AGLI

Recortes de Prensa     Martes 14 Agosto   2007

Nuevo ataque nacionalista a la democracia.
Paco Sande Periodista Digital 14 Agosto 2007

Estamos en temporada de vacaciones y, sin embargo, la chusma nacionalista no descansa: El Bloque Nacionalista Gallego acaba de presentar una iniciativa en la Cámara Baja del Congreso que obligaría a los guardias civiles de Galicia a redactar las multas en gallego. La Unión Federal de Guardias Civiles (UFGCS) no ha tardado en pronunciarse en contra de esta propuesta. Y es que, tal y como afirma Javier Martínez, director general de la UFGCS en Galicia, la Guardia Civil en un cuerpo con "movilidad geográfica" y no puede pedírseles que aprendan las lenguas cooficiales de cada destino al que vayan. Como medida principal en contra de la propuesta amenazan con apoyar las campañas de desobediencia que comiencen los agentes de forma "activa".

Y esto no es todo: El BNG acaba de darse cuenta de que en la misma DGT los topónimos de las ciudades y pueblos de Galicia, todavía figuran en su versión en castellano, como por ejemplo: Sangenjo en vez de “Sanxenxo”, La “Coruña” en vez de “A Coruña”, Carballino en vez de “Carballiño” u Orense en vez de “Ourense” etc. El Sr. Francisco Rodríguez le ha exigido a la DGT que se ponga remedio a la cosa y que todos los topónimos figuren en gallego.

¿Pero quien es el tal Sr Francisco Rodríguez? Se preguntaran muchos, porque, estoy seguro que abra muy poca gente que sepa quien es éste señor.

Pues el Sr. Francisco Rodríguez, es alguien que esta ahí en la sombra del nacionalismo gallego, un personaje anodino y gris, y al que en la calle nadie volvería la cabeza para mirarlo dos veces, no suele salir mucho en la prensa y tiene el mismo carisma que un melón recién cortado. Pero ojo, porque este Sr. es el jefe de la UPG (Unión del Pueblo Gallego), el núcleo duro del BNG. En realidad este señor es el capo de toda esta “cossa nostra” que es el nacionalismo gallego.

¿Pero quien es éste señor para exigir tales cosas?
¿En nombre de que gallegos se erige representante para decidir por ellos?
¿Y quien le ha dado pábulo para otorgarse a si mismo esa potestad?

Porque, a ver, aunque los nacionalistas se autodefinan a ellos mismos como los representantes del pueblo, (representantes do pobo) eso no es lo que arrogan las urnas. De 75 diputados o escaños que tiene el parlamento de Galicia, ellos han conseguido trece. Eso significa que un 17% de los gallegos le da su confianza a este señor, o lo que es lo mismo, que de cada 10, 1´7 le dice que esta de acuerdo con lo que el hace. Pero, ¿y que pasa con el otro 8´30 de los gallegos que le dicen una y otra vez que no, y que no?

¿Es qué el voto de estos últimos 8´30 de gallegos vale menos que el voto del otro 1´7?
¿Es qué los que no creemos en el nacionalismo, somos hijos de un dios menor?
¿Y por qué tiene que imponerse la voluntad de una minoría en contra de la voluntad de una gran mayoría?

¿Por qué tiene que haber galescolas donde los niños pueden ser enseñados totalmente en gallego, y no hay escuelas donde los a niños se les pueda dar clase solo en castellano?

Las respuestas a todas estas preguntas caen por si solas de pura lógica: lo hacen por que en Galicia estamos viviendo una dictadura con todas las consecuencias y estamos siendo manejados por unos dictadores de la peor calaña, a los que no les importa un rábano, ni la libertad, ni mucho menos la democracia. Ellos van a lo suyo y punto,dicen: esto es así por que lo decimos nosotros y tú, si no estas conforme te fastidias.

Y ahora ya no les es bastante lo de dictar y mangonear a los gallegos, que se pasan al ámbito estatal, ahora también quieren dictarle a la DGT, un ente nacional, la Dirección General de Trafico de España. O sea, que si un andaluz, un extremeño o un castellano es multado en Galicia, territorio –hasta la fecha y que se sepa- español, tendrá que llamar a alguien que le traduzca lo que dice la sanción.

Pero esto no es nada nuevo, hace ya unos años que cualquiera que viaje de Madrid a Galicia por la AP 6 habrá podido comprobar como en los indicadores de la carretera, tanto en Madrid, como en Castilla, como en León, y hasta en Zamora, los topónimos de La Coruña y Orense, aparecen como A Coruña Y Ourense, -luego ellos, los galleguistas, no tienen empacho al decir cosas como: “esta noite partido, Depor – Xetafe” o “accidente en San Lourenzo do Escorial” etc.- la verdad no se como ellos se lo consienten y no los mandan a tomar por…viento.

Esto es tanto como si lo españoles le dijéramos a Francia: eh vosotros franchutes, cuando pongáis en vuestras señales de carretera el nombre de nuestro país, poner España ¡eh!, que así es como se llama y no Espagne, vale.

Y decirle a la DGT que en sus archivos y en todo lo que ellos editen, sea en castellano o no, es igual, los topónimos gallegos tienen que figurar en gallego. Eso, lo mismo que antes, seria igual que decirle a la ONU, a LA OTAN, o cualquier organización así, que cuando se refieran a nuestro país, por ejemplo en ingles, -la lengua que mas usa esa gente- que escriban España y no Spain. Y es que esto es de locos, si no fuera tan trágico, seria para troncharse, con decir que tenemos La Real Academia de la Lengua Gallega, qué –y en esto quizás sea la única en el mundo- en vez de coger las palabras que usa el pueblo y adoptarlas, o como se diga, aupada por los nacionalistas, se las inventa, se las quitan de la manga y las ponen en el diccionario. Así aparecen palabras o mejor palabros como: "Galiza, grazas, o perruquería", (peluquería) es inútil decirles que la raíz de la palabra peluquería es pelo y no perru, es igual a ellos les da lo mismo, no les importa un pepino como hablen los gallegos, ellos lo que quieren es buscar lo que menos se parezca al castellano.

Y todas estas iniciativas que estos representantes del pueblo están tomando en pro del gallego, son, en realidad, un paso más en el proceso de aniquilación de las libertades aun existentes en Galicia.

Seria ideal que cada cual tuviese la oportunidad, como político, profesor, alumno o ciudadano de expresarse a nivel publico en la lengua oficial de su elección. Así, tanto en los escritos oficiales de la Administración, incluido el Diario Oficial de Galicia, como en las demás comunicaciones, notificaciones, oposiciones y concursos, ninguna de las dos lenguas debería ser discriminada.

Pero esto seria como pedirle peras al olmo, es demasiado para ellos, ellos van a lo suyo, y lo suyo es vivir del cuento, y que no prevalezca la libertad, porque entonces se les puede fastidiar el chollo, y mientras tanto la democracia y las libertades de los gallegos -y del resto de los españoles también- se la pasan por el arco de triunfo.

P.D.
He recibido en mi mail, de parte de un amigo, la siguiente nota:
Vigueses por la Libertad
Aumentan las iniciativas ciudadanas en Galicia contra las políticas intervencionistas e impositivas en el ámbito de las opciones lingüísticas, que se han venido aplicando en esta Comunidad Autónoma. El último de estos proyectos es la asociación Galicia bilingüe, que acaba de presentarse en Vigo, con el propósito, según declararon sus promotores en una rueda de prensa, de "remover los principios de la política lingüística", en particular, en el campo de la enseñanza.
La asociación tiene página web: www.galiciabilingue.es. En ella pueden consultarse sus posiciones y también enterarse de la génesis de esta asociación.

La parodia parlamentaria
Daniel Martín Estrella Digital 14 Agosto 2007

Tras la elección de Miguel Sanz como presidente foral de Navarra, Patxi Zabaleta, líder de Nafarroa Bai, aseguró que se había traicionado el resultado de las últimas elecciones. La lista de UPN, el partido de Sanz, fue, de largo, la lista más votada. Sin embargo, según este vidente, el pueblo navarro quería que gobernase la segunda con la ayuda del PSN, la tercera. Y —¿por qué no?— con Fernando Puras, el líder socialista, como jefe del ejecutivo. Ciertamente, es complicado conocer la voluntad popular. Porque, ¿realmente el resultado de los últimos comicios debía interpretarse así? Aunque gane un partido, ¿debe gobernar el tercero con el segundo? Entonces, ¿la única esperanza para algunos es, impepinablemente, sacar mayoría absoluta? Así funcionan las cosas en España. Por bloques monolíticos partidistas que, antes que representar votos y personas, defienden sus propios intereses. El PP ganó las últimas elecciones gallegas pero se quedó a un escaño de la mayoría absoluta. Un victoria abultada. Por eso ahora se encuentra en la oposición, porque el parlamento gallego tuvo la oportunidad de elegir como presidente al segundo candidato más votado. Lo mismo ocurre, por ejemplo, en Cataluña, donde CiU es la fuerza más votada, o en Baleares donde, increíblemente, Jaume Matas venció en número de votos.

El principal problema de esta mentira política aceptada en España como dogma de fe —siempre seremos católicos— reside en nuestro sistema electoral, donde el ciudadano sólo puede elegir una lista cerrada fabricada por unas siglas. El Parlamento siempre obedecerá a los partidos, nunca al interés social, a la hora de elegir el Ejecutivo. Mientras que en una sola elección —secuestrada por esas listas que impiden saber quién nos representa realmente en cada asamblea— se elijan a dos de los tres poderes políticos, estas incongruencias serán una triste constante, por muy unánimemente que se tolere.

Porque el problema viene después. Cuando los Parlamentos eligen a su propio gobierno, éste nunca estará convenientemente controlado a no ser que, como en Inglaterra, cada diputado represente a un grupo concreto de ciudadanos. En España los parlamentos obedecen a su gobierno, sobre todo si éste goza de una mayoría amplia, sea legítima o no. El gobierno de Sanz en Navarra, dada la calaña política que sufrimos, será corto, tumultuoso e impotente para hacer nada. Aunque eso sea lo menos conveniente para los navarros.

La inutilidad fáctica de los parlamentos, su prostitución, se vio ayer en Cataluña. Después de semanas de caos en los cercanías y la red eléctrica de Barcelona, y de atascos kilométricos en las autopistas regionales, José Montilla pasó por el Parlament a dar explicaciones. Y todos contentos, que PSC, ERC e ICV forman una mayoría estable y bien avenida. El Ejecutivo, según esta sesión más informativa que de control, recibió el beneplácito de sus obedientes súbditos parlamentarios. Más tarde, pasaron por ahí los representantes de Endesa, una compañía privada, y Red Eléctrica, un monopolio pseudoestatal que va de empresa privada. Ellos eran los que tenían que rendir cuentas y convencer al poder legislativo catalán. ¿Existe absurdo mayor?

Porque es el Ejecutivo quien “ejecuta” las leyes y asegura que las infraestructuras funcionan según las necesidades del pueblo. Si alguna empresa privada falla en su cometido, ¿es en el Parlamento donde debe rendir cuentas? ¿Acaso lo que falta aquí no es una auténtica liberalización del mercado energético? Si Endesa o Red Eléctrica han obrado mal, ¿no debería el Ejecutivo iniciar un procedimiento administrativo sancionador o, llegado el caso, acudir al Poder Judicial? ¿A qué viene esa pantomima parlamentaria que lo único que consigue es trasladar al Parlamento lo que tiene que hacerse fuera de él?

En España la incultura política democrática ha convertido el poder legislativo en un orden que hace de todo menos legislar. Comisiones, controles, vigilancias... misiones que tienen poco de democrático en cuanto están dominadas por los partidos políticos. Desde el momento en que un diputado no representa a nadie concreto y, de responder, sólo rinde cuentas al partido al que pertenece, el Parlamento es un órgano que obedece antes que ordenar o controlar fehacientemente. Es un Parlamento irresponsable que consigue legitimar las actuaciones del Poder Ejecutivo al que él mismo eligió, no siempre respetando el resultado de las urnas.

Pero lo peor de todo es que, cuando jugamos en teoría a un mercado libre, los parlamentos en España se han constituido en una especie de Gran Jurado que obliga a empresarios a rendir cuentas. Montilla fue a campo propio a tirar un penalti sin portero. Y así es fácil responsabilizar a los demás de las carencias propias. Sanz ha sido elegido por un Parlamento que, en lugar de buscar el bien de los navarros, jugará a impedir la labor ejecutiva mientras la legislativa se queda en “pause”. Pero todos contentos, que así funciona el sistema. Las carreteras, las vías, la electricidad, la seguridad ciudadana... todo eso no funciona. Pero, ¿qué más da?

dmago2003@yahoo.es

Nacionalistas en Navarra
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 14 Agosto 2007

Una singularidad del nacionalismo vasco en Navarra ha sido la condición hegemónica que ha tenido en él la rama más radical vinculada a ETA, en detrimento de los partidos que han representado al nacionalismo institucional, el PNV y Eusko Alkartasuna. Desde el inicio mismo de la Transición, la batuta del nacionalismo en la Comunidad Foral ha estado en manos del radicalismo.

Herri Batasuna en Navarra se reforzó temprano con una herencia política paradójica procedente del antiguo carlismo ultramontano. De la misma manera, en la implantación de ETA en Navarra a mediados de los setenta tuvo mucho que ver el ingreso en la organización terrorista de algunos núcleos originarios del carlismo, numéricamente poco importantes, pero significativos a la hora de afianzar a la banda en la Comunidad Foral.

Mientras en el País Vasco HB nunca pasó de ser la facción minoritaria de la comunidad nacionalista, en Navarra la hegemonía de HB, mantenida durante más de dos décadas, asfixió al resto de partidos de esta ideología impidiéndoles tener un peso político significativo. Dos factores pusieron fin a esa situación: el primero de ellos, por orden cronológico, fue la aparición de Aralar como escisión de Batasuna que tuvo especial incidencia en Navarra de donde es originario su líder principal, Patxi Zabaleta. El segundo fue la ilegalización de Batasuna, medida a la que, posiblemente, se debe alguna parte del éxito actual de Nafarroa Bai.

En las municipales de 1999, las últimas a las que concurrió Batasuna dentro de la ley, esta formación representó el 76% de los votos nacionalistas en Navarra. En los comicios locales de 2003, la suma de votos atribuibles a ese partido (nulos más listas afines) representó el 40,7% del sufragio nacionalista, mientras que la neófita Aralar sumaba ya el 27,5%. Y en las pasadas municipales del 27-M, el voto de la izquierda abertzale (ANV más nulos) ha descendido al 36,34%, frente al 63,66% del resto de candidaturas nacionalistas. El apoyo a Batasuna en Navarra, por otro lado, se ha reducido en un 34% entre 1999 y 2007.

Tras las elecciones vascas de 2005, el análisis de ETA era que Aralar, a la que despectivamente y con hostilidad comparaba con la extinta Euskadiko Ezkerra, estaba «bastante fuera de juego» y que había perdido «el desafío» que planteó «hace cuatro años», cuando se escindió de Batasuna. Hoy, probablemente, la banda tendría que corregir su análisis. La Ley de Partidos no ha reducido los votos nacionalistas, ni lo pretendía, pero en el caso de Navarra ha servido para canalizar una parte de esos votos de una organización afín a los terroristas hacia partidos democráticos que condenan la violencia.

Zapatero cambia de táctica
Editorial ABC 14 Agosto 2007

NUNCA llueve a gusto de todos en el PSOE. Desde el principio de la legislatura, Zapatero ha tenido que soportar las críticas -a veces muy explícitas- de algunos clásicos de su partido como Guerra, Leguina, Rodríguez Ibarra, Vázquez o el propio Felipe González. Ahora los que expresan su desacuerdo con el presidente del Gobierno son algunos socialistas vascos y navarros, así como Pasqual Maragall, que ha vuelto por un momento al primer plano de la actualidad para demostrar que sigue respirando por la herida del Estatuto. El ex presidente de la Generalitat se lamenta ahora de que Zapatero, su antiguo aliado, esté «a la defensiva» y se sienta «acomplejado» ante el PP. El secreto a voces de la discrepancia es el cambio de rumbo que La Moncloa y Ferraz han imprimido a la política territorial, haciendo ahora gala de una «españolidad» obviada durante los últimos tres años y que sería digna de elogio a no ser por la enorme carga electoralista, y por tanto interesada, que conlleva el meditado cambio estratégico.

Desde que ETA reventó la legislatura al anunciar el fin de la tregua, el sedicente «proceso de paz» agotó sus posibilidades, si es que alguna vez las tuvo. Con un evidente oportunismo, Zapatero se ha olvidado de las supuestas virtudes pacificadoras de De Juana y de Otegi, y ha puesto en marcha una operación de imagen basada en un enfoque «españolista». Incluso José Bono -nostálgico de tiempos mejores- se ha prestado a dar otra vez su apoyo al proyecto de su jefe y a la vez rival. Por razones tácticas, el PSOE ha renunciado a gobernar en Navarra con los nacionalistas, asumiendo el coste de una fuerte crisis en el seno del PSN.

Es evidente que el Ejecutivo prodiga gestos de naturaleza electoralista desde hace algún tiempo, como el anuncio de los 2.500 euros por hijo y la puesta en marcha de la Ley de Dependencia. Pero sobre todo ahora pone énfasis en una aparente defensa de la España constitucional, sabiendo que cuenta en ese punto con el apoyo de una gran mayoría. Además de ser contradictoria con la visión que ha prevalecido durante años, la nueva apuesta del PSOE no está exenta de riesgos. Zapatero intentó poner en marcha una alianza social-nacionalista, incluyendo elementos radicales y partidos antisistema como ERC.

Precisamente los republicanos catalanes han advertido ya que no están dispuestos a apoyar la próxima Ley de Presupuestos, mientras desde IU Gaspar Llamazares lanza también mensajes en el sentido de que no será fácil que el Gobierno cuente con ellos. En este contexto, el resto de la legislatura se convertirá en un periodo de inestabilidad muy perjudicial para el conjunto de la sociedad española. Es probable que Zapatero no se atreva a anticipar las elecciones. En todo caso, es seguro que si aguanta hasta el final nadie va a prestar atención a los problemas reales de los ciudadanos. Nos esperan ocho largos meses de maniobras al servicio del poder que amenazan con paralizar al país sin beneficio alguno para el interés general. Mantener abiertos el Congreso de los Diputados y el Senado durante el próximo periodo de sesiones resulta perfectamente superfluo a la vista de un programa legislativo que sólo incluye leyes de puro trámite o bien cuestiones polémicas que sería mejor arrinconar, como la Ley de la Memoria Histórica.

El giro de Zapatero huele a pura maniobra política. De hecho, todo apunta a que no se trata de un humilde reconocimiento de su error o de una rectificación en toda regla, sino que parece una táctica para sacar adelante «como sea» un proceso electoral incierto y de dejar sin discurso a la oposición. Vistos los antecedentes y las convicciones de que Zapatero ha hecho gala durante la legislatura, si llegara a gobernar de nuevo tras las elecciones, no es descartable que reaparezcan las aventuras territoriales y que tratara de reconducir el «proceso de paz». Zapatero ha vinculado su figura política con una llamada «España plural» que encubre una modificación sustancial del modelo territorial establecido por la Constitución. Lo de ahora, simplemente, rezuma conveniencia.

Zapatero y sus complejos
POR M. MARTÍN FERRAND ABC 14 Agosto 2007

SIEMPRE que, en síndrome de abstinencia de popularidad, Pasqual Maragall se aparece en público suele mostrarse quejoso de José Luis Rodríguez Zapatero. No le faltan razones para ello. Haría falta acudir a Los tramposos, la película de Pedro Lazaga sobre guión de Miguel Martín, para encontrar un repertorio tan amplio y sorprendente de timos y engañifas como los que el líder socialista ha prodigado a su colega catalán para, independientemente de su coste y de su precio, salir ganando en aras de su permanencia en La Moncloa. Esa es la más auténtica línea política de Zapatero, la que mejor practica y en la que más insiste, y, en lo que a Maragall afecta, nunca se vio una simbiosis política con menos ventajas y más corto lucimiento para una de las partes.

A manera de consuelo, ya en una irremediable jubilación anticipada, el ex president de la Generalitat le ha dicho al «Diari de Girona» -antes, «Los sitios», de Prensa del Movimiento- que «habría valido más reformar la Constitución que modificarla desde fuera». De eso no cabe la menor duda. El camino de reforma estatutaria seguido en Cataluña es, ni más ni menos, un intento de forzar la Constitución y, como ocurre con todos los procedimientos tramposos, no servirá para mucho y, poco a poco, irá cobrando su factura. El propio Maragall ya ha pagado por ello. Su cabeza fue el precio, injusto e indebido, con el que Zapatero satisfizo la demanda de la opinión pública española, inquieta y/o irritada por el curso de los acontecimientos germinados por el tripartito y, previamente, orientados por los torpes y cambiantes diseños estratégicos del líder que descansa en el Coto de Doñana. ¿De qué descansará el hombre?

Sostiene Maragall que la actitud socialista en Navarra, al propiciar el gobierno de la derecha «españolista y regionalista», es «un error estratégico monumental». No parece que sea para tanto. Se trata, sencillamente, de una consecuencia más del estilo que caracteriza y define a Zapatero. Como las veletas, se orienta según la dirección del viento dominante y eso, en él, no es testimonio de criterios volubles o voluntad débil; sino, sin rodeos ni tapujos, la más diáfana expresión de su carácter y de sus criterios éticos y de compromiso. Zapatero no es un gobernante de raza. Es un superviviente... y sobrevive.

El presidente, según el ex president, está «acomplejado» por la política territorial del PP. No es eso. El presidente lo es en función de su liderazgo en uno de los dos grandes partidos de ámbito nacional español. Su política territorial, más errática que nacionalmente herética, merma sus expectativas en las circunscripciones en las que ser español es algo indiscutible y apreciado. De ahí que, más por electoralismo que por cualquier otra razón, incumpla sus compromisos y retroceda sobre sus propios pasos. Antes en Cataluña, ahora en Navarra y mañana donde convenga. Zapatero no trata de hacer Historia; sino de mantenerse, a cualquier precio, en donde está y nunca confió llegar a estar.

Los hechos de Pizarro frente al victimismo nacionalista
EDITORIAL Libertad Digital  14 Agosto 2007

La sesión celebrada este lunes en el Parlamento de Cataluña ha contribuido decisivamente a clarificar lo ocurrido durante la semana negra del apagón de Barcelona, inicio, a su vez, de un nuevo mes negro en los servicios públicos básicos de esta región española. Al caos de las infraestructuras, le ha correspondido el corolario de un gallinero de gobernantes incompetentes e irresponsables, aplicados en hundir la calidad de vida de los contribuyentes con tanta devoción como la que ponen en librarse de la responsabilidad del indiscutible éxito con que coronan esa empresa.

Así que resulta particularmente valioso para los que aún identifican en política probidad y verdad el hecho de que, por primera vez desde el comienzo de la crisis, se hayan escuchado argumentos técnicos, juicios basados en hechos fehacientes, conclusiones fundadas en evidencias, y no la caterva de quejas pueriles, excusas delirantes y reproches falsarios que los ministros de Industria y Fomento, por un lado, y el Gobierno de José Montilla, por otro, vienen vertiendo, a modo de nubes de tinta, para escaquearse de su contrastada responsabilidad por el colapso tercermundista de prestaciones esenciales de la vida real de los catalanes.

La comparecencia del presidente de Endesa ante la Diputación Permanente del Parlament no ha podido ser más útil para quienes, de entre los casi 350.000 barceloneses que padecieron el apagón, deseen conocer por qué estuvieron casi una semana sin energía eléctrica en una gran urbe y en pleno siglo XXI. No sólo a ellos les servirá, sino también a todo el que esté interesado en comprobar la fragilidad de la tramoya de mentiras oficiales en las que se sostiene el poder consorciado de socialistas y nacionalistas, hoy gobernante en España.

Manuel Pizarro ha refutado con hechos que no tienen vuelta de hoja y conclusiones racionales y diáfanas que no dan pie al manoseo abusivo del lenguaje político la propaganda facilona del nacionalismo, que desde el principio de la crisis ha intentado presentar a la primera eléctrica española como otro agente más de la conspiración contra Cataluña. Sin el espectro de esa conjura, permanentemente invocado, el nacionalismo, al fin y al cabo una ideología reaccionaria, no sobreviviría en ninguna parte del mundo ni un segundo.

Endesa, ha dicho Manuel Pizarro, "no está en Cataluña, es parte de Cataluña", una verdad provocadora para los nacionalistas, que sólo se ofenden con la verdad, y ésta es de las buenas: Endesa invierte en Cataluña más que cualquier otra empresa española en cualquier otra región del país; 5.229 millones de euros destinados por la compañía a Cataluña entre 2002 y 2006; 538 euros por cliente invertidos en Cataluña, frente a 487 euros en el resto de España... Hechos como éstos trituran la falsedad de presentar a Endesa como una empresa depredadora y extranjera, esencia del triste argumentario del Gobierno de Montilla, seguido con obsecuencia por el ministro de Industria del Gobierno de Rodríguez Zapatero, que creyó encontrar también en Endesa un manso chivo expiatorio al que, de paso, endosar la factura del fracaso de la OPA política de Gas Natural.

Los políticos que hoy gobiernan Cataluña y España no pueden permitirse la verdad. Han levantado su edificio de poder sobre los cimientos de la mentira y cualquier verdad, por pequeña que sea, arranca de cuajo sus pilares. Han mentido en todo –ETA, la Historia, la educación, las OPAs...– y, por eso, alguien que aún se atreve a decir la verdad y lo hace con elocuencia, bien pertrechado de datos, como Manuel Pizarro, resulta una presencia insoportable para el régimen que han construido.

Por eso ya han dado carpetazo al expediente del apagón antes de la comparecencia del presidente de Endesa. Por eso confirmarán la responsabilidad de la compañía, basándose en demagogia a granel y conclusiones chafarderas.

Otro cantar es el colapso ferroviario, del que la ministra tendrá que responder este martes en el Congreso y para el que el Gobierno ha tirado del culpable de oficio, el mismo de siempre: los gobiernos del PP. Está por ver si sus propios socios le comprarán esta vez la mercancía.

Conciertos "alternativos"
Los amigos de la ETA
Cristina Losada Libertad Digital 14 Agosto 2007

La contratación con dinero público de varios grupos musicales que se distinguen por su connivencia ideológica con ETA ha permitido echar un vistazo a la fibra moral y política de unos cuantos alcaldes y concejales que, por lo demás, permanecían en un benéfico anonimato. Benéfico para ellos, quiero decir. Su irrupción en escena a cuenta de esos conciertos o desconciertos ha mostrado hasta dónde llega la descomposición de aquella fibra. Si la cabeza está podrida, no hay que esperar mejor condición en el resto. Pero tampoco peor. Y es peor. Pues a la putrefacción de arriba se une, en esos cargos locales, la falta de habilidad para el disimulo. No suelen necesitarla, de ahí. Y valga como ejemplo el caso de Ferrol.

La AVT envió al ayuntamiento una carta en la que pedía que no actuara en las fiestas un grupo italiano que vitorea a la ETA, y el consistorio decidió no responder. Luego sabríamos por qué. Y es que el alcalde, Vicente Irisarri, del PSOE, tiene claro quién merece respeto y quién no. Así lo manifestaba: "Hay que tener respeto por una banda que hace un tipo de música determinada". A las víctimas del terrorismo, en cambio, que les den. A ser posible, en la cresta. De hecho, en el concierto en cuestión hubo voces contra la AVT. Pues a las víctimas, mientras callen y traguen se las tolera. Pero cuando protestan por un acto público de los partidarios de sus verdugos, son ignoradas y vituperadas y enviadas a la perrera de los apestados con las consabidas e infamantes etiquetas. ¡A quién se le ocurre oponerse a entregar dinero público a los amigos de la ETA! Pues esos italianos lo son y no lo ocultan. Como decenas de grupos españoles y extranjeros. Hace años que toda una constelación musical gira en torno a la banda terrorista vasca. Razón de que en el marco del Acuerdo por las Libertades los dos partidos firmantes se comprometieran a no contratar a esos satélites. Roto el pacto por Zapatero, los Irisarris actúan en consecuencia.

Y con torpeza. Argumentó el alcalde ferrolano que la demanda de las víctimas le había dado a la banda –la musical– una publicidad inestimable. Esto es, para el citado caballero, la revelación de que un grupo llama a ETA "el brazo del pueblo" y celebra sus atentados, le reporta más público en lugar de menos. No hubiera pensado yo que por Ferrol y aledaños pulularan tantos simpatizantes del terrorismo nacionalista. Ni lo pienso. Pero sí otra cosa: que los que conforman ese ayuntamiento tienen más simpatía por los amigos de ETA que por las víctimas de ETA. Entre las cuales se cuentan no pocos compañeros de partido de Irisarri. Como parece haberlo olvidado, lo recuerdo.

Tanto el alcalde como su concejala de Cultura, de IU, se han demostrado acérrimos partidarios de la pluralidad y de que todo el mundo se exprese libremente. Bravo. Pero algo nos dice que eso es cuento. Pues si no pusieran limitación alguna a la libre expresión, cualquier día contratarán para las fiestas a un grupo que dé vivas a los nazis. Conste que los métodos de amedrentamiento de la población que utilizan los proetarras no tienen nada que envidiar a las camisas pardas; que la ideología de ETA es igualmente nacionalista, socialista y totalitaria; y su inspirador, un racista consumado. Una diferencia es que la ETA impone ahora mismo el terror en una parte de España. Y otra, la esencial para el caso, radica en la rotulación. Es nacionalista y de izquierdas y para algunos, pues, de la familia.

Siempre ha habido quienes, al modo del orate Xirinacs, se declaran enemigos de España y amigos de la ETA. Lo segundo, sobre todo, en razón de lo primero. Ahora han ido a más gracias a la legitimidad que les ha insuflado la política de Zapatero.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Un ‘bonzo’ llamado Xirinacs
Lorenzo Contreras Estrella Digital 14 Agosto 2007

El suicidio de Lluis María Xirinacs, aquel senador de la primera transición hacia la democracia, forma parte de las sorpresas que ésta nos tiene reservadas. Desde el primer momento de su acto de presencia en las instituciones, el entonces senador catalán hizo de la provocación política su última y verdadera vocación. Odiaba a España, aunque diga también que no soporta a Francia, con una especie de morbosa exclusividad. El odio a lo español era para él una especie de enfermedad personal que se sumaba a su probable patología psicológica. Era un “sacerdos in aeternum”, pero en realidad resultaba ser un cura capaz de absolver a cualquier asesino etarra a cambio de que la infracción del quinto mandamiento tuviera motivaciones independentistas. Lo de “aeternum” quedaba reservado para una religiosidad política que algunos curas también han practicado en la realidad histórica y en la ficción novelística. En nuestra guerra de independencia contra los franceses y en las guerras carlistas hubo clérigos —los famosos “trabucaires”— dispuestos a matar, no por amor a Dios, sino por pasión banderiza. Alguno tuvo que ser colgado en la plaza pública, como aquel cura que quiso asesinar a Isabel II en el propio palacio real.

Lo de Xirinacs ahora, quitándose la vida, atentando contra la suya con la misma pasión con que defendía la muerte de los “opresores” políticos españoles, a ser posible preferiblemente militares y gente uniformada, ha sido, como queda dicho, una sorpresa. Teóricamente, para su sistema de creencias religiosas, si es que le quedaba alguna, ha muerto en pecado mortal. El pobre hombre se ha ido derecho al Infierno, salvo que se haya administrado una autoabsolución en forma de contrición en el último segundo. Seguramente no creía en el Infierno, salvo el que para él representaban los españoles, franquistas o demócratas, en relación con el País Vasco o eventualmente con Cataluña.

Algún día, en el llamado Euskadi y probablemente Euskal Herria, le dedicarán alguna calle. Será, en pura materialidad, su acta inmortalidad, su diploma de mártir. A lo mejor hasta se gana un monumento.

Es probable que en su tumba o en la inscripción que acompañe el recuerdo de su paso por este mundo, bien por epitafio bien mediante el mármol o la piedra que le dediquen, si se la dedican, figure esta imperecedera sentencia personal: “ETA mata a los que considera sus enemigos, pero no tortura”.

La ETA incapaz de torturar, según Xirinacs, es la misma que tuvo a Ortega Lara más de quinientos días en un zulo y allí lo abandonó hasta que, por casualidad, la Guardia Civil dio con su paradero. Otra maravilla de la capacidad absolutoria que el cura suicida administraba es la que se refiere a su punto de vista sobre la magnanimidad de la banda terrorista, que antes de atentar, “avisa”. Lo malo para su ecuanimidad de analista es que no siempre avisa, y tampoco es cierto que avise con tiempo suficiente para evitar muertos, como ocurrió en Hipercor, aunque en este caso Xirinacs prefiere girar el tanto de culpa a la falta de diligencia de la policía o de la empresa atacada.

Es demasiado amplio el catálogo de crímenes crueles de ETA contra la población civil para perder el tiempo en refrescar lo que difícilmente puede borrarse de la memoria colectiva. Xirinacs será para etarras e independentistas catalanes una perla cultivada con la química del disparate y la mentira. De todos modos, descanse en paz.

El PSOE de Rodríguez, cima de la partitocracia española
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 14 Agosto 2007

Los socialistas navarros han empezado a dimitir y protestar sólo cuando la dirección federal (llamarla nacional sería, aparte de mentir, insultar a los socialistas, que sólo creen en la nación catalana) les ha obligado a renunciar a los despachos con los que ya soñaban.

Que yo recuerde, no hubo dimisiones sonadas en el PSN cuando empezaron a conocerse los casos de corrupción de Gabriel Urralburu, Otano y Luis Roldán. Tampoco hubo dimisiones cuando el candidato del PSN quedó tercero en las últimas elecciones locales. Fernando Puras sólo dimitió cuando ZP y Blanco le obligaron a renunciar a su proyecto de presidir un gobierno de coalición con Na-Bai.

¡Qué capacidad para el sacrificio y la responsabilidad! En cuanto los miembros de las Juventudes Socialistas navarras han comprobado que se quedaban sin los enchufes de la Consejería de Juventud y Cultura, han dado un portazo y han hablado de dignidad.

Si los socialistas de Madrid sólo protestaron contra ZP por haberles impuesto a Miguel Sebastián después de haber perdido más sillones, es de desear que los votantes navarros sigan huyendo de un partido que no sea ha disculpado por la corrupción de los años 90 y que ahora quiere aliarse con una coalición encabezada por un individuo que, aparte de emplear en su bufete a un etarra condenado por asesinato, sostiene que Navarra es una colonia de España.

Como expone Florencio Domínguez en una de sus documentadas columnas, Los socialistas navarros tuvieron la alcaldía de Alsasua durante dos legislaturas, entre los años 1983 y 1991. Ese último año la perdieron y desde entonces sus resultados no han parado de descender año tras año. El 27-M, el PSN obtuvo apenas un 44% de los votos que registró hace veinte años en ese municipio. De ser el partido mayoritario ha pasado al tercer puesto. Al sur, Tudela fue feudo socialista desde 1979 hasta 1995, pero la representación del PSN en la segunda ciudad navarra se quedó estancada y no ha sido capaz de hacer sombra a UPN. En Pamplona hubo alcaldes socialistas desde 1979 a 1987, pero hace dos décadas que la capital está en manos del centro derecha. De las diez localidades con más población de Navarra, el PSN sólo tiene en la actualidad dos alcaldías.

¡Pues que siga así! Si en las elecciones generales se repitiesen los datos de mayo, el PSOE perdería un diputado y un senador.

No espero maravillas de ningún partido, pero tampoco me limito a decir que son todos iguales, que es la excusa de los tontos y los vagos para apartarse de la política y dejársela a los peores. El PSOE ha pactado con TODOS los partidos regionales, ladrilleros, separatistas y hasta proetarras de Expaña: el PAL de Juan Enciso en Almería, el BNG en Galicia, la Esquerra en Cataluña y Baleares, el PRC en Cantabria, el PNV en Vascongadas, IU en Leganés y Toledo...

¿Qué prueba esta versatilidad para estar con defensores de supuestos derechos históricos o con admiradores de Fidel Castro, con partidarios de la expulsión de inmigrantes o de multar a los tenderos que usen el castellano? Pues que el partido de Rodríguez carece de otra ideología que no sea el poder.

Para regenerar la política española es imprescindible la reforma de la ley electoral... y la desaparición del PSOE.

Atacadas siete sucursales bancarias y el juzgado de paz en Amorebieta
Grupos de violentos arrojaron cócteles incendiarios.
EFE BILBAO La Voz 14 Agosto 2007

Un total de siete entidades bancarias y el juzgado de paz de la localidad vizcaína de Amorebieta han sido atacadas esta noche por grupos de violentos que arrojaron cócteles incendiarios.

Además, en San Sebastián fue atacado con cócteles el «batzoki», sede social del PNV, de la calle Hernani, según informó a EFE el departamento de Interior del Gobierno Vasco.

En Amorebieta los ataques comenzaron hacia las 23 horas cuando fueron arrojados artefactos incendiarios contra el juzgado de paz y los cajeros automáticos de las sucursales del BBVA, que sufrieron daños de poca importancia, y de la caja pública vizcaína BBK.

Así mismo, otras cinco oficinas bancarias, una más de la BBK, que fue la que resultó más afectada, y las otras cuatro del Banco Pastor, Banco Popular, Santander y Banco Guipuzcoano; todas ellas en la calle Urbano Larrucea, también fueron atacadas.

Previamente a estos ataques, según el departamento de Interior, los radicales cruzaron en la calle e incendiaron varios contenedores de recogida de residuos.

El ataque al «batzoki» del PNV de la calle Hernani de San Sebastián, que no causó daños de importancia, se produjo hacia las 23:30 horas, según Interior.

Amorebieta, situada al este de Bilbao, es la localidad en la que el domingo 5 de agosto falleció de una enfermedad el histórico miembro de ETA Sabin Euba «Pelopintxo», a quien la izquierda abertzale tributó tres homenajes, el último de ellos el pasado domingo.

La Audiencia Nacional ordenó a la Ertzaintza impedir la celebración del acto convocado para el domingo y posteriormente el Gobierno Vasco prohibió una segunda movilización convocada tras el auto de la Audiencia Nacional, aunque finalmente se celebró otro acto de la izquierda abertzale.

Quema de un coche
Un vehículo propiedad del Ayuntamiento de Vitoria fue quemado esta noche por unos desconocidos en un acto de violencia callejera, informaron a Efe fuentes de la Policía Municipal de Vitoria.

Un vecino avisó a la policía y hasta el lugar de los hechos, en la calle Iturritxu, se desplazó una patrulla de la Policía Municipal y una dotación de bomberos que sofocaron las llamas, que también habían afectado a otro coche.

Tras apagar el incendio, la policía se percató de que debajo del coche, que quedó completamente calcinado, había un bote de spray, lo que hace pensar que se trata de un acto de kale borroka, si bien, informaron las mismas fuentes, todavía hay que esperar al resultado de la investigación.

La Policía halla en Biarritz un «zulo» de ETA con bombas-lapa listas para atentar
V. P. / S. E. BAYONA. ABC 14 Agosto 2007

La Policía francesa asestó ayer un nuevo golpe a ETA al encontrar, en un garaje de la localidad de Biarritz, un «zulo» de la banda terrorista en el que había armas, explosivos, bombas-lapa ya preparadas y material para la fabricación de artefactos, según fuentes que cita Vasco Press. El destino de este material era, muy probablemente, la comisión de atentados en julio, aunque las detenciones de los últimos meses podría haber llevado a la dirección de ETA a ordenar el abandono del «zulo».
El material estaba situado en una plaza de garaje cerrada correspondiente a un aparcamiento subterráneo próximo a la avenida Reina Victoria de la localidad francesa. En su interior se hallaron varias ametralladoras, tres pistolas (dos de ellas Browning y una tercera de Smith&Wesson), 170 detonadores de fabricación casera, más de 100 kilos de cloratita (ya deteriorada) en bidones, 5 de pentrita y dos bombas-lapa preparadas. También había documentos con instrucciones para la fabricación de explosivos.

Pago en efectivo
El garaje había sido alquilado el pasado mes de febrero por miembros de ETA que pagaron a su propietario el importe del alquiler hasta el 30 de julio, de una vez y en efectivo. Pasada la fecha por la que había sido contratado el alquiler y al no tener noticias de los arrendadores, el propietario se acercó ayer a revisar la plaza de aparcamiento y descubrió los explosivos, por lo que dio aviso a la policía.

Una vez confirmado que se trataba de material de ETA, las investigaciones pasaron a la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial de París. Técnicos de la Policía científica se desplazaron al garaje para tomar huellas y proceder a la extracción de armas y explosivos. Por su parte, el propietario del aparcamiento fue interrogado para ver qué datos podía aportar sobre la persona que alquiló el garaje.

En fuentes de la lucha antiterrorista se trabaja con la hipótesis de que el abandono del garaje con todo el material en su interior fue consecuencia de algunas de las detenciones practicadas en Francia en las últimas semanas, en especial las relacionadas con los aparatos «militar» y «logístico». ETA habría decidido abandonar esa infraestructura por temor a que la policía hubiera seguido a alguno de sus pistoleros y tuviera bajo vigilancia el almacén a la espera de que otros etarras se acercaran.

Dos son las detenciones que, según se cree, podrían estar relacionadas con el almacén. La primera es la de José Antonio Aranibar Almadoz, lugarteniente de «Txeroki», capturado el pasado 2 de julio en la localidad de San Juan de Pie de Puerto, a 53 kilómetros de Biarritz, cuando se disponía a entregar un coche cargado con 170 kilos de explosivo a otros dos presuntos miembros de ETA, Aingeru Cardaño Reoyo y Ekaitz Aguirre Goñi. Según el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el objetivo era cometer un atentado que coincidiera con el debate sobre el estado de la Nación.

Compras en el supermercado
El subordinado de «Txeroki» fue sorprendido en plena cita con los dos integrantes de un comando especial en el momento en que les hacía entrega de un vehículo con material para atentar. Las investigaciones permitieron determinar que los miembros de ETA habían realizado compras en un supermercado unas horas antes de su captura, pero no se encontraron los efectos que habían adquirido. La policía francesa sospecha que tenían una vivienda o un local a su disposición, que no ha sido localizado.

La segunda operación que podría tener relación con el almacén de Biarritz es la que se llevó a cabo el pasado 26 de julio en Rodez y en la que fue capturado el jefe del aparato logístico, Juan Cruz Maiza Artola, y dos de sus subordinados: Galder Bihotz Cornago e Iker Iparraguirre. Entre las funciones propias del «aparato logístico» está la de conseguir y almacenar las armas y explosivos que emplea ETA en sus atentados.

Por el momento, se desconoce con cuál de las dos estructuras -la «logística» o la «militar»- está relacionado el «zulo», pero dado que fue abandonado de manera precipitada, la Policía Judicial espera encontrar en su interior huellas dactilares y otras evidencias que sirvan para identificar a los etarras que pasaron por allí.

Un nuevo sabotaje deja seis horas sin tráfico ferroviario un tramo de Navarra
S. E. ABC 14 Agosto 2007

PAMPLONA. Un sabotaje en una catenaria dejó en la noche del pasado domingo al lunes sin tráfico ferroviario la vía Tudela-Castejón-Pamplona, si bien desde las seis de la madrugada de ayer los trenes comenzaron a circular con cierta normalidad. Según informaron a la agencia Efe fuentes de la delegación del Gobierno, al filo de la medianoche un comunicante anunció el corte de las contrapesas mediante una llamada telefónica en la que informaba habían realizado «varios sabotajes en la línea férrea de Navarra para parar los trenes».

El comunicante anónimo vociferó que «Navarra foral y española, nunca», dijo que pretendían denunciar que «nunca estaremos en manos de la derecha en cualquiera de sus formas» y pasó a reclamar «un marco democrático para Euskal Herria que permita defender todas las ideas en igualdad de condiciones. Gora Nafarroa libre eta sozialista», finalizó el mensaje.

Los desperfectos, según los técnicos de la compañía Renfe, pueden rondar los 36.000 euros y la Guardia Civil se ha hecho cargo de las diligencias «bajo la hipótesis de que se trata de un acto de violencia callejera denunciable ante la Audiencia Nacional».

Este es el segundo ataque que sufre la línea en poco tiempo, después de que el pasado 24 de mayo unos desconocidos cortaran los contrapesos de la catenaria también en un tramo del alto de El Carrascal, muy cerca de donde se produjo el sabotaje la noche del domingo, concretamente, en el kilómetro 149,8.

525 afectados
En aquella ocasión unos quinientos veinticinco viajeros resultaron afectados por el sabotaje y Renfe tuvo que realizar transbordos en autobuses para las ciudades de Pamplona y Castejón entre las 0.30 y las 14.00 horas. Entonces también el ataque fue comunicado previamente a través de una llama a telefónica realizada a SOS Navarra.
Los saboteadores emplearon el mismo mecanismo para un segundo ataque que tuvo lugar poco después, alrededor de las 1.38 horas de la madrugada, en el punto kilométrico 108,6, entre las localidades de Villafranca y Marcila.

La AVT pide al fiscal que actúe tras el desafío de Amorebieta
ABC 14 Agosto 2007

MADRID. La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha reclamado al fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que actúe de oficio contra los participantes en la concentración celebrada el pasado sábado en Amorebieta (Vizcaya) bajo el lema «Contra la represión, autodeterminación y amnistía! Basta ya!». El acto fue la respuesta de los proetarras a la decisión de la Audiencia Nacional de tomar las medidas necesarias para evitar la celebración de un homenaje al ex dirigente de ETA Sabino Euba «Pelopintxo», lo que habría supuesto la comisión de un delito de enaltecimiento del terrorismo.

En un comunicado difundido ayer, la asociación que preside Francisco José Alcaraz calificó como «muy grave» que se celebrase tal concentración en el mismo sitio donde había sido convocado el homenaje. A su juicio, este hecho supone «un peligroso atropello» al Estado de Derecho del que deben dar explicaciones los gobiernos estatal y autonómico y en relación con el cual hay que «depurar las responsabilidades que correspondan». Tras el acto, consentido por la Ertzaintza, se produjeron incidentes, aunque no hubo detenidos.

Por esta razón, Alcaraz solicita a la Fiscalía General del Estado que actúe de oficio «ante este fraude de ley» ya que la celebración de este acto «evidencia que esos responsables políticos siguen ignorando a las víctimas del terrorismo y engañando a todos los españoles», informa Ep.

Por otra parte, la Junta Directiva de la AVT remitió ayer una carta al alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, pidiéndole que suspenda el concierto de Fermín Muguruza previsto para el próximo día 16 de agosto, dentro del programa de fiestas de de la Semana Grande de la capital guipuzcoana. En caso contrario, señala la asociación, «supondría un nuevo acto de desprecio hacia las víctimas del terrorismo».

Música a favor de ETA
Según la AVT, el cantante «siempre se ha mostrado a favor» de las organizaciones Herri Batasuna, Segi, Haika y Jarrai, «ilegalizadas por ser parte integrante de ETA». Además, asegura en la misiva que Muguruza también pide la excarcelación de los etarras «que cumplen condena por sus abominables crímenes».

La asociación, que se muestra partidaria del Pacto Antiterrorista que en su día suscribieron el Gobierno del PP y el PSOE -hoy extinto-, asegura que el citado acuerdo incluía el compromiso de evitar este tipo de actuaciones musicales. Por ello, asegura tener «muy claro que la derrota de ETA no sólo ha de basarse en la acción de las Fuerzas de Seguridad, sino en la derrota social de quienes apoyan, sostienen y alimentan la acción criminal de los terroristas o sus cómplices por cualquier medio».

Recortes de Prensa   Página Inicial