AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 2 Septiembre   2007

Plataforma Pro
JOSÉ ANTONIO ZARZALEJOS, Director de ABC 2 Septiembre 2007

EN España hay una crisis de representación política que se traduce en una discrepancia radical entre las prioridades de la ciudadanía y las de la clase dirigente. Los partidos son enormes organizaciones que profesionalizan el ejercicio de la política, suministran posibilidades alimentarias a un sinnúmero de personas y crean realidades virtuales que justifican muchas de sus iniciativas y les rescatan de sus abundantes fracasos. La falta de credibilidad de las clase política -machaconamente reiterada en las encuestas- es el reflejo de un distanciamiento emocional y efectivo de la gente hacia la acción y los comportamientos políticos y del hastío que producen la ausencia de sentido social, de realismo y de solidaridad en las decisiones del Gobierno, las instituciones representativas y los partidos políticos. En estos, las habituales banderías -y las hay en todos, incluso en los de más corta trayectoria- convierten en ininteligible el compañerismo militante entre enemigos jurados y activos, que se zahieren públicamente y apenas sí coinciden en la posesión de un carné con las mismas siglas. La falta de democracia interna en los partidos -aunque exigida por la Constitución- es sólo un recurso puramente retórico y la disciplina no es entendida como un instrumento para la cohesión, sino como un método coercitivo para asegurarse unanimidades.

Los ciudadanos poco pueden hacer porque los estados mayores partidistas jamás abrirán las listas electorales y fagocitarán sin escrúpulo cualquier forma de organización intermedia que les reste el monopolio ideológico y político actual. El desprecio a los ciudadanos está en la raíz de muchos de los males que nos aquejan. El Gobierno socialista ha puesto en marcha una dinámica de decisiones y actitudes insolventes en un juego frívolo con los intereses nacionales: revienta la cohesión territorial con absurdos e inaplicables estatutos; hasta dos dirigentes políticos con cargos institucionales prometen públicamente consultas secesionistas; la conciliación se pone en riesgo por selectivas «memorias históricas»; se imponen asignaturas con textos de adoctrinamiento moral; la política exterior es despreciada porque no se calcula su trascendencia; se negocia con terroristas como si hubieran dejado de serlo para regresar de nuevo a considerarlos tales después de haberles dejado fortalecerse; se interfiere en la vida interna de las empresas desmintiendo los valores de la autonomía social y empresarial y se permite la ruptura del concepto de la ciudadanía para colmar las aspiraciones autonómicas que se conducen como las taifas de antaño. Volver la mirada hacia la oposición, aunque sea para el consuelo, no redime la situación en absoluto. Ante todo esto, la impotencia de los ciudadanos se expresa en indolencia y displicencia, y el sistema político se agosta y comienza a generar insatisfacción, malestar y desconfianza. El terreno queda así roturado para que la sociedad pierda capacidad de movilización, las instituciones sean tratadas con la mayor banalidad y el sistema mediático amarillee para entretener -no informar, resulta «aburrido» hacerlo- a unas audiencias que quieren periodistas-bufones, extravagancias y excentricidades.

Aunque nada optimista, este panorama se corresponde con el de la España actual en el que irrumpe un partido político, todavía sin nombre, que pretende cubrir el espacio de una izquierda nacional que sólo despuntó en los años treinta y luego quedó engullida por su complejo ante los nacionalismos vasco y catalán y, seguramente, el de una derecha ahora resignada y un tanto huérfana, que sin histerismos patrióticos pero nacional, y con una idea sólida del Estado y de su función solidaria y garante de la ciudadanía, quiere también desprenderse de adherencias confesionales y practicar una laicidad sosegada. Ni la izquierda actual -el PSOE- ni la derecha liberal-conservadora -el PP- han ocupado esos espacios ni están en condiciones de hacerlo en un plazo breve. PSOE y PP, en muchas de sus políticas endogámicas, son casi simétricos, y en otras decisiones estratégicas, también abundantes, clónicos. La ruptura de ese estomagante convencionalismo partitocrático es uno de los objetivos de la llamada, por ahora, Plataforma Pro. Diría que sin ese presupuesto de hecho rupturista la opción nueva carecería de posibilidades, y las obtendría si demostrara que es capaz de ahondar en un renovado concepto de la política al modo en que lo están haciendo los nuevos líderes europeos, desde Sarkozy a Merkel, cuyos éxitos residen, precisamente, en la superación de convenciones paralizantes que encapsulan a los dirigentes políticos en burbujas impermeables a las pulsiones de la opinión pública.

El partido de Savater, Gorriarán y Díez no es una ocurrencia, sino una advertencia que puede convertirse en una opción ideológica representativa por el inconmensurable hartazgo que provoca la política tradicional. La «Plataforma Pro» no es una escisión, sino la mutación de un movimiento cívico -Basta Ya- que va a crecer por agregación de otros colectivos que han subsistido en la adversidad gracias a su fuerte componente intelectual y teórico. No hay idea más atractiva ni razón más motivadora que la rehabilitación de un Estado que garantice la igualdad en el ejercicio pleno de la ciudadanía; que tenga una idea ética del ciudadano -ahora es como un nuevo siervo de la gleba- y por lo tanto de la intangibilidad de sus derechos y libertades y, correlativamente, de sus obligaciones y deberes; que practique ese patriotismo que consiste en la vigencia de unos valores de identidad positiva, es decir, incluyente e integradora; que garantice la cultura y la lengua en sus aspectos más universales y eficaces y que oponga unidad a segregación, solidaridad a egoísmo, participación a endogamia; y que, por fin, debata los fundamentos de una ética pública, cívica, que conforme valores compartidos.

Aviso, pues, a navegantes: el partido que surja esta semana tiene el derecho también a recabar y recibir apoyos de medios e instancias que, en su radical independencia de criterio -por ejemplo, estas páginas-, coincidan con hondura en las grandes ideas de la Nación que la nueva formación proponga. O sea, de España. De una España del siglo XXI que mirando atrás tiene historia, pero que avizorando el horizonte tiene todavía más espacio que recorrer que el andado hasta hoy. Sin que los Ibarretxe, Carod Rovira, Quintana et alii, con la complicidad prepotente de los que despiden «con alivio» a Rosa Díez -décadas de sacrificio les contemplan a ella, a Martínez Gorriarán, a Fernando Savater y a otros muchos que irán emergiendo-, frustren nuestro gran proyecto de convivencia en común. Si los ecos de Renan y Ortega son los que se dejan oír en este nuevo partido, a éstos seguirán las voces, y a las voces, los votos. Y al final, se producirá el revulsivo necesario en un país con una derecha en permanente insuficiencia y una izquierda errática y acomplejada.

Plataforma Pro persigue crear un gran frente social contra el «despedazamiento» de España
Plataforma Pro contra el «despedazamiento» de España
POR CARLOS MARTÍNEZ GORRIARÁN. MADRID ABC 2 Septiembre 2007

La noticia de que Rosa Díez abandona el PSOE y su cargo de europarlamentaria para incorporarse a la propuesta de creación de un nuevo partido de la Plataforma Pro, lanzada por Basta Ya -con Fernando Savater, un servidor y muchos más, con un par de miles de registrados-, debería forzar un debate considerable sobre la situación de la democracia en España. Aunque sólo fuera por eso, la iniciativa ya habría merecido la pena.

La pregunta de fondo es si es necesario ahora, en España, fundar o no un nuevo partido político -me adelanto: fundar un partido es, en efecto, caro, difícil, ingrato, aventurado, contracorriente- dado que, según buena parte o quizás la mayoritaria de la opinión considerada experta -no siempre por razones muy sólidas-, todo partido nuevo es sospechoso, innecesario, gratuito u ¡oportunista!

En esa opinión vive refugiada el prejuicio de que el sistema actual de partidos es de sobra satisfactorio para cualquier votante decente. Lo que no deja de provocar cierta perplejidad: muchos de quienes dicen eso mismo no tienen el menor reparo en poner como no digan dueñas, que decían los clásicos, a los partidos realmente importantes, sean PSOE, PP o sus rivales-socios periféricos, mayormente nacionalistas (a saber CIU, PNV, ERC, BNG, IU, etcétera).

¿Por qué? La pregunta, por tanto, es ésta: ¿cómo es posible que los demás partidos, aparte del propio, sean traidores, gentuza o inútiles, y que sin embargo sean los únicos indispensables para el funcionamiento del sistema y no haya razón alguna para crear nuevos partidos? En otras palabras, ¿a quién molesta que uno o más partidos nuevos aumenten la oferta política presentada a los electores españoles, de manera que mejoren la representatividad y el debate político?

La expresión más rutinaria de este curioso prejuicio interesado es la de que un partido nuevo con apoyo social se limitaría a «robar votos» de los partidos ya existentes, básicamente del Partido Socialista y del Partido Popular. Pues dadas las líneas generales del nuevo partido en proceso de fundación, del que se sabe poco -natural, porque se está formando ahora mismo-, aunque sí que será un partido inequívocamente nacional con un programa de reformas que podrán votar personas con ideas integradas en el eje tradicional izquierda-derecha (que no es el único relevante, ni mucho menos), queda excluido que «robe votos» al PNV, CIU, IU y similares. Pero eso no es lo que inquieta a esa espesa franja tradicionalista que atraviesa izquierda y derecha: les preocupa el cambio, lo nuevo.

¿Están de acuerdo la mayoría de los ciudadanos españoles con un sistema de partidos improvisado hace treinta años, durante la transición, que instaura esa extravagancia denominada, irónicamente, «bipartidismo imperfecto»? He leído en un diario importante, escrito con gran aplomo y seguridad, que tal es el sistema decidido y apoyado por lo ciudadanos. Sistema consistente en que los grandes partidos nacionales deben, inevitablemente, pactar concesiones que afectan al bien común -libertades, igualdad, solidaridad-, con pequeños partidos separatistas que convierten el empobrecimiento de la democracia en su gran negocio político.

3 millones sobre 20
¿De verdad sostienen que los ciudadanos españoles apoyan mayoritariamente un sistema en el que dos o tres partidos, que apenas suman tres millones de votos entre todos, pueden imponer sus condiciones definitivas e irreversibles a los otros veinte millones o más que votan a los grandes partidos? ¿Sostienen que los ciudadanos estamos de acuerdo en perder nuestros derechos constitucionales cuando debemos trasladarnos a vivir a Cataluña, País Vasco o Galicia? ¿Se creen que los padres están de acuerdo en renunciar al derecho de sus hijos a ser educados en su lengua materna sólo porque así lo diga un Estatuto de autonomía a la medida de una pandilla de burócratas de las llamadas «políticas identitarias»? ¿Quieren hacernos creer que la ciudadanía está encantada con un sistema torticero, al servicio de los partidos y contrario a los votantes, que permite espectáculos tergiversadores del sentido del voto como el de Baleares? ¿Suponen que vamos a soportar los experimentos de funcionarios y políticos sin principios que negocian con ETA y terroristas semejantes, sólo para su mayor gloria y satisfacción si -imposible- sale bien? ¿Creen todo esto, o prefieren creerlo porque son parte del establishment fósil y momificado en que lleva tiempo convertido nuestro sistema parlamentario?

Las respuestas
Cuando se suscitan éstas y muchas otras preguntas, la respuesta es que todo esto -las alarmas y denuncias- ya lo proponen o bien el PP o, si no, el PSOE. Es un razonamiento tramposo. Para empezar, no basta con denunciar que todo va mal en los campos que más nos interesan: terrorismo, cohesión nacional, igualdad jurídica, solidaridad social, etcétera. La pregunta es muy clara: qué podemos hacer contra esta deriva calamitosa y perfectamente evitable impulsada, sin embargo, por los grandes partidos que se benefician de sus mezquinos beneficios.

Por supuesto, las responsabilidades son diferentes. El PSOE, con Rodríguez Zapatero y el apoyo sumiso de todo el partido, se ha embarcado en experimentos demenciales e insostenibles de centrifugación del Estado, guerracivilismo y disparatada negociación política con la banda ETA. Pero te queda el PP, te dicen: sí, un Partido Popular que disputa acumular más poder local a los nacionalistas en Valencia, Baleares o Andalucía -¿en Navarra?-, vaciando al Estado e instaurando un sistema clientelar y caciquil que nos retrotrae a los tiempos de Cánovas y Canalejas... Gran cosa: regionalitis aguda.

Los ciudadanos con ideas liberales, socialdemócratas y reformistas o de más difícil clasificación por su heterogeneidad, preocupados por el retroceso de la solidaridad y la cohesión nacional sin contaminaciones étnicas, indignados por el traspaso de su voto a pactos y acuerdos extravagantes sin su autorización expresa, alarmados por el retroceso institucional de las garantías debidas a la libertad personal (la mayoría, vaya), sencillamente están huérfanos de un partido político que se comprometa a defender esos fines y bienes políticos que no pertenecen a partidos de una determinada ideología, interés legítimo o preferencia cultural, sino sencillamente a ciudadanos corrientes y molientes, sean de izquierda o derecha y laicos o religiosos o de cualquier otra clasificación al uso.
Lo que está en riesgo en España es el sistema democrático; hay demasiadas instancias partidarias empeñadas en su despedazamiento en un conjunto de taifas, competencias, aparatos y demás creaciones mantenidas a costa de lo realmente importante, la igualdad y la mejora de la libertad comunes a todos.

Contra la regionalitis
¿Qué hay de malo en crear un partido como el de Plataforma Pro -con Rosa Díez, Fernando Savater y miles de españoles más- que se esfuerce por resolver el déficit de representación de millones de ciudadanos hartos de regionalitis, nacionalismo obligatorio, trapacerías de trastienda y chanchullos variados a costa de su voto?: nada. ¿Pueden perder PSOE o PP? ¿Y qué, si pierden? Los votos no son suyos, y les conviene un poco de competencia para hacerlo mejor. Quien ganará, si la sociedad apoya un partido nuevo con sus votos, es la democracia española. Todos los interesados en esta mejora deberían estar a favor.

Cae otra fábrica de bombas de ETA
Editorial ABC 2 Septiembre 2007

LA detención en Francia de cuatro miembros de ETA, entre ellos Luis Ignacio Iruretagoyena, considerado un experto en explosivos y en la preparación de coches-bomba, es una magnífica noticia. Una investigación conjunta de la Guardia Civil y de los servicios de Información de la Policía gala ha permitido neutralizar al «núcleo básico» del grupo etarra que cometió el pasado diciembre el atentado de la T-4 de Barajas, y que secuestró hace unos días a una familia de Orio para robarles la furgoneta en la que viajaban. Su propósito era atentar contra alguna importante infraestructura en Levante, aunque al verse sorprendidos vieron frustrados sus planes e hicieron explotar el vehículo cerca de Castellón, sin un objetivo concreto. Junto a Iruretagoyena, han sido detenidos un colaborador directo de «Txeroki» y Ander Múgica, cuyas huellas fueron halladas en un coche abandonado con explosivos en Ayamonte (Huelva) el 21 de junio y al que se pudo situar en julio en Castellón, cuando huyó mientras viajaba en taxi por Torreblanca. Todos ellos han sido detenidos en una vivienda de la localidad gala de Cahors, algunas de cuyas habitaciones habían convertido en una sofisticada fábrica de coches-bomba. Además, estaban ultimando el montaje de otro coche-bomba para atentar próximamente.

Sin duda, son muy dignos de elogio el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de seguridad y la colaboración de Francia para frustrar cualquier intento de ETA por cumplir sus amenazas. Como concluyó el ministro Pérez Rubalcaba, en efecto se trata de un severo golpe a la banda terrorista. Sin embargo, y por muy reiterativo que suene, no conviene en absoluto infravalorar la capacidad de ETA para reorganizarse y para reponerse de varapalos de estas características. Lo ha demostrado en multitud de ocasiones y, a la vista está, empleó buena parte del tiempo de su «alto el fuego» para rearmarse y renovar la «cantera». Además, no se conoce a ciencia cierta el número de «liberados» de que dispone la banda. Por eso, la aparente reiteración de fallos en ETA y la -afortunadamente- inexperiencia y escasa pericia que demuestran algunas veces no deben conducir a vicios propiciados por un exceso de confianza. Sería nefasto.

Pero más allá del ámbito operativo, estrictamente policial, la contundencia contra ETA merece también cumplida respuesta en la esfera jurídica. De confirmarse los indicios que manejan la Fiscalía francesa y las autoridades españolas respecto a la participación de los detenidos en el atentado de la T-4, pesará sobre ellos una acusación formal por la muerte de dos personas, en este caso dos ecuatorianos que residían en Madrid. Cabría, desde esta perspectiva, poner en marcha los resortes de la llamada denuncia oficial, un instrumento jurídico pactado con Francia en 2001, para demandar la entrega inmediata de los etarras con el fin de que sean procesados, y en su caso juzgados en España por asesinato, independientemente de que en Francia tuvieran cuentas pendientes por delitos de menor gravedad. La mala noticia es que, en principio, los detenidos no tendrían aparente vinculación con el atentado de Durango, lo que revela que, pese a resentirse con golpes como los de ayer, ETA sigue disponiendo de suficientes recursos para atentar -y, si puede, matar- en cualquier momento.

Cascos azules en la batalla
POR IGNACIO CAMACHO ABC 2 Septiembre 2007

EXISTE a la izquierda del PP y a la derecha del PSOE, para entendernos a rasgos gruesos, un espacio político abandonado por las estrategias de los dos grandes partidos, que en los últimos años han preferido activar la movilización banderiza que la conquista del electorado intermedio, al que siempre creen poder engatusar en el último tramo preelectoral mediante una suavización del programa. El tamaño y la profundidad de ese nicho lo va a medir la presumible candidatura de Basta Ya, nucleada en torno al concepto de nación que se perfila como el eje del gran debate final de la legislatura. En realidad, el planteamiento esencial del nuevo -futuro, más bien- partido coincide con la pauta estructural más vigorosa del discurso del PP, pero Rajoy ha permitido que su defensa prístina de un Estado igualitario se impregne de un alboroto fácil de confundir con el ruido radical, y ahora es difícil propiciar el acercamiento de intereses comunes que sería deseable. Los cascos azules que Díez, Savater y Cía pretenden interponer entre los dos bandos se van a nutrir del desencanto ante la terca batalla de desencuentros, pero si hallan un sitio en el escenario de operaciones será sólo porque otros lo han desocupado antes.

Temerosos de sufrir hemorragias, los dos gigantes tratan de empujar a la criatura etiquetándola con el marchamo del adversario. Nominalmente es obvio que la nueva fuerza se constituye a partir de personalidades de izquierda críticas con la deriva confederal y rupturista del zapaterismo, pero aunque por procedencia ideológica -y por sus prejuicios casi culturales sobre la derecha- deberían atraer al segmento más moderantista de los electores del PSOE, no es improbable que el vibrante coraje cívico y físico de sus promotores seduzca a votantes populares partidarios de la línea más dura frente al nacionalismo. Así resultó ser en Cataluña con la luego fallida experiencia de Ciutadans, beneficiaria de una amalgama de votos muy heterogénea cuyo único denominador común visible era un potente hastío ante las ofertas convencionales. Este tipo de proyectos suele disponer de una sola bala, y en todo caso conviene anotar objetivamente lo que ocurrió en las autonómicas catalanas: Ciutadans sacó tres escaños; pero el PP sólo perdió uno, por cinco del PSC.

La irrupción de esta vía tercerista resulta de momento la gran novedad de la rentrée. Los más escépticos recuerdan la tendencia utilitarista y concentrada del sufragio español y el fracaso de otras intentonas de vocación bisagrista, pero los estrategas de campaña, que se han pasado tres años diseñando una política de garrotazos mutuos, calculan encuestas en mano a cuál de los dos hemisferios puede afectar más la aventura equinoccial de Rosa Díez y sus amigos. Para cerrarles el paso quizá sea ya tarde, y faltan condiciones para incorporarlos a una alternativa; la verdadera incógnita es la de qué harán con los votos que obtengan. Especular de dónde los pueden sacar es un pasatiempo estéril. Desde una estricta lógica democrática, la respuesta es muy simple: sufrirá mayor castigo aquel que más se lo merezca.

La izquierda se mueve
POR ÁLVARO DELGADO-GAL ABC 2 Septiembre 2007

Rosa Díez deja el PSOE y se coloca bajo el pabellón de un nuevo partido, amasado con materiales de alta calidad: Fernando Savater, Martínez Gorriarán, y compañía. No dispongo de una teoría asentada sobre las esperanzas electorales de la formación inédita. Tampoco sé con certeza qué ondas provocará al impactar en el entramado político convencional. Deseo a los recién llegados, y lo digo de corazón, toda la suerte del mundo. Cuentan con dos grandes activos en su favor: tienen cosas que decir, y no están lastrados por hipotecas.

Ello no significa, por supuesto, que les vaya a resultar fácil echar buen pelo en su encomiable aventura. El ingenuo tiende a pensar que las cabezas de los políticos están amuebladas por los grandes asuntos colectivos. El ingenuo comprueba su error una vez que se ha asomado a cualquiera de los cenáculos en que los representantes del pueblo o los burócratas de los partidos se juntan para hablar de lo suyo. Resulta rarísimo que lo suyo coincida con lo nuestro, entendiendo por tal lo que interesa al ingenuo o a la mayoría de los ciudadanos. Los políticos de profesión son expertos en la disputa del poder, no en la aplicación del último a fines útiles. Esto, probablemente, no es casual.

Sucede, en la esfera pública, un fenómeno parejo del que registra la vida animal en el caso de determinadas especies. Como ya notó Darwin, es frecuente que salgan triunfantes de la carrera reproductiva los pavos que ostentan una cola más larga, no los más veloces o mejor adaptados a eludir las asechanzas de los depredadores. La explicación del misterio obedece a las preferencias sexuales de las pavas. Las pavas, por decirlo a la pata la llana, se privan por los machos que hacen con sus plumas caudales unas ruedas hermosísimas. De la misma manera, el votante se priva por cosas que un profesor de ciencia política comprende mucho peor que un diputado medio, incluso que un diputado tonto.

Sentado esto, me urge añadir que soy menos escéptico de lo que las líneas precedentes sugieren. En primer lugar, Rosa Díez viene de la política de trinchera, no de la academia. En segundo lugar, es muy probable que su equipo se beneficie de una circunstancia preciosa: la oportunidad. Hay momentos en que la opinión ha madurado y se muestra propicia -seguimos con las metáforas biológicas- a ser polinizada por quien sepa exponer ciertas cuestiones críticas. La cuestión magna, es la cuestión nacional.

Hay una visión de la nación de derechas y una visión de izquierdas, y también un área de superposición entra ambas. Uno de los desarrollos más sorprendentes de los últimos decenios, en lo moral e intelectual, ha sido la renuncia a la nación por parte de la izquierda. La renuncia es estupefaciente por un motivo que no suele explicarse bien. Se afirma que lo único que debiera preocupar a un izquierdista es la salvaguardia y promoción de los derechos, tanto civiles como sociales. No sé hasta qué punto esto es así, pero lo concederé de barato, por no complicarme la vida. ¿Hemos de concluir que la nación no es importante desde una perspectiva de izquierdas? En absoluto. Lo que pasa, es que la nación, desde esa perspectiva, será instrumental, o si se quiere, contingente, que no es lo mismo que poco importante. La contingencia, pero también la importancia enorme de la nación, vendría dada por el hecho de que el territorio constituye el único ámbito material en que los derechos, formulables en teoría sin aludir a ningún país en particular, se pueden ejecutar en la práctica.

Hablar de derechos sin ocuparse de cómo puedan realizarse, pasearlos por ahí como si integraran artículos accesibles a cualquier ciudadano del mundo, representa una frivolidad, una simpleza, algo que sólo sirve para echar facha ante un círculo de esperantistas. Que es a lo que se han dedicado, con penosa inconsecuencia, los debeladores de la nación. La tesis de que la nación está contaminada porque Franco fue nacionalista, es otra tontería. Con ese argumento, podríamos impugnar igualmente el tráfico rodado. Puesto que Franco, como se recordará, viajaba desde El Pardo a la Plaza de Oriente en coche.

La simpatía refleja hacia los nacionalismos periféricos que la desautorización de la idea nacional española ha provocado en la izquierda, completa el disparate. Esos nacionalismos son, ahora sí, estrechos, reaccionarios, teñidos de una inequívoca vocación oligárquica. Y dado que en las regiones afectadas sólo parte de la población los quiere, son además problemáticos, en el peor sentido de la palabra. Sólo apretando los resortes del poder más allá de los límites democráticos, se logrará afianzar por esos lares la sociedad que nos tienen preparada Carod o Ibarreche.
No es menos admirable María San Gil que Rosa Díez, Gorriarán, o Fernando Savater. Pero su protesta no significa exactamente lo mismo. María San Gil defiende y dice lo que los suyos están prestos a oír. Los primeros están diciendo lo que muchos de sus antiguos compañeros, inauditamente, se resisten a saber. Notas afines tejen distintas melodías.

Eficacia contra el terror
EDITORIAL El Correo 2 Septiembre 2007

La operación conjunta que la Guardia Civil y las fuerzas de seguridad francesas llevaron a cabo ayer en Cahors muestra la determinación del Estado de Derecho para situar a ETA frente al único horizonte que pueden contemplar sus dirigentes y activistas: el de la puesta a disposición de la Justicia para responder de sus crímenes. El dispositivo policial no sólo permitió desmantelar el núcleo del comando responsable de la explosión en la T-4 de Barajas -que causó la muerte de los ciudadanos ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio el 30 de diciembre de 2006- y del fallido atentado del domingo en Castellón, para el que los etarras secuestraron a una familia de Orio durante varios días. Además, privó a la organización terrorista de una auténtica 'fábrica de bombas' y de la posibilidad de perpetrar una nueva acción de manera inminente. La detención de 26 miembros o colaboradores de la banda desde el pasado 5 de junio, fecha 'oficial' del fin del 'alto el fuego permanente', junto al descubrimiento de abundante material para atentar acredita que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero habría conseguido eludir el riesgo de desarrollar una estrategia exclusivamente defensiva contra ETA, cuando lo que exige su renovada voluntad de matar es una ofensiva implacable contra todas sus estructuras que consiga su descabezamiento e inutilización.

El hecho de que la banda terrorista no haya logrado causar víctimas mortales en sus intentos de las últimas semanas no debe conducir a la ciudadanía ni a los partidos a relativizar equivocadamente la gravedad de su amenaza. Al contrario, sociedad y dirigentes institucionales tienen que reforzar su respaldo a la actuación comprometida de las fuerzas policiales y de la Justicia contra la violencia y la extorsión que representa ETA. Despejar cualquier tentación de derrotismo exige ahora un liderazgo claro por parte del Gobierno central, pero también de un Ejecutivo vasco que no puede seguir obcecado en trasladar a los ciudadanos que la banda criminal no pasa de ser un obstáculo en un camino a ninguna parte. Para las fuerzas democráticas, es momento de asumir y defender el valor de la unidad para luchar contra la sinrazón de las bombas; y además de sumar sus esfuerzos para romper cualquier colaboración con formaciones a las que su negativa a condenar el terrorismo incapacita para sentarse en las instituciones.

ANÁLISIS
Bombas pret a porter
f.domínguez@diario-elcorreo.com FLORENCIO DOMÍNGUEZ EL Correo 2 Septiembre 2007

Uno de los fenómenos significativos que se ha registrado en el seno de ETA durante la última década ha sido el descenso de la capacidad de buena parte de sus miembros para elaborar bombas. Por desgracia no todos los terroristas se han vuelto incapaces de confeccionar un artefacto con sus propias manos, pero hay que constatar que una parte considerable de los etarras actuales no han aprendido a hacerlo.

Éste es un fenómeno que empezó a manifestarse dramáticamente después de la tregua de 1999: siete miembros de ETA murieron al manipular explosivos en los dos años siguientes. Las causas de esa pérdida de cualificación 'técnica' de los terroristas hay que buscarlas, en primer lugar, en el descenso de la calidad de la formación y adiestramiento de los etarras que se registra a partir de los años noventa. De impartir cursillos que duraban hasta quince días en régimen de internado se pasó a instruir a los novatos de manera superficial, en una tarde o sólo en unas horas.

También influyeron en que una parte considerable de los miembros de ETA tengan un menor nivel 'técnico' los procedimientos de acceso a la banda que se impusieron a partir de los noventa. La 'kale borroka' fue cantera de los nuevos terroristas. La violencia urbana aportó centenares de jóvenes alegres y combativos dispuestos a todo en las filas de ETA, pero en el lado negativo de la balanza hay que mencionar que presentaban una 'cualificación' manifiestamente mejorable.

El presunto etarra detenido en julio en Santander es un ejemplo paradigmático de estas situaciones: ingresado en ETA en agosto del pasado año, se convirtió en 'liberado' (activista fichado por la Policía con dedicación plena a la banda) de la noche a la mañana sin más experiencia a sus espaldas que haber llevado a otros etarras en su coche. La mayor parte de los 'liberados' de los ochenta, en cambio, antes de llegar a esa situación habían pasado un tiempo -años a veces- como miembros de algún comando 'legal' desarrollando una actividad terrorista previa, en ocasiones con tanta intensidad como los propios 'liberados'.

Para paliar la insuficiente formación de gran parte de sus pistoleros, ETA optó por centralizar la fabricación de artefactos explosivos en territorio francés. Algunos expertos elaboran buena parte de las bombas y luego las entregan 'pret a porter' a las células terroristas, que sólo tienen que llevarlas a su destino y apretar el botón de la activación. Este es el caso, por ejemplo, del coche bomba que dinamitó el aparcamiento de la T-4 en diciembre, del que estalló en Castellón el pasado domingo o de la furgoneta cargada con 500 kilos de explosivo que otro comando quiso hacer estallar en Madrid en vísperas de las elecciones generales de 2004.

Ese mecanismo de centralización de la confección de bombas permitió a la banda solventar un problema, pero a cambio de generar una debilidad: la dependencia de un grupo muy reducido de personas para mantener la actividad terrorista. Una vez desmantelado ese grupo, como ocurrió ayer, existe un riesgo alto para la banda de verse casi paralizada en su funcionamiento. Si todos los comandos tienen capacidad para fabricar bombas, la captura de uno de ellos reduce la potencialidad terrorista de la banda, pero no la anula. Pero si la mayor parte de las células dependen de que una o dos personas en Francia fabriquen por ellos la bomba, el arresto de esas personas supone el más grave quebranto para la banda.

Esa situación, que para los terroristas es una mala noticia, para los ciudadanos es un signo de esperanza.

Las trampas de Imaz
MARÍA SAN GIL El Correo 2 Septiembre 2007

No nos hemos aburrido este verano. Entre el señor Imaz, el señor Azkarraga y todos los que han mediado en su polémica, las mañanas de lluvia que hemos tenido que soportar quienes hemos 'veraneado' en casa se nos han pasado volando. Se trata de una disputa doméstica, dirigida no tanto a la parroquia nacionalista como a su elite, a la que maneja el poder en Euskadi. Los dos partidos nacionalistas, que se reparten tradicionalmente la tarta, tienen problemas en el seno de sus organizaciones y también entre ellas. Por no hablar de la tercera pata del tripartito, Izquierda Unida, que empieza ya a apoyar mociones en ayuntamientos en contra del proyecto estratégico más importante del actual Gobierno vasco, la 'Y' vasca.

En este panorama de conflictos y disputas internas, el señor Imaz se ha dedicado este mes de agosto a entregar y retirar diplomas de buen y mal nacionalista. Se ha atrevido incluso a enmendar la plana al mismísimo lehendakari. Nos ha ilustrado, en sus artículos, con los modos y maneras de ser un nacionalista 'centrado, pragmático y transversal'.

Sin embargo, el señor Imaz parece que se olvida de que muchos miles de ciudadanos vascos no somos nacionalistas y por tanto no aspiramos, ni pronto ni tarde, ni rápido ni despacio, a dejar de ser españoles. Él no nos lo cuenta así de claro, porque entiende que quizá la transparencia en sus objetivos dificultaría su logro. Prefiere hacernos trampas y tratar de engañarnos con palabras que no se corresponden con los contenidos que dicen representar.

Hay al menos cuatro trampas en los artículos del presidente del PNV. La primera se encuentra en el título del primero de sus artículos: 'No imponer, no impedir'. Con 'no imponer', el señor Imaz quiere mostrarse generoso diciendo que los ciudadanos vascos nacionalistas no van a imponer su idea de país al resto de los ciudadanos vascos porque sabe perfectamente que siempre cuenta con sumisos compañeros de viaje. Pero ¿qué significa 'no impedir'? Pues bien, 'no impedir' significa que el resto de españoles no tiene capacidad de decisión en los asuntos que se refieren al País Vasco. O lo que es lo mismo, que si la Comunidad Autónoma Vasca 'decide' romper con España y formar un mini-Estado propio, el resto de España tiene que callar y acatar la decisión. Es como si Rentería decidiera proclamarse independiente de Guipúscoa sin contar con el resto de los guipuzcoanos. El 'no impedir' del señor Imaz es por tanto el tan cacareado 'derecho de autodeterminación', responsable de más de 800 asesinados y de miles de heridos.

El señor Imaz, en el segundo de sus artículos, el dedicado al señor Azkarraga, tiene la amabilidad de mostrarnos la fórmula mágica para ganar las elecciones: la centralidad. Y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, arremete contra la postura defendida en el año 2001 por Jaime Mayor Oreja. El señor Imaz falta, en esta ocasión, a la verdad porque el Partido Popular vasco defendía entonces y sigue defendiendo hoy la vigencia del marco jurídico representado por la Constitución española y el Estatuto de Gernika, un marco de convivencia y de estabilidad que el señor Imaz quería entonces y sigue queriendo hoy en día romper. En el año 2001 el PNV del señor Imaz había firmado un pacto con ETA que excluía de la vida política a los no nacionalistas. Aún hoy estamos esperando que el señor Imaz o cualquiera de los dirigentes nacionalistas de entonces o de ahora renieguen de aquella vergonzante firma. ¿La centralidad reside pues en pactar con asesinos y no en respetar las leyes vigentes? No, señor Imaz, la centralidad está en el régimen autonómico de que disfrutamos y no en el 'no impedir' que usted propugna y que es lo mismo que el derecho de autodeterminación de 'Josu Ternera'.

La 'transversalidad' es otra de las trampas del señor Imaz. Las políticas transversales defendidas por el presidente del PNV se reducen a aprovecharse del servilismo del Partido Socialista para, con mayorías más amplias, alcanzar sus objetivos. El señor Imaz sabe que los socialistas vascos, siempre acomplejados frente los nacionalistas, son capaces de asumir un proyecto nacionalista a cambio de poco o nada. No hay más que recordar su renuncia a la Lehendakaritza el año en que ganaron las elecciones autonómicas, así como la lamentable cesión de las diputaciones de Guipúzcoa y Álava que acaban de consumar.

Y finalmente, en cuarto lugar, el 'pragmatismo'. ¿Qué es el pragmatismo para el señor Imaz? El pragmatismo para un buen nacionalista significa la conservación del poder por encima de todo. Los nacionalistas vascos no conciben el mundo desde la oposición. Su concepto patrimonialista de Euskadi les lleva a considerar el país como suyo y por tanto para ellos. Pero el pragmatismo entendido como búsqueda de lo útil para todos los vascos es otra cosa. Hay miles de vascos, representados por el PP, que quieren seguir perteneciendo a España porque saben que en el mapa político mundial la dimensión es determinante. Si el País Vasco quiere situarse bien en el nuevo concierto mundial y tener capacidad de influencia necesita de España. Sólo fortaleciendo España desde Euskadi, seremos capaces de ocupar el lugar que nos corresponde. Sin España no somos nada, mal que les pese a algunos, como al señor Imaz. Esto es pragmatismo en su correcto sentido.

Deberían resolver ustedes sus problemas, señor Imaz, sin dirigir a otros las imputaciones que quiere usted dirigir a algunos de sus compañeros de partido. ¿Comprende mis esfuerzos por no entrar en un juego en el que el procedimiento habitual son las trampas? Tanto pragmatismo, centralidad y transversalidad sólo ocultan la realidad. Yo prefiero seguir hablando claro y decir siempre la verdad a los ciudadanos.

Tanta estupidez de golpe no puede ser buena
Alejandro Campoy Periodista Digital 2 Septiembre 2007

El reencuentro con el debate en torno a la Educación para la Ciudadanía, no por esperado ha sido menos traumático. El nivel de idioteces que se utilizan para descalificar la postura de los que hemos optado por la objeción de conciencia alcanza ya lo innombrable, y lo peor es que cualquier intento de debate se ha hecho imposible. Ya sólo se utilizan los clichés salidos de la Pepiños's Factory, y como todo el mundo sabe, tratar de argumentar ante una mente pepiñesca es como tratar de debatir con un supositorio, que es la forma que adopta el tal sujeto cuando levanta las narices.

Por lo tanto, me limitaré ya a felicitar a los padres que con harta satisfacción se disponen a enviar a sus hijos a formarse como ciudadanos en las Escuelas ZP, muy contentos de que el Estado les siga educando a los hijos y les ahorre tan ardua tarea, que entre otras cosas suele fastidiar no pocos fines de semana y escapaditas más o menos licenciosas. Y quiero felicitarles especialmente por la alta cualificación académica y personal que habrán alcanzado sus retoños una vez obtengan el título de graduado en ESO.

Entre otras cosas, sus hijos habrán estudiado OBLIGATORIAMENTE y deberán haberse examinado, (aprobando, por supuesto), de asuntos tan cruciales como la correcta forma de enamorarse, y cómo ese fenómeno llamado "enamoramiento" es correcto si se hace según el libro y en cambio puede ser nefasto si se hace de cualquier otra forma extraña. Cuestiones como la virginidad o el celibato aparecen como cosas de locos sin remedio. Hay que aprobar en "enamoramiento", pues de lo contrario no hay titulito de graduado en ESO.

Sus hijos deberán examinarse OBLIGATORIAMENTE también, cómo no, sobre las diversas formas de modificar sus características temperamentales y su personalidad de tal forma que desaparezca por completo el recurso a la violencia en cualquiera de sus formas y algún ocasional estallido de agresividad. Recuerde: su hijo tiene que aprobar una asignatura que le enseña como ser un buen vegetal, si bien esto es algo que no llegó a conseguirse ni en los antiguos psiquátricos soviéticos y que ahora se intenta experimentar nuevamente con los violadores mediante la castración química. Pero no se preocupe: su hijo, de ser futbolista, habrá aprendido a disputar los partidos de fútbol por consenso, sin necesidad de recurrir al coraje, a la entrega, a la adrenalina y a la sangre caliente.

Sus hijos van a tener que examinarse OBLIGATORIAMENTE no sólo de cualquier modo de convivencia entre adultos y menores que pueda encontrarse en las modernas y plurales sociedades actuales, bien sea hombre-mujer, mujer-mujer, hombre-niña, mujer-asno, perro-vaca, hombre-cabra, Gran Simio-Diputado Socialista o cualquier otra posibilidad, sino lo que es más importante, su profesor le tendrá que calificar severamente si es capaz de tolerar absolutamente todas y cada una de estas posibles combinaciones sin hacer discriminaciones de ninguna clase. Si el nene no consigue una actitud en la que valore todo como igual, bueno, precioso y maravilloso sin distinción alguna, suspenso al canto y al psiquiatra como sospechoso de albergar algún tipo de fobia (homofobia, bifobia, simiofobia, pedofobia, zoofobia, etc.)

Sus hijos serán ciudadanos modelos una vez hayan sido evaluados OBLIGATORIA y positivamente sobre un estado mental lo suficientemente esquizoide como para abrazar tiernamente al hermano musulmán, en un alarde de tolerancia multicultural, y recriminarle simultáneamente con suma dureza el trato que dispensa a los miembros femeninos de su familia; lo suficientemente esquizoide como para denunciar la explotación de los más pobres por el diabólico capitalismo y defender al mismo tiempo sus sagrados derechos a una vivienda gratis, a un trabajo por la cara, a elegir libremente su opción sexual, su marca de moto y sus pantaloncitos de los sábados. Y que no les toquen las marcas a los nenes, claro. Esquizoides totales.

Sus hijos serán ciudadanos modelos y obtendrán su título de graduado en ESO si se hacen unos "rastas", se buscan la vivienda mediante la "okupación", alternan con subsaharianos y magrebíes, participan activamente en todas las manifestaciones antiglobalización y se fuman unas trompetas de grifa que ni las de los jamaicanos del finado Bob Marley. Y por encima de cualquier otra consideración, si han aprendido correcta y OBLIGATORIAMENTE a odiar conceptos como "patria", "Aznar", "PP", "España" y se han convertido en votantes fieles e incondicionales de ZP.

Y a todo esto, en todos los libros de texto existentes en el mercado de Educación para la Ciudadanía los contenidos relativos a la Constitución Española y a la Declaración Universal de los Derechos Humanos no superan la media del 20% del total de los contenidos de dichos textos. Espero que los felices papás que se disponen a enviar a sus hijos a las Escuelas ZP tengan claro de qué va el 80% restante de los contenidos. Yo sí lo tengo, y por eso mis hijos no van a ir. Y que cada palo aguante su vela.

Ibarretxe y el fascismo
POR GERMÁN YANKE ABC 2 Septiembre 2007

Sabino Arana encargó a su amigo y correligionario Tomás Meabe que estudiara el socialismo, demonio emergente para el fundador del nacionalismo vasco, y así poder combatirlo más eficazmente. Meabe se puso a la tarea y terminó fundando las Juventudes del PSOE. Como todo lo que puede degenerar degenera, ya vemos en qué está terminando lo del lendakari Ibarretxe. Cuando era una joven promesa del nacionalismo, un muchacho que se había moderado de sus emociones más radicales, el PNV le preparó un plan de estudios: comisiones por aquí, seminarios de la Fundación Sabino Arana por allí, etc. Incluso le querían enviar a Estados Unidos para ampliar sus conocimientos, lo que se truncó por la vorágine de su carrera política. El resultado ha terminado siendo, sin embargo, una empanada intelectual más que indigesta, un caos teórico digno de mención por su importante responsabilidad política. Meabe, comparado con Ibarretxe, era Churchill. Como hay justicia, al menos poética, su partido ha comenzado a dar muestras de naufragio y ya no le entienden ni en casa. Fuera de ella, Javier Madrazo, su «brazo izquierdo» de IU en el Gobierno vasco, parece que le comprende y le asiste ideológicamente. Más justicia poética, así, para su empanada.

El PNV pasa por malos momentos y el peligro de escisión sólo lo contiene el empeño por mantener el poder, la red clientelar que se ha ido forjando a lo largo de muchos años. Las discrepancias son de tono y de modo. Unos, con Josu Jon Imaz a la cabeza, creen que el tempo de sus aspiraciones debe ser modulado por la prudencia y una realidad social plural y no sometida al dogma nacionalista. Si se avanza, ¿por qué no llevar a cabo pactos «transversales» que aporten estabilidad? Otros, con Egibar como delegado de Arzalluz, aborrecen de esos pactos -que hasta el momento se centran en el PSOE- y quieren la unidad de los nacionalistas y la carrera acelerada hacia la autodeterminación: si así somos mayoría, ¿quién nos detendrá?

La división incluye, además, una mayor. Imaz, al proponer un pacto mínimo contra el terrorismo, subrayaba que el PNV discrepaba radicalmente de Batasuna y ETA no sólo en los medios, sino en el modelo social y político al que se aspira. Sus adversarios parecen seguir pensando que la discrepancia en los medios no obvia una coincidencia en los fines. Una consideración que es importante porque las vueltas de tuerca de Ibarretxe sólo se pueden entender bajo esta segunda versión de la política. Después de que el PNV, en reunión a la que él mismo asistió, dejara en el alero concretar una fecha para el pretendido y anticonstitucional referéndum, vuelve por donde venía y anuncia que, hasta el final de la legislatura, se empeñará en el objetivo de la consulta para que los vascos «decidan» y obtengan «lo suyo». Batasuna añade que, de lograrse, sería «un paso de gigante».

Hablemos claro. No se trata sólo de un reto al PNV de la mano de EA e Izquierda Unida, que juega en este escenario el papel de Stalin haciendo carantoñas a Hitler. Se trata de un desafío al sentido común y al sistema democrático. La confusión intelectual del lendakari es la propia de los fascismos, que pretenden quitar legitimidad a la democracia para dársela a un nebuloso Pueblo que sólo se identificaría con sus particulares obsesiones. Ibarretxe, con la bendición de los violentos, aprovecha el final del verano para darnos una muestra más de su diarrea intelectual. Le Pen también piensa que la esencia del pueblo se diluye en la ciudadanía y el funcionamiento de la democracia. El nuestro, instalado en Vitoria por ese sistema, añade la complicidad de los violentos.

El PNV, maltrecho y descompuesto moralmente como está, no le dará a Ibarretxe lo que se merece. El PSE, ya sin Meabe que valga, le aprobará los presupuestos para que aliente «el debate». El presidente Rodríguez Zapatero le recibirá de nuevo, colocará la ikurriña en La Moncloa, y alabará la «cooperación institucional». Llamazares y los suyos se esconderán. El PP se desgañitará con agotados gritos. Nunca el fascismo fue tan bien tratado.

Nacionalismo para bebés
cronicasbarbaras 2 Septiembre 2007

http://cronicasbarbaras.blogs.com/
Es enternecedor oir las bellas voces y ver la mirada inocente pero retadora de niños que cantan himnos patrióticos en rituales elaborados para forjar identidades nacionales.

El Bloque Nacionalista Gallego (BNG) hará entonar en las galescolas --guarderías inspiradas en las ikastolas--, el Himno Gallego, un voluntarioso poema escrito por Eduardo Pondal hace un siglo que dice, para edificación infantil: “Sólo los ignorantes, los fieros y duros, imbéciles y oscuros no nos entienden, no”.

Imponiéndoles el himno a los bebés, por una vez el nacionalismo gallego se le adelantó a sus allegados vascos y catalanes.

Ahora el PNV deberá imitar al BNG y obligar a sus niños a entonar el Eusko Gudariak, escrito en 1932: “Somos los soldados vascos para liberar Euskadi, generosa es la sangre que derramamos por ella. Se oye una llamada desde la cumbre: ¡Vamos soldados todos detrás de la Ikurriña!”.

Después, los fieles infantes de la Generalitat barcelonesa, exigirán decapitar enemigos, como desde 1882: “¡Buen golpe de hoz! ¡Buen golpe de hoz, defensores de la tierra! Que tiemblen los enemigos al ondear de la enseña: como las espigas de oro, así caerán las cabezas-cadenas!”

Sí, los himnos de las comunidades históricas españolas no participan del talante manso “à la mode cordonniere”. Son proclamas agresivas que estimularán atractivamente los instintos violentos infantiles.

Desde luego, son cantares más belicosos que el bucólico “El mañana será nuestro” que modulaban dulcemente los niños nazis y poéticamente peores que el Cara al Sol o el Montañas Nevadas con los que vibraban los niños y niñas del Frente de Juventudes, algunos de ellos hoy ministros, ministras, conselleiros y demás altos cargos políticos.

Es que todos los himnos patrióticos son peligrosos para la santa infancia. Incluso el más inocente, el asturiano. Porque si los bebés corean el “Asturias, patria querida” acabarán dando tumbos alcohólicos de un lado a otro, que es lo que le ocurre a casi todos los que se lanzan a entonarlo.

EL DELIRIO DE LAS 'GALESCOLAS'
Editorial EL MUNDO 2 Septiembre 2007

Desde mañana comenzarán a funcionar en Galicia las galescolas, la nueva red de guarderías públicas que ha implantado el Gobierno gallego del Partido Socialista y el BNG y en la que se hablará a los niños y se impartirá todo el material didáctico exclusivamente en gallego.

Su peculiaridad no se limita sólo a una cuestión idomática sino -aunque parezca mentira tratándose de niños de 0 a 3 años- ideológica. El pasado 18 de agosto, el nacionalista Anxo Quintana, vicepresidente del Gobierno autonómico, afirmó que los niños saldrían de estos nuevos centros conociendo el himno gallego, letra y melodía, pues «es un lenguaje que agita el despertar de Galicia como nación». Sin embargo, lo que hacen en realidad las rimas del himno es llamar a la resistencia contra el invasor y decir que quienes no entienden el gallego son «crueles» o «imbéciles». Este objetivo demuestra el delirio del BNG y su afán por adoctrinar a los niños en el odio a lo español cuando apenas saben andar. Pese a que los socialistas reaccionaron de forma tibia restándo importancia a la idea de Quintana, a día de hoy ningún nacionalista se ha retractado de la pretensión y son ellos los que controlan estos centros.

Con himno o sin himno, el plan de las galescolas es bien emblemático del proyecto de inmersión lingüística inspirado en Cataluña o el País Vasco que siempre ha deseado el BNG y que ahora implanta el PSOE. El pasado mes de julio, ambos aprobaron un nuevo decreto lingüístico que establece que en Primaria y ESO se impartirá un mínimo del 50% de las clases en gallego -sin establecer un máximo- y será obligatorio enseñar en la lengua autonómica las materias troncales, relegando el castellano a las popularmente denominadas marías: Gimnasia, Plástica o Música. Se da además la paradoja de que en Galicia, al contrario de lo que aún ocurre en Euskadi, no hay tres modelos educativos para elegir, de manera que este sistema de inmersión lingüística es obligatorio para todos los alumnos.

El plan, como es evidente, no responde a la realidad bilingüe de Galicia ni tampoco al programa electoral del PSOE, y de ahí que ya haya surgido una reacción ciudadana que en menos de mes y medio ha reunido 20.438 firmas en defensa de su derecho constitucional a elegir.

Y AHORA, LAS GALESCOLAS
Que rima con ikastolas. Desde mañana, 1.100 menores de 3 años serán educados en gallego. El líder del Bloque, vicepresidente de la Xunta en coalición con el PSOE, quiere que aprendan de memoria el himno, que evoca la resistencia celta frente a los romanos. Tras Cataluña, comienza una nueva guerra del idioma

Probe Galicia non debes
chamarte nunca española
que España de ti se olvida
cando eres ¡ai! tan fermosa

Que ni España ni Luis Aragonés se asusten. No es una estrofa de ese himno que el líder del Bloque Nacionalista Galego (BNG) quiere que canten en las escuelas los niños de tres años para enaltecer el patriotismo finisterrado desde la más meona infancia. «Pobre Galicia no debes / llamarte nunca española». Simplemente es un viejo poema escrito por una bastarda hija de cura hace 150 años. Publicado en 1863. Dos años antes del nacimiento de Sabino Arana, ideólogo de ese vasquismo mitológico que sigue inspirando hoy a ETA el derrame de tanta sangre vasca, española o ecuatoriana que sólo pasaba por allí.

«Que España de ti se olvida / cuando eres ¡ay! tan hermosa». Lo escribió Rosalía de Castro, hija de cura, y no es el himno gallego. La letra del himno es otra, pero desde hace diez días se ha convertido, con más virulencia que los rencorosos y bellos versos rosalianos, en tema de pulso nacionalista entre PSOE, PP y BNG.

El 18 de agosto, el nacionalista Anxo Quintana, vicepresidente del Gobierno autonómico (formado por una coalición PSOE/BNG), prendió la hoguera en un año en que Galicia no arde en incendios: dijo que los alumnos de las galescolas, niños de guardería de hasta tres años, saldrían de los nuevos centros educativos gallegos conociendo «el himno, su letra y su melodía, porque es el compás que oficializa los sentimientos de Galicia como país (...), la lucha de un pueblo en defensa de su lengua y de su identidad. Es un lenguaje que agita el despertar de Galicia como nación. Por eso, mientras haya himno, habrá país». Desde entonces, galescola, para los gallegos no nacionalistas, rima con ikastola.

Las ikastolas nacen en Euskadi en 1960 como escuelas clandestinas de lengua y cultura vascas promovidas por la ciudadanía, primera resistencia contra la prohibición franquista del uso del euskara y hoy fomentadoras del nacionalismo excluyente y furibundo. Hay 110 ikastolas federadas. Pero es un número irreal. Son en muchos casos de titularidad privada y el departamento de Educación vasco asegura desconocer el número total de centros y de escolarizados en ellos.

En Galicia, la guerra de las galescolas empezó hace tres meses. El 29 de junio, un grupo de ciudadanos anónimos -fundamentalmente profesores y padres de alumnos- entregan 20.438 firmas para protestar por el Decreto 124/07 de galleguización de la Enseñanza, en virtud del cual nacen las galescolas. El 18 de agosto, Anxo Quintana (vicepresidente) proclama que todos los niños que salgan a los tres años de las galescolas sabrán cantar el himno gallego. El día 24, la responsable de Educación (socialista), Laura Sánchez Piñón, responde a su vicepresidente (nacionalista): «A esas edades los objetivos son otros y eso es adelantarse demasiado».

Ese mismo día, el líder gallego del PP, Alberto Núñez Feijoo, recuerda que un bebé prefiere «tomar el biberón y eructar» a aprenderse cualquier himno. Tarda apenas dos días Quintana en responder a diestra (PP) y siniestra (PSOE): «Para el PP el himno nacional es igual que un eructo» y «el Partido Socialista se considera en la obligación de seguir por el mismo camino y decir que hay que prohibir cantar el himno gallego en las guarderías».

Le contestaba este miércoles el presidente de la Xunta, su socio el socialista Pérez Touriño: «Apelo a dejar la estéril polémica en la estación del año en la que nació, como una ocurrencia más del verano».

Con o sin bebés entonando himnos, las galescolas echan a andar mañana. En principio serán 23 guarderías que acogerán a 1.100 niños. En el primer trimestre de 2008 se añadirán otras 23. El material didáctico será exclusivamente en gallego y la lengua de profesores y niños, balbuceos y eructos aparte, también. Se han contratado 80 profesores.

Carmen Adán es la secretaria general de Igualdad de la Xunta y la más directa impulsora del proyecto. Doctora en Filosofía, especializada en epistemología feminista, esta es su primera experiencia en el mundo de la educación infantil.

-¿Llaman ikastolas a las galescolas en sentido peyorativo?-, le pregunta al periodista.
-Yo creo que sí. Sobre todo desde la polémica del himno.

-La polémica ya está zanjada. No tiene sentido. Nosotros no queremos que los niños de tres años se aprendan la letra de Pondal, como tampoco queremos que resuelvan ecuaciones diferenciales.

LOS VERSOS DE PONDAL
La letra del himno gallego es del poeta Eduardo Pondal (1835-1917). Un músico, Pascual Veiga, le pidió al bardo unas rimas en 1890. Pero la composición no se estrenaría hasta 1907 en La Habana. Desde entonces es el Himno de Galicia, aunque no se oficializa hasta la aprobación del Estatuto de Autonomía de 1981. Se trata de una composición de 32 heptasílabos cargados de simbología, cuyo significado difícilmente puede intuir un niño de tres años. Ni de 12.

El poema evoca los mitos celtas de resistencia ante las invasiones romanas. La metáfora está servida. Invita a los gallegos a levantarse con similar heroísmo ante la invasión castellana. Lo que no ha impedido que ex presidentes tan poco sospechosos de nacionalismo como Fraga o Xerardo Fernández Albor (ambos populares) lo entonaran casi a diario durante sus mandatos.

-La polémica está zanjada, -insiste Carmen Adán, y recita el esfuerzo inversor que la Vicepresidencia está volcando en las guarderías.

Desde 2005 -año en que el bipartito PSOE/BNG llega a la Xunta- hasta 2007, las inversiones han pasado de 25 a 35 millones de euros. Insiste, además, en la idea de que no se trata de guarderías. Son escuelas. «La lengua de comunicación básica en ellas es el gallego, pero el Plan de Normalización Lingüística obliga a que se conozcan las dos lenguas». El material escolar es mínimo. La tendencia es que sean los propios profesores los que lo elaboren.

Desde la oposición popular la polémica es sólo una grieta más en un gobierno donde socialistas y nacionalistas se disputan cotas de poder. Y no está zanjada. Manuela López Besteiro fue durante 10 años conselleira de Familia con Fraga y ejerce de portavoz popular de Educación. Además, ha retomado su profesión de inspectora en colegios.

-Me da la impresión de que el BNG busca diferenciarse del PSdeG-PSOE.
-¿Capitalizando el himno?
-Exactamente. Y también la lengua gallega. A nosotros nos duele el gallego. Se puede decir que, durante muchos años, el uso de la lengua no creció, pero sin el trabajo de la Xunta [del PP de 1989 a 2005] el gallego estaría muerto.

-¿Es usted de las que piensa que las galescolas son el germen de unas ikastolas a la gallega?
-No me gusta prejuzgar sin datos objetivos. Pero sí hay ciertos temores de apartheid [ejercido sobre los castellanohablantes]. En este momento dudo de que no haya un partido que quiera generar una guerra lingüística.

-Se refiere al BNG...
-Los rasgos de selección del profesorado de las galescolas lo hacen sospechar. Se han realizado de forma local, casi sin publicidad...

Guerra lingüística.
Cuando PSOE y BNG decidieron unirse para acabar con tres lustros de fraguismo, la Consellería de Educación se convirtió en problema negociador. El BNG no quería dejar en manos de la tibieza socialista la cuestión del gallego en las escuelas. El PSOE, desde Ferraz, consideraba innegociable este área, sabedor de que las posiciones maximalistas del BNG podían afianzar aún más en la población española monolingüe la idea de que otorga demasiadas concesiones a los nacionalismos.

La batalla la ganó el PSOE. Pero el BNG ha encontrado ahora su cola de león: las guarderías. A través de la Secretaría General de Igualdad, adscrita a Vicepresidencia, convierte guarderías en galescolas con el trasfondo de permitir a la mujer conciliar vida laboral y familiar, ofreciendo un máximo de nueve horas diarias de atención a los menores en los nuevos centros. En la educación entre los tres y los seis años, la controlada por los socialistas, sólo 16 centros aplicaron el pasado año el modelo de enseñanza exclusivamente en gallego (con la excepción lógica del castellano). Menos que las 23 galescolas que este año inaugura el BNG de una tacada.

Agustín Fernández Paz es el escritor de literatura infantil y juvenil más traducido de Galicia. Obras en gallego como As fadas verdes (las hadas verdes) han superado ya los 100.000 ejemplares en castellano. El viernes se jubiló tras 32 años impartiendo clases en secundaria.

-Las galescolas no tienen nada que ver con las ikastolas, -afirma rotundo-. Son escuelas infantiles muy necesarias.
-Llama la atención esa cierta esquizofrenia entre la educación de cero a tres años, controlada por el BNG, y la de tres a seis por el PSOE.

-Sí.
-¿Tiene el BNG más prisa que el PSOE en política normalizadora?

-Estoy de acuerdo con esas prisas, porque estoy harto de escuchar la expresión a modiño [despacio] cuando hablamos de normalización lingüística. Eso era explicable durante la Transición. Bienvenidas sean las galescolas. Hay que frenar esta caída paulatina del gallego.

-¿Y la polémica con el himno?
-Eso es una serpiente del verano, como decís los periodistas. A ver si ahora el himno gallego va a provocar efectos secundarios en los chavales.

El caso es que la serpiente de verano a la que se refiere ya ha desovado, y del cascarón maduro ha nacido una especie de Ciutadans de Catalunya pero alimentados de lacón con grelos y una animadversión feraz y feroz hacia el proyecto de las galescolas. Todo nació de un manifiesto titulado «Tan gallego como el gallego», colgado sin promoción en internet. En menos de mes y medio, los dos profesores que lo habían redactado consiguieron reunir 20.438 firmas de apoyo. Casi todas de colegas, profesores y padres de alumnos.

PADRES Y PROFESORES
Gloria Lago, una de las impulsoras, licenciada en Filología Inglesa, es profesora de instituto en Vigo y tiene un hijo de siete años. José Manuel Pousada, también docente, es el otro padre de la criatura. «Los abajo firmantes queremos expresar nuestra preocupación por el acuerdo alcanzado entre la Consellería de Educación y los distintos grupos políticos que obliga a un mínimo de 50% de clases en gallego y permite, incluso, que los centros impartan todas las materias en ese idioma, excepto las lenguas. Es un acuerdo que desdeña los derechos de los padres y la libertad de expresión de los profesores, e impulsa al sistema educativo hacia un monolingüismo que en nada refleja la realidad social de Galicia».

«Creemos que va a ocurrir lo mismo que en Cataluña», explica Lago. «Se empieza galleguizando por la lengua y se acaba en los contenidos. Con el nuevo Decreto de Normalización Lingüística se deja a la elección del profesor el idioma de la asignatura. Si un niño recibe toda la educación en gallego, se pierde el registro culto del castellano porque ése es el que se recibe en los colegios, no en casa. Esto, además, afecta a los hijos de las familias más humildes».

-¿Domina el gallego, Gloria?
-Por supuesto. Y lo hablo habitualmente. Nosotros lo que pedimos no es que el gallego desaparezca de las escuelas ni de la sociedad, sino que el alumno pueda elegir de forma libre estudiar en gallego íntegramente o en castellano íntegramente. En Irlanda lo aplican con el gaélico y el inglés. Y desde que se hace un 10% de niños más estudian íntegramente en gaélico.

Lo que al principio fue sólo un manifiesto, ha derivado en una asociación. Y, según algunos de los agentes consultados, la aventa cierta inercia a convertirse en un movimiento primero social, y luego político, al estilo Ciutadáns de Catalunya.

En Rianxo, a 45 kilómetros de Compostela, está a punto de inaugurarse una de las galescolas mejor dotadas. Su directora, Estefanía Barreiros, explica que tiene, en sus seis aulas, capacidad para 82 alumnos (entre ellos sus dos mellizos, que ayer cumplieron ocho meses), aunque de salida no se cubrirán más que 69 plazas. La galescola de Rianxo tendrá 12 educadores y dos personas dedicadas a servicios generales. Los precios mensuales van de 110 euros de máximo a la gratuidad cuando la renta per cápita familiar no alcanza los 256 euros.

Mila Lorenzo llega el viernes por la tarde a visitar las instalaciones con su hijo Raúl, de un año. Su marido Miguel, 38 años, es electricista, y ella, 34, trabaja a jornada partida en una conservera, así que ninguno de los dos tiene demasiado tiempo para ocuparse del pequeño.

-¿Qué le parece que llamen las ikastolas a las galescolas?
-Me parece muy bien. Que lo digan. Pero nosotros estábamos esperando precisamente esto. El castellano ya lo aprenden bien los niños viendo televisión. No me preocupan las razones ideológicas de las que se habla. Y se lo digo yo, que siempre hablé en castellano. Hasta ahora.

-¿Y qué opina de lo que dijo Anxo Quintana, que los niños saldrán con el himno aprendido?
-Si quiere imponerlo, que lo imponga. Si el niño quiere aprenderlo, lo aprenderá, y si no, no. Yo sólo tengo EGB, no me lo enseñaron y lo sé.

-Pero es que con tres años...
Mila se ríe antes de ser más clara.
-Lo que dijo Quintana me parece una solemne tontería.

Despierta de tu sueño / hogar de Breogán.
DOS HORAS DE CASTELLANO A LA SEMANA

Los alumnos de Primaria en Cataluña estudian Lengua cinco horas a la semana. De esas cinco, tres son en catalán y dos en castellano. Existe la posibilidad de enseñar otras asignaturas (Matemáticas, Ciencias, Educación Física...) en castellano, peo lo habitual es que se haga en catalán. Además, los libros y materiales didácticos son en catalán. Recientemente, la Generalitat anunció un plan para remodelar la inmersión lingüística: 2,3 millones de euros a invertir en los próximos seis años. El objetivo: formar en técnicas de enseñanza del catalán a 3.000 profesores de alrededor de 500 colegios. Joan Ridao, portavoz de ERC en el Parlament se jactaba el pasado mes de junio de que su partido había conseguido restar al próximo curso 245 horas de castellano.

En el sistema educativo del País Vasco existen tres patrones lingüísticos, el modelo A, íntegramente en castellano; el B, bilingüe, y el D, en euskara. El pasado curso, de los 336.000 alumnos vascos de la enseñanza obligatoria, 170.529 -más de la mitad- estudiaron en el modelo D. El número de alumnos matriculados en el modelo íntegro en euskara se ha multiplicado por cinco en los últimos 10 años. El crecimiento del euskara es particularmente notorio en Educación Infantil (0-6 años). Sólo 5.000 de los 84.000 alumnos de esa etapa educativa acuden a clases íntegras en castellano. La primera ikastola o escuela en vasco se abrió en 1914 y conocieron su mayor expansión en las décadas de los 60 y 70 del siglo pasado.

"TIENE QUE SER UN ACICATE" PARA SU FORMACIÓN
Mayor Oreja advierte al PP de los "riesgos" que conlleva el partido de Rosa Díez
El portavoz del PP en el Parlamento Europeo ha lanzado varias advertencias a su partido en una entrevista en ABC desde la que analiza la trascendental importancia de las próximas generales. Con la certeza de que habrá "un segundo tiempo" de la negociación con ETA, Jaime Mayor Oreja ha sido la primera voz en el PP que ha alertado de los "riesgos" de la aparición en escena del partido de Díez y Savater. La nueva formación, afirma, debe ser un "acicate" para los populares. En la Cope, Carlos Urquijo lo ha calificado de partido de "desengañados".
Libertad Digital 2 Septiembre 2007

En la entrevista que publica este domingo el diario ABC, Jaime Mayor Oreja advierte desde su puesto como portavoz del PP en el Parlamento Europeo de la importancia de que su partido "se imponga" en los comicios de marzo. "Nos encontramos en el descanso del partido", afirma en alusión a la negociación con ETA, de la que dice que "tendrá una segunda parte" propiciada por la "fortaleza" que exhiba la banda con sus atentados y de que Zapatero sea reelegido. De ahí la importancia de una victoria del PP.

Tras insistir en que Zapatero "no ha dicho lo que tenía que decir" ni se ha comprometido "a que en la siguiente legislatura no reabrirá el proceso", Mayor Oreja ha alabado la labor de oposición del PP porque, aunque "todo es susceptible de mejorar", "ha denunciado con claridad que estábamos en una negociación política con terroristas" y con "pagos políticos" de por medio. Respecto a Navarra, ha advertido que "nada está cerrado" y también "habrá allí una segunda parte vinculada a lo que ocurra en las generales". La exigencia de los socialistas será la "ruptura total" de UPN con el PP "o formalizarán una moción de censura". "Navarra será una parte codiciada del botín en unas nuevas negociaciones con ETA o en una alianza con los nacionalistas vascos", ha destacado.

Después de aconsejar "no dejarse llevar por unas impresiones ajenas a los hechos", Mayor Oreja ha reiterado que el PP "debe ganar" porque "España necesita que el PP gane". Un escenario que es, en su opinión, "absolutamente posible" e "incluso probable en la medida que el partido y la base social del mismo no se suiciden". Respecto al papel que en esta campaña puede jugar el partido de Rosa Díez y Fernando Savater, ha dicho que "causará daño a quien peor haga las cosas". Para el PP "tiene que ser un acicate". Pero ha alertado de que "es evidente que el nuevo partido conlleva más riesgos para la oposición que para el Gobierno".

El PP, ha insistido, "debe cargar las pilas" de cara a esta cita electoral. La razón no estriba sólo en este nuevo partido sino en "el enorme aparato mediático y propagandístico". Según Mayor, "entre nuestros errores está una tendencia a la ingenuidad que debemos corregir". En su opinión, "el centro derecha español parece que no se ha enterado de lo implacable que es el proyecto que tiene enfrente". Por ello, conmina a su partido a no cometer "errores ni torpezas" ante las intenciones de Zapatero y su gobierno: "la destrucción del centro derecha, de su líder y de sus valores hasta hacerlos grotescos y predemocráticos". "En esa batalla estamos", añade.

Un partido de "desengañados"
Mientras, en declaraciones a la Cadena COPE, otro miembro del PP, el parlamentario vasco Carlos Urquijo, aludía también al partido de Rosa Díez. Según Urquijo, "la verdadera alternativa al PSOE no es un nuevo partido de personas desengañadas con sus anteriores formaciones". La alternativa, ha continuado, "es el PP, que representa a diez millones de españoles" y "tiene un proyecto serio detrás para gobernar este país".

Del partido de Díaz "sabemos que hay personalidades emergentes" como la propia socialista o Fernando Savater, pero ha insistido en que se sigue sin conocer cuál es su proyecto. "El único partido serio, potente" y con "grandísimas posibilidades de relevar al PSOE es el partido de Rajoy, no un sindicato de personas interesadas en ser alternativa" a no sabe "muy bien a qué", ha concluido.

lucha antiterrorista
Francia desmantela la célula de ETA encargada de los grandes atentados
Entre los cuatro detenidos en Cahors figuran un lugarteniente de 'Txeroki' y el experto de explosivos que montó los artefactos de la T-4 y Castellón, y que ultimaba un coche bomba
FERNANDO ITURRIBARRÍA f.iturribarria@diario-elcorreo.com El Correo 2 Septiembre 2007

INSPECCIÓN. Varios agentes hacen un registro en la urbanización de Cahors donde fue localizado el comando etarra. / EFE
Una operación conjunta de las fuerzas de seguridad españolas y galas desmanteló ayer en el sur de Francia la estructura especial de ETA encargada de organizar y perpetrar grandes atentados con explosivos fuera del País Vasco, como el cometido en la T-4 de Barajas o el fallido la semana pasada en Castellón.

El golpe policial neutralizó la fábrica de bombas habilitada en una casa de Cahors donde, a un centenar de kilómetros al norte de Toulouse, el veterano artificiero Luis Ignacio Iruretagoiena Lanz, 'Lucas', ultimaba los preparativos de un nuevo coche trampa casi listo para ser activado. Entre los otros tres detenidos destaca la figura de Oihan Barandalla, considerado un lugarteniente del jefe militar 'Txeroki' y responsable de este grupo autogestionado de operaciones especiales, que tomaba como rehenes a automovilistas en Francia antes de cebar sus vehículos con explosivos reforzados y hacerlos estallar en España.

Iruretagoiena, de 50 años, y Barandalla, de 31, fueron sorprendidos por una unidad de intervención de la Policía francesa cuando dormían en la vivienda que les servía de base opera- tiva en compañía de Ander Mujika Andonegi, de 25, y de Alaitz Aramendi Jaunarena, de 29. La irrupción de los agentes a las seis de la mañana, hora de inicio legal para los allanamientos de morada en Francia, no les dio ninguna opción de hacer uso del abundante armamento guardado en la casa.

El inmueble de dos plantas con cuatro habitaciones, garaje y jardín situado en el barrio residencial de Payrat, cerca del estadio y la piscina municipales de Cahors, había sido alquilado con nombre falso el pasado mes de marzo, justo un año después de la declaración de alto el fuego «permanente» de ETA.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó en Madrid que las detenciones fueron fruto de una «minuciosa tarea de investigación» iniciada tras el arresto, el pasado 2 de julio en la localidad vascofrancesa de Saint Jean Pied de Port, cerca de la frontera con Navarra, de José Antonio Aranibar Almandoz.

Este presunto lugarteniente de Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', se disponía a entregar aquella tarde a Ekaitz Agirre y Ángel Cardaño una furgoneta 'Citroën Berlingo' cargada con 140 kilos de explosivo en una cita de la que habían tenido conocimiento previo los servicios de información de los Renseignements Généraux (RG) y de la Guardia Civil.

Relato del secuestro
Los nuevos datos recabados en aquel operativo por ambos servicios antiterroristas en torno a la jefatura del aparato militar condujeron a la localización en Cahors de Barandalla, considerado otro de los brazos derechos de 'Txeroki' y a quien testigos presenciales creyeron reconocer como uno de los autores del robo de 350 armas en un almacén cercano a Nîmes el pasado octubre.

El cerco en torno al sospechoso de ser el jefe de esa célula, especializada en acciones espectaculares con toma de rehenes, se estrechó hace unos días con el hallazgo del lugar donde había permanecido secuestrada entre los días 24 y 26 de agosto una familia de Orio.

El relato de las peripecias del matrimonio e hijo pequeño, a quienes asaltantes de ETA arrebataron una furgoneta 'Mercedes Vito' que apareció luego explosionada en Castellón, alertó al dueño de un albergue rural de Gurs (Bearn), que expuso a la Gendarmería local la coincidencia de algunos detalles.

El establecimiento de agroturismo, distante unos 110 kilómetros del cámping de Las Landas donde la familia guipuzcoana había sido secuestrada, fue alquilado por Barandalla, que se ocupaba de los arrendamientos para el grupo por su buen dominio del francés, según las averiguaciones de la Subdirección Antiterrorista de la Policía Judicial gala.

Las indagaciones confluyeron en la casa de Cahors, sometida a vigilancia desde hace días, donde los investigadores llegaron al convencimiento de que Iruretagoiena llevaba meses entregado a la fabricación de bombas, reforzadas con sustancias de alto poder destructivo, sin apenas pisar la calle.

Coche con cables
La confirmación de la hipótesis se materializó poco antes del amanecer, cuando los policías españoles y franceses descubrieron un laboratorio de explosivos habilitado en el cuarto de baño, un taller electrónico instalado en una habitación y una especie de cabina improvisada en una parte del salón mediante lonas de plástico colgadas de las paredes para manipular el amonal, que se caracteriza por su volatilidad.

En el garaje había dos automóviles robados en Francia. Uno era empleado para los desplazamientos del grupo. El otro, un turismo, tenía ya instalado el cableado eléctrico y sólo estaba a falta de ser cebado con explosivos para ser transformado en un coche bomba. También se hallaron un par de calen- tadores de agua, con una capacidad de 150 a 200 kilos de explosivos, preparados con sendos detonadores para orientar las cargas embarcadas hacia el objetivo elegido y magnificar así los daños.

Según un inventario aún provisional, en la base operativa había unos 200 kilos de aluminio en polvo, 150 de nitrato amónico y cantidades sin evaluar de otros productos explosivos como amonal, cloratita, pentrita y cordón detonante. También se hallaron treinta detonadores y una bomba lapa cargada con medio kilo de pentrita. Entre el armamento intervenido, figuran cuatro pistolas, dos subfusiles, un fusil ametrallador y un lanzagranadas artesanal. También se encontró el ordenador portátil que los secuestradores habían sustraído a la familia de Orio.

Pérez Rubalcaba aseguró que los cuatro detenidos en la casa de Cahors constituían el «núcleo central» del 'comando' que explosionó su furgoneta el pasado domingo en Castellón y que, a finales de diciembre, había roto de hecho la tregua al asesinar a los inmigrantes ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate con el atentado de Barajas. Según el ministro del Interior, esos dos artefactos, de gran potencia y «muy sofisticados», llevaban la «firma» de Iruretagoiena.

La operación policial puso grilletes a las rocambolescas huidas en serie protagonizadas por Ander Mujika este verano a lo ancho de España. Una de sus huellas fue identificada entre las recogidas en el coche abandonado por ETA con más de cien kilos de explosivo el pasado 21 de junio en Ayamonte (Huelva) ante la proximidad de un control de la Guardia Civil y de la Guardia Nacional Republicana portuguesa. Otro control policial precipitó su fuga el pasado 19 de julio en la localidad castellonense de Torreblanca cuando viajaba en taxi en dirección a Tarragona.

Alaitz Aramendi, la mujer detenida, se hallaba en paradero desconocido desde junio de 2005 a pesar de no obrar en su contra ninguna reclamación judicial.

El Ministerio de Interior informó de que son ya 26 las detenciones de etarras desde que la organización diera por finalizado el alto el fuego el pasado 5 de junio; 96 desde que comenzara la tregua y 327 en lo que va de legislatura; entre ellos dirigentes como Mikel Albizu, 'Antza' y el jefe logístico de la banda, Juan Cruz Maiza.

Interior
Detenido el «ingeniero» de los explosivos de ETA, responsable del atentado de la T-4
Preparaba un coche bomba con 100 kilos de amonal para un atentado inminente ? La Guardia Civil arresta también al lugarteniente de «Txeroki» y a otros dos terroristas ? Rubalcaba califica el golpe de «importantísimo»
J. M. Zuloaga La Razón 2 Septiembre 2007

Madrid- La detención ayer en la localidad francesa de Cahors, a unos cien kilómetros de Toulouse, de Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz, «Suny», constituye un golpe «importantísimo» a ETA, mayor que si el arrestado hubiera sido Garikoitz Aspiazu, «Txeroki», jefe de los «comandos», ya que es un individuo insustituible dentro de la organización criminal. Tal y como adelantó LA RAZÓN en mayo, era el responsable de fabricación de artefactos explosivos y, según fuentes antiterroristas consultadas, fue quien montó el artefacto que estalló el 30 de diciembre en el aeropuerto de Barajas y el alojado en una furgoneta que pretendían hacer estallar el pasado fin de semana contra algún objetivo de la costa mediterránea. En el piso en el que fue arrestado con tres etarras, todos armados, había material para montar un coche bomba con cien kilos de amonal.

Otro de los arrestados en la operación antiterrorista, posible gracias a la investigación de la Guardia Civil, es Ohian Barandaia Goñi, brazo derecho de «Txeroki», que se ocupaba de los «comandos especiales» con José Antonio Aranibar, capturado el 2 de julio cuando entregó una furgoneta bomba a dos etarras cerca de la frontera. Era también, por su perfecto conocimiento del francés, quien se ocupaba de alquilar pisos y de las gestiones en que era necesario hacerse pasar por ciudadano galo.

La acción policial ha evitado un atentado inminente, ya que en la casa en la que se han producido las detenciones, un auténtico «laboratorio», se han encontrado dos ollas y dos bombonas de oxígeno serradas de las que se utilizan para dirigir la onda expansiva hacia un objetivo. Había unos cien kilos de nitrato y aluminio, sustancias con las que se fabrica el amonal. ETA usa estos artefactos en las acciones criminales en las que pretende causar víctimas mortales, como la cometida contra el cuartel de la Guardia Civil de Durango y la que iba a perpetrar en Navarra con el coche bomba que se incautó en la localidad de Saint Jean de Pied de Port, cuando Aranibar daba las últimas instrucciones a los pistoleros que iban a cruzar la frontera. Asimismo, en la vivienda, en la que residía Iruretagoyena desde hace varios meses, han sido halladas cuatro pistolas y cuatro armas largas, detonadores, temporizadores y un lanzagranadas de adiestramiento. Algunas de las dependencias de la vivienda habían sido habilitadas para mezclar los materiales para que los olores que emiten no salieran al exterior.

Disponían de dos vehículos, al parecer robados, uno de los cuales habían empezado a manipular para usarlo como coche bomba.

Se han encontrado en este domicilio efectos personales, entre ellos un ordenador del matrimonio vasco secuestrado, junto con su hijo de cuatro años, el viernes de la semana pasada para robarle la autocaravana Mercedes Vito con la que iban a atentar en la costa mediterránea. Barandaia ha sido reconocido por la dueña de una casa rural en la localidad de Gurs, a unos cien kilómetros del lugar del secuestro, que fue alquilada para tres días y en la que retuvieron a la familia. Se da como seguro, que los otros arrestados ayer, Alaitz Aramendi Jaunarena (en el «comando» había una mujer) y Ander Múgica Andonegui, participaron en esta acción .

En la casa había también material de montaña (tiendas, mochilas, etcétera) como el que fue sustraído el 26 de julio en Bichoffsein, cerca de Estrasburgo, en un almacén del que los etarras se llevaron decenas de pastillas para encender fuego que pueden usarse para fabricar de explosivos

Se trata, por lo tanto, de una de las operaciones más relevantes de los últimos tiempos y de una «enorme importancia», como dijo ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que felicitó a la Guardia Civil y a las Fuerzas de Seguridad francesas.

Las citadas fuentes han subrayado que Iruretagoyena que, por sus conocimientos, llegó a ser instructor de los «comandos especiales» del servicio secreto del régimen comunista de los sandinistas en Nicaragua, a los que adiestró en el uso de explosivos, es un individuo «insustituible» del organigrama criminal de ETA.

Su regreso hace tres años, a la clandestinidad hizo sospechar que podía formar parte del «aparato de explosivos» de la banda, extremo que se confirmó hace unos meses al ser halladas sus huellas en un piso usado por miembros de la organización criminal que habían sido instruidos en el manejo de bombas. La banda no cuenta, que se sepa, con «ingenieros» de tanta experiencia que, además, le han permitido evitar el gran número de fallos, a veces con consecuencias mortales para los pistoleros, que había tenido en atentados con bomba.

La presencia de Múgica en el piso de Cahors, considerado «base de operaciones» para preparar atentados en España, se justifica porque ETA le daba como «quemado» al estar su fotografía en los carteles de los más buscados. Por ello, fue destinado a labores «internas» de apoyo.

Los etarras se quedaron con el portátil de la familia de Orio
D. M. ABC 2 Septiembre 2007

MADRID. El Ministerio del Interior relaciona a los cuatro etarras detenidos en Cahors (Francia) con el secuestro del matrimonio de Orio y su hijo de cuatro años para robarles la furgoneta «Mercedes Vito» que hizo estallar en un olivar de Castellón después de que un vecino de Cuevas de Vinroma alertara a la Guardia Civil de la presencia del vehículo. Tras permanecer durante setenta y dos horas en poder de los terroristas, la familia fue puesta en libertad pero no le devolvieron su ordenador portátil. El hallazgo de este aparato en la casa de Cahors ha sido prueba clave para vincular a los arrestados con el secuestro, acción que no fue condenada por ANV en el Ayuntamiento de Orio.

La pareja fue sorprendida mientras dormía en un camping de Messanges, en las región de Las Landas. Los criminales, que iban encapuchados y armados, dijeron a gritos ser policías para que los propietarios de la furgoneta les abrieran la puerta. Acto seguido, los malhechores, ya en el interior del vehículo, taparon los ojos de sus víctimas con vendas y uno de ellos, al volante de la Mercedes Vito, emprendió camino hacia la localidad de Gurs. Allí, los terroristas mantuvieron cautivos al matrimonio y a su hijo durante setenta y dos horas en un casa rural -situada a 110 kilómetros del camping- que había sido alquilada por Oihan Barandalla Goñi, lugarteniente de Garikoitz Aspiazu «Txeroki». El detenido, que habla francés, se ocupaba dentro del «aparato militar» del alquiler de viviendas. También desempeñaba otras funciones, como la de actuar de enlace entre el jefe de los «comandos» y los etarras a sus órdenes e, incluso, proporcionar adiestramiento en el uso de armas y explosivos.

El hallazgo de la casa rural se produjo después de que sus propietarios, al tener conocimiento por los medios de comunicación de los detalles del secuestro, acudieran a la Gendarmería para mostrar su sospecha de que la vivienda podía haber utilizada por la banda.

Además del testimonio de los dueños de la casa, la Policía gala contó con el del matrimonio. La pareja de Orio fue conducida por los agentes hasta Gurs y confirmaron que se trataba de la casa en la que habían permanecido encadenados entre los días 24 y 26 de agosto.

Las intensas investigaciones permitieron conocer tres días antes de la operación de Cahors que el individuo que alquiló la casa rural era Oihan Barandalla. El propietario de la vivienda lo identificó.

Pero no es el único reconocimiento que hay sobre este sujeto. Varios testigos también le identifican como uno de los autores del robo de 350 armas y munición que se produjo en octubre de 2006, en plena tregua, en la empresa Sidam, situada en Vauvert. Varias de estas armas han sido encontradas en poder de «liberados». Además, las Fuerzas de Seguridad no descartan que haya participado en otros robos de abastecimiento en los que se empleó un «modus operandi» similar al de Vauvert.

Los investigadores creen que el detenido era el jefe del «comando» de Cahors. De 31 años de edad, el navarro Oihan Barandalla fue arrestado por primera vez en 1996 cuando realizaba unas pintadas a favor de la banda en Juarrieta (Navarra). En octubre de 2003 huyó de su domicilio, tras una operación antiterrorista, que le hizo pensar que se le vinculaba con la banda. Un año después, en junio de 2004, una foto suya apareció en las registros efectuados Limoges tras la detención de varios miembros de los «taldes de reserva». Con su detención, se vuelve a estrechar el cerco sobre «Txeroki».

«Novatos» bajo las órdenes de expertos
S.E. ABC 2 Septiembre 2007

MADRID. La carencia de destreza que los etarras noveles puedan presentar dentro de los «aparatos» de ETA parece ser contrarrestada por la dirección de la banda terrorista dejando el mando de ellos en manos de miembros más avezados. Es el caso de Luis Ignacio Iruretagoyena Lanz, alias «Suni», de 50 años, que se situaba al frente de la «fábrica» de coches bomba desarticulada por la Guardia Civil y la Policía francesa en la localidad de Cahors. Los otros tres detenidos en la operación, apenas superan los treinta años de edad.

El historial de Iruretagoyena, natural del municipio guipuzcoano de Tolosa, se remonta a 1978 cuando fue arrestado por primera vez por la Policía al formar parte de un «comando» de información de ETA que actuaba en Guipúzcoa. Esta detención le llevó a prisión, pero fue puesto en libertad dos meses más tarde.

En enero de 1981 se encuentra en Nicaragua, donde junto a otros miembros de ETA asentados en aquel país, participa en la construcción de un «gran zulo», que sirve para esconder armas y documentos de la banda y de los sandinistas en el barrio de Santa Rosa de Managua. Posteriormente, se trasladó a El Salvador para unirse a la guerrilla salvadoreña.

Una serie de explosivos guardados en dicho almacén provocaron en mayo de 1993 tres muertos y destruyeron un importante número de casas del vecindario. Entre los escombros, oculto en un subterráneo perfectamente acondicionado, dotado incluso de accesos hidráulicos, apareció un enorme arsenal y una gran cantidad de documentos comprometedores, entre los que destacaba un detallado archivo de documentación para secuestrar y obtener rescate de una amplia lista de millonarios latinoamericanos.

En aquella ocasión se hallaron cientos de pasaportes de 23 nacionalidades y documentos de identidad en blanco, tanto nicaragüenses como de otros países. Posteriormente, se le sigue la pista en Francia donde comienza en septiembre de 1991 a realizar actividades relacionadas con la fabricación de sustancias explosivas. La segunda detención de Iruretagoyena se produce en junio de 1992, en esta ocasión a cargo de la Policía francesa en París, y se le requisa entonces diverso material explosivo del domicilio que ocupaba.

Cinco años más tarde es expulsado de Francia y repatriado a España, donde pasa a disposición judicial en la Audiencia Nacional que ordena su ingreso en prisión. De nuevo, vuelve a quedar en libertad y huye a Francia para reintegrarse en labores de fabricación artesanal de explosivos y de confección de artefactos. El sicario del «FIB» Bajo las órdenes de «Suni», considerado el mayor experto de la banda en la fabricación de explosivos, según el Ministerio del Interior, estaba Ander Múgica Andonegui, el etarra de menor edad de los cuatro. que se le buscaba activamente por su presunta relación con el coche, cargado con 130 kilos de material explosivo, que fue abandonado en una carretera del término municipal de Ayamonte, en Huelva, a dos kilómetros de la frontera con Portugal. Al parecer, se trataba de una entrega destinada a un «comando» que la banda habría logrado asentar en Andalucía, para cometer a lo largo del verano atentados contra intereses turísticos

Además, las Fuerzas de Seguridad creen que Múgica puede ser el miembro de ETA que se camufló entre los asistentes al último Festival Internacional de Benidorm (FIB) y que huyó el pasado 19 de julio de forma precipitada de un taxi en el municipio castellonense de Torreblanca, al encontrarse un control de tráfico de la Benemérita. Múgica, otro de los sicarios de «Txeroki» consiguió escapar, pero abandonó en el taxi del que salió sin pagar una mochila con material explosivo para confeccionar bombas lapa con las que pretendía matar. Su nombre aparece incluido en el cartel de etarras huidos recientemente difundido por la Policía y la Guardia Civil, junto a los de Joseba Mikel Olza Puñal, Eneko Zarrabeitia Salterain, Aitzol Etxaburu Arteche, Leire López Zurutuza y Saioa Sánchez Iturregi.

Alquilaba viviendas
Un tercer miembro del «aparato militar» desarticulado se trata de Oihan Barandalla Goñi, nacido en Pamplona y de 31 años, considerado uno de los dos lugarteniente de «Txeroki». El otro, José Antonio Araníbar Almadoz, fue arrestado el pasado julio en Francia. El Instituto Armado detuvo a Goñi en la localidad navarra de Jaurrieta en 1996, cuando se encontraba realizando pintadas a favor de ETA. Huyó de su domicilio en octubre de 2003 y apenas dos años después ya estaba integrado en la «rama militar» de las estructuras clandestinas en Francia. A este etarra se le relaciona con el alquiler de viviendas, entre ellas la que empleó la banda en el secuestro el pasado fin de semana de la pareja de Orio (Guipúzcoa) y el robo de las 350 pistolas cerca de la localidad francesa de Nimes. La casa operativa de Cahors la completaba Alaitz Aramendi Jaunarena, bilbaína de 29 años. en paradero desconocido desde junio de 2005. Además, en relación a ella, no constaba en vigor ninguna reclamación procedente de juzgados españoles.

Treinta detonadores, una bomba-lapa y 350 kilos de explosivos, en la casa de Cahors
Detonadores, una bomba-lapa y 350 kilos de explosivos, en la casa de Cahors
REDACCIÓN/AGENCIAS MADRID ABC 2 Septiembre 2007

La casa de Cahors en la que fueron ayer detenidos cuatro etarras era todo un laboratorio de explosivos. La vivienda contaba con los elementos necesarios para preparar bombas; es más, tenían un coche "prácticamente listo" para atentar, según confirmó ayer el ministro del Interior. Treinta detonadores, una bomba-lapa con medio kilo de pentrita, dos calentadores de agua modificados y dotados de un detonador, 200 kilos de pólvora de aluminio, 150 kilos de nitrato de amonio y otras cantidades de pentrita son algunos de las pertenencias incautadas por la Policía francesa, que terminó esta madrugada con el registro del domicilio.

La inspección se ha hecho con la presencia de los detenidos, que son Luis Ignacio Iruretagoiena, considerado el principal experto en explosivos de ETA; Ander Múgica Andonegi, el etarra huido de Castellón y Ayamonte; la candidata por EH Alaitz Aramendi Jaunarena y Oian Barandalla Goñi, considerado uno de los hombres de confianza del jefe del aparato militar de ETA, Txeroki.

Los expertos policiales han hecho el inventario de todo lo encontrado y la recogida de huellas y otros elementos que puedan ser útiles para la investigación. Además de los elementos citados, los policías se han incautado de dos vehículos que habían sido robados en territorio francés.

Los cuatro activistas formaron parte del "núcleo central" que perpetró el atentado el pasado diciembre en la T-4. Asimismo, los etarras se encuentran detrás del atentado frustrado de Castellón el pasado fin de semana y, en consecuencia, tienen una "relación directa" con el secuestro en un cámping de Las Landas de la familia de Orio dueña de la furgoneta bomba, como demuestra el ordenador incautado con datos sobre los retenidos.

Ficha de los cuatro etarras
Al histórico José Luis Iruretagoiena, de 50 años, se le considera un experto en el manejo de los explosivos. En los años ochenta se le situaba en Centroamérica, donde se integró en la guerrilla salvadoreña, primero, y se vinculó a los sandinistas de Nicaragua, después. Fuentes de la lucha antiterrorista creen que tras permanecer cerca de diez años en España, hace dos o tres viajó a Francia para instruir a los nuevos terroristas.

Las huellas de Ander Múgica, de 24 años y natural de San Sebastián, aparecieron en el coche con más de cien kilos de explosivos que la banda terrorista abandonó en la localidad onubense de Ayamonte el pasado 21 de junio. Previamente, el 19 de julio, abandonó precipitadamente, cuando detectó un control de la Guardia Civil, el taxi en el que viajaba por una carretera de Castellón y sin llevarse su equipaje: una bolsa con material explosivo. Figuraba asimismo en las fotos distribuidas por Interior con los seis terrorista más buscados.

La presunta etarra Alaitz Aramendi Jaunarena se encontraba huida desde que su nombre apareció en los papeles que le fueron incautados al dirigente de la banda terrorista Ibón Fernández Iradi, 'Susper', en diciembre de 2002. Fue candidata por Euskal Herritarrok en las elecciones municipales del año 1999 y ocupó el puesto número 6 de la candidatura en la localidad vizcaína de Orozko.

Ohian Barandalla, huido desde 2003, es uno de los autores del robo en octubre del pasado año en una fábrica de armas de la localidad francesa de Vauvert, donde se hicieron con 350 armas y municiones. Natural de la localidad navarra de Etxarri Aranaz, está considerado por los servicios antiterroristas como el lugarteniente del jefe de los comandos de ETA 'Txeroki'. Barandalla, que habla correctamente el francés, era el encargado de alquilar casas y apartamentos para los miembros del 'aparato militar' de la banda. Tenía otras funciones como la de actuar de enlace entre el jefe de sus comandos y los etarras a sus órdenes e, incluso, proporcionar adiestramiento en el uso de armas y explosivos.

Con estas detenciones las Fuerzas de Seguridad consideran esclarecidas las últimas acciones cometidas por ETA, salvo el atentado del pasado día 24 de julio en Durango (Vizcaya) contra la casa cuartel de la Guardia Civil y el que la banda pretendía cometer en Santander y que se vio frustrado con la detención de Aritz Arginzoniz en esa ciudad el 10 de julio. Estas dos acciones se atribuyen a la estructura que la banda mantiene en la provincia de Vizcaya.

DEPENDEN DE LA SECRETARÍA GENERAL DE IGUALDAD
Y ahora, las 'galescolas'
Quintana dijo que todos los niños que salgan de las 'galescolas' cantarán el himno gallego
16 centros de 3 a 6 años aplicaron en 2006 el modelo de enseñanza exclusivo en gallego
ANÍBAL MALVAR El Mundo 2 Septiembre 2007

MADRID.- Desde el lunes, 1.100 menores de 3 años serán educados en gallego. Anxo Quintana, líder del Bloque y vicepresidente de la Xunta en coalición con el PSOE, quiere que aprendan de memoria el himno, que evoca la resistencia celta frente a los romanos. Tras Cataluña, comienza una nueva guerra del idioma, informa Aníbal Malvar en Crónica de EL MUNDO, el domingo 2 de septiembre.

En Galicia, la guerra de las 'galescolas' empezó hace tres meses. El 29 de junio, un grupo de ciudadanos anónimos —fundamentalmente profesores y padres de alumnos— entregan 20.438 firmas para protestar por el Decreto 124/07 de galleguización de la Enseñanza, en virtud del cual nacen las 'galescolas'.

El 18 de agosto, Anxo Quintana (vicepresidente) proclama que todos los niños que salgan a los tres años de las 'galescolas' sabrán cantar el himno gallego. El día 24, la responsable de Educación (socialista), Laura Sánchez Piñón, responde a su vicepresidente (nacionalista): "A esas edades los objetivos son otros y eso es adelantarse demasiado".

Ese mismo día, el líder gallego del PP, Alberto Núñez Feijoo, recuerda que un bebé prefiere "tomar el biberón y eructar" a aprenderse cualquier himno. Tarda apenas dos días Quintana en responder a diestra (PP) y siniestra (PSOE): "Para el PP el himno nacional es igual que un eructo" y "el Partido Socialista se considera en la obligación de seguir por el mismo camino y decir que hay que prohibir cantar el himno gallego en las guarderías".

Le contestaba este miércoles el presidente de la Xunta, su socio el socialista Pérez Touriño: "Apelo a dejar la estéril polémica en la estación del año en la que nació, como una ocurrencia más del verano".

Con o sin bebés entonando himnos, las 'galescolas' echan a andar el lunes. En principio serán 23 guarderías que acogerán a 1.100 niños. En el primer trimestre de 2008 se añadirán otras 23. El material didáctico será exclusivamente en gallego y la lengua de profesores y niños, balbuceos y eructos aparte, también. Se han contratado 80 profesores.

Padres y profesores ya han recogido más de 20.000 firmas contra las 'galescolas' en un manifiesto conocido como 'Tan gallego como el gallego'

Una batalla entre PSOE y BNG
Cuando PSOE y BNG decidieron unirse para acabar con tres lustros de fraguismo, la Consellería de Educación se convirtió en problema negociador. El BNG no quería dejar en manos de la tibieza socialista la cuestión del gallego en las escuelas.

El PSOE, desde Ferraz, consideraba innegociable este área, sabedor de que las posiciones maximalistas del BNG podían afianzar aún más en la población española monolingüe la idea de que otorga demasiadas concesiones a los nacionalismos.

La batalla la ganó el PSOE. Pero el BNG ha encontrado ahora su cola de león: las guarderías. A través de la Secretaría General de Igualdad, adscrita a Vicepresidencia, convierte guarderías en 'galescolas' con el trasfondo de permitir a la mujer conciliar vida laboral y familiar, ofreciendo un máximo de nueve horas diarias de atención a los menores en los nuevos centros.

En la educación entre los tres y los seis años, la controlada por los socialistas, sólo 16 centros aplicaron el pasado año el modelo de enseñanza exclusivamente en gallego (con la excepción lógica del castellano). Menos que las 23 'galescolas' que este año inaugura el BNG de una tacada.
Un manifiesto contra la medida

La iniciativa cuenta ya con el rechazo de una parte de la sociedad, que ha suscrito el manifiesto 'Tan gallego como el gallego', colgado sin promoción en Internet. En menos de mes y medio, los dos profesores que lo habían redactado consiguieron reunir 20.438 firmas de apoyo.

Gloria Lago, una de las impulsoras, licenciada en Filología Inglesa, es profesora de instituto en Vigo y tiene un hijo de siete años. José Manuel Pousada, también docente, es el otro padre de la criatura.

"Creemos que va a ocurrir lo mismo que en Cataluña", explica Lago. "Se empieza galleguizando por la lengua y se acaba en los contenidos. Con el nuevo Decreto de Normalización Lingüística se deja a la elección del profesor el idioma de la asignatura. Si un niño recibe toda la educación en gallego, se pierde el registro culto del castellano porque ése es el que se recibe en los colegios, no en casa. Esto, además, afecta a los hijos de las familias más humildes"

Recortes de Prensa   Página Inicial