decir, el escolta y la protección, pública o privada. O que se hagan la maleta si aún residen en este territorio atormentado por los últimos pero persistentes residuos de la España negra.

Todo forma parte de un mismo paquete de ruindad y de entreguismo. La estrategia se repite una y otra vez. En cuanto una voz estorba, la reacción es inmediata. Pulsan el botón del encendido y toda su maquinaria comienza a ahogar en ruido y descalificación. Zapatero no escucha a nada que no sea su propia e enmarañada testa, de modo que persistirá en una huida hacia ninguna parte que acabará suponiendo su suicidio político. Si no fuera por lo que destruirá en el intento, sería para alegrarse. El actual inquilino de La Moncloa cabalga sobre un descendiente del caballo de Atila que, como su antecesor, donde pisa no crece la hierba. Cuando se le mete una cosa en la cabeza -y luego el presidente y los suyos hablan del revanchismo del PP- no se para en barras. Y si hay que criminalizar al Foro Ermua, o violentar el Estado de Derecho, se hace y se acabó.

Homenaje al Foro Ermua y al espíritu que lo anima
El caso es que el pleno del Ayuntamiento de Ermua tendrá difícil olvido en la medida que la oposición -o sea, el Partido Popular- se ha puesto las pilas y, por orden de la autoridad máxima –o sea, Mariano Rajoy-, se ha sacudido los complejos y lleva un tiempo decidido no pasarle ni una a la mayoría gobernante, que son todos. Rajoy les ha debido decir a sus chicos algo así como: "Se acabaron las tonterías, se van a enterar con quién están jugando".

De entrada, su número dos, Ángel Acebes, ya ha propuesto un homenaje público al Foro Ermua frente a los ataques del PSOE y de los nacionalistas. A estas alturas, en Génova 13 se dicen dispuestos a que Zapatero acabe maldiciendo el día en que sus correligionarios aprobaron la moción. Porque Ermua es más que un Gobierno y que un pueblo: Es un espíritu, una manera de hacer frente al terrorismo, una forma de no resignación ante ETA.

Tornillo
IÑAKI EZKERRA i.ezkerra@diario-elcorreo.com El Correo  9 Abril 2007

Ser concejal del PP en Ermua supone ser algo más que concejal. Es una experiencia metafísica y a la vez un acto de abrumadora realidad. Es tocar con los dedos la esencia de todas las concejalías del Universo y de la propia democracia. Es ponerse voluntariamente en una situación singularmente existencial: la de candidato al asesinato. Es ocupar un puesto que una banda que mata desea vacante. Todos los concejales del PP que hay en Ermua están contradiciendo, por el hecho de serlo, la voluntad de ETA; están oponiéndose en primera línea a la voluntad de ETA. Están entendiendo y viviendo como nadie lo puede vivir y entender el significado básico del ejercicio electoral en un lugar del mundo donde se niega ese ejercicio hasta las últimas consecuencias y donde por él se puede pagar el mayor precio. Todos los concejales de Ermua son sustitutos de Miguel Ángel Blanco, relevos de alguien que pagó con su vida la condición y la práctica democráticas.

Ser concejal del PP en Ermua es aceptar con naturalidad la profesión de héroe y por ese insólito hecho exige también una gran responsabilidad. Si no puede asumirse un currelo así de delirante, se rechaza sencillamente. No se coge trabajo semejante para luego hacer una pifia. Hacer una pifia en ese 'oficio de tinieblas' es alta traición moral. Esto es, sin duda, lo más grave y sangrante del comportamiento de ese edil que apoyó hace unos días la famosa moción en la que se le pedía al Foro Ermua que cambiara su nombre: la ligereza con la que desistía de su papel y de su tarea alguien que al parecer no se percataba del compromiso que había asumido y no había calibrado su capacidad -o su incapacidad más bien- para llevarlo a cabo. Es esa ligereza, esa ignorancia, esa alegre y extraña impunidad ante la repercusión que tiene un desistimiento de tal naturaleza lo que Antonio Basagoiti ha sabido explicar con una gráfica metáfora metalúrgica al apuntar que «la presión terrorista que vive el País Vasco hace que a este partido llegue mucha gente vocacional, pero también algún otro al que parece que le falta un tornillo».

El tornillo que le falta a ese concejal es el que afloja el miedo. No se trata de nada extraordinario sino de algo que pertenece a la condición humana, débil por definición, y que está en la cuna de nuestra cultura, de nuestra civilización. La misma Iglesia católica se funda sobre un hombre que negó a Cristo tres veces. O sea que la desconcertante e incoherente negación de Miguel Ángel Blanco por parte de ese indigno heredero es el guión perfecto para ilustrar en una versión laica que le gustará a Zapatero la Semana Santa que se va y las elecciones municipales que vienen. En realidad todos los concejales del PP en el País Vasco son sustitutos de Miguel Ángel Blanco. Por eso tienen mi admiración y mi apoyo.

Iglesia católica y nacional-galleguismo
Periodista Digital 9 Abril 2007

En Galicia tanto los tres partidos mayoritarios (PSOE, PP y BNG) como la Xunta están tratando de utilizar a la Iglesia católica como un "medio" más para llevar adelante su "plan" de inmersión lingüística a la catalana que es lo progre, lo moderno y lo que, en sus delirios de mística galleguista, nos va a situar como por arte de magia al nivel de las "naciones" más cultas y desarrolladas de Europa.

La Xunta subvenciona folletos, libros, carteles, catecismos, biblias, material litúrgico y todo lo que haga falta siempre y cuando estén escritos en gallego porque sabe que el peso social del catolicismo en nuestra tierra es muy grande.

Lo peor es que los obispos no parecen darse cuenta del callejón sin salida en que les están metiendo estos políticos de todo a cien que, para más inri, hablan en castellano en sus casas y en gallego de cara a la galería, en un alarde de esquizofrenia ideológico-lingüística merecedora de internamiento psiquiátrico.

De seguir el camino de Vascongadas y Cataluña, se acabará creando entre los católicos gallegos un estado de confusión y desencanto que llevará a muchos a abandonar la fe católica por otras "alternativas": Nueva Era, protestantismo, sectas o pura y simple increencia, que es lo más cómodo.

Reproduzco, a continuación, un artículo sobre tan peliagudo tema de Francisco José Fernández de la Cigoña, vigués y antiguo compañero de colegio, que creo no tiene desperdicio.

Gracias, Francisco José, por tu lucidez y encomiéndanos en tus oraciones a los gallegos hispanohablantes cada vez más extranjeros en nuestra propia tierra.
.....
Martínez ya se ríe menos
Periodista Digital, 08.04.2007
Blog: La cigüeña de la torre

El arzobispo de Barcelona ha expresado su preocupación por los resultados que están logrando las sectas protestantes entre los inmigrantes de procedencia hispanoamericana.

Pues lo lleva claro Mr. Profidén. Van a acudir muchos ecuatorianos, peruanos, dominicanos, bolivianos a misas en catalán. Ni uno. Ni las entienden ni les interesan. Y no hay un solo predicador "evangélico" que les hable en catalán.

Es una batalla perdida. Como la del vascuence. Por mucho que se empeñen las autoridades civiles y las eclesiásticas son lenguas en extinción. Al mundo no les interesan nada. No hay un yanky, un inglés, un hispanoamericano, un chino, un francés, un indio, un alemán o un japonés mínimamente interesados por los idiomas de Cataluña o las Vascongadas. Ni siquiera como curiosidades filológicas. En el mundo puede ser que existan diez mil personas interesadas por el sánscrito o el arameo. No creo que haya más de cien, fuera de esas dos regiones de España, que se interesen por esos idiomas.

La Iglesia lo tiene claro. Con toda esta inmigración, además de los traslados interiores, o les habla en castellano o no va a hablar a nadie.

Yo soy muy respetuoso con los gustos particulares. Quien quiera misa en latín, en latín. O en vasco. O catalán. Pero a quien la quiera en castellano, en castellano.

Y mal que le pese a Profidén o a Uriarte los católicos en su gran mayoría prefieren el castellano. Y, o se les da o se van. En las Vascongadas han sido menos "racistas" que en Cataluña. Y el castellano impera. En Cataluña la Iglesia se ha empeñado en catalanizar a todo quisque. Y así les va. Consiguieron que gran parte de los andaluces, de los murcianos, de los extremeños dejaran de pisar las iglesias. Ahora lo están consiguiendo con los hispanoamericanos. Pues ya saben lo que tienen que hacer. Si ni siquiera se ha conseguido que un Etoo o un Ronaldinho hablen en catalán van a lograr que un indito americano se sienta a gusto en una liturgia catalana.

Me parece muy bien que haya algunas misas en catalán para que los cada vez menos católicos que hablan esa lengua y quieren que ella sea el idioma de sus liturgias estén a gusto. Pero el imponer la lengua a quienes ni la quieren ni la entienden lleva a lo que lleva.

A hacerles el caldo gordo a las sectas protestantes. Mister Profidén ya se ha alarmado. Pues ya sabe lo que tiene que hacer. Con el catalán va de cráneo, hoy estoy fino, con toda la inmigración sudamericana.

Francisco José Fernández de la Cigoña

Gallegos Hispanohablantes:
http://blogs.periodistadigital.com/galhispanos.php/

La banda confiesa que atacó en la T-4 para «influir» en el «proceso de paz»
J. P. ABC 9 Abril 2007

MADRID. El comunicado-entrevista demuestra que ETA no tiene intención de abandonar las armas, que tutela a Batasuna, que intenta fiscalizar su pretendido «proceso» y que chantajea al Gobierno con atentados en vísperas electorales si no permite que su brazo político concurra a los comicios.

La banda comienza con un repaso sobre la génesis del «proceso» y, en este sentido, alude a cómo «los ataques armados del 11-M en Madrid acabaron con ocho años de Gobierno de Aznar y el PSOE llegó al poder». En opinión de los terroristas, «las declaraciones del PSOE y el «talante» de Zapatero reflejaban voluntad para cambiar». Otro factor que propició la apertura de la negociación, de acuerdo con la versión de la banda, fue la existencia de «un compromiso por ambas partes de que se daría una distensión, como requiere cualquier proceso de resolución»

Bloqueo
Pero, la banda advierte de que actualmente «no tenemos motivos para ser optimistas», ya que pese a mostrar «su firme voluntad de dar pasos que alimenten y blinden ese proceso», este «continúa en una situación de bloqueo», porque el Gobierno «no ha actuado con madurez ante el gesto de ETA». Llegado a esto, los terroristas lanzan un ultimátum al Ejecutivo, ya que le retan a «decidir si cierra la puerta a un proceso de resolución del conflicto o si apuesta por dar una salida política a un largo conflicto». Eso sí, envalentonados, le advierten de que si se retoma la negociación, «tendrá que ser sobre unas bases más firmes y una nueva dinámica, porque con la actitud demostrada hasta ahora», asegura, «no se puede construir un proceso serio. Hay que cambiar esas actitudes». Dicho esto, recuerda por enésima vez que «las llaves para resolver el conflicto son la territorialidad y el derecho a decidir. El debate político está situado en esos parámetros».

No ha roto nada
En otro momento, ETA se jacta de que con el salvaje ataque a la T-4 intentó «reconducir el proceso, y enviar un mensaje claro al Gobierno español, para que reflexione: que es necesario respetar los compromisos...». Según los terroristas, la banda «no ha roto nada, nuestra intención ha sido la de influir para que el proceso avance con bases más sólidas». ETA sólo entiende «cualquier alto el fuego desde un punto de vista bilateral». «Repetiremos una ecuación que cualquiera puede entender: que no ataquen a Euskal Herria, que no creen medidas criminales contra los «presos políticos vascos», como por ejemplo la doctrina Parot. Que no impongan juicios y castigos contra los ciudadanos vascos, como son los casos de Iñaki De Juana... Que desaparezca todo esto y ETA no tendrá necesidad de responder».

La banda insiste en que «si desaparecen los ataques contra Euskal Herria, en ese contexto tenemos la disposición absoluta de tomar compromisos firmes con un escenario de ausencia de violencia, desactivando incluso la opción de respuestas puntuales en una situación de alto el fuego». ETA minimiza el «gesto» del Gobierno de trasladar a De Juana al País Vasco, al asegurar que se vio obligado a hacerlo.

Tras criticar al Ejecutivo y al PNV, ETA plantea que, en la actual situación, «sería significativo preguntarnos dónde están los socialistas vascos». ¿Es una alusión a la posible pérdida de protagonismo de Jesús Eguiguren, interlocutor de «Ternera» en los encuentros de Ginebra y Oslo?, se plantean medios antiterroristas.

Tras arremeter contra determinados dirigentes del PNV, como Urkullu e Imaz -a este incluso le acusa de dirigir la estrategia «represiva» de la Ertzaintza-, la banda explica que «también somos conscientes de que dentro del PNV hay actitudes diferentes. Están quedando de manifiesto y eso es bueno para Euskal Herria». Una afirmación que ayer fue interpretada como un intento de ahondar en las contradicciones entre los sectores que encabezan Imaz y Egibar.

También reprocha a dirigentes del PNV que mientras critican la Ley de Partidos hacen lo posible para que Batasuna no pueda presentarse a las elecciones y así perpetuarse en la «gestión-corrupción».

Los etarras lanzan amenazas a Francia. «Creemos firmemente que, con la lucha de todos, sentirán la necesidad del cambio. Tenemos claro que el Estado francés no podrá seguir negando durante mucho tiempo la existencia de un conflicto, que tendrá que cambiar también su cerrazón hacia el reconocimiento de Euskal Herria, porque la reclamación de un marco político propio es cada vez más compartida en la sociedad vasca. Los gobernantes franceses no podrán eludir esa reivindicación».

Tomar las armas
La banda concluye con un aviso a navegantes: «Si miramos a la historia reciente de este pueblo, vemos que tras la petición de que ETA desaparezca se esconde un gran sin sentido. En Euskal Herria ha habido otras organizaciones que han practicado la lucha armada, e incluso si ETA desapareciera no desaparecerían las razones para lucha armada mientras persista la situación de opresión contra nuestro pueblo, y siempre habrá ciudadanos organizados dispuestos a tomar las armas, para garantizar la supervivencia de Euskal Herria».

ETA se adueña del «día de la patria vasca» y amenaza al Gobierno con más atentados
MADRID. ABC 9 Abril 2007

ETA irrumpió ayer en el «Aberri Eguna» (día de la patria vasca) para chantajear al Ejecutivo con perpetrar atentados si no permite que Batasuna concurra a las próximas elecciones y si no cumple sus exigencias de impunidad tanto para la propia banda como para la coalición ilegal. Además, bajo la amenaza de las pistolas, recordó sus máximas irrenunciables de unidad territorial y autodeterminación.

El comunicado, en formato de entrevista, difundido ayer por ETA a través de «Gara» ha provocado un generalizado pesimismo, sobre todo en el Gobierno y en los aliados -IU, PNV, EA, ER- que le han apoyado en el diseño del denominado «proceso de paz». Ni las maniobras jurídico administrativas para evitar que Arnaldo Otegi ingrese en prisión, ni la presión atenuada para el asesino en serie José Ignacio De Juana Chaos han servido para ablandar el discurso chantajista de ETA. Más bien al contrario, lo ha endurecido desde el envalentonamiento.

Si hasta hace bien poco el Gobierno y esos mismos aliados se felicitaban de que el «proceso es irreversible», e incluso recientemente renovaban la resolución del Congreso para mantener abierta la negociación, la banda se ha ocupado ahora de sofocar tanto optimismo, porque avisa que está lejana la posibilidad de abandonar definitivamente las armas. «Hoy, y en las condiciones que vive nuestro pueblo, pensamos que siguen vigentes las razones para utilizar la lucha armada y mientras sea así seguiremos en ello », amenazaban los dos encapuchados encargados de dar forma de entrevista al comunicado. «Una cosa es ofrecer un cese de las acciones -añadían en relación al «alto el fuego permanente»-, ya que entendemos esto también como un instrumento de nuestra lucha... Pero otra cosa bien distinta es reflexionar que practicar la lucha armada no es necesario. Esa situación la vemos lejana en las actuales condiciones». Con la amenaza de desenfundar las pistolas, los etarras salen en defensa del partido ASB -qué mejor prueba para delatarlo como heredero de Batasuna-. Todo ello para advertir de que si el Gobierno finalmente no permite la presentación de la «izquierda abertzale» en las próximas elecciones, «ETA lo tomaría muy en cuenta». Y es que la banda «no puede imaginarse unas elecciones sin la izquierda abertzale», ya que su ausencia «supondría apostar por alargare el conflicto».

En La Moncloa no ocultan su preocupación. Saben, porque así lo han transmitido los Servicios de Información, que el comunicado-entrevista de ayer era la coartada preparada por ETA para que en breve el «comando Donosti», desarticulado por la Guardia Civil, y otros «taldes» operativos instalados ya en España, comenzaran a cometer atentados. En efecto, si Zapatero no accede a que Batasuna se presente a los comicios del 27 de mayo, cesen las detenciones y juicios y no da luz verde para que se constitutaya la mesa de partidos, esgrimirá, como lo hizo después del atentado en Barajas, que el Gobierno no ha cumplido los compromisos adquiridos y que dieron paso al «alto el fuego permanente», y se considerará con «licencia» para volver a asesinar. Sólo que ahora en vísperas electorales, lo que se acrecienta el tono de chantaje por parte de la banda.

La Coruña: Obelisco, Cantón Grande s/n
PEONES NEGROS CONVOCA UN MES MÁS A LOS CIUDADANOS PARA QUE MANIFIESTEN SU APOYO A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO EN UNA CONCENTRACIÓN QUE SE REALIZARÁ EL 11 DE ABRIL
www.peonesnegros.es  9 Abril 2007

Como viene siendo habitual desde hace 9 meses, Peones Negros vuelve a convocar a los ciudadanos para que manifiesten su apoyo a todas las víctimas del terrorismo en los actos que convoca los 11 de cada mes en ciudades de toda España.

Debido al inicio del juicio oral por la masacre de Madrid en la Audiencia Nacional, Peones Negros quiere expresar nuevamente su respeto y apoyo al Tribunal encargado de juzgar dichos atentados, además de manifestar su confianza en la Justicia y la esperanza de que este proceso permita llegar al esclarecimiento total de los hechos, más allá de cualquier duda.

Tras la celebración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo el pasado mes de marzo, Peones Negros retoma, para los actos del día 11 de abril, el horario habitual de las 20:00 horas bajo el lema "Con la Constitución y con las víctimas del terrorismo", teniendo exclusivamente un carácter de homenaje y recuerdo a las víctimas. Peones Negros pide a los ciudadanos que, con su asistencia y en un ambiente de silencio y recogimiento, hagan llegar su cariño y aliento a todos aquellos que están reviviendo su sufrimiento con la celebración del juicio.

Los actos de los 11 de cada mes están apoyados, entre otras organizaciones, por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M.

Las ciudades que participan en la convocatoria de abril son: Alcalá de Henares, Alicante, Almuñécar, Badajoz, Bilbao, Burgos, Cádiz, Cartagena, Castellón, Ciudad Real, Granada, Guadalajara, Jaén, La Coruña, Las Palmas de Gran Canaria, Lorca, Madrid, Málaga, Medina del Campo, Motril, Murcia, Oviedo, Palencia, Palma de Mallorca, Salamanca, San Sebastián, Santander, Santa Cruz de Tenerife, Teruel, Valladolid, Zamora y Zaragoza.

En tres ciudades se ha cambiado el lugar tradicional de concentración. En Madrid se hará en la Plaza de Colón, en torno a la Bandera de España, en Zaragoza en la Glorieta de Sasera, frente al Corte Inglés del Paseo Sagasta, y en Alicante en la Plaza del Ayuntamiento.

Puede obtenerse información adicional de la convocatoria del 11 de abril en:
http://www.peonesnegros.es
 

Recortes de Prensa   Página Inicial