AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 26 Septiembre   2007

Amenaza cumplida
EDITORIAL El Correo 26 Septiembre 2007

El atentado contra la comisaría de la Ertzaintza en Zarautz evidencia la determinación de ETA de apurar sus capacidades operativas para cumplir la amenaza, plasmada en su último comunicado, de atacar al Estado en todos los frentes. Mientras prosigue con su violencia, la banda etarra trata de amordazar las críticas que puedan surgir en su entorno mediante relatos amañados que buscan transferir al Gobierno y a las fuerzas democráticas toda la responsabilidad en el fracaso del proceso de final dialogado, al tiempo que se asegura la disciplinada lealtad de quienes ejercen de portavoces de la izquierda abertzale; no en vano Batasuna y ANV volvieron a ser ayer las únicas formaciones que no condenaron el atentado. La estratagema de los terroristas resulta, sin embargo, tan conocida como demasiado burda incluso para los más crédulos. Porque si bien la versión etarra deja traslucir una interesada ingenuidad por parte del Ejecutivo, lo que indubitablemente se desprende de ella es el fanatismo y la intolerancia de una organización terrorista que no ha renunciado a imponer su voluntad a la del conjunto de la sociedad. Esta constatación no sólo hizo fracasar el llamado proceso de paz, sino que invalida las afirmaciones de aquéllos que siguen abogando por una salida dialogada en las actuales circunstancias y cuestiona la oportunidad del presidente Rodríguez Zapatero cuando define la obcecación de ETA como un «gravísimo error» o se compromete a «volver a trabajar» por el fin del terrorismo si reedita su triunfo electoral.

Junto a ello, la elección de la Ertzaintza como objetivo del atentado de ayer compromete singularmente al lehendakari en su calidad de máximo responsable de la Policía autónoma. No resulta edificante que nuestras instituciones sigan procediendo a esa especie de reparto de papeles según el cual la cúpula de Interior de ambos gobiernos emplea el lenguaje de la firmeza, mientras sus presidentes parecen reservarse la función de enviar mensajes crípticos y dejar siempre los puentes tendidos hacia el campo enemigo. La gravedad de la amenaza etarra exige discursos unívocos y coincidentes. Porque nada alimenta más las esperanzas de los terroristas que la ambigüedad y la división de los demócratas. En este sentido, la voluntad del lehendakari de recuperar sus pretensiones soberanistas con independencia de que ETA siga atentando esconde la falacia y el ventajismo propios de quienes aprovechan la persistencia del terrorismo para transferir el problema al plano de la política y defender luego la necesidad de buscarle 'soluciones políticas'. Con ello se estaría propiciando lo que se dice querer evitar: que ETA condicione de verdad todo el debate y la actividad de las fuerzas democráticas.

Los huevos de las serpientes
Roberto L. Blanco Valdés La Voz 26 Septiembre 2007

Por segunda vez en poco más de una semana, radicales independentistas catalanes han quemado fotos de los Reyes (docenas de ellas el sábado pasado) mientras los Mossos d'Esquadra, cumpliendo órdenes superiores, les dejaban hacer sin molestarlos.

¿Es normal? No, no es normal en absoluto que, en presencia de fuerzas policiales, se cometan de un modo flagrante delitos castigados en el Código Penal sin que quien manda políticamente a tales fuerzas se sienta concernido por esas acciones delictivas. Tan no es normal que, de no vivir como vivimos en este ambiente sin límites en el que casi todo puede suceder sin que, al parecer, a nadie le tiemble la pestaña, estaríamos en medio de un escándalo sonoro.

Es bien sabido que, frente a las acciones de los grupos radicales, se han defendido tradicionalmente dos tratamientos diferentes: el que podría denominarse liberal, consistente en dejar hacer, dejar pasar («laissez faire, laissez passer») con la esperanza de que los extremistas se cansen y abandonen; y el profiláctico, que, consciente de los efectos estimulantes de la impunidad, propone todo lo contrario: cortar por lo sano de inmediato, sin dar tiempo a que cuaje como un auténtico problema lo que nace como la acción de cuatro gatos.

Si no tuviésemos el ejemplo vasco tan cercano, siempre cabría discutir si es mejor la tolerancia o el estricto cumplimiento de la ley. Pero, sabiendo cómo ha ido creciendo allí, a base de impunidad y cobardía, la hidra radical de mil cabezas, no parece sensato repetir ahora una experiencia que ha tenido consecuencias desastrosas para la libertad y la seguridad de todos.

Por eso, frente a los huevos que la serpiente independentista radical ha ido repartiendo por suelo catalán, parecen evidentes las dos acciones que tenemos derecho a esperar los ciudadanos. En primer lugar, la de las fuerzas policiales que -¡parece increíble tener que exigirlo!- habrán de hacer lo que justifica su existencia: evitar la comisión de los delitos y perseguir a los delincuentes cuando ya se hayan producido. Y, en segundo lugar, una contundente denuncia de acciones que ningún partido democrático puede compartir, lo que ha de tener una consecuencia ineluctable: que el PSC no puede seguir gobernando con Esquerra si Esquerra se empeña en no condenar las acciones de los grupos extremistas.

Pues que nadie se equivoque. La quema de las fotos de los Reyes no es más que el símbolo de una actitud de fondo que a todos nos resultan conocida: la de los grupos secesionistas radicales que creen que es legítima la violencia para lograr la independencia del territorio en el que actúan. Que les den tiempo e impunidad y verán ustedes en qué acaba todo esto.

CON ZP SE HAN RADICALIZADO
POR ANTONIO JIMéNEZ El Ideal 26 Septiembre 2007

El complejo franquista de algunos próceres de la extinta UCD unido a la inexperiencia política de una izquierda bisoña, fue aprovechado por el nacionalismo vasco y catalán durante la Transición para empezar a socavar los cimientos del Estado. La bandera e himno de España siempre estuvieron cuestionados por los nacionalistas y el incumplimiento de la ley por parte de los ayuntamientos que no dejan que la enseña nacional ondee en su fachada no es más que la consecuencia de 30 años de irresponsabilidad de los gobiernos de la nación y especialmente del que lideró González, que fue quien disfrutó de más continuidad y de suficiente apoyo parlamentario como para haber actuado con firmeza.

Aznar en su segunda legislatura intentó reconducir la situación al llevar al Supremo el empeño del Gobierno vasco en incumplir la ley de banderas y no colocar la enseña nacional en la Academia de la Ertzainza, cosa que el Alto Tribunal en su sentencia de este verano "obliga a que se haga diariamente con carácter de permanencia". Aquella iniciativa de Aznar, entre otras, le valieron la enemistad de los nacionalistas, que empezaron a tildarle de antipático y a verle como a un presidente "españolazo", impulsor de una política autonómica que generaba crispación.

Aunque siempre se ha dicho que el nacionalismo es insaciable y que el origen de su existencia es el victimismo y la reivindicación permanentes, Zapatero debía desconocerlo al creerse que a la fiera se la podía domar e incluso encamarse con ella, echándole mucha carnaza. El tiempo y los hechos han demostrado que ni el talante ni las concesiones que en términos estatutarios ha hecho Zapatero han servido para moderar a la fiera nacionalista, cuyos dirigentes se han echado al monte. Ibarretxe anuncia su ilegal referéndum para el próximo año, Pujol llama a la rebelión fiscal de los catalanes y los republicanos, amigos de ZP y socios de Montilla, insisten en que España es un lastre para Cataluña y que vivirían mejor independizados. En este ambiente político, los secesionistas más radicales toman las calles de Girona o Barcelona con el beneplácito de los moderados, como siempre ocurrió en el País Vasco, para quemar la efigie de los Reyes, atacar a la Monarquía e insultar a España. Asistimos a un proceso de batasunización que sigue el modelo Arzalluz, unos mueven el árbol y otros recogen las nueces, pero unos y otros quieren lo mismo, esto es, la independencia.

Lengua de trapo y maniobras de despiste
Nota del Editor 26 Septiembre 2007

El tipo que mueve los hilos es malévolamente inteligente, pues siempre consigue despistar al personal con las chorradas mas sublimes. Ahora les preocupa que alguien queme unas fotografías, sean de quien sean, todos somos iguales ante la ley, al mismo tiempo tienen a parte del personal soliviantado porque la bandera española no ondea en los edificios públicos y otros lugares turísticos (con lo que nos ahorramos en tela, podríamos poner paneles solares fotovoltaicos con los colores de la bandera española (si, es posible, mediante nubes de puntos en zonas no fotosensibles de los paneles)), a otra parte de los padres, (también ejecutaron otra maniobra de "diversión" con aquello de los progenitores A y B), los tienen en ascuas con la educación para el zapaterismo, y mientras tanto, aquí está AGLI denunciando el atropello de los derechos constitucionales de los ciudadanos español-hablantes, y todavía aún peor el atropello de los niños a los que se les obliga a conocer la lengua "propia", porque no son sujetos con derechos constitucionales, pues según algunos "juristas constitucionalistas", la constitución española no existe para ellos.

A la puta calle por hablar castellano
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 26 Septiembre 2007

Me decían hace poco que soy un exagerado y que me tomo las cosas por la tremenda. Bueno, pues que se lo pregunten a la uruguaya Cristina Peri Rossi que ha sido despedida de Catalunya Radio por expresarse habitualmente en castellano. Cristina ha sido profesora de literatura, traductora y periodista. Sus obras han sido traducidas a nueve idiomas. Ha colaborado con El País, Diario 16 y El Periódico de Catalunya. Fue Premio Ciudad de Barcelona en 1991 con el libro de poemas “Babel bárbara”. Cultiva el cuento, la novela y la poesía. Nacida en Montevideo, Uruguay, en 1941. Su madre, maestra, la inició en el amor a la literatura y la música, y la instruyó en los ideales feministas de igualdad. Trabajó y estudió hasta licenciarse en Literatura Comparada, cuya enseñanza ha ejercido durante muchos años. Su primera colección poética constituyó un pequeño escándalo por su erotismo y sus transgresiones sexuales. Tras el golpe militar uruguayo tuvo que exiliarse en Europa desde 1972. Obtuvo la nacionalidad española en 1974. Desde entonces ha publicado varios libros que han gozado del aprecio de la crítica y los lectores: «Evohé» en 1971, «Descripción de un naufragio» en 1974, «Diáspora» en 1976, «Lingüística general» en 1979, «Europa después de la lluvia» en 1987, «Babel bárbara» en 1991, «Otra vez Eros» en 1994, y «Aquella noche» en 1996. Su obra ha sido traducida a varios idiomas y galardonada con los más prestigiosos premios literarios, entre los que se encuentra el Premio Internacional de Poesía Rafael Alberti, obtenido en enero de 2003.

Ah, pero, como buena uruguaya, se expresa habitualmente en castellano. Supongo que de vez en cuando hablará en catalán, pero no con el nivel que requiere la Santa Inquisición Lingüística.

Así que a la puta calle.
¿Exagerado yo? Tururú.

¿Por qué el Gobierno no quiere hacer cumplir la Ley?
Regina Otaola Libertad Digital 26 Septiembre 2007

Los últimos acontecimientos vividos en Lizarza demuestran que no estamos acostumbrados a ver cómo se cumple la Ley en el País Vasco, y ello por la constante deslegitimación a la que ha sido sometida desde el nacionalismo gobernante. Pero en las circunstancias actuales es el propio Gobierno el que no parece dispuesto a hacerla cumplir, ya sea la Ley de Partidos o la de Banderas, y en esta última materia pese a la reciente sentencia en firme del Tribunal Supremo.

Por una parte, respecto a la izada de la bandera española en el municipio guipuzcoano de Lizarza y sus consecuencias, de nada vale ahora escudarse en lo que ha ocurrido durante décadas, porque si ése es el baremo para acatar y hacer cumplir la Ley, lo más probable es que esta actitud acabe extendiéndose por la sociedad y cada cual haga de su capa un sayo con la excusa de que “hasta ahora nunca nos lo habían impuesto”, trátese de la bandera nacional o de la obligación de abrocharse el cinturón en carretera.

Por otra parte, queda por ver cuándo se va a hacer cumplir la Ley de Partidos, ya que, pese a anunciar medidas en caso de reconocer en ANV a ETA-Batasuna, ni el ministro del Interior ni el de Justicia parecen dispuestos a cumplir su palabra, cuando hay indicios más que de sobra de los vínculos entre una y otra organización, como saben todos los miembros de los partidos políticos vascos, que reconocen abiertamente, de palabra y por escrito, que ANV es Batasuna, luego es ETA, y sirve a sus fines con otros medios, pero dentro de la estrategia compartida de sembrar el terror para hacerse con más y mayores parcelas de poder.

A los nacionalistas, evidentemente, nunca les ha gustado la Ley de Partidos, pero es al Gobierno a quien toca aplicarla, y en esta como en tantas otras cuestiones ha decidido inhibirse hasta que soplen de nuevo vientos favorables para continuar la negociación política con ETA. Por eso no parece dispuesto el Gobierno a investigar quiénes son los responsables de toda una campaña de presión, acoso y derribo a los cargos electos de distintos partidos para que renuncien a los escaños que consideran que son suyos.

Las mismas amenazas de muerte verbales también sirven a esta estrategia de terror, como el terrorismo callejero y las dianas, porque todos estos actos están ordenados y dirigidos por ETA-Batasuna, que ahora en los ayuntamientos vascos con la máscara de ANV se puede servir de los recursos municipales –desde el censo hasta los presupuestos- para coordinarlos mejor, como siempre ha sido desde que ETA creara HB para este mismo fin. En este sentido, si la lista de ANV fue ilegalizada en Lizarza es porque quedaba claro, a ojos del fiscal general del Estado y del Tribunal Supremo, que no era otra cosa que Batasuna, organización terrorista según la propia Unión Europea.

Pese a todo, ni el ministro de Justicia ni el de Interior han sido capaces de encontrar aún suficientes motivos e indicios para ilegalizar a ANV, pero, ¿qué se puede esperar de un partido que pactó con ETA los municipios en los que la nueva marca de Batasuna podía presentar sus candidaturas? Y mientras eso sucede, los cargos electos del PP y del propio Partido Socialista continuamos en una situación de libertad vigilada que no ha cesado en ningún momento del llamado “proceso de paz”, y que ahora incluso empeora con una Batasuna crecida ante la indecisión o la connivencia del Gobierno.

Un día histórico
Luis del Pino Libertad Digital 26 Septiembre 2007

Mañana será un día histórico para el panorama de los medios de comunicación en España. Pero no porque vaya salir a la venta un nuevo periódico, sino por las consecuencias que esa salida va a tener. Porque lo que mañana va a producirse es ese sorpasso tan temido por el imperio Prisa: tanto El País como El Público se dirigen a un mismo segmento de mercado, ése que podríamos denominar del votante de izquierdas, así que el periódico de Escolar no puede alcanzar un nivel de ventas apreciable si no es, principalmente, a costa del de Moreno. Y cualquier mínimo descenso en la difusión de El País significará la pérdida de la escasa ventaja que aún conservaba sobre El Mundo. A partir de mañana, El País será ya, tan sólo, el segundo periódico más importante de España, el segundo más influyente, por detrás del de Pedro J.

Para entender las consecuencias que esto tiene, hay que poner la noticia en el contexto, más amplio, de la guerra entre Prisa y Mediapro. Esa guerra desatada por el fútbol es una cuestión de dinero, pero no sólo de dinero. Lo que se ventila es otra cosa, que se llama poder e influencia. Todo el imperio mediático de Prisa descansa, descansaba, sobre la apariencia de poder. Desde este punto de vista, que El País pierda la batalla del fútbol o que pase a ser el segundo periódico de España es tan letal para la imagen del imperio como lo era en otro tiempo que Antena 3 sobrepasara en número de oyentes a la Cadena Ser. Ya sabemos cómo acabó aquel otro episodio: en un antenicidio que no ha terminado de malcerrarse desde el punto de vista jurídico hasta hace bien poco.

Ahora, los amigos de Zapatero vuelven a poner en jaque al imperio. Y el imperio reacciona, como entonces lo hizo, con la soberbia del poderoso. Nada les hubiera importado que Zapatero se inventara un tingladillo para jugar en los medios, pero Zapatero ha ido más allá: pretende sustituirles, pretende hacer de Mediapro el nuevo referente mediático de una izquierda que ha perdido ya sus señas de identidad socialistas, para instalarse en una tierra de nadie, a caballo entre lo antisistema y el nacionalismo filofascista.

Y el imperio no perdona que Zapatero pretenda arrinconarle. Como tampoco lo perdonan los dinosaurios de la época felipista, que ven esfumarse la poca influencia que aún les quedaba sobre un Zapatero desquiciado que, en su opinión, lleva a la izquierda al abismo.

Y el imperio no se anda con chiquitas. No ha tenido ni que desperezarse para destrozar el Plan de Vivienda que tan primorosamente lanzara la Chacón desde las escalinatas de Moncloa. Le han bastado una portada y dos editoriales para convertir ese plan lleno de humo en un boomerang letal en términos de votos. Felipe, mientras tanto, manda sutiles mensajes: "No toleraremos fuego amigo". Lo que, traducido al lenguaje diplomático, significa: "No nos toques las pelotas, José Luis, porque vamos a partirte las piernas". En efecto, el episodio del Plan de Vivienda no pasa de ser un aviso: si Zapatero no arregla lo del fútbol, el Grupo Prisa está dispuesto a subir las apuestas. Y tiene munición suficiente para hacer mucho más daño a Zapatero del que éste puede soportar. Cada sábana de la Moncloa oculta una cabeza de caballo.

Pero también Zapatero les está haciendo resentirse. Porque aunque el Presidente hincara la rodilla en tierra en el asunto del fútbol, la salida de El Público obliga al Grupo Prisa a competir con él por la cuota de mercado. La única esperanza de los prisaicos es que el periódico de Mediapro pase a engrosar, más pronto que tarde, la larga lista de aventuras editoriales que terminaron en la nada, incapaces ya de seguir aguantando las pérdidas. Pero el fútbol es, una fuente jugosa de ingresos y Zapatero, además, no está por la labor de dejarles caer . No ha cortado las amarras con el felipismo para ahora tirar la toalla. Y la guerra de desgaste entre ambos bandos del socialismo puede ser terrible.

Hemos estado tres años jugando a ver quién estallaba antes, si el PP o el PSOE. Y el partido socialista está empezando a estallar en directo mientras las acciones de Zapatero cotizan a la baja en las encuestas. La vez anterior que se produjo una guerra semejante, la batalla de dossieres terminó desembocando en la reapertura del caso GAL, cuando políticos socialistas filtraban informaciones a unos u otros medios para destrozar a otros políticos socialistas. Quizá no sean tan suicidas hoy como para convertir el 11-M en un arma arrojadiza para sus luchas intestinas, pero las guerras se suele saber cómo empiezan, no cómo acaban. Según Rodríguez Ibarra, las terminan pagando los pobres. Lo cual, traducido al lenguaje de la cloaca, quiere decir que los sectores enfrentados terminarán dándose de patadas, pero en el culo de quienes sólo cumplen órdenes.

Mientras tanto, a los amos de ETA se les muda también la color. Una cosa es hacer tambalearse la estructura del Estado, y otra muy distinta que Zapatero sea tan descerebrado como para haber permitido que las cosas lleguen a un punto donde ya nadie controla la deriva de la situación. Ya lo dice el refrán castellano: con un tonto, ni a mear. La nueva legislatura que la hoja de ruta necesitaba para consumarse parece cada vez más improbable. Zapatero huele a caballo perdedor y todo el mundo empieza a replantear sus estrategias. Así que entramos en una fase crítica. Y peligrosa. El que escoja el bando equivocado en la guerra fratricida que se avecina no va a tener una segunda oportunidad, y todos son conscientes de ello.

No es de extrañar que se multipliquen las reuniones en la sombra. Ni que en esas reuniones se lleguen a plantear ideas peregrinas sobre el cartel electoral del PSOE o se digan de Zapatero cosas, por parte de diputados socialistas, que ni yo mismo me atrevería a escribir.

José Bono, mientras tanto, gallardonea de boquilla y se aparta del teatro de operaciones donde las tropas de Prisa y Mediapro se enzarzan en misión humanitaria. No quiere que le alcance ninguna bala perdida. Desde los cajones de su mesa, y mientras el ex-ministro espera sentado a que llegue su momento, dieciséis mil folios le contemplan.

Para que luego digan que no existen las armas de destrucción masiva. Mañana sale una a la venta.

Maragall y la democracia
Germán Yanke Estrella Digital 26 Septiembre 2007

Hay cosas que, casi sin duda, sólo se pueden leer y escuchar en España. Al menos en lo que se da en llamar “países de nuestro entorno”, los que le sirven al presidente Rodríguez Zapatero para colocarnos en lugar preeminente de su particular “Liga de Campeones”. El ex presidente de la Generalidad de Cataluña, Pasqual Maragall, por ejemplo, al tiempo que nos cuenta que su dimisión fue la condición del presidente para la aprobación del Estatuto —que ya es cosa chusca y vergonzosa—, afirma que, si el Tribunal Constitucional pone reparos al texto finalmente aprobado, “nos pondría a los pies de los caballos”.

Se refiere el señor Maragall a que, como el nuevo Estatuto de Cataluña ha sido aprobado en referéndum, “el pueblo” podría poco menos que soliviantarse. Se olvida el ex presidente catalán que no es precisamente a los adversarios de la reforma soberanista que, al parecer, terminó con su mandato, a los que se debe achacar la eliminación del recurso previo de constitucionalidad para evitar esos problemas. Y, por otra parte, de que, a la vista de la participación en el referéndum aludido, no parece que “el pueblo” se soliviante ni se apasione por la reforma que los políticos catalanes han propiciado para atender a sus cuitas en vez de a la ciudadanía.

Pero lo más grave es que, desde posiciones políticas que pretenden estar incluidas en el sistema democrático, se defienda la esperpéntica y gravísima teoría de que, en el caso de una confrontación entre el teórico principio democrático y el principio de legalidad, este último debe ceder para que los políticos no queden “a los pies de los caballos”. He escrito teórico principio democrático porque, en la verdadera democracia, la mayoría está limitada por la ley, por el Estado de Derecho, por los procedimientos establecidos y por los derechos de las minorías. Limitada, no reducida o coartada. Si Maragall no entiende que una mayoría de catalanes, por enorme que sea (y en este caso la desafección fue más significativa que la mayoría que votó sí), no puede saltarse la legalidad y la Constitución, es que no entiende el sistema democrático. Vamos, que el secretario general del PSOE tendría que haberle pedido su renuncia por sus ideas y no como condición para aprobar el Estatuto.

Éstos son los mimbres con los que se quiere construir la España plural. Paradójico resulta que el engendro suponga dar al traste con los fundamentos de un Estado de Derecho democrático. Y que se vocee de ese modo.

Maragall, Zapatero y el Estatuto
EDITORIAL Libertad Digital 26 Septiembre 2007

Lo que sucediera tras las bambalinas de Moncloa allá por la primavera de 2006, en los prolegómenos del referéndum del Estatuto de Cataluña, es ya un poco menos secreto. Según asegura Pasqual Maragall, a la sazón presidente de la Generalidad y principal promotor del polémico texto, fue el propio Zapatero, valedor del mismo en Madrid, el que planeó un curioso recambio: la aprobación del Estatuto por la dimisión de su artífice. Aparentemente carece de sentido pero no tanto si se mira a través de la óptica florentina y traicionera que Zapatero utiliza en todos sus actos de gobierno.

Pasqual Maragall era un incordio al frente de la autonomía catalana. Sus continuas salidas de pata de banco, sumadas al carácter casi mesiánico que el viejo líder socialista ensayaba ante el electorado, le hacían merecedor de la más absoluta desconfianza y recelo por parte de Ferraz. Y es que en la sede del PSOE eran perfectamente conscientes de que el perfil de Maragall era muy adecuado para la bregar en la oposición, pero poco o nada conveniente para acompañar a un Gobierno socialista en toda España. Maragall pertenecía a otra época, a otra generación y, lo más importante, contaba con lealtades propias muy lejanas del aparato en Madrid y Barcelona, perrunamente fieles ambos a las directrices de Zapatero y de su secretario de Organización.

No por casualidad fue José Montilla el elegido para suceder a Maragall en las listas del PSC. Un hombre de la casa, criado en la tradición socialista del cinturón industrial de Barcelona y devoto de Zapatero, a quien había servido como ministro de Industria durante dos años. El Estatuto, concebido para desgastar a un Gobierno de Mariano Rajoy salido de las urnas el 14 de marzo de 2004, perdió parte de su atractivo con la inesperada victoria socialista. La primera víctima del Estatuto fue, paradójicamente, su propio autor, cuya fecha de caducidad había vencido cuando los catalanes fueron convocados a las urnas el 18 de junio de hace un año.

No obstante, que los cálculos políticos dentro del PSOE jubilasen anticipadamente a Pasqual Maragall no quita ni un ápice de gravedad al hecho en sí. Es decir, que en una democracia cuestiones principales de Estado estén subordinadas a los navajazos dentro de un partido es inaudito e intolerable. Ni Cataluña ni el resto de España son fincas al servicio del PSOE y, naturalmente, ni Maragall ni Montilla son sus guardeses. Zapatero debe dar explicaciones tan pronto como vuelva de Nueva York, ya para rectificar las palabras de su compadre catalán, ya para reafirmarse en ellas. Ninguno de los dos extremos nos sorprendería, pues el proceso de cesarización de Zapatero se encuentra a estas alturas, y mal que nos pese, en un estadio irreversible.

Maragall
Cataluña, salvaje y victimista
Agapito Maestre Libertad Digital 26 Septiembre 2007

El artículo victimista de Maragall contra Zapatero es propio de la obsesiva y degenerada mentalidad nacionalista de creerse que Cataluña es diferente al resto de España. No, Cataluña, o mejor, las elites políticas catalanas no son diferentes a las de otras regiones de España; si acaso son más peligrosas y, sobre todo, más cobardes. Nunca reconocen su colaboracionismo con el poderoso y con el represor. Ahora Maragall quiere alejarse de Rodríguez Zapatero, como antes otros catalanes taparon su estrechísima colaboración con el Movimiento y la Guerra Civil española. Jamás asumen su responsabilidad. Jamás reconocerán sus culpas. El gimoteo de Maragall sobre la manipulación de socialistas y nacionalistas llevada a cabo por Zapatero para aprobar un Estatuto basura, una ley que mata la Constitución, revela toda la maldad de un político dependiente del Gobierno de España.

En efecto, Maragall colabora, defiende e incluso hace suyo hasta sus últimas consecuencias el proyecto político de Rodríguez Zapatero, que no es otro que fragmentar a su antojo y según sus intereses de poder la nación española. Sin embargo, cuando el presidente del Gobierno expulsa del proceso a Maragall, éste llora desconsoladamente y grita que ha sido engañado. Cataluña, otra vez, ha sido engañada, repite el político defenestrado. A pesar de todo, a Maragall aún le queda alguna expectativa y se pregunta: "¿Cómo acabará todo esto?" Pobre. Pues es fácil de prever, si se tiene en cuenta el pasado de esta región. Las elites políticas catalanas culparán de todos sus males a España. La historia de la pobre Cataluña siempre ha terminado así, expoliando a España, pero culpando al resto de españoles de todos sus males.

Cataluña nunca fue nada sin España, pero, reitero, sus malos políticos tienen la feísima y cruel costumbre de ocultar hechos y personajes, simular acciones históricas e inventar leyendas para diferenciarse de España, cuando en realidad han sido la quintaesencia más cutre y deplorable del peor tradicionalismo. Esa ocultación ha hecho creer a algún ingenuo que Cataluña era diferente, sí, moderna, europeísta y con una fuerte sociedad civil. Mentira. La prueba es la actual situación de Cataluña: una sociedad al margen de la historia democrática, que reclama una nación de carácter medieval, antieuropea y dirigida por unas cuadrillas de políticos ajenos al tejido social.

Si Cataluña como comunidad política hubiera albergado una fuerte sociedad civil que mirase a Europa, jamás habría permitido el espectáculo totalitario de prohibir, siguiendo pautas nazis, a millones de ciudadanos a expresarse en español en la escuela, o hacer crecer la "cultura" en catalán a costa de la negación de la cultura española. Todo es mala fe en el nacionalismo catalán. Maragall es otra prueba de esa obcecación. No quiere enterarse del aislamiento histórico de Cataluña cuando ha querido separarse de España. Más le valdría leer a George Sand o a Eugenio d´Ors para enterarse, de verdad, de dónde vienen sus problemas.

Carta abierta a Rosa Díez
Inma Castilla de Cortázar ABC 26 Septiembre 2007

Querida Rosa:

Estos días he recordado aquella primera conversación nuestra, en la sede del PSE en Bilbao allá por julio de 2001, en la Alameda Recalde. Me habías concedido una entrevista para Papeles de Ermua. Aunque profana en la materia, era la única “reportera” de aquella incipiente revista que se gestaba en mi portátil como único cobijo. En aquella conversación yo hablé poco, pero observé mucho. Después escribí lo que me habías dicho, articulándolo como me salió del hipotálamo. Te gustó. Me alegré. Todo lo que afirmaste en aquella entrevista, querida Rosa, lo has cumplido con una coherencia sin fisuras. Eres la única representante electa del PSOE que no se ha doblegado a este socialismo de pacotilla de Rodríguez Zapatero. Tienes, lo sabes bien, el respeto, el cariño y el reconocimiento del Foro Ermua, como públicamente todos te hemos expresado institucional y personalmente. Todo lo que tú dijiste en aquella entrevista se mantiene; todo lo que yo dije al perfilar tu semblanza lo reitero. Por cierto, reeditaremos esa entrevista en breve.

Como sabes, mi vinculación al Partido Popular es similar a la tuya: la derivada del agradecimiento de una ciudadana al único partido que, en toda la historia de la democracia española, ha hecho lo que había que hacer con ETA, intentar derrotarla sólo con la ley. Además, compartimos, desde hace años, la sólida amistad con algunos miembros del PP, como Jaime Mayor Oreja o Alejo Vidal-Quadras. Ciertamente, tengo que confesarte que estas últimas semanas mi reconocimiento, afecto y gratitud al Partido Popular han ido “in crescendo”, por algunos hechos que te cuento a continuación. Éstos dan razón de ser a estas líneas que he decidido escribirte, después de un obligado silencio acordado unánimemente por respeto a nuestra Asamblea del Foro Ermua, que como sabes se celebró el pasado día 23 de septiembre, en Vitoria.

Unas declaraciones tuyas del pasado 17 de Septiembre me suscitaron algunas de estas reflexiones y han provocado esta confesión pública por una razón de estricta justicia y de respeto a la verdad (en esto también solemos coincidir, de forma habitual). En esas declaraciones apelabas a la urgente regeneración democrática por una supuesta reacción intolerante ante la legítima decisión de “un ciudadano como Mikel Buesa” de vincularse a tu nuevo proyecto de partido.

Ciertamente hemos pasado semanas difíciles en el Foro. La razón es sencilla: nos resistíamos a perder a Mikel Buesa, como presidente y portavoz, porque todos comprendimos desde el principio –porque le conocemos bien- que su vinculación a ese proyecto iba a ser incompatible con la presidencia de un Foro que sólo defiende principios, no siglas. Cuando digo que conocemos bien a Mikel Buesa, me refiero a que es una persona que cuando se implica, se implica: las medias tintas son incompatibles con su dotación genética. Como era de esperar -lo reflejó con su acostumbrada agudeza Jon Juaristi- en unos pocos días se convirtió mediáticamente en la cuarta “pata” del nuevo proyecto: Rosa Diez, Fernando Savater, Carlos M-Gorriarán y Mikel Buesa. Sin embargo - y aquí está la clave - no fue su vinculación a tu partido la razón de la dimisión en bloque de toda la Junta Directiva del Foro. ¡Faltaría más!: Mikel había ido en las listas de Alfonso Alonso Aranegui por Vitoria en las pasadas municipales y había asesorado a María San Gil siempre que se lo pidió. En aquellos momentos, ciertamente, esa opción (el PP) era la única realmente constitucionalista.

La razón de la dimisión en pleno de la Junta del Foro no fue otra que sus declaraciones denunciando maniobras del Partido Popular, a través del Foro, para dañar a tu nuevo partido. Esto sencillamente no es verdad. Le exigimos que las desmintiera y se negó a rectificar. Como en una pesadilla, nos encontramos que el Foro Ermua, que nació para fomentar la unión de los constitucionalistas, estaba –con falsedad- induciendo al enfrentamiento entre dos partidos que defienden la derrota de ETA y se oponen a las pretensiones antidemocráticas de los nacionalismos. Esto era lo que bajo ningún concepto podíamos asumir, ni consentir. Esta y ninguna otra razón fue la que provocó tan drástico desenlace: dimitimos todos.

En este contexto, los dirigentes del PP injustamente acusados guardaron el más respetuoso silencio. Era respeto hacía ti y hacia nosotros. Ciertamente, “somos esclavos de nuestras palabras y señores de nuestros silencios”. En estos días he comprendido en mi propia piel hasta qué punto la calidad moral, la altura de miras, se demuestra sobretodo en resistir la provocación callando.

Querida Rosa, no ha existido presión externa alguna a nuestra organización. Presión interna toda la que seas capaz de imaginar. El Foro Ermua lo formamos personas de los más distintos pelajes, es difícil presionarnos, no es factible controlarnos: a los hechos me remito. Nos une la defensa de elementales principios morales. Ésa es nuestra fortaleza para decir siempre lo que hay que decir, gobierne quien gobierne. Esa independencia se garantiza precisamente por nuestra diversidad: no se exige “pedigrí”. Nos parece inconcebible que alguno –imitando lo que siempre han hecho los nacionalistas- se adjudique un “plus de legitimidad” por ser progre, por parecerlo o por jugar a serlo. Éstos son los que, a la postre, se convierten en “los nuevos dictadores” del pensamiento, como tan ajustadamente, les describe Denis Jeambar, refiriéndose a nuestros vecinos franceses. En nuestro Foro caben todos. Precisamente porque en el Foro Ermua hay un poco de todo apoyamos y apoyaremos todas las siglas que defiendan lo que nosotros defendemos: la derrota de ETA, el respeto a la ley y a la unidad de España, que garantiza la libertad, la igualdad y la solidaridad.

No ha existido maniobra alguna para dañaros, te lo aseguro, antes bien al contrario. No quiero omitir una anécdota aparentemente insignificante pero significativa. Estos días, coincidiendo con la vorágine mediática del asunto que nos ocupa, tuve mi oposición a cátedra. Toda la prensa se hacía eco de la denuncia de Mikel Buesa acerca de las supuestas maniobras del PP. La junta dimisionaria habíamos acordado no hacer declaración alguna, ni desmentidos, hasta después de la Asamblea. Volvía en tren del primer ejercicio de la oposición. Recibí una llamada de la secretaria de Ángel Acebes, me puse en contacto con él: “Sólo quería saber cómo te había ido la oposición”. En mi pueblo, no muy lejos del tuyo, a esto se le llama hombría de bien. No te oculto que me emocioné. Y pensé en Mikel y en ti. Y me llené de esperanza con esta segura percepción: en España, tenemos mucho más músculo ético del que pensamos para esa regeneración democrática, que tantos propugnamos, sólo necesitamos estar unidos los que pretendemos lo mismo.

Querida Rosa, me he resistido como tú misma lo habrías hecho a perder a Mikel Buesa como presidente (tengo la certeza de que no me lo reprocharás). Sé que su decisión sólo ha sido el resultado del deseo de apoyarte en esta arriesgada andadura que emprendes, para que el socialismo español recupere su maltrecha dignidad. Ahora, después de recomponer el “roto”, te digo con sinceridad que me alegro de que le hayas implicado, porque así hay más posibilidades de que ese nuevo partido vaya en la dirección correcta: la que tú quieres. Sabes bien que entre nosotros hay quienes no comparten estratégicamente la arriesgada posibilidad de dispersar el voto constitucionalista porque el atolladero en el que nos ha metido el presidente Zapatero no permite correr muchos riesgos.

Desde el Foro Ermua te apoyaremos, como siempre hemos hecho, para lograr un gran frente constitucionalista, que descarte cualquier pacto de gobierno con nacionalistas, que recupere el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo, que articule una posición de firmeza ante los nacionalismos secesionistas, insolidarios y tramposos y que promueva una reforma a fondo de la Constitución del 78, para fortalecer el Estado. Con estos objetivos nos tenéis a la inmensa mayoría de los españoles: hay votos para todos.

Inma Castilla de Cortázar Larrea
Profesora Agregada de Fisiología Médica
Vicepresidenta del Foro Ermua

Rosa Díez: “Aspiramos a ser una pieza clave en la formación del próximo Gobierno de España”
La ex eurodiputada socialista presenta junto a Fernando Savater las líneas básicas de Unidad, Progreso y Democracia (UPD), el nuevo partido que encabezan y que se constituirá oficialmente este próximo sábado
Ana Arenal Estrella Digital 26 Septiembre 2007

Madrid
“Aspiramos a ser una pieza clave en la formación del próximo Gobierno de España”, con esta rotundidad resumió hoy la ex eurodiputada socialista Rosa Díez los objetivos de Unidad, Progreso y Democracia (UDP), el partido impulsado por el filósofo Fernando Savater que se constituirá formalmente como tal este próximo sábado y que nace, en palabras de sus por el momento más destacados representantes, de la necesidad de ofrecer a la ciudadanía aquello de lo que los dos grupos mayoritarios no se ocupan, “interesados exclusivamente por sus pugnas internas y sus perspectivas a medio y largo plazo”.

Con un ideario que se niegan a calificar como de derechas o izquierdas y que definen simplemente como progresista, UDP dará sus “pistoletazo de salida” este sábado con una base inicial de 3.500 asociados de toda España, según explicó ayer Rosa Díez en un encuentro organizador por el Forum Europa. “El 90 por ciento de estas personas nunca han militado antes en un partido político y en este momento sienten la necesidad de hacerlo”, subrayó Díez antes de recalcar que, precisamente por este motivo, “la aventura se presenta emocionante”.

Tras señalar que afronta este nuevo reto con el mismo entusiasmo con el que hace más de treinta años se incorporó a las filas socialistas en su Bilbao natal, Díez defendió el papel de UPD como el de un árbitro necesario entre los dos partidos mayoritarios en un momento en el que, según apuntó, “se han tirado por tierra consensos básicos, como el del modelo de Estado. “Con la tramitación del Estatuto catalán hemos estado caminando hacia un Estado confederal sin que hubiera un debate previo, sin que los ciudadanos tengamos voz ni voto en ello”, lamentó la ex diputada.

En este sentido, Diez criticó la gestión del Gobierno de Zapatero –“no ha sido ejemplar desde ningún punto de vista”, aseguró- por hacer dejar las mayorías necesarias para aprobar las políticas de Estado, “en manos de quienes no creen en el Estado, de los partidos nacionalistas que están constantemente apuntando a la secesión, aunque naturalmente nunca piensen en llevarla a cabo” zanjó.

Protagonismo del Estado
Devolver el protagonismo al Estado “entendido como la suma de los ciudadanos” y defender la igualdad real entre ellos es precisamente el eje del programa del nuevo partido. “Un partido, señaló Díez, que constituye una experiencia novedosa en toda Europa, porque a diferencia de los que resultan de la escisión de otro, o de la unión de dos grupos, nace de un movimiento cívico”.

Respecto al programa electoral de UDP, Savater y Díez esbozaron como una de sus líneas básicas una reforma constitucional que revise y deje claros "por escrito" los límites competenciales, especialmente en algunos sectores entre los que Rosa Díez destacó la Educación. “La descentralización ha sido positiva y ha tenido un recorrido de treinta años, pero a lo mejor ha llegado el momento de someterla a revisión”, puntualizó.

En la misma línea se manifestó Savater, que defendió la cesión de competencias como una herramienta funcional, “pero no porque ‘pertenezcan’ a las Comunidades Autónomas”. Otra de las propuestas básicas del nuevo partido es una reforma de la Ley Electoral con una vía de doble circunscripción: una territorial y otra nacional, “que acerquen los partidos a los electores”.

UDP aspira a atraer a los votantes de todas las ideologías, aunque Rosa Díez se mostró convencida de que una parte muy importante del ‘caladero electoral’ de la nueva formación pueda venir de la izquierda desencantada y “del 20 por ciento de los votantes que se abstienen sin ser abstencionistas”. Con los resultados que arrojen las generales de marzo esperan tener la posibilidad de influir en la formación del nuevo Ejecutivo. “Queremos ser una pieza clave para la formación del Gobierno de España” subrayó Rosa Díez, que no descartó un posible trabajo en común con Ciutadans en el futuro.

Savater: “Queremos que los cambios se planteen y se materialicen”
Interrogados sobre el lado de la balanza por el que se inclinarían en caso de tener la llave para la formación del Gobierno, Fernando Savater desligó las ideologías de las propuestas y manifestó que apoyarán exclusivamente “en función de las políticas que nos ofrezcan”. “Nosotros no vamos a hacer exposiciones ideológicas, queremos hechos. Queremos que los cambios se planteen y se materialicen”, advirtió el filósofo, que dejó claro que no participara en UDP como gestor sino como militante “y haciendo las cosas que sé hacer”.

La política antiterrorista, una cuestión fundamental para ambos, por su condición de vascos amenazados por ETA, sólo puede seguir, a su juicio, el camino de la derrota de los terroristas. Ante las voces críticas con el uso exclusivo de la vía policial, Rosa Díez señaló que la Policía forma parte de la política y para derrotar a ETA “hay que utilizar la política, la Ley y la unidad de los demócratas”.

Fernando Savater, por su parte, calificó de error la definición como “dialogo” de los contactos entre el Gobierno y ETA: “A eso no se le puede llamar diálogo, porque el Estado nunca puede sentarse a hablar con unos terroristas, otra cosa es la negociación que algún día será necesaria cuando dejen las armas”. El filósofo también denunció la hipocresía del PNV al aprovecharse del clima de amenaza que se vive en el País Vasco para hacer planteamientos como los del referéndum sobre la autodeterminación. “Pero si en el País Vasco nadie se atreve a decir lo que piensa al vecino de al lado” lamentó.

EL DIRECTOR INVOCA "LA CARTA DE PRINCIPIOS"
TV3 y Catalunya Radio vetan a los comentaristas que hablan en castellano
El consejo de administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV) ha vetado a los colaboradores de programas de TV3 y Catalunya Ràdio que hablan en castellano. Es el caso de la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi, tertuliana fija los dos últimos años. El director del programa le dijo que "no iba a cobrar por hablar en castellano durante la emisión del programa". Según El Mundo, el motivo no es otro que la aplicación de la Carta de Principios de la CCRTV, que obliga a los "locutores, entrevistadores y colaboradores fijos" a utilizar "siempre la lengua catalana cuando estén en antena".
Libertad Digital 26 Septiembre 2007

El pasado 17 de julio, el consejo de administración de la Corporación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV) –representado por las cinco fuerzas políticas parlamentarias–, aprobó un acuerdo que instaba a cumplir la Carta de Principios de marzo de 2006 y que especifica que "los locutores, conductores, entrevistadores y colaboradores fijos utilizarán siempre la lengua catalana cuando estén en antena".

Según explica este miércoles el diario El Mundo, durante un año y medio se ha hecho la vista gorda, pero desde este acuerdo de julio han decidido aplicar en toda su extensión esta Carta de Principios y prescindir de colaboradores fijos como la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi, tertuliana desde hace dos años en el espacio Una noche en la Tierra, presentado por Gaspar Hernández.

"No iba a cobrar"
Según la despedida, fue el propio Hernández el que le dijo "que no podía seguir en el programa por culpa de una resolución del consejo de administración" y añadió "que no iba a cobrar por hablar en castellano durante la emisión del programa pero que, si publicaba un libro, sí que podía asistir al programa para ser entrevistada". Rossi calificó el despido como "una persecución lingüística" porque atenta contra la "libertad de expresión, no en términos de contenido, sino en la forma de expresarse y en el idioma".

El conductor, Gaspar Hernández, declaró que respeta el acuerdo y lo cumple, aunque sí defendió ante la dirección los motivos por los que quería que Peri Rossi continuara colaborando en su programa, pero ésta rechazó la posibilidad.

La Televisión de Cataluña confirmó al periódico El Mundo una "comunicación verbal" que obliga a que los programas tengan únicamente colaboradores que hablen en catalán y que los invitados, preferiblemente, hagan lo mismo.

Cata de Principios
1.- En el conjunto de la programación televisiva y radiofónica de la CCRTV, tendrán prioridad la presencia de invitados, especialistas o testimonios que sean capaces de expresarse en lengua catalana.

2.- Los términos específicos como país, lengua o nación siempre harán referencia a Cataluña. Se debe preservar la identidad nacional como un proceso integrador, en constante evolución, abierto a la diversidad cultural y reforzar el compromiso cívico de Cataluña.

3.- Los medios de comunicación del ente deben transmitir la información de forma rigurosa, sin someterse a las restricciones o presiones de los poderes políticos gobernantes.

4.- La lengua usualmente utilizada en la publicidad será la catalana. La CCRTV fomentará la suscripción de acuerdo con los anunciantes para facilitar la traducción y el doblaje en los anuncios producidos en otra lengua.

"En contra" de la ley de la CCRTV
El diputado del PP miembro del Consejo de Administración de la CCRTV, Armand Querol, se ha mostrado ya "totalmente en contra" de estas medidas y ha querido resaltar que su partido "no acepta bajo ningún concepto el partidismo lingüístico en contra de la profesionalidad en los medios de comunicación". En la misma línea, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también ha pedido que "se derogue la carta de principios" porque "la CCRTV y la Generalitat discriminan a personas por su modo de hablar y no por su profesionalidad".

No es la primera vez que estos dos partidos se enfrentan con la CCRTV por la política lingüística. El diputado popular considera "preocupante" que en "la televisión de todos sólo se use la lengua de unos" e insinuó que esta medida puede ir en contra de la Constitución. Desde Cidadanos, Antonio Robles denunció que "la voluntad de ERC" era la de hacer "una auténtica limpieza lingüística" en los organismos públicos.

Atentado en Zarautz
Un etarra saltó un muro de la comisaría y dejó la bomba 50 minutos antes de la explosión
Efe - San Sebastián La Razón 26 Septiembre 2007

La bomba que explotó ayer en la comisaría de la Ertzaintza de Zarautz (Guipúzcoa) fue colocada 50 minutos antes de la explosión por dos terroristas jóvenes, uno de los cuales saltó el muro que rodea el edificio y colocó en el interior del recinto una mochila que contenía el explosivo. Según informaron hoy fuentes de la Ertzaintza tras el visionado de las cintas grabadas por las cámaras de seguridad de la comisaría, hacia las 00.40 horas de ayer dos etarras se acercaron andando por la calle Lapurdi hasta la parte trasera del centro policial. En ese momento uno de ellos saltó el muro rematado con una verja metálica de en torno a 1,50 metros de altura y, una vez dentro del recinto, el otro le pasó una mochila, que contenía un recipiente metálico en cuyo interior se encontraba la bomba de cinco kilos de amonal o amosal, dotada con un temporizador.

El etarra, que logró introducirse en las instalaciones policiales sin ser detectado, depositó la mochila junto al muro, sobre zona de hierba que rodea la comisaría. Acto seguido, volvió a saltar el muro para salir del recinto y ambos etarras abandonaron el lugar caminando tranquilamente por la calle Lapurdi, precisaron las mismas fuentes.

Todo ello ocurrió 50 minutos antes de que, a la 01.30 horas, hiciera explosión el artefacto programado con un temporizador para estallar a esa hora, en un atentado en el que ETA no avisó de la colocación de la bomba. La explosión causó importantes daños materiales, tanto en la zona de vestuarios y garajes de la comisaría, como en numerosas viviendas de los edificios cercanos, que presentaban rotura de cristales, persianas, puertas y otros elementos por la acción de la onda expansiva. En el lugar donde fue depositada la bomba quedó un socavón de un metro de diámetro.

ETA responde al golpe de Francia con terror callejero en Navarra y País Vasco
J. P. ABC 26 Septiembre 2007

MADRID. Con actos de terrorismo callejero en Navarra y el País Vasco, ETA respondió a la operación desarrollada por la Policía francesa en la que fueron detenidos quince individuos, seis etarras y nueve activistas del grupo «Irintzi» -dos capturas se produjeron ayer- por sus vínculos con la red de «kale de borroka» que, dirigida por ETA, ha venido actuando en los últimos meses en el sur de Francia.

De forma paralela, los grupos indepentistas Abertzaleen Batasuna -que, al igual que Aralar, se negó a unir al llamado proceso Batasuna- y Askatasuna arremetieron contra el Gobierno de Nicolás Sarkozy al calificar la operación como «una nueva fase represiva». Así, lo manifestó Anaiz Funosas, portavoz de Askatasuna, en una rueda de prensa en Bayona.
El acto de terrorismo callejero que causó mayores estragos fue el perpetrado contra la empresa Talleres de Reparación Auto Areta, situada en el polígono industrial Areta de Huarte-Pamplona. Los vándalos proetarras lanzaron seis cócteles molotov, dos de ellos estallaron dentro del local y produjeron daños en siete vehículos, que recibieron salpicaduras del producto incendiario, mientras que el resto de artefactos impactó contra la fachada, que quedó ennegrecida.

Fuera de servicio
También en la madrugada de ayer fue atacado con dos botellas incendiarias un cajero automático de Caja Navarra en la localidad de Arbizu, que sufrió «severos» daños. Según informó la delegación del Gobierno a Ep, uno o varios desconocidos lanzaron dos botellas incendiarias contra el habitáculo sobre las tres menos cuarto de la madruga. Los daños son severos y el cajero, situado en el número 32 de la calle Nagusia, quedó fuera de servicio.

En el País Vasco elementos proetarras colocaron un artefacto casero en la puerta de entrada de un concesionario de vehículos de la marca Renault, situado en el Alto de Armentia de Vitoria, donde además incendiaron un turismo aparcado en el exterior del local. En ninguno de los tres casos hubo detenciones.

Con la operación contra el entramado de «kale borroka», el Gobierno de Sarkozy ha demostrado que quiere ir al epicentro de la amenaza de ETA y sus redes. Y es que ya a finales del año pasado, la banda elaboró un documento en el que recoge la «estrategia que la izquierda abertzale» tiene que seguir en Francia: «La confrontación y la presión porque hay que explicarle que tiene un conflicto con Euskal Herria, sacudiendo los pilares económicos, organizativos y políticos».

Un atentado anunciado en pancartas y precedido por una oleada de acciones de «kale borroka»
BILBAO. ABC 26 Septiembre 2007

El pasado mes de julio, en varias localidades vascas se colgaron pancartas contra la Ertzaintza, en las que se la señalaba como objetivo de ETA y su entorno. A partir de entonces se produjo una escalada de ataques de «kale borroka», el último de ellos el pasado día 21, cuando un grupo de encapuchados lanzó cócteles molotov contra la subcomisaría de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Lequeitio, atentado del que los policías se quejaron al Gobierno vasco por las nulas medidas de seguridad. Unos días antes, el 14, la Policía vasca retiró un artefacto casero de los bajos de un vehículo particular de un ertzaina en Andoain. El día 9, cinco agentes resultaron heridos durante unos altercados en San Sebastián después de que la Ertzaintza impidiera una manifestación de la ilegal Askatasuna, con el filoetarra Olano a la cabeza. El día 2, un ertzaina resultó herido en unos incidentes registrados en San Sebastián, cuando un grupo de encapuchados atacó con piedras y cohetes a varias patrullas de la Policía vasca. Los ataques de septiembre estuvieron precedidos por otras acciones de «kale borroka» durante el mes de agosto. El día 17 de ese mes, un grupo de radicales lanzó desde un puente en Motrico (Guipúzcoa) dos cócteles molotov contra una patrulla de este Cuerpo, sin que llegaran a impactar contra el vehículo. El 11 agosto, otro grupo de proetarras arrojó varias piedras contra un vehículo policial en Amorebieta. Cuatro días antes, el 7, el coche del familiar de un ertzaina fue incendiado en Vitoria. ETA, así, pretende acosar, de momento, a los aledaños del PNV.

Los inmigrantes musulmanes apoyan Cataluña como nación
Redacción MinutoDigital 26 Septiembre 2007

Con el título de ‘El islam y el hecho nacional en Catalunya’ (L’islam i el fet nacional a Catalunya), la Junta Islámica Catalana (JIC) celebrará unas jornadas a finales de octubre para tratar sobre la creciente presencia del islam en Cataluña, y el sentido del catalanismo en un contexto de diversidad cultural y religiosa.

Según Abdennur Prado, presidente de Junta Islámica Catalana, mediante esta iniciativa se pretende iniciar un debate sobre las relaciones entre diversidad religiosa y catalanidad en el siglo XXI y concienciar sobre la necesidad de recuperar la memoria histórica de la Cataluña musulmana como parte de la reconstrucción nacional de Cataluña. Otro de los objetivos planteados es el de debatir sobre la catalanidad de los musulmanes inmigrantes, especialmente de las segundas generaciones, nacidos y criados en Cataluña, y por tanto catalanes de pleno derecho.

Las jornadas están patrocinadas por la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña y en ellas participará el diputado en el Parlament de Catalunya del PSC, Muhámmed Chaib, que ha afirmado que “la identidad catalana se ha de construir con los inmigrantes”.
Según el diputado musulman “no es normal que a estas alturas tres o cuatro millones de inmigrantes no tengan derecho al voto”, al tiempo que pidió que este colectivo pueda decidir “cómo quieren que sean sus ciudades y barrios”. “En esto los musulmanes tenemos mucho que decir”, apostilló, recordando que en España viven un millón de inmigrantes de origen musulmán.

Alianza del islam con el separatismo antiespañol
Abdennur Prado, presidente de la Junta Islámica Catalana, también integrada en la FEERI, organizadora del evento es también un conocido simpatizante de ERC. Este musulmán-separatista escribía en la página Webislam un artículo titulado “Islam y nacionalismo en Catalunya”, en el que se afirmaba: “El islam forma parte de la nación catalana. De otro modo, nunca podremos comprender el entramado de relaciones donde se gesta Catalunya, y nos veremos abocados a repetir una mitología de corte reaccionario, que vincula esta identidad al genocidio de los musulmanes”, dice Prado en su peculiar visión sobre la reconquista de Cataluña durante la Edad Media. Y sigue, “puedo imaginar el desgarro interior de esos musulmanes catalanes, ante el fanatismo religioso que caracterizó la historia de España entre los siglos XVI y XX. ¿Por qué el nacionalismo catalán no ha realizado esta tarea de recuperación de la memoria histórica del periodo islámico? ¿Por qué hoy en día el nacionalismo catalán hace el juego a los sectores católicos más reaccionarios, justo aquellos que son más agresivos contra el propio catalanismo?.

Él mismo se responde: “Una explicación es que la historiografía nacionalista fue elaborada en un momento en el cual Catalunya intentaba entrar en la órbita europea, identificarse con el camino de la modernidad generado por la revolución industrial, frente a una España que se percibía anclada en el pasado. Siento que la tarea de recuperación de la identidad catalana no quedará completa hasta que no seamos capaces de incorporar el islam como una parte integrante del hecho nacional catalán”.
Alianza del islam con el separatismo antiespañol: “No podemos olvidar que el discurso actual de la derecha española tiene como principales enemigos a nacionalistas vascos y catalanes y al islam. Para los defensores del patriotismo español ultramontano, islam y catalanismo vienen de la mano. Esto tiene cierta lógica, ya que el imperialismo español se erigió sobre la represión del islam y la cultura catalana”, afirma el presidente de Junta Islámica Catalana.

Y finaliza: “Me gustaría, en definitiva, poder hablar no del islam en Catalunya, sino de un “islam català”. En Catalunya, como nación diferenciada, debemos ser capaces de articular una respuesta diferente sobre la integración del hecho musulmán”.

Recortes de Prensa   Página Inicial