AGLI

Recortes de Prensa     Lunes 30  Julio   2007

El «poltergeist» de Zapatero
POR IGNACIO CAMACHO ABC 30 Julio 2007

EN su afán marketiniano y electoralista de comenzar una especie de segunda legislatura de diez meses sin haber concluido la primera, Zapatero olvida que tiene en el jardín de su presidencia una especie de «poltergeist» político, un cementerio de cadáveres mal enterrados cuyos espíritus vagan con vida propia e irrumpen en la atmósfera alegre y hasta eufórica de este final de mandato. Son los espectros del «Proceso», los fantasmas de los errores, las mentiras, los tejemanejes y las concesiones que durante tres años se han ido acumulando en el subsuelo de este Gobierno, y que se resisten a quedar sepultados por la propaganda triunfalista con que el zapaterismo reviste el último tramo de la legislatura como si nada hubiese pasado. Pero sí han pasado muchas cosas, y es de temer que aún vayan a pasar algunas más.

Como en la película de Spielberg, de la piscina de la apacible residencia familiar emergen los duendes siniestros de esa ignominia para alborotar el tránsito político de un curso de naufragios y fracasos a otro de precampaña alborotada de fanfarrias promisorias. Los periódicos de ETA y del nacionalismo escupen por sus rotativas el testimonio del cambalache al que el presidente se prestó con la ya proverbial convicción temeraria de un aprendiz de brujo. Acuerdos en los que se reconocía el carácter político del conflicto vasco, documentos que admitían la autodeterminación, planes de reinserción remunerada de los terroristas, mesas en las que el Estado se arrodillaba ante el programa del soberanismo, papeles que recogían el trizado del modelo constitucional. Reuniones a dos, tres, cuatro bandas; con los etarras, con los batasunos, con los peneuvistas. Mediadores suizos, noruegos, irlandeses, vaticanos. Una hilera de apariciones que salen de las sombras para dar fe de la enorme engañifa, de la mentira masiva con que el Gobierno se saltaba sus palabras, sus promesas, sus compromisos -¡ante el Parlamento!- y sus reiterados mensajes de opinión pública. Un aquelarre de revelaciones que ponen de manifiesto la envergadura y la profundidad del engaño que el presidente pretende ahora minimizar como un episodio intrascendente y remoto.

Pero era su piedra angular. Tanto que sobre ella estaba dispuesto -papeles hay, y los leeremos- a construir un nuevo modelo de Estado, fiado en la falsa seguridad de que la paz -la pazzzzzzz solemne de los hueros discursos- justificaría los manejos pintando de colores los ribetes de la infamia. Sí, al final se rompió el juego, pero fue ETA la que tiró del tapete en su insano delirio de vértigo y poder. Pero las cartas estaban sobre la mesa, y las había aceptado, cuando no sacado, el Gobierno que ahora intenta sacar pecho para vender como un gesto de coraje y firmeza el fracaso de su humillante postulación imprecatoria.

Ya no vale el silencio ante esta macabra procesión de espectros. No sirven los exorcismos ventajistas ni los ardides que disfrazan de responsabilidad lo que no fue sino un amargo chasco rodeado de engaños. Y aún quedan las actas; el jardín de las delicias está minado de fenómenos extraños.

La abolición del ridículo
POR HERMANN TERTSCH ABC 30 Julio 2007

Perdonen la inmodestia pero ya dijimos en su día que acabarían publicadas hasta en los tablones de anuncios de «La Bodeguita de En medio» de la Habana las pruebas de la mentira continuada con la que este Gobierno ha ocultado a la sociedad que, lejos de haber negociado con ETA su desarme y disolución, lo que ha hecho durante años ha sido coordinar sus intereses políticos con la banda terrorista para buscar un acuerdo político que pudiera beneficiar a ambos. Búsquense por ahí los eufemismos que se quieran pero quienes no estén comprometido con la mentira misma -los hay muchos- no pueden ver en las revelaciones de ayer del diario «Deia» sino una mera confirmación del hecho evidente de que el Gobierno llegó a prometer reformas políticas a cambio de que ETA le ayudara a presentar el «proceso de paz» como un éxito para su mayor gloria electoral. Había que llegar a un acuerdo con el que llevar a las elecciones a una sociedad convencida del «fin de ETA» como rezaba por ahí algún librito de encargo.

Era lógico que se acabara sabiendo porque si bien la clandestinidad de las negociaciones convenía a todos, el fracaso de las mismas por la puja al alza de ETA -perfectamente lógica- convertía su contenido en instrumento de presión sobre la única parte no autorizada por sus representados para semejante conspiración. En las negociaciones políticas a tres bandas quizás ninguna parte fuera especialmente decente pero traidora a sus propios postulados y proclamas solo había una. Tardaron mucho en ver en Moncloa que los etarras no querían ser abrazados por Zapatero para su inclusión en un nuevo régimen que reconocería en gran parte sus razones y por tanto la legitimidad de su «lucha». Tenían planes propios. Por eso los mendicantes especiales del Gobierno han recurrido a tanta mediación en su angustiado esfuerzo por convencer a ETA de que debía ayudar a Zapatero porque solo él los entiende y les tratará, victoria electoral mediante, como merecen. En tal frenesí, nadie descarte que hasta la revista de los Mormones nos de detalles. Todos impelidos a informar a los españoles. Menos su Gobierno.

Volverán ahora los coros que aducen que la prueba de que no hubo negociación política es que no hubo acuerdo. Lo cual viene a ser como afirmar que Hitler no quería el petróleo de Bakú porque no llegó a tenerlo. Estas piruetas de la lógica han convertido el escenario político nacional en un Patio de Monipodio donde prácticamente nadie tiene ya miedo al ridículo. El genio de la hemeroteca que es nuestro gran columnista Santiago González debería publicar--a ser posible en un tomo- la cosecha de mentiras ya comprobadas de Zapatero, su vicepresidenta, su secretario de organización o su portavoz parlamentario. En lo que queda de legislatura habrá para el segundo.

Pero igual que la sociedad ha perdido el pudor como las televisiones demuestran día a día, también ha perdido la capacidad de indignación ante el insulto continuado que son estas mentiras. La lógica perversa que permite que así sea es el mayor éxito destructivo de la legislatura Zapatero. No es poco dada la demolición tan avanzada en las instituciones o en la convivencia.

Club de mutantes
Con la única oposición convertida en una especie de club de mutantes en el que nadie sabe quien va, a Zapatero le salen gratis unas probadas mentiras y traiciones que le habrían costado algo más que el cargo a un líder en países democráticos con instituciones eficaces que se respeten a sí mismas.

El ridículo ya no duele, luego es posible que los españoles vuelvan a dejar a Zapatero que intente saciar sus infinitas ansias de paz. En tanto que infinitas y surgidas de «las entrañas», nada respetable, digno y decente parece serles obstáculo. La factura la pagará la sociedad porque después del sentido del ridículo y la vergüenza se pueden perder esas cosas que se dicen «de comer». Nadie diga que los españoles no estaban avisados. Se lo advierte hasta el «Deia», que tan poco los quiere.

Bermejo
Las patrañas del Gobierno
EDITORIAL Libertad Digital 30 Julio 2007

El ministro del Interior, alumno aventajado de Maquiavelo y otros genios de la estrategia política incluso más oscuros, se ha dirigido a las bases de su partido. Ha concedido una entrevista a El Socialista en la que acusa al PP de utilizar el lenguaje de ETA al hablar de "actas" de la negociación del Gobierno con la banda. Y dice que en ellas lo único que hay es "una patraña". ¿Cómo lo sabe Rubalcaba? Será que las conoce bien. Puesto que la banda las irá filtrando a su conveniencia y para contribuir a su propaganda, ¿no debería el Gobierno cortar con esa estrategia publicándolas él mismo? No lo hará jamás, porque mostrarían las mismas "patrañas". Por lo demás, es el propio Gobierno quien le ha concedido a la palabra de ETA el suficiente valor como para negociar con ella.

Pero aunque el Gobierno prefiera compartir secretos con ETA a sincerarse ante los españoles, aunque se oponga a la exigencia del PP, en nombre de muchos ciudadanos, de facilitar las actas, poco a poco vamos sabiendo los detalles de la ominosa negociación, y llegará un momento, seguramente no muy lejano, en que conozcamos todo lo fundamental.

Este domingo la prensa ha dado a conocer dos aspectos de las cesiones del Gobierno a los terroristas. Por un lado la concesión de un sueldo mensual de 1.500 euros por el simple hecho de ser un ex terrorista. Por otro, el órgano del PNV, Deia, ha ofrecido la versión del partido de Imaz del desarrollo de la negociación. Y se ha vuelto a confirmar lo que hemos dicho desde estas páginas en innumerables ocasiones: que Zapatero acordó otorgarle a ETA la autodeterminación y el inicio de la anexión de Navarra.

ETA decidió acabar con todo ello haciendo estallar Barajas. Los socialistas no han tenido empacho en utilizar este acto criminal como argumento de que ellos no cedieron ante la banda y por eso ella se hartó de esperar. Pero el hecho de que los acuerdos no llegaran a materializarse por una decisión de la banda criminal no quiere decir que los socialistas no los hubieran firmado. Lo hicieron.

Y, en el caso de las revelaciones de Deia, recogidas este domingo por ABC, no pueden alegar que todo lo vertido son "patrañas" del entorno de la banda terrorista, porque la fuente en este caso es el PNV, a quien Jesús Eguiguren, en nombre de Zapatero, invitó a participar en las negociaciones a partir de junio del pasado año. Ni las malas artes de Rubalcaba han valido para ocultar la sucia estrategia del Gobierno en la negociación con ETA. A lo más que llegan es a pasear por los medios las fotos de seis terroristas, hoy, como lo podían haber hecho dos semanas antes o dos después.

Las patrañas se contradicen con la verdad de las cosas, y ésta, por los caminos más rectos o más oblicuos, acaba emergiendo antes o después.

La negociación al descubierto
Pablo Sebastián Estrella Digital 30 Julio 2007

Zapatero se ríe, está exultante, cree que no sólo ha engañado a todos los españoles —su partido y aliados incluidos— sino que además ha derrotado en toda línea a su principal adversario el PP, y que sólo le falta culminar su tarea con una victoria en las elecciones generales, que él pretende situar en marzo, con citas a las leyes que aún le quedan por aprobar, lo que resulta sospechoso a la vista del destape que el PNV acaba de hacer, confirmando lo ya dicho por Gara y Batasuna, sobre el grueso y fondo de la negociación del Gobierno con ETA. La que sigue latente mientras ETA no mate, de ahí la posibilidad de un adelantamiento de los comicios al mes de octubre para no hacer demasiado larga la prórroga tácita que ETA está dando a Zapatero para que gane las elecciones sin muertos, mientras las dos partes avanzan en la negociación. Si siguieron negociando tras el asesinato de dos inocentes en el aeropuerto de Barajas, ¿por qué no lo iban a hacer ahora, sólo porque ETA ha dicho que se acabó el alto el fuego?

Todavía faltan por conocerse muchos detalles de esta infame negociación política con ETA, pero el PNV nos acaba de ofrecer en Deia datos que se sospechaban y se acaban de confirmar. Se han reunido en el santuario de Loyola —¿cómo no, la Iglesia, otra vez mediando con ETA?— y han pactado el reconocimiento nacional e internacional del País Vasco como nación, el derecho de autodeterminación o a decidir de los vascos, y la creación de un organismo, con poderes ejecutivos y legislativos, que coordine y ponga en marcha la integración de Navarra en el País Vasco. Y todo eso a lo largo de once reuniones del PSOE, PNV y Batasuna, de espaldas a las instituciones, a los españoles en general y a la opinión pública. Y todo ello mientras en la llamada negociación técnica, de ETA y Gobierno, se hablaba de excarcelar presos criminales de ETA, y reinsertar etarras con un sueldo de 1.500 € al mes, durante diez años, entre otras muchas cosas. Naturalmente, al margen y por encima de la soberanía nacional y de la ley, para darle a ETA el gran triunfo de la apertura de la puerta que conduce a la independencia del País Vasco, gracias a sus crímenes y sus pistolas, que son las que, al final, han hecho posible la rendición del Estado ante sus demandas.

Bueno, todavía no del todo porque los jefes etarras, viendo cómo Zapatero miente a los españoles, no se fían del presidente y le exigen garantías y más precisiones en los textos que habían consensuado en Loyola para luego ir ¡al Vaticano! a depositarlos allí como garantes de este atropello político. Y silencio en el PSOE, silencio en todos los grandes canales de televisión de este país —que habrán sido llamados para solicitar que estén callados—, y silencio en el Grupo Prisa y el diario El País, y complicidad desvergonzada en el diario El Mundo, que culpa al Gobierno de todo ello sin tocarle un pelo a Zapatero, que es el amigo que le hace favores personales al director. Y, naturalmente, silencio en las instituciones, la Corona incluida, porque de lo que se trata es que ETA entregue las armas al precio político que sea.

Todos están inmersos en esta negociación salvo el PP, partido que con una gran irresponsabilidad, de la que es culpable máximo Rajoy, fue incapaz de organizar y liderar una oposición creíble, centrada y dirigida por políticos de primer nivel y la mayor capacidad, y no por la banda de los Zaplana y Acebes, mentirosos compulsivos de conspiraciones fantasmales sobre el 11M, políticos que gozan del mayor descrédito social y que propiciaron las caceroladas callejeras, catoliconas y oportunistas para perder la razón y la credibilidad que hoy son necesarias a la hora de denunciar esta negociación con importantes concesiones políticas a ETA, en la que se cambian paz por territorios, soberanías, amnistías y dinero para los criminales.

En fin, todavía no se ha culminado la intentona y todo depende de ETA. Y de nada sirven las mentiras de Zapatero y de Rubalcaba diciendo que están en lucha abierta contra ETA, y que si ETA no mata es porque hoy, más que nunca, está acorralada. Todo esto es una parodia más, porque la negociación sigue y seguirá mientras ETA no mate. Y las detenciones y las explosiones de petardos al paso del Tour, o merodeos de comandos en pos de asustar al turismo, son los llamados “incidentes” de la negociación. Y si ETA mata, en ese momento se habrá roto, de verdad, la negociación y veremos actuar con más contundencia a las policías de Francia y España, e incluso detener a los negociadores de ETA, que por lo que se cuenta campan a sus anchas sin que nadie les toque un pelo.

Pero el plan que está en marcha es otro, porque las últimas exigencias de ETA y la bomba de Barajas han obligado a aplazar la reanudación oficial de la negociación —la oficiosa continúa— hasta después de las elecciones generales. Y mientras tanto el mensaje que desde Moncloa le mandan a ETA es que si hay muertos Zapatero puede perder y el PP pondría a cero el marcador de la negociación, ¡después de todo lo avanzado! Que, como decía ayer Otegi en Gara, es un punto de partida para la fase final. O sea, que ETA tiene en sus manos, en sus pistolas, el resultado electoral y la vuelta oficial a la negociación. Si mata, todo se viene abajo, pero si no mata en ese caso Zapatero podría ganar las elecciones, luego se haría una moción de censura en Navarra para montar el Gobierno del PSN con Nafarroa Bai (Álava ya se la han regalado al PNV), y al final se abrirían las dos mesas oficiales de negociación, sobre la base de lo pactado en Loyola.

Ésta es la única cuestión que falta por dilucidar: si ETA va a matar o no antes de las elecciones. La detención del jefe del aparato logístico nada tiene de importancia, porque a ETA le basta un pistolero para matar y no necesita de más apoyos, y pistoleros tiene unos cuantos entre los cerca de 800 miembros de la organización. De manera que todos a esperar, a ver qué hace Zapatero con el calendario electoral, a ver si mata o no ETA, y a ver dónde veranea el irresponsable de Rajoy.

Ya no es sólo "Gara" quien revela las cesiones de Zapatero
Editorial Elsemanaldigital

La revelación de los detalles de la negociación política que el Gobierno y el PSOE mantuvieron con la banda terrorista ETA y su brazo político Batasuna ante la presencia de los nacionalistas del PNV ha sido repetidamente desacreditada –que no desmentida– por parte de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con el argumento de que no se puede hacer caso a lo que publica el diario pro-etarra Gara. Sin embargo, en este fin de semana veraniego no debe pasar desapercibido que otro diario nacionalista, pero no filo-terrorista, Deia, acaba de confirmar más o menos en los mismos términos esas informaciones.

En realidad, únicamente desde una gran falta de respeto por la verdad y por la propia inteligencia de los ciudadanos se podría negar lo que es fácil deducir con solo repasar las declaraciones públicas efectuadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante la última tregua-trampa etarra. El "derecho a decidir" de los vascos, el "Navarra será lo que los navarros quieran que sea", los "accidentes" del "proceso" constituyen en su conjunto una terminología espuria que no cabe explicar sino en el marco de un pacto previo con los criminales hasta sobre el lenguaje a emplear.

También cuadra bien, con la afición que los españoles acaban de descubrir en el jefe del Ejecutivo a hacer promesas a costa del erario público, la noticia que ha publicado el diario El Mundo sobre el subsidio de 1.500 euros que se pensaba ofrecer a los etarras supuestamente reinsertados. Que además fuera el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) quien preparase semejante plan no hace más que añadir otro motivo de desprestigio a la politización partidista de un organismo sobre cuya actuación recae tal cantidad de sombras que sería obligado replantearse su propia existencia, si después de marzo hubiese un cambio de Gobierno.

Cosa distinta son los efectos que sobre la opinión pública tendrán todas estas chocantes revelaciones. El PP se ha cansado de pedir que el Ejecutivo informe donde debe hacerlo, en la sede de la soberanía nacional, acerca de las negociaciones mantenidas con los terroristas; el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio, acaba de reiterar esta exigencia, pero es evidente que José Luis Rodríguez Zapatero no tiene intención alguna de atenderla.

Hay, por otra parte, una campaña del PNV, orquestada por su presidente Josu Jon Imaz, para darle la vuelta a la situación presentando la ruptura de las negociaciones precisamente como una prueba de que el Gobierno nunca llegó a ceder ante los terroristas, y que por eso éstos rompieron su "alto el fuego" permanente. Pero es evidente que la cuestión no es ésa; lo grave es, en sí mismo, que el Ejecutivo se haya llegado a sentar con unos criminales para hablar no de cómo y cuándo dejarían las armas incondicionalmente, sino de política. Que sus exigencias iban a ser inaceptables lo podía y lo debía saber cualquiera antes de empezar.

Explicaciones obligadas
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 30 Julio 2007

Una nueva tormenta política, de dimensiones muy graves, se cierne sobre el Gobierno de Zapatero. Ya no se trata de rebatir a "Gara", porque efectivamente un medio etarra no merece ningún crédito; ahora se trata de "Deia", el órgano oficioso del PNV, el que confirma que el Gobierno de Zapatero y el PSOE llevaron a cabo una auténtica negociación política con Batasuna y ETA, durante estos últimos cinco años, para que la banda cesara en su actividad terrorista, y esto pese a los desmentidos reiterados sobre la realidad de estos encuentros del presidente Zapatero. Quizás el punto más delicado de todo este asunto es que la banda no cesó la actividad violenta mientras los negociadores hablaban de un futuro político del País Vasco y Navarra, que incluía la creación de órganos comunes entre ambas Comunidades como anticipo de un autodeterminación.

Para ello se había pactado que en enero de 2007 se pondrían en marcha dos mesas políticas, una para cada una de dichas Comunidades. Todo ello realizado en la clandestinidad, en once reuniones celebradas en el santuario de Loyola (Guipúzcoa), que se dieron por finalizadas no por orden de Ferraz sino cuando ETA ordenó a Otegi que diera marcha atrás, según un portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka. El primer borrador, "Bases para el diálogo y el acuerdo político" reconocía la "identidad nacional del pueblo vasco" y se comprometía a que los acuerdos fueran refrendados. Según la filtración del periódico peneuvista, PSE, PNV y Batasuna decidieron, en un documento secreto, dejar plasmados los principios del acuerdo y el protocolo de gestión del proceso, que contemplaba la redacción de un texto final que sería depositado en el Vaticano.

La filtración de los términos de la negociación entre PSE, PNV y Batasuna parece relacionada con la disputa por el poder en el PNV, pero eso no interfiere con el fondo del asunto. Al final, es claro que los terroristas y su entorno desbordaron al Gobierno con sus peticiones; y que éste no se las concedió. Pero la revelación de que el Gobierno había llegado tan lejos en su voluntad de pacto es de la suficiente gravedad como para que el presidente Zapatero informe en el Parlamento sobre todo lo desvelado y sus implicaciones. Lo que no está reñido con la tácita respuesta que el Gobierno parece dar por válida: el hostigamiento de las Fuerzas de Seguridad del Estado contra los etarras.

El ministro Peter Pan
GEES Libertad Digital 30 Julio 2007

Uno de los problemas más graves del Gobierno de Zapatero es la carencia de madurez intelectual y política de demasiados de sus miembros. En determinados aspectos especialmente delicados, esta inmadurez brilla con luz propia y salta a los medios en forma de polémica. Es el caso del Ministerio de Justicia; la falta de interés de Fernández Bermejo por su cargo se muestra en la actitud ante la banda terrorista ETA, más proclive al escándalo que al trabajo y al rigor.

Hace unos días, en declaracionesa Gara, Arnaldo Otegi amenazaba en el estilo chulesco y matonil que le caracteriza: "Sólo un acuerdo político que devuelva e instale en Euskal Herria un marco democrático puede resolver este conflicto". Nada nuevo. ETA no pide la negociación, la exige. Y exige lo que ella entiende por negociación, es decir, la rendición del Estado. Esa es la lección más optimista que un socialista podrá extraer de sus últimos tratos con ETA, y más si de un ministro se trata.

Pues no. El ministro de Justicia, en uno de sus habituales esfuerzos por salir en los medios dando la nota, volvió a mostrarnos la medida de su capacidad para dirigir el frente judicial en la lucha antiterrorista. Si unas horas antes ETA exigía volver a negociar, Bermejo, oportuno él, lo confirmaba: "Siempre que se den las condiciones, cada Gobierno deberá volver a intentar la vía del diálogo", lo contrario "sería de una frivolidad fuera de toda norma". Y eso sí, culpando al PP y hablando mucho de sí mismo, denominándose ahora "ecléctico".

Es preocupante. Cada vez más, Bermejo muestra un perfil institucional más inmaduro. Hasta la fecha, no ha afrontado uno sólo de los problemas que aquejan a su ministerio, que son muchos e importantes, con ETA a la cabeza. En vez de eso, se dedica a alardear de su supuesto izquierdismo, que a los amenazados, a las víctimas y al PP les debe traer al fresco, pero con el que él parece obsesionado. Su ligereza política e intelectual a la hora de hablar de ETA le han convertido en el ministro Peter Pan del Gobierno; se ha convertido a sí mismo en el protagonista de un mundo de fantasía que nada tiene que ver con la realidad, pero en el que es feliz convirtiéndose a sí mismo en héroe antiderechista.

No encontrará el lector una sola declaración de Bermejo sobre ETA que responda a criterios profesionales, que es lo que los españoles esperan de su ministro de Justicia. En vez de eso, revolotea sobre los problemas como si la cosa no fuese con él. Parece obsesionado con que todos le consideren rojo, izquierdista y demás delicatessen ideológicas que tanto le gustan, pero de la gestión real de su cargo evita cuidadosamente dar cuenta.

En un mundo de fantasía, el ministro Peter Pan juega a ser revolucionario, a escapar de los problemas vía autopromoción ideológica y a no afrontar los retos que se le presentan. Por eso, leída la entrevista a Bermejo tras leer las amenazas gansteriles de Otegi, la desolación aumenta. El ministro resulta incapaz de comprender que los malos de esta historia son bastante más malos que lo que piensa, y que más allá del país de Nunca Jamás en el que él se mueve despreocupado existe un mundo real de amenazas y extorsión en el que ETA tiene la última palabra.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El salario de los terroristas. La cobardía de un Gobierno.
Vicente A.C.M. Periodista Digital 30 Julio 2007

Nunca creí que en el todo vale estaba incluido el impuesto revolucionario para pagar a unos asesinos porque dejen de matar. Eso lo habíamos visto en películas de mafiosos, pero no en un Gobierno de una democracia que se sienta orgulloso de sí mismo. Lo publicado de los acuerdos entre el PNV, Batasuna-ETA y el PSE es simplemente delictivo. Los que acordaron esa bajeza moral, son unos delincuentes y deberían ser juzgados por apología del terrorismo.

Un sueldo para unos terroristas de ETA por el solo hecho de abandonar sus pistolas y sus bombas lapa. Un sueldo a cuenta de los impuestos de los mismos ciudadanos que son las víctimas de esos asesinos. Un pago de una extorsión, no de una inserción. La única inserción para un terrorista es la cárcel. Su único destino es cumplir la condena por sus actos terroristas, por sus asesinatos a sangre fría.

Este Gobierno ha llegado demasiado lejos. Ha negociado ofreciendo unas promesas que sobrepasaban su atribuciones en esa carta blanca obtenida en el Congreso con la complicidad de los partidos socios nacionalistas y de IU. Ha negociado como un cobarde temeroso de las represalias de unos delincuentes, vendiendo su cesión como un logro para la obtención de la Paz. ¿Qué Paz y a qué precio?.

La Paz no puede tener el precio de una sumisión, de un entreguismo y de un salario de la cobardía de unos dirigentes empeñados en obtener réditos políticos a cualquier precio. Ahora sabemos el precio, un pago de 1.500€ mensuales. Un dinero manchado con la sangre de las víctimas. Un dinero que iba a ser pagado con los impuestos de los españoles, de los familiares de las víctimas y con el deshonor de una sociedad rendida por la cobardía de unos gobernantes que solo merecen por eso nuestro absoluto desprecio.

Ni un minuto más puede seguir en el cargo quien ha consentido en pagar a aquellos que siguen dispuestos a matar a los españoles. La traición, la deshonra, la cobardía no pueden seguir instaladas en la mas alta representación de España. ES exigible la inmediata petición de dimisión y la convocatoria de elecciones generales.

Quien ha estado dispuesto a pagar a terroristas, no puede esperar sino pagar él mismo esa infame factura con su deshonor y la repulsa de sus conciudadanos.

Lerdos en Anasagastilandia
Raúl González Zorrilla Periodista Digital  30 Julio 2007

Quienes llevamos viviendo en el País Vasco más años de los que podemos recordar sabemos que el hoy senador del PNV Iñaki Anasagasti siempre se ha caracterizado por tener la lengua larga y las ideas muy cortas. Tanto es así que este hombre que parece tan hábil a la hora de calificar de “vagos” e “impresentables” a la familia real, tardó nada más y nada menos que casi 25 años, un cuarto de siglo, para descubrir que en el País Vasco existía la violencia callejera. De hecho, no la descubrió hasta el verano del año 2000, fecha en la que una pandilla de alimañas de Jarrai (antiguas juventudes de Herri Batasuna) quemó el autobús en el que viajaba la progenitora del senador, provocando a la pobre mujer un susto de muerte.

Lógicamente, su hijo se enfadó y fue entonces, no antes, cuando comenzó a entender que la violencia terrorista es sinónimo de totalitarismo y que los responsable de ésta son solamente “gentuza”.

Pero, como decíamos, el hoy senador Anasagasti, el mismo que cuando necesita visitas para su Blog recurre a insultar a los monarcas españoles, también fue condenado por los tribunales de justicia a pagar un millón de pesetas a las víctimas del terrorismo por humillar y atacar a éstas en su honor, al acusarlas gratuitamente de estar a las órdenes de oscuros intereses. Por cierto, ¿ya ha pagado el senador Anasagasti esta indemnización?.

De cualquier modo, no merece la pena hablar más de alguien tan poco importante como Iñaki Anasagasti, y más cuando tenemos que recordar que los socialistas alaveses, de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero, han cometido en Álava la infamia que aún no se han atrevido a cometer en Navarra. El Partido Socialista alavés, el mismo que tiene entre sus dirigentes a personajes políticamente indecentes e intelectualmente exangües como Txarli (¿?) Prieto o José Antonio Pastor, ha permitido que el PNV más ortodoxo y más radical dirija el ejecutivo provincial, y, al mismo tiempo, ha dado luz verde a que la formación del Pacto de Lizarra y del lehendakari Juan José Ibarretxe gobierne nuevamente Euskadi como si fuera su propio cortijo nacionalista, que es lo que es gracias, entre otras cosas, a la labor de zapa y traición ideológica llevada a cabo por los socialistas vascos.

Y es que lo de estos individuos, lo de los presuntos progresistas, lo de los meapilas de la tolerancia, lo de los artífices del desguace ético, lo de los que afirman con idiota suficiencia esa estupidez de “si quieres la paz, busca la justicia”, los que, en fin, farfullan una perversa jerigonza plagada de “espacios de centralidad”, “gobiernos transversales” y “estrategias de diálogo”, no tiene remedio. ¿Por qué, por ejemplo, el fiscal general, digno representante de esta “truope” de descerebrados “buenistas”, que tan rápido se equivocó al denunciar a la revista “El Jueves” por difamar a la monarquía, no actúa, con la misma eficacia y celeridad, contra el senador Iñaki Anasagasti?. ¿Será por la misma razón por la que el PNV está gobernando en Álava?.

En fin.
Felices vacaciones.
Blog de Raúl González Zorrilla

Zapatero, eufórico, porque mientras ETA no mata la negociación continúa
POR PABLO SEBASTIÁN ABC 30 Julio 2007

EL presidente Zapatero está eufórico y se va de vacaciones a meditar si por fin adelanta, o no, las elecciones generales al mes de octubre, algo para lo que están preparados en La Moncloa y en el PSOE, o si convocará en marzo de 2008. Se lo va a pensar, aunque sabe que, ahora, tiene mucho a su favor y, esencialmente, que ETA no ha matado, lo que indica que la negociación con la banda continúa aunque anunciara el fin de la tregua y empezara a mover comandos -y a explosionar un par de petardos al paso del Tour en Navarra-, mientras la Policía responde con una mayor actividad, en clara colaboración con Francia -que también está en el ajo-, y por eso Zapatero le dio al primer ministro Fillón «matrícula de honor», y no por la caza del jefe de la logística de la banda, que hasta el momento no ha aportado nada nuevo.

La negociación con ETA sigue, como continuó en circunstancias peores, tras el atentado de Barajas, en el que murieron dos inocentes. Y en esa línea están actuando el Gobierno, el PSOE, el PNV y los sectores de Batasuna y ETA (Otegi y Ternera) todavía favorables al proceso, que se truncó, como lo han confirmado «Gara» y «Deia» (es decir, Batasuna y PNV), en octubre de 2006, porque ETA exigía mas concreción sobre los acuerdos establecidos por el PSE, PNV y Batasuna, que no eran banales, sino políticos. En ellos se incluían las bases para la futura independencia del País Vasco y su unión con Navarra, mediante el claro reconocimiento, nacional e internacional, de la nación vasca, su derecho de autodeterminación (a decidir) y la creación de un órgano común del País Vasco y Navarra, con funciones legislativas y ejecutivas.

En suma, un golpe de mano a la soberanía nacional y la unidad de España, dirigido en secreto por Zapatero y como pago político a ETA por dejar las armas. Asimismo, en negociaciones llamadas «técnicas» entre el Gobierno y ETA, se habló del acercamiento de presos al País Vasco, de excarcelación escalonada de criminales y del pago por reinserción a estos delincuentes de 1.500 euros al mes, durante diez años (con el argumento canallesco de que los atentados causan destrozos que cuestan mucho más, y un asunto al que al parecer ha estado dedicado el CNI, además de a la caza del topo de los tiempos de Aznar; ¿es el único que había?).

Ese era el plan, y ahí sigue congelado a la espera de dos opciones: o ETA decide matar, para lo que no le hace falta apoyo logístico, sino un sicario con una pistola, como pasó tantas veces; o ETA prorroga el alto el fuego sin matar -permitiéndose atentados de baja intensidad, y detenciones no cualificadas por parte de la Policía, lo que se llama «accidentes»- y facilita a Zapatero la victoria en las elecciones. Y la reapertura del proceso de paz con más ímpetu, porque el presidente dirá que los ciudadanos plebiscitaron la reforma del Estado y la negociación con ETA. Y, acto seguido, habrá moción de censura en Navarra y gobierno del PSN con Nafarroa Bai para poner en marcha el proceso de su unificación con el País Vasco. Para ello, el PSOE ya ha entregado Álava al PNV.

O sea, que todo depende de ETA, dueña y señora de la situación. Si ETA mata, Zapatero puede perder las elecciones y el proceso sufriría un retraso de muchos años. Pero si ETA no mata y Zapatero gana las elecciones, en ese caso se pondrán en marcha oficialmente las dos mesas de negociación sobre la base del acuerdo hallado en el otoño de 2006, en la santa casa de ejercicios espirituales (más bien de espiritismo) del Santuario de Loyola, acuerdos que se pensaban depositar ¡en el Vaticano! Ahora entendemos por qué el cardenal primado, Cañizares -a quien se supone enterado de todo- pidió rezos «por la unidad de España». E imaginamos que también por las almas de las víctimas del terrorismo, porque estas concesiones de Zapatero convierten a ETA en la heroica autora, a punta de pistola, del proceso político de independencia del País Vasco y de la integración de Navarra en Euskadi, justificando cuarenta años de terror y sus ochocientos crímenes.

A sabiendas los negociadores de semejante proceso de que, una vez abierto, cualquier desviación podría ser corregida por ETA con una bomba o un tiro en la nuca, de la misma manera que todo este disparate enseña el camino a los terroristas islámicos con su particular efecto llamada. Por ejemplo, a los comandos de Al Qaeda para negociar y reconquistar Al-Andalus, y a sus terroristas para conseguir una reinserción social con 1.500 euros al mes de sueldo por diez años, así como la excarcelación de sus cómplices, aquí incluidos los del 11-M.

Naturalmente, Zapatero, experto en engañar a todo el mundo, le dice a sus compañeros del PSOE, y a los directores de los grandes medios implicados en el proceso, que todo esto tiene truco, que sólo se firman generalidades discutidas y discutibles -como la nación- a aplicar en los próximos veinte años. Y precisamente por todo eso, ETA, que lleva la iniciativa, pide más concreción y ha quitado el seguro a su pistolón en espera de más garantías, mientras Zapatero gana tiempo para las elecciones y Rajoy descansa a la sombra, tocando el violón.
LA CRÓNICA DEL LUNES

El síndrome de defensa y custodia
POR MIQUEL PORTA PERALES ABC 30 Julio 2007

HAY ideologías que, como si de una religión se tratara, imprimen carácter. Un carácter que, con frecuencia, sobrevive a la ideología que lo genera. Y esa persistencia es mayor en aquellas ideologías de vocación totalitaria -léase comunismo y socialismo- que se proponen -por utilizar su propia retórica- la noble tarea de liberar al hombre de sus cadenas. Pero, los tiempos cambian. Y han pasado cosas. Para empezar, el conocimiento científico del devenir histórico que aseguraban conocer los ideólogos y políticos de esos movimientos llamados emancipatorios fue refutado, una y otra vez, por la realidad.

Después, todos los paraísos prometidos en la tierra se transformaron en su contrario, en dictaduras. Finalmente, el Muro cayó un feliz día del mes de noviembre del año de gracia de 1989. Esa crisis irreversible no modificó el carácter, no cambió las condiciones esenciales y permanentes impresas en las personas: las enmascaró. La retórica de la liberación continuó. Y sigue con un José Luis Rodríguez Zapatero que -con su catálogo de virtudes y buenas prácticas: laicismo, igualitarismo, buenismo, pacifismo, ecologismo, feminismo, diálogo, matrimonios homosexuales, discriminación positiva, desvertebración de la España autonómica y Alianza de Civilizaciones- todavía se empeña en cantar las excelencias del socialismo difunto, disfrazado ahora de neorepublicanismo de última generación que desea acabar -dice- con toda dominación. El secreto, sí, está en el talante, en la voluntad y la disposición personal del Presidente Rodríguez Zapatero para ejecutar las cosas. Y el talante surge aquí y allá bajo la forma de un síndrome perverso que podríamos llamar de defensa y custodia.

El síndrome de defensa y custodia -defensa del ciudadano y custodia de sus intereses, se asegura- tiene dos manifestaciones que lo definen: el exclusivismo y el intervencionismo. El exclusivismo de quien margina y demoniza cualquier disidencia y tiene la pretensión de saber con exactitud qué hacer en cada situación. El intervencionismo de quien connota peyorativamente cualquier alternativa distinta a la suya y no duda en inmiscuirse, sin reparos, en la vida privada de los demás. Exclusivismo e intervencionismo que, en la línea del discurso emancipatorio clásico, son la expresión de una mentalidad controladora y fiscalizadora. El talante.

El redentor de hoy tiene talante, pero le falta ambición y le sobran pretensiones. Nos explicamos. El redentor de nuestro tiempo, a diferencia de sus ambiciosos antepasados marxistas, ya no busca -historia y realidad obligan- una utopía positiva entendida como la construcción de una sociedad perfecta en la que se conseguiría la reconciliación y autoidentidad del género humano en el marco de la solidaridad y la igualdad.

Pero, el redentor de nuestro tiempo -de ahí su extraordinaria pretensión-, sí cree en una utopía negativa que, cuestionando determinados valores liberales -el individualismo, la excelencia, el mérito, el mercado, la competencia, el interés, el éxito, la seguridad-, quiere cambiar la vida cotidiana de los ciudadanos a través de la proscripción por decreto. En este sentido, invirtiendo las ideologías soi-dissant liberadoras de finales del XIX y primeras décadas del XX, que construían un discurso del sí, los redentores de finales del XX y primeros del XXI elaboran un discurso del no que se conjuga con el verbo prohibir y cuyo objeto es la reducción de la independencia y la soberanía del ser humano.

En España, por ejemplo, Rodríguez Zapatero es la avanzadilla de este discurso ordenancista que invade la vida privada de los ciudadanos: «no fumes», «no bebas», «no comas grasas», «no consumas más de la cuenta», «no destaques en la escuela», «no apoyes ninguna intervención militar», «no descartes la paz con el terrorista». Un discurso, el de Rodríguez Zapatero, de carácter represivo-moralista que se fundamenta y justifica en función de la lucha contra el mal y a favor del bien. En definitiva, Rodríguez Zapatero se erige en juez -en juez y parte, por cierto- que dictamina lo que está bien y lo que está mal para unos ciudadanos a los que se propone -lo quieran o no: ¿quizá en una democracia no existe el derecho a autocondenarse?- defender y custodiar de una suerte de conspiración liberalcapitalista y extremoderechista que acecharía por todas partes.

En el fondo y en la forma, la mentalidad que subyace en el discurso del síndrome de defensa y custodia -como ocurría en el sueño emancipatorio de sus antepasados veteromarxistas- no es sino una manifestación tardía del viejo conservadurismo romántico que, incapaz de aceptar los cambios producidos por la sociedad en movimiento, se aferra a la idea de una -supuesta- armonía y fraternidad perdidas. Y dice añorar la desaparición del sentido y espíritu colectivos que definirían la esencia y la existencia del ser humano. Aunque, una cosa es lo que dice y propaga, y otra distinta lo que, en verdad, persigue: el mantenimiento del poder halagando determinados oídos.

Los viejos/nuevos románticos, los redentores de nuestro tiempo, lamentan la emergencia y consolidación de unos valores liberales que prostituirían la -supuesta- unidad social del género humano. Lo que esos viejos/nuevos románticos no aceptan es que el individuo, en uso de su libertad, ordene como mejor le parezca -con mayor o menor fortuna- su vida privada. Lo que esos viejos/nuevos románticos no toleran -de ahí su aire antiliberal- es el interés egoísta -¿por qué no?- de unos ciudadanos que fundamentan su relación en el contrato libre. Y si en alguna ocasión bajan la guardia -caso del matrimonio homosexual- se debe a una estrategia electoralista que les permite recolectar el voto de los denominados progresistas desengañados de una izquierda que consideran baja en calorías.

Los viejos/nuevos románticos, los redentores de nuestro tiempo, padecen de anemia intelectual. Les cuesta entender la complejidad del presente. Les cuesta entender, por ejemplo, que el laicismo es una opción personal, que el igualitarismo conduce a la igualdad del hormiguero, que el infierno está empedrado de buenas intenciones, que la paz no es un valor absoluto, que el terrorismo no admite diálogo, que la Naturaleza no es la única preocupación del hombre, que la igualdad de la mujer no debe sustentarse en una discriminación de consecuencias indeseables, que no se puede desvertebrar la España autonómica.

El síndrome de defensa y custodia de esos nuevos reaccionarios que son los redentores de nuestro tiempo, el síndrome de defensa y custodia que manifiesta un personaje como Rodríguez Zapatero, empeñado en protegernos de los peligros que nos acechan -el humo, el alcohol, las hamburguesas, el cambio climático, la escuela competitiva, los enemigos de la paz, las malas artes de la derecha, la España jacobina y muchas otras cosas-, es la expresión de un despotismo de viejo cuño del que, ahora sí, conviene protegerse y defenderse. ¡Y pensar -otra broma de un político que firma cheques que luego no paga- que Rodríguez Zapatero dice inspirarse en un Philip Petit que propone que la libertad esté exenta de interferencias arbitrarias y que el gobierno ha de escuchar y respetar a los ciudadanos siguiendo la máxima clásica del audi alteram parte!
MIQUEL PORTA PERALES
Crítico y escritor

Rodríguez iba a dar subsidios a los etarras con nuestros impuestos
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 30 Julio 2007

¿Eres un mileruista? ¿Quieres un aumento de sueldo? Pues hazte etarra, becario, que Rodríguez está dispuesto a buscar empleo y pagar 1.500 € mensuales a los terroristas.

El jueves, el PSOE, en un ejemplo de patriotismo de los que hemos visto en los años de ZP, se negó a apoyar a Javier de Andrés, cabeza de la lista más votada, para presidir la Diputación de Álava, porque era del PP. Su candidato, Txarli Prieto, ex jefazo de CCOO, prefirió aplicar la directriz de ZP, con cualquiera antes que con el PP, y prefirió intentar un acuerdo con la IU de Madrazo-qué-cochazo y con Aralar. Al final, ANV desbarató los planes e hizo que el elegido fuese el candidato del PNV, Xabier Agirre, el tercero en votos. O sea, el plan de Fernando Puras pero bien hecho.

Me descubro ante el PNV: los peores resultados en las elecciones locales en años y preside las tres Diputaciones, aunque en Guipúzcoa fue segundo y en Álava tercero. Javier Rojo, Patxi López y Rodríguez están contentos: el PP no gobierna. En el País Vasco hay un régimen como en Cataluña, y lo apuntalan los socialistas.

El sábado, nuevas revelaciones provenientes del PNV, aliado del PSOE, sobre las negociaciones con los etarras.

En Diario de Noticias se publica que el PSE, PNV y ETA-suna acordaron la constitución de dos Mesas de Partidos, una para el País Vasco y otra para Navarra. No hubo navarros en esas reuniones ilegales. Confirmado por el diputado peneuvista Josu Erkoreka, que ha votado varias veces a favor del Gobierno socialista.

El ministro Rubalcaba cree que el proceso de paz "nunca arrancó del todo" ya que "tuvo un comienzo titubeante y, a partir de ahí, "las cosas no hicieron más que complicarse".

Y éste es el Verificador que verificó que los etarras iban a ser buenos chicos. Si el proceso "nunca arrancó del todo", ¿por qué nos mintieron?, ¿ha sido otro accidente?

Otra frase suya: Los socialistas hemos tragado mucho para mantener el pacto

Se refiere al Antiterrorista, no al pacto con ETA. Je.

Y lo peor salió el domingo, por cuenta de El Mundo: El Gobierno estaba dispuesto a pagar 1.500 euros al mes a etarras que dejaran las armas

Así que los socialistas insultan a las víctimas de ETA y se niegan a que se ponga el nombre de Loyola del Palacio a unas becas del Parlamento Europeo, pero están dispuestos a abonar un sueldo de 1.500 €, más de lo que cobran 19 millones de españoles, a unos asesinos. El motivo es tan patriótico como ganar las elecciones. ¡Qué generoso es Rodríguez con lo que no es suyo, sea España o sea el dinero de los impuestos!

No podía faltar el hombre de paz, Arnaldo Otegui, éste sí en Gara:

P: ¿Por qué cree que le detuvieron de esa forma, cuando a otros con penas más graves les dan fecha de ingreso y eligen cárcel?
R: Se trataba de dar un golpe mediático. Hacerlo de esa manera permite dar una imagen de «firmeza», que sólo refleja un intento de vender a la opinión pública española una visión de las cosas que no se corresponde con la realidad.

Si yo fuese Miguel Sanz, haría todo lo posible por forzar nuevas elecciones. Está claro que el proceso se mantiene y que en cuanto pasen las elecciones generales Rodríguez entregará Navarra al separatismo. Ante el ridículo de Puras y las nuevas revelaciones, quizás un 10% o un 15% de los votantes del PSN se cambien a su lista o a la abstención. Y si se mantienen en sus treces, con una izquierda que prefiere las poltronas a la Nación, a diferencia de Francia o Italia, creo que convendría en pensar en serio en la disolución de España y dejar a Cataluña a oscuras y a Ukadi convertida en el Yemen europeo.

Si hablamos de Rodríguez, tenemos que hablar del 11-M:
-La mochila de Vallecas la manipuló un hombre europeo, no un magrebí
-La esposa del espía doble del CNI es co-autora del documental 4 días de marzo.

¡Qué manía tiene cierta prensa de fastidiar el desayuno a los buenos ciudadanos antes de irse a la playa! ¡Menos mal que falta sólo un mes para que empiece la Liga! ¡Otra de gambas!

Desde la cofa
El trujillazo
José Carlos Rodríguez Libertad Digital 30 Julio 2007

PSOE, cien años de honradez, se podía leer en las calles españolas hace ya tres décadas. "Y ni un minuto más", añadían otros. Cuando llegaron al poder se pusieron a practicar el socialismo, es decir, la cleptocracia, sin dilación. Con hambre atrasada. Con despecho y con soltura. Con la legitimidad de que, como todo "es p’al pueblo" y ellos son sus representantes, nada malo podía haber en ello. Con constancia y con impunidad. "Justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo suyo", decía Ulpiniano. Y el socialismo es la constante y perpetua voluntad de quitárselo.

Junto con ostentóreo, el neologismo más genial de la democracia, o lo que sea, es corrupsoe, que se podía leer en cualquier rincón de España. La corrupción es un arte, y bien es sabido que éste no germina en cualquier jardín. Necesita un buen abono, y el de la corrupción es el poder arbitrario. Imponer, prohibir, gravar, condicionar... todo lo que quepa hacer desde el poder sin tener que dar cuenta de por qué se toma una decisión y no la contraria. Como comentó, años ha, un grueso promotor inmobiliario en una comida con funcionarios del ramo, a la que asistí: "Si decides que un terreno mío es urbanizable, me hago de oro; si decides que es para parques y jardines, me arruino". La lógica era implacable.

Arbitrariedad y poder. Un funcionario que decide que lo que puede llegar a valer 100 no permitirá que valga más de 20. Todo por el bien común, el desarrollo sostenible, los jóvenes, y el calentamiento global, que justificaciones difusas para meter mano en lo ajeno nunca fallan. A no ser, claro, que el funcionario abra la mano, permita que afloren los otros 80, y de paso se quede con una parte. Así funciona todo.

Como el mercado del suelo en España. Y así seguirá funcionando, pero peor; mucho peor. Porque la nueva Ley del Suelo, que comenzó su vigencia este julio que no ha sabido del calentamiento global, es el colmo de la combinación de poder y arbitrariedad. El sumun del socialismo. La panacea de la corrupción. La repera.

Porque ahora, con la nueva ley, puede llegar el probo funcionario de turno y expropiártela por dos duros. Lo del justiprecio siempre fue una coña marinera, porque el único precio justo es el del mercado, el que acuerdan dos partes sin otra condición que poner en común sus santas voluntades. Pero ahora es un sarcasmo brutal e hiriente. ¿Justiprecio? Me lo llevo por lo que puede valer su uso actual, y no me hable usted de futuro, que a largo plazo todos calvos, dice el probo funcionario. Que todos tienen derecho a tener su santa voluntad, aunque seas un humilde concejal de urbanismo.

El trujillazo que nos ha colado Zapatero va a llevar a España a la alianza de civilizaciones entre los funcionarios bizcochables y los halcones de los consistorios. La comisión será materia de estudio en Educación para la ciudadanía. Los concejales llevarán a Trujillo a los altares y se encomendarán a Nuestra Señora de la Comisión Perpetua. Que Dios les pille confesados.

José Carlos Rodríguez es miembro del Instituto Juan de Mariana

Educación para la ciudadanía
Iglesia o socialismo
Agapito Maestre Libertad Digital 30 Julio 2007

La lección práctica de educación liberal y democrática que está dando la Iglesia católica española oponiéndose a la asignatura de Educación para la ciudadanía es ya un fenómeno político de extraordinaria envergadura democrática para la Europa que lucha, por encima de todo, por las libertades individuales. Por el contrario, el empecinamiento de Zapatero por mantener el núcleo duro de su reforma educativa, a saber, la asignatura de Educación para la Ciudadanía como instrumento de adoctrinamiento laicista, saltándose la concepción aconfesional de nuestro Estado, es ya objeto de estudio entre los teóricos de la democracia occidental; la legislación que justifica la materia en cuestión es una prueba inequívoca de cómo un Estado democrático se vuelve totalitario.

El decreto-ley por el que se regula esta asignatura deja las cosas meridianamente claras. Se trata de una asignatura para "modelar" hasta el último reducto de la intimidad de nuestros escolares. Afectos y emociones tienen que ser intervenidos por el Estado. Porque la Iglesia es la principal institución que se ha enfrentado con claridad y contundencia a esa concepción totalitaria de la vida personal, es menester reconocer que aparece como la primera defensora del sistema de libertades recogido en la Constitución. La Iglesia católica española no defiende los intereses de sus feligreses o, en lenguaje secularizado, de sus adeptos, sino que está defendiendo el derecho de cualquier español a que no sea agredido el derecho a educar a sus hijos de acuerdo con su ideario moral. Defender los derechos y libertades que nos garantiza la Constitución es el único objetivo de la Iglesia.

En otras palabras, la Iglesia católica está defendiendo una cultura política liberal. Más aún, la Iglesia está limitándose a sí misma en su defensa de las libertades a los argumentos que se inscriben dentro de la Constitución. La defensa de la Iglesia católica de los derechos recogidos en los artículos 27.3 y 16.1 de la Constitución española no se hacen desde una instancia ajena al sistema constitucional. Por lo tanto, no es menester que nadie venga en ayuda de los cristianos, por decirlo con el lenguaje alambicado de Habermas, a traducir su "lenguaje religioso y de principios" en una terminología más asequible para las mentes plenamente secularizadas. No, no, se trata de que la Iglesia esté aportando elementos religiosos para defender nuestra democracia, sino que está defendiendo el orden constitucional de acuerdo con los parámetros de una cultura política que establece la liberal Constitución española.

La Iglesia, pues, no hace otra cosa que un ejercicio de ciudadanía. Sí, sí, a la Iglesia católica, como entidad pública sometida al Estado de derecho, nadie puede negarle que sea, por el momento, la principal institución que se ha enfrentado a quienes quieren acabar con nuestro sistema de libertades, según está recogido en la Constitución. Reitero, para evitar equívocos torticeros o pecuniarios como los que mueven a la FERE, no se trata de que la Iglesia quiera aparecer como una fuente básica para fundamentar la democracia española, sino como una defensora del orden liberal y democrático instituido por nuestra Constitución. Frente al orden liberal y laico, jamás laicista, que defiende la Iglesia española, el Gobierno de Zapatero, de acuerdo con las tradiciones revolucionarias y totalitarias del socialismo del XIX, quiere terminar con el sistema de libertades de la actual democracia española para hacer del Estado intervencionista una "religión" que amaestre las conciencias. Que no digan otra cosa los "intelectuales" al servicio del socialismo. Se engañan para engañar.

Nadie decente leerá el decreto que regula dicha materia sin extraer la siguiente conclusión: quienes defienden la asignatura de Educación para la ciudadanía, según los planteamientos del Gobierno, no sólo están atacando el sistema de libertades en general de todos los españoles, sino el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos en los ámbitos de la moral y la política, recogidos en la Constitución española. Es sólo al Estado, según el socialismo, a quien corresponde no sólo la educación del pueblo, sino el adoctrinamiento de sus afectos y sentimientos. No exagero lo más mínimo. Lean el decreto citado y comprobarán que me quedo corto.

En esta circunstancia dramática para la vida democrática de los españoles, tengo la sensación de que el PP, a pesar de su crítica al Gobierno, no está tomándose demasiado en serio ni el ataque de Zapatero a nuestro sistema de libertades ni la defensa que de ese orden está llevando a cabo la Iglesia católica como institución pública. Así las cosas, o se defiende el adoctrinamiento de las conciencias a través de la asignatura de Educación para la Ciudadanía o se defiende la libertad de acuerdo con la lucha emprendida con la Iglesia católica. O el PP, y cientos de intelectuales, se alinean con quienes, como la Iglesia católica, están dando la batalla por la libertad o terminarán allanándose al sistema anticlerical, laicista y cesarista que Zapatero quiere imponer a los españoles.

¿Ha visto usted a estos etarras?
Las Fuerzas de Seguridad del Estado facilitan las fotografías de los seis miembros de la banda más buscados - Piden la colaboración ciudadana para dar con su paradero
R. N. La Razón 30 Julio 2007

Madrid- Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado solicitan la colaboración ciudadana para localizar a los seis presuntos etarras más buscados, a los que se supone pertenecientes a «comandos» operativos de la banda. Los ciudadanos disponen de dos teléfonos gratuitos para facilitar cualquier información: el 900 100 091 del Cuerpo Nacional de Policía y el 900 100 062 de la Guardia Civil. Éstos son los seis miembros de la organización terrorista más buscados en estos momentos:

Ander Mugika Andonegi
Las huellas recogidas en un coche abandonado en la localidad onubense de Ayamonte el pasado 21 de junio y las halladas el pasado día 19 en un taxi en el que viajaba cuando se topó con un control policial en la N-340, a la altura de Torreblanca (Castellón), corresponden a este terrorista.

Aitzol Etxaburu Arteche
Es uno de los etarras más buscados y las Fuerzas de Seguridad le relacionan con el atentado ocurrido el 24 de septiembre de 2005 en el polígono industrial de Vicolozano, a cinco kilómetros de Ávila, donde ETA hizo estallar un coche-bomba delante de la empresa Imcodávila, dedicada a la impresión.

Joseba Mikel Olza Puñal
Fue condenado en el año 2002 por la Audiencia Nacional a 15 meses de prisión por realizar pintadas amenazantes en las calles de Pamplona contra el PP y el PSOE en julio de 2001.

Eneko Zarrabeitia Salterain «Sorgin»
El pasado 14 de julio, el juez Garzón ordenó su detención y la de Saioa Sánchez Iturregi en un auto en el que decretó el ingreso en prisión de Aritz Arginzoniz, quien pretendía atentar contra edificios públicos de Santander. «Sorgin» integraba el «comando Larrano» y pasó a España desde Francia el pasado 30 de junio para atentar en nuestro país. Fue el encargado de recoger 50 kilos de explosivo que escondió en un zulo.

Saioa Sánchez Iturregi «Hintza»
Según Garzón, junto a «Sorgin» se reunió el pasado 29 de junio en Garazi con Garikoitz Azpiazu «Txeroki», presunto responsable del «aparato militar» de ETA, quien les ordenó constituir el comando «Larrano» y recoger el explosivo (50 kilos de amonal) el día 10 de julio en Usánsolo (Vizcaya) para montar un coche-bomba que harían estallar en Cantabria, pese a que inicialmente se barajó la posibilidad de atentar en la localidad vizcaína de Guecho. Otros de los posibles objetivos eran los Juzgados, la sede principal del Banco Santander, la comisaría de Policía u otros edificios públicos de la Plaza Porticada, la terminal del ferry en el puerto y la Plaza del Ayuntamiento, todo ello en la capital santanderina.

Leire López Zurutuza
El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ordenó su detención el pasado mes de mayo en el auto de procesamiento que dictó contra 15 supuestos miembros, responsables y colaboradores del «comando Donosti». En este auto Moreno exponía que un presunto integrante de ese «comando» desarticulado el pasado mes de marzo, Arkaitz Agote, tenía documentación en su domicilio sobre «las negociaciones o conversaciones con el Gobierno, el PSOE y el PNV», así como acerca de las «fórmulas para posibilitar la participación de Batasuna en las próximas elecciones» y «líneas de actuación política».

Pretendían causar daños materiales
Aritz Arginzoniz tenía una cita el mismo día en que fue detenido, en el depósito de agua de Colindres, con su compañero de «comando» Eneko Zurrabeitia, que se había trasladado a la localidad vizcaína de Usánsolo a recoger la carga de cincuenta kilos de explosivo que la banda les mandaba desde Francia.

Las instrucciones que tenían ambos de Garikoitz Azpiazu «Txeroki» eran claras: tenían que robar un coche y hacer explotar la carga completa (es lo que le gustaba al jefe de los «comandos»), aunque cabía la posibilidad de dividirla y cometer dos atentados. Para ello era necesario robar un vehículo, aunque también habían pensado en secuestrar a su conductor «y quitarle el automóvil para cometer la acción».

«“Txeroki” nos pidió que no nos precipitásemos al cometer el atentado y que no tuviésemos prisas. Se buscaba causar daños materiales», dijo Arginzoniz, que puso el nombre de «Larrano» al «comando» etarra por un monte que está cerca de su pueblo.

Arginzoniz fue detenido el pasado día 10 en la estación de autobuses de Santander cuando portaba una mochila que ocultaba una pistola Smith and Wesson modelo Springfield montada con un cartucho en la recámara y un cargador con otros 16 cartuchos 9 milímetros luger. Además, el supuesto etarra escondía en la bolsa un temporizador con el anagrama de la banda terrorista, un plano de carreteras de España y Portugal, un callejero de Santander, 1.410 euros y unos guantes de látex, entre otros efectos. Tras ser detenido, se identificó como miembro de ETA.

La «kale borroka» ha causado casi 800.000 euros de pérdidas
ABC 30 Julio 2007

MADRID. El terrorismo callejero etarra ha causado pérdidas por valor de casi 800.000 euros desde que el pasado 5 de junio ETA anunciara el final del alto el fuego.

La estimación de las pérdidas económicas la ha realizado el Foro de Ermua en la última entrega de los informes que esta entidad ha venido elaborando, para analizar el grado de cumplimiento de la tregua que en su momento declaró la organización terrorista. El informe destaca que entre junio y lo que va de julio se han producido 57 acciones de «kale borroka» en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra, según informa Servimedia.

Los ataques han tenido como objetivo desde cajeros automáticos hasta autobuses urbanos, pasando por empresas privadas e instituciones públicas. La cifra exacta de pérdidas se sitúa en 784.400 euros, de los que 659.000 corresponden a junio y 125.400 al mes de julio.

Algunos de los responsables de estas acciones fueron detenidos el pasado 10 julio, cuando las Fuerzas de Seguridad arrestaron a cuatro jóvenes, a los que se acusa de ser los principales responsables de la «kale borroka» en la provincia de Álava. Ayer se registraron nuevos incidentes de violencia callejera, con la quema de tres cajeros automáticos en las localidades navarras de Lakuntza y Uharte Arakil.

Berriozar vuelve al miedo
POR BEGOÑA LÓPEZ ABC 30 Julio 2007

BERRIOZAR (NAVARRA). Conforme avanza la tarde y baja la intensidad del sol de verano, la plaza Eguzki, -la Plaza del Sol-, en Berriozar, va cobrando vida. Los niños juegan en los columpios, mientras que los mayores charlan sentados en un banco, tomando un refresco en la terraza de un bar o paseando junto a la arboleda. El sol, un símbolo de vida. La plaza que lleva su nombre, un símbolo de libertad y del recuerdo a un vecino.

El subteniente del Ejército, Francisco Casanova, Paco para los vecinos que, no sin dificultad, mantienen vivo su recuerdo, fue asesinado por ETA en el garaje de su casa un 9 de agosto de 2000. Se van a cumplir siete años en los que «Berriozar dio el paso de cambiar del terror al miedo», como expresó a ABC la portavoz de Ciudadanos de Paz, Maribel Valls. Allí en la Plaza Euzki, Paco sigue presente a través de un monumento, recientemente atacado, que recuerda también a todas las víctimas del terrorismo. Un pueblo en el que es fuerte la presión nacionalista y que ha conseguido en la última legislatura que los «constitucionalistas» llevaran las riendas del gobierno municipal.

Gobierno nacionalista
Tras las pasadas elecciones de mayo, la situación en la localidad, cercana a Pamplona, ha vuelto a cambiar. Ahora, la alcaldía está en manos de Nafarroa Bai, con 3 ediles, otros tantos tiene ANV, 1 IU, 3 UPN, 2 PSN y 1 CDN. Desde Vecinos de Paz se habló, cuenta Maribel Valls, con las formaciones «constitucionalistas», pero IU apoyó a NaBai, al igual que ANV. Algunos de esos cambios se concretan en temas como las próximas fiestas patronales de San Esteban, a finales de agosto . «El año pasado desde la parroquia se organizó la procesión y el Ayuntamiento intervino. En 2007, ni siquiera se ha incluido en el programa de fiestas, porque dicen que puede crispar», apunta Valls. «El programa de fiestas debe ser poco crispante, se ve que por eso traen al grupo de música Pantxo eta Peio, que en sus letras llaman a la lucha y cantan a los presos de ETA», comenta la cara visible de Vecinos de Paz. Temas, como «Itziaren semea» (El hijo de Icíar), hablan de tortura a los presos y los ensalzan. Otra canción, «Batasuna», dice: «Aupa hombre, levántate chico, despierta mujer, también tu chica. Se oye un irrintzi llamando a luchar. Nos espera Euskal Herria, los presos y los caídos también. Si eres abertzale, eres nuestro hermano». Por otro lado, añade Valls, «están procurando que todas las actividades infantiles se realicen en euskera, cuando la mayoría de los niños son castellanoparlantes».

Otras de las cosas que hizo el nuevo alcalde, Francisco Javier Lasa, denuncia Maribel Valls, ha sido retirar la bandera de España de la Alcaldía, dado que el Consistorio de Berriozar carece de balconada. «Nos ha dolido que cuando asesinaron a Paco, sus compañeros militares entregaron al Ayuntamiento un recuerdo, materializado en un diploma enmarcado por el comportamiento del Consistorio ante los hechos, diploma que hasta ahora ha estado en Alcaldía y que el nuevo Consistorio ha retirado», manifiesta Valls. «Desde Vecinos de Paz siempre hemos dicho que nos daba igual la profesión de Paco. Si hubiera sido fontanero, ¿habrían retirado también ese diploma?».

Séptimo aniversario
En cuanto al homenaje que cada año se hace a Casanova, desde Vecinos de Paz se indica que todos los años el Consistorio ha colaborado. Este año, se han solicitado todos los permisos, así como que el Ayuntamiento corriera con los gastos de las flores para la iglesia, ya que se le hace una misa navarra. «Nos lo han denegado diciendo que el Ayuntamiento no tiene que correr con ningún gasto de la parroquia».

«Paco dio dignidad a este pueblo, porque en el pueblo no había miedo, sino terror, y se dio el paso de saltar del terror al miedo. Resulta muy desigual enfrentar la palabra a una pistola o a una bomba lapa», apunta Maribel, quien añade que el movimiento cívico surgido en Berriozar ha sido «muy importante» y señala que al igual que se habla del espíritu de Ermua, se puede hablar del espíritu de Berriozar.

Al homenaje, que tendrá lugar el próximo 9 de agosto, acuden cada año la viuda, los hijos y el padre del subteniente asesinado. La madre, delicada de salud, no está presente. Vecinos de Paz lamentan también la actual situación política que se vive en España. «Lo de De Juana ha sido una burla a la sociedad y a las víctimas, a las que se ha ninguneado. Los violentos han cogido fuerza otra vez».

Siete años después de que con el asesinato de Francisco Casanova naciese una respuesta social al terror, el miedo ha regresado a Berriozar _ En las fiestas se vuelve a cantar a los presos de ETA y en el Ayuntamiento se ha retirado la bandera de España

El PSE dejó la puerta abierta a un cambio de la Constitución en su diálogo con Batasuna
Imaz dice que la negociación se rompió porque HB quería una autonomía con Navarra en dos años
Redacción La Razón 30 Julio 2007

Madrid- El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, desveló ayer que las negociaciones de Loyola «se rompieron porque, en un momento determinado, Batasuna dio un giro de 180 grados y puso como condición para avanzar que el resto aceptásemos que Guipúzcoa, Vizcaya, Álava y Navarra conformasen una comunidad autónoma única en el plazo de dos o tres años». Además, explicó que los interlocutores socialistas se opusieron «frontalmente» a la petición de Batasuna y que desde el PNV también se opusieron «a que se intentase forzar al Partido Socialista con la amenaza violenta de por medio», informa Ep.
Sobre la posibilidad de que existiese un borrador de acuerdo que contemplase el derecho a decidir y la territorialidad, que hubiese sido aceptado por los socialistas, el líder nacionalista señaló que «no se puede decir en ningún caso que el PSE aceptase un acuerdo en esos términos». A su juicio, una de las consecuencias que se deducen de estas conversaciones es «la falta absoluta de autonomía política por parte de Batasuna».

«No hubo un acuerdo político en esas conversaciones, las filtraciones que ha habido estos últimos días son borradores que hubo encima de la mesa, en algunos casos aproximaciones que sí hubo en algunas materias... pero no hubo un acuerdo político entre las tres formaciones», reiteró. «Los socialistas pusieron objeciones en algunos puntos, fundamentalmente, los referidos al tema Navarra, pero también a otras materias», y, tras la «condición» de Batasuna de lograr una autonomía vasco-navarra en dos o tres años, la oposición de los interlocutores socialistas se convirtió en «frontal».

Sin embargo, según publicó ayer el «Deia», diario próximo al PNV, el 31 de octubre ya había sobre la mesa un borrador consensuado de gran calado político que abordaba dos puntos claves: los mecanismos para posibilitar el derecho a decidir del pueblo vasco y un compromiso para promover la creación de un órgano institucional común para el País Vasxco y Navarra. Incluso Iparralde salió a la palestra al incluirse en el texto el «compromiso de crear una eurorregión vasca u otras estructuras institucionales que la evolución del Tratado de la Unión Europea vaya permitiendo».

Los socialistas, según el retato del periódico vasco, llegaron a mostrar su voluntad para hacer posible la actualización de los vigentes ordenamientos jurídicos (Estatuto de Gernika y Constitución) con el fin de recoger los posibles compromisos a alcanzar, siempre que hubiera previamente un «compromiso de pacificación».

GALICIA / REPARTÍA A DEDO MILLONES EN TIEMPO DEL PP Y LO SIGUE HACIENDO CON PSDEG-BNG
La Xunta "compra" la fidelidad de los medios
Según el informe del Consello de Contas, estas "ayudas" por vía de convenios o de contratos continúan, a igual ritmo que bajo la presidencia del PP, con el actual Gobierno de coalición PSdeG-BNG.
La Xunta de Galicia repartió y sigue repartiendo a dedo millones entre "sus" medios de comunicación en 2004
Agencias Periodista Digital 30 Julio 2007

La Xunta de Galicia repartió y reparte discrecionalmente millones de euros entre medios de comunicación y con el único objetivo de garantizarse "fidelidades" periodísticas.

Según el informe del Consello de Contas enviado al Parlamento autónomo el pasado viernes, en el 2004 se repartieron 14,08 millones de euros.

Lo asombroso, a pesar de todo lo que cacarearon durante la campaña electoral y lo que denunciaban a los populares, estas ayudas por vía de convenios o de contratos continúan, a igual ritmo que bajo la presidencia del PP, con el actual Gobierno de coalición PSdeG-BNG.

El grupo de La Voz de Galicia y Radio Voz, con 1.865.420 euros, y la editora de El Correo Gallego, con 1.708.980 euros, fueron las empresas privadas más beneficiadas por la Xunta en tiempos del PP, aunque fue la CRTVG, de la que dependen la radio y la televisión autonómicas, la que se llevó la suma más elevada (4.058.260 euros).

En la lista de empresas, que incluye revistas, emisoras de radio, portales de Internet y agencias de prensa, destacan también Faro de Vigo (921.650 euros), La Región (621.900 euros), El Ideal Gallego (648.960 euros) y El Progreso (887.080 euros).

Entre los beneficiarios de estos convenios figura también Radio Galicia (propiedad del Grupo PRISA, editora de El País) y las emisoras asociadas de la SER en La Coruña y Vigo, que en total recibieron 149.250 euros.

Esta sonrojante "política informativa", que en época del popular Pérez Varela se conocía coloquialmente como "pitanza para los cocodrilos", garantizó al PP muchos apoyos informativos cuando controlaba el Gobierno y el presupuesto y permite ahora al presidente Pérez Touriño y a sus socios del Bloque en el bipartito recibir parabienes informativos a granel y eludir toda critica en los medios de comunicación.

La Xunta concedió a dedo 14 millones a medios de comunicación en 2004
El Consello de Contas critica que las ayudas se den sin concurrencia ni criterios de selección
FERNANDO VARELA - Santiago El País 30 Julio 2007

La Xunta de Galicia repartió discrecionalmente 14,08 millones de euros en 2004 entre medios de comunicación, según el informe del Consello de Contas enviado al Parlamento autónomo el pasado viernes. Esta suma, distribuida durante el mandato del PP, recoge sólo los convenios suscritos por las consejerías y no incluye las ayudas concedidas por empresas y organismos públicos, ni la publicidad institucional, ni los contratos suscritos por diversos medios con la televisión gallega TVG. El órgano fiscalizador revela numerosas irregularidades, la falta de concurrencia y la ausencia de criterios objetivos de selección para justificar las transferencias. Según fuentes del Consello, estas ayudas por vía de convenios o de contratos continúan, probablemente a igual ritmo que bajo la presidencia del PP, con el actual Gobierno de coalición PSdeG-BNG.

El primer informe que el Consello de Contas ha realizado sobre los convenios que la Xunta suscribe con medios de comunicación ha servido para poner al descubierto que sólo a través de las consejerías (sin contar entes ni empresas públicas), el Gobierno de Manuel Fraga (PP) se gastó en 2004 un total de 14.081.070 euros en convenios con las empresas del sector.

El grupo de La Voz de Galicia y Radio Voz, con 1.865.420 euros, y la editora de El Correo Gallego, con 1.708.980 euros, fueron las empresas privadas más beneficiadas por la Xunta, aunque fue la CRTVG, de la que dependen la radio y la televisión autonómicas, la que se llevó la suma más elevada (4.058.260 euros).

En la lista de empresas, que incluye revistas, emisoras de radio, portales de Internet y agencias de prensa, destacan también Faro de Vigo (921.650 euros), La Región (621.900 euros), El Ideal Gallego (648.960 euros) y El Progreso (887.080 euros). Entre los beneficiarios de estos convenios figura también Radio Galicia (propiedad del Grupo PRISA, editora de EL PAÍS) y las emisoras asociadas de la SER en A Coruña y Vigo, que en total recibieron 149.250 euros (ver cuadro).
Defectos e irregularidades

Después de examinar los distintos convenios, el Consello de Contas ha concluido la existencia en la mayoría de los casos de defectos e irregularidades de distinta naturaleza. Algunos carecen de memoria, otros incumplen la obligación legal de acreditar estar al corriente en las obligaciones tributarias y no tener deudas con la Administración o no fueron siquiera comunicados al registro de convenios de la dirección general de Relacións Institucionais. El caso más grave afecta a un convenio suscrito por Cultura con la editora de El Ideal Gallego para crear un museo, hasta el punto de que Contas recomienda solicitar el reintegro del dinero al no haberse justificado "de forma suficiente la realización de la actividad".

El Consello llama la atención a la Xunta sobre la necesidad de "prestar atención al cumplimiento de todos los requisitos exigidos, especialmente en lo que se refiere a los criterios de selección", toda vez que, "en general", no quedan "suficientemente expresados". El órgano fiscalizador critica especialmente la generalización injustificada de "las características únicas" de cada medio de comunicación para explicar la no concurrencia y recuerda a la Xunta que no puede contabilizar los gastos derivados de estos convenios con cargo al capítulo de "inversiones reales", como estaba haciendo en la mayoría de los casos en el año objeto de investigación.

Una parte de los convenios suscritos por las diferentes consejerías con medios de comunicación en 2004 tiene por objeto "contribuir al desarrollo, mejora y difusión de la lengua gallega". Los demás persiguen fines tan diversos como promover "la presencia de Galicia en el ámbito internacional", "contribuir a un mejor conocimiento de la vida económica gallega con especial atención a las actuaciones" de la Xunta, "resaltar acciones que beneficien al país en urbanismo y ordenación del territorio", difundir "información sobre carreteras", "mejorar el nivel de salud de la población" o "preservar los recursos del mar".

La utilización de los convenios para justificar la entrega de dinero a los medios de comunicación, especialmente en el sector privado, ha sido una práctica habitual durante los 16 años de Gobiernos del PP, pero ésta es la primera vez que un órgano de fiscalización independiente, como es el Consello de Contas, certifica su existencia.
Control de los medios

Desde la oposición, socialistas y nacionalistas siempre consideraron esta práctica como un mecanismo de control de los medios, sobre todo de la información difundida por los periódicos y las emisoras de radio, hasta el punto de que en las elecciones de 2005 incorporaron a sus respectivos programas propuestas destinadas a ponerles fin. Las iniciativas pactadas por PSdeG y BNG cuando firmaron el pacto de Gobierno incluían la puesta en marcha de las leyes de Transparencia, Subvenciones y Publicidad Institucional, de las que las dos primeras ya están en vigor. Con ellas, socialistas y nacionalistas se proponían impedir el reparto discrecional de fondos y objetivizar la distribución de publicidad para que la Xunta no pudiese influir sobre la información de los medios. No obstante, según fuentes del Consello, "el respaldo documental posterior a 2004, aún muy incompleto, confirma que estas ayudas por vía de convenios o de contratos continúan, probablemente a igual ritmo que bajo la presidencia de Manuel Fraga".

Las empresas del sector se benefician no sólo de los convenios que negocian y suscriben con las diferentes consejerías y los entes, organismos y empresas públicas que dependen de la Xunta, sino que utilizan otros mecanismos como las ayudas directas, las subvenciones, la publicidad institucional (que en muchos casos distribuyen directamente colaboradores de los consejeros) y hasta los contratos de prestación de servicios y venta de productos con TVG.

Los convenios de 2004 revelan las obligaciones que contraían los medios a cambio del dinero de la Xunta. Van desde la emisión diaria de "microespacios" sobre infraestructuras, en el caso de las emisoras de radio, a la realización y publicación de reportajes y suplementos sobre temas tan diversos como el urbanismo o el Plan Galicia cuando se trata de diarios impresos. Algunos se comprometían a publicar informaciones y reportajes sobre temas como la sanidad y el empleo. Los convenios también financiaron "ciclos de conferencias" y "encuestas y análisis sobre el grado de satisfacción de los gallegos".

Educación
Más de 600.000 alumnos extranjeros estudian en España
Cada año la cifra de inmigrantes escolarizados sube un 15 por ciento
S. R. La Razón 30 Julio 2007

Madrid- Las aulas de los colegios e institutos españoles reciben cada año más alumnos extranjeros, según el último avance estadístico del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC). Por primera vez en España, los alumnos extranjeros superaron durante el curso 2006-2007 los 600.000 matriculados en estudios no universitarios, es decir, un 14,5 por ciento más respecto al curso anterior, cuando fueron 530.954.

En nueve años, los escolares originarios de otros países se han mutiplicado por 8,4 desde el primer estudio que se hizo al respecto, en el año 1997. La mayoría de ellos proviene de América del Sur, en total el 42, 7 por ciento, seguidos por los europeos con un 28,2, y en última instancia quedan los africanos.

Por comunidades, Cataluña, con 126.027 estudiantes extranjeros, y Madrid, con 124.368, soportan el mayor número de inmigrantes porcentualmente, el 41 por ciento, aunque la primera supera a la segunda en número.

Primaria y Secundaria
No obstante, otras comunidades autónomas, como Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Cantabria, cuyos niveles de inmigración no son demasiado altos, han experimentado un ligero ascenso durante el curso pasado, respecto a otras , en las que las tasas de escolarización de niños inmigrantes disminuyó ligeramente, como Murcia o Canarias.
La mayoría de ellos estudian Educación Primaria, en total 261.583. Le siguen los matriculados en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y en infantil y preescolar, aunque el mayor crecimiento de alumnos durante el curso pasado se dio en la ESO.

Las enseñanzas de idiomas, educación especial, artísticas y deportivas no suman demasiados estudiantes, sólo 16.480, pero la mayoría se decanta por aprender idiomas, en total el 29, 6 del total de estudiantes.
Por centros, los públicos son los más elegidos, más del 80 por ciento los escogen, mientras que los privados pierden popularidad: sólo el 17 por ciento de los padres se decantan por éstos.

Recortes de Prensa   Página Inicial