AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 25 Mayo   2007

Eligieron ANV y tendrán atentados
EDITORIAL Libertad Digital 25 Mayo 2007

La impresentable inacción de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, es decir, de José Luis Rodríguez Zapatero, dejando que ANV se presente en la mayor parte de los feudos tradicionales de ETA-Batasuna, donde podrán recibir las subvenciones y manejar el presupuesto al antojo del crimen, ha quedado más en evidencia que nunca. Después de que alguien intentara volar por los aires el coche del candidato socialista a la Alcaldía de Guetaria, gracias a Dios con escaso éxito, todos los partidos menos ANV han condenado el atentado. Si esta situación trae recuerdos del pasado, probablemente sea porque la frase "todos los partidos menos Batasuna han condenado el atentado" es una de las más repetidas en el periodismo español.

Por si eso fuera poco, la llamada mesa nacional de Batasuna al completo ha seguido los pasos de Pernando Barrena pidiendo el voto para ANV. Como las promesas de Conde Pumpido de iniciar los trámites de ilegalización de este partido si Batasuna pedía el voto ya cayeron en saco roto el mismo día en que se publicaron, que fue el escogido por el dirigente de ETA-Batasuna para pedir el voto por las nuevas siglas de su partido, podría parecer estéril pedirle de nuevo al fiscal al servicio del Gobierno que cumpla con su obligación. Y sin duda lo es, como lo ha sido siempre; Pumpido sólo sirve a los intereses de la banda terrorista, puesto que obedece a un Gobierno que, con tal de que no les pongan bombas, es capaz de todo. Especialmente si quien paga la cuenta no es él sino el pueblo español.

Ahora es posible que las grandes cumbres de la intelectualidad que ocupan los altos cargos del Gobierno y el PSOE decidan aducir de nuevo como excusa que, como Batasuna es ilegal, pues no existe y no puede pedir el voto por nadie. Parecen creer que todos los españoles somos como los bebés que aún no han entendido que las cosas que desaparecen de su vista no desaparecen al mismo tiempo de la realidad.

Sólo algo así estaría a la altura de la respuesta del gran Pepiño Blanco al atentado contra su compañero de partido. "Que no, que no, que no es un atentado", parecía gimotear. Sin duda, una reacción que revela mucho más de la situación en la que se encuentra el Gobierno que de los sucesos ocurridos en Zarauz. Y es que las palabras del secretario de Organización del PSOE muestran el nerviosismo que provoca a los suyos el pensar que pueda haber ciudadanos que se den cuenta de que, pese a las continuas cesiones, como la libertad de De Juana, la retirada de cargos contra Otegi o la legalización de ANV, el terrorismo nacionalista vasco no sólo no ha desaparecido, sino que está mucho más fuerte que cuando los socialistas llegaron al poder.

Sólo hay que ver el descaro con el que están actuando los proetarras en estas elecciones a la hora de amedrentar a los políticos y militantes de otras formaciones políticas y compararlo con la relativa calma con que se vivieron las anteriores elecciones municipales, en las que Batasuna fue prohibida de verdad, para darse cuenta de lo absurda y equivocada que es la política de rendición del Estado de Derecho practicada por este Gobierno. Zapatero y los suyos deberían haber escuchado aquel viejo consejo de Churchill cuando Chamberlain regresó a hombros de Múnich en 1938 asegurando que el acuerdo con Hitler aseguraba la "paz en nuestro tiempo": "Se os dio la elección entre el deshonor y la guerra. Elegisteis el deshonor y tendréis la guerra."

Al llegar al ocaso de la campaña electoral, ETA-Batasuna ha dejado aún más claro que se presenta a las elecciones en más de un centenar de municipios vascos a través de ANV, una organización que no condena los atentados. Y la violencia crece.

La campaña termina sin libertad para todos
Editorial Elsemanaldigital 25 Mayo 2007

La cercanía de unas elecciones implica trabajo y preocupaciones para los candidatos, pero supone una gran alegría colectiva. En democracia, la confirmación de que el gobierno es representativo y de que depende de la voluntad de la gente es el fundamento de la vida en común. Pero esto sólo es plenamente cierto cuando se acude a las urnas en paz y en libertad, cosa que no ha sido cierta durante la campaña electoral y que arroja una sombra innecesaria sobre los comicios del 27-M.

Sedes, candidatos y actos del Partido Popular han sido objeto de ataques y amenazas, en varias regiones españolas pero muy especialmente en el País Vasco. Allí, también un candidato socialista al Ayuntamiento de Guetaria (Guipúzcoa) se ha encontrado con una bomba que afortunadamente no ha estallado. Mientras, cientos de candidatos del PSOE y más aún del PP y de UPN han tenido que hacer la campaña con escoltas armados, porque la violencia del entorno de Batasuna se ha recrudecido, mientras que los informes apuntan a que ETA podría tener atentados ya planeados.

La libertad no es completa en un país en el que Batasuna, un partido ilegal, de hecho una rama de una banda terrorista, puede pedir el voto para un partido de dudosa legalidad como ANV y al mismo tiempo amenazar a los restantes partidos y candidatos. No son palabras hueras, porque detrás de ETA hay una capacidad comprobada de causar dolor y miedo. Otros grupos extremistas, en otras regiones, se han unido según sus medios a esta violencia selectiva que pone en riesgo la jornada electoral.

La democracia española a duras penas ha superado el trauma de la violencia contra las sedes del Partido Popular en la jornada de reflexión del 13 de marzo de 2004; los síntomas de anormalidad democrática se acumulan, y no son pocas las personas que consideran que el momento es excepcional.

Ante las amenazas y la violencia, y teniendo en cuenta que el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero no ha empleado todos los medios del Estado que están a su disposición para garantizar la libertad de todos los candidatos, hay personas de izquierdas dispuestas a votar al Partido Popular, por ser el único que permanece fiel sin fisuras a los valores constitucionales. La concejala del PSOE Gotzone Mora, entre otros vascos vinculados al movimiento cívico antiterrorista, ha pedido que se vote al PP, no por compartir totalmente su programa sino porque es la única respuesta democrática al abandono del Pacto Antiterrorista por el PSOE y al crecimiento de la violencia. En estas elecciones, además de los cargos electos, está en juego el prestigio de nuestro sistema político.

La otra campaña
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 25 Mayo 2007

HAY otra campaña que nada tiene que ver con la que llevan a cabo estos días los partidos políticos democráticos en busca del voto ciudadano. Es la campaña de acoso y derribo que practica la izquierda radical vasca para tratar de hacerse presente en el debate de las ideas con el único idioma que parece conocer: el de la agresión y el insulto. Las intervenciones violentas de los miembros de Batasuna y el entorno de ETA, contrariados por las dificultades que han encontrado para concurrir a las elecciones como querían, es decir, sin acatar la legalidad, se dirigen a hostigar a los candidatos de otras formaciones y a interrumpir por medios coactivos los actos electorales ajenos. El último y vergonzoso episodio tuvo lugar ayer, cuando unas cuarenta personas, entre las que se encontraban los ex concejales de la ilegal Batasuna Íñigo Balza y Joseba Ibazeta, interrumpieron el pleno del Ayuntamiento de San Sebastián y llamaron, paradójicamente, "fascistas" a todos sus componentes, hasta que fueron desalojados, uno a uno, por agentes de la Policía Municipal.

Ha habido muchos más actos violentos, como el ataque a las dos candidatas del PP que tuvieron que ser rescatadas por la Policía del centro comercial donde las cercó un grupo de violentos en un angustioso lapso de tiempo en el que temieron por su integridad física; el abucheo al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo; las pintadas con los números de teléfono de los candidatos del PSE, PP y EB-IU en Andoain; y, sobre todo, el miedo invisible y sigiloso que ha vuelto a adueñarse de muchos vecindarios. La campaña electoral discurre en un clima de presión opuesto a la normalidad democrática, con la polémica sobre la limitada presencia en los comicios, mediante partido interpuesto, de la ilegal Batasuna. La decisión de un destacado grupo de socialistas vascos, críticos con la política del presidente Rodríguez Zapatero, añade dramatismo a la situación. El presidente debería reflexionar sobre este gesto que revela hasta qué punto su gestión en este delicado asunto de Estado crea significativo desaliento entre sus propias filas.

Legalización de ANV
La impunidad del terrorismo
Ignacio Villa Libertad Digital 25 Mayo 2007

Después de dos semanas, estamos ya en las últimas horas de la campaña electoral de las elecciones municipales y autonómicas, cuyo resumen se podría titular así: ETA-Batasuna le ha ganado la batalla al Gobierno. Los comicios del 27 de mayo se van a convertir en la certificación de que los terroristas han conseguido todo lo que han querido del Gobierno hasta el momento. Es más, han logrado que se les conceda una impunidad que nunca habían alcanzado en estos años de democracia.

El último ejemplo ha sido este jueves. El candidato socialista al Ayuntamiento de Guetaria, Joseba Elola, ha sufrido un atentado en su coche. El artefacto no ha funcionado correctamente, pero fuentes de la investigación han explicado que si lo llega a hacer el coche del militante socialista hubiera saltado por los aires. Inmediatamente, el PSOE y sus dirigentes han salido en tropel minimizando el hecho, afirmando que lo ocurrido no se puede catalogar como un atentado terrorista sino como un simple acto de terrorismo callejero. Hay que reconocer que coherencia no les falta: si para Zapatero el asesinato de dos personas en el parking de Barajas fue un accidente, es normal que un artefacto explosivo junto a un coche lo consideren algo así como el producto de la rabieta de un colegial.

Lo cierto es que, más allá de la carga explosiva y del mecanismo del artefacto, lo ocurrido este jueves en las calles de Zarauz con el candidato a la alcaldía de Guetaria es una demostración más de la fuerza renovada de ETA ante la presencia de Batasuna en las elecciones del próximo domingo. Los terroristas han conseguido el control absoluto de la situación. Miden los tiempos, amenazan, apuntan, amagan y deciden lo que hacen y deshacen. Zapatero les ha cedido el terreno y los ha fortalecido. Y además se sienten impunes.

Ante un claro atentado cuyos efectos podrían haber sido demoledores, Blanco ha salido a la palestra negando su naturaleza para intentar minimizarlo. Por supuesto, también ha añadido el ataque furibundo y fuera de tono con el que acompaña todas y cada una de sus apariciones públicas, como si de esa forma justificara su nueva demostración de cobardía. Es desalentador que todo el discurso del aparato socialista se encamine a desactivar políticamente los efectos de un atentado terrorista. No les preocupa los posibles efectos, terribles, del crimen; lo único que les inquieta es que deje demasiado en evidencia su rendición ante los terroristas.

En todo caso, que nadie se llame a engaño. Lo que esta sucediendo ahora es sólo el principio; a partir del lunes, la cuesta abajo va a aumentar la pendiente aún más. Si Zapatero y su Gobierno han cedido todo lo que han cedido sólo para llegar a las elecciones municipales y autonómicas, no hace falta ser muy imaginativo para figurarse hasta donde está dispuesto a llegar Zapatero con tal de que alcanzar las elecciones generales de 2008.

La hora de Navarra
Iñigo de Garés Periodista Digital 25 Mayo 2007

El lunes será tarde. Si me apuran, será tarde el domingo a las nueve de la noche, cuando la suerte ya esté echada y las papeletas hayan abandonado las urnas para su recuento. Todo lo que no se haga desde ahora hasta ese momento, llegará fuera de tiempo. Y es el momento de nuestro futuro, la hora de Navarra

El domingo por la noche, o el lunes, sólo nos quedará tiempo de hablar, de comentar, de valorar; pero los resultados serán ya inamovibles hasta dentro de cuatro años. Y en cuatro años, un gobierno regional en las manos equivocadas puede dar al traste con un recorrido histórico, una personalidad y una situación socio-económica única y envidiable en toda España.

Ya no nos queda margen para quejarnos. Las jugarretas pergeñadas por ZP y Pepiño Blanco con ETA y con los nacionalistas vascos ya están hechas. El Partido Socialista de Navarra será un manso borrego que seguirá las directrices de Madrid, orientándonos a Euzkadi. Los nacionalistas vascos entremezclados en NaBai profundizarán en su labor de conquista de la pieza que les falta en el escudo de su entelequia territorial, cultural e histórica. Y ETA podrá acceder a los dineros públicos desde los ayuntamientos que ha pactado con el PSOE, y repartirlos entre sus fieles, alimentando a la serpiente.

Tendremos más ikurriñas en los edificios representativos de nuestra personalidad; el euskera tendrá más puntuación para unas oposiciones que, qué te digo yo, el inglés o el dominio del ordenador (o la experiencia quirúrgica, como pasa en la Osakidetza vasca, para los puestos ¡de cirujano!); los niños navarros se educaran contaminados con una historia inventada, falsa, ajena a la nuestra; y el Viejo Reyno que fue la Comunidad Autónoma más legítimamente histórica, se quedará en éso, en historia, engullida por la voracidad imperialista de quienes jamás la tuvieron.

Sólo lo que queda desde hoy hasta las ocho de la tarde del domingo nos resta para evitar que eso ocurra, para dar la última batalla, no por incruenta menos decisiva, por Navarra. Sólo hasta ese momento hay lugar para la esperanza, para la expectativa de que los navarros que lo son y lo sienten primen su corazón por encima de una ideología que va a traicionarles.

Y el lunes volveremos a estar aquí, en pie, para, con la sola fuerza de la palabra, seguir pendientes de Navarra y su futuro.

Post Scriptum: Sea cual sea el resultado, hay muchas cosas que tienen que cambiar en Navarra. Y las más urgentes pasan por el ático de la plaza del Príncipe de Viana, demasiado acostumbrado a mirar nuestra realidad desde las alturas. Pero eso será a partir del lunes.

Elecciones del 27-M
Después del plebiscito
Jorge Vilches Libertad Digital 25 Mayo 2007

Sin duda, el 27-M votaremos valorando la gestión municipal y autonómica, la pulcritud legal y la eficiencia de alcaldes y presidentes autonómicos. Pero tampoco cabe ninguna duda de que, como ha sucedido desde la municipales de 1979, estas elecciones son algo más.

Por eso, el adanismo de los zapateristas es insólito. "¡Quieren tomar estas elecciones –dicen ahuecando la voz cual histrión– como un plebiscito sobre la política del Gobierno!" Pues claro. Cuando el Ejecutivo socialista ha utilizado esta legislatura para darle la vuelta al calcetín constitucional e inventarse otras reglas de juego, ¿qué esperaban? Cuando han comenzado la campaña electoral con la cancioncilla del 11-M y la guerra de Irak, ¿qué creían? Cuando han dicho que está en juego el liderazgo de Rajoy en el PP, ¿cómo pensaban que iban a reaccionar los populares? Cuando se ha permitido que ETA-Batasuna se presente a las elecciones enmascarada de ANV, ¿qué querían, aplausos?

Y no han servido medidas de distracción, en una campaña electoral centrada en dos cuestiones, la corrupción y el terrorismo, que no son comparables. La primera, los negocios ilegales vinculados al urbanismo, son delitos perseguibles, enfermedades con paliativos, cuyos autores no se convierten en interlocutores políticos ni en hombres de paz. No. Son personajes a los que se puede juzgar y encarcelar. Porque el Estado de Derecho, aquí y en cualquier país democrático, funciona así.

Un tema distinto es el del terrorismo. Y es distinto porque su inclusión en la vida política es un atentado contra los valores y principios democráticos. Porque el tratar con "normalidad" la presencia institucional de los que sostienen la bondad del asesinato, la extorsión y la eliminación de los derechos del adversario genera un daño al sistema de imposible reparación.

El mal irreparable es evidente. Si la presencia de ANV en la campaña le ha servido a ETA-Batasuna para fortalecer su organización y su moral, reventar los actos electorales de los partidos democráticos, irrumpir en las sesiones institucionales, ponerle una bomba al candidato socialista a la alcaldía de Getaria, o llevarle en mano el laxante al ministro Bermejo, ¿qué será cuando vuelvan a cobrar del presupuesto y dispongan de toda la información municipal?

La concurrencia de ANV a las elecciones, además, es el resultado de una política inédita en el mundo occidental después de 1945. Es el caso de un Gobierno cuyo deseo desmedido por pactar con el terrorismo agonizante y colgarse la medalla de "la paz" no sólo ha resucitado a una banda terrorista, sino que le ha dejado a su merced.

Por esto, en suma, el 27-M es también un plebiscito sobre la política del Gobierno. Vote o no a su alcalde o presidente autonómico favorito, el resultado electoral diseñará los futuros pactos parlamentarios y de gobierno, las alianzas y la perspectiva de cambio para 2008, y, sobre todo, se interpretará como un respaldo o una desautorización al camino emprendido por el zapaterismo.

Nacionalismo
Ética para Fernando (Savater)
José García Domínguez Libertad Digital 25 Mayo 2007

Josep Bargalló, el mejor prosista en lengua no inglesa del término municipal de Torredembarra y comisario literario de Pepe Montilla en la Feria de Frankfurt, quería poner las cosas claras. Los escritores catalanes que escriben en castellano son escritores y catalanes, pero no escritores catalanes, aclaró el Víctor Hugo de la comarca del Tarragonés. En hastiada réplica, el novelista González Ledesma ha preferido ponerlas –las cosas– en su sitio. "Que Bargalló se meta la lengua donde le quepa", aconsejó ayer al prócer. Por lo demás, sépase que este Bargalló viene de borrar pizarras en la escuela de su pueblo. Pero que lo otro, lo de exigir certificados de pureza de sangre gramática para poder decirse escritor catalán, procede de más arriba. Y de más lejos.

De tan lejos como 1977. Y de tan arriba como el consejo de administración de La Identidad Nacional Catalana S.L., sociedad con ánimo de lucro participada en un cincuenta por ciento por Jordi Pujol & asociados, y en la otra mitad de su capital por el PSUC (en aquel entonces, el bisoño catalanista avant la lettre Montilla sólo fantaseaba con poner multas por rotular en español a los economatos de Iznájar). Así, de una de las innumerables filiales de la Sociedad, la revista Taula de Canvi, surgiría la famosa encuesta con la famosa pregunta: "¿A los catalanes (de origen o radicación) que se expresen literariamente en lengua castellana hay que considerarlos como un fenómeno de conjunto que hay que liquidar a medida que Cataluña asuma sus propios órganos de gestión política y cultural?"

El resto de nuestra particular adaptación de La Historia universal de la infamia es de sobras conocida. La respuesta más que unánime de la crema de intelectualidad abajofirmante fue: "Sí, wuana, liquídalos". Y escribo "más que unánime" porque, como éramos pocos, parió la abuela. O sea, la Reina Madre, la muy venerable matriarca del clan de El País que ya respondía en el siglo por Fernando Savater. El rebelde, iconoclasta, libertario incorruptible Fernando Savater, que entonces consideró urgente allegarse a Barcelona con tal de dar el tiro de gracia retórico a los apestados que militaban en la minúscula disidencia a la nueva religión obligatoria. "Son iguales que los que defienden a Tejero en El Alcázar", sentenció, sólo bajar del avión, el gran heterodoxo. Se refería, por supuesto, a los firmantes del Manifiesto de los 2.300 en defensa del bilingüismo, no a los padres putativos de Bargalló.

En fin, que se vaya preparando González Ledesma. Recuérdese para el caso la famosa respuesta de Manuel de Pedrolo a la famosa pregunta de los liquidadores: "En la película de Costa Gavras Section spéciale, alguien, miembro de un grupo dispuesto a atentar contra los soldados alemanes, plantea la siguiente cuestión: '¿Y si la víctima es un antifascista?' El capitoste le contesta: 'Lo será en su casa; aquí es un soldado del ejército de ocupación'. Y añade: 'Pueden ser antifascistas, pero cuando forman parte de un piquete de ejecución disparan'."

Verde y con asas, que dicen al otro lado del Ebro.


Verdades del barquero
Aznar y el proyecto socialista
Agapito Maestre Libertad Digital 25 Mayo 2007

Falso es el debate que plantea que las declaraciones de Aznar son exageradas. ¿Qué cosa entenderán por "exageración" estos demandantes de una comunidad ideal de diálogo para debatir sobre la comunidad política? Mientras que los centristas de salón pierden el tiempo en esas minucias, mejor sería que nos detuviéramos en lo fundamental: Aznar ha criticado una forma de concebir el poder socialista que está teniendo éxito. Fíjense, pues, la gente de la derecha, especialmente quienes repiten con estulticia que el PSOE no tiene proyecto, en las palabras de Aznar. Lean con detenimiento las críticas de Aznar a la política de Zapatero.

Las objeciones de Aznar revelan, en efecto, el mal de ese proyecto, pero sobre todo muestran, contra lo que muchos "intelectuales" y medios afines al PP creen, la existencia de ese programa. Las reacciones destempladas y falsamente centristas de algunos medios de comunicación contra las verdades de Aznar son reveladoras de una falsa cultura política, o mejor, de una incultura absoluta, que nada quiere saber de las desgracias. Del aquí y ahora socialista. De lo conseguido ya por Zapatero gracias, en efecto, al diseño político que los socialistas pusieron en práctica hace tres años: reforma de Estatutos, pacto con ETA –De Juana, AVN, Navarra–, ley de matrimonios, educación para la ciudadanía, pacto con la Iglesia, educación, ley de la memoria histórica, etc. Con todo eso, de verdad, ¿puede alguien decir, sin sentir sonrojo, que el PSOE no tiene proyecto?

Aznar sabe, en efecto, que el PSOE lo tiene y por eso lo crítica. Entonces, ¿por qué arremeten sin ton ni son los periódicos de la derecha contra las verdades de Aznar, a saber, que el PSOE tiene un proyecto perverso, pero proyecto, y lo está llevando a cabo? Los medios de la derecha se asustan de lo real, y lo ocultan como si se tratara de pecadillos de adolescentes. Esta actitud me parece mucho peor que una majadería. Es una aceptación de la perversidad. Quien niegue que el PSOE tiene una propuesta política para la sociedad no sólo renuncia a denunciar al PSOE con criterio y determinación, sino que acepta la perversidad del programa. Es duro lo que digo. Sin duda. Es tan duro como lo que yo escucho, y leo, todos los días en unos medios de comunicación que uno creería que son los suyos: medios ilustrados.

Esos medios, sin embargo, no quieren ver lo que denuncia Aznar: la plausibilidad de un programa sórdido para llevar a España al desastre. No quieren ver lo males ya causados de ese plan. Prefieren rebelarse contra Aznar, porque esta sociedad lanar acepta mejor al sosegado que al profeta de las desgracias, al insulso que al hombre ilustrado que se atreve a separarse de la opinión general para buscar la verdad. Profetizar la felicidad es para los medios de comunicación "políticamente correctos" lo prioritario; es un viejo truco del espíritu para anestesiarnos de los dolores de la realidad. No quieren interrogarse sobre la política planificada por Zapatero; en verdad, tienen miedo a hacerse las preguntas y reflexiones que plantea Aznar. Hacen mal, porque el líder del PP ha dejado claro que quien vote al "proyecto de Zapatero", sí, al programa socialista en Navarra, está votando a ETA.

Sin embargo, la prensa convencional de la derecha, lo digo con horror, se asusta de las verdades de Aznar. Pobres. No quieren saber que lo peor aún está por llegar. Critican sus palabras por radicales y nos venden serenidad barata. Son sabios de la estulticia. Pero el antiguo presidente del Gobierno no sólo tiene razón al denunciar punto por punto el proyecto socialista, sino que se adelanta a la cantinela que volveremos a oír el lunes: el "PSOE no tiene proyecto". Aznar sabe, perfectamente, que a partir de la semana que viene, algunos han empezado ya, recomenzará el rollo de que "el PSOE nada tiene que ofrecer." Falso.

Tiene mucho y malo que llevar a cabo. Digámoslo y pensémoslo. No hay pensamiento genuino que nos libre del mal. El PP está obligado a repensar y criticar el programa del PSOE y, sobre todo, sus referentes ideológicos tienen que dejar de exonerar al hombre del mal socialista. Es menester la autocrítica. Es necesario criticar a quienes pregonan que el PSOE no tiene propuesta. La tiene y muy clara. La está imponiendo sin necesidad de justificarla, de razonarla, con los adversarios políticos. Está llevándola de modo inflexible tanto en las instituciones como en la sociedad. Pero los medios de comunicación pretendidamente populares, o mejor, los referentes ideológicos de la derecha, siguen tronando con desdén sobre la incapacidad del socialismo de Zapatero.

Dejemos de bramar contra la carencia de proyecto del PSOE y elaboremos ideas para acabar con su perversidad. El proyecto socialista, paso a paso, sigue haciéndose presente en toda España, mientras los "listillos" siguen emperrados en la vieja cantinela: el PSOE no tiene nada que ofrecer. Vale.

Izquierda liberal
Pedagogía totalitaria
Antonio Robles Libertad Digital 25 Mayo 2007

Estos últimos días, inesperadamente convulsos, me empujan a plantearme, una vez más, el sentido último del proyecto de Ciudadanos.

Vuelven los nacionalistas catalanes a dibujar su particular contribución al mito del eterno retorno. Es una de sus constantes más recurrentes, la pedagogía. La imperiosa necesidad de "hacer pedagogía" ya obsesionaba al joven Pujol, abrumó a Maragall y se convirtió en auténtica obcecación para los ponentes del nuevo estatuto. Últimamente vuelven con lo mismo. Es su peculiar mea culpa. Cuando dan con alguien que no se nuestra dispuesto a sumergirse en su ilusión de unanimidad, cuando dan con alguien con criterio propio y con la voluntad de no dejarse sumergir en su universo de tópicos y falsedades, la reacción del nacionalismo oficial siempre es la misma: hacer examen de conciencia y reconocer humildemente que "no hemos sabido hacer pedagogía".

El problema, para ellos, se reduce al hecho de no haber sabido ser lo suficientemente competentes en las estrategias pedagógicas. Si discrepo, es que no han sabido transmitirme correctamente su proyecto. La dificultad atañe únicamente al ámbito pedagógico. Suena bien, eso de la pedagogía, quizás un poco hueco, pero naturalmente positivo y apetecible. Cualquier referencia a la pedagogía parece que activa, en el oyente, marcos mentales siempre favorables. Algo fatuo pero, en definitiva, políticamente correcto: la pedagogía siempre es conveniente. Nunca está de más.

Suena bien, pero es intrínsecamente perverso. Es una actitud que oculta un prejuicio típicamente totalitario: con la pedagogía lo arreglaremos todo. Aquellos que se oponen a nuestras pretensiones neoestatutarias o, directamente, soberanistas, es porque son ignorantes. Si nos aplicamos en la pedagogía y conseguimos que superen su ignorancia, si los educamos bien, seguro que advertirán lo absurdo de su postura crítica. La disidencia no es más que analfabetismo, oscurantismo. Si los aleccionamos bien, seguro que pensarán como nosotros.

Eso es el pensamiento único nacionalista. Son incapaces de asumir la diferencia. El más mínimo vestigio de pensamiento crítico se etiqueta como déficit de pensamiento, como incapacidad para llegar a entender la Verdad absoluta.

En este sentido, Cataluña es un peculiar país de las maravillas donde el pensamiento pasa por ignorancia y la ignorancia por pensamiento, donde los modelos de pensamiento propio y de espíritu crítico que se ofrecen a las nuevas generaciones son jóvenes –pienso, por ejemplo, en Oleguer Pressas o en el omnipresente Joel Joan– que repiten al pie de la letra las consignas del pensamiento único oficial. Son una especie de rebeldes de salón absolutamente prescindibles cuyo mérito principal es amplificar la voz de su amo. Y, por el contrario, cualquier manifestación intelectual que se atreva a cuestionar alguno de los dogmas sagrados del nacionalismo es considerada como muestra de oscurantismo, de barbarie ignorante; la prueba de que algo ha fallado en la pedagogía.

Y he aquí la esencia de Ciudadanos a la que me refería al principio. Lo diré brevemente: libertad significa poder disentir del poder establecido sin tener que sufrir la condescendencia paternalista del que está convencido de que eres un bárbaro, del que piensa que aun tiene que "pedagogizarte" más. Por eso estoy en Ciudadanos, porque quiero seguir teniendo criterio propio, porque me ahogo sin libertad.

antoniorobles1789@hotmail.com

Elola
f.dominguez@diario-elcorreo.com FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 25 Mayo 2007

Uno de los últimos libros de Mario Onaindía, 'La construcción de la nación española: republicanismo y nacionalismo en la Ilustración' (Ediciones B), se abre con la siguiente dedicatoria: «A Patxi Elola, el jardinero de Zarautz que tras haber pasado por el exilio en época franquista, ahora tiene que ir escoltado por cuatro guardias civiles».

Onaindía personificaba en su amigo de Zarautz la dedicatoria, pero a través de él la hacía extensiva también «a todos los concejales socialistas y populares, así como a periodistas y ciudadanos de a pie, que arriesgan su vida, no en defensa de sus ideas, sino de los marcos de convivencia y libertad, tan laboriosamente construidos entre casi todos: el Estatuto de Gernika y la Constitución, escudos de nuestra libertad y seguridad que ellos no han arrojado para darse a la fuga, con la intención de ofrecernos argumentos, ideas e ideales para que nos mantengamos firmes en la defensa de la ley».

Cinco años después de ser escrita tan emotiva expresión de homenaje y reconocimiento, otro Elola, Josean, hermano de Patxi, acaba de entrar a formar parte de la lista de representantes políticos acosados por los terroristas. El ataque registrado ayer pone de manifiesto que la defensa de determinados principios sigue acarreando hoy riesgos parecidos a cuando Onaindía elaboró su libro.

La amenaza de ahora no es muy diferente a la de entonces, pero en cambio ya no hay tanto acuerdo como lo había en aquel momento sobre el grado de firmeza con que debe ser aplicada la ley frente a los que pretenden actuar en política amparados por la fuerza y la intimidación; los que pretenden estar en las instituciones gracias a las urnas y acallar a los adversarios mediante la violencia; los que, como el IRA y el Sinn Fein en otra época, aspiran a que se les permita jugar con los votos y las balas a un tiempo.

Del rechazo frontal a este doble juego hemos pasado a dejar que el entorno de los terroristas pueda tener un hueco en el campo electoral, a permitirles que puedan reconstruir sus redes de poder local, a restablecer lo que el profesor Francisco Llera llamó el 'territorio Udalbiltza', espacio municipal en los que los radicales se imponen sobre los demócratas mediante el acoso y la intimidación.

No es que ahora no haya acuerdo sobre el rechazo a la violencia entre los demócratas. Lo que no hay es consenso sobre los escudos que deben protegernos de quienes practican la violencia: el Estatuto y la Constitución

El comienzo de la pesadilla
t.etxarri@diario-elcorreo.com TONIA ETXARRI El Correo 25 Mayo 2007

Hoy es el último día de campaña. Tal como han ido las cosas, el conocido cierre electoral no pondrá el candado al clima de hostilidad electoral, porque la bronca no se parará hoy. Al contrario, a partir del día de las votaciones, comenzará la pesadilla. Por si alguien sucumbiera a la tentación de quitar importancia a todos los episodios de violencia que se han padecido estos días en el Pais Vasco (un deporte que han practicado no pocos representantes del Gobierno socialista, por cierto) ayer Otegi reapareció en Pamplona, poco después de que un artefacto hubiera sido colocada en los bajos del coche de Joseba Elola, conocido socialista de Zarautz y candidato por la lista de la vecina Getaria.

El ruido de la intimidación ya había sonado. Otegi ponía la letra: la situación es «de extrema gravedad», tituló en una conferencia de prensa en la que no admitió preguntas. Este aviso a navegantes es por si no se hubiesen dado cuenta los increpados del PNV y del PSE (los del PP ya son conscientes) de que las cosas van mal. Es decir: que el entorno de ETA, el de la calle, el que intimida, a medida que nadie les ha parado los pies durante la campaña, seguirá envalentonándose. Cada día un poco más.

Porque se han cometido un sinfín de «delitos electorales» (tal como les imputó la Ertzaintza a los dos detenidos de ANV que intentaron interrumpir un debate televisivo) sin que haya tenido mayores consecuencias en el saldo de detenidos por haber amenazado y coaccionado a candidatos y vecinos, por ejemplo.

Está el ambiente tan 'anormalizado', que algunos interventores del PP se están preguntando si podrán cumplir con su obligación el próximo domingo, sin que se vea alterado el derecho de la ciudadanía a depositar su voto. Porque estaban acostumbrados a que, en anteriores campañas, los activistas del entorno de ETA fueran contra el PP y PSOE (en las autonómicas del 2001), contra el PP con la excusa del Prestige ( municipales del 2003), pero ahora no se libra ni el «PNV de Imaz». ¿Quién tendrá las agallas suficientes para hacer respetar la ley electoral en pueblos pequeños de dominio abertzale donde muchos votantes quieran identificarse con el DNI vasco?, se preguntan mientras observan con qué naturalidad se habla ya del caserío de Elgoibar (escenario de los primeros encuentros entre Egiguren y Otegi) cuando las primeras filtraciones de aquellos contactos fueron acogidos por el entorno de Zapatero como «mera invención».

Al final de cada negociación entre ETA y el gobierno de turno el tiempo pone las cosas en su sitio. Pero el ministro de Justicia prefiere, como Blanco, perder el tiempo con el PP, para calentar motores para las próximas elecciones legislativas, desatendiendo su obligación de decir a ETA que vaya perdiendo toda esperanza. ¿Cómo era aquello de «primero la paz, luego la política», presidente? Pues eso.

Alí Baba y los 40 maricones o por qué a este Gobierno hay que ponerlo de patitas en la calle
Federico Quevedo El Confidencial 25 Mayo 2007

Así se llama el libro, mejor dicho el comic, que el Ministerio de Educación recomienda en su página web, dentro del apartado ‘Educar en Valores’, en la guía de recursos documentales para explicar a los niños la homofobia: Alí Babá y los 40 maricones, según la sinopsis “un divertido cómic con las diferentes peripecias de la vida cotidiana que les suceden a los inquilinos de una casa, en su mayoría gays, en la Barcelona actual. Una de las mejores obras del famoso dibujante” Nazarío. He visto las imágenes: sexo explícito homosexual y hasta zoofilia... Muy propio para adolescentes en edad escolar. No es la única recomendación, aunque sí la que ha tenido más notoriedad, pero también se proponen revistas de temática homosexual con “artísticas fotografías sobre sexo seguro”, por ejemplo, además de otros libros, estudios y trabajos sobre temática gay y sexo homosexual. Yo no sé ustedes, pero si esto es lo que les van a enseñar a mis hijos en Educación para la Ciudadanía, conmigo que no cuenten.

A mí no me preocupa que a los niños se les transmita el valor de la tolerancia y el respeto a los demás, al contrario, me parece esencial hacerlo, no en una asignatura, sino a lo largo de toda la vida. Lo que me preocupa es que se les quiera educar en unos valores radicalmente contrarios a los que muchas familias defienden, y que los mismos que hablan de respeto y tolerancia para, por ejemplo, los gays, después los desprecian para con los demás. Y el problema es que este es sólo un ejemplo de lo que esta asignatura y sus contenidos van a significar de ruptura con esos valores morales –no religiosos, no se confunda nadie- que hacen de la nuestra una sociedad libre y tolerante. Valores como el esfuerzo, el mérito, el pluralismo, la integración frente a la multiculturalidad, el consenso, la reconciliación... la libertad, en definitiva, como valor supremo frente a la igualdad. Y no es eso lo que se quiere enseñar a nuestros infantes.

Miren, en el apartado de ‘Educación para la Paz’ se dice, por ejemplo, lo siguiente: “La condición previa para una paz permanente es la igualdad”. Dicho así, suena muy bonito, pero es rotundamente falso. La condición previa para la paz es la libertad. Por el contrario, si buscamos la igualdad como condición previa, eso nos conduce a los regímenes igualitaristas como el soviético o el castrista, es decir, a la experiencia del socialismo real, en el que la paz se consigue, es cierto, pero a base de totalitarismo. Es interesante este apartado, porque en él se condensa mucho de la filosofía que mueve a este Gobierno. Así, se afirma que “la única paz posible siempre surge cuando no hay ni vencedores ni vencidos” –les suena, ¿verdad?- y se señala el “error del consenso político” como “una duda que envenena y empaña la transición de la dictadura a la democracia”. Esta es, sin duda, la filosofía de Rodríguez en estado puro, inyectada en vena a los niños por la vía de Educación para la Ciudadanía.

El colmo del relativismo que se pretende transmitir a los menores se pone de manifiesto a la hora de proponer actividades orientadas al reclamo festivo de la paz bajo lemas como dos no riñen si uno no quiere, o el de bailando juntos nos comprendemos mejor, que es el que más le gusta a De la Vega, o este otro: de las mil mejores maneras de eludir el peligro, la más inteligente y mejor es salir corriendo, que es el que ha puesto en práctica Rodríguez respecto a ETA. Si no fuera tan triste, y tan grave, sería para descojonarse de risa, pero lo cierto es que en pocos párrafos se perfila toda una ideología relativista e inmoral, dirigida inexorablemente a educar a los niños en una concepción de la realidad social basada en el igualitarismo y radicalmente contraria a lo que ha venido siendo, hasta ahora, el germen de una sociedad moralmente establecida sobre principios propios de la idea liberal de convivencia y de recompensa del esfuerzo individual y colectivo. Si hasta ahora la actitud de este Gobierno y sus políticas me convencían de su inoperancia y, por qué no decirlo, de su maldad, la lectura de lo que entienden por educación en valores me produce auténtico pavor.

De manera sinuosa, casi imperceptible, el objetivo último de ese nuevo sistema de valores en el que, por ejemplo, se trata la eutanasia desde un enfoque absolutamente ajeno al respeto a la vida como fundamento moral de convivencia, no es otro que el de socavar esa educación en valores que dicen querer transmitir, y excluir de la sociedad, por la vía del aprendizaje, una determinada forma de ver y entender la convivencia y el sistema de reglas y leyes que la rigen. Una forma que, curiosamente, coincide con el ideario del centro-derecha reformista y liberal. Esta es la política que ha venido llevando a cabo Rodríguez desde el primer día de esta legislatura: una política revanchista, que nos devolvía a los peores tiempos de nuestra historia reciente –en eso tiene razón Aznar-, y que pretende excluir al PP del sistema. Por eso, como decía el otro día Esperanza Aguirre a este periódico, es necesario que este Gobierno haga las maletas y se vaya, o de lo contrario acabará por envenenar de tal manera la convivencia que será definitivamente irrespirable.

Blanco hace de negro de ETA.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 25 Mayo 2007

Ponen los de ETA una bomba incendiaria en los bajos del coche de un candidato del Partido Socialista en el País Vasco, falla la bomba y sale el ínclito Blanco haciendo el trabajo propagandístico a ETA diciendo que no está seguro de que haya sido un atentado ya que al ser kale borroka la cosa es “matizadamente diferente”. ¡Vivir para oír!

Lo bonito de la hazaña albina es que los de Gara, el diario de ETA, salen en apoyo de Blanco diciendo que solo era un artilugio pirotécnico y que además era de fabricación casera, como diciendo que las bombas de ETA no las hacen en casas donde se ocultan sino en descampado. Ya tenemos una diferenciación, no es lo mismo una bomba casera que una bomba campera, es evidente que matizadamente son diferentes.

Que Blanco haga de negro de ETA, realizando un eficiente trabajo de propaganda es solo una más de las consecuencias de la reprobable situación a la que nos ha llevado Zapatero, yendo en comandita con ETA contra el PP. Si leen ustedes las declaraciones de Blanco en relación con la bomba colocada por ETA a uno de sus candidatos socialistas verán que no menciona para nada a ETA pero si que aprovecha para arremeter sañudamente contra el PP.

No se trata de cabrear a ETA, ni mucho menos de derrotarla, se trata de victimizar a los asesinos de ETA y demonizar a las víctimas de ETA y al PP, y eso lo hacen estos inicuos mozos de Zapatero con fruición y relamiéndose las matizaciones.

Partitocracia, el cáncer de los sistemas parlamentarios
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 25 Mayo 2007

[Urna] La partitocracia es aquella forma de Estado en la cual las oligarquías partidistas asumen el poder total dejándole a una ciudadanía alienada y sumisa el triste papel de ser representada por los "profesionales" de la política, por aquellos que dicen que "saben" y logran convencer de ello a sus electores. La partitocracia es el cáncer de los sistemas parlamentarios. En una partitocracia, aunque teóricamente se vive en democracia, los actores principales y únicos del panorama político son los grandes partidos políticos con mayoría absoluta o en coalición con otros partidos minoritarios. Éstos se van turnando en el poder siguiendo un ciclo que pasa por estas tres etapas: 1ª triunfo electoral, 2ª desgaste, corrupción y progresivo alejamiento de la ciudadanía, y 3ª agotamiento y sustitución por otro gran partido con mayoría absoluta o una coalición de partidos. El ciclo vuelve a repetirse con los nuevos ganadores. Y así "ad infinitum".

La mayoría de los ciudadanos pensamos que los partidos son un mal necesario, pero un mal al fin y al cabo. A mi modo de ver, la única alternativa al poder omnímodo de los grandes partidos y coaliciones electorales es la creación de una sociedad civil fuerte, sólida, bien organizada e independiente de los poderes públicos. La verdadera sociedad civil defiende los intereses reales de los ciudadanos, mientras que los grandes partidos y coaliciones se defienden a sí mismos y, sobre todo, su permanencia en el poder.

La sociedad civil está formada por el conjunto de organizaciones, asociaciones, foros, plataformas ciudadanas, fundaciones e instituciones cívicas voluntarias que forman la base de una sociedad activa, en oposición a las estructuras del Estado, de las grandes empresas y de los todopoderosos medios de comunicación. Las entidades que componen una verdadera sociedad civil madura y desarrollada, sin ser grupos políticos en sí mismas ni vivir a la sombra de los partidos políticos, suelen tener una gran influencia en la actividad política de la sociedad de la que forman parte.

En España la sociedad civil está todavía en pañales. Todavía no ha superado la tentación de arrimarse a la sombra de un gran partido. Esto vale tanto para las organizaciones de izquierdas como de derechas, por utilizar unos términos convencionales, aunque, a mi modo de ver, obsoletos. La sociedad civil debe llevar a la creación de verdaderos grupos de presión en el buen sentido de la palabra. Nada que ver con los lobbies elitistas que van a lo suyo.

Un lobby es un grupo de presión que, por medio de distintas estrategias, trata de influir en los centros de poder con el fin de favorecer sus propios intereses o los de aquellos a quienes representa. Los lobbies no suelen participar directa y activamente en política (por lo que no suelen formar su propio partido) pero sí procuran ganarse la complicidad de algún grupo político que pueda terminar aceptando o defendiendo sus objetivos. Tenemos un claro ejemplo en el lobby gay.

La relación entre democracia y partidos políticos es históricamente problemática. La idea de democracia es anterior a la aparición de los partidos políticos. Las primeras experiencias de democracia en la Grecia Antigua y aún en la República Romana tenían muy poco que ver con lo que hoy llamamos partidos políticos. Sin embargo, en la democracia moderna, los partidos políticos no sólo aparecen como elementos indispensables del sistema político sino que, con el desarrollo de los llamados estados democráticos, su papel se ha ido volviendo de tal manera hegemónico que en algunas concepciones del Estado moderno llegan a sustituir el Estado democrático por un Estado de partidos. Pero, cuidado, no son lo mismo, aunque traten de hacernos creer lo contrario.

Los partidos pasan a asumir un creciente control sobre el ejercicio de la representación popular, sometiendo a los representantes del pueblo a una rígida disciplina partidaria. Si éstos no aceptan las reglas del juego partidario, son expulsados o marginados. De este modo el Estado democrático se convierte en el Estado de partidos.

Conviene, pues, distinguir claramente entre democracia representativa y democracia de partidos. No son lo mismo. Los ciudadanos no debemos confundir ambos conceptos si no queremos delegar irresponsablemente nuestro poder de decisión en quienes utilizan a un electorado conformista y acrítico para llegar al poder y defender ante todo sus propios intereses personales y de grupo.

© Xoán Xulio Alfaya, 2007

Rosa Díez y Savater, esperanza de la izquierda demócrata
Francisco Rubiales Periodista Digital 25 Mayo 2007

El anuncio de que Rosa Díez, Fernando Savater y otros muchos socialistas honestos se disponen a crear un nuevo partido que recupere los valores de la izquierda democrática, abandonados y vejados por el PSOE de Zapatero, ha disparado la ilusión y la esperanza en cientos de miles de españoles que, sintiéndose de izquierdas, no pueden comulgar con la arrogancia, el abandono de los valores y la degeneración democrática que está propiciando el PSOE en España.

Algunos políticos, quizás espoleados por la disidencia y el rechazo de sus respectivos partidos, donde ya no tienen sitio, empiezan a entender que la actual división en derechas e izquierdas, basada en ideologías de hace dos siglos, ya amortizadas, es obsotela. La actual división de la sociedad española en derechas que quieren parecer izquierdas y en izquierdas que gobiernan como derechas es tan irracional como ridícula y pide a gritos nuevas plataformas políticas que tengan en cuenta al ciudadano y que recuperen la honradez, la decencia y los valores democráticos que han sido frívolamente dinamitados.

La única división política que tienen sentido en esta era del conocimiento es la que separa a los demócratas de los totalitarios o a la gente de bien de los golfos y corruptos.

La intención de vincular el nuevo partido a "Ciudadanos", una plataforma surgida de la parte sana de la podrida sociedad catalana, también constituye un acierto y una esperanza, ya que Ciutadans ha sabido conectar con los deseos y sueños de buena parte de la sociedad española que permanece libre del virus de la degradación política: recuperar la democracia, devolver el protagonismo al ciudadano, que le ha sido arrebatado por los partidos políticos profesionalizados, hacer retroceder a esos partidos políticos, insaciables y borrachos de poder, eliminar la corrupción y reformar las reglas del juego democrático para que los nacionalismos, generalmente minoritarios y con escaso apoyo en votos, tengan el peso que les corresponde en la democracia, no el desproporcionado que ahora disfrutan como consecuencia de un diseño estúpido de la Ley Elecectoral.

El nuevo partido, surgido en el País Vasco, un territorio que, como Cataluña, está dominado por el nacionalismo extremo y sometido a tensiones totalitarias, si consiguiera fusionarse con Ciudadanos podría aspirar a revolucionar y revitalizar el agotado y desilusionante mapa político español actual, donde los dos partidos mayoritarios reflejan claros síntomas de decadencia.

Rabiosamente enfrentados entre sí, obsesionados por el poder e incapaces de pactar, ni siquiera en aras del bien común, el PSOE y el PP, los dos grandes partidos políticos de la España actual, están ofreciendo a los ciudadanos un espectáculo indecente de degradación política, consiguiendo que la democracia retroceda y que el divorcio entre ciudadanos y políticos sea cada día más irreversible.

La nueva plataforma podría convertirse así en una ilusionante "tercera vía", capaz de ganarse el favor de los ciudadanos demócratas, de introducir ilusión en la política y de regenerar la podrida democracia española.

Voto en Blanco (para visitar el blog "voto en blanco" original)

CorruPNV
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 25 Mayo 2007

Las autonomías han servido para que los grupos de poder locales asciendan a oligarquías y puedan ocultar sus chanchullos bajo la sombra del campanario.

Ojalá el PNV se lleve un batacazo en Guipúzcoa. En esta campaña han salido dos casos de corrupción impresionantes, aunque a mucha gente no le molesta que se le robe si se hace en nombre de la aberri (patria).

El primer candidato a la presidencia de la Diputación Foral de Guipúzcoa tenía dos viviendas, una Francia y otra en Jaca, que no había declarado a Hacienda. Dos puntos llamativos: el dossier llegó a la SER y a Jon Jáuregui no le afectaba el encarecimiento del ladrillo.

Jon Jáuregui ha realizado la mayor parte de estas compras en los tres últimos años con un sueldo de apenas siete millones de pesetas netas al año. Según consta en su última declaración fiscal, el ahora candidato del PNV ha cobrado 60.000 euros brutos al año; lo que restando las desgravaciones fiscales, se queda en unos 42.000 euros netos anuales. Jáuregui ha estado estos tres años alejado de la política trabajando en dos empresas privadas, una de ellas con grandes intereses inmobiliarios en la provincia de Guipúzcoa.

Pese al apoyo del establo, digo del batzoki, acabó dimitiendo.

El segundo fue una trama en la oficina de la Hacienda foral en Irún que cobraba por debajo de la mesa deudas fiscales. Uno de los imputados es un tal José María Bravo, hermano de un senador del PNV. Además, el presidente de la Diputación, Joxe Joan González de Txábarri, también del PNV, destituyó a un miembro de su gabinete personal. El perjuicio a la Hacienda foral ronda los tres millones de euros.

¿Por qué se han revelado estos casos? Carlos Martínez Gorriarán lo explica de la siguiente manera:

¿Tiene que ver esta repentina floración de corruptelas con la pugna entre Imaz y Egibar? Sí, claro. Como indicio, «El País» ha consagrado, con inenarrable entusiasmo, la disposición de Imaz al pacto y el consenso antiterrorista: gran chico. Para que Imaz se imponga y nada interno se oponga a un pacto con el PSOE, necesita acabar con Egibar, hegemónico en Guipúzcoa. Casualidad: al PNV guipuzcoano le están brotando corruptos como hongos primaverales.

Y seguimos sin saber nada de la lista de contribuyentes blindados elaborada por Juan Ramón Ibarra, director de Inspección de la Hacienda de Vizcaya, por supuesto, PNV.

Si ZP sigue desmantelando el Estado y permite que cada autonomía disponga de su Hacienda y sus inspectores, imaginaros la orgía de corrupciones y chanchullos. ¡Ni el 3% catalán! Regresamos a los fueros y las taifas para que las oligarquías de las Expañas dispongan de unas fincas sin la molestia de que aparezcan funcionarios y de la odiada Madrid a poner orden, ni, por supuesto, periodistas. ¿Os imagináis los telediarios si la trama de Irún hubiese funcionado en Marbella o en La Moraleja?

MIENTRAS ZAPATERO NEGABA CUALQUIER CONTACTO
El Gobierno se reunió con ETA hace una semana para pedir que deje de filtrar sus negociaciones
Casi al mismo tiempo que el presidente del Gobierno calificaba de "dislate" que se hubiera reunido con ETA tras el atentado de Barajas, sus enviados mantenían contactos con la banda terrorista para pedirle que no filtrara las negociaciones, algo que había empezado a hacer ya a través de Gara. Según desvela El Mundo, fue la semana pasada. En la cita, los mediadores de Zapatero también reclamaron a los terroristas garantías de que no atentarían antes de las elecciones del domingo. Este jueves, a tres días de los comicios, ETA colocó una bomba contra el candidato del PSE en la localidad guipuzcoana de Guetaria. Blanco ha quitado importancia a este atentado.
Libertad Digital 25 Mayo 2007

El Gobierno vuelve a reunirse con ETA, según publica este viernes el diario El Mundo, en un encuentro en el que manifiesta su preocupación de que ETA no revele sus acuerdos, ni que Gara filtre las actas de sus reuniones como ya anunció que haría, el pasado 18 de mayo, cuando desveló que ETA y el Gobierno habían mantenido un total de 25 reuniones. Los enviados gubernamentales, tras la que puede ser la tercera reunión secreta con ETA desde el atentado de la T-4, regresaron convencidos de que tras este encuentro y a diferencia del anterior, que tuvo lugar alrededor del 17 de marzo en Bruselas, los resultados han sido más positivos.

En el encuentro, apunta la periodista Ángeles Escrivá, los mediadores de Zapatero "reiteraron sus esfuerzos por ganar tiempo y conseguir que la banda les diera garantías de que no cometería un atentado". Según parece, los contactos anteriores entre los intermediarios del Gobierno y los representantes de la banda terrorista, según fuentes de El Mundo, fueron más tensos y sin garantía alguna de que ETA no volviese a atentar. En la reciente reunión de la semana pasada, además, los representes del Ejecutivo pidieron a los pistoleros que dejaran de filtrar a su diario altavoz, el Gara, documentación sobre las negociaciones.
Este jueves mismo, el diario Gara, continuó explicando los entresijos del "proceso de paz" y desvelaba que dirigentes socialistas –que públicamente negaban que se estuviesen viendo con los proetarras porque, según declaraban, ni siquiera se había verificado la tregua- y miembros de ETA-Batasuna, en una reunión mantenida el 29 de mayo del año pasado, acordaron un documento de seis puntos. El propio diario, no obstante, reconoció que los miembros del PSE encabezados por Patxi López exigieron a los proetarras determinadas exigencias cuyo incumplimiento, por parte de ETA, provocó que los socialistas no ejecutasen dichos acuerdos que, presuntamente, habrían pactado.

enseñanza
Educación admite que el 33% de los niños que estudian en euskera no domina la lengua
El nivel B1 que pretende exigir el Departamento al final de Primaria en su reforma de modelos tampoco lo supera el 61% del alumnado en la línea bilingüe
MARTA FDEZ. VALLEJO m.f.vallejo@diario-elcorreo.com/BILBAO El Correo 25 Mayo 2007

Uno de cada tres alumnos que estudian en euskera y el 61% de los de línea bilingüe no ha superado la prueba oral y escrita de nivel B1 que ha realizado Educación para medir la competencia en lengua vasca de los escolares en el último curso de Primaria -con 11 y 12 años-. Únicamente un 2% de los niños que estudian en castellano alcanzó ese listón. El nivel B1 «garantiza un conocimiento suficiente de la lengua para aprender materias en ese idioma», detalla el informe realizado por el Instituo Vasco de Evaluación (IVEI), y es el que propone el Departamento como objetivo a alcanzar en Primaria en su reforma de modelos lingüísticos. Las notas del ejercicio escrito por separado fueron peores: aprobó la mitad de los estudiantes de enseñanza en euskera y un 30% de los de la línea bilingüe -que imparte sólo Lengua y Matemáticas en castellano-.

Los resultados de la prueba suscitan dudas sobre la capacidad de los estudiantes de modelos euskaldunes -B y D- que no superaron la prueba para cursar con éxito asignaturas en euskera. El alumno que alcanza el B1 es capaz de «comprender y escribir textos fáciles y coherentes», entiende «información concreta sobre temas cotidianos y las ideas principales de discursos claros en lengua estándar y narraciones cortas», y puede «conversar sobre temas corrientes» o «hacer una descripción sencilla», dice la normativa europea. El informe del IVEI aclara que se ha elegido el B1 porque garantiza un conocimiento suficiente de la lengua para aprender materias, permite comunicarse a los alumnos de Educación Primaria, y es el paso necesario para después alcanzar el B2 en Secundaria, sin que sea un salto excesivo.

El consejero de Educación, que presentó ayer los resultados del estudio, no ve motivo de preocupación. No teme el fracaso escolar de los alumnos que no llegaron al B1. «La enseñanza vasca ha demostrado sus buenos resultados en numerosas pruebas internacionales. Está garantizada la comprensión de la lengua y su desarrollo cognitivo para aprender materias en euskera. Los datos no demuestran que aprenden menos. Mide su capacidad para moverse en el entorno, expresarse en condiciones de normalidad, comprar una hamburguesa...», defendió ayer.

El consejero puntualizó que los chavales no se prepararon para el examen. «Si se hubiesen preparado lo habrían alcanzado muchos más», comentó. La prueba consistía en ejercicios de lectura, comprensión y expresión oral y escrita. Es más, aclaró que el B1 -como un PET de inglés- exige «superar el 70% de ítems de cada habilidad». «Si pidiéramos un 50%, tendríamos un porcentaje de aprobados más alto», dijo.

Reforma «necesaria»
Lo que sí le parece preocupante a Campos es que en el modelo A -de enseñanza íntegra en castellano- «no se aprende euskera». El consejero hace una lectura diferente de los resultados del examen realizado a alumnos de sexto de Primaria. En su opinión, los datos recogidos demuestran que «cuanto más tiempo» esté el niño expuesto al euskera mejor aprende la lengua.

El estudio del IVEI destaca otra evidencia: que alumnos de familias y entornos euskaldunes sacan mejor nota. Pero eso tiene fácil arreglo, apuntó el consejero. Las diferencias en los resultados que obtienen niños con idioma materno y entorno sociolinguístico euskaldun y los castellanoparlantes se compensan con más materias en lengua vasca. «Cuántas más asignaturas se estudian en euskera mejores son los resultados para el alumnado que no habla el idioma en casa», resumió.

Estas conclusiones le sirvieron a Campos ayer para apoyar de nuevo la «necesidad» de la reforma de modelos lingüísticos que ha preparado su equipo, en la que se convierte el euskera en la lengua mayoritaria para impartir asignaturas. «Hay que reforzar el trabajo» en lengua vasca, sentenció. «Por eso pretendemos también que el currículum vasco fije el euskera como lengua principal en el ámbito escolar», subrayó. Recordó que el niño pasa sólo un 17% de su tiempo en el colegio.

En su propuesta de reforma lingüística, el departamento establece el B1 como objetivo a alcanzar al acabar la Primaria. El examen al que se ha sometido a escolares del último curso de esa etapa revela que la enseñanza vasca está lejos aún de esa meta. Los resultados del examen B1 son similares a los que se obtuvieron en la prueba del B2 -como un 'First' de inglés-, realizada en 2004 entre los alumnos de cuarto de Secundaria -tres puntos por encima de la de Primaria-.

Libertad contra imposición
Nota del Editor 25 Mayo 2007

El programa SPSS habrá echado chispas al presentarle los datos para extraer tales evidencias, pues símplemente invitando a un café a cualquier persona normal se las habrían contado, y además habría añadido que la solución no consiste en joder más a los castellanohablantes, sino en que de una vez dejasen libertad para elegir la lengua vehicular y no tratasen de inocular la lengua "propia" a golpe de talonario (de los impuestos de unos pocos) para los enchufados y sus adláteres. Pero claro, así se les terminaría el negocio, y el separatismo perdería su baza imprescindible: la lengua "propia".

Desconocidos sabotean el servicio de tren en Navarra y atacan oficinas en Markina
Renfe tardará horas en poder restablecer el servicio, interrumpido por dos sabotajes entre Pamplona y Castejón
AGENCIAS PAMPLONA EL Correo 25 Mayo 2007

Los actos de kale borroka siguen protagonizando el fin de la campaña electoral. Dos sabotajes perpetrados esta madrugada en la línea ferroviaria navarra han obligado a interrumpir el servicio entre Pamplona y Castejón y, en Markina, desconocidos han atacado oficinas de Telefónica y Correos.

Los tradicales han saboteado dos puntos de la línea ferroviaria, uno de ellos a la altura de Garinoain y el otro entre Marcilla y Villafranca. Los dos ataques, que fueron similares, consistieron en cortar los contrapesos de destensamiento de la catenaria, según han informado desde el Gobierno de Navarra. La Policía Foral investiga si se trata de hechos vinculados a la denominada 'kale borroka'.

El primero de los hechos se produjo a las 23.05 a la altura del Carrascal, en Garinoain, muy cerca del restaurante El Mirador. En este caso, un tren mercancías que circulaba por ese punto ha quedado inmovilizado al llevarse por delante la catenaria previamente atacada, por lo que el tráfico ferroviario entre Castejón y Pamplona está completamente cortado desde medianoche, mientras los operarios de Renfe no resuelvan el problema creado en este punto. El ataque se produjo a la altura del kilómetro 149,8.

En el caso de Marcilla-Villafranca, el sabotaje se produjo en el punto kilométrico 108,6. Sobre las 8 horas de hoy ha quedado repuesta la catenaria afectada en este lugar.

En ambos casos, los saboteadores emplearon el mismo mecanismo para atacar la vía férrea, cortando los contrapesos de la catenaria, de modo que lograban destensarla e inutilizarla.

La línea Pamplona-Castejón quedó interrumpida y se estima que se tardará horas en poder restablecer el tráfico ferroviario ordinario. Hasta que se produzca, los pasajeros de las diferentes líneas, entre ellas el Altaria, están siendo transportados a sus destinos en autobús.

Sos Navarra 112 recibió previamente una llamada anónima de aviso desde una cabina de teléfono advirtiendo de ataques inminentes en la línea Alsasua-Castejón, sin especificar el punto concreto.

Renfe ha habilitado servicios de autobús para trasladar de Pamplona a Tudela y viceversa a los viajeros de las líneas entre estas ciudades y, principalmente, entre Pamplona y Madrid y Barcelona. Según los datos facilitados por esta empresa, se calcula que para las 14 horas será posible solucionar el sabotaje de Garinoain.

Por otro lado, desconocidos colgaron de un puente de la N-132 sobre la AP-15, a la altura de Tafalla, varios neumáticos a los que después prendieron fuego, sobre las 5.30 horas. En Alsasua, también desconocidos quemaron dos contenedores y el Instituto Eunate de la Chantrea apareció esta mañana con candados en sus puertas.

Ataques en Markina
En Markina, desconocidos han lanzado también de madrugada dos cócteles molotov contra las oficinas de Correos y Telefónica, causando en ambos casos el ennegrecimiento de los accesos a las instalaciones.

Según ha informado el Departamento vasco de Interior, a las 12.40 horas de la madrugada, los radicales arrojaron un artefacto incendiario contra la puerta de una oficina de Correos, situada en la Plaza Fray Bartolomé de Markina .
Apenas quince minutos más tarde, el ataque se repetía contra una oficina de Telefónica, ubicada en Bajo Karmengoko Kalea de Markina. En ninguno de los dos ataques se registraron daños personales.

Recortes de Prensa   Página Inicial