AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 23 Mayo   2007

¡A las urnas, ciudadanos !
Manifiesto de la PLATAFORMA LIBERTAD en las concentraciones del 22-M:
La Coruña, Plaza de María Pita Martes 22 de Mayo  19:40h
PLATAFORMA LIBERTAD  23 Mayo 2007

ETA fuera de las instituciones

Ante la extrema gravedad de la situación, generada como consecuencia de la determinación del gobierno de Rodríguez Zapatero de doblegarse a las pretensiones de ETA, hemos decidido acudir a esta plaza, hoy en La Coruña al igual que en otras ciudades españoles , con el lema ETA fuera de las instituciones

1) Estamos aquí no para celebrar un acto electoral sino para manifestar nuestra más enérgica oposición a la vuelta de ETA/Batasuna a las instituciones vascas y navarras.

2) Estamos aquí para reclamar  responsabilidades políticas al Presidente Rodríguez Zapatero que ha accedido a que Batasuna, por medio de ANV, se pueda presentar a las elecciones.

2) Ante las abrumadoras pruebas existentes, exigimos al Gobierno y al Fiscal General del Estado que emprenda de  forma inmediata el proceso de ilegalización de ANV y que solicite la suspensión cautelar de todas sus candidaturas

3) ANV es el instrumento de Batasuna y Batasuna es ETA. Por ello, exigimos al Gobierno que emprenda de forma inmediata el proceso de ilegalización de ANV y que propicie la suspensión cautelar de todas sus candidaturas.

4) Proclamamos que la presencia de ETA en las instituciones es contraria a la libertad de todos los españoles, a su igualdad y a su solidaridad, lo que resulta incompatible con la existencia de España como nación libre y democrática. La escalada de agresiones que ha emprendido ANV/Batasuna desde la proclamación de sus candidaturas el día 11, así lo atestigua. 

5) Además de expresar un firme rechazo a la vuelta de ETA a las instituciones, queremos exigir  responsabilidades políticas a quienes, desde el Gobierno de España, empezando por el presidente Rodríguez Zapatero, están permitiendo deliberadamente que esto ocurra.

6) En democracia las responsabilidades políticas se deben saldar en las urnas, por ello desde la Plataforma Libertad llamamos a todos los españoles a que participen en las elecciones del día 27 de mayo y expresen su rechazo al retorno de ETA a los Ayuntamientos del País Vasco y Navarra.

7) Llamamos a los miembros del PSOE a que repudien las cesiones a ETA, dondequiera que se encuentren, a que se atrevan -por fin- a tratar de recuperar la dignidad de su partido colocándose del lado de quienes hoy luchamos contra ETA. Les instamos a que antepongan los principios morales y democráticos a una concepción ciega de la disciplina de partido como ya han hecho, entre otros socialistas: el ex-dirigente del PSE Antonio Aguirre, que hizo “un llamamiento a la rebelión ética” de sus compañeros socialistas; y la eurodiputada del PSOE Rosa Díez, preguntando: ¿No creéis que ya ha llegado la hora?

8) Queremos, también, expresar nuestro rotundo compromiso, sea cual sea el resultado de las elecciones, de continuar defendiendo la identidad foral de Navarra, y de oponernos a cualquier proyecto que, de forma más o menos encubierta, trate de dar satisfacción a las exigencias anexionistas de la organización terrorista ETA. 

 Ciudadanos de España: en las dramáticas circunstancias que vivimos cuando estamos a punto de ver que los terroristas de ETA ocupan las instituciones, se hace más necesario que nunca acudir a las urnas y seguir la consigna del poeta Gabriel Celaya en ESPAÑA EN MARCHA: 

¡A la calle! que ya es hora
de pasearnos a cuerpo
y mostrar que, pues vivimos,
anunciamos algo nuevo.

DENUNCIA ANTE EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA
CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA 23 Mayo 2007
 
CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA DENUNCIA ANTE EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA LA PROHIBICIÓN POR PARTE DE LA CONSELLERIA DE INTERIOR DE LA CONCENTRACIÓN CONVOCADA POR «CONVIVENCIA CÍVICA CATALANA» CONJUNTAMENTE CON LA «PLATAFORMA LIBERTAD» EN LA PLAZA DE SANT JAUME DE BARCELONA EL PASADO DÍA 22 CON EL LEMA «ETA FUERA DE LAS INSTITUCIONES», Y EXIGE LA DIMISIÓN DEL CONSELLER DE INTERIOR, SR. SAURA.

1. La prohibición por parte Conselleria de Interior de la concentración convocada por Convivencia Cívica Catalana y la Plataforma Libertad, que fue comunicada una hora antes de la fecha de su celebración, constituye un atropello sin precedentes a los derechos políticos de los ciudadanos, que se ven ilícitamente privados del más elemental derecho político: el de reunión y manifestación.

2. La ilicitud de esta prohibición es absolutamente indiscutible: se ha hecho contra los dispuesto en la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, que establece en todo caso la obligación de comunicar la prohibición en el plazo máximo de setenta y dos horas desde la comunicación de la celebración de la concentración, que lleva fecha del 14 de mayo. De forma premeditada la Conselleria de Interior ha esperado hasta la fecha de la celebración de la concentración para comunicar su prohibición, dejando en indefensión a los convocantes e impidiendo que éstos ejerzan con efectividad el recurso previsto por la Ley ante los Tribunales de Justicia para someter al control jurisdiccional los acto de la administración.

3. El motivo aducido por la Conselleria para la prohibición (literalmente: porque la concentración «tiene contenido electoral») no está en ningún caso previsto en las leyes. La Ley que regula el derecho de reunión y manifestación sólo contempla la posibilidad de prohibición en el caso de que «puedan producirse alteraciones del orden público, con peligro para personas o bienes», lo que evidentemente no es el caso ni la razón esgrimida por la Conselleria de Interior para la prohibición. Del mismo modo la Ley electoral tampoco prevé en período lectoral motivos distintos a los contemplados en la citada Ley reguladora del Derecho de Reunión y Manifestación a la que remite expresamente.

4. En consecuencia, el motivo esgrimido por la Conselleria para la prohibición vulnera frontalmente lo previsto en la Ley y constituye un escarnio intolerable a los principios básicos de la democracia.

5. La prohibición de la concentración en Barcelona se une a otras prohibiciones en cinco distintas ciudades de España ( entre ellas Madrid y Badajoz), lo que indica un plan premeditado para impedir el derecho de reunión y la expresión democrática del rechazo de la política antiterrorista (¿) del gobierno Zapatero.

6. La ilícita prohibición de esta concentraciones ha de ser considerada como parte del precio político que el gobierno de Zapatero que paga a los terroristas de ETA. Para éstos la legalización de su brazo político, la impunidad de sus actos delictivos, la excarcelación de sus militantes y en fin el sacrificio de los derechos de los ciudadanos que nos oponemos a las criminales acciones de ETA. Mientras los terroristas de ETA pueden celebrar concentraciones y manifestaciones mediante las cuales exaltan y legitiman sus acciones criminales, a los ciudadanos de bien se nos impide reunirnos para expresar nuestra condena de una política que consiste en suspender la aplicación de la ley para procurar la impunidad de los terroristas.

7. Convivencia Cívica Catalana anuncia la inmediata interposición de un recurso ante el Tribunal Superior de Cataluña para que dicte sentencia que declare la vulneración del derecho de reunión y manifestación por parte de la Conselleria de Interior, exigiendo ante la gravedad de los hechos la inmediata dimisión del Conseller de Interior, Sr. Saura, que con una actuación propia de un ministro de Interior del régimen franquista se ha hecho indigno para ejercer un cargo representativo.

8. Una vez más se ha hecho evidente quien paga la factura de la política de negociación con el terrorismo del gobierno Zapatero: los ciudadanos, que de forma permanente ven atropellados sus derechos políticos más elementales. Zapatero está entregando lo que no es suyo a los terroristas: los derechos imprescriptibles de los ciudadanos.

9. Ni esta prohibición ni acciones semejantes lograrán impedir la rebelión cívica. No nos detendremos hasta conseguir la derrota de ETA y la expulsión del poder político de todos cuantos están dispuestos a sacrificar la libertad de los ciudadanos en aras de una falsa paz que huele a cementerio.

Por la libertad, por la derrota de ETA.
Barcelona, 23 de mayo de 2007.

La promoción de lo peor
POR CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN ABC

NO es muy corriente que un Fiscal General se dedique a proporcionar coartadas y lemas electorales a la rama política ilegalizada de una banda terrorista en activo, deslegitimando de paso las leyes del Estado que ha jurado defender y arruinando años de trabajo y resistencia de miles de ciudadanos vascos perseguidos por ETA, pero eso mismo es lo que ha hecho Cándido Conde-Pumpido con su equiparación de la Ley de Partidos al inaceptable limbo jurídico de Guantánamo. Así lo ha certificado Pernando Barrena a su modo: «las elecciones están amañadas -ha venido a decir- y la mejor prueba es que el propio Estado lo ha reconocido; todos los cargos que nos hubieran correspondido de no haberse ilegalizado algunas listas de ANV, serán cargos usurpados y los usurpadores deberán responder por ello» (una amenaza en toda regla a los futuros alcaldes y concejales). El Fiscal General no habla en nombre del Estado, pero se puede disculpar la confusión de Barrena, ya que nadie puede creer a estas alturas que haya diferencia práctica alguna entre la portavocía gubernamental y la Fiscalía.

Tampoco entre Cándido Conde-Pumpido y Pernando Barrena, que habla en nombre de Batasuna (que no existe, nos dicen todos los días socialistas y jueces galácticos): a este punto hemos llegado, a que el Fiscal convierta en víctimas a los verdugos.

¿Y cómo hemos llegado aquí? La pregunta clásica. Uno de los frutos más venenosos del zapaterismo es, lo estamos viendo, la progresiva difuminación de fronteras y funciones entre los distintos organismos del Estado, consecuencia lógica de una confusión inicial catastrófica: la indiferencia entre verdad y mentira, hechos y opiniones. O entre Partido y Estado, Estatuto y Constitución, anomia y tolerancia. Todo es igual, nada es mejor, como en el Cambalache del maestro Discépolo. «La ideología», según el presidente Rodríguez Zapatero, es «una idea lógica», pero la política no debe ser ideológica para no caer esclava del pensamiento racional y abrirse al mágico, mientras que las palabras deben estar al servicio de la política, y no al contrario. De todo este turbión de charlatanería de feria -ese bullshit de Harry Frankfurt tan actual- surge una pregunta inquietante de respuesta inequívoca: si todo debe estar al servicio de la política, ¿al servicio de qué o de quiénes está la política? Obvio: al servicio de los usufructuarios.

Hay una cierta tendencia en atribuir al relativismo la responsabilidad última de los desatinos gubernamentales y la decadencia socialista, pero me parece una atribución demasiado sofisticada. Para ser relativista hay que haber dado bastantes vueltas a cuestiones de cierta enjundia filosófica, y no se ven por ninguna parte. Que el presidente Zapatero promocionara su «Alianza de Civilizaciones» como uno de los frentes estratégicos de su política exterior adolescente no parece la consecuencia de la equiparación relativista del islamismo y la democracia, por ejemplo, sino una muestra rotunda de puro oportunismo. De lo que se trataba era de iniciar negociaciones con un enemigo potencial que podía estar interesado en un reparto de la tarta beneficioso para ambas partes, esto es, compartir una concepción mafiosa de la política. Y en efecto, hemos ido viendo que esa regla inspira no sólo la Alianza de Civilizaciones, esa nada, sino asuntos domésticos como la negociación política con ETA, la reforma del Estatuto catalán o las maniobras empresariales a la mullida sombra del poder del Estado. La desvergonzada manipulación de la Fiscalía General o de la CNMV toman sentido en ese cuadro general: no se trata solamente que hayan caído en manos de sujetos sin escrúpulo alguno, que también, sino de que estas instituciones públicas han sido puestas de inmediato al servicio de una política que no tiene otro horizonte ni objetivo que la supervivencia y el medro de sus administradores. Y como éste es un mal objetivo (en su doble sentido), resulta imprescindible la selección y promoción sistemática de las peores alternativas: desde las personas, iluminados o rufianes o tontos o todo junto, a las salidas políticas de los líos en que éstas se pierden en pos de sus ambiciones.

Es comprensible que haya muchas personas incrédulas todavía, refractarias a la cuestión de fondo: que hemos caído en manos de un grupo resultante de una larga, sistemática y eficiente selección negativa, especialidad de los partidos políticos donde el PSOE amerita el Nóbel, de haberlo. Lamentablemente, es cierto. Si reclaman alguna documentación adicional para llegar a esta conclusión, pierdan cuidado: el diario «Gara» ya ha comenzado a publicar sus rigurosas exclusivas, de muy buena fuente, sobre la negociación política entre ETA y los enviados socialistas, con Jesús Eguiguren a la cabeza, otro acabado ejemplo de esa política de selección de incapaces, tan ambiciosos como carentes de escrúpulos. Naturalmente, el pensamiento mágico progubernamental se apresurará a desechar el dato y a negar toda credibilidad -ya lo ha hecho la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega- a los mismos sujetos con los que, sin embargo, se empeña en llevar adelante lo que llaman un «proceso de paz», gigantesca incongruencia que no implica problema alguno para el zapaterismo, capaz de negociar acuerdos trascendentales con grupos cuya existencia no sólo niega -Batasuna- o confunde -ANV-, sino de los que dice no creer ni una palabra ni esperar nada. Claro que esto es una bagatela al lado del empeño en aliar civilizaciones, por ejemplo.

La gran ventaja que ha disfrutado el zapaterismo es, precisamente, la incredulidad que despierta la correcta interpretación de sus intenciones y procedimientos. Cierto día discutía con un ex secretario general socialista, defenestrado por Zapatero, la implicación socialista en la famosa «mesa de partidos» con ETA. Por razones morales (imposible que su partido cayera tan bajo) y políticas (no podían ser tan torpes), no podía aceptar el hecho de que ya se estaban celebrando reuniones de esa mesa, según noticias publicadas por la prensa sin desmentido alguno.

La promoción de las peores ideas y de las peores personas ha ido avanzado como una invasión de termitas que ha brotado a la luz con el derrumbe de algunas estructuras carcomidas en la oscuridad. Muchos prefieren consolarse suponiendo que se trata de un problema aislado, menor, que no podrá con nuestro sólido edificio institucional. Peligroso consuelo, desmentido por la sórdida historia del «proceso de paz». Lamentablemente, la sociedad española no brilla por su alto nivel de exigencia democrática o por su conciencia ciudadana. Muchos piensan que Zapatero y compañía pueden y deben hacer lo que quieran si a cambio consiguen que ETA no les estropee la cena con la imagen de un atentado, o si los islamistas eligen ciudades remotas para poner sus bombas. Esta actitud no es típica de gente de escaso nivel cultural, sino que abunda entre los catedráticos universitarios, los periodistas de peso o los empresarios más boyantes. Sea cómplice o fatalista, la promoción de lo peor es una muy larga tradición de la España plural. Tenemos un año por delante para comprobar si somos un país democrático normal, es decir, una sociedad de ciudadanos con algún sentido de la realidad, cierta autoestima, algún amor a la libertad y la mínimasolidaridad debida a sus conciudadanos en peligro por el hecho de serlo. Porque el problema de fondo que está agravando el zapaterismo es la inmadurez de la democracia española, la pobreza de nuestra cultura política, la fragilidad de las instituciones que caen en manos de incompetentes e indeseables que parece imposible quitarse de encima. Tolerar a los peores es llamar a gritos al desastre de lo peor. Y es lo que pasará si no hacemos algo al respecto.
CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN
Profesor de la UPV y portavoz de Basta Ya

Los proetarras se envalentonan
Editorial ABC  23 Mayo 2007

LA primera consecuencia de la laxitud demostrada por la Fiscalía y por la Abogacía del Estado al haber consentido la concurrencia de ANV a las elecciones del domingo se ha producido antes, incluso, de abrir las urnas. Independientemente de la representación que estas listas lleguen a conseguir en Ayuntamientos y Diputaciones, el dato objetivo es que sus simpatizantes han recobrado el protagonismo que la correcta y decidida aplicación de la Ley de Partidos les había hecho perder antes de la llegada al poder de Rodríguez Zapatero. Ahora, cuando nadie salvo el Gobierno duda de que los batasunos han asumido la marca ANV como soporte para acceder de nuevo a las mismas instituciones de las que ya habían sido expulsados con justicia en 2003, vuelven a hacer lo único que saben: salir a la calle para amenazar, amedrentar, coaccionar y provocar. Su envalentonamiento es evidente después de que se les haya consentido mofarse de los instrumentos que el Estado de Derecho tiene contra quienes, todavía hoy, siguen justificando a ETA.

El asalto ayer al Ayuntamiento de San Sebastián, cuando unos cuarenta proetarras interrumpieron el pleno municipal al grito de «pucherazo» y de «elecciones ilegítimas», no es un síntoma de lo que pueda estar por venir. Es una confirmación de lo que ya ha retornado y de cómo este Gobierno ha decidido de manera irreversible hipotecar la dignidad de la soberanía popular a cambio de mantener a cualquier precio su frustrante «proceso de paz». En los últimos días, cargos públicos del PP, del PSE, del PNV, incluso el ministro de Justicia, están comprobando cómo miembros de la izquierda abertzale revientan sus actos, les insultan y les zarandean; cómo en Andoain aparecen en plena calle carteles con los números de teléfono y las direcciones de candidatos no nacionalistas; cómo emplazan a sus bases, con su habitual prepotencia, a presentarse ante las urnas con un documento ilegal como el «DNI vasco»; o cómo exigen en tono amenazante el recuento de todos los votos no válidos en las localidades con listas abertzales suspendidas. Son testigos, en definitiva, de episodios muy previsibles a la vista de la incompetencia y la ligereza demostradas por la Fiscalía en la impugnación de esas listas. ¿Acaso son estos los «esfuerzos» que, según el fiscal general del Estado, está haciendo el «mundo» de ETA para la paz?

ANV no sólo se está erigiendo en protagonista de sus propios actos de campaña. Los radicales también están hurtando el protagonismo a los demás partidos con actitudes mafiosas. Es indudable que a los batasunos nunca les será suficiente la obsequiosidad del Gobierno, tan reincidente en sus errores sobre el «proceso» como constante en sus engaños a la opinión pública. Por eso, a estas alturas, ya sólo cabe lamentar que los errores de Zapatero se hayan convertido en el catalizador de la violenta campaña de los proetarras.

Elecciones “no” democráticas en el País Vasco
Pablo Sebastián Estrella Digital  23 Mayo 2007

Es de suma gravedad lo que está ocurriendo todos los días en las elecciones municipales del País Vasco, donde las huestes de Batasuna y su nueva marca electoral, ANV, están atacando, amenazando y alterando el proceso democrático y condicionando la libertad de los candidatos y de otras fuerzas políticas, ante la pasividad del Gobierno nacional de Zapatero y del autonómico de Ibarretxe, y la ausencia flagrante —o aparición tardía— de las Fuerzas de Seguridad y de la Fiscalía General del Estado. Éstos son hechos de la mayor importancia que han puesto en peligro la limpieza e igualdad de oportunidades democráticas en Euskadi, sin que la Junta Electoral Vasca y la Junta Electoral Central tomen cartas en esta crisis que, de seguir así, debería provocar la suspensión de estas elecciones para su repetición en otro marco político, democrático y de seguridad, que hoy no existe.

La irrupción por la fuerza de representantes de Batasuna en el Ayuntamiento de San Sebastián y la pasividad de la corporación ante semejante atropello, a los pocos días de que la candidata del PP por Donosti fuera acosada con intentos de agresión, como lo han sido otros candidatos de este partido, el propio ministro de Justicia, Bermejo, sedes de los partidos y caravanas electorales, constituyen demasiados hechos relevantes —y no simples incidentes— como para que se tomen decisiones pertinentes. Porque si esta situación se prolonga y alcanza, como lo han anunciado, a la propia jornada electoral, alguien o las instituciones pertinentes, empezando por la Junta Electoral Central, deben tomar cartas en el asunto y, si es necesario, suspender las elecciones hasta que éstas se puedan celebrar en condiciones democráticas y de libertad similares a las que disfrutan el resto de los territorios españoles.

Y sorprende que, hasta este momento, el PP —partido más acosado— no haya tomado alguna iniciativa al respecto, de la misma manera que causa alarma la pasividad de los gobiernos español y vasco y de las autoridades judiciales y electorales, que deberían velar por la imparcialidad, la limpieza y la libertad de partidos y candidatos, en vez de mirar hacia otro lado. Entre otras cosas, para no tener que reconocer que los que están reventando el proceso electoral son los mismos a los que Zapatero ha permitido que se presenten, bajo las siglas de AVN, en gran parte del País Vasco, pagando con ello el presidente el chantaje que les ha transmitido ETA, según el cual si el Gobierno no les permitía estar de alguna manera en las elecciones, además de la violencia callejera en contra del proceso electoral que hoy se ve a diario, asistiríamos a otra exhibición de ETA de más calado, rompiendo por segunda vez el alto el fuego con un nuevo atentado criminal.

Pues bien, son los agitadores de Batasuna/AVN los que están acosando y atacando a los candidatos de los partidos democráticos que participan en las elecciones vascas, lo que prueba que debieron ser ilegalizados en su totalidad. Y llama la atención el cinismo y la falta de compromiso democrático de Zapatero consintiendo esto y, además, diciéndole a Rajoy, que tampoco se entera de lo que pasa, que debería solidarizarse con Bermejo porque los agitadores de Batasuna le han acosado. Cuando Zapatero, ante este hecho, lo que debería hacer es avergonzarse —él y el lehendakari Ibarretxe— por el hecho de que en esa parte de España pasen estas cosas en elecciones presuntamente democráticas y él no sólo no lo impida, sino que además de consentirlo Zapatero se dedique a hacer sus bromas sobre semejante y más que preocupante situación. Lo que explica, entre otras cosas, la noticia de que Rosa Díez y Fernando Savater estén dispuestos a promocionar un nuevo partido de izquierda en el País Vasco y a nivel nacional.

No en vano el deterioro democrático y de la legalidad en el País Vasco es flagrante y, para colmo, se desarrolla bajo el manto de una Ley de Partidos en vigor pero devaluada por el Gobierno, que exige la condena de toda violencia y el respeto a la democracia, sin que el Gobierno nacional ni el vasco actúen como debieran en defensa de la legalidad, en vez de reducir estas agresiones e intimidaciones a unos meros incidentes, que no lo son. Porque, además de poner en peligro la libertad e integridad de las personas y los bienes y sedes de los partidos, se está violando la libertad política y el proceso electoral.

La otra campaña
Editorial HERALDO DE ARAGÓN  23 Mayo 2007

HAY otra campaña que nada tiene que ver con la que llevan a cabo estos días los partidos políticos democráticos en busca del voto ciudadano. Es la campaña de acoso y derribo que practica la izquierda radical vasca para tratar de hacerse presente en el debate de las ideas con el único idioma que parece conocer: el de la agresión y el insulto. Las intervenciones violentas de los miembros de Batasuna y el entorno de ETA, contrariados por las dificultades que han encontrado para concurrir a las elecciones como querían, es decir, sin acatar la legalidad, se dirigen a hostigar a los candidatos de otras formaciones y a interrumpir por medios coactivos los actos electorales ajenos. El último y vergonzoso episodio tuvo lugar ayer, cuando unas cuarenta personas, entre las que se encontraban los ex concejales de la ilegal Batasuna Íñigo Balza y Joseba Ibazeta, interrumpieron el pleno del Ayuntamiento de San Sebastián y llamaron, paradójicamente, "fascistas" a todos sus componentes, hasta que fueron desalojados, uno a uno, por agentes de la Policía Municipal.

Ha habido muchos más actos violentos, como el ataque a las dos candidatas del PP que tuvieron que ser rescatadas por la Policía del centro comercial donde las cercó un grupo de violentos en un angustioso lapso de tiempo en el que temieron por su integridad física; el abucheo al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo; las pintadas con los números de teléfono de los candidatos del PSE, PP y EB-IU en Andoain; y, sobre todo, el miedo invisible y sigiloso que ha vuelto a adueñarse de muchos vecindarios. La campaña electoral discurre en un clima de presión opuesto a la normalidad democrática, con la polémica sobre la limitada presencia en los comicios, mediante partido interpuesto, de la ilegal Batasuna. La decisión de un destacado grupo de socialistas vascos, críticos con la política del presidente Rodríguez Zapatero, añade dramatismo a la situación. El presidente debería reflexionar sobre este gesto que revela hasta qué punto su gestión en este delicado asunto de Estado crea significativo desaliento entre sus propias filas.

Impunidad y hartazgo
EDITORIAL El Correo  23 Mayo 2007

La izquierda abertzale subió ayer un significativo escalón en la presión coactiva que viene ejerciendo sobre el normal desarrollo de la campaña electoral al forzar el desalojo del Ayuntamiento de San Sebastián de 40 de sus simpatizantes, que habían irrumpido en el pleno municipal. Los dirigentes de Batasuna han de ser conscientes de que el pulso continuado que mantienen con el Estado de Derecho avala a cada paso las medidas restrictivas que se han impuesto a su concurrencia electoral. Por lo que tanto su cobertura ideológica a los reiterados ataques contra el resto de partidos, como su evidente padrinazgo de alguno de los últimos gestos de tensión -dos de sus ex concejales participaron ayer en el incidente de San Sebastián-, no tienen otro objetivo que intentar deslegitimar la contienda electoral y provocar a la democracia para encontrar en su legítima respuesta la excusa con la que perpetuarse en la agresión y la violencia.

La gravedad de esa pretensión no se corresponde con la tibieza de algunos discursos políticos y la limitada contundencia policial en la prevención y contención de los altercados, lo que refuerza el sentimiento de impunidad de los alborotadores y la sensación de incredulidad de una sociedad mayoritariamente harta del exhibicionismo intimidatorio de Batasuna y su entorno. Estos últimos días la izquierda abertzale ha exhibido su virulenta intolerancia contra el ministro de Justicia, el diputado general de Vizcaya, el alcalde de Bilbao y contra representantes institucionales o candidatos del conjunto del arco democrático. Actos cuya ilicitud requeriría, cuando menos, la apertura de diligencias para su esclarecimiento y la eventual depuración de responsabilidades. No basta, como ha hecho el Gobierno vasco, con exigir a la izquierda abertzale que frene las coacciones; ni, como hizo el fiscal general, con enarbolar genéricas amenazas de reacción cuando, en la práctica, no se procede ni a esa mínima intervención que reclaman las agresiones concretas. Los poderes públicos están obligados a hacer sentir a quienes se empeñan en vulnerar la ley que ésta dispone de los instrumentos no sólo para impedir que se rebasen sistemáticamente sus límites, sino para garantizar el derecho de los ciudadanos a unas elecciones en paz y libertad.

Pactos de pizarra
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo  23 Mayo 2007

Ha bastado que el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, no cerrara por completo la puerta a posibles entendimientos futuros con el Partido Popular para que desde Eusko Alkartasuna le recriminaran estar dispuesto a entenderse con alguien que «niega la existencia de Euskal Herria». Desde las propias filas del partido jeltzale, el lehendakari se ha dirigido a populares y socialistas exigiéndoles que reconocieran la existencia «del pueblo vasco».

No parece que ni el PSE ni el PP nieguen la existencia del Estatuto de Gernika y las instituciones que de él se derivan, tales como el Parlamento vasco o la figura del lehendakari mismo como presidente del poder ejecutivo. Ninguno de los dos cuestionan las reglas internas ni desobedecen a los policías vascos por ser vascos. Ni socialistas ni populares han cuestionado los diferentes resultados de las elecciones autonómicas. Tampoco es que nieguen la historia vasca, aunque seguro que reniegan de alguno de sus episodios, pero éstos tienen más de presente que de historia.

En realidad, lo que les imputan a estos dos partidos es no aceptar el imaginario nacionalista sobre Euskal Herria ni las consecuencias políticas que sacan de ello quienes han elaborado ese imaginario ahistórico, algo lógico, por otra parte, teniendo en cuenta que ni el PSE ni el PP son formaciones de corte nacionalista vasco y no tienen por qué compartir los basamentos ideológicos del PNV o de EA. Les basta con compartir el marco político y las reglas democráticas para poder defender los proyectos que crean convenientes.

Condicionar los pactos de gobierno en el ámbito municipal o foral a la exigencia de que se acepte la simbología histórica propia es una forma como otra cualquiera de trazar rayas divisorias, de excluir a una parte de la representación de la sociedad. Es algo distinto a condicionar los pactos a un programa político de gestión de las instituciones que se pretende administrar.

Las posiciones previas sobre políticas de pactos, al final, tendrán que ser revisadas en función de los números, de la representación que el día 27 concedan los ciudadanos a cada formación política. Jugadas de pizarra en los vestuarios se pueden hacer las que se quieran, pero luego hay que ver si sobre el césped se pueden aplicar con la misma soltura que con la tiza. No basta con desear la repetición del tripartito en todas las instituciones para que con esa fórmula se pueda asegurar una gobernación estable en todas las diputaciones o en todos los ayuntamientos en los que nadie tenga la mayoría absoluta.

f.dominguez@diario-elcorreo.com

Rompiendo moldes
TONIA ETXARRI El Correo  23 Mayo 2007

Más allá de los partidos, además de los conocidos alcaldes y presidentes, hay vida. Suena extraño que en este país tan dividido en bloques partidistas, existan ciudadanos que tengan la moral y la savia suficiente como para organizarse. Savater, Rosa Díez, Martínez Gorriarán y Nico Gutiérrez junto a una cuarentena de rebeldes con causa, lo han hecho. Es una forma más inteligente y combativa que quedarse en casa, lamiéndose la herida de la decepción y votar en blanco creyendo que con ese gesto de castigo, los grandes partidos van a dejar de mirarse el ombligo, para escuchar las críticas de los que poco a poco se han ido cayendo del caballo.

Estamos tan poco acostumbrados a este tipo de iniciativas que las primeras reacciones han sido acomodaticias, rutinarias. Desde los que creen que «es bueno que salga un tercero, tipo CDS, para que haga de partido bisagra», hasta quienes apuestan por cuál de los dos grandes partidos saldrá perjudicado en mayor medida con este tipo de iniciativa ciudadana. Frío, frío. Ni estamos ya en la época de los partidos-bisagra, sencillamente porque el papel de los nuevos partidos pequeños que han ido apareciendo en la escena pública no ha sido el de mediador sino de aliado al poder, generalmente, y en cuánto al menos beneficiado con esta apuesta, no caben grandes dudas.

Si los promotores señalan su decepción con la política pronacionalista que han adoptado los socialistas en los últimos tiempos, su contrariedad con el mal llamado proceso de paz de Zapatero, y hacen un llamamiento a todos los que vean urgente la regeneración democrática .verde y con asas. Bien es cierto que al entorno de Rajoy le habría gustado que los decepcionados se hubieran apuntado al PP. Pero esto no es Francia y los intelectuales de centro izquierda no se han liberado, todavía, de los prejuicios de los que se despojaron los franceses cuando pidieron el voto para Sarkozy. Ayer, el propio Henry Levy agradecía al nuevo presidente, que hubiera fichado para su gabinete al inventor de Médicos sin Fronteras y Médicos del Mundo. «Sólo los espíritus malignos le criticarán. Sólo los malos perdedores hablarán de traición y tocarán a rebato», decía.

Aquí hay mucho maligno que, en cuanto pasen estas elecciones, cargarán contra estos indomables que quieren recoger a mucho desencantado que siente cierta prevención a dar su voto por el centro derecha. Por eso están ahí. Para organizar a todos los que se sienten insultados en su inteligencia cada vez que el Gobierno explica que su política con el entorno de ETA «no es lo que parece».

A los que se indignan cuando el candidato a la reelección a la acaldía de San Sebastián, Odón Elorza, después de que los grupos de Batasuna intentaran reventar el pleno, le diga a la popular María José Usandizaga que no tiene vergüenza por querer denunciar los hechos.

t.etxarri@diario-elcorreo.com

Elecciones sin libertad
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo  23 Mayo 2007

El 3 de abril de 1979 se celebraron en toda España las primeras elecciones municipales democráticas tras cuarenta años de dictadura franquista. Diez días antes, en plena campaña electoral, el 23 de marzo, la banda terrorista ETA asesinó a tiros en Vitoria al policía nacional Antonio Recio Claver. Tenía 50 años.

El 8 de mayo de 1983 hubo nuevos comicios locales. Cuatro días antes, el 4 de mayo, la banda terrorista ETA asesinó en Bilbao a tres personas en un mismo atentado: Julio Segarra Blanco, de 50 años, policía; Pedro Barquero González, de 30 años, policía; y María Dolores Ledo García, de 25 años, civil. María Dolores estaba embarazada y se había casado hacía siete meses con Pedro Barquero.

El 10 de junio de 1987 tuvieron lugar las terceras elecciones municipales. Menos de un mes antes, el 17 de mayo, murió Carmen Pascual Carrillo, de 79 años, civil. Carmen había resultado gravemente herida en el atentado contra la Dirección General de la Guardia Civil, en Madrid.

El 26 de mayo de 1991 los ciudadanos acudieron por cuarta vez a elegir sus ayuntamientos democráticos. El 9 de mayo, en puertas de la campaña electoral, la banda terrorista ETA asesinó en Ortuella (Vizcaya) al guardia civil de 38 años Francisco Álvarez Gómez. Le puso una bomba lapa.

El 28 de mayo de 1995, nuevas elecciones municipales. Jesús Rebollo, un joven policía local de Madrid, de 39 años, muere a manos de ETA, que había colocado una bomba en el centro de la capital.

En los comicos locales del 13 junio de 1999 no hubo asesinatos. Gobernaba Aznar y había una tregua con la banda terrorista. Se registraron numerosos actos de terrorismo callejero.

Los últimas elecciones municipales tuvieron lugar el 25 de mayo de 2003. El 8 de febrero de ese mismo año, la banda asesinó a tiros en Andoain a Joxeba Pagazaurtundua, policía municipal de 45 años, casado y padre de dos hijos.

Cito sólo un atentado en cada convocatoria, hay elecciones municipales en las que se producen más atentados y más asesinatos. Lo mismo ocurre en las generales y en las autonómicas celebradas en la Comunidad Autónoma Vasca. Las votaciones han ido siempre acompañadas de sangre, antes y después de celebrarse.

Esta insoportable lista nos recuerda que las elecciones se han realizado aquí sin libertad. Desde luego sin la libertad tal y como se entiende en el resto de España o de Europa. Los asesinatos son el dato más contundente, pero hay un sangriento catalogo de amenazas, miedos, imposibilidad de expresarse en libertad que nos permiten afirmar, sin exageración, que las convocatorias electorales se han hecho en la CAV sin libertades plenas, a pesar de existir en el conjunto de España un sistema democrático que garantizaba acudir a votar sin la coacción del miedo y de la muerte.

En estas municipales asistimos a ataques contra los socialistas, los populares y los miembros del PNV incluso. En campañas anteriores hemos presenciado cómo se quemaban casas del pueblo, cómo se arrancaba propaganda electoral y también cómo se daban números de teléfonos de los candidatos de los partidos a aniquilar. En estas condiciones, de evidente déficit democrático, es lógico que muchos vascos se agarroten por el miedo y no se atrevan a presentarse en las listas del PP o del PSOE, que no se decidan siquiera a acudir como interventores o apoderados de esos partidos. También en las próximas del 27 de mayo, se han encontrado estas formaciones con graves problemas para completar las listas, incluso en aquellos puestos en los que es seguro que no obtendrán concejal. En el conjunto de España, a quien más quien menos le hace ilusión ser alcalde o edil de su pueblo; aquí hay que arrastrar a la gente porque saben que significarse en según qué partidos puede tener nefastas consecuencias.

Esta ausencia de democracia plena se repite en la Comunidad Autónoma Vasca desde las primeras elecciones generales, las del 15 de junio de 1977. Una cosa es que esta falta de libertad forme parte de nuestro paisaje político cotidiano y otra cosa es que la demos por normal o aceptable. En esta campaña han arreciado los ataques y las amenazas; el miedo, otra vez, aunque no haya nuevos asesinatos y eso sea motivo de satisfacción.

Por su parte, los simpatizantes etarras se quejan de no poderse presentar a las elecciones en todos los municipios que quisieran. Su protesta tiene una muy fácil solución: renunciar a la violencia y a su cohorte de intimidación; jugar en igualdad de condiciones con los demás, sin asesinar ni a concejales ni a cargos políticos del PP o del PSOE. Sin asesinar a nadie más, concurriendo como lo hacen otros nacionalistas radicales, que hace tiempo que han abandonado la violencia y van a capitalizar en votos ese gesto de sentido común.

La política del trampolín
Lorenzo Contreras Estrella Digital   23 Mayo 2007

La anunciada creación, por Fernando Savater y Rosa Díez, de una plataforma izquierdista como proyecto de partido futuro dispuesto a competir en las elecciones generales del 2008 parece haber causado una cierta sensación de perplejidad tanto en la izquierda socialista —PSOE y sus sucursales— como en la derecha representada por el PP. Y quien dice perplejidad puede también decir malestar y alarma. La verdad es que estos sentimientos son demasiado madrugadores, en la medida en que conceden al plan anunciado una importancia y unas posibilidades difícilmente demostrables. Aunque el mundo político se mueve entre el asco y la desazón, también es cierto que funciona en su seno, de manera tal vez predominante, el desencanto y la inclinación paralela a la indiferencia ciudadana. Con ello cabe indicar que una cosa es la militancia o el seguidismo simpatizante de partidos ya constituidos y en funcionamiento y otra diferente esa masa sin adscripción ideológica fija que teme por la permanencia de valores en peligro, pero no está dispuesta a tomar opciones concretas a la hora del voto.

Ahora bien, es ese mundo ambiguo y desencantado el que puede en unas determinadas circunstancias electorales dar el clásico bandazo, lo cual no significa que lo vaya a hacer. España no es país políticamente oscilante. Los famosos “suelos” de los partidos mayoritarios tienden a moverse poco. Esto no es Francia. Y además los nacionalismos, implantando la dictadura del miedo en determinados casos, secuestran voluntades y establecen lo que podríamos llamar escuadrones de vigilancia. Quiérese decir que hay sectores ciudadanos que no se sienten libres a la hora de depositar la papeleta con su preferencia, sobre todo en localidades pequeñas y de raigrambre caciquil. No hace falta indicar que este fenómeno está especialmente referido a las comunidades dominadas por los radicalismos “históricos”.

Rosa Díez ha reflejado en la página web de Basta Ya una visión bastante pesimista de lo que ella denomina “la buena gente”. Llega a decir que entre esa gente tan buena la hay incluso con “mala conciencia”, no demasiado persuadida de la justicia de sus actitudes. Pero, según la eurodiputada vasca, socialista discrepante que conserva todavía su militancia en el partido, esos ciudadanos “suelen ser los peores, porque se saben traidores a lo más sagrado”. Según Rosa Díez, tales sujetos, seguramente los más numerosos, para “salvarse” tienden a huir hacia delante, insistir en sus “razones” y descalificar personalmente a aquellos a los que han expulsado del redil en el que se han instalado sus nuevos dioses. Son —dice la eurodiputada— las “criaturas ministeriales” que alguna vez ha citado Savater rememorando a Schopenhauer.

¿Hasta qué punto los promotores del proyecto de plataforma electoral lograrán vencer estas inercias o estas malevolencias políticas? En el PP, para empezar, ha sido mal vista la pretensión de Savater y Rosa Díez, naturalmente porque temen los dirigentes populares una dispersión del voto y, en consecuencia, un retroceso de sus posiciones parlamentarias y, no hace falta decirlo, de poder. Pero no hacen ascos los dirigentes y militantes cualificados del PP al hecho posible de que el “invento” de la plataforma perjudique, justo por esa mencionada dispersión del sufragio, al partido competidor, es decir, al PSOE. Ya veremos en qué para el probable entendimiento de la plataforma con el grupo Ciudadanos de Cataluña, porque también en este caso la aritmética electoral puede funcionar con rumbos imprevistos.

La situación se va complicando, al menos en el plano de los cálculos y de los pronósticos. Está todo políticamente tan feo que nada debe extrañar esta tendencia volatinera de los acontecimientos. Por ahora, Savater y Rosa Díez han elegido el trampolín.

La regeneración del PSOE está en su derrota
EDITORIAL Libertad Digital  23 Mayo 2007

Si bien hay que elogiar la coherencia de la eurodiputada socialista Rosa Díez y la capacidad de rectificación del filósofo Fernando Savater al hacer frente a la histórica deriva nacionalista del Gobierno de Zapatero, no creemos que su iniciativa de crear un nuevo partido de "izquierdas" sea la solución para acabar con la cojera que sufre y sufrirá España mientras los dos partidos con posibilidades de gobierno no compartan una serie de principios como a los que hoy sólo mantiene fidelidad –y no siempre– el Partido Popular.

Es evidente que un partido que establece alianzas y compromisos públicos con formaciones abiertamente separatistas, mientras de manera clandestina los establece incluso con una organización terrorista, no tiene precedente ni equivalente en ninguna otra democracia. Como no la tiene que un presidente no tenga claro si el país que gobierna es o no una nación. Sin embargo, la regeneración del PSOE no pasa por la creación de otro partido de izquierdas a nivel nacional sino por su derrota, y quien tiene más oportunidades de contribuir a ella es, guste o no, el Partido Popular.

Claro que si los promotores de este nuevo partido dan prioridad a lo de "la derecha" y "la izquierda", por encima de esos principios comunes que les han hecho renegar de la actual dirección del PSOE, el maniqueísmo seguirá presente, por muy liberado que esté de unas siglas de partido.

Navarra, carpeta de Julián Muñoz
POR ANTONIO BURGOS ABC  23 Mayo 2007

UNA carpeta azul de cartón y gomillas da mucho juego. Con una carpeta así se presentó por vez primera Aznar ante el Congreso de los Diputados para pedir su investidura como presidente del Gobierno. Sobria y modesta carpeta de gomillas, quizá hasta sin solapas, donde llevaba el programa para acabar con la corrupción y con el crimen de Estado, racionalizar el gasto público, acabar con el despilfarro y tapar el déficit del Estado y el endeudamiento de la Seguridad Social, cajas que le habían dejado sin un duro y que eran como el triángulo de las Bermudas y el agujero de ozono juntos, y me quedo corto. No sé por qué, a aquella carpeta azul de gomillas de Aznar le dieron en llamar pronto «el cuaderno azul», que más que a nuevo espíritu en la gobernación de España sonaba a colección de artículos magistrales de Miguel Delibes o a libro de memorias de Josep Pla.

Pasó lo que pasó, Aznar se fue a hacer las Américas de conferenciante y nunca más se supo de la carpeta azul, mal llamada cuaderno. Y cuando los que sucedieron a Aznar han dejado a España descuadernada, como sueltos pliegos sin cordel que los una, ha aparecido de nuevo la carpeta azul de gomillas famosa. Pero en una función infamante. El día que no aparece en la comisaría de Marbella es porque sale en la cárcel de Jaén, y si no la sacan en los juzgados de Málaga es porque ya la vimos en Alhaurín de la Torre. Como nadie sabe de dónde han salido aquellos duros antiguos del pecio rescatado por el Odyssey que tanto están dando que hablar, tampoco conoce nadie cómo Julián Muñoz se ha agenciado una carpeta azul de gomillas igualita, igualita que la que usaba Aznar. Incluso con una función parecida. Aznar usó esa carpeta para tapar las vergüenzas de la situación económica y moral en que González había dejado a España. Si hubiera tirado de la manta, más de uno hubiera quedado con las vergüenzas al aire. No lo hizo y él sabrá por qué. Y habrá visto cómo se lo agradecieron: pagaron su generosidad llamándole asesino y mentiroso en el injusto y lamentable 13-M.

Julián Muñoz usa también la carpeta azul para tapar vergüenzas. No ajenas, sino propias. Muy hábilmente, Muñoz oculta tras la carpeta azul de gomillas los grilletes que aherrojan sus manos. Gracias a esa carpeta, nadie ha podido nunca ver a Julián Muñoz esposado, como retratan a Román y Roca, atraillados en cuerda de presos. Si hubiera tenido para el por aquí te quiero ver la misma habilidad que para taparse los grilletes con la carpeta azul, no tendría que estar ahora Isabel Pantoja llora que llora por los rincones de los escenarios la zarzamora de la pena negra del blanqueo de dinero.

Debe de existir también una enorme carpeta azul de gomillas. Tan grande, tan grande, que como en un eclipse de libertades tapa un extenso trozo de España al sol de la democracia que nos alumbra. Exactamente igual que las esposas de las muñecas de Julián Muñoz están ocultas por la carpeta azul de la habilidad de Cachuli en los trabajos manuales, hay también una formal carpeta azul electoral que está tapando las cadenas de fuero de Navarra. Hay quien quiere convertir las cadenas de Navarra en grilletes que aprisionen a una tierra españolísima, en un suicida proyecto separatista, promovido por una banda de asesinos, secundado por una partida de cobardes y negociado por una mangada de indeseables que para permanecer en el Gobierno al precio que sea tienen en su hoja de ruta la rendición ante los hijos de puta. El futuro del Reino de Navarra como parte irrenunciable de España no está escrito en las estrellas, sino en los pactos acordados por debajo de la mesa, que nos ocultan tras la carpeta azul de gomillas de unas simples elecciones autonómicas. En esta nación donde unas elecciones municipales pusieron a un Rey en su Hispano Suiza camino de Cartagena, ya me contarán qué puede conseguirse con unas elecciones autonómicas. Por eso yo quiero hoy quitar esa carpeta azul de gomillas que nos tapa las honrosas cadenas de fuero del españolísimo escudo de Navarra. Yo hoy quiero ser navarro. Y el domingo, en las urnas, ni te cuento. Qué no daría yo por poder votar el domingo en Navarra...

Legalización de ANV
Pucherazo
Carlos María de Urquijo Libertad Digital  23 Mayo 2007

El próximo domingo, decenas de concejales de Acción Nacionalista Vasca volverán a los ayuntamientos del País Vasco y Navarra. Por tanto, ETA volverá a contar con información y financiación adicional para continuar su labor criminal. Lamentablemente lo hará además con el dinero de todos, una situación sin parangón en nuestro entorno y que nos deja en evidencia ante el resto de Europa.

El único responsable de que ETA vuelva de nuevo a los ayuntamientos es José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. El Gobierno de España ha dispuesto de informes de las Fuerzas de Seguridad del Estado que probaban la absorción de ANV por la ilegal Batasuna, por lo que debió instar su inmediata ilegalización. Pero no lo ha hecho porque, preso de sus acuerdos con la banda terrorista, como hemos comprobado con la excarcelación del sanguinario De Juana Chaos o la exculpación de Otegi, ha optado por una decisión inédita en la historia de España: colocar a nuestra democracia a merced de la voluntad de una banda terrorista.

Para este despropósito el Gobierno y el partido socialista no han tenido ningún empacho en utilizar, dañando de manera indeleble su independencia, al Fiscal General del Estado y a la Abogacía del Estado que, obedientemente y sin rechistar, han colaborado en la estrategia de postración del Estado de Derecho. Finalmente la negativa de la Sala Especial del Tribunal Supremo para actuar de oficio contra ANV en aplicación de la ley de partidos y como consecuencia de la ilegalización de Batasuna han hecho perder la esperanza de que alguien pusiera coto a tanto desatino.

Esta es la situación de extrema gravedad que vivimos y de cuyas consecuencias nos lamentaremos todos durante mucho tiempo. El PSOE ha fiado el éxito de la legislatura de Zapatero a la desaparición de ETA mediante la negociación política con los terroristas. ETA lo sabe y le tiene tan tomada la medida que zarandea al Gobierno a su antojo, como si de un boxeador grogui se tratara, sabiendo que no habrá respuesta del Estado de Derecho. Así, lo mismo extorsiona a empresarios, siendo incluso advertidos los terroristas de que pueden ser detenidos, que roba 250 pistolas o asesina a dos personas en Barajas, exigiendo a la vez regresar de nuevo a las instituciones. Ya estaban en el parlamento vasco con el PCTV y lo estarán ahora en los ayuntamientos y las diputaciones de la mano de ANV.

Nuevos datos han confirmado que el único interés del PSOE ha sido volver al poder a cualquier precio y una vez en él mantenerse a toda costa sin reparar en los medios. Han sido, al menos, veinticinco las reuniones mantenidas con ETA-Batasuna en los últimos años. Así, de manera simultanea a su respaldo a la ley de partidos, dialogaban con Batasuna para reconocer "el carácter político del conflicto". Mientras ETA asesinaba a concejales del Partido Popular o de su propio partido hablaban de "consultas" y de reconocimiento del derecho de autodeterminación. Cuando aplaudían la ilegalización de Batasuna, estaban ya estudiando fórmulas para permitir su regreso a las instituciones de las que con tanto esfuerzo y sacrificio de tantas personas fueron expulsados.

Nos han engañado y con su engaño han causado un daño de muy difícil reparación a nuestra democracia. No se han parado en barras con tal de mantenerse en el poder. Por eso ahora aunque nos encontremos ante unas elecciones trucadas, ante un pucherazo propiciado desde el Gobierno al permitir a ETA comparecer a unas elecciones que, en el País Vasco y Navarra, tendrán muy poco de libres y democráticas, nuestra respuesta en las urnas debe ser masiva y contundente.

Pero la tarea de reconstrucción de nuestro Estado de Derecho no puede acabar el veintisiete de Mayo. No sabemos a ciencia cierta si son diez meses o son menos los que faltan para las elecciones generales, pero es urgente que se produzca un cambio de gobierno. La continuidad del PSOE otra legislatura más al frente del Ejecutivo sería letal para España. No es sólo la falta de libertad por la existencia del terrorismo el problema más acuciante, es también la ausencia de un modelo territorial que asegure la permanencia de nuestra Nación lo que debe hacer reflexionar a los españoles sobre la urgencia de la alternancia. Y no vale cualquier resultado para el Partido Popular. Sin una victoria amplia que nos permita gobernar sin hipotecas todos sabemos que el PSOE es capaz de aliarse con cualquiera para no apearse del poder.

A pesar de este panorama tan sombrío, quienes nos presentamos en las listas del Partido Popular lo hacemos con la ilusión de siempre y con la confianza de que, finalmente, se impondrá el sentido común y, más pronto que tarde, estos cuatro últimos años de desgobierno socialista solo habrán sido un breve paréntesis en el progreso de España.

Carlos María de Urquijo es parlamentario vasco del Partido Popular.

Socialistas contra el PSOE
El caballo de Basta ya
Agapito Maestre Libertad Digital  23 Mayo 2007

A nadie debería asustar el surgimiento de un nuevo partido político, sobre todo si surge como una fracción del PSOE. ¿Cuánto tiempo llevamos quejándonos de que, a pesar de las barbaridades del socialismo de Zapatero, nadie se movía en el PSOE? ¿Cuántas veces hemos clamado para que surgiera una línea seria en el socialismo para parar la destrucción de la Nación que lleva a cabo el socialismo de Zapatero? ¿Quién no ha clamado en los últimos años porque surgiera un grupo de socialistas que pusiera en su sitio a Zapatero? Pues bien, aunque un poco tarde, han surgido. Felicitémonos. Nunca es tarde si la dicha llega.

Aplaudo la iniciativa de 45 personas para promover un nuevo partido. Todas proceden del socialismo. Todas son votantes socialistas. Todas están hartas de la política de Zapatero. Si yo estuviera en su situación, y no fuera capaz de dar el salto democrático para votar al PP, haría otro tanto. Bravo, amigos. Por algún lugar hay que comenzar el camino de la liberación democrática. Veo con entusiasmo el surgimiento de este nuevo partido. Más aún, cualquier demócrata debería estar contento, primero, porque trae aire fresco para oxigenar la irrespirable atmósfera creada por los nacionalistas y socialistas, por los socialistas y los terroristas y, por supuesto, por las vías abiertas por los populares para pactar con los nacionalistas en el futuro.

Esta iniciativa nos recuerda, en primer lugar, que la política, el foro público, no tiene ningún propietario definitivo. Quizá sería más cómodo para la mayoría de estas 45 personas entrar en el PP e, incluso, haber aceptado el ofrecimiento de Rajoy para formar parte de las listas del PP como independientes. Quizá en el futuro puedan entenderse. Nada debe descartarse, pero, en principio, veo con interés que prefieran formar un nuevo partido, porque eso es signo de crítica contra los grandes partidos, que tienden fácilmente a creer que todo el espacio público les pertenece. En segundo lugar, la aparición de este nuevo partido ayudará a clarificar las posiciones oscuras, los apaños para formar mayorías que repelen el sentido común y, sobre todo, será muy crítico con las política antidemocráticas y totalitarias de su partido de procedencia, el PSOE.

Por lo tanto, motivos y razones para formar un nuevo partido sobran si contemplamos el devenir totalitario del PSOE. Además, comprendo que estos socialistas no quieran estar con gentes como López Garrido y Pérez Rubalcaba. Me hago cargo lo duro que debe ser para un socialista ver en la calle a De Juana Chaos por el entreguismo de Zapatero. Soportar a ese personal tiene que ser insufrible.

¿Qué viabilidad real puede tener esta formación a corto plazo? ¿Cuántas actas de diputados pueden conseguir? Las respuestas a estas preguntas no creo que sean para tirar cohetes por buenas que tengamos las intenciones, pero tampoco para caer en el pesimismo derrotista. Al contrario, de entrada, moviliza el voto sectario del socialismo. ¿Por qué no pueden existir muchos socialistas que vean con buenos ojos a la gente de Basta ya? Además, este nuevo partido surgido en el País Vasco puede que se una al grupo de Ciudadanos de Cataluña. Entonces ya no estarían tan solos. Y quién sabe si en Madrid, por ejemplo, Leguina se atreve a dar el salto y apoya esta iniciativa... Aunque suene a tópico, todo es posible.

No quisiera caer en el cuento de la lechera, pero la iniciativa del grupo de Basta ya deja abierta algunas expectativas plausibles. Esperemos que la inteligencia de la directiva del PP no se lance en tromba contra esta iniciativa. Esperemos que su prudencia no los vea sólo como competidores sino también como colaboradores. En fin, si yo fuera del PSOE me montaría en el caballo de Basta ya y haría la "revolución", la única verdadera, la democrática. Esa que hace mucho tiempo ha hecho la mayoría de los votantes del PP.

Barcelona como ejemplo
Decadencia de CiU
Juan Carlos Girauta Libertad Digital  23 Mayo 2007

La campaña de Xavier Trias es errática hasta lo incomprensible. Encabezando la lista barcelonesa de CiU, los suyos deberían tratarle mejor. Casi parece que quieran perder. No es el caso, aunque esa habría sido en otras épocas la conclusión, cuando Jordi Pujol utilizaba el maldito destino para acabar con figuras de brillo molesto.

El padre de la construcción nacional de Cataluña repitió varias veces la operación: su invitación a cruzar la Plaça de Sant Jaume acabó equivaliendo a una carta de despido. Allí cayeron Trias Fargas, Cullell, Molins y Roca. Cuando se sueña con suceder al gran jefe, ¿quién encaja una concejalía en la oposición?

El Ayuntamiento de Barcelona no es cosa baladí. Tiene el presupuesto y las ínfulas de un estadito. Los Juegos Olímpicos le dieron a la ciudad una notoriedad cuyas dimensiones son sólo comparables al ridículo del Forum, aquella nada, aquel vacío que pasará a la historia entre signos de interrogación. Los barceloneses nos seguimos preguntando qué demonios fue aquello que tenía que cambiar el mundo.

A CiU se le atraviesa Barcelona por la resistencia de los votantes y, sobre todo, porque la ciudad constituye una descomunal negación a su proyecto. Implícita, sí, que aquí somos muy cucos. Pero descomunal. Es imposible construir una nación con esencias de Montserrat cuando cinco millones de almas, de las siete con que se cuenta, forman un gran entramado urbano que va a lo suyo: el municipio de Barcelona y sus tres "coronas". Para agravar la enfermedad barcelonesa del nacionalismo, pronto la principal fuerza de oposición municipal será el PP.

CiU ha quedado atrapada en dos cepos: uno, la consolidación del modelo tripartito, que les condena al fracaso aunque ganen elecciones; dos, el error de competir con ERC en soberanismo. Ya pueden ir los convergentes al notario cuantas veces deseen y ya puede el desdibujado Trías hacer guiños a los socios de Hereu. La realidad se impondrá, y el día (quizá lejano, pero cierto) que la aritmética permita desalojar a los socialistas de un poder municipal que ocupan ininterrumpidamente desde 1979, será con Alberto Fernández como alcalde. Con los votos de CiU. Y sin Trias, que se habrá retirado.

Este vaticinio parecerá dislate al adversario y utopía al afín. Pero eso es sólo por una general incapacidad para la prospectiva, que exige pensar en movimiento, proyectar dinámicas en vez de analizar fotos fijas. Pongo fecha: en 2011, Fernández alcalde. La carrera empieza este domingo.

Xavier Pericay
Memorias de un disidente
José García Domínguez Libertad Digital  23 Mayo 2007

Es muy joven, mucho, apenas habrá alcanzado la mayoría de edad. Aun así, acaba de abandonar el nido paterno –estamos en otra época, querido lector treintañero– para venir a vivir en esta pensión tan razonablemente sórdida de la calle Hospital, justo frente a Las Ramblas. Por lo demás, ya tiene clara cuál es su vocación profesional, aquello a lo que piensa dedicar el resto de su vida: la filología catalana. Mientras tanto, ahí, justo a su lado, otro estudiante de filología –hispánica– teclea el manuscrito del que habrá de ser su primer libro. Están pegados, casi puerta con puerta; no obstante, nunca llegarán a conocerse. Y sólo dentro de veinte años, cuando Arcadi le anime a leer el prólogo de Lo que queda de España, adivinará la crónica rigurosamente fiel de su propia memoria sentimental entre las páginas que ese ignoto vecino continúa escribiendo ahora mismo.

Pero aún faltan veinte años hasta que eso ocurra. Y a quién le importa lo que haya de pasar dentro de veinte años si en la madrugada de hoy, 2 de marzo de 1974, el régimen va a dar garrote a Salvador Puig Antich y no hay ni rastro del Partido. Ni convocatorias de manifestaciones, ni octavillas, ni los abajofirmantes de turno, ni el comunicado de siempre para exponer nuestra más firme y enérgica repulsa de siempre. Nada. Bueno, nada salvo la gran fiesta que ha montado Manolo Vázquez Montalbán, en La Oca de Calvo Sotelo, al objeto de celebrar entre canapés, risas y champán francés el triunfal estreno de la revista Por Favor.

Sin embargo, sí importa, y mucho, lo que va a pasar dentro de 20 años. Por ejemplo, Lluís Aracil, su maestro, el padre teórico del invento, el gran sociolingüista que ya anda a punto de acuñar el concepto de "normalización" del catalán que luego repetirán ad nauseam los talibanes que están por llegar, abjurará de la causa por ese entonces. Y asqueado, declarará: "¿Que la educación franquista era en castellano? Como los libros, como la Escuela Moderna de Ferrer y Guardia, como las teresianas o los jesuitas de siempre. Esto de ahora, en cambio, es la institucionalización de la política oscurantista de Prat de la Riba y Torras i Bages: que los payeses sigan siendo payeses, pues los pobres son felices. Y a los hijos de los inmigrantes, que les encasqueten la barretina: eso está más cerca de los nazis que de los conservadores europeos."

Claro que, hoy, entre los cuatro muros de esta habitación de la calle Hospital, a Xavier Pericay casi le resulta tan increíble que vaya a escuchar eso algún día como imaginarse a sí mismo, un nacionalista militante, fundando Ciutadans de Catalunya. Algo que fatalmente estará llamado a hacer dentro de exactamente 32 años, en 2006. Ocho meses antes, por cierto, de que publique Filología catalana, uno de los mejores libros de memorias que se escribirán en el próximo siglo.

Silbidos en Alange
Una nueva sinfonía para Zapatero
Ignacio Villa Libertad Digital  23 Mayo 2007

El presidente del Gobierno acaba de toparse de bruces con los efectos de sus políticas y comprobado cuál es la verdadera temperatura de la sociedad española en la recta final de su legislatura. Rodríguez Zapatero, de campaña electoral por Extremadura, decidió visitar el pueblo de su abuelo paterno; y el helicóptero presidencial aterrizó en el campo de fútbol de la localidad de Alange. Tanto al entrar en la Casa Consistorial a firmar en el Libro de Honor del Ayuntamiento como al salir, el presidente fue abucheado, por lo que concluyó precipitadamente la visita iniciando inmediatamente el viaje con dirección a Mérida.

El Gobierno socialista despreciará los abucheos y silbidos de Alange como una anécdota protagonizada por unos pocos extremistas radicales. Pero, en el fondo, ellos mismos saben que no es así; es la expresión del hartazgo de miles y miles de ciudadanos que ya se han cansado del sectarismo de Zapatero, de sus políticas y de sus formas; la respuesta real a quien ha puesto en duda los valores de la transición, buscado el fin de la Constitución y dinamitado el pacto antiterrorista.

Zapatero ha perdido ese falso encanto de sus inicios; carece ya de combustible para el encandilamiento. Al presidente nadie le cree y sus fabulaciones se desvanecen como un castillo de arena. Las protestas contra el presidente del Gobierno no son una mera pataleta; son los gritos del descontento ante tanta división, tanta ineptitud, tanto desvarío, tanta irresponsabilidad. Son la respuesta cívica a un presidente que intenta hacernos creer algo que sólo sobrevive en su imaginación.

Es más, la tarascada que se ha llevado el presidente en Extremadura ha tenido lugar el mismo día en que ha buscado en Sevilla la fotografía vacía de siempre con los trabajadores de Delphi. Estos, que ya se lo ven venir, le han dejado claro que no quieren más engaños, sino soluciones. Una palabra que aparece con frecuencia en los discursos del presidente del Gobierno, pero que nunca es capaz de llevar a la práctica.

Zapatero se llevará de esta campaña electoral a La Moncloa una nueva melodía que tararear: la sinfonía de los silbidos, el sonido del descontento por su labor al frente del Gobierno. Las protestas contra un Ejecutivo capaz de pasar por encima de quien haga falta con tal de sobrevivir. No será la última vez que la tenga que escuchar.

¿Regeneración de la izquierda?
Pío Moa Libertad Digital  23 Mayo 2007

La amarga experiencia de los últimos años prueba que no existe en España una izquierda democrática. Existe, sin duda, una opinión democrática de izquierdas, pero los partidos que dicen representarla han demostrado ser auténticas mafias que han practicado el terrorismo y robado a mansalva los fondos públicos, y han sido incapaces de regenerarse. Por el contrario, volvieron al poder, tras la matanza del 11-M, resueltos a vengarse de la "injusticia" de haber sido desalojados de las poltronas, y resueltos a radicalizar su mensaje: colaboración con el separatismo y el terrorismo, legalización, premio y privilegio al asesinato como forma de hacer política, ataque sistemático a la independencia judicial, máxima corrupción de la enseñanza, etc.

El PSOE, suele olvidarse y conviene recordarlo, tiene un historial de violencias y robos como ningún otro en España, y en él los besteiros han llevado siempre la peor parte. Cuando, en la Transición, ese partido abandonó el marxismo, pareció democratizarse, pero lo hizo sin el menor análisis de la doctrina teóricamente abandonada y mucho menos de su propia historia como principal responsable, entre otras cosas, de la guerra civil. Por lo tanto pervivieron en él, de modo extraoficial y poco consciente, pero eficaz, los viejos enfoques políticos, que reaparecen hoy con plena fuerza en el ataque generalizado a la Constitución y a las bases de la convivencia en libertad.

Las cosas están llegando tan lejos que incluso algunos izquierdistas, hasta ahora anestesiados por la verborrea al uso, empiezan a reaccionar y a plantearse una oposición clara, e incluso nuevos partidos, como el de "Ciudadanos" o el sugerido por Savater y Rosa Díez. Dada la incapacidad de regeneración en un PSOE mafioso y apesebrado, esto es un buen camino. Existe una opinión considerable de izquierdas que no se siente representada en el PSOE ni en IU, como le ocurre a una extensa opinión de derechas con el PP. Y ya no es cuestión de discrepancias en matices. Ciertamente el PP, al revés que el PSOE, defiende la democracia y la unidad de España, pero las defiende de modo cada vez más palabrero, mientras en la práctica traiciona cada día esos ideales. Quizá lo haga por pura flojera, pero el caso es que lo hace, y los males no llegan solo por el ímpetu de quienes quieren hacerlo, sino por la pusilanimidad -- al final indistinguible de la complicidad-- de quienes debieran oponerse.

Un partido democrático de izquierda sería una gran noticia, y ojalá la iniciativa vaya adelante y sepan unir fuerzas y obrar con inteligencia quienes ahora se lo plantean. También sería una buena noticia la formación de un partido de derecha a un tiempo democrático y consecuente. Pero de momento las alternativas que aparecen coinciden con la extrema izquierda en una radical falsedad: pretenden que España y democracia son conceptos opuestos.

La respuesta es sí
Luis del Pino Libertad Digital  23 Mayo 2007

Han destruido los trenes, han hecho desaparecer las cintas del 091 relativas al episodio de Leganés, han ocultado los análisis de explosivos realizados el 11-M, han dado el cambiazo de la mochila de Vallecas, han evitado hacer las autopsias a los presuntos suicidas de la C/ Carmen Martín Gaite... Ahora nos enteramos, gracias a Casimiro García Abadillo en El Mundo, que nos han ocultado hasta los cajones llenos de muestras de los trenes, que se conservan en el depósito de los Tedax.

Si alguien tenía alguna duda del deseo de ocultación que ha animado al actual Gobierno en todo lo que respecta a lo que sucedió en los trenes, la información de ayer permite despejar esas dudas.

Si se recogieron centenares o miles de muestras en los trenes y esas muestras quedaron arrumbadas en un sótano, mucho de lo que hemos estado discutiendo carece de sentido si no partimos de la hipótesis de que ha existido un intento deliberado de ocultación.

Por ejemplo, supongamos que fuera cierto que los Tedax no pudieron determinar en la mañana del 11-M los componentes concretos del explosivo utilizado en los trenes: entonces hubiera bastado con enviar en los días siguientes a la Policía Científica alguna de esas miles de muestras.

O supongamos que se les hubiera olvidado enviar esas muestras a la Policía Científica, simplemente porque estaban convencidos de que la aparición de Goma2-ECO fuera de los trenes era suficientemente concluyente. Entonces, al destaparse el escándalo de las declaraciones de Sánchez-Manzano acerca de la nitroglicerina en la Comisión de Investigación del 11-M, habría bastado con mandar analizar alguna de esas miles de muestras.

O supongamos que una serie de conspiranoicos nos ponemos a cuestionar el explosivo que estalló en los trenes. Entonces habría bastado con coger un puñado de esas muestras no lavadas con agua y acetona y hacerlas analizar para taparnos la boca.

O supongamos que un juez, Gómez-Bermúdez, ordena analizar lo que estalló en los trenes. Entonces existe la obligación legal de comunicar la existencia de esos miles de muestras y ponerlos a disposición de los peritos encargados del análisis.

Sin embargo, la existencia de esas muestras se ha ocultado cuidadosamente, dejando en la nebulosa los informes policiales sobre los explosivos de los trenes, dejando sin resolver las contradictorias declaraciones de Sánchez-Manzano, dejando sin material con el que trabajar a los peritos y perdiendo la oportunidad de callar la boca a esos periodistas tan pesados que siguen diciendo que los españoles tenemos derecho a la verdad.

Nada de eso es explicable a menos que la ocultación de esas muestras responda al mismo impulso que la destrucción de los trenes: al deseo de eliminar cualquier prueba directa y sustituirla por las pruebas "colocadas" fuera de los trenes (mochila de Vallecas, furgoneta de Alcalá, ...).

La AVT ha presentado una batería de diligencias al juez Del Olmo, ese juez que lloró delante de una víctima del 11-M y sigue, sin embargo, manteniendo bajo secreto ese sumario-trampa donde continúa haciendo como que investiga la masacre. Una de las pruebas solicitadas se cae por su propio peso: tómese un vagón y hágase estallar en él una mochila con 10 kg de Goma2-ECO, a ver cómo queda. Si en los vagones hubieran estallado mochilas con 10 kg de Goma2-ECO, desde luego que no hubiéramos visto esos agujeros tan redondos que todos hemos podido apreciar en las fotografías: los vagones se habrían desintegrado.

Y mientras tanto, mientras seguimos constatando cómo han mentido, cómo han ocultado, cómo han manipulado... continúa la retahíla de testimonios infumables delante del tribunal presidido por Gómez-Bermúdez.

Ayer, una funcionaria de la Policía declaró que, aunque hubiera estallado Titadyne en los trenes, eso no variaría la conclusión de que ETA no tiene nada que ver con la masacre, porque no hay indicios que relacionen a ETA con los autores del atentado. Observen el curioso razonamiento: haya estallado Titadyne o Goma2-ECO, para esa funcionaria policial los autores del atentado son los que se sientan en el banquillo. Oiga, si en los trenes hubiera estallado algo distinto de la Goma2-ECO, ¿cómo iban a ser los autores los que se sientan en el banquillo? Si en los trenes hubiera estallado algo que no fuera Goma2-ECO, quedarían todos los acusados en libertad, porque el único explosivo al que se ha demostrado que tenían acceso era Goma2-ECO. Y, si quedaran en libertad, ¿cómo va a ser indicio exculpatorio para ETA el que no tenga relación con ellos? Algunos, o son tontos, o se piensan que los que somos tontos somos los demás.

De todos modos, hay que reconocer que son más pesados que una vaca en brazos. Continúan los medios defensores de la versión oficial dando la murga, a cuenta de esas declaraciones de ayer, con que queda demostrado que no fue ETA. ¡Que manía con insistir en inventar un maniqueo estúpido para luego atizarle a voluntad, como Fray Gerundio de Campazas! A ver si se enteran, señores: si nosotros lo que nos tememos es que no fueron ni ETA ni Al Qaeda, sino los que querían poner en marcha en España el cambio de régimen que estamos viviendo y que sólo va a poder pararse si el próximo domingo 27 hay una votación masiva en contra del PSOE.

Lo que nos preguntamos desde hace ya muchísimos meses no es si fue ETA, sino si hay alguien tan canalla en las cloacas del estado como para asesinar a 200 personas para cambiar un gobierno. Y cada vez hay más indicios que apuntan a que la respuesta es sí.

El Partido de los huérfanos
Antonio Pérez Henares Periodista Digital  23 Mayo 2007

(Manifiesto publicamente mi alegría y mi apoyo al paso dado por Savater y Rosa Díez)

Algunos consideramos a Fernando Savater el primer intelectual de España. En el se estima no solo su lucidez y su inteligencia, sino su compromiso, el verdadero compromiso intelectual con la verdad y con la sociedad . A Savater lo ha llevado ponerse del lado de quienes más sufren ,de los débiles y de las victimas. Lo ha llevado a enfrentarse con los verdugos y con todos aquellos que claudican, ceden o se amedrentan ante ellos. Su compromiso lo ha llevado a convertirse el mismo en objetivo de los asesinos, en víctima.

Junto a Rosa Diez, socialista que lo sigue siendo en ideología y sentimiento, a Carlos Martínez Gorriarán , Niko Gutiérrez y unas decenas más han dado un paso más en ese compromiso . Crear un partido político, de izquierdas, de ciudadanos españoles, partidarios de un estado federal , igualitario y de una Nación unida, sin complejos y que de la batalla ideológica al nacionalismo reaccionario, de privilegios territoriales y de ansias secesionistas. Entienden que el PSOE, y su acolito IU, se han dejado abducir por esos nacionalismos y hoy no representan esa idea igualitaria y solidaria , seña de identidad de la izquierda.

El paso es tan valiente como arriesgado. Aún más que lo fue el protagonizado y similar de Ciudadanos en Cataluña que visibilizó otro intelectual antifranquista y progresista, Albert Boadella. En el País Vasco,de donde ha surgido el movimiento que va a extenderse atodo el territorio nacional, la violencia como arma política sigue siendo moneda común y parte del paisaje. Allí hay que tener un plus de coraje y hasta de heroísmo porque estos compromisos te ponen en la diana de unos asesinos de manera inmediata. O sea, que además hay que luchar por la libertad, por la democracia y por la vida.

El paso de Savater y Rosa Diez , que puede engarzarse con Ciudanaos y ayudarles a estos a superar esa crisis de intrusismos y advenedizos al rebufo del poder y los sillones, va más allá y es de más amplio espectro. Es un movimiento político, un partido, con vocación de concurrir en toda España, con intención de ofrecerse al conjunto de la ciudadanía española , especialmente a la que se siente cada vez menos representada por unas siglas que ahora acaparan la imagen, que no los conceptos, de la izquierda.

Es diría un partido para los huérfanos, para tantos huérfanos que el “progrerio” pijo y genuflexo ante el nacionalismo ha dejado desamparados y a los que cada día ante cada una de sus críticas tan solo tiene como respuesta del pensamiento unico y castrador acusarles de “fachas” y vendidos al PP. Difícil es acusar de ello a Savater, pero ya están en ello. Y en la censura. Un artículo suyo, “Casa tomada”, no vio la luz en el periódico donde había sido enviado, como tantos otros en los últimos 30 años, en El País sino que fue publicado éste sábado en El Correo. En honor de diario de Prisa hay que reconocer que hoy mismo si veía la luz , con la firma de Savater, un trabajo titulado “Indios y sociólogos”, un durísimo alegato contra la política antiterrorista del PSOE, una acusación en toda regla de plegarse a las exigencias de la banda terrorista “el truco empleado es elemental aunque repetido con renovado énfasis: consiste en decir que en modo alguno se va a hacer o consentir algo y luego hacerlo o consentirlo pero llamándolo de otro modo” Y pone ejemplos: liberación de De Juana Chaos, presentación de Batasuna a las elecciones, reuniones con los etarras etc.

No puedo ni me da la gana ocultar mi alegría ante este paso delante de estos intelectuales y de algunos políticos al que espero que se unan muchos ciudadanos. En si mismo, e independientemente de su éxito o fracaso, es un intento digno y valiente de hacer despertar las conciencias políticas y de presentarse democráticamente ante la ciudadanía como una alternativa al actual marasmo. Creo que tiene hueco y que existe un espacio. Siempre debe haberlo para la dignidad, la inteligencia, la critica y el coraje. Y quizas el botón de muestra de quienes pueden engrosar sus filas me lo ha dado esta misma mañana una conversación con un viejo amigo, un “camarada” del PCE los tiempos de la clandestinidad, que luego ocupo relevantes cargos públicos electos y ahora estaba asqueado y retirado de la vida política ante la deriva de IU: “Tio.-me ha dicho.-ya tenemos otra vez partido”.

P.D. Algunos medios de comunicación ya empezaban esta misma mañana a valorar la cuestión en si le venia peor o mejor al PP o al PSOE y parecidas zarandajas. Creo que a los promotores eso les importa lo que debe importarles: un carajo.

Mi más profundo rechazo
Cartas al Director ABC  23 Mayo 2007

Quiero expresar mi profundo rechazo a la inconcebible actuación de la Junta Electoral Central, prohibiendo que pudieran celebrarse las concentraciones convocadas por las asociaciones de víctimas del terrorismo para protestar por la participación de Batasuna disfrazada (ETA disfrazada) en las próximas elecciones municipales. Como siempre que ellos convocan, pensaba acudir, y me encuentro con que, en una versión más del mundo al revés con que nos obsequian nuestros gobernantes cada día, se habían prohibido. Estupendo, paso expedito a los radicales violentos, que cada día demuestran sus buenas intenciones atacando a los políticos (ésos sí) democráticos en sus paseos o sus mítines, ya sea con sus brutales insultos o sus agresiones. Sin embargo, a las víctimas del terrorismo, que debieran ser los más apareciados, los más queridos, se les prohíbe algo tan legítimo como concentrarse.

Estamos traspasando unos límites peligrosos, y a la gente de bien se le está exasperando, mientras los agresores están felices, crecidos y pisando fuerte.
Gloria Calvar. Madrid

ETA anuncia al Gobierno que Josu Ternera encabezará su delegación tras las elecciones del 27-M
Óscar López-Fonseca EC  23 Mayo 2007

José Luis Rodríguez Zapatero negó el pasado fin de semana cualquier reunión formal de representantes del Gobierno con ETA, pero sí insinuó que había habido movimientos para saber qué se cuece en el seno de la banda. Una toma de temperatura -expresión que en su día creó el que fuera secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera- que se concretó en “encuentro y medio” celebrados durante los pasados meses de marzo y abril entre emisarios del Gobierno y representantes de ETA, y que sirvieron principalmente para que Moncloa constatara que al frente de la organización terrorista se mantiene el sector más posibilista, el partidario de mantener la tregua y seguir negociando con el Ejecutivo socialista que encabeza José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera.

Así lo han confirmado a El Confidencial fuentes conocedoras de la existencia y el contenido de dichos contactos, que aseguran que los enviados del Ejecutivo llegaron a dicha conclusión después de ver que quien encabezaba la reunión era el propio hijo de Josu Ternera, Egoitz, quien ya había participado en los encuentros previos a la tregua de Ginebra y Oslo acompañando al veterano etarra. Además, el joven dirigente aseguró que su padre estaba dispuesto a volver a liderar la delegación de la banda en futuros encuentros a celebrar tras las elecciones municipales y forales del próximo 27 de mayo. Siempre según estas fuentes, el encuentro sirvió para poco más, ya que ambas partes se echaron mutuamente en cara diversos agravios, desde el atentado de Barajas del 30 de diciembre en el que murieron dos personas a la ilegalización del nuevo partido de la izquierda abertzale y la anulación de la mitad de las listas de ANV. “El comienzo fue muy duro, pero luego se atemperaron los ánimos”, añaden.

El encuentro, cuya existencia fue desvelada el pasado 13 de mayo por el diario ABC y cuyos detalles amplió posteriormente Europa Press, se celebró a mediados del pasado mes de abril en una ciudad europea no concretada por las fuentes consultadas, que, sin embargo, sí reconocen que estuvo precedido por un encuentro previo, en marzo, de carácter “técnico”, en el que ambas partes acordaron las condiciones de celebración del mismo. En dicha “reunión y media” -como insisten en calificarlas a este diario las fuentes conocedoras del mismo-, estuvieron siempre presentes miembros del Centro Henri Dunant para el Diálogo Humanitario, la ONG suiza que ha realizado labores de mediación desde el inicio del proceso de paz.

Siempre según las fuentes consultadas, en los encuentros no se llegó a “ningún tipo de acuerdo”, aunque sí reconocen que han llevado la esperanza en Moncloa para poder retomar las negociaciones en un futuro -“nunca antes de las elecciones generales de 2008”- siempre que la banda armada no vuelva a cometer atentados mortales. No obstante, estas mismas fuentes han reconocido que tras la bomba de Barajas -cometido precisamente días después de una reunión en Alemania entre ambas partes en las que paradójicamente se habían citado para un nuevo encuentro tras las Navidades pasadas- el Gobierno sólo accederá a celebrar un nuevo encuentro tras el 27-M si ETA no actúa.

Txillare y el optimismo de Rubalcaba
Los encuentros de abril entre emisarios del Gobierno y ETA han coincidido en el tiempo con la reanudación de las reuniones entre Jesús Eguiguren, presidente de los socialistas vascos, y el líder de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi. Ambos políticos, cuyos encuentros en el caserío Txillarre de la localidad guipuzcoana de Elgobiar dieron paso al “alto el fuego permanente” de la banda armada del 22 de marzo de 2006, retomaron sus contactos en la última semana de abril después de un intenso intercambio de mensajes a través de intermediarios, como adelantó en exclusiva El Confidencial el pasado 15 de mayo (ver noticia).

También coincide con la visión moderadamente optimista que en las últimas semanas Alfredo Pérez Rubalcaba ha transmitido recientemente en privado a varios dirigentes políticos. El ministro del Interior, como publicó este diario el pasado 11 de mayo (ver noticia), manifestó abiertamente a varios portavoces parlamentarios su convicción de que ETA no cometerá ningún atentado durante la campaña electoral para las municipales del 27 de mayo. No obstante, el político cántabro reconoció que su departamento trabaja con la hipótesis de que, tras los comicios, la banda sí volverá a las armas, aunque los atentados nunca serán tan graves como el de Barajas ni como los que sirvieron a la organización terrorista para romper la tregua de 1998.

“Rubalcaba está convencido de que los etarras irán en la misma línea de los meses previos al alto el fuego de marzo de 2006: bombas sin muertos, incluida una campaña de verano con artefactos en poblaciones turísticas”, añadía entonces a El Confidencial uno de los interlocutores del ministro del Interior.

elecciones 27m
Los radicales acentúan su presión sobre los partidos a cinco días de los comicios
Un detenido en Bilbao después de que un grupo de jóvenes increpara a Azkuna
BILBAO EL CORREO  23 Mayo 2007

A sólo cinco días de los comicios del próximo domingo, los sectores de la izquierda abertzale radical que boicotean numerosos actos de la campaña electoral en protesta por la ilegalización de plataformas independentistas y más de un centenar de candidaturas de ANV acentuaron ayer su presión sobre las formaciones políticas. La Guardia Urbana de San Sebastián desalojó a unas cuarenta personas que interrumpieron el pleno extraordinario del Ayuntamiento mientras coreaban en euskera consignas como 'Pucherazo no' y 'Democracia para Euskal Herria'.

Además, los incidentes se cobraron en Bilbao la detención de un joven que, según Interior, se negó a identificarse ante la Ertzaintza e intentó agredir a dos agentes. En Basauri, el candidato del PNV a diputado general, José Luis Bilbao, afirmó tras ser increpado por media docena de radicales que «cuando el nacionalismo se expresa con violencia es fascismo».

A pesar de que este tipo de sucesos se han repetido sin excepción durante todos los días de la campaña electoral, Arantza Urkaregi, la candidata número dos de Acción Nacionalista Vasca por la circunscripción de Juntas Generales de Vizcaya -una de las listas que anularon los tribunales- lamentó ayer que haya «quien insista mucho en los incidentes». En este sentido, afirmó que su formación también está sufriendo «agresiones» durante esta campaña «antidemocrática», y puso como ejemplo que agentes de la Ertzaintza «persiguieron» el lunes en Barakaldo «a un grupo de jóvenes que colocaba carteles» de ANV.

Ex concejales
El desalojo del salón de plenos del Consistorio donostiarra que abrió el inventario de incidentes de ayer se produjo a las nueve menos veinte de la mañana. Los simpatizantes de la izquierda abertzale, que portaban pancartas con el lema en euskera 'Respetad la voluntad del pueblo. No al pucherazo', habían interrumpido con sus gritos la reunión municipal apenas diez minutos antes. Cuando la presidenta del pleno, la socialista Susana Corcuera, les pidió que abandonaran la sala, los radicales se sentaron en el suelo y fueron desalojados uno a uno y por la fuerza por la Guardia Urbana, mientras gritaban frases como 'Ayuntamiento de San Sebastián, fascista' o 'Ésta es vuestra paz'. Entre los expulsados se encontraban los ex concejales de Batasuna Josetxo Ibazeta e Iñigo Balda.

El Partido Popular, en declaraciones de María José Usandizaga, criticó al Gobierno municipal por la falta de control en el acceso al pleno de los protagonistas de los incidentes. Los reproches molestaron al alcalde, Odón Elorza, quien, tras acusar al PP de buscar «que siempre haya follón», aseguró que Usandizaga «no tiene vergüenza».

El PNV sufrió los siguientes altercados. El más destacado, por sus consecuencias, tuvo lugar en el barrio bilbaíno de Santutxu. Minutos después de que ocho alborotadores interrumpieran el mitin del alcalde, Iñaki Azkuna, al que increparon al grito de 'español'. I. G. S., de 23 años, fue detenido acusado de un delito de desobediencia y atentado a la autoridad. Según Interior, el arresto se produjo a las once y cuarto de la mañana, en la calle Carmelo, muy cerca de la herriko taberna de la calle Iturriaga, cuando el joven se negó a identificarse e intentó agredir a dos ertzainas.

Askatasuna, que ofreció una versión muy diferente, aseguró que la detención tuvo lugar tres cuartos de hora antes, en el interior de la propia 'herriko'. Siempre según la organización de apoyo a los presos, un grupo de agentes de la Policía autónoma que decía buscar a una mujer irrumpió en el local y ordenó a todos los clientes que se colocaran de cara a la pared.

A escasos kilómetros, en Basauri, la Ertzaintza se interpuso entre seis jóvenes que increparon al diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y un grupo de simpatizantes jeltzales que contestó a sus gritos. Un asistente al mitin arrebató un cartel a uno de los radicales. Bilbao manifestó que «cuando el nacionalismo se expresa en la defensa de los derechos humanos es democracia y cuando se expresa con violencia es fascismo». En este sentido, advirtió de que «cuando algunos reclaman unos derechos que niegan a los demás, se pierde toda legitimidad de la acción democrática».

Campaña «sin acosos»
Ante esta interminable sucesión de incidentes, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, exigió a la izquierda abertzale que propicie una campaña electoral «sin intimidaciones, acosos y agresiones». Azkarate hizo pública esta petición al ser preguntada sobre la propuesta lanzada ayer por el dirigente de Batasuna Pernando Barrena a los partidos vascos para que no tomen posesión de sus cargos públicos después de las elecciones y trabajen para la disolución de las instituciones y la convocatoria de unos nuevos comicios. La izquierda abertzale, dijo la portavoz del Ejecutivo, «tiene especial habilidad para pedir siempre cosas a los demás y, en cambio, menos diligencia a la hora de hacer una reflexión y una autocrítica para plantearse qué es lo que puede aportar y ofrecer a la sociedad».

Más allá de las declaraciones políticas, la Asociación Española de Escoltas (AES) informó ayer de que la semana pasada pidió por escrito a la Secretaría de Estado de Seguridad que autorice «el uso de armas intermedias no lesivas», como sprays, para hacer frente a situaciones de acoso como la que sufrió este domingo en San Sebastián la presidenta del PP en Guipúzcoa, María José Usandizaga. El presidente de AES, Vicente de la Cruz, se quejó de la falta de efectivos de la Ertzaintza para proteger a todos los políticos vascos de unos incidentes que, dijo, continuarán «tras los comicios».

elecciones 27m
Concentraciones para pedir la ilegalización de ANV
BILBAO  EL CORREO  23 Mayo 2007

Alrededor de 150 personas se concentraron ayer en las tres capitales vascas para reclamar la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca. Convocados por la plataforma Libertad -de la que forma parte el Foro Ermua-, exhibieron pancartas con el lema 'ETA fuera de las instituciones' y leyeron un comunicado en el que exigieron «responsabilidades políticas» al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por «haber permitido» papeletas de ANV en las urnas. También llamaron a la sociedad vasca a que expresen el domingo con votos «su rechazo al retorno de ETA a los ayuntamientos». Entre los participantes figuraron miembros del PP como Carmelo Barrio o la edil de Sondika Nerea Alzola, así como el ex asesor de Aznar Javier Zarzalejos.

AZNAR SALUDA A VIANDANTES Y COMERCIANTES EN CALATAYUD
Zapatero es recibido con abucheos y silbidos en el pueblo de su abuelo y suspende su paseo electoral por la localidad
La caravana electoral de Zapatero llegaba este martes a la localidad pacense de Alange, donde nació su abuelo paterno. Lo que se había anunciado como una vista al Ayuntamiento y el recorrido por las calles del municipio se ha quedado al final en una aparición de media hora, siempre acompañado del presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Los gritos y silbidos con los que le recibieron al jefe del Ejecutivo cerca de cien personas obligaron a los socialistas a modificar su agenda sobre la marcha y salir apresuradamente en dirección a Mérida. En Calatayud (Zaragoza), el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, saludó a viandantes y comerciantes durante su visita a la localidad, en la que llegó a firmar algunos ejemplares de su biografía.
Agencias Libertad Digital  23 Mayo 2007

Zapatero comenzó su visita, que duró apenas media hora, firmando en el Libro de Honor del Ayuntamiento, donde le esperaban alrededor de un centenar de personas. Le recibieron con silbidos y gritos de "fuera, fuera". A la salida del Ayuntamiento se volvió a repetir la escena por lo que el presidente del Gobierno, que tenía previsto dar un paseo en coche de diez minutos por las calles de la localidad, decidió poner punto final a la visita electoral. La comitiva suspendió el recorrido y Zapatero se marchó en el coche oficial sin hacer declaraciones.

Por su parte, el Aznar ha visitado Calatayud, hasta ahora feudo del PP, para mostrar su apoyo a la candidatura bilbilitana del Partido Popular, encabezada por Mercedes Sarrate. En el Hotel Calatayud ha participado en un mitin-almuerzo, junto a casi 700 candidatos y afiliados del partido.

El presidente de FAES llegó a la ciudad en torno a las doce del mediodía, donde fue recibido por el presidente de los populares aragoneses y candidato a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Gustavo Alcalde; el alcalde de Calatayud, Fernando Martín; la candidata del PP a la Alcaldía, Mercedes Sarrate, así como por otros miembros de la candidatura popular y algunos vecinos que no perdieron la oportunidad de saludar al ex presidente de la nación y hacerse fotografías con él. Aznar incluso firmó un ejemplar de su biografía.

La comitiva paseó por algunas calles del centro del municipio saludando a viandantes y comerciantes hasta llegar a la Iglesia de San Pedro de los Francos. Allí, un miembro de la lista popular, Santiago Beltrán, tocó el órgano mientras sonaba el himno de la ciudad bilbilitana. Martín y Sarrate explicaron a Aznar la historia de la iglesia, y su reciente restauración.

elecciones 27m
Savater ve a Rosa Díez «interesada» en formar parte del nuevo partido de Basta Ya
Zaplana pide a los impulsores de esta formación que voten al PP
M. IGLESIAS / A. SANTOS a.santos@diario-elcorreo.com  El Correo 23 Mayo 2007

El filósofo Fernando Savater ve a Rosa Díez «interesada» en formar parte del nuevo partido de ámbito nacional que pretende fundar junto a otro medio centenar de ciudadanos, en su mayoría vascos y miembros de Basta Ya. Savater precisó que la europarlamentaria socialista «estuvo presente» en la reunión del sábado en San Sebastián, donde se gestó una plataforma para lograr adhesiones a la nueva formación, y transmitió al resto de asistentes un apoyo velado a la iniciativa. «Entiende que sería buena una alternativa al PSOE y al PP. Está interesada en el proyecto, porque es consciente de la dificultad de que los socialistas vayan a cambiar de estrategia antiterrorista. Pero es ella la que debe decidir» si se incorpora o no, señaló Savater.

Los impulsores del proyecto reconocen que aún es «pronto» para colocar a Díez al frente del partido, aunque subrayan su «valía» y la «complicada» situación en la que se encuentra dentro de la formación de Rodríguez Zapatero. Este periódico intentó por segundo día consecutivo ponerse en contacto con la parlamentaria en Estrasburgo, sin éxito.

Los promotores de la iniciativa, entre los que figura el catedrático Carlos Martínez Gorriarán, aseguraron sentirse «abrumados» ante las «numerosas» muestras de apoyo. «La respuesta ciudadana nos demuestra que hay demanda y un fuerte desánimo por la costumbre de PP y PSOE de pactar con los nacionalistas al acceder al Gobierno», advirtió Martínez Gorriarán. En ese listado de adhesiones incluyeron a la familia de Fernando Múgica, asesinado por ETA. Se desligaron del proyecto la edil socialista Gotzone Mora y el miembro del Foro Ermua Antonio Aguirre.

Unión con Ciutadans
Las reacciones también se sucedieron entre las direcciones de socialistas y populares. En el PP, mientras Josep Piqué confesaba «no ver espacio» electoral para la nueva plataforma, Eduardo Zaplana pidió a quienes la auspician que voten a su partido. El portavoz parlamentario hizo una oferta a los socialistas descontentos con el presidente del Gobierno para que apoyen al PP en las urnas, con la única intención de echar de La Moncloa al actual líder socialista. Se trataría de un respaldo «coyuntural» que permita a Mariano Rajoy ganar las elecciones. La propuesta fue rechazada «de plano» por Martínez Gorriarán, quien argumentó que el suyo pretende ser un partido «digno» y «serio», despegado de cualquier vínculo a las actuales formaciones mayoritarias.

Por su parte, el portavoz socialista en el Congreso, Diego López Garrido, se negó a comentar el proyecto y se declaró poco informado sobre la aparición del nuevo partido. Fuentes del PSOE aseguraron que la posibilidad de que se concrete esta iniciativa es vista con «indiferencia absoluta» en las filas socialistas porque, en su opinión, a quien disputa el electorado es al PP. En esta línea se expresó el secretario de Organización, José Blanco, que eludió hacer cualquier tipo de valoración sobre la posibilidad de que la futura formación pueda ser abanderada por Rosa Díez. «No vamos a comentar una información que ella misma no ha corroborado», señaló durante un acto en Jaén.

También desde Ciutadans valoraron la iniciativa. Su secretario general, Antonio Robles, reconoció contactos con Savater y Díez y abogó por que la plancha catalana se integre en la nueva formación. «Debemos unirnos para las generales», dijo, antes de advertir que la plataforma conjunta «tendrá más fuerza» que el partido de Albert Rivera.

ACHACA AL ANTERIOR GOBIERNO SU PUBLICACIÓN EN LA WEB DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN
El Gobierno se desentiende de la guía en la que recomienda "Educar en Valores" con Alí Babá y los 40 maricones
El Ministerio de Educación y Ciencia ha achacado este martes a la anterior Administración del PP la difusión de una Guía Didáctica sobre el goce de la homosexualidad que incluye, entre otros recursos educativos, el cómic Alí Baba y los 40 maricones, de Nazario, o el catálogo fotográfico Safer Sexy, una “guía gay con artísticas fotografías”. El Ministerio ha hecho pública una nota en la que se desentiende de un material incluido en su propia guía Educar en Valores, con orientaciones pedagógicas para padres y maestros. El Gobierno recomienda enfoques doctrinarios específicos sobre Eutanasia o Pacifismo, critica la Transición española por su acuerdo de “olvido” y compara el consenso constitucional con las leyes de “punto final” de las “perdonadas dictaduras”. VEA AQUÍ una muestra del cómic recomendado por el Ministerio de Educación.
Víctor Gago Libertad Digital  23 Mayo 2007

El Ministerio de Educación ha asegurado este martes, por medio de una nota, que la guía didáctica para el disfrute de la homosexualidad dirigida a padres y profesores está publicada en la web oficial del Ministerio desde 2001, es decir, por decisión de la anterior Administración educativa del PP.

Tal y como ha informado LIBERTAD DIGITAL, el material recomendado a padres y maestros para una Educación en Valores de los escolares españoles fue recopilado por el Comité Español de la Campaña Europea de la Juventud contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y la Intolerancia, y el Ministerio lo hace suyo y lo incluye en su propia guía didáctica Educar en Valores, con orientaciones pedagógicas sobre los contenidos que integrarán la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC).

Pacifismo, eutanasia, racismo, tolerancia o inmigración son algunos de los temas sobre los que el Ministerio imparte doctrina orientadora. Pinche aquí para acceder a la guía Educar en Valores, desde la página web oficial del Ministerio de Educación y Ciencia.

Uno de los capítulos se titula Somos iguales, somos diferentes, y orienta sobre recursos didácticos útiles a la hora de abordar en clase el goce de la homosexualidad y la celebración del multiculturalismo.

Entre otros materiales recomendados a padres y profesores, se incluyen el cómic de Nazario Alí Baba y los 40 maricones, una guía de sexo seguro para gays, o un catálogo con “artísticas fotografías” para la práctica de la homosexualidad.

Lea aquí la relación completa de recursos didácticos recomendados por el Ministerio de Educación, haciendo suya la guía del Comité Español de la Campaña Europea de la Juventud contra el Racismo, la Xenofobia, el Antisemitismo y la Intolerancia.

Según el Ministerio de Educación, esas recomendaciones se publicaron en la web de este organismo, “al menos, desde marzo de 2001”.

El departamento de la ministra Mercedes Cabrera se desentiende de su contenido, a pesar de incluirlo íntegramente en su propia guía Educar en Valores.

En su nota, el Ministerio insiste en que la guía didáctica “nada tiene que ver con la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos” (EpC), pero el hecho es que los contenidos de Educar en Valores se corresponden punto por punto con los de EpC.

Críticas a la Transición, aceptación de la Eutanasia
El Gobierno no alude en su respuesta a otras controvertidas aportaciones de su guía didáctica: las orientaciones doctrinales sobre la eutanasia o sobre la Transición española, de la que llega a recomendar a padres y maestros que empiecen a transmitirla a los escolares como un “posible error” por su acuerdo de “olvido” sobre la Dictadura.

A juicio del Gobierno, "a veces es preferible la ruptura, aunque sea dolorosa, que las componendas a medias".
La Guía didáctica Educar en Valores, del Ministerio, sostiene que "no existen puntos finales, perdones generales, olvidos masivos y voluntarios, ni transiciones ejemplares, si lo injusto permanece o no ha sido reconocido y exculpado, único camino de la verdadera conciliación. Y postergar la resolución de estas situaciones (acto de contricción y propósito de enmienda, previo a la absolución, como cualquier otra falta o pecado) se termina pagando a un precio exageradamente alto en términos de pacificación y convivencia".

El Gobierno socialista compara "los ejemplos de América Latina y sus perdonadas dictaduras" con "nuestra propia realidad social, en la que siempre se airea el posible error del consenso político frente a la ruptura social como una duda que envenena y empaña la transición de la dictadura a la democracia".

En el capítulo Educación para la paz, dedicado al pacifismo, el Ministerio de Educación sostiene que "la única paz posible siempre surge cuando no hay vencedores ni vencidos" y que "las relaciones humanas gozosas" sólo pueden darse en condiciones de igualdad, justicia social, libertad y respeto a la diversidad, condiciones para "compartir un mundo más divertido, más heterogéneo y menos uniformado o aburrido".

El Gobierno considera que "sólo las desigualdades" pueden llegar a justificar "respuestas desesperadas y violentas de rebelión ante la iniquidad" y recuerda que "al menos dos tercios de la población humana (para ser optimistas) aún no han conseguido suficientes niveles de libertad e igualdad".

Es su desigualdad –y no el terrorismo o el fanatismo religioso, por ejemplo– lo que, a juicio del Ministerio de Educación, pone "en permanente peligro" la paz "aparente" de la que disfruta el otro tercio de la población.

ACTO DE HOMENAJE Y DESAGRAVIO A RAFAEL PADURA EN SEVILLA
Plataforma España y Libertad  23 Mayo 2007

Hacemos un llamamiento a todos los movimientos cívicos, medios de comunicación y a todos los ciudadanos de bien en general para que se sumen y apoyen este acto que solo pretende recuperar la justicia y dignidad para una víctima del terrorismo y su familia.

El miércoles 23 a las 8 de la tarde todos los sevillanos tienen una cita en la plaza La Campana, esquina a calle Sierpes, para homenajear al empresario hispalense Rafael Padura, asesinado por el GRAPO.

El motivo del acto es la protesta ciudadana ante el indulto que el gobierno ha concedido a su asesino, Sebastián Rodríguez Veloso 'Chano', tras cumplir únicamente 5 de los 84 años de prisión a los que estaba condenado.

El acto está promovido por Plataforma España y Libertad y Foro Sevilla Nuestra, cuenta con el apoyo de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y la adhesión de más de 60 organizaciones de toda España.

En el acto intervendrá un miembro de Foro Sevilla Nuestra que presentará el acto y dará lectura al listado de todas las organizaciones adheridas al homenaje; José Alcaraz, Presidente de la AVT; Rafael Padura de Castro, Hijo de Rafael Padura y Yolanda Morín coordinadora de España y libertad.

Hacemos un llamamiento a todos los movimientos cívicos, medios de comunicación y a todos los ciudadanos de bien en general para que se sumen y apoyen este acto que solo pretende recuperar la justicia y dignidad para una víctima del terrorismo y su familia.

Asociaciones firmantes

Asociación de Víctimas del terrorismo (AVT)
Sindicato Colectivo de Funcionarios Públicos 'Manos Limpias'
Círculo Balear
Peones Negros Libres
Vecinos de Paz de Berriozar
Plataforma La Rosa Blanca
Foro Arbil
Asociación Nacional de Guardias Civiles "Marqués de las Amarillas"
Asociación Nacional de Geriatría y Gerontología "Marqués de las Amarillas"
Chicos Perdidos
Foro del Guardia Civil
Hispania Razonable
Foro Sevilla Nuestra
Asociación Universitaria Línea Verde (Sevilla)
Jóvenes Demócratas Españoles (Sevilla)
Mujeres para la Democracia de Alcalá de Henares
Unión Democrática de Estudiantes
Colectivo Ciudadano Cordobés
Asociación Gallega para la Libertad de Idioma
Hispánitas
Oposición Antinacionalista
Ateneo Digital de Murcia
Letras Españolas
Cordobeses por la Libertad
Betanzos Siglo 21
Red Españoles en el Exterior
Ecología Social
Foro Liberal
Asociación pro Derechos Nacionales
Foro Justicia Social
Absurda Revolución
Derecha Plural
Spanish Expatriates
Círculo Cultural El Empecinado
Colectivo Ciudadano Cordobés
No Más Silencio
Movimiento Social Vizcaíno
Por La Vida
Jóvenes Contra el Terrorismo
Hiperbórea
Historia Ikasketa Taldea CV
ANAMAR
Euro Club
Ciudadanos por Salamanca
Liberales por la Democracia
CESMA
Asociación Cultural Reyes Católicos
Cantabria Liberal
Solución Independiente Universitaria
Movimiento Social Alavés
Navarra Unida
Lurreko Lagunak
Club Minuto Digital
Asociación Cultural Viriato
Círculo Castellano de Amigos de la Historia
Asociación 2 de Mayo
Foro Palencia Descontenta
La Otra Memoria
Círculo Cultural Manuel Azaña
Adelante por Teruel
Unidos por la Vida

Recortes de Prensa   Página Inicial