AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 4 Junio   2007

DEPENDIENTES DEL MINISTERIO
La UDE exige abrir en Cataluña centros públicos que garanticen una educación en castellano
 Libertad Digital  4 Junio 2007

El colectivo educativo ha presentado unas propuestas que o no se han cumplido o no ha implantado la política partidista del Ejecutivo. Entre otras, garantizar la escolarización en castellano abriendo "colegios públicos en las CC.AA que no garanticen este derecho, caso de Cataluña", y prohíbir el uso del velo, por "constituir un signo de discriminación y un desafío al sistema educativo".

Exigir al Ministerio que garantice, a través de la Alta Inspección, el derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano y abrir colegios públicos que dependan del Ministerio en las CC.AA. que no garanticen este derecho.

Justificación a la propuesta
Existen Comunidades Autónomas que no garantizan este derecho. Es el caso de Cataluña, donde la Generalidad no ofrece, como le exigió el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, una casilla para la escolarización en castellano.

500 docentes con máxima antigüedad se quedan sin OPE por no tener euskera
La LOE ofrece ventajas en las oposiciones a los interinos con más años de servicio, pero Educación saca las plazas con PL2
MARTA FDEZ. VALLEJO m.f.vallejo@diario-elcorreo.com/BILBAO El Correo 4 Junio 2007

El Departamento de Educación va a convocar cerca de 3.000 plazas para maestros y profesores entre los años 2007 y 2011. La Ley Orgánica de Educación (LOE) establece durante ese período de tiempo unas condiciones especiales para todas las Ofertas Públicas de Empleo en la enseñanza con el fin de que los interinos de más antigüedad disfruten de mayores posibilidades para convertirse en funcionarios. En el País Vasco la primera convocatoria se celebrará este mes y será de 1.100 plazas para maestros, todas con el requisito de contar con el PL2. Cerca de medio millar de profesores con más de diez años de antigüedad -que otorgan la máxima puntuación- y no ha logrado la acreditación de euskera no podrán optar a esa convocatoria ni a la práctica totalidad de las plazas que salgan a concurso en estos cuatro años.

La nueva normativa que marca la LOE para ese plazo hasta 2011 prima de forma especial el tiempo de servicio en la enseñanza. Los docentes con diez o más años de antigüedad tienen derecho al máximo de puntuación posible por servicios prestados -60 puntos-, lo que multiplica sus opciones de sacar una nota alta en los exámenes y hacerse con una plaza de funcionario. Además, se ha reducido a 25 unidades el temario del que deben examinarse. «En toda España se van a beneficiar de estas condiciones de la LOE los interinos antiguos, los de más edad. En el País Vasco nos van a dejar fuera de esta oportunidad histórica a los que no tenemos el PL2», se queja un profesor vizcaíno con 20 años a las espaldas en las aulas vascas.

La LOE permite, incluso, que se sustituya una de las pruebas, la más difícil -una exposición oral ante un tribunal de una unidad didáctica elegida al azar- por un informe realizado por la Inspección de Educación en el que se avale su labor. Tienen derecho a ese informe los profesores que estén en activo en el momento de presentar la solicitud y siempre que hayan trabajado seis meses ininterrumpidos en una misma plaza como funcionario a partir del 1 de septiembre, una condición que beneficia también al colectivo con perfil lingüístico, con más oportunidades de ocupar un puesto vacante.

Estas primeras 1.100 plazas de las oposiciones convocadas en junio son para maestros de Primaria, Inglés, Educación Física, Música, Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje. Existe ya el compromiso del Departamento de hacer una segunda OPE de 550 puestos docentes más para Secundaria en 2008, y una tercera de 700 al año siguiente en las dos etapas educativas.

Una lucha dura
Aún está en el aire si en esas próximas convocatorias el Departamento de Educación sacará a concurso alguna plaza sin requisito de PL2 -sería un porcentaje mínimo-. Los sindicatos que defienden los intereses de los interinos con antigüedad y sin euskera lucharán, al menos, por conseguir que se reserven puestos de castellano en FP -donde la matrícula en modelo D es baja-, conservatorios y escuelas de idiomas -para dar Inglés, Francés, Alemán...-, o los empleos de cuidador de comedor o biblioteca.

La lucha será dura. Tanto los responsables del Departamento como los sindicatos nacionalistas apuestan por lo contrario: que todas las plazas que salgan a concurso en el futuro sean bilingües, con el fin de reforzar la presencia del euskera en la red educativa vasca.

Entre la desvergüenza y el servilismo
EDITORIAL Libertad Digital  4 Junio 2007

Asistimos estos días a un duelo entre la desvergüenza y el servilismo. El Gobierno decidió en su momento sacar a Ignacio de Juana, el sanguinario terrorista de ETA, de la cárcel. La coartada fue un deterioro de su salud provocado por una huelga de hambre, de modo que esa situación sólo era achacable a su ayuno voluntario. Las últimas informaciones apuntan a que, como ha adelantado la prensa, el Gobierno ha retrasado hasta pasadas las elecciones la excarcelación del asesino, previamente decidida por Zapatero, es decir, por sus compañeros de mesa de negociación. El propio terrorista lo anunció antes de que los españoles acudieran a las urnas para que quedase claro quién tomaba las decisiones en este asunto.

Pero es necesario recordar que en el hospital, donde ha recibido las mayores atenciones, De Juana sigue cumpliendo lo que le queda de pena, y que un alta hospitalaria no es una resolución de minoración de penas, por lo que tendría que seguir cumpliéndola, en el hospital o en la cárcel. ETA ha dicho que no, y el Gobierno no se atreverá a llevarle la contraria. La banda sigue dejando claro, en éste como en todos los pasos del cumplimiento por entregas del acuerdo de Zapatero con la ETA, quién tiene la sartén por el mango, quién decide qué paso se debe dar a cada ocasión. La banda, además, está intensificando su extorsión a los ciudadanos para incrementar su poder criminal; es decir, sus razones sobre la mesa de negociación.

Más desvergüenza y más servilismo ante la banda asesina, en este caso en Navarra, y también como parte de la negociación del Gobierno con ETA. El PSOE ha llegado a un acuerdo con los nacionalistas de Nafarroa Bai en la comunidad para desbancar del poder al gobierno constitucionalista de UPN y se dispone a hacer lo mismo en Pamplona, pieza que ha pedido para sí la coalición nacionalista. Pero para echar de la alcaldía a UPN los socialistas necesitan el concurso de ANV, marca electoral de Batasuna-ETA para estas elecciones. Los socialistas y la coalición nacionalista contarán seguramente con el voto de esta formación y acudirán al burdo subterfugio de decir que ellos no han pedido tal apoyo.

El PSOE y los medios afines actúan sin miedo a ser demasiado burdos porque saben que cuentan con un sector de la opinión cautivo, que es inmune a la realidad y que, independientemente de lo que ocurra, seguirá apoyando a los socialistas. Pero también saben que el voto que no se echa en la urna por desencanto o que cambia de un partido a otro les está abandonando, y que con el electorado más entregado no es suficiente para mantenerse en el poder. Si es así, ¿por qué actúan con esta desvergüenza? ¿Qué precio temerán pagar a la ETA si no siguen cumpliendo servilmente sus exigencias? ¿Qué precio no estarán dispuestos a que pague la Nación por ello? Pensarlo produce escalofríos.


ETA extorsiona
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 4 Junio 2007

EL cartero siempre llama dos veces, y la organización terrorista ETA algunas más, porque mantener en activo la violencia y el terrorismo cuesta mucho dinero: hay que pagar armas y mantener a los asesinos. De aquí que esta organización, que pretende negociar un "tratado de paz" con el Gobierno español, siga enviando cartas a los empresarios afincados en el País Vasco para exigirles su cuota de protección, es decir, el mal llamado "impuesto revolucionario". Mafia en estado puro. La banda terrorista ETA justifica su exigencia dineraria explicando que la cuota debe contribuir a la "liberación del País Vasco y a la construcción de un Estado vasco".

¿Y quién nos liberará de ellos? Porque de eso se trata. ¿Y quién quiere la construcción de un Estado vasco tal como ellos lo imaginan? Porque eso es lo que produce pánico. Fascismo en estado puro. Según la policía, ETA envió las cartas a todo el territorio vasco y en número considerablemente mayor que en el pasado. También el tono de las cartas ha cambiado, puesto que contienen amenazas concretas. Mientras tanto, la dirigente de la ilegalizada Batasuna Jone Goirizelaia consideró ayer que la información sobre nuevas cartas de extorsión responde a intereses políticos que quieren impedir la "solución del conflicto" y dijo que no les "da mucho valor". Como no las recibe ella...

Diatriba contra los pactos
IGNACIO CAMACHO ABC 4 Junio 2007

ALGÚN mecanismo de la democracia se ha podrido cuando dirigentes que han perdido votos y escaños blasonan sin rubor de las cuotas de poder que piensan obtener en el mercado negro de los pactos postelectorales. Algo funciona mal en el sistema cuando los perdedores recuperan con creces en los despachos lo que les han quitado las urnas. Algún virus flota en la médula política del país cuando el reparto de poder institucional premia a los derrotados de modo inversamente proporcional a las dimensiones de su fracaso.

La ley electoral vigente, que prima la representación de los partidos minoritarios con la posibilidad de ejercer como bisagra de acuerdos, tenía sentido durante la Transición porque el reciente alumbramiento de una nueva etapa democrática requería la participación de todos y necesitaba otorgar facilidades al consenso. Pero hoy ya nadie duda de que ese espíritu de integración está sufriendo un grave abuso, un fraude masivo que desvirtúa su sentido y lo pone al servicio de una conspiración contra la voluntad popular, que consiste en que fuerzas políticas penalizadas por los ciudadanos obtienen mayor premio que las que salen victoriosas. Las minorías deben ser protegidas en el ámbito democrático, pero no puede ser justo de ninguna manera que el que llega segundo o tercero en una carrera tenga más recompensa que el primero.

Esta situación de flagrante injusticia no va a cambiar mientras la ley que la ampara permanezca como está. Los pactos de caballeros no rigen en una política cada vez más envilecida por los intereses de parte. Habrá acuerdos de despacho mientras el procedimiento los permita, y el único modo de impedirlos es cambiar el reglamento para establecer mayorías claras respaldadas por el voto de los ciudadanos. Es decir, la segunda vuelta que limpie de telarañas las urnas y otorgue a uno de los dos más votados en primera instancia el apoyo explícito del sufragio universal.

La solución que propugna el PP, que es permitir el gobierno de la lista más votada, no se va a abrir paso porque jamás la consentirán los beneficiarios del actual sistema, y además es dudoso que beneficie la gobernabilidad. El ballotage, en cambio, clarifica el panorama, y aunque acabe con el mismo resultado que un acuerdo postelectoral tiene la ventaja indiscutible de situar a los ciudadanos como jueces de la contienda. Si ha de haber pactos o coaliciones, que los haya, pero delante de las urnas, no por detrás y a cencerros tapados, de tal forma que nadie se pueda llamar a engaño ni a andana.

Esto es predicar en el desierto, porque la política española es un sindicato de intereses cerrados en el que los ciudadanos sólo sirven como comparsa de decisiones tomadas a sus espaldas. Pero nadie puede negar que el espectáculo de la venta de escaños degrada la democracia a un mercado en el que se especula con el voto. La calidad del sistema democrático está en entredicho cuando los teóricos representantes de la soberanía popular temen el veredicto inapelable del sufragio y prefieren subvertirlo manoseándolo a conveniencia en una oscura timba de chalanes.

Rajoy y el nacionalismo
El cuento de la lechera
José García Domínguez Libertad Digital 4 Junio 2007

O el Gobierno o el Poder, ese es el dilema. El suyo. Por lo demás, tendrá que decidirse pronto; más que pronto, ya. Si elige el Gobierno deberá subastar en almoneda los principios de su partido, además de los valores que han empujado a las calles a sus votantes durante tres años seguidos. Apenas eso, nada más. Si, por el contrario, opta por el Poder habrá de hacer lo que nunca ha hecho: arriesgar. Arriesgar mucho, mucho más de lo que ni ha osado imaginar. Porque no habrá otra alternativa. O el Gobierno o el Poder. Y sólo a él compete la elección.

Si quiere creer en el cuento de la lechera, quizá consiga el Gobierno; si decide creer en sí mismo, podría alcanzar el Poder. Para el caso, el cuento de la lechera es la vieja fábula mil veces repetida a los niños insomnes; la de los nacionalistas tan moderaditos como tontitos que correrían a garantizar la gobernabilidad a cambio de algunas cuentas de cristales de colores y unas bolsas de piruletas. Bien, si así le place, créaselo. Crease que Artur Mas, huérfano de un triste átomo de moqueta en Cataluña, va a lanzarse con entusiasmo a sostener un ejecutivo del Partido Popular que aspire a derogar el Estatut e impedir que las cuatro raspas del Estado que aún quedan aquí sean ofrendadas en sacrificio ritual al Tripartito.

Créaselo, don Mariano, que está usted en su derecho, por algo soñar es gratis. Y, de paso, persuádase íntimamente de que el PNV, o sea Nafarroa Bai, también estará por la labor. Que en eso debe andar pensando ahora mismo Ibarreche: en rendir la ikurriña de la Sabin Etxea ante la tumba de Sancho el Grande de Navarra. Seguro. Aunque si a lo que en realidad aspira es a eso –o sea, al telediario de La Primera, el coro de los saltimbanquis de la prensa y el Audi negro con las sirenas a todo trapo y los guardias de la porra deteniendo el tráfico a su paso–, no pierda el tiempo enviando exploradores a los exóticos reinos de Sarkozy y la Merkel.

¿Para qué? Al cabo, con un par de llamadas de tarifa reducida al Amena de Moraleda descubrirá todo lo que siempre quiso saber sobre sadomasoquismo y nunca se atrevió a preguntar. Porque, desengáñese, lo otro, el Poder, únicamente estará a su alcance si, por una vez, se atreviera a saltar sin red. Es decir, si desafiara esa ley fatal que ordena que uno siempre termina por parecerse a su peor enemigo.

Proceso de rendición
Las tres fotografías de la traición
Ignacio Villa Libertad Digital 4 Junio 2007

Una vez dejada atrás la cita electoral del 27 de mayo, el calendario del proceso de rendición ante la ETA previsto por Rodríguez Zapatero se va cumpliendo inexorablemente. Por un lado, las elecciones municipales han confirmado el regreso de ETA-Batasuna a las instituciones democráticas. Además, Navarra camina hacia un Gobierno cuyo objetivo a largo plazo sea la anexión al País Vasco. Por último, el etarra De Juana Chaos se marchará en breve a su casa, con pulsera o sin ella, a vivir como un ciudadano normal, pese al anormal detalle de sus veinticinco asesinatos.

El regreso de los etarras a los ayuntamientos nos han dejado unas cifras escalofriantes: han sido elegidos casi quinientos concejales de Acción Nacionalista Vasca y la formación tiene la posibilidad de gobernar en más de treinta consistorios. Esas son las cifras que resultan de la puerta que ha abierto Zapatero en su continuo apaño con los terroristas. Después de que España se hartara de que se usaran sus instituciones y su dinero para destruirla, el presidente del Gobierno ha permitido que vuelvan a las andadas.

El ayuntamiento en el que más significado tiene el permiso otorgado desde Moncloa a ETA-Batasuna es el de Pamplona, donde cualquier combinación de socialistas y anexionistas necesita del apoyo de Acción Nacionalista Vasca. La capital foral es el ejemplo más claro de las consecuencias de la traición de Zapatero a la defensa de Navarra y de la unidad de España. El presidente del Gobierno era perfectamente consciente de que sólo la presencia de la franquicia batasuna en Pamplona impediría una mayoría absoluta de UPN, pero su legalización también obligaría a que toda salida posible tuviera que pasar por el apoyo implícito de ANV; unas siglas permitidas, consentidas y en ocasiones alentadas desde las propias instituciones del Estado como una marca política legal y admisible.

En Navarra estamos contemplando una vez más a las tácticas que Rodríguez Zapatero ha utilizado de forma permanente durante el proceso de rendición. Pacta con los terroristas a escondidas, hace discursos vacíos, insulta al Partido Popular, desprecia a las víctimas del terrorismo y ejecuta las órdenes etarras procurando que no se note demasiado. Nada le importa ni le hace entrar en razón; no parece que vaya a rectificar jamás. Se ha involucrado consciente y muy a gusto en esta operación de destrucción de todo lo que se había levantado desde la Transición y no está dispuesto a bajarse del carro.

En todo este proceso hay una cesión que no se puede olvidar y que es el ejemplo máximo de la ignominia y la razón por la que más españoles se han sentido desolados ante la expresión práctica del proceso. Esa cesión tiene nombre y apellidos. Es el etarra De Juana Chaos, ingresado en un hospital de San Sebastián, a la espera de volver a su casa en lo que supone la mayor humillación que ha vivido la democracia española en estos treinta años. Ahora resulta que el gran problema para el Gobierno Zapatero es que este asesino no quiere llevarse a su casa la pulsera telemática para controlar sus movimientos. Si ya de por sí la situación era lamentable y bochornosa, con este sanguinario etarra moviéndose con libertad con sólo una pulsera como recordatorio de su condena, que encima tampoco quiera ponérsela y que el Gobierno socialista se encuentre bloqueado buscando una solución para no enfade a la banda terrorista resulta esperpéntico. Al final, no duden que De Juana se saldrá con la suya.

Estas son las tres imágenes de la traición: ETA-Batasuna en los ayuntamientos, Navarra camino de la anexión y De Juan Chaos paseando por la calle. Eran las tres condiciones impuestas por los etarras para mantener abierto el proceso de rendición hasta las elecciones municipales y autonómicas. Ahora que son las generales las que se vislumbran en el horizonte, podemos esperar cualquier cosa. Pero aunque nuestra imaginación pueda llegar muy lejos, con Zapatero siempre se quedará corta.

Nafarroa Bai y ZP
Lobos sin piel de cordero
Isabel Durán Libertad Digital 4 Junio 2007

Uxue Barkos, candidata al consistorio pamplonés de Nafarroa Bai, es la piel de cordero de una coalición donde abundan los lobos e incluso algún terrorista convicto, confeso y no arrepentido. Sin ir más lejos, el secretario general de la formación política favorita de Zetapé tiene contratado en su despacho a Vicente Nazábal, el pistolero que en 1979 descerrajó cinco tiros a bocajarro a Salvador Ulayar. ¿Por qué enredar con la cruda realidad si la cara amable del nacionalismo anexionista navarro es la solución magistral de Zapatero para España? ¿A quién le importa la molesta verdad?

Patxi Zabaleta, el mandamás de Uxue Barkos en la coalición navarra, será casi con total seguridad el próximo vicepresidente del Gobierno foral. El tipo es un antiguo dirigente de la formación terrorista Herri Batasuna y es presentado por el socialismo zapateril como el modelo de futuro. Más cómodo resulta ignorar que su asesino a sueldo, con quien trabaja en su despacho codo con codo, le partió la cara a José Ignacio Ulayar, el hijo de su víctima, cuando se lo cruzó por la calle al salir de prisión.

Eso sí, nada que objetar al terrorista Nazábal, que ya ha saldado sus cuentas con la justicia gracias a que el aciago Código Penal del 73 le permitió cumplir una condena de risa. Mejor obviar tal ejemplo de provocación y falta de arrepentimiento digna de De Juana Chaos, el próximo prohombre de ANV, Nafarroa Bai o las siglas que se tercien. Hombres de paz, que dice el presidente.

Menudo "Guantánamo político" este de Bermejo y ZP. Pobres terroristas. Si es que no les dejamos en paz. A partir de ahora, la Hacienda foral para Nazábal y sus chicos; en lugar de cartas de extorsión de 120.000 euros, a cada amable contribuyente a la causa deberá enviársele un informe detallado de sus cuentas corrientes con el sello del hacha y la serpiente y, siguiendo el modelo implantado por la tregua ZP, invitársele amablemente a participar en la causa con el consabido abrazo revolucionario. Eso sí, se hará ya de forma equitativa, proporcional, con la información que emana del poder adquirido, porque lo de ahora de imponer a todos la misma cuantía no es del todo justo.

Buen ejemplo de lo que será pronto la Navarra de ZP es el mismísimo pueblo de Patxi Zabaleta. En Leiza desapareció por arte de birlibirloque la candidatura de la formación política que él mismo lidera en beneficio de ANV. Una cesión de espacio político verdaderamente mutante.

En España nos hacen comulgar con la normalidad de que el asesino del marido de Pilar Elías sea el apoderado de su mesa electoral por ANV. Nadie chista por ello salvo los pesados del PP. ¡Que se tomen tranquilizantes que para eso se los receta su ministro de Justicia! Ahora le toca el turno al pistolero del padre del coordinador de la AVT en Navarra, que está a sueldo del futuro vicepresidente de la comunidad foral por obra y gracia de ZP. El siguiente es De Juana y después lo que les venga en gana. Lobos sin piel de cordero disfrazados por Zapatero. Eso sí, que dejen ya de dar la lata las plastas de las víctimas y de los populares, que sólo les gusta el follón.

«La derrota de Zapatero en las municipales y la encrucijada
Pablo Sebastián ABC 4 Junio 2007

«La derrota de Zapatero en las municipales y la encrucijada en la que está, entre ETA y Navarra, hacen pensar al PP que el camino de la recuperación del poder está expedito» Del desafío de Navarra, a la renovación del PP

QUE no se equivoquen en el PP, si Zapatero vuelve a ganar las próximas elecciones generales el PSOE no sólo se quedará en el poder una segunda legislatura sino que, posiblemente y tras la consolidación del liderazgo de Zapatero, permanecerán mucho más tiempo, culminarán la negociación con ETA -al precio político que sea- y la reforma confederal del Estado. Y en el PP se abriría una larga crisis y cruenta batalla por la sucesión de Rajoy, como la que ahora están librando, de manera casi pública, los que habían apostado por una derrota del PP en las elecciones municipales y tenían en su cuartel general político y mediático un «plan B» con nombre de mujer -Esperanza Aguirre- para la sustitución del líder y la definitiva marginación de Gallardón.

De ahí la importancia, para España y para el PP, del resultado electoral de los comicios generales que ya veremos si los adelanta o no el presidente del Gobierno, a la vista de la reciente derrota del pasado mes de mayo, que ha trasladado al interior del PSOE la incertidumbre que habitaba en el PP. Un PSOE que empieza a estar cansado del liderazgo errático y autocrático de Zapatero, a quien previsiblemente se le pedirán explicaciones en el Comité Federal, en cuyo epicentro estará el debate sobre el futuro de de Navarra. El que, de decantarse en favor de un pacto con los nacionalistas, podría tener efectos electorales negativos para el PSOE. Un mal menor según analistas de la Moncloa, que temen que si no hay pacto Nafarroa Bai, ETA volvería a matar y ello sí que sería, electoralmente, su final.
ETA ha aprendido a cobrar a plazos o por entregas «el favor» de no matar que nos hace, y ya recibió de Zapatero importantes transferencias: reunión PSE con Batasuna, mesa política de negociación, apoyo fiscal para Otegi, excarcelación de De Juana, regreso de ANV/Batasuna a los ayuntamientos, y ahora, mientras esperan el cobro de la factura navarra, vuelta al impuesto revolucionario. Sabiendo, como sabe ETA, que Zapatero aceptó el modelo palestino, de «paz por territorios», y por ello ha puesto a Navarra sobre la mesa de negociación, mientras juega, en el río revuelto e interno del PSOE, con el calendario electoral, para que no se mueva nadie en un partido donde han sido marginados sus dirigentes de prestigio, y donde la única figura emergente es el canario y ex ministro, Juan Fernando López Aguilar.

La derrota de Zapatero en las municipales y la encrucijada en la que está, entre ETA y Navarra, hacen pensar a la cúpula del PP que el camino de la recuperación del poder está expedito, que deben de continuar como hasta ahora y esperar sentados al pie del árbol del poder, con las manos abiertas para que les caiga maduro un nuevo triunfo electoral.

Pero el PP se puede equivocar de manera irremediable -España es mucho más que Madrid y Valencia- si no modera su discurso, no se abre al centro, y no pone caras nuevas -como las de Gallardón, García-Escudero, Pastor, etcétera- al frente del partido y en sustitución de sus más notorios portavoces. Los Acebes y Zaplana, que fueron corresponsables de los errores del último Gobierno de Aznar que gestionó mal la masacre del 11-M. Y sería bastante sorprendente que los que colaboraron, desde el Gobierno, en la derrota del PP de 2004 ahora hagan lo mismo desde dentro del PP, como consecuencia de la pasividad y el temor de Rajoy a los cambios, y también a los medios que protegen a dichos portavoces, en pago por los servicios prestados a la teoría de la conspiración del 11-M, que se desvanece en el juicio que confirmará la autoría del terror islámico en la masacre.

Y tampoco sabemos si Rajoy también teme, o sospecha, las reticencias de Aznar a los cambios en el PP, a pesar de que el ex presidente está en deuda con su partido (y con España) por causa de los que fueron flagrantes errores de la pasada legislatura que luego -tras el 11-M- dieron pie a la llegada al poder de Zapatero. Por lo que podríamos imaginar que el ex presidente del Gobierno, no querrá que Rajoy sea su último error y en consecuencia debería, en contra de lo que algunos esperan, apoyar la renovación del PP.

Un partido que ha vivido de los errores de Zapatero, que en sólo tres años ha enseñado a los electores su mandíbula de cristal y ha puesto rodilla en tierra el pasado 27 de mayo. Pero una cosa es ganar las elecciones y otra gobernar, como le puede pasar al PP en Navarra y en España si no consigue una mayoría suficiente en la próxima cita de las generales (la extrapolación de los resultados de mayo a una ficticias elecciones generales, habría dado 148 escaños al PP y 147 al PSOE), dado que la posibilidad de pactos del PP con los nacionalistas es hoy día nula. Ya lo advirtió Álvarez Cascos en el último Gobierno de Aznar, en plena euforia de la mayoría absoluta, al decir que «no se debían envenenar todos los pozos» por si el PP, un día no lejano, necesitaba beber de esas mismas fuentes, y acertó. De ahí la importancia de un nuevo equipo de dirigentes que modere y centre el discurso político del PP con credibilidad, y que, si llega el caso, tengan capacidad para pactar y negociar un nuevo gobierno nacional.
LA CRÓNICA DEL LUNES, Pablo Sebastián

De Juana libre o el fracaso de la sociedad española
LÍNEA EDITORIAL Minuto Digital 4 Junio 2007

Poco más se puede decir ya de este gobierno socialista sin bordear las fronteras del Código Penal. De un Zapatero y PSOE, cuya victoria en las próximas elecciones depende por entero de que sus pactos con ETA salgan adelante, podemos esperar cualquier depravación política,

como bien demuestra la puesta en libertad de un asesino de 25 personas –adelanto de próximas políticas penitenciarias- cuando en su mano está poder hacer que permanezca al menos 14 meses más en prisión.

Pero aun más preocupante es la reacción de la sociedad española, permitiendo que se cometa tamaña injusticia. Desde luego han fallado las instituciones, desde la Corona, pasando por el legislativo y poder judicial a la cabeza, que han consentido y aprobado una situación que repugna a cualquier persona por mínima y laxa que sea su noción de Justicia material. Ha fracasado un sistema, que ha evidenciado que carece de los mecanismos necesarios para protegernos como nación, sociedad y personas, de los objetivos del terrorismo separatista.

Pero que de Juana quedé en libertad no solo demuestra la insensibilidad e ineptitud de la clase dirigente, sino la completa falta de ética, objetividad e incluso clarividencia, de la mayor parte de la “inteligencia” de este país. Intelectuales, artistas o periodistas, dedicados al servilismo partidista en vez de al servicio de una patria que está por encima de izquierdas y derechas.

En realidad no existe sentido de patria. El individualismo relativista y sin valores fomentado por la izquierda, unido al individualismo de un liberalismo mal entendido que rachaza visceralmente cualquier empresa colectiva en aras de la libertad, han provocado en el pueblo español la indiferencia, cuando no el desprecio, por cualquier proyecto, político, cultural o social, del que no se espere un beneficio personal tangible e inmediato.

Esa es la razón por la que De Juana está en la calle, porque el español universal del que hablaba Unamuno ha sido sustituido por el español individual, comprometido exclusivamente con su prosperidad personal, e incapaz de ninguna altura de miras o generosidad colectiva, hasta el grado de consentir que se cometa una injusticia con tal de que no le afecte a él o preferir ver demolida su patria antes que movilizarse asumiendo el riesgo de perder su acomodada posición personal, que disfraza de libertad.

La historia tarde o temprano siempre pasa factura. Que no espere este “español individual” encontrar otra solidaridad en los demás que la misma que ellos han mostrado.

Menesterosidad existencial
ABC 4 Junio 2007

Hace muy bien el líder de la oposición española, Mariano Rajoy, en enviar a colaboradores a París y Berlín para que intenten entender y transmitirle lo que ha sucedido últimamente en estas dos capitales de las principales naciones continentales. Política y culturalmente. Esperemos que cuando informen de ello no intenten adaptar demasiado a «las circunstancias propias» las ideas captadas. Muchas cosas son más fáciles de lo que parecen. Hay que recordar que hubo bienintencionados bolcheviques de primera hora que creían podían interpretar los mecanismos de avituallamiento de las grandes urbes europeas para aplicarlos a las ciudades del nuevo poder soviético. Se toparon con grandes problemas. Creyeron poder vencerlos con sofisticadas técnicas, artificios compensatorios o argucias organizativas. En realidad, nada les habría sido más fácil para lograr los resultados de los sistemas de suministro y transporte de Londres que haber imitado al Gobierno de Su Majestad en su forma de gobernar.

Rajoy y su partido tienen ante todo que admirar y emular de las opciones gobernantes en París y Berlín la claridad, la falta de miedo y resignación y la voluntad de dar un giro a la percepción que la ciudadanía tiene de la política para que de la asumida deriva surja con fuerza la voluntad de recuperación. Se trata, ni más ni menos, que de recuperar la ciencia frente a los curanderos y el sentido común frente a la ideología débil y vaga. Se trata de recuperar no sólo años perdidos por una basura intelectual y moral que se basa en el igualitarismo impuesto, en la liquidación, persecución y degradación de la excelencia y la individualidad y en la continua profanación de los bienes de la cultura y tradición que al final pueden resumirse en esa simple y modesta palabra de «respeto». El desprestigio del respeto a lo que no es propio es lo que une al izquierdismo de los Zerolos con el ultratumbismo de los polacos Kaczyinskis. Recuperar ese respeto en una sociedad occidental que se respete a sí misma es el gran reto cultural y metapolítico de una Angela Merkel que es niña de una dictadura comunista y un Nicolas Sarkozy que es hijo de un húngaro y una judía griega. Aquí, en estos casos, sí que hay abuelos que no son inventados.

Valores no negociables
Si en algo se demuestra esta diferencia de calidad en la política es precisamente en ese respeto a ciertos valores no negociables. No debiera haber diferentes formas de calificar a la dictadura castrista y sus crímenes como no hay diferentes calificativos para valorar una ablación de clítoris, ni una violación a una niña, ni el tráfico de órganos de reos ejecutados. Para la próxima movilización electoral le puede ser muy útil a Zapatero y a Moratinos enfrentarse a Bush y a la «mano negra de Condoleeza Rice» (Rosa Regas dixit) como grandes adalides del régimen cubano. Ayer, escribo estas líneas desde Viena, en la abadía benedictina de Göttweig junto al Danubio, preguntaba el ex ministro polaco Meller, que cómo era posible que en Europa alguien impidiera el consenso para una política de condena rotunda y explícita del régimen de Castro. En el auditorio, desde el primer ministro portugués José Sócrates, al vicecanciller austriaco Wilhelm Molterer pasando por decenas de políticos europeos, nadie dudaba que se refería a España.

La oposición española ha de plantear a la sociedad que no puede resignarse al insulto barriobajero de comisarios políticos, a la utilización de la Policía y la presidencia para hacer dossieres sobre adversarios, empresarios o manifestantes, a la calumnia impune, a ocultar casos de colaboración con sospechosos de la financiación de ETA ni a siniestras componendas de fiscales con etarras y viceversa. Y tendrán que combatir el régimen de clientelismo magrebí que domina diversas regiones gobernadas por los socialistas y otras secuestradas por nacionalistas o socialistas que ya también lo son. Sin olvidar combatir a sus propios caciques. Pero ante todo tendrán que hacer creíble al electorado que quieren hacer una política contra la mentira y más aún contra la nada. Contra esa nada solemnizada que es la esencia del presidente del Gobierno español cuyas cortinas de humo para ocultar su inanidad cada día son más tóxicas.

Quincalla moral
España no es la URSS de los veinte -en eso aún todos los españoles estamos de acuerdo- y hasta el mayor pesimista reconocerá como improbable la posibilidad de que incluso este gobierno por mucho que se prolongue supere el abismo de calidad, tiempo y espacio que separa estos dos mundos. Aunque ademanes, rictus y talante de responsables del Gobierno nos hagan pensar que alguno querría. Porque quincalla moral era aquello y lo es el universo político que revelan silencios, vaguedades y mentiras del jefe, la audacia en la tergiversación de la realidad -no ya pasada sino presente- de sus capataces de la justicia y las grandes construcciones y juegos de ingeniería jurídica, política, histórica y sentimental de sus ideólogos imaginativos e innovadores.

Pero llegados al punto en el que estamos, en el que delincuentes y sus cómplices dan a diario en España, a través de todos los medios de comunicación, consejos a los demócratas sobre cómo comportarse y les advierten sin recato sobre las consecuencias de no obedecerles, hay que advertirle a la oposición de que tiene ya la obligación de poner fin a esa incertidumbre que ha mantenido. Y que ante la gravedad de la crisis nacional, sus líderes habrán de asumir una seria responsabilidad si, cuando existen razones fundadas para pensar que la sociedad española puede poner fin a este disparate, lo impide con querellas internas y fobias y filias u otras frivolidades. Gran parte del socialismo español parece haber decidido a hundirse con Zapatero. Triste, pero la oposición no puede seguirle. Porque en política y en todo los huecos se llenan. Dice ahora Ruiz-Gallardón que Zapatero cruza con Navarra la raya roja de la Constitución. Muchos creemos que lo ha hecho mucho antes. Pero desde luego había que ser iluso para creer que no lo haría. No lo son Mariano Rajoy ni Esperanza Aguirre y muchos otros. Pero seamos claros. Sin aspavientos ni soflamas puede transmitirse al pueblo español no solo la percepción del riesgo que para su seguridad y también, sí, su prosperidad y la de sus hijos supone Zapatero. Es ante todo necesario denunciar la profunda menesterosidad existencial en la que se ha hundido voluntariamente Zapatero ante ETA y en la que amenaza con sumirnos a toda la sociedad española si no reacciona.

Poder intimidatorio
Se ha tenido miedo en estos años de la virulencia del huracán descalificador de un izquierdismo cada vez más sectario, agresivo y manipulador. Muchos han sufrido el inmenso poder intimidatorio que despliega esta hegemonía izquierdista nacionalista, de planteamientos patéticos y argumentos mentirosos. Ahí está gracias a los temerosos, sobre todo. Ahí está como la Puerta de Alcalá y se cree aún un rey vestido. Los enviados a ver a Sarkozy y a Merkel tienen que volver convencidos de que se puede y debe, por responsabilidad y patriotismo, hacer frente al ejército de aparatchiks de la selección negativa, reivindicar la razón frente al pensamiento mágico totalitario y sectario y crear una mayoría en España con fuerzas que crean en el estado de Derecho, en el individuo y en el trabajo. Una mayoría antitética a la actual.

EL FORO ERMUA SE PERSONA EN LA CAUSA ABIERTA EN LA AUDIENCIA NACIONAL
FORO ERMUA  4 Junio 2007

EL FORO ERMUA SE PERSONA EN LA CAUSA ABIERTA EN LA AUDIENCIA NACIONAL POR ENALTECIMIENTO DEL TERRORISMO CONTRA OTEGI Y OTROS DIRIGENTES DE BATASUNA QUE EL FISCAL PRETENDE ARCHIVAR El cese del Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, a principios de 2006, tenía como objeto desactivar la actuación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional contra el conjunto del entramado terrorista de ETA. Bilbao, 4 de enero de 2007 El Magistrado de la Audiencia Nacional Grande – Marlaska ha reabierto la causa contra Arnaldo Otegi, Jone Goiricelaia y otros dirigentes de Batasuna por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo y reunión ilegal cometido en 2003, durante una manifestación convertida en acto de homenaje y enaltecimiento del terrorista Arkaitz Otazua. El Fiscal, como viene siendo habitual, ha actuado más como abogado defensor de los líderes de la organización terrorista Batasuna que como defensor de la legalidad y se ha opuesto a la reapertura del caso a pesar de la existencia de un vídeo donde se recogen, con toda claridad, los actos y palabras de enaltecimiento del terrorista Arkaitz Otazua. El Foro Ermua, supliendo el irritante y continuado abandono de la defensa de la legalidad en el que viene incurriendo el Ministerio Fiscal desde que Rodríguez Zapatero se adentró en la negociación con ETA, se ha personado esta misma mañana en la causa. La presencia del Foro Ermua ejerciendo la acusación popular evitará que se pueda volver a producir una situación semejante a la ocurrida el 22 de marzo de 2007 en la Sección cuarta de la Audiencia Nacional, cuando el Tribunal se vio obligado –como el propio Tribunal destacó en su Sentencia- a absolver a Otegi de un flagrante delito de enaltecimiento del terrorismo al retirar el Fiscal la acusación, no existiendo en esa ocasión ninguna otras parte personada que pudiera mantener una petición de condena. En el Foro Ermua y en otras muchas organizaciones del movimiento cívico temimos un cambio de actitud de la Fiscalía de la Audiencia Nacional cuando D. Eduardo Fungairiño, probablemente el Fiscal con más experiencia en antiterrorismo, fue cesado, sin motivo aparente, de la jefatura de la Fiscalía de la Audiencia Nacional a principios del año 2006. Hemos podido comprobar que nuestros temores no eran infundados: este cese tenía por objeto desactivar la labor de la Fiscalía en la lucha contra el conjunto del entramado de ETA, condición necesaria para facilitar al Gobierno sus cesiones en el ámbito penal en el proceso de negociación con la banda terrorista. Las actuaciones desde entonces de una parte de los Fiscales de la Audiencia Nacional no sólo han confirmado nuestros temores, sino que los han incrementado exponencialmente. Por eso el Foro Ermua tratará de evitar la existencia de causas contra el entramado terrorista ETA-BATASUNA en las que no se encuentre personada alguna acusación popular. Se pretende con ello defender el Estado de Derecho, supliendo las nuevas dejaciones en las que pudiera incurrir el Ministerio Público.

«Se puede vencer a ETA»
J. PAGOLA ABCLÍNEA EDITORIAL Minuto Digital 4 Junio 2007

MADRID. Defender hoy los derechos de las víctimas del terrorismo sigue siendo un acto de alto riesgo, una muestra de heroísmo, en una comunidad, la vasca, donde reivindicar las exigencias de ETA supone un alarde de impunidad. Javier Correa ha asumido ese compromiso y es el nuevo representante de la AVT en el País Vasco.

Herido leve en el año 2000 tras la explosión de un artefacto, aguarda indignado el inminente traslado del etarra José Ignacio De Juana a su domicilio. «Es todo un insulto para las víctimas del terrorismo que un pistolero que ha asesinado a 25 personas a sangre fría pueda ganar por medio de un chantaje el más mínimo beneficio. El Gobierno que cede ante un chantaje así, no sólo desprecia a las víctimas, lo hace contra todo el pueblo». No menos indignado se muestra por la irrupción de ANV en las elecciones. En su opinión, con esta medida «el Gobierno desprecia el sistema democrático, dejando tener voz y voto, y, aún peor, dinero, a los terroristas. Aquí, en el País Vasco, no hace falta que salga ningún fiscal para decirnos que ANV es Batasuna-ETA, se ve en las calles, en sus carteles, en sus actos, en sus amenazas y en sus gritos».

Javier Correa se opone tajantemente a la negociación con ETA. Compartir una mesa con los etarras «es darles la posibilidad de pensar que pueden conseguir sus objetivos, sean cuales sean, por medio de la violencia. Se puede llegar a ser generoso, a hablar, a un acercamiento para comprobar si están dispuestos a dejar las armas, pero nunca a negociar, a faltar a la memoria y la dignidad de todos los que se han quedado en el camino».

Correa no cree en la sinceridad de Ibarretxe que ahora se dedica a convocar a las víctimas para pedirles «perdón» por su incomprensión en el pasado. «No se trata sólo de pedir perdón, hay que tener gestos. Aún no he visto al PNV en las localidades donde gobierna desagraviar a las víctimas del terrorismo y poner a una calle, a una plaza, el nombre de algún policía o guardia civil asesinado por la banda. El único cambio llegó cuando asesinaron al empresario Korta, simpatizante del PNV. Entonces dijeron «era uno de los nuestros». Eso no vale, porque ETA, antes y después, ha asesinado a muchas personas. Por un lado quiere pedir perdón y por otro se entrevista con el diablo, esto es Batasuna-ANV-ETA». Correa asegura que «por supuesto que se puede derrotar a ETA. La pena es que se estaba apunto de hacerlo, estaba en las últimas, no tenía representación en nuestras instituciones. Claro que podían hacer daño, cualquier delincuente lo puede hacer, pero no por eso se tiene que negociar». En su opinión, «la vía policial es factible, y ha dado buenos resultados en el pasado, tenemos los ejemplos del GRAPO, FRAP, EGPGC, Terra Lliure... y con ello no se ha cedido un ápice, que es lo que tiene que tener claro un terrorista».

¿Habla español?
ABC 4 Junio 2007

«Lecciones de español», así titula el Washington Post un interesantísimo artículo en el que se recogen los martirios de muchos candidatos presidenciales y otros políticos estadounidenses por controlar la lengua de Cervantes. No es extraño ver al republicano Mitt Romney espetando un «Patria o muerte, venceremos» en plena campaña, pese a que muchos miembros de su propio partido no apoyan ni siquiera la reforma migratoria e, incluso, apoyan una enmienda que confirmaría el inglés como única lengua nacional obligatoria. Esta iniciativa será votada en el Senado esta misma semana. Por supuesto, el alcalde de Nueva York tiene un profesor privado de español y aprovecha cualquier momento para poner en práctica sus conocimientos, mientras candidatos demócratas como Barack Obama o senadores como Chris Odd ya se lanzan a grabar sus propios discursos en perfecto castellano.

Cruzamos el Atlántico, porque el británico The Guardian advertía sobre una posible respuesta de los sindicatos del banco ABN Amro, ese objeto de deseo del consorcio liderado por el Bank of Scotland y que también incluye al español Santander Central Hispano. Parece que la amenaza de un recorte laboral podría añadir más leña a un fuego que arde con ganas.

Al otro lado del Canal de la Mancha, los franceses se hacían eco en Le Monde de la denuncia que España ha interpuesto contra Odyssey Marine Exploration y es que, al fin y al cabo, los piratas son cosa del pasado y ya no estamos para sabotear patrimonios históricos.

Y desde la ciudad de las luces, al país de la cerveza, donde las protestas contra el G-8 en la localidad de Rostock no han dejado indiferente a nadie. Violencia aparte, el Frankfurter Allgemeine recogía la resolución negativa del Ministerio de Medio Ambiente sobre la construcción de la autopista de peaje Toledo-Ciudad Real-Córdoba por afectar a la flora y a varias especies animales protegidas como el lince, el lobo y el águila imperial. Además, realizaba un análisis sobre las intenciones de la eléctrica E.On de recomprar acciones por valor de 7.000 millones y poner en ejecución un programa de inversiones de 60.000 millones en Europa. ¿Tendremos más opas a la vista?

Recortes de Prensa   Página Inicial