AGLI

Recortes de Prensa     Miércoles 11 Julio   2007

Nota de prensa de Tan gallego como el gallego
www.tangallegocomoelgallego.es 11 Julio 2007

La iniciativa ciudadana Tan gallego como el gallego lamenta no ser recibida en la fecha acordada por la Conselleira.

Tan gallego como el gallego lamenta que problemas de agenda impidan que la Conselleira Laura Sánchez Piñón disponga de tiempo para recibirlos.

La suspensión tiene lugar tras haber aceptado una entrevista, prevista inicialmente para el martes, 10 de julio. Según miembros de la iniciativa ciudadana "la Consellería nos ha comunicado que problemas de agenda imposibilitan el encuentro. A cambio, la Consellería ha ofrecido una entrevista con su Director de gabinete y el Subdirector general de personal en la Delegación de Pontevedra". Tan gallego como el gallego ha respondido que, dado que la responsable política máxima de la aprobación del Decreto de normalización lingüística es la Conselleira, tan sólo puede aceptar que la audiencia con ésta sea aplazada, hasta que su agenda la haga posible. "Las más de veinte mil firmas recogidas merecen ser escuchadas por la Conselleira. Ella es la responsable política de este decreto. Es a ella a quien queremos explicar nuestras reinvindicaciones"

Tan gallego como el gallego surgió de manera espontánea de padres y profesores que se oponían al Decreto aprobado finalmente el pasado día 28 de junio. El polémico Decreto, apoyado por el PSOE y su socio de gobierno BNG, impone que sean impartidas en gallego entre el 50% y el 100% de las asignaturas. Los miembros de esta iniciativa afirman que "no es cierto que sea un decreto de igualdad entre las lenguas de Galicia.

Es un decreto que tiene como modelo el de la inmersión lingüística catalana. Las clases en castellano son optativas y se reducen a aquellas materias en las que el razonamiento verbal es de menor importancia, como la plástica y la educación física"

"El éxito de la recogida de firmas - afirman desde Tan gallego como el gallego - corrobora la idea de que este Decreto se ha hecho de espaldas a la sociedad. Por eso no vamos a parar ahora. Seguiremos esperando que la Conselleira se digne a recibirnos y, mientras tanto, prepararemos nuevas iniciativas de oposición al decreto."

Teresa Vargas, Portavoz de Tan gallego como el gallego

Pequeñas batallas
Nota del Editor 11 Julio 2007

Como es lógico, nos alegramos enormemente de la entrada de este motivado grupo de personas preocupadas por la defensa de los derechos constitucionales, y más aún por su logro de haber conseguido reunir más de veinte mil firmas a su escrito de reivindicación de la libertad lingüística, sin contar con más medios que su esfuerzo personal, a costa de su tranquilidad, pues no hay que olvidar que en muchos casos han sido insultados y vejados, eso que la mayoría hablan corrientemente tanto español como gallego, unos el gallego normativo y otros el gallego de su región.

Por otro lado nos apena que las cosas sigan como siempre, que no les atiendan como se merecen por ser simplemente personas, padres, ciudadanos preocupados por el sistemático incumplimiento de la ley por parte del gobierno tanto autonómico como central.

Por ello, les damos la bienvenida al muro de las lamentaciones, ese muro que parece infranqueable y sobre el que poco a poco tratamos de producir pequeñas grietas con algunas demandas que presentamos ante el poder judicial, aunque a veces, por falta de razón de ese poder judicial, tanto del Tribunal Constitucional, como del Tribunal Supremo como de los Tribunales Superiores de Justicia regionales, consigan reforzarlo dictando sentencias que son dignas de figurar en el listado de las más profundas estupideces y el de las más profundas y sectarias interpretaciones imposibles de la letra y el espíritu
de la Constitución Española, y no olviden que la tal Constitución Española fué interpretada por los ciudadanos cuando
se sometió a referendum y tal interpretación, la verdadera, no tiene nada que ver con la que algunos tribunales han hecho en muchas y tristes ocasiones.

Dicho esto, pasemos a lo de pequeñas batallas, en realidad grandes batallas, el frente del lenguaje, en el que los estimados miembros de la plataforma www.tangallegocomoelgallego.es, se dejan engatusar por lo políticamente correcto y no utilizan el término español para designar a la Consejera de la Junta de Galicia. La Junta de Galicia empieza por los topónimos y termina queriendo inocular el gallego por vía intravenosa a los tiernos infantes, en contra de sus voluntades personales y familiares, y más aún en la enseñanza primaria, profesional, media, y superior.

Y para terminar, ánimo amigos, no hay que desmoralizarse, en AGLI llevamos muchos años defendiendo lo que parece imposible, pero al menos dejamos constancia de los atropellos, para que se les caiga la cara de vergüenza a la mayoría de los políticos profesionales de todos los partidos políticos y a una gangrenosa parte de los jueces (suponiendo que tengan, la que es mucho suponer), a la espera de que el big bang termine y de nuevo haya que empezar la reconquista y la reunificación de las partes de lo que era España. El último ejemplo para AGLI ha sido silencio de los medios ante la presentación del recurso contencioso-administrativo contra el decreto de imposición del gallego, únicamente en Periodista Digital, nuestro apreciado Xoán  Xulio Alfaya ha publicado nuestro comunicado (en realidad, el comunicado es un extracto que el que suscribe ha tenido la osadía de hacer con la demanda, del sacrificado y destacado miembro de AGLI, Coruña Liberal y Tan Gallego Como el Gallego, Peones Negros y Fundación Denaes que como siempre se encarga de los problemas jurídicos, aunque afortunadamente cuenta también con el apoyo de otros socios y simpatizantes relacionados con la abogacía, de los grupos cívicos anteriores).

Inmersión lingüística
Otra vuelta de tuerca
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 11 Julio 2007

Al hermanísimo Ernest Maragall le ha correspondido el triste privilegio, como conseller de Educación de la Generalidad, de explicitar los más frankensteinianos planes de ingeniería social: la inmersión lingüística conocida da un paso más allá y se sale del aula.

Lo único que diferencia a un socialista catalán de un totalitario en desfile y con antorchas es el tono del discurso, más repugnante acaso por revestir de paternalismo la intromisión de lo público en la esfera privada, la supremacía de lo colectivo sobre lo individual. Así, sostiene el clon de don Pasqual que la ofensiva –que empieza con la formación de 3.000 profesores como punta de lanza de los nuevos planes de conculcación de derechos– busca en realidad "la adhesión voluntaria, sensible e inteligente del alumnado".

Teniendo en cuenta que se trata de torcer la voluntad de los infantes para que no deseen hablar en castellano en el patio o en la calle, las adhesiones voluntarias de Maragall Segundo, la sensibilidad e inteligencia que espera del alumnado, despiden un hedor estaliniano o fascista que marea. También recuerdan a uno de esos psicópatas violadores: "Si es por tu bien, si te va a encantar..."

"El propio concepto de inmersión lingüística se deberá adaptar al nuevo escenario", arguye el hombre mientras invoca el paso, en siete años, del 2’18 % de inmigración en Cataluña al 12’65 %. Pero la mejor adaptación al nuevo escenario sería renunciar a los sueños del nacionalismo, que son las pesadillas de los hombres libres, y cumplir de una maldita vez con el papel que espera de la escuela catalana cualquier mente no contaminada de salmonella romántica: una educación de calidad en las dos lenguas oficiales de Cataluña.

Antonio Robles lo ha clavado: "racismo cultural enmascarado" a partir de "derechos históricos predemocráticos que persiguen la limpieza lingüística". Como en la locura siempre se puede ir un paso más allá, los socios separatistas de Maragall Segundo le instan a "evaluar" los usos idiomáticos fuera de las aulas (un archivo de desafectos recalcitrantes) y a exigir al personal no docente (también) el dominio del catalán.

Tales anhelos desbordan, por supuesto, lo estrictamente lingüístico y abundan en el despliegue de un relato diseñado para el odio de lo español. He ahí el principal pecado del nacionalismo, cuya primera víctima es –ah, paradojas– el propio idioma catalán: la identificación indisoluble de una lengua con una ideología. Salvajes. Anticatalanes.

Carta de Andrés Freire
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 11 Julio 2007

La educación como instrumento
Andrés Freire
Cartas al Director
La Voz de Galicia  11 Julio 2007

La consellería, con mala conciencia o intención, intenta engañar a la opinión pública hablando de igualdad. No hay tal cosa: el decreto obliga a que todas las materias basadas en el razonamiento verbal se den en gallego; deja la opción de dar en castellano asignaturas como plástica y educación física.[...]Los estudiantes de fuera que se incorporen al sistema serán expulsados de él. Los adultos que quieran volver a estudiar se verán lastrados.

Lo peor del decreto de "galleguización de la enseñanza", aquello que lo convierte en moralmente inaceptable, es que subordina la educación a un objetivo más alto: la normalización lingüística. Quienes lo defienden aceptan que la educación no es un fin en sí misma, sino el instrumento esencial para modificar los hábitos lingüísticos de los gallegos. La consellería, con mala conciencia o intención, intenta engañar a la opinión pública hablando de igualdad. No hay tal cosa: el decreto obliga a que todas las materias basadas en el razonamiento verbal se den en gallego; deja la opción de dar en castellano asignaturas como plástica y educación física.

Desde luego, las personas y el sistema educativo son secundarios para los firmantes de este decreto. Los estudiantes de fuera que se incorporen al sistema serán expulsados de él. Los adultos que quieran volver a estudiar se verán lastrados. Ellos han sido educados en castellano y ahora el decreto obliga a una completa galleguización de ese tipo de enseñanza. Los profesores que se expresen con torpeza en gallego -no les critiquemos, también le ocurre eso al presidente Touriño- serán vigilados por el comisariado lingüístico. Campos enteros del saber -ciencias sociales y naturales- jamás serán explicados en castellano.

Algo habrá que hacer, nos dicen los galleguistas, para asegurar el futuro de la lengua. Les propongo un método: hablen gallego, estúdienlo, léanlo, y propáguenlo mediante el cariño y el ejemplo.

Pero dejen de degradar el sistema educativo gallego a mero instrumento para la formación de una nación y la reconstrucción de una lengua.

Recibido de Hemiplejia Moral http://blogs.periodistadigital.com/hemiplejia.php/2007/07/11/la_educacion_como_instrumento

El triunfo de Zapatero
Manuel Molares do Val Periodista Digital 11 Julio 2007

Dice el CIS que Zapatero le ganó el debate a Rajoy, y se cree que ahora cambia a sus ministros más inservibles por otros reconocibles, como el científico Bernat Soria, que sólo aparece con tres citas en la base de datos de la American Association for the Advancement of Science, AAAS (www.eurekalert.org), organismo que difunde el conocimiento mundial.

Otros sabios españoles menos mediáticos tienen decenas de reseñas AAAS. Pero, ya se sabe, la política vende personas que ofrecen perspectivas, aunque no fructifiquen, y los resultados de la supuesta gran investigación sobre insulina de Soria son aún muy dudosos.

Quizás por eso aceptó abandonar los trabajos que se anunciaban revolucionarios y acogerse a un puesto político.

Si Zapatero ganó quizás fue porque Rajoy sólo atacó sus negociaciones con ETA, cuando los votantes de ZP y sus aliados están tan hartos de terrorismo que por comodidad aceptan ya cualquier concesión que los deje en paz.

Eso es lo que buscaba ETA. Desconectar partes del país con métodos desapacibles o con nuevos estatutos. ZP lo intuyó y lo propicia, porque al zapaterismo lo alimentan quienes diluyen suavemente la E del PSOE.

Vistos desde la distancia se observan un País Vasco cada día alejado del resto de España gracias a sus autoridades y al apoyo zapateril; Navarra, a punto de entrar en esa órbita; Cataluña desvinculándose entre reproches, y Galicia reforzando a quienes quieren seguir esos ejemplos.

En Andalucía aún son pocos, pero crecen rápidamente los que reivindican esencias andalusíes y rescatan lo morisco que, por simple demografía y enseguida por comodidad y miedo, como con ETA, cambiará el país.

Y Mariano Rajoy y su partido están tan desorientados que para recuperar poder quieren pactar también con los creadores de nuevos magmas aislantes.

Será un inevitable imperativo histórico, pero la disolución de la E es el triunfo de Zapatero en un naciente país de países desunidos: quizás porque ya no tienen hambre ni se necesitan mutuamente.
Enlace permanente 10 comentarios • Trackback (0)

Garzón y Del Olmo, a la greña por los papeles de ETA
EDITORIAL Libertad Digital  11 Julio 2007

Que el llamado "proceso de paz" ha abierto en canal las instituciones y se ha cerrado en falso, por no decir que hay indicios de que preparan en secreto su reanudación, lo demuestra el bochornoso espectáculo de dos jueces de la Audiencia Nacional litigando por ver quién se queda con la investigación de los números de teléfono incautados a los etarras Jon Iurrebaso y Kepa Suárez el pasado 29 de marzo en Francia.

Todos los datos que se van conociendo del caso son escandalosos por separado, pero juntos conforman un monumento a la mentira y la corrupción de Estado en que ha consistido el verdadero "proceso" de José Luis Rodríguez Zapatero con los terroristas.

Iurrebaso y Suárez iban armados en un coche con matrícula falsa, camino de una reunión con emisarios del Gobierno español convocada al día siguiente en Suiza, según declararon a la juez Laurence Le Vert tras ser detenidos. Sólo tres meses antes, ETA había matado a dos obreros ecuatorianos, destrozando de un bombazo el aparcamiento del aeropuerto de Madrid-Barajas. El presidente se resistió a anunciar el fin de las negociaciones, pero finalmente se comprometió a ello ante la opinión pública española. Mintió.

Iurrebaso llevaba encima papeles de la negociación que intentó destruir antes de ser detenido y que ahora obran en poder de la juez francesa Le Vert. Entre estos, una nota con tres números de teléfono: uno le conectaba directamente al número dos del Ministerio francés del Interior, al que los etarras llamaban para gozar del salvoconducto apalabrado previamente por el Gobierno español con el Gobierno francés. Rodríguez Zapatero aseguró en la Tribuna del Congreso, durante el reciente debate sobre el estado de la Nación, que jamás hubo conversaciones tras el atentado contra la T-4 y acusó a Rajoy de insidioso por preguntarlo. El presidente mintió al pueblo español.

Dos de los números de teléfono deben ser investigados ahora por la Audiencia Nacional, a petición de la juez Le Vert, pero se sabe que corresponden a tarjetas pre-pago y los terroristas aseguran que pertenecen a altos cargos del Ministerio del Interior español. ¿Por qué iban a mentir? Rodríguez Zapatero, en cambio, ha dicho una y otra vez, en contra de una lluvia de indicios clamorosos y de aplastantes evidencias, que se rompieron todos los lazos con ETA a partir del 30 de diciembre. Mentira.

Para completar el cuadro, el semanario L’Express publicó en abril que el Gobierno había hecho uso, por primera vez, de una línea telefónica caliente o teléfono de emergencias con el Ministerio del Interior francés para interesarse por la puesta en libertad de Iurrebaso y Suárez, que eran esperados al día siguiente, en Suiza, por los emisarios de Rodríguez Zapatero. Mientras tanto, el presidente español prometía unas elecciones sin ETA en las listas. Mentira sobre mentira.

Se comprende la ansiedad que les ha entrado al Gobierno y a su diario, El País, por evitar a toda costa toda luz adicional e incontrolada sobre este repugnante cúmulo de hechos, apenas un aperitivo de las actas de la negociación que con tanta legitimidad como juicioso interés en la verdad reclama el PP. No tiene sentido que mediadores internacionales, regímenes tiránicos como Cuba y hasta medios de comunicación extranjeros sepan más de esas conversaciones que los españoles.

El Gobierno no está dispuesto a que el caso caiga en cualquier mano, de ahí el denodado pasilleo de la Fiscalía por los despachos de la Audiencia Nacional para que la Comisión Rogatoria de Le Vert sea atendida por Baltasar Garzón y por ningún otro. De ahí, también, que el juez Garzón se haya lanzado a un litigio por esos papeles con otro juez, Juan del Olmo, que acabará en la Sala de lo Penal de la Audiencia, en un vergonzoso espectáculo de división que refleja el estado de las instituciones tras el paso de Zapatero por el Gobierno y estará dejando perplejo al mundo. Con lo que no contaba el Gobierno y su altavoz mediático era con la resistencia del juez Del Olmo a traspasar el caso a Garzón. Que se prepare el que fuera, para el diario gubernamental, el "ejemplar" instructor del 11-M.

Recuperemos el espíritu de Ermua
EDITORIAL Libertad Digital 11 Julio 2007

Hace diez años España entera se transformó en un clamor. La vieja nación española dijo basta al chantaje, basta al asesinato, basta a los secuestros, basta al miedo, basta a decir basta y no terminárselo de creer nunca. Tal día como hoy hace diez años la vida de un joven concejal de Ermua se encontraba en las manos de dos criminales de la ETA. El concejal se llamaba Miguel Ángel Blanco y era inocente. Su asesino, Francisco Javier García Gaztelu, conocido como Txapote, nacionalista fanático, hombre sin entrañas, no dudó en descerrajarle dos tiros a sangre fría por una cuestión de principios: o el Gobierno de José María Aznar cedía o se haría la voluntad de la banda. Se hizo su voluntad, Miguel Ángel fue asesinado cobardemente y su cuerpo abandonado en el monte.

Pero la ETA no contaba con que España no había muerto con Miguel Ángel. Muy al contrario, estaba más viva que nunca. El secuestro y muerte del concejal había sacado del letargo a toda la nación y seis millones de compatriotas de Miguel Ángel se echaron a la calle, primero para pedir su liberación, luego para llorar su muerte. El nacionalismo vasco, con el PNV de Sabino Arana a su cabeza, recibió el impacto y reculó. Nunca antes los nacionalistas lo habían pasado tan mal como en aquellos días de julio del 97. Luego vino el pacto de Estella y la falsa tregua del 98. Al poco la ETA mató de nuevo, pero nada volvió a ser lo mismo. Había nacido el "espíritu de Ermua" que no era otra cosa que la firme determinación de la sociedad civil por hacer frente a los asesinos de la ETA y derrotarlos. Y lo peor es que casi lo conseguimos.

Diez años después queda mucho de aquel espíritu impregnado en la sociedad española. No es ningún secreto que la negociación que la banda acaba de dar por concluida no ha sido del agrado de una parte importante y creciente de españoles. De hecho, el del presunto diálogo como antesala a una presunta tregua que abriría las puertas a un presunto proceso de paz ha sido el asunto que más ha quemado al Gobierno de Zapatero, y Zapatero lo sabe. De ahí que quiera pasar de puntillas por una efeméride como la del décimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Es más, Zapatero sabe que el único modo de recuperar la iniciativa después de haber consumado el ridículo con los del verdugo es revivir el espíritu de Ermua. Su problema y el de los socialistas de estos días inciertos es que tienen más complejos e hipotecas que hace diez años. Los primeros los conocíamos hace tiempo, las segundas acaban en mala hora de ser adquiridas.

Con o sin Zapatero, hoy es tiempo de recuerdo y homenaje. Mañana lo será de pasar a la acción, de volver a decirle a la ETA que no nos rendiremos, que no lo hicimos en el 97 y que no lo haremos nunca. Miguel Ángel Blanco no dio su vida en vano. Millones de españoles le tienen muy presente; es el símbolo, el santo y seña de nuestra lucha contra una banda de criminales que, más tarde o más temprano, será derrotada. Ese es el espíritu de Ermua. Recuperémoslo y habremos ganado.

Aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco
Necesidad de Ermua
Ignacio Villa Libertad Digital 11 Julio 2007

¿Donde estaba Rodríguez Zapatero hace diez años? ¿Qué hacía el actual presidente en aquellos días de julio en los que nació el espíritu de Ermua? ¿Qué pensaba Zapatero, diputado por Léon, de la rebelión cívica que llenó las calles de España? Son preguntas que sin duda tendrán alguna respuesta, pero una respuesta irrelevante, porque lo que importa ahora, puesto que es lo que sufrimos a diario, es lo que piensa a día de hoy el jefe del Ejecutivo. Y lo que estamos viendo en esta legislatura nada tiene que ver con aquel espíritu de Ermua.

De aquellos días que cambiaron la historia de España nos quedan muchas cosas. Nos queda un Gobierno que no cedió al chantaje de los terroristas. Nos queda un presidente, José María Aznar, que supo hacer frente a las amenazas de ETA. Nos queda la rebelión cívica de millones de españoles que salieron a la calle para decir "¡Basta ya!" a las amenazas de ETA. Precisamente todas estas piezas son las que conforman el espíritu de Ermua, un espíritu que diez años después sigue vigente pese a la deriva increíble e inexplicable del actual Gobierno socialista.

Ermua ha regresado al primer plano en este décimo aniversario. No sólo por el recuerdo de Miguel Ángel Blanco, por revivir aquellos días de gran emoción para todos los españoles, sino especialmente por Rodríguez Zapatero. Su actitud llena de cobardía, miedo y entreguismo a los terroristas ha provocado que lo que se vivió aquellos días abandone los libros de historia y se transforme en una necesidad perentoria. Ermua se ha convertido en una tabla de salvamento, en un punto de apoyo imprescindible para millones de españoles que se sienten huérfanos, abandonados por un Gobierno que ha puesto en marcha un proceso de rendición sin límites ante ETA.

Diez años después, todos recordamos a Miguel Ángel Blanco. Diez años después, queremos volver a vivir el espíritu de Ermua. Lo necesitamos para hacer frente a un presidente capaz de hacer cualquier cosa con tal de seguir en el poder. Ermua ya no es un recuerdo, es una necesidad; todos lo necesitamos para recordar que es posible aplicar el sentido común en la lucha contra el terrorismo. No es sólo algo que sucedió hace una década. Es lo que marca el camino hacia la libertad.

Ermua y los espíritus
Pablo Sebastián Estrella Digital 11 Julio 2007

Manos blancas no ofenden sino a los asesinos de la capucha y su entorno, en estas horas de aniversario del asesinato a sangre fría de Miguel Ángel Blanco a manos de un cruel y despiadado comando de ETA. De esa banda que está haciendo circular por España, el sur de Francia y de Portugal a sus comandos al acecho, no sabemos bien si para amedrentar y presionar al Gobierno de Zapatero sobre lo de Navarra, o porque están buscando la sangre de otro inocente para su festejo particular de aquel crimen que llegó al corazón de todos los españoles de bien, y que muchos parecen haber olvidado, empezando por Zapatero, el presidente del Gobierno, que ayer envió una carta a Ermua en vez de ir él al aniversario representando, como es su obligación, a todos los españoles.

Pero no, Zapatero está en el discurso de la paz, la paz de los muertos que ha matado ETA en una presunta guerra que no es tal, sino la carga infame de unos mafiosos que dicen ser patriotas, catolicones y nacionalistas, sin que a los nacionalistas y los curas cómplices de allí arriba se les caiga la cara de vergüenza. Porque el otro gran ausente de la conmemoración de Ermua fue el lehendakari Ibarretxe, que sí que tiene tiempo —como Patxi López— para entrevistarse con Otegi pero no para ir a Ermua a defender el derecho a la vida, la democracia y la libertad, que están bajo mínimos en la Comunidad que él preside por ahora, porque ya se dice en el PNV que los de Imaz quieren sustituir a Ibarretxe por Erkoreka por sobradas razones, entre las que se incluye su fracasado Plan de Euskadi como Estado asociado a España, más Navarra y el derecho a decidir o de autodeterminación.

¿Autodeterminación a qué nivel? ¿Acaso el primer referéndum se hará, por ejemplo, en Ermua y luego en Vitoria, Álava y otras poblaciones del País Vasco que saldrían huyendo del feudo nacionalista a la menor oportunidad? ¿Referéndum en Navarra para siempre? O, sencillamente, y como nos dice la Constitución, no hay mas referéndum posible que el de los españoles, y san se acabó, por más que Zapatero nos hable, en clave de negociación con ETA, de que los vascos decidirán su futuro, que es tanto como decir que él solito va ha decidir el futuro de España y de los españoles, por encima de la Historia y de la voluntad popular. Que es lo que ha pretendido Zapatero durante la pasada y fallida negociación, que parece dispuesto a reanudar si gana las elecciones por segunda vez.

El espíritu de Ermua no ha desaparecido, sigue vivo en el corazón y en la memoria de todos los españoles de bien. Ha sido, es verdad, un crimen más de los terroristas, como los otros de ETA y los de los islamistas del 11M, pero un crimen muy especial por la específica crueldad de sus asesinos, que, en contra de lo que pretendían, hicieron estallar al pueblo español como no había pasado nunca, marcando una raya blanca en el suelo de la Historia que algunos han pretendido borrar con el infame argumento de que el PP se ha querido apoderar del espíritu de Ermua, lo que no es verdad, porque de los espíritus no hay quien se apodere. Es al revés, algunos se han alejado de ese espíritu y de ese compromiso con la vida, la democracia y la verdad.

Persistencia terrorista
EDITORIAL El Correo 11 Julio 2007

Las detenciones, ayer en Santander, de un presunto miembro de ETA armado y con dispositivos empleados para fabricar bombas, y, en Vitoria y Salvatierra, de cuatro supuestos responsables de la kale borroka en Álava, vuelven a dar consistencia a las reiteradas advertencias del ministro de Interior de que la banda terrorista tiene el propósito de atentar. El hallazgo en Ayamonte de un coche que transportaba explosivos y los arrestos de cinco presuntos terroristas en Francia, tres de ellos cuando se disponían a entrar en España con una furgoneta cargada de cloratita, no habían dejado dudas de la fanática intención de la banda. Hasta ahora, sólo el acierto de las fuerzas de seguridad ha impedido su materialización criminal. Pero ni siquiera este convencimiento ha logrado recomponer una imprescindible y sólida unidad política que evite las fisuras que aprovecha el totalitarismo etarra para perpetuarse.

Si existe una certeza, después de décadas de lucha contra ETA, es que no hay otra alternativa que la firmeza, que ante el asesinato no hay más respuesta que la acción policial, la contundencia legal y el rigor judicial. Sobra, por tanto, el manejo de la cuestión terrorista como si fuera un elemento más del debate político, los matices que relativizan la sinrazón etarra, las dejaciones de concejalías, la sumisión a los chantajes del radicalismo abertzale, los pactos ventajistas y los planes que hablan de 'derechos civiles y políticos' como si en Euskadi y en España la democracia estuviera en cuestión. Esta falta de generosidad para aunar esfuerzos sin hacer cálculos de oportunidad se ha hecho evidente desde que ETA anunciara en la madrugada del 5 de junio el fin de su alto el fuego. Y ha sido particularmente frustrante, porque este tiempo de amenaza cierta ha estado jalonado de fechas para la memoria que deberían haber servido como rearme social e institucional.

El pasado 19 de junio se cumplieron veinte años del terrible atentado etarra de Hipercor, que causó la muerte de 21 personas y malhirió a otras 45. Hace poco más de una semana quedó visto para sentencia el juicio del 11-M, la constatación descarnada de hasta dónde puede llegar el odio irracional, con sus 191 ciudadanos asesinados por el terrorismo islamista. Y justo ayer se cumplía una década desde que Miguel Ángel Blanco sufriera el secuestro que terminaría en su ejecución y su muerte. Es evidente que la memoria etarra está hecha de sangre y que lo que para la ciudadanía son elementos de aprendizaje y de reflexión, para la banda son simples acicates para seguir provocando dolor. Pero ello hace todavía más incomprensible que ni la persistencia de ETA, ni el recuerdo de las víctimas, ni el mensaje de unidad y movilización que desató el asesinato del concejal de Ermua hayan logrado asentar en partidos e instituciones la convicción de que ante la prioridad de luchar contra el terrorismo los intereses partidistas, aunque legítimos, decaen.

El espíritu de Ermua sigue vivo
Elsemanaldigital 11 Julio 2007

Ayer martes miles de ciudadanos ocuparon las calles de Ermua (Vizcaya), al cumplirse diez años del secuestro y asesinato del concejal del Partido Popular Miguel Ángel Blanco por los terroristas abertzales de la banda ETA. Dos actos distintos renovaron el espíritu de la rebelión cívica de 1997, cuando millones de españoles de todas las regiones y ciudades plantaron por primera vez cara en masa al chantaje terrorista.

La Fundación Miguel Ángel Blanco y el PP convocaron ayer, por un lado, una manifestación desde la plaza de la localidad hasta el cementerio con una pancarta con el lema Miguel Ángel Blanco, nuestra memoria. El espíritu de Ermua sigue vivo, acompañada por los familiares del concejal asesinado y por dirigentes de primera fila del PP como Ángel Acebes, Ignacio Astarloa, el alcalde de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón y Eduardo Zaplana. Mari Mar Blanco leyó un comunicado recordando al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cómo los ciudadanos, indignados, obligaron a partir de aquel "espíritu de Ermua" a que la lucha contra ETA se hiciese más intensa y eficaz, con la unidad de los constitucionalistas contra las pretensiones de los terroristas.

EL PSE-PSOE no estuvo presente ayer en el homenaje a Miguel Ángel Blanco ante su tumba, aunque sí participó después en el acto institucional convocado por el Ayuntamiento. En una década las aspiraciones de los ciudadanos a vivir en paz, sin ETA y sin concesiones políticas al terrorismo, no han cambiado. Sí ha cambiado el PSOE, que participó de la rebelión cívica apoyó la lucha contra ETA y sus cómplices, pero que después ha variado de orientación por razones de partido. Diez años después, Miguel Ángel Blanco sigue siendo recordado por la inmensa mayoría de los vascos y del resto de los españoles, pero Zapatero ha roto un legado de unidad.

El "espíritu de Ermua" sigue vivo, y sigue siendo el único camino para que el País Vasco viva en libertad. En 1997, durante unas horas, no hubo divisiones entre los españoles y ETA perdió contacto con una sociedad que se rebeló. Ante el chantaje de ETA, el presidente del Gobierno José María Aznar tomó la decisón más dura: no ceder, sabiendo que Miguel Ángel podría morir. En esa determinación fue arropado por todos, y ETA temió por su existencia. Una década después, Zapatero actúa de manera diferente, y aún colea un "proceso de paz" que no se termina de explicar.

La reconquista de la libertad frente a ETA sólo puede arrancar de Ermua. Las medidas políticas y policiales son necesarias, y desde luego Zapatero tiene en eso mucho terreno que recuperar; pero el PP hizo bien ayer en recordar la clave de la respuesta: la rebelión de la gente sencilla, de los ciudadanos de a pie, sin distinción entre izquierdas y de derechas. España vive en Ermua, y del recuerdo de Miguel Ángel Blanco surgirá el fin de ETA, sin pactos ni mediaciones. Porque no murió en vano.

Interpretación divergente
IGNACIO SUÁREZ-ZULOAGA EL Correo 11 Julio 2007

Mi análisis de la reacción social contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco tiene un resultado bien distinto del que nos vienen trasladando los medios de comunicación. Lejos de considerarla como un evento enaltecedor de la reacción de la ciudadanía vasca y de sus líderes políticos, la considero como el síntoma más alarmante de la degradación moral y cívica de nuestro pueblo.

La mayoría de los escritos y declaraciones públicas acerca de aquella reacción popular, coinciden en tres ideas fuerza: en primer lugar, que se produjo una movilización masiva de una ciudadanía que antes parecía poco menos que indiferente; además, que esa indignación colectiva se debió a las particulares circunstancias personales de la víctima; y como consecuencia de esto, que la movilización ciudadana motivó que los líderes políticos cambiaran algunas de sus actitudes. Por último, en lo que se aprecia discrepancia es en lo que queda del llamado 'espíritu de Ermua'; unos consideran que muy poco, en tanto que una mayoría considera que ha cambiado la actitud de la población hacia el terrorismo.

No cabe duda de que la reacción social a aquella atrocidad supuso cierto cambio de actitud en la respuesta popular a décadas de terrorismo. Pero lo realmente sorprendente es que esa reacción tardara tanto tiempo. Se tuvo que llegar al grado máximo de crueldad para que la gente protestara enérgicamente, y se decidiera a enfrentarse abiertamente a los violentos. Décadas de opresión cotidiana -sólo comparables con los primeros años de la posguerra- no habían sido suficientes para que el ciudadano de a pie estuviera dispuesto a luchar por sus derechos. Todo un ejemplo del nivel de adocenamiento de la gente.

Si triste resulta la anterior apreciación, más aún lo es la importancia que se ha dado a las circunstancias personales de la víctima: 'un concejal anónimo', 'hijo de un albañil', 'tocaba en un grupo de música' Un conjunto de características que le convertirían en un sujeto del sufrimiento más compadecible que los centenares que le precedieron. Como si los guardias civiles, empresarios, profesores, obreros o militares no fueran también personas que sufren, ni merecieran compasión sus familias y amigos En resumen, que para la opinión pública hay distintas categorías de víctimas; habiendo algunas que se merecen más simpatía y solidaridad que otras.

Pero lo más desolador es que -probablemente- por el subconsciente de muchos de aquellos que se movilizaron por primera vez, debió de pasar la siguiente idea: 'si le ocurre eso a alguien como Miguel Ángel Blanco ¿también puede ocurrirme a mí, o a alguno de los míos!'. Por lo tanto, si uno de los motivos de la respuesta social fue el miedo ante la generalización de la amenaza terrorista, la reacción social no fue ni tan siquiera de solidaridad: fue el miedo. Una indignación que se expresó en una advertencia colectiva a ETA: 'os habéis pasado', 'no vamos a toleraros otra como ésta'. Marcándole una especie de frontera a los violentos.

Porque si algo ha sabido hacer muy bien ETA, ha sido escoger cuidadosamente a sus víctimas. Golpeando en cada momento en el representante del colectivo social que le ha parecido más adecuado, pero -simultáneamente- evitando dañar excesivamente su imagen ante el conjunto de la población. El mantenimiento de casi cuatro décadas de 'conflicto de baja intensidad' sólo ha sido posible por su habilidad a la hora de evitar daños económicos graves en las empresas, el empleo y el nivel de vida del conjunto de la población. Contra lo que publicitan insistentemente algunos de los propagandistas anti ETA, la gran mayoría de la población vasca jamás ha estado directa o indirectamente amenazada por la banda; el grupo de personas perseguidas por sus ideas políticas ha sido y es relativamente reducido. A raíz del asesinato de Blanco muchos empezaron a verle las orejas al lobo.

La conclusión es que el ciudadano medio se preocupa de sus propios asuntos y no se mete en problemas a no ser que le resulte imprescindible; mientras que la coacción y la falta de libertad no afecte demasiado a su vida cotidiana, puede resultar tolerable. Es un excelente indicador del auténtico nivel de solidaridad de una sociedad que -como todos los 'pueblos de montaña' del mundo- siempre se había venido caracterizando por su gregarismo y la primacía de los ámbitos colectivos sobre los individuales. Colectivismo para pasarlo bien: la sociedad gastronómica, la coral, la peña futbolera Pero si alguien discrepa y es perseguido, se le deja solo: 'él se lo ha buscado', 'eso le pasa por protagonista'.

Mucha gente en Euskadi quiere que haya lucha contra ETA, pero que no resulte incómoda y -preferiblemente- que la desarrollen los demás. Un ejemplo de ello es la reacción de unos tres mil ciudadanos de Ermua ante la beligerancia del Foro que así se llama; solicitando que dejen de emplear el nombre de 'su pueblo'. La razón es que los intelectuales y ciudadanos de dicho colectivo estarían crispando y se habrían convertido en un obstáculo para el entendimiento entre los vascos. Sin pretender aquí profundizar en la realidad de dicha acusación, lo indudable es que, con mayor o menor acierto, los miembros de ese Foro, junto a los de Basta Ya y -antes de ellos- Gesto por la Paz, son de los escasos ciudadanos que han demostrado un compromiso inequívoco con la defensa de la libertad y otros derechos fundamentales de cualquier persona. Son de los pocos que, cuando hagan balance de sus vidas y mediten acerca de cómo se comportaron durante una de las épocas más aciagas de nuestra historia, pensarán: 'yo traté de contribuir a cambiar las cosas'.

Prueba de la endeblez de la reacción popular ha sido la duración de la misma. Desde aquellos terribles días de expiación colectiva, la movilización ha ido reduciéndose progresivamente. Porque los estrategas de ETA captaron perfectamente el mensaje y han vuelto a modular mejor la amenaza, diseñando eficazmente unos atentados que respondan a sus objetivos; pero que también eviten desatar la ira de la gente.

En cuanto a la tercera idea fuerza: la actitud de los políticos hacia la convivencia y la lucha antiterrorista, mi percepción es que no cambió sustancialmente a raíz de aquellos días. Lo que se modificó fueron las tácticas. El PP y el PSE, al sentirse más directamente amenazados y apreciar un ambiente de rechazo al nacionalismo, trataron de aprovechar esta situación para sacar rédito electoral con la asociación 'vasquismo-terrorismo'. La reacción del PNV y EA fue de cierre de filas con los nacionalistas violentos: el pacto de Lizarra. Con él, buscaron un acuerdo de mínimos con los terroristas para evitar nuevos atentados y mantenerse en el poder. De este modo consiguieron ganar el tiempo suficiente como para que las divergencias de intereses electorales entre los dirigentes del PP y el PSE acabaran por romper su unidad de acción. Pero también destruyeron un siglo de tradición democrática y humanista, demostrando que, cuando se trata de elegir entre los principios morales y la permanencia en el poder, siempre prima la segunda.

A diferencia de otros conflictos civiles, en el vasco se sigue apreciando una lamentable escasez de estadistas y de líderes populares a la altura de los retos a los que nos enfrentamos. Algo que no debería de extrañar, porque es fiel reflejo de la fibra moral de una sociedad tan satisfecha de sus logros materiales como poco propensa para luchar para que se imponga la convivencia. Así, no es extraño que para los líderes políticos les importe más el interés del partido que la concordia civil y la defensa de los derechos humanos; sean estos individuales o colectivos (pues ambos son importantes). La perduración de la violencia y la crispación han ido endureciendo a las personas, reduciendo la empatía y demostrando lo poco que queda de dos de las seculares señas de identidad de los vascos: la solidaridad y el humanismo.

Es muy posible que las señas externas de identidad vasca pervivan, porque hay un amplio acuerdo político y porque seguimos disfrutando de una abundancia presupuestaria que permite financiar la defensa del euskera, de las bellezas paisajísticas, de los monumentos, así como de las instituciones y tradiciones forales. Pero otra cosa es lo interno, lo esencial del estilo de vida tradicional: el equilibrio entre grupos sociales para asegurar la convivencia. Aquellos ilustrados europeos del siglo XVIII (los Humbolt o Bonaparte) -admirados cronistas del estilo de vida de nuestros antepasados- hoy no reconocerían en nosotros a los dignos descendientes de aquella sociedad pacífica, igualitarista y equilibrada. Les parecería que los sucesos de Ermua fueron una matxinada más, un desahogo pasajero de un pueblo que ha optado por el cómodo mantenimiento de su fachada, a costa de sus principios morales.

RAJOY DEBE DE MOVER FICHA
ANTONIO JIMéNEZ El Ideal Gallego 11 Julio 2007

Algunos dirigentes del PP echaron de menos algunas repuestas contundentes de Rajoy a Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación, cuando el presidente le atacó con dureza y sarcasmo en referencia a su pasado como ministro de Aznar en varias carteras. No entienden, por ejemplo, que Rajoy no le recordara a Zapatero que si tuvo que congelar el sueldo de los funcionarios, siendo titular de Administraciones Públicas, fue porque el Ejecutivo de Felipe González al que aplaudió como diputado por León dejó las arcas del Estado en números rojos, el fondo de las pensiones en práctica bancarrota y la economía de España en la UCI y que si él ha podido incrementar después el salario de los trabajadores públicos es porque cuando llegó al Gobierno de manera accidental encontró unas cuentas del Reino no sólo saneadas sino también en superávit.

Tampoco entienden que después de que Zapatero aludiera a su pasado como vicepresidente de Aznar e hiciera mofa de la expresión "hilillos de plastilina" que el líder popular empleó para visualizar las fugas de chapapote del "Prestige", Rajoy, además de afearle su consciente determinación de referirse a los atentados terroristas de ETA como accidentes -y no fue un lapsus porque los lapsus no se repiten hasta cuatro veces- no le criticara por su condición de diputado culiparlante que respaldó a los gobiernos de los GAL y la corrupción en las legislaturas de González.

Lamentan que no le replicara con determinación a Zapatero cuando éste sacó pecho y arremetió contra los populares por augurar en términos apocalípticos una ruptura de España que no se ha producido, por las reformas territoriales y especialmente del Estatuto de Cataluña. Creen que Rajoy debería haberle dicho que las consecuencias negativas de su contraproducente política de revisionismos territoriales e históricos no sólo ha generado enfrentamientos entre comunidades y reabierto viejas heridas cicatrizadas durante la Transición, sino que se verán muy pronto. En el momento en que Cataluña, en aplicación de su Estatuto, exija inversiones y financiación por la renta de sus habitantes, Andalucía demande lo mismo, pero de acuerdo a su población y Castilla y León, por ejemplo, lo haga en función de su extenso territorio, mientras los vascos refuerzan su concierto y los navarros el amejoramiento de su fuero, no hay Dios que cuadre en España una financiación que sume 100.

Zapatero ha conseguido con su deriva territorial hacer del sistema de financiación autonómica un sudoku en el que Solbes y quien le suceda no van a ser capaces de cuadrar las cuentas ni a martillazos, como decía Antonio Gutiérrez, su actual compañero al frente de la comisión de Economía del Congreso y antes secretario general de CCOO, que las cuadraba Carlos Solchaga con González. Los populares que así han expresado su opinión tras el último debate al que Zapatero llegó tocado e incomprensiblemente salió eufórico, esperan que Rajoy mueva ficha ahora y contraataque ante las generales con un nuevo equipo de colaboradores que traslade a los ciudadanos estas explicaciones y una clara alternativa de gobierno.

¿Pero de qué vas, Totorika?
Alejandro Campoy Periodista Digital 11 Julio 2007

El alcalde de Ermua, Carlos Totorika, dió ayer lectura en la concentración que tuvo lugar en la plaza del Ayuntamiento de dicha localidad a un comunicado institucional, y al parecer consiguió hacerlo sin atragantarse y en presencia nada menos que de "Bigote" Garrido y Paquito López. ¿Y donde reside lo "novedoso" del asunto?

Pues bien, en el comunicado leído por el felón Totorika se contienen frases tan descomunales como las siguientes:

Quisiéramos trasladar a toda la gente de bien que es necesario abrir una etapa de esperanza con un objetivo común: conseguir la libertad en el País Vasco. Para ello, es necesario terminar con ETA y sus legitimadores políticos, camino del que no nos podemos desviar

¿Pero cómo te atreves? ¿No es eso acaso lo mismo por lo que ha venido luchando el Foro de Ermua todos estos años? ¿No has sido tú, traidor, el que promoviste una moción en tu ayuntamineto pidiendo a dicho Foro que dejara de utilizar el nombre de Ermua? ¿No han sido acaso los señores Paquito López y "Bigote" Garrido dos de los máximos responsables de esa legitimación política del terrorismo?. Muy bien, Totorika, me gusta esta frase: es lo que vienen sosteniendo todas las asociaciones cívicas, de víctimas del terrorismo y el PP desde que hace diez años mataron a Miguel Ángel. Gracias por recordarnos lo que muchos no hemos olvidado nunca. Y ahora, si me haces el favor, te vas a Moncloa a leerle el comunicado a un señor que vive allí, a ver si se entera. Pero no se ha terminado aquí la cosa, no:

Sin que el pasado nos haga encallar en la desesperanza, debemos pactar una idea posible y hoy más vigente que nunca, los partidos políticos democráticos y la sociedad civil debemos trabajar con un objetivo común: la derrota de ETA sin paliativos

Pero vamos a ver, canalla: ¿Acaso no estaba ya más que pactada esa "idea"? ¿No se firmó el Pacto por las libertades y contra el terrorismo precisamente para conseguir la derrota de ETA sin paliativos? ¿Y qué pasa si un rosario de partiditos minúsculos y depredadores no quisieron firmalo?. ¡Eso sólo le importaba al traidor Zetapé, que simultáneamente ya hablaba con los asesinos, al resto no nos importaba, mientras los dos grandes partidos nacionales estuvieran de acuerdo! ¿Quién ha roto aquél pacto, miserable? ¿Acaso no estaban ante tus narices mientras leías ese comunicado?

Sería muy de agradecer y altamente esperanzador que lo que se afirma en este comunicado fuera verdadero, constituyera el eje de la política del actual Gobierno y se retomara de una vez por todas ese mismo camino que tú, Totorika, pretendes vendernos como una nueva etapa que hay que abrir, como si el asesinato de Miguel Ángel no la hubiera abierto ya. ¡Esto es el colmo de la indignidad y la miseria moral!. Fue hace diez años cuando se abrió esa "nueva etapa de esperanza para conseguir la libertad en el País Vasco", fue gracias a la sangre de un inocente que consiguió recapitular en él la sangre de otros novecientos inocentes hasta hacernos saltar a toda la sociedad de nuestros sillones de una vez por todas.

Si ese "camino del que no nos podemos desviar" fue alterado, lo fue por el actual inquilino de la Moncloa, lo fue por tipos como Paquito López y "Bigote" Garrido, lo fue por tí, Totorika, así que aplaudamos hoy el deseo de retomar esa senda que nació hace diez años, pero no es tan simple como eso: hay que rendir cuentas y asumir responsabilidades, y todos los implicados en la mayor traición a la sangre de las víctimas y a la lucha contra ETA debéis desaparecer de la escena pública y dar el relevo a otras personas que puedan transitar por ese camino. Y el primero debe ser el gran infame, el inquilino de la Moncloa, el cual ya ha demostrado con hechos que no va a abandonar su política de suicidio. El pacto quedó firmado hace siete años. ¿a qué espera para volver a él?.

Por lo tanto, Totorika, lo repito de nuevo: vete con tu comunicado a La Moncloa y léeselo con un buen megáfono pegado al oído al señor que vive allí, sobre todo el parrafito ese que dice "debemos pactar una idea posible y hoy más vigente que nunca". He aquí la prueba definitiva a la que emplazamos al antipresidente del Gobierno: si es capaz de recuperar el Pacto que ya existe y fué firmado por él mismo, recuperará un poquito de toda la credibilidad perdida. Si no lo hace, es casi una obligación moral no votarle en las próximas elecciones generales.

El Gobierno, ausente en Ermua
Editorial ABC 11 Julio 2007

SÓLO el Gobierno socialista parece haber olvidado, en el bando de los demócratas, que ayer se cumplió el décimo aniversario del secuestro de Miguel Ángel Blanco, asesinado dos días después por ETA. En la agenda gubernamental no hubo ayer un minuto de tiempo para que cualquiera de los miembros del Ejecutivo asistiera a uno solo de los actos organizados en homenaje y recuerdo por el concejal del Partido Popular. Nadie en el Gobierno dedicó una palabra solemne, una expresión de sentimiento, más allá de la escueta referencia hecha por el ministro del Interior durante la rueda de prensa que dio tras presentar un portal de internet sobre riesgos naturales. Tuvo razón Alfredo Pérez Rubalcaba al destacar que la lección más importante de aquellos días de hace diez años es que consiguieron «reforzar la unidad» entre los partidos. Lo que hay que añadir es que la verdadera unidad que desencadenó el vil asesinato de Miguel Ángel Blanco fue política y social para conseguir la derrota de ETA, y por eso se quedaron fuera de ella -y aun en su contra- los partidos que nunca apostaron por este objetivo. Algunos de ellos montaron en 1998 -ni un año había pasado desde el asesinato de Blanco- el pacto de Estella y se opusieron a todas las reformas legales que el PP y el PSOE aprobaron para arrinconar a los terroristas.

Ermua fue un espíritu, pero también una acción muy concreta que empujó, por un lado, al Estado a no aceptar con resignación la continuidad del terrorismo y, por otro, a los partidos constitucionalistas a intentar cancelar la hegemonía nacionalista.
Las cosas han cambiado de forma dramática porque es muy evidente que el PSOE ya no asume el legado del «Espíritu de Ermua». Y así es como, nuevamente, el presidente del Gobierno se hace invisible en un momento doloroso para este país, como sucedió tras el atentado de la T-4, la emboscada terrorista del Líbano o el alevoso crimen islamista de Yemen. No siempre se puede ser el portavoz de las buenas noticias, y Rodríguez Zapatero debería saber que en el cargo de presidente también está comprendida la obligación de acompañar a la sociedad cuando sufre por el terrorismo. Habría bastado -hoy ya es tarde- un recuerdo a la persona de Miguel Ángel Blanco, un apoyo expreso de algún miembro del Gobierno a su familia en un momento de recuerdo de su dolor en aquellos agónicos días de hace diez años. Nadie habría echado de menos en boca del presidente una referencia al valor político de la rebelión de Ermua, porque Ermua es la antítesis de cuanto ha sucedido desde 2002 entre el PSOE y el Gobierno socialista, de una parte, y Batasuna y ETA, por otra. Pero este nuevo silencio de Zapatero es inexplicable.

El asesinato de Miguel Ángel Blanco dictó muchas lecciones, plenamente válidas como denuncias de la política de diálogo con los terroristas llevada a cabo en estos últimos años. Hace diez años cobraron todo su valor los principios políticos y éticos más importantes a los que puede apelar un Estado democrático: no ceder al chantaje terrorista, unir a los ciudadanos y a los partidos políticos, defender la dignidad nacional, rechazar la negociación política. La dificultad del PSOE y del Gobierno para recordar Ermua es políticamente comprensible, porque entraña una contradicción con ellos mismos que no pueden superar. No es compatible Ermua con negociar con Batasuna clandestinamente desde 2002, ni con ETA desde junio de 2005; ni con ceder al chantaje de De Juana Chaos; ni con dar impunidad a Arnaldo Otegi, por más que, ahora, cuando conviene, uno y otro estén en prisión; ni con abrir de nuevo los ayuntamientos a la izquierda proetarra; ni con faltar a la verdad a los ciudadanos, al Partido Popular y al Parlamento, ni con atacar al Foro de Ermua -calificado por un dirigente socialista vasco como «brazo armado» del PP- y a «Basta Ya». Aun así, Rodríguez Zapatero debió pronunciarse públicamente ayer sobre este aniversario y mostrar hacia Miguel Ángel Blanco y su familia, en particular, y hacia las víctimas de ETA, en general, la disposición personal que ha mostrado a las víctimas de otros terroristas durante esta legislatura.

Bono como ungüento
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 11 Julio 2007

La primera República italiana se vino abajo por el sistema electoral. Se trataba de impedir que el Partido Comunista llegara al Gobierno. La fórmula del pentapartido viene de ahí. Curiosamente, el partido que ha comenzado a ser vetado en España, por razones bien distintas, es el PP. Aunque con la misma perversión de la voluntad popular. Es el espíritu del Pacto del Tinell. En estas últimas elecciones los casos más llamativos han sido Baleares y nos tememos que Navarra. La falsificación llega al punto de impedir el acceso al Gobierno a opciones que rozan la mayoría absoluta. El pacto de Canarias ha sido la respuesta de excepción. En Italia, ésta se daba en ciertos feudos municipales.

¿Por qué se da en España esta falsificación de la voluntad popular? Se optó por un sistema basado en un modelo representativo que trataba de mejorar a los partidos nacionalistas, a veces minúsculos. No se exigió un listón mínimo, de forma que por la caridad empezó la peste. La «sensibilidad» de los partidos estatales ante los regionales impidió una fórmula de representación mayoritaria, y, por si no fuera suficiente esta perversión, ha venido a agravarla la estrategia del plurinacionalismo de Zapatero.

Minifundismo partidario y plurinacionalismo. La fórmula es mortal. El pueblo lo sabe. Es el tema recurrente en las conversaciones sobre política. Los partidos se callan, incluso, el perjudicado, el PP. En su día no dio la batalla contra esta monstruosidad. No ha querido creer nunca en el Pacto del Tinell y aún aspiran a pactar con CiU y PNV. Pobres, porque esta alianza los destruirá como partido defensor de la Nación y no les queda más salida que luchar por la mayoría absoluta.Entretanto, Imaz propone un espacio hispanofrancés que haga las funciones «culturales» de una Euskal Herría virtual, y el PNV lucha por tener unas federaciones deportivas «nacionales». En Cataluña van a una nueva inmersión de los inmigrantes en el catalán, y, para no ser tratado de vendedor de la Patria (aunque la vende), el PSOE trata de tapar sus vergüenzas con Bono en la Presidencia del Parlamento. Un ungüento. Un engaño para bobos.

Miguel Ángel Blanco
POR LAURA CAMPMANY ABC 11 Julio 2007

Ocurrió hace diez años, pero parece ahora. Fue un secuestro brutal y colectivo. Nos capturaron a traición, sin precio, sabiendo de antemano que el canje era imposible, y que en aquella España de alma entera ni el gobierno ni el pueblo cederían. Teníamos, de aquel muchacho elegido al azar, la misma edad valiente, la pequeña rutina, la familia, el trabajo, la música en los dedos, y la sangre filtrada, viva, dulce, caliente. Nos ataron las manos. Se lo llevaron sin dejarle a julio ni una tregua de arena en los relojes. Le vendaron los ojos y nosotros rezamos.

Ocurrió hace diez años y sigue bajo el árbol la huella del cadáver. Sigue aquella pistola teniendo el tacto frío de los peces. Como si no se hubieran quemado sus escamas. Su olor a almendra amarga, a ciénaga, a salina, su boca de tornado, su fragor de trompeta, y ese puente que iba de sus ojos vacíos hacia la nuca inerme, hacia otra vacuidad igualmente metálica, aún siguen enturbiando el agua de los ríos, despertando a los pájaros que duermen, cargando cada nube de blancos apellidos, matándonos de rabia.

Con una herida abierta vamos todos. Como cuando salimos, en Madrid, una tarde, a acompañar a un hombre, a no dejarle solo. Ya nada en Miguel Ángel es lo mismo. Ya no hay luna, ni mar, donde él reposa. Pero este atardecer se lo dedico. Con un pequeño aliento de esperanza, el rumor de la brisa, las siluetas del humo, con el primer aroma del verano, con esa mariposa que aún se posa en mis lágrimas, con todo lo que él pudo tener y yo he tenido, he trenzado dos alas que parecen dos rosas. Una de ellas la llevo en el bolsillo. Y la otra, mañana, voy a lanzarla al cielo, para que Miguel Ángel la recoja.

"QUIENES HAN CAMBIADO NO HAN SIDO LAS VÍCTIMAS"
Miles de personas recuerdan a Miguel Ángel Blanco en Ermua con la ausencia de representantes socialistas
Más de tres mil personas recorrieron este martes las calles de la localidad vizcaína de Ermua recordando y homenajeando la figura del edil del PP Miguel Ángel Blanco, que hace diez años era secuestrado tal día como hoy, y que cuarenta y ocho horas después fue ejecutado por los pistoleros de ETA. El acto contó con el respaldo de numerosos dirigentes del PP mientras que no acudió ningún representante socialista. Inexplicablemente, tampoco estuvo Rajoy. VEA DENTRO EL VÍDEO DE Libertad DigitalTV
Agencias Libertad Digital 11 Julio 2007

La manifestación, convocada por la Fundación Miguel Angel Blanco, fue precedida por un acto de homenaje celebrado en la plaza del Cardenal Orbe a las seis de la tarde, en el que la hermana del edil y presidenta de la Fundación, Mari Mar Blanco, leyó un comunicado en el que lamentó que en los diez años pasados desde la muerte de su hermano "hemos pasado de la mejor situación en el camino para derrotar definitivamente a ETA, a una situación de desconcierto en la sociedad, desunión entre los partidos mayoritarios y envalentonamiento para los terroristas".

Mari Mar Blanco lamentó la ausencia de representantes del PSE en la manifestación y aseguró que "quienes han cambiado no han sido las víctimas sino los socialistas". "Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo no hemos cambiado, seguimos defendiendo lo mismo que en 1997, justicia, dignidad, verdad y memoria", agregó.
Asimismo, denunció que el Gobierno socialista se ha embarcado en una política antiterrorista que "se aleja del Espíritu de Ermua". "De la no negociación ni claudicación, se ha pasado bajo su mandato a una política de diálogo y entendimiento con ETA", reprochó. Por ello, hizo un llamamiento al presidente del Gobierno para que recomponga el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo y retome el camino que se inició en la lucha contra ETA tras el asesinato de Miguel Angel Blanco: "el de la firmeza democrática, el aislamiento a los terroristas y el de la justicia de las víctimas".

Tras la intervención de Mari Mar Blanco, se entregó por parte de la Fundación una urna a sus padres, Miguel Blanco y Consuelo Garrido, con una muestra de los 10.000 mensajes de apoyo recogidos sobre la figura de Miguel Angel.

Posteriormente, comenzó la manifestación silenciosa por las calles de Ermua encabezada por un pancarta con el texto, "Miguel Angel Blanco. Nuestra memoria. El Espíritu de Ermua sigue vivo", que era portada, entre otros, por los padres y hermana del concejal asesinado.

Unos metros más atrás iban destacados dirigente del PP encabezados por su secretario general, Angel Acebes, quien era secundado por Eduardo Zaplana, Ignacio Astarloa, el presidente de la comunidad de La Rioja, Pedro Sanz, el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, el presidente de los populares vizcaínos, José Antonio Basagoiti, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, el ex alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, o la diputada Marisa Arrúe.

Algunos de los manifestantes portaban camisetas con el texto "10 años sin Miguel Angel Blanco" y otros portaban pegatinas con la foto del edil. Sobre las siete de la tarde llegó la cabecera de la manifestación a la lápida de Miguel Angel, donde el catedrático de Historia Fernando García de Cortázar leyó el salmo 94 de la Biblia y rezó un 'Padre nuestro' que fue secundado por los presentes.

A continuación, Angel Acebes hizo una ofrenda floral ante la tumba del edil y se fundió en una abrazo con la familia Blanco Garrido, hecho que fue repetido por el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio. Posteriormente, los dirigentes del PP fueron pasando para ofrecer su apoyo y cariño a los familiares de Miguel Angel, quienes se mostraron emocionados ante la tumba de éste. Junto a la lápida, decenas de personas fueron dejando sus ofrendas florales mientras se seguían dando muestras de apoyo a los familiares del homenajeado. Finalmente, el ex párroco de Maruri, Jaime Larrinaga, rezó un 'Padre nuestro' seguido de nuevo por los presentes y finalizó el acto con un fuerte aplauso de varios minutos y gritos de "todos somos Miguel Angel".

Miguel Ángel Blanco fue secuestrado el 10 de julio de 1997 y asesinado por ETA 48 horas después, lo que desencadenó manifestaciones multitudinarias contra ETA y dio origen al denominado "Espíritú de Ermua". Al margen del acto promovido por la Fundación Miguel Ángel Blanco y por el PP, el ayuntamiento de Ermua ha convocado para las 21.00 horas un Acto Cívico con motivo del 10 aniversario del asesinato del edil popular.

A este acto han confirmado su asistencia representantes de diferentes fuerzas políticas, entre ellas toda la cúpula dirigente del PSE, así como el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma.

Mencionar la ausencia de Mariano Rajoy que no estuvo al lado de su equipo. Una reunión con un grupo de empresarios le retuvo en Madrid.

Diez años sin Miguel Ángel Blanco
Ermua recuerda a Blanco con el PSOE ausente
Miles de personas rinden memoria al edil asesinado a los diez años de su secuestro - Los socialistas acudieron a otro acto convocado por el alcalde - Rajoy destaca que «no se aceptó el chantaje porque la libertad y la dignidad del Estado no se negocian»
C. S. Macías La Razón 11 Julio 2007

Ermua- España contuvo la respiración. ETA había secuestrado a un entonces desconocido Miguel Ángel Blanco y amenazaba con matarle si no se agrupaba a los presos de la banda. En la mente de todos, pese al horror que producía sólo pensar en que llevara a cabo la amenaza, había aún un resquicio en el que cabía un final feliz. Pero ese espacio a la esperanza se llenó de lágrimas dos días después, cuando se confirmó que los asesinos eran aún peores de lo que se podía imaginar.

Pero de ese dolor, de esa rabia, nació un espíritu insuperable, capaz de hacer frente al terrorismo, de unir a unos y otros por un fin común: derrotar a ETA. Fue el alumbramiento del llamado «espíritu de Ermua». De eso hace diez años, pero los recuerdos de entonces siguen muy vivos en la memoria de todos.

Ayer, más de 3.000 personas quisieron rendir homenaje en las calles de Ermua a Miguel Ángel Blanco y al espíritu que surgió de su vil asesinato. Lo hicieron sin miedo, mientras reclamaban que aquel sentimiento volviera a presidir el posicionamiento de los políticos y de la sociedad frente a ETA. Políticos que ayer sólo eran de un partido, el PP, ya que ningún representante socialista apareció por el homenaje, aunque sí en un acto posterior convocado por el alcalde de la localidad vizcaína, Carlos Totorika.

Al inicio del homenaje, la hermana del edil asesinado, Mari Mar Blanco, leyó un comunicado en el que pidió al Gobierno del PSOE que retome el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, así como «el camino que se inició en la lucha contra ETA tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco: el de la firmeza democrática, el aislamiento a los terroristas y el de justicia para las víctimas».

Mari Mar Blanco, un rostro que aquellos terribles días de hace diez años conmovió a España, lamentó la ausencia de representantes del PSE en la manifestación y aseguró que «quienes han cambiado no han sido las víctimas, sino los socialistas». «Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo no hemos cambiado, seguimos defendiendo lo mismo que en 1997, justicia, dignidad, verdad y memoria», agregó. Tras la lectura del manifiesto, partió una manifestación desde la plaza de la localidad hasta el cementerio con una pancarta con el lema «Miguel Ángel Blanco, nuestra memoria. El espíritu de Ermua sigue vivo», que fue portada entre otros por los padres del concejal asesinado.

Aunque no pudo acudir a la localidad vasca, el líder del PP, Mariano Rajoy, dedicó sus primeras palabras de su conferencia ante la Asociación para el Progreso de la Dirección a lo que supusieron aquellos días. El presidente de los populares aseguró que no se aceptó el chantaje de ETA porque «la vida, la libertad y la dignidad del Estado no se negocian» y porque el Gobierno «no puede pactar con una banda terrorista».

Rajoy insistió en que, cuando se cumplen diez años de este secuestro, «algunos seguimos pensando que la libertad y la vida no se negocian y que el Gobierno no puede pactar con una banda terrorista». «Hay quien cree que es mejor que miremos a otro lado, y que nos callemos, y que vale todo. Yo no lo veo así. Creo que una nación sin principios es menos nación, y España es una gran nación, con 500 años de historia, la más vieja de Europa», concluyó.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, que acudió a la protesta junto a Ángel Acebes, Ignacio Astarloa y Alberto Ruiz-Gallardón, aseguró que Miguel Ángel Blanco es «un mártir de la libertad» que «nos da estímulo para seguir combatiendo el terrorismo». Por último, destacó que ayer era una fecha «muy significativa para el conjunto de la sociedad española y vasca».

Acebes, secretario general de los populares, lamentó por su parte que se «eche de menos a muchos socialistas» que hace diez años «sí que estaban juntos». Así, expresó su deseo de que «ojalá reflexionen» sobre por qué «no pueden estar aquí diez años después homenajeando el espíritu de Ermua y diciendo que juntos vamos a derrotar a los terroristas y nunca nos vamos a someter a su chantaje».

El PSOE, en un «acto cívico»
Mientras, el Ayuntamiento de Ermua reunía por la noche a cientos de vecinos en un acto cívico, con el lema «Hacia la libertad. 10 años sin Miguel Ángel», con motivo del décimo aniversario del secuestro y posterior asesinato.
El acto comenzó a las nueve de la noche en el parque de San Pelaio, junto a la escultura homenaje a las víctimas del terrorismo creada por Agustín Ibarrola en 2002, donde se guardaron 10 minutos de silencio en recuerdo del edil asesinado y se interpretó una pieza musical.

A continuación, tomó la palabra el alcalde, Carlos Totorika, quien dio lectura a un texto consensuado y aprobado en pleno con la unanimidad de todos los grupos políticos que componen la Corporación: EB, PNV, PP y PSE-EE.

En la declaración institucional, el primer edil reivindicó un bien común «que es el anhelo de libertad y la clara voluntad de derrotar a ETA, con independencia en los matices, pero con el compromiso firme de los demócratas frente a los totalitarios».

Asimismo, recordó que aquellas manifestaciones de hace diez años «no fueron patrimonio de ningún partido político o institución pública o privada. Fueron, con toda seguridad, el fruto de un deseo colectivo que se alzó con la voz en alto para decir a ETA que basta ya de violencia y de terror, que queremos y vamos a vivir en libertad».

Seguidamente, el alcalde ermuara leyó un telegrama enviado por el presidente del Gobierno, en el que señala que «la derrota de ETA será posible si toda la sociedad actúa al unísono».

Diez años sin Miguel Ángel Blanco
El despertar de la rebelión cívica
Francisco José ALCARAZ * La Razón 11 Julio 2007

Ayer se cumplió el décimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Un crimen especialmente cruel que marcó un antes y un después en la lucha antiterrorista. La implicación y la fortaleza mostrada esos días por la sociedad española para derrotar a ETA fueron tan poderosas que resultó fundamental para que, por primera vez, los terroristas empezaran a perder cualquier esperanza de alcanzar sus objetivos.

El Gobierno no cedió al chantaje y contó con el apoyo de los españoles, que tampoco quisieron ceder. El sacrificio de Miguel Ángel Blanco y el dolor de su familia no han sido en vano. El espíritu que desencadenó el asesinato de Miguel Ángel sigue vivo y nunca desaparecerá. Todos los que sufrimos aquellos días con la familia Blanco tenemos el deber de transmitir a las nuevas generaciones lo que supone el espíritu de Ermua, el despertar de la rebelión cívica que puso contra las cuerdas a los asesinos.

El 10 de junio de 2006 me emocioné cuando, en la concentración convocada por la AVT en la madrileña Plaza de Colón, intervino Mari Mar Blanco. En aquel momento, nueve años después y delante de cientos de miles de personas, comprendí que España mantenía su dignidad y no se rendía. Seguiré trabajando para dignificar la memoria de Miguel Ángel porque, entre otras cosas, es la misma que la de mi hermano Ángel y mis sobrinas Esther y Miriam, asesinados también por ETA. La trágica cuenta atrás de Ermua me marcó y provocó que reviviera mi propia historia. Estoy seguro de que Miguel Ángel, Ángel, Miriam, Esther y todos los demás asesinados por los terroristas, desde el cielo, están orgullosos de haber sido hijos de una gran nación, llamada España, que no se rinde ante sus asesinos.

*Presidente de la AVT

Diez años sin Miguel Ángel Blanco
Un recuerdo en la distancia
Carmen GURRUCHAGA La Razón 11 Julio 2007

El décimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco evidencia la distancia entre populares y socialistas en la lucha contra ETA. Hace dos décadas era imposible que el PSOE se desligara de un acto así y, sin embargo, lo ha hecho. No ha aparecido en ninguna de las ciudades en las que ha parado el autobús que ha recorrido España en recuerdo del edil de Ermua. Los actos convocados por la Fundación para recordar aquel acto brutal pretenden demostrar que sólo se derrota al terrorismo recuperando el «Espíritu de Ermua», que no es otra cosa que el trabajo conjunto de los dos grandes partidos. La división sólo beneficia a ETA, que la hace sentir más fuerte y capaz de doblegar con sus pretensiones al Estado de Derecho, con el señuelo de la paz.

Las 48 horas transcurridas entre el secuestro y el asesinato de Miguel Ángel, así como los más de 500 días que la banda terrorista mantuvo privado de libertad a Ortega Lara, sirvieron para demostrar que el Estado, representando por el Gobierno de Aznar, no estaba dispuesto a ceder al chantaje. La banda lo intentó, primero con el funcionario de prisiones y no lo consiguió, a pesar de las presiones familiares que recibió el entonces ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja. Liberado Ortega Lara, pretendió lo mismo en los dos angustiosos días que mantuvo en sus manos al concejal de Ermua y tampoco lo consiguió.

El «Espíritu de Ermua» nació como una reacción espontánea de los ciudadanos, dispuestos a enfrentarse democráticamente a la barbarie. Esta rebeldía generalizada no satisfizo a todos los partidos y los primeros en tratar de anularla fueron los nacionalistas. No estaban dispuestos a renunciar a sus objetivos independentistas y se desmarcaron para iniciar el camino del pacto con la banda. Ahí surgió el Acuerdo de Estella. El PSOE emprendió la misma ruta, pero por motivos diferentes. Convencido de que el fin de la violencia no llegará sólo por la vía policial, se aproximó al mundo de la negociación. Para satisfacer la primera condición de los abertzales tuvo que abandonar el «Espíritu de Ermua» y dejar inactivos el Pacto Antiterrorista y la Ley de Partidos. El resultado es que la banda y sus acólitos han recuperado los niveles de expansión y legitimidad social que tenían antes de 1997.

Diez años sin Miguel Ángel Blanco
«Me sentiría cómplice si no hubiese venido»
El cementerio local se quedó pequeño para todo un pueblo que ayer no quería olvidar
C. S. Macías La Razón 11 Julio 2007

ERMUA- Hace diez años que España se alzó en lágrimas y dolor por un joven trabajador «normal y corriente», como le gustaba definirse a Miguel Ángel Blanco. Ermua tiene hoy el mismo color de tristeza que aquel 10 de julio de 1997 y el cielo ha vuelto a llorar como entonces.

Tras la huella de su recuerdo, llegó a Ermua una riada de ciudadanos dispuestos a recordar y a hacer valer el sacrificio del concejal asesinado. Rafael Moral ha acudido desde Córdoba porque quiere apoyar con su presencia «el recuerdo de un joven que fue asesinado por defender la Democracia». La plaza de Orbe de la localidad acogió una multitud, entre la que se encontraba Patricia Álvarez, quien considera que el Espíritu de Ermua se está perdiendo, «pero creo que todavía algo queda de él, aunque después de 10 años ya no es lo que era antes. Estoy aquí porque es mi obligación, me sentiría cómplice si no hubiera venido», dijo.

En un balcón de la plaza colgaba la fotografía de un etarra con un cartel que pedía su acercamiento al pueblo. Una pancarta que trataron de quitar durante el acto, sin conseguirlo. Más tarde comenzó el peregrinar hacia el cementerio, que se hizo bajo un riguroso silencio, roto solamente al llegar allí por las lágrimas de sus padres y de todos aquellos que habían querido acompañarles en ese recuerdo. Las flores no cabían en el asfalto, que se convertía en un improvisado jardín por momentos. El cementerio se quedaba pequeño para todo un pueblo que no quería ayer olvidar.

Una vez más, el silencio se quebraba por los aplausos de más de cinco minutos ininterrumpidos en los que se repetía: «Miguel Ángel somos todos»; «Vascos Sí, ETA No»; «ETA, escucha, ni tus balas ni tus bombas pararán nuestra lucha» y «¡Viva España!».

Conchita ha venido desde Teruel y, como muchos de los que han rendido homenaje, no puede dar su apellido puesto que está amenazada. «Si hubiera estado en Estados Unidos o en Australia también hubiera cogido un avión y hubiera venido. Lloré mucho por Miguel, me sentí desolada», asegura.

Golpe a ETA con el arresto de un terrorista en Santander y el desmantelamiento del “núcleo dinamizador” de la ‘kale borroka’ en Álava
Aritz Arginzoniz Zubiaurre, a quien se buscaba desde el pasado mes de diciembre tras el hallazgo de explosivos en Amorebieta y Atxondo, llevaba una mochila con una pistola, un temporizador y documentación falsa
Gorka Velasco, Koldo Moreno y Xabier Fernández de Gamarra y Urko Arroyo, están, según la Policía, detrás de 40 actos de violencia callejera
LAS CLAVES
Arginzoniz estaba encuadrado en el comando al que también pertenecían Asier Larrinaga y Garikoitz Etxebarria, detenidos en Francia el pasado 9 de enero y entregados a España el 16 de marzo
Un empleado de la terminal de autobuses relata que el etarra despertó sospechas al estar “mucho tiempo” sentado en los andenes
LOS DATOS
La Policía analiza un listado de empresas encontrado en uno de los registros practicados en la operación realizada en Álava para determinar si iban a ser objeto del ataque de los jóvenes radicales
Asimismo, los agentes aún buscan a otros dos jóvenes, Ibai Peña y Francisco Lomas, de los que se ha registrado su domicilio
EFE Estrella Digital 11 Julio 2007

Madrid
La Policía dio ayer un importante golpe policial a ETA y su entorno con la detención del presunto miembro "liberado" (a sueldo) de la banda Aritz Arginzoniz Zubiaurre y el desmantelamiento del "núcleo dinamizador" de la kale borroka en Álava con el arresto de Gorka Velasco, Koldo Moreno y Xabier Fernández de Gamarra y Urko Arroyo, presuntamente vinculados a SEGI y con más de cuarenta actos de violencia callejera a sus espaldas, según explicó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

La Policía detuvo ayer en la estación de autobuses de Santander, en una operación que continúa abierta, al presunto miembro "liberado" (a sueldo) de ETA Aritz Arginzoniz Zubiaurre, a quien se buscaba desde el pasado mes de diciembre tras el hallazgo de explosivos en Amorebieta y Atxondo (Vizcaya).

Según informaron entonces fuentes de la lucha antiterrorista, Arginzoniz estaba encuadrado en esas fechas en un comando al que también pertenecían Asier Larrinaga y Garikoitz Etxebarria -detenidos en Francia el pasado 9 de enero y entregados a España el 16 de marzo- y una mujer, identificada como Saioa Sánchez Iturregi y que todavía no ha sido arrestada.

En el momento de su detención sobre las 13:00 horas de ayer, Arginzoniz -que no ofreció resistencia y que se identificó como miembro de ETA- llevaba una mochila con una pistola, un temporizador y documentación falsa. Un empleado de la terminal de autobuses que presenció la detención relató a los periodistas que el presunto etarra despertó las sospechas de la Policía porque permaneció "mucho tiempo" sentado en los bancos de la zona de andenes.

Controles rutinarios
El testigo contó que vio a los policías nacionales que realizan controles rutinarios en la estación pedir la documentación a un joven de no más de 30 años, 1,80 metros de estatura, pelo castaño y vestido con vaqueros y un polo rojo que estaba en la zona de andenes con una mochila.

A continuación, los agentes llevaron al joven a la oficina permanente que la Policía tiene en la estación de autobuses y se procedió a acordonar la zona de andenes y a desalojar a los cientos de personas que se encontraban en ese momento en la estación. Las Fuerzas de Seguridad también cortaron durante al menos tres cuartos de hora el tráfico en la zona de la Estación de Autobuses, ubicada en una plaza en el centro de Santander frente a las estaciones de ferrocarril de FEVE y RENFE.

La Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil señaló en una nota de prensa que la detención fue posible gracias a los controles preventivos establecidos en el marco del nivel 2 de alerta antiterrorista, activado coincidiendo con el inicio del juicio por los atentados del 11M, y del Plan Verano, puesto en marcha el pasado día 1 en las principales zonas turísticas de España.

Con Arginzoniz son doce los supuestos miembros de ETA detenidos desde que el pasado 5 de junio la organización terrorista anunciara en un comunicado la ruptura del alto el fuego permanente y el primero que es arrestado en España, ya que los otros lo han sido en Francia (8), Canadá (2) y México (1).

La otra gran operación policial desarrollada en la jornada de ayer tuvo lugar en Álaba. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó ayer que los cuatro detenidos la pasada madrugada en Álava son presuntamente responsables de más de 40 actos de violencia callejera cometidos en esa provincia vasca durante los últimos tres años.

En rueda de prensa desde la sede de Protección Civil, el titular de Interior trasladó la convicción policial de que los cuatro detenidos, Gorka Velasco, Koldo Moreno y Xabier Fernández de Gamarra y Urko Arroyo, formaban el "núcleo dinamizador" de la 'kale borroka' en Alava y estaban presuntamente vinculados a la organización terrorista ETA, en concreto a SEGI.

Detras de 40 actos de violencia callejera
De hecho, según precisó, la Policía estima que los detenidos están detrás de más de 40 actos de terrorismo callejero registrados en esa provincia durante los últimos tres años, tales como la quema de vehículos y el lanzamiento de cócteles molotov contra la Subdelegación del Gobierno, cajeros de diversas entidades bancarias, así como otros edificios y establecimientos.

"Nos encontramos ante los presuntos responsables de buena parte de la violencia callejera de la provincia alavesa", remarcó Rubalcaba. Según explicó, la operación, que comenzó a las 00:00 horas, fue llevada a cabo por los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional bajo la dirección del titular del Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

Durante la misma se ha procedido a la detención de cuatro personas y se han practicado registros en sus domicilios, donde se ha intervenido diversos artefactos incendiarios, material para la fabricación de otros, propaganda y documentación de la organización SEGI que se está analizando.

En estos momentos, la Policía está analizando un listado de empresas encontrado en uno de los registros practicados en esta operación para determinar si iban a ser objeto del ataque de los jóvenes radicales y cuál era el motivo por el que habían sido seleccionadas. Asimismo los agentes aún buscan a otros dos jóvenes, de los que se ha registrado su domicilio. Se trata de Ibai Peña y Francisco Lomas, según Askatasuna.

Todos ellos habrían participado en ataque tales como la quema de vehículos y el lanzamiento de cócteles molotov contra la Subdelegación del Gobierno, cajeros de diversas entidades bancarias, así como otros edificios y establecimientos.

PRIMERA LEY QUE DESARROLLA EL NUEVO ESTATUTO
Cataluña crea su propia Agencia Tributaria y rompe con la igualdad fiscal de los españoles
La Agencia Tributaria única del Estado pasa este miércoles a la Historia. El Parlamento catalán crea la primera Agencia Tributaria autonómica, que asumirá la "gestión, recaudación liquidación e inspección de todos los tributos propios de la Generalidad, así como, por delegación del Estado, de los tributos estatales cedidos totalmente a la Generalidad", según ordena el Estatuto catalán, recurrido ante el Constitucional por el PP y por el Defensor del Pueblo.
Europa Press Libertad Digital 11 Julio 2007

El objetivo político del camino hacia la plena soberanía fiscal catalana fue declarado en 2003 por los firmantes del llamado Pacto del Tinell, hoy Tripartito o Pacto de La Entesa que gobierna la Generalidad.

Se trata, dijeron entonces sus portavoces, de reducir a la mitad la contribución catalana a las arcas del Estado, que hoy supone alrededor del 10 por ciento del PIB regional, siempre según estimaciones del Tripartito. Los soberanistas dicen haberse inspirado en el modelo de los landers –estados– alemanes más ricos, como Baden-Wüttenberg, cuya aportación a la Administración Federal es de aproximadamente un 5 por ciento del PIB local.

El pleno del Parlamento aprueba este miércoles la Ley de la Agencia Tributaria con el voto favorable de los partidos del Tripartito.

Pese a la reiterada voluntad de consenso, CiU no daba aún este martes por cerrado el acuerdo, a falta de negociar algunas enmiendas. El PP catalán, en cambio, ha confirmado que votará en contra.

Así, el penúltimo pleno antes del verano aprueba la primera norma catalana que despliega legislativamente el Estatuto, casi un mes antes de que expire el plazo legal para ello, dado que la carta autonómica fija la creación de este ente tributario antes de cumplirse el año de su entrada en vigor, el próximo 9 de agosto.

Además de esta ley, el pleno de este miércoles aprueba la ley de creación del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat, para regular este organismo que se puso en marcha en la pasada legislatura.

Según el nuevo Estatuto, la Generalidad tiene "capacidad para determinar el volumen y composición de sus ingresos en el ámbito de sus competencias financieras, así como para fijar la afectación de sus recursos a las finalidades de gasto que decida libremente".

El Estatuto establece que la Generalidad podrá crear tributos propios y participar en la "fijación del tipo impositivo, las excenciones, reducciones y bonificaciones" de los tributos cedidos total o parcialmente por el Estado.

La creación de la Agencia Tributaria catalana clausura un modelo de gestión única, inherente al principio histórico de igualdad fiscal de todos los españoles, así como, por otra parte, el aumento de la soberanía fiscal inaugura un modelo de dispersión normativa y competencia entre Comunidades Autónomas.

Los críticos con Ciudadanía aseguran que ya cuentan con 10.000 objeciones
M. ASENJO. MADRID. ABC 11 Julio 2007

Las organizaciones promotoras de la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía cifran en diez mil las presentadas hasta el momento en toda España.

Según los datos recabados por Profesionales por la Ética (PPE), una de las más activas en la promoción de esta iniciativa, en total se han presentado 9.962 objeciones por parte de padres que alegan motivos de conciencia para que sus hijos no cursen la disciplina.

La distribución por comunidades autónomas es muy desigual, pero en la mayoría de ellas no se superan las 50 objeciones. Son excepción Castilla-La Mancha (3.397), Madrid (2.500), Murcia (1.800) y Andalucía (608). Sólo en Toledo se han registrado 800 objeciones, 400 de ellas en un mismo colegio.

Más en los pueblos
El mencionado estudio revela que se objeta más en los pueblos que en las ciudades. Así, en la localidad cordobesa de Lucena hay ya más de 300 peticiones de exención de al asignatura apelando a la conciencia; en Valdemoro (Madrid), el número es de 350, mientras que en Cieza (Murcia) se eleva a 200. Este instrumento para evitar la nueva disciplina se ha empleado tanto en centros públicos como en privados.

Profesionales por la Ética sostiene que más de 15.000 personas han recibido información directa sobre la objeción. Con el nuevo curso, en septiembre, esperan que se intensifique la petición de objeción en toda España.

Esta organización ha formulado también cinco preguntas al secretario general de la Federación de Religiosos de la Enseñanza (FERE-CECA), Manuel de Castro, en relación con sus declaraciones a ABC. Los interrogantes de Profesionales por la Ética se refieren a la posibilidad de adaptar la asignatura al ideario de los centros católicos, la objeción en los centros públicos, los peligros de esta iniciativa, los libros de texto y el riesgo de extender la objeción a otras materias.
Y dentro de la campaña contra Educación para la Ciudadanía, un grupo de madres objetoras «preocupadas por la educación integral de nuestros hijos» han pedido una entrevista al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicarle sus «razones y hacerle una propuesta que desbloquee la situación que se está creando».

En relación con los eventuales recursos en los tribunales, las organizaciones que se oponen a la asignatura están dispuestas y en condiciones de hacerlo con respecto a los decretos autonómicos que regulan las enseñanzas. Su objetivo es paralizar la implantación de Educación para la Ciudadanía a través de esta medida.

Siete comunidades
El próximo curso, comenzarán a enseñar esta materia en 3º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) siete comunidades (Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Navarra). El curso siguiente lo harán el resto en 2º de ESO. Sucesivamente se irán incorporando a 5º o 6º de Primaria, 4º de ESO (Ética) y Bachillerato (Filosofía). Las autonomías gobernadas por el PP han diseñado programas comunes.

VIAJA AL VALLE DEL JÁLAMA A PROMOVER "LA FALA"
Anxo Quintana, a la conquista de Extremadura
El nacionalista Anxo Quintana, vicepresidente de la Xunta de Galica, está de visita institucional en la comarca extremeña del Valle del Jálama. El objetivo de este viaje es impulsar "La Fala", un dialecto que se habla en esa zona fronteriza con Portugal que guarda ciertas similitudes con el gallego. Quintana ha ofrecido la "colaboración de la Xunta" para difundir "la lengua y cultura gallegas" en esta zona que dice está "vinculada estrechamente" con Galicia.
Un dialecto que se habla en esta pequeña comarca cacereña basta para convertirla en objetivo de los anhelos imperialistas del BNG.
Libertad Digital 11 Julio 2007

El nacionalismo gallego, que no iba a ser menos que el catalán y el vasco, sus modelos a seguir, también tiene sus ensoñaciones imperialistas. El BNG no se conforma con sus pretensiones anexionistas sobre el Bierzo y la parte occidental de Asturias y ha encontrado en un dialecto residual llamado "La Fala" que se habla en la comarca extremeña del Valle del Jálama para incluirla en esa especie de Lebensraum (espacio vital) a la gallega con el que sueñan los nacionalistas.

Sólo así se entiende la visita institucional a la comarca extremeña que realiza este viaje el vicepresidente de la Xunta de Galicia, el nacionalista Quintana a esta pequeña comarca formada por los pueblos de un territorio integrado por los pueblos de Valverde del Fresno , San Martín de Trevejo y Eljas.

Las ambiciones del BNG por incluir al Valle del Jálama dentro de su Gran Galicia imperial ya provocaron el malestar de la Junta de la Extremadura y su ex presidente Rodríguez Ibarra meses atrás cuando el BNG propuso la enseñanza del gallego en estos pueblos extremeños. La Junta respondía que “una vez repuestos del consiguiente ataque de risa" por la propuesta del BNG, rechazaba "las fantasiosas premisas sobre las que se asienta el delirio imperialista de los nacionalistas gallegos” y calificaba la propuesta de “fantochada” y “torpes cantos de sirena” y al BNG de “aprendices de brujo”. También aclaraba que lo que se habla en la comarca cacereña no es gallego, sino "la fala", "un dialecto derivado del tronco común del galaico portugués, con adherencias asturleonesas". Añadía que es la Junta la que se ocupa de "la fala" y que "no necesita abogados foráneos para defender su salud".

Pero los nacionalistas, erre que erre, no se dan por enterados. Nada les hará desistir de esa gran Galicia imperial que tanto ahelan. Según informa un despacho de la agencia Europa Press, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, participa estos días en un curso sobre "A Fala de Xálima", y destacó la necesidad de "profundizar en la difusión de la lengua y cultura gallegas en los territorios en los que se habla", incluidos los que, administrativamente, se encuentran fuera de Galicia, como es el caso del Bierzo y As Portelas en Castilla y León y la comarca del Eo-Navia en Asturias, además del Valle del Jálima, en Extremadura.

"La lengua de cada quien es una de las partes más importantes de nuestro ser y, por eso, su preservación forma parte de nuestra existencia", añadió. Por ello, subrayó que la Xunta "siempre estará interesada en estrechar relaciones" con todos los pueblos y, especialmente, con la comunidad extremeña porque está "unida y vinculada estrechamente con Galicia". De esta forma, brindó su apoyo para fomentar "La fala" para "mantener vivo" el patrimonio lingüístico de esta comarca.

Pese a la obviedad de sus intenciones, Quintana dijo que esta medida "no debe ser entendida" como un "asedio imperialista" por parte del nacionalismo gallego, sino como una oferta de colaboración con las administraciones y la sociedad civil de los territorios "en los que se habla gallego o alguna de sus variantes". "Se trata, únicamente, de una propuesta de trabajo en red, para adecuarse a la realidad y a la complejidad de la sociedad actual en un terreno especialmente propicio, pues las lenguas no respetan fronteras o límites territoriales y administrativos", añadió.

Quintana tachó de "absurdo" que la Xunta y la Junta de Extremadura se sientan "distantes o enfrentadas", en clara referencia al rechazo del Gobierno extremos a la iniciativa del BNG para fomentar el gallego en esta comarca, porque según él Galicia y los habitantes del Jálama "se sienten identificados". Así, apostó por resolver cualquier tipo de malentendido, "si lo hubiera", y aclaró que la Xunta "nunca tuvo ni tendrá interés imperial" sino "ofrecer una mano de amigo" para mantener "A fala". Por ello, tendió la mano a las administraciones locales y autonómica de Extremadura para trabajar conjuntamente por este fin.

En su discurso inaugural, el vicepresidente gallego señaló que la lengua propia es la expresión "más fiel de la identidad". No obstante, indicó que los estudios científicos demostraron que el bilingüismo favorece el aprendizaje de terceros idiomas, "frente a la obsoleta visión de la pugna interior entre lenguas, éstas se benefician y se enriquecen mutuamente", agregó.

Quintana insta a Extremadura a impulsar el gallego sin polémicas «imperialistas»
ÉRIKA MONTAÑÉS ABC 11 Julio 2007

SANTIAGO. ¿Recuerdan los nombres de los tres municipios del valle extremeño del Jálima donde se habla una variante dialectal del gallego-portugués que llaman «la fala»? Valverde del Fresno, San Martín de Trevejo y Eljas saltaron a la actualidad en abril del año pasado porque centraron un agrio encontronazo entre la Xunta gallega y la Junta de Extremadura, ambas presididas por el mismo signo político.

Ante la iniciativa del BNG de expandir el uso del gallego en territorios no adscritos administrativamente a la Comunidad atlántica, la Junta del entonces presidente Juan Carlos Rodríguez Ibarra tachó de «aprendices de brujo» a los nacionalistas por sus «zarandajas» lingüísticas. Ayer, el vicepresidente de la Xunta, zanjó esa reyerta verbal con la primera visita de un cargo institucional gallego al Valle del Jálima.

Paradojas de la vida, Anxo Quintana viajó a la localidad cacereña de San Martín de Trevejo como si de un prestigioso lingüista se tratara, pues por la mañana pronunció el discurso inaugural del curso «A fala de Xálima», organizado por las universidades de Extremadura y Vigo.

En su alocución, el líder del Bloque incidió en que la lengua gallega es «patrimonio de sus hablantes», la «expresión más fiel de la identidad» de los ciudadanos. Por eso, se preguntó abiertamente que si «Galicia y este valle extremeño se identifican», por qué sus representantes institucionales se van a sentir distantes y enfrentados. «Sería absurdo», resolvió el vicepresidente gallego, y a continuación abogó por resolver «cualquier tipo de malentendido, si lo hubiera» entre las dos instituciones.

Cruce se acusaciones
Referente al cruce de acusaciones (y misivas recriminatorias entre la Vicepresidencia de la Xunta y la Consejería de Presidencia extremeña) que tuvo lugar en la primavera de 2006, el dirigente nacionalista apeló a que las propuestas lingüísticas no sean entendidas como «un asedio imperialista» sobre los terrenos limítrofes a Galicia por parte del nacionalismo gallego, sino como una «oferta de colaboración para impulsar la fala». Cabe recordar que la iniciativa del BNG no se circunscribía solamente a este valle extremeño, sino también a los castellano-leoneses de El Bierzo y As Portelas, y la comarca del Eo-Navia, en Asturias, donde tampoco fue bien acogida.

Pero fue el Gobierno del barón socialista extremeño el que se pronunció de forma más elocuente. El «afán imperialista» del BNG fue reprochado abiertamente por Rodríguez Ibarra, hoy retirado y cuyo sucesor, Guillermo Fernández Vara, parece empeñado en endulzar las relaciones con los nacionalistas vecinos. Muestra de ello fue el encuentro y posterior rueda de prensa conjunta que compartió ayer con Anxo Quintana, una foto oficial que aún tendrá que esperar para que la protagonice el máximo mandatario de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño.

Agradecimiento
Quintana agradeció personalmente al presidente extremeño los esfuerzos de la Junta por «revitalizar» la lengua de Rosalía de Castro, y que así no caiga en el olvido, toda vez que la Unesco ya la ha incluido como idioma peninsular en peligro de extinción. Quintana tendió la mano para esforzarse en este sentido, en una suerte de «propuesta de trabajo en red, para adecuarse a la realidad y a la complejidad de la situación actual en un terreno especialmente propicio, pues las lenguas no respetan fronteras o límites territoriales o administrativos». Así lo entendió en su día el BNG, y así pretende aplicarlo

CENSURA EN PRENSA
‘El Periódico de Cataluña’ catalanizó nombres valencianos y baleáricos en una publicida
La inmersión lingüística alcanza la publicidad. El diario nacional-socialista ‘El Periódico de Cataluña’ corrigió los topónimos de una publicidad remitida por Acciona. Como el nivel de los periodistas progres es cada vez menor, los anuncios se publicaron con las tachaduras
minutodigital 11 Julio 2007

Los lectores de ‘El Periódico de Cataluña’ son, en su mayoría, gente trabajadora y humilde del cinturón de Barcelona, venidos o descendientes de Murcia, Andalucía y Aragón. El diario, propiedad del Grupo Zeta, tiene la responsabilidad de haber a difundido el catalanismo entre los votantes de izquierda. Como sucede con el PSC, ‘El Periódico’ está dirigido por nacionalistas, que apoyan la inmersión lingüística y la postergación del español. En esta política no se admiten excepciones ni con la publicidad.

La bitácora http://www.e-dazibao.com/criterio ha recogido sendos anuncios remitidos por el grupo Acciona sobre las líneas de ferry entre las ciudades de la costa peninsular mediterránea y las Islas Baleares en los que se aplicado la toponimia catalanista. Un redactor corrigió los topónimos de Valencia, Alicante e Ibiza para convertirlos en perfectamente catalanes. Como los controles de calidad en ‘El Periódico’ son inferiores a los controles lingüísticos, los anuncios se publicaron en las dos ediciones (en español AQUÍ y en catalán AQUÍ) el 6 de julio con las tachaduras. Por lo que se ve, si los lectores murcianos de ‘El Periódico’ leen Alicante en vez de Alacant, sufren desmayos o taquicardias.

Al día siguiente, ‘La Vanguardia’ cuyo propietario, el conde de Godó, posee también el 40% del diario separatista ‘Avui’, publicó el anuncio de Acciona sin alteraciones AQUÍ, tal como lo había mandado el anunciante. Queda claro, por tanto, que se trató de una corrección hecha en las oficinas del periódico nacional-socialista.

Acciona, que ha participado en arrebatar Endesa a los alemanes y entregársela a un amigo del presidente Rodríguez, ¿habrá protestado por este desprecio o habrá agradecido la sensibilidad de ‘El Periódico’?

¿Traducirá al catalán ‘El Periódico de Cataluña’ los numerosos anuncios de prostitución que publica cada día?

Bernat Soria, un separatista pancatalanista en el Gobierno de España
 minutodigital 11 Julio 2007

Según ha desvelado el programa A Fondo de Radio Intereconomía, dirigido por Enrique de Diego, el nuevo ministro de Sanidad, Bernat Soria es un separatista pancatalanista partidario de los “países catalanes”, una entelequia que agruparía a Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, desgajados de España.

Bernat Soria es socio de la agrupación Acciò Cultural del Paìs Valencia, entidad presidida por Eliseu Climent y que recibe cuantiosas subvenciones de la Generalitat catalana, para difundir las tesis pancatalanistas en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

Acciò Cultural promueve la normalización lingüística al catalán del idioma valenciano, según las normas de Pompeu Fabra, la eliminación de la senyera como bandera de Valencia y la denominación de país valencià, acorde con la concepción de la existencia de una nueva nación: los países catalanes.

La mayoría de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana rechazan esta propuesta, que consideran imperialista y agresiva, pero que ha sido asumida por la izquierda valenciana, lo que ha motivado, en buena medida, su crisis electoral.

Bernat Soria fue homenajeado por Acciò Cultural, acto al que se sumaron la editorial Tres i Qatre y la Fundación catalanista Ausias March.

La presencia en el Gobierno de España de un separatista pancatalanista es una más de las graves incoherencias de Zapatero.

El Foro Ermua concede ex aequo el VII Premio a la Convivencia 2007 a Gabriel Cisneros y a Jaime Mayor Oreja
For de Ermua  11 Julio 2007

Bilbao. 11 de Julio de 2007. El Jurado convocado por el Foro Ermua quiere premiar con la VII Edición del Premio a la Convivencia Cívica, en memoria de José Luis López de Lacalle, a las personalidades de Gabriel Cisneros y de Jaime Mayor Oreja las dos grandes culturas de la convivencia que ha habido en España: la cultura de la Transición y la cultura de Ermua.

Gabriel Cisneros es una ineludible referencia como padre de la Constitución así como demócrata incansable, como defensor de la confrontación respetuosa de las ideas y del consenso en aquello quedignifica y fortalece la vida civil. Y ha sido asimismo un hombre leal a la Carta Magna que ayudó personalmente a construir. Su fortaleza se ha puesto particularmente de manifiesto en estos momentos en los que su salud flaquea pero su espíritu resiste.

Jaime Mayor Oreja representa mejor que nadie el Espíritu de Ermua hasta el punto de que sin él probablemente no habría sido posible éste, sin el papel fundamental que supo jugar como ministro de Interior y como elemento aglutinador de la izquierda intelectual vasca frente al nacionalismo totalitario. Hoy sigue siendo una referencia impagable en un momento en que se hace más que nunca necesario reivindicar aquella cultura de las jornadas de julio de 1997.

Jurado formado por:
Mikel Buesa, Presidente del Jurado
Gustavo Jaso, Secretario del Jurado
Jon Juaristi, Presidente de la Fundación Papeles de Ermua
Mario Vargas Llosa, Escritor
Enrique López, Portavoz del CGPJ
Ignacio Astarloa, Diputado del Partido Popular
Inma Castilla de Cortázar, Vicepresidenta del Foro Ermua
Iñaki Ezkerra, Vicepresidente del Foro Ermua
Santiago Abascal Eskurra, concejal del PP vasco
Antonio Aguirre, exdirigente de PSE
Fernando García de Cortázar, Historiador
Alfredo Pérez Armiñán, Letrado de las Cortes

LOS ENIGMAS 11-M. CAPÍTULO 34
La improbable agresión de El Chino en Bilbao
Hace algunas semanas, Fernando Múgica narraba en detalle el episodio de la supuesta agresión de Jamal Ahmidan al marroquí Larbi Raichi el día de fin de año de 2003. Lo que nos cuenta el sumario es que, aquella Nochevieja, Jamal Ahmidan le pegó un tiro en la pierna a Raichi por una deuda de drogas. La Policía autónoma vasca recogió el casquillo del lugar de los hechos y recibió también, de manos del doctor que atendió a Raichi, el proyectil disparado por Ahmidan. Ese casquillo y ese proyectil resultaron coincidir con dos casquillos y un proyectil encontrados en el piso de Leganés, lo que venía a confirmar que uno de los suicidas de Leganés era Jamal Ahmidan, alias El Chino. Muy providencial, como todo en el 11-M.
Luis del Pino Libertad Digital 11 Julio 2007

- ¿Por qué los listados telefónicos no cuadran con la historia de esa supuesta agresión? - ¿Existió, de verdad, esa agresión en Bilbao?

Múgica ya señalaba en su artículo algunas incongruencias de los informes policiales de balística referidos a este episodio, pero vamos a recordar el episodio completo, porque existen otras incongruencias todavía más llamativas que apuntan a que, de nuevo, nos han querido colocar un episodio ficticio.   La historia oficial Lo que cuentan los informes policiales incorporados al sumario es lo siguiente:  

  • La noche de fin de año de 2003, en torno a las 23:15, Larbi Raichi y su amigo Brahim Chliha entraron en el bar Txikia de Bilbao. Al poco tiempo, entró en el bar Jamal Ahmidan, que perseguía a Larbi Raichi por una deuda de drogas que ascendía a 24.000 euros. Se dieron los tres la mano y salieron a hablar a la calle.
  • Allí, sin mediar palabra, Jamal Ahmidan le descerrajó un tiro en la pierna a Raichi e intentó hacer lo mismo con su amigo Brahim Chliha, pero el arma se le encasquilló y Jamal Ahmidan salió huyendo.
  • Brahim Chliha metió a Larbi Raichi en su coche y se acercó hasta una comisaría de la Policía autónoma, situada a 250 m del bar.
  • Llegó a la comisaría a las 23:32, tal como recogen los informes policiales. Allí, los policías avisaron a una ambulancia.
  • Los agentes 15495 y 9192 se desplazaron hasta el bar, identificaron a las personas allí presentes (las cuales declararon no haber visto nada) y recogieron un casquillo en la acera delante del local. Volvieron a comisaría unas horas después.
  • A las 23:45, los agentes 2701 y 8643 recibieron la orden de acompañar a la ambulancia que trasladó a Larbi Raichi al hospital de Basurto. Allí, el doctor extrajo el proyectil de la rodilla de Raichi y se lo entregó a los agentes. Raichi quedó ingresado en el hospital, siendo dado de alta el 12 de enero.
  • Por su parte, Brahim Chliha se quedó en comisaría, donde los agentes 4352 y 14317 se encargaron de tomarle declaración. El acta de declaración está fechada a la una de la madrugada del 1 de enero de 2004.
  • El 14 de enero a las 17:00, dos días después de salir del hospital, Raichi presenta la denuncia contra su agresor, tomándole declaración el agente 5176.
  • En sus declaraciones iniciales, ni Larbi Raichi ni Brahim Chliha identifican a su agresor como Jamal Ahmidan El Chino. Es después de publicarse la foto de Jamal Ahmidan, el día anterior a la explosión de Leganés, cuando Larbi Raichi amplía su denuncia, diciendo que el que le agredió es el que sale en las fotos difundidas por la prensa.
La sombra de Zouhier
Un aspecto llamativo de la declaración de Larbi Raichi es lo mucho que se parece a esa famosa conversación telefónica grabada a Rafá Zouhier el día 16 de marzo de 2004.
 
Como recordarán nuestros lectores, al día siguiente del atentado del 11-M un juzgado de Alcalá de Henares ordenó intervenir "casualmente" el teléfono de Rafá Zouhier en el marco de una operación antidroga. Como resultado, el 16 de marzo se graba una conversación entre Rafá Zouhier y su controlador "Víctor", en la que Zouhier habla de Jamal Ahmidan. En esa conversación, Zouhier dice de él que se dedica a traficar por Bilbao, que conduce un BMW, que mide en torno a 1,65, que estuvo preso en Marruecos, que está casado con una mujer española y tiene un hijo... Cita el nombre de Jamal, pero en ningún momento menciona el apellido Ahmidan ni el apodo de El Chino.
 
En su denuncia ante la policía autónoma del 14 de enero de 2004, Larbi Raichi dice de Jamal Ahmidan que trafica por la zona norte (Bilbao, Guipuzcoa, Santander), que conduce un BMW, que mide 1,65, que estuvo preso en Marruecos, que tiene una mujer española y un hijo pequeño... Cita el nombre de Jamal, pero en ningún momento menciona el apellido Ahmidan ni el apodo de El Chino.
 
A pesar de que se supone que le conocía de antes, Zouhier no menciona el apodo de El Chino en sus conversaciones iniciales con su controlador "Víctor"; el apodo lo "recuerda" más tarde. De la misma manera, Larbi Raichi, que se supone que traficaba con droga con Jamal Ahmidan, tampoco menciona el apodo de El Chino hasta su segunda declaración, efectuada el día antes del episodio de Leganés.
 
Las únicas diferencias entre esa famosa conversación de Zouhier y la declaración inicial de Larbi Raichi son las referencias que Zouhier hace al extremismo religioso de Jamal (cosa que Larbi Raichi no menciona) y el hecho de que, según Larbi Raichi, Jamal tuviera como característica distintiva una llamativa cicatriz que le cruzaba el labio superior. Zouhier no menciona esa cicatriz en su conversación con "Víctor" del 16 de marzo, aunque sí que lo hace en otra conversación mantenida con su controlador un par de días después.
 
Los teléfonos
Pero lo más extraño es el asunto de los teléfonos. En su declaración inicial, tanto Larbi Raichi como Brahim Chliha hacen mención a que Jamal Ahmidan llama frecuentemente a Raichi para reclamarle su deuda de droga. Proporcionan como teléfono de contacto de Jamal el número 656619534. Y es precisamente el asunto de las llamadas telefónicas el que arroja importantes sombras sobre todo el episodio.
 
Porque, en efecto, los listados de llamadas aportados por las compañías telefónicas e incluidos en el sumario revelan la existencia de decenas de llamadas cruzadas entre Jamal Ahmidan, Larbi Raichi y Brahim Chliha. En esas llamadas, Jamal Ahmidan emplea cuatro teléfonos diferentes a lo largo de los quince días que median entre el 31/12/2003 y el 14/1/2004. Pero también revelan los listados telefónicos otros detalles enormemente interesantes, como son las horas exactas a las que esas llamadas se realizaron. Y esas horas de las llamadas cuadran poco con la historia oficial de esa agresión.
 
Veamos lo sucedido en la Nochevieja de 2003. Según los listados telefónicos, se producen las siguientes llamadas desde uno de los teléfonos de Jamal Ahmidan al teléfono de Brahim Chliha:
 
Origen Destino Fecha Hora Duración
656619534
676135424
31/12/2003
23:35:26
49
656619534
676135424
01/01/2004
0:06:59
64
656619534
676135424
01/01/2004
0:15:32
235
656619534
676135424
01/01/2004
0:23:24
910
656619534
676135424
01/01/2004
2:40:45
663
 
Según ese listado, mientras que Raichi y Chliha están a la puerta de la comisaría, en compañía de los agentes de la Policía autónoma, esperando a la ambulancia que debe llevar al primero a Basurto, Jamal Ahmidan mantiene una conversación de 49 segundos con Brahim Chliha.
 
Después, mientras que Chliha está en comisaría esperando a que le tomen declaración, Jamal Ahmidan le llama otras tres veces, manteniendo sendas conversaciones de 64, 235 y 910 segundos. Sorprendente, ¿verdad?
 
Entre el 1 de enero y el 14 de enero, los tres (Ahmidan, Raichi y Chliha) se cruzan, como ya hemos dicho, decenas de llamadas. Pero veamos qué sucede ese 14 de enero en que Larbi Raichi presenta su denuncia ante un agente de la Policía autónoma que le toma declaración. A partir de las 17:00 (hora en que da comienzo la declaración), se producen las siguientes llamadas de Jamal Ahmidan a Larbi Raichi:
 
Origen Destino Fecha Hora Duración
665417513
665757819
14/01/2004
17:39:16
58
665417513
665757819
14/01/2004
17:40:33
19
665417513
665757819
14/01/2004
17:47:04
110
665417513
665757819
14/01/2004
17:49:13
35
665417513
665757819
14/01/2004
17:49:59
15
665417513
665757819
14/01/2004
17:50:38
22
665417513
665757819
14/01/2004
17:53:04
20
665417513
665757819
14/01/2004
17:54:00
39
665417513
665757819
14/01/2004
17:56:07
14
665417513
665757819
14/01/2004
18:00:43
31
665417513
665757819
14/01/2004
18:11:09
16
665417513
665757819
14/01/2004
18:12:28
12
665417513
665757819
14/01/2004
18:13:46
30
665417513
665757819
14/01/2004
18:26:21
58
665417513
665757819
14/01/2004
18:31:50
11
665417513
665757819
14/01/2004
18:32:24
27
665417513
665757819
14/01/2004
18:36:49
9
665417513
665757819
14/01/2004
18:37:09
10
665417513
665757819
14/01/2004
18:38:44
60
665417513
665757819
14/01/2004
18:40:13
274
665417513
665757819
14/01/2004
18:58:56
29
665417513
665757819
14/01/2004
19:01:40
173
 
Durante hora y media, Ahmidan y Raichi están hablando de forma constante. El agente de la Policía autónoma debió de aburrirse muchísimo, de tanto esperar a que Raichi terminara de hablar con su agresor para poder continuar con la declaración.
 
Evidentemente, hay algo que no cuadra. O los informes policiales son incorrectos en lo que a las horas y fechas se refiere, o los teléfonos atribuidos a Jamal Ahmidan no eran de Jamal Ahmidan o el episodio de la agresión no existió, o al menos no de la forma en que nos lo han contado.
 
Cómo se introduce el tiroteo en la historia
La supuesta agresión de Jamal Ahmidan a Larbi Raichi cumple en la versión oficial un papel secundario. Es simplemente una manera de demostrar por vía indirecta que uno de los suicidas de Leganés era Jamal Ahmidan. Puesto que se encontró en Leganés una bala que coincide con la de la agresión de Bilbao, parece lógico pensar que Jamal Ahmidan estuvo en Leganés disparando su pistola. ¿Por qué hacía falta eso? Pues para despejar las dudas acerca de la identificación de Jamal Ahmidan, ya que el supuesto suicida identificado como Jamal Ahmidan aparecía en realidad en las bases de datos policiales, según las huellas digitales, con la identidad de Ahmed Ajon, no de Jamal Ahmidan.
 
Teniendo esto presente, resulta curioso comprobar cómo se introduce ese tiroteo de Bilbao dentro del sumario. Recordemos que Larbi Raichi presentó su ampliación de denuncia el 2 de abril de 2004, en la que reconocía a su agresor como una de las personas que el juez Del Olmo acababa de poner en busca y captura, un par de días antes del episodio de Leganés, y cuyas fotos acababan de salir en la prensa.
 
¿Qué hubiera sido lo normal?
Lo normal es que, al presentarse esa ampliación de denuncia que afectaba a una de las personas en busca y captura, la Policía autónoma vasca lo hubiera comunicado inmediatamente al juez Del Olmo. Sin embargo, Del Olmo recibe la primera noticia oficial acerca de ese tiroteo de Bilbao el 8 de septiembre de 2004, cinco meses después, a través de una comunicación de la UCIE (folios 24063 y siguientes del sumario), donde la Policía le dice al juez que van a verificar si el proyectil de Bilbao coincide con alguna de las armas encontradas en Leganés. Del Olmo, al tener conocimiento del episodio, ordena que se cite a declarar a Larbi Raichi.
 
Si la agresión había existido realmente, ¿por qué se tardó cinco meses en informar al juez sobre esas andanzas de El Chino en Bilbao? ¿Qué motivo había para no reenviar inmediatamente la información el propio 2 de abril de 2004 al Juzgado Central de Instrucción número 6 que Del Olmo dirigía?
 
La curiosa coincidencia
Quizá la explicación de esta extraña forma de actuar de la Policía se encuentre en una curiosa coincidencia, una más de las que jalonan la instrucción del 11-M.
 
Como ya saben los lectores, en el desescombro de Leganés se recogieron numerosos objetos, los cuales quedaron consignados por el secretario en la correspondiente acta judicial. Además de los objetos reseñados por el secretario, los Tedax entregaron unos días después otra serie de objetos, que dijeron haberse llevado del lugar de los hechos para analizarlos. Entre esos otros objetos se encontraban varios libros coránicos, que es en donde se encontraron casi todas las huellas digitales identificadas en Leganés. Como curiosidad, ninguno de esos libros coránicos presenta, según las fotografías, ninguna huella de la explosión.
 
Pues bien, en el primer informe de análisis de huellas digitales de Leganés, enviado al juez Del Olmo el 8 de junio de 2004 por la Comisaría General de Policía Científica, se identifican cinco huellas digitales correspondientes a cuatro individuos: Abdenabi Kounjaa, Driss Chebli, Farouk Bouhafer y... Younes Rachi.
 
El tal Younes Rachi es un marroquí nacido el 13/12/1972 en Casablanca, hijo de Mohamed y Fátima (folio 15808 del sumario).
 
La verdad es que la casualidad no puede ser más llamativa, porque Larbi Raichi, por su parte, también es marroquí, también nació en Casablanca (el 1/12/1971), y también es hijo de Mohamed y Fátima (como consta en los folios 34724 y 36431 del sumario). ¿Pueden ser Younes Rachi y Larbi Raichi hermanos? ¿Se trata de un error, deliberado o no, de transcripción del apellido, Rachi/Raichi, como sucede en tantos otros lugares del sumario del 11-M?
 
Lo curioso es que, a pesar de haber aparecido su huella el 8 de junio de 2004 en el primer informe de análisis dactiloscópico referido a Leganés, nadie (ni la Policía, ni el juez) llama a declarar a Younes Rachi hasta... el 29 de septiembre de 2004 (folio 24655). Casi tres meses de retraso. La misma desidia que con el asunto de Larbi Raichi.
 
Resulta curioso repasar las fechas de ambos episodios coordinadamente:
  • 31 de diciembre de 2003: Se produce la supuesta agresión de Jamal Ahmidan a Larbi Raichi.
  • 14 de enero de 2004: Larbi Raichi presenta, supuestamente, su primera denuncia.
  • 31 de marzo de 2004: Del Olmo pone a El Chino y otros sospechosos en busca y captura, difundiéndose sus fotografías en los medios.
  • 2 de abril de 2004: Larbi Raichi presenta, supuestamente, su ampliación de denuncia, donde ya identifica a El Chino, al haberle visto en la portada de El Correo. Nadie informa al juez Del Olmo de esta denuncia.
  • 3 de abril de 2004: Explota el piso de Leganés.
  • 8 de junio de 2004: Aparece la huella digital de Younes Rachi en un libro supuestamente encontrado entre los escombros de Leganés. Nadie toma inmediatamente declaración a Younes Rachi.
  • 8 de septiembre de 2004: La UCIE informa por primera vez al juez Del Olmo de la supuesta agresión a Larbi Raichi en Bilbao.
  • 29 de septiembre: Declara por primera vez Younes Rachi ante la Policía. Dice que su huella aparece en un libro coránico de Leganés porque él se llevaba muchas veces prestados libros de la mezquita de Parla y luego los devolvía. Declara también que conoce al presunto suicida Abdenabi Kounjaa de esa mezquita de Parla. Nadie presenta ningún tipo de cargo contra Younes Rachi.
El juez Del Olmo llamó a declarar tanto a Younes Rachi como a Larbi Raichi. El primero declaró ante el juez el 20 de enero de 2005, mientras que Larbi Raichi lo hizo al día siguiente.
 
¿Estamos ante una simple casualidad, ante un simple parecido de apellidos entre dos personas que nada tienen que ver? ¿O estamos ante otra historia fabricada, en la que se "coloca" una huella digital de Younes Rachi en el escenario de los hechos, para convencer a Larbi Raichi de que colabore en la fabricación de una historia que permita afianzar la misteriosa figura de El Chino y "acreditar" su presencia en Leganés a través de un casquillo y un proyectil?
 
Tratemos de pensar bien. Atribuyamos esas coincidencias de nacimiento y de apellido entre Younes Rachi y Larbi Raichi a la mera casualidad. Pensemos que no son hermanos y que nada tiene que ver la huella digital del uno con la historia de la agresión al otro.
 
En ese caso, déjenme que repita algunas de las preguntas que ya hemos planteado: ¿Por qué se tardó tres meses en tomar declaración a alguien, Younes Rachi, cuya huella había aparecido en Leganés? ¿Por qué se tardó cinco meses en informar a Del Olmo de la ampliación de denuncia presentada por Larbi Raichi en abril de 2004, en la que ya identificaba a El Chino? ¿Por qué los listados telefónicos no cuadran con la historia de esa supuesta agresión? ¿Existió, de verdad, esa agresión en Bilbao?

Recortes de Prensa   Página Inicial