AGLI

Recortes de Prensa    Martes 25 Septiembre   2007

Dos mensajes
La ruptura de las reglas del juego
Pío Moa Libertad Digital 25 Septiembre 2007

La política es el territorio de la lucha por el poder, y por tanto de la violencia. Una de las grandes ventajas de la democracia es que permite la alternancia en el poder sin revoluciones o violencia, pero ésta sigue presente implícitamente. Podría formularse así: “Yo acepto que tú gobiernes, resignándome a una oposición pacífica, siempre que tú respetes las reglas del juego que garantizan la limpieza electoral y las libertades y derechos que a mí me permitirán, eventualmente, gobernar a mi vez”. Obviamente, si una de las partes rompe las normas, está imponiendo un despotismo, y la otra parte queda automáticamente liberada, a su vez, de respetarlas –en otro caso quedaría en desventaja y forzado a respetar la arbitrariedad--, con lo cual la violencia tiende a reaparecer en toda su crudeza.

Por lo tanto, la democracia no puede funcionar si sus principales partidos no aceptan las reglas, normalmente condensadas en las constituciones. Aquí surge un problema: ¿qué ocurre con los partidos antidemocráticos? Porque las libertades no lo serían si ellos no pudieran ejercerlas también. Así, los partidos comunistas y otros totalitarios han disfrutado y disfrutan de las libertades democráticas, pero está claro que ello resulta aceptable sólo en cuanto no alcancen el poder, pues si lo hicieran y aplicaran sus concepciones, la democracia naufragaría. En otras palabras, la democracia descansa en el supuesto de que la mayoría de los ciudadanos no votará a un partido contrario a las libertades; y por lo común así ha ocurrido. Pero no siempre. Hitler obtuvo el poder democráticamente, y afirmando que no iba a eliminar la Constitución, sino a interpretarla de manera más “profunda” (más “generosa”, quizá dirían otros ahora). Lo mismo ocurrió con Allende, también llegado al poder por medios democráticos, para enseguida comenzar el proceso de demolición del sistema de libertades.

Tradicionalmente el PSOE ha sido marxista y, por tanto, antidemocrático. Fue el mayor cáncer de la república y el principal causante de su ruina, autor de la rebelión de octubre del 1934 –70 aniversario de ella este año– contra un gobierno legítimo. Rebelión diseñada textualmente como guerra civil. Rompió entonces con la Constitución impuesta –que no consensuada– por la propia izquierda, toda la cual apoyó políticamente, y casi sin excepción, la insurrección armada del PSOE y la Esquerra catalana. El sistema republicano pudo entonces quebrar si la derecha, sintiéndose a su vez liberada de las obligaciones constitucionales, hubiera replicado con un contragolpe. Pero defendió la ley y las libertades, y en 1936 las izquierdas volvieron al gobierno tras unas elecciones anómalas. Que no habían aprendido ni rectificado nada desde el 34, lo revela el maremagnum de disturbios y crímenes subsiguiente, amparado de hecho por un gobierno que perdió su ya dudosa legitimidad de origen al negarse a hacer cumplir la ley, la cual pasó a imponerse desde la calle. Conocemos el resultado.

Pero el poder en manos de un partido antidemocrático no es el único peligro. Un partido moderado puede dejar de serlo una vez en el poder, puede abusar de éste, vulnerando los derechos y libertades comunes. Esa tentación alcanza, con más o menos intensidad, a todas las fuerzas políticas. La oposición debe impedir que el abuso llegue muy lejos, pero el partido gobernante tiende casi siempre a usar su superioridad de medios para reducir a la impotencia a la oposición. El problema consiste en saber cuándo las vulneraciones amenazan destruir el sistema y hasta dónde pueden ser toleradas.

Durante la transición el PSOE abandonó el marxismo y apareció como un partido moderado, pero cuando consiguió el poder multiplicó sus ataques a la democracia. Intentó blindar la corrupción mediante leyes que impidieran su denuncia –y el nivel alcanzado por la corrupción constituía en sí mismo un ataque al sistema–; urdió conspiraciones para destruir o menguar la libertad de prensa, hundiendo a medios de masas críticos hacia él; en su tratamiento del terrorismo combinó la negociación con los delincuentes y la persecución ilegal de ellos; y así muchos otros actos que en algunos momentos llevaron al sistema a una situación difícil. Por fortuna la resistencia de la sociedad civil y las elecciones terminaron con el largo gobierno de aquel grupo insaciable de poder y de dinero, antes de que el mecanismo democrático se resintiera de modo irreversible.

Pues bien, ahora volvemos a una situación semejante. Para reconquistar el poder, el PSOE, en alianza con los comunistas y los secesionistas, ha utilizado tácticas extremistas y violentas, pretendiendo imponerse desde la calle y promoviendo en toda España un ambiente similar al de las Vascongadas. Apenas ganadas las elecciones, sus primeras medidas sólo pueden interpretarse como una victoria en toda regla del terrorismo islámico: ha sido, sin duda, la más importante victoria obtenida por Al Qaida hasta la fecha, confirmación aparente de su estrategia bélica de “cuarta generación”, mal conocida en España, o deliberadamente ocultada por algunas fuerzas políticas. Muchas concepciones y actos del actual gobierno tienden a otorgar rentabilidad política al terrorismo. Por otra parte la actual oposición va a encontrar enormemente limitada su capacidad de expresión… debido sobre todo a sus propias torpezas.

Estos hechos vulneran gravemente las reglas del juego democrático, sustituyen la moderación por el extremismo, y la política por la demagogia. Su gravedad consiste en que no son simples salidas de tono o estridencias momentáneas, pues se encuadran en una estrategia para acabar unilateralmente con la Constitución. Si la ley básica ha funcionado durante un cuarto de siglo, a pesar de sus fallos, de las vulneraciones de la época felipista y de la constante erosión e incumplimiento de sus normas en Vascongadas y Cataluña, se debe a que, en contraste con la Constitución republicana, la actual fue elaborada por consenso de casi todas las fuerzas políticas relevantes. Pero ahora, siguiendo una vieja tradición de trágala, golpista en el fondo, las izquierdas y los nacionalismos regionales pretenden hacer tabla rasa de la Transición democrática y fabricarse e imponer una Constitución a su gusto y al de quienes proclaman sin rebozo su intención de disgregar España.

Tal propósito, lo disfracen como lo disfracen (“generosidad”, “valentía”, “pluralismo” y hasta “regeneración democrática” le llaman ahora) sería totalmente inaceptable para millones de ciudadanos, entrañaría una ruptura radical de las reglas del juego, e impondría en España una forma de despotismo.

Lo cual plantea un arduo problema: ¿cómo reaccionar a esa ruptura, y por tanto al peligro evidente de ruina de la democracia? No tengo la respuesta, pero el asunto me parece grave en extremo, y merecedor de la más seria reflexión.

---Obsérvese el mensaje de Rajoy, que nos comunica con mucho optimismo que se encuentra en plena forma para gobernar, algo que habrá elevado el entusiasmo de los españoles al infinito.

El partido de Buesa y de Rosa Díez, en cambio, ha anunciado un programa muy distinto: el desarrollo y reforma de la Constitución y la ley electoral, el avance en la democratización del país después de la experiencia de treinta años y los evidentísimos déficits políticos que arrastramos, que permiten que bandas de políticos robaperas gobiernen un país con la historia y la tradición de España.

Los pueblos serios avanzan examinando su propia experiencia y mejorando a partir de ella. Algo que en España siempre ha chocado con mil obstáculos que han provocado tantas convulsiones.

ETA en el norte
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 25 Septiembre 2007

La operación desarrollada ayer por la Gendarmería contra los presuntos responsables de algunos atentados perpetrados en territorio francés ha puesto de relieve la existencia de, al menos, lazos personales entre los sospechosos y el entorno de ETA. La investigación determinará si además de lazos personales hay otro tipo de vínculos que impliquen a la organización terrorista en la realización de estos atentados o, al menos, en su inducción.

De momento ya sabemos que cuando se tira del cabo de una cereza del norte aparecen enganchadas otras cerezas del sur. Durante mucho tiempo, los atentados en el País Vasco francés fueron cometidos por Iparretarrak, organización que en los ochenta no era bien vista por ETA que no quería provocar a las autoridades de París.

En 1993, las dos organizaciones se reunieron para estudiar la posibilidad de coordinar sus actividades. ETA exigió un acuerdo político previo antes de colaborar con IK. En septiembre de 1999 volvieron a reunirse dirigentes de los dos grupos y tampoco hubo acuerdo porque Iparretarrak reclamaba que se respetara la «especificidad política» del País Vasco francés, frente a las pretensiones etarras de fusionar las dos organizaciones. Después de aquel encuentro siguieron dos años de intercambio de críticas.

«ETA siempre ha tomado a Iparralde como lugar de refugio y para surtirse de militantes. Siempre nos han impuesto el frente único, primero deberíamos luchar juntos contra Madrid para ganar la batalla a Madrid y una vez vencido el frente de Hegoalde (País Vasco español) juntos actuaríamos contra París. La lucha de Hegoalde estaba ganada en dos años, eso es lo que nos dijeron hace 25 años», señalaba el líder de IK, Philippe Bidart en marzo de 2001.

Ante los desacuerdos para llevar a cabo la fusión, ETA decidió en 2003 lanzar un ultimátum sobre IK: o aceptaban integrarse en ETA o «ficharían» a los miembros de Iparretarrak individualmente. Y así fue. Se trataba de aplicar la misma 'opa hostil' que Batasuna había llevado a cabo en el ámbito político sobre Abertzaleen Batasuna dividiendo a este movimiento y llevándose a una parte de sus miembros para extender al País Vasco francés las actividades del partido creado en el sur.

Durante los últimos años, ETA ha atraído a su órbita a los sectores del nacionalismo vasco francés más inclinados al activismo violento y muchos de ellos se han implicado en las filas de la propia organización terrorista para realizar tareas tanto en territorio francés como español. Para los responsables policiales galos, la violencia que antaño realizaba IK la llevan ahora los miembros de Segi y del entorno de Batasuna.

f.dominguez@diario-elcorreo.com

Regina Otaola en Libertad
EDITORIAL Libertad Digital 25 Septiembre 2007

De todos los políticos que luchan por la libertad en el País Vasco la popular Regina Otaola es quizá la figura más significativa. Alcaldesa contra todo pronóstico de un pequeño pueblo guipuzcoano devastado por el nacionalismo en su rama más criminal, la historia de Regina es un ejemplo de ciudadanía, coraje y convicciones democráticas. Porque, no nos engañemos, aunque los socialistas la ninguneen y los nacionalistas la acusen de provocadora, tomar las riendas de un municipio como Lizarza es cualquier cosa menos fácil.

Enclavado en una zona de la provincia donde el nacionalismo radical ha echado raíces profundas, Lizarza es posiblemente la plaza más difícil que un alcalde demócrata defiende en toda España. Desde que tomase posesión el pasado verano Regina Otaola vive bajo permanente amenaza de muerte, es objeto de insultos arrojados en plena calle y su legitimidad como alcaldesa no para de ponerse en duda. A pesar de todas estas dificultades, Regina, guipuzcoana y española a un tiempo, se ha enfrentado con decisión a los que no quieren dejarle hablar, a los que no respetan el resultado de las urnas y ha devuelto la normalidad institucional a un pueblo dominado por el miedo y la barbarie.

Valga como muestra la fachada del ayuntamiento que ella preside. Donde antes ondeaban los retratos de los asesinos etarras ahora lo hacen las tres enseñas que le son propias a Lizarza: la española, la vasca y la municipal. Ambas fachadas pueden verse encabezando la bitácora que, desde hoy mismo, Regina Otaola publica en Libertad Digital. Los que admiran a esta eibarresa luchadora y valiente podrán leer las reflexiones de la regidora de Lizarza y comentarlas en absoluta libertad, la misma que tanto falta en la tierra desde la que ella escribe.

Coacciones
A Lizarza, vía Gerona
Cristina Losada Libertad Digital 25 Septiembre 2007

Que no todos los políticos son iguales, al contrario de lo que sostiene el tópico y comodín de perezosos mentales, lo demuestra la comparación entre las alcaldesas de Lizarza y de Gerona. El otro día vi por televisión a la segunda, que es del PSC, en el momento en que permitía que el pleno municipal fuese ocupado por unos cuantos fetichistas de cierta bandera y amantes de los autos de fe. Seguramente no pensaba hacer ningún comentario cuando finalizó el espectáculo, pero interpelada por una concejal del PP, hubo de justificar su inacción. Total –vino a decir la señora– sólo han sido dos minutos y, ¿ve?, aquí no ha pasado nada. Lo primero era cierto, pero irrelevante; lo segundo, en cambio, falso y peligroso. Y si no, que mire la alcaldesa de Gerona hacia Lizarza, que es un ejemplo entre muchos de todo lo que pueden dar de sí sucesos que se toleran so pretexto de su insignificancia, cuando tienen por el contrario, y como saben sus protagonistas, la mayor significación.

En Gerona estos días, como antes en numerosas localidades del País Vasco, se enseñorean del espacio público grupos de estilo matonil que empiezan retando, siguen amenazando y acaban acosando y haciendo la vida imposible a los que no se someten a su dictado. Cualquier centímetro que se les ceda, con la esperanza de que así no la liarán más gorda y habrán de retirarse desfogados, lo convierten en la plataforma de lanzamiento para el siguiente avance. Los maulets, maulas o lo que fuesen de Gerona eran cuatro y enclenques. De haberse levantado la señora alcaldesa de su sillón para bufarles, lo más probable es que hubieran huido espantados. Pero ahí surge la complicidad, el "son de los nuestros" y, más allá, el cálculo de que estas pandillas de la porra hacen el trabajo, tan sucio como útil, de estigmatizar y amedrentar al adversario.

Son conocidos los mecanismos por los cuales las personas sometidas a la presión de minorías agresivas se acomodan a ellas con esta o aquella excusa y luego, metidas en la ciénaga de autojustificaciones, responsabilizan de las perturbaciones a las víctimas directas. Lo hicieron los alemanes cuando ante la violencia nazi culparon a los judíos. Lo hacen en España miles de personas. Dejan actuar a los que amenazan de muerte, queman, ocupan ayuntamientos o intimidan a manifestantes pacíficos y después les echan la culpa a los que "provocan", que son sencillamente los que no se resignan, como ellos, a capitular ante la jauría. Posiblemente, doña Ana Pagans, alcaldesa de Gerona, piensa que la de Lizarza ha "provocado" a los partidarios de ETA por el insignificante motivo de una bandera.

Pero en ese pueblo vasco, Regina Otaola está tratando de recuperar para la libertad y para los demócratas el espacio que usurparon los totalitarios gracias al cómplice mirar para otro lado que han aplicado representantes de otros partidos y el propio Gobierno vasco. En esa pequeña localidad, una más del territorio conquistado por los proetarras por dejación de responsabilidades, se está desandando el camino fatal gracias a una señora del PP que niega ser una heroína, pero nos lo parece por el inevitable contraste con la cobardía de los demás. Mientras, en Gerona, y no es una excepción ni mucho menos, el tren ha partido en sentido contrario.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Sin cuartel para el Rey; distinto es ZP
Lorenzo Contreras Estrella Digital 25 Septiembre 2007

Al mismo tiempo que ETA, a través de Gara, rompe ruidosamente el perfil confidencial de sus repetidos contactos con el PSOE y con los enviados de Zapatero, que viene a ser lo mismo, la ofensiva contra la Corona desde Cataluña y el País Vasco, por parte de los nacionalistas, se va acentuando. Al Rey no se le perdona que lo sea, y en las circunstancias en que lo ha sido, del mismo modo que a Zapatero no se le permite la entrada “bajo palio” en el templo de la reelección electoral, aunque se le facilite la victoria en marzo, que es lo que a ETA le conviene. Un aspecto de la realidad, este último, que ahora descubren algunos con carácter de hallazgo exclusivo, cuando en verdad algún que otro comentarista —yo mismo, por ejemplo— hace meses y meses que venimos señalándolo.

Ahora salen esos con “la novedad” de que “no matar” ha sido, desde que ZP gobierna, una de las premisas del entendimiento para que la operación de asegurarle al actual ocupante de la Moncloa un nuevo mandato de cuatro años, y los que puedan añadirse, se convierta en realidad. Pues claro. ETA no ha matado porque no ha querido, y si mató en la terminal de Barajas fue porque no pudo sospechar que dos ecuatorianos se habían quedado durmiendo en sus coches allí aparcados. Lo que la banda —diga lo que diga ahora— no descubre para nada es que el “quinto mandamiento” entraba en los iniciales términos del pacto y del precio político. Un precio que, extendido en plan de compensación a la impunidad de los etarras y al programa de brazos caídos de la Policía y de los jueces, no podía ser aceptado por el Gobierno antes de las elecciones de marzo. Luego ya se verá.

A ETA, con esta actitud negativa del Gobierno en ese punto concreto, se le facilitaba una temporal retirada, siempre relativa, a sus cuarteles preelectorales de invierno. Alguna bomba que otra, eso sí, procurando no matar todavía, encajaba en el marco de la componenda. Lo mismo que una intensificación de la kale borroka y un mantenimiento de las extorsiones a empresarios. La Guardia Civil era “avisada” en Durango, por ejemplo, de que ETA puede seguir matando, no faltaba más.

La banda sabe, y así lo manifiesta con toda crudeza en su extenso comunicado sobre el “proceso de negociación” (que Gara facilita), hasta qué punto Zapatero practica el silencio elocuente y permisivo cada vez que le preguntan cuáles son sus futuros planes “de pacificación”. Y de paso se hace de la Corona, en combinación con los nacionalistas más radicales de Cataluña, uno de los objetivos que pueden servir para perfilar el gran vuelco de la situación cuando llegue la coyuntura propicia.

La verdad es que el Rey ha procurado mostrarse flexible con quienes buscan su perdición. Se nos ha olvidado que en la Pascua Militar de 1999, siendo presidente del Gobierno José María Aznar, Don Juan Carlos comentó que convenía mantener los iniciales contactos con la banda o con su entorno, pese a que la organización terrorista había enviado a sus encapuchados, con cócteles molotov, a las proximidades de la casa Cuartel de la Guardia Civil en Getxo, Bilbao. Hablaba el monarca a los periodistas que cubrían la clásica ceremonia del palacio real. Y decía, contra la opinión de Aznar, que “los atentados son compatibles con el diálogo y la participación en las instituciones democráticas”. Todo un anticipo de lo que después ha venido y, en apariencia, se tambalea.

El Rey estaba en línea con aquella famosa frase suya dirigida al nacionalista republicano Benach, presidente del Parlamento de Cataluña: “Hablando se entiende la gente”. Y tanto. Ya se está viendo.

Meses después, Iñaki Anasagasti, senador por el PNV, atacó a la familia real, ya en el marco ambiental de la famosa viñeta de El Jueves. El senador profetizó que la permanencia de la familia real en los palacios de La Zarzuela y Marivent “tiene fecha de caducidad”. O sea, guerra política sin cuartel.

Mr. Bean visita la ONU para escarnio de nuestra política exterior
Federico Quevedo El Confidencial 25 Septiembre 2007

Que nadie entienda esto como que me tomo a cachondeo lo del cambio climático y sus perniciosos efectos sobre la vida en nuestro planeta. Sin embargo, lo cierto es que ya en otros tiempos se produjo un cambio climático de similares características, sin que mediara ayuda humana, y aunque no podemos negar que la mano del hombre ha contribuido generosamente a estropear nuestro medio ambiente, eso también debe ser tenido en cuenta para concluir que, probablemente, nos encontramos en un cambio del ciclo del clima cuya evolución será, a todas luces, imparable. No está mal, sin embargo, que la ciudadanía sea alertada por los líderes de referencia mundial como Rodríguez y contaminadores a tutiplén como Al Gore de los efectos perniciosos del cambio climático... Ya saben, provoca más muertes al año que el terrorismo, y por eso es más importante dejar de usar desodorante en spray que poner entre rejas a los alborotadores de ANV.

Rodríguez se ha ido a la ONU a hablar de medio ambiente, que es lo que a él le gusta, y no de la negociación con ETA, el auge del radicalismo nacionalista, la crisis económica, la ley de banderas, las promesas electorales que no lo son y esos otros asuntos menores y con los que tanto le incordia la oposición. Rodríguez se ha ido a Nueva York, esa ciudad que a todos los progres del mundo les gustaría que estuviera en cualquier otro sitio menos en Estados Unidos pero que, jódanse, está en Estados Unidos. Allí Rodríguez ha asistido –ayer- a la cumbre de la ONU sobre medio ambiente organizada por el secretario general de este organismo, Ban Ki-Moon, como anticipo de la cumbre de Bali, y después –hoy- a la Asamblea General de la ONU. Y, cómo no, va a desplegar una intensísima agenda de contactos internaciones y se reunirá nada más y nada menos que con los primeros ministros de, a saber: Mauritania, Turquía y Bolivia.

No es que yo quiera hacerles un feo a los señores Erdogán, Evo Morales y como quiera que se llame el de Mauritania, pero, por favor, ¿es que no había ningún otro líder internacional que quisiera reunirse con este hombre? ¿Ni siquiera por compasión? En Moncloa lo justifican diciendo que lo importante del viaje era el tema del medio ambiente... Ya. Como que nos chupamos el dedo. No crean que se queda ahí la cosa, porque incluso aseguran que ahora que a Bush le queda poco mandato, lo que quiere Zapatero es confiar en su marcha para que España recupere su papel internacional, y para eso pretende que nos convirtamos en un país de referencia en la lucha contra el cambio climático. Como canto de sirena está bien, y hasta suena bonito, pero en poca consideración deben tenernos cuando ni siquiera se invitó a Rodríguez a la cena de Vips de ayer por la noche y hubo que remover Roma con Santiago para conseguir una sillita, aunque fuera en una esquina de la mesa.

¿Y como quiere conseguirlo? Poniendo pasta. Este tío se ha creído que con cargo al presupuesto puede comprar votos y cargos. Ya lo hizo con Koffi Anan, ¿se acuerdan? Entonces se inventó aquello de la Alianza de Civilizaciones y Koffi Anan consiguió un sitio donde caerse muerto cuando se le acabó el mandato, con cargo a los impuestos del sufrido contribuyente español. Y ahora se quiere ganar los favores de Ban Ki-Moon con la misma estrategia, y por eso a los ocho millones de dólares que había prometido España de aportación para el programa contra el cambio climático, vamos a añadir otros tres millones más fruto de la inmensa generosidad de nuestro amado presidente... ¡Hala, como total nos sobra pasta por un tubo...! A mi no extraña que Pedro Solbes quiera poner pies en polvorosa y no encabezar ninguna lista del PSOE a las generales... Menudo papelón, en cada mitin teniendo que desmentir a Rodríguez...

El caso es que una vez que la Alianza de Civilizaciones pasó a engrosar la biblioteca del olvido internacional, ahora la gran apuesta diplomática de Rodríguez es la supervivencia de las margaritas. No me extraña que en las escasas cumbres internacionales a las que asiste nuestro presidente, los diplomáticos, a sus espaldas, esbocen pícaras sonrisas alertados por el indudable parecido entre Rodríguez y el cómico británico Rowan Atkinson, más conocido por Mr. Bean. Por desgracia, ese es el lugar que hoy ocupa nuestra política exterior, un lugar de sonrojo y escarnio, el lugar del desprestigio y la indiferencia internacionales. Rodríguez ha tirado por la borda la labor de muchos años de nuestra diplomacia, y lo ha conseguido el solito, sin ayuda... Como Mr. Bean.

Terroristas sin fecha de caducidad
Editorial ABC 25 Septiembre 2007

EL PP ha presentado en el Congreso una propuesta de reforma del Código Penal que debería ser aceptada sin polémica por el PSOE. Los populares proponen que los delitos de terrorismo no prescriban nunca, lo que permitiría su persecución indefinida, sin que los terroristas puedan aprovechar el paso del tiempo para asegurarse su impunidad. La reforma tiene una gran importancia jurídica y política. La imprescriptibilidad sólo debe ser una excepción a la regla general -la acción penal debe ejercerse en un plazo de tiempo-, y ha de aplicarse a los delitos más odiosos. Alemania, por ejemplo, la establece para el genocidio y el asesinato. Por eso hay que ser prudente en la regulación de la imprescriptibilidad de los delitos, porque la posibilidad de no poner límites temporales a la persecución judicial de los crímenes debe conjugarse con el deber del Estado de actuar diligentemente contra los sospechosos y el derecho del presunto autor a defenderse con pruebas que, después de muchos años, pueden haber desaparecido.

El Código Penal vigente, aprobado en 1985, dispone que los delitos de genocidio, lesa humanidad y contra la población civil en conflictos armados no prescribirán en ningún caso. La misma regulación se contiene en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, creada en 1988 por Naciones Unidas. Sería coherente dar al terrorismo el mismo tratamiento, equiparándolo con las agresiones más graves a la comunidad internacional. Cabe recordar que en octubre de 2002, el juez Baltasar Garzón dictó un auto en el que ordenaba investigar a ETA y a su entramado por crímenes contra la humanidad. Garzón imputaba a los terroristas y a sus terminales de Batasuna la ejecución de un plan de «limpieza étnica», que provocó el «éxodo de una parte sustancial de la población del País Vasco».

Además, el carácter organizado de la delincuencia terrorista facilita a sus criminales la fuga y la ocultación para obstruir la acción de la Justicia, hasta llegar a la más absoluta impunidad, Con la imprescriptibilidad del terrorismo, los etarras perderían esta ventaja -y, con ellos, quienes quisieran utilizarla en una mesa de negociación- y serían prófugos permanentes en cualquier punto del planeta. El Estado se vería reforzado porque ya no dejaría indefenso su poder punitivo ante la capacidad de encubrimiento de la organización terrorista. Incluso sería deseable que esta reforma se viera complementada con la implantación del juicio en ausencia, con el que sería posible juzgar y condenar a un terrorista aunque estuviera fugado. Es un modelo procesal aceptado en la mayoría de los países europeos y su constitucionalidad estaría garantizada con la posibilidad del condenado en ausencia de interponer un recurso de revisión contra la sentencia.

Lo importante de la propuesta del PP, desde el punto de vista político, es que demuestra que el Estado de Derecho tiene muchos recursos aún sin aplicar para derrotar al terrorismo.

Iñaki Ezquerra, presidente del Foro de Ermua
«Zapatero quiere hacer de otra tregua trampa un programa de legislatura»
Por Miguel Pato Periodista Digital 25 Septiembre 2007

Iñaki Ezquerra cuenta en Periodista Digital Radio que “Es triste y doloroso que nos acusen de estar a la sombra del PP” lamenta el nuevo presidente del Foro de Ermua cuya nueva directiva ha sido elegida este dominda tras la dimisión en pleno de la anterior el pasado 13 de septiembre.

Es injusto cuestionar la confianza de la Junta Directiva y de nuestra independencia por la que hemos pagado un alto precio. Una cosa es que el Foro de Ermua incida políticamente y otra que haga partidismo.

A medidas de septiembre el entonces presidente del Foro de Ermua propició la dimisión en bloque de la Junta Directiva de este movimiento cívico tras declarar que estaba claramente influida por la línea política del Partido Popular. Su sucesor, que era vicepresidente, Iñaki Ezquerra confiesa que me resulta doloroso hablar de la dimisión de Mikel Buesa porque le ha tocado estar al frente de esta organización en una legislatura muy difícil. La ausencia de atentados ha dado pie al Gobierno para negociar con los terroristas.

Ezquerra añade que por desgracia no hay cambios en la política antiterrorista de Rodríguez Zapatero.
Es desalentador que Zapatero quiera hacer de otra tregua trampa un programa de legislatura. De hecho ya ha anunciado que si gana las elecciones tratará de volver a negociar.
En este punto, Iñaki Ezquerra subraya que el Foro de Ermua tiene el papel de mantener la bandera de la no negociación.
ETA trata de ridiculizar al Gobierno Español y es triste que el Gobierno sea rehén de ETA. Zapatero debería de darse cuenta que no representa a todos los españoles.

Biografía
* Iñaki Ezquerra nació en 1957 en Bilbao (País Vasco) y allí vive pese a las amenzas de la banda terrorista ETA. Está casado y no tiene hijos. Se declara socialdemócrata.
* Ha escrito poesía, novela y ensayo, y colabora en la prensa. Actualmente publica sus columnas en el diario La Razón y El Correo.
* En sus diferentes libros ha plasmado la situación en la que viven los no nacionalistas en los lugares en los que Gobiernan estos partidos, sobre todo el País Vasco.
* En "ETA pronobis" pone el dedo en la llaga de uno de los aspectos fundamentales del llamado problema vasco: la postura que mantiene la Iglesia Vasca ante el nacionalismo y el terrorismo.
* En "Estado de excepción" Ezquerra analiza lo que significa vivir en Euskadi para todo aquel que no comparte las ideas nacionalistas.

DECLARACIONES A LIBERTAD DIGITAL
Rosa Díez: "Tiene razón Esperanza Aguirre, venimos del desencanto con el PSOE"
Un "partido nacional" con una agenda pequeña y ambiciosa: "reforma constitucional y electoral, igualdad ante la Ley y regeneración democrática". Refractario al etiquetado ideológico. Bajo estas coordenadas se presentará el próximo sábado en la Casa de Campo de Madrid Unión, Progreso y Democracia, el nuevo partido de Rosa Díez, Mikel Buesa, Fernando Savater y otros. La disidente del PSOE sostiene que "cuantos más seamos defendiendo el Estado, en un sentido amplio y por encima de las siglas, mejor", ha declarado a Libertad Digital. Al igual que Savater, prefiere usar "Estado" a "España", pero no se corta en defender que "en España hace falta más de un partido nacional" y que el PP "no se atreve a serlo".
Ezquerra reafirma la independencia del Foro Ermua
EL MANIFIESTO DE LA TERCERA VÍA
* La agenda:"Vamos a hacer tres o cuatro propuestas básicas: reforma constitucional, ley electoral, igualdad de todos ante la Ley y regeneración democrática"
* Sobre el PP"Se muestra demasiado débil, hay demasiadas hipotecas que están referenciadas en los tirones de solapa que le dan sus barones locales"
* Sobre el PSOE"A mí no me han llamado de la SER, ni de El País, ni de RTVE ¿Cree que, si de verdad el PSOE pensara que perjudicamos al PP, los medios no se habrían volcado ya?"
Víctor Gago Libertad Digital 25 Septiembre 2007

Se muestra refractaria a toda tentativa de ubicar al nuevo partido en el espectrograma ideológico. ¿UPD será de izquierdas?:

"Si algo tenemos claro, es que huiremos de los nominalismos. Vamos a fomentar tres o cuatro propuestas básicas: reforma constitucional, ley electoral, igualdad de todos ante la Ley y regeneración democrática, para que los ciudadanos tengan más control sobre los políticos. Nos vamos a definir por nuestro programa, para que los ciudadanos decidan si les viene bien o mal que haya una fuerza política capaz de fomentar acuerdos transversales".

Rosa Díez atiende por teléfono a Libertad Digital. El próximo sábado, 29 de septiembre, presentará junto a Fernando Savater, Mikel Buesa y Carlos Martínez Gorriarán el nuevo partido Unión, Progreso y Democracia, creado a partir de la plataforma Pro. Será en el teatro municipal de la Casa de Campo de Madrid, a las 12.

"Cuantos más seamos defendiendo el Estado, en un sentido amplio y por encima de siglas, mejor", opina la disidente del PSOE, ex consejera del Gobierno vasco, ex eurodiputada, una criatura política con bastantes trienios de oficio a sus espaldas.

Tiene claro que hay un hueco para un nuevo partido-bisagra que desbanque a los nacionalistas en el juego de las sillas con el que mantienen en vilo la estabilidad constitucional.

"El PSOE ha renunciado a una política común en todo el país. Cuando se dice que se rompe España, yo no me estoy refiriendo a un mapa que se cae a trozos, sino a que se fomenta la desigualdad ante la Ley. El PSOE ha renunciado a esa igualdad, a vertebrar España, una de sus señas históricas", analiza.

Al otro lado, el panorama no es más alentador:
"El PP se muestra demasiado débil, hay demasiadas hipotecas que están referenciadas en los tirones de solapa que le dan sus barones locales, que se han apuntado a la espiral de reformas territoriales. No se atreve a llevar hasta el final un discurso que sus dirigentes dicen que es nacional".

La conversación tuvo lugar el pasado jueves 20 de septiembre, un día antes de que Fernando Savater volviese a insistir en su provocadora idea: "España me la sopla".

El exabrupto rechina aún más si se confronta con el discurso de Díez, enmendando la plana al PP por no ser "demasiado nacional", o con el de Buesa, promoviendo la revisión del "pufo del Cupo vasco", como hizo el pasado jueves en el programa Debates en Libertad, de Libertad Digital Televisión.

Se perfila un partido centralista, que no se acomplejará de defender más Estado y menos Autonomías, al tiempo que postula más ciudadanos y menos políticos. ¿Hay mercado para una oferta así en la España post-constitucional legada por Rodríguez Zapatero?

Rosa Díez no comprende el nerviosismo de la Dirección del PP:
"Todo el mundo en la cúpula de ese partido parece preocupado ante un movimiento que no controla. Lo que me sorprende es la enorme diferencia entre la reacción de los ciudadanos y la reacción de los políticos. A la gente no le ha molestado, le parece muy bien que haya más de una oferta nacional. La Dirección del PP, en cambio, ha reaccionado con recelo. Sin embargo, yo estoy de acuerdo con Esperanza Aguirre, cuando afirma que el nuevo partido nace del desencanto con la deriva del PSOE. Tiene mucha razón. Queremos compartir ese desencanto con mucha gente, porque venimos del desencanto".

Tiene muchas horas de vuelo, como demuestra esta astuta apelación a la presidenta del PP de Madrid. No cree que en el PSOE estén mucho más tranquilos, ante la irrupción de UPD:

"Han colocado el mensaje de que venimos a competir con el PP. Han acuñado el mensaje manu militari, como siempre hacen todo, y lo repiten incesantemente todos los medios a su servicio. Pero, fíjese, a mí no me han llamado de la SER, ni de El País, ni de RTVE, como cuando habla Fraga o Gallardón y en seguida se lanzan a pregonarlo, porque perjudica al PP. ¿Usted cree que, si de verdad el PSOE creyese que perjudicamos al PP, los medios de comunicación que controlan no se habrían volcado ya con nosotros?"

No desea pronunciarse sobre la polémica en el Foro Ermua por la integración de su ex presidente, Mikel Buesa, en el nuevo partido. Pero tampoco quiere callarse que "en España hace falta todavía mucha pedagogía democrática, aprender a respetar de veras la libertad individual. Necesitamos un proceso de regeneración que permita vivir con normalidad decisiones personales como la que ha tomado Mikel".

Dentro de una investigación contra el denominado grupo 'Irrintzi'
La Policía francesa detiene a 13 personas, entre ellas un huido del ‘comando Donosti’, en una operación contra la ‘kale borroka’
La investigación iba dirigida contra el denominado grupo 'Irrintzi', que el pasado mes de agosto se atribuyó la autoría de cuatro atentados llevados a cabo entre los meses de junio y septiembre en el País Vasco francés
EFE Estrella Digital 25 Septiembre 2007

Madrid
La cooperacion policial contra el terrorismo entre España y Francia volvió ayer a recoger sus frutos con la detención en el país vecino de trece presuntos activistas en el marco de una investigación contra el denominado grupo 'Irrintzi', autor de varios actos de kale borroka en Francia. Entre los seis detenidos de nacionalidad española se encuentra Urtzi García Montero se encontraba huido desde la reciente desarticulación del denominado comando Urederra o Donosti, que dirigía el etarra José Angel Lerín Sánchez. Los arrestos se produjeron en diversas localidades situadas entre Bayona y Oleron-Saint Marie. De los 13 detenidos siete son franceses y los otros seis españoles. Se trata de Urtzi García Montero, Gorka Betolaza Villagrasa, Francisco Pérez Susperregui, Oscar Vizcay, Rosa Goicoechea y Aitziber Otegi.

Urtzi García Montero se encontraba huido desde la reciente desarticulación del denominado comando Urederra o Donosti, que dirigía el etarra José Angel Lerín Sánchez. Hermano de la etarra Ainhoa García Montero 'Lala', en prisión en Francia, desde el 2003, ya había sido detenido por la Policía en España en 1996 acusado de formar parte de un grupo de violencia callejera, por lo que permaneció en prisión un mes.

El 'comando Urederra', desarticulado por la Guardia Civil a finales del pasado mes de marzo tenía órdenes de matar si moría el etarra Ignacio de Juana Chaos. También habían hechos seguimientos al filósofo Fernando Savater, a tres policías y a un confidente policial.

Por su parte, Gorka Betolaza Villagrasa, fue detenido en la operación contra Segi de marzo del 2002. Era el único de los 23 miembros de Jarrai que el Tribunal Supremo condenó a 6 años de cárcel que se encontraba huido. Los otros 22 condenados habían sido detenidos o se habían entregado a la Policía.

Por su parte, Oscar Vizcay, cumplió condenó en España por pertenencia al 'comando Nafarroa". Fue uno de los presos que fue acercado al País Vasco durante la tregua etarra de 1998. También ha sido arrestado en la operación Francisco Javier Pérez Susperregi, quien ya fue detenido el año pasado por una reclamación de la justicia española por presunta colaboración con ETA. Sin embargo, poco después fue puesto en libertad, porque la causa pendiente que tenía en la Audiencia Nacional había prescrito.

Tras los pasos del grupo 'Irrintzi'
Aunque la Policía francesa ha detenido a seis personas de nacionalidad española relacionadas con ETA, la operación iba dirigida contra el denominado grupo 'Irrintzi', que el pasado mes de agosto se atribuyó la autoría de cuatro atentados llevados a cabo entre los meses de junio y septiembre en el País Vasco francés, como parte de un llamamiento para "oponerse firmemente a la política de menosprecio de Gobierno francés" según un comunicado emitido por la organización.

En la nota, los miembros del grupo llamaban a "a actuar en consecuencia", reinvindicando el derecho del pueblo vasco a responder de la manera que estime oportuna frente al menosprecio, a la colonización y a la especulación". Entre los atentados que reivindicaban, destacaban el llevado a cabo el pasado 10 de junio en dos casas de campo propiedad del chef de cocina Alain Ducasse.

Las casas se integraban en el complejo conocido como Ostape, que cuenta con cinco caseríos, un spa y un restaurante, en las colinas del País Vasco francés, cerca de la localidad de Bidarray. Además, se descubrió un tercer artefacto explosivo casero, bajo un coche aparcado sobre el lugar del albergue. El centro hostelero ya había sido objetivo de dos intentos de atentado en el 2003 y el 2004, antes de que abriera sus puertas.

Las primeras investigaciones indicaban que el acto podría haber sido perpetrado por "grupos de jóvenes independentistas" del País Vasco septentrional, según indica el diario francés. El grupo, además, se atribuía la responsabilidad por el atentado contra un grupo de alojamientos en construcción en Socoa, el pasado 5 de julio, en el municipio de Urrugne, cuando otros tres artefactos explosivos de fabricación casera provocaron leves daños materiales en las estructuras.

El tercer atentado del que informa el comunicado fue perpetrado la noche del 26 de agosto contra la sucursal de la agencia inmobiliaria el Golf Occidental en Guethary. A principios de este mes de septiembre, la Policía francesa localizó en la localidad de Ustaritz, en el País Vasco francés, cerca de San Juan de Luz, un zulo en el que había cableado y pequeñas cantidades de explosivo en polvo,que se atribuyó a "Irrintzi".

Cuarto atentado de ETA tras la ruptura del alto el fuego
Efe - Madrid La Razón 25 Septiembre 2007

La explosión de una bomba esta madrugada junto a la comisaría de la Ertzaintza en Zarautz (Guipúzcoa) es el cuarto atentado perpetrado por ETA desde que la banda rompió el alto el fuego permanente el pasado mes de junio, aunque en estos meses ha habido otras cinco acciones terroristas fallidas.

El atentado más importante se produjo en la madrugada del 24 de agosto, cuando un coche bomba explotó en un aparcamiento situado junto al cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y causó heridas leves a dos agentes y daños materiales muy cuantiosos.

Un mes antes, el 25 de julio, tuvo lugar el primer atentado de ETA tras anunciar la ruptura de su tregua. Ese día estallaron dos bombas de escasa potencia en el término municipal de Isaba, cerca del puerto de Belagua (Navarra), cerca de la carretera nacional 1370 y poco después del paso de la caravana publicitaria del Tour de Francia, sin que se produjeran daños.

El 2 de septiembre, coincidiendo con la operación retorno de las vacaciones de verano, un artefacto de pequeña potencia estalló en Fuenmayor (La Rioja), también sin causar daños.

Aunque los terroristas habían avisado de la colocación de varios artefactos en varias carreteras a su paso por Burgos y Cantabria, sólo explotó uno en La Rioja.

En otras cinco ocasiones los planes de los terroristas se vieron frustrados por las Fuerzas de Seguridad o por el fallo del dispositivo del detonador.

Así, el 9 de septiembre los artificieros de la Policía desactivaron un coche bomba cargado con 61 kilos de explosivos, frente a la sede del Ministerio de Defensa en Logroño (La Rioja).

El 26 de agosto una autocaravana cargada con unos cien kilos de explosivos estalló en Cuevas de Vinroma (Castellón) y cuyos propietarios habían sido secuestrados el 24 de agosto y retenidos durante tres días.

Las fuerzas de seguridad sospecharon que los terroristas explosionaron el vehículo al advertir la vigilancia de la Guardia Civil.

El 21 de junio la Guardia Civil localizó un coche con matrícula portuguesa cargado con más de cien kilos de explosivos en la localidad de Ayamonte (Huelva).

Al mes siguiente, el 2 de julio, la Policía francesa detuvo cerca de Saint Jean de Pied de Port a tres presuntos etarras que transportaban 165 kilos de explosivos en una furgoneta robada.

El 19 de julio un presunto miembro de ETA abandonó una fiambrera con cableado, detonadores y sustancias explosivas en un taxi cuando circulaba por Torreblanca (Alicante), al percibir la presencia de un control policial.

Hasta la acción de esta madrugada, el último atentado de ETA en Guipúzcoa se había producido el 28 de febrero de 2006 en Mutriku, cuando una bomba causó daños materiales escasos en el Instituto Social de la Marina.

Anteriormente, el 3 de noviembre de 2005, los terroristas colocaron dos bombas en Zarautz compuestas por medio kilo de explosivo en una papelera próxima a una oficina de empleo y en el juzgado de paz, aunque esta última fue desactivada por la Ertzaintza.

Recortes de Prensa   Página Inicial