AGLI

Recortes de Prensa    Martes 28 Agosto   2007

Rubalcaba y Zapatero
Uno aprende tarde, el otro nunca
Cristina Losada Libertad Digital 28 Agosto 2007

Hay quien piensa que nunca es demasiado pronto para aprender, como el vicepresidente de Galicia, que desea que los bebés sepan cantar el himno gallego antes de que digan "papá" o "mamá". Pero también los hay que presumen de aprender demasiado tarde, como Pérez Rubalcaba, quien acaba de confesar que si algo ha sacado en claro del proceso de negociación con la banda terrorista es que Batasuna no tiene ninguna autonomía respecto de ETA; ni siquiera, dijo, para encargar un café. Puesto que el Tribunal Supremo ya había establecido hace unos años, en sentencia firme, que Batasuna y ETA eran lo mismo, razón por la que fue ilegalizada la primera, sería muy grave que el ministro acabara de realizar ese "descubrimiento". Tanto que debería marcharse a casa y copiarse la sentencia de pe a pa en un cuaderno, para que no se le vuelva a olvidar.

Pero se entiende muy bien que el titular de Interior quiera hacer creer al respetable que se le ha encendido recién ahora la bombilla. Aquel dictamen y la ilegalidad del apéndice etarra fueron completamente ignorados durante el prolongado coqueteo de su Gobierno con la banda. Y se pretendió que los españoles creyeran que ETA estaba dispuesta a jubilarse y que Batasuna se había transformado en una especie de club de pacifistas vegetarianos. Cuando a la vista del público ha quedado en evidencia que lo uno y lo otro eran sendos cuentos chinos, que los teóricos de la negociación ornaban con elucubraciones sobre "el final del ciclo de la violencia", hacen como que se han caído del guindo. Aunque no caen del todo, naturalmente. Todavía les queda por descubrir el siguiente Mediterráneo, y es que ANV también es lo mismo que ETA y que, por tanto, ha de ilegalizarse. Pero como acaban de abrirle las puertas de los ayuntamientos vascos a ese submarino y todavía siguen prendados y prendidos de los contactos con la banda, se guardarán de hacerlo con esta o aquella excusa.

El que no aprende nada, ni pronto ni tarde, sobre la lucha contra el terrorismo es el presidente. La prontitud, desde luego, no es lo suyo ante los atentados. Al día siguiente del perpetrado contra la casa-cuartel de la Guardia Civil de Durango no se sabía si Zapatero lo condenaba o aún dormía. La duda respecto a lo primero no es mera retórica. Ha habido decenas de actos terroristas de menor envergadura que ZP eludió condenar mientras duraba la luna de miel del "proceso". Y bien que le costó salir a la palestra tras la bomba de Barajas. Después de la de Durango también ha habido que esperar para conocer su opinión. Mejor dicho, para corroborar que sigue en la misma. La que expresaba de idéntica y confusa manera apelando a "que ETA sea consciente de que sólo tiene un destino", el cual no cifraba siquiera en su desaparición, sino en "el fin de la violencia". O sea, que Zapatero persiste en concebir la política antiterrorista como un proceso de hacer "consciente" a ETA, de que se convenza a sí misma de que debe dejarlo, como un intento de persuasión, todo lo cual nos conduce de nuevo al escenario del diálogo o la negociación.

Rubalcaba, que acaba de decir que "ETA no es imbatible" y que "vamos a ganar la batalla", tendrá primero que convencer a ZP de que eso es así. Y aconsejarle que copie punto por punto las declaraciones de Sarkozy, que fue breve y al grano: Francia no mostrará "ninguna debilidad" con los terroristas. Eso, si quieren aparentar de aquí a las generales que están en una "lucha implacable" contra ETA (López Garrido dixit), cosa –la de aparentar– que tampoco está muy clara. Continúa la duplicidad.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Hacia un cambio de escenario
Lorenzo Contreras Estrella Digital  28 Agosto 2007

Entre todas las declaraciones facilitadas por el ministro Rubalcaba a Radio Nacional de España, la frase más significativa es probablemente ésta: “ETA nunca va a conseguir sus objetivos políticos con la violencia, pero tampoco por dejar la violencia”. Se trata de una novedad si comparamos tal manifestación con las habituales referencias de inspiración oficial sobre la necesidad de que la violencia cese si ETA quiere lograr un avance en sus pretensiones.

Ahora cambia en teoría al planteamiento del Gobierno, si es que Rubalcaba revela con exactitud el propósito o la estrategia del Ejecutivo. En realidad todo lo que viene aconteciendo últimamente permite conjeturar que ha habido o va a haber un cambio de escenario. Si así fuera, ETA, digan lo que digan los dirigentes batasunos, habría desistido de su búsqueda de conquistas territoriales e independentistas por la vía de los contactos hasta hace poco establecidos. Y el Gobierno, por su parte, estaría dispuesto a liquidar su estrategia de aproximaciones dialogantes compatibles con el llamado terrorismo de “baja intensidad”.

Nada de esto parece ya sostenible. ETA ha optado por la radicalidad después del fracaso de la última tregua. Y el Gobierno habría desistido, quizá sólo temporalmente, de continuar por la vía de unos diálogos que se le han cerrado con un portazo en las narices. Ciertamente esta situación parece perjudicial para ambas partes. Con el retorno a la violencia de “alta intensidad” el zapaterismo queda en lamentable estado de imagen y con ello la propia ETA se priva de un interlocutor condescendiente como nunca lo tuvo, obligado éste por las circunstancias electoralistas, a romper la baraja que se ocultaba bajo el tapete de la mesa común. Malo también para ETA porque una eventual derrota de Zapatero en las urnas de marzo determinaría la recuperación del sistema de lucha de José María Aznar, que —no se olvide— dejó a la banda con su eficacia reducida a la mínima expresión. Perderían los presos —algo que a ETA debe importarle poco desde el punto de vista de la suerte personal de los interesados— y se abriría la posibilidad de acentuar el rigor de la ley de Partidos y las ilegalizaciones correspondientes, entre ellas las que afectarían a las “máscaras” de Batasuna, sobre todo Acción Nacionalista Vasca, más conocida por sus siglas ANV. Este aspecto de la cuestión sí lastimaría especialmente los intereses de la mafia terrorista, cegaría los conductos de su financiación a cargo del erario público y perdería sensiblemente en el terreno de la propaganda social emanada de su presencia en las instituciones. Tal vez demasiado bello para ser cierto.

Los tremendos atentados de Barajas-aeropuerto y de la casa-cuartel de la Guardia Civil en Durango hacen retroceder la situación veinte años por lo menos. Es decir, se vuelve a los peores tiempos del atentado habitual, a los secuestros y a una intensificación de las extorsiones. La incógnita ahora se orienta a saber cuál será la línea del PNV, hoy dividido aunque no lo quiera reconocer, cercado por nacionalismos más radicalizados y, sobre todo, con una bicefalia en la que Ibarretxe representa a un Ejecutivo debilitado y Josu Jon Imaz el liderazgo joven y cambiante de un partido muy viejo.

Naturalmente, es legítimo preguntarse cuánto va a tardar el zapaterismo en regresar a sus vicios de origen. En realidad, en términos generales, todo va a depender del resultado de las elecciones de marzo. Un Zapatero “repetidor” puede no aprenderse la asignatura que le dictan las presentes circunstancias. Un Zapatero derrotado sería simplemente el paso obligado de una página de la historia.

Ofensiva democrática
EDITORIAL El Correo 28 Agosto 2007

La furgoneta bomba que los terroristas hicieron estallar el domingo pasado en un municipio de Castellón confirma que ETA trata de ejecutar un plan de atentados brutales, ante el que la presión policial y la colaboración internacional, ya en su doble vertiente de Francia y Portugal, se están mostrando razonablemente eficaces. Aunque esta última constatación invita al optimismo respecto a la capacidad del Estado de Derecho para minimizar la operatividad etarra, es necesario subrayar que, dentro de una tendencia general hacia el debilitamiento de su potencial activista, la banda terrorista sigue representando hoy una amenaza directa para la vida, la libertad, el sosiego y los bienes de cuantas personas y sectores profesionales y sociales ha situado en su punto de mira. Además, el empleo de tan mortíferas cantidades de explosivo -cien kilogramos en el atentado contra la casa cuartel de Durango el viernes, una cantidad similar en la localidad castellonense hace dos días- hace que dicha amenaza se extienda al conjunto de la sociedad. Frente a ello, las instituciones de la democracia deben perseverar en lo que ha de ser el objetivo inmediato -impedir que ETA consiga cometer atentados-, pero sin correr el riesgo de orientar la acción gubernamental hacia una estrategia en exceso defensiva, cuando está suficientemente demostrado que los terroristas pueden soportar que se frustren sus planes una y otra vez, siempre y cuando no se ponga en peligro su continuidad como poder fáctico.

Está claro que mientras el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero trataba de apurar las posibilidades de una salida dialogada de la violencia durante el 'alto el fuego permanente', desoyendo las advertencias que denunciaban la burla terrorista, ETA desarrolló una amplia tarea de reorganización y rearme. Hoy sería una temeridad que el Gobierno se limitase a la prevención y la disuasión respecto a la organización criminal, incurriendo en un falso criterio de proporcionalidad en la respuesta política y policial a la amenaza, desdeñando las evidencias que señalan que ANV obedece a Batasuna, o interpretando el descabezamiento de ETA como un objetivo imposible o inútil.

El café de Batasuna
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 28 Agosto 2007

Dice el ministro del Interior, y dice bien, que Batasuna no es capaz de pedir un café sin el permiso de ETA. Esa es la historia de Batasuna desde sus orígenes, desde que se fundó como una HB supeditada a la organización terrorista a la que debe arropar y acompañar, siempre desde una posición subordinada.

Esa subordinación se reflejó tras la ruptura de la tregua de 1999 y se ha vuelto a manifestar en la ruptura de la tregua de 2006. Pero es que también fue así durante el tiempo del alto el fuego, mientras los representantes socialistas y de Batasuna negociaban sobre la legalización, primero, y sobre cuestiones políticas, después.

Batasuna fue mero transmisor de la primera amenaza etarra de romper la tregua en mayo de 2006, cuando el juez Grande Marlaska decidió citar a declarar a ocho dirigentes de la izquierda abertzale. Batasuna se plegó a las órdenes de ETA, en el mes de agosto, cuando la banda terrorista le prohibió dar pasos para conseguir la legalización. Fue ETA también la que elaboró la propuesta política que Batasuna tenía que llevar a la mesa de Loyola para negociar con el PNV y con el PSE y la que fijó el plazo máximo en el que se tenía que cerrar el acuerdo so pena de poner fin al proceso. Fue ETA la que obligó a Batasuna a dar marcha atrás en el preacuerdo que había aceptado con PSE y PNV y a poner nuevas exigencias que provocaron la ruptura de las conversaciones.

Todos esos episodios hacen incomprensibles las palabras de elogio y las palmadas en la espalda que se vertieron desde las filas socialistas hacia Batasuna y sus dirigentes. Tal vez se creía que de esa forma se incentivaba la evolución en el seno de la izquierda abertzale hacia la renuncia definitiva de las armas. Hubo muchos que creyeron que la tregua no tenía marcha atrás y que si ETA reanudaba los atentados, Batasuna no le secundaría. Sectores significativos de la Iglesia vasca fueron de esta opinión y transmitieron este mensaje. Fueron ellos, posiblemente, los que contribuyeron a confundir al Gobierno haciéndole creer que ETA tenía tomada la decisión de abandonar el terrorismo.

Si incomprensibles son los elogios que se hicieron a Batasuna, más incomprensible resulta que se permitiera su vuelta parcial a la legalidad a través de la pantalla de ANV, máxime cuando eso se hizo después del atentado de Barajas y sin que mediara rechazo de la violencia. En esas condiciones, no hubiera estado de más que se hubieran escuchado voces como la del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, que pidió la entrega de las armas de ETA antes de que se legalizara a Batasuna. f.dominguez@diario-elcorreo.com

La ley es la ley
Cataluña ABC 28 Agosto 2007

EN una de sus memorables canciones, «Venus Callipyge», después de narrar como una dama con un trasero tan bello como voluminoso acaba sentada en el suelo tras saludar con una reverencia a los mismísimos reyes de Inglaterra, Georges Brassens llega a la siguiente conclusión: «Eso de la ley de la gravedad es duro, pero es la ley». En efecto, y aún cabría añadir que no sólo la de la gravedad; ya saben, «dura lex, sed lex». Y da igual si la ponen en práctica o si la tienen ahí aparcada. Mientras esté en vigor, mientras no haya sido derogada y sustituida por otra, cualquier ley es susceptible de ser aplicada algún día.

Algo así está a punto de ocurrir en Baleares por obra y gracia del nuevo Gobierno hexapartito. La cosa, en realidad, viene de antiguo. En 2001, cuando la anterior amalgama gubernamental de socialistas, ex comunistas, verdes y nacionalistas más o menos pacatos, el Parlamento autonómico aprobó una Ley de Comercio entre cuyos apartados figuraba uno referido a los derechos lingüísticos del consumidor. No se trataba, claro, de todos los derechos lingüísticos. Ni, por supuesto, de todos los consumidores. Sólo de aquellos que podían sentirse ofendidos por no haber sido atendidos en catalán, oralmente o por escrito, en algún comercio de la Comunidad. El caso es que la ley entró en vigor a comienzos de 2003. Y el caso es que en mayo de aquel mismo año el Partido Popular ganó las elecciones y retornó al poder.

Pero la ley no fue derogada. ¿Para qué, si a partir de entonces iban a mandar ellos? Bastaba con aplicarla de forma discrecional, eso es, que los inspectores de turno dedicaran sus esfuerzos a otros menesteres que a los propiamente lingüísticos. Así, los populares se ahorraban el debate parlamentario, la confrontación de ideas, el tener que acarrear, una vez más, el sambenito de «traidores» por no proteger «su lengua propia». La principal consecuencia de su inacción -por llamarlo de algún modo- es que el actual hexapartito no ha tenido que volver a modificar la legislación para poner manos a la obra. La directora general de Política Lingüística, amparándose en la ley en vigor, acaba de anunciar las medidas. Y, si estas no surten efecto, las sanciones. Hasta 15.000 euros pueden llegar a pagar los comerciantes indóciles.

Los socialistas catalanes ya conocen el percal. O deberían conocerlo. En 1998 aprobaron una ley de política lingüística que prescribía sanciones muy parecidas. Entonces mandaba Convergencia y, según los socialistas, Pujol y los suyos se habían comprometido a no aplicar jamás la parte punitiva de la disposición legal. En 2003 ERC alcanzó el Gobierno. Lo primero que hicieron los republicanos, tras reclamar para sí Política Lingüística y Comercio, fue aplicar, cómo no, la ley. Y los socialistas, mirando para otro lado.
Han pasado cuatro años y todo sigue igual. En fin, todo no. A estas alturas, los socialistas ya ni siquiera tienen mala conciencia. En el supuesto, claro, de que alguna vez llegaran a tenerla.

El contagio
FERNANDO SAVATER, www.bastaya.org 28 Agosto 2007

Empezaré pidiendo excusas a un improbable lector más fiel o de mejor memoria que otros: lo que voy a decir a continuación lo he escrito ya media docena de veces. Pero ¿qué culpa tengo yo de que vivamos una situación política que se repite más que los pimientos del piquillo…aunque es mucho menos sabrosa? Cuando a Voltaire le reprochaban volver una y otra vez sobre lo mismo, él respondía: “Me repetiré hasta que me entiendan”. Yo ni siquiera pretendo ser tan complejo o profundo que deba insistir mucho en mis ideas para ser comprendido. Me repito sencillamente para que no se olvide la relevancia de lo obvio, por aburrido que sea, en la falsa novedad de lo cotidiano. Y aunque fuera realmente novedad, tampoco tendría que ser automáticamente “novedad para mejor”, es decir: progreso. Cada vez que oigo hablar en ayuntamientos o diputaciones de “gobiernos de cambio” y veo a las pájaros que pretenden constituirlos, recuerdo el sabio dictamen del agudo Odo Marquard: “El prejuicio más fácil de cultivar, el más impermeable, el más apabullante, el prejuicio de uso múltiple, la suma de todos los prejuicios, es el que afirma: todo cambio lleva con certeza a la Salvación y cuanto más cambio haya mejor”. De modo que vamos a repetirnos.

Para mí, que estoy convencido de la superioridad política y hasta ética de España como estado de derecho pluralista pero igualitario frente a la fragmentación asimétrica de los separatismos más o menos explícitos, lo políticamente preocupante no es el nacionalismo de los nacionalistas. Si los nacionalistas piensan como piensan y pretenden por medios legales sacar adelante su proyecto, están en su perfecto derecho. Quienes tenemos ideas opuestas a las suyas haremos lo posible por rebatirles y defender mejores opciones, pero no podemos realmente inquietarnos por sus inequívocos y legítimos planteamientos. No, lo que me perturba no es el nacionalismo de los nacionalistas…sino el nacionalismo de los no nacionalistas. Es decir, el nacionalismo sobrevenido, el que no se atreve a decir en voz alta su nombre (al contrario, lo niega con indignación: “¿Nacionalista yo? Eso no me lo dice usted en la calle…”), el nacionalismo implícito de los que han llegado a la conclusión de que halagar el localismo de la gente y prometerles privilegios que los demás no tendrán (o sublevarles contra los que supuestamente tienen en el pueblo vecino) es una cómoda fuente de votos para conseguir un espacio de mando, por pequeño que sea. Los nacionalistas convictos y confesos –con su mensaje nefasto y simplón, “de fuera vendrán y lo tuyo te quitarán”, que les ha dado tan excelente resultado- han dado paso a un fenómeno mimético más amplio, lo que Carlos Gorriarán llama “la regionalitis”. Todo el mundo quiere ser cabeza de ratón y rechazan con desprecio la cola del león…y al león mismo.

Este verano hemos tenido varias pruebas de que la regionalitis va en aumento. Un caso evidente ha sido el culebrón autonómico en Navarra. El PSN, a pesar de sus insuficientes resultados electorales, aspiraba a presidir la comunidad apoyado en una coalición nacionalista, de un modo no muy distinto a como el propio Zapatero ha consolidado su mandato en el conjunto de España. La ciudadanía Navarra, a pesar de que ha vuelto a votar mucho más a UPN que a cualquier otro partido, mostraba según los interesados arúspices señales de desear “un cambio” y de que se llegara a un gobierno de “progreso”. “Cambio” y “progreso” no pueden significar, naturalmente, más que aumento de la influencia nacionalista y la “regionalitis” que sigue sus pasos. ¡Ah, pero en Ferraz han pensado otra cosa, porque allí hay gente interesada en las próximas elecciones generales, dónde el nacionalismo fragmentador quizá no vaya a ser tan rentable como antaño! De modo que la proyectada alianza se ha frustrado sin demasiadas explicaciones (más bien sin ninguna) y ahí ha sido el llanto, el crujir de dientes de quienes vuelven a verse sin poltrona y los amagos de rebelión.

El problema estriba, precisamente, en la ausencia de explicaciones claras y públicas a los votantes, que tienen derecho a saber si votan a un partido de ámbito estatal y con una concepción igualitaria en todo el país o a un grupo de competidores por el caciquismo regional. Para aclarar ese punto, hubiera sido muy instructivo aclarar las discrepancias socialistas con NaBai. Los partidarios de la alianza con este frente nacionalista señalan el mérito de que condena la violencia e indican que dejarles fuera del gobierno es una mala recompensa a esta elogiable actitud. En efecto, que Zabaleta y otros de su grupo condenen el terrorismo etarra está muy bien pero en modo alguno es un favor que nos hacen a los demás y por el cual merezcan ser premiados: es un favor que se hacen a sí mismos, recuperando la decencia democrática y simplemente humana que nadie que apoye o excuse a los violentos puede enorgullecerse de tener. Además, se encuentran en plano de igualdad con los demás, gestionando los asuntos de su comunidad…¿o es que acaso la oposición no participa también en el gobierno de la cosa pública, aunque no esté en el ejecutivo? Lo que los socialistas (dejémonos ahora de navarros o no navarros, que el partido es estatal) debían haber explicado bien es sus diferencias radicales con el proyecto nacionalista vasco que representa NaBai, por lo que una alianza con ellos era antinatural desde el primer momento, siempre y en cualquier caso pero más en la actual coyuntura, con la renovación de la amenaza de ETA y las revelaciones inequívocas de su voluntad anexionista sobre Navarra, expresadas en todas las mesas y taburetes de negociación con los ilusos que les escuchan. Puede que el señor Úriz y otros afiliados no lo entendieran, pero seguro que los votantes –que son muchísimos más que los afiliados, no lo olvidemos- seguramente sí. La decepción de esos votantes viene de que no se les aclaren las cosas y se den bandazos porque “aquí mando yo”, pero no porque se cambie el rumbo equivocado del oportunismo aquejado de regionalitis.

Desgraciadamente, el contagio del nacionalismo se extiende por lo visto sin remedio. Cuando el nacionalista Ibarretxe nos asegura muy serio que el futuro político del País Vasco se decidirá sólo en casa y nunca en Madrid ni contando con el resto de España, podemos responderle amablemente: “Que te lo has creído, majo”. Pero…¿qué contestaremos a los socialistas catalanes o a la misma UPN, que quieren tener voz propia –es decir, separada, fraccionaria- en el Congreso de Diputados? ¿Qué le diremos a Gallardón, que aspira a ir al Parlamento nacional para que Madrid, pobre Madrid, tenga también voz propia? ¿Y a la Presidenta Esperanza Aguirre, que nos asegura muerta de risa que en Madrid no se estudiará Educación para la Ciudadanía, aunque sea obligatoria para todo el Estado? Sobre todo, ¿qué les diremos a los niños y adolescentes, a los jóvenes que hoy están siendo educados en la idea estúpida y nociva de que cada diferencia territorial o cultural dentro del país debe ser magnificada, de que el resto del Estado de Derecho al que pertenecen está lleno de enemigos potenciales de su idiosincrasia, de que toda diversidad -¡oh!- es buena y toda unidad -¡ah!- es mala, etc…? Ya es hora de ir buscando una vacuna política y educativa contra esta epidemia que no va a matar a España, no, pero que le va a obligar a vivir siempre enferma para mayor provecho de algunos mangantes.

Vigilar a ANV
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 28 Agosto 2007

LAS Fuerzas de Seguridad del Estado se han anotado un nuevo tanto al frustrar el grave atentado que, con una caravana robada y repleta de explosivos, etarras procedentes de Francia pretendían cometer, probablemente en Castellón. El modus operandi -con secuestro previo de una familia de Orio de vacaciones en Francia para robarles el vehículo- demuestra hasta qué punto ETA está dispuesta a llegar en sus acciones criminales. La máxima alerta policial coexiste, inevitablemente, con la vuelta de las peticiones para que el Gobierno estudie la ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV), el fantasmal partido para el que pidieron el voto sustitutorio los dirigentes de Batasuna, proscrita de la vida democrática por los tribunales de Justicia a causa de su dependencia orgánica de ETA y que, por esta vía espuria, está en numerosos ayuntamientos vascos e incluso gobierna algunos.

La eficacia policial y la cooperación con Francia y Portugal es elogiada por todas las fuerzas políticas, pero no hay acuerdo en la conducta a seguir respecto de ANV. Es un asunto complejo y delicado, que responde, ante todo, a criterios de legalidad democrática. El Gobierno, tras el dilatado periodo del alto el fuego declarado por ETA, tiene ahora el deber de mantener una actitud de agudizada vigilancia. Si bien el Tribunal Constitucional ha establecido que no condenar un atentado no es causa de ilegalización, el Tribunal Supremo mantiene que "la instrumentalización parcial de ANV" en unión de otras circunstancias sí podría serlo. Si Batasuna es una prótesis de ETA, ANV se hizo "prótesis de la prótesis" cuando Pernando Barrena desafió al fiscal general y asumió como propias de Batasuna las listas de ANV, efímero partido nacido en 1930 como escisión del PNV y refundado sin actividad en 1977. La ley española requiere infracciones "graves" y "reiteradas" para suspender un partido, lo que no debe hacerse si no se dan todas las condiciones. Pero, precisamente por ello, en el momento en que se den, no hay que vacilar un instante en proceder. La duda principal es si Zapatero y Rajoy serán capaces de ponerse de acuerdo siquiera sea en en ese solo punto.

Los spots electorales del PSOE
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 28 Agosto 2007

( En vista de lo visto, retorno al rédil de la política, aunque pienso hacer cuantas escapadas me vengan en gana por terrenos literarios, viajeros o de lo que se tercie.

De la entrada última sobre las estrategias electorales previsibles de los dos partidos se me quedaron algunas cosas en el tintero . Voy a irlas desarrolando, empezando por el partido gobernante. Despues le tocará turno al PP.)

Los políticos están en los tacos de salida de su carrera estelar, la final olímpica con meta en La Moncloa, que se disputa cada cuatro años. Por delante aún muchas vueltas pero en los primeros compases y pasado este agosto que según anunció Narbona iba a ser el más caluroso de la historia y casi nos pasmamos, algunos pueden quedarse helados ante las estrategia que se vislumbra y algunos sorprendentes cambios de táctica de los contendientes.

El más clamoroso es que el PSOE parece quitarle al PP sus banderas, empezando por la de España y siguiendo por la de la firmeza y contundencia contra ETA. O sea, que del “Proceso de Paz” por favor que ni se lo mienten a Zapatero y ahora quien se envuelve en el patriotismo, en la bandera y españolea lo que haga falta será el. Lo segundo huele a cálculo y marketing y lo primero a que no ha quedado otro remedio.

Pero en el PSOE son maestros en convertir un desaguisado en un spot publicitario. Del famoso cuento de que con el bálsamo Zapatero se iban a amansar los nacionalismos solo nos ha quedado un estatuto catalán que reconocen inconstitucional hasta los jueces encargados de defenderlo y que lejos de amansar la fiera la ha vuelto más ávida. El “socio” Carod ha puesto ya fecha para el referéndum de independencia : el 2014. Ibarretxe lo quiere hacer este invierno . O sea, que la culpa de que los nacionalistas se soliviantaran tantísimo va a resultar que no la tenía solo Aznar. Que está la cosa en su esencia misma, vamos. Como está el peligro de contagio. Y ahí tenemos la ristra de reformas estatutarias, tan inútiles para la sociedad como interesadas para esa pléyade de políticos de taifas que cada día contribuyen un poco más a la extensión de cáncer de insolidaridad, hipertrofia funcionarial, boatos de virreyes, inflación de cargos y semilla de división enfrentamiento y división entre los ciudadanos españoles que se está convirtiendo el cacareado Estado de las Autonomías, otra de las fábulas de nuestro país sobre la que nadie se atreve a decir que en vez de resolver nuestros problemas de vertebración nos los ha multiplicado por 17 y colocado a la Nación poco menos que sistemáticamente arrodillada ante las exigencias cada vez más ambiciosas de quienes lo único que pretenden, ya sin tapujos, es separase de ella.

Los hechos y los pactos habían logrado, por una vez y extrañamente, la gente vive más bien de ensoñaciones ideológicas y de fanatismos partidistas, calar en la psicología popular. Eso y que el PP estaba explotando la sensación de que el PSOE se avergonzaba de la bandera, de la historia, de la lengua y de la geografía , de la idea de patria común y hasta de la misma palabra España, han llevado a la dirección de marketing a esta nueva producción: de aquí a marzo, nadie va a ser mas fervorosamente español que Zapatero. Aunque su partido obligue a los baleares a rotular en catalán, él va a serel mas español de España y de todo el extranjero.

El segundo spot ya lleva unos meses emitiéndose. Se trata de la firmeza contra ETA. Tras no querer enterarse casi de la bomba y los muertos de Barajas, tras empecinarse en el proceso y una vez que ETA se lo rompió por escrito, no quedó más remedio que enterrar el “Proceso” y lograr que no lo miente nadie hasta que no convenga resucitarlo. Ahora no. Ahora está presente la amenaza y que ETA en vez de negociar su rendición y disolución lo que pretende es negociar la rendición del Estado y de la democracia ante el terror y la disolución de España .

El PSOE y Zapatero han rectificado en los hechos aunque se hayan negado a certificar su error con un reconocimiento de palabra y quepa la duda de que pueda ser tan solo coyunturalmente. Ahora aparecen y van a aparecer cada vez más como la cabeza de la manifestación contra ETA y clamando por la unidad a cada instante. Nadie puede negarse a ese requerimiento. Y lo saben. Con ello pretenden dejar mudos a los adversarios que lo fueron de su anterior política tapándoles la boca con la todos compartían y a la que ahora regresan. De Juan Chaos, Otegui y Navarra son las drásticas pruebas de su cambio de estrategia o al menos, y por ahora, de táctica. Pero a otras se resisten quizás para no escenificar el fracaso. La vuelta al pacto antiterrorista y la ilegalización de ANV. Porque esto último, el haber permitido la vuelta de ETA a las instituciones pesa como una losa sobre toda la escena y dejar al “bueno” sin argumento.

Quizás a boca de elecciones y si siguen sin estar claros los escaños sea el momento de dar marcha atrás en lo que jamás, y ya había volado la T-4 , se debió ir adelante. Todos sabíamos que Otegui era el botones de ETA y Rublacaba afirma ahora que “Batasuna no es capaz de pedir un café sin que ETA le dé su permiso” . Pues bien , no se sostiene tanta firmeza si se sigue pagando, con poder y con dinero publico, al recadero de quien se pretende combatir.

España, mucha España y grandes clamores de unidad en la batalla contra ETA. Son los grandes estrenos de la cartelera electoral socialista. Y no seré yo quien me apene. Que Zapatero no se avergüence de España y que utilice toda la contundencia contra ETA puede ser necesidad y puro cálculo electoral. Pero no seré yo quien me queje si esa necesidad nos acarrea la virtud . El temor es que una y otra duren tan sólo hasta las urnas.

P.D. Esta madrugada ha muerto Umbral.Lo conocí, a traves de su amigo Raúl del Pozo, que lo es tambien mio. Tuvimos buen trato, cordialidad y hasta alguna cercanía. Llevaba algún tiempo muy delicado de salud. En lo personal he apreciado su sinceridad intelectual, el lo literario su imbatible capacidad para la columna y su maestria con el lenguaje. Lo seguí y no fuí el unico en la travesia de "El Pais" a "El Mundo" tras el efímero paso por ABC. En la "última" de esté periódico se mantuvo hasta el inicio de las vacaciones de agosto. Y esta vez, cuando ya le tocaba volver, ha decidido quedarse descansando para siempre.Deja vacio. La Naturaleza y los hombres lo odían y habra más que codazos por llenarlo. A Paco le hubiera gustado mucho perpetrar una columna contándolo. A lo mejor hasta la ha dejado escrita.

Todos autodeterminados en 2014
POR VALENTÍ PUIG ABC 28 Agosto 2007

LA inmensa pereza que da escribir una vez más sobre los exabruptos de Carod-Rovira es proporcional a la precariedad actual de su liderato en Esquerra Republicana y a la realidad concreta de Cataluña frente a la virtualidad de la Cataluña del nacionalismo. Las dos grandes fuerzas políticas de Cataluña han vitaminado de forma sucesiva el potencial de ERC. Primero fue CiU, para debilitar al socialismo, y luego fue el PSC, para restar fuerzas al nacionalismo convergente. En el pasado, no se descarta la posibilidad de otras contribuciones -endógenas y exógenas- para hacer de ERC un cortafuegos frente a la pujanza de los comunistas del PSUC.

Tan heterogéneos abrazos a escondidas, hacen tanto a CiU como al PSC responsables en parte de que Carod-Rovira pueda decir que, dado que todo lo que llega a Cataluña desde España solo genera fatiga, la solución pasa por la autodeterminación catalana en el año 2014, cuando exista una mayoría soberana que defienda una Cataluña independiente. Como de costumbre, pocas son las voces que desde el microcosmos político-mediático catalán critican afirmaciones de este tipo mientras que pedir que la bandera española ondee habitualmente en los ayuntamientos de Cataluña pasa por ser una provocación.

En la fecha propuesta por Carod para la autodeterminación de Cataluña se cumplirían los tres siglos de aquella derrota que en 1714 abrió las puertas de la sociedad catalana a la modernidad. Eso fue entonces el Decreto de Nueva Planta. La autodeterminación representaría todo lo contrario: la liliputización de Cataluña y su desconexión con las dinámicas históricas sería claramente regresivo. Del mismo modo, la autodeterminación pudiera a la vez debilitar los sistemas de discriminación positiva -y en ocasiones excluyente- de los que derivan las actuales políticas lingüísticas -intactas en el tránsito del pujolismo a los tripartitos de izquierdas- que se instrumentaron a partir de la doctrina de inmersión trasplantada de Québec. No es por propensión a la paradoja que algunos pensamos que en una Cataluña en su día independiente, la lengua catalana acabaría por tener menos sostén del que ha ido teniendo desde la Transición hasta el actual desarrollo autonómico.

En realidad, hay que convenir en que algo falla en un balance del todo negativo al valorar la relación entre Cataluña y el conjunto de España. Hablemos de los Juegos Olímpicos de Barcelona: toda España se volcó a favor y la aportación presupuestaria del Estado -de cada contribuyente- fue muy notable. No fue menor la perplejidad al ver cómo el lema «Catalonia is not Spain» se desplegaba en los estadios olímpicos o al oír los silbidos contra la monarquía en la fecha olímpica inaugural. Hablemos ahora de los Juegos Olímpicos en Madrid: entonces Carod-Rovira tuvo la idea tan generosa de sugerir un boicot catalán a lo que -según su entendimiento de la Historia- consistiría en consagrar Madrid en su rol tradicional de vampiro que chupa la sangre de los catalanes. Cuando la respuesta de algunos fue practicar un boicot contra el cava, la reacción dolida de Cataluña aunó a políticos y empresarios, pero no para recriminarle a Carod sus amenazas, sino para ahondar en el victimismo particularista.

Aun así, la autodeterminación de Cataluña para 2104 es un ensueño enfermizo, un ataque de fiebre rústica y energuménica. Para entonces, el sovietismo asambleario de Esquerra Republicana ya habrá acabado con la figura de Carod y algunos catalanes, más que ahora mismo, creerán percibir que si las infraestructuras fallan puede ser en parte culpa de Madrid, pero que también cuenta mucho que la política catalana sea inoperante, quietista y de fumistería.
Yo me autodetermino, tú te autodeterminas, él se autodetermina. Quién sabe cuáles serían las primeras porciones del territorio catalán que se propondrían autodeterminarse respecto a la nueva Cataluña independiente: Lérida, tal vez Tarragona, el valle de Arán, quién sabe si barrio del Carmelo o la Villa Olímpica de Barcelona. El propio presidente Wilson, al terminar la Gran Guerra, acabó harto de las aspiraciones de autodeterminación de «tutti quanti». Ahí se disgregaron varios imperios para que surgieran incontables naciones, en un proceso de escisionismo generalizado y mimético. Ni tan siquiera haría falta esperar hasta 2014 para constatar hasta qué punto y para cuántos ya es algo tangible una cierta fatiga de Cataluña.

La lengua viva
¿Castellano o español? Polémica inacabada
Amando de Miguel Libertad Digital 28 Agosto 2007

Álvaro Ortíz de Zárate (Álava) opina que en España "existen dos idiomas virtuales: el catalán y el español. El llamado gallego no pasa de ser una variante del español, y también el vasco". Disiento de ese enfoque. Idiomas son todos los que así son considerados por sus hablantes, sea cual sea la amplitud de esa población. Otra cosa es que, debido al número de hablantes y a otros rasgos, unos idiomas son de comunicación internacional y otros (étnicos) se adscriben a una región o nación de forma privativa. Es claro que el español es uno de los pocos que en el mundo son de comunicación. Los demás idiomas españoles son étnicos, lo cual no prejuzga que sean menos interesantes en todos los demás sentidos. Al español de España lo denominamos también "castellano" porque hay otras formas de hablar el español en el continente americano. La calificación de "castellano" es por su origen, por haber nacido al tiempo del condado de Castilla, en tierras que son hoy parte del País Vasco, Burgos o La Rioja. Se puede disentir de las opiniones anteriores, pero es una evidencia indiscutible que muchas personas llaman "castellano" al idioma español que se habla en España. Otras prefieren la etiqueta de "español". Ambas denominaciones pueden valer.

Álvaro Vivar (Madrid) me envía "un pequeño tirón de orejas" por mi apreciación sobre las lenguas de España. Don Álvaro se pronuncia así de tajante: "mete usted la pata de medio a medio" al considerar que, junto al castellano, hay otros idiomas en España. Acierta don Álvaro al observar que "el español" se refiere al "idioma oficial de España", pero "lo español" califica "cualquier cosa perteneciente o relativa a España". Solo que esa pequeña polisemia para mí es una bendición; en cambio, parece que le irrita a mi apasionado corresponsal.

Don Álvaro razona que, si se utiliza "castellano" en lugar de "español" para calificar al idioma, la consecuencia es que el idioma español lo presentan los nacionalistas como invasor. Más aún, esa opción "legitima los ataques que sufre [el idioma español] día a día y los atropellos que sufren sus hablantes". No creo que las iras nacionalistas contra el idioma español y sus hablantes vayan a ser mayores porque se utilice la etiqueta de "castellano" en lugar de "español". Pero, en fin, caben todas las opiniones, incluida la mía. De ahí que la admonición final de don Álvaro me parezca tan injustificada como simpática: "Por favor, no caiga usted en la trampa del lenguaje. Usted menos que nadie". Lo que está claro es que esto de la lengua genera pasiones.

Juan José Garaeta Díaz se refiere a la frase del escritor mexicano Carlos Fuentes cuando dijo que él hablaba español y no castellano porque el castellano no lo sabía pronunciar. La frase se atribuye también a Octavio Paz. La intención es la misma: que el español (universal) es mucho más amplio que el castellano (de España). Don Juan José da en el clavo cuando asegura:

En broma decimos que los andaluces hablamos un español que lo pronuncian mal los castellanos. Pero sin duda es más fácil entenderse un nicaragüense con un riojano que un británico con un filipino angloparlante. Todo sea en beneficio de nuestro idioma.

Santiago Ruiz se refiere a mi afirmación de que el idioma español empieza a serlo verdaderamente cuando se expande por el continente americano. Esa expansión la considera don Santiago como una "imposición" de los conquistadores, los clérigos y luego los criollos. Concluye así don Santiago:

No deja de extrañarme que una persona con su preparación intelectual, haga afirmaciones de esta índole, como mínimo tan poco exactas y reflejas de la realidad. A no ser que haya una segunda intención, como seria la de engrandecer a la lengua española a costa de empequeñecer a las demás, siendo esto una muestra mas a sumar de ese famoso imperialismo español, destructivo y sin respeto alguno allí donde va hacia las culturas y lenguas que halla.

Mi idea es que los conquistadores españoles fueron todo lo rudos que exigía su acción y su época, pero no impusieron su lengua. Todavía menos lo hicieron los clérigos o misioneros. La imposición se realizó después por los criollos, los caudillos de la independencia de los países americanos. Aun así no considero que fuera una acción vituperable. La alternativa de excluir el idioma español para oficializar los idiomas indígenas hubiera conducido al fracaso como naciones independientes. La excepción del Paraguay, en donde se ha conservado mejor la lengua indígena, no es precisamente un modelo de progreso. Tampoco habría sido un progreso el que el latín no se hubiera impuesto en España mil años antes de la conquista de América. Precisamente el español es una derivación del latín, un gran idioma de civilización. El indigenismo lingüístico puede ser una forma taimada de inicua explotación por parte de las minorías cultivadas. El idioma español es hoy el mejor capital del que disponen los países hispanoamericanos.      mailto:fontenebro@msn.com

ENRIQUE LÓPEZ: "Y NO SÓLO POR NO CONDENAR" LO DE DURANGO
El Poder Judicial ve "elementos más que suficientes" para ilegalizar ANV
El Poder Judicial aprecia "elementos más que suficientes" como para que el Gobierno y la Fiscalía, "como mínimo, se planteen" una iniciativa de ilegalización de ANV. Enrique López, portavoz del CGPJ, ha recordado este martes en declaraciones a COPE algunos hitos de la serie de desafíos de los pro-etarras a la Ley de Partidos. El Gobierno y el PSOE prefieren responder con calma ante el historial de evidencias de ilegalidad de ANV. Pastor, portavoz del PSE, ha pedido "cabeza fría" y el Ejecutivo se ha limitado a anunciar que investigará a la pantalla de Batasuna-ETA.
Libertad Digital 28 Agosto 2007

El Poder Judicial señala que los líderes de Batasuna-ETA pidieron el voto para ANV en las últimas Elecciones locales.

"Ha habido manifestaciones conjuntas con Batasuna-ETA, la ANV legal y la ilegalizada han seguido trabajando como una sola formación, y por último, se ha negado a condenar todos los actos terroristas –no sólo el último atentado contra la casa cuartel de Durango– de ETA y alega que son el resultado de un conflicto político", ha resumido Enrique López algunas de las pruebas de que ANV podría estar vulnerando claramente la Ley de Partidos.

En declaraciones a La Mañana de COPE, el portavoz del CGPJ opina que "hay elementos más que suficientes como para que el Gobierno y la Fiscalía, como mínimo, se planteen" la iniciativa de ilegalización de ANV.

El juez ha reconocido, como acaba de hacer el ministro de Justicia, que "no condenar un atentado no es un hecho suficiente" para ilegalizar un partido político, tal y como sienta la jurisprudencia del Tribunal Constitucional.

"Pero también es cierto", subraya Enrique López, "que el Tribunal Supremo dice que un partido sobre el que existe la sospecha de que sucede a otro ilegal está especialmente obligado a condenar un acto terrorista".

El portavoz del CGPJ indica que "una iniciativa de ilegalización se puede emprender cuando existen circunstancias que lo justifican. Es cierto que, en el caso de ANV, sería un hecho jurídicamente excepcional, ya que la mitad del partido es legal y la otra mitad ha sido ilegalizada, pero no es incongruente. En todo caso", ha señalado López a COPE, "la incongruencia sería no haber instado la ilegalización de todas las listas de ANV antes, pero eso ya es el pasado".

La llamada de un vecino de Les Coves evita un nuevo atentado como el de la T-4
ETA pretendía hacer explotar una furgoneta con cien kilos de explosivo contra un objetivo turístico en Castellón
J. M. Zuloaga / R. L. Vargas La Razón 28 Agosto 2007

Madrid- Una patrulla rural de la Guardia Civil y la colaboración ciudadana han evitado otro atentado de ETA de grandes dimensiones similar al perpetrado el pasado viernes contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y con idéntico modus operandi al cometido contra el aeropuerto de Barajas el pasado 30 de diciembre. Un ataque que iba a ser ejecutado el pasado fin de semana en algún punto de la costa mediterránea.

La secuencia criminal, prácticamente igual a la de la acción contra la T-4, se inició a las seis de la mañana del viernes en el sur de Francia y concluyó en un olivar de Castellón el domingo a las 19:20 horas. Un matrimonio y su hijo de cuatro años de edad procedentes de la localidad guipuzcoana de Orio se encontraban el viernes durmiendo en su autocaravana en una zona de Messanges, en Las Landas.

Secuestro
Cinco individuos encapuchados, que en principio se hicieron pasar por agentes policiales pero que después se identificaron como miembros de ETA, irrumpieron entonces en el vehículo, una Mercedes Vito de color rojo habilitada como caravana, y, a punta de pistola, retuvieron a sus tres ocupantes. Estos fueron trasladados a otro vehículo, un Renault Scenic, en el que, cubiertos con mantas, han permanecido estos días, sufriendo continuos cambios de lugar por zonas de montaña hasta que ayer por la mañana fueron liberados en las proximidades de Ousse-Suzan, entre Bayona y Burdeos y a más de 70 kilómetros de donde habían sido secuestrados.

El Renault Scenic en el que permaneció retenida la familia fue encontrado horas más tarde calcinado en el sur de Francia, según explicó el secretario de Estado para la Seguridad, Antonio Camacho.

Mientras sus dueños eran retenidos contra su voluntad, otros miembros de ETA montaban en la Mercedes Vito el potente artefacto, confeccionado con unos cien kilos de explosivo, y entregaban el vehículo a los pistoleros -probablemente dos, según los primeros indicios- que debían colocarlo en el objetivo elegido y que, según fuentes antiterroristas consultadas por LA RAZÓN, podía ser algún enclave turístico de la costa mediterránea. Cuando está a punto de terminar el mes de agosto, la banda criminal no ha podido realizar ningún atentado contra el turismo pese a que lo ha intentado tanto en Andalucía como en Levante. En ambas ocasiones, como ha ocurrido ahora, la acción preventiva de la Guardia Civil lo ha evitado.

El atentado, según explicó Camacho, iba a ser perpetrado muy probablemente este fin de semana, pues mantener secuestrada a una familia completa sin levantar sospechas entre sus allegados resulta complejo en extremo.
Ya con la bomba en la furgoneta, los etarras cruzaron la frontera el mismo viernes o el sábado, ya que este último día un ciudadano de la zona de Les Coves de Vinromá observó la Mercedes Vito y, al infundirle sospechas, avisó a la Guardia Civil. Una patrulla del cuerpo se acercó al lugar en el que estaba el vehículo y comprobó que las matrículas no estaban dobladas, y que no figuraba como denunciado, por lo que abandonaron el lugar sin realizar ninguna otra pesquisa.

Los etarras, que estaban en el interior, debieron observar la presencia de los agentes y, ante la duda de que pudieran haber sido descubiertos, decidieron conducir la furgoneta hasta el olivar y huir tras dejar colocado un sistema de detonación con temporizador con el fin de destruir el vehículo y su carga y no dejar pruebas. Ésta es, al menos, la hipótesis con la que trabajaban ayer las fuentes consultadas, que subrayaron, no obstante, el hecho de que la banda no haya avisado de que se iba a producir la explosión. Se trata de una nueva forma de actuar que demuestra lo poco que le importa a la banda terrorista causar víctimas entre personas que nada tienen que ver con el supuesto «conflicto» que les enfrenta con España.

Otra hipótesis menos probable es que los etarras hubieran muerto y que sus cuerpos se hubieran volatilizado dada la magnitud de la explosión, que redujo la furgoneta a pequeños trozos que quedaron esparcidos en un radio de 200 metros y que abrió un cráter de seis metros. Lo más probable es que los etarras colocaran el sistema de detonación con el suficiente margen como para que cuando se produjera la explosión ellos estuvieran en un lugar seguro, probablemente de vuelta a Francia o, si tienen algún tipo de infraestructura en la zona, en un piso franco.

Torreta eléctrica
Más allá del enorme socavón de seis metros provocado por la explosión arriba citado, no hubo que lamentar otros daños materiales pese a que junto al lugar en el que los terroristas detonaron la furgoneta había una torreta de alta tensión. De haberla derribado, hubieran ocasionado graves perjuicios al suministro eléctrico en buena parte de la Comunidad Valenciana, según explicaron fuentes próximas a la investigación.

El lugar elegido por los terroristas para deshacerse de la furgoneta está a 27 kilómetros de Torreblanca, donde en julio el miembro de ETA Ander Múgica se dio a la fuga a la carrera tras ver la presencia de agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

con 'cócteles molotov'.
Los radicales queman una excavadora y las casetas de obra de la variante de Lekeitio
La Diputación y el Ayuntamiento garantizan que la circunvalación «no se va a parar», pese a los ataques de jóvenes que viven «para destruir y tensionar»
EL CORREO 28 Agosto 2007

La kale borroka se ha ensañado este fin de semana con la infraestructura necesaria para la construcción de la variante de Lekeitio. Un grupo de radicales quemó durante la madrugada del sábado al domingo las casetas de los operarios que trabajan en la circunvalación y, veinticuatro horas más tarde, la acción se repitió contra una excavadora. Los ataques se produjeron con 'cócteles molotov'.

El primero de los sabotajes tuvo lugar sobre las cuatro y media en la zona de Artadi, donde los trabajadores disponían de tres oficinas para guardar material de obra. Tras lanzar los artefactos incendiarios, los radicales -cuyo número se desconoce puesto que no había testigos a esa hora- se dieron a la fuga. Las instalaciones prefabricadas estaban situadas en las cercanías de una vivienda unifamiliar cuyos residentes alertaron a los servicios de emergencia.

Varias unidades de bomberos desplazadas hasta el lugar se encargaron de apagar las llamas. «El fuego no llegó a afectar a la casa, pero la familia se llevó un susto tremendo. Si llega a levantarse un poco de viento no sabemos lo que hubiera pasado», señalaron ayer fuentes municipales. Los daños ascienden a cerca de 60.000 euros, según informó la Diputación.

El segundo de los ataques tuvo lugar en la madrugada de ayer contra una de las excavadoras que se encontraba en la entrada a la localidad desde Gernika, en el acceso a una empresa maderera. El modo de actuar y el material empleado por los autores para su acción fue idéntico al de la jornada anterior. La máquina, propiedad de un trabajador autónomo contratado para ejecutar los trabajos, quedó completamente destrozada. Estaba valorada en 120.000 euros.

«La excavadora se hallaba aparcada a escasos 150 metros de los depósitos de gas propano que nutren a la localidad y junto al monte Otoio, un espacio protegido por las especies autóctonas que alberga. No queremos ni pensar lo que hubiera ocurrido si el fuego se llega a extender», añadieron las mismas fuentes.

Pintadas
La Diputación, promotora de la circunvalación, y el Ayuntamiento de Lekeitio condenaron «enérgicamente los ataques incendiarios». Además del 'modus operandi', avala la hipotesis de la kale borroka el hecho de que los carteles anunciadores de las obras fueran cubiertos previamente de pintadas en contra de la variante.

El pasado viernes por la tarde un grupo de jóvenes «que han sido identificados, pero que no se les pudo coger en el momento, no se les pilló haciéndolo, se dedicaron a pintar las señales de tráfico de negro con un lema convocando a una manifestación hoy», relató ayer el alcalde lekeitiarra, José María Cazalis.

El regidor atribuyó a «jóvenes de 17 ó 18 años» estos «ataques peligrosos, con los que están jugando a ser héroes y no se dan cuenta de las gravísimas consecuencias de sus acciones. Tienen por bandera vivir para dedicarse a destruir y tensionar a la sociedad de Lekeitio». Añadió que «estamos asistiendo a episodios de kale borroka, en este caso con el pretexto» de las obras, que «no se van a parar», garantizó el mandatario.

La Administración foral dejó clara también su apuesta por esta carretera «porque es una actuación fundamental sobre todo para el municipio y la comarca de Lea Artibai». Las obras corren a cargo de la unión temporal de empresas formada por Cycasa, Morkaitz y Baranda, que dispone de un plazo de dos años para terminar la circunvalación, de tres kilómetros de longitud. El trazado, con un presupuesto ligeramente superior a los 22 millones de euros, prevé liberar al casco urbano del tráfico de paso.

El entorno radical ya mostró la semana pasada su voluntad de atacar proyectos de infraestructura al lanzar pintura contra la txosna de EGI en la Aste Nagusia de Bilbao por exhibir una imagen del TAV. En un comunicado posterior, los autores no sólo expresaron su rechazo al tren de alta velocidad, sino a la Supersur, la carretera de gran capacidad que tiene como objetivo reducir la congestión de la A-8 en el Gran Bilbao.

Educación
Más de 200 familias se suman a la gran «rebelión» andaluza contra Ciudadanía
Los padres de alumnos navarros presentarán «objeciones masivas» al inicio del curso
R. Serrano / L. Ortega La Razón 28 Agosto 2007

Madrid / Córdoba- A medida que se acerca el inicio de curso, la oposición a Educación para la Ciudadanía crece. Andalucía, donde las clases comenzarán el próximo día 17 de septiembre, sigue siendo el epicentro de la «rebelión» de los padres. Otras autonomías, como Navarra, donde la objeción hasta ahora había sido minoritaria, empiezan a organizarse de cara a la nueva temporada escolar.

En Cádiz, dos centenares de familias (la mayoría, de Jerez) esperan la apertura de las secretarías de los centros escolares para presentar una objeción de conciencia masiva. «Nos hemos reunido durante todo el verano, pero es complicado presentar los documentos con los colegios cerrados. En cuanto llegue septiembre lo haremos», señala José Ignacio Martínez, uno de los padres de alumnos objetores. Desde la plataforma Foro de Laicos Asidonia ha impulsado el movimiento opositor a la asignatura y asegura que entre las familias que presentarán la objeción «hay de todo; muchos van a objetar y no son católicos».

Esta organización también está «de acuerdo» con los recursos contencioso-administrativos presentados en Sevilla y Málaga contra la asignatura. Por un problema de fechas no pudieron adherirse, pero ahora se plantean presentar otro recurso distinto. «Llegaremos hasta el Constitucional si hace falta, porque esta asignatura es una chapuza. Ni siquiera se aprende lo mismo en todas las comunidades autónomas», recuerda Martínez.

Adhesiones
Los padres gaditanos no son los únicos que se plantean engrosar la lista de causas judiciales abiertas contra la polémica asignatura. Carlos Seco, abogado y uno de los primeros padres que presentó un recurso en Sevilla, aseguró ayer que en sólo una semana han recibido 135 solicitudes de adhesión desde toda España.

También han tenido que atender peticiones de asesoramiento por parte de familias y asociaciones que planean interponer recursos similares a los 14 pendientes de resolver en Andalucía. Más en concreto, han recibido cinco peticiones desde la Comunidad de Madrid, tres desde Cataluña, otras dos de Castilla-La Mancha y una más desde Galicia.

Mientras que en otras autonomías se plantean acudir a la Justicia, los padres andaluces esperan ahora la respuesta del Tribunal Superior de Justicia de su Comunidad. La Consejería de Educación tiene de plazo hasta el próximo día 3 para hacer alegaciones y, después, Seco espera que el tribunal se pronuncie «lo más pronto posible» sobre la suspensión cautelar de la asignatura. Precisamente el día 3 es cuando los padres católicos de Concapa inician la nueva campaña contra la nueva asignatura. Se trata del paso previo a la «gran manifestación» que preparan para el próximo mes de octubre.

En otros puntos de Andalucía, la oposición a la asignatura también crece. Es el caso de Córdoba, que se ha revelado como una de las provincias más combativas. Hasta el momento las distinta plataformas familiares creadas para defender la «libertad educativa» han logrado recoger más de 700 alegaciones y objeciones de padres y madres cordobeses que denuncian la «inconstitucionalidad» que supone la nueva materia. Una de las entidades que más alegaciones ha registrado es Plataforma Lucentina contra Educación para la Ciudadanía, que tiene 350 objeciones. Su portavoz, José Antonio Ruiz, denuncia que muchos centros «amenazan con suspender la asignatura a nuestros hijos si se niegan a cursarla».
En otras comunidades empiezan ahora a organizarse. Es el caso de Navarra, que hasta el momento estaba a la cola en número de objeciones de conciencia, con apenas una treintena. «Como el Gobierno de la comunidad no estaba formado todos estaban callados y nadie nos informaba», explica Teresa Jaurrieta, portavoz de la nueva plataforma «Navarra educa en libertad». Sin embargo, ya se ha confirmado que ésta será una de las siete autonomías que impartirán la materia este curso, así que la asociación, que se presentará oficialmente esta semana, espera «presentar objeciones masivas» en 15 o 20 días».

Educación
Polémica en las autonomías socialistas
 La Razón 28 Agosto 2007

La polémica entre partidarios y opositores de la nueva asignatura, que tiene su «núcleo duro» en Andalucía, comienza a extenderse a otras autonomías gobernadas por el PSOE. El secretario general del PP de Extremadura, César Díez Solís, pidió ayer al Gobierno regional un ejercicio de «prudencia y sensatez» con respecto a la inclusión de Educación para la Ciudadanía y solicitó a la Junta, al igual que hizo el PP de Andalucía, una «moratoria» para que no se empiece a impartir este curso. En Castilla-La Mancha, la materia no arrancará hasta el curso 2008-2009, pero es una de las comunidades con mayor número de objetores (más de 4.000). Ante las afirmaciones ambiguas de su consejero de Educación, que dice apoyar a los padres que han presentado recursos, el Grupo Popular pidió ayer al presidente autonómico que se posicione respecto al contenido de la asignatura y que explique con «claridad» la razón «exacta» por la que no se implantará este curso.

Memoria histórica
La traición de Santoña
Pío Moa Libertad Digital 28 Agosto 2007

No se conmemora por estos días la traición de Santoña. Es una lástima, porque conviene mucho a la memoria histórica. Para entender bien lo que sucedió debemos recordar que, en julio de 1937, la batalla de Brunete le dio un respiro al ejército del norte, a cargo de Gámir Ulíbarri, lo que le permitió reorganizar sus fuerzas, todavía muy nutridas y bastante bien armadas: 100.000 hombres, 30.000 de ellos nacionalistas e izquierdistas vascos, con una respetable masa artillera y de carros, aunque siempre inferiores en el aire.

No podían contar con vencer, pero sí con resistir unos meses hasta que el mal tiempo y las nieves de otoño frenasen las operaciones. Eso exigía la máxima lealtad de los grupos políticos, pero el PNV pronto se mostraría muy poco fiable. En un momento de euforia, Ulíbarri se sintió capaz de lanzar dos contraofensivas, una hacia Oviedo y otra hacia Vizcaya, esta a cargo sobre todo de los nacionalistas. La segunda comenzó el 26 de julio, por el macizo de la Nevera y la Ermita. El PNV la saboteó, como consta en los informes de los comisarios nacionalistas Víctor Lejarcegui e Ignacio Ugarte: "La operación se inició, pero, preparados oportunamente nuestros batallones de hacer que hacían y no hacer nada, fracasó (...) Al día siguiente se pretendió seguir la operación, pero nosotros nos opusimos a ello decididamente, y pasara lo que pasara dimos orden a nuestros batallones para que no actuasen cumpliéndose la misma y haciendo fracasar totalmente los intentos de lucha."

El sabotaje peneuvista exasperó al mando izquierdista, que colocó ametralladoras detrás de los batallones separatistas y les obligó a avanzar en un ataque casi suicida, en el que tuvieron gran número de muertos sin que consiguieran la victoria.

Para entonces, los nacionalistas habían acordado ya entregarse a los italianos el 31 de julio, indicándoles por dónde debían ser atacados sus aliados: "El ejército de Franco y las tropas legionarias para tomar Santander no atacarán por el frente de Euzkadi (...) Su ofensiva [irá] por Reinosa y el Escudo para ocupar Torrelavega y Solares, los dos puntos estratégicos de las comunicaciones con Santander y Asturias, y de esta manera copar al ejército de Euzkadi en su demarcación territorial".

Aguirre había señalado a Azaña: "Si los rebeldes consiguen dar un corte, por ejemplo hacia Reinosa, se producirá un desastre incalculable." ¿Una inocente casualidad? Es difícil creerlo porque, en efecto, los batallones nacionalistas habían pedido ocupar, y ocupaban, el frente oriental desde la costa al interior, mirando a Vizcaya. Así podrían abrir una enorme brecha en el frente de sus aliados y disimular su responsabilidad si un ataque franquista desde el sur y el oeste, a sus espaldas, les dejaba "copados", según ellos mismos habían indicado, obligándoles a una rendición en apariencia inevitable. Sus aliados, entonces, no podrían estar seguros de haber sido traicionados, e incluso podrían ser culpados por el PNV de la derrota, por no haber impedido el envolvimiento. Naturalmente, los revolucionarios percibían en los nacionalistas muchos actos sospechosos, pero ignoraban el alcance de sus acuerdos con el enemigo.

Como siguiendo aquellas sugerencias, la ofensiva franquista, iniciada el 12 de agosto, avanzó hacia Santander desde el sur, por Reinosa y el puerto del Escudo, derrotando a los izquierdistas y copando a los nacionalistas, cuyo frente permanecía pasivo. El 14 los italianos avanzaban en el frente oriental, sin resistencia pero sin rendición de su amable enemigo peneuvista, que no acababa de cumplir su palabra.

Y el 18, conforme iban siendo efectivamente "copados", los nacionalistas recibieron de los italianos la promesa de vía libre marítima entre los días 21 y 24. Pero, por ineficacia de las gestiones emprendidas desde Francia por el PNV, los barcos de rescate no llegaban. Entonces, el 23, varios batallones nacionalistas (también izquierdistas, ajenos a los tratos con los italianos), replegados en Santoña, Laredo y otras pequeñas localidades, se sublevaron y declararon allí la "República de Euzkadi". La misma jornada huían Aguirre, Telesforo Monzón y otros, quedando Ajuriaguerra para firmar la rendición a los italianos.

Las explicaciones que dieron los sublevados peneuvistas son realmente típicas. Afirmaron haberse rebelado "1) Porque entienden que meterlos en Santander sin salida hacia Asturias es un caso de traición combinado con el enemigo. 2) Que eso parece dirigido contra los vascos, que son los destinados a sufrir las consecuencias de la confusión (...) Que confían, en vista de que todo está perdido, en que se envíen barcos que les recojan para llevarlos a Francia. De lo contrario, se impone la capitulación". Así, quienes estaban realmente en connivencia con el enemigo, y resueltos a no replegarse hacia Asturias y a promover la confusión, acusaban de todo ello a sus víctimas.

No menos típica fue la falsa información que Aguirre, una vez llegado a Francia, comunicó a su correligionario Irujo, ministro de Justicia en Valencia: "No hubo sublevación, sino resistencia a evacuar a Asturias porque no se podía llegar a tiempo como la realidad ha demostrado y varios jefes militares afirmaban lo mismo [en realidad la salida a Asturias no se había cortado hasta el día 24]. Envíame copia de cuantos informes lleguen porque no estoy dispuesto a tolerar que los insignes fracasados intenten manchar nuestro nombre, respetado por todos". Aguirre, sabiendo que las izquierdas ignoraban sus negocios con los fascistas y los nacionales por más que barruntaran algo, intentaba convertir al PNV en la víctima ofendida de los manejos y la inepcia de sus traicionados aliados.

¿Por qué no se limitó el PNV a romper definitivamente un pacto tan extraño? Solo puede entenderse recordando que, al fin y al cabo, habían elegido al Frente Popular y su suerte dependía del triunfo izquierdista. Creían en él cada vez menos, pero no perdían nada manteniendo una alianza aparente que les permitiera beneficiarse de la victoria, si llegaba, dejando a los revolucionarios el peso de la lucha. A su vez, la permanencia del PNV en el Gobierno convenía a las izquierdas por razones de imagen ante el exterior. Irujo, por supuesto, continuó en su ministerio en Valencia. Y ya en el exilio, el PNV aprovechará los lazos con los compañeros de lucha "republicanos" para espiarlos por cuenta del FBI y la CIA.

Al no llegar los barcos, se acordó la rendición el día 25 al amanecer. Pero la entrega de las tropas no se efectuó, pues los nacionalistas esperaban todavía poder escapar por mar, y se apoderaron de todos los pesqueros y otras embarcaciones en el puerto. Franco, harto de dilaciones, y a la vista de que los tratos no le habían ahorrado la ofensiva, ordenó cesar todo contacto. Pese a ello los italianos, que entraron ese día en Laredo, siguieron negociando. A medianoche se entrevistaron Ajuriaguerra y Roatta, jefe militar fascista. El segundo recordó el incumplimiento de lo pactado y Ajuriaguerra alegó la "nobleza" con que habían actuado sus batallones –se habían rendido ya diez de ellos– y pidió una prórroga. El 26 los italianos ocuparon Santoña y obtuvieron la rendición de los batallones peneuvistas e izquierdistas, dándoles garantías de que no habría represalias, que serían presos exclusivamente de los italianos y que se permitiría embarcar a muchos de ellos en los pesqueros y en dos barcos ingleses que habían llegado por fin. El 27 comenzó el embarque, supervisado por los fascistas, mientras los pesqueros se colmaban de prófugos. Pero enterado Franco de esa desobediencia, ordenó que desembarcaran, como efectivamente se hizo, pese a la indignación de los italianos.

Significativamente, la literatura del PNV ha querido crear el mito de la traición de los italianos, centrando la atención en si los mussolinianos cumplieron su palabra o no, al permitir que Franco desembarcara a los nacionalistas y se hiciera cargo de ellos como prisioneros. Pero la cuestión de fondo, claro está, nada tiene que ver con la conducta de los italianos hacia el PNV, sino con la de este hacia sus aliados del Frente Popular, que les habían concedido la autonomía, tolerado sus vulneraciones de ésta y defendido Vizcaya a un alto coste, incluida la sangre de muchos izquierdistas vascos, santanderinos y asturianos. Todo para ser finalmente víctimas de una traición que permitió a los franquistas la primera victoria por embolsamiento, cayendo en su poder grandes masas de tropas y material de guerra.

Recortes de Prensa   Página Inicial