AGLI

Recortes de Prensa     Martes 24 Abril   2007

ETA FUERA DE LAS INSTITUCIONES
No al Chantaje de ETA” ante las elecciones municipales, forales y autonómicas en el País Vasco y Navarra el 27 de mayo. ETA FUERA DE LAS INSTITUCIONES
Manifiesto de la “PLATAFORMA LIBERTAD 24 Abril 2007

Madrid. 23 de abril de 2007. Las asociaciones, sindicatos y partidos políticos abajo indicados, agrupados en la “PLATAFORMA LIBERTAD, No al Chantaje de ETA” desean manifestar a la opinión pública lo siguiente:

1) El Gobierno de España ha de impedir la presencia en las elecciones municipales, forales y autonómicas del 27 de mayo de todas las candidaturas que hayan sido promovidas por ETA/Batasuna o que estén siendo instrumentalizadas ahora por la organización terrorista aunque hubiesen sido registradas hace tiempo.

2) El Gobierno está obligado por la Ley de Partidos Políticos y por la sentencia del Tribunal Supremo de ilegalización de Batasuna a emplear con determinación todos los medios legales para evitar el 27-M la burla de esta Ley y de dicha sentencia por parte de la llamada “izquierda abertzale”, que no es otra cosa que la propia ETA y su entramado de organizaciones criminales ilegalizadas. Batasuna sólo es un instrumento de ETA. Nunca se ha producido una ruptura entre Batasuna y ETA.

3) El Ejecutivo no puede ampararse en una inexistente “independencia” total de la Fiscalía General. El artículo 8 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal faculta al Gobierno para que inste determinadas actuaciones de la Fiscalía. (Artíc. 8: "El Gobierno podrá interesar del Fiscal General del Estado que promueva ante los Tribunales las actuaciones pertinentes en orden a la defensa del interés público."). Por otro lado, al contrario de lo que pretenden el Gobierno y los medios de comunicación afines, las actuaciones de la Fiscalía no son resoluciones judiciales y los fiscales tienen dependencia jerárquica del Fiscal General del Estado, nombrado por el Gobierno. Por tanto, no existe obligación legal ni institucional de acatar las actuaciones de la Fiscalía como si se tratasen de decisiones judiciales. Además, el Gobierno dispone de legitimación para iniciar la impugnación de candidaturas por medio del Abogado General del Estado.

4) Como es público Batasuna está registrando o reactivando un amplio abanico de candidaturas con las que pretende volver a situarse en las instituciones del País Vasco y Navarra, para continuar su coacción terrorista sobre la sociedad y conseguir una mejora de sus maltrechas finanzas. Primero presentaron un partido abiertamente continuador de Batasuna, ASB (Abertzale Sozialisten Batasuna), con objeto de que fuese ilegalizado por el Gobierno, dando la apariencia de “respeto a la Ley de Partidos”. A continuación están recogiendo firmas para presentar Agrupaciones de Electores a varios cientos de ayuntamientos bajo una denominación común. Luego ha sido reactivado ANV (Acción Nacionalista Vasca), uno de los partidos nacionalistas que ya en 1978 formó parte activa en la creación de la coalición Herri Batasuna, en la que ha estado englobada hasta 2001. En Navarra se ha registrado la candidatura abertzale para el Parlamento Foral Laia Erkarlanean -que también tomó parte en la constitución de Herri Batasuna en 1978-. Y en quinto lugar, continua abierta la posibilidad de que EHAK (Partido Comunista de las Tierras Vascas) presente también candidaturas al servicio de Batasuna. Hoy, 23 de abril, nuevas candidaturas podrían haber sido inscritas, para aumentar la confusión o como una “lista blanca” por la que acceder a los comicios. Esta probada tenacidad de ETA para burlar la legalidad requiere activar, con la máxima eficacia, todos los resortes policiales y judiciales.

5) Si, llegado el caso, el gobierno de Rodríguez Zapatero no proporcionase al Tribunal Supremo o al Tribunal Constitucional, a través de la Fiscalía General o de la Abogacía General del Estado, la totalidad de la información existente sobre las vinculaciones con Batasuna y con ETA de los diversos candidatos de la “izquierda abertzale” estaría engañando a estos Altos Tribunales, impidiendo la defensa de la legalidad y cometiendo un gravísimo fraude, como -por otra parte- ya ocurrió en las anteriores elecciones con la presencia del PCTV/EHAK.

6) En caso de que finalmente el Gobierno del PSOE, por su inacción, por ocultamiento de datos o por artificiosas argumentaciones legales, permitiese que queden admitidas candidaturas instrumentales de Batasuna, las asociaciones, sindicatos y partidos políticos integrantes de la “PLATAFORMA LIBERTAD, NO al chantaje de ETA” llevaremos a cabo antes y durante la campaña electoral todas las acciones legales, políticas y mediáticas a nuestro alcance para denunciar lo que constituiría una connivencia política con los planes de ETA, un fraude a la legalidad vigente y una traición a la democracia española. Los ciudadanos no deberían apoyar con su voto al partido responsable de semejante atropello a la libertad de los españoles y a la legitimidad del Estado de Derecho.

7) Si se llega a producir alguna decisión que suponga la participación de Batasuna en las elecciones, al día siguiente la PLATAFORMA LIBERTAD celebrará una reunión para determinar con urgencia la respuesta que se considere adecuada a la gravedad de dicha situación.

8) Reclamamos al presidente Rodríguez Zapatero que anuncie de manera inmediata y clara el abandono definitivo del nefasto proceso de negociación con ETA (tan inadecuadamente llamado “proceso de paz”) y su regreso al Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo. Este Pacto ha sido la única estrategia eficaz para terminar con el terrorismo, con el objetivo claro de derrotar a la banda terrorista y con el compromiso explícito de no volver jamás a buscar un final negociado con ETA, ni iniciar diálogo alguno con ETA si ésta no renuncia previamente de manera expresa, clara, efectiva e incondicional al uso de cualquier violencia terrorista y abandona las armas de manera real y comprobable. ETA debe ser vencida y el reconocimiento a las víctimas del terrorismo debe ser restaurado.

Miembros de la Plataforma Libertad (23 de abril 2007)
Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M
Ciudadanos por la Constitución Española
Ciudadanos para la Libertad (Barcelona)
CEP (Confederación Española de Policía)
Convivencia Cívica Catalana
Cordobeses por la Libertad
Coruña Liberal
Extremeños por el Cambio
Federación de Africanos en el Mundo (Madrid)
Foro Aragón Liberal
Foro Cívico Asturiano
Foro Ermua
Foro España Hoy (Barcelona)
Foro Liberal. Ciudadanos por una democracia activa
Foro Norte (sierra de Madrid)
Fundación DENAES (para la Defensa de la Nación Española )
HazteOir
Juventudes Unificadas del Foro Ermua
La Rosa Blanca
Plataforma España y Libertad
Plataforma de Empresarios Constitucionalistas de Ermua
Plataforma Ciudadana Peones Negros
PADE (Partido Democrático Español)
Partido Independiente de Hoyo de Manzanares (Madrid)
Partido Popular
Sindicato de Funcionarios Manos Limpias
Vecinos de Paz de Berriozar (Navarra)
Vigueses por la Libertad

Cómo asociarse con Zapatero
POR VALENTÍ PUIG ABC 24 Abril 2007

LAS pasiones políticas a veces se perpetúan más allá de su escenario de origen y se enrocan en los nuevos paisajes. Entonces ya son viejas pasiones políticas, pero no siempre nos damos cuenta. Es el caso de los intentos legislativos sobre la «memoria histórica». Por eso le dan su apoyo los dos grupos políticos con el sistema genético más arcaico: eso es, lo que queda del PC y ERC. Ni en el propio PSOE existe unanimidad real al respecto. A parte de los recursos elásticos de CiU y PNV, los restos del naufragio y los despojos de la ERC de Macià y Companys que tanto contribuyó a la Cataluña autodestructiva son los mejores aliados del zapaterismo a la hora de destapar fosas. Según un registro más laberíntico e indefinido, Herri Batasuna le sirve también como elemento de asociación. En un mundo «online», globalizado, en busca de nuevas formas de energía y de políticas transnacionales, ¿es el zapaterismo algo antiguo o una premonición del futuro político?

En la elección de sus asociados nacionales e internacionales, como se percibe con claridad en Iberoamérica, José Luis Rodríguez Zapatero ha apostado por moldes viejos. Ni tan siquiera las nuevas formas políticas que se ensayan en el Partido Demócrata norteamericano parecen atraerle. Se diría que le resulta más sugestivo Chávez que Lula. Le inspiran más los populismos indigenistas que la izquierda latinoamericana que con más o menos fortuna intenta fórmulas de crecimiento y equidad, en Chile o en Brasil. Lo mismo ocurre con su percepción de la derecha: más allá de las estrategias de arrinconamiento confunde al centro-derecha con la derecha extrema, en virtud de un retorno a procesos políticos que corresponden más a las circunstancias de los años treinta en España y en toda Europa que al mundo que se adapta a las realidades del siglo XXI. Es un caso paradigmático de pasión política anclada en el pasado, inamovible, irreductible, inmovilista.

Hasta ahí llegaría también el trazo de la caricatura. Queda por hacer el resto: definir el zapaterismo con la frialdad debida, acotar sus vínculos históricos y sobre todo esclarecer en qué medida su forma de asociarse es ideológica o responde a ese pragmatismo «in extremis», a esa astucia de lo informulado que algunos le atribuyen. Puede recordarse el modo como usó y abusó de CiU en el momento del nuevo estatuto de autonomía de Cataluña: Artur Mas todavía no se ha recuperado del cigarrillo que entonces se fumó en La Moncloa. No sabemos si todo eso ya había sido preconcebido en términos estratégicos por el diputado Zapatero en sus años de maceración política y parlamentaria. ¿Voló alguna vez a mayor altura la pasión política de Zapatero o fue siempre a ras del suelo? Después de tres años de ver de cerca los procesos políticos del zapaterismo, la perplejidad viene siendo la misma, mientras las encuestas transcriben un empate neutro entre PSOE y PP.

Despejar algunas de estas incógnitas serviría para prever si Zapatero tiene la imaginación política suficiente como para urdir un nuevo mapa entre el fiasco de la aproximación a ETA y los resultados del 27-M. Entonces tendrá ante la mirada la pista de despegue de las elecciones legislativas. Con esta perspectiva uno no puede confiar enteramente en el piloto automático -como cabe la sospecha de que Zapatero hizo en fases no muy lejanas- ni tiene en su viejo sistema de asociados un colchón de plumas para arrellanarse y ponerse a decir que vivimos días gloriosos.

Ilustra el modelo asociativo de Zapatero que sólo Santiago Carrillo se haya salido de la galería de personalidades ilustres de la Transición para dar su apoyo a quienes hurgan en la memoria histórica. Eso honra al viejo comunista, que arrastra cicatrices y secretos indecibles que afectan a las horas más enconadas de España. Carrillo de repente se saltó las reglas de juego de la transición y regresó -como un sonámbulo- a los lugares del desastre, del paseíllo y del tiro en la nuca. Le pudo el afán de contribuir a la higiene histórica propugnada por el zapaterismo. Pero el caso es que así vinculó a Zapatero aún más con el pasado. Eso ocurre con las pasiones políticas más necesitadas de tratamiento geriátrico.
vpuig@abc.es

La zorra y las uvas
ANTONIO ELORZA El País 24 Abril 2007

Para el mundo nacionalista, la tregua de Lizarra inauguró el año de la ilusión. Para el conjunto de españoles y vascos, este falaz "alto el fuego permanente" ha marcado un año de esperanzas, y de esperanzas que en principio estaban sólidamente fundadas. La situación de ETA parecía desesperada, ante la doble presión policial en España y Francia, con Batasuna en un callejón sin salida por la aplicación eficaz de la Ley de Partidos. Era de esperar que en tales circunstancias el Gobierno contase con una información fiable para asumir el riesgo de aceptar el envite. Si Zapatero daba por bueno el comunicado etarra, como si se cumpliera el requisito marcado en el Congreso para la negociación, sería porque estaban en su poder datos suficientes para excluir una nueva tregua-trampa y confiar en una voluntad real por parte de ETA de abandonar la práctica del terror. Dada la seguridad con que se pronunciaban el presidente y sus seguidores, la opinión pública no tenía otra opción que otorgarle mayoritariamente su crédito. Ahora hay motivo para pensar, ante el silencio del Gobierno sobre lo sucedido, que pudo tratarse de un wishful thinking.

Hasta el atentado del 30 de diciembre, el esquema permaneció invariable. Zapatero había avisado de que el camino sería largo y difícil, así que a nadie extrañó la tardanza en poner en marcha cualquier tipo de mecanismo efectivo para el famoso diálogo. El Gobierno ni siquiera reaccionó a los signos evidentes de que las cosas marchaban mal: declaraciones de etarras en Gara, comportamientos agresivos en la Audiencia Nacional, robos de armas, cartas de extorsión para recaudar el llamado "impuesto revolucionario". El día antes del atentado de Barajas, Zapatero habló en el Congreso con un optimismo muy pronto desmentido por la explosión, pero que no dejó de serle útil, al presentar luego el reconocimiento del disparatado pronóstico como si de autocrítica se tratara, cuando en rigor no pronunció una sola palabra en que diera cuenta, ni de los posibles errores cometidos, ni de la marcha de un proceso de paz que desembocaba en atentados mortíferos. Naturalmente, el mismo quedó interrumpido, pero el Gobierno se las arregló para conservar íntegra su imagen ante la opinión, al mismo tiempo que seguía enarbolando frente al PP el estandarte del "diálogo".

Conviene recordar los hechos, porque nos encontramos hoy ante un comportamiento análogo al quedar de manifiesto la falsedad con que ETA y Batasuna habían procedido, violando la tregua al preparar nuevos atentados a su sombra, y manteniendo íntegras sus aspiraciones como condición sine qua non para el fin de la "violencia". La versión oficial es que lo ocurrido prueba la firme voluntad del Gobierno de cumplir la Ley de Partidos, por lo cual Batasuna no podrá participar bajo forma alguna en las próximas elecciones, del mismo modo que el Ejecutivo no se encuentra dispuesto a pagar precio político alguno por el fin de ETA. Sin olvidar que la Constitución es intocable.

Sólo que si las cosas han sido así, sobraban los gestos de buena voluntad hacia Batasuna, tales como los tratos de favor a De Juana y a Otegi, y sobre todo sobraba el enorme margen de tolerancia concedido a las manifestaciones públicas del partido ilegalizado. Gustase o no, resultaba evidente que la línea de actuación gubernamental consistía en ir abriendo cauces para que Batasuna diera el paso decisivo. Éste había de consistir inexorablemente en cortar su cordón umbilical de vinculación con ETA (lo que la Ley de Partidos exigía) o por lo menos, en expresar un inequívoco rechazo de la violencia, o, mejor, de la "lucha armada" para resolver "el conflicto vasco". La artillería dirigida desde filas socialistas, no sólo contra el PP, sino también contra todo demócrata desconfiado, tuvo por objeto imponer la idea de que carecía ya de sentido el pasado activismo contra una izquierda abertzale en proceso de democratización. En una de esas frases que retratan a un político, Zapatero lo expresó con claridad, al afirmar que Rosa Díez y Maite Pagaza pertenecían al pasado, mientras la Goirizelaia y Gema Zabaleta eran el futuro. Como en el final de la tragedia griega, las erinias se convertían en euménides.

Hubo, pues, por parte de Zapatero, una apuesta inequívoca y obsesiva para dar por bueno el "alto el fuego" como si fuera una tregua definitiva, prólogo de "la paz". Ahora bien, una vez perdida clamorosamente la partida con el atentado de laT-4, lo más grave es no haberse dignado explicar sobre qué basaba hasta entonces su optimismo, qué había hecho y qué había dejado de hacer para que ETA, digámoslo con claridad, engañase a todos y a él en primer término. Tras el golpe, asumido vía Rubalcaba, suspendió en la superficie la perspectiva de negociación, pero sin abandonar la bandera del "diálogo" que podía verse recuperado por un ingreso bien ganado de Batasuna en la legalidad, para lo cual le fueron dadas todas las facilidades. Nuevo riesgo justificable. Además, ETA ya había dicho que seguía en estado de tregua. Pues ni lo uno ni lo otro. Tras unos amagos para ganarse Navarra con lo de la "autonomía de transición", en una aparición pública favorecida por una interpretación peculiar de la ley -en Baracaldo habla inequívocamente Batasuna, siendo en cambio prohibido mencionar siquiera a su coalición-fantoche ASB-, el partido proscrito planteó un desafío abierto con el anuncio de su participación electoral por encima de todo y reafirmó sus objetivos de siempre. Y lo que es más importante, los criminales políticos de ETA se aprovecharon del supuesto "alto el fuego" para preparar con sosiego coches-bomba y atentados personales selectivos al estilo del año 2000. Como nos ha explicado Europol, no Rubalcaba, la tregua ha servido para la recuperación de ETA, y ello es lógico porque la presión policial en tiempo de pre-diálogo no podía ser la misma de antes. La consecuencia es clara. El problema no ha estado en la adopción de una u otra política, sino en haber insistido en la adoptada de acuerdo con una previsión que se reveló fallida el 30 de diciembre, dando además una sensación de debilidad de la cual ETA y Batasuna se han beneficiado para ocupar el centro de la escena.

Sobre lo ocurrido en el curso del pasado año, desde el 22 de marzo, lo único seguro es que Zapatero ha carecido de una información fiable y que, a pesar de ello, siguió adelante con una seguridad infundada. En contra de lo opinado por el PP, asumir riesgos por la normalización definitiva de la vida vasca valía la pena. Lo censurable es la ligereza, habitual ya en su forma de hacer política.

Por otra parte, si lo que afirma el Gobierno es cierto, acerca de su firme voluntad de atenerse a la Constitución, de no pagar precio político por la paz, y, en la vertiente opuesta, ETA-Batasuna mantenían su enroque en torno a la autodeterminación y la territorialidad, ¿de qué iba a discutirse en la mesa política? Las declaraciones de captación, al aludir Zapatero a la libre decisión de vascos o de Navarra, sirvieron apenas para dar titulares a la prensa un par de días. El juego es serio. Si sólo hay una mesa Gobierno-ETA para tratar la cuestión de los presos, todo cobra sentido. Para proponer la izquierda abertzale sus objetivos y responderle el Gobierno que son imposibles, no hacen falta mesas ni expectativas de acuerdo. Nos encontramos en una lógica de mercado, y para que se dé acuerdo sobre el precio es preciso que haya un precio de encuentro posible entre las partes, lo que no es el caso. La única posibilidad de avanzar residía en una disposición real de ETA a disolverse detrás del montaje de la negociación. El comunicado/entrevista del Aberri Eguna no deja espacio para la duda al respecto. ETA además considera que su "alto el fuego" es compatible con "respuestas puntuales" contra los "ataques" del Gobierno, esto es, contra el cumplimiento de las leyes y el desarrollo normal de los procedimientos judiciales en curso, amén de la exigencia de dar luz verde a la participación de Batasuna en las próximas elecciones. Un ultimátum hipócrita que cancela toda expectativa de autodisolución.

La impresión es que Zapatero se había construido su propio mundo en torno al "diálogo", e hizo creer a muchos, entre los que me cuento, que como las piezas ajustaban en su imaginación, ETA y Batasuna entrarían en su juego. Algo parecido a esos montajes de sus publicistas, dispuestos a todo tipo de simplificaciones, a partir del momento en que "la derrota de ETA" es algo que se da por supuesto, como en el discurso del Gobierno, obra simple de la actuación policial -no hablemos de Pacto Antiterrorista, con olor de PP, ni de una Ley de Partidos pronto obsoleta-, con las víctimas convenientemente alejadas de la escena política. Todo anunciaba un final feliz para el cual sólo hacía falta el inevitable "diálogo". Y que no intervengan aguafiestas poniendo en tela de juicio un cuento tan bien elaborado.

Ahora todo se desploma. En sí mismo, se trata de un fracaso más de los Gobiernos democráticos a la hora de buscar el fin de ETA. Lo preocupante es ese estilo de hacer política, entre el secreto y la maniobra, un tanto nixoniano, como acaba de comprobarse en Cuba, y antes en Marruecos, y antes con el Estatut, al subordinar todo a la creación de una imagen positiva de la acción del Gobierno, buscando siempre la línea de menor resistencia. Disciplina de hierro en el propio partido y en los propios medios, información dosificada según las exigencias del marketing, hacen el resto, con la eficaz colaboración de un PP que a fuerza de condenarlo todo, y de acumular descalificaciones, contribuye decisivamente a la cohesión interna del PSOE. ¿Y los resultados? Como en la fábula, de sobrevenir un fiasco, nunca se debe a los propios errores. Resulta que en Euskadi las uvas estaban verdes.

Antonio Elorza es catedrático de Ciencia Política.

De víctimas
SANTIAGO GONZÁLEZ El Correo 24 Abril 2007

No creí, mi respetado lehendakari, que iba a llegar el día en que podríamos coincidir con usted, que digo coincidir, que usted acabaría haciendo suyas en un acto público algunas de las razones que le he venido exponiendo a través de los años. Como nos dirían nuestros respectivos 'aitites' si pudiesen y nos ha dicho el alcalde de Bilbao, que sí podía, nunca es tarde si la dicha es buena.

Oírle decir que «no hemos estado a la altura» y que no hemos sabido «transmitir colectivamente el apoyo a las (sic) miles de personas que han sufrido la agresión de la violencia», revela, más allá de sus insuficiencias sintácticas y sus imprecisiones que estamos ante un comienzo prometedor.

No es hora de escarbar en comportamientos o expresiones inadecuadas del pasado. Pelillos a la mar, lehendakari, enhorabuena por ese encuentro con las víctimas. No estuvieron todas y la sociedad vasca no estuvo a la altura del aforo del palacio Euskalduna (2.164 butacas), con una entrada algo inferior a los tres cuartos.

Todo es cuestión de empezar con los casos más sencillos. Un suponer, si tiene noticia de que alguien da una patada en los testículos a otro, no importa que el agresor sea un militante de su partido que se manifiesta contra los jueces que se han atrevido a tomarle a usted declaración y el agredido un dirigente del Foro Ermua; sus simpatías han de estar siempre con la víctima, nunca con el agresor.

Pocos reparos opondría a su rechazo de «la utilización partidaria del terrorismo que lleva inexorablemente a la confrontación política y que crea un profundo desasosiego entre las víctimas». Bueno, quizá un par de ellos: el primero, que para evitar la tentación partidaria habría sido mejor evitar la coincidencia, qué fatalidad, con las elecciones municipales. El segundo, que esa declaración no es incompatible con negociar en una mesa de partidos las reivindicaciones por las que los terroristas asesinaron a sus víctimas, las que estuvieron y las que no estuvieron en el Euskalduna.

Aplazar el homenaje hasta después de mayo habría permitido a la incansable Maixabel Lasa contar con tiempo adicional para atraer al núcleo mayoritario de las víctimas. También se habría aprovechado para que la contrastada capacidad movilizadora de su partido llenara el Euskalduna de sociedad vasca, para convencer a la viuda y al hermano de Fernando Buesa de las bondades del acto; para que el jefe de su oposición 'ma non troppo', Patxi López, tratase de recomponer él mismo su relación con algunas víctimas de su partido, como la madre y los hermanos de Joxeba Pagaza, la viuda y los hijos de Fernando Múgica y atraerlos hacia el acto. Las víctimas sólo esperan de ustedes que hagan sus deberes, que impidan a los cómplices de los victimarios presentarse a las elecciones y hagan cumplir la ley. Ha dado usted el primer paso y habrá comprobado que no duele. Ahora, otro y después otro y otro, sin perder de vista tres referencias conceptuales: memoria, dignidad y justicia. Eso es todo.

s.gonzalez@diario-elcorreo.com

ZP: A ETA ni mentársela
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 24 Abril 2007

En la campaña de las municipales Zapatero no quiere ni oír hablar de ETA. Ni de Eta, ni de lucha antiterrorista, ni de Batasuna ni de Otegui, ni de “proceso” ni de nada. Ni mentarlos. Quien lo haga es un facha, un mendaz, un desleal , un ultra , un indecente.

Es muy lógico ZP: no quiere ni oír hablar de su fracaso.

Se pone la venda antes que la herida y pretende amordazar, so pretexto de no se sabe que patriótica responsabilidad, a la oposición, que tiene no sólo el derecho sino el deber de señalar y criticar los errores del poder.

Pero la herida la tiene en carne viva . Es el doloroso y trágico fracaso del loable proyecto esencial de su legislatura: lograr el final terrorista de ETA. Estalló, entre cascotes y sangre, hecho añicos y por mucho que se ha resistido a aceptarlo, incluso tras la bomba de la T-4, su iluminado “Proceso”,durante el cual los críticos era satanizados como “enemigos de la Paz”y donde jamás quiso ver con que clase de asesinos se había puesto a jugar al poker, ha tenido que ser liquidado.

Pero a ser posible sin que se note, sin reconocer equivocación alguna.

En un esclarecedor artículo publicado el lunes en “El País” por Antonio Elorza bajo el significativo título de “La zorra y las uvas” , este desmonta la pantomima gubernamental de pretender hacernos creer ahora que si la cosa no ha salido ha sido por la firmeza del Presidente. Nada más alejado de ello que la permisividad con el entorno de la banda y el optimismo alucinante y alucinado de quienes no querían ver lo que no les gustaba: impuesto revolucionario, rearme y robo de pistolas, exhibiciones militares en las “campas”, recrudecimiento de la kale borroka, provocaciones , chulerías y amenazas en las salas de Justicia. La ultima demostración de aquella enajenación, el propio día en que los terroristas colocaban su mortífera bomba en Barajas, un navideño y exultante presidente nos anunciaba todo tipo de parabienes en su “proceso”

Que se resistió a dar por roto incluso con muertos bajo los escombros. Solo la torpeza del PP, haberle hecho un juicio de intenciones previo, acrecentada aquellos días en actitudes tan incomprensibles como desaforadas, le dio un balón de oxigeno.

Que quiso utilizar para resucitar un II Proceso de Paz. Esta vez con Batasuna.

Y comenzó de nuevo el mismo juego. Permisividad con Otegui, el fiscal general convertido en abogado defensor de proetarra, Garzón una madre. Mimos y cataplasmas , facilidades de que dieran el mínimo paso, hicieran un gesto , dijeran una cosita que permitiera derramar sobre ellos todas las mieles y convertirles en los “hombres buenos” en pacíficos demócratas de toda la vida.

Así estaban hasta ayer, hasta estamparse de nuevo contra la realidad, contra los hechos, contra el tio del paraguas y el botones bajo el, contra los comandos a punto de matar, los zulos, las listas reobjetivos, de personas ya en el punto de mira de los asesinos, Batasuna y Eta actuando como lo que son, la misma e idéntica cosa, con los mismo y únicos jefes con su único y simple lenguaje : el del terror y la violencia.

No ha sido Zapatero quien no ha querido ir a por uvas. Ha ido dos veces. Y con mucha zalamería. Y dos veces le han engañado. Parece haberse dado cuenta, o mejor dicho no le ha quedado más remedio que enterarse. Ha tenido, por lo bajinis, sin pronunciar ni una mínima autocrítica, que empezar a rectificar. Pero pretende hacernos creer lo de la zorra , que el no ha ido a por uvas, que es que no estaban maduras. Ya lo creo que ha ido y quería seguir yendo y si ha dejado de saltar ha sido porque no le ha quedado otro remedio. Porque sabe que Batasuna no puede presentarse a las elecciones, porque la sociedad ya no se lo perdonaría. Ni Batasuna en su lista primera y desafiante, ni el la segunda camuflada ni en las agrupaciones de electores puede estar en las instituciones vascas. Porque ni condena ni renuncia a la violencia ni deja de ser otra cosa que un tentáculo de ETA.

Esta tan claro, tan diáfano, ha quedado tan evidencia para todos, que hasta el propio ZP ya sabe que ha de tenerlo en cuenta. Y saben que el juego que se tren con la segunda marca batasuna puede ser demoledor. Los cantos de sirena de López, las cataplasmas de Bermejo suenan a preparar el terreno . Pero si la gente ve a Batasuna, con el disfraz que sea, con la papeleta en la mano, y Otegui en cuanto pueda va a lardear por todas partes de ello si lo consigue, eso tendrá un gravísimo efecto sobre toda la campaña.

Está claro que si por ZP fuera de eso ni de ETA, ni de nada que no fuera el Irak, la economía y el 11-M, se hablaba en la campaña. Porque mentar el “Proceso”, antes hasta en la sopa, ahora palabra vetada, es mentar la soga en casa de quien puede ser con esa soga ahorcado. Así que prohibido . Y no solo a los suyos, ZP pretende ampliar tal prohibición a todos los demás. Vamos que lo que en el fondo quisiera Zapatero es prohibir a la oposición.

ZP le da miedo al purgado Hermann Tertsch
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 24 Abril 2007

El depurado en público Hermann Tertsch ha contado en una entrevista en la página de ¡Basta Ya! quién es Rodríguez. Lo sorprendente, lo pasmoso, es que un hombre como éste encandile a millones de personas que no viven de la política.

Reproduzco algunas frases de Tertsch, expulsado del Paraíso Independiente de la Mañana en vivo y en directo por el Amo, sin que los sindicalistas chistaran para defender a un trabajador. Menos mal que el sacerdote laico de El País nos ha explicado que el Infierno no existe. Muy juiciosas las opiniones de Terstch sobre la partitocracia y el nacionalismo. La entrevista es larga, pero excelente.

"Creo que la nueva generación que llegó al poder bajo Rodríguez Zapatero y sólo gracias a toda una concatenación increíble de accidentes insólitos es la peor cosecha de los fracasos de la sociedad española tras el franquismo. Los denominadores comunes de la misma son la mediocridad y un relativismo tan profundo que hace que sus miembros sean perfectamente inmunes a cualquier discurso que no sea su propia letanía sectaria.

Todos ellos parecen llegados al partido no bajo el lema de “la libertad, la dignidad, el servicio al Estado” sino bajo el de “juro por Dios que jamás volveré a pasar hambre”, como un grotesco grito desde el “Tara” de las gentes que nunca ha hecho nada en su vida sino medrar en agrupaciones y escalar en el aparato del partido a codazos o puñetazos. Insidias y ajustes de cuentas con tal de no caer en su nivel de ingresos al que demandarían sus méritos inexistentes.

¿Qué es la crispación? ¿Que parte de la sociedad reaccione indignada por la pasividad e indiferencia ante el crimen y el abuso?

Es evidente que la para nada justificada hegemonía moral de la izquierda en España –ya rota en países como Francia, Reino Unido o Alemania- tiene el efecto de mantener como rehenes no ya a los autodenominados intelectuales sino en general al discurso periodístico.

Cuando se tiene voluntad de gobernar contra la mitad de la población sin recurrir a los medios represivos más clásicos hay que fomentar la criminalización de esa mitad y sus representantes. En eso están el Gobierno y sus medios.

Tengo la profunda convicción de que Zapatero y el pensamiento tan débil como tóxico que emanan él y su gente son una desgracia para España, totalmente inmerecida, después de treinta años difíciles pero ejemplares.

Zapatero considera a ETA y al nacionalismo vasco, violento o no, parte de los aliados en su universo sentimental. En esa emoción sectaria del izquierdismo semiculto, Zapatero siempre considerará a un etarra como un revolucionario equivocado, pero al final recuperable para el frentepopulismo. Y una víctima del PP será de alguna forma un fascista muerto en accidente.

Imaz como Ibarretxe, saben que sin ETA no serían nadie. Como nadie habrían sido Zapatero y Blanco con un partido socialista digno, sólido y consciente de su historia y responsabilidad.

El PP ha fracasado pese a su decencia fundamental en cuestiones como el terrorismo y el llamémoslo “dilema territorial” porque no es fácil reaccionar a errores fundamentales desde un principio traumático como el del 11-M.

Creo que Zapatero, su pensamiento mágico y la secta de mediocres e irresponsables que tiene en su entorno, han hecho ya tanto daño al tejido de la sociedad española y a los mecanismos de encuentro de las fuerzas políticas y sociales, que será difícil reconducir esta deriva.

Zapatero es un autista moral y político que no tiene cura. La gente debería tenerle más miedo."


Sí, a Rodríguez la gente debería tenerle miedo. ¿Por qué no se ve su maldad? Tal vez su imagen impoluta se mantenga debido a medidas de censura propias de Venezuela, como la prohibición a las cámaras de televisión de acceso a los mítines en que el Justiciero de las Mujeres se muestra al Pueblo Progresista.

"Desde hace meses, en los mítines de Zapatero se prohíbe la entrada a las cámaras de televisión, ya sea ésta pública o privada, pese a las protestas de las cadenas que, para su desesperación, no tienen más ilustración de las palabras del presidente que aplausos y aplausos. ¿Acaso vieron ustedes alguna imagen del ciudadano que protestó por el cambio de criterio sobre el Sahara en el último mitin de Zapatero en Tenerife? Es sólo uno de los múltiples ejemplos. Ayer se produjo otro, el de una mujer que, pese a las fuertes medidas de seguridad, logró acceder hasta el atril del orador cuando lo ocupaba Simancas."

Bueno, este control de la información, ¿cómo no ocasiona protestas de Sor Iñaki, de Mamen Mendizábal, de Juan Pedro Valentín o de Lorenzo Milá? ¿Será que aman las cadenas?

Campaña de la Memoria
Luis del Pino Periodista Digital 24 Abril 2007

¿Te apetece hacer algo para ayudar?

Según las encuestas internas de los partidos, sólo uno de cada tres electores va a decidir su voto el próximo 27 de mayo en clave exclusivamente local. Más del 60% de los votantes tendrán en cuenta en mayor o menor grado, al decidir a quién otorgan su confianza, las cuestiones de política nacional.

Resulta bastante lógico. Cada voto que Zapatero reciba será utilizado por el Gobierno y por Batasuna como un aval al proceso de rendición del Estado. Cada voto que Zapatero reciba se usará para apuntalar la ley del silencio en la investigación del 11-M. Si el PSOE obtuviera una victoria clara, no habrá quien evite que ETA consiga sus objetivos máximos, ni quien impida que el juicio del 11-M termine en tablas.

A la inversa, sólo un descalabro electoral del Partido Socialista puede detener la deriva de la política antiterrorista y puede lanzar a los implicados en el 11-M el mensaje de que la impunidad se ha terminado.

La situación se complica debido al cuasi-monopolio televisivo del que el Gobierno disfruta. Ante ese abrumador dominio mediático, es necesario aprovechar todas las oportunidades posibles para hacer llegar a los ciudadanos (y especialmente a los que menos acceso tienen a medios de comunicación plurales) la información sobre el estado actual de las investigaciones del 11-M y hacerles plantearse qué relación puede tener el 11-M con la estrategia de rendición ante los asesinos de ETA.

El objetivo de la Campaña de la Memoria es cubrir cada municipio con dos tipos de folletos, ambos centrados en el 11-M. El primero resume la situación de las investigaciones después de estas primeras semanas de juicio. El segundo invita al elector a hacer un simple ejercicio mental: ¿tendríamos una ETA triunfante si el atentado del 11-M no se hubiera producido?

¿Cómo puedes ayudarnos? Necesitamos voluntarios en cada municipio para el reparto de folletos. Puedes imprimirlos tu mismo, puedes ponerte en contacto con nosotros para hacértelos llegar ya impresos y puedes contribuir económicamente a la campaña.

Por último, ayúdanos a ir completando la lista de municipios cubiertos por la campaña de difusión, contactando con personas que conozcas en otros ayuntamientos y que puedan sumarse a la iniciativa.

El objetivo es que ningún elector olvide, antes de depositar su voto en la urna, qué es lo que nos jugamos de cara al futuro y cómo es posible que hayamos llegado hasta aquí.

Puedes encontrar información completa sobre la Campaña de la Memoria en nuestro foro:
http://www.peones-negros.com/foro/

¿Reconquistar Al Andalus?
JUANJO SÁNCHEZ ARRESEIGOR /HISTORIADOR, ESPECIALISTA EN EL MUNDO ÁRABE El Correo 24 Abril 2007

Empeora para España la amenaza del terrorismo islámico, no sólo por los recientes atentados en Argelia y Marruecos, sino por las proclamas reiteradas sobre el propósito de recuperar Al Andalus para el Islam. Según la teoría islámica tradicional, toda tierra que ha sido islámica en el pasado ha de seguir siéndolo para siempre. Si los infieles se apoderan de ella, es una usurpación y hay que intentar recuperarla, igual que España persigue recobrar Gibraltar. Por lo tanto, da igual lo que haga o deje de hacer nuestro Gobierno. Para los radicales, atacarnos es un deber religioso.

Hay que resaltar que, para un integrista, Al Andalus es la totalidad de la Península Ibérica, incluidos el País Vasco y Navarra. Desde este punto de vista, Bilbao es tierra islámica usurpada por los infieles. Íñigo Arista, fundador del Reino de Navarra, no es más que un bandido que robó unos territorios que pertenecían al Islam.

Por supuesto, todo esto es un monumental disparate. Es como si el Gobierno español se volviera loco y pretendiera reconstruir el imperio gobernado por Felipe II, desde la Patagonia hasta California, Texas y Florida, sin olvidarnos de Portugal, Brasil, las Filipinas, Bélgica, Holanda, casi toda Italia, etcétera. El Corán prohíbe de forma explícita las guerras ofensivas. Si Dios lo hubiera deseado, afirma el libro santo, todos los seres humanos serían ya creyentes. Religión aparte, con la crisis interna que sufre el Islam, buscar además conflictos exteriores constituye una verdadera insensatez. Pero ¿una insensatez por qué? ¿Y para quién?

Existe un terrorismo islámico en Occidente porque existe una crisis terrible dentro del Islam, debida al fracaso de la modernización intentada bajo regímenes autoritarios. En las décadas de 1950 y 1960 esa crisis todavía no se había manifestado abiertamente, de manera que no existía terrorismo islámico. Otras culturas y otros países han sufrido crisis económicas muy duras y a la vez han experimentado el desgarro cultural entre tradición y modernidad, entre lo autóctono y lo foráneo, pero eso no les ha llevado a una ofensiva terrorista contra el resto de la Humanidad. Esta estrategia de confrontación violenta no es el resultado de una conspiración novelesca pero tampoco es algo espontáneo.

La carne de cañón del terrorismo islámico la componen los parias, los desheredados, los desesperados, pero la dirección suprema del movimiento la forman gentes de clase alta que poseen un nivel cultural elevado, que nunca han pasado hambre ni necesidades de ningún tipo y que, por supuesto, jamás se suicidan en los atentados. Algunos son multimillonarios como Bin Laden, pero muchos pertenecen a sectores de las clases medias amenazadas por los cambios. Estos líderes no forman parte de un único complot. A menudo ni siquiera se conocen entre sí. Tan sólo en fechas muy recientes ha surgido una verdadera red integrista mundial: Al-Qaida. Por el momento, Al-Qaida es una organización-paraguas que intenta coordinar a grupos muy diversos.

Obviamente, su objetivo a medio plazo es absorber a todas estas facciones y grupúsculos en una única organización panislámica poderosamente estructurada. Pero estructurada... ¿para qué?

El objetivo de los líderes integristas es imponer por la fuerza una versión extrema de la sociedad tradicional que ellos creen que existió en algún pasado ideal, un pasado donde gentes como ellos eran la indiscutida clase dirigente. En cambio, si la modernización triunfa, la mentalidad, la ideología, las estructuras económicas y sociales cambiarán de tal manera que esa vieja elite será barrida por completo. Pedirles a los integristas islámicos del siglo XXI que acepten la modernización es como pedirles a los integritas carlistas del siglo XIX que admitiesen de buen grado un régimen republicano, laico y democrático de sufragio universal. Lo mismo con respecto a los derechos de la mujer.

El problema de los integristas es que sus objetivos son inmensamente ambiciosos pero sus medios son muy escasos. De ahí la necesidad de atentados espectaculares porque en realidad apenas disponen de otros recursos. Pueden seducir a ciertos individuos ofreciéndoles algo puramente negativo: chivos expiatorios, la venganza, morir matando para desahogar su rabia, etcétera. ¿Pero después?

Después, cuanto peor, mejor. De ahí los ataques a Occidente. Los integristas no pueden ganar. En los países occidentales nos imaginamos historias de miedo en las cuales los integristas se apoderan de un país, luego de los países vecinos y entonces es cuando vienen a por Al Andalus, es decir, a por nosotros. En realidad, los integristas no van a apoderarse de nada. Sólo saben matar y destruir. Terminarán igual que sus víctimas. Para tener esperanzas de victoria necesitan un cataclismo. Los ataques a Occidente buscan desencadenar ese cataclismo mediante una espiral de represalias mutuas. El Che Guevara pretendía crear muchos Vietnam. Los integristas sueñan con crear muchos Irak.

Al Andalus comienza en Ceuta y Melilla. En sus proclamas, sin miedo al ridículo, los integristas las ponen al mismo nivel que Palestina o Chechenia. En España se habla de la comunidad musulmana en ambas ciudades, de reforzar la seguridad policial. También de ayudar al desarrollo económico de los países islámicos, para de esta forma impedir que los integristas puedan reclutar partidarios. ¿Han pensado nuestros gobernantes en las medidas a tomar para eliminar las grandes bolsas de pobreza que existen en Ceuta y Melilla, antes de intentar arreglar países enteros?

Cándido y Marcelino
El terrorismo al peso
Cristina Losada Libertad Digital 24 Abril 2007

Primero fue Cándido, después Pastor y ahora Marcelino. Todos calculan la importancia del terrorismo, como si dijéramos, al peso. Al peso de los muertos. Es un cálculo de tenderos que ponen en la balanza el número de asesinados, respiran aliviados cuando hay "sólo dos" y en el margen escriben que ETA está "en proceso de extinción". Lo anotan con alborozo y sin rebozo. El presidente de Aragón olvidó, peccata minuta, a una tercera y reciente víctima de los chicos de la gasolina de Arzallus, pero está en perfecta sintonía con el Fiscal General en este punto. Y seguramente en otros.

Fue Conde-Pumpido quien el otro día nos hizo la contabilidad y sacó el resultado apetecido: el atentado del 11-M causó "tantos muertos como ETA en quince años". Una cuenta que probaba, a su decir, que el terrorismo "local" se hallaba en declive y que en cambio, el otro, el "internacional", que eufemiza Zetapé, se encontraba en ascenso. Y una que al ignorar absolutamente los efectos políticos y sociales del terrorismo permitiría equipararlo, por ejemplo, con el tráfico: en 2006 murieron más de tres mil personas en accidentes de carretera, casi el triple que las víctimas de ETA en toda su historia y casi tantas como en las Torres Gemelas. En un aparte, bien podríamos decir, siguiendo el hilo del Fiscal, que la administración Bush ha logrado la extinción del terrorismo islamista, puesto que no ha habido en los USA nuevas víctimas desde el 11-S. Los americanos muertos en Irak no entran en el balance: para el socialismo aquí gobernante, allí no hay terrorismo sino resistencia a la ocupación ilegítima.

Si el poder de los terroristas se mide únicamente por el número de víctimas que causan, tendrían razón muchos progres del lugar, que durante años minusvaloraron los crímenes de ETA porque no eran tantos, oye, además de que los muertos eran policías, militares, guardias civiles y gente de "derechas". Eso, entre otros motivos que solían guardarse de airear, relacionados con su íntima simpatía por la "lucha armada". Y, por el contrario, desde esos mismos presupuestos, no tendría razón alguna la negociación abierta por Zapatero con una banda facciosa que, cuando él llegó al poder, llevaba un año sin asesinar. Si ETA mataba poquito, si ya estaba derrotada y menguante, si lo que cuenta es la cuenta, pierde sentido el empeño de ZP en pactar con ella, en ofrecerle contraprestaciones y en hacerle concesiones. Ah, exclaman los bienpensantes, se trataba de evitar una muerte más. Pues hubo tres. Lo que no impidió al Gobierno seguir esforzándose en salvar vidas como la del sujeto que había segado veinticinco y responde por De Juana Chaos.

El caso es que, para estar ETA en "extinción", hay cientos de personas que están hoy más amenazadas que ayer, que se encuentran más acosadas por los batasunos y no menos por los nacionalistas vascos. Y el caso es también que la banda está más rearmada y organizada y sus cómplices más fuertes, que antes de que empezara el diabólico juego del "proceso". Y eso con "sólo dos muertos", que diría el avezado aprendiz de mañas, Marcelino Iglesias. El Gobierno Zapatero, cuyo carácter circense reflejaba ese mitin de Vistalegre, se aplica a un nuevo truco de ilusionismo: ahora que Batasuna ha vuelto a existir en su retórica, ETA ha dejado de hacerlo. Retorna la teoría del final de ETA, que sustentó el principio de la negociación, y en su lugar se hace aparecer, como principal amenaza, al terrorismo islamista. Sin embargo, no es Al Qaeda la que pretende presentarse a las elecciones municipales, sino la ETA. Yendo a las cuentas: 13 millones de euros anuales de los fondos públicos percibía el entramado de la banda antes de su ilegalización.

De Juana Chaos
El paseo primaveral de un asesino
Ignacio Villa Libertad Digital 24 Abril 2007

Aprovechando el buen del tiempo del pasado domingo, aprovechando el sol que se podía disfrutar en San Sebastián, el etarra De Juana Chaos salía por la tarde con su novia, acompañado de dos escoltas, a pasear cerca del hospital donde se encuentra ingresado en San Sebastián. Un paseíto de domingo que supone una nueva humillación para las víctimas, una afrenta al Estado de Derecho, un insulto para la democracia y una demostración más de los continuos engaños de Zapatero a los españoles. De Juana Chaos se pasea por las calles de San Sebastián como si aquí no pasara nada. Es una muestra más de chulería etarra, corregida y aumentada por la cesión al chantaje de un Gobierno que acepta sin poner condiciones las imposiciones de la rendición.

Este mismo lunes el Ejecutivo ha vuelto a quedar en evidencia. El juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha pedido a Instituciones Penitenciarias información sobre esos paseítos primaverales del etarra. Mercedes Gallizo, que en principio había asegurado que esa información ya se le había facilitado, luego ha rectificado para explicar que no se había hecho por escrito, sino sólo de palabra Gallizo deja así en evidencia la realidad de la situación. El Gobierno es consciente de sus mentiras, no puede ocultar su miserable cobardía, no tiene capacidad para echar tierra encima de sus concesiones y, ante tanta renuncia a la libertad, se ha lanzado a poner en práctica la rendición por la puerta de atrás.

La decisión de Rodríguez Zapatero de excarcelar al etarra De Juana Chaos fue su forma de responder al chantaje planteado por el asesino de la única manera en que sabe tratar con terroristas: cediendo. Pero esa concesión no es algo aislado. Forma parte de una estrategia a medio plazo que, entre otras cosas, convierte a este sanguinario etarra, con veinticinco asesinatos a sus espaldas, en un ciudadano libre. Cada vez que De Juana sale a la calle con su novia de compras o a tomar el sol, el Gobierno de Zapatero está insultando a los españoles y humillando a la democracia.

Viendo cómo De Juana disfruta del sol primaveral, salta a la vista otra evidencia: Batasuna estará en las elecciones municipales. Buscarán una franquicia o no lo harán, ya veremos, pero si Zapatero asumió en su momento el desgaste de la excarcelación de De Juana, nadie pone en duda la presencia de Batasuna en las instituciones democráticas.

Memoria histórica
Juicios del franquismo
Pío Moa Libertad Digital 24 Abril 2007

En una ocasión me preguntaron qué pensaba del caso de "las trece rosas", las trece mujeres, algunas de ellas menores de edad (pero no menores en sentido estricto, pues la mayoría de edad estaba entonces en 23 años), condenadas a muerte y ejecutadas al poco de acabar la guerra. Fueron ejecutadas, junto con un número mayor de hombres que casi nadie recuerda, en relación con el asesinato previo de un militar franquista, su hija adolescente y su chófer. Pues bien, dije, opino dos cosas: a) que fue un asesinato legal; b) que no murieron por la libertad, sino por el estalinismo.


El estalinismo, como el nazismo, tiene también sus mártires, pero no debemos dejarnos embaucar por la pretensión de los herederos del Frente Popular, empezando por el Gobierno actual, de que eran mártires de la libertad. Eran mártires de la tiranía. Ni tampoco debemos hacer mucho caso a los rasgados de vestiduras moralistas de estos sujetos, pues si alguien entiende de asesinatos legales son precisamente ellos. A qué se dedicaron, si no, sus "tribunales populares" durante la guerra. La política, bajo el grotesco Gobierno actual, se ha convertido en la farsa permanente.

Ahora, los autoproclamados legatarios del Frente Popular se salen con la declaración de ilegalidad para los juicios del franquismo. Y es natural. Unos partidos corruptos hasta el tuétano, enemigos de la Constitución, guerracivilistas y que colaboran con el terrorismo, ya sea islámico o etarra, solo pueden tener el mayor interés en una cosa así. Porque con ello lavan la cara a sus dirigentes de entonces, empezando por Negrín, el "estadista" de Viñas y similares. Lavan la cara de aquellos líderes políticos que tomaron las máximas precauciones para huir de España con inmensos tesoros robados –literalmente– al patrimonio español y a los particulares, pero no hicieron la menor previsión de salvamento para los miles de seguidores suyos, a quienes abandonaron en manos de sus enemigos. Al declarar ilegales los juicios a sus gentes abandonadas ocultan estos hechos; pero ellos, los ilegalizadores, se revelan a plena luz, como dignos continuadores de tales líderes.

Aun queda más claro el interés de la maniobra considerando que bastantes miles de aquellos izquierdistas estaban complicados en crímenes realmente atroces. La forma como se llevaron a cabo los juicios de posguerra –con pocas garantías, aunque ciertamente muchas más que en los tribunales populares de la izquierda– hizo sin duda que cayeran muchos inocentes al lado de los culpables. Pero a los herederos de Negrín no les interesa, claro está, distinguir entre inocentes y culpables, porque ello pondría de relieve las innumerables fechorías de aquel Frente Popular al que veneran. Para ellos, culpables e inocentes, los Peiró y los García Atadell, van juntos en el mismo saco bajo el membrete de "víctimas del franquismo". Tales cosas, repito, solo pueden interesar a unos políticos que buscan la "paz" en compañía de los asesinos etarras o islamistas, que intentan resucitar las pasiones de la guerra, y que están demoliendo la Constitución, y convirtiendo a la justicia en prevaricadora.

La democracia actual viene del franquismo y no del antifranquismo. Y no por casualidad los máximos peligros que ha corrido, intensificados hoy en grado muy peligroso, provengan de estas legiones de antifranquistas... de después de Franco en su mayoría, sin excluir los muchos que entonces trepaban en el aparato de la dictadura. Esos peligros son la corrupción generalizada, el terrorismo, el separatismo y el ataque a la división de poderes. Y la falsificación sistemática del pasado. Todo ello obsequio de tales "antifranquistas" a la sociedad española.

La gran estafa de Castilla-La Mancha (I)
Alejandro Campoy Periodista Digital 24 Abril 2007

El caso del lino fué un montaje del gobierno regional de José Bono. Eso ya lo sabíamos bastantes de los súbditos del señor feudal manchego. Pero ahora lo han confirmado los tribunales. Pues bien, desde que en 1983 José Bono iniciara el proceso de refeudalización de esta tierra abandonada de la mano de todos los dioses, todo lo realizado en ella no ha sido sino una gigantesca operación de márketing y de venta al por mayor de ficciones, motos, apariencias y humos variados.

Desmontar toda la trama creada durante un cuarto de siglo es tarea ciclópea, y Dolores de Cospedal debe planteársela como un reto a medio-largo plazo, sea cual sea el resultado de las próximas elecciones. Y este desmonte debe girar en torno a dos supuestos irrenunciables: la desarticulación de las redes de secuestro de la voluntad popular tejidas por Bono y sus lacayos y la lenta y progresiva regeneración de un tejido social completamente inerme y ayuno de la más elemental cultura democrática.

Respecto al primer supuesto, la mecánica seguida durante este cuarto de siglo es muy sencilla de formular, pero harto costosa de ser puesta en práctica, y requirió un trabajo y una dedicación contínua y sostenida en el tiempo, labor en la que Bono sí se mostró como un consumado maestro. ¿Como se realizó este secuestro de la voluntad popular, y en consecuencia, de la propia democracia?. Mediante la reinstauración de un sistema neofeudal de clientelas particulares, vínculos de fidelidad y relaciones feudovasalláticas. Comenzó el proceso mediante dádivas y prebendas, continuó subvencionando ciertos sectores estratégicos, el primero de ellos los medios de comunicación social, y prosiguió infiltrando progresivamente los cuadros medios de las diversas administraciones, al principio sólo estatales, pero poco a poco cada vez más autonómicas.

La burocracia autonómica sufrió un proceso de hiperinflación, devorando la mayor parte del presupuesto y constituyendo el primer paso del gigantesco pesebre en el que pastaban los nuevos siervos. Pero aquí no acabó la tarea, ni mucho menos: el reto consistía en llegar a penetrar e infiltrar hasta el último resquicio de la sociedad. Bono consiguió conquistar incluso a la Jerarquía Católica, en la persona del entonces Cardenal de Toledo Marcerlo González Martín

Simultáneamente, se actuó sobre el poder municipal y sobre los servicios más básicos de la sociedad, la educación y la sanidad. Poco a poco, los servicios de inspección técnica, entonces todavía centrales, fueron convenientemente infectados por los hombres del presidente, mientras se desataba una auténtica toma al asalto de las direcciones de los centros escolares y sanitarios; se creó una Universidad a su medida; los sindicatos fueron poco a poco hábilmente domesticados mediante la concesión de "ayudas" a cursos de formación y aumentos del cupo de liberados, y cualquier asomo de movimiento asociativo fue de inmediato abortado.

El asociacionismo vecinal, los movimientos pacifistas, ecologistas, de solidaridad y cooperación que hubieran podido surgir espontáneamente de la propia vitalidad de la sociedad fueron asfixiados mediante la creación de asociaciones y movimientos "desde arriba", que eran los que recibían el biberón presupuestario adecuado para su correcto crecimiento. Así, cualquier persona con inquietudes acudía a las asociaciones constituidas y controladas desde la administración regional, genial procedimiento para tener dominada la voluntad y la energía natural de la sociedad.

Simultáneamente, se puso en marcha una deificación del Líder semejante a la realizada en la URSS con Iosiv Dzughasvhili, alias Koba, alias Stalin; mediante operaciones de imagen hábilmente planificadas y ejecutadas, se convirtió a Bono no sólo en Caudillo y Redentor de Castilla-La Mancha, sino poco menos que en su fundador: enfrentamientos calculados con los Gobiernos centrales de Felipe González en defensa de Cabañeros, Anchuras, las Hoces del Cabriel y el Yelmo de Mambrino, escenificaciones de toda laya en las que el Caudillo devenía lentamente en la encarnación del "volks" manchego, que llegó a constituir una sola cosa consustancial con él, publicaciones lujosísimas autobiográficas, perdón, hagiográficas y apologéticas, regalos constantes, despilfarro del dinero público, viajes pagados...

¿Ha sido realmente la gente de Castilla-La Mancha un sujeto pasivo e inconsciente que se ha dejado hacer y mangonear durante un cuarto de siglo?. De ninguna manera, y esto puede probarse de un modo irrefutable: al menos en las tres últimas convocatorias a elecciones generales, incluidas las del 14 de marzo de 2004, el partido más votado en el conjunto de la Comunidad fué el Partido Popular. ¿La explicación?: el Sr. Bono (y el Sr. Barreda, y cualquiera que venga detrás) mantiene una bolsa cautiva de votos que se sostienen mediante una combinación de amancebamiento y coacción, que deben lealtad a sus mentores porque se juegan, básicamente, las lentejas. Esa misma gente se ve libre de sus servidumbres feudales cuando tocan elecciones generales, y ahí es cuando pueden votar CON LIBERTAD, pues ahí ya no se juegan ni el pan suyo de cada día ni las condiciones de estabilidad de sus puestos de trabajo. Cómo acabar con este sistema pervertido será objeto de una próxima entrega.

Ni aunque sea notorio e irrefutable
Vicente A.C.M. Periodista Digital 24 Abril 2007

Ni por esas está dispuesto el Sr Ministro de Justicia, ni el Sr. Ministro de Interior, ni el Fiscal General a reconocer que las siglas ANV esconden, una vez mas, la cara de BATASUNA-ETA. Mirarán una a una las listas presentadas, y para cuando quieran sacar alguna conclusión, se habrá pasado el plazo y podrán presentarse a las elecciones. Objetivo cumplido. No se incumple la Ley, solo se la enlentece, se la retuerce, se la doblega a los intereses partidistas de un Gobierno asustado y rendido al chantaje de los terroristas. Si están dispuestos a gobernar en Navarra con los secesionistas ¿qué no estarán dispuestos a hacer para dar cumplimiento a los compromisos y demostrar su voluntad de cooperación?.

Ya se puede poner el PP como quiera. Ya se pueden hacer cuantos informes policiales se estimen oportunos, que estos se tramitarán por la vía de urgencia habitual, al estilo del juez Garzón y el caso de los chivatazos sobre la operación policial contra el entramado recaudatorio de ETA. Se ha demostrado que la inacción es algo legal, puesto que es muy difícil demostrar que no se ha excitado suficientemente el celo profesional y ético de estos "responsables". Ellos quieren, pero todo a su debido tiempo y con las comprobaciones necesarias., que luego los jueces les rechazan los casos por falta de pruebas concluyentes...

¿Y cual es la alternativa a toda esta trama cómplice para darle la representatividad a ETA?. Pues parece que pocas, salvo la denuncia constante y convencer al electorado socialista que aún conserve algo de dignidad que demuestre en las urnas su oposición a estas irresponsables acciones, más bien inacciones de sus dirigentes. No voy a ser tan ingenuo de pedir el voto para el partido que ha sabido mantener la ética en esta lucha ya sin futuro contra el terrorismo de ETA. Lo que sí les pido a esos ciudadanos es que sepan con su voto en blanco o abstención, dejar al menos su conciencia en paz y no compartir la mezquina política que les presentan.

Porque no podemos olvidar que un asesino etarra se le libera porque ha chantajeado con una huelga de hambre. Porque no podemos olvidar que ha seguido habiendo actos terroristas, incluidas víctimas mortales el 30D en Barajas. Porque no debemos olvidar que ha sido el PSOE quien ha llevado de la mano a ETA a las Instituciones europeas para darle carta de legalidad como interlocutor. Porque no podemos aceptar que el terrorismo puede vencer a un Estado democrático y que puede lograr sus fines mediante sus métodos. Porque todos los españoles nos sentimos víctimas de ese terrorismo de ETA y todos nos unimos en el espíritu de Ermua tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Por que ya no aceptamos más que se nos rinda sin luchar, sin ver a los asesinos cumpliendo condena por sus delitos.

El Gobierno podrá ponerse la venda y taparse los oídos ante las denuncias. Podrá al fin dar paso libre a la formación ANV y las plataformas de ciudadanos, pero no logrará convencernos de que no pudo evitarlo. No más mentiras.

Lecciones Francesas
Miguel Barrachina Periodista Digital 24 Abril 2007

De las elecciones francesas presidenciales ganadas por el homólogo de Mariano Rajoy, el candidato de centro-derecha Nicolás Sarkozy (31%), que le sitúan junto a la socialista Segolene Royal (25%) en la segunda vuelta, cabe sacar al menos dos lecciones.

Primera, cuando los políticos hablan de los problemas reales de los ciudadanos estos acuden a las urnas, un 85% de los franceses votó el pasado domingo. En España donde el gobierno ha impuesto el debate territorial e histórico, impulsando el Estatut y aprobando la revisionista ley sobre nuestra memoria, las últimas consultas, en Andalucía y Cataluña, han sido democráticamente decepcionantes por su escasísima participación.

[Sarko en un mitin del Partido Popular] Confío en que la citada ley sobre la memoria histórica no nos lleve a juzgar a título póstumo a Napoleón, o a quién le suceda dirigiendo los destinos Francia –espero que Sarkozy-, por la invasión que tuvo lugar hace ya dos siglos sobre nuestro país. Aunque he de confesar que en la España de Zapatero nada me sorprende.

Segunda lección, Segolene Royal demostró al acomplejado socialismo español cómo pueden utilizarse himno y bandera y pasar a la segunda vuelta, cosa que no ocurrió, lamentablemente, cuando en las pasadas presidenciales el ultraderechista Le Pen desplazó a los del puño y la rosa.

Royal, a cuya propuesta de que debe haber una bandera francesa en cada hogar y ser obligatorio el conocimiento del himno nacional, dediqué un artículo, -criticadísimo por los medios digitales socialistas- en el que la ponía como ejemplo de capacidad para reivindicar los símbolos que nos unen, acabó, para gozo mío, colocando una bandera española en el mitin al que invitó a Zapatero.

Por vez primera vez el secretario general del PSOE se sitúa junto a la enseña nacional en el escenario de un mitin socialista, lastima que haya tenido que ser ¡en Toulouse!. ¿Saldrán ahora tertulianos y articulistas afectos a censurar el “uso partidista de la bandera”, “la expropiación de los símbolos por la derecha” o “la recuperación del espíritu franquista” por la participación en un acto electoral del presidente del gobierno con la bandera de todos?.

Siento que Royal vaya a perder por goleada dentro de dos domingos, prefiero a Sarkozy y aunque ella me cae bien debería haber meditado más su invitación Rodríguez Zapatero que tiene una acreditada fama de gafe internacional. En Estados Unidos y Alemania el centro derecha aún celebra su determinante presencia en las pasadas campañas electorales.

Cataluña se perjudica a sí misma
Editorial ABC 24 Abril 2007

UNA vez más, la torpeza o la mala fe de los consejeros de ERC en la Generalitat crea problemas al tripartito que preside José Montilla. La última salida de tono procede de Josep Huguet con su invitación a los catalanes a utilizar París, Londres o Frankfurt para realizar sus conexiones internacionales, prescindiendo así del aeropuerto de Barajas. Cuando el consejero de Innovación, Universidad y Empresa incita a los ciudadanos a «liberarse» del puente aéreo con Madrid practica una concepción zafia de la política, más propia de un extremista irresponsable que de un alto cargo de la Generalitat. No es extraño que CiU y el PP hayan exigido su destitución y que los empresarios no salgan de su asombro ante una actitud que trae al recuerdo los problemas derivados del boicot al cava catalán. Un político serio no puede decir semejantes disparates y, para colmo, negarse a rectificar a pesar de las críticas generalizadas. El movimiento de la sociedad civil en apoyo de El Prat se ve seriamente afectado por este tipo de actitudes, contrarias al más elemental sentido común. Algunos líderes tendrían que ser conscientes del daño que produce su incontinencia verbal, porque la opinión pública no se toma a broma estas cosas. El peor camino para favorecer al aeropuerto de Barcelona, cuya promoción a escala internacional es de interés general para todos los españoles, es menospreciar al aeropuerto de Madrid, uno de los primeros de Europa en número de viajeros y calidad de las instalaciones. Sólo una visión nacionalista trasnochada puede preferir que El Prat se convierta en un feudo de las líneas de bajo coste en operaciones con aeropuertos secundarios. He aquí, por desgracia, la consecuencia lógica del dogmatismo, que lleva a una visión cerrada de la sociedad incompatible con el proceso de globalización.

Montilla no parece dispuesto a reaccionar, atado por los compromisos de un nuevo tripartito que ha tardado poco tiempo en defraudar las expectativas. En pocos meses, ha quedado en el olvido la intención de abandonar el debate identitario para dejar paso a las políticas sociales. Parece que algunos líderes sólo saben decir cosas absurdas y no están a la altura de las responsabilidades que ejercen. No obstante, el PSC ya sabía cuáles eran las consecuencias de una alianza con partidos antisistema, a pesar de lo cual todo vale con tal de seguir en el poder. En realidad, ERC no engaña a nadie porque es de sobra conocida su actitud de nacionalismo radical y bronca permanente; lo extraño es que siga siendo parte sustancial del Ejecutivo catalán y socio de referencia del PSOE en el Congreso de los Diputados. Por eso, una vez más, el presidente de la Generalitat está dispuesto a mirar para otro lado. Fomentar el anticatalanismo con declaraciones intolerables como ésta es una actitud que sólo alimenta el victimismo y favorece el radicalismo. La sociedad civil y los empresarios deben tomar buena nota acerca de quién perjudica realmente a Cataluña, rechazando a quienes intentan crear tensiones artificiales con el resto de España.

Tipos
Arcadi Espada, EL MUNDO 24 Abril 2007

Un tipo se acercó ayer a una parada de libros y rosas que había instalado Ciutadans en la esquina de Diagonal y la calle Calvet, una zona que es lo más parecido al barrio de Salamanca (y a sus porteros) que existe en este mundo. Les dijo a los que allí estaban que desmontaran la parada o la cosa iría a peor. La cosa fue a peor: se presentaron una docena de tipos de riguroso negro uniformados y de manera muy profesional y silenciosa destrozaron en pocos minutos libros, rosas y tenderetes. Sólo se descontrolaron al golpear la espalda de una muchacha. Pero sería porque ésta se giró a destiempo o hizo algo que no debió. Los libros que se vendían en la mesa eran los primeros títulos de la editorial Tentadero. Uno lo ha escrito Xavier Pericay y el otro yo. Horas después de que los tipos los leyeran a patadas presentábamos los libros al público. En Madrid, amablemente. El contraste es sencillo y algo tosco, desde luego. Pero así es la vida; yo no me he inventado las patadas ni el uniforme del escuadrón. Ni mucho menos Madrid, como quien dice.

Esto de que pisoteen mis libros me preocupa especialmente. Yo soy una persona muy económica. Los libros cuestan de hacer. Forman parte de una trama de días, de incidentes y de esfuerzos y molesta verlos por el suelo. No es lo normal, francamente. Sólo hay que pensar en el día de Sant Jordi para comprobar la rareza. Miles de libros en las calles catalanas. Todos bien tratados, hasta con cariño, y unos pocos incluso vendidos. Es mala suerte que los dos únicos pisoteados entre miles fueran los nuestros. Viniste de culo, ché. Lo que no acabo de comprender bien es el tratamiento que los medios han dado a la rareza.

Significativamente no hablan de libros, sólo de rosas tronchadas, y hasta aceptan positivamente que los agresores acudieran uniformados de negro riguroso: no llevaban inscripciones de un partido político, dice un diario. Es muy tranquilizador. La relación que el periodismo mantiene con la rareza es curiosa. Ya estoy viendo cómo se justifican de la importancia misérrima que dispensaron al destrozo. "Es una anécdota. Un incidente aislado en el océano de felicidad de Sant Jordi." Media vida hablando del hombre que muerde al perro, para explicar la querencia del periodismo por lo excepcional, y ahora que tienen la oportunidad --exacta-- de explicar cómo valientes hombres de negro mordían perros se escudan en la tónica general. Qué contradictorios son. Buena gente, pero contradictorios.

Una de las parálisis reales de un escritor se produce cuando está escribiendo una cosa verdadera y medita sobre la evidencia de que dentro de poco, cuando se publique, ya no será suya. A mí me pasa, lo prometo. Escribo algo que quiero y me cuesta, y enseguida me viene a la cabeza la posibilidad de un tipo miserable leyéndola, con su aliento y sus dedazos. Iba yo a correr el riesgo, si no fuera por dinero. De qué, negros.

(Coda: "Querido papá, ya ves, en castellano". Xavier Pericay, "Carta a mi padre" en Progresa adecuadamente. Editorial Tentadero, 2007)

Pericay: «PNV y CiU hacen uso fraudulento de la lengua»
MADRID.
TULIO DEMICHELI ABC 24 Abril 2007

El editor de Tentadero, Josep María Albert, justificó así el gesto de esta presentación atípica: «El 23 de abril es una fiesta bastante patriótica. Qué mejor sitio que Madrid para festejar esta cita y desembarazarnos de patriotismo». Acto seguido, el Director de ABC, José Antonio Zarzalejos, mostró su satisfacción por esta edición de los artículos que el filólogo Xavier Pericay ha venido publicando en nuestro periódico, y señaló cuál es el «meollo» de este libro con unas palabras de su autor: «¿Que la educación sólo es posible si se respeta el principio de autoridad? Pues claro. ¿Que toda educación es inútil si no media el esfuerzo necesario? Evidentemente. ¿Que educar consiste en transmitir unos conocimientos, en actualizar el legado de la tradición? Faltaría más. En el fondo, la educación no puede ser sino conservadora».

Luego, Zarzalejos afirmó: «En estas palabras, Pericay sintetiza su visión de la educación que es la de un hombre que no se declara precisamente conservador». Eso le permite «ser crítico con el franquismo y sus efectos prostreros para la educación», cuyo deterioro no habría ocurrido, además, «sin la feliz conjunción de la izquierda y el nacionalismo». Por último, el Director de ABC reivindicó «el universo de valores mínimos que tienen que ver con la educación y que son el esfuerzo, la tradición, la innovación y el mérito. Hay que exigir que las lenguas sean tributarias de su finalidad ontológica: ser códigos de comunicación y no plataformas para la infección nacionalista», concluyó.

Después, Xavier Pericay destacó tres paradojas. La primera: «Yo soy filólogo y me he dedicado a la lengua de esta «patria en construcción» sin encontrar encaje en ella. No deja de ser paradójico que escriba en castellano en Cataluña y en ABC». La segunda alude «a que el progresismo ha derivado en un sistema educativo que aumenta la desigualdad», cuando habría que «conjugar el interés propio en mejorar con la igualdad de oportunidades». Y es que, a su juicio, la LOE y antes la LOGSE dificultan que «alguien nacido en un medio desfavorecido mejore socialmente». La tercera paradoja se refiere a que «los partidos nacionalistas de centro derecha, CiU y PNV, han renunciado a sus valores educativos -esfuerzo, búsqueda de la excelencia- para aumentar su poder en el campo educativo» y han hecho «un uso fraudulento de la lengua para realizar su normalización lingüística».

Arcadi Espada y el Ebro
Arcadi Espada, cuyo libro fue presentado por el escritor mexicano Julio Tujillo, mostró su felicidad por el desplazamiento a Madrid propuesto por su editor en una fecha «no tan patriótica, aunque sí algo cursi, pero mediterránea. La fiesta de Sant Jordi no tiene siglos sino que, tras unos escarceos durante los años 20, fue creada durante el franquismo. Durante la Transición, un acto como éste no era un guiño, sino que alguien de Cataluña venía a Madrid a promocionar y vender sus libros». Luego, Arcadi Espada explicó que «Ebro/Orbe», un doble cauce entre el Delta y Fontibre, era una reflexión de la imposibilidad del trasvase como asunto moral. Y entre otras cosas afirmó, no sin melancolía, que la «trama de afectos que formó la vida española está rota y hace imposible este asunto de solidaridad y mercados que es el trasvase».

IMPUTAN AL AGREDIDO "UNA PRESUNTA FALTA DE DESÓRDENES PÚBLICOS"
HazteOir.org lanza una campaña de apoyo al miembro del Foro de Ermua pateado por un cargo público del PNV
Antonio Aguirre, agredido.

La plataforma ciudadana HazteOir.org ha lanzado una campaña de autoinculpación masiva ante el Juzgado de Instrucción nº 3 de Bilbao en solidaridad con Antonio Aguirre e Iñaki Ezquerra, del Foro de Ermua, y Daniel Portero, de Dignidad y Justicia, por lo que consideran una "descomunal falsificación de la realidad". En el atestado presentado por la Ertzaintza sobre la agresión a Antonio Aguirre, que recibió una patada en los testículos, se acusa al agredido de "una presunta falta de desórdenes públicos" porque mantuvo "constantemente una actitud de provocación". Desde el PP ya se ha señalado que esto es "el mundo al revés".
Libertad Digital 24 Abril 2007

En un auto hecho público por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Bilbao, realizado a consecuencia del atestado presentado por la Ertzaintza, se acusa a Antonio Aguirre, Iñaki Ezquerra y Daniel Portero de "una presunta falta de desordenes públicos, pues (...) el grupo formado por el Foro Ermua y Dignidad y Justicia (...) mantuvo constantemente una actitud de provocación con insultos, amenazas e, incluso, conatos de agresión ante las personas reunidas lo cual alteró el normal transcurrir de la concentración oportunamente comunicada".

La plataforma ciudadana HazteOir.org ha emitido un comunicado en el que denuncia la "descomunal falsificación de la realidad, que no fue otra que una agresión perfectamente documentada perpetrada por el Sr. D. Alejandro Aramburu Corral contra el Sr. D. Antonio Aguirre, al que propinó una descomunal patada en los testículos". Ante la imputación de Aguirre, el presidente de la plataforma, Ignacio Arsuaga, ha declarado que "lo mínimo que podemos hacer desde nuestra asociación es promover algún tipo de acción que permita hacer llegar a los afectados el apoyo y la solidaridad de toda la sociedad española".

Arsuaga concluye que "es evidente para cualquiera quiénes fueron los agresores y quiénes los agredidos, por lo que es imposible permanecer callados ante una infamia tan flagrante. Por esta razón pedimos a todos los ciudadanos españoles que quieran hacerlo que se autoinculpen junto a los imputados". La acción se realiza desde la web de esta plataforma en la dirección: http://www.hazteoir.org/modules.php?name=Noticias&file=article&sid=4651

Simplemente, informa su presidente, hay que indicar el nombre, apellidos y DNI y enviar "un escrito modelo al juzgado correspondiente".
Recortes de Prensa   Página Inicial