AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 11 Abril   2007

La influencia electoral del terror
EDITORIAL Libertad Digital 11 Abril 2007

Las declaraciones del presidente del CIS, Fernando Vallespín, en las que ha advertido de la influencia que "sorpresas o nuevos atentados" puedan tener en las próximas elecciones generales, podrá entristecernos a los que recordamos la definición que daba de la democracia Karl Popper como "aquel conjunto de instituciones políticas que hacen políticamente posible a sus ciudadanos llevar a cabo un cambio de gobierno sin derramamiento de sangre, en caso de que la mayoría desee semejante cambio de gobierno".

Sin embargo, esa criminal influencia política y electoral que siempre ha buscado el terror por matar –es decir, por dejar de hacerlo– es precisamente la que, con éxito, se dio del 11 al 14-M. Los terroristas, con el determinante y público apoyo del PSOE y Prisa, lograron un vuelco electoral y un cambio de gobierno que tanto islamistas como etarras consideraban esperanzador para sus intereses, tal y como han confesado. El tiempo parece haberles dado la razón.

Ahora bien, hay algo que es necesario aclarar ante hipotéticas rupturas antes de tiempo de las infames alianzas fraguadas entre la nihilista condescendencia del Gobierno de Zapatero y el insaciable maximalismo de ETA. No es lo mismo, desde el punto de vista de la salud democrática, que la indignación ciudadana provocada por un indeseable atentado se tradujera en un cambio político contraproducente a los intereses de los terroristas y a los de quienes los han querido infamemente contentar, a que se tradujera en un cambio político favorable a los intereses de quienes han derramado la sangre, tal y como ocurrió del 11 al 14-M.

Eso es precisamente lo que explota el Gobierno ante sus criminales compañeros de viaje, para que se contenten con el ritmo de infamantes concesiones que les está brindando desde el inicio de esta envilecida legislatura. Los economistas lo llaman "coste de oportunidad" y consiste en la pretensión de que los terroristas no se fijen en lo que a Zapatero le queda por cumplir de sus "compromisos adquiridos", sino en lo mucho que ETA tendría que perder si, en lugar de tenérselas que ver con Zapatero en el Gobierno, fuera con Rajoy.

En cualquier caso, no es pagando o comprometiéndose a pagar al terror como lograremos que este desaparezca y, con él, su poder de influencia. Todo lo contrario. Y esto sí merece tener un coste político, si de verdad queremos preservar la democracia.

No pasa nada
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 11 Abril 2007

Fernando Schwartz me ha dejado tranquilo. Aquí no se rompe nada, y aún menos España. Mis viejos temores a que la desaparición de la nación pudiera llevarnos a la precariedad creativa cuando no al desvanecimiento del Estado, etc, pertenecen al mundo de los prejuicios y, en mi caso, quizá a la nefasta influencia que Ortega ha podido ejercer sobre mí.
Tiene razón Schwartz. No hay motivo para tanto desasosiego como trata de crear el PP. Es verdad que continúan hechos como la persecución de aquella parte de la población catalana que quiere leer a San Juan de la Cruz y la guerra etnicista contra la sociedad «maketa» en el País Vasco, pero no tanto como para que Telemadrid haga de ello dramas. La derecha, desesperada, no le da a Zapatero la oportunidad de entenderse con Otegi, que es «un hombre de paz», y con Imaz, que es el dirigente moderado y razonable del moderado y razonable PNV. Es verdad que este partido tiene el compromiso con ETA de fundar Euskal Herría, pero ¿quién podría tomarse en serio la anexión de Navarra?

Tiene toda la razón Schwartz cuando dice que aquí no pasa nada. ¿Por qué dar tanta importancia a ese palabro horrible de la autodeterminación? Son cosas de Jaime Mayor, que cae en la trampa de creer a Permach y a Usabiaga y a sus alusiones constantes a la soberanía. E, incluso, yendo al lado más dramático del «contencioso vasco», ¿acaso no es verdad que cada vez ETA es menos criminal hasta el punto de resultar incidentales las muertes producidas en el atentado de Barajas? Como ha dicho el ministro Bermejo, la derecha sólo habla de la Justicia cuando es para criticarla. Así, con motivo de la excarcelación de De Juana. Verificadas las actuaciones de ETA, las revelaciones aportadas por la desarticulación del «comando Donosti» han venido a demostrar una capacidad de reorganización de los terroristas muy propia de una tregua-trampa. Pero, ¿acaso no ha sido eficaz la Policía de Rubalcaba? Es verdad que la nación ha perdido el sector estratégico de la energía al ser troceada Endesa. Pero, como dice Schwartz, todo viene a resultar normal excepto la existencia de una derecha guerra-civilista, que sin duda sería conveniente sustituir por otra democrática y laica, a ser posible dirigida por seres similares al propio Schwartz.

Lo políticamente incorrecto
POR MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA ABC 11 Abril 2007

SE ha extendido la recomendación de sólo emplear en nuestro lenguaje las expresiones políticamente correctas. Una serie de tópicos, más o menos oficializados, se repiten con frecuencia. Las otras formulaciones, las heterodoxas, deben ser mal acogidas.

Acaso esto sea aquí una herencia del franquismo, sin perjuicio de la influencia norteamericana. En aquella época española -por fortuna ya lejana- se mencionaba mucho «la Revolución pendiente». Nunca se supo con certeza el cambio radical que se pretendía con esa invocación. Pero raro era el discurso político que no aludiera a «la Revolución pendiente». Así durante casi cuatro decenios.

Otra afirmación políticamente correcta en los años cuarenta del siglo XX era achacar todos los males a «la pertinaz sequía». Es cierto que entonces llovió poco en varias zonas de España. Sin embargo, el subdesarrollo que padecíamos no fue debido exclusivamente a que las nubes del cielo no descargaran.

Estos tópicos de antaño fueron simples expresiones triviales, carentes como tales de importancia y novedad. Menos inocuas resultan algunas de las frases que a diario se repiten en los actuales medios de comunicación. Son los componentes de un lenguaje políticamente incorrecto.

Porque no es admisible que se nos presente a un personaje como «portavoz de la ilegalizada Batasuna». Si la organización ha sido ilegalizada, nadie, en un Estado de Derecho, está autorizado para actuar públicamente en su nombre. Lo que ha quedado fuera del Ordenamiento jurídico tiene que ser excluido también del debate público. Considerar a alguien portavoz de lo que está ilegalizado resulta jurídicamente escandaloso.

También nos asombran los razonamientos que se hacen sobre «el proceso de paz». En este caso la palabra «paz» se desfigura. Sólo quienes están en una guerra pueden anhelar la paz. Y en el País Vasco no se ha declarado la guerra entre dos contendientes con sus correspondientes ejércitos. Una banda de asesinos nunca ha de ser considerada un ejército enfrentado a una determinada situación. La idea de paz nos obliga a considerar la idea de guerra. Y si no existe una lucha armada entre dos contendientes, resulta incorrecto hablar de «proceso de paz».

Son más las palabras y las calificaciones políticamente incorrectas. En los últimos días se ha repetido con insistencia machacona la asignación a los Magistrados del Tribunal Constitucional de la condición de «progresistas», unos, y de «conservadores», otros. Puedo asegurar que es una clasificación improcedente, salvo que se entienda por «conservador» a quien defiende las competencias que constitucionalmente corresponden al Estado, y se considere «progresista» al que se inclina, en caso de duda, a favor de las Comunidades Autónomas.

«Los Magistrados se comportan de acuerdo con quien les designó», es otra afirmación falsa. Basta con consultar la colección de jurisprudencia del Tribunal Constitucional para comprobar que los elegidos por un determinado Gobierno, o por una concreta mayoría parlamentaria, no siempre votaron en el mismo sentido. Y son numerosísimas las decisiones del Pleno adoptadas por unanimidad. Pero luego te colocan el sambenito de «conservador» aunque fueses nombrado por los socialistas, y no acaban aquí los disparates.

No me preocuparía el lenguaje políticamente incorrecto si careciera de efectos en la convivencia política de los españoles. Sólo cuando el verbo se traduce en hechos -suele decirse- debemos empezar a preocuparnos. La palabra no daña.
Con esta infravaloración de la palabra se comete, a mi juicio, un error. Creo que los poetas han intuído mejor la importancia de las palabras. Así Byron, al compararlas con unas gotas de tinta que movilizan a miles, acaso millones, de seres humanos. Del mismo modo algunos políticos han destacado con acierto que las palabras, «esos misteriosos pasajeros del alma», son como los fabulosos magos que arrastran con ellos a las multitudes, según el símil utilizado por Poincaré.

Sobre este asunto he escrito varias veces, pero hay que insistir. Una convivencia normalizada, bajo los principios y reglas de la democracia, puede verse alterada por simples palabras si éstas poseen la suficiente carga para atravesar el muro de la tolerancia, que todos hemos de practicar con generosidad, y herir los sentimientos de la mayoría de los oyentes, en el caso de las palabras habladas, o de los lectores, cuando se trata de palabras escritas. La palabra perversa, sumamente mala, que causa perjuicio intencionadamente, no ha de ser recibida con impasibilidad.

El lenguaje es un instrumento capital para el pensamiento. Recordar lo que los nombres de las cosas son, en cuanto convenciones establecidas por los hombres con el fin de entenderse, es recordar la historia de la civilización europea. Ya encontramos reflexiones al respecto en los presocráticos, en los sofistas particularmente, y en Platón. Casirer advirtió: «La pregunta filosófica por el origen y por el carácter del lenguaje es en el fondo tan antigua como la pregunta por la Naturaleza y por el origen del ser».

Fueron los empiristas, ya en la Edad Moderna, los que destacaron las trampas en que se cae con el uso inconsciente del lenguaje: se puede llegar a creer que la utilización de un término o una expresión en el lenguaje conlleva indefectiblemente a la existencia de una realidad designada por ese término o expresión. La utilización malintencionada de las palabras es otra cosa.

Cada palabra debe tener su significado propio. Hay dogmas que se imponen obligatoriamente. De una forma más sutil -«lo políticamente correcto»-, la imposición entre nosotros es el resultado de un empleo repetido e insistente de ciertas palabras, con un sentido y alcance erróneos. El uso prevalece sobre el significado.

Ludwig Wittgenstein lo advirtió certeramente: «No busquéis el significado de las palabras; buscad el uso que se hace de ellas».

El reiterado uso de lo políticamente incorrecto no sólo desfigura el significado de las palabras -Batasuna, paz, conservadores, progresistas-, sino que falsifica peligrosamente la realidad.
MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas

El PSOE y sus socios hacen cuentas
Editorial ABC 11 Abril 2007

LA reforma de la ley de Financiación de los Partidos Políticos es fiel reflejo de la estrategia socialista para aislar al PP que viene practicando desde el principio de la legislatura. Se trata de una ley que debería ser pactada entre los dos grandes partidos de ámbito nacional puesto que afecta a reglas básicas del Estado democrático. Sin embargo, el PSOE ha cerrado acuerdos con los nacionalistas y plantea posturas que no son asumibles por la oposición, buscando una vez más que los populares ofrezcan una imagen de soledad parlamentaria. Es una táctica oportunista que reporta tal vez ciertas ventajas a corto plazo, pero que resulta desleal hacia el pluralismo político: en democracia, es tan importante la oposición como el Gobierno, mucho más cuando aquélla representa a casi diez millones de ciudadanos. La nueva ley favorece además los planes del Ejecutivo en relación con Batasuna o con cualquier otra marca electoral vinculada con ETA. En concreto, las cinco causas de la normativa vigente para retirar o denegar ayudas públicas a los partidos quedan reducidas a una sola, frente al criterio del PP en favor de mantener los eficaces filtros actuales, como se demostró precisamente en el caso de Batasuna. La cuestión tiene especial relevancia ante eventuales próximos pasos en el «proceso de paz», dado que la viabilidad de las negociaciones pasa necesariamente por que el entorno de ETA recupere -a través de los partidos y de su presencia en las instituciones- los ingresos perdidos por la ilegalización.

Por otra parte, la ley está diseñada a la medida de las necesidades del PSOE y de sus socios. Hay una subida general de subvenciones del 20 por ciento, privilegios fiscales y otras ventajas que incrementan la financiación pública y favorecen así a las formaciones que viven a expensas de los presupuestos generales. En la realidad actual del sistema democrático, la tendencia hacia la partitocracia produce un grave deterioro en la legitimidad del sistema, dado que acrecienta la distancia entre la clase política y la sociedad civil. Por ello, es contradictorio predicar la democracia participativa o deliberativa y las ideas en favor de una ciudadanía activa al tiempo que se favorecen los peores vicios del modelo que otorga a los partidos el monopolio de la representación. Mucha gente se siente discriminada cuando compara su posición como cliente de una entidad bancaria con la condonación de las deudas de los partidos.

De ahí el acierto del PP al presentar una enmienda en favor de la transparencia, que obligaría a todos a hacer públicos sus créditos bancarios. El vínculo entre financiación de partidos y corrupción es algo más que una sospecha infundada, pero no se debe generalizar porque perjudica injustamente a quienes cumplen la ley con rigor. Parte de los casos de actuaciones ilegales en el ámbito urbanístico están conectados con mecanismos que aportan dinero de forma irregular a los partidos. La idea de que los constructores y los promotores inmobiliarios no puedan realizar donaciones está orientada en la dirección correcta, aunque siempre podrían buscar fórmulas indirectas de muy difícil control. Pero el PSOE y sus socios tampoco parecen dispuestos a aceptar una propuesta tan razonable, llevados entre otras cosas por el afán «recaudatorio» que inspira todo el texto de la ley. Lo cierto es que nadie se va a creer que determinadas empresas con intereses muy concretos en el ámbito local aporten fondos al partido que cuente con mayoría en el municipio sin esperar nada a cambio.

Mezclar dinero y política es muy arriesgado, ya que genera un ambiente donde proliferan los negocios turbios y los personajes de dudosa moralidad en el manejo de los caudales públicos. El asunto se complica todavía más si entran en juego, a la hora de otorgar créditos o de perdonar deudas, las propias cajas de ahorros, que están controladas en buena medida por las comunidades a través de consejeros propuestos por los partidos. El conflicto de intereses es patente, porque resulta inevitable pensar que van a actuar como juez y parte de una causa que afecta directamente a las formaciones políticas a las que deben su nombramiento y de las que depende su continuidad. En definitiva, como establece la Constitución los partidos son elemento sustancial en el Estado democrático, pero no pueden convertirse en instituciones privilegiadas al margen de los ciudadanos.

Nacionalismo pringoso
POR M. MARTÍN FERRAND ABC 11 Abril 2007

EL PSC, la deriva nacionalista del PSOE en Cataluña, concurrirá a las elecciones municipales de mayo con un eslogan que no quiere decir nada, como conviene, para disimular, a una formación «obrera» y «española» virada al nacionalsocialismo: noves idees. Los nacionalismos, sea cual fuere su ámbito, adquieren siempre una condición mucilaginosa. Pringan. Resulta imposible vivir en su seno sin adquirir, en todo o en parte, algunas de sus mañas y peculiaridades. Tanto es así que el PSC, para bien demostrar la total catalanización de su líder, José Montilla, emplea ahora el mismo eslogan que CiU en 2003. Novas idees para resumir las ideas viejas en las que se antepone el valor y el símbolo del territorio al protagonismo y la dimensión de las personas.

Tan pegajoso es el caldo nacionalista que el presidente del PP en Cataluña, Josep Piqué, mutante perpetuo, no puede olvidar sus días de servicio al Govern de Jordi Pujol y anima a los militantes de CiU que se sienten incómodos con la última exaltación nacionalista de Artur Mas, a que se revelen contra él. A que «alcen su voz» para patentizar su disconformidad. Verdaderamente, Mas ha extremado la condición moderada de CiU al pedir en el Parlament un referéndum de autodeterminación para averiguar si Cataluña debe constituir «un Estado propio»; pero, ¿quién ha dicho, y con qué fundamento, que el nacionalismo puede tener límites? Por otra parte, si el PP espera nutrir sus anoréxicas filas catalanas con desertores de CiU, que la Virgen de Montserrat les guarde la vista y el entendimiento a Mariano Rajoy, Piqué y demás barandas populares.
C
Dice Piqué que «Pujol nunca hubiera presentado una propuesta» como la del referéndum de Mas. No sé cómo llega a tan rotunda conclusión. La fuerza centrífuga es la única que anima al movimiento nacionalista y, además, el origen de los excesos que ahora lamentamos en Cataluña -lo del País Vasco es otra historia- se encuentra en los discretos pactos que, para conseguir las llaves de La Moncloa, José María Aznar estableció con el entonces president Pujol. Ahí murió la «regeneración democrática» y desde ahí la carrera soberanista que parece no tener fin.

El PP, que en Barcelona corre el riesgo de recoger menos votos que Ciutadans de Catalunya, no debiera conformarse con buscar un canasto de uvas en una viña vecina. Si no pierde la condición untuosa de los nacionalismos y consigue recuperar su hoy diluida imagen de un partido nacional -de centro, a ser posible- pasará a ser una anotación remota en la historia catalana. No como eslogan, que ya está manoseado, sino como orientación táctica, al PP le convendría buscar en el escenario catalán las novas idees que, por turno, predican sus competidores. Líderes y proyectos más sólidos y menos mantecosos. Sin tentación ni maneras nacionalistas.

Lo mejor que nos puede pasar
POR LAURA CAMPMANY ABC 11 Abril 2007

Ya sabemos, porque nos lo cuenta Pablo Tusset en su famosa novela, que lo mejor que le puede pasar a un cruasán es que lo unten con mantequilla. La mantequilla, además de un pecado sigiloso, es el mito de todas las posguerras, y casi el argumento de una película. Pero unida al hojaldre, chorreando en sus pliegues amarillos, sabe a vaca preñada y a gotero de luna, a premio maternal a la arrogancia, a mito trasnochado, a zumo fermentado de grosella, a merienda de púberes violentos.

Ya sabemos, porque para oír un río basta con escucharlo, que lo mejor que le puede pasar a Zapatero es que la ETA, por el agujero de la capucha, pronuncie con desdén el fin de la violencia. Que le haga a este gobierno un dulce boca a boca. Que le engrase la miga, que le unte las alas, transformando sus bombas en leves papeletas. Así la paz famosa tendría más sustancia, justificando todo el negociado. Así cualquier atisbo de «no es esto, no es esto» sonaría a funesto pesimismo, a ideal invertido, a turbia voluntad de aguar la fiesta, a sangre, pero mala.

Y ya sabemos, porque salta a los ojos, que lo mejor que le puede pasar a la ETA es que Zapatero siga gobernando: allanando caminos, desbrozando malezas, salvando precipicios con su puente colgante. Enfrentándose él solo, o sólo con el verbo de sus amigos blancos, a la España cañí. Desoyendo los más serios reproches. Tachando a sus rivales, o críticos a secas, de locos o confusos. Haciéndonos, a un pueblo, luz de gas. Y a nosotros, vulgares ciudadanos, lo mejor que nos puede pasar es que Zapatero pase pronto a la Historia. Como un grave accidente, o ese cruasán que pudo aniquilarnos.


Intelectuales
El manifiesto
José García Domínguez Libertad Digital 11 Abril 2007

Leo por ahí que la escriba Almudena Grandes – "Cada mañana fusilaría a dos o tres"–, su igual Maruja Torres –"Todos los que votan al PP son unos hijos de puta"–, la bibliotecaria Regàs –"La extrema derecha anida en el Partido Popular"– y la musa de Hollywood Pilar Bardem –"Esos hijos de puta de Libertad Digital"– han hecho un alto en sus cotidianas elucubraciones del espíritu al objeto de redactar cierto manifiesto cívico que, entre otras angustias y desvelos, anuncia: "Lo que nos inquieta es que el debate político argumentado esté siendo suplantado por la descalificación y el insulto".

Y dicen que no sólo tales doñas andan alteradas con la zafiedad discursiva que observan en la polis, sino que otros 996 cráneos privilegiados les habrían prestado sus rúbricas por ver de combatir a su lado la epidemia de grosera patanería denunciada por las mentadas abajo firmantes. Por lo demás, es sabido que desde el germinal "Yo acuso" de Zola hasta el muy mesurado "Servidora les daría matarile a los que critican a ZP" de la gran Grandes, para decirse intelectual no queda otro remedio que alumbrar manifiestos. Y no nos engañemos, ése es título que está muy buscado, más que nada por lo mucho que viste y el lustre que da. Nadie se extrañe, pues, de que sólo en el partido judicial de Madrid nos haya aparecido un pelotón de mil intelectuales manifiestamente decididos a suscribir la sentida zozobra civil de Grandes, Regàs, Bardem y la maruja.

En cuanto al fondo de ese papel nada cabe decir, pues nada dice, salvo el preceptivo "uy del que ose morder la mano de quien nos da de comer". Así, los mil pensadores y pensadoras, después de mucho cavilar en comandita, hacen partícipe al común de deslumbrantes razonamientos del tipo: "El Estatut no rompe el principio de igualdad entre los españoles porque... no lo rompe, y punto". Por no mentar el esclarecedor párrafo en el que esa muchedumbre reflexiva demuestra que por no leer, no lee ni los periódicos. De ahí que coloquen en entredicho la palabra de su mismísimo patrón y benefactor al atribuir a una "decisión judicial" la excarcelación del no menos intelectual De Juana.

En fin, por lo que se refiere a la forma, pocos homenajes colectivos como ése se habrán elevado a la memoria del Joseph De Maistre que, en Las veladas de San Petersburgo, sentenciara que "toda degradación individual o nacional es anunciada inmediatamente por un empobrecimiento rigurosamente proporcional en el lenguaje". ¡Manolito, Suso! ¡La forma, hombre, la forma! ¡Por lo menos la forma! Mil intelectuales, mil, y me garabatean una circular interna que ni las Juventudes Socialistas de Badalona.

A pan y agua, Pepiño, a pan y agua. Que encima son los que se ríen de ti a escondidas porque no quisiste estudiar. Hazme caso, a pan y agua.

Proceso de rendición
ETA, el CIS y las elecciones
Agapito Maestre Libertad Digital 11 Abril 2007

El grado cero de la democracia en España ha sido alcanzado hace mucho tiempo. Todo depende del terror. Todo depende de la negociación de Zapatero con los terroristas. Todo depende de lo que hagan los terroristas. El Gobierno pone en evidencia un día sí y otro también esta dependencia, en realidad, esta estrecha colaboración. Las declaraciones del socialista Vallespín corroboran el grado cero, o mejor, el encefalograma plano de nuestra vida política. ¿Qué ha dicho Vallespín que llama tanto mi atención? Viene a decir Vallespín que todo su trabajo no vale para nada. Su trabajo de predicción electoral es inservible. Naturalmente, no lo ha dicho de esta guisa tan directa, sino que ha utilizado un lenguaje indirecto, de carácter propagandístico, de pleitesía al jefe que lo ha nombrado, pero, al final, es contundente respecto a su escasísima e inválida capacidad de predicción.

Sí, según Vallespín, "todo" depende de que ETA vuelva o no a realizar atentados a medida que nos acerquemos a la fecha de las elecciones. Eso significa que todos los sondeos, las encuestas, los estudios de opinión, en fin, todos los trabajos demoscópicos que se llevan a cabo en la institución que él preside, el Centro de Investigaciones Sociológicas, no sirven para nada y, por supuesto, mucho menos para prever quién será el ganador de las próximas elecciones generales, porque todo dependerá "de las sorpresas o nuevos atentados" (sic) de ETA. Si este hombre ha dicho esto en serio, y no tengo porque dudar de su seriedad, entonces debería dimitir porque su trabajo no vale absolutamente para nada.

En efecto, cualquiera que sepa los rudimentos de una encuesta sabe que la "utilización", o mejor, la interpretación de la misma es tan importante como los resultados. En otros términos, ni hay encuesta que no favorezca al patrocinador ni es posible eliminar la ideología de la encuesta. De ahí que una encuesta sin interpretación es ciega y sin intención es vacía. Pero, según Vallespín, ya no valen para nada las encuestas. No sólo no valen para prever mayorías; ni siquiera sirven para marcar tendencias o expectativas de un posible ganador, porque todos dependemos no de lo que haga el Gobierno o la oposición, no de la política y las reglas de la democracia, sino de los atentados criminales de ETA.

Resultan patéticas las declaraciones del presidente del instituto oficial demoscópico más importante de España. Si en verdad todos los resultados electorales, según Vallespín, dependen de que haya o no atentados terroristas, entonces la vida política es, pues, inexistente. Traducido en lenguaje de la calle: si el PSOE quiere ganar las elecciones, tiene que seguir dialogando, cediendo y entregando todo lo que le piden los terroristas. Es la única forma de que los terroristas no cometan atentados, o sea, es el único camino que tiene el PSOE para ganar las elecciones.

Aparte de la inmoralidad, el patetismo de las declaraciones de Vallespín se compadece con una vieja tradición democrática que siempre denunció a quienes pactasen con el terrorismo. Éste golpeará sin piedad, según los demócratas, a sus interlocutores "democráticos" en un proceso electoral. A pesar de todo, no soy optimista, pues esa denuncia democrática, quizá, tendría plausibilidad en una democracia más o menos asentada en una sociedad civil desarrollada, pero la llegada de Zapatero al Gobierno, después del terrible atentando del 11-M, no supuso un simple cambio de gobierno sino todo un cambio de régimen político. En eso estamos. Dicho en castizo: si la democracia, si los resultados electorales, dependen de los criminales, entonces apaga y larguémonos.

Ciutadans en Barcelona
Cambio de Alberto: de Rivera a Fernández
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 11 Abril 2007

El artículo que publica en El Mundo (edición Matrix) mi admirada Teresa Giménez Barbat, presidenta de la Asociación Ciutadans de Catalunya, exige una respuesta, y lo lamento. Su título, Diferencias entre el PP y Ciutadans. Es extraño, pero la única diferencia que maneja procede de una fuente contaminada: frases de Montserrat Nebrera, no-militante popular, pronunciadas en un acto ajeno al PP, en un acto que irritó al PP.

En las pasadas autonómicas catalanas pedí con cierta insistencia el voto para Ciutadans. Entonces no había tanto interés en subrayar diferencias, aunque Rivera no tardaría en destacarlas: entró en estado de pánico al revelarse su militancia en Nuevas Generaciones. La sigue negando contra toda evidencia. ¿De qué se avergüenza?

Creí entonces que nuestros valores iban a ser mejor defendidos en Cataluña por Ciutadans que por el PPC. Me equivoqué. En cuestión de semanas, Daniel Sirera desplegó en el Parlament tantas iniciativas contra las imposiciones nacionalistas que los tres diputados de la nueva formación se quedaron paralizados. Quizá habían comprendido el exacto valor de su presencia: un despertador para el partido de Piqué. Lo siento por ellos, sobre todo por nuestro compañero Antonio Robles, que seguramente no ha podido hacer todo lo que desearía.

Pagué un precio. Algún hooligan pepero con carné equivocado me hizo putadas que ya está pagando porque la gente así desentona en todos sitios. Lo cierto es que, a pesar del increíble nerviosismo que despertó la posibilidad de que dos columnistas (que creían estabulados) siguiéramos favoreciendo a Ciudadanos, siempre sostuve que las autonómicas catalanas habían sido una excepción y que había que devolver nuestro modesto abrigo al único partido que puede relevar al PSOE.

Sabe doña Teresa, como saben don Arcadi Espada, don Antonio Robles y cualquiera que no se engañe, que la mitad de sus 90.000 votos eran papeletas prestadas. Defendíamos principios que estaban por encima de las siglas, ¿no es así, queridos? Pues sigamos defendiéndolos.

Vuestra lista para el Ayuntamiento de Barcelona es muy respetable, pero exige un acto de fe que no podemos permitirnos. No sabemos nada de vuestros candidatos. Sí de Alberto Fernández, de su dedicación y eficacia, de su infatigable defensa del bilingüismo, de sus posibilidades reales de provocar el primer cambio municipal de Barcelona en democracia.

Si no nos hemos estado mintiendo a conciencia, vuestra opción lógica en mayo es el PP. Rechazar esta evidencia sí pondría de manifiesto algunas diferencias entre nosotros: que no defendíais lo que parecía sino alguna otra cosa; que os conformáis con la continuidad de un tripartito agresivamente nacionalista en Barcelona; que os aquejan los mismos prejuicios progres que a ese notable vuestro que insiste en calificar de "falangistas" a los liberales que os hemos apoyado cuando tocaba. Bien, pues ahora os toca a vosotros cambiar de Alberto.

Manifiesto progre
Tomar la iniciativa
Pío Moa Libertad Digital 11 Abril 2007

Asombrosamente, después de mil fechorías en cadena que debieran haberle enajenado la opinión pública, el PSOE consigue poner una y otra vez a la defensiva a la oposición. Ello se debe a su predominio en los medios de comunicación (cortesía del PP, en buena medida) y a una oposición inconvincente, incapaz de explicar la realidad a los ciudadanos, que habla con un tono entre chillón y medroso, muy alejado de la serena contundencia necesaria a la situación.

Y ahí siguen los promotores de la Infame Alianza retomando la iniciativa una y otra vez. Ahora, encabezados por la tiorra afusilaora, un grupo de la estéril intelectualidad lisénkica próxima al PSOE ha publicado en el Círculo de Bellas Artes –subvencionado por la derecha y dominado por una izquierda que se siente hija de aquel Frente Popular que convirtió el Círculo en checa– un manifiesto bajo el título: "Por la convivencia, frente a la crispación". Como siempre, la más brutal distorsión del lenguaje. Su sentido real es: "Por la connivencia (con el terrorismo), frente a la Constitución". Pero, guste o no, el mensaje cala, satisface a la gente embrollada por la demagogia progre, atemoriza al PP y refuerza en él al sector partidario de colaborador con los liquidadores de la Constitución.

Si el PP no ha perdido por completo el espíritu, podría movilizar a su vez a algunos intelectuales serios con otro manifiesto: "Por la Constitución, contra la connivencia con el terrorismo". Me permito ofrecerles el texto siguiente, como posible inspiración:

El respeto a la Constitución y su defensa cuando es vulnerada son la clave del sistema que nos permite convivir civilizada y pacíficamente. Marcan también la diferencia entre los pueblos libres y los que no lo son.

En 1978, España se dotó de la Constitución más democrática y consensuada de su historia, basada en tres valores clave: la unidad de la nación, las libertades y la reconciliación final y oficial entre los vencedores y los vencidos de la guerra civil, ya lograda en la sociedad muchos años antes. Ninguna otra ley obtendría hoy tal consenso y, por ello, tanto valor para nuestra convivencia. Como toda obra humana, tiene defectos, y puede y debe ser reformada. Pero sus virtudes han traído al pueblo español una larga época de paz, libertad y prosperidad, que sería una locura poner en riesgo.

Algunos partidos y políticos rechazaron la Constitución, abierta o solapadamente. Sus métodos los definen: el asesinato, en sus formas más cobardes, de cientos de personas, o la connivencia política con los asesinos; el ataque a los derechos ciudadanos, sobre todo en Vascongadas y Cataluña; el recurso a los antiguos odios mediante una propaganda de revancha, casi siempre falsaria, sobre la guerra civil; la terca corrosión de la unidad de España cultivando el agravio y el narcisismo regional, vieja técnica totalitaria.

Esos partidos estuvieron siempre muy lejos de sus objetivos. Pero hoy el Gobierno, en alianza de hecho o de derecho con ellos, procura con actos consumados y fraudulentos la quiebra de la Constitución, sacrificándola a una "paz" con los asesinos tan imaginaria como la "guerra" que vendría a detener. Mientras, nuevos fenómenos como el terrorismo islámico aumentan la incertidumbre.

Tal alianza ha transformado en su contrario el Acuerdo contra el Terrorismo y por las Libertades y pretende reducir España a un inviable conglomerado de naciones inventadas, sin apenas lazos políticos o sentimentales entre ellas, mutuamente resentidas, irrisorias en el plano internacional y peones de los intereses de otras potencias. El plan se combina con una alianza internacional de dictaduras, llamadas pomposamente "civilizaciones", entre ellas algunas muy agresivas hacia España. Esta involución antidemocrática divide cada día más profundamente a la sociedad española, abocándola a una crisis de imprevisibles consecuencias.

Frente a la involución, nosotros, españoles dispuestos a defender nuestra libertad, alzamos la bandera de una España unida y democrática, garantía de la única paz y estabilidad admisibles. Y llamamos a los ciudadanos y a sus asociaciones a impulsar un movimiento por la Constitución, que alerte a la totalidad de la población y restablezca el imperio de la ley. En las manos de todos está impedir un nuevo fracaso histórico de nuestra convivencia.

No tiene por qué ser necesariamente este texto, pero sí algo parecido.

¿Tregua? ¿Qué tregua?
ROBERTO L. BLANCO VALDÉS La Voz 11 Abril 2007

LAS NOTICIAS van a tal velocidad, que decrece el interés por ordenarlas para obtener las oportunas conclusiones. Y, sin embargo, analizar la realidad -que es algo muy distinto a limitarse a comentarla- exige poner en conexión lo de esta semana, y este mes, con lo de las semanas y los meses precedentes.

Este ejercicio de reconstrucción histórica inmediata resulta, por ejemplo, indispensable para entender lo sucedido desde que ETA declaró aquel «alto el fuego permanente» que, según sus más obstinados exegetas, daría lugar al final del terrorismo.

Hoy es ya obvio, por desgracia, que las cosas no han ocurrido de ese modo, aunque no lo es tanto, sin embargo, por qué estamos donde estamos.

Y así, la costumbre, tan extendida como necia, de no relacionar nada con nada podría llevarnos a la falsa conclusión de que hubo un día en que ETA decidió poner fin al terrorismo y que, por diferentes causas, esa voluntad etarra se frustró. No es siquiera necesario estar de acuerdo sobre los motivos -o los eventuales responsables- de esa frustración para seguir sosteniendo, por pura inercia, que existió tal voluntad y que fue esa circunstancia la que justificó el llamado proceso de paz del que durante meses ha vivido pendiente este país.

Pero, claro, la pereza es engañosa. Tanto, que bastaba analizar con pulcritud lo que iba ocurriendo tras la tregua para ver que aquélla era en realidad un cese de los atentados con víctimas mortales que no impedía a ETA seguir poniendo a punto su infraestructura criminal. Hoy lo sabemos sin ningún género de dudas.

Nunca se dieron, por lo tanto, las condiciones fijadas por el Congreso para autorizar un final negociado del terrorismo -el cese de todas las actividades de la banda- por más que el Gobierno, llevado por su firme decisión de ver lo que quería, constatara en su día un parón total que no existió.

Ni nunca se produjo el hecho decisivo que, según los defensores de la negociación, justificaba tal intento: la asunción por ETA de que sólo podía aspirar a negociar paz (es decir, cese de los crímenes) por presos.

Aunque muchos rezonguen todavía y se nieguen a ver las cosas como son, todo fue en realidad un espejismo fruto de una mezcla de engaño de ETA y autoengaño del Gobierno: que ETA dejaría por las buenas el terror sin obtener a cambio aquello por lo que ha matado a cientos de personas. Nunca hubo tal. ETA sólo estaba dispuesta a lo que ya lo ha estado en el pasado: a obtener a cambio del cese de los crímenes lo que ha intentado conseguir mediante ellos. Con el atentado de Barajas decidió volver de nuevo a su plan A. A de asesinatos, por supuesto.

"Intelectuales" al rescate
EDITORIAL Libertad Digital 11 Abril 2007

Una de las constantes en la izquierda cuando se siente acorralada por los hechos es sacar a la palestra al batallón de estómagos agradecidos que siempre le acompañan. Sucedió en los años de la corrupción felipista, cuando las gentes de la cultura entonaban compungidos himnos de resistencia para que el partido del Filesa y el GAL se perpetuase en el poder. Vuelve a suceder ahora con similar precisión y desvergüenza. Lo vimos el mes pasado durante la celebración de los fastos progres de conmemoración del cuarto aniversario de la guerra de Irak. La intelectualidad toda y su necesario acompañamiento de artistas, actores y directores de cine se dieron cita para denunciar ante las cámaras que Aznar seguía siendo esencialmente malo y que el PP era un problema para la democracia.

Porque, y esto es lo más chocante de todo, para estos presuntos intelectuales el problema no es el Gobierno, es decir, el Poder; sino la oposición, el partido que no gobierna y que, por lo tanto, no puede cometer demasiados excesos en política. Es un caso único en Europa y probablemente en todo el mundo civilizado. El partido del Gobierno convoca protestas callejeras y auspicia manifiestos contra la oposición, y lo hace invariablemente cuando se acercan las elecciones para que los numerosos medios adictos a Moncloa amplifiquen las convocatorias.

Si en España tuviésemos un partido opositor dedicado con firmeza a eso mismo, a oponerse, estos ardides pseudoculturales de la izquierda no tendrían mayor trascendencia. Pero, por desgracia, el Partido Popular es muy receptivo a bufonadas como las que los titiriteros perpetran cuando ven a los suyos en apuros. Es más, muchas veces es el propio PP quien sustenta instituciones como la del Círculo de Bellas Artes, sucursal cultural de Prisa generosamente subvencionada por gobiernos populares. Tras la macro operación de recuerdo de la guerra y el manifiesto de marras, el partido de Rajoy se encuentra de nuevo a la defensiva sin necesidad alguna de estarlo. Quien tiene que avergonzarse del estado de crispación política en el que nos encontramos no es el PP sino el PSOE, sus socios y el Gobierno, que son la misma e indistinguible cosa.

Ahora que la "brigada cultural" del PSOE ha salido al rescate de Zapatero, los populares tienen dos opciones: o agachan la cabeza, hacen como si no hubiera pasado nada y aguantan hasta que pasa el chaparrón, u ofrecen una respuesta sólida y serena contra los infundios vertidos en el Círculo de Bellas Artes. Es una cuestión de salud democrática y de poner coto a las intemperancias de una izquierda que se siente investida por un derecho casi divino para retener el poder a cualquier precio.

La brava Rosa Díez, objeto de deseo político para unos y para otros
Editorial Elsemanaldigital 11 Abril 2007

Ha preferido renunciar a la comodidad y a vegetar plácidamente en el "pesebre" del poder por defender los principios en los que siempre ha creído y por los que incluso se juega la vida.

11 de abril de 2007. Rosa Díez es un referente moral para un sector de las bases socialistas porque siempre ha mantenido una actitud inflexible frente al chantaje de ETA y Batasuna, al igual que otros compañeros vascos como Nicolás Redondo Terreros, y carece del menor futuro en el actual PSOE. Lo fácil para ella habría sido acomodarse a la nueva situación y callar ante la deriva que ha tomado su partido, pero ha preferido jugársela.

Y es posible que la todavía eurodiputada, ex consejera y otrora candidata a la secretaría general del PSOE en el congreso de 2000, esté cansada de rumores, de anuncios de su posible candidatura y de cómo el constitucionalismo se enfrenta a una fuerte división interna, pero es su propio entorno -sin duda de buena fe- el que alimenta la posibilidad de que Rosa Díez termine encabezando en las próximas elecciones generales la candidatura de una formación distinta a aquella en la que milita desde hace más de treinta años.

A nadie ha pasado desapercibido que Rosa Díez viene asistiendo a multitud de actos, primero en Barcelona, luego en San Sebastián, y semanas atrás en Madrid, convocados por Ciudadanos, un movimiento que fue la gran sorpresa de las pasadas elecciones catalanas y que busca proyección nacional de cara a las generales. El apoyo público de la aún eurodiputada socialista al partido de Albert Rivera provoca malestar en la cúpula del PSOE y, particularmente, en Patxi López y los dirigentes vascos. Claro que lo único que ha hecho Díez es ser coherente con las ideas que siempre ha defendido. Es su formación la que se ha movido, no ella.

Es más, ha dedicado buena parte de su vida al socialismo y no ha dudado incluso en arriesgarla en tiempos difíciles. Entonces, ¿qué hará Rosa Díez? Algunos próximos a la socialista consultados por Garganta Profunda no la ven ni pasando casi al anonimato como la también valiente Cristina Alberdi, ni acercándose al Partido Popular, que es el otro partido que la ha estado cuidando un poco. Esas fuentes la sitúan más bien a la cabeza de Ciudadanos del País Vasco, la versión autóctona de la marca que preside Rivera.

No cabe duda de que la figura de Díez tendría un enorme atractivo entre los votantes de la izquierda a los que la actual dirección del PSE les repele. Sin embargo, el riesgo del proyecto reside en la división del voto constitucionalista frente a la presión nacionalista que hoy por hoy solamente representa el PP del País Vasco. En cualquier caso, la última palabra la tiene la propia interesada y, en principio, a pesar de que ella tendría encaje en el movimiento de Ciudadanos, como lo tendría Fernando Savater, se vislumbra harto complicado que Rosa Díez renuncie a su condición de militante socialista.

EL CONFLICTO
POR RAMóN PI El Ideal Gallego 11 Abril 2007

La entrevista (o lo que sea) publicada en "Gara" con dos terroristas de la ETA no soporta el menor análisis racional. Es tal cúmulo de disparates, contradicciones, inventos y delirios sectarios y paranoicos, que quien se la tome en serio y trate de analizarla corre el riesgo de ingresar en el club de los candidatos al frenopático. Sin embargo, hay algo real en ella, algo que hay que tener en consideración, aunque sólo sea por la experiencia en la materia: los entrevistados (o lo que sean) pertenecen a una banda que asesina, secuestra, extorsiona y destruye. Por tanto, cuando anuncian la probabilidad de "acciones", que así llaman a sus crímenes, es que el derramamiento de sangre es probable.

¿Quiere esto decir que, por muy locos que estén los entrevistados (o lo que sean), lo que dicen merece un análisis político? De ninguna manera: lo que merecen es un análisis psiquiátrico, y las correspondientes medidas preventivas por parte de la policía. Ésa es la única reacción razonable en un país que se tiene por democrático y avanzado. Someter a análisis político ese texto delirante significaría alguna de estas cosas: o que los responsables del Gobierno están tan majaretas como los majaretas de la entrevista o lo que sea; o que no están majaretas, sino que son presa de compromisos adquiridos con los majaretas; o que no son presa de compromisos con los majaretas, sino que están poseídos por el pánico y la cobardía; o, en fin, que no son demócratas, sino amantes obsesivos del poder.

Lo cierto, sin embargo, es que los partidos políticos, con la sola excepción del PP, han caído en la trampa de reaccionar a las amenazas de los majaretas analizando sus disparates con criterios políticos, como lo demuestra el hecho de considerar a Batasuna como algo distinto de la ETA, y aceptar la dialéctica del "conflicto político", cuando se trata de un problema grave de orden público. Error mayúsculo, que inutiliza todo lo demás. En el PNV, que busca los mismos objetivos que los majaretas, se comprende, aunque no pueda justificarse sin situar a ese partido entre los cómplices de la banda. Pero que el PSOE y el mismo Gobierno acepten la dialéctica de los asesinos no es siquiera comprensible.

El manifiesto de los "intelectuales" (I)
Alejandro Campoy Periodista Digital 11 Abril 2007

El texto de marras da para un análisis muy exhaustivo, que no creo que vaya a emprender principalmente porque no me da la gana. En cualquier caso, sí parece oportuno rescatar alguna de sus afirmaciones y ponerlas en su debido contexto. Si nos atenemos al orden de exposición, el punto I es impecable y no creo que nadie pueda mostrarse en desacuerdo. El primer bofetón lo recibimos en el punto II:

"...se niegue legitimidad a quien gobierna por voluntad de la ciudadanía...". Bien, como es evidente, sólo puedo hablar por mí. Si el Partido Popular tiene algo que objetar, que lo haga, yo no hablo en su nombre. Y en mi propio nombre objeto que jamás nadie ha negado la legitimidad a quien gobierna por voluntad de la ciudadanía: se ha mencionado, y mucho, el grado en que los atentados del 11-M pudieron afectar a los resultados de las elecciones del 14-M, incluso existen estudios académicos sobre eso, en concreto uno de la Universidad Pompeu i Fabra de Barcelona, si no me equivoco (estoy citando de memoria), y en todos los casos está claro que los atentados afectaron al resultado de las elecciones. Las discrepancias se producen a la hora de cuantificar ese efecto, pero el efecto en sí existió, y eso no supone negar legitimidad a ningún gobierno, señores manipuladores del manifiesto.

Prosigue la intelectualidad afirmando que "...toda la carga opositora se ha concentrado en unos supuestos peligros para la unidad de España y en una no menos supuesta rendición del Estado ante los terroristas." Estos intelectuales deben ser muy listos, deben tener un intelecto prodigioso, sin duda, hasta el punto de que han pasado a un mundo de intelecciones puras y han perdido contacto con la realidad. Resulta que estoy muy vago, y no tengo ganas ahora de recopilar los miles de DATOS y HECHOS, que obran en poder de la opinión pública, sobre las concesiones realizadas a ETA y las violaciones de la letra y el espíritu de la Constitución y otras leyes, incluso del propio programa electoral del PSOE. Remito a todos los lectores a los sucesivos informes de verificación elaborados por Mikel Buesa y disponibles en la web del Foro de ERMUAAAAAAA, ¡¡ de ERMUAAAAAA!!, sí, a ver si lo oyes, Totorika, ERMUAAAAAAAA.

Pero miren lo que viene ahora, miren: se refieren a mí mismo, esta sí que es buena: "El exceso ha llegado a tal punto que desde organizaciones con amplias responsabilidades sociales y financiadas por el Estado se hacen llamamientos a la objeción de conciencia en el cumplimiento de leyes aprobadas por el Parlamento..." Es evidente que se refieren a la Iglesia Católica y a la objeción de conciencia a la asignatura "Educación para la Ciudadanía". Y miren por donde resulta que mi santa mujer y yo somos los primeros padres que en España hemos hecho efectiva esa objeción de conciencia mediante la correspondiente presentación del escrito al efecto en la secretaría del colegio de nuestros hijos.

Venga, un pequeño esfuerzo para explicar a estos sesudos intelectuales porqué he objetado a que mi hija de diez años necesite para aprobar un área obligatoria conocer las diversas formas de convivencia y apareamiento entre adultos, con la exigencia añadida de tener que considerarlas todas iguales de hecho y de derecho. Pues se trata de la conciencia moral de mi hija, señores-intelectuales-del-manifiesto, que la Constitución encarga a mi tutela directamente, así como la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, entre otras disposiciones que tienen fuerza de ley en España, y da la casualidad de que yo no considero iguales todas las formas de convivencia y apareamiento entre adultos, por la sencilla razón de que NO-SON-IGUALES, por lo que no admito que el Estado usurpe mis competencias como padre en la formación de la conciencia moral de mi hija. Y en esto estoy amparado por todas las leyes vigentes hoy en día.

Por cierto, dejen que les ponga algunos ejemplos de leyes aprobadas por un Parlamento totalmente democrático y legítimo (de otro país y de otra época. No hagan caso al alemán, es un copypaste de la wiki): la Gesetz zur Behebung der Not von Volk und Reich, de 23 de Marzo de 1933, la Vorläufiges Gesetz zur Gleichschaltung der Länder mit dem Reich, de 31 de Marzo de 1933, la Zweites Gleichschaltungsgesetz, de 7 de Abril de 1933 y la Gesetz gegen die Neubildung von Parteien de 14 de Julio de 1933. El hecho de ser "leyes aprobadas por el parlamento" no exige una obediencia ciega, como ya ha demostrado la Historia más que sobradamente. Y sólo les he citado leyes aprobadas cuando todavía regía formalmente la Constitución de Weimar de 1919, pero igual se me están perdiendo, señores-intelectuales-del-manifiesto, así que dejo esta línea argumental y el resto de su manifiesto para una segunda entrega de este post, que si no se hace demasiado largo.

ETA engrasa el arma
ïñigo de Garés www.zpromesas.blogspot.com 11 Abril 2007

Nos lo decían, parece que hace siglos, a los que tuvimos que ir a la "mili": nada más importante que mantener el arma limpia y engrasada. Y te tenían ahí, las horas muertas, desarmando el Cetme y dejándolo como una patena. Si vis pacem...
ETA no quiere paz. La paz supone su desaparición por inanición. Por eso, se ha sentado frente a Zapatero a engrasar ostensiblemente su arma. No importa cuál: la pistola, la ametralladora, la bomba-lapa, el coche bomba, la extorsión... Lo trascendente es mantener la amenaza visible y tener al iluminado de la paz genuflexo y calzongacho, diciendo amén a todo.
Lo peor de todo es que tanta renuncia, tanto desistimiento, tanta laxitud, tanta abdicación de cualquier tipo de actitud beligerante contra los terroristas no va a servir para lo que tanto teme Zapatero: que ETA vuelva a matar.

Aunque el conde del gesto pumpido (dícese del que oferta su zaga a la humillación con ademán sumiso) permanezca ciego a las 150.188 razones (tantas como votos obtuvo) para sacar de la legalidad democrática al partido de las Nekanes; aunque se sigan retirando acusaciones contra Otegui por palmarios enaltecimientos del terrorismo; aunque se hagan mangas y capirotes para no irritar a la serpiente, es muy posible que, de hoy en un mes, tengamos que lamentar una nueva acción terrorista.
Apuntan los indicios a que ETA podría buscar víctimas civiles en Madrid, políticas (pero sólo del PP, oiga, que ya lo ha dicho Cheroki) en el País Vasco, o algún lider empresarial. ETA volverá a actuar para forzar a Zapatero a bajar más la cerviz, porque sabe, como sabe ZP -que se lo ha dicho Fernando Vallespin, el presidente de CIS, que no sabíamos que estaba para éso-, que éso le haría perder las elecciones. Y ETA está más que dispuesta a hacerle pasar el mal trago en las autonómicas y municipales, para conseguir pingües beneficios ante las generales de 2008, en las que de ninguna forma estaría Zapatero dispuesto a perder, porque sería el fin de su carrera política.

ETA ha aprovechado el proceso de Zapatero para reorganizarse, para rehacerse de las condiciones en que la había dejado el denostado Gobierno del PP. Ya tiene nuevos comandos, ya tiene más armas y sigue cobrando la extorsión de quienes pagan, por fuerza o de grado (que los hay) el impuesto revolucionario. Zapatero ha alimentado a la serpiente, la ha dejado engordar y fortalecerse. Y eso le va a costar la vida a más españoles.

Iñigo de Garés
Post Scriptum: Las hordas abertzales sacan sus mesas petitorias a la calle y asaltan a los viandantes para que, con su firma, avalen agrupaciones electorales en este o aquel municipio. Como no creo que el Fiscal General vaya a poner mucho cuidado en quién avala a los chicos éstos (que decía Arzalluz), propongo un ejercicio cívico: si tenemos conocimiento, en nuestro pueblo, de una lista "sospechosa", introduzcamos el nombre de sus componentes en un buscador de Internet. A lo mejor nos sale algún recorte de periódico, o alguna lista electoral casi olvidada, que nos permita denunciarlo en una comisaría y desmontar su jugada. Es una bonita práctica de legitimidad democrática.

PARTIDA AMAÑADA
LÍNEA EDITORIAL minutodigital 11 Abril 2007

"ETA no sólo ha mantenido, sino que ha reconstruido sus capacidades para golpear contra objetivos de perfil alto con atentados bien preparados, organizados y coordinados"

Conocer de antemano el final del proceso implica el ejercicio del rearme, de la estructuración y también de la confusión. Es, por tanto, una partida amañada.
No lo dice el Partido Popular, lo dice la agencia de policía de la Unión Europea, Europol, en un informe sobre terrorismo en Europa correspondiente a 2006.

Seguro que a la mayoría de los ciudadanos españoles estos datos no le sorprenden, es más, se venía alertando sobre este tema desde el primer día del falso 'alto el fuego permanente' que, por cierto, ya ha costado la vida a tres personas mientras se mantiene la presión de la violencia callejera en las calles del País Vasco.

El dato, de ser apreciado por el gobierno de Rodríguez Zapatero, debería provocar una serie de reacciones inmediatas en tres sentidos: detener cualquier tipo de contacto previsto o en marcha con la banda terrorista o su entorno; aplicar contundentemente la Ley al entorno político de la banda terrorista evitando de esta forma que las plataformas abertzales puedan presentarse en las elecciones del próximo Mayo y, finalmente, la vuelta inmediata al Acuerdo por las libertades y contra el terrorismo.

El terrorismo etarra tiene en su organización un fuerte componente mafioso, recaudatorio, que alejado del discurso político, mantiene a ETA fuera del sendero democrático, en posiciones violentas, e impulsa la búsqueda de pliegues legales que permitan vías alternativas de financiación. Cualquier posible negociación con este tipo de organizaciones parte, por el lado terrorista, de máximos irrenunciables, cuestión ésta que implica un conocimiento exacto, por parte de los asesinos, del resultado de la misma: negativo.

Conocer de antemano el final del proceso implica el ejercicio del rearme, de la estructuración y también de la confusión. Es, por tanto, una partida amañada.

Lo que ha dicho Europol es exactamente eso. No otra cosa.

 ¿Cómo me pasa esto si soy del PNV de toda la vida?
Pedro Fernández Barbadillo minutodigital 11 Abril 2007

Una expresión que se oye mucho en las Vascongadas es "soy del PNV de toda la vida". Equivale, en cierto modo, a la frase de "usted no sabe con quién está hablando", tan usada por los chulos del franquismo.

Entre los vascos hay una casta superior, que gobierna a los demás y que se impone con sus modales de matón borracho en Madrid. No, no me refiero a los etarras, sus abogados, sus curas y sus alevines; me refiero a los peneuvistas. Son tan salvajes y tan despiadados como los etarras, pero con laca en el pelo o con chupa de cuero. Mientras aceptes que ellos son los dueños del caserío, no tendrás problemas; serás un realquilado bien tratado, hasta el punto de en algún momento de simpatía extraordinaria o de participación en un acto racial como una tamborrada o el Alderdi Eguna llegarás a considerarte uno de la familia. Pero si cometes el error de decir que tú eres propietario de parte del caserío y que tienes el derecho a intervenir en la gestión, te puedes encontrar en la calle y arrojado allí por otros realquilados que sí saben cuál es su lugar en la finca.

El socialista Antonio Aguirre, miembro de ese Foro Ermua al que varios realquilados quieren despojar del gentilicio vasco que él mancha, fue agredido por parte de uno de esos propietarios irritado con su comportamiento de desagradecido. ¡Después de haberle quitado el hambre, ahora quiere hacerse con la casa del padre!

La socialista Rosa Díez sufrió a esas señoras provincianas, ¡y después de haber gobernado con el PNV!

Llegamos nosotros cuando aquellas mujeres vestidas de domingo, con aspecto de madres y abuelas de familia bien, todavía estaban saboreando la emoción. Se giraron y nos vieron. Yo acababa de dejar de ser consejera, tras siete años de gobierno con Ardanza. Las miré con normalidad, diría que sonriente, y seguí hablando con mi compañero. Hasta que empezamos a pasar entre ellas: «Ala, fastídiate, se os acabó lo bueno, por fin os vais, ya estamos con los nuestros...» «Huy, que pena tendrás, eh, maja?» «Pues os fastidiáis, ya estamos juntos, que bastante habéis estado en el Gobierno...». «Ala, españoles, iros por ahí...».

Esta casta se define como los del PNV de toda la vida. A veces toda la vida es desde el año 1977. Pero defienden un modo de vida en el que están convencidos de que todo lo que ven ante sus ojos les pertenece y se lo reparten en los batzokis. Me sigue asombrando que gente que se califica de izquierdas, como los hermanos Madrazo, el corrupto González, Ramón Jáuregui y el maltratador Jesús Eguiguren, apuntale un sistema tan reaccionario.

Los últimos en usar la expresión han sido dos octogenarios a los que les han expropiado una casa en Abadiano:

No queremos violencia, ya que no somos violentos. Sólo queremos negociar. (...) Nos han engañado. No entiendo cómo nos pueden hacer esto, siendo del PNV de toda la vida.

Un grito, tan indignado como asombrado, de alguien que se cree por encima de los demás mortales y a quien han engañado sus iguales. ¿Qué dirán éstos cuando se mueran y vean que van al mismo Cielo (es un decir) que los maketos?

Por fortuna, el PNV cada vez está formado por viejos fanáticos y un puñado de jóvenes cínicos y trepadores. A sus manifestaciones acuden jubilados y enchufados en la Administración. En el Aberri Eguna del domingo pasado sólo ocuparon parte de la Plaza de Nueva. Si hubo 3.000 personas muchas eran... ¡Y antes llenaban la Feria de Muestras de Bilbao!

El partido-establo ofrece techo, pienso y ordeño a las vacas y los bueyes vascos. A cambio les pide que aplaudan a Ibarretxe y de vez en cuando pateen a los disidentes. ¡Hasta los etarras eximen de sus atentados a los propietarios y los realquilados sumisos!

Ya están aquí: Al Qaeda en el norte de África
José Catalán Deus Periodista Digital 11 Abril 2007

Ya están a escasos kilómetros de España, sin contar las células clandestinas que puedan tener en nuestro país esperando el momento oportuno de actuar. Lo ocurrido ayer en Casablanca y hoy en Argel demuestra que Al Qaeda en el Magreb está dispuesto a hacerse notar a toda costa. Y en Marruecos es tal su voluntad de morir que antes de ni siquiera ser detenidos se hacen estallar con los cinturones de explosivos que portan en todo momento. Una modalidad hasta ahora desconocida que deja pequeño lo visto hasta el momento en las prácticas suicidas yihadistas. Analizamos este nuevo frente de la cuarta guerra mundial, sus implicaciones españolas y el contexto de actividad global yihadista.

Diecisiete personas murieron en los dos atentados que se registraron este miércoles en Argel y su periferia. Desde que anunciaran la constitución de Al Qaeda en el Magreb se han sucedido atentados de nuevo cuño que no tienen que ver con la etapa anterior de casi guerra civil y copian las tácticas empleadas en Irak y todo el mundo por la ofensiva yihadista desde que declararan la cuarta guerra mundial en 1996.

ARGEL: CONTRA EL PALACIO DEL GOBIERNO Y EL AEROPUERTO INTERNACIONAL
En un principio se había informado de decenas de heridos en un atentado con coche bomba a la entrada del Palacio del Gobierno en el centro de Argel, tras el cual se produjo otro atentado contra una comisaría. Medios locales han responsabilizado de estos atentados a la organización terrorista Al Qaeda en el Magreb, anteriormente conocida como Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC).

La primera detonación se ha producido a la entrada del aparcamiento del palacio de gobierno y ha causado también numerosos daños en las viviendas cercanas y en varios vehículos. Según un periodista de AFP, cerca del Palacio del Gobierno el suelo estaba cubierto de cristales en un radio de entre 200 y 300 metros a la entrada del palacio y en la explanada del edificio de varios pisos que alberga, entre otros, los servicios del ministerio del Interior. Un espeso humo negro se desprendía del lugar de la explosión, que fue muy violenta, mientras un gran número de ambulancias llegaban a las inmediaciones del palacio para transportar a los heridos. Numerosos curiosos se agolparon en los peldaños de la monumental escalera que conduce al palacio y policías uniformados y de paisano trataban de contener a la muchedumbre.

La otra bomba estalló en una comisaría de policía de Bab Ezzuar, en la periferia este de Argel, cerca del aeropuerto internacional. El primer ministro argelino, Abdelaziz Beljadem, ha calificado de "cobarde y criminal" el atentado en la sede del Gobierno.

CASABLANCA: SE VUELAN ANTES DE SER DETENIDOS
Al mismo tiempo, Los servicios de seguridad marroquíes buscaban a una decena de militantes clandestinos que podrían estar escondidos en Casablanca, un día después de la muerte de cuatro de ellos durante una importante operación policial. "Nosotros estamos buscando en Casablanca de unos diez terroristas sumamente peligrosos, ya que están dispuestos, igual que los de la víspera, a hacerse estallar" con las bombas que llevan encima, dijo a AFP una fuente policial.

Dos de ellos se habían fugado por la mañana, cuando comenzó el asalto policial en el barrio de Fida, en el que mataron murió un tejado. "El cuarto suicida se inmoló al ver que no tenía manera de romper el cordón policial", dijo a Reuters una importante fuente de seguridad, que añadió que era el último sospechoso buscado en la operación matinal.

La policía estaba buscando a 12 supuestos extremistas suicidas desde el 11 de marzo, cuando el presunto líder de un grupo de suicidas detonó su cinturón de explosivos para evitar ser detenido por la policía, según las fuentes. Estas han explicado que
creen los islamistas están empezando a llevar los cinturones en todo momento para impedir que las fuerzas de seguridad les capturen vivos.

Los vecinos dijeron que la policía acordonó parte de Fida, una zona marginal de la capital económica de Marruecos, y que estaban buscando a los hombres que habían conseguido escapar. Según la agencia estatal de noticias MAP, uno de los dos agentes que resultó herido cuando el tercer sospechoso se inmoló, murió posteriormente. Este tercer sospechoso sería Rachidi Mohamed, de 37 años, y dijo MAP que pertenecía a una "célula terrorista" acusada del asesinato de un gendarme en 2003.

Marruecos lleva en alerta desde 2003, es decir, cuatro años -que se dice pronto- cuando 13 suicidas se inmolaron en el centro de Casablanca, matando a 32 personas en castigo por lo que calificaron de apoyo marroquí a la "guerra contra el terrorismo" de Estados Unidos.

Una mujer que vive en el barrio, Zohra, dijo a Reuters que uno de los suicidas se trasladó a vivir a un piso en su edificio hace unos dos meses con otros tres o cuatro jóvenes. "No son de aquí. No se comunicaban mucho. Vestían normalmente, con vaqueros y zapatillas", afirmó. Otro vecino contó que vio a uno de ellos huir a la terraza, rodeado por la policía. "Entonces explotó. La terraza quedó destruida y vi restos humanos esparcidos por la zona".

Las autoridades policiales dijeron que evitaron una conspiración de radicales islamistas que planeaban volar barcos extranjeros en el puerto de Casablanca y en otros puntos destacados de Marruecos, así como hoteles de Marrakech y Agadir. El plan fue abortado en marzo con el arresto de más de 40 personas, en su mayoría residentes de zonas marginales de Casablanca. Tres de ellos vivían en una casa de alquiler en la que la policía encontró 6,5 kilos de explosivos.

Según responsables gubernamentales, los supuestos atacantes y la red a la que pertenecen son parte de un 'terrorismo autóctono' inspirado por el yihadismo islamista de Al Qaeda.

EL NUEVO FRENTE DEL MAGREB
Influir en las elecciones europeas se ha vuelto una meta estratégica de Al-Qaeda en África del Norte, opina Daniel Lav, del Instituto de Investigación de medios de comunicación en Medio Oriente (MEMRI) ('La Organización Al-Qaeda en el Maghreb Islámico: Evolución de la presencia terrorista en África del Norte', Serie de Análisis e Investigación - No. 332, Marzo 8, 2007).

Lav opina que en el pasado, las células terroristas del norte de África que operan en Europa tuvieron todos lazos con el GSPC, pero no han sido miembros de esta. Esto fue cierto para la célula de Mohamed Raha; también fue cierto para la red de Mohamed Belhadi Msahel, un tunecino que residió en Milán y fue arrestado en abril del 2006 en Rabat, junto con un grupo de marroquíes. El grupo es sospechoso de haber tramado un ataque a una iglesia en Boloña que contiene una pintura representando al Profeta Muhammad, así como también ataques a una estación del metro en Milán. Los ataques serían llevados a cabo en vísperas de las elecciones del 9-10 de abril, 2006, en imitación de los ataques de Madrid del 2004. Según la policía marroquí, el grupo estaba planeando también ataques en Francia - contra una línea de metro, un centro comercial, y la oficina principal del DST (inteligencia francesa). El grupo fue informado de tener lazos al GSPC, y las tres figuras principales en la red habían viajado a Argelia para reunirse con 'Abd Al-Wadoud.

Ahora que el GSPC se ha unido a Al-Qaeda, probablemente irá más allá de proporcionarle apoyo logístico, e intentará atacar en la propia Europa. Tales ataques dependerán de la capacidad operacional y en las órdenes que esta reciba del liderazgo de Al-Qaeda. Una pista fue dada por Ayman Al-Zawahiri en su mensaje grabado en video del 11 de septiembre, 2006 en donde anunció la unión del GSPC y Al-Qaeda: "Nuestro Emir, el jeque, el mujahid, el león del Islam, Osama bin Laden, pueda Alá protéjalo, me ha asignado traerles buenas noticias a todos los musulmanes, y a mis hermanos, los mujahideen, dondequiera que estén: El Grupo Salafista para la Predica y el Combate se ha unido a la organización Al-Qaeda. Alabanzas sean para Alá por esta unión bendita. Nosotros le pedimos a Alá que sea una espina en las gargantas de los cruzados americanos y franceses y sus aliados, y que sea una aflicción, ansiedad, y pesar en los corazones de las apostatas [e.d. el gobierno argelino], los hijos traidores de Francia". En el mismo video, Ayman Al-Zawahiri llamó a la liberación de "cualquier tierra que fue alguna vez islámica - desde Al-Andalus [e.d. la España musulmana] hasta Irak". En otra declaración, en diciembre del 2006, Al-Zawahiri se refirió explícitamente a Ceuta y Melilla, las dos ciudades españolas en el norte de Marruecos.

Según el diario Al-Hayat, un filtrado informe altamente secreto de la inteligencia francesa clasificó al anterior GSPC como la principal amenaza terrorista en Francia y Europa. El informe también citó una carta sin fecha (aparentemente antes de la unión) de Osama bin Laden a un miembro del GSPC en el que el jefe de Al-Qaeda le dio la bendición a los ataques en Francia. Según este informe, el GSPC/Al-Qaeda puede haber estado planeando llevar también a cabo un ataque terrorista en Francia en vísperas de las elecciones presidenciales, en un esfuerzo por imitar los ataques del 11 de marzo, 2004 en España, donde se sostiene ampliamente que llevaron a la derrota de José María Aznar y al retiro de las tropas españolas de Irak.

EL FANTASMAL GRUPO DE LIBERACIÓN DE AL ANDALUS
Un autodenominado Grupo para la Liberación de Al Andalus, cuyas proclamas y amenazas han aparecido en páginas web vinculadas al movimiento yihadista, tiene muy preocupado al gobierno español. Aunque es de reciente creación y aún no ha cometido ningún atentado, fuentes del servicio secreto consideran que no se debe subestimar la amenaza que representa, ya que estaría compuesto por elementos argelinos y marroquíes vinculados al denominado Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), recientemente incorporado a Al Qaeda. El diario 'El País' ha insitido media docena de veces sobre las amenazas de Al Qaeda a España durante el último mes.

Fernando Reinares, director del Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano y especialista en el extremismo islámico, opinaba en declaraciones al diario 'Mediterráneo', que todo indica que "el denominado Movimiento para la Liberación de Al Andalus encubre, en realidad, alguna célula multinacional relacionada con Al Qaeda en el Magreb Islámico", que es la fusión de grupos extremistas liderados por los radicales argelinos del llamado Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC). La otra opción, según señala Fernando Reinares, es que ese movimiento sea un grupo autónomo "inspirado en la actual reorientación de las tramas norteafricanas del terrorismo yihadista".

En todo caso, este especialista destaca que "las amenazas que afectan a ciudadanos e intereses españoles en países del Magreb están asociadas al creciente señalamiento de España como blanco en relación a la idea de reconquistar Al Andalus como parte de un califato panislámico". En ese sentido, Reinares alerta de que ese objetivo "ha vuelto a ser reiterado por Aymán al Zawahiri, el número dos de Al Qaeda, en un mensaje grabado en vídeo que se difundió el 11 de marzo". "En ese mensaje se alude a Al Andalus en tono agresivo nada menos que tres veces", advierte.

El pasado 8 de marzo, el Real Instituto Elcano ya difundió un informe en el que alertaba de que España "es más blanco de Al Qaeda" que antes del 11-M. La amenaza ha obligado a poner en alerta las embajadas españolas en una decena de países. Además de en Argelia y en Marruecos, se informó de que las fuerzas de seguridad han elaborado un documento en el que alertan del riesgo de posibles ataques contra intereses españoles en al menos otros ocho países: el Líbano, Afganistán, Egipto, Jordania, Israel, Turquía, India y Tailandia.

Ese riesgo de ataque afecta sobre todo a los militares españoles desplegados en Afganistán y el Líbano, "pues las fuerzas de la ONU se han convertido en objetivo prioritario de la yihad". Según el informe, la situación más arriesgada es la de los militares españoles destinados en el Líbano. También alertan de que en Afganistán las fuerzas de seguridad "tienen detectados al menos a 50 terroristas talibanes que coordinan sus ataques con lanzagranadas, morteros y artefactos explosivos improvisados".

El caso de Marruecos es, además, muy particular, pues el vecino país está en alerta, por temor a nuevas acciones terroristas, desde el 11 de marzo cuando un joven se inmoló en un cibercafé de Casablanca y causó cuatro heridos. La policía marroquí incrementó su presencia alrededor de la cancillería y de la residencia del embajador de España en Rabat, Luís Planas, quien también aumentó en el interior del recinto la dotación policial propia. Grandes empresas españolas también tomaron medidas adicionales de seguridad.

'En Argel hemos revisado las previsiones de seguridad y, como vivimos parapetados, no hemos cambiado gran cosa', admitió un funcionario de la embajada. En Argelia desde hace tres meses la misión española usa de nuevo coches blindados para el desplazamiento del jefe y los funcionarios diplomáticos. La decisión fue tomada en diciembre después que el Grupo Salafista de Predicación y Combate, rebautizado Al Qaeda del Magreb Islámico, penetrase en la capital y atacara un autobús que transportaba a técnicos de una filial de la empresa estadounidense Halliburton.

Los expertos del servicio de inteligencia, según El País, que la integración del GSPC en la red que lidera Bin Laden y su rebautismo como Al Qaeda del Magreb Islámico no sólo ha supuesto un cambio de nombre, sino también de tácticas y estrategia, más próximas a las de la yihad internacional. Como prueba de ello, señalan el modus operandi de los últimos atentados en la Kabila argelina, con ataques simultáneos contra varios objetivos y reivindicación de los mismos a través de Internet, o el atentado contra un autobús de una compañía ruso-argelina constructora de un gasoducto, que se saldó con tres víctimas argelinas y una rusa.

Las fuentes del CNI creen que, a pesar de la denominación tomada por el grupo terrorista, que alude al nombre que tenía la mayor parte de la Península ibérica durante la dominación musulmana, no existe un riesgo mayor para España que para otros países occidentales. Lo que sí existe, en su opinión, es una amenaza creciente para los intereses de los países occidentales en Argelia y Marruecos. De hecho, a mediados de marzo pasado, el Ministerio de Asuntos Exteriores alertó a las embajadas y consulados de España en el Magreb, así como a algunas empresas, para que reforzaran al máximo las medidas de seguridad, en previsión de un atentado. "La Embajada de España nos pidió que reforzásemos en todo el país la protección de edificios españoles porque existía una amenaza y lo hicimos enseguida", reconoció un portavoz del Ministerio del Interior marroquí.

Pero Abdalá Rami, profesor de la Universidad Hassan II de Casablanca, duda que exista un Movimiento de Liberación de Al Andalus y cree más bien es el apelativo con el que Al Qaeda del Magreb revindicaría un ataque contra intereses españoles.

Si el grupo no existe como tal, hace tiempo que se está generando su caldo de cultivo ideológico y cultural. Y hay intereses espúreos que juegan con ese fuego.

EL NACIONALISMO ANDALUSÍ
Tras la imposición de los “hechos históricos o “realidades históricas” de comunidades autónomas como el País Vasco, Galicia o Cataluña, el proceso de desmembración de España parece estar llegando a su culminación, por lo que se impone generar nuevos procesos dialécticos con los que mantener la tensión política y la base electoral. Es por ello que comienza a aparecer en el horizonte un nuevo nacionalismo, el nacionalismo andalusí, el cual, sin embargo puede desbordar a los nacionalismos hispánicos clásicos, opina Jorge Martín en el último número de la revista digital Arbil.

En el nacionalismo andalusí convergen dos corrientes que, a través del mismo, logran articularse de una manera más o menos coherente: Los movimientos nacionalistas occidentales de corte marxista que tomaron en los años setenta el modelo de los movimientos de liberación nacional del Tercer Mundo, y los movimientos islamistas. Y es que, aunque el nacionalismo andalusí tiene en el nacionalismo andaluz un referente, el elemento islámico le confiere una naturaleza singular.

Tanto entre los conversos de origen español, como entre ciudadanos españoles de origen marroquí e islamistas de todo el mundo, se defiende la idea de que España es al-Andalus, que fue parte de Dar-al-islam y que debe volver a integrarse en el orbe musulmán con sharia incluida.

“La gran mayoría de los musulmanes residentes en España son marroquíes o de origen marroquí” […] “Marruecos tiene una vocación imperial que hace parte de su ser como estado y naturalmente tiende a expandirse por todos los lados: Sur, Este, Oeste y Norte”,[…] “de ahí que se tenga la sensación en estas ciudades de que, tarde o temprano, España las cederá a Marruecos, sobre todo cuando la mayoría aplastante de la población sea musulmana” (Mansur Escudero).

Efectivamente, la presencia de una fuerte comunidad marroquí en España y el incremento de su fuerza política, económica o mediática, puede condicionar decisivamente la política española, especialmente en cuanto a lo que se refiere a Ceuta y Melilla, puesto que para el líder de los musulmanes españoles, el “moderado” Mansur Escudero, resulta más interesante que “una clase política musulmana gobernante (en Ceuta y Melilla), aparentemente independiente de Marruecos, mantenga vivas las reivindicaciones marroquíes”, para que “éstas reivindicaciones produzcan lo que ya producen hoy, y por otro lado colaboren a servir a los intereses económicos de Marruecos”: “A Marruecos lo que le importará entonces no es tanto la 'devolución' de las 'ciudades ocupadas' como su control político” y así,“no abrirá el dossier de Ceuta y Melilla”. Es decir, que la soberanía española sobre dichas ciudades podría llegar a quedar en entredicho de incrementarse decisivamente la fuerza política de los musulmanes.

Sin embargo, las aspiraciones de los nacionalistas andalusíes no se verían colmadas con la posible devolución de unas ciudades que incluso muchos españoles consideran últimos vestigios coloniales: Y es que, “hay en España, entre algunos musulmanes españoles, la tendencia a considerar a Andalucía como el Magreb Norte, un poco como pasa en Euskadi con los territorios vascos de Francia. Sé incluso de un musulmán andaluz que en un congreso celebrado en Inglaterra hace unos años se presentó así, como del Magreb Norte, y así constaba en todos los sitios (...)” (Mansur Escudero)

No es de extrañar que Abdelmu’min Aya afirme que “Andalucía será dentro de algún tiempo un paisaje islámico bajo la férula de Marruecos”. Claro que, dado que los conversos musulmanes y el nacionalismo andalusí aspira a recuperar al-Andalus, ¿por qué no considerar la posibilidad de que Marruecos también aspire a incorporar Toledo, Santiago de Compostela o Barcelona?... Y si les dejan, podrían llegar hasta Poitiers.

Por otro lado, no debemos olvidar que los monarcas de Marruecos además de tales, son emires de los creyentes, de manera que su jurisdicción llega a cualquier marroquí sea éste de la nacionalidad que sea, pudiendo por tanto influir en sus comportamientos políticos. Aunque esto es más difícil, podría darse la posibilidad de que, dada la fuerza del elemento marroquí en España, éste se convirtiera en elemento aglutinante de los musulmanes residentes en España y que éstos acabaran por ver con cierta simpatía los posibles triunfos diplomáticos o políticos de un gobernante musulmán sobre los gobernantes occidentales. ¿Cuál sería la reacción los musulmanes españoles ante una nueva invasión de la isla de Perejil o de otro enclave aún más sensible?. También esta “es una (sic) interrogante que habría que trasladar a los musulmanes o al menos a sus representantes”.

Marruecos podría jugar de este modo la baza del nacionalismo andalusí, apoyando las reivindicaciones de la comunidad musulmana a fin de capitalizar su apoyo y solapar dichas reivindicaciones con sus propias aspiraciones territoriales, económicas o geo-estratégicas: Los proyectos de recuperación de al-Andalus o de reislamización de España se transformarían para pasar a reivindicar el Magreb Norte, sirviendo como elemento de presión ante las autoridades española para ulteriores negociaciones.

El nacionalismo andalusí, a diferencia de los nacionalismos clásicos, introduce una serie de variables que podrían no sólo trastornar el desarrollo armónico de la comunidad nacional, sino transformar decisivamente la naturaleza de la misma. Y es que, a diferencia de Holanda o Francia, donde ya se están produciendo preocupantes fenómenos sociales, culturales y políticos, España formó parte de Dar-al-Islam y del Califato o Imperio musulmán, por lo que el islamismo puede lanzar reivindicaciones históricas o políticas que podrían llegar a acercarnos más al caso yugoslavo o serbo-kosovar, que al europeo noroccidental.

LA RESURRECCIÓN DE AL QAEDA
Ahmed Rashid, el periodista paquistaní autor del libro Los taliban, opinaba recientemente (www.elpais.es, 25/02/07) que todas las suposiciones displicentes que se hicieron sobre Al Qaeda antes del 11-S eran erróneas, al igual que casi todas las que se hacen hoy día sobre dicha organización terrorista, puesto que sigue constituyendo la amenaza más peligrosa contra la seguridad internacional, tanto para el mundo occidental como para el islámico. Algunas lumbreras querrían hacernos creer que Al Qaeda se ha convertido en una organización blanda a causa de la persecución sin tregua a la que la somete el espionaje occidental. Sin embargo, Osama Bin Laden no está bajo tierra, ni ha perdido contacto con su organización.

Al Qaeda no se ha echado a dormir, ni se ha transformado en una agrupación sensiblera que compita con YouTube para conseguir más visitas en sus páginas web. Tampoco se ha metamorfoseado en una especie de organización ideológica o inspiradora que se limite a animar a grupos copiones de jóvenes musulmanes para que emulen sus grandes éxitos. En 2004, Al Qaeda se adjudicó el falso mérito de derrocar al Gobierno español, y ahora se está adjudicando el de obligar a dimitir al primer ministro italiano, Romano Prodi.

El año pasado, el número dos de la organización, el médico egipcio Ayman al Zawahiri, emitió 15 discursos importantes en cinta de audio o de vídeo, probablemente más que el presidente de EE UU, George W. Bush. Zawahiri ha tratado con todo detalle cómo debería prepararse Al Qaeda para el Irak posterior a la ocupación estadounidense, cómo se debe luchar en la guerra de Somalia y cómo preparar nuevos atentados en Europa. Esto no es propio de alguien que ha perdido contacto con su base, sino de un hombre que sopesa sus palabras cuidadosamente, como un general que apresta a sus tropas para la batalla.

En 2007, Al Qaeda seguirá ampliando sus objetivos básicos de derrotar a Occidente, provocar el cambio de régimen en el mundo musulmán y extender sus ejércitos y seguidores a más países en todo el mundo para acelerar el advenimiento de su sueño de un califato mundial gobernado por Al Qaeda.

Antes del 11-S, Al Qaeda sólo estaba presente en Afganistán y Pakistán. Hoy se ha convertido una vez más en una amenaza para estos dos países, y además tiene una poderosa presencia en Irak, Somalia, Arabia Saudí, Argelia y Sudán, por no hablar de sus bases permanentes en el continente europeo.

Su principal cometido, al igual que antes del 11-S, es adiestrar, organizar y motivar a ejércitos de terroristas y combatientes para conquistar territorios y mantenerlos bajo control. En Irak empezó de cero tras la invasión estadounidense de 2003, y ahora es capaz de atraer a voluntarios de todo el mundo para convertirlos en terroristas suicidas. Irak se ha transformado en campo de entrenamiento y en cartel de reclutamiento.

O fijémonos en Afganistán, donde los talibanes y Al Qaeda, que eran los amos del país antes del 11-S, fueron derrotados sumariamente y huyeron en tropel a Pakistán. Ahora los talibanes han vuelto y son capaces de movilizar a 8.000 soldados en el campo de batalla, como hicieron el verano pasado. Los servicios de inteligencia estadounidenses y británicos calculan que hay menos de 100 militantes de Al Qaeda árabes y de línea dura en la región de Pakistán y Afganistán, que han ayudado a los talibanes a renovarse.

Entre estos árabes hay hombres de finanzas, recaudadores de fondos y traficantes que pueden conseguir el mejor precio en Dubai o Teherán para la heroína que producen los talibanes. Pero también hay entrenadores, expertos en explosivos, o genios de la tecnología que enseñan el último grito en comunicaciones indetectables y producen DVD de promoción de tecnología puntera que se fabrican a millones y que se distribuyen de manera casi gratuita.

Este puñado de árabes ha reconstruido una red global en los territorios fronterizos de Afganistán y Pakistán, capaz de atraer y adiestrar a musulmanes de origen británico o francés, o de enviar a aprendices talibanes a entrenar en los campos de batalla iraquíes. Estos árabes funcionan como un equipo estratégico organizado, pero son autosuficientes, tienen iniciativa como para desarrollar sus propias tácticas y cada uno de ellos está capacitado para actuar por su cuenta.

Los talibanes están reconquistando el territorio perdido, lo cual desconcierta a los Gobiernos de la OTAN y a EE UU, mientras que las provincias fronterizas de Pakistán se han convertido en centros logísticos y de entrenamiento importantes para Al Qaeda. Hace tiempo que el presidente del país, Pervez Musharraf, renunció a perseguir a Bin Laden, y sus servicios de espionaje permiten que los talibanes reúnan dinero, armas y reclutas. Pakistán se ha convertido en central del terrorismo. Los zares del espionaje de EE UU y del Reino Unido solían decir que Bin Laden y Zawahiri viven a lo largo "de la frontera afgano-paquistaní", y ahora sólo señalan a Pakistán. Tanto los atentados perpetrados por terroristas suicidas británicos en el metro de Londres en 2005 como la conspiración del avión de Heathrow el año pasado tuvieron su origen en Pakistán. El director del MI5, el general Eliza Manningam-Buller, afirma que de los 1.600 militantes y 200 redes que está vigilando, un número "considerable" tiene conexiones con dicho país.

Pakistán se ha convertido en un Estado más blando desde el 11-S. El Gobierno militar no ha dado pasos decididos para implantar una democracia auténtica, ni tampoco ha actuado como un régimen militar duro. Se enfrenta a los militantes y a la vez se acuesta con ellos. Y el peligro de que Estados africanos fracasados como Somalia y Sudán caigan también en manos de los grupos locales de Al Qaeda no deja de crecer.

No obstante, las células de Al Qaeda que se cultivan con más cuidado son las que están en Europa. El grupo terrorista, curtido en la utilización de los medios de comunicación, sabe que una explosión en Madrid equivale a 10 en Riad o Nueva Delhi. Su objetivo son los jóvenes musulmanes enajenados, que son la consecuencia de tres décadas de política de integración fallida de los Gobiernos europeos.

Sin embargo, si hay que señalar a un solo individuo como responsable de la expansión continua de Al Qaeda, ése es el presidente Bush. El fracaso de la política estadounidense en Oriente Próximo y Afganistán, la incapacidad de reconstruir un país después de invadirlo, el apoyo a las acciones de Israel en Líbano y la creación de una situación de guerra civil en los territorios palestinos han engendrado una ira sin precedentes en el mundo islámico.

En 2001 no había choque de civilizaciones entre el islam y Occidente, sino una panda de terroristas locos que perpetraron un atentado espectacular en territorio estadounidense. Hoy día, cada vez está más cerca el peligro de una guerra de civilizaciones tanto dentro del mundo islámico, entre suníes y chiíes y entre extremistas y moderados, como entre Occidente y los países del islam.

Alertan de la elevada actividad del independentismo gallego
El último informe de la Oficina Europea de Policía (Europol) alerta sobre el incremento de la actividad de "los grupos nacionalistas-separatistas gallegos", sobre todo a raíz de la aparición en la frontera portuguesa de material de propaganda y explosivos del grupo Resistencia Galega.
REDACCIóN  A CORUñA El Ideal Gallego  11 Abril 2007

El informe de la Europol alerta sobre el incremento de la actividad de "los grupos nacionalistas-separatistas gallegos" en Portugal y en la frontera con Galicia. Sobre este punto, la Policía europea destaca que fueron las organizaciones independentistas las que perpetraron la mayor parte de las acciones terroristas dentro del territorio europeo durante el pasado año.

Mientras en el mapa del terrorismo en el Viejo Continente y sus acciones la Europol sitúa 136 acciones terroristas en el País Vasco y 28 acciones en la costa mediterránea, en Galicia no registra ninguna acto violento.

De este modo, los atentados contra la sede de la empresa Puentes y Calzadas, en Oroso, realizada en julio del año pasado ni la llevada a cabo contra la maquinaria que trabajaba en la autovía Santiago-Cacheiras un mes antes aparece reflejada.

Además, sigue sin esclarecerse la aparición la pasada semana en los montes ourensanos de O Irixo de unos quince cartuchos de explosivo, encontrados por los trabajadores contraincendios. En esencia, el informe de la Europol carga las tintas contra Resistencia Galega y el material hallado en Portugal, pero no incluye el resto de las acciones terroristas realizadas en Galicia.

En su día, los colectivos independentistas gallegos se desvincularon de Resistencia Galega, grupo con el que se relaciona la aparición en la localidad portuguesa de Vieira do Minho de 26 artefactos incendiarios, y precisaron que este movimiento es "testimonial".

Además, para justificar esta afirmación señalaron que desconocían las actividades de este grupo, así como a sus posibles militantes y que "lo único" que conocen de él es un manifiesto publicado en Internet en las vísperas de la celebración del Día da Patria Galega en julio de 2005.

AMI > "Se pretende criminalizar al movimiento independentista con argumentos que ya utilizaron hace un año, durante la operación "Castiñeira", según un miembro del colectivo Ceivar, en alusión a la detención de diez integrantes de AMI en de 2005 en una "espectacular" despliegue policial.

Una representante de este último grupo había insistido que "no tenían ningún conocimiento" de Resistencia Galega, "salvo un par de manifiestos que publicaron en la red".

A este respecto, habían criticado la acción al considerar que las fuerzas policiales pretendían relacionar el hallazgo de los 26 artefactos con los colectivos independentistas tradicionales.

Información elaborada a partir de fuentes propias, Agencia Efe, Europa Press y Agencia Gallega de Noticias

El PSOE rechaza una iniciativa conjunta del PP para ilegalizar el PCTV

J. L. LORENTE ABC 11 Abril 2007

MADRID. Los socialistas no están por labor de proceder a la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV). El PSOE rechazó ayer la propuesta lanzada formalmente por el PP para que los dos grupos mayoritarios se sienten a negociar de inmediato una iniciativa conjunta con la que abrir el proceso contra la única marca electoral operativa que en estos momentos tiene la «izquierda abertzale».

No es la primera vez que los populares pretenden acabar con el PCTV. Pero en esta ocasión lo intentan buscando el consenso con el PSOE. Si hasta ahora todo habían sido iniciativas unilaterales -con moción incluida en el Congreso-, ayer, el portavoz del PP, Eduardo Zaplana, envió una carta a su colega socialista, Diego López Garrido, en la que solicita un acuerdo por escrito para iniciar en la Cámara Baja el proceso de ilegalización.

El hecho de este cambio de estrategia es la detención de Sergio Lezkano, uno de los presuntos miembros del nuevo «comando Donosti» que estaba en nómina del Partido Comunista de las Tierras Vascas. Además, el PP reclama que se remitan a la Cámara Baja los informes que en los dos últimos años han elaborado las Fuerzas de Seguridad del Estado sobre la vinculación del PCTV y ETA.

En la misiva, los populares recuerdan que, en agosto de 2002, el PSOE y el PP pactaron una iniciativa conjunta que llevó a la ilegalización de Batasuna. A la vista de los acontecimientos de los últimos meses, el primer grupo de la oposición estima que, posiblemente, al Gobierno le resulta más fácil proceder contra PCTV si son los dos partidos mayoritarios lo que toman la iniciativa.

«Nuevas evidencias»
En una rueda de prensa ofrecida en el Congreso, Zaplana sostuvo que se trata de «un procedimiento que se debe iniciar en el Congreso, como se hizo con Batasuna». El portavoz popular apuntó que la detención de Lezkano en la operación que desarticuló la nueva estructura del «comando Donosti» y sus vinculaciones con el PCTV son «nuevas evidencias» que vienen a reforzar las que ya existían sobre la relación entre esta formación y ETA-Batasuna. «Ahora hay un dato relevante que ha publicado todo el mundo y que es evidente», afirmó.

La respuesta del portavoz socialista no se hizo esperar. López Garrido criticó la oferta del PP porque se lanza «en el lugar inoportuno» y sólo busca «airear las divisiones». El dirigente socialista recordó que la Cámara Baja se manifestó sobre este asunto hace unas semanas, cuando el PSOE y todas las minorías rechazaron una propuesta similar del PP. Además, añadió, a ello se suman cuestiones formales, pues considera que hacer pública la petición en una rueda de prensa pone de manifiesto que el PP no se busca la unidad de los demócratas, sino la división.

Tampoco son partidarios de la apertura del proceso con la marca electoral de ETA algunas minorías, como CiU e IU. Los nacionalistas catalanes esperarán a conocer la propuesta formal del PP antes de tomar una decisión, pero recuerdan que hasta ahora se han opuesto a las iniciativas que ha planteado en este sentido el partido de Mariano Rajoy por entender que «no son buenas ni útiles» y tienen un marcado carácter electoral. Izquierda Unida, por su parte, reitera al PP su rechazo a «extender por doquier» las ilegalizaciones de partidos.

Europol da un varapalo al Gobierno al certificar que ETA se armó en la «tregua»
LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL BRUSELAS. ABC 11 Abril 2007

El último informe sobre terrorismo elaborado por el Organismo para Cooperación Policial Europea, Europol, despeja las incógnitas planteadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero sobre los peones que la banda terrorista ETA ha movido durante los últimos meses: «ETA no sólo ha mantenido, sino que ha reconstruido su capacidad para atentar de una manera preparada, organizada y coordinada contra objetivos de alto nivel».

Para el Gobierno no bastaron ni la confirmación del robo de 350 armas en Francia por parte de la banda terrorista, ni el hallazgo de material explosivo en un «zulo» encontrado en Vizcaya el pasado mes de diciembre. Tras las dos noticias se acogió a la falta de datos y eludió el rearme de la banda terrorista. No obstante, el informe anual «Situación y tendencias del terrorismo en la UE», presentado ayer en Bruselas, deja un escaso margen para la duda: «ETA ha reconstruido su capacidad de actuación». Y como prueba más contundente recuerda el atentado en el aeropuerto de Barajas, con el saldo de dos muertos y heridos.

El director de Europol, Max-.Peter Ratzel, no especificó qué hechos y pruebas ha reunido para confirmar el fortalecimiento de ETA, pero asegura en su informe que «tres meses después de declarar el alto el fuego ETA comenzó a utilizar «taldes Y» para llevar a cabo un alto número de actos de terrorismo callejero y ejercer presión sobre el Gobierno y demostrar a sus simpatizantes su determinación para luchar por sus objetivos».

«Profesionalidad»
La banda terrorista ETA, a la que Europol atribuye «profesionalidad» en comparación con otras bandas terroristas que actúan en el resto de Europa, reivindicó, según constata el informe, la autoría de 11 ataques en España y el grupo llamado Irrintzi reivindicó otros cuatro en Francia. En total, los «separatistas vascos» cometieron 144 atentados -incluye los de «kale borroka»- el año pasado en nuestro país y en territorio el vecino galo.

«La mayoría de los atentados en España fueron cometidos por Taldes Y», dice el texto pasando a definirlos como «grupos independientes y organizados de jóvenes simpatizantes de ETA que, siguiendo las instrucciones de la banda, suelen atentar contra objetivos menores utilizando técnicas de la guerrilla callejera», contra bancos y sedes del PSOE principalmente.

La actuación de estos grupos «de presión» llegó a escenificarse hasta en 14 ciudades diferentes como Bilbao, Pamplona y San Sebastián, pero, según constata Europol, sus actividades violentas cesaron tras la declaración del alto el fuego el pasado 22 de marzo, para comenzar de nuevo a finales de junio, cuando se aceleraron y se ampliaron a 37 ciudades.

Europol hace constar que tras la declaración del alto el fuego ETA ha reivindicado sólo dos atentados, incluido el del pasado 30 de diciembre en Barajas, que reventó la tregua y se cobró dos muertos y 30 millones de euros en daños materiales. En cuanto al «modus operandi» de la banda, detalla el robo de la furgoneta en Francia y el secuestro de tres días de su propietario, algo, afirma, propio de la banda en casos de atentado «inminente».

Además, destaca que «los varios días» que transcurrieron hasta que la banda reivindicó el atentado fue un «período excepcionalmente largo».

El informe de Europol se refiere a los 424 atentados perpetrados en la UE por organizaciones separatistas durante 2006 y cita a organizaciones de Córcega, Turquía y de Irlanda del Norte, que han actuado en Francia, España, Reino Unido e Irlanda.

Nueva amenaza al Foro Ermua. Prosigue el acoso nacionalista y socialista a los miembros del Foro.
COMUNICADO DEL FORO ERMUA 11 Abril 2007

Bilbao. 11 de abril de 2007. Esta mañana ha aparecido una nueva pintada con una diana que rodea el nombre de NEREA y con el lema “Gora ETA”. La pintada, similar a las del mes de febrero pasado, ha sido hecha en un muro de San Inazio, en Bilbao, al lado de la vivienda de Nerea Alzola, miembro de la Junta Directiva del Foro Ermua y concejal del PP en el Ayuntamiento de Sondica.

El 26 de marzo un militante del PNV agredió a Antonio Aguirre ante el Palacio de Justicia de Bilbao, mientras otros muchos proferían insultos y explícitas amenazas; la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, no condenó en ningún momento la agresión acusando, por el contrario, a los agredidos -esto es, al Foro Ermua- de “provocación” y de haber cometido “un delito de contramanifestación”. Ningún miembro del Gobierno de Rodríguez Zapatero, ni de la dirección del PSOE, ha condenado la agresión. El día 4 de abril -es el turno del Partido Socialista de Euskadi - el Ayuntamiento de Ermua presidido por el alcalde socialista Carlos Totorika con todos los votos de los concejales de ese partido, junto con los nacionalistas, arremetieron contra el Foro Ermua, en lamentable gesto, pidiendo a nuestra asociación que no utilizara el nombre de Ermua, apelando a la pluralidad de la villa y al diálogo con los terroristas. La Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, respaldó enseguida la insólita decisión de la Corporación municipal de Ermua, colocándonos en la diana de los comandos reconstituidos de ETA que, según anuncian todos los medios, están plenamente operativos. Ciertamente, de forma simultánea, el Ministerio de Interior se ha apresurado a proporcionar escoltas a todos los miembros de la Junta directiva, gesto que agradecemos sinceramente.

Sólo nos queda comunicar que con temor o sin él, con protección o sin ella, el Foro Ermua seguirá defendiendo la libertad y los elementales derechos humanos, que pasan necesariamente por derrotar a ETA.

A Coruña / Metro
LA INICIATIVA ACADÉMICA AFECTARÁ A LAS ASIGNATURAS OBLIGATORIAS Y TRONCALES DE TODAS LAS CARRERAS
La Universidad pretende impartir un tercio de sus clases en lengua gallega

El Plan de Normalización Lingüística elaborado por el Rectorado fomentará el empleo del idioma vernáculo entre profesores, alumnos y personal administrativo con medidas que priman su uso.
J. M. Gutiérrez / G. Malvido.A Coruña La Opinión 11 Abril 2007

El reducido número de horas lectivas que se imparten en lengua gallega en las aulas de la Universidade da Coruña -cifrado en un 9%- ha motivado la puesta en marcha de una iniciativa que se fija como objetivo que un tercio de las clases de las asignaturas obligatorias y troncales de todas las carreras se desarrollen en el idioma vernáculo.

El rector coruñés, José María Barja, presentó ayer el Plan de Normalización Lingüística de la Universidade da Coruña, que incluye la fijación de esta parte de la actividad económica en lengua gallega como una de sus prioridades. La normativa establecida por la Xunta de Galicia en torno a la enseñanza superior obliga a que al menos el 50% de las clases se impartan en el idioma gallego, por lo que las escuelas y facultades de la universidad coruñesa se sitúan a una considerable distancia de los parámetros fijados por la administración autonómica.

El plan elaborado por el rectorado no se limita al establecimiento de un porcentaje mínimo para el gallego en las aulas, sino que contiene un conjunto de medidas cuya finalidad es el incremento del uso de esta lengua entre los miembros de la comunidad universitaria coruñesa.

El Plan de Normalización Lingüística invitará a todos los cargos institucionales de la Universidade da Coruña a que efectúen un "compromiso público efectivo" en relación con el gallego, de forma que empleen esta lengua en el ejercicio de sus funciones, no sólo en el propio entorno académico, sino también en todos los organismos públicos en los que participa la Universidad.

El fomento del empleo de la lengua gallega se llevará a cabo además mediante la introducción de las denominadas "cláusulas lingüísticas" en los concursos que la Universidad coruñesa convoque para la concesión de servicios a empresas, de forma que se prime la utilización del gallego y que se vigile el cumplimiento de este compromiso.

El Rectorado incluye también entre los objetivos del Plan de Normalización que el Servicio de Publicaciones de la Universidad edite un mínimo del 50% de sus publicaciones en gallego, para lo cual establece como límite temporal "un plazo razonable". Otra de las actuaciones para el apoyo institucional al idioma gallego será la valoración de su dominio oral y escrito como un mérito a tener en cuenta en los concursos que se convoquen para cualquiera de las plazas de profesorado en la Universidade da Coruña.

La disponibilidad de una docencia en lengua gallega en todas las titulaciones universitarias "que se equipare con la oferta en castellano" es el objetivo final de todas las medidas que aplicará el Rectorado coruñés, que también pretende implicar en el Plan de Normalización Lingüística al personal de administración y servicios, cuyas actividades de formación permanente se llevarán a cabo en gallego.

En relación con el alumnado universitario, el plan presentado ayer prevé la puesta en marcha de cursos gratuitos de lengua gallega que les permitan dominarla, así como el fomento entre los estudiantes del "valor de la diversidad lingüística, del multilingüismo y del aprecio por la lengua gallega como distintivos de modernidad y universalidad".

El Plan de Normalización hace referencia al estudio elaborado en 2003 sobre la situación de la lengua gallega en la Universidade da Coruña, que señalaba que más del 90% de la comunidad universitaria lo entiende, aunque sólo un 47% de los profesores lo escribe y únicamente el 2,3% de los trabajos científicos se redactan en este idioma.

UNA DIANA Y UNA BANDERA INDEPENDENTISTA COMO FIRMA
Ciudadanos denuncia "pintadas amenazantes" al diputado José Domingo.
Ciutadans-Partido de la Ciudadanía ha denunciado las "pintadas intimidatorias y amenazantes" que han aparecido en el domicilio del diputado y portavoz adjunto del grupo en la cámara catalana, José Domingo. Esta formación ha sido víctima de innumerables agresiones por su ideología no nacionalista. En una de las agresiones durante el referéndum sobre el Estatuto, uno de sus miembros acabó en el hospital tras recibir un fuerte golpe a manos de un nacionalista radical.
EFE Libertad Digital 11 Abril 2007

En un comunicado, Ciutadans ha explicado que las pintadas "consisten en una diana, con el nombre de José Domingo escrito en medio, y una bandera independentista a modo de firma" y ha asegurado que "no es la primera vez que alguien relacionado con Ciutadans recibe amenazas personales".

Ciutadans ha recordado que su presidente, Albert Rivera, "ha estado recibiendo llamadas, cartas y carteles amenazándole" desde las pasadas elecciones autonómicas del 1 de noviembre.

Ciutadans ha sido víctima de agresiones de los nacionalistas prácticamente desde el principio de su existencia. La osadía de algunos catalanes de manifestar públicamente su ideología no nacionalista y además atreverse a formar un partido no ha sido aceptado por los nacionalistas radicales. Sus miembros han sufrido agresiones fundamentalmente durante las campañas por el Estatuto y las elecciones catalanas, en las que consiguió tres diputados.

PROGRES
Los mil intelectuales comprometidos … con el PSOE que vende España a ETA
El escrito presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, está firmado en primer lugar por el director del Círculo de Bellas Artes, Juan Miguel Hernández de León
Minuto Digital 11 Abril 2007

El 7 de abril de 1823, Francia intervino militarmente en España, a solicitud del rey Fernando VII para apoyarlo frente a los liberales y restablecer el absolutismo, en virtud de los acuerdos de la Santa Alianza. El ejército francés, denominado con el nombre de los Cien Mil Hijos de San Luis, invadió España con la sola oposición en Cataluña del general Espoz y Mina, pero no hubo apenas reacción popular de apoyo y debieron retirarse. El ejército francés ocupó Madrid sin resistencia y siguieron hacia Andalucía en persecución de los liberales que se habían refugiado en Cádiz con Fernando VII como rehén. Aquella humillación para España fue uno de los episodios más rastreros que protagonizó el nefasto monarca que nos tocó en desdicha tras la guerra de la independencia.

Hoy 1.000 intelectuales, de esos que se dicen comprometidos, los mismos que firmaron el manifiesto contra la Guerra de Iraq o más bien contra Aznar, cumplieron con su Santa Alianza con el PSOE y acudieron como los 100.000 hijos de San Luis en auxilio de su “monarca” Zapatero. El manifiesto que han firmado tiene como único objetivo sostener a un gobierno socialista que ha decidido hacer de la unidad de España y del Estado de Derecho una mercancía con la que negociar con unos asesinos terroristas y por supuesto atacar a la derecha. Según estos intelectuales "se puede o no estar de acuerdo con la política antiterrorista del Gobierno, pero de ahí a sostener que la decisión, mediante resolución judicial, de que un preso, por muy criminal que sea, pase a la situación de prisión atenuada, ante el riesgo de acreditado por los médicos de que pueda fallecer, cuando le quedan 16 meses de condena por delito de coacciones, es una rendición ante la banda terrorista ETA resulta insostenible".

El escrito presentado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, está firmado en primer lugar por el director del Círculo de Bellas Artes, Juan Miguel Hernández de León, seguido por el rector de la Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, el poeta Luis García Montero y los escritores Fernando Schwartz y Almudena Grandes, el abogado Nicolás Sartorius, el concejal socialista Ian Gibson y el periodista y escritor Juan José Millás. entre otros. El texto destaca que "el clima crispado no obedece a la situación real" del país y que toda la carga opositora al Gobierno "se ha concentrado en supuestos peligros para la unidad de España y en una no menos supuesta rendición del Estado ante los terroristas".

Otros muchos destacados izquierdistas, Enrique del Olmo (economista), Camilo José Cela Conde (escritor), Pedro Carvajal (cineasta), Alfonso Ruiz Miguel (catedrático de filosofía del Derecho), Mariano Barroso (cineasta), Maruja Torres (escritora y periodista), José Carlos Plaza (director de escena), Luis Antonio de Villena (escritor), Suso de Toro (escritor), José Luis Sampedro (escritor), Silvia Marsó (actriz), Alejandro Castellote (fotógrafo), Carlos Hernández (arquitecto), Carlos Jiménez Villarejo (fiscal jefe de la Fiscalía anticorrupción), Juan Calatrava (arquitecto), José María Maravall (ex ministro de Educación y catedrático), Eduardo Mendicutti (escritor) y Pilar Bardem (actriz), se han adherido a un manifiesto que termina recomendando que no se vote a los candidatos y partidos que no se ocupen de los problemas concretos de los vecinos en las próximas elecciones municipales y autonómicas, porque ni el terrorismo ni la puesta en peligro de la unidad de España son problemas reales.

MOVIMIENTOS CÍVICOS
Objetivo: Desactivar los movimientos cívicos
Durante esta semana, y la que viene, las personas aludidas responderán a las calumnias con diversas querellas
Minuto Digital 11 Abril 2007

Después de la Semana de Pasión, llega la semana de las querellas. El intento de hacer desaparecer -de llevar a la muerte civil-, a determinadas personas relacionadas con asociaciones contrarias al proceso de rendición del Gobierno ante ETA ha llenado páginas en diversos medios de comunicación.

Ataques contra José Alcaraz, el Foro Ermua, Manos Limpias o España y Libertad que responden a una estrategia de silenciamiento de las asociaciones y personas más activas contra el gobierno.

Alcaraz y su esposa gravemente insultados bajo insinuaciones de apropiación económica de la AVT; Yolanda Morín, un personaje a silenciar porque se fotografía con políticos del PP o 'prestó' su DNI a diversos grupos políticos como Ruíz Mateos, Frente Democrático, Unidad Alavesa o Partido Popular, y lo más grave: su marido pasó por La Falange, cuestión ésta que la convierte en 'falangista' también a ella; Foro de Ermua presionado para que cambie de nombre tras una votación vergonzosa en el Ayuntamiento de Ermua; Manos Limpias en cartelera porque su presidente, Miguel Bernard, militó en Fuerza Nueva... en fin, toda una campaña en marcha que también tocara en breve, según ha podido saber Minuto Digital, a otras asociaciones.

Durante esta semana, y la que viene, las personas aludidas responderán a las calumnias con diversas querellas. A la que ya anuncia Alcaraz, se sumarán, por lo menos, otras cuatro de España y Libertad y este mismo periódico.

Según José Alcaraz, en un artículo publicado en Libertad Digital, "Les aseguro que se hace muy duro defender la memoria de nuestros hijos, padres o hermanos no sólo ante el fanatismo nacionalista de pistola y bomba, sino ante ustedes. Sí, los mercenarios de la pluma empeñados en rematar el trabajo de los asesinos con nuestra muerte civil."

Por su parte, Yolanda Morín de España y Libertad, afirma que "vamos a seguir trabajando donde más falta hace, aquí, en el País Vasco. Si no nos asusta ETA y su entorno, menos la prensa del Poder. Resulta paradójico el empeño por desacreditar a personas que no han cometido delitos, que no tienen ningún tipo de antecedente penal, que no han robado y, sin embargo, se trate de forma condescendiente a los etarras y su entorno violento y separatista, e incluso se les trate como buenos chicos a los que hay que disculpar y con los que hay que dialogar."

PERSECUCIÓN Y CONTROL TELEFÓNICO
Los movimientos cívicos molestan, desde los más grandes a los más pequeños. Todos ellos trabajan de forma incansable en diversos frentes que 'molestan' en el proceso emprendido entre el PSOE y ETA.

Personas vinculadas al Ministerio de Interior lo tienen claro: "molestan las manifestaciones del Foro Ermua o la AVT, pero también las continuas querellas que ponen neviosos a los protagonistas del proceso." Será por ello que diversos líderes cívicos extreman las precauciones en sus comunicaciones. Yolanda Morín afirma que "nos sentimos observados, escuchados y controlados, y no solo por ETA o el entorno separatista"

LOS ESPAÑOLES NO 'TRAGAN'
Uno de los primeros en desacreditar todas estas operaciones fue el mismo Jiménez Losantos que en su programa de COPE, La Mañana, resumía el valor del reportaje de Interviú: “Calumnia que algo queda. Son campañas de desprestigio personal como todas las que hicieron en tiempos del GAL”.

Por su parte, Enrique de Diego, director de 'A Fondo' en Radio Intereconomía manifestó que 'para el próximo reportaje que manden fotos mías que también quiero salir', en evidente tono irónico.

Por su parte, el periodista y analista político Pedro Fernández Barbadillo afirma que "causa risa que INTERVIÚ, una revista que se mantiene en los kioscos gracias a mujeres desnudas, pretenda ser guardiana de la pureza democrática de los españoles".

Para el blogger y periodista "Los progres cada vez tienen menos poder y menos influencia. Hace unos años, el reportaje habría hecho que muchos derechistas, deseosos de pasar por centristas, se hubieran apartado de los señalados como fachas. Ahora, no ocurre nada. Es la rebelión cívica ante unos chulos y mentirosos".

«ETA surge del franquismo: la fundan los vencedores de la guerra en el País Vasco»
ANTONIO ASTORGA. MADRID. ABC 11 Abril 2007

Martín Abadía es un cazador maldito, y salvaje, al que un rayo desmembrará en dos, y lo convertirá en pura entelequia. Martín Abadía es un depredador astuto y amoral que durante medio siglo campará a sus anchas por un inmenso coto de caza salvaje, origen del mito paneuropeo. Esa leyenda la utilizan los antropólogos para describir el cortejo de depredadores que, surgidos del infierno, recorren los bosques de noche. Son las mesnadas del odio, la santa compaña, el ocaso de los dioses. «Y el núcleo de la religión nacionalista en el periodo de ascenso del nazismo en Europa», apunta Jon Juaristi, ensayista, linguista y colaborador de ABC, que debuta en la novela, apasionantemente escrita, con «La caza salvaje» (Planeta), premio Azorín. La caza salvaje es un mito suicida del terrorífico siglo XX y la moral del depredador.

Es la pura ética del protagonista del relato de Juaristi, Martín Abadía, un cura nacionalista vasco sin carácter que ha perdido la fe en Dios y que funciona por el mundo con la idea de Karamazov: «Si Dios no existe todo está permitido». En un tiempo de asesinos ese depredador infame e indigno también se apunta a los asesinos. Es la metáfora del País Vasco, escruta Juaristi: «La caza salvaje es la misa negra de un mundo caído, lo más parecido al infierno, donde el bien cohabita en el rasgo altruista».

Martín Abadía, de gudari a nazi
«La caza salvaje» no es una novela anticlerical, sino que está aliñada de aventura, tragedia edípica, melodrama y relato hematófago. Martín Abadía comienza luchando junto a los gudaris que defienden la República española, y cierra su medio siglo de tráfago fulminado por un rayo. ¿Cincuenta años de engaño y traición plenamente actuales? «...Y de trapicheos y trapacerías que pueden verse como la metáfora del nacionalismo vasco, aunque no quería bajar del nivel de la alegoría -dice el autor-. El nacionalismo vasco ha estado muy marcada por el oportunismo y la deslealtad, hasta con la República».
Martín Abadía es un hombre sin atributos, un «moderno» que cree que todo se reduce a la violencia y la voluntad de poder, en un nivel modesto y cutre: «Pero no hay demasiada diferencia entre la falta de ética de Martín Abadía y la falta de ética de los dictadores, donde si hay un principio supremo es la voluntad de poder de cada uno. El perfil de Abadía es un perfil muy típico del fin de la modernidad: absolutamente sangriento en la Europa del siglo pasado».

Cínico y reo de su ficción, Martín Abandía no tiene filosofía y contempla el mundo como una especie de coto de caza privado. «Es la moral del cazador que sustituye a la moral del guerrero y del clérigo». Martín Abadía, el cazador maldito, se inventa historias allí donde recala (abrazando a los franquistas, luchando junto a los gudaris o entregando a la Gestapo a los judíos a quienes se supone que va a ayudar a escapar de Francia, pero de cuyos bienes se apropiará): «Abadía es un fingidor. En ese sentido se acerca mucho, digamos, a la figura del literato de ficción, al novelista. Hubo muchos personajes así en la Europa de los años treinta, cuarenta. Tiene una idea fija, que es sobrevivir caiga quien caiga, una especie de conmovedora voluntad de sobrevivir sobre una filosofía muy básica: engañando, mintiendo, traicionando». Juaristi desmonta la necesidad de lo absoluto de los totalitarismos, «que es un absoluto nihilista». Varias generaciones del siglo XX han sido marcadas por esa nada absoluta. ¿Por qué? «Porque la nada absoluta contiene una promesa de felicidad, que es en definitiva: si Dios no existe, todo está permitido, con lo cual esa sed y deseo de libertad absoluta y de ausencia de ley ha señalado a muchas generaciones. La paradoja es que la ausencia de ley se acaba manifestando históricamente en el totalitarismo. La opción sin sentido es la del totalitarismo, la tiranía y el infierno», observa.

La zorra y el rebaño
¿Confiar, por tanto, al Partido Nacionalista Vasco la labor de construir la Comunidad Autónoma es una opción sin sentido que equivale a poner a la zorra al cuidado del rebaño? «Sí, es así -responde Juaristi- porque realmente si hay un motor, un impulso utópico en el nacionalismo vasco, es la supresión de toda ley. Es un extraño partido etnicista que apela a un anarquismo, y obviamente no es el nacionalista un partido para crear países o naciones. Es más bien, en su origen, la rebelión del privilegio contra la ley. Desaparecido el privilegio, se pierde de vista la ley por completo en el contexto nacionalista». ¿El nacionalismo es una caza salvaje e incestuosa? «El nacionalismo tiende a la endogamia estricta porque es racista», denuncia Juaristi. Como ETA, que «surge del franquismo vasco; es una evolución de fuerzas nacida dentro del régimen del franquismo en el País Vasco. Los padres y fundadores de ETA formaban parte de los vencedores de la guerra», explica. Abadía nunca deja de ser nacionalista, y en un guiño unamuniano el autor se convierte en personaje para comunicarle al cazador maldito su destino: Abadía es un fantasma en la mente de otro, reflejo, pura entelequia.
Recortes de Prensa   Página Inicial