AGLI

Recortes de Prensa     Viernes 24 Agosto   2007

En Galicia...
Pío Moa Libertad Digital 24 Agosto 2007

La “Mesa pola normalización lingüística” ha hecho público el manifiesto “Ensino en galego” en el que, tras repetir las falacias habituales en que se sustenta el discurso normalizador, llama a la comunidad educativa a cumplir plenamente el Decreto 124/07 (que impone la docencia en gallego de todas las asignaturas troncales y de la polémica EPC, y hace depender de la voluntad de los centros que se imparta en gallego o en español el resto -educación física, plástica y religión o alternativa-). Llama también a la Administración a poner al servicio de esta imposición más personal, “planes ambiciosos” de formación, es decir, de adoctrinamiento, “una actitud diligente de los inspectores”, es decir, más represión, y más campañas de propaganda. La normalización es cara -incalculablemente-, pero como la pagamos todos, la soportamos los que no estamos a la Mesa, y la disfrutan y usufructúan sus comensales, no se repara en gastos.

Mientras que los partidarios de la libertad de idioma defendemos el derecho de los que se sientan a esa Mesa o piensan como ellos a “vivir y aprender” en el idioma oficial de su elección, ellos pretenden convertir su derecho en obligación de todos y para todo. La asimetría de los dos proyectos es evidente, y la injusticia de uno es manifiesta.

La normalización lingüística, en cuanto rebasa el establecimiento de la cooficialidad en régimen de libertad e igualdad, es un proyecto de ingeniería social totalitario, sin fundamento lógico, ético o jurídico alguno, más que la pura voluntad de sus impulsores, que quieren ahormar a toda la sociedad conforme a una concepción unánime y excluyente.

El manifesto es otra muestra más de retórica tramposa y de desprecio por la libertad. Para quienes sostienen el discurso de la normalización lingüística, hay que normalizar a los ciudadanos que somos anormales, convirtiéndonos así en objeto de su fobiapor nuestros hábitos lingüísticos, que pretenden modificar mediante el ejercicio del poder público, es decir, mediante la discriminación, la imposición, la coacción y, eventualmente, la represión de las conductas rebeldes.

La Mesa repite el mantra fundacional de la normalización: “a lingua propia do noso país: o galego”. Si los comensales quieren vivir en ese país monolingüe de ficción, no hay ningún inconveniente por nuestra parte, siempre que nos dejen vivir a nosotros en el nuestro, es decir, siempre que no pretendan el monopolio de un sistema educativo que pagamos todos, y del privado -salvo la partes que paguen ellos-, para ahormarnos a todos conforme a su capricho. En nuestro país, en el que pagamos impuestos como los de la Mesa, hay una lengua franca o común a todos los ciudadanos que nadie está obligado a usar, y en nuestra región, que es Galicia, hay también otra lengua de ámbito regional. Ambas son cooficiales en el territorio de la comunidad autónoma, y no hay más regla justa de convivencia que la plena libertad e igualdad de los usuarios de cualquiera de ellas, o de ambas. Hay dos asignaturas obligatorias que dan cuenta de cada una, y, fuera de eso, después de la primera enseñanza y de la adquisición de la lectoescritura, en que debe primar, sin excepción, la lengua materna, ninguna obligación de uso puede imponerse a ningún ciudadano, y menos abusando de que sea menor e indefenso, caso de los alumnos, o dependa de una nómina, caso de los profesores.

Es una crueldad contraproducente, como todas, abusar de niños para obligarles a estudiar en una lengua que no es la suya en aplicación del dogma de que es “la propia”; es una malversación -además de algo bastante más grave- imponer a los profesores el uso de una lengua distinta a la de su preferencia, con la consiguiente pérdida de calidad de la docencia; y es una estupidez sostener que tales abusos mejoran esa calidad.

La Mesa pretende abusar también de la ignorancia que supone en los demás, invistiéndose de prestigio internacional y pasando de la mitología a la superchería: ni la Declaración Universal de Derechos Lingüísticos ni la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias dan cobertura a ningún proyecto totalitario de “normalización lingüística” como el que se pretende ejecutar con el decreto aprobado el 28 de junio.

Baste pensar que la República Francesa también ha ratificado, y cumple, la famosa Carta, y no reconoce más lengua oficial que el francés, en un país en el que hay varias lenguas regionales minoritarias. El Reino de España aventaja a cualquier otro estado europeo en el nivel de adhesión -la Carta prevé varios-. En ningún otro se ha llegado a las situaciones absurdas que padecemos aquí por la invención de “derechos de disfrute forzoso”.

Ni siquiera el Plan Xeral de Normalización da Lingua Galega, engendro unánime de nuestro parlamento, da cobertura al Decreto 124/07. Su incorporación parcial al sistema de fuentes del derecho como mero anexo pone de manifiesto la contradicción evidente entre “se fomentará que se impartan en (gallego) materias troncales”; “se tenderá a que ...” con la dicción del Decreto, que no fomenta ni recomienda. Impone.

Nosotros también hacemos un llamamiento al conjunto de la comunidad educativa, y aún lo extendemos a toda la sociedad, para que se resista a la imposición lingüística, para que deje que la libertad se adueñe de las aulas, para que facilite a los alumnos los libros y material escrito en el idioma que prefieran, para que a los profesores no les esté prohibido usar la lengua en la que mejor den las clases a nuestros hijos, para que desafíen y dejen en ridículo a la espesa maquinaria burocrática de imposición. Recuerden la ocurrencia de las programaciones.

De momento, hay un reglamento ilegal impugnado ante el poder judicial y un gobierno regional con todos sus terminales y apéndices, Mesas y sillas presos de cierto nerviosismo productor de manifiestos serviles y liberticidas. Eso es todo.

Ser y estar
Ramón Farré La Opinión 24 Agosto 2007

El castellano es un idioma sutil cuyo uso plantea algunas exigencias que, aunque favorecieran el emboscamiento malévolo de los más arteros, permiten sin embargo la pronta detección de los más estúpidos.

Es palmario que en España el castellano, el español, es la lengua común, la lengua más universal, como lo es que padecemos a políticos -arteros o estúpidos- con una obsesiva querencia por el ser antes que por el estar. Políticos mediocres más atentos al bienser que al bienestar de los ciudadanos. Políticos indecentes que, para blindar la instalación que a sí mismos se regalan, resuelven convertir el futuro en una desesperanzada y melancólica neurosis.

Se manifiesta especialmente en gentes que no han sido elegidos para leer sino para mandar. En gentes como Ibarreche y su plan de ser para decidir. Un plan revolucionario institucional con el que los herederos de las sombras sabinianas pretenden reclamar su derecho a ser nacionalistas. Como si alguien les negara ese derecho y los crímenes que presencian se debieran a otras causas. Como si esos crímenes no se orientaran a la exclusión de quienes son diferentes porque están en otros afanes.

Se manifiesta igualmente esa querencia por el ser en gentes como Carod, lugarteniente de un inestable dipsómano -al decir de la buena sociedad barcelonesa- y quien, tras proclamar que la voluntad de Cataluña, menos libre que impuesta, era la de ser y vivir en catalán, obtuvo la infamante concesión de que Eta la reconociera territorio libre de accidentes, como el presidente de España gustó en un tiempo de llamar a los criminales atentados de la banda.

Por estos pagos, vamos, como siempre, con algún retraso. Y quienes mandan más que leen, aún se extravían buscando santuarios, lugares de peregrinación. Acaso un moderno campus stellae con el que fortalecer el ser de los gallegos, sin exonerarlos del secular malestar. Aquello a lo que las autoridades se refieren cuando hablan de hacer país.

Han puesto ahora sus miras en la casa de Castelao. La que su padre construyera en Rianxo y en la que Daniel viviera en tiempos con sus hermanas. La misma casa que un prohombre, eminente cirujano en Santiago por más señas, compró por persona interpuesta para devolverla a la familia cuando el régimen del general Franco la expropió y la sacó a pública subasta.

El expolio fue minucioso y en otro acto paralelo, ejemplo de la misma iniquidad, se subastaron enseres y objetos personales cuya relación incluía también un kempis que Daniel podría haber anotado al tiempo que redactaba Sempre en Galiza.

Es esa casa la misma en la que las hermanas se reunían con amigos leales -que no eran muchos- por la Guadalupe y en mesa harta degustaban, sumidos en una oscuridad impuesta y cruel de contraventanas entornadas, una ensaladilla republicana cuyo morado era responsabilidad encarecida a una jugosísima remolacha, rutilante en la noche de piedras y de insultos. Porque la Guadalupe era la señalada ocasión que parientes -más próximos que lejanos- de muchos que ahora la reivindican, aprovechaban para vejar impunemente a sus moradoras, con amplia complacencia.

La casa, en fin, de las hermanas Castelao. La casa donde Josefina y Teresa vivieron y murieron. La casa suya, que en modo alguno legaron a su dueño legítimo para el fin que algunas instituciones pretenden.

Unas instituciones en deriva esencialista muy preocupadas por nuevos jubileos. Unas instituciones que amenazan con la expropiación. Una expropiación de corte franquista. Otra vergüenza que añadir a tantas.

Y a la amargura de quienes recuerdan la disputa por los restos de Castelao, en los ribazos y las cunetas de Lavacolla. Allí donde los peregrinos medievales purificaban su cuerpo por do más pecado había para acceder al Pórtico de la Gloria y prosternarse después, humillados, ante el señor Sant-Iago.

La vergüenza y la amargura de muchos ciudadanos de Galicia -que lo son, y más lo están- en manos de dirigentes y autoridades con que la Historia, excesiva, aún los castiga.

Rubalcaba y el terrorismo callejero
El diálogo prosigue
Agapito Maestre Libertad Digital 24 Agosto 2007

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, está acostumbrado a insultar a los ciudadanos, unas veces con medias verdades y otras con mentiras descabelladas, sobre cualquier asunto relacionado con la lucha de este Ejecutivo contra el terrorismo de ETA; pero, ayer, cuando dijo que es difícil de conseguir pruebas contra los terroristas callejeros, alcanzó el grado máximo de la desvergüenza. No es necesario ser muy avispado para saber que existen materiales por todas partes susceptibles de convertirse en pruebas contra los terroristas; por ejemplo, bastaría tomar las imágenes que salen en televisión de individuos cometiendo actos vandálicos, exhibiendo pancartas a favor de ETA y gritando consignas contra la democracia para incriminar a cientos de terroristas.

Si Pérez Rubalcaba persiste en la desvergüenza de mantener que es complicado conseguir pruebas contra los filoetarras, tiene la obligación de preguntar a los encargados de la lucha antiterrorista del anterior Gobierno qué y cómo hacían para que el terrorismo callejero estuviera arrinconado. Este tipo de declaración es, obviamente, un insulto a la inteligencia ciudadana y al quehacer cotidiano de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, pero, sobre todo, mueve a la sospecha sobre qué hace este Gobierno, si es que hace algo, para combatir el terrorismo callejero. Más aún, ¿no será que el ministro del Interior no se enfrenta de verdad con el terrorismo callejero porque la negociación entre el Gobierno y ETA prosigue, hoy, con distintos parámetros a los pactados hace unos meses? He ahí la sospechosa pregunta que todo analista político tiene la obligación de hacer ante este tipo de miserable declaración, grosera mentira de Pérez Rubalcaba, que simula que el Gobierno combate a ETA.

Sospechar que la negociación entre el Gobierno y ETA prosigue con otros moldes policiales y otras retóricas ideológicas, lejos de ser una presunción descabellada, surge tanto de este tipo de mentiras a lo Pérez Rubalcaba como de la inacción del Gobierno ante el vandalismo de ETA en las calles contra los ciudadanos de a pie o contra los ediles del PP... Patético ejemplo es el de los concejales del PP de Bilbao saliendo a escondidas del ayuntamiento ante las amenazas de los etarras.

La plausibilidad de que la negociación entre el Gobierno y ETA aún no ha terminado, o sea, continúa por vías que desconocemos los ciudadanos, podría llevarnos a preguntar sobre las condiciones y razones de la ruptura del proceso negociador, entre las que cabría hablar de una "ruptura pactada". ¿Por qué no sospechar de una ruptura pactada como en su día lo estuvo el alto el fuego? Tampoco parece que este planteamiento sea descabellado. Sin embargo, tiendo a pensar que hay mucha distancia entre creer que la "negociación sigue" y sospechar que la "ruptura fue pactada". Sin entrar en la valoración moral de la segunda posición, a todas luces condenable por su inmoralidad y crueldad, creo que el Gobierno no ha caído en ella, sencillamente, porque no tiene poder alguno sobre ETA. En efecto, mientras que al Gobierno le resulta fácil continuar la negociación con ETA, al fin y al cabo es la principal y casi única política que ha tenido en los últimos tres años, la ruptura pactada implicaría algún control del Gobierno sobre el proceso. Pero, tal y como se desarrolla el terrorismo callejero, soy de la opinión que el Gobierno es rehén de ETA y no al revés. Tiempo al tiempo.

¿Que impide la unidad ante ETA?
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 24 Agosto 2007

Después de varios fracasos y detenciones ETA ha logrado culminar su primer atentado de envergadura tras la ruptura de su alto el fuego. Un día también logrará matar. Lo tenemos asumido, debemos prepararnos para afrontarlo y debemos estar listos para no perder la fe en la derrota final de ETA y el final del terrorismo.

Cuando el proceso de paz estaba en su efervescencia escribí sobre ello “El dia que ETA vuelva a matar” y los entonces febriles seguidores de aquella estrategia casi me lincharon. ETA asesino después de Barajas, aunque a algunos les parecio que “habia sido sin querer”. Tuvieron que ser los propios terroristas quienes acabaran con el siniestro juego para a ZP se le cayera la venda o mejor, se le desplomaran los palos del sombrajo.

Ahora la brutal realidad del crimen esta ahí y el asesinato nos amenaza. Yo debo creer en la firmeza que asegura va a practicar el Gobierno. Me alegran los éxitos de las fuerzas policiales y me congratula que se haya rectificado, aunque sea a la fuerza, en la politica antiterrorista. Del Proceso de Paz, que antes no se caía de la boca de las terminales mediáticas gubernamentales, ahora el que ose hablar es tachado de inmediato es tachado de traidor y al segundo siguiente de facha.

Pero no se si en el fondo del asunto se ha resuelto de verdad y para siempre el dilema esencial de que hacer con ETA. Del análisis y su respuesta es de lo que se deducen las diferencias, las posturas encontradas y las politicas contradictorias.

A) Los que piensan que ETA en el fondo no puede ser derrotada (esto se inculcó en el seno de la sociedad española como gran argumento subsconciente para apostar por el Proceso de Paz) y por tanto hay que negociar con ella en cuanto ella así lo quiera.

B) Los que piensan que ETA ha de ser derrotada y que ese es el único camino posible tanto por nosotros como por la propia ETA que no admite otra hipótesis. O la conquista de todos sus objetivos o seguir matando. Consideran que en varias ocasiones ETA ha estado a punto de la rendición, acorralada social, política, internacional y policialmente, pero que en ese momento una vez el PNV con Lizarra y otra el PSOE con su Proceso de Paz le han vuelto a dar oxigeno y ha sabido recuperarse. La negociación en este sector solo se entiende como paso final de una organización derrotada para la entrega de las armas y de aplicar posibles medidas de gracia con algunos de sus presos.

La opción primera no parece en este momento ni siquiera planteable, y menos aún electoralmente trasmitible. Pero ¿estamos de verdad de nuevo el senda de la firmeza y de la convicción en la victoria?. Si ello es así y ante los atentados, ante la previsible muerte que nos lleva, ante ese nuevo día en que “ETA vuelva a matar” ¿Qué impide volver al pacto por las libertades y contra el terrorismo? ¿Qué impide , tras el esperanzador giro del PNV con Imaz-ojalá no lo frustre el tridente Arzallus-Ibarretxe, Egibar- incorporar a él a este partido y a CiU?. ¿Qué impide recuperar aquella unidad que tan buenos resultados dio y tanto debilitó a ETA? ¿Es que el Gobierno no está tan convencido como afirma y en cuanto pueda retornará a sus “Procesos”? ¿O es que el PP no va a dejar de tensar esa cuerda y utilizarla en su provecho?.

¡Seré imbécil! No se para que me hago y les formulo estas preguntas si hay una sola respuesta para todo: hay elecciones.

Nota Prensa
ANTE AL ATENTADO DE ETA
España y Libertad 24 Agosto 2007

Ante el nuevo atentado de ETA España y Libertad en primer lugar quiere mostrar su solidaridad con la Guardia Civil. Un colectivo que conoce como ningún otro la crueldad del terrorismo, y que ha sufrido en las carnes de sus miembros y sus familias, incluidos niños, el zarpazo de los asesinos separatistas.

Más que palabras de condena, España y Libertad quiere exigir del gobierno y del resto de la clase política hechos. La lacra del terrorismo sólo puede terminar con la victoria de la sociedad democrática española, y para ello la única vía posible es la persecución implacable de los violentos. Nuevamente llamamos a los dos grandes partidos nacionales a que retomen el Pacto Antiterrorista y en especial al ejecutivo a que vuelva a aquella firmeza ante el terrorismo que tan buenos resultados estaba dando en el pasado más reciente y que había conseguido arrinconar a Batasuna y sus secuaces.

Ninguna esperanza se debe dar a los asesinos y a quienes les apoyan política, moral o materialmente, de que van a conseguir avanzar ni lo más mínimo en sus objetivos independentistas, haciéndoles comprender, que mientras no abandonen la violencia y acepten el marco democrático que señala nuestra constitución, su único futuro es y será la cárcel y la marginalidad política y social.

España y Libertad exige que nuevamente se ponga cerco al sostén material, político y social de los etarras y se extirpe de la sociedad vasca de una vez por todas ese cáncer llamado Batasuna. Una responsabilidad que recae en los hombros del gobierno Zapatero, que tiene ahora la oportunidad de corregir sus errores pasados, en vez de perseverar en ellos.

info@e-libertad.es
http://www.e-libertad.es

Guerra abierta en el PNV
Editorial ABC 24 Agosto 2007

LAS declaraciones del presidente del PNV de Vizcaya, Íñigo Urkullu, manifestando hallarse «harto» de los socios de su partido en el tripartito presidido por Ibarretxe es la última entrega de la crisis a varias bandas en la que está sumido el nacionalismo vasco. Si el artículo firmado por Josu Jon Imaz en medios vascos hacía oficial el divorcio entre el presidente del PNV e Ibarretxe sobre la oportunidad -más que sobre el contenido- de la estrategia soberanista iniciada por el lendakari y concretada, en su forma más agresiva, en la consulta por la autodeterminación, el dardo de Urkullu contra Eusko Alkartasuna e Izquierda Unida, bajo sospecha por sus devaneos con el PSOE tras las últimas elecciones locales, pero adheridos a la propuesta de referéndum soberanista, lleva la crisis al seno mismo del tripartito. Estos frentes abiertos en la bicefalia nacionalista -formada por el lendakari y el presidente del PNV- y en la coalición de gobierno surgida del pacto de Estella, se une el conflicto directo entre los sectores representados por Imaz y Joseba Egibar, heredero de Arzalluz y valedor del lendakari Ibarretxe.

Nada, por tanto, queda a salvo de esta implosión del nacionalismo vasco, cuyas causas inmediatas se remiten al fracaso del lendakari Ibarretxe en su apuesta soberanista, con la que abandonó la rentable ambigüedad que permitía al PNV tener un pie en cada orilla y salir indemne políticamente de sus propios destrozos. El nacionalismo gobernante, pese a acumular todo el poder institucional del País Vasco -tras ganar Álava por el egoísmo político de los socialistas-, se encuentra en una situación de crisis generalizada, con la confianza rota entre los partidos de la coalición tripartita, con una declaración de hostilidad entre Imaz e Ibarretxe irreconciliable y una contienda interna progresiva en el PNV. Todo ello con la novedad, quizá calificable de histórica, de estar produciéndose sin la garantía de preservar, en todo caso, la hegemonía que en ocasiones anteriores permitió al nacionalismo producir sus escisiones y purgas -como la que produjo la caída del lendakari Garaicoechea y la fundación de Eusko Alkartasuna- sin poner en riesgo la conservación del poder político.

La suma de acontecimientos en el País Vasco parece abocar a unas elecciones anticipadas: el Gobierno autonómico no tiene viabilidad si el PNV -al menos, su presidente y su dirección, junto con la organización vizcaína- no secunda el proyecto principal del lendakari Ibarretxe, la tantas veces anunciada como aplazada consulta soberanista. Sería un error ver en estas discordias un problema de fidelidad nacionalista. Se trata de una cuestión de táctica y estrategia en la que Imaz ha diagnosticado el agotamiento del proyecto soberanista de Ibarretxe, la poca fiabilidad que merece el PSOE y la conveniencia de no excluir al PP del margen de maniobra que, a su juicio, requiere el PNV para cambiar lo que sea necesario a fin de que todo siga igual.

La polémica de las banderas
POR ANTONIO BASAGOITI ABC 24 Agosto 2007

LA reciente sentencia del Tribunal Supremo que afirma que la bandera nacional debe ondear de manera permanente en los edificios públicos está teniendo consecuencias notables en algunos lugares de España como el País Vasco.

El nacionalismo de Sabino Arana, como era de esperar, ha reaccionado contra la decisión de la Justicia con toda su artillería, desde el periódico afín que publica una viñeta en la que un militante del Partido Popular sufre un accidente de tráfico mortal por la emoción que le produce oír en la radio la sentencia, hasta el consejero de Interior que saca los trapos sucios del Partido Socialista cuando le reclaman que acate la decisión, o el alcalde que pierde la moderación arremetiendo contra el concejal de la oposición que le recuerda su deber legal.

El caso de Bilbao, municipio en el que hoy se celebra su día grande y tradicional puesta de banderas, es significativo. El máximo regidor tiene la costumbre ese día de hacer ondear las enseñas a los ocho de la mañana durante veinte minutos. En esta ocasión, y debido a la aclaración del Tribunal Supremo sobre la permanencia de las enseñas, le he instado al alcalde que no arrié la española, sino que se quede junto a la ikurriña en lugar preeminente todos los días, es decir, que se cumpla la Ley.

Mi osadía de requerir el cumplimiento de una sentencia me está pasando factura: el brazo político de ETA me señala, me apunta, me pone en la diana y con desconocimiento político, social e histórico dice que la española es un símbolo contra Bilbao, y el nacionalismo democrático y el delegado del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero me acusan de generar tensión y me colocan en un extremo, junto a Batasuna. Lo de la llamada izquierda abertzale no merece comentario, pero la reacción del resto del mundo nacionalista y socialista explica muchas claves de la falta de libertad que se padece en el País Vasco.

Estamos como estamos porque estamos gobernados en Moncloa y en las principales instituciones vascas por personas a las que les parece los mismo pedir que se cumpla la Ley, como hace el Partido Popular, que amenazar con que si no se delinque habrá altercados, como hace Batasuna. Ponerse en un punto intermedio entre la violencia y la legalidad es mandar el mensaje a la ciudadanía de que las leyes sólo se cumplen si interesa, y también es decir al brazo político de ETA que algo de razón tienen en sus objetivos y en sus métodos, es decir, que hay que luchar contra la imposición española.

Y estamos aquí como estamos porque treinta años después del advenimiento de la democracia hay gobernantes a los que les interesa argumentar o creen que no molestando o cediendo ante ETA se consigue la paz. Unos, porque comparten objetivos, y mientras se ceda, algo sacan, por ejemplo ir deshaciendo la idea de España; y otros, por estulticia, creen aún que ETA es aplacable. A éstos hay que decirles que su planteamiento de incumplir de la ley para no tensionar es absurdo, porque también podrían dejarse de cobrar impuestos porque crispan a los vecinos, pero sobre todo que su fórmula de mirar para otro lado es contraproducente para alcanzar la paz y sólo muestra una debilidad de las instituciones que anima al terrorismo a seguir exigiendo con bombas los que consigue poco a poco con las cesiones.

Gracias a esta teoría de amansar a ETA se producen episodios tan denigrantes como el ocurrido en el inicio de las actuales fiestas de Bilbao, en las que, tras la lectura del pregón en una plaza tomada por las fotos de los asesinos encarcelados y sus seguidores, los responsables de la seguridad ciudadana nos sacaron por la puerta de atrás, escondidos en una furgoneta policial, disfrazada de vehículo del circo, a los concejales del Partido Popular, mientras la calle era para los violentos. Siempre que con ETA se da un paso atrás, aunque sea para no tensionar, sirve para alejarnos de la paz.

Es muy importante que se cumpla la Ley en el País Vasco, es muy importante no hacer cesiones a los violentos y es sobre todo muy importante el significado de la bandera española en todo el territorio nacional y en esta comunidad autónoma en especial. La rojigualda es la bandera nacional desde 1843, y desde hace 99 años, desde 1908, ondea con normalidad en las fiestas mayores de todos los municipios del país, incluido Bilbao tras una reglamentación del Rey Alfonso XIII.
La bandera nacional viene de la tradición liberal. La insignia es anterior a la dictadura y tiene más relación con la Monarquía que con el caudillo. La bandera española es el símbolo de los marcos de connivencia, significa pacto y entendimiento entre distintas ideologías, es el acuerdo de la Constitución entre los españoles. La bandera de España es, incluso, la que representa el poder que disfrutan el lendakari o los alcaldes que se niegan a hacerla ondear. Ahora sólo espero que alguien venga a hacer cumplir la sentencia sin que se tenga que jugar la reputación y/o la vida un simple concejal de pueblo o de capital.

Lenguas de trapo
Nota del Editor 24 Agosto 2007

Eso de preocuparse por la bandera española está muy bien, aunque yo veo dos problemas, el primero es que con tanto ondear y tanto humo, la gente y especialmente los políticos del PP miran a otro lado cuando se trata de defender la base conceptual para que la bandera tenga algún efecto unificador y patriótico en los españoles, que sin duda es la lengua española, y en segundo lugar, el coste, tanto de las banderas en sí, como de los funcionarios encargados de sus ritos y mantenimiento, teniendo en cuenta que hay mejores y múltiples maneras de hacer patria, entre las que destaca el impulso a la lengua española dentro y fuera de España, el cuidado del turista, de la imagen de España, de las infraestructuras que tanto ajenos como propios necesitan para no perder el tiempo en las trampas que los des-gobiernos de todo nivel preparan para hacernos perder el tiempo por tanta incompetencia.

La descomposición de Iraq
José Javaloyes Estrella Digital 24 Agosto 2007

Ha insistido el presidente Bush en el ya abierto melón de la continuidad norteamericana en Iraq, desde la doctrina de Henri Kisinger sobre la retirada de Vietnam. Pero más allá del goteo de muertes que enmarca la ocupación tutelar del país, lo que queda de manifiesto, se mire por donde se mire, es que la invasión y la guerra han descoyuntado la propia realidad iraquí. Lo que cabría llamar “realidad nacional” en aquel espacio mesopotámico se reduce día a día a una pura ficción. La disgregación de los componentes étnicos y religiosos se ve multiplicada por la acción, deletérea y criminal de Al Qaeda.

Con ser tremebunda la operación de exterminio local ejecutada hace unos días por Al Qaeda contra varias poblaciones yazidíes, resulta más alarmante aun si cabe qué se divisa a través de esa espantosa ventana de fanatismo. Porque lo que queda más de manifiesto todavía con ello es que lo sustantivo en el emirato funcional de Ben Laden, como tantas veces en la historia del Islam, es el fanatismo. El terrorismo es sólo una resultante, directamente proporcional a la intensidad de lo fanático y a la radicalidad ideológica que tiene debajo la versión coránica que se destila en las alquitaras de las madrasas.

Sin el purismo integrista del wahabismo y las cepas de la intransigencia de los islamistas egipcios representados por los Hermanos Musulmanes, no hubieran sido concebibles las alucinaciones mesiánicas de ese iluminado del que no se sabe si sigue vivo o si tiene ya su residencia en el limbo de los orates. Aunque la cuestión del terrorismo alqaedano, insisto, no resulta en lo principal de las locuras de este árabe sino de todo el conjunto de precondiciones, históricas y culturales que hicieron posible la multinacional de terror islámico creada por él. Iraq se ha convertido, por causa de la guerra, en banco de prueba para las locuras alqaedanas.

Lo ocurrido en el Kurdistán iraquí contra los yazidíes da la medida de lo que puede suceder con cualquier otra minoría en lo que va quedando de Iraq, tras la demolición de la estructura del sadamismo, dictatorial y nacionalista. La minoría cristiana, localizada principalmente en el norte, ve menguar de manera continua sus efectivos; de suerte que si hasta la invasión anglo-americana la presión procedía del régimen de Bagdad —pese a tener cristianos en sus niveles superiores—, fue empleada también como moneda de cambio por el nacionalismo árabe y laicista. Así, el número de cristianos iraquíes, además de bajar por el forzoso desplazamiento territorial, que acaba cada vez más en la emigración, pudiera figurar en el programa “purificador” de Al Qaeda, tan bestialmente proseguido contra los yazidíes.

Puede haber más que sólo un empujón del fanatismo alqaedano contra las minorías no mahometanas, dentro de la orgía de violencia que prevalece en el solar de lo que fue el Estado iraquí. No sería descabellado pensar que el propósito de esa red terrorista fuera el de constituirse en punta de lanza para el relanzamiento del Islam en todo el mundo, especialmente en el Ándalus. La depuración iraquí de infieles sería de tal manera tanto como el lanzamiento de ese propósito de remontada histórica planteado recientemente en Yakarta, la capital de Indonesia, donde la organización de Ben Laden ha dispuesto hasta el presente de sonadas colaboraciones.

jose@javaloyes.net

Dos guardias civiles de Durango, heridos leves en el primer atentado de ETA tras la tregua
ETA atenta contra la casa cuartel de Durango con más de 80 kilos de explosivos
ABC 24 Agosto 2007

Un coche-bomba explotó esta madrugada ante el cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y causó heridas leves a dos agentes en el primer atentado de ETA desde la ruptura de la tregua anunciada el 5 de junio. El atentado ocasionó, además, importantes daños materiales en el edificio oficial y en un bloque de viviendas situado en las proximidades.

Desde que en el mes de junio ETA anunciara el fin oficial de la tregua, la banda terrorista había logrado hacer estallar dos bombas de escasa potencia en el recorrido del Tour por Navarra, pero había fallado en tres intentos de atentar con coche bomba. Sin embargo, a las 3:30 de la pasada madrugada , al menos dos miembros de ETA consiguieron hacer estallar un vehículo cargado de con entre 80 y 100 kilos de explosivos, al parecer una mezcla de amonal y pentrita, ante la puerta del cuartel de la Guardia Civil.

El cuartel está situado en un lateral de la carretera que une Durango con la localidad de Elorrio. La parte frontal del cuartel, en la calle Urkiaga Torre, tiene un muro de protección paralelo la carretera delante, del cual habían sido estacionados cuatro vehículos de la Guardia Civil modelo Nissan Patrol, blindados. Los coches oficiales se encontraban aparcados en batería en un espacio situado entre el muro y la carretera.

Los agentes que se encontraban de vigilancia vieron cómo una furgoneta Citroen C-15 realizaba maniobras de estacionamiento junto a los coches oficiales. El conductor del vehículo maniobró para situar la furgoneta con su parte p sterior orientada hacia el cuartel y dio marcha atrás para acercarla hacia la instalación policial. El director de la Guardia Civil y la Policía, Joan Mezquida, atribuyó esta maniobra al propósito de "una mayor eficacia de la onda expansiva".
Uno de los guardias, que controlaba a través de las cámaras de vigilancia los alrededores del cuartel, observó la maniobra del coche y vio salir a un individuo encapuchado que se dirigió corriendo hacia otro turismo, un Seat Ibiza con matrícula portuguesa, en la que le esperaba un cómplice y con el que ambos se dieron inmediatamente a la fuga, sin dar tiempo a reaccionar a los agentes.

El guardia civil puso en marcha entonces un sistema de inhibición de ondas de radio para evitar que, en caso de tratarse de un coche bomba, pudiera ser activado con un telemando. Sin embargo, menos de un minuto después de que fuera visto el encapuchado, se registró una potente explosión.

Dos de los agentes que estaban de servicio, F.R., De 30 años, y .E.Q., De 37, resultaron con heridas. El primero presentaba cortes en el muslo, el cuello y la espalda y el segundo cortes en la mano. Ambos fueron trasladados de inmediato a Hospital de Galdácano, donde fueron curados de sus lesiones y donde permanecieron en observación hasta media mañana en que fueron dados de alta y pudieron volver a su domicilio.

Un empleado municipal del servicio de limpieza se encontraba trabajando en las inmediaciones y se llevó un gran susto, aunque resultó ileso y no fue alcanzado ni por la onda expansiva, ni por los cascotes y restos de vehículos diseminados por el barrio de San Fausto.

La onda expansiva se dirigió hacia una esquina de la parte frontal del acuartelamiento, derribó parcialmente la tapia de protección alcanzó de lleno a uno de los blindados, que quedó destruido por completo. Otros dos Nissan sufrieron importantes destrozos y dos más registraron desperfectos relevantes así como una decena de vehículos particulares.
Los restos del coche bomba salieron despedidos sin alcanzar a nadie.

Destrozos en las viviendas
Precisamente, la presencia de los Nissan Patrol con sus blindajes contribuyó a frenar los efectos de la onda expansiva evitando que diera de lleno en los edificios. Pese a ello la potencia de la bomba provocó también destrozos en las dieciséis viviendas del acuartelamiento y ocasionó importantes daños en la parte de los garajes del instituto armado

También ocasionó importantes daños en los bloques de pisos civiles situados en las cercanías. Los cristales y las persianas destrozados, marcos de puertas y ventanas desencajados y diversos destrozos interiores reflejaban el alcance que había tenido la onda que causó daños en viviendas turismos y negocios situados en un radio de doscientos m eros. Incluso, un taller mecánico situado a unos 500 metros de distancia sufrió diversas roturas a causa de la explos ón. En algunos casos, los cristales rotos cayeron sobre las camas de los inquilinos, sin que nadie resultara herido.

Numerosos vecinos vieron su sueño interrumpido abruptamente y se asomaron a las ventanas o bajaron a la calle para ver lo que había ocurrido. Poco después relataban ante los informadores como habían vivido los primeros minutos tras el atentado: "Se ha oído una explosión fuerte y nos hemos levantado. Todas las ventanas estaban rotas, sin cristales., Hemos salido y se veían llamas donde el cuartel, que tenemos enfrente", indicaba uno de los vecinos.

Los testimonios eran parecidos en casi todos los casos: "Hemos sentido una explosión que casi nos tira de la cama. Yo he salido en bata porque ya nos imaginábamos que habían puesto un bomba en el cuartel de la Guardia Civil".

"Hemos baja o a la calle tras oír la explosión y nos hemos encontrado con la puerta de nuestro portal que está reventada. Todas las persianas están rotas, las ventanas rotas, coches rotos .. Ese es el panorama que se ve", afirmaba otro inquilino de las casas de Urkiaga Torre con resignación, mientras otro añadía que "nos dimos cuenta de que había sido una bomba y, además, cerca porque casi nos ha levantado de la cama" "Una intensa explosión y fuerte olor a pólvora".

El delegado del Gobierno en Euskadi, Paulino Luesma, y el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida pudieron comprobar a media mañana los daños ocasionados e la Casa Cuartel y en las viviendas de las inmediaciones, cuando acudieron a inspeccionar el lugar del atentado y a reunirse con los agentes. Mandos del instituto armado exp icaron a los dos responsables políticos los pormenores del acto terrorista.

Huida hacia Amorebieta
Agentes de la Guardia Civil, la Policía Autónoma vasca y la Policía Mu ncipal establecieron un cordón de seguridad, mientras se realizaban los trabajos que permitieran determinar las características de la bomba y del explosivo utilizado.
Los autores del atentado habían introducido la potente bomba en una furgoneta que había sido robada en la localidad vizcaína de Gatika y a l que se habían colocado placas de matrícula correspondien es a San Sebastián.

La furgoneta era una Citroen C-15 cuyo propietario la tenía estacionada en el municipio de Gaika con un cartel de "Se vende" por si alguien estaba interesado en comprarla. Se desconoce exactamente cuando fue sustraida, ya que su titular no se había percatado de la desaparición del vehículo, aunque se sospecha que el robo pudo haberse cometido hace un par de días.
El segundo vehíc lo, utilizado para la fuga, es un Seat Ibiza con matrícula de Portugal con el que dos miembros de ETA recorrieron lo doce kilómetros que separan Durango de Amorebieta. En est lugar dejaron estacionado el vehículo en la campa de Jau eguiberri, un aparcamiento alejado de las viviendas, con un artefacto incendiario en su interior que se activó a la 4:30 horas, unos sesenta minutos después de que hubiera hecho explosión el coche bomba.

La explosión despertó a a gunos vecinos que vieron el vehículo en llamas y dieron aviso a Ertzaintza. La destrucción del coche de la fuga media te un artefacto incendiario es una práctica habitual de la organización terrorista para eliminar las huellas que pudieran quedar en el turismo.

Las investigaciones realizadas han permitido determinar que el Seat Ibiza había sido alquilado hace algunos meses en Lisboa y luego no había sido devuelto, por lo que la empresa propietaria había denunciado su sustracción. Lo que ha sorprendido a los investigadores es que, a pesar de estar sustraido hace tiempo, el vehculo seguía llevando las matrículas originales.
Las circunstancias de los robos de los dos turismos lleva a los agentes del instituto armado a sostener que el atentado pone de relieve la existencia de infraestructura de ETA Se cree que tras abandonar el segundo coche en Amore ieta, los terroristas huyeron en un turismo diferente hasta algún piso franco.

La segunda línea de investigación abierta pone su foco en Portugal por la procedencia del Sea tIbiza. Se trata de la segunda pista que lleva al país vecino en apenas dos meses, después de que el 21 de junio se encontrara en Ayamonte (Huelva) otro vehículo, un Ford Focu , que había sido alquilado dos días antes en Lisboa. En el vehículo, que fue abandonado por miembros de ETA ante la presencia de un control policial, se encontraron 130 kilos de explosivo que los terroristas transportaban hacia Portugal, donde se cree que se habían instalado para pasar desde allá a España a cometer atentados.

El coche fue alquilado en Lisboa
El coche en el que supuestamente huyeron los terroristas fue alquilado hace algunos meses en Lisboa, según dijo hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega señaló que "parece ser que uno de los coches fue alquilado en Lisboa hace algunos meses, antes de que se produjera la interceptación del comando de Ayamonte". La vicepresidenta se refería así al hallazgo el pasado 21 de junio en la localidad de Ayamonte (Huelva), a dos kilómetros de la frontera lusa, de un vehículo con 130 kilos de explosivos que había sido alquilado en Portugal.

El coche que fue explosionado la pasada madrugada en Amorebieta y que se localizó cincuenta minutos después de que estallara una furgoneta en la casa cuartel de Durango llevaba matrícula portuguesa.

La vicepresidenta, que advirtió de que son datos de una investigación abierta por lo que hay que ser "extremadamente prudentes", consideró que el hecho de que el coche fuera alquilado en Lisboa "no lleva de momento a ningún tipo de conclusión", en relación a la posibilidad de que ETA tuviera algún tipo de infraestructura en Portugal.
Recalcó que el Gobierno español colabora de forma estrecha con el de Portugal y que ambos mantienen una magnífica relación. Además indicó que existe una extraordinaria relación entre los servicios de información y operativos de ambos países y de cooperación policial, judicial y política.

El himno gallego se enseñará a niños menores de 3 años en las galescolas
Quintana dice que los de Pondal son versos "preciosos" que hablan, con "la vehemencia de poeta", de que son los "imbéciles y oscuros" quienes no entienden a los gallegos.
Irene Bascoy. Santiago La Opinión 24 Agosto 2007

Los maestros de las galescolas enseñarán la letra de Eduardo Pondal y la música de Pascual Veiga a sus alumnos, niños entre tres meses y tres años. "Por supuesto, se enseñará el himno en las galescolas. Los niños saldrán de las galescolas conociendo el himno y sabiendo quién es Castelao, Eduardo Pondal y Rosalía de Castro", confirmaba ayer la Vicepresidencia de la Xunta, tras la polémica suscitada por las declaraciones de su máximo responsable, Anxo Quintana, proponiendo que todos los niños sepan el himno de Galicia, y la respuesta del líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, asegurando que éste "no importa a nadie" y que la prioridad es que los estudiantes aprendan inglés e informática.

"Habrá un acercamiento a la cultura, la música y las letras gallegas" en las galescolas y "también a otras culturas, idiomas y, como no, a las nuevas tecnologías, tal como figura en su proyecto curricular", respondían ayer a Rajoy desde la Vicepresidencia del Gobierno autonómico, que, además, con motivo de la celebración del centenario del himno gallego ha decidido sacar una edición especial de la letra del himno. Serán 250.000 ejemplares del poema de Eduardo Pondal que se repartirán en los colegios de la comunidad. Los versos del poeta de Ponteceso, según Quintana, "oficializan los sentimientos de Galicia como país" y "agitan el despertar de Galicia como nación". "Mientras haya himno, habrá país", sentenció el pasado fin de semana el líder del Bloque.

Las primeras 23 galescolas comienzan a funcionar el próximo mes y acogerán a un millar de estudiantes en toda la comunidad. Su misión es "educar en gallego a los gallegos del siglo XXI en la Galicia del siglo XXI", informó Vicepresidencia. El equipo de Quintana explicaba ayer que las galescolas, que serán 121 dentro de dos años y atenderán a más de siete mil niños, creando 1.200 puestos de trabajo, obedecen a un proyecto educativo "vertebrado por la identidad de Galicia", que ayudará a los padres a compaginar la vida laboral y familiar, llevando a sus niños a escuelas que apuestan por "la calidad", pero también por "la identidad y el compromiso con el país".

Anxo Quintana recordó ayer que el gallego es un himno oficial, admitido en la ley de símbolos, y se trata de un texto "constitucional y con todas las bendiciones". Preguntado por si el himno gallego tiene alguna connotación ofensiva, Quintana insistió en que se trata de versos "preciosos" que evocan la identidad de Galicia, al mismo tiempo que hablan, con "toda la vehemencia de poeta", de que son los "imbéciles y oscuros" quienes no entienden a los gallegos. "Lo que pasa es que hay algún político en Madrid que se da por aludido" y piensa que es de los "imbéciles y oscuros", y son ellos quienes dicen que no les gusta el himno, afirmó.

Rajoy considera preferible que los niños sepan inglés a que canten el himno gallego
A principios de semana diversos medios de comunicación se hicieron eco de la propuesta de Anxo Quintana sobre el aprendizaje del himno galego por los niños en todas las escuelas. Un periódico madrileño acompañó la información con una interpretación del contenido del poema, al entender que insulta a quienes no entienden la lengua gallega. Rajoy aportó ayer su visión sobre esta materia: debe primar el conocimiento de asignaturas esenciales para el futuro de los estudiantes y el himno galego no se encuentra entre ellas. Quintana ironiza sobre el razonamiento del líder popular porque entiende que el aprendizaje de la cultura propia es complementario y compatible al programa de estudios de los niños gallegos.
AGENCIAS > WASHINGTON El Ideal Gallego 24 Agosto 2007

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ve intrascendente que los niños gallegos aprendan el himno autonómico, una idea que, como la posibilidad de cambiar el huso horario en Galicia, "no le importa a nadie", y aseguró que lo trascendente para ellos es que aprendan inglés o que "se familiaricen" con las nuevas tecnologías.

El dirigente popular respondía así al interés del vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, por aprovechar el año del centenario de la primera interpretación del himno para que no haya ningún niño en Galicia "que no conozca y sepa cantar los versos del bardo de Bergantiños".

"Yo creo que lo más importante en Galicia es que los niños estudien inglés desde los tres años, que se familiaricen con la sociedad de la información y las nuevas tecnologías desde la edad más temprana, que sepan muchas ciencias, muchas matemáticas y que tengan un modelo educativo exigente, porque si no, les estaremos engañando", manifestó Mariano Rajoy.

"Eso es lo que les va a permitir a los niños triunfar en la vida y que su país mejore. Esa es la prioridad", recalcó. "Aquí se ha hablado de poner los nombres de las lápidas en gallego, se ha hablado del cambio de hora y de otras cosas. Todo eso no le importa a nadie", zanjó el dirigente popular.

Por su parte, Anxo Quintana, apuntó ayer que los niños gallegos son capaces de aprender, a la vez, informática, gallego, inglés, así como el himno de Galicia, a diferencia del líder del PP, Mariano Rajoy.

En una entrevista en la Cadena Ser, el dirigente nacionalista hacía así mención a la polémica suscitada después de que apuntase su intención de que los niños gallegos supiesen el himno de Galicia, un poema de Eduardo Pondal con música de Pascual Veiga.

Esta propuesta suscitó una polémica, dijo, que es reveladora de "cómo se ve" la comunidad "desde Madrid".

El gallego es un himno oficial, recordó, admitido en la Lei de Símbolos, y se trata de un texto "constitucional y con todas las bendiciones", por lo que lamentó que, tras haber dicho que debería conocerse por los niños, "algún político", como Rajoy, replicó que lo importante es aprender "inglés e informática".

Al líder popular, afirmó, "le debe pasar como a Bush, que no puede hacer dos cosas al mismo tiempo", pero aseguró que los niños gallegos "pueden aprender informática, inglés, que es muy importante y, al mismo tiempo, conocer el himno y hablar en gallego, y no pasa nada; Rajoy seguramente no puede, los niños gallegos sí".

Educación
Nueve familias más llevan a los tribunales andaluces Educación para la Ciudadanía
El consejero de Castilla-La Mancha, que no impartirá la asignatura este año, asegura que «presentar recursos es justo» - A los primeros padres que acudieron a la Justicia en Andalucía se les adhirieron decenas al día siguiente
Rosa Serrano La Razón 24 Agosto 2007

Madrid- La oposición andaluza a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que en pocas semanas se impartirá ya en las aulas de ésta y otras seis comunidades, crece. Si el pasado lunes los objetores presentaban cinco recursos contra la asignatura en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en Sevilla, Granada y Málaga, el pasado miércoles tomaron la misma decisión otras nueve familias, esta vez todas de Málaga.

Los recursos, de acuerdo con el abogado de los nueve padres, se fundamentan en el derecho a dar a los hijos una educación moral de acuerdo con sus principios. No obstante, no todos los textos son iguales, hay diferencias de forma, puesto que cinco de las nueve familias llevan a sus hijos a colegios públicos y las otras cuatro, a centros privados. Con éstos ya son 14 los recursos por resolver.

Iniciativa de Andalucía
Se trata de un paso más en la que lleva camino de convertirse en «rebelión» de los padres andaluces. Hasta ahora han sido las familias de esta comunidad las únicas que han tomado la iniciativa de llevar la nueva asignatura a los tribunales. Además, a los cinco primeros recursos presentados se adhirieron al día siguiente alrededor de un centenar de padres de toda España.

También Andalucía ostenta el récord de objeciones de conciencia. De las 13.000 registradas hasta el final del pasado curso, 5.000 corresponden a Andalucía, y Málaga es la provincia líder. A juicio del presidente de Profesionales por la Ética (la plataforma promotora de la objeción contra la asignatura), esto se debe a que en la comunidad andaluza, junto con Extremadura y Cataluña tiene «un currículo que excede, incluso, los planteamientos del Gobierno».

Mientras, otras autonomías han decidido agotar los plazos y no impartir la polémica materia hasta el curso 2008-2009. Es el caso de las comunidades del PP, que aseguran que, de ganar las elecciones generales, se eliminará la asignatura. Pero también en Ceuta y Melilla, donde tiene competencias el Ministerio de Educación, esperarán un año más. Asimismo, Castilla-La Mancha se ha desmarcado de las autonomías socialistas y ha decidido esperar también hasta 2008.

Su consejero de Educación, José Valverde, además, ha manifestado su apoyo a las familias que han presentado recursos. Valverde aseguró ayer a este periódico que «cuando alguien piensa que tiene razón, recurrir es lo justo, porque luego, cuando la ley está vigente, hay que cumplirla. Ir a los tribunales es la manera de decidir si quienes ven algo ilegal en la asignatura están en lo cierto».

Sobre la objeción, Valverde señaló que «no soy yo quien debe decidir si cabe o no objeción contra la asignatura, sino los tribunales». En este sentido, expresó que es necesario un veredicto previo de la justicia, porque si no «uno podría decir que le parece mal el nivel de impuestos y no pagarlos».

Acerca de la decisión de retrasar la llegada de Ciudadanía a las aulas castellanomanchegas, Valverde aseguró que responde «a motivos pedagógicos». «Nos ha parecido -indicó- lo más correcto después de los contactos con especialistas. Es igual que Música, Plástica o Tecnología, cada autonomía decide cuándo imparte las horas que estipula la ley». Sin embargo, admitió que, tras la interposición de los recursos andaluces, la decisión de dejar la materia para el año que viene «nos beneficia, porque cuando la empecemos a impartir, probablemente los tribunales ya se hayan pronunciado».

Conciertos en peligro
Distinta, y más radical, es la postura de los responsables de otras autonomías gobernadas por el PSOE. Es el caso de Aragón, cuya consejera de Educación, Eva Almunia, ha declarado que los centros concertados que no impartan Educación para la Ciudadanía perderán el concierto, informó ayer la cadena Cope. Almunia, que también es miembro de la Ejecutiva federal del PSOE, considera la nueva asignatura como «una de las más importantes» y rechaza la legitimidad de la objeción de conciencia. Por eso, a los padres que no envíen a sus hijos a esta clase se les considerará absentistas y se actuará en consecuencia.

Entretanto, las autonomías gobernadas por el PP están dispuestas a acatar la Ley Orgánica de Educación (LOE), pero lo más tarde posible. En Castilla y León, su consejero de Educación, Fernando Sánchez-Pascuala, afirmó ayer que la asignatura es «ideologizante y no necesaria», informa Ep, pero se impartirá el año que viene.

Asimismo, indicó que tanto los efectivos policiales como la ambulancia para atender a los heridos llegaron al lugar de manera «rápida» y que también los vecinos acudieron a la zona al escuchar la explosión «confusos» y «nerviosos» ya que no es la primera vez que se produce un atentado contra el Cuartel. En este sentido, aseguró que «siempre» han sentido «algo de miedo» por vivir cerca de estas instalaciones, aunque «al final te acostumbras».

La Xunta elimina el castellano de la campaña turística que acompañará a la Vuelta a España
EVARISTO AMADO ABC 24 Agosto 2007

LA CORUÑA. La polémica se enreda todavía más cuando aún resuenan los ecos de las reprobaciones por parte de sectores políticos y sociales con motivo del discutido cartel de la Vuelta Ciclista a España a su paso por Galicia, en el que se eliminaba toda referencia al carácter estatal de la prueba deportiva.

La Consejería de Cultura anunció ayer que aprovechará la gala de presentación del evento, que se celebrará en el parque vigués de Castrelos, para difundir una campaña turística en la que se exaltarán en inglés, francés y gallego las bondades fluviales de la tierra gallega.

Producción audiovisual
«Galicia, espíritu de auga» es el lema elegido para la ocasión. Se trata de una producción audiovisual promovida por el departamento de Ánxela Bugallo en colaboración con la Dirección General de Turismo que ya ha sido difundida a nivel europeo vía televisiva durante el pasado Campeonato de Aguas Tranquilas disputado el pasado junio en Verducido (Pontevedra).

El castellano se queda fuera pues de los videoanuncios, que muestran diversos paisajes naturales de la Comunidad gallega, que intentará promocionarse a través de sus ríos, playas, acantilados, deltas fluviales y demás en las lenguas de Rosalía, Moli_re y Shakespeare, pero no en la de Cervantes. El conflicto, por tanto, está más que asegurado.

Mientras tanto, la asociación «Vigueses por la Libertad» se sumó ayer a las críticas de Partido Popular, Ciutadáns de Catalunya y Coruña Liberal para denunciar la que consideran «obsesión nacionalista» de los responsables del diseño del cartel de la competición, que se limita a las etapas con paso por suelo gallego y no hace ninguna referencia a la condición supra-autonómica de la prueba ciclista.

«Ridiculez»
«Vigueses por la Libertad» tachó de «ridiculez» el haber reducido la información del evento a las pruebas transcurridas en Galicia. Reprobaron el hecho de que, a su parecer, el cartel transmitirá una imagen «hostil, cerrada y mediocre» de Galicia al resto de España, al tiempo que «ensombrecerá» las oportunidades de dar a conocer sus ciudades en el exterior.

«El independentismo es minoritario en urnas y encuestas», añadieron los responsables del colectivo en un comunicado, en el que, además, recriminaron el «silencio» que ha mantenido sobre esta cuestión el presidente gallego, Emilio Pérez Touriño.

Antich busca el máximo consenso para que el comercio balear atienda sólo en catalán
ABC 24 Agosto 2007

PALMA DE MALLORCA. El presidente del Gobierno balear, Francesc Antich, manifestó ayer durante su visita a un colegio público de Sa Pobla, que su próximo objetivo será que todas las fuerzas políticas de la Comunidad lleguen a un acuerdo para garantizar la aplicación de la Ley de Comercio. Una ley que obligará a los establecimientos de las Islas Baleares a rotular y a atender a los clientes en la lengua catalana. Así, Antich apuntó la necesidad de conseguir «el máximo consenso», pero no sólo eso, además el presidente de Baleares declaró que en lo que va de año el Gobierno ha abierto un total de siete expedientes en relación a esta cuestión, ya que en seis de los comercios amonestados no atendían a los consumidores ni en castellano ni en catalán, informa Ep.

Tratar bien al turista
En la misma línea, y en relación a la Ley de Comercio con el turismo, el presidente balear comentó que el citado sector es uno de los motores centrales de la economía de las Islas, por lo que señaló que el buen trato al turista es básico y que éste se vaya satisfecho es una cuestión primordial. Asimismo, Antich afirmó que esta cuestión es muy importante dentro de los propósitos que se ha marcado el equipo de Gobierno para esta legislatura. De esta manera, Antich aseguró que desde el Ejecutivo no quieren que se produzca ninguna «polémica» en la que se vea inmersa el sector turístico, ya que el turismo representa el 85 por ciento de la economía en Baleares.

Finalmente, el presidente destacó que hay que «huir» de las «confrontaciones» en esta cuestión y añadió que existen una serie de leyes que se deben ir aplicando y otras que requerirán un «gran esfuerzo» de fomento para su aplicación.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial