AGLI

Recortes de Prensa     Martes 24 Julio   2007

El Estatut y la dilación del Tribunal Constitucional
EDITORIAL Libertad Digital  24 Julio 2007

Ya era hora de que desde la clase política se denunciara la preocupante dilación del Tribunal Constitucional a la hora de fallar respecto a los siete recursos de inconstitucionalidad presentados contra el Estatuto de Cataluña, tal y como ha hecho este lunes el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana. Y no sólo porque, como ha argumentado Zaplana, el Alto Tribunal "no tiene derecho a impedir" que los ciudadanos acudan a votar a unas elecciones generales con conocimiento de causa sobre un debate tan trascendental como este, sino también por la enorme inseguridad jurídica que, tal y como también ha apuntado el Defensor del Pueblo, puede crear esta injustificada demora.

De hecho, el Gobierno catalán, sin esperar a la sentencia, ya ha comenzado a desarrollar aspectos tan polémicos y nucleares de ese estatuto soberanista como el reflejado en su artículo 204, que hace referencia a la creación de la Agencia Tributaria de Cataluña. Semejante proyecto inconstitucional no sólo rompe el modelo de financiación autonómica y convierte en convidado de piedra al Consejo de Política Económica y Fiscal que integran las comunidades y el Gobierno, sino que probablemente es incompatible también con las directrices europeas. Sin embargo, nacionalistas y socialistas, optando por una política de hechos consumados, ya aprobaban hace unos días su creación en el parlamento catalán. Y eso, por no recordar sus previas y escasamente veladas amenazas de desacato si el Tribunal Constitucional se atrevía a declarar inconstitucional el estatuto de marras.

Si inaceptable es la tardanza que están demostrando los magistrados para deliberar sobre la que será, sin duda, la sentencia más trascendental de su historia, no menos bochornosas son las maniobras dilatorias del Gobierno de Zapatero, que han sucedido a sus históricas presiones –no concluidas– para forzar un veredicto favorable a sus tesis. Un buen ejemplo de ello ha sido el escrito –afortunadamente no admitido a trámite por el Alto Tribunal– que le ha dirigido el Abogado del Estado en el que, entre otras cosas, pretendía que se instara a los populares a retirar su recurso contra determinados artículos del Estatuto catalán por entender que estaban recogidos, casi en iguales términos, en los Estatutos andaluz y balear, que sí contaron con el apoyo del principal partido de la oposición.

No vamos a negar ahora la debilidad de los principios y, sobre todo, el enorme error estratégico del PP al dar su apoyo a unas reformas estatutarias que, si bien no alcanzan la clamorosa inconstitucionalidad del estatuto catalán, no tenían otro objetivo que darle cobertura sin la menor demanda social. Sin embargo, no es tarea del Tribunal Constitucional juzgar la coherencia del principal partido de la oposición, exageradamente cuestionada, por otra parte, en el lamentable y politizado escrito del abogado del Estado. Lo que tiene que hacer el Alto Tribunal es pronunciarse de una vez sobre la coherencia y la compatibilidad de estatuto con nuestra Carta Magna, para así poder comprobar si los intentos de enterrar a Montesquieu logran también socavar los pilares de la Constitución y la nación que la sustenta como Estado de Derecho.

I JORNADAS LIBERALES GALAICAS
Vicente Fernandez Perles  24 Julio 2007

El pasado fin de semana del 14 y 15 de Julio, se celebró la versión “beta” de las I Jornadas Liberales Galaicas, que contaron con la asistencia de 24 partidarios de la libertad, que a su vez representaban a las asociaciones, AGLI (Asociacion Gallega por la Libertad de Idioma) – que contó con la presencia de su Secretario y su asesor jurídico-, Vigueses por la Libertad – con la asistencia de su Tesorero-, Coruña Liberal – con la presencia de su Presidenta y su Secretario- y la iniciativa ciudadana “Tan Gallego como el Gallego”. También se contó con la presencia de importantes “blogeros” como los de “Poder Limitado”, “Lugo Liberal” y “Hemiplejia Moral”.

El marco de las Jornadas fue magnífico pues se desarrollaron en la hospedería del Pazo de San Payo en el lugar de Bañobre en el Ayuntamiento de Miño (La Coruña), regentado por las amables y acogedoras “Religiosas de María Inmaculada”.

Las ponencias se iniciaron el sábado por la mañana con una charla que nos ofreció nuestro amigo y coruñes liberal, Manuel Rodriguez, que nos expuso sus extensos conocimientos sobre el sistema electoral y efectuó una propuesta de reforma. El ponente se centró basicamente, en abordar la genesis y analisis de los principales sistemas electorales, las propuestas de reforma existentes en España y además efectuó su propia propuesta de cambio de nuestro sistema electoral. El coloquio posterior se centró en el analisis de las ventajas e inconvenientes entre el sistema proporcional y el mayoritario, el establecimiento de “segunda vuelta” y las barreras porcentuales y territoriales.

Ya en la tarde del sábado otro benquerido “compañeiro” liberal, Jose Antonio Amado, abordó el candente tema del idioma, a través de su ponencia pudimos constatar en una visión integral el iter liberticida que nos ha llevado hasta el Decreto de imposición lingüística aprobado recientemente. A través del posterior coloquio pudimos constatar que todos somos conscientes del diagnóstico, es decir, que ya sabemos el virus que nos aqueja, y ahora el reto es encontrar la terapeutica adecuada y las vacunas de futuro.

Finalizamos las sesiones del sábado con una ponencia de otro insigne baluarte liberal en la universidad, Carlos Ruiz Miguel, que nos habló sobre el tema del Sahara y las relaciones con Marruecos, pudiendo ser conscientes de la desastrosa politica exterior del actual gobierno de España, y de la necesidad de no apoyar la tiránica monarquia alahuí, alineandonos con Argelia y ayudando al Frente Polisario en sus justas reivindicaciones.

Ya en la noche del sábado se armó la correspondiente tertulia nocturna en la que vertiendo importantes argumentos e ideas la comunidad liberal estrechó sus lazos hasta altas horas de la madrugada.

Concluyeron las jornadas con una ponencia de Luis Balcarce ( periodista y “blogero” de Poder Limitado) sobre el “Cheque Escolar” que fue pasado por el tamiz liberal a fin de analizar sus efectos, el coloquio posterior derivó a términos mas generales en los que la familia liberal pudo constatar su abanico de tendencias, desde los que defienden la existencia de un Estado pequeño y fuerte (ultraminimo) hasta los que propugnan su desaparición (libertarios y anarcocapitalistas).
De esta nueva experiencia pudimos extraer la necesidad de que se consolide como un encuentro anual y veraniego, y que en años venideros se aperture al público en general con la oportuna difusión, con el fin de fortalecer y vertebrar el polo de la libertad en el Finisterre de la Vieja Europa.

Espectáculo socialista en Navarra
Editorial ABC 24 Julio 2007

EL balance político del Partido Socialista de Navarra desde las elecciones de 27 de mayo empieza a merecer un estudio de ciencia política, porque no se puede incurrir en tantas contradicciones, y tan graves, en tan corto espacio de tiempo y sobre asuntos esenciales para su posición en la Comunidad navarra. El PSN interpretó los resultados electorales como una expresión de la voluntad de los ciudadanos de mandar a la oposición a Unión del Pueblo Navarro, pese a que esta formación había aumentado votos y escaños. El segundo fue considerar que el cambio debía liderarlo su candidato, Fernando Puras, a pesar de ser la tercera fuerza política. A partir de estas premisas, el PSN dio por hecho el acuerdo con Nafarroa Bai. La prioridad era el poder, aun a sabiendas de que si NaBai escondía sus propuestas más radicales -inmersión en el euskera de las zonas castellanohablantes, consulta de anexión al País Vasco, organismos conjuntos con esta comunidad- sólo sería para aparentar la moderación que requeriría la presentación en público de una coalición con muy mala prensa en el resto de España. De esta forma, el PSN acabaría haciendo buenos los temores no tanto de que «vende Navarra», sino de que el socialismo abriría brecha en el foralismo navarro para dar a los nacionalistas vascos un éxito histórico: meterse en las instituciones de Navarra.

Sin el proceso de negociación con ETA y sin el interés de Zapatero en mantener vivos algunos rescoldos de los cinco años de contacto con Batasuna y, luego, con los etarras, el PSN no se habría planteado tan decididamente la coalición con NaBai. Y si a Rodríguez Zapatero no le pesaran tanto los temores a un rechazo electoral en 2008 por el pacto con los nacionalistas, Puras no habría tenido que plegarse a las órdenes del PSOE y dejar al PSN en la peor encrucijada posible, al haber apostado por un acuerdo con los nacionalistas que no se va a producir y verse ahora en la tesitura de facilitar un gobierno de UPN. La incoherencia del PSN y las contradicciones internas - Teresa Fernández de la Vega y José Blanco mantuvieron ayer posturas no coincidentes en lo referente al papel que deberían adoptar los socialistas navarros- ha adquirido carácter de irresponsabilidad absoluta, porque ha provocado la mayor desestabilización institucional nunca antes conocida por esta comunidad.

El PSN se ha visto forzado a no gobernar, pero tampoco parece del todo dispuesto a dejar que otros lo hagan. Puras ha tenido que desdecirse de su pacto con NaBai porque a Zapatero le conviene electoralmente. Lo que está sucediendo en Navarra podría ser únicamente el resultado de la táctica socialista de ganar tiempo hasta las generales de 2008.

Juventudes Socialistas
Old New Reds
Cristina Losada Libertad Digital 24 Julio 2007

De haber leído El conocimiento inútil, las Juventudes Socialistas podrían entender algunos de sus propios actos. Sabrían, por ejemplo, que ese vídeo promocional suyo, injustamente divulgado, obedece a la necesidad de reconstruir "el universo maniqueo que precisa (la izquierda) para sentirse a sus anchas". Revel detectaba esa pauta hace veinte años. Desde entonces, poco ha cambiado por aquí que no sea para peor. La creación del enemigo, pulsión de regímenes autoritarios y totalitarios, tiene para el PSOE de hoy mayor importancia que para el de ayer. Ha aumentado su inseguridad, así como el riesgo de sus apuestas. Una campaña como la que lanzan contra la derecha "cada vez más de derechas" –Blanco aún diría más: cada vez más de derechas– llena de autocomplacencia al que la emprende, pero revela un descomunal vacío. Sin enemigo, no son nada. Como nada son, lo inventan.

Esa nada se muestra en plenitud en el proyecto del nuevo jefe del equipo juvenil socialista. Preguntaba Revel: ¿A qué puede enganchar la izquierda todavía su identidad cuando se ha visto privada de ideología y de programas? Las Juventudes Socialistas creen, a imitación de sus mayores, que el rótulo basta. De ahí, esa idea genial de promover un proyecto a la izquierda del PSOE. Pero si uno quiere saber, curioso que es, en qué consiste la historia, se encuentra en primerísimo lugar con la legalización de la eutanasia. Cuidado. Quién diga que no se trata de una preocupación prioritaria de la juventud, no ha leído el Diario de la guerra del cerdo de Bioy Casares. Aunque para ilustrarse sobre este punto, lo suyo es acudir a unos pioneros, o sea, a los nazis.

La eutanasia, sin embargo, ahora es de izquierdas. Y no únicamente porque es de izquierdas lo que los partidos de izquierdas dicen que es de izquierdas. También por necesidad. Apenas quedan mercancías en el establecimiento que anuncia el rótulo. La obsesión intervencionista ha debido desplazarse de la economía a la moral. En ese ámbito, practican ahora estos socialistas la intromisión en la esfera privada, ese juego favorito. Una injerencia que alcanza su cenit lunático en la pretensión de moldear los sentimientos y los afectos, que persigue la Educación para la Ciudadanía.

Qué viejas están las Juventudes. Metidas en la senectud, se resisten a desprenderse de símbolos que presidieron las mayores abominaciones perpetradas en el pasado siglo y aún en éste. En gustos musicales no salen de sus años mozos, con La Internacional, Ay, Carmela y otros hits de actualidad entre sus favoritos. Si bien de "internacionalismo", nada. Ni los nacionalismos –que consideran ¡progresistas!– ni el terrorismo de esa matriz o islamista, les preocupan. Las amenazas que hoy se ciernen sobre la libertad no perturban su senil modorra. Para una organización decrépita, la eutanasia sería una digna salida. Pero, ¿en qué mundo viven estos niños viejos? Aparte, quiero decir, de aquel en que se aprenden las artimañas para llegar a burócratas de la política –la especie más dañina del siglo, al decir de Paul Johnson.

El lugar común de que la juventud es rebelde se demuestra falso una vez más. Tenemos a obedientes seguidores de directrices que marcan el partido nodriza y la corrección política. Esa ortodoxia, por cierto, no conoce herejes en ninguno de los dos grupos rivales. "Queremos partir de problemas reales", ha dicho el jefe de las Nuevas Generaciones. Y cita acto seguido la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. La juventud políticamente organizada está gagá. Una, apegada a los mitos de una ideología de frutos funestos, y otra, embobada por las imposturas que han ocupado su lugar. Lo dicho, el conocimiento inútil.

Comunismo y Democracia ¿polos opuestos o sistemas parecidos?
Francisco Rubiales Periodista Digital 24 Julio 2007

Usted, inocente, cree que la democracia vigente es la cara opuesta del comunismo, pero que equivoca porque los dos sistemas se parecen demasiado.

Muchos pensamos que la democracia representativa moderna no es, ni mucho menos, el sistema opuesto al comunismo. Si lo fuera, no habría resultado tan fácil el tránsito del comunismo a al democracia realizado por los europeos orientales, cautivos durante décadas del stalinismo. En realidad, son dos sistemas más parecidos de lo que la gente cree. La diferencia principal es que la democracia permite dos derechos importantes: votar y ejercer un elevado márgen de libertad de expresión, mientras que el comunismo, torpemente, los suprimió.

La gente vota y grita en las democracias, pero ni el voto, ni el grito dañan la hegemonía de los oligarcas en el poder. El Estado en las actuales demoscracias degeneradas es, si cabe, todavía más fuerte y dominante que el Estado soviético, además de mucho más inteligente. No necesita la censura porque ha logrado imponer la autocensura y gestiona el miedo y la mentira de manera sofisticada y hábil, logrando que los esclavos se sientan libres. Los poderosos en las democracias gozan de los mismos o superiores privilegios que los que disfrutaba la nomenklatura de Breznev: sueldos altos, coches oficiales, acceso a la corrupción y a fondos secretos, impunidad práctica, poder sobre los demas, ostentación, etc.

El sistema seudodemocrático que nos gobierna y el anticuado sistema soviético funcionan con el mismo mecanismo básico: El Estado aplica fuerza letal a toda la población para abastecerse de todo lo necesario, sin tener que justificarse.

Ambos estados recaudan de manera inmisericorde impuestos y encarcelan, a punta de pistola, al que se niega a pagarlos, esté o no de acuerdo con el fin a que se destinen esos fondos. Ambos sistemas han asesinado a Montesquieu y dominan y contaminan los grandes poderes del Estado, incluso la Justicia, que está sometida al poder político. Los dos sistemas interpretan las leyes como conviene al poder, aplicándolas con dureza al adversario y de manera benévola para el aliado. Un sistema y otro odian al ciudadano, han devaluado al individuo y lo han expulsado de la política, ejercida en régimen de monopolio por partidos que, aunque dicen respetar la democracia, funcionan internamente con reglas totalitarias, igual que el viejo PCUS. Ambos sistemas han ocupado la sociedad civil y la han llevado hasta el borde del exterminio, aunque la democracia lo hace hipócritamente, estrangulandola mientras habla de la importancia del ciudadano y proclama su respeto al equilibrio (inexistente) entre las esferas públicas y privadas.

En realidad, las democracias que hoy dominan Occidente ya no son democracias sino partitocracias oligárquicas transformadas en el espacios dominados por la mentira, la manipulación, la hipocresía y el cinismo. La verdad y la igualdad , valores esenciales de la democracia, han sido aplastadas, mientras que la libertad funciona más como sensación que como fuerza transformadora.

De todas las doctrinas que conozco, la única que realmente ocupa el lado opuesto del comunismo es el anarcocapitalismo, bajo el cual no hay Estado opresor y ningún adulto está obligado a hacer aquello que no desee. La civilización que proclama el anarcocapitalismo es pacífica y es la única que renuncia a imponerse coercitivamente.

Si crees, como yo, que el Estado es una institución inmoral, ineficiente en la práctica, que siempre está dominado y gestionado por partidos políticos que suelen apestar a totalitarismo y que defienden los intereses de la oligarquía, te invito a que leas a autores como Mary Ruwart, Hans-Hermann Hoppe, Noam Chomsky, Bruce Benson y otros pensadores libertarios. Pronto descubriras que "otro mundo es posible" y que ese mundo, auténticamente democrático, es el verdadero hábitat natural del ciudadano libre.

FR Voto en Blanco

Ninguna ley puede oponerse a la libertad
LÍNEA EDITORIAL minutodigital 24 Julio 2007

Este fin de semana hemos vuelto a ver las orejas al lobo. Zapatero, rodeado de los señorítos de las Juventudes Socialistas, anunció en el cierre del Congreso Federal de las mismas, y en referencia a la Educación para la Ciudadanía, que no piensa permitir que "ninguna fe puede oponerse a la soberanía popular, que reside en el Parlamento, ni a las leyes que de la misma dimanan". Así ha puesto de manifiesto, una vez más, su raíz totalitaria.
El Sr. Presidente del Gobierno pretendía, con tal declaración, dar a los católicos una lección de Derecho Constitucional. Sin embargo, lo único que hizo fue demostrar sus intenciones liberticidas y su ignorancia del Derecho, por lo que quizá sea necesario darle una “píldora educativa” desde los medios de comunicación libres.

Durante muchos siglos los gobernantes occidentales tuvieron un límite al ejercicio de su poder: la moral cristiana. Esta moral, además, no era un conjunto de normas sin sentido, sino que constituían la mayor construcción racional de Occidente. Por eso Santo Tomás definía la Ley como “ordenamiento racional dirigido al Bien Común”: es decir, sin el previo ejercicio de la Razón no nos encontrábamos ante una ley, sino ante un falsa ley que por tanto no era de obligado cumplimiento. Sin embargo, a raíz de la invención del Estado por parte de Maquiavelo, y la dotación de contenido del mismo con Bodino, este límite fue poco a poco desapareciendo. Así se configuraron los Estados Absolutistas, que aún tuvieron que hacer frente a un límite: la moral que sobrevivía en sus ciudadanos. Fue en el siglo XIX y en el XX cuando este último límite acabo por desaparecer, y entonces surgieron los regímenes más despiadados de la historia de la humanidad: los totalitarismos (comunismo, socialismo real y nazismo principalmente).

Pues bien, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial las naciones libres se dieron cuenta que para evitar el progreso de los regímenes genocidas sólo quedaba una posibilidad: limitar el poder. Esta limitación se construyó a través de los Derechos Humanos (desgraciadamente de raíz netamente voluntarista), que curiosamente fueron rechazados por los totalitarismos aun vigentes: comunismo y socialismos reales.

Precisamente los Derechos Humanos tienen su eje fundamental en la libertad religiosa y de conciencia, pues ambas son las garantes de la libertad civil y política. Es por eso por lo que ningún Gobierno puede imponer desde el poder una ideología a la fuerza, y mucho menos a los niños, que son los más indefensos de los ciudadanos. Igualmente por eso, a cualquier conciencia amante de la libertad le repugna la imposición de una ideología de Estado, que es precisamente lo que quiere hacer Zapatero.

El segundo error de estas declaraciones es dónde pone Zapatero el foco de atención: en el PP y en la Iglesia. Y ello cuando el foco de atención debería ponerse en los padres, que son los que están llevando a cabo la objeción de conciencia a la Educación para la Ciudadanía para defender su libertad. Y es que en las naciones libres la Educación les pertenece a la familia, no a los Estados... justo lo contrario de lo que pasa en los Estados Totalitarios.

Estas declaraciones son, sin duda alguna, las más ominosas de las vertidas hasta ahora por el pequeño dictador que tenemos por Presidente; y demuestran, precisamente, lo acuciante de la situación: o los padres de familia salen en defensa de la libertad civil y política o dejaran a sus hijos una Nación sin libertad, dignidad, religión ni justicia, que son las únicas cosas por las que de verdad un hombre debe luchar hasta el final.

Laicismo, educación y ciudadanía
Editorial ABC 24 Julio 2007

LA polémica sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía no sólo no cesa, sino que, a medida que se aproxima el nuevo curso escolar, aumenta la polarización de posiciones a favor y en contra. Este efecto disgregador es suficiente por sí solo para valorar negativamente esta nueva materia y demandar del Gobierno su retirada del currículo escolar, porque no es viable un modelo educativo que presente una quiebra de tal envergadura como la que existe entre la jerarquía y los centros católicos, por un lado, y el Ejecutivo socialista, por otro. Rodríguez Zapatero justificó aún más los motivos para el rechazo cuando, ante las Juventudes Socialistas -llamadas a sí mismas «nuevos rojos», título rancio donde los haya-, proclamó que «ninguna fe puede oponerse a la soberanía popular, que reside en el Parlamento, ni a las leyes que de la misma dimanan». El presidente del Gobierno hizo un análisis propio de otra época o de otro país, pero su agresividad laicista no tiene lugar en la España actual, porque nadie pretende imponer fe alguna a la ley, ni sustituir la soberanía popular por un ideario religioso.

Por radical que sea, la discrepancia con una ley es siempre legítima si se expresa pacíficamente y a través de los cauces constitucionales. Además, hay casos en que las convicciones religiosas y morales se imponen al cumplimiento de la ley, como sucede con el secreto de confesión o la objeción de conciencia frente al aborto. Zapatero no debe olvidar que, si hay una libertad individual especialmente vinculada al origen del sistema democrático, ésa es la religiosa, por lo que la contraposición que hizo entre fe y Parlamento es una muestra de notoria superficialidad en el manejo de conceptos básicos de teoría política. Cuestión distinta es que el presidente del Gobierno haga algún día esta defensa de la aconfesionalidad del Estado en los foros de su Alianza de Civilizaciones, algo que agradecerían los grupos democratizadores del mundo musulmán.

El problema es que la Educación para la Ciudadanía, al margen de los contenidos concretos de cada libro editado para su enseñanza, falla en su origen, porque pretende ejecutar en las aulas el propósito del Gobierno de formar a los alumnos en una determinada forma de ser ciudadano, cuando la ciudadanía democrática es, ante todo, una forma de «estar» en la sociedad y de respetar los límites al ejercicio de los derechos y las libertades. Para esto último bastaría enseñar a los alumnos los principios políticos de la Constitución de 1978, empezando, por ejemplo, por el que define a España como patria común e indivisible de todos los españoles. Pero es todo un síntoma de las verdaderas intenciones políticas de esta iniciativa educativa que el PSOE y el Gobierno, cuando insisten en que la asignatura defiende los «valores constitucionales», no incluyen entre éstos la identidad nacional y el respeto a los símbolos nacionales, que, por otro lado, es lo primero que aprenden los niños y los jóvenes en los países de nuestro entorno. El Gobierno practica un intervencionismo moral en la formación de los alumnos que es impropio de un sistema de libertades.

Frente a este grave error del Gobierno, la Iglesia Católica y la comunidad educativa confesional deberían responder con criterios comunes y argumentos sólidos. La objeción de conciencia es, en general, una opción legítima de todo ciudadano, pero debe tener sus condiciones y su contexto. La discrepancia entre los centros católicos y un sector de la jerarquía católica confunde a los fieles y traslada la polémica de la asignatura a quienes la van a padecer, y no a quienes son responsables políticos de su aprobación. La objeción de conciencia es un recurso legal cuando la invoca quien está obligado a realizar una prestación que contradice sus creencias. Es discutible que un alumno o una familia esté en esta situación respecto a la Educación para la Ciudadanía, sobre todo porque, como señalaba ayer en ABC el obispo de Málaga, monseñor Dorado, va a ser impartida en centros católicos, que serán los encargados de hacer llegar a los jóvenes los contenidos de la materia debidamente adaptados a los principios de sus respectivos idearios. Esta polémica entre católicos es un regalo que no merece el Gobierno.

Delenda est Prisa
ENRIQUE DE DIEGO minutodigital  24 Julio 2007

Desde que se le fuera de las manos a Manuel Fraga el proyecto de El País y se hiciera con el control el cachorro del franquismo, Juan Luis Cebrián, el grupo PRISA ha sido nefasto para la nación. Desde el primer número propugnó una ética civil que se parece bastante a lo que siempre se ha conocido como inmoralidad, con el añadido de fuertes dosis de hipocresía. PRISA e hipocresía son sinónimos. PRISA y ese todo por la pasta más lo políticamente correcto van de la mano. PRISA es el gran bastión de la cultura de la muerte en España. Promovido por notorios franquistas, el grupo ha hecho, curiosamente, del antifranquismo una paranoia, que sólo se entiende como sublimación y exorcización de profundos complejos de culpa.

Cada uno de los medios del grupo se ha dedicado al desorden moral de la sociedad y a promover la expoliación de las clases medias, propugnando el trasvase de fondos públicos a un cúmulo de pesebres parasitarios en nombre de la cultura.

Además, se han mostrado siempre proclives a la cesión a los nacionalistas, con los que tienen acuerdos económicos sustanciosos y de los que obtienen pingües beneficios. estableciendo una relación estrecha con el poder, PRISA ha sido sistemáticamente beneficiada por todos los gobiernos, incluidos los del Partido Popular, hasta formar parte de la misma estructura del Estado.

PRISA, en la que hay sin duda buenos profesionales y competentes gestores, no es la gloria del periodismo sino su miseria. Periodismo de nomenclatura dedicado, de hoz y coz, al mercantilismo.

PRISA ha sido la proyección de Jesús Polanco y de Juan Luis Cebrián. Empieza una nueva etapa llena de más interrogantes de los que se pretende hacer creer. En primer lugar, porque su línea editorial se ha quedado obsoleta y no se percibe ningún modelo de recambio. Porque su radicalismo se ha tornado enfermizo y su doble moral se ha instalado como un instinto que resulta ya previsible y aburrido. Y porque Cebrián tendrá muy difícil mantener con la nueva generación las relaciones que tenía con el patriarca fallecido.

Ah, y aunque la verdad ofenda, la línea editorial de El Mundo –progre vergonzante- y la de El País son básicamente la misma. Sólo se diferencian por sus intereses contrapuestos. Delenda est PRISA!

Regiones ricas, más ricas
Manuel Molares do Val Periodista Digital 24 Julio 2007

La Constitución española respetó la tradicional fiscalidad foral vasca y navarra, lo que provocó celos en Cataluña, cuyos políticos han aprovechado la debilidad del actual Gobierno para conseguir similares ventajas, despertando a su vez las mismas apetencias en otras comunidades.

Con la excepción foral, la Constitución promulgaba la unidad fiscal y la redistribución de la renta del resto de España, pero esta ley fundamental se ha roto: para conseguir el apoyo del pequeño partido secesionista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), el Gobierno aceptó despedazar la caja fiscal única, entre otras denigrantes concesiones.

Desvirtuando con trucos leguleyos la Constitución y presionando al Tribunal Constitucional, la España reinventada por ZP no será la que había mantenido la cohesión regional, social y ciudadana de los últimos treinta años.

Los impuestos de todos los contribuyentes de los territorios ricos irán a los ricos de esos territorios. Los de los contribuyentes pobres de los territorios pobres también irán a los ricos de los territorios ricos. Y los habitantes de los territorios pobres volverán a emigrar a tierras de los ricos.

Ahora, hasta los dirigentes de Madrid, Valencia y Murcia, del Partido Popular, que se negaba a admitir la independencia fiscal que está imponiendo Cataluña, dicen que si esa región la logra, ellos también la impondrán.

Gobierna España el PSOE, pero parece hacerlo la CEDA de 1934, o quizás una organización de comunas capitalistas con disfraces rojos.

Entre tanto, los gobernantes del País Vasco rechazan que otros vayan a ser sus iguales y se lanzan sin freno hacia la independencia.

Lo hacen porque ven a un gobierno tan débil que se humilla ante quienes le conceden ayudas momentáneas, grandes chutes de endorfinas para ZP y sus poderadictos que todos pagaremos muy pronto.

HIZBUFIL
GEES Libertad Digital 24 Julio 2007

¿Tiene sentido la misión de la ONU en el Líbano donde patrullan como cascos azules algo más de mil soldados españoles? No, si la única preocupación de sus responsables es evitar más bajas a cualquier precio. Y no, desde luego, si ese precio es legitimar de cualquier forma a Hezbolá.

Las noticias que llegan desde el sur del Líbano estos días no son muy tranquilizadoras a ese respecto pues, según se ha recogido en diversos medios de comunicación libaneses (ver, por ejemplo NOW Lebanon), los mandos militares españoles podrían haberse reunido con jefes de Hezbolá no sólo a fin de recabar información sobre el ataque que costó la vida a seis de sus hombres el pasado mes de junio, sino, sobre todo, para solicitar su activa participación en la seguridad de nuestro contingente. Algunos periodistas como Nicholas Blanford llegan a hablar de escoltas armadas de los terroristas de Hezbolá para nuestras tropas. Eso supondría, de hecho, haber capitulado frente a las ambiciones de la banda armada libanesa al servicio de Damasco y Teherán.

El ministerio de Defensa español afirma creer que Hezbolá no fue la responsable del atentado contra las tropas españolas. Pero ¿puede alguien imaginarse, por ejemplo, que el IRA pusiera un coche bomba contra un convoy de la Ertzaintza en Vergara sin que ETA y su entorno lo supiera con antelación? La inocencia de Hezbolá es poco creíble habida cuenta de que controla absolutamente el entramado social en el sur del Líbano desde hace casi una década.

Pedirle a los terroristas escolta y protección puede parecer lo más lógico para evitar nuevos ataques, pero sólo en lo superficial. En realidad nuestros soldados se están malvendiendo a los violentos chiíes del Líbano, quedando completamente a su merced y voluntad. La lección que nuestros mandos militares y responsables políticos debieran haber sacado es justamente la contraria: que nunca se puede esperar un buen trato con mala gente. Y Hezbolá es mala gente que en estos momentos se encuentra pensando en cómo acabar con el Gobierno legítimo en Beirut.

Las fuerza de la FINUL reciben cotidianamente visitas de los "lugareños" en las que se hace notar lo bien que conocen a sus integrantes, sus movimientos, sus rutinas, etc. El ataque contra el convoy español no es sino un aviso más en esa continua escalada de intimidación. El Gobierno y los mandos militares deberían confirmar o negar cuanto antes las noticias sobre estas escoltas privadas de Hezbolá. Porque tarde o temprano los escoltas volverán sus armas contra nuestros soldados si de verdad éstos quieren hacer valer las resoluciones de la ONU por las que están allí desplegados. Si la FINUL / UNIFIL se pliega a Hezbolá, más valdría renombrarla HIZBUFIL.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

PROMUEVEN UN GRAN ACUERDO PSOE-PP
Varios grupos crean una alianza cívica contra el nacionalismo
La reacción cívica en contra de los excesos del nacionalismo tendrá en breve una nueva plataforma para su expresión. Según informa este lunes el diario La Razón, varias organizaciones, como el Foro de Ermua, Denaes o la Fundación Concordia entre otras, se han puesto de acuerdo para promover un cambio político en España en torno a los dos grandes partidos para poner coto al poder de los nacionalismos y de las minorías frente a los deseos mayoritarios de los españoles.
Libertad Digital 24 Julio 2007

Se está creando un auténtico movimiento cívico antinacionalista, articulado por grupos de izquierdas y derechas, que quiere promover un cambio político sustancial en España. Sus primeros firmantes son el Foro de Ermua, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), la Fundación Papeles de Ermua, Convivencia Cívica Catalana y la Fundación Concordia, liderada por Aleix Vidal Quadras.

Juntos han elaborado un texto que, según ha confiado Vidal Quadras al diario madrileño "lo tenemos preparado, el texto exacto y detallado de la reforma". Una reforma profunda y que afecta nada menos que al Preámbulo de la Constitución para aclarar el valor y el significado de la Nación Española, y eliminar, por la confusión generada, el término "nacionalidades".

El actual texto es fruto de las circunstancias de la Transición, pero el sistema político ha permitido que se aprueben textos como el nuevo Estatuto de Cataluña (cuya constitucionalidad está sub iudice) y otros, que promueven un modelo "asimétrico y conferencial", que según los miembros de este movimiento ha producido "una crisis del sistema político" que no tiene precedentes.

Para poner coto al nacionalismo, aliado en la actualidad con el PSOE de Zapatero, y fortalecer el Estado-Nación, la nueva plataforma, ideológicamente abierta a izquierdas y derechas, propone entre otras cosas regular el uso del castellano en la Constitución o precisar en el texto que no se permitirán partidos políticos que no funcionen de forma democrática o amparen la violencia, en referencia clara a Batasuna-ETA. Del mismo modo, quiere restituir ciertos poderes en el Estado central y eliminar las transferencias del 150.2. También se suman a las voces que piden la eliminación a la prelación del varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona.

Pero las propuestas van más allá. El texto del nuevo movimiento quiere variar el sistema de elección del Congreso, para que las minorías nacionalistas no tengan un poder, una representación, que no responde a la realidad de la voluntad mayoritaria de los españoles. Este punto se incluye en coincidencia con el anuncio por Mariano Rajoy de que propondrá una reforma en el sistema electoral precisamente con el mismo objetivo.

El objetivo es que lleguen a un acuerdo los dos grandes partidos. Pero si bien el PP podría mostrarse favorable a un acuerdo de este tipo, los propios promotores del movimiento cívico reconocen que sólo un cambio en el liderazgo del PSOE, tras una derrota electoral, podrá sumar el apoyo de los socialistas.

CRITICA LA "EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA"
Ciudadanos propone la devolución de Educación al Estado para detener la "deriva nacionalista"
Ciudadanos ha anunciado en un comunicado que incluirá en su programa electoral para las elecciones generales la devolución de las competencias educativas al Estado central ya que "la principal preocupación del gobierno debería ser procurar que la educación sea la misma en todo el territorio" pero "su deriva nacionalista lo impide". Esta propuesta se produce un día después de saberse que varios grupos sociales articulan un programa contra el nacionalismo que también propone fijar ciertas competencias del Estado.
Libertad Digital 24 Julio 2007

Ciudadanos se lamenta, en una nota emitida este martes, de que "la principal preocupación del gobierno debería ser procurar que la educación sea la misma en todo el territorio, pero su deriva nacionalista lo impide". Para lograr ese objetivo, "en nuestro programa electoral vamos a proponer que el Estado recupere todas las competencias sobre educación, una materia que tanto el PSOE como el PP han dejado de forma irresponsable en manos de los partidos nacionalistas", continúa.

C's también critica la asignatura de Educación para la Ciudadanía, ya que lamentan "que el Gobierno lleve adelante esta medida sin el apoyo del principal partido de la oposición", así como que "el gobierno se crea legitimado para determinar qué valores democráticos se deben inculcar". No obstante añade que "una asignatura de estas características debería servir para hacer conocer a los alumnos sus derechos y obligaciones como ciudadanos".

Ciudadanos hace una valoración de la situación política actual, y hace mención al cambio en la dirección del Partido Popular de Cataluña (PPC). Reconoce "la dimisión de Josep Piqué y su substitución por una persona con un lenguaje claro de oposición al nacionalismo", en referencia a Daniel Sirera. Pero cree que el PP "ve que su futuro depende de los partidos nacionalistas". Y así es como entiende "su propuesta de modificación de la ley electoral, que no rebaja el poder desmedido de partidos de ámbito autonómico, que resuelve únicamente la situación de la elección del presidente, y que no soluciona la falta de representación de otros partidos que se presenten en todo el territorio nacional".

También critica las palabras de Juan Costa "tendiendo la mano nuevamente a los partidos nacionalistas, algo que éstos van a utilizar para poner precio a su apoyo y no retroceder ni un milímetro en sus reivindicaciones, todas ellas contrarias a la igualdad de los españoles".

También tiene palabras para el Partido Socialista, del que pone en duda su condición de partido nacional. Considera que "el partido socialista se encamina hacia una federación de partidos nacionalistas dispuestos a todo por seguir alcanzar cuotas de poder". En ese sentido, critica "el espectáculo de cálculo político indecente que está haciendo en Navarra es una muestra, como también lo son la aprobación de leyes en Cataluña que, incluso, superan las previsiones estatutarias, en desarrollo de un estatuto que puede ser declarado inconstitucional".

"NO TIENE DERECHO" A POSPONER LA RESOLUCIÓN
Zaplana insta al TC a emitir un fallo sobre el Estatuto catalán antes de las elecciones
El portavoz del PP en el Congreso ha instado al Tribunal Constitucional a que falle respecto a los siete recursos de inconstitucionalidad presentados contra el Estatuto de Cataluña. Eduardo Zaplana ha recordado al Alto Tribunal que "no tiene derecho a impedir" que los ciudadanos acudan a votar a unas elecciones generales sin conocimiento de causa sobre un debate trascendente en España.
Libertad Digital 24 Julio 2007

El dirigente popular, durante su intervención en uno de los cursos de verano de El Escorial, hizo un balance de la actual legislatura y señaló que "nunca ha habido tanta conflictividad territorial en España como hay ahora".

Como ejemplo de esa conflictividad territorial, mencionó los siete recursos de inconstitucionalidad interpuestos contra el Estatuto de Cataluña –muchos de ellos, recordó, con origen en Administraciones gobernadas por el PSOE-, de ahí que apelara a la "obligación" que tiene el Alto Tribunal de emitir un fallo sobre esos recursos antes de las elecciones generales.

"El Tribunal Constitucional no puede impedir que los ciudadanos acudan a votar a unas elecciones generales sin conocimiento de causa sobre un debate trascendente en este país. No lo puede impedir. No tiene derecho a impedirlo. Porque, además, está en condiciones de poder resolver", agregó.

Zaplana argumentó que el sistema político español, la Democracia española, merece conocer si esa reforma estatutaria es o no constitucional, e hizo hincapié en que ocultar o dilatar una resolución de ese trascendencia "no se lo merece el Gobierno que asuma la responsabilidad futura y emane de las urnas, no se la merece la sociedad española y es un mal servicio a los ciudadanos".

Apuntó también que cuando el abogado del Estado "ha sido capaz de hacer el ridículo como lo ha hecho" con una medida absolutamente dilatoria y no exenta de presión, "qué no estará haciendo el Gobierno", apostilló el portavoz popular, que insistió en que es muy fácil para el Tribunal Constitucional hacer ese servicio a la Democracia española.

La Comisión de Enseñanza diseña una hoja de ruta para eludir Ciudadanía
M. ASENJO/ J. BASTANTE. MADRID ABC 24 Julio 2007

La Conferencia Episcopal mantiene una postura inequívoca sobre Educación para la Ciudadanía, asignatura que considera «inaceptable en el fondo y en la forma» y ante la que los padres tienen derecho a oponerse con «todos los medios legítimos» a su alcance.

¿Y cuáles son estos medios? La respuesta o, cuando menos, una hoja de ruta para llegar a esos medios, se encuentra en el documento titulado «Posibles actuaciones jurídicas frente a la implantación de la asignatura Educación para la Ciudadanía», cuyo borrador empezó a debatir ayer la Comisión Episcopal de Enseñanza.

El texto, cuya versión definitiva verá la luz el próximo mes de septiembre, ha sido elaborado por el Servicio Jurídico de la Conferencia Episcopal, bajo la dirección de Silverio Nieto y con la colaboración de prestigiosos juristas.

A lo largo de medio centenar de páginas divididas en dos grandes capítulos, se intenta trazar el camino jurídico que las familias pueden seguir para proteger a sus hijos ante la nueva disciplina, que comenzará a impartirse el próximo septiembre en 3º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en siete autonomías.

El primer apartado, de carácter introductorio, desarrolla los tres documentos que el Episcopado ha emitido sobre la polémica asignatura y sus conclusiones. Así, describe la ya mencionada de que es inaceptable en el fondo y en la forma; recuerda que constituye una intromisión del Estado en el ámbito de la formación moral de los alumnos, y reafirma que se trata de una formación estatal y obligatoria de la conciencia, donde se impone el relativismo moral y la ideología de género.
La segunda parte del documentos recoge diferentes mecanismos para oponerse a la nueva disciplina, así como los argumentos a favor y en contra de su utilización.

Mecanismos viables
Entre los instrumentos analizados aparecen los recursos a los Tribunales, especialmente los contencioso-administrativos, que podrían acabar en el Supremo; las cuestiones de incontitucionalidad, los recursos al Defensor del Pueblo, las huelgas y manifestaciones y la objeción de conciencia.

Todas las posibilidades cuentan con argumentos a favor y en contra (problemas de orden público y morales y, en el caso de los recursos a los tribunales, su presumible ineficacia a corto plazo). Pero la objeción de conciencia es la que más inseguridad jurídica plantea, porque no está regulada.

En realidad, en España sólo se ha regulado en lo que se refiere al Servicio Militar -con una alternativa en la prestación social sustitutoria-, y en la oposición de algunos profesionales (médicos y farmacéuticos) a practicar el aborto.

Los servicios jurídicos del Episcopado no tienen claro que se trate de una opción viable, a no ser que un juez avale algún recurso de este tipo, en cuyo caso se sentaría jurisprudencia. Al parecer, ésta es una de las alternativas que defienden los sectores más partidarios de la objeción de conciencia frente a Ciudadanía. Y en ella se justificaría también la propuesta de algunas comunidades, entre ellas la de Madrid, que abogan por ofrecer a los objetores actividades de voluntariado como alternativa a la asignatura.

Existe una corriente de opinión según la cual el Constitucional deberá acabar pronunciándose sobre esta cuestión.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial