AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 4 Octubre   2007

Pañuelos, ni para la nariz
IGNACIO CAMACHO ABC 4 Octubre 2007

EN la muy cosmopolita Cataluña del tripartito se puede negar a un muchacho su derecho a ser educado en castellano, pero no se puede prohibir a una niña musulmana que acuda a clase con la cabeza cubierta por el pañuelo islámico. Prima el derecho a la educación, dice la Consejería del ramo, criterio que podría resultar sensato si primase también para los castellanoparlantes. El debate sobre el hiyab de Shaima tiene sentido en el marco general de una comunidad social asaltada por las dudas sobre la integración de los inmigrantes, pero en el ámbito excluyente del soberanismo catalán, que abre los brazos al multiculturalismo mientras cierra las persianas de la convivencia nacional, el asunto adquiere ribetes paradójicos, surrealistas y abracadabrantes.

Yendo al fondo, se trata de una cuestión más compleja de lo que suele contemplar el reduccionismo de moda, de brochazo y tentetieso. Caben matices, pues, cuando colisionan los derechos individuales con los colectivos, más importa sostener un principio de fondo, que en una democracia debe consistir en el respeto a los derechos humanos y la obligación de luchar contra cualquier forma de segregación. Cubrirse la cabeza podría ser un derecho individual en una sociedad de valores libres, pero en la teocracia musulmana es un instrumento de opresión femenina, que tiende a la subordinación de la mujer ante el varón y a retirar su cuerpo, total o parcialmente -pañuelo, chador, velo, burka-, de la visibilidad pública. Por lo demás, incluso en una sociedad abierta constituye una tradición cultural y de respeto la de descubrirse la cabeza en los ámbitos compartidos, que justifica la autoridad de un maestro para ordenarle a un alumno que se quite en clase la gorra o el verduguillo.

Pero no estamos hablando siquiera de modas, sino de principios. De la obligación de quienes desean integrarse en una comunidad de respetar los valores dominantes del país de acogida. Se puede y se debe practicar la tolerancia, pero una escuela es en el Occidente democrático un espacio público consagrado a la transmisión de los fundamentos morales que vertebran la sociedad libre. Sí, un espacio de educación para la ciudadanía, en el sentido menos espurio y sectario del término. Y el pleno ejercicio de la ciudadanía española contemporánea exige el repudio a la discriminación de la mujer, sin que valga el argumento -por añadidura más que dudoso- de su voluntaria disposición a ser discriminada.

La regulación legal de los símbolos religiosos en la enseñanza pública abriría un debate que conduce inevitablemente al del laicismo. Pero incluso en ese caso merecería la pena. Porque la verdadera controversia de la sociedad abierta contemporánea no está entre una conciencia laica y una católica que pueden fácilmente convivir en pleno respeto, sino entre la libertad y el fundamentalismo, entre la igualdad y la sumisión. Y la escuela parece un buen escenario para comenzar a resolver esa dialéctica con la determinación democrática de defender nuestros códigos de convivencia. Desde que se popularizó la celulosa, los pañuelos textiles en Occidente están en desuso hasta para sonarse la nariz.

El nuevo decreto sobre el uso mínimo del gallego en la enseñanza
Nicomedes Pastor Díaz Periodista Digital 4 Octubre 2007

Todas las asignaturas importantes en gallego y el resto a criterio del profesor

En Junio de este año el BNG y el PSOE aprobaron el nuevo Decreto del gallego en la enseñanza. Inicialmente, los 3 partidos mayoritarios consensuaron el texto a aprobar, pero un grupo de padres y profesores colgó en internet un manifiesto titulado “Tan gallego como el gallego”. Modestamente, puesto que no contaban con medios económicos ni infraestructura de ningún tipo, consiguieron reunir en menos de mes y medio más de 20.000 firmas en contra del nuevo decreto, lo que provocó que, contra todo pronóstico, el Partido Popular se echara atrás a última hora en su adhesión al texto.

EN QUÉ CONSISTE EL DECRETO
- En enseñanza infantil se dan dos casos: si la lengua materna es el gallego, será obligatorio un 100% de gallego, y si la lengua de los padres es el español, tendrán como mínimo un 50% de gallego. Además aprenderán a leer y a escribir siempre en gallego.

- En Primaria y ESO obligatoriamente en gallego todas las asignaturas importantes (troncales): ciencias naturales, física, geología, biología, química, matemáticas, ciencias sociales, geografía e historia y educación para la ciudadanía. El profesor podría elegir castellano o gallego al impartir: educación física, plástica, música, religión o su alternativa, la tecnología y la cultura clásica. Y obligatoriamente en castellano la clase de lengua española y la de inglés (aunque, en la práctica, se viene impartiendo también en gallego en algunos centros).

- La enseñanza de adultos será íntegramente en gallego (100%) en ESO y Bachillerato.

- La administración y el personal de los centros educativos deberán expresarse oralmente y por escrito sólo en gallego (actas, comunicados, anuncios, etc).

QUÉ VA A SUPONER
Esta imposición del gallego en las aulas (que comenzó Manuel Fraga) no responde a la realidad bilingüe de Galicia ni se recogía en el programa electoral de PSOE y PP. En palabras del diputado del BNG Bieito Lobeira, en un artículo publicado en febrero en su blog, este Decreto “revolucionario” “no colma nuestras aspiraciones”, pero “no deja de sorprenderme que PSOE y PP apoyen este texto”.

El castellano es "legítimamente" una lengua gallega (la RAE define legítimo, en su primera acepción, como "conforme a las leyes"), ya que es una de las dos lenguas oficiales. Y es "lícita" su calificación como tal (segunda acepción de la RAE) ya que lo habla la mitad de la ciudadanía.

Aunque ningún partido defienda por ahora la libertad lingüística, somos muchos los ciudadanos que queremos conservar nuestro derecho constitucional a expresarnos en el idioma que queramos. No queremos que el gallego desaparezca de las escuelas ni de la sociedad, sino que en las aulas impere la misma libertad lingüística que hay actualmente en la sociedad, donde no se excluye el uso de ninguna de las dos lenguas oficiales, sino que cada uno utiliza libremente la de su preferencia, o ambas, según lo requiere la situación y todos nos entendemos sin mayor problema.

Últimamente en Galicia parece que volvamos a tiempos pasados que creíamos ya superados. Al igual que hace 30 años, se puede apreciar un esfuerzo por no opinar sobre determinados temas fuera del ámbito personal. Poco a poco han conseguido que el gallego sea el idioma “de moda” en ciertos círculos. Además, la gente trata de no complicarse mucho la vida. Es paradójico observar cómo los políticos conversan en español por los pasillos y cafeterías, pero en el Parlamento sólo se habla gallego; los claustros de profesores y las clases discurren en gallego hasta que suena el timbre y muchos periodistas se despojan del gallego cuando no están en antena.

EL TRATAMIENTO DE LOS MEDIOS
¿Por qué a los que defendemos la libertad lingüística se nos ataca desde los medios de comunicación?
Por ejemplo, Fernán Vello desde Galicia Hoxe nos tachaba de "fachas". No dejará de sorprenderme que a los que defendemos la libertad lingüística nos llamen fachas, mientras los que intentan prohibir el uso de uno de nuestros dos idiomas oficiales se hacen llamar “progresistas”… Ya en 1944, el Premio Nobel Friedrich A. Hayek en su obra maestra "Camino de servidumbre" (dedicada a los intervencionistas de todos los partidos) nos explicaba: "Pocos trazos son tan característicos del clima intelectual de los regímenes totalitarios como la perversión completa del lenguaje, el cambio de significado de las palabras con las que se expresan los ideales de los nuevos regímenes."

Incluso el diario El País publicaba el titular "Activistas contra el gallego en las aulas integran el partido de Savater", dejando entrever que los que estamos en contra de la imposición del gallego en las aulas estamos en contra de la enseñanza del gallego en los colegios. No es así. Muchos usamos indistintamente los dos idiomas. Los ciudadanos que vivimos en Galicia tenemos todo el derecho a hablar gallego y/o castellano. Yo no creo que la edición en Galicia de El País sea activista contra el gallego porque no publica más del 50 % de sus contenidos en gallego. Su actividad profesional puede desarrollarse, de momento, con la libertad constitucional que se niega a profesores y alumnos.

También desde La Voz de Galicia, Xosé Luis Barreiro acusaba a los defensores de la libertad lingüística de organizar una "asquerosa campaña", mientras escribía su columna en español, ejerciendo un derecho que no van a tener profesores y alumnos. Algo malo está pasando cuando el periodismo está con el poder y deja de escuchar al pueblo y a los movimientos ciudadanos espontáneos.

Incluso Xosé Ramón Barreiro, presidente de la Real Academia Galega, en una entrevista publicada por Galicia Hoxe, opinaba: "O plan [de normalización lingüística] estaba ben elaborado, o que pasa é que hai que aplicalo sen presións excesivas, sen que se note que vai ser algo coactivo". Es decir, lo que preocupa al presidente de la Academia no es el contenido del Decreto, sino que se note mucho la imposición…Sobran los comentarios.

Este decreto va a afectar a mucha gente, pero seguramente los más perjudicados van a ser los hijos de inmigrantes (que a los habituales problemas de integración deberán añadir la comprensión de un idioma natal y otros dos en el país de recepción), los estudiantes o profesores del resto de España que vengan a Galicia, los hijos de padres sin estudios superiores y con pocos recursos, los adultos que quieran volver a estudiar… Las firmas entregadas a la Xunta de Galicia no son firmas contra el gallego, ni de españolistas, ni de “fachas”, ni tampoco de suicidas culturales, sino de ciudadanos que creen que la libertad se lesiona por la imposición de unos pocos que creen que los gallegos sólo debemos tener un idioma “propio".

Libertad y deber de conocer
Nota del Editor 4 Octubre 2007

Esto de la libertad y de la sociedad bilingüe suena muy bonito, pero en cuanto se pasa al detalle, aparecen las dificultades.

En primer lugar, la libertad de unos para que sus hijos sean escolarizados en su lengua materna, cuando se trate de una lengua regional, no puede dar derecho a imponerla a los demás. Los padres deben poder elegir la lengua vehicular en las primeras etapas de la escolarización, y por tanto los alumnos debe estar separados, lo mismo que están separados los de ciencias y letras, y nadie se rasga las vestiduras, en escuelas o aulas de español y de lengua regional.

Los alumnos que quieran ser escolarizados en la lengua regional, por obligación constitucional de deber de conocer el español, deben cursar lengua española con carácter troncal para aprenderla en grado suficiente para poder seguir los cursos siguientes que deben impartirse en español, pues el estado no puede ni debe despilfarrar los recursos públicos mediante la creación de centros de primaria, secundaria, formación profesional, universitarios en lengua regional y en español, puesto que todo ciudadano tiene el deber de conocer el español, lo mismo que para la sanidad, las fuerzas armadas, la seguridad ciudadana, la justicia.

A los alumnos que quieran ser escolarizados en español se les debe ofrecer la posibilidad de estudiar la lengua regional, sin obligación alguna, opción totalmente libre, puesto que no existe deber constitucional de conocerla, al menos por el momento, aunque en los estatutos de autonomía recurridos ante el Tribunal Constitucional lo pretendan.

El propugnar una enseñanza a imagen de una "sociedad bilingüe", en la que cada uno utilice el idioma que prefiera, no tiene sentido porque la sociedad no es bilingüe, y aunque haya algunos ciudadanos "bilingües", hay también muchos que no lo son  y ningún grupo puede imponer la lengua regional a los demás que no tienen deber constitucional de conocerla.

Esta libertad mal entendida que irrumpe en el derecho de los demás, no es libertad, es una imposición anticonstitucional de la lengua regional, y sobre todo se ejerce sobre unos sujetos que no son bilingües, los niños, con la única pretensión de inocularles a la fuerza una lengua regional con varios objetivos altamente pernicioso, desde la indoctrinación, la dureza del aprendizaje con libros y profesores en lengua regional y el consiguiente fracaso escolar de los español hablantes, la anulación al derecho al libre establecimiento en cualquier parte de España, la exclusión del empleo público.

En cuanto al decreto del 50%, recordar que ha sido recurrido en contencioso por cuatro asociaciones, aunque desgraciadamente, el TSJG no ha acordado la suspensión del decreto, a pesar de su inconstitucionalidad, salvo que entiendan que los niños no son sujetos con derechos constitucionales (lo que desgraciadamente es así, por lo que, ciudadano, padre, espabila, reclama, levanta tu voz y haz valer tu voto).

Gobierno Zapatero
La trampa de los rupturistas
GEES Libertad Digital 4 Octubre 2007

Vivimos momentos de convulsión en la vida política y social nacional. El laberinto en el que el presidente del Gobierno nos ha introducido en esta legislatura que ahora finaliza nos ha llevado a situaciones dramáticas. Hace muchos años que los españoles no nos preocupábamos por lo sucedido en la última guerra civil salvo para su análisis histórico, al igual que sucedió con las anteriores –guerras carlistas– o con las disputas feudales de antaño.

Sin embargo, el Gobierno del PSOE se ha encargado de abrir heridas, remover tumbas –incluso contra los deseos de los familiares, como en el caso de la familia García-Lorca– y emponzoñar el corazón y la mente de los españoles. No es reviviendo instintos cainitas como España ha logrado situarse entre las diez potencias económicas, ni como ha logrado generar un grado de crecimiento y bienestar tan duradero.

Hace treinta y dos años que los españoles aprovecharon la oportunidad que se les brindaba para subirse al tren de la homologación con el resto de la civilización occidental. La inmensa mayoría de los actores arrimaron el hombro para que el barco reformista llegase a buen puerto, excepto una minoría que soñaba con la ruptura.

Hace treinta años que los españoles refrendaban democráticamente al presidente Suárez, que junto a Torcuato Fernández-Miranda y a Su Majestad el Rey se había juramentado para alcanzar un futuro mejor para sus compatriotas. En la actualidad, un sucesor suyo en la cabecera del banco azul, el señor Rodríguez Zapatero, ha decidido olvidar el gran pacto de convivencia sellado por los españoles cuando votaron afirmativamente la Constitución, y toma como referencia ecos de nuestro peor pasado.

Después todo este tiempo democrático, es triste ver cómo se negocia con una banda terrorista, se pasa corriendo ante la convocatoria de un referéndum ilegal en el País Vasco –facilitando el camino, al eliminar la carga penal que antes existía para quien lo convocase–, se fomenta el nacionalismo excluyente, se reniega de la propia idea de España –"nación: concepto discutido y discutible"–, se viola la Constitución con el Estatuto Catalán y se evita la persecución clara de quienes queman fotos de los Reyes y ultrajan, por tanto, la figura del jefe del Estado.

Los españoles se preguntarán: ¿qué preferimos? ¿Rencor y odio estéril o convivencia armónica y prosperidad? Y todos los mayores de 18 años podrán expresar muy pronto, democráticamente, su respuesta.

Ibarretxe, el adelantado de Zapatero
EDITORIAL Libertad Digital 4 Octubre 2007

Un condescendiente Peces Barba acaba de manifestar que, "por una vez", está de acuerdo con el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, al considerar que el anunciado referéndum soberanista de Ibarretxe supone la agresión más directa "contra la Constitución y contra la democracia" después del golpe de Estado del 23-F. Ciertamente, no hacía falta la valoración de este mal padre de la Constitución –y peor Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo–, para que, a estas alturas, todos seamos conscientes de la gravedad de los planes de Ibarretxe. Sólo cabe destacar que ese plan soberanista, que tantos dieron por muerto para quitarle importancia, ni es nuevo, ni ha tenido siempre por parte socialista la firme oposición que Peces Barba trata ahora de aparentar.

Ya antes del 14-M, Ibarretxe dio a conocer sus planes soberanistas y su disposición, con o sin aprobación de las Cortes, de someterlos a referéndum. Lo mismo había anunciado Maragall, con la única diferencia de las "tortas" y el "drama" que conllevaron sus respectivas amenazas. Ni que decir tiene que ni Zapatero ni tampoco Peces Barba censuraron entonces en su compañero de partido lo que, aparentemente, censuraban y censuran ahora en el lehendakari.

Lo cierto es que el Gobierno del PP, en defensa de la legalidad constitucional, llegó incluso a reformar el código penal para disuadir a quienes –como Maragall o Ibarretxe– se mostraban dispuestos a perpetrar algo que ya entonces era un delito, como era convocar un referéndum sin la autorización de las instituciones en las que reside la soberanía nacional. En la oposición, el PP se opuso además a que el Congreso admitiera a trámite el plan soberanista, dada su manifiesta inconstitucionalidad.

Zapatero, sin embargo, accedió recién llegado al poder a que el Congreso lo debatiera, y puso buen cuidado en convencer a los nacionalistas de que su negativa no significaba un definitivo y merecido portazo, sino una puerta entreabierta para, más adelante, "maragallizar" –valga la expresión– el envite del lehendakari; la discrepancia fue "no tanto en el fondo, pero sí en la forma", tal y como dijera el ex presidente socialista de la Generalitat.

Hay que tener en cuenta, sobre todo, el cálculo que ya entonces hacía Zapatero respecto al poder anestesiante que tendría una tregua de cara a su futuro alineamiento con los separatistas del PNV, junto a quienes ya había establecido los primeros contactos con la organización terrorista.

De hecho, lo primero que hizo Zapatero fue derogar la reforma penal que castigaba esa ilegal convocatoria de referéndums, anunciar en el Congreso su disposición al diálogo con ETA y ofrecer a los nacionalistas un nuevo "marco jurídico político" para el País Vasco, a cambio, eso sí, de "una tregua cuanto antes". A lo que se dedicaba por entonces Peces-Barba no era otra cosa que disponerse a tratar de neutralizar a las víctimas ante un proceso destinado a desampararlas en su derecho a la Justicia.

En parte por la insaciabilidad y premura por cobrar de los terroristas, pero, sobre todo, por la resistencia civil y el coste electoral que tenían las cesiones a ETA, la tregua se rompió. Sin ese anestésico, ni Zapatero ni el propio Imaz quieren, por ahora, seguir adelante. Ahora bien. Lo que hace Ibarretxe es salir como adelantado hacia ETA para convencerla de que hay voluntad política para retomar todo el proceso de nuevo. Y desde luego, Zapatero no se ha comprometido a no volver a tomar aquella senda en la que "con la paz todo tendrá cabida, tenga el alcance que tenga".

Cataluña
Contra el bilingüismo
José García Domínguez Libertad Digital 4 Octubre 2007

Leo con agrado en la prensa doméstica que el president Montilla ha ordenado la urgente puesta en marcha de un plan para instruir a 3.000 maestros en nuevas... ehhhh técnicas... para... ehhhh... aplicar con más.... ehhhh... rigor la... ehhhh... inmersión lingüística. Bravo por el president. Ya era hora de que alguien metiese en vereda a todos esos hijos de andaluces que siempre andan esperando a la hora del recreo para cuchichear a escondidas en castellano.

Sin embargo, aunque el gesto lo honre, ni mucho menos será suficiente para que le perdonemos su gran traición a Catalunya. Una traición transversal cometida con la complicidad de Pujol, Mas, la Esquerra (sector balas sin percutir), la Esquerra (sector coge el dinero y corre), la partida de Duran Lleida y el club de fans de la Imma y el Joan. Era el secreto mejor guardado de todos esos falsos catalanistas, pero al final los hemos descubierto. Y es que tamaña pandilla de botiflers al servicio del Borbón lleva más de un cuarto de siglo negando el sagrado derecho a la inmersión a centenares de pobres niños catalanes.

Al principio, los rumores que nos llegaban a Barcelona sobre el asunto eran confusos. En las colas del autobús, la gente, consternada, comentaba lo de los suicidios. Corría la especie de que entre los adolescentes de la comarca la vida había dejado de tener sentido. Al parecer, desesperados por carecer de la genuina identidad nacional que sólo otorga el monolingüismo vernáculo, pubillas y hereus se lanzaban en masa al vacío desde puentes y balcones. Los que no encontraban valor para poner punto final a su calvario, caían como moscas en las drogas, el alcohol y la adicción a los programas de ovnis de la SER. En fin, los contados pocos que se habrían salvado de la espiral autodestructiva, se arrastrarían pidiendo limosna o recogiendo cartones por las calles; pues las empresas los repudiarían al no haber gozado de la inmersión en su más tierna infancia.

Vilmente conculcado su derecho inalienable a ser sumergidos, rastreramente violado en sus personas el principio de la igualdad de todos ante la Ley, arteramente marginados por esos canallas que encima se dicen catalanistas, todos los alumnos de Primaria de la Vall d'Aran ("El Valdarán", que diría Montilla) sufrirían en sus tiernas carnes una escuela... perfectamente bilingüe. Así, la lengua de su madre patria, el catalán, y la de sus madres biológicas, el aranés, convivirían en siniestra armonía dentro de las aulas. Y, para más inri, ese cruel atentado contra la dignidad nacional de donceles y pubertinas se estaría cometiendo en escuelas públicas gestionadas por la propia Generalitat de Catalunya. Bien, pues resulta que el desconcertante rumor era cierto. Sí, sí, atónito lector nacionalista, sólo los charnegos de Cornellà y alrededores pueden disfrutar del inmenso privilegio de la inmersión obligatoria.

Y pensar que esos desagradecidos aún tienen la cara dura de quejarse.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Decadencia del español
Pío Moa Libertad Digital 4 Octubre 2007

Cuando algunos paisanos se me quejan de la decadencia del gallego, les replico: “tratad de escribir cosas interesantes en ese idioma. Porque si todo lo que se va a publicar en él son las patochadas de los nacionalistas y progres, entonces sí que su destino está sentenciado”. Por mi parte no predico con el ejemplo porque, aunque aprendí a hablar en gallego, me expreso con más soltura en castellano, y este idioma, el español común a todo el país, ha llegado a ser tan propio de Galicia (o de Cataluña, no digamos ya de las Vascongadas) como el gallego.

Me temo que el mismo problema afecta hoy al castellano, aunque el enorme número de hispanoahablantes lo disimule: se escriben en él muy pocas cosas originales o de interés, y su insignificancia cultural salta a la vista de quien no quiera cerrar los ojos. El predominio del inglés no se explica solo por su número de hablantes y por la potencia política de Usa, aunque también. Se explica aún más porque en ese idioma se producen los libros, el cine, las series de televisión, la ciencia y, en general, las manifestaciones culturales de más calidad. Ello, combinado con la penuria cultural del mundo hispánico, hace que en la misma España el inglés esté desplazando a nuestra propia lengua como idioma de cultura. Si el proceso continúa a este ritmo, nuestro lenguaje común se convertirá, antes de lo que pensamos, en una especie de spanglish de uso familiar y coloquial, probablemente fragmentado en los países americanos, y relegado a vehículo de una infraliteratura, un infracine y una infracanción popular. Lo que está ocurriendo.

Un hecho sorprendente de los años 40 es que, contra el tópico del “páramo cultural”, fue una época de muy considerable creatividad en la literatura, la música popular y culta, en diversos estudios (árabes, sefardíes, hispanos), en el humor, revistas culturales, etc. Y cuando el franquismo se acababa figuras como Cela, Buero, Severo Ochoa, Torrente Ballester, Zubiri, Caro Baroja, Laín Entralgo, Domínguez Ortiz, Miguel Delibes, los hermanos Salas Larrazábal, Julián Marías y un nutrido etcétera, desmentían la leyenda del erial. Precisamente es desde entonces cuando se advierte un declive en todos los órdenes, acompañado de un chocante desprecio hacia una época y unos personajes evidentemente aspecto. Hoy apenas puede hablarse de cultura española, cada vez más satelizada a la useña como un sucedáneo de mediocre calidad. Si acaso algo la distingue es el toque chabacano, soez y chocarrero que acompaña a sus manifestaciones más populares. Y la juventud botellonera, subproducto de la mentalidad progre, no deja mucha esperanza de recuperación. ¿Tendencias irresistibles?

------------
Hoy, en "El economista":

LO QUE ESTÁ PASANDO
Pio Moa

Lo que ocurre en España debe entenderse por relación con el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo. Se trataba de un acuerdo entre los dos grandes partidos españoles para, sin perjuicio de sus diferencias, salvaguardar los dos principios básicos que sostienen al país como sociedad civilizada: la unidad de España y la democracia, frente a la ofensiva de secesionistas y terroristas.

El pacto, propuesto por el PSOE, pareció rectificar la política de González, que con su mezcla de corrupción, concesiones sin principios y terrorismo gubernamental, había dañado seriamente la democracia española. Sin embargo faltó tiempo a los jefes socialistas para traicionar, entendiéndose con la ETA y los separatistas vascos y catalanes a espaldas del PP.

Esos manejos se convirtieron en alianza de hecho tras la matanza que llevó al poder al PSOE. El nuevo gobierno diseñó una política de acuerdos con los separatistas y la ETA para aislar al PP, liquidar el espíritu de la Transición y socavar la Constitución por medio de actos consumados, cuya clave eran unos nuevos estatutos ilegales. Enfrente han tenido a un PP casi inane o peor aún, pues en buena medida les ha seguido el juego.

La alianza, al margen de la ley y contra ella, recuerda la del Frente Popular. Y como ninguno de los socios tiene otros principios que conseguir el máximo poder, funcionan entre peleas, saboteándose mutuamente, como sucedió entonces. Lo decía Azaña: "Lo que me ha dado un hachazo terrible, en lo más profundo de mi intimidad, es, con motivo de la guerra, haber descubierto la falta de solidaridad nacional. A muy pocos nos importa la idea nacional, pero a qué pocos. Ni aun el peligro de la guerra ha servido de soldador. Al contrario: se ha aprovechado para que cada cual tire por su lado". Nada nuevo, pues. Y ahí radica la esperanza, más que en la invertebrada oposición de un lamentable PP.

El hueco de Rosa Díez
Germán Yanke Estrella Digital 4 Octubre 2007

Sobre el partido de Rosa Díez (que todavía identificamos más por los nombres de sus promotores que por sus siglas), el PSOE parece no querer hablar. Algún despistado del Partido Socialista de Euskadi —que es, ciertamente, un partido muy despistado— se sale del guión y muestra inquina, pero el PSOE quiere lo que ahora se llama “perfil bajo”, es decir, silencio. Se trata de evitar, en la medida de lo posible, que sus votantes identifiquen otro partido que, pudiendo ser el suyo, sea ajeno a ciertas derivas sorprendentes en materia de nacionalismo, de actitud ante el terrorismo o de concepción de la democracia y el Estado.

En el PP se han hartado de hablar de Rosa Díez, pensando que su disidencia dañaba al PSOE. No es cosa sólo de la derecha, sino un rasgo general de la poca altura de nuestro debate político, pero en el PP se regañaba al PSOE que criticara a Díez, por aquello de la libertad de expresión, y, al mismo tiempo, se pedía a los suyos que callaran sobre asuntos internos, incluso sobre las listas electorales, por el bien de la organización. Ahora, sin embargo, ven los peligros porque perciben que muchos de sus apoyos hacen guiños al nuevo partido. Por mucho que la UPD se encuadre, por la ideología de sus promotores, en la izquierda o en el centro-izquierda, hay cuestiones candentes de la actualidad que sobrepasan la caracterización ideológica y que hacen atractiva en la derecha la propuesta de Díez, Savater y los suyos. Que en la presentación del partido estuviera, por ejemplo, Mario Vargas Llosa es significativo por la importancia del escritor y por el dato de que, en las últimas elecciones locales, pidió el voto para el PP.

Pueden estar así defendiendo la misma oferta electoral Antonio Elorza, Agustín Ibarrola, Rosa Montero o Vargas Llosa. Sin duda distintos, y algunos añadirían que ideológicamente contradictorios, pero atractivos todos ellos para muchos votantes “de un solo tema”, como suelen decir los americanos, es decir, que, en una coyuntura histórica determinada, colocan una cuestión candente por encima de las discrepancias ideológicas.

Seguramente, lo he escrito ya antes, la UPD pueda hacer, desde el punto de vista electoral, más daño al PP que al PSOE. Al fin y al cabo, el PP es el aspirante, el que puede verse más dañado por los restos de votos para conseguir el último escaño de cada circunscripción, y el que podría perder parte del voto de los desencantados del PSOE a favor de la nueva formación. Naturalmente, nadie es propietario de los votos, salvo cada uno del suyo, y no tiene sentido plantear las ofertas políticas que quieren ser distintas de las demás como algo que deba llevarse adelante o evitarse en función de la matemática electoral.

Pero sí sirve para analizar la vida política. El nuevo partido tendrá o no un éxito en marzo del 2008 que no puedo cuantificar. Sin embargo, es evidente que revela el enfado de muchos ante el PSOE de Rodríguez Zapatero y lo insatisfactorio que resulta también para muchos el PP. Unos no quieren ni oír hablar de ello, pero lo oirán. Otros piden que se sumen a su alternativa, pero el ruego se convierte en un signo de debilidad: o cambian la suya o le cambiarán el trozo de tarta que necesitan.

Educación justifica que se impartan más del 50% de materias en gallego
La Opinión 4 Octubre 2007

La Xunta afirma que la normativa permite a los centros ampliar el número de asignaturas en lengua gallega siempre que "se garanticen las competencias en ambos idiomas".
ANA RAMIL.A CORUÑA La Consellería de Educación justificó ayer el derecho que tienen todos los centros escolares de Galicia a ofrecer más del 50% de sus asignaturas en gallego porque así se recoge en el decreto que regula la presencia del gallego en la enseñanza no universitaria. La normativa -aprobada el pasado mes de junio por el Ejecutivo autonómico, pese a la oposición del Partido Popular- establece que los alumnos de la comunidad deben recibir como mínimo la mitad de las materias en gallego pero el porcentaje puede ampliarse si así lo determinan el claustro y el Consello Escolar del centro. "Las clases en lengua gallega pueden superar el 50% siempre y cuando se garantice que los estudiantes alcanzan las competencias exigidas en ambos idiomas al terminar su ciclo educativo", señalaron ayer fuentes de Educación.

La Consellería responde de este modo a las críticas de algunos sectores como las APA de los colegios concertados o la organización Galicia Bilingüe que denunciaban la "excesiva" presencia del gallego en las aulas al registrarse centros en donde sus alumnos sólo reciben en castellano la asignatura de Lengua Castellana.

Una situación que desde el PP de Galicia definen "como previsible". "Lo que ha ocurrido sólo viene a confirmar lo que esperábamos cuando decidimos no apoyar el decreto. No existe un equilibrio entre ambos idiomas y por tanto, la normativa no garantiza que los niños terminen la ESO siendo bilingües", señala la portavoz de los populares en materia educativa, Manuela López Besteiro, quien asegura que éste fue uno de los motivos por los que su partido no apoyó el decreto. Además, Besteiro considera que la norma "no garantiza que los alumnos puedan elegir el idioma en el que realizan sus exámenes y obliga a los niños a dirigirse en una determinada lengua a sus profesores".

El hecho de que la mayoría de colegios gallegos supere este curso el 50% de materias en gallego obedece, según el Partido Popular, a que en muchos casos, "las minorías se imponen por encima de las mayorías porque es más fácil optar por seguir las presiones". "Este decreto nace bajo unas posturas impositivas y unos intereses del BNG a los que ha cedido el Gobierno autonómico", resalta Besteiro, que afirma que "muchos padres se han sorprendido cuando han llegado los libros de texto de este curso".

La portavoz de los populares denuncia, además, que existe cierta "sensación de vigilancia" en los colegios para que los profesores impartan sus clases en gallego. "Hay docentes cuyo libro está en lengua gallega que no se atreven a buscar material complementario en castellano. Antes las dos lenguas convivían perfectamente y este tipo de cuestiones se trataban con total normalidad", resalta Besteiro. "Creo que con este decreto se ha intentado forzar la máquina. Siempre nos acusan de romper el consenso pero durante los años en que gobernó el PP, nosotros logramos armonía entre castellano y gallego", añade.

El Partido Popular recordó ayer que hace varias semanas plantearon al Parlamento una reforma del decreto -que ha sido rechazada- y que en el último pleno reiteraron sus propuestas.

DEBATES EN LIBERTAD: LA AMENAZA IRANÍ
Bardají, sobre un Irán nuclear: "Es una carrera a contrarreloj que estamos perdiendo"
El horizonte de una República Islámica iraní con capacidad nuclear no es una ciencia ficción sino una realidad próxima en el tiempo. Quizás más de lo que pensemos. Es lo que constataron Rafael L. Bardají, director de Internacional de FAES; Gustavo de Arístegui, portavoz de Exteriores del PP; Mauricio Sánchez, redactor jefe de La Razón; y Rafael Ortega, analista de Defensa, en su participación en la edición del miércoles de Debates en Libertad: "La amenaza iraní" de LDTV, dirigido y presentado por Javier Somalo. Bardají, en este sentido, precisó que nos encontramos en "una carrera a contrarreloj que estamos perdiendo".
R.C. Libertad Digital 4 Octubre 2007

) Irán preocupa y no lo hace por el desarrollo de un programa nuclear con fines pacíficos como asegura el establishment fundamentalista iraní a la comunidad internacional sino por el desarrollo de un programa dirigido a adquirir capacidades nucleares de uso militar. Pensar lo contrario es llevarse a engaño.

"La comunidad internacional no se opone a que Irán desarrolle energía nuclear" subrayó Gustavo de Arístegui para luego añadir que el peligro se fundamenta en la naturaleza del régimen de Teherán –teocrático y totalitario- y en sus ambiciones atómicas.

El portavoz del Partido Popular en la comisión de Exteriores del Congreso insistió en la importancia de difundir este mensaje al "70 por ciento de la población iraní que se declara prooccidental" y es contraria a la República Islámica para romper con el discurso del presidente Ahmadineyad quien presenta la oposición de la comunidad internacional a la entrada de Irán en el club nuclear como una negación de la soberanía nacional.

Mauricio Sánchez, redactor jefe de Internacional de La Razón, consideró que esa amplia oposición al régimen es una baza con la que debe contar las potencias internacionales en el planteamiento de su estrategia hacia Teherán. El periodista se mostró, sin embargo, menos entusiaste con la efectividad de las sanciones de Naciones Unidas.

Rafael Bardají, en este sentido, destacó que de las tres resoluciones de la ONU dos incluyen sanciones financieras - 1737 y 1747- pero sólo afectan a “los elementos relacionados con el programa nuclear, no son sanciones dirigidas a dañar la economía” iraní. Lo que transmite al presidente ultraconservador una “confianza” sobre el triunfo de su plan nuclear frente a una diplomacia que apenas le presiona.

El analista de defensa y miembro de la Asociación Atlántica, Rafael Ortega, aseguró que el programa de enriquecimiento de uranio por parte de la República Islámica de Irán planea un problema más “político que técnico”. “Si Irán adquiere la bomba nuclear, quién le va a decir a Arabía Saudí, Egipto y Siria que no se sumen al club nuclear”. Ortega insisitió que supone “un salto cualitatio importante”. “Una crisis local puede convertirse rápidamente en un conflicto de alcance regional con 25.000 muertos”.

El director de Política Internacional y analista del GEES concluyó que “quizás no exista una resolución ideal” para frenar las ansias nucleares de Irán. Pero sí se puede contemporizar la apertura de “un canal de comunicación con los reformistas” dentro de la sociedad iraní y “un ataque similar al ocurrido en Siria” el pasado 6 de septiembre que dañara los centros de enriquecimiento de uranio y “congelase el programa nuclear unos años”

Querella admitida contra Educación para la Ciudadanía
Redacción MinutoDigital 4 Octubre 2007

La asignatura Educación para la Ciudadanía, conforme a los contenidos aprobados por el Ministerio de Educación y Cultura, introduce objetivos, materias y criterios de evaluación que afectan directamente a la formación moral de los alumnos desde los 10 a los 18 años, terreno en el que sólo correspondea los padres decidir, tal como reconoce el artículo 27.3 de la Constitución Española. A través de esta nueva asignatura se pretende educar a los alumnos en la peculiar visón ética de la persona y de la afectividad que tienen los actuales gobernantes, en contra de la conciencia de la mayoría de padres y madres españoles.

Por tal motivo el Centro Jurídico Tomás Moro tomó la decisión de defender a aquellos padres que objetaran y tuviera problemas administrativo por el ejercicio de tal derecho y de presentar cualquier tipo de iniciativa jurídica tendente a su defensa. En el ejercicio de esta decisión el Centro Presentó una querella contra elDelegado Provincial de la Consejería de Educación y Ciencia, Ángel Felpeto Enríquez, que pretende formar a todos los Centros Educativos aque impidan el ejercicio constitucional a la objeción de conciencia.

Tal imposición supone la comisión del delito contemplado en el artículo 542 del Código Penal, que pena con inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de entre uno y cuatro años a laautoridad o funcionario que impidiere el ejercicio de los derechos cívicos reconocidos por la Constitución.

El Presidente de este Centro, Javier Mª Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna, muestra públicamente su satisfacción porque «al fin los Juzgados y Tribunales se decidan a defender los derechos de todos los españoles, ya que la imposición de la Educación para la Ciudadaníaes un retroceso social de efectos incalculables, por cuanto supone la introducción en las aulas de un adoctrinamiento político propio sólo de regímenes totalitarios e incompatible con nuestra propia Constitución». Igualmente felicita a los padres que con su objeción están haciendo posible la defensa de nuestras libertades. «Algún día la sociedad reconocerá el valor de estos padres que con su sacrificio
personal están defendiendo la libertad de todos».

La Generalitat pretende exigir pruebas de catalán para entrar a sus universidades
El ministerio asegura que ese examen está pensado sólo para alumnos del resto de la UE
S. T. / J. A. A. - Barcelona / Madrid El País 4 Octubre 2007

La medida se planteará en el seno del organismo de la Generalitat que reúne al Gobierno y a los rectores catalanes. Si se aprueba, las universidades podrán poner las pruebas de idioma "antes de la entrada del alumno o después; ellas deberán elegir", dijo la comisionada de Universidades, Blanca Palmada. Ésta afirmó que el objetivo es que las pruebas en castellano y catalán se apliquen a partir del curso próximo. Palmada recalcó, además, que

"Andalucía ya ha decidido poner una prueba de castellano", aunque en este caso se aplicará sólo a los alumnos extranjeros.

"No se puede condicionar" el acceso a las universidades catalanas de alumnos de otras comunidades, aseguró ayer un portavoz del Ministerio de Educación, aunque aseguró que el Gobierno desconocía la propuesta catalana. "Un alumno que aprueba la Selectividad en Barcelona puede matricularse sin más en Sevilla, y viceversa", continuó.

El detonante de la medida de la Generalitat es la avalancha de estudiantes extranjeros hacia las cuatro facultades de Medicina catalanas. Sus cuatro decanos de las facultades: Teresa Estrach, de la UB; Joaquim Coll, de la UAB; Montserrat Giralt, de la URV; y Joan Ribera, de Lleida critican una norma aprobada en junio por el Gobierno central que establece que los alumnos del resto de la UE y de Suiza podrán "acceder a las universidades españolas con la nota del centro de procedencia", sin necesidad de realizar las pruebas de Selectividad.

Las universidades pueden establecer unas pruebas de idioma que esos alumnos europeos tienen que superar antes de ser admitidos. Así lo han establecido Andalucía, informa Pilar Choza, y Extremadura, pero la Generalitat catalana ha aprovechado esta normativa para extenderlo a los alumnos de otras comunidades autónomas, algo que, según el ministerio, es ilegal.

Los decanos catalanes recuerdan que los estudiantes ven reducida su nota en un punto de promedio tras realizar la Selectividad y se declaran a favor de la movilidad de los estudiantes, pero recalcan que los estudiantes que hacen Selectividad no son "evaluados de la misma manera" en todas las comunidades autónomas. Se refieren a otras autonomías que tienen un porcentaje de aprobados mucho mayor que en Cataluña. En esta comunidad, el 53,89% de los alumnos de primero de Medicina son nacidos o residentes en Cataluña. El curso pasado fueron el 61,68%. La Universidad Rovira i Virgili de Tarragona tiene el porcentaje más bajo de alumnos residentes o nacidos en Cataluña: el 32,77%.
Alumnos de la UE

Los alumnos que proceden de otros países de la UE pueden entrar desde este año a una universidad española sin hacer Selectividad. La Universidad a distancia (UNED) calcula el equivalente español de la nota que obtuvieron en su país de origen (selectividad, reválida o la media de bachillerato, según cada normativa) y con ella el alumno entra en la carrera que elija, si le alcanza. Ponerle a estos alumnos una prueba de idioma para entrar a la universidad es perfectamente legal, según el ministerio, pero puede chocar con el espíritu del espacio común europeo de universidades, que busca precisamente fomentar la movilidad. La Generalitat ha justificado esta medida con el argumento de proteger a los alumnos catalanes que quieren cursar carreras con mucha demanda, como Medicina.

Aunque la ley de educación dice que las universidades tendrán que admitir a los alumnos de la UE que "cumplan los requisitos académicos exigidos en sus sistemas educativos" -lo que con toda seguridad no incluye una prueba de español ni de catalán-, el Ministerio de Educación no encuentra ninguna contradicción con la exigencia de esta prueba de idioma. "Es plenamente coherente con la ley; tenemos que asegurarnos de la idoneidad del alumno", es decir, que tenga un nivel de idioma suficiente para aprovechar las clases, añade el mismo portavoz.
La radio pública catalana quiere recuperar a Cristina Peri Rossi pese a la oposición de ERC
Montilla desautoriza la exclusión en medios públicos de colaboradores que no hablen en catalán
BArcelona EL PAÍS  4 Octubre 2007

En la sesión de control al Gobierno, el presidente José Montilla, reiteró que el idioma necesitado de protección en los medios audiovisuales en Cataluña es el catalán, ante la abundancia de oferta en castellano. Pero también afirmó que la preferencia para el catalán en los medios públicos "no debería comportar ninguna exclusión". El presidente hizo esta afirmación en respuesta a una pregunta del diputado Albert Rivera, de Ciutadans, que le imputó la responsabilidad de la exclusión de Cristina Peri Rossi de Catalunya Ràdio definiéndola como el "comienzo de una limpieza lingüística en los medios de comunicación públicos".

Rivera citó los nombres de algunos de los intelectuales que se han solidarizado con Peri Rossi -Mario Benedetti, Anna Maria Moix, Esther Tusquets, Lluís Maria Todó, Enric Majó, Félix de Azúa y Marta Pessarrodona, entre otros- para sostener que "la sociedad civil de verdad" se rebela contra esta "limpieza lingüística" en la radio pública catalana.

Pero Montilla negó que su Gobierno haya tenido ninguna intervención "ni haya dado directrices" en este asunto. "Los medios de comunicación públicos no son un negociado de este Gobierno", afirmó rotundo. El presidente se mostró también convencido de que, en este caso, "finalmente se impondrá el sentido común y no las posiciones extremas", como definió la que Rivera y su partido mantienen frente a la política lingüística del Gobierno catalán.
Endurecer la norma

Peri Rossi es la primera víctima del endurecimiento de la carta de principios de los medios de comunicación de la CCRTV en lo referente a la lengua, tras el acuerdo tomado por mayoría de los miembros del consejo de administración el pasado mes de julio a instancias de Esquerra. El PP votó en contra, mientras que el director general y un consejero del PSC optaron por abstenerse.

En esta reunión se acordó instar al director general, Joan Majó, a aplicar las normas lingüísticas establecidas en la carta, actualizadas en marzo de 2006. En ella se especifica que "locutores, conductores, entrevistadores y colaboradores fijos deberán utilizar siempre la lengua catalana cuando estén en antena. El uso de otras lenguas será excepcional y motivado, recomendando siempre que sea posible la traducción simultánea".

En la reunión celebrada por el consejo de administración el martes, ERC volvió sacar el tema de colaboradores de Catalunya Ràdio que no se expresan en catalán. En concreto se aludió al catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona Antón Costas, colaborador esporádico de un magacín que dirige y presenta el periodista Joan Barril. Éste negó a este diario haber recibido presión alguna para prescindir de algún colaborador que no se expresa en catalán.

Cristina Peri Rossi indicó ayer a este diario que ha recibido una llamada del director de Catalunya Ràdio, Oleguer Sarsanedas, diciéndole que quiere hablar con ella. "Claro que estoy dispuesta a hablar. Escucho a todo el mundo. No sé qué quiere, pero si me invitan a volver a colaborar deberán especificar en qué condiciones. Ya me invitaron una vez y después me echaron", contó la escritora.

Dudas del Consejo Audiovisual
A raíz de este caso, el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) ha solicitado un informe a sus servicios jurídicos para esclarecer si los criterios sobre el uso del catalán se adecuan a la legislación de referencia y encajan en las misiones de servicio público. "El catalán es la lengua propia de Cataluña, pero en ningún lugar está escrito que el castellano sea impropia o extraña. La lengua vehicular de los presentadores es el catalán. Otra cosa son las personas que intervienen en el programa". Ésta es la opinión de Rafael Jorba, consejero portavoz del CAC. "Es lógico que esas personas se expresen en la pluralidad de lenguas de Cataluña. Hay que analizar si esta decisión hace compatibles los dos principios o perjudica uno de ellos", añade.

El Gobierno vasco vuelve a demostrar su hipocresía al mostrarse más cercano a los proetarras que a las víctimas
Redacción MinutoDigital 4 Octubre 2007

La Asociación Víctimas del Terrorismo quiere poner de relieve que el Gobierno vasco y el PNV no hacen sino darle de manera continuada la razón, al dedicar sus mayores desvelos a cuidar y fomentar la presencia de los proetarras en las instituciones al tiempo que organiza actos de supuesto desagravio hacia las víctimas. El último eslabón de esta cadena de despropósito y delirio político e institucional ha sido permitir la presencia de miembros de listas ilegalizadas de ANV en comisiones y plenos municipales de algunas localidades vascas. Esta situación también está siendo facilitada por miembros del PSE y EA.

Pero esta cadena de despropósito no queda ahí. La AVT entiende que es otra tomadura de pelo el pleno monográfico sobre víctimas que tendrá lugar en el Parlamento vasco el próximo viernes puesto que los acuerdos adoptados sobre las víctimas del terrorismo que se van a debatir no se han cumplido y no abordan la raíz de la realidad que afecta a las víctimas del terrorismo. Además, es surrealista que los miembros del PCTV, herederos de Batasuna- ETA puedan intervenir en un pleno dedicado a las víctimas del terrorismo. Sólo falta que el terrorista José Antonio Urruticoechea Bengoechea, “Josu Ternera”, al que con tanto agrado acogió el PNV en la cámara vasca, vuelva a la comisión de Derechos Humanos.

En este sentido, la AVT se pregunta si es creíble la pose de supuesto acercamiento a las víctimas que está desarrollando la mayoría de los grupos políticos presentes en el Parlamento vasco.

Con dinero público
J. A. MADRID ABC 4 Octubre 2007

El Ejecutivo de Juan José Ibarretxe no deja de inyectar fondos al «complejo etarra». En esta ocasión, de la generosidad del lendakari se ha beneficiado Etxerat, que agrupa a familiares de presos etarras y de la que es cabecilla, entre otros, Irati Aranzábal, compañera sentimental del preso de ETA Iñaki de Juana Chaos, condenado por veinticinco asesinatos. Ahora, gracias a la ayuda del Gobierno vasco, según informa Servimedia, la asociación podrá editar nada más y nada menos que 10.000 ejemplares de un anuario para hacer propaganda de supuestas «vulneraciones» de derechos de los presos de la banda terrorista, aunque ninguna de las denuncias en este sentido han prosperado en los tribunales. Luego el anuario, apoyado económicamente por el Gobierno de Ibarretxe, será sólo la voz de los terroristas presos y no de la justicia.

Para llevar a cabo este cometido, Etxerat empleará 24.000 euros. Del total, 8.000 proceden de las arcas de la Dirección de Derechos Humanos de la Consejería vasca de Justicia. Al frente de ella se encuentra Joseba Azkarraga, quien hace unos días no dudó en amenazar con la «confrontación» si no sale adelante la propuesta de Ibarretxe de convocar una referéndum en el País Vasco el 25 de octubre del año que viene.

Los datos sobre la realización de este anuario propagandístico figuran en el expediente de solicitud de subvenciones que Etxerat presentó ante el departamento de Joseba Azkarraga y que terminó, en julio pasado, con la aprobación de la ayuda por parte de la Consejería.

Los criticas de los presos
Con este visto bueno, el Ejecutivo que preside Ibarretxe contribuye a sufragar una campaña que, sustentada en formato de anuario, «denunciará vulneraciones concretas de derechos que -siempre según Etxerat- afectan» a los reclusos de la banda terrorista. La asociación explica que en su publicación reflejará el supuesto maltrato que los presos etarras dicen padecer en terrenos como el «sanitario», el de los «estudios» o del «aislamiento» en los centros penitenciarios.

Gracias al dinero público con el que engordará sus arcas, Etxerat también podrá «denunciar» la «intoxicación que a nivel mediático existe sobre estos temas» y conseguir así a su objetivo de convertirse en «altavoz».

Se da la circunstancia de que la iniciativa de Etxerat coincide con un periodo de «horas bajas» en el colectivo de presos. Muchas y significativas son las voces que se han escuchado desde este «frente» en contra de la actual dirección de la banda terrorista. Arremeten contra la cúpula etarra, en algunos casos con extrema dureza, por haber tenido sumidos a los presos en el abandono y la marginación durante el llamado «proceso de paz». Los reclusos se han quejado abiertamente de haber sido un «cero a la izquierda» y de no haber estado en la «hoja de ruta» de las negociaciones del Gobierno socialista con ETA.
Ahora, Etxerat trata de paliar el descontento de los reclusos con un anuario de supuestas denuncias de malos tratos en los centros penitenciarios. Aunque su campo de actuación son los familiares de los presos, no son éstos los principales destinatarios de la mayor parte de los fondos.

Así, Etxerat destina el 60 por ciento de su presupuesto a «gasto de personal». Sin ir más lejos, el año pasado gozó de una partida de 245.800 euros, de los cuales 147.500 (hasta un 58,9 por ciento) fueron empleados en los sueldos de los dirigentes y representantes de la asociación, lo que, habida cuenta del dineral, casi les convierte en profesionales del asunto. El sobrante lo destinó a propaganda, alquileres y ayudas a familiares de presos de la banda.
Recortes de Prensa   Página Inicial