AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 7 Octubre   2007

Consultas
JON JUARISTI ABC 7 Octubre 2007

HACE un par de semanas, me entrevistaron en un programa de Radio Euskadi. La conversación fue relajada, y el trato que recibí de los locutores, amable. Hablamos de la situación actual de la lengua española y de la vasca y del futuro posible de ambas. En cierto momento me preguntaron cuál sería mi actitud ante una hipotética extinción del eusquera, y confesé que me resultaría indiferente. Aclaré que son los hablantes habituales de una lengua los directamente afectados por la suerte de la misma y que yo no me encuentro en ese número, en lo que a la vasca se refiere. Podía haber añadido que, en las sociedades democráticas, la supervivencia de las lenguas depende de la adhesión de sus hablantes, y que, por tanto, si el eusquera dejara de utilizarse, ello se debería a su abandono voluntario por parte de los vascohablantes, pero me pareció una obviedad innecesaria. Sin embargo, algunos medios locales -no muchos- se escandalizaron, interpretando mis palabras como un ataque al eusquera, lengua, por cierto, en que se había desarrollado toda la entrevista (lo que explica, intuyo, su escasa repercusión pública).

Este tipo de escándalos me produce un aburrimiento inmenso. Si hubiese afirmado sentir preocupación por el destino del eusquera, se me habría tachado de hipócrita o de algo peor. A un nacionalista nunca le dejas satisfecho. Ya te manifiestes hostil, comprensivo o desinteresado, se las arreglará siempre para presentarte como un potencial genocida obsesionado por destruir su paisito. A mí, del País Vasco, me preocupa el fascismo cotidiano y el terrorismo exportable. El hecho de que una parte de la población hable en eusquera nunca me ha parecido mal (no así la imposición del eusquera a quienes no desean aprenderlo ni hablarlo, por supuesto). En general, la lengua vasca me interesa como objeto de estudio, con independencia de que se use o se deje de usar como instrumento de comunicación. Pero ello no quiere decir que abogue por su erradicación. Me da igual que sus hablantes la mantengan o la olviden: es su responsabilidad y no la mía.

Sin embargo, los nacionalistas tienen la manía de endosar esa y otras responsabilidades parecidas a los que no somos nacionalistas. Según mis escoliastas abertzales, el futuro del eusquera parece depender en alguna medida de lo que yo piense del mismo, y eso, a todas luces, es un despropósito. De modo análogo, sólo partiendo de la ficción de que el destino de los vascos está secuestrado por los no vascos (tradúzcase: por los no nacionalistas) puede permitirse el lehendakari convocar un referéndum para reapropiarse de algo que nunca ha perdido. Al contrario: el destino de los vascos, nacionalistas o no, ha estado durante los últimos veintisiete años sometido al partido de Ibarreche, gracias a la sobrerrepresentación política del nacionalismo, en la que algo ha tenido que ver la presión terrorista de ETA sobre la población española.

No ocultaré que el País Vasco me parece, hoy por hoy, la menos apetecible de las regiones de España para fijar mi residencia, y que bendigo el día en que decidí avecindarme de por vida en las proximidades del Tajuña. Haber aprendido el eusquera en mi ya remota juventud no me convierte, por fortuna, en miembro crónico de una minoría lingüística y cultural, cuyo destino, repito, no es de mi incumbencia. Sí lo es, en cambio, la pulsión secesionista de Ibarreche. Que el lehendakari suponga que los vascos pueden decidir por mayoría si se quedan, se van o siguen sólo como mediopensionistas me toca las narices, aunque personalmente no tenga intención de ir a morar «en aquella fertilidad de Axarafe e abundancia de campiña», que decía Hernando del Pulgar. La nación no es una familia. Se asemeja más a una comunidad de vecinos que no se deben mutuo amor, sino respeto a la ordenanza de la finca. Si los del sexto derecha deciden por su cuenta no pagar las cuotas de mantenimiento, a los tribunales con ellos. Y que no me usen el ascensor ni les pinten el rellano, así lo pidan en arameo.

Frankfurt, escaparate de la exclusión

EDITORIAL Libertad Digital 7 Octubre 2007

A pesar de los mensajes tranquilizadores del Gobierno y de la organización de la Feria del Libro de Frankfurt, una vez más los nacionalistas catalanes se han salido con la suya: la exclusión del castellano de la muestra de cultura catalana que se celebrará en la feria.

Figuras de la talla de la prestigiosa Ana María Matute, la popular Mercedes Salisachs, el exquisito Javier Cercas y Carlos Ruiz Zafón, con diferencia el autor catalán con más proyección en el mundo, han sido excluidos por decreto de la cultura catalana, y por ende convertidos en parias en su propia tierra. Junto a ellos, Vila-Matas, Marsé, Goytisolo y Mendoza engrosan la larga lista de excomulgados y represaliados por el simple hecho de escribir en español. A todos ellos expresamos nuestra solidaridad y comprensión, aunque también lamentamos que fuera precisamente alguno de los últimos quien durante años prestase su voz para legitimar la política lingüística de la Generalidad. Alguno de ellos recordará el final de aquel triste poema de Bertolt Brecht: "Cuando al fin vinieron a buscarme a mí, no había ya nadie que pudiera protestar".

Sin embargo, esta discriminación injusta e intolerable no sólo afecta a un puñado de escritores, sino al casi 50 por ciento de los catalanes y residentes en Cataluña cuya lengua materna es el castellano, y no el catalán. A todos ellos y a los que usan el español como lengua principal en sus relaciones sociales, que suman más de la mitad de los habitantes de Cataluña, Carod-Rovira ha despachado comparándolos con los turcos en Alemania. A tenor de los hechos y de la justificación esgrimida por el tripartito, a nosotros también se nos ocurren otras comparaciones alemanas, pero un poco más alejadas en el tiempo. A estas alturas, el término nacionalsocialista referido a los actuales gobernantes de Cataluña no debería escandalizar a nadie, pues como tales se comportan los miembros del gabinete de José Montilla.

Como casi siempre, este nuevo atropello de los nacionalistas se encuentra con el vergonzante y vergonzoso silencio del Gobierno de España, que opta por mirar hacia otro lado a pesar de que lo que hoy les sucede a los catalanes podría ocurrirle a algún miembro del Ejecutivo de Zapatero caso alguna feria internacional del libro decidiera organizar, por ejemplo, una muestra de cultura gallega.

Lo mínimo que deberían hacer los responsables del Ministerio de Cultura es formular una protesta formal ante la Generalidad y retirar cualquier forma de cooperación con este nuevo desatino del tripartito catalán. La participación de altos cargos de este u otros ministeriosen en este lamentable espectáculo de discriminación y exclusión constituiría pues una grave ofensa no sólo contra los autores catalanes maltratados, sino también contra la inmensa mayoría de los españoles, que sea cual sea su lengua materna no abrigan sentimientos de rechazo ni aversión hacia la lengua castellana. Habrá que mojarse.

Advertencia en Canarias
Editorial ABC 7 Octubre 2007

EL presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, se ha tomado en serio los movimientos de reorganización de pequeños grupos independentistas en las Islas Canarias. Su presencia política es tan ínfima como sus resultados electorales -ni un diputado, ni un concejal, ni un representante- y tienen en contra la indiferencia prácticamente unánime de la sociedad canaria, en la que no hay problemas de identidad, porque el nacionalismo no los plantea, ni disputas por los símbolos nacionales, pues la bandera española ondea en todos los edificios. Sin embargo, tengan más o menos viabilidad estas minúsculas manifestaciones nacionalistas, lo cierto es que se está formando un clima propicio a la difusión de mensajes extremistas, entre los que pueden estar los que postulen la independencia de Canarias como supuesta reacción a una política de abandono hacia las islas. Puro victimismo que, sin embargo, no debería ser la excusa para despreciar el efecto que produce el problema migratorio, tan presente en la vida de la sociedad canaria y que tanto pone a prueba la relación del Estado con esta comunidad, tanto en eficacia administrativa como en pura solidaridad entre las regiones. También influye la polémica sobre las reformas estatutarias, culminadas en otras comunidades, pero bloqueadas en la canaria, lo que se une al sentimiento de agravio por el trato privilegiado que han recibido Cataluña y Andalucía en los presupuestos del Estado.

Una visión victimista e irracional de estos problemas -que tampoco son exclusivos de las Islas Canarias-, junto con el factor insular, son las causas de este mínimo repunte independentista, cuya importancia no es cuantitativa, en absoluto, sino como indicio novedoso, después de un largo tiempo de ausencia total de noticias sobre el independentismo canario, desde que su histórico -y solitario- líder, Antonio Cubillo, pusiera fin a las actividades del Mpaiac (Movimiento para la autonomía e independencia del archipiélago canario). Su proyecto de «Constitución para la República Federal Canaria» es, simplemente, un patético producto de ignorancia histórica y de lamentable desconocimiento de la realidad de su propia comunidad. Ahora, grupos como el Congreso Nacional Canario pretenden reverdecer el nunca exitoso soberanismo de las islas. La financiación de estos grupos debería ser objeto de un control estricto, porque la desestabilización de Canarias no ha dejado de ser un factor en la agenda de países vecinos. Comparado con los soberanismos vasco, catalán o gallego, no hay motivos para preocuparse por el independentismo canario, pero ya está lanzado desde el Gobierno insular el aviso de que ciertas políticas erróneas sobre inmigración, el modelo de Estado, la identidad nacional o sus símbolos son caldo de cultivo para efectos indeseables.

Batasuna ya no es gratis
ANTONIO BURGOS ABC 7 Octubre 2007

ES una maravilla que se acerquen las elecciones, porque aparte de la escalada de promesas modelo «un puro y un duro», totalmente propias del cacicazgo de la Restauración, resulta que el Gobierno incluso obliga a que se cumplan las leyes, en la actual e inexistente separación de poderes tras el entierro de Montesquieu (q.s.G.g.). Y a propósito de Montesquieu: hasta su Juan Simón, su enterrador, esto es, el hermano de Mienmano, participa en este retablo de las maravillas de las largas vísperas electorales. ¿Pues no que va Alfonso Guerra y, como si fuera el general Mena en la Pascua Militar, sale recitando y recordando un artículo de la Constitución, el 155, que dice que cuando una autonomía va contra los intereses generales de España el Gobierno puede y debe quitarle las competencias? La mitad del cuarto de una tercera parte de lo que propone Guerra le costó la carrera al teniente general José Mena Aguado. Así que entro en duda de lo expuesto al principio acerca del cumplimiento de las leyes. Vamos a ver: si a Mena, por leer un artículo de la Constitución, por poco lo meten en un castillo, ¿por qué a Guerra no le quitan por lo menos el carné por puntos de conducir demagogias, por recordar otro artículo de la Carta Magna?

Ah, porque este retablo de las maravillas de las vísperas electorales es parcial. El Gobierno cumple y hace cumplir las leyes según y cómo. Su aplicación depende de una especie de extrañísimo y mágico Ibex 35, directamente relacionado con las encuestas electorales y las expectativas de voto. Y de ahí este lío. El Gobierno unas veces actúa según palabras de Pepe Bono y otras según hechos de Carod Rovira. Lo que ayer salía gratis, hoy es de cárcel. Ejemplo, Batasuna. Hasta ayer por la mañana, ronear de Batasuna, convocar ruedas de prensa y largar contra España en su nombre, justificar los asesinatos, salía gratis. Más exactamente: gratis total, como el famoso pasaje de Solchaga en la Transmediterránea. Hoy ya no. Y la gente se maravilla: ¡qué Gobierno con más co...digos, qué firmeza ante los terroristas y sus islas adyacentes! ¿Por qué? Ah, porque está aplicando unas leyes cuyo papel utilizaba como higiénico hasta ayer por la mañana.

Como un espejismo, tan falso como el cocodrilo del polo del pijo del vídeo sociata, puede ocurrir que de aquí a las elecciones el Gobierno establezca estos peajes de popularidad electoral, y deje de ser gratis lo que hasta ahora lo era. Lo advierto, porque el que avisa no es traidor, y todo esto está en la hoja de ruta de estos... (complete usted mismo la rima).
Es más que probable que de aquí a nada, en cuanto sigan cayendo en las encuestas, deje de salir gratis la chamusquina de fotos de Su Majestad. Como se les siga encendiendo la luz de la reserva de votos, estos tíos meten en la cárcel no digo ya a quien queme una fotografía de Don Juan Carlos, sino hasta al que le meta mecha al rey de copas de una baraja española de la acreditada fábrica de naipes de don Heraclio Fournier.

Es más que probable que de aquí a nada, si siguen bajando en la intención de voto, con carácter retroactivo le metan un puro (pero Cohibas, no Farias) al tío de la ensaimada capilar, al parásito de los presupuestos que no creo yo que se dedique precisamente a descargar camiones de cemento en el muelle de Bilbao y que se atrevió a decir el gachó que el Duque de Lugo no la ha doblado en su vida.

Es más que probable que de aquí a nada, de continuar el bajón electoral y el peligro de pérdida colectiva de la mamela, obliguen a poner la bandera de España en todos los ayuntamientos que ellos mismos gobiernan y el Gobierno en pleno haga la competencia desleal a Marujita Díaz en el canto coral de «Banderita, tú eres roja»; declaren delictiva la convocatoria del referéndum de la señorita Pepis Ibarreche; permitan que los escolares catalanes hablen español en el recreo, y así sucesivamente sea de peaje penal y político todo lo que hasta ahora salía gratis total.

Y si desconfían, les doy una prueba. Cuando todo era gratis, los terroristas campaban por sus respetos y nadie aplicaba la ley, aquí la única que durmió en comisaría fue Isabel Pantoja, ¿no? Bueno, pues de momento a Isabel Pantoja ya le han devuelto la fianza. De aquí a nada le concederán el Lazo de Isabel la Católica.

¿Y antes no era ETA?
IGNACIO CAMACHO ABC 7 Octubre 2007

ALBRICIAS. Después de tres años de amnesia parcial voluntaria, el Gobierno, la Fiscalía y el juez Garzón han recuperado de golpe la memoria de que Batasuna es ETA. Menos mal; era de temer que con tanta negociación se les hubiese olvidado del todo. Síndrome de Estocolmo, lo llaman, aunque en este caso era más bien síndrome de Oslo. Por fortuna se ha roto el encantamiento y Alicia ha regresado del otro lado del espejo, donde habita Humpty Dumpty, el dueño del significado de las palabras, capaz de hacer que «terrorista» signifique «un hombre de pazzzzzzzz». Aquí fuera, en el mundo real, lejos del País de las Maravillas, ley vuelve a significar ley, cárcel vuelve a significar cárcel y Batasuna vuelve a significar ETA. Bienaventuradas sean las elecciones.

-Oiga, todo eso está muy bien, pero... ¿qué han hecho éstos a los que acaban de detener que no hubiesen estado haciendo en los últimos tres años?
-Ay, amigo, ésa es la clave. Que, como dijo Zapatero, las circunstancias han cambiado.

-¿En qué han cambiado? ¿Batasuna no era ETA cuando el PSOE negociaba con ellos en Elgoibar o en Loyola?
-Sí.

-¿Y cuando Patxi López tomaba café con Otegui en San Sebastián?
-Sí.

-¿Y cuando Pumpido hacía virguerías procesales para evitar que el juez Marlaska o la Audiencia aplicaran la ley?
-Sí.

-¿Y cuando Garzón decía que eran «la izquierda abertzale» para no contradecir su propia doctrina de que formaban parte de ETA?
-Sí.

-¿Y cuando se les autorizaban actos públicos y había vista gorda ante reuniones iguales que la del otro día?
-Sí.

-¿Y cuando se negaron a condenar el atentado de Barajas?
-Sí.

-¿Y cuando lanzaron la marca blanca del Partido Comunista de las Tierras Vascas?
-Sí.

-¿Y cuando se parapetaron tras ANV?
-Sí.
-¿Y cuando cientos de miles de ciudadanos se manifestaban contra la negociación con ellos?
-También.

-Entonces, insisto: ¿qué es lo que ha cambiado si ellos son los mismos, el Gobierno es el mismo y ETA es la misma? ¿O es que la ley no era la misma?
-Pues... han cambiado los tiempos: ahora no hay tregua y en cambio hay elecciones.

-Ya. O sea, que el Estado de Derecho y la seguridad jurídica de su aplicación son retráctiles y dependen de que haya o no haya elecciones... Y entonces, si gana Zapatero y vuelve a negociar qué va a hacer, ¿sacarlos de la cárcel y pedirles disculpas antes de volver a invitarlos a café?

-Ésa podría ser una pregunta interesante... ¿Usted cree que se la va a hacer alguien a Zapatero?
-¿Y usted cree que Zapatero la respondería sinceramente?

El independentismo anida en Canarias
MARIANO CALLEJA. LAS PALMAS ABC 7 Octubre 2007
«Canarias se organiza, en tanto que Estado soberano o Nación, en una República Federal Independiente y soberana, miembro de las Naciones Unidas (...) Su territorio está constituido por siete islas, Tenerife (Chinet), Fuerteventura (Erbani), Canaria (Tamaran), La Palma (Benahoare), Lanzarote (Titeroygakat), Gomera (Gomera) y Hierro (Hero), y seis islotes, a saber La Graciosa, Alegranza, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste e islote de Lobos». Este es el delirante artículo 1 del «proyecto de la Constitución de la República Federal Canaria», inventado por Antonio Cubillo, líder del movimiento independentista canario, y que, de manera sorprendente, ha provocado el debate entre los medios de comunicación locales. También pide la sustitución del euro por el «Áfrico» y la enseñanza del Berber en las escuelas.

En realidad, el asunto sería digno de una sonrisa y poco más, si no fuera porque forma parte de un brote nacionalista radical que ha reaparecido en los últimos meses en Canarias, y sobre el que el Gobierno regional ha dado la voz de alarma. El presidente autonómico canario, Paulino Rivero, de Coalición Canaria, ha sido el primero en advertir del resurgimiento de un movimiento independentista que parecía acabado hace décadas, precisamente cuando Cubillo decidió que su organización Mpaiac dejara de poner bombas.

En Canarias se ha creado un caldo de cultivo propicio -explica Rivero- para que anide el independentismo, y el Gobierno de Zapatero «no lo ve, sufre de miopía y no se ha dado cuenta de los riesgos». La causa principal es el problema de la inmigración. Los canarios son testigos excepcionales de la llegada de pateras y cayucos a sus playas. Muchos han visto los cadáveres de quienes no lograron su objetivo, mientras las islas ya no dan abasto ante la avalancha y se sienten desamparadas por el Gobierno de la Nación. Sólo en lo que va de año han llegado unos siete mil inmigrantes ilegales en pateras y cayucos a las islas.

Menores inmigrantes
Los menores inmigrantes son un problema adicional, ya que no pueden ser devueltos a sus países de origen, y la tutela corresponde a las Comunidades Autónomas. En Canarias hay más de 800 menores, que tienen derecho a recibir una educación y una asistencia completa. Cuando son mayores de edad, pueden agruparse con su familia.

La inmigración no es la única causa del descontento político y social en las islas. Cuando Zapatero abrió el melón de la reforma del modelo de Estado, al dar vía libre al nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña y al animar al resto de Comunidades a hacer lo propio, se crearon unas expectativas que no se han satisfecho y que han acabado en frustración. El Estatuto canario lleva camino del bloqueo total, ante la falta de entendimiento de los partidos en el Gobierno regional, CC y PP, con el principal partido de la oposición -y ganador de las elecciones-, el PSOE de Juan Fernando López Aguilar.

El caldo de cultivo de movimientos radicales se completa con los agravios comparativos respecto a otras Comunidades de España, a cuenta de la financiación autonómica y los Presupuestos Generales del Estado. El modelo de financiación ha saltado por los aires con las nuevas cuentas públicas, en las que Cataluña y Andalucía han tenido un trato preferente, por el hecho de que sus nuevos Estatutos fijan la cantidad que el Estado debe invertir en su territorio. Los canarios tienen otra ley, la de Régimen Económico y Fiscal de las islas, que establece que la inversión en Canarias debe ser similar a la media del PIB por habitante. En la actualidad, el dato real queda muy lejos: 143 euros por habitante por debajo de la media, según Coalición Canaria.

Si metemos estos elementos en una coctelera, añadimos un punto de lejanía territorial, otro de afán de protagonismo en una legislatura en la que tienen más los que más piden y más gritan, e introducimos un poquito de victimismo, siempre vital en estos casos, y lo agitamos todo, el resultado puede ser explosivo.

Sin base social
En la calle, los ciudadanos van a lo suyo. Porque el movimiento independentista canario choca irremediablemente con algo fundamental: los canarios. Es un movimiento radical sin base social, en las islas no hay un solo concejal que apoye sus tesis, en las elecciones sus resultados son insignificantes (a menudo ni se presentan), están divididos en varios partidos y tienen más sentimiento insular que regional, cada isla defiende con uñas y dientes lo propio y las dos provincias, Las Palmas y Tenerife, están enfrentadas en una lucha fratricida. Y así no hay manera.

En todas las islas no hay un edificio público que incumpla la ley de banderas. La de España está en todos los ayuntamientos y edificios oficiales en lugar preferente, como marca la ley. Los pueblos y ciudades están repletos de calles con nombres que aluden a la Constitución. Por la calle sólo se ve alguna pintada del tipo «Godos no», «puta España» o «Canarias para los canarios». Sólo en Arrecife (Lanzarote) aparecen carteles como éste: «¡El grito está lanzado! Patria y libertad».

En Coalición Canaria, donde rige un nacionalismo moderado, más presupuestario que identitario, según apunta Eligio Hernández, ex fiscal general del Estado y miembro de la Academia Canaria de la Lengua, cifran en un 2 por ciento el apoyo actual de la población canaria a los radicales.

Sopa de siglas
Entre las siglas independentistas destacan tres: el Congreso Nacional Canario (CNC), que preside el veterano Cubillo; el Partido Independentista Canario, que presume de tener unos 2.000 afiliados (aunque no hay quien pueda demostrar eso), y el pintoresco Frepic Awañak, el Frente Canario. Luego hay un ramillete de partidos nacionalistas moderados, con Coalición Canaria a la cabeza, más el Partido Nacionalista Canario (PNC) -las siglas añoradas por todos estos grupos en las islas, y que se presenta en coalición con CC en las elecciones-, el Centro Canario Nacionalista (CCN), Nueva Canaria, el Partido Independiente de Lanzarote (PIL), los Independientes de Fuerteventura, y así hasta llegar a una docena.

A la hora de la verdad, el único que cuenta es Coalición Canaria, aunque en las últimas elecciones autonómicas, el 27 de mayo, han sufrido un retroceso generalizado y han desaparecido prácticamente de una isla, Gran Canaria.

Coalición Canaria ha hecho suya la bandera que se considera independentista: la de las siete estrellas verdes, una por cada isla. En el congreso previo a las últimas elecciones no tuvieron reparo en exhibirla. Según el presidente de esta formación, José Torres Stinga, «esta es la bandera de los antiguos emigrantes canarios», que luego hizo suya el Mpaiac. Cubillo defiende, sin embargo, que la bandera la inventó él.

Una mano negra
El alcalde de Las Palmas, el socialista Jerónimo Saavedra, uno de los políticos emblemáticos de las islas, ve en ese retroceso del nacionalismo moderado la causa principal de que se avive el debate sobre el independentismo, que él se toma literalmente a risa. El ex ministro sostiene que en Canarias nunca prenderá con fuerza el independentismo, y explica que, en todo caso, ante la cercanía de las elecciones generales -previstas para el 9 de marzo-, a Coalición Canaria le interesa que se extienda la preocupación y se escuchen las reivindicaciones de esta Comunidad para ganar terreno en las urnas desde su nacionalismo moderado. Saavedra ve una mano negra en CC interesada en que brote el independentismo justo en este momento.

En el Partido Independiente Canario, su secretario general, José Francisco Díaz Palarea, tiene otra explicación: el independentismo ha brotado porque ahora tiene un apoyo fuerte: «el dinero». ¿De dónde ha salido? «De patriotas que no quieren figurar». Algunos sospechan que son patriotas, pero de países vecinos.

«El nacionalismo sólo sirve para sacar dinero a Madrid»
M. C. ABC 7 Octubre 2007

LA LAGUNA. Se declara antinacionalista hasta la médula. Con este aviso, comenzó la conversación con el socialista Eligio Hernández, ex fiscal general del Estado y miembro de la Academia canaria de la Lengua. En su opinión, las islas Canarias no tienen tradición nacionalista. «Coalición Canaria nació a partir de la UCD como un nacionalismo presupuestario, sin raíces ni tradición. Es una vestimenta de un sector canario para sacarle dinero a Madrid, ni más ni menos», explica Hernández, que sí recuerda que a finales del siglo XIX, Canarias tuvo algún movimiento independentista, relacionado con la emancipación americana, pero sin mayor trascendencia. El referente era Secundino Delgado.

Sus críticas al nacionalismo canario no quedan ahí: «Se trata de un nacionalismo cultural e ideológicamente débil, y políticamente interesado». Además, ve un problema fundamental para que arraigue: «Aquí falta una visión regional cultural. Falta unir a Canarias como región».

Eligio Hernández cree que el proyecto independentista que defiende Antonio Cubillo y que ha encontrado el respaldo de algún medio de comunicación en las islas «no tiene arraigo ninguno y no tiene ningún respaldo electoral». «El mito de Cubillo se desinfló cuando volvió de África».

Saavedra: «En las islas nunca triunfarán los separatistas»
M. C. ABC 7 Octubre 2007

LAS PALMAS. El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, el socialista Jerónimo Saavedra, se lo toma con humor y quita importancia al brote de separatismo que ha surgido en las islas: «En Canarias nunca triunfará el independentismo, por una razón: porque está muy lejos de la seguridad de la Península y muy cerca del mayor peligro. Por eso es más española que nadie».

El ex ministro sostiene que «el descalabro de Coalición Canaria en las elecciones» le obliga a cambiar su discurso «y a buscar movimientos independentistas». «Si ahora se apunta a lo radical, será su fin», advierte. Saavedra considera «abominable que se utilice la inmigración para estos fines» y niega por completo que el Gobierno de Zapatero «castigue» a las islas en los Presupuestos: «Eso no se lo cree nadie».

Otro clásico de las islas, en este caso de Tenerife, es el abogado Ángel Isidro Guimerá, que fue senador del PP, después se pasó al PNC y acabó en un partido local. En su opinión, el movimiento separatista «puede llegar a ser peligroso si se le agita demasiado». «Con esas cosas no hay que jugar, porque no se sabe cómo puede acabar», advierte.

Guimerá sí cree que estas islas son «muy españolas». «El independentismo es un sarampión, pero detrás no hay nada. Esto no es Cataluña ni el País Vasco. De hecho, se ve en que los partidos nacionalistas vascos no han contado nunca nada con Coalición Canaria, que defiende un nacionalismo de «viva Canarias», pero mercantilista».

Viaje al «feudo radical»
POR M. CALLEJA ABC 7 Octubre 2007

ARRECIFE. Si preguntas a un independentista canario cuáles son sus feudos en las islas siempre dicen dos: Tenerife y Lanzarote. La primera no se sabe muy bien por qué, será porque allí vive su «líder», Antonio Cubillo. Encontrar una pintada, un símbolo radical, no digamos una bandera de las siete estrellas en la isla del Teide es más complicado que ver una bandera de España en buena parte del País Vasco.

Tenerife es para los independentistas el quid de la cuestión, la isla madre. En su delirio proponen que la capital de la «República» se sitúe en el Valle de la Orotava, en las faldas del gran volcán. Por lo demás, los tinerfeños no les hacen ni caso. En las últimas fiestas del Puerto de la Cruz, sin ir más lejos, había más banderas rojigualdas que en Madrid. Y cuando juega la selección española de fútbol, la isla se paraliza.

Es cierto que si se rasca, en seguida se encuentra descontento entre muchos ciudadanos. Malestar con el Gobierno de Zapatero por «olvidar» a Canarias. Sólo hace cuatro meses de las últimas elecciones autonómicas, cuando el PSOE sufrió en carne propia lo que significa quedarse en la oposición pese a ganar en las urnas, y muchos canarios sienten ya que el Ejecutivo «les castiga».

El otro supuesto feudo, en teoría el más radical, es Lanzarote. En concreto, Cubillo y sus simpatizantes hablan con orgullo de Teguise y Arrecife. «Allí ondea la bandera de las siete estrellas verdes», proclaman con la cabeza alta.

En Teguise, la plaza del 18 de Julio recibe al visitante. Aquí gobierna el PSOE junto al Partido Independiente de Lanzarote (PIL). El Ayuntamiento está situado en la Plaza del General Franco, y en su fachada ondea la bandera de Canarias aprobada en el Estatuto de Autonomía, junto a la de España. Intento fallido. Hay que ir a las afueras de la villa para ver una enseña de las siete estrellas verdes.

Pintadas, ni una. En Lanzarote, salvo excepciones, las casas están obligadas por ley a pintarse de blanco, según nos comentan en el Ayuntamiento de Haría. Las fachadas están blanquísimas en casi toda la isla.

Otra historia es Arrecife. Aquí las cosas cambian, aunque el gobierno local sigue siendo del PSOE y del PIL. La ciudad tiene un ambiente mucho menos turístico y más dado a radicalismos. En la zona del puerto, los independentistas han marcado su territorio con pintadas del estilo «¡Viva Cubillo!». Muy cerca de allí, otro aviso: «Canarias para los canarios». En el centro de la ciudad y en zonas poco recomendables para dar un paseo nocturno aparecen carteles con los símbolos independentistas y la proclama: «¡El grito está lanzado! ¡Patria y libertad!». Un lema que recuerda, de forma inquietante, a otro utilizado por los terroristas en el País Vasco. De nuevo, otro «¡Viva Cubillo!», al que están empeñados en convertir en héroe canario.

El debate no está en la calle. Hay un caldo de cultivo que ha dado pie a algunos medios de comunicación y a los políticos a hablar de una cuestión, el nacionalismo radical, que no ha calado en la sociedad.

Encapuchados cruzan contenedores, atacan cajeros y agreden a un ertzaina en Bilbao
La Policía autónoma procedió a la detención de un joven por delito de atentado a agente
EUROPA PRESS BILBAO El Correo 7 Octubre 2007

Un grupo de encapuchados cruzaron contenedores, formaron barricadas, atacaron varios cajeros automáticos y agredieron a un ertzaina anoche en Bilbao, donde se produjo una detención por estos hechos.

Según ha informado el Departamento de Interior, los hechos se iniciaron pasadas las nueve de la noche cuando un grupo de jóvenes encapuchados cruzaron varios contenedores y formaron barricadas por el Casco Viejo de la capital vizcaína. Además, se registraron ataques con cócteles molotov contra cajeros automáticos situados en el barrio de Santutxu, concretamente contra uno de la calle Santa Clara, otro de la calle Iturriaga y dos más de la calle Carmelo.

Unas dos horas después, pasadas las once de la noche, la Policía autónoma procedió a la detención de un joven por delito de atentado a un agente, tras ser identificado en calle Iparragirre después de que golpeara a un ertzaina. El joven ha quedado en libertad y deberá presentarse ante la autoridad judicial.
Además, sobre las once y media de la noche fueron incendiados, de nuevo por un grupo de encapuchados, dos contenedores situados en una rotonda en la Bi-632 a su paso por Abadiño, lo que provocó algunas incidencias en el tráfico.

QUEMAN CAJEROS Y CONTENEDORES
Las manifestaciones de Batasuna-ETA dan paso a una intensa noche de terrorismo callejero
Las marchas convocadas por Batasuna-ETA desembocaron en actos de terrorismo callejero en Bilbao. Varios proetarras quemaron varios cajeros bancarios en el barrio de Santutxu. Allí y en el Casco Viejo bilbaíno prendieron fuego a varios contenedores. Los terroristas callejeros utilizaron bombas caseras para tales atentados. Esta nueva jornada de violencia precede a la declaración ante el juez de la cúpula de Batasuna-ETA.
EFE Libertad Digital 7 Octubre 2007

Los proetarras volvieron a sembrar el terror durante la noche del sábado en Bilbao. Varios violentos, encapuchados, lanzaron bombas caseras contra varios cajeros bancarios en el barrio bilbaíno de Santutxu, en los que causaron diversos desperfectos, según han informado fuentes del departamento vasco de Interior. Las mismas fuentes indicaron que, al parecer, han sido tres los cajeros automáticos que presentan diversos daños tras ser atacados en estas acciones terroristas.

Los incidentes se produjeron a partir de las nueve y cuarto de la noche tanto en Santutxu como en el Casco Viejo bilbaíno, en cuyas calles los violentos también cruzaron y prendieron fuego a varios contenedores de basura. Al parecer, los violentos también cruzaron y prendieron fuego a varios contenedores en algunas calles de Bilbao, en el Casco Viejo de la ciudad y en el barrio de Santutxu.

MANIFESTACIÓN DE CIUDADANOS A LAS 11.30 EN BARCELONA
Rivera pide un "gran pacto" entre partidos para frenar "a los que dinamitan el Estado"
Poco antes de que comience en Barcelona la manifestación de Ciudadanos bajo el lema "Por la convivencia y el respeto a las instituciones", Albert Rivera ha pedido a todos los españoles y catalanes que se sumen a la marcha. "Cuando no se defiende la Constitución tiene que haber alguien que lo haga", ha dicho el presidente de Ciudadanos, que confía en que el PSC se decida finalmente a participar en la protesta como ya han anunciado el PPC y el Foro de Ermua. Iñaki Ezquerra leerá el manifiesto.
Libertad Digital 7 Octubre 2007

En declaraciones a La Mañana del Fin de Semana de la Cadena COPE, Albert Rivera ha explicado que se decidieron a convocar esta manifestación tras ver la "oleada de situaciones desagradables" y de violencia vividas últimamente en Cataluña y el resto de España, con atentados "contra los símbolos y la estabilidad". "Lo importante es que la gente tenga conciencia de que es una manifestación cívica" con el objetivo de decir que "no estamos de acuerdo con la quema de fotos" o los "ataques a la estructura básica del país".

"Hay muchos españoles y catalanes que no piensan así", ha insistido el presidente de Ciudadanos, que ha recordado que están "hartos de ver titulares de gente quemando fotos". "La realidad catalana no es esa", ha dicho Rivera, "la mayoría no somos así". Con esta marcha, ha explicado, "sólo pedimos respeto a la convivencia", porque "cuando no se defiende la Constitución, tiene que haber alguien que lo haga". A la marcha se ha sumado ya el PPC y el Foro de Ermua, cuyo presidente, Iñaki Ezquerra, leerá el manifiesto. "Esperamos que el PSC envíe también a alguien, porque cuantos más constitucionalistas haya, mejor", ha dicho Rivera.

"Hay que ponerse las pilas"
Para Rivera, "no es normal que gente de 18 años tengan tanto odio" a quienes piensan diferente, en alusión tanto a los que amenazan de muerte a su partido y al PPC como a los que colocaron el pasado fin de semana un artefacto explosivo frente a la sede de ICV en la capital catalana. "Hace falta decir basta", ha dicho Rivera antes de pedir que se les ponga freno con "un gran pacto" para "dejar al margen a los que dinamitan el Estado".

"Si seguimos viendo a un Gobierno que pacta con independentistas, vamos a ver que en poco tiempo tendremos que afrontar retos importantes", ha advertido Rivera poniendo como ejemplo el órdago de Juan José Ibarretxe. "Hay que ponerse las pilas", ha insistido Rivera. Para el presidente de Ciudadanos, "los partidos que creemos en el Estado debemos ponernos de acuerdo para frenar esto".

La AVT reclamará en la calle que PCTV y ANV sean ilegales
ABC 7 Octubre 2007

La Asociación de Víctimas del Terrorismo prevé salir a la calle para pedir la ilegalización de ANV y PCTV si el Ejecutivo no interpone una demanda «en un plazo de tiempo» cuya duración Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT, no especificó. En declaraciones a Europa Press, Alcaraz explicó que si el Gobierno «no rectifica, entonces la sociedad será quien tendrá que exigirle» que ilegalice a las dos formaciones políticas y las «disuelva». Para ello, la AVT ha decidido contemplar la celebración de una manifestación en la que, además, se pida al Ejecutivo que «retire» la resolución del Congreso que le autoriza a negociar con ETA.

EXCLUIDOS POR LA GENERALIDAD POR ESCRIBIR EN CASTELLANO
El Cervantes invita a los escritores catalanes agraviados a exponer sus obras en Munich
El Instituto Cervantes ha invitado a los escritores catalanes Enrique Vila-Matas, Juan Marsé y Eduardo Mendoza a participar en diferentes actividades que tendrán lugar en la sede de esta institución en Munich a partir del 25 de octubre. Estos tres novelistas catalanes no han sido invitados por la Generalidad de Cataluña a asistir a la Feria del Libro de Frankfurt a pesar de que son algunos de los referentes literarios españoles más importantes de la segunda mitad del siglo XX. La razón, que escriben en castellano.
EFE Libertad Digital 7 Octubre 2007

En concreto, Enrique Vila-Matas presentará el 25 de octubre la traducción al alemán de su libro "Doctor Pasavento"; Juan Marsé intervendrá en un acto sobre su obra el 13 de noviembre y Eduardo Mendoza lo hará sobre la suya el 21 de noviembre, según informaron a Efe fuentes del Cervantes.

El viaje de estos tres novelistas, que figuran entre los más importantes de la literatura en lengua española de la segunda mitad del siglo XX, tendrá lugar días después de que se haya celebrado la Feria del Libro de Frankfurt, que comienza este martes y que tiene como invitada de honor a la cultura catalana.

Los escritores que sí han sido invitados a Frankfurt
Ninguno de estos tres escritores forman parte de la larga lista de autores en lengua catalana que la próxima semana viajan a Frankfurt para participar en las actividades de la Feria, como Pere Gimferrer, Baltasar Porcel, Quim Monzó, Joan Francesc Mira y Carme Riera, entre otros muchos.

La exclusión de esa lista de autores catalanes que han publicado su obra en español viene suscitando polémica desde hace más de un año, y aunque las instituciones catalanas responsables del programa de la Feria han invitado a algunos de ellos, los escritores han rehusado ir a Frankfurt.

Eduardo Mendoza es de los que siempre que se le ha preguntado por esta polémica, ha tratado de restarle importancia y ha dicho que le parecía "bien" que fueran a la Feria de Frankfurt los autores catalanes que desarrollan su obra en catalán.

El Cervantes dice que no tiene "nada de excepcional"
Que Enrique Vila-Matas, Juan Marsé y Mendoza hayan sido invitados por el Instituto Cervantes no tiene nada de excepcional, porque todas las semanas esta institución organiza en las diferentes sedes que tiene repartidas por el mundo actividades culturales en las que intervienen escritores, cineastas y artistas de toda España, recuerda esta institución.

La sede del Cervantes en Frankfurt no estará lista hasta el próximo mes de diciembre, y en un futuro será la encargada de canalizar la participación del Instituto en la Feria del Libro de esta ciudad.

Los Cervantes de Alemania complementan "lo que se hace en Frankfurt"
Por eso, este año, y coincidiendo con que la Feria está dedicada a la cultura catalana, los centros del Cervantes en Alemania (Munich, Berlín y Bremen) han organizado actividades "para complementar lo que se hace en Frankfurt", dijeron a Efe las mismas fuentes.

Así, por ejemplo, el Cervantes colabora en la exposición "Catalunya look", que podrá verse hasta el 20 de octubre en una céntrica galería berlinesa, y en la que se muestra obra de 39 artistas catalanes de diferentes generaciones.

El compositor y autor teatral Carles Santos inauguró el pasado día 4 la exposición "Visca el piano" en el Instituto Cervantes de Berlín, que albergará hasta el próximo 27 de este mes la muestra que ha recorrido Barcelona y Valencia, y sale por primera vez de España.

En la misma sede de Berlín se celebrará, del 8 al 29 de octubre, un ciclo de cine catalán titulado "Los ojos de la Historia".

El día 8, en el centro del Cervantes en Munich, Manuel Forcano presentará su libro de poemas "El tren de Bagdad", y el 11 de octubre, Baltasar Porcel presentará la traducción al alemán de su novela "Caballos hacia la noche".

Recortes de Prensa   Página Inicial