AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 10 Septiembre   2007

Libertad lingüística
Un negro contra el castellano
José García Domínguez Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Eufórico titular a tropecientas columnas en la portada dominguera del “Avui”: “Les escoles eviten impartir assignatures en castellà”. Al parecer, en Cataluña únicamente estará prohibido objetar a Educación para la Ciudadanía, así, juntas y revueltas en un pack. Sin embargo, a la educación y a la ciudadanía, cogidas por separado, no sólo cabrá renunciar sino que será obligatorio hacerlo a partir de hoy, tal como celebra el decano de la prensa gratuita en España. En fin, tampoco es que el asunto nos reporte mayor novedad.

Simplemente, José Montilla barrunta que los decretos-ley del Gobierno del Reino de España son conceptos discutidos y discutibles. Y en consecuencia, ha ordenado que aquella mísera tercera hora de docencia en castellano que estableciera el Ministerio de Educación no sea prescriptiva en ninguna escuela catalana. Miento, en ninguna salvo en el colegio alemán donde estudian sus dos hijas. Nada nuevo, pues, bajo el sol del catalanismo progresista. Por eso, tras el punto y seguido, la tentación del columnista sería proceder a un “corta y pega” con cualquiera de las decenas de artículos que ha escrito sobre la violación permanente de los derechos civiles en este triste rincón del Mediterráneo, y salir a tomar otro café.

Sin embargo, aún hay algo que el columnista nunca se ha querido decir a sí mismo sobre la lenta eutanasia cultural que le aplican a su tribu. Y es que le hubiera gustado pontificar que los suyos están “alienados”, eufemismo canónico del que tanto gustaban los marxistas para referir que las masas son imbéciles. Pero bien sabe él que la realidad siempre resulta un poco más compleja que sus prejuicios. Porque, por desgracia, en ese asunto de las lenguas en Cataluña el diputado Robles no da una a derechas y el estilita Cuesta (Tomás) merodea muy cerca de la verdad.

Así, contra lo que predica el primero, a los negros (la voz “xarnego” es una palabra de etimología occitana que significa piel negra) que siguen apoyando con fidelidad perruna al PSC nadie los engaña: cada cuatro años, acuden al matadero lingüístico de motu propio. Y al tiempo, esa “droite divine” de Ciutadans contra la que echa pestes el otro, efectivamente, es tan de derechas como divina; o sea, de raíces autóctonas, catalanoparlante, ilustrada, de clase media-alta y votante habitual del PP.

Los únicos dispuestos a mover un dedo en favor de la lengua común no sólo resultan ser catalanes de origen, sino gentes a las que, además, el dominio de la lengua vernácula no les supone expectativa alguna de promoción económica o social. No, no es una paradoja, es un capítulo más de ese culebrón sórdido e interminable que se titula “La lucha por la vida”. De ahí mi certeza: el día que el negro Montilla fuese capaz de recitar –sin trabucarse– que "setze jutjes d´un jutjat mengen fetge d´un penjat", el catalanismo político en bloque renunciaría al idioma como seña de identidad del nacionalismo. Lástima que eso no vaya a ocurrir nunca.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Ofensiva nacionalista
Fabricando motivos de guerra
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 10 Septiembre 2007

¿Qué tienen en común el referéndum independentista de Carod, la refundación del catalanismo de Mas y la intensificación de la campaña por las selecciones deportivas de cualquiera (como el cocinero Adrià, separatista repentino a la esencia de zanahoria)? La sonrisa forzada ante el fracaso como sociedad, el mentón elevado contra la vergüenza infraestructural, el casus belli frente al más que previsible destrozo que el Tribunal Constitucional va a hacer en el estatuto que se comió las energías de la legislatura Maragall y metió a la España zapaterina en la senda del desguace institucional.

Cuanto más se extiende el nacionalismo en Cataluña, más fracasos cosecha. Y cuanto más fracasa –en su gestión, en su credibilidad, en sus proyectos–, más se extiende. Artificialmente, claro está. En la vida partidaria sólo se salvan el PPC y Ciutadans. En la calle se salva la mayoría; otra cosa es que el cinturón industrial prime al PSC tomándolo por lo que no es. Pagan el precio de conectarse a la realidad por un solo conducto; digamos El Periódico de Cataluña. En nuestra metáfora de Matrix, equivale al tubo por el que se succiona la energía a seres dormidos mientras un programa informático les confiere una especie de vigilia y de vida social.

El catalanismo opera fabricando un casus belli cada vez que la tensión patriótica se afloja. Mucho se debe estar aflojando para que hayan armado tres a la vez. La independencia a plazo fijo de Carod promete siete años de coñazo identitario y cultivo del odio, es decir, movilización. La refundación del catalanismo de Mas tiene gracia; ha visto lo de Sarkozy y se ha puesto transversal. Está tan transversal que llega horizontal a las reuniones, al modo de Norma Duval, sostenido por unos bailarines con barretina. Su proyecto de “casa común” consiste en que todos reconozcan que él es el señor, el anfitrión que generosamente invita a alojarse en su masía (en catalán, mas) al tripartito, ¡que la tiene okupada!

Con las selecciones catalanas, a mí me pasa lo que a Savater con España, pero como soy más fino no lo digo. El objetivo es crecer en el ámbito simbólico, aunque sea jugando a los bolos, extremo que propicia mucha chanza porque en Madrid nunca se ha valorado lo suficiente el inmenso poder de los símbolos, ni se ha comprendido que con ellos se libra la verdadera batalla del nacionalismo, del mismo modo que la batalla progre se libra en el léxico. Vierten millones de euros en la presencia internacional e indiscriminada de Cataluña como nación, no importa el escenario. Si acaban saliéndose con la suya será por los errores analíticos, la falta de vigor y el exceso de cálculo electoral de quienes vienen obligados en primera instancia a impedirlo.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

La nueva izquierda
Neocon o no neocon
José María Marco Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Lo primero que pone en claro la salida de los descontentos vascos del PSOE es la crisis del propio PSOE. El PSOE ya no es lo que era. Esa parece ser la conclusión a la que han llegado. Se podían haber integrado en el PP. Es lo acabaron haciendo muchos “neocon”, o “nuevos derechistas” norteamericanos cuando se desencantaron de la política del Partido Demócrata y se pasaron al Republicano, en los años 70. No todos lo hicieron, es verdad. Pero sí la mayor parte. Lo que aportaban a la derecha era un apoyo moderado a determinados programas de bienestar y una concepción moral de la política exterior, más intervencionista de lo que era entonces tradicional en el Partido Republicano.

¿Qué es lo que habrían podido aportar nuestros neocon, en el caso de que lo hubieran sido, al Partido Popular? Ideológicamente, muy poco. En el PP hay de todo: liberales, conservadores, democristianos, incluso socialistas, alguno de estos últimos sin saberlo y otros muchos sí. En política exterior, la nueva organización no tiene una sola idea. En realidad, es un partido con un punto único en el programa: la defensa de la nación española y del Estado democrático y constitucional.

Resulta que también ese flanco lo cubre el PP. Aunque hay que reconocer que no del todo. La incorporación de Mikel Buesa al nuevo partido, que debería explicar con sinceridad, lleva a pensar que lo que quieren hacer valer es una reforma constitucional que permita una gobernación de España sin hipotecas nacionalistas.

En mi opinión, el PP es el primer partido interesado en esta reforma. Y es el primer interesado en proponerla como se debe, es decir adelantando que, de llevarse a cabo, se hará contando con el PSOE. La oferta al electorado sería doble: la de una reforma constitucional sensata y la de un pacto entre los dos grandes partidos nacionales sobre este asunto. Un pacto natural en cualquier país civilizado cuando se ha llegado a la situación en la que estamos.

El nuevo partido introduce una variable nueva. Mikel Buesa, el recién incorporado fichaje, ha argumentado que el problema político español consiste en que sólo hay un partido que defienda la nación española democrática y constitucional. No es exactamente así. El problema político actual es que el PSOE no sólo ha dejado de sostener una idea democrática, constitucional y nacional de España. Es que está creando un magma (hablar de modelo sería un chiste) confederal en continua transformación. A su lado el famoso pacto bilateral y sinalagmático de Pi y Margall es un dechado de racionalidad y cartesianismo.

Que nos deslicemos hacia esa cosa zapateril no es una hipótesis. Ya estamos en ella. Y que nos hundamos definitivamente en ese magma es lo que está en juego en las próximas elecciones. Elecciones que se celebrarán, por lo que se sabe, dentro de seis meses. Pensar que se puede crear una izquierda nacional de nuevas en ese tiempo no es de recibo. Y menos un partido capaz de negociar una reforma constitucional.

Se podía haber aportado al PP un apoyo desde fuera, condicionado a la aceptación de una parte al menos de la propuesta de reforma constitucional. El grupo habría seguido siendo de izquierdas, algo por lo visto esencial, con la ventaja de no haber puesto en peligro el movimiento cívico surgido en el País Vasco y en buena parte de España en los últimos años. En cualquier caso, que los votantes del PP tomen buena nota que estos “neocon” nonatos no se mezclan con “la derecha”, es decir con ellos.

Nuevo partido
Pro y contra
Agapito Maestre Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Reconozco que me cuesta seguir con sosiego las declaraciones de los impulsores del nuevo partido político. Acaso, por eso, no puedo dejar de preguntarme: ¿Cuáles son las peores consecuencias que puede traer esta iniciativa política de Rosa Díez y compañía? Contesto de modo contundente y casi dogmático: Desaparición del leve tejido político de la sociedad civil, el nacimiento de un aborto político y la derrota del partido de la oposición en las próximas elecciones de marzo. Es difícil ser más pesimista, pero creo que este pronóstico tiene cierta base empírica y un poco de racionalidad.

Es evidente que ya ha desaparecido una iniciativa civil contra el terror. Sus bases civiles han sido transformadas en las rampas de lanzamiento de un nuevo partido político. El destrozo de las iniciativas políticas surgidas de la sociedad civil en el proceso de la lucha contra el terrorismo de ETA es irreparable; en efecto, una vez desaparecido el ámbito cívico de ¡Basta ya!, ahora le tocaría el turno, con su correspondiente e ineludible agonía, al Foro de Ermua. Ese proceso puede durar más o menos tiempo, pero no parece que pueda detenerse con facilidad. Ojalá me equivoque, pero la obstinación del presidente del Foro de Ermua por compatibilizar su presidencia con la pertenencia al nuevo partido por un lado, y la acritud de sus declaraciones contra el PP y algunos de sus compañeros de la Junta Directiva por otro, no parecen contribuir demasiado a detener ese proceso de enfrentamiento y ruptura entre los miembros del Foro de Emua.

Naturalmente, tampoco ese tono desabrido adoptado por Buesa ayuda a fomentar la relación más o menos civilizada y sensata que todo partido moderno debe estimular en las relaciones personales entre miembros de diferentes partidos políticos, pues que una cosa es tratar al competidor electoral como adversario político y otra muy distinta es estigmatizarlo como un enemigo irreconciliable. En todo caso, admito que el comportamiento de Buesa es aún empeorable, porque lo dicho por éste contra el PP reviste cierta finura, comparado con el ataque gratuito que Martínez Gorriarán ha lanzado contra San Gil y Abascal, políticos del PP en el País Vasco.

En todo caso, con estas declaraciones de Martínez Gorriarán y Buesa el nuevo partido parece estar antes enfrentándose al PP que al POSE, antes disputando el voto por el que lucha el PP que por el conquistado por el PSOE, antes, en fin, su izquierdismo los obliga a criticar, por encima de otras consideraciones nacionales y democráticas, al partido de Rajoy que al partido del Gobierno. Quizá sea una consecuencia indirecta, algo no premeditado, pero el nuevo partido ya muestra demasiadas señales que nos obligan a alertar a quienes creen que restará votos al PSOE. No, no, la presencia de la nueva fuerza política puede restarle al PP algo más que unos miles de votos. Quizá impida que gane por mayoría absoluta el PP. Con todo, eso no sería la peor de las consecuencias, sino que la nueva fuerza política habría nacido tan muerta que, después de las elecciones, desaparecería con más pena que gloria de la escena pública.

Ojalá me equivoque. Pero, a tenor de lo visto este fin de semana, me temo lo peor.

Plataforma Pro
El partido de los topillos
Isabel Durán Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Dicen los ecologistas que el topillo mediterráneo, en su actividad cavadora, tapona las bocas de entrada y salida de las topilleras. Son por tanto los montoncillos de tierra que van formando en los terrenos donde se esconden los que los diferencian claramente de las ratas de agua. Toda una lección sobre el reino animal que viene que ni pintada al panorama político nacional. A falta de dos semanas para el nacimiento público del nuevo partido que lidera mi admirada Rosa Díez a alguno de sus promotores ya ha dejado su agujero al descubierto.

Para el portavoz de Basta Ya, Carlos Martínez Gorriarán, el presidente de DENAES, el popular Santiago Abascal, estaría mucho mejor en el partido de Le Pen. Veamos, en la brevísima etapa en la que los constitucionalistas aparentaron estar unidos en la lucha contra el totalitarismo nacionalista durante el mandato de José María Aznar, algo no encajó desde el principio. Se trata de la cesión a la izquierda por parte del Partido Popular del reconocimiento en la lucha por la libertad contra el totalitarismo nacionalista aparejado a una necesidad de halagarla y dorarle la píldora por el mero hecho de aceptar ir de la mano con quienes jamás saquearon los fondos reservados ni montaron los GAL.

El PP estaba sumamente agradecido por que los “intelectuales progresistas” se hicieran la foto con ellos. Consecuencia de ello fue una prepotencia y una soberbia intelectual que acabó convirtiendo a los ex pro-psoes en repartidores de carnés de demócratas. Salvo honrosas excepciones como Mario Onaindía, Nicolás Redondo Terreros o Teo Uriarte, entre otros, aquello se convirtió en un gallinero repleto de gallos de pelea afanosos por el estrellato. Tras la masacre del 11-M algunos de sus ilustres rostros se escondieron en sus madrigueras, otros, los más, pasaron a convertirse en el azote del PP por negarse a los pactos de Zapatero con los nacionalistas y con la ETA.

Santi Abascal ha puesto el dedo en la llaga cuando ha saludado la iniciativa de Fernando Savater de promocionar un nuevo partido recordando las palabras del filósofo al que “se la suda España”. Lo cierto es que no parece muy compatible la sudada de Savater con la promesa de “un lugar de encuentro de gente con sentido de Estado, defensora de la unidad de España porque esa unidad genera igualdad y libertad” como predica el execrador Gorriarán. Tendrán que empezar por aclararse los promotores de la “Platafroma Pro”.

Ignoro si en la fauna política pueden hacerse distingos entre el topillo o la rata de agua. Lo cierto es que también en los aldedaños mediáticos hay ya quienes, como Carlos Carnicero, tan olfateadores de los cambios de ciclo, parecen abandonar el barco. En fin, un solo detalle más meramente científico: la longevidad media de los topillos es de dos años.

El Pro de Savater, la obsesión de Gorriarán y... ¡Jean-Marie Le Pen!
Santiago Abascal elsemanaldigital 10 Septiembre 2007

De cómo puede uno pasar de parecer un simpático y casi progre joven del PP vasco, a convertirse en un pretendido admirador del líder del Frente Nacional francés.

10 de septiembre de 2007. Aún están cerca los días en que el propio Carlos Martínez Gorriarán, impulsor del Pro junto a Savater, me llamaba para asistir a las ruedas de prensa e intervenir en los actos públicos de Basta Ya. También para invitarme a recorrer España en autobús en lo que literalmente fue el viaje final de Basta Ya. Estación término, porque después llegó Zapatero y Basta Ya se congeló hasta que en su presente derretimiento ha surgido travestida de partido, y partida. Pues bien, no tanto ha pasado desde que los responsables de Basta Ya vieran en mí –ellos sabrán por qué- una especie de jovenzuelo progre del PP, hasta que me han convertido, por boca de su portavoz, en un admirador de Le Pen, y en un equivocado enemigo a batir, opinión que estoy seguro no comparten ni Mikel Buesa ni Rosa Díez.

No me excusaré ni defenderé de lo que no tengo que defenderme, pero sí contaré el motivo del virulento –y no argumentado- insulto del señor Gorriarán. Tuve la desgracia de ser testigo -junto a un par de centenares de personas- del "España me la suda" de Fernando Savater. Y tuve la necesidad de ser cronista del disparate, ya que la buena Rosa Díez me rogó que no interviniera en aquel acto, para lo cual amablemente y con buena intención no me facilitó el micrófono del que era distribuidora oficial.

Después, cuando el Pro denunciaba lo mal que el PP defiende la nación española, refiriendo a diario "sus hipotecas territoriales", cometí el pecado de volver a refrescar las hipotecas personales y desdichados sudores de Savater. Y por eso, y quizá por defender la bandera de España como dice va a hacerlo Rosa Díez, y quizá por presidir una Fundación en la que hay gente excepcional (como Gustavo Bueno, Alejo Vidal-Quadras o Paco Caja), ahora me he convertido en una especie de Le Pen. Y no digo mentira si les cuento que hasta ahora acusaciones de esa especie sólo se me habían hecho desde alguna columna particularmente conocida del diario proetarra Gara, la de la señaladora oficial de ETA Maite Soroa.

Asegura también Gorriarán que yo no estaría junto a Sarkozy. Quizás sea cierto, porque estoy junto a Rajoy y la derrota posible del Zapatero al que algunos han disculpado y abanicado cuatro años. Sin embargo, creo que no soy yo –sino Gorriarán- el que no firmaría algunas de las mejoras frases de Sarkozy, como esas alusiones reivindicativas "a la Francia de las catedrales, a la Francia de las Cruzadas y a la Francia de los derechos del hombre". Lo digo por ese desgraciado ataque de Gorriarán –también en su blog- a las "apolilladas glorias patrias que ojalá nunca hubieran ocurrido". Yo quiero, como Gorriarán, a la democracia española, pero no condeno gratuita y generalizadamente la Historia de España. Soy poca cosa para juzgar y condenar sin escrúpulos a mis abuelos y a los tatarabuelos de de mis tatarabuelos. Gorriarán también es poca cosa para tal empresa.

En todo caso, a Gorriarán y a mí nos une más de lo que nos separa y sería deseable que entre nosotros la discusión discurriera por la confrontación dialéctica, el debate y los argumentos sostenibles, y no por el insulto injustificado y la descalificación barata. Yo me comprometo a ello. A lo que no me comprometo es a tapar las vergüenzas de nadie y a echar desodorante a los sudores de algunos. De Savater tampoco. Porque a millones de españoles ni nos la suda España ni lanzamos hipótesis para aliviar las condenas a los terroristas. Savater sí.

Unidad Progreso y Democracia dinamita el movimiento cívico
Redacción MinutoDigital 10 Septiembre 2007

De autentico terremoto entre los movimientos cívicos puede tildarse la irrupción del nuevo partido con aspiraciones transversales Unidad Progreso y Democracia (UPD). El mismo ha sido impulsado precisamente desde una iniciativa ciudadana como es Basta Ya, y en su inicio de andadura parece que se está nutriendo de muchos seguidores de diversos movimientos cívicos, que durante esta legislatura han demostrado que los ciudadanos pueden organizarse con éxito fuera de la orbita de los dos grandes partidos.

Un acierto por parte de UPD, ya que de esta manera se hace con militantes bregados, concienciados y dispuestos a trabajar por el nuevo proyecto, a sabiendas de que no contarán con las habituales facilidades con que cuentan los partidos del establishment.
MD ha tenido conocimiento de contactos de seguidores de la nueva formación política con diversos miembros del movimiento ciudadano que luchan contra la imposición lingüística nacionalista en Cataluña y Galicia, contrarios a la negociación con ETA, o en general opuestos a la deriva nacionalista del actual régimen. Muchos de ellos descontentos con el trato recibido por parte del PP y el escaso o nulo apoyo brindado desde los despachos de los populares. Otros descubriendo claramente cuales son -y han sido siempre- sus preferencias ideológicas.

Es el caso del presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, cuya incorporación a UPD, ha sido todo un bombazo que está removiendo los cimientos de la misma organización cívica al evidenciar un duro enfrentamiento entre Inma Castilla de Cortázar y el mismo Buesa, que denuncia maniobras de los populares para que UPD no le perjudique en las generales.

Quien también ha mostrado su apoyo al nuevo partido de Rosa Díez ha sido Alejandro Campoy, presidente de La Rosa Blanca y columnista de este mismo periódico, organización dependiente de Hazteoir.org. Campoy ha manifestado en su blog personal que “Mikel (Buesa) es, en fin, la referencia moral que desde todos los rincones de España es capaz de aglutinar en torno a la nueva formación política todos los votos de los que ya no aguantamos más el actual estado de cosas. Para finalizar afirmando que “la incoportación de Buesa al nuevo partido hace que mi voto esté prácticamente decidido ya a favor del nonato UPD: yo sí me fío de Buesa, a mí sí me representa Buesa, sea cual sea el futuro papel que desempeñe”

El PP sigue sin saber elegir a sus amigos
UPD parece que también ha sabido elegir acertadamente su estrategia para hacerse con un nicho electoral diferenciándose agresivamente del PP. Salen así al paso de las criticas que desde el PSOE les han hecho de ser los teloneros del PP, dado que todos sus líderes han sido jaleados en uno u otro momento por los medios de la derecha.

Savater ha dicho que sus votantes y sus militantes estarán contra el nacionalismo del PSOE pero también del clericalismo del PP. Buesa no se ha quedado atrás. El presidente de Foro de Ermua, después de ir en las listas municipales del PP por Vitoria y frecuentar las altas esferas de Génova, criticó duramente a los populares por su obsesión por anular la posible presencia electoral del nuevo partido y aseguró que lo que tendrían que hacer los populares es “dejar un mensaje claro de que se han acabado las veleidades nacionalistas y que no va a gobernar ni con el PNV ni con CiU”.

Carlos Martínez Gorriarán viene a decir que el PP, en relación con todo este cabreo social antinacionalista en materia territorial y lingüística, carece en el fondo de principios y sólo intenta “adaptarse a la marea y sacar algún beneficio”. Además, el que podría ser junto a Savater ideólogo de UPD, arremete contra DENAES y su presidente, el parlamentario vasco del PP, Abascal, del que dice estaría mejor con Le Pen “añorando a Juana de Arco” y al que reprocha, ¡Otro que presume de servicios prestados a Basta Ya!.

Llama la atención que las invectivas que Gorriarán emplea ahora contra Abascal y DENAES, sean exactamente las mismas que empleaba el mismo Abascal desde las páginas de El Semanal, y la propia web de la fundación para despreciar a otros colectivos, estos si de la derecha, aunque no oficial, tildándolos de “ultraderecha cafre y patriotera”. Justo en el mismo momento en que él y otros miembros de la derecha oficial y mediática, demostraban su habitual buen criterio a la hora de elegir amigos y aliados (recordemos el caso Dezcallar) entre los izquierdistas que ahora les insultan, eso sí liberales, que según parece les deben parecer más dignos de confianza que cualquiera que venga de la derecha conservadora, católica o social.

Ahora todos en el PP se acuerdan de lo que denunció en su día MD, cuando nos quedamos solos criticando a Savater por su intolerable “España me la suda”, y el embobamiento en la derecha por estos nuevos conversos al patriotismo.

Apoyo desde la derecha mediática a UPD
Es cierto que en la derecha mediática se ha asistido con expectación al nacimiento de la nueva formación con la esperanza de que pueda ser el germen de una nueva izquierda en España, que por fin acepte la idea nacional. Buesa ha insistido en que presentar el “nuevo partido como una alternativa al PSOE”, que “tendrá una orientación que dará respuesta a ese centro-izquierda que se opone a la fragmentación del país”.

Desde MD hemos mostrado nuestro deseo de que nos encontremos por fin con una izquierda nacional, siempre y cuando no se construya a costa de los votos de la derecha.

Por su parte Libertad Digital insistía en apoyar a la nueva formación en su editorial del pasado día 7 de septiembre, porque “concuerda plenamente con algunos de los principios de la tradición liberal” y “lo cierto es que la voz de Díez representa el sentir de muchos cientos de miles de votantes socialistas, que asisten boquiabiertos e impotentes a la deriva radical e irresponsable de un Gobierno nefasto”. “La ocasión la pintan calva”, terminaba la editorial, y si todos estos ataques contra el PP sirven para que la nueva formación solo atraiga votantes izquierdistas, así puede ser. Pero lo que ahora nos preguntamos, vista la reacción de los antiguos amigos de la izquierda liberal contra los populares, es si no sería más acertada la reflexión a la hora de elegir aliados fieles, “cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon la tuyas a remojar”. Martínez Gorriarán define UPD como “el lugar de encuentro de gente con sentido de Estado, defensora de la unidad de España porque esa unidad genera igualdad y libertad”. Piensa Gorriarán que UPD abarcará el espectro ideológico que va desde el liberalismo a “la izquierda renovada”. Ironías de la vida, un lugar en el que no caben los “fachas” que como Abascal, también apoya Libertad Digital.

El nuevo partido
Yolanda Morín Minuto Digital 10 Septiembre 2007

La llegada de Rosa Díez ha marcado un antes y un después en esto del nuevo partido nacional que se gesta en estos momentos y que parece que ya tiene nombre: la criatura podría llamarse Unión Progreso y Democracia. Un antes y un después marcados por la incontinencia verbal de un Savater al que ahora se le llena la boca de España y que hace unos meses prácticamente vomitaba aquello de que la idea de España ’se la sudaba’ o que Alcaraz era una “mezcla del cobrador del frac y la monja de las llagas”.

La llegada de Rosa Díez templa la opción y arrastra simpatías.

EL PAPEL DEL PP
El Partido Popular tiene, entre sus bases y dirigentes, muy buena gente, y también rostros protagonistas del sectarismo más decepcionante. Mientras a una le llena de orgullo conocer a personas como María San Gil o Antonio Basagoiti, hay que lidiar con personajes que solo aportan su triste presencia; los nuevos censores, los ‘capos’ de la secta o los que enchufan a sus mujeres. Son los ‘fachas’ que llegaron del frío, se aposentaron en AP y ahora son más liberales que Maura, y encima mandan. ¡Cousas veredes!

Y aquí es donde comienza el problema. Ha salido tanta gente ‘rebotada’ del PP, que Unión Progreso y Democracia completará las listas electorales de toda España a base de disidentes ‘peperos’ cabreados.

MIKEL BUESA Y SU GIRO A DONDE SIEMPRE HA ESTADO
Entra en escena Mikel Buesa, del que todos han confirmado su ‘intachable’ trayectoria. ¿Quién reparte aquí los carnés de intachable trayectoria?.

Buesa era un asiduo a Génova, a compartir sillón con lo más florido del PP, donde tenía por labor esencial hacer la rosca a los dirigentes populares para que apoyaran su presidencia. Tanto le gustaba el flujo económico que hasta se presentó por el PP en Vitoria. Y es que los populares no aprenden, no entienden o no quieren entender que la izquierda bochornosa que representa Buesa no tiene arreglo. Buesa es como Torrente pero sin ‘pajillas’; se le tiene cariño siempre y cuando no quiera ser parte de tu familia o no quiera peinarse al estilo Anasagasti.

Poco ha tardado el presidente del Foro en apuntarse a la UPD despreciando a la derecha que tanto le ha dado y que tanto empeño bufo puso en auparlo como líder social, incluso por encima de Alcaraz. Y él se lo ha creído.

Habrá que recordarle como se empeñaba en subir a los escenarios de sus actos a dirigentes del PP como Abascal, como bregaba para que Rajoy se convirtiera en ‘pancartero’ en sus ‘manifas’ y como Basta Ya, a la que ahora se suma ‘alegre y faldicorto’, le daba calabazas a la hora de sumarse a sus concentraciones cívicas. Por cierto, en la última, en Madrid, ni invitación le dieron a Rosa Díez, que se conformó con desfilar con los ‘demócratas’ de la UCE (Unificación Comunista de España)…

ABRIENDO CAMINOS
Así las cosas, el PP no hace más que alimentar a la izquierda, una izquierda que tarde o temprano comenzará a pastorear a las bases de la derecha como hacen ya los del ’socialismo narigudo’ en Valencia.

El nuevo mensaje de esta izquierda: España, unidad nacional, autonomía… la justa, reforma electoral para frenar a los separatistas, listas abiertas… es decir, el discurso que hace seis años te convertía en ‘facha’, tesorera de no sé qué Falange, asidua al Valle de los Caídos y prima de Blas Piñar, todo en uno.

El PP debería aprender un poquito de todo esto y entender que alejarse del ciudadano y potenciar un mensaje absurdamente liberal y acomplejado, lejos de los postulados de la derecha social y nacional, no hace más que situar a los votantes en las posiciones de hipotético mayor calado social. Gracioso sería que la derecha liberal facilitase el crecimiento de una izquierda que se nutriera de esos desencantados del PP ávidos del componente social que el Partido Popular parece querer negarles.

La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás.

Voltaire (1694-1778) Filósofo y escritor francés.

¿UPD o UCD? (I)
Alejandro Campoy Periodista Digital 10 Septiembre 2007

No hay nada como transformarse en un partido político para que empiece a aparecer mierda por todas partes: Gorriarán insultando a Abascal, y Buesa a la gresca con Inma Castilla de Cortázar. Muy poco, poquísimo me ha durado la enorme satisfacción de ver a Buesa engrosar las filas del nuevo partido, y si no, véase mi artículo anterior. Es por eso por lo que nunca he creído que la solución a la descomposición de la democracia venga de un partido político, sino que deberá proceder necesariamente de la sociedad civil sin mediación partidista alguna.

Y de la sociedad civil proceden la inmensa mayoría de los promotores de la nueva formación; cierto es que no han tardado en aparecer los carroñeros salientes de las listas electorales de los grandes partidos, pero tanto los esbozos programáticos como la iniciativa mediática corresponden a los militantes de los movimientos cívicos. Y por lo visto hasta ahora, las reacciones de los dos grandes partidos han sido muy distintas: el PSOE ignora por completo a la nueva formación, salvo para cubrir de improperios a Rosa Díez, mientras que el PP parece el más nervioso y alarmado por el nuevo partido: y éste empieza a ser un nuevo y grave error de Génova, 13.

El nuevo partido nace ya con un virus mortal, que fulminó en su momento a otro pseudopartido que por estas gracias que el destino guarda tiene un gran parecido fónico con el recién nacido: UCD. Hoy tenemos UPEDÉ (Unión, Progreso y Democracia), y hace treinta años teníamos UCEDÉ (Unión de Centro Democrático). Este virus no es otro que el eterno complejo de la progresía a ser tomados como "derechistas camuflados" o "traidores"; una progresía encorsetada mentalmente e incapacitada intelectualmente por el terrible prejuicio de necesitar distinguirse por todos los medios posibles de lo "facha", lo "derechista" y lo "clerical".

Savater es un caso perdido y su enfermedad anticlerical es tan severa que no tiene cura posible ya; Martínez Gorriarán nos ha demostrado recientemente, en una entrevista en ABC, que también está afectado del virus, y los que parecen más sanos y libres de espíritu, que son Rosa Diez y Mikel Buesa, quizás no tengan el peso suficiente como para erradicar el virus del complejo tontiprogre de distinguirse por todos los medios de la "derecha", los "fachas" y los "curas". Precisamente eso fué lo que hundió a la UCD de Adolfo Suárez: el pánico a la etiqueta de "derecha", "facha" o "católico", amén de la mezcla de personalismos y matices pseudoideológicos.

En primer lugar debo decir que esa asociación de ideas es completamente falsa e irreal: "derecha" es una palabra desprovista por completo de significado político y "facha" es un término despectivo usado por grupitos de chavales lobotomizados en las fábricas de analfabetos Youngs Pepiños. Este concepto se usa como sinónimo de "fascista", ideología que estuvo muy extendida en Europa en la primera mitad del siglo XX y de la cual sólo quedan pequeños residuos hoy en Cataluña, País Vasco y Galicia y que se caracteriza sobre todo por el odio a la libertad. Por último, "católico" se refiere a una confesión religiosa concreta que, aunque no se lo crean los lobotomizados, es completamente independiente y no tiene relación con ninguno de los dos términos anteriores. Pero la imbecilidad es libre, qué le vamos a hacer.

Lo que ocurre es que la progresía permanece anclada en las viejas historias de la Inquisición, la caza de brujas, las supersticiones, la Iglesia y el franquismo, las inmensas riquezas del clero y demás topicazos usados para adormecer o enfurecer, según los casos, los espíritus más frágiles y manipulables intelectualmente con finalidades poco confesables. Nada que objetar. En la Historia de la Iglesia hay crímenes y miserias sin cuento que la propia institución no oculta y por las que el Papa Juan Pablo II se pasó la mitad de su pontificado pidiendo perdón al mundo entero, postura a la que todavia no encuentro explicación. No veo que los franceses nos vayan a pedir perdón por habernos invadido en 1808 y haber fusilado a cientos de madrileños el 3 de mayo de aquél año, sólo para empezar. Tonterías, las justas.

En segundo lugar me propongo desmantelar del modo más pedagógico posible la gran mentira del laicismo, que proclama abiertamente la nueva formación, y que ya sólo por esta razón debería ser motivo más que suficiente como para que el PP se mantenga a lo suyo, no entre en absoluto en ningún cruce de declaraciones y vaya dejando que la UPEDÉ se sumerja más y más en su pretendido laicismo y se vaya desplazando hacia la base electoral del PSOE por sí misma. La mejor garantía que tiene el PP para estar tranquilo es la presencia de Savater; cuanto más aparezca, menos votos populares arrastrará el nuevo partido. Denle juego.

Oportunidades perdidas
Nota del Editor 10 Septiembre 2007

Hace bien Agapito Maestre en preocuparse por el PP, en el que parece que confía como elemento salvador de la patria, pero como ya he repetido muchas veces,el PP es parte importante del problema, su discurso,modos y acciones no son de salvador de la patria, es un discurso acomodaticio, consensual, sin principios otros que conseguir el poder y la nación española y los españolitos castellano parlantes se la sudan, y para ello es capaz de vender sus derechos al mejor postor.

Ha sido Santiago Abascal quien ha empezado la trifulca con su artículo Contradicciones y riesgos del nuevo proyecto de Fernando Savater
Santiago Abascal elsemanaldigital 3 Septiembre 2007, que fue origen de mi articulillo La sociedad civil, sin voz ni voto Nota del Editor 3 Septiembre 2007
así que ahora le toca sufrir las consecuencias.

En cuanto a Isabel Durán, experta periodista en otros temas, no debe haber visto un topillo en su vida, y si quiere criticar a las personas, creo poder decir que no hay persona en el mundo que no pueda o merezca ser criticada, si hubiese una persona perfecta habríamos descubierto a Dios, y dado que eso está por ver, lo que debemos hacer es intentar reunir las buenas ideas y actitudes de los que piensen que ha llegado la hora de la rebelión de los ciudadanos, que es el momento para saltar ese casi infranqueable muro que los partidos políticos de los profesionales de la política han construído delante de los ciudadanos despojados de cualquier valor político, salvo el depósito de un papelito en una caja cada cuatro años, previamente indoctrinados por los medios propagandísticos oficiales, y atolondrados con las promesas de esquilmar a muchos medianos para dárselo en dádivas a otros.

Ya sabemos que todos los grupos políticos, a imagen de  la sociedad que los soporta no tienen nada de virginales ni angelicales, más bien es el reino de los navajazos, solbre todo por la búsqueda de algunos del poder y gloria y lo que conlleva, la profesionalización en política, por ello es indispensable que UPD, consiga salir adelante y podamos corregir esos errores del sistema "democrático" español, con el que muchos se llenan la boca hablando de transición modélica, pluralismo y chorradas por el estilo. Yo para pluralismo no tengo que ir muy lejos, mis manos son plurales lo mismo que mis hemisferios cerebrales.

La disputa de las banderas
Los totalitarismos tribales contra la nación
José Vilas Nogueira Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Una reciente sentencia del Tribunal Supremo (debió ser a finales de julio) obligó al Gobierno vasco, en cumplimiento del artículo 4.2 de la Constitución y de la llamada “Ley de banderas” (Ley 39, de 28-10-1981) a colocar la bandera nacional en todos los edificios públicos. Naturalmente, se armó la de Dios es Cristo. No sólo los nacionalistas terroristas sino también los “demócratas” (y algunos de sus “democráticos” socios no nacionalistas) se rasgaron las vestiduras ante esta nueva muestra de judicialización de la política y de involución centralista. Hay que reconocer que no les falta un punto de razón, acostumbrados como están a ciscarse en la Constitución, desde el mismo día de su promulgación, ante la pasividad de los partidos nacionales. Temen estos más ser acusados de “centralistas” que, según sus respectivas devociones, la excomunión papal o la cólera del ectoplasma de Pablo Iglesias. Y, tras ellos que venga el diluvio.

En el Boletín de la Fundación DENAES (Defensa de la Nación Española), del 6 de agosto pasado, estas buenas gentes (tan arrojadas como marginadas por el establishment) anunciaban medidas para intentar que el Gobierno de Zapatero ejecute aquella sentencia, no vaya a quedar en el limbo de las resoluciones judiciales incumplidas. Más tarde el diario El Mundo dedicaba amplio espacio a la cuestión de las banderas. Ocupa el espacio preferente de la portada, con titulares a toda plana. E ilustra la información con dos fotografías del pueblo de Lizartza, gobernado por la popular Regina Otaola, una más de la serie de heroínas vascas de nuestros días, que suscitan tanto asombro como admiración.

En una de las fotos se ve la Casa Consistorial, en la que los abertzales taparon la bandera española con una ikurriña desplegada, sobre la que se puede leer en vasco “la nuestra”. En la otra, la alcaldesa pasa para la misa, rodeada de guardias, ante sus vecinos, caras de iscariotes y bocas abiertas, y no por la admiración. Como las fotos no permiten oír las voces, el texto lo aclara. Lo más suave que le llamaron fue “franquista”. Pues, ya verán como el Fiscal General del Estado no procede contra estos vociferantes; él tan sensible a las voces si provienen de pobres gentes del PP. Claro, al final, ni PP ni gaitas; debían ser psicofonías de los chequistas del 36.

El diario también consagra su principal editorial al asunto, y publica un informe de más de dos páginas que enumera muchos de los casos de los centenares de incumplimientos de la Constitución y la Ley de Banderas por ayuntamientos del País Vasco, Navarra y Cataluña. Infortunadamente, el Cacicato gallego, en el que vivo, está ausente. Pero, gracias al impulso progresista del actual gobierno PSOE-Bloque, pronto nos situaremos en la vanguardia de la exclusión de la bandera nacional.

Ya se han dado los primeros pasos. Según cuentan en la Vicepresidencia, las Consejerías y sus dependencias del hemi-gobierno nacionalista, ya no figura. Pero, sobre todo, han llevado la batalla contra el odioso símbolo, y todo lo que representa, al sistema escolar. El Vicepresidente Quintana ha inaugurado sus galescolas, siguiendo el progresista ejemplo de las ikastolas. El pueblo gallego está entusiasmado. Es verdad que ni el 13,5% del censo votó al Bloque; es igual porque ese exiguo porcentaje les ha instalado en el gobierno del cacicato. Pero, estábamos hablando de banderas. Pues, los niños de estos centros (de 0 a 3 años) han de llevar obligatoriamente un uniforme con el logo de la patriótica institución: la silueta de una cara inscrita en la de una casita, con mástil y bandera. ¿Cuál bandera? Pues, “la nuestra”, por supuesto, la gallega. Nuestros totalitarismos tribales, tan “democráticos”, convertirán, si les dejamos, a Hitler y Stalin en benévolos liberales.
José Vilas Nogueira es profesor emérito de la Universidad de Santiago de Compostela

Sólo hay dos salidas: amplia victoria de Rajoy, o la gran coalición
POR PABLO SEBASTIÁN ABC 10 Septiembre 2007

Con seis meses de antelación, suponemos que para tomar importantes decisiones e iniciativas, Mariano Rajoy se proclama hoy candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones del mes de marzo, sin haberse esforzado en incorporar a Rodrigo Rato en sus listas, cuando su nombre hubiera tenido una especial significación ante el progresivo deterioro económico español, que avisa Solbes y niega Zapatero
.
Tampoco quiso Rajoy desvelar su decisión sobre el deseo de Alberto Ruiz-Gallardón -a quien los conjurados de Aguirre y Rato pretenden arrinconar en el Senado- de participar en el centro de la batalla electoral, donde desean instalarse, con Rosa Díez en el cartel, Basta Ya y Ciutadans, sabedores de que ese mítico lugar se ensanchó por causa de los duros enfrentamientos entre el PSOE y el PP, dejando de ser un terreno reservado a los nacionalistas de CiU y PNV, que, una vez más y salvo un vuelco inesperado, tendrán en sus manos la llave del Gobierno de España, con o sin el apoyo de fuerzas más radicales como IU, ERC, BNG y Na-Bai.

Así lo auguran las encuestas que anuncian un «empate técnico» electoral entre el PSOE y el PP, con el agravante de que los nacionalistas de hoy no tienen nada que ver con los que en 1993 apoyaron a González, en 1996 a Aznar y en 2004 a Zapatero, una vez que el actual líder del PSOE les abrió la puerta de la España confederal, desde donde pondrán un alto precio a la investidura del presidente, lo que aumenta los riesgos de una segunda legislatura de Zapatero y dificulta los pactos con Rajoy, dejando como única salida al pretendido desafío soberanista la gran coalición PSOE-PP, siguiendo el modelo de Alemania, que en España es impensable mientras Zapatero figure al frente del PSOE. Y que sería imprescindible para forzar la necesaria reforma de la ley electoral.

De ahí que para frenar la deriva confederal de Zapatero haga falta que el PP consiga una victoria importante, cercana a la mayoría absoluta. Porque en caso de resultado ajustado, como el de las elecciones municipales, el PSOE -a pesar de la palabra de Zapatero de no gobernar si no obtiene más votos que Rajoy- hará lo imposible para renovar el poder, prometiendo incluso la reapertura de la negociación con ETA, que continúa blandiendo amenazas, y ocupando las calles vascas con ANV y Batasuna, que han convertido Lizarza en vergüenza nacional, donde el cacareado «Gobierno de España» de Zapatero consiente el delictivo espectáculo de las pancartas de los terroristas que inundan el pueblo, por el que se despliegan fantasmales ertzainas encapuchados para que la valiente y amenazada de muerte alcaldesa del PP, Regina Otaola, pueda asistir a misa e izar, de lunes a viernes, la bandera de España que ocultan otros gobernantes de Cataluña, País Vasco y Navarra.

En esta Comunidad de Navarra permanece abierta la crisis del PSOE, que Felipe González ha querido cerrar y justificar en un penoso artículo -que se podría extrapolar a Cataluña- en aras del interés general del PSOE, y no de España. Porque, en ese caso, el ex dirigente socialista no habría tenido más remedio que imputar la crisis de unidad e identidad nacional a Zapatero.

El presidente del Gobierno, acuciado por los daños electorales de sus errores, ha pretendido recortar las largas alas soberanistas que les había regalado a sus socios nacionalistas -no sorprende que José Blanco se escude ahora en el Tribunal Constitucional para justificar la reducción del Estatuto catalán-, todos inmersos en la prematura trampa confederal y en batallas internas, para ver quién levanta más la voz del independentismo. Ibarretxe frente a Imaz en el PNV, Carod Rovira frente a Puigcercós en la Esquerra, y Mas frente a Durán Lleida en CiU, en una escalada a la que se sumaron Pujol y Maragall con su «huelga fiscal».

Dos históricos dirigentes de CiU y PSC que, subidos a la peligrosa grupa del caballo loco y confederal de Zapatero, han perdido el sentido común, el de la Historia y el de la realidad globalizada y europea donde vivimos y donde priman los estados fuertes, como el que en Francia lidera Sarkozy y en Alemania, Merkel. Se acaba de ver en la crisis de Repsol y Gas Natural con Argel, donde seguramente se espera con interés la llegada del ministro catalán de Exteriores, Carod Rovira, y su «diplomacia deportiva». Y, todo ello, una vez que fracasó la profecía de Zapatero sobre «los campeones nacionales de la energía», que resultaron ser pretendidos «campeones nacionalistas» para que, al final, Francia e Italia (en Gas Natural y Endesa) sean los triunfadores de tan singular torneo español.

Con o sin liderazgo, Rajoy es la única alternativa al desgobierno confederal de Zapatero, y no lo tiene fácil, aunque los vientos de la crisis económica y el renacer de ETA soplen a su favor. Por ello su nominación en el cartel del PP será insuficiente si no va acompañada de nuevos equipos y candidatos, y de políticas que no caigan en la provocación de la educación confesional, reconozcan los errores de la guerra de Irak y se desmarquen de la grotesca conspiración del 11-M, que son los discursos que le quedan a Zapatero contra Rajoy y estuvieron, en 2004, en el origen de su derrota, la que pretende vengar el líder del PP saltando el primero a la arena electoral, esperamos que para innovar. De lo contrario, más le valía esperar.
LA CRÓNICA DEL LUNES

La nueva vieja amenaza de ETA
EDITORIAL Libertad Digital 10 Septiembre 2007

El grupo terrorista ETA ha vuelto a amenazar a los españoles con nuevos atentados, “golpeando las estructuras del Estado en todos los frentes”. Es decir, que no ha dicho nada nuevo. No ha cambiado en cuatro décadas de empeño criminal, y mil víctimas después sigue aferrada a sus objetivos secesionistas (y socialistas, tampoco lo olvidemos), y a sus métodos.

Cualquier observador superficial u ocasional de proceso de negociación de Zapatero con esta banda diría que los asesinos han cambiado su posición, tras el fracaso de las conversaciones. Pero en realidad no es así. En verdad, como se han encargado de recordar a cada ocasión y desde los dos comunicados en que hablaban de “alto el fuego” en marzo del pasado año, ni han renunciado a sus objetivos ni han hecho lo propio con los métodos. A lo más que llegaron fue a suspender algunos de ellos durante un tiempo. A eso el Gobierno lo llamó “proceso de paz”.

El nuevo comunicado no tiene, pues, ninguna novedad. Pero sí supone un nuevo ejercicio de presión al Gobierno, conscientes como son de los efectos que sobre el voto podría tener un nuevo acto criminal de quienes negociaron con Zapatero. Precisamente en esas negociaciones observaron hasta qué punto se mueve el presidente por cálculos políticos y el poder de la amenaza sobre su comportamiento.

Pese al fracaso, absoluto y sin paliativos, de la mayor apuesta política de Zapatero, por encima de la retirada de las tropas de Irak o el Estatuto de Cataluña, el Ejecutivo no acaba de decidirse por retomar la posición de firmeza, sin concesiones, ante la ETA. Se queda en una política de gestos que son sólo suficientes para la grey más fiel, pero que se quedan en nada ante el ciudadano medio, como ante la realidad.

Resultó especialmente esclarecedor el momento de la entrevista de hace una semana en que, tras adoptar falsamente el discurso de la dureza ante ETA, le espeta el periodista que si por tanto hemos vuelto a la política de hace cuatro años; esto es, la de Aznar. Zapatero dejó entonces claro que con esa forma de hacer política no se sentía en absoluto identificado. Sólo podemos darle la razón, por desgracia.

Desde el verano pasado, cuando el anunciado fracaso de la negociación comenzó a hacerse aparente, y ante la creciente presión por parte de ETA, Zapatero siempre tuvo la opción de romper con su política de pacto con los criminales y recuperar las políticas que tanto daño habían hecho a la banda. Y siempre la rechazó. Ha ido huyendo de la realidad – hacia adelante; hacia el abismo. Incluso con la T-4 derruida y aún humeante Zapatero escogió los términos etarras para referirse a las víctimas (accidentes) y se negó a zanjar rotundamente la relación con los etarras. Sigue siendo incapaz de hacerlo del todo.

El mal menor
POR IGNACIO CAMACHO ABC 10 Septiembre 2007

LA aparente igualdad de fuerzas con que se presentan las próximas elecciones generales es un alarmante síntoma de la baja calidad de la política española, en la que los errores del poder y de la oposición se neutralizan hasta el punto de darse mutuas esperanzas de triunfo. Con los tres años de sectarismo e incompetencia de esta Administración, que se ha pasado el mandato centrifugando el país en una subasta de competencias, reabriendo trincheras civiles y negociando con los terroristas sin consenso y a cencerros tapados, cualquier Gobierno estaría triturado de antemano en las urnas y sus miembros buscando empleo para el mes de abril, pero resulta que quienes están llamados a relevarlos ocupan lo mejor de su tiempo en zancadillearse a sí mismos y repartirse la túnica de su propio candidato como si diesen por sentada su derrota. Así se explica que las encuestas persistan en señalar un aproximado empate del que nadie se despega porque el desencanto ante la gestión gubernamental se contrapesa con la desconfianza en la alternativa, generando una falta de entusiasmo colectiva que es lo último que necesita una nación atribulada. Y lo peor es que de esa igualdad los contendientes obtienen una razonable expectativa de victoria que les priva de hacer autocrítica de sus desatinos.

El otro factor que sostiene el empate -técnico, le llaman los expertos, aunque la realidad parece consistir en que el PSOE lleva una mínima y superable ventaja- es la pertinacia sociológica de gran parte de nuestros conciudadanos, dispuestos a votar «a los suyos» ocurra lo que ocurra. He aquí otro elemento aún más pesimista de democracia de mala calidad, en la que la actitud sectaria de la dirigencia pública se sostiene en el enfermizo banderismo del electorado. Tales para cuales. Más de veinte millones de compatriotas repiten su voto año tras año cualesquiera que sean las circunstancias, truene o haga calor, el ochenta por ciento como clientela fija de PSOE y PP y el resto entre Izquierda Unida y la plétora nacionalista. Con este capital asegurado, equivocarse sale muy barato para los dirigentes, que como mínimo mantienen asegurada su supervivencia en la nomenclatura.

El panorama es francamente desalentador si se observa desde una cierta distancia cívica: lo mejor que puede pasar es que gane el que menos o más perdonables errores haya cometido, y que los pocos ciudadanos capaces de discernir más allá de sus propios prejuicios biográficos o ideológicos acudan a decidir votando, siquiera con la nariz tapada, al que consideren menos malo. Los últimos tres años y medio vividos garantizarían la alternancia en una sociedad medianamente articulada, pero la articulación política incluye la capacidad de disponer de un relevo digno de ganarse la confianza.

Así las cosas, no queda otro remedio que conformarse con la teoría del mal menor, que resulta de un pragmatismo desolador y poco confortante. Nos quedan por delante seis meses de omnipresente demagogia y desaforado propagandismo, y bastante tendremos con resistirlos sin sucumbir al hastío y a la desesperanza.

ETA busca coartadas
Editorial ABC 10 Septiembre 2007

EL comunicado que ayer difundió ETA a través de sus medios habituales puede interpretarse como la confirmación de que la banda terrorista está dispuesta a sostener una campaña violenta de larga duración, «golpeando las estructuras del Estado español en todos los frentes». A estas alturas, no cabe duda de que, otra vez, los etarras aprovecharon la tregua para rearmarse y organizar nuevos «comandos». Afortunadamente, la acción policial combinada en Francia y España está evitando que los atentados se consumen, pero, como sucediera en Durango, no cabe pensar que la Policía siempre va a llegar a tiempo. Por lo demás, ETA es fiel a sí misma y reitera los tópicos de los comunicados que ha emitido en sus más de tres décadas de actividad criminal. Por tanto, ni cabe ahora sorprenderse de lo que dice, ni hace un año existían motivos para pensar que los terroristas habían cambiado lo suficiente como para convertirse en los interlocutores razonables de una negociación política.

El espejismo -imagen engañosa- de una ETA distinta a la real fue fundamental para que el Gobierno socialista hiciera creer a los españoles que era posible pactar la paz con los asesinos. Ahora parece que toca rectificar y los miembros del Gobierno y del PSOE se relevan sin solución de continuidad para transmitir a ETA y, sobre todo, a los votantes de las elecciones de 2008 que no habrá más que acción policial y ninguna negociación política. Ayer mismo lo repitió José Blanco, secretario de Organización socialista, utilizando una contundencia similar a la que pedía Mariano Rajoy al Gobierno y por la que el mismo Blanco acusaba al líder del PP de buscar el fracaso de la tregua. Bienvenidas sean estas rectificaciones del Gobierno y del PSOE sólo si son sinceras, porque el futuro que anuncia ETA va a necesitar que uno y otro se olviden pronto de los cinco años de contactos clandestinos con ETA y Batasuna y retornen lo antes posible al consenso antiterrorista con el Partido Popular, el único que realmente funciona para acabar con la banda etarra. ETA, con su nuevo comunicado, vuelve a justificarse ante la izquierda proetarra por los atentados cometidos y los que cometerá en el futuro. Lo hizo culpando a otros de la vuelta a la violencia, eximiéndose de cualquier responsabilidad por lo que suceda y presentándose como víctima de la intransigencia del Gobierno por no aceptar un acuerdo sobre la autodeterminación durante el proceso de negociación.

También reitera que el Ejecutivo incumplió «los puntos pactados». Pero sólo ETA es responsable íntegramente de su violencia: las culpas que lanza contra Zapatero no son más que excusas para seguir atentando, pues la responsabilidad del Gobierno socialista por el nefasto proceso de negociación es una cuenta que debe rendir democráticamente, por el fraude cometido contra los ciudadanos y la oposición, nunca como coartada de los terroristas. Además, los graves enfrentamientos que ayer protagonizaron en San Sebastián la Policía vasca y manifestantes proetarras demuestran que la violencia callejera y los desórdenes públicos van a ser otro instrumento de presión terrorista creciente en los próximos meses.

Los terroristas han vuelto a demostrar que la negociación es inviable. En primer lugar, porque su objetivo es romper el orden constitucional, que consideran una «imposición». En segundo lugar, porque no son capaces de abandonar voluntariamente la violencia. Deben ser derrotados policial y políticamente sin ninguna contrapartida y, para lograrlo, después de tres años perdidos, hay una premisa que está al alcance del Gobierno y que es, al mismo tiempo, una retractación: comprometerse públicamente a no retomar el diálogo con ETA aunque los etarras anuncien más treguas. Mientras ETA crea que tiene en su mano la activación del diálogo con un simple cese temporal de los atentados -y algunos dirigentes del socialismo vasco siguen a día de hoy jaleando esta idea- el Estado no tendrá nunca la iniciativa contra los terroristas. Y esa iniciativa exige privar de toda esperanza a ETA, cerrar filas en torno a la Constitución y el estatuto de Guernica, aplicar la ley de Partidos sin medias tintas, aunque ya sea tarde contra Acción Nacionalista Vasca, y recuperar el consenso antiterrorista con el Partido Popular.

Una mujer de Lizarza
POR JUAN MANUEL DE PRADA ABC 10 Septiembre 2007

LA Antigüedad es pródiga en ejemplos de mujeres que mantuvieron incólume su valor cuando ya los hombres habían claudicado, cuando ya se habían resignado a la derrota, cuando ya las huestes enemigas invadían la ciudad sitiada. Mujeres erguidas como acantilados en medio de las ruinas, invulnerables a las llamas que calcinan el solar de sus padres, impasibles ante la ferocidad de los invasores que pasan a su lado, expoliando cuanto se tropiezan, arrasando los templos de una religión ancestral, como ángeles de muerte embriagados por el olor a la sangre. Mujeres que guarecen en su regazo a sus hijos, o a los cadáveres de sus hijos, mientras a su derredor se enseñorea la barbarie, sin derramar una sola lágrima, tal vez porque ya no les quedan lágrimas que derramar, tal vez porque no quieren conceder al enemigo la satisfacción de su llanto, dispuestas antes a perecer bajo los cascos de sus caballos que a inclinarse en señal de acatamiento. Mujeres numantinas erigidas en símbolo del más noble anhelo del hombre, alegorías de una libertad asediada, expuesta al vituperio y la profanación. Mujeres que nos recuerdan nuestro deber de hombres, que mantienen encendida una antorcha en la hora en que las tinieblas se extienden sobre el mundo.

En Lizarza una mujer heroica mantiene encendida esa antorcha. La televisión me acaba de mostrar su estampa limpia y enaltecedora, estampa de guerrera o de santa, caminando sin titubeos hacia la iglesia de su pueblo, en la clara mañana del domingo, mientras a su paso una jauría infrahumana la increpa y amenaza, como antaño se hacía con las adúlteras antes de la lapidación. ¿Qué delito horrendo ha cometido esa mujer que se dispone a participar de la misa, a poner en paz su corazón con Dios, a impetrarle la fuerza necesaria para seguir resistiendo ante el aullido de los chacales? Esa mujer tan sólo aspira a mantener el imperio de ley allá donde otros menos valerosos que ella han renunciado a hacerlo, tan sólo desea que sus hijos y los hijos de sus paisanos puedan seguir respirando un aire preservado de los miasmas del crimen, un aire erguido frente a quienes desean vernos cabizbajos, arrodillados, rendidos, abyectamente postrados en el fango. Esa mujer tan sólo se esfuerza por hacer ondear una bandera que representa la supremacía de unos valores, la supervivencia de una sociedad que se resiste a ponerse de hinojos. En esa mujer de Lizarza se encarna nuestra propia supervivencia, se encarna el último rescoldo de dignidad que late en nuestro pecho, apenas una llama exangüe que, sin embargo, a la vista de tan alto ejemplo, se convierte en un vasto incendio, el incendio de la libertad, dispuesto a reavivarse siempre frente a quienes pugnan por sofocarlo.

Sólo en un tiempo sórdido, tiempo de ofensa e ignominia, una mujer que se limita a cumplir y hacer cumplir la ley puede convertirse en emblema de heroicidad. Imagino a esa mujer en la penumbra de la iglesia de Lizarza, como a Jesús en Getsemaní, rogando a Dios que le aparte el doloroso cáliz que se le tiende; la imagino sudando sangre, después de haber sufrido las increpaciones y los denuestos de los chacales, preguntándose por qué le ha tocado a ella una misión tan aflictiva; la imagino oprimida por el miedo, porque esa mujer de Lizarza está fabricada con el mismo barro que todos nosotros, un barro que tiembla y se agrieta como el nuestro, un barro que gustosamente cedería a la tentación del desmoronamiento, a cambio de unas migajas de paz, a cambio de poder pasear tranquilamente por las calles de su pueblo, a cambio de no escuchar en medio de la noche el aullido de los chacales rodeando la casa de sus ancestros. Pero, en la mismidad de ese barro, en su meollo más íntimo y verdadero, esa mujer de Lizarza esconde un espíritu templado en las fraguas del coraje que resplandece como un metal invicto, un raro metal que no se dobla ni se malea ni se funde, que soporta los golpes y anima el frágil barro del que está fabricada. Esa mujer de Lizarza, su bendita alcaldesa, muere un poco cada día por cada uno de nosotros, y a cada uno de nosotros nos salva en un tiempo de ofensa e ignominia. Hoy lloro por ella y por ella no siento vergüenza de ser español, por ella siento el orgullo de ser hombre.
www.juanmanueldeprada.com

La múltiple baraka de ZP
POR HERMANN TERTSCH ABC 10 Septiembre 2007

Habrá que reconocer que el corredor por la nada -el que no deja huellas en la playa y, sin embargo, ha rasgado la legislatura con un profundo surco que se va llenando de cascotes de las instituciones el Estado de Derecho-, no miente cuando asegura tener «baraka» (buena suerte). Por esta vez no miente. Ayer ETA, en un comunicado de esos que los socialistas acostumbran a despreciar cuando reclaman el cumplimiento de las promesas incumplidas en las conversaciones clandestinas para coordinar intereses, le daba el primer gran espaldarazo electoral a su interlocutor favorito. Dice ETA que se ve obligada a poner más bombas a los españoles porque Zapatero los quería engañar y en realidad pretendía su «rendición». Que Zapatero quisiera engañar a los terroristas no sorprenderá a nadie y viene a equipararlos en el trato otorgado por parte del presidente del Gobierno a interlocutores más decentes. Pero a los menos generosos con el muñidor de realidades de Moncloa, la afirmación de ETA nos suena al muy británico «he could kill us with his kindness» (nos mataría a amabilidades). Están pidiendo mejor disposición la próxima vez, después de las elecciones, amabilidades pero con contenido. ETA seguirá indicando la actitud que desean en la Moncloa, aquella que, transmitida por el PSE durante tres años, satisfizo tanto y creó las expectativas que llevaron a pactar la tregua. Se queja de que Zapatero, ante la resistencia externa y el miedo propio a efectos electorales, no cumpliera. No podía. Pero, como a Zapatero, se le notan a ETA las ganas de la nueva oportunidad. Otra vez será.

Por desgracia para quienes creen que Zapatero en el poder es mucha mayor amenaza para la democracia española que ETA, la baraka del presidente funciona. Su único adversario, el PP, ha hecho lo imposible por asumir un protagonismo negativo que debía haber recaído en aquella obscena traición a los demócratas y en las primeras pruebas de que el socialismo y el nacionalismo se han convertido en lastres insoportables para una sociedad tendente al desarrollo y la modernidad en igualdad. Este armazón de ideas peregrinas del izquierdismo y subcultura identitaria, interpretados y aplicados por individuos refugiados en la ideología para huir de la menesterosidad a la que están condenados en una sociedad abierta de libre mercado, comienza a tener efectos muy evidentes sobre la calidad de vida y la libertad de los españoles. Los líderes del PP mientras se pelean por echar los dados cuando está claro que si pierden, la mesa del próximo juego tendrá más trampas que un casino de Hugo Chávez o unas elecciones bajo Mohammed VI.

Arma arrojadiza contra el PP
Para darle un alivio más al gran Joker de la baraka, unos demócratas españoles han decidido poner patas arriba el orden de prioridades de la oposición frontal a la deriva hacia la fragmentación del Estado de Derecho, la liquidación de libertades y la aceptación de la experimentación social que encarnan la supremacía del socialismo y el nacionalismo bajo Zapatero. Por supuesto, aplaudamos toda nueva opción democrática. Mucho más una que encabeza alguien como Rosa Díez que ha simbolizado, casi en solitario ante la vergonzosa falta de coraje de tanto socialista, la idea de una izquierda nacional solidaria frente a la inanidad e inmoralidad de Zapatero. Pero la baraka vuelve a asomarse cuando se constata que, desde su presentación, la nueva UPD, es ya un arma arrojadiza contra el PP, el único partido que ha defendido, en las peores condiciones, las ideas que dice representar la nueva formación. La prioridad de arrebatar el poder al jefe de Gobierno que más daño ha hecho a la democracia y a la convivencia en tiempos de paz, no parece ser asumida por otros líderes del nuevo partido. Nadie les pide la coherencia de Rosa. Y resulta explicable aunque triste la equidistancia de muchos respecto a quienes tenían razón y quienes no ante la inaudita operación de un jefe de Gobierno buscando acuerdos clandestinos con una banda terrorista para beneficio mutuo. Pero resulta insoportable que ya se hayan unido tantos al coro de mamporreros de Moncloa y Ferraz con su mismo lenguaje.

Es cierto que el zapaterismo mediático ha sido mucho más cicatero con UPD que los medios conservadores y liberales. La secta es así. Se verá pronto si en este nuevo partido hay algo más que errores generosos, vanidades y narcisismos encumbrados, malentendidos y maniobras. Jon Juaristi y Mikel Azurmendi nos daban claves decisivas ayer. Para quienes consideren su máxima prioridad acabar con la nefasta singladura de Zapatero y sus tropa no parece haber en todo caso sino una opción clara.

ETA amenaza de nuevo
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 10 Septiembre 2007

ETA ha roto su silencio para explicar que el Gobierno, en su intento de apertura de negociaciones, solo buscó "un proceso de rendición" y que dio un "no rotundo" a todas sus demandas. Como si un Gobierno democrático, legalmente constituido, pudiera ofrecer otra cosa a una banda armada de sus características... Hubiera sido causa, de haber hecho otra cosa, de una crisis gubernamental inmediata. Y es que el mundo etarra no quiere, o es incapaz de enterarse, por su esquizofrenia política, que en un estado de Derecho su existencia no puede ser admitida sino como la de un enemigo al que hay que combatir hasta su extinción. De ahí que actitudes ambiguas, confusas, sospechosamente complacientes, como las adoptadas por el Gobierno de Zapatero en los últimos tiempos, hayan tenido tan radical crítica.

Menos mal que, tras la ruptura del alto el fuego, y el fin de las fantasmales negociaciones con el entorno etarra, Zapatero haya dado un giro radical a su actitud, se haya puesto en marcha, con toda eficacia, el cerco policial, se haya suspendido el previsible pacto con Nafarroa-Bai, y se le conteste ahora con toda firmeza a ETA que "no hay esperanza alguna" para la banda. Esto es lo que el pueblo español y el pueblo vasco en su mayoría quieren. Porque otra respuesta no se puede dar a quienes vuelven a amenazar con seguir golpeando las estructuras del Estado "en todos los frentes". Es lo mismo de siempre, aunque una sola duda alienta en esa comunicado, al que, por venir de quien viene, no se puede dar rango alguno de veracidad. Los terroristas se quejan del "incumplimiento de los puntos pactados" por parte del Ejecutivo socialista, como si entre el Gobierno pudiera pactar otra cosa que la rendición. Es muy satisfactorio que el escrito de ETA haya merecido el repudio general de instituciones y fuerzas políticas, incluidos el Gobierno vasco -que le dice a ETA que tiene que enterarse "de que no los queremos para nada y que nos dejen en paz", y que "cuánto tiempo más" necesitarán para asumir esta idea.

Amenaza y provocación
EDITORIAL El Correo 10 Septiembre 2007

De ahí que no quepa desligar esta nueva escenificación de matonismo de los graves incidentes registrados pocas horas después en San Sebastián, provocados por la inaceptable pretensión de Askatasuna de celebrar una manifestación expresamente prohibida por el Gobierno vasco. La batalla campal desatada en las calles donostiarras, con una decena de heridos y otros tantos detenidos -entre ellos Juan Mari Olano, portavoz de la organización ilegal- refleja bien a las claras el seguidismo de la izquierda radical de la presión coercitiva que ejerce ETA y su disposición a proyectarla sobre la ciudadanía. Esta constatación exige de los poderes públicos una reacción diligente que no sólo reprima algaradas como las registradas ayer, sino que garantice una protección efectiva del entramado institucional que evite el hostigamiento que vienen sufriendo la alcaldesa de Lizartza y los responsables municipales de Ondarroa. La evidencia de que los simpatizantes de ANV han relevado a quienes reclamaban en nombre de Batasuna los escaños supuestamente usurpados por las fuerzas democráticas alimenta las razones para que el Gobierno sopese aplicar la ley con rigor sobre la nueva marca electoral abertzale. Y, ante la rotundidad de la amenaza etarra, la apuesta del lehendakari por liderar un nuevo 'camino hacia la paz' tras los fracasados contactos entre ETA y el Gobierno no hace más que incentivar irresponsablemente las expectativas de los terroristas sobre engañosas vías negociadoras. Justo cuando su obstinación en el terror sólo puede ser respondida por la contundencia del Estado de Derecho.

LA LUCHA ANTITERRORISTA TRAS EL 11-S
El enemigo infinito (I)
ANDRÉS MONTERO GÓMEZ El Correo 10 Septiembre 2007

Hace seis años, unos dos meses después de los atentados del 11-S, tuve que viajar a Guatemala. El vuelo de Iberia que me trasladaba hacía, como de costumbre, escala en Miami. Hasta entonces, lo normal era que Iberia colocara a sus viajeros hacia Centroamérica en una sala de tránsito en Miami, a la espera de embarcar en los nuevos aviones que les llevarían a sus destinos. De este modo, como en cualquier otra escala aérea internacional, los pasajeros no atravesaban controles de inmigración ni de equipajes, pues técnicamente, a efectos aeroportuarios, no ingresaban en territorio del país transitado. Esa práctica del tránsito aéreo en Miami, también en Puerto Rico, cambió radicalmente en 2001.

Hace seis años, varios terroristas en EE UU provocaron que la manera de numerar el pasaporte de todos los españoles fuera modificada. Un par de meses después del 11-S, los viajeros que hacían escala en Miami para volar hacia Guatemala fueron obligados a recoger sus equipajes y cumplimentar todos los trámites de inmigración como si fueran a ingresar en EE UU, para ser después devueltos a la sala de tránsito a la espera de sus aviones. Desde entonces, las escalas en Miami se han suavizado y ya no te compelen a pasar la aduana con el equipaje, aunque todavía es obligatorio atravesar el control de pasaportes. El objetivo es dejar la información biométrica del viajero en las bases de datos del Homeland Security, el ministerio del Interior de EE UU, en virtud del programa 'US-Visit'.

En aquel viaje a Guatemala de hace seis años, el oficial de inmigración norteamericano despachó a varios españoles al final de la fila en el aeropuerto de Miami porque, bajo su criterio, habían rellenado mal el espacio consignado a reflejar el número de su pasaporte en el formulario verde de inmigración. Observando aquel incidente con los compatriotas, yo había rellenado dos formularios de inmigración, uno con el número de pasaporte español (el DNI) y otro con el número de pasaporte que los oficiales de inmigración decían que era el correcto, aquél que se correspondía con el troquelado físico de la cartilla del pasaporte. Al llegar mi turno en la ventanilla, el oficial de inmigración descendiente de cubanos emigrados al sueño americano me explicó que en España el número de pasaporte podría ser el que quisiéramos, pero que en EE UU el número verdadero es el que coincide con el troquelado. Aquel día atravesé sin problemas el control de inmigración para no entrar en EE UU y, desde entonces, ustedes habrán observado que el número del nuevo pasaporte español es el troquelado de su cartilla, mientras el número del DNI ha pasado a mejor vida.

Que todos los pasajeros en tránsito por EE UU cumplimenten al menos el control de pasaportes en sus aeropuertos, con todas las mediciones biométricas de rigor, no obedece a otro objeto que construir la base de datos mundial con datos de carácter personal más amplia e interrelacionada de la Historia de la Humanidad. Todo un monstruo tecnológico que se inscribe en una complejísima arquitectura de información y comunicaciones puesta al servicio, por lo que parece, de la guerra contra el terrorismo.

Al punto en el que estamos, a los españoles nos han cambiado la numeración del pasaporte pero no podemos afirmar, más bien lo contrario, que en cuanto a terrorismo internacional estemos mejor que cuando unos asesinos estrellaron aviones contra las torres gemelas hace seis años. Hasta 1998, el número de incidentes terroristas en el mundo describía una línea más o menos plana, según los cálculos de la prestigiosa cronología conjunta del instituto estadounidense Rand y de la universidad escocesa de Saint Andrews. En diciembre de ese año 1998, George Tenet, director de la CIA a la sazón, firmó un memorándum en donde, literalmente, proclamaba 'estamos en guerra', refiriéndose a Osama Bin Laden y Al-Qaida, y ordenando que la comunidad de inteligencia no reparase en medios para sofocar la amenaza. La cronología de incidentes terroristas refleja que es justamente a partir de 1999 cuando el número mundial de atentados no hace más que dispararse, que subir desaforadamente desde menos del centenar hasta alrededor de los 4.600 en 2006, buena parte en Irak. Es alarmante, en cuanto a las hipótesis sobre causas y efectos, que la guerra al terrorismo se declarase antes de que los incidentes se incrementasen, y no viceversa.

Como saben, mi tesis es que la guerra contra el terrorismo no ha hecho más que facilitar el terrorismo internacional. Esto es cierto y objetivable, al menos, a corto y medio plazo. Ignoramos si, tal vez en unas cuantas décadas, el terrorismo será 'derrotado' en la guerra que se le ha declarado, pero contando con que las autoridades griegas estaban dudando este verano sobre si calificar como actos de terrorismo los incendios forestales que han sufrido, confirmo la desagradable sensación de que el terrorismo está sirviendo para crear ese enemigo global que nuestra manera de entender el universo siempre ha necesitado.

Recientemente, nuestro presidente favorito George Bush ha manifestado que puede que decrete el secreto de Estado sobre las investigaciones judiciales en torno a la cesión, por parte de la empresa belga Swift, de millones y millones de datos personales sobre transferencias interbancarias en Europa. El asunto es grave, porque contraviene, de entrada, uno de los paradigmas de los derechos civiles en la Unión Europea, la legislación sobre protección de datos de carácter personal. Si el presidente estadounidense ejerce su derecho de veto por motivos de seguridad nacional sobre la investigación judicial, que lo hará, los datos sobre transferencias electrónicas de dinero se sumarán a los exigidos a las compañías aéreas europeas sobre viajeros y a cada uno de nuestros pasaportes, huellas y fotografía que quedan registrados cada vez que rozamos territorio estadounidense.

El objetivo de tanto acopio de información por parte de la seguridad estadounidense es la prevención, sin lugar a dudas. Cuanta más información personal sean capaces de recoger sobre los ciudadanos del mundo, más posible será tecnológicamente que un dato que aparece en una escucha telefónica pueda ser relacionado con un individuo, con un domicilio, aunque sea con un país. Escuchas telefónicas, por cierto, que EE UU está ampliando a escala global, para que sean captadas a través de la red Echelon y analizadas por su Agencia de Seguridad Nacional (NSA). De manera que millones y millones de palabras se archivan en bases de datos, que pueden cruzarse con millones y millones de nombres, huellas, rostros. Lo que tecnológicamente pueda hacerse es sólo cuestión de tiempo que se haga. Les anticipo que, en un futuro no muy lejano, a nuestro perfil biométrico en las bases de datos estadounidenses se le añadirá una muestra de voz. De momento no se hace porque el nivel de la implantación tecnológica no hace (totalmente) fiable su procesamiento y comparación con una muestra de voz conseguida a través de Echelon, pero no pongan en tela de juicio que se conseguirá. Si, por ejemplo, dentro de diez años usted habla por teléfono con un amigo en París y menciona las palabras Bin Laden contando un chiste, en el próximo viaje a EE UU le van a tener un día encerrado en un cuarto oscuro.

No me entiendan mal, a mí el terrorismo no me gusta más que a George Bush. Lo que provoca mi reflexión son los métodos antiterroristas. Digamos que no me fío demasiado de los intereses que pudieran ocultarse tras la guerra contra el terrorismo. Y no lo hago porque la guerra contra el terrorismo ha construido, en parte, a Al-Qaida tal como es en la actualidad. No es necesario recordar que a Bin Laden le financió en sus orígenes la CIA para combatir a los rusos en Afganistán, porque eso ya es una anécdota en un mar de despropósitos. Sin embargo, es de sentido común pensar que si declaramos una guerra a un número creciente de fanáticos que a su vez han proclamado la guerra santa contra el infiel a escala internacional, es muy probable que tengamos guerra indefinida. Y será indefinida porque los yihadistas no tienen ningún límite y los Estados de Derecho tienen muchos. George Bush y sus asesores han estimado que, declarando la guerra, los límites del Estado de Derecho son menores, puesto que se amplían hasta llegar a los propios de un escenario de confrontación bélica, donde las personas importan menos que la victoria final. Ese retroceso de los derechos civiles en la guerra es una obviedad, pero también lo es que se debilita la libertad. La pregunta es, una vez asimilada la metodología, hasta dónde estamos dispuestos a llegar en la guerra contra el terrorismo.

JAVIER ARENAS CREE QUE UPD ES "INNECESARIO"
Rosa Díez modula el perfil del nuevo partido: será "de izquierda" y "transversal"
Los promotores de la tercera vía política siguen modulando sus mensajes a la búsqueda de un espacio propio. Rosa Díez es la que más pistas ha dado de las ideas de Unidad, Progreso y Democracia (UPD). Sigue pensando –este lunes, en un artículo en El Mundo– que España "necesita más de un partido" que la defienda, en implícita alusión al PP, al que uno de sus compañeros de viaje, Martínez Gorriarán, ha descalificado por el supuesto extremismo de Santiago Abascal. Pero, al mismo tiempo, Díez critica al PSOE por su negociación con ETA y su política de pactos con los separatistas, y ubica la "transversalidad" de UPD entre "la izquierda liberal" y "la derecha de progreso". Javier Arenas, presidente del PP de Andalucía, ha afirmado en "La Mañana" de la COPE que la nueva formación es "innecesaria" con un "voto inútil" que "sólo favorece al PSOE".
Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Nuevo bosquejo ideológico –el tercero en menos de una semana, a cargo de Rosa Díez– del nuevo partido que puede abrir una tercera vía en la democracia española: UPD acogerá "a todo aquél que quiera defender sin complejos una España más igualitaria, con un mismo modelo para todos y cada uno de sus territorios, que tiene vocación de transversalidad, que apuesta por regenerar la democracia, que va desde la izquierda liberal hasta la derecha de progreso", anuncia este lunes la disidente del PSOE y ex eurodiputada en un artículo publicado en El Mundo.

Las coordenadas siguen siendo intercambiables con las del PP, pero Díez desliza, por primera vez, un matiz ideológico relevante. El nuevo partido surgirá "desde la izquierda", dice su promotora, una opción que reorienta su competencia hacia el electorado tradicional del PSOE.

Lo que en Rosa Díez es una simple latitud ideológica, en otro de los promotores de UPD, Carlos Martínez Gorriarán, se ha traducido ya, este fin de semana, en el inicio de una práctica habitual de la izquierda: la descalificación ad hominem del adversario.

En su blog, Martínez Gorriarán acaba de identificar a uno de los dirigentes del PP vasco, Santiago Abascal, con la extrema derecha de Le Pen.

La modulación de mensajes entre los promotores del nuevo partido –Savater, Gorriarán, Díez– está siendo permanente. Su primer objetivo parece ser evitar a toda costa que los identifiquen con uno de los dos grandes partidos. Mientras las declaraciones de Savater y Gorriarán perfilan un partido inequívocamente de izquierdas y republicano, incompatible con el voto de un elector del PP, Rosa Díez se esfuerza en una ambigüedad más calculada que se resiste a despreciar el caudal del electorado conservador.

Su principal argumento es que los electores no son de nadie, pero es un hecho que existen electores más y menos conservadores, más y menos progresistas, y Rosa Díez no quiere renunciar a los primeros adoptando un discurso a priori de izquierdas, como hacen sus compañeros.

En sus tres bosquejos consecutivos de los últimos días, Rosa Díez ha ido burilando un discurso crítico con el PSOE: "Los dirigentes del PSOE no defienden los símbolos de la nación porque no creen en la nación, término que al presidente del Gobierno le parece discutido y discutible".

Cualquier portavoz del PP podría suscribir esta idea. Y también esta otra, que la disidente factura este lunes en El Mundo: "La dirección del PSOE sabe que si una nueva fuerza política inequívocamente nacional irrumpe en el congreso de los Diputados, se acabarán las operaciones como la del Tinell; o el regateo con los nacionalistas; o las galescolas; o el confederalismo sin consulta; o la repetición de operaciones como el malhadado proceso de paz".

Un lector que desconociera la firma de estas ideas, o que cerrara los ojos al escucharlas, las atribuiría sin dudar a algún portavoz del PP.

Sin embargo, Díez es consciente de que sus primeros mensajes se están escorando demasiado hacia el PP y que, lo siguiente en un elector suspicaz será preguntarsre: ¿Y por qué no suman fuerzas a las del PP?. La respuesta sólo puede ser una sospecha aún mayor: el nuevo partido actúa como un caballo de Troya del PSOE para dividir el voto de los constitucionalistas.

De ahí, que este lunes, en su artículo en El Mundo, Díez ponga el acento en sus críticas al PSOE y defina, por primera vez al nuevo partido como de "izquierda", eso sí, matizando a continuación que su espectro electoral será "transversal", es decir, lo bastante ambiguo como para acoger "desde la izquierda liberal hasta la derecha de progreso", sin explicar en ningún momento lo que esos conceptos quieren decir.

Como conclusión de su tesis, Díez vuelve a la que está siendo una idea recurrente en sus primeros bosquejos ideológicos del nuevo partido: "El Estado", dice, "necesita más de un partido que lo defienda"; de lo que se desprende que, para los promotores de UPD, sólo hay un partido nacional en la actualidad, y ese partido con el que tendrán que competir parece ser un PP que, como dijo la propia Rosa Díez el pasado viernes, quiere ser nacional pero "no se atreve".

Un voto "inútil", según Arenas
El presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas, ha afirmado este lunes en declaraciones a "La Mañana" de la Cadena COPE que la nueva formación es "innecesaria" con un "voto inútil" que "sólo favorece al PSOE". Cree que sus promotores se vieron obligados a crearla porque "Zapatero no les resulta fiable, ni en la idea de España, ni en el discurso nacional, ni en los vaivenes con los terroristas".

Arenas apuntó que "Rosa Diez es una señora que tiene coraje" pero subrayó que "me quedó con el de María San Gil, Carlos Iturgaiz o Mayor Oreja". Como conclusión dijo que en su opinión "los dirigentes (del nuevo partido) nunca van a colaborar con el PP en el proyecto nacional que queremos defender".

El triunfo de la voluntad
El curso arranca con la insistencia de Ibarretxe en su plan y un PSE que opta por ayudar al PNV a moderarse después de fortalecer su ala radical
SANTIAGO GONZÁLEZ s.gonzalez@diario-elcorreo.com El Correo 10 Septiembre 2007

El sábado pasado, durante su visita a Puerto Rico, el lehendakari ha declarado que «los hombres y mujeres que viven y tienen derechos políticos» en Euskadi, serán «lo que quieran ser», al igual que lo podrán ser los portorriqueños.

Es la circularidad de la historia. A finales de mes se van a cumplir cinco años desde que el lehendakari definió con trazo grueso lo que a lo largo de este lustro se ha venido llamando 'el plan Ibarretxe'. Fue el 27 de septiembre de 2002, durante el Debate de Política General en el Parlamento vasco. El lehendakari podría haber recordado el sábado al gobernador del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, (E.L.A., dicho sea sin ánimo de señalar) que la primera definición de su modelo político acuñada en aquel discurso fue precisamente la reclamación de «un estatus de libre asociación» con el fin de establecer una relación amable con España y basada en el «derecho a decidir su propio futuro» del pueblo vasco mediante la consulta que él se ha comprometido a efectuar.

Muy pronto llamó la atención que, en lugar de ir a explicar sus planes para una nueva relación a la otra parte contratante, hiciera un par de viajes internacionales para explicar la buena nueva a Londres, Oxford, Uruguay, Chile y Argentina, pero no a Madrid. No parece propio de un caballero que ha hecho planes de convivencia amable con una dama -o con otro caballero, claro- pasar de exponer sus sentimientos y planes para el futuro a la parte interesada y, en cambio, visitar a los vecinos de la misma para darles detalles sobre el particular.

El hecho de terminar por donde empezó, por Puerto Rico, es un bonito detalle simbólico, sobre todo si tenemos en cuenta lo que hemos vivido desde entonces: el plan Ibarretxe fue aprobado por el Parlamento vasco el 30 de diciembre de 2004 y, siguiendo su recorrido parlamentario, fue rechazado en el Congreso de los Diputados en febrero de 2005.

Atrás quedan los modelos puertorriqueño, irlandés, checheno, quebequés, caledonio y alandés, por más que Ibarretxe siempre había establecido distancias con Puerto Rico: no se debe confundir un 'Estatus de Libre Asociación' con un 'Estado Libre Asociado'; son conceptos distintos, como de su propio nombre se desprende.

«Los vascos serán lo que quieran ser», dice siempre Ibarretxe y éste es uno de los aspectos más curiosos de la identidad: su carácter optativo, el triunfo de la voluntad. Vayamos por partes. El enunciado podría ser considerado razonable con otra formulación: «los vascos viviremos como queramos vivir», siempre dentro de unos determinados límites. Cuando empezó a fabricarse en cadena el 'Ford-T', en la segunda década del siglo XX, todos los coches tenían el negro como color de serie. La razón era muy simple: el tiempo de secado era más corto. Henry Ford anunció: «los señores clientes tienen derecho a elegir el color de su coche, a condición de que el color elegido sea el negro». Supongamos que usted o yo quisiéramos vivir como el sultán de Brunei. Es evidente que no podríamos. O sea, que viviremos como queramos vivir dentro de unas restricciones: presupuestarias, socioculturales y legales.

Pero ser lo que uno quiera ser parece más complicado aún, porque una parte del ser nos viene dado. Michael Jackson, un suponer, quiere ser blanco, pero no parece que lo consiga del todo, por mucho dinero que lleve invertido en cirujanos y endocrinos. Si la identidad es lo que nos hace ser iguales a nosotros mismos a lo largo del tiempo y en el espacio, no parece que sea una cuestión optativa, salvo que refiramos el concepto de identidad, no al ámbito de la realidad, a lo que realmente somos, sino al de los deseos, a lo que nos gustaría ser.

Y así estamos. En curso electoral, con los socialistas aferrados al nombre y al símbolo de España y más necesitados que antes de los nacionalistas. En sus dos últimas entrevistas en la prensa escrita, el presidente ha pasado en sólo siete meses y medio, de no citar la palabra 'España' ni una sola vez en la penúltima, a pronunciarla 26 veces en la última. El próximo día 28, Ibarretxe planteará seguramente su consulta popular, sin las cautelas o condiciones que el presidente de su partido ponía para su celebración. Imaz es ahora la gran esperanza blanca de los socialistas, «lo mejor que le ha pasado a este país», en palabras de Felipe González, pero después de la gestión que el PSE ha hecho de sus buenos resultados electorales, Egibar tiene dos Diputaciones más en su batalla partidaria contra el PNV de Imaz e Ibarretxe está en mejor situación de plantear su desafío autodeterminista. Los socialistas vascos, olvidado el modelo Maragall, optan por ayudar al PNV a moderarse después de fortalecer su ala radical y amenazan a Ibarretxe con no aprobarle los Presupuestos si insiste en la consulta. Un brindis al sol. Zapatero necesitará los votos del PNV para aprobar sus propias Cuentas.

ETA es el enemigo, y no hay dudas sobre cómo combatirlo
Elsemanaldigital 10 Septiembre 2007

En un comunicado dado a conocer ayer domingo, la banda terrorista ETA advierte de que "seguirá golpeando las estructuras del Estado español en todos los frentes", y asume la autoría de los últimos atentados. Los terroristas abertzales reiteran su voluntad de seguir destruyendo, extorsionando, infundiendo el miedo y matando hasta que se den a su juicio "unas condiciones democráticas que permitan defender todos los proyectos políticos" en el País Vasco y en Navarra.

ETA sigue existiendo y no ha cambiado de objetivos, de ideas ni de instrumentos. Su meta es la independencia de un Estado vasco que incluya Navarra y una organización socialista de ese futuro Estado; y su vía de acción es el terror, empleado para obtener fines políticos. ETA dejó ayer claro una vez más que no hay una cara diferente del terrorismo, y que la única posibilidad de acabar con él es combatirlo de frente, porque nada ni nadie lo cambiará.

De lo que ETA dijo ayer pueden extraerse sin embargo importantes lecciones, que afectan en especial al PSOE y al PNV, por diferentes razones dubitativos en los últimos años ante la necesidad de combatir a ETA sólo desde la aplicación de las leyes y con todo el rigor del Estado de Derecho. Los riesgos de buscar atajos, por una parte, y de compartir objetivos con los criminales, por otra, saltan ahora más a la vista que nunca.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha mantenido abierto un "proceso de paz" con la banda terrorista, asegurando por una parte que nunca habría concesiones políticas a ETA pero sabiendo por otra que ETA sólo terminará con una completa derrota policial o con una victoria política. El PSOE se empeñó en sembrar ilusiones de paz, aunque éstas no se sostenían en nada sólido y, por lo demás, es legalmente imposible conceder a ETA ninguna de las reivindicaciones de la vieja alternativa KAS. Siendo así, una negociación con los terroristas, que permite a éstos hablar de "pactos incumplidos", sólo podía acabar en fracaso y en descrédito para el Gobierno, como en efecto ha sucedido con el añadido de la prolongada incertidumbre navarra.

El problema no es menor para el nacionalismo vasco democrático. El PNV cree que existe una nación vasca, pero entre la postura independentista de Joseba Egibar y Juan José Ibarretxe y la posición menos apresurada de Josu Jon Imaz hay diferencias que son sólo de matiz. Si unos están dispuestos a admitir a los abertzales radicales como futuros aliados en un proceso separatista y otros no, el PNV puede enfrentarse a su mayor crisis desde la escisión de Carlos Garaikoetxea que dio lugar a Eusko Alkartasuna. No es bueno en cualquier caso para la sociedad española en general y la vasca en particular que los dos mayores partidos vascos –PSOE y PNV- entren en crisis. Muchos ciudadanos pueden sancionar esta acumulación de torpezas frente al terrorismo en la próxima convocatoria electoral.

El País insiste, Zapatero amparó y ampara a ETA.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 10 Septiembre 2007

Estos son días que ninguno habíamos ni soñado con ver. Días en que El País le zurra la badana a Zapatero, una y otra y otra vez, dejando caer sus barbaridades y traiciones resultantes de haber andado encamado y seguir amparando a ETA y sus pantallas, así llama El País al ANV. Todos sabemos que esto no es resultado de una caida del caballo tras ver la luz de la verdad de los chicos de Prisa sino de un berrinche de mil pares de demonios que han pillado al ver que ya no son los preferidos de Zapatero sino que son los nuevos y progresísimos mandamases mediáticos de Mediapro. Demos gracias a las nuevas veleidades zapateriles que nos permiten leer en los editoriales de El País que Zapatero ordenó no detener etarras durante la tregua y que ahora mantiene y ampara a ETA al sostener y no ilegalizar al ANV, partido que para El País es ETA pura y dura.

Frente a las declaraciones de Pepiño Blanco que anda balbuceando en los medios que el hecho de que ETA ponga bombas solo significa que el PP jamás tuvo razón al decir que Zapatero había hecho concesiones a ETA y que lo que dichas bombas significan, precisamente, es que Zapatero no ha dado a ETA ni los buenos días, pues bien, frente a esas mentiras de Pepe Blanco sale de nuevo El País editorializando de esa forma tan suya y particular que es el llamado editorial laudatorio para Zapatero pero con caramelo envenenado.

El editorial de El País lo han titulado “Acumulando datos”. Si este titular lo ponemos junto a la afirmación que hacen en el último párrafo del editorial “La Fiscalía General del Estado y el Ministerio del Interior siguen acumulando datos sobre Acción Nacionalista Vasca (ANV), pantalla de Batasuna” lo que realmente están titulando es algo así, o bien “Zapatero sigue mareando la perdiz sin ilegalizar al AN que es Batasuna-ETA” o tambien “Zapatero sigue amaparando a ETA al no ilegalizar a ANV ni PCTV”, porque más claro no lo pueden decir, si el ANV es la pantalla de Batasuna, y Batasuna es ETA, la frase quedaría así “La Fiscalía General del Estado y el Ministerio del Interior siguen acumulando datos sobre Batasuna que es ETA”.

Asi pues El País deja claro que Zapatero amparó a ETA haciendole concesiones y sigue amparando ahora a ETA al no ilegalizar su partido ANV y menos al PCTV.

Para hurgar más en la herida y mandar a Zapatero el mensaje de que pueden hacerle polvo, vuelven a editorializar acusando de traición a Zapatero o de otro delito que sería ese de no auxiliar a la justicia, pues afirman a su modo que durante la tregua ordenó que no detuviesen etarras, y lo dicen así:

"Para impedir esos golpes, no hay más armas que la lucha policial y la acción judicial, cuya eficacia viene demostrándose sobre todo en los últimos meses.” De unos meses atrás no había eficacia policial y eso no se discute porque lo dicen los detentadores de la verdad nacional absoluta en El País.

Recemos para que se haga verdad el que los rojos progres izquierdistas solidarios super cabreados con Zapatero de Prisa nos hagan libres.

Regina Otaola devuelve la bandera nacional a Lizarza
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 10 Septiembre 2007

¡Cómo les ha sentado a los proetarras ver la bandera rojigualda en Lizarza! Como la cruz a un vampiro.

¡Qué asco de país... y de pueblo! De los españoles actuales sólo se salva una minoría, que está encabezada por los concejales y los 27 votantes del PP de Lizarza. Casi treinta años ha estado ausente de un trozo de España la bandera nacional, y con ella la libertad y el honor. Todos los Gobiernos nacionales (de UCD, del PSOE y del PP), así como los Gobiernos autonómicos, han permitido que afrentas como ésta sucedan y se extiendan por Expaña. Ya que Pujol, el de Banca Catalana, ha hablado de una rebelión fiscal, creo que debemos ser los ciudadanos los que dejemos de pagar impuestos a las Administraciones que vulneran las leyes.

He aquí lo que se consigue con agallas. ¡Con candidatos como Regina Otaola para las elecciones generales en vez de los Matas, Piqué y María de la Pau Janer, el PP no tendría que preocuparse por la competencia del partido de Rosa Díez! ¿No podrían los concejales del PP en Bilbao, Guecho o San Sebastián izar la bandera por las bravas? De los socialistas de carné no espero nada, ni compasión .

Los que gritaban amenazas de muerte contra Otaola y sus compañeros eran miembros de ANV, ese partido que Rodríguez no considera parte de ETA.

¿Y dónde estaban las autoridades encargadas de hacer cumplir las leyes y de amparar a los ciudadanos y a los cargos electos? Juan José Ibarretxe acaba de volver de un viaje a Santo Domingo, donde habló del derecho a decidir. El consejero de Interior, Javier Balza, escondido en comisaría. Iñaki Azkuna, quemando los mástiles de las banderas que serró en Bilbao para no izar la rojigualda. Los dirigentes del PNV, del PSE, de IU y de Aralar, desaparecidos. Joseba Egibar, cagao. El obispo Uriarte, en la sacristía, con su sobrina la abogada etarra Juana Goiricelaya. Las Rosas Blancas, gastándose la subvención. Rosa Regadera, digiriendo la bilis que le ha causado su despido. Los jueces, de fin de semana. La Vicevogue, o Fashionaria, de compras. Rubalcaba, espiando aunque no sabemos a quién. Rodríguez, durmiendo. El pegamujeres Eguiguren, quizás tomando zuritos con algún etarra. Y el Rey, ¿sigue con sus merecidas vacaciones?

Ah, los ertzainas, los que van armados, los que tienen que protegernos, tienen tanto miedo que se cubren con verduguillos.

¡Que vengan los foreros que dicen que España es el mejor país del mundo y que me lo cuenten en Lizarza y en otros cientos de pueblos españoles, como Ondárroa, o Vic, o Solsona, o Barcelona, donde la gente habla de sus ideas en voz baja por miedo!

REVISTA DE PRENSA: El Mundo y La Razón sacan a Otaola en portada. El País da más importancia a los ertzainas que a la amenazada; quizás para cumplir la consigna de que al PP ni agua. El diario ex franquista La Vanguardia y El Periódico de Cataluña no mencionan los incidentes de Lizarza: ¡que nadie perturbe la paz del oasis! Las portadas de los también ex franquistas El Correo Español (Bilbao) y Diario Vasco (San Sebastián) ocultan igualmente lo de Lizarza para no perder ventas.

Entrevista a Zapatero: marcha triunfal (Antonio Elorza en El País)
Nicomedes Pastor Díaz Periodista Digital 10 Septiembre 2007

Zapatero: marcha triunfal

En un primer momento, Maquiavelo se hubiera removido de desesperación en su tumba por leer las declaraciones concedidas por el presidente Zapatero al director de este diario: nada menos que el fracasado proceso de negociación con ETA surgió de su extraordinaria sensibilidad ante lo humano. No haberlo emprendido sería propio de "un presidente sin alma, sin entrañas". Las vísceras imponiéndose al principio de elección racional.

Sólo que con un mejor conocimiento del personaje, el autor de El Príncipe hubiera convenido en que, tal como salieron las cosas, ésa era la única escapatoria para evitar rendir cuentas. A Zapatero no se le vio tal sensibilidad profunda hacia las víctimas, ni siquiera en casos sangrantes como el de la viuda y el asesino etarra en Azkoitia. Aprovechar la tregua para intentar el fin de ETA era algo simplemente lógico; montar el "diálogo" con semejante desconocimiento del interlocutor y en continua huida hacia delante desde el atentado-"accidente" de la T-4 fue un fracaso anunciado, que sólo la espléndida colaboración policial con Francia, y Sarkozy en primer plano, está permitiendo superar. Y como la asunción de responsabilidades no entra en la agenda política del presidente, la espantada encaja en un repertorio de maquiavelismo, con la guinda habitual de insistir en que quien obró mal fue el PP.

De hecho, la larga entrevista ofrece una continua sucesión de huidas, cada vez que el preciso cuestionario coloca ante Zapatero alguna dificultad. El hombre muestra una capacidad inagotable para ejecutar una y otra vez giros en el vacío, o, dicho de otro modo, hablar sin decir nada. Si le preguntaran por lo sucedido en un accidente de circulación del cual hubiese sido testigo, Zapatero respondería que hay un código de circulación y que se vieron implicados vehículos de motor. Así, al responder sobre el balance del Estatuto catalán, todo se reduce en la respuesta a corroborar que hubo un procedimiento democrático. Y lo de Navarra se resolvió nada menos que con el pensamiento vuelto hacia Santo Tomás, atendiendo al "bien común". La política internacional se resume en una serie de proyecciones al parecer positivas sobre distintos ámbitos: Cuba, Chávez, Sáhara, Kosovo, están ausentes. No hubo fallo alguno que estuviera detrás de los relevos en determinados ministerios o cargos. Todo va hacia lo mejor en el mejor de los mundos, y en este paraíso neocanovista no falta siquiera el buen diablo, agresivo pero tontorrón, el PP de Rajoy, garante de la victoria socialista en las próximas elecciones.
En consecuencia, si repasamos las zonas de conflicto, la entrevista nos devuelve la imagen de un Zapatero seguro de sí mismo, entregado a una permanente operación de marketing, y, por tanto, nulo a la hora de explicar sus decisiones más comprometidas. […]

Esta doble cara de la política socialista debiera ser tenida en cuenta por quienes proponen una razonable alternativa al PSOE como respuesta a los dislates en su política de Estado, con especial referencia a Cataluña o Euskadi, y a la degradación de la democracia resultante del ocultismo que preside la acción de gobierno, por no hablar de su escaso respeto a las reglas de juego constitucionales. Siguiendo a John Rawls, Amartya Sen nos recuerda que la democracia no consiste sólo en elecciones, sino en la posibilidad de un debate político libre, con suficiente información desde el poder. Son esos pilares del sistema los que se cuartean, pero los aspectos progresivos de la política socialista también existen. Un nuevo partido puede en consecuencia apuntar hacia una difícil alternativa en el centro-izquierda, pero también a una presión exterior de vocación regeneradora sobre el PSOE a medio plazo.

ANV: la prueba del 9
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 10 Septiembre 2007

Escribí reiteradamente que el mayor error del Gobierno fue la permisividad con Batasuna durante el , ahora innombrable , llamado Proceso de Paz . Particularmente grave cuando después del mortal atentado de barajas se siguió empecinándose en hacerlo y se concluyo el disparate en permitir a su nueva marca electoral presentarse a las elecciones y recuperar el poder institucional.

Aquella era la prubea del 9 y hoy lo sigue siendo. Porque ANV es la peor secuela y la más perniciosa del desdichado Proceso. En lo de Juana Chaos, por ejemplo (¡que fácil solución tenía y no pasaba nada!) o en lo de Otegui reinstaurar la legalidad fue cosa rápida. Pero ANV es hoy el mayor arma social y política en manos de complejo ETA-Batasuna y el responsable de que sea así no es otro que el Gobierno. La conclusión es muy simple: que fue responsable del disparate ha de serlo ahora de resolverlo. Y eso solo tiene un camino: la ilegalización de ANV.

Y la razón contundente: un partido que no renuncia al uso de la fuerza y que ampara su utilización no es democrático y por tanto debe ser expulsado del club democrático y privado de los derechos que el aceptar la normas de convivencia , paz, libertad y respeto a la vida produce.

Fue, decía, la prueba del nueve para el Gobierno. Lo fue antes y lo es ahora.

Esta muy bien eso de la tolerancia cero contra los proetarra ayer en San Sebastián y que la policía siga cosechando todos los éxitos contra la organización terrorista y hasta que la suerte, como ayer en Logroño, acompañe a los “buenos”. Pero en esa política falta esa pata y mientras ANV no sea ilegalizada no será creíble.

P.D. Y fíjense, creo que por evidencia pura o por cálculo electoral empiezo a pensar que no tardaremos en ver pasos en esa dirección y a Conde Pumpido haciendo de verdad del Fiscal del Reino.

El euskoguay o votante de Nafarroa Bai
Navarra en pie Periodista Digital 10 Septiembre 2007

Si dices siempre agur en voz bien alta, si escribes pintxo en vez de pincho (aunque no sepas ni jota de euskera), si Iñaki Perurena es tu poeta favorito, si cambiaste tu apellido poniendo k en vez de c, o tx en vez de ch (aunque sea Peretz), si el humor de vaya patrañita te ha cambiado la vida, si eres capaz de recordar como hace décadas el olentzero te traía los regalos en tu casa de Peralta, Tafalla o Pamplona y no recuerdas que lo hicieran los Reyes magos, si el euskera es para ti el mayor valor cultural de tu tierra aunque no mueves un dedo por aprenderlo ni por preocuparte por otros valores culturales, si….entonces podrás decirlo claramente ¡soy vasco!, pero sobre todo: SOY GUAY.

Tras décadas de adoctrinamiento político por parte del nacionalismo a través de la etb, de las ikastolas, de las organizaciones culturales, asociaciones vecinales, movimientos religiosos, clubs de montaña, sociedades gastronómicas, movimientos pacifistas y ecologistas, por fin en Navarra ha nacido el hijo esperado: el euskoguay (cuyo significado en las urnas es el votante de Nafarroa Bai).

Pero ¿cómo se reconoce a esta figura, a este fenómeno sociológico, que nos guste o no está a punto de cambiar el futuro de Navarra?. ¿Cómo se ha conseguido que votar a Aralar o Batzarre sea algo pijo?

Quien ha vivido en Navarra, especialmente en Pamplona y la Montaña, tiene grabada en su mente la figura del borroka, el borrikolari, el chaval que camiseta lila en ristre, se dedicaba a destrozar nuestras calles.
Lógicamente esto no satisfacía al nacionalismo vasco clásico. Al empresario que no se sentía a gusto cuando veía a sus hijos enfundarse el pañuelo palestino, al católico tradicionalista que ve como sus valores religiosos no los recogía su hijo, y sustituía la misa dominical por la sidra.

Y esto tampoco satisfacía a quien entiende el nacionalismo como una lucha de una clase desfavorecida. Al pogre de salón que todavía cree que el nacionalismo es una lucha de clases e incluso indígena, pero ¿cómo salir del salón sin mancharse?.

El nacionalismo vasco, quizás la derecha española más inteligente, ha conseguido que parte de la ciudadanía no nacionalista le voto por la única razón de que votarles es guay, es de izquierdas, es moderno. Así que se ha llegado a la paradoja de que en Navarra haya gente que piense que Nafarroa Bai no es ni nacionalista ni de derechas.

Se trata de un votante acomodado, como casi todos los votantes de Navarra por otra parte, con una vida económica estable, y que por tanto tiene una preocupación social por la igualdad, la ecología y la cultura. Como para UPN estos valores no han tenido nunca importancia (la ceguera del navarrismo la estamos pagando cara hoy), el nacionalismo ha sabido aprovecharse de ello y ha creado un tipo social propio: EL EUSKO GUAY.

El euskoguay es una persona de clase media, media alta o alta. No sabe euskera, pero dice que se le ponen los pelos de punta al oírlo hablar. Cree que por decir Biarritz es más vasco que por decir Biarriz , o que por escribir txupinazo en vez de chupinazo ha ganado puntos sociales. Para él del Ebro para abajo es un desierto, y la Ribera es algo que hay que aguantar. Manda a la ikastola a los hijos o nietos con el objetivo de que algún día sean funcionarios. No hay mayor placer que ir de pintxos a Donosti, y cuando sale de vacaciones al Mediterráneo busca desesperadamente txistorra en el super antes que probar los pescaitos, no vaya a ser que en esta Andalucía tercermundista nos contagien cualquier cosa.

Son gente maja, jatorras, de risa fuerte y alta, de apretón de manos enérgico y de aparente saber disfrutar de la vida.

Sería algo admirable, si no fuera porque reducen la cultura a la exclusión. Todo aquello que no les da la seguridad de pertenecer al grupo lo interpretan como agresivo e inferior. Sería algo respetable, si no fuera porque está basado en la mentira histórica, en la manipulación y propaganda.

Sería algo envidiable si no fuera porque es una mentira. Ni son ecologistas, ni aman la cultura, ni son solidarios, ni son alegres. Son simples nacionalistas que basan su ser en la raza y el grupo, y cuyo único fin es eliminar a Navarra de la historia.
Un saludo

Carlos de Viana

Acumulando datos
Editorial El País 10 Septiembre 2007

Un comunicado de ETA en las circunstancias actuales -y probablemente en cualquier otra- no tiene más valor que el de un panfleto: se hojea y se tira a la basura. El mensaje es propaganda para subir la moral de su deprimida y menguada militancia. El contenido suele ser irracional y surrealista. En muchas ocasiones, ni siquiera los medios de comunicación se hacen mucho eco de esos textos; ya están los expertos para analizarlos. El difundido ayer por la banda -el primero desde la ruptura de la tregua el pasado 5 de junio- es grotesco pues nos explica al resto de los ciudadanos que necesita seguir "golpeando" las estructuras del Estado para lograr "unas condiciones democráticas" en el País Vasco y conquistar de esa forma la independencia. Para impedir esos golpes, no hay más armas que la lucha policial y la acción judicial, cuya eficacia viene demostrándose sobre todo en los últimos meses.

Hay que felicitarse de que la labor de la policía española, en estrecha colaboración con la francesa, haya permitido desde junio la captura de una veintena de etarras -entre ellos el principal experto en la fabricación de explosivos- y la frustración de una serie de atentados, con excepción de la bomba que estalló frente al cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y que causó heridas leves a dos agentes. El Gobierno cree, y hace bien en pensar así, que ETA pretenderá marcar la agenda de aquí a las elecciones generales del próximo marzo con algún atentado de gran calibre. De ahí que parezca correcta la idea de que el cerco no se limite sólo a desmantelar el aparato militar, sino también a perseguir y descabezar la cúpula política, que participó en el proceso de diálogo, así como también a todas las organizaciones afines.

En esa lucha no tendría que haber excepciones: no debería limitarse a los Txeroki, Ternera y compañía. Las eventuales comprensiones que pudo haber habido durante la tregua hacia el sector ilegalizado de la izquierda abertzale han dejado de tener justificación alguna ahora. En ese sentido, sería bueno que las instancias competentes marquen claramente cuáles son sus límites para poner fuera de la ley a formaciones y movimientos vinculados a la banda. Y sobre todo que no se contradigan con declaraciones al albur del momento político. La Fiscalía General del Estado y el Ministerio del Interior siguen acumulando datos sobre Acción Nacionalista Vasca (ANV), pantalla de Batasuna, cuya presencia en las elecciones municipales y forales el pasado mayo a través de una serie de listas autorizadas está causando problemas para la normalidad política vasca. ANV y el Partido Comunista de las Tierras Vascas, al igual que evidentemente Batasuna, no han condenado ni una sola de las acciones etarras de estos tres meses. Además, hay que calificar como graves -y suficientemente ilustrativos de la intolerancia de estos grupos- los ataques este fin de semana contra la alcaldesa y el resto de los ediles del PP en el pueblo de Lizartza (Guipúzcoa), que fueron insultados y amenazados de muerte por presuntos simpatizantes de ANV simplemente por pretender colocar la bandera española junto a la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento.

BIPARTITO?, ¡NON, GRAZAS, NUNCA MÁIS!
ROBERTO ROMEO SIERRA Cartas al Director  La Voz 10 Septiembre 2007

El vicepresidente de la Xunta confunde sus deseos con la realidad, esto es, es víctima de ilusiones, o sea, es un iluso. Reconozco su aturdimiento, porque nunca
pensó que fuese a tener el cargo que ocupa. Unas circunstancias coyunturales, un sistema electoral de puro desastre y un presidente de poca valía y nula
personalidad, sólo capaz de imponerse a los suyos, nos han colocado ante este lamentable bipartito. La aportación del grupo del Sr. Quintana ha sido muy exitosa:
lápidas de cementerio en galego, himno galego, mandilones galegos, galescolas ilegales, cambio de la hora en Galicia, juguetes que hablen en galego, etc. para ir
preparando la independencia y ¿o rexeitamento? de España, sin olvidar que en Uruguay, guay, ¡pero que guay! ordenó retirar la bandera de España en un acto
público y político, aunque no llegó al extremo del Otro, que la quemó un 25 de julio. El Sr. Touriño no ha querido perder protagonismo y apoya abiertamente la
(a)normalización lingüística y la reforma de la enseñanza, con la ayuda de comisarios políticos (léase inspectores) y en contra de la opinión de muchos
docentes y de los padres de los gallegos español hablantes.

Si a todo esto ( y lo que falta), añadimos el lucimiento con la cuestión del rodaballo que se nos fue a Portugal, los médicos españoles en diáspora en el mismo
país, compensado, eso sí, por los estudiantes portugueses que vienen a ocupar plazas de españoles en la Facultad de Medicina de San Jacobo (léase Santiago), la
lamentable situación de la atención sanitaria, que más de 74.000 jóvenes gallegos tienen que buscar trabajo fuera de Galicia, las pensiones vitalicias de 15.000 euros
anuales para señores que han trabajado sólo dos años (¿Cuánto deberían cobrar los que trabajaron 40 años?), el demencial asunto de la Ciudad de la Cultura (¿Cuántos “cazos” habrá habido ahí?), que no se sabe bien porque se empecinan los del bipartito en seguir dilapidando el dinero a espuertas gracias entre otras cosas, a no retirar el impuesto de sucesiones, etc. etc.

No sé, a la vista de lo expuesto y de lo que queda sin exponer, de donde saca esa fe de carbonero, esa confianza de que vamos a tener bipartito por mucho tiempo, el Sr. Quintana. A menos que entienda por mucho tiempo el que falta para las próximas elecciones autonómicas, en las que estoy seguro de que esa nave con dos timoneles se va a ir contra las peñas, porque encima, se llevan a matar entre ellos.

Yo no voté BNG, por supuesto, sino al Sr. Touriño, al que después de esta y otras jugadas, no pienso volver a votar en mi vida. En algunos sitios, el BNG apoyó al PP, pero el Sr. Touriño ni pensó en pactar con el equipo de Feijóo, supongo que por razones ideológicas. Tanta pureza nos ha llevado a esta situación. A este gobierno de progreso…para el regreso. Tengo la esperanza, no muy fundada la verdad sea dicha, de que muchos gallegos que erraron como el que suscribe, decidan aprender de lo visto y piensen que rectificar es de sabios.
¿Bipartito para moito tempo? ¡Estás de coña, Quim!

Terrorismo
Desactivan el coche bomba con 80 kilos de explosivos del atentado fallido de ETA en Logroño
Este vehículo se encontraba junto al lugar en el que explotó esta madrugada un artefacto de escasa potencia, que podría tratarse del detonador, cerca de la delegación del Ministerio de Defensa
AGENCIAS LOGROÑO El Correo 10 Septiembre 2007

Un coche bomba cargado con alrededor de 80 kilos de explosivos, que no estalló al fallar su mecanismo de ignición, ha sido desactivado esta noche por un equipo Tedax de la Policía Nacional, ha informado el delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia.

El vehículo, un Ford Fiesta de color verde con placas dobladas de otro coche idéntico de Fuengirola (Málaga), estaba colocado junto a la delegación del Ministerio de Defensa de la capital riojana, situada en la calle Antonio Sagastuy, en pleno centro de la ciudad. El coche estaba aparcado junto a la puerta principal del edificio ministerial, de forma que la parte trasera del vehículo, donde estaba la carga explosiva, estaba dirigida contra la sede de la delegación de Defensa.

Los terroristas habían introducido el explosivo en dos grandes ollas que estaban ancladas al suelo del coche y junto a ellas habían colocado un bidón de gasolina de unos cinco litros con la intención de que provocara un incendio que borrara las posibles huellas, según el delegado del Gobierno. La delegación del Ministerio de Defensa en Logroño es un edificio de piedra y ladrillo que alberga las dependencias administrativas y que está abierto en horario de oficina, pero en el que no vive nadie de noche, según José Antonio Ulecia.

Los trabajos de desactivación del coche bomba se prolongaron durante cerca de ocho horas, desde las 23,30 en que se descubrió el automóvil hasta que se 07,30 horas en que se inutilizó la bomba, que de haber estallado hubiera causado gravísimos daños.

Pequeño artefacto
Sobre las 23,00 horas, una llamada advirtió al diario 'Gara' de San Sebastián de la colocación del una bomba el la capital riojana, cuya Policía Local acordonó una amplia zona en torno a la delegación de Defensa. Sobre las 23,30 estalló un pequeño artefacto en un Ford Fiesta situado junto a la sede de la delegación de Defensa, artefacto que resultó ser el mecanismo de ingnición del coche bomba, que no llegó a explosionar por algún fallo en el sistema.

Una vez acordonada la zona por la Policía Local se trasladó al lugar de los hechos un equipo Tedax de desactivación de explosivos llegado de Pamplona y más tarde un segundo equipo trasladado desde Bilbao. Al lugar del atentado llegaron varias ambulancias, vehículos de bomberos, Policía Nacional y Local y Guardia Civil, que mantuvieron un rígido cordón de seguridad en torno al lugar del atentado.
La Policía finalizó la desactivación sobre las 07,3O horas y levantó el cordón de seguridad de forma que pudo verse el coche-bomba con el portón trasero reventado. Junto al vehículo estaban dispuestas varias bolsas de plástico azul que contenían los 80 kilos de explosivo.

Concentración de protesta
El alcalde de Logroño, el socialista Tomás Santos, que estuvo durante toda la noche en el lugar del atentado, tranquilizó a la población en la seguridad de que las Fuerzas de Seguridad del Estado acabarían desactivando el coche-bomba, como finalmente hicieron. Santos convocó a la ciudadanía a una concentración de protesta a las 11,00 horas de hoy en la plaza del Ayuntamiento de Logroño y anunció la difusión de un comunicado de repulsa de la violencia terrorista.

En el lugar del atentado estuvo también él consejero de Administraciones Públicas del Gobierno de La Rioja, Conrado Escobar, además y otras autoridades gubernamentales y municipales. El delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia, elogió la pericia de las fuerzas de seguridad y les agradeció su trabajo en la desactivación de una bomba que de haber estallado hubiera causados enormes daños.

El 10 de junio de 2000 ETA hizo estallar un coche bomba, cargado con entre 25 y 40 kilos de dinamita, en la Gran Vía de la capital, junto a uno de sus edificios emblemáticos, que causó gravísimos daños en una amplia zona de la ciudad y obligó a desalojar a una veintena de familias aunque hubo desgracias personales.

Atentado fallido
Desactivan en Logroño un coche-bomba de ETA con 80 kilos de explosivos
La Opinión 10 Septiembre 2007

EFE El vehículo, un Ford Fiesta de color verde con placas dobladas de otro coche idéntico de Fuengirola (Málaga), estaba colocado junto a la delegación del Ministerio de Defensa de la capital riojana, situada en la calle Antonio Sagastuy, en pleno centro de la ciudad.

El coche estaba aparcado junto a la puerta principal del edificio ministerial, de forma que la parte trasera del vehículo, donde estaba la carga explosiva, estaba dirigida contra la sede de la delegación de Defensa.

Los terroristas habían introducido el explosivo en dos grandes ollas que estaban ancladas al suelo del coche y junto a ellas habían colocado un bidón de gasolina de unos cinco litros con la intención de que provocara un incendio que borrara las posibles huellas, según el delegado del Gobierno.

La delegación del Ministerio de Defensa en Logroño es un edificio de piedra y ladrillo que alberga las dependencias administrativas y que está abierto en horario de oficina, pero en el que no vive nadie de noche, según José Antonio Ulecia.

Los trabajos de desactivación del coche-bomba se prolongaron durante cerca de ocho horas, desde las 23,30 en que se descubrió el automóvil hasta las 07,30 horas, cuando se inutilizó la bomba.

Sobre las 23,00 horas, una llamada advirtió al diario "Gara" de San Sebastián de la colocación de una bomba en la capital riojana, cuya Policía Local acordonó una amplia zona en torno a la delegación de Defensa.

Sobre las 23,30 estalló un pequeño artefacto en un Ford Fiesta situado junto a la sede de la delegación de Defensa, artefacto que resultó ser el mecanismo de ignición del coche-bomba, que no llegó a explosionar por algún fallo en el sistema.

Una vez acordonada la zona por la Policía Local se trasladó al lugar de los hechos un equipo Tedax de desactivación de explosivos llegado de Pamplona, y más tarde un segundo equipo trasladado desde Bilbao.

Al lugar del atentado llegaron varias ambulancias, vehículos de bomberos, Policía Nacional y Local y Guardia Civil, que mantuvieron un rígido cordón de seguridad en torno al lugar del atentado.

El alcalde de Logroño, el socialista Tomás Santos, que estuvo durante toda la noche en el lugar del atentado, tranquilizó a la población en la seguridad de que las Fuerzas de Seguridad del Estado acabarían desactivando el coche-bomba, como finalmente hicieron.

Santos convocó a la ciudadanía a una concentración de protesta a las 11,00 horas de hoy en la plaza del Ayuntamiento de Logroño y anunció la difusión de un comunicado de repulsa de la violencia terrorista.

En el lugar del atentado estuvo también él consejero de Administraciones Públicas del Gobierno de La Rioja, Conrado Escobar, además de otras autoridades gubernamentales y municipales.

La Policía finalizó la desactivación sobre las 07,30 horas y levantó el cordón de seguridad, de forma que pudo verse el coche-bomba con el portón trasero reventado.

Junto al vehículo estaban dispuestas varias bolsas de plástico azul que contenían los 80 kilos de explosivo.

El delegado del Gobierno en La Rioja, José Antonio Ulecia, elogió la pericia de las fuerzas de seguridad y les agradeció su trabajo en la desactivación de una bomba que de haber estallado hubiera causados enormes daños.

El 10 de junio de 2000 ETA hizo estallar un coche-bomba, cargado con entre 25 y 40 kilos de dinamita, en la Gran Vía de la capital, junto a uno de sus edificios emblemáticos, que causó gravísimos daños en una amplia zona de la ciudad y obligó a desalojar a una veintena de familias, aunque no hubo desgracias personales.

IDE LA VUELTA AL PACTO ANTITERRORISTA
Pedro Sanz apela a "unidad política, judicial y policial" para desterrar el terrorismo
Tras una noche en la que ETA cumplió su amenaza de nuevos atentados –aunque los Tedax lograron desactivar el coche bomba cargado con 80 kilos de explosivos–, el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, apeló este lunes a "la unidad política, judicial y policial para que la democracia destierre definitivamente el terrorismo de España" y pidió la vuelta al Pacto Antiterrorista. Antes de la desactivación del coche bomba ocurrió una primera detonación de escasa potencia y cuyo mecanismo para provocar la explosión falló. El portavoz del PP, Eduardo Zaplana, ha insistido en que el PP apoya al Gobierno "para combatir y luchar" contra ETA, pero no "para ninguna otra estrategia".
EFE Libertad Digital 10 Septiembre 2007

Sanz Alonso, a través de un comunicado, efectuó ese llamamiento después de que un equipo Tedax de la Policía Nacional desactivara durante toda la madrugada de este lunes en Logroño un coche bomba cargado con unos ochenta kilos de explosivos, que no estalló al fallar su mecanismo de ignición.

Sanz Alonso demandó "la vuelta al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo" y pidió al Gobierno central que "utilice todos los instrumentos que ofrece la Ley contra la banda terrorista y el entorno que le apoya". Expresó su rechazo a esta acción terrorista de ETA junto a la sede del Ministerio de Defensa en la capital riojana, que "podía haber ocasionado una catástrofe".

También agradeció el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, de la Policía Local, de los servicios sanitarios y de emergencias y de los bomberos, que participaron durante toda la noche para "paliar los efectos de este acto de terrorismo".

Zaplana: el PP apoya al Gobierno "para combatir" a ETA

El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha trasladado este lunes al Gobierno el apoyo de su partido "para combatir y luchar" contra el terrorismo, pero advirtió de que el Ejecutivo no podrá contar con los populares para utilizar "ninguna otra estrategia" en materia de política antiterrorista.

En declaraciones a Telecinco, Zaplana subrayó que el periodo de negociación con la organización terrorista fue "un tiempo perdido" para acabar con ETA que "se podría haber aprovechado mejor" y recordó que el Gobierno podrá contar con el PP "para combatir y luchar" pero "para ninguna otra estrategia".

El portavoz popular de la Cámara Baja defendió que su partido nunca ha pensado en utilizar el terrorismo como herramienta electoral e indicó que durante esta legislatura el PP ha defendido sus "convicciones" soportando "muchas incomprensiones".

Condenas del PP y del PSOE
El PP de La Rioja ha expresado su más "enérgica condena y repulsa" por el atentado frustrado perpetrado por ETA en Logroño con coche bomba. "Los terroristas no van a conseguir amedrentar a una sociedad que desprecia la violencia terrorista, no conseguirán atemorizar a los demócratas a pesar de los reiterados intentos de hacer daño", agregó el PP en una nota. "La firmeza en la aplicación de los instrumentos que permite nuestro Estado de Derecho es fundamental para que los terroristas sepan que acabarán en la cárcel y que no hay posibilidades de una negociación política", concluye el comunicado.

Por su parte, el PSOE de La Rioja condenó el hecho "enérgicamente" e hizo un llamamiento a la unidad de los demócratas en la lucha contra el terrorismo. Los socialistas riojanos también felicitan y apoyan a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por "el buen trabajo realizado durante toda la noche, ya que gracias a ellos se ha podido evitar una catástrofe, y con su trabajo diario y sus éxitos policiales están debilitando a la banda terrorista". El PSOE apela a la unidad de los demócratas para "la lucha contra la barbarie y la sinrazón de la banda terrorista que, nuevamente, intenta amedrentar y alterar la vida de los españoles y hoy, en concreto, de los riojanos".

Educación
Educación persigue a Castilla y León por eliminar el sesgo ideológico de Ciudadanía
La Junta argumenta que en su decreto ha buscado la neutralidad y el respeto a la libertad de enseñanza de los padres
Mar Villasante La Razon 10 Septiembre 2007

Madrid- El Ministerio de Educación olvida su manga ancha para las enseñanzas propias de cada comunidad autónoma y recurre a la mano dura cuando se trata de que se cumplan los mínimos comunes a todas ellas, especialmente si la amenaza se cierne sobre Educación para la Ciudadanía y la «infractora» es una comunidad del PP, en este caso Castilla y León.

Las comunidades autónomas tienen un margen de desarrollo de los contenidos mínimos fijados por el Gobierno, con un porcentaje propio del 55 por ciento para las autonomías sin lengua propia y del 65 por ciento para las que la tienen.

Las comunidades del PP ya anunciaron que esperarían hasta el último momento para introducir la nueva materia (lo harán el próximo año, al contrario que las socialistas, que lo hacen este curso) y avisaron de que, además, se limitarían a los mínimos fijados por el Gobierno. Sin embargo, el Ministerio no se muestra conforme con el tratamiento que le ha dado Castilla y León, que empezará a impartir Educación para la Ciudadanía el próximo curso y en 2º de ESO.

Con lupa
En el fragor de la batalla que ha desatado la asignatura, con lupa ha examinado Educación el decreto de Secundaria de esta autonomía (publicado en mayo) y tiempo ya le ha dado a enviarle un requerimiento (en julio) con las cuestiones que el Gobierno de Juan Vicente Herrera ha podido pasar por alto.

En concreto, la Secretaría General de Educación del Ministerio (con Alejandro Tiana al frente) considera que hay aspectos básicos de la normativa del Estado que no han sido recogidos, y que se refieren tanto a objetivos y contenidos como a criterios de evaluación.

En respuesta, la Junta argumenta que la LOE, a diferencia de la Ley de Calidad del PP, no exige que los decretos de currículo incorporen las enseñanzas mínimas en sus propios términos, y añade que la redacción de su decreto no desvirtúa el sentido de los mínimos establecidos.

La Junta alega que en la enunciación de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación ha procurado buscar la simplificación formal y que en la redacción del currículo ha intentado mantener la neutralidad ideológica para que, de acuerdo con el artículo 27.3 de la Constitución, los padres puedan elegir para sus hijos una formación moral y religiosa acorde a sus convicciones.

«La materia de Educación para la Ciudadanía se ha concebido con especial atención al espacio constitucional, soslayando con voluntad explícita la implantación de una moral de Estado y respetando escrupulosamente los ámbitos de la moral individual, cuyas decisiones pertenecen a la conciencia personal de los alumnos y a la educación recibida en el seno de las familias», concluye la Consejería.

En un requerimiento enviado hace mes y medio a la Junta de Castilla y León, y al que ha tenido acceso este periódico, el Ministerio enumera, uno a uno, cada punto y cada frase de los mínimos que esta comunidad autónoma ha omitido.

Estos párrafos o fragmentos se refieren, por ejemplo, a los objetivos, con especial atención a los aspectos morales, afectivo-sexuales o rayanos con la educación que pueden corresponder a las familias.

Emociones, ética y moral. Así, la Junta no incluye en su texto que los alumnos deban «aceptar la propia identidad, las características y experiencias personales»; «desarrollar y expresar los sentimientos y las emociones»; «rechazar las discriminaciones por razón de sexo, origen, creencias, diferencias sociales, orientación afectivo-sexual o de cualquier otro tipo»; «identificar y analizar las principales teorías éticas» o «reconocer los principales conflictos sociales y morales del mundo actual».

Opciones y prejuicios. En cuanto a los contenidos mínimos, la Junta ha dejado de lado «las relaciones humanas: relaciones entre hombres y mujeres y relaciones intergeneracionales»; la «valoración crítica de la división social y sexual del trabajo y de los prejuicios sociales, racistas, xenófobos, antisemitas, sexistas y homófobos» o el «respeto y valoración crítica de las opciones personales de los ciudadanos».

Identidad y alteridad. En la parte de la Educación Ético-cívica (así se llama la asignatura en 4º de ESO), las quejas del Ministerio llegan por la omisión de contenidos sobre el «reconocimiento de los sentimientos propios y ajenos» o de cuestiones relativas al bloque sobre «Identidad y alteridad. Educación afectivo-emocional». Entre los criterios de evaluación, la Junta ha obviado el de «descubrir los sentimientos en las relaciones interpersonales, razonar las motivaciones de sus conductas y elecciones y practicar el diálotgo en las situaciones de conflicto».

Política. Los fragmentos omitidos en los que se aprecia riesgo de impartir una determinada política de Estado serían, por ejemplo, los de la «compensación de desigualdades y distribución de la renta»; «principales servicios públicos que deben garantizar las administraciones» o «derechos cívicos y políticos».

Aparte del decreto de Castilla y León, otros desarrollos que se han aprobado recientemente son los de Andalucía. Esta comunidad, que en principio había barajado tres borradores de asignatura con contenidos muy cuestionados por los colectivos que se oponen a la materia, finalmente decidió ceñirse a los mínimos fijados por el Gobierno, a los que añade el conocimiento de las instituciones de la comunidad y del Estatuto de Autonomía.

Junto con otras cinco comunidades socialistas (Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña y Extremadura) y Navarra, Andalucía será una de las siete autonomías que esta semana empieza a impartir Educación para la Ciudadanía a los alumnos de 3º de ESO. Incluso el Ministerio, al igual que las comunidades del PP, esperará a 2008 para hacer lo propio en Ceuta y Melilla, los dos territorios de su competencia.

El Dalia Lama compara la situación política de Tibet con la de Cataluña
Agencias / Periodista Digital 10 Septiembre 2007

Al XIV Dalai Lama, Tenzin Gyatso, el pan tomoca se le ha subido a la cabeza. Ha comparado la situación política, religiosa y social catalana con la del Tíbet "en algunas cosas", según ha aprovechado resaltar Carod-Rovira, después de entrevistarse con el líder espiritual del pueblo tibetano en el Palacio de Pedralbes.

Según explicó Carod, el Dalai Lama está "muy interesado en conocer la situación política y religiosa en Catalunya, que él ha comparado en algunas cosas con su Tíbet originario". Sin embargo, el vicepresidente catalán apuntó que "las realidades son distintas", aunque comparten "el deseo de los pueblos de vivir en paz y libertad".

Durante la entrevista, el Dalai Lama preguntó por los cambios demográficos y el "fenómeno de la inmigración" y mostró una "enorme preocupación" por la moral laica y el respeto religioso. Así, apostó por la diversidad "más allá de los elementos que generan confrontación, tensión e incluso violencia", explicó Carod.

El vicepresidente catalán, quien también es el responsable de la Direcció General d"Assumptes Religiosos de la Generalitat, consideró "lógico" recibir institucionalmente "en nombre del pueblo catalán" al líder tibetano, que fue premio Nobel de la Paz de 1989.

"No es la primera vez que el Dalai Lama visita Cataluña, ya lo había hecho en ocasiones anteriores y había sido recibido por representantes del Gobierno y del Parlament".

Tras su entrevista, el Dalai Lama se reunirá con el presidente del Parlament, Ernest Benach, en una visita a esta cámara. Por la tarde, pronunciará la conferencia 'El arte de la felicidad' en el Palau Sant Jordi. Las entradas para este acto están prácticamente agotadas, aunque un millar se reservan para ser vendidas directamente en el recinto.

Durante la estancia del Dalai Lama en Barcelona, que durará hasta el martes, se celebrarán dos conciertos. Uno de ellos tendrá lugar antes de la conferencia, y en él participarán la cantante Maria del Mar Bonet junto a la Escolania de Montserrat y la Comunidad Tibetana en Cataluña.

A las 20.30 horas de hoy se celebrará en la Iglesia de Santa Maria del Pi de Barcelona el segundo recital, bajo el nombre 'El canto del Lamà, interpretado por el seguidor del Dalai Lama, el Lama Gyurme. La recaudación de este recital, cuya entrada cuesta 15 euros, se destinará a los campamentos de refugiados tibetanos en la India. Antes de partir hacia Lisboa, el Dalai Lama inaugurará la nueva sede de la Casa del Tíbet, situada en el número 181 de la calle Rosselló de Barcelona.

El Dalai Lama, de 72 años, no visitaba Barcelona desde hace más de una década, tras dos cancelaciones, una de ellas atendiendo al Fòrum de les Cultures de 2004, que no se llevó a cabo por presiones de las autoridades chinas. La segunda, el pasado año, fue cancelada por motivos de salud del líder espiritual del pueblo tibetano, que actualmente vive exiliado en el norte de la India, en Dharamsala

Ingredientes para un partido
BLANCA TORQUEMADA. SAN SEBASTIÁN. ABC 10 Septiembre 2007

Estreno de Rosa Díez en la distancia corta de la deliberación de sobremesa, después de una cena de cuatro platos y postre. En San Sebastián, claro, como revela el prolijo menú. La celebrada en la noche del viernes fue una convocatoria ilustrativa de cómo se está pergeñando el que ha pasado de llamarse comúnmente «el partido de «Basta Ya»» a denominarse UPD, desde que trascendió su registro como Unidad, Progreso y Democracia.

El reclamo de la presencia de la ex dirigente del PSOE, acompañada por Fernando Savater y Carlos Martínez Gorriarán, atrajo a «protomilitantes» de toda España, deseosos de conocer de primera mano los planteamientos fundacionales de la nueva fuerza política y de lanzar sus propuestas para llevar al terreno de lo concreto la fórmula de «partido transversal», verdaderamente participativo, con la que los inspiradores del proyecto pretenden convencer al electorado. Una apuesta que deparó, al menos en esta velada, sugerencias frescas y saludables, alguna que otra incongruencia y ciertas dosis de euforia por la percepción entre los asistentes de que estaban viviendo un momento histórico. Gente de León, de Pamplona, representantes catalanes de la Regeneración Democrática escindida de Ciutadans, grupos de Madrid, Segovia, Santander o Vizcaya. Donostiarras también, por supuesto.

Muchas de las intervenciones insistieron en el reto de «acertar con el tono» para dirigirse a los ciudadanos. Sobre contenidos, al margen de la asumida necesidad de reformar la Constitución y la Ley Electoral, alguna aportación fue cazada al vuelo: «Soy funcionaria. Deberíamos explicar a la gente cuánto nos cuesta el nacionalismo. Y no es difícil encontrar los datos en los boletines oficiales». Se refería a la proliferación de burocracia dedicada en exclusiva a delirios identitarios y a las «traducciones forzosas» (y carísimas) de documentos entendibles por todos en el idioma común.

Reto a Savater
Un veterano con heridas de guerra (partícipe en la «operación reformista» de Roca) derivó a lo orgánico y retó a Savater: «No nos vale con que seas nuestro «gps», como tú has dicho. Te tienes que lanzar a la arena. Propongo que seas presidente del partido, y Rosa, secretaria general». El filósofo no recogió el guante: «Cada uno debe hacer lo que sabe hacer. Y cuando mi hijo era pequeño y le regañaba, me decía «cállate, que tú no mandas»».

Alguien veía deseable que UPD llegue a ser «parte de un gobierno nacional de concentración, con el PSOE y el PP». A otros les parecía «la peor de las pesadillas». Modesta previsión de resultados en unos casos («si no obtenemos nada seguiremos adelante») y optimismo desaforado en otros: «¿Por qué sólo podemos aspirar a «bisagra», y no a gobernar?». La apostilla no se hizo esperar: «Tú, como eres de Bilbao...». En todo caso, cundió la convicción de que se puede «influir, ser decisivos», sin necesidad de ser mayoritarios. Y entre las consideraciones, una con ribetes mediáticos: «Parece que nos va a intentar ridiculizar Eva Hache en la Cuatro. Y eso que el PSOE dice que perjudicamos al PP».

Ciutadans no se integrará en UPD, pero estudiará listas conjuntas
J.A. ABC 10 Septiembre 2007

MADRID. Ciutadans no tiene intención de disolverse como partido para integrarse en UPD, la formación política que promueve «Basta Ya», aunque el partido de Albert Rivera mostrará su total disposición a negociar con la plataforma de Fernando Savater candidaturas conjuntas de cara a las elecciones generales. Eso es lo que rechaza precisamente UPD, que opta por la integración de C´s en el nuevo partido. De hecho los inductores intelectuales de C´s, como Xavier Pericay, prefieren unir fuerzas con el partido nacido de Basta Ya en forma de fusión, tal y como avanzó el intelectual catalán en ABC.

Según informaron a Servimedia fuentes de Ciutadans, sus dirigentes analizaron el asunto de la negociación con «Basta Ya» en una reunión de su consejo general que tuvo lugar el sábado en Barcelona. Los dirigentes de Ciutadans debatieron esta cuestión y llegaron a un consenso unánime respecto a que no cabe la disolución del partido ni su fusión con la fuerza política que próximamente va a constituir la plataforma «Basta Ya» y que se denominará UPD.

La intención del partido de Rivera es negociar con UPD listas únicas en toda España, algo para lo cual la formación surgida en Cataluña mostrará su total disposición, sin que considere que haya dificultad programática para llegar a este acuerdo.

Los militantes de C´s
La posibilidad de la disolución de Ciutadans o su fusión con «Basta Ya» es algo con lo que se ha especulado en las últimas semanas, después de que la plataforma de Fernando Savater anunciara la constitución de su partido y la incorporación al mismo de la socialista Rosa Díez. No obstante, la formación de Albert Rivera continúa preparándose con intención de presentarse a las generales en distintos puntos de España, algo para lo cual está abriendo delegaciones en la mayoría de las comunidades.

Al mismo tiempo, el Consejo General de Ciutadans acordó también el sábado elegir mediante primarias a los candidatos que presentará a las generales. En este sentido, los militantes de este partido elegirán tanto a los cabezas de lista como el orden de los candidatos.

Por otra parte, el dirigente de Ciutadans reconoció en una entrevista a Europa Press que algunos militantes creyeron que su partido era una fuerza de ideología conservadora y que cuando la situación se aclaró, tras el congreso nacional de julio, se produjeron más de un centenar de bajas. Fuentes de C´s consultadas lo atribuyen a su relación mediática con determinados medios, que califican de «nociva» para el proyecto «por cerrar la entrada a votantes de izquierda desencantados, y que han identificado a nuestro partido con la derecha radical».

El propio Albert Rivera situó a Ciutadans en el centro-izquierda: «Yo me considero una persona laica, liberal y que ideológicamente se sitúa en el espacio de centro-izquierda».

Los proetarras cumplen su amenaza y convierten San Sebastián en un campo de batalla
M. LUISA G. FRANCO BILBAO. ABC 10 Septiembre 2007

Tal como había amenazado el portavoz de Askatasuna, Juan María Olano, en San Sebastián tuvieron lugar ayer violentos «combates callejeros» a partir de la una y media del mediodía, con la ciudad abarrotada de gente, al coincidir la convocatoria de manifestación del Movimiento Pro Amnistía a favor de los presos de ETA, prohibida por el Departamento vasco de Interior, con la final de las regatas de traineras en La Concha.

Once personas heridas -cinco de ellas ertzainas- y nueve detenidos, entre ellos el dirigente proetarra Juan María Olano, fue el balance de unos altercados que convirtieron la capital guipuzcoana en un campo de batalla, en un día festivo, radiante de sol, con multitud de visitantes que habían acudido a la playa o a ver las regatas.

Según informó el Departamento vasco de Interior, un ertzaina resultó herido «de cierta gravedad» en el cuello, donde sufrió varios cortes sangrantes, provocados por el lanzamiento de una botella. En el centro hospitalario al que fue trasladado, el equipo médico cortó la hemorragia que padecía y consiguió estabilizar su situación. Los otros cuatro ertzainas heridos sufrieron diversas contusiones y fueron atendidos en la plaza Zuloaga, a donde se desplazaron dos ambulancias medicalizadas. En el Hospital de Donostia fueron atendidos otros seis ciudadanos a causa de cortes, golpes y diversas lesiones. Todos ellos fueron dados de alta en la misma tarde de ayer.

En relación con los detenidos, el Departamento vasco de Interior se limitó a informar de que se trataba de ocho hombres y una mujer. La identidad de siete de ellos fue dada a conocer por el Movimiento Pro Amnistía en un comunicado. Se trata de Izaskun Azkarate, Jon Mikel Fernández, Xabier Ibaiondo, Imanol Esoain, Asier Eizagirre y Patxi Gil, además del jefe proetarra Juan María Olano.

Los anunciados altercados empezaron a la una y media del mediodía, hora a la que el Movimiento Pro Amnistía, de órbita de la banda terrorista ETA, había convocado la manifestación en el Boulevar donostiarra, centro turístico de la capital guipuzcoana. Grupos de personas intentaron iniciar la marcha, momento en que los mandos de la Ertzaintza presentes en el lugar se dirigieron a los simpatizantes de ETA para informarles de que el acto estaba prohibido y de que debían abandonar el lugar.

Despliegue policial
El importante despliegue policial, que incluía el apoyo desde el aire de un helicóptero, dejaba clara la intención del Departamento de Interior de hacer cumplir la prohibición decretada. No obstante, los manifestantes, que previamente habían coreado consignas de apoyo a los presos de ETA, no dudaron en arremeter contra el cordón de la Ertzaintza, que intentaba impedir la celebración de la marcha. Tal y como avanzó Olano la semana pasada.

Actuación de la Ertzaintza
Los ertzainas reaccionaron disolviendo a los manifestantes, que habían conseguido desplegar una pancarta con el lema en vascuence «Libertad para los presos que han cumplido su condena y para los que tienen enfermedades incurables» y que habían estado gritando lemas en euskera. como «Golpear hasta ganar».
Los manifestantes se replegaron hacia la entrada de la Parte Vieja y jóvenes encapuchados comenzaron a lanzar por los aires mesas y sillas de las terrazas de los bares y a arrojar botellas y otros objetos contra los antidisturbios. Los «combates» entre manifestantes y ertzainas continuaron durante más de tres horas, centrándose entre las calles 31 de Agosto y Juan Luis Bilbao de la Parte Vieja, repleta de bares donde los turistas se congregan por millares.

Los vecinos de San Sebastián están acostumbrados a los altercados provocados por el entorno batasuno-etarra, y que remitieron durante la última etapa del Gobierno de José María Aznar -cuando se estrechó el círculo legal y judicial que limitaba sus movimientos- y que volvieron con fuerza ante los primeros síntomas de impunidad. Después de que el Departamento de Interior se limitara a observar sucesivas convocatorias de partidos y asociaciones ilegales sin intervenir, los proetarras se han crecido lo suficiente como para desafiar a Ibarretxe.

Advertencia previa
El portavoz de Askatasuna, Juan María Olano, amenazó previamente en el diario «Gara» al Gobierno vasco con altercados si mantenía la prohibición de la convocatoria, e instó al lendakari a elegir entre «una protesta pacífica o un combate callejero», asegurando que, con prohibición o sin ella, miles de personas se manifestarían en San Sebastián.

No obstante, no fueron precisamente miles las personas que acudieron ayer a San Sebastián a manifestarse a favor de los presos de ETA, aunque sí había una multitud que intentaba seguir con normalidad las regatas de traineras en La Concha. También el portavoz de Batasuna, Joseba Álvarez, había pedido el pasado jueves una reacción ciudadana ante lo que calificó de «aceleración del ámbito represivo de los Estados español y francés», en referencia a las detenciones de miembros de ETA practicadas tras la ruptura del «proceso de negociación» y del alto el fuego de la banda terrorista.

Sin hacer un llamamiento directo a la participación en la manifestación de ayer, Álvarez había considerado la prohibición de esa manifestación un «atropello de derechos fundamentales en nombre de la seguridad», respaldando implícitamente la decisión de mantener la convocatoria, a pesar de las prohibiciones.
La marcha en San Sebastián, que no reunió a mucha gente pero que sí provocó la alarma y la atención de los medios, arropó a un comunicado de ETA que declaraba abiertos «todos los frentes».

DEBEN ONDEAR EN LOS EDIFICIOS PÚBLICOS
Tres asociaciones de jueces piden al Gobierno que aplique la ley de banderas
EL MUNDO 10 Septiembre 2007

MADRID.- Las asociaciones de jueces, cualquiera que sea su tendencia ideológica, sostienen que los tribunales han de hacer cumplir sus sentencias respecto a los símbolos del Estado y que el Gobierno debe exigir la aplicación de la ley, según informa Ángeles Escrivá en EL MUNDO.

La polémica se desencadenó a mediados de julio, cuando una sentencia del Supremo dictaminó que la bandera española debía ondear en el exterior de las instalaciones de la Academia de la Ertzaintza en Arkaute. El Alto Tribunal, aunque se refiera a este asunto, recuerda que ya en su día determinó que la bandera debía ondear "todos los días"... "en el exterior, y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado".

Antonio García, portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, es claro: "Lo que ya no debemos esperar los ciudadanos es que el Estado vuelva la espalda ante lo que es una insumisión manifiesta, una actitud retadora y un pulso al Estado." La asociación Francisco de Vitoria y Jueces para la Democracia coinciden en el cumplimiento de la ley.

"El Estado debe solicitar el cumplimiento de la sentencia. Sabemos que las sentencias a veces tienen efectos no deseados o efectos políticos y no políticos, pero al margen de la trascendencia política que puedan tener, se dictan para ser cumplidas", señala Juan Pedro Quintana, portavoz de la Francisco de Vitoria.

Así se pronuncia en igual sentido el representante de Jueces para la Democracia. Jaime Tapia -quien quiere dejar bien claro que sus manifestaciones son realizadas únicamente desde el punto de vista jurídico- tampoco tiene duda alguna. "Uno puede tener mayor o menor afección por determinadas cuestiones, pero las administraciones públicas deben cumplir los requerimientos de la Administración de Justicia", argumenta, para añadir después que "es difícil que el Estado pueda mirar hacia otro lado" y que "lo que se debe exigir a las instituciones y a las administraciones es coherencia, aunque la denuncia la interpusiera la administración regida por otro partido".

El coche bomba de Logroño no explotó por un fallo en el mecanismo de ignición
Logroño ABC 10 Septiembre 2007

El coche bomba desactivado en Logroño esta mañana por la Policía estaba cargado con 80 kilos de explosivos y no estalló porque falló el mecanismo de ignición, según explicó el Delegado del Gobierno de La Rioja, José Antonio Ulecia.

El vehículo, un Ford Fiesta de color verde, que llevaba placas de matrícula dobladas de un coche de la misma marca de Fuengirola (Málaga), estaba colocado frente a la Delegación del Ministerio de Defensa en la capital riojana.

En el interior habían sido instaladas dos grandes ollas llenas hasta el borde de explosivos y perfectamente ancladas al suelo del automóvil, además de un bidón con cinco litros de gasolina, explicó el delegado de Gobierno.

Un equipo de desactivación de explosivos, que estaba operando desde las 23.30 horas de anoche, consiguió neutralizar esta carga poco antes de las siete y media de la mañana.

Las Fuerzas de Seguridad levantaron poco después el dispositivo colocado en la zona para realizar estas labores de desactivación del coche bomba, que estaba dotado de un mecanismo "muy sofisticado", según fuentes de la lucha antiterrorista.

Galicia Bilingüe presenta en Vigo su proyecto
Redacción MinutoDigital 10 Septiembre 2007

La mayor ciudad de Galicia, Vigo, con un 80% de castellanohablantes, fue elegida por Galicia Bilingüe para presentar su proyecto de cara a reivindicar la libertad de los padres y alumnos a escoger la lengua en la que desean que su formación les sea impartida, frente a la imposición forzosa del gallego en la enseñanza del nuevo Decreto de Normalización Lingüística elaborado por la Xunta presidida por PSOE y BNG.

Más de 300 personas asintieron al acto de presentación, en el que la presidenta de la asociación, Gloria Lago, rechazó la idea que desde el nacionalismo se quiere extender, de que los gallegos castellanohablantes son malos gallegos. “Somos tan gallegos como los que hablan gallego, y no malos gallegos cómo nos quieren hacer creer”.

Tras resaltar que en Galicia han convivido con naturalidad el gallego y el castellano sin problemas desde hace siglos, apelo al carácter bilingüe de la población, para garantizar que esa riqueza no se pierda debido a la pretensión nacionalista de excluir el español de la sociedad gallega. Para Galicia Bilingüe los dos idiomas tienen la misma validez, y “el bilingüismo que hay en nuestra sociedad debería ser reflejado de igual manera por la Administración”. Por eso, tras el primer objetivo en materia educativa, la segunda línea de actuación de la asociación se fundamenta en la relación de los ciudadanos con la Administración. Defienden el derecho a que los documentos públicos, y el trato con sus organismos pueda efectuarse en ambos idiomas “y no sólo en gallego, como ahora”.

Gloria Lago también destacó la desigualdad de armas con que la iniciativa ciudadana se enfrenta al peso del aparato de poder en Galicia. A Mesa pola Normalización Lingüística, dominada por el BNG, la Asociación Socio-Pedagóxica Galega, de signo también nacionalista, los Comités Abertos de Estudantes o el ultraizquierdista Sindicato de Estudantes; los sindicatos CCOO, CIG, UXT, STEG, FSIE, etc. cuentan con fuertes apoyos políticos, mediáticos y financieros desde la Xunta y otros organismos oficiales, mientras que la nueva asociación solo cuenta con la fuerza que el pueblo gallego pueda brindarles.

Parece que la sociedad gallega no va a consentir dócilmente que en Galicia se siga un proceso de inmersión lingüística como el que se ha perpetrado en Cataluña, con la clara intención de usar la lengua como arma política por parte de los nacionalistas en contra de la unidad de España y la convivencia nacional.

Bilingüismo obligatorio jamás
Nota del Editor 10 Septiembre 2007

Salvo el nombre, parece correcto el planteamiento de Galicia bilingüe, pues debería se Galicia libre. El mero hecho de hablar de bilingüismo es muy peligroso, no se pueden igualar el español y la lengua regional, el español es de conocimiento obligado, la lengua regional implica el derecho de los que líbremente lo deseen a ser educados en las primeras etapas en tal lengua, después, por razones económicas, tal derecho debería desaparecer, nadie puede pretender que en la enseñanza primarii, secundaria y universidad se le suministre la opción de estudiar en la lengua regional, y por la misma, los demás servicios de la administración pública.

Un vocal del CGPJ pide la independencia para frenar el “genocidio” catalán

Alfons López Tena lidera la plataforma por el “Estado catalán” que se presenta hoy en vísperas de la Diada
Estrella Digital 10 Septiembre 2007

Madrid
El vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Alfons López Tena pertenece a la plataforma el Círculo de Estudios Soberanistas, una organización que pretende aglutinar a pretendidos intelectuales y profesionales defensores del "Estado catalán" y que hoy se presentará oficialmente en Barcelona en vísperas de la Diada del 11 de septiembre. López Tena, de CDC, y el profesor de Derecho Constitucional Héctor López Bofill, de ERC, han dediciado buena parte de su carrera profesional a estudiar la viabilidad de la independencia de Cataluña, según publica ABC. Este foro que comparte con el líder de CiU, Artur Mas, la pretensión de aunar los esfuerzos de Convergencia y ERC para hacer frente a la decadencia que, en su opinión, genera la sumisión de Cataluña del Estado.

Los promotores de este "think-tank" harán público su manifiesto, cuyo contenido está inspirado en el libro publicado por López Tena "Cataluña bajo España. La opresión nacional en democracia", éxito de ventas en la última festividad de Sant Jordi y que está prologado por el propio López Bofill.

Miembro de la cúpula judicial y, por tanto, de uno de los pilares básicos del Estado, López Tena nació en Sagunto (Valencia) es notario de profesión y fue nombrado vocal del CGPJ a propuesta de CiU. Parte de la premisa de que es necesario redefinir la relación Cataluña-España porque la vía autonomista ha muerto.

Afirma que ante la "secular confrontación entre dos proyectos nacionales" hay tres opciones: "La extinción de la nación catalana (por asimilación), la mutilación de la nación española (por la independencia catalana) o hacer compatibles ambas naciones en el mismo Estado plurinacional (si los españoles abandonan su pretensión de asimilar como españoles a los catalanes)".

Tres vías
De estas tres vías, "la independencia es más fácil que convertir el Estado español en plurinacional, porque no necesita el acuerdo de los españoles, sino sólo la decisión mayoritaria de los mismos catalanes, aplicando los principios democráticos no ya en el interior del Estado, sino para hacer y deshacer".

Durante la presentación de su libro, el notario dijo estar convencido de que en ningún caso una declaración de independencia comportaría una intervención del Ejército, pues, a su juicio, una guerra es imposible en el contexto de la UE.

López Tena cree que "no somos los únicos del mundo sometidos a un proceso de discriminación, exclusión, subordinación y, a fin de cuentas, asimilación y/o genocidio, y debemos analizar qué han pensado y qué han hecho para salir adelante los pueblos colonizados, las minorías nacionales, las razas sometidas, el género subordinado, las orientaciones sexuales perseguidas, los damnificados de la tierra".

Y abunda en ello: "El reconocimiento constitucional por parte del Estado español del derecho de la nación catalana a la autodeterminación no es necesario para la independencia, cuyo ejercicio no necesita otro reconocimiento que el establecido por la ONU y aceptado por el Estado español ratificando los tratados susodichos. Si la opción es la independencia, no hace falta que el Estado español lo reconozca".

Estado
"Es necesario -añade-, como toda nación, un marco de poder para continuar existiendo, porque no podremos hacerlo si estamos en un Estado que nos es contrario. O el Estado es de todas las naciones incluidas, también la catalana y la española, o hacemos un Estado propio".

López Tena, que califica de étnico el "proyecto nacional español" y habla de "expolio fiscal", es escéptico sobre el nivel de compresión de los "españoles" hacia Cataluña.

"El error catalán de la transición fue confiar en el entendimiento, confiar que los españoles habían cambiado también es las cuestiones nacionales, y que poco a poco la plurinacionalidad del Estado sería asumida cordialmente como un activo a promover".

Recuerda que en la negociación del Estatuto ya se evidenció "la agotadora guerrilla que aún continúa: los catalanes piden algo, los españoles se niegan, y si no tienen más remedio, lo conceden a regañadientes, con la voluntad de quitárselo a la primera ocasión".

El autor cree que esta situación es inevitable "mientras sean los españoles los amos del Estado" y "mientras los españoles sean como son. Ya no es pedagogía lo que se necesita, se ha revelado una vía muerta; ya no es el entendimiento por el convencimiento, sino la garantía que sólo da el poder propio".

Recortes de Prensa   Página Inicial