AGLI

Recortes de Prensa    Martes 9 Octubre   2007

Persecución lingüística
Europa no vela por ti
Cristina Losada Libertad Digital 9 Octubre 2007

Hace unas semanas, un comité de expertos surcaba Galicia para estudiar in situ los progresos en la aplicación de la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias. Bueno, no exactamente. El comité se limitaba a acudir a los despachos del Gobierno autonómico y a recibir, como representante de la "sociedad civil", a una organización-pantalla del BNG, un partido que obtiene en la región menos de la quinta parte de los votos. Los especialistas en lenguas minoritarias realizaron, pues, una visita guiada del estilo de las que se hacían antaño a la Unión Soviética. Cambiaron impresiones con las autoridades y con un apéndice de uno de los partidos del gobierno. En manos de tales anfitriones, no extraña que la conclusión del tour se reflejara en titulares como éste: "Europa velará para que el sistema educativo en Galicia sea esencialmente en gallego".

La consejera de Educación, del PSOE, dijo que el comité había valorado muy positivamente el decreto de su departamento que, desde este curso, relega el idioma español en la enseñanza a las "marías". Los próximos al Bloque destacaron que a los expertos les habían parecido de perlas las galescolas, donde el único idioma vehicular es el gallego. Unos y otros reclamaron la aplicación plena de la Carta, como si ésta permitiera pisotear los derechos de los hablantes de una lengua en nombre de los derechos de otra lengua. Los "derechos de las lenguas" no existen y tampoco son reconocidos en la Carta. Pero el comité de expertos, del Consejo de Europa, dejó correr todas esas bolas mientras regresaba tranquilamente a Estrasburgo. Y trolas eran, pues según pudo averiguarse, esos señores no hicieron valoraciones ni declaraciones oficiales. No obstante, su visita, como las de los "peregrinos políticos" de otrora y aún ahora, fue utilizada por el Gobierno gallego y los nacionalistas para legitimar la erradicación del idioma español de Galicia. Y lo fue con su silencio.

Recientemente, el Grupo de Alto Nivel sobre Multilingüismo, creado por la Comisión Europea en 2005, elogiaba en un informe el "modelo bilingüe" implantado en los colegios vascos, catalanes, gallegos y valencianos. Elogio de lo que no existe. Cuando en Cataluña no hay manera de recibir enseñanza en español, cuando en otras regiones empieza a ser igualmente imposible, referirse a un modelo bilingüe resultaría cómico si no fuera hiriente. Aquí se está en plena persecución del castellano-hablante, y en Europa siguen sin enterarse. O miran para otro lado con el empujoncito de nacionalistas y socialistas. El Gobierno de Zapatero ha remitido un informe a los de la Carta en el que suma a todos y cada uno de los censados en las regiones bilingües como hablantes de la lengua vernácula. Por desfachatez que no quede.

Después de los desastres causados en Europa por los nacionalismos, el último de los cuales acaecía en la antigua Yugoslavia no hace tanto, era de esperar que las instituciones europeas se cuidaran de alentar movimientos que conducen a la confrontación social y a la limpieza étnica, proceso que aquí se verifica so capa de la "normalización lingüística". Pues ni por esas. En lugar de proteger a los ciudadanos que son discriminados y penalizados por hablar español en España, se alinean con los excluyentes que los hostigan.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Algo se mueve
Asolfo Gil Gómez La Opinión 9 Octubre 2007

El martes pasado les comentaba el veto y el despido de Cristina Peri Rossi de los medios de comunicación públicos en Cataluña. Como todos los que nos hemos hecho eco de tal fechoría he recibido amable respuesta colectiva en la que se anuncian novedades, aguardamos las buenas nuevas. Si han seguido los acontecimientos habrán visto que el presidente autonómico, Montilla, ya recula y sólo los recalcitrantes nacionalistas, disfrazados de republicanos progres siguen dando la matraca, esto es que algo se mueve.

Seguimos por aquellos lares y les cuento sin acritud que ya hay problemas con el inglés. Bien, tranquilos, no es que los nacionalistas catalanes no quieran aprender inglés, que para algo Pujol es un gran políglota -pese a que su castellano sea bastante pobre- , de lo que se trata es de que para ejercer como maestro en Cataluña hay que superar todas las barreras lingüísticas que los sucesivos gobiernos autónomos han querido ir imponiendo. De aquellos polvos vienen estos lodos: hay que extender la enseñanza del inglés a los tres años y no hay maestros suficientes. Para ser profesor de inglés en las Escuelas de Idiomas no llega con saber inglés. Los filólogos recién licenciados en cualquier universidad no pueden enseñar inglés... El conflicto laboral, por lo menos la polémica laboral, están servidos. Los mentideros dicen que por este lado algo también se mueve.

En las universidades de por allí también cuecen habas de este tipo, a un señor de Sevilla con la Selectividad aprobada, nadie le puede negar la matrícula en una universidad catalana; pero como ese señor no es tonto se preocupará de saber qué le van a exigir, en qué lenguas le darán clase, cuánto tiempo dispone para aprenderla y quién se la enseñará. No sé si sus ansias se dirigen a no recibir Erasmus del resto de Europa, pero si siguen por la vía estrecha se encontrarán pulcros e inmaculados con un ADN impoluto. No creo que lleguen a morir de un ataque de éxito, moverán pieza.

Como ven se pueden hacer tonterías desde muy diferentes sitios y situaciones, se pueden hacer limpiezas lingüísticas por doquier, que el bípedo inteligente siempre sabrá burlarlas; vamos hombre, eso ya desde que dejó de apañar frutos de los árboles y de cazar a pedradas.

Pero puestos a seguir con las majaderías no se pierdan la de Sarkozy jugando al CSI, mandando chupar esa especie de bastón de limpiar las orejas y que no le cruce la frontera ningún cromosoma ilegal contaminante.

Y no podría faltar la última, la del vídeo del las Juventudes Socialistas tratando de demostrar que la asignatura de Educación para la Ciudadanía es necesaria; menos mal que de ellos no depende la tal materia, que si llega a ser por sus chuscas ocurrencias entre una chica, buena ciudadana, y un chico pijo malcriado jugando al pasapalabra, nos quedábamos como estábamos. Algo más se moverá por ahí y dejarán el vídeo para mejor ocasión para no ponerse a la altura de Esperanza Aguirre.     adogil@terra.es

Memoria histórica del frente anti-PP
EDITORIAL Libertad Digital  9 Octubre 2007

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, tras destacar el "alto grado de sintonía" alcanzado con los nacionalistas, ha anunciado el "desbloqueo definitivo" del antihistórico, cainita y liberticida proyecto de Ley de Memoria Histórica.

Como recordarán los lectores, este proyecto entró en el Congreso hace más de un año, en julio de 2006, pero no comenzó a debatirse hasta el mes de diciembre. Tras el debate de totalidad, en el que se rechazaron las enmiendas planteadas por PP, ERC e IU-ICV, se fueron sucediendo las prórrogas de los plazos para la presentación de las enmiendas parciales hasta marzo de este año.

Ahora, después de permanecer congelado durante siete meses, nuevas cesiones a IU y los nacionalistas han permitido retomar la tramitación del proyecto en el Congreso, para después remitirlo al Senado y que pueda ser definitivamente aprobado antes de que se ponga fin a la legislatura con la disolución de las Cortes.

Aunque no le falte razón Ángel Acebes al señalar la "obsesión de Zapatero por el pasado", lo que este Gobierno persigue con este delirante proyecto legislativo es mucho más que "rememorar lo peor de la historia", es decir, la Guerra Civil, u "olvidar lo mejor", la Transición. Lo que persigue sobre todo Zapatero con esta liberticida y anticientífica legislación es estrechar los lazos de este frente anti-PP al que el presidente ha consagrado su legislatura y toda su acción de gobierno, incluida su negociación con ETA.

En ese sentido, no se trata sólo de trasladar a rango de ley la maniquea versión que nacionalistas y socialistas tengan de la república, la Guerra Civil o la dictadura. Se trata principalmente de fortalecer alianzas de futuro frente al principal partido de la oposición, para lo cual no es inconveniente sino más bien necesario desechar los periodos en que se dieron los amplios consensos nacionales. Por el contrario, rememorar el espíritu y la letra de la Constitución supondría para Zapatero un obstáculo tanto en su premeditado deseo de confrontación con el PP como para su alianza presente y futura con los nacionalistas.

Estratégica piel de cordero
Lorenzo Contreras Estrella Digital 9 Octubre 2007

La actualidad política sigue alimentándose de ese episodio, ciertamente mayúsculo, que ha sido la detención y encarcelamiento de la mayor parte de la cúpula dirigente de Batasuna. Tras una etapa de negociaciones con el Gobierno, todo lo actuado se ha desecho, al menos en apariencia, con ETA inicialmente en actitud pasiva, como si lo ocurrido formara parte de un guión convenido y preestablecido. La banda ha guardado, desde el punto de vista de su mensajería, un curioso silencio, mientras se intensificaban los incidentes de la kale borroka. Zapatero parece haber calculado los riesgos electorales que para su causa se derivarían de su propio sistema de concesiones a la organización terrorista. Le ha parecido necesario ofrecer, al menos temporalmente, una nueva imagen que se prolongaría hasta las elecciones generales de marzo.

Su estrategia de actuación ha consistido en “movilizar” a Baltasar Garzón, cuya identidad actual, teniendo en cuenta los antecedentes, respondería a la ecuación que el famoso juez estrella ha consolidado: Garzón = Mayor + Rubalcaba. En términos menos crípticos esto significa que Garzón se entendió con Mayor Oreja, en tiempos de Aznar, y ahora lo hace con Rubalcaba, que sigue teniendo, en su actual penumbra política, mucho que ver con las decisiones que se toman en la Moncloa.

La diferencia entre Garzón y Marlaska consiste en que el primero es un juez colaborador del poder y el segundo emplea su severidad en auxilio de sus propias convicciones.

Ahora, en esta especie de situación indefinida, ETA es una obligada referencia de fondo. En realidad tiene la clave para entender lo que ocurre. Desde su brazo civil se ha manifestado que las detenciones operadas en Batasuna constituyen una “declaración de guerra”. Pero el “alto mando” se ha limitado hasta el momento a observar el curso de los hechos. A la banda tiene que inquietarle el riesgo de que Zapatero pierda las elecciones de marzo. Ningún otro poder en Madrid puede resultarle tan lucrativo como el que representa el “chico leonés”, hoy empeñado en dignificar su propio tratamiento público. O sea, Zapatero ya no quiere ser ZP o Zetapé. Un poco de seriedad, viene a decir.

Si es verdad que ETA, que no pierde de vista los coqueteos políticos del PNV con el Gobierno, “cuida”, pese a todo, sus puentes con Zapatero, esto puede significar que la respuesta armada de la banda no llegará a producirse antes de marzo, aunque en los “protocolos” pactados bajo cuerda con el Gobierno figure algún catálogo de “accidentes” que podrían registrarse. No se olvide que uno de estos accidentes fue el de la terminal T–4 del aeropuerto de Barajas.

Por tanto, la pretendida “declaración de guerra”, invocada por el entorno de la banda, ofrece pocas posibilidades de materializarse en los términos que ETA sabe perfectamente asumir. Ya ha resultado significativo que en la redada de dirigentes batasunos haya quedado exento Pernando Barrena, cuyas reuniones con “expertos internacionales en resolución de conflictos” se han intensificado en las últimas fechas.

Zapatero, que no Zetapé, ha preferido ponerse hasta marzo la piel del cordero. Ahora se erige en supremo defensor político de la monarquía, a la que tanto ha procurado quebrantar. Es una actitud emparentable con su inesperado mensaje de respeto a la bandera, por cuyo símbolo en tan escasa medida a mostrado interés hasta hoy.

Y es que marzo es marzo. Y sus idus le mantienen alerta. La versatilidad del presidente del Gobierno va resultando antológica. Ahora, a propósito de la redada policial, ha inspirado desde el PSOE esta advertencia, con independencia de quién la formule: “El que la hace, la paga”. ¿De veras?

Las reglas de ETA
Daniel Martín Estrella Digital 9 Octubre 2007

España funciona al revés. Desde el Congreso, donde los diputados andan liados con una ley para revisar el pasado y, ¿quién sabe?, desbaratar el ordenamiento jurídico, hasta la selección de fútbol, donde el mejor Raúl del siglo no juega por voluntad de un seleccionador que incumplió su promesa de dimitir tras Alemania 2006, pasando por un sistema autonómico que se atreve incluso a dividir el curso imparable y milenario de los ríos. Pero nada asusta tanto como todo lo que tiene que ver con la banda terrorista ETA, el gran problema español desde hace décadas.

Durante años hemos asistido a una falsa tranquilidad disfrazada de tregua y llena de amenazas solapadas porque el actual Gobierno estaba negociando una salida política a un problema de orden público. Nadie creía en los terroristas menos Zapatero, que vio cómo en la T-4 del aeropuerto de Barajas se derrumbaban sus sueños de pasar a la historia entre toneladas de escombros y la muerte de dos personas. Sin embargo, el atentado no impidió que el entorno político que apoya y nutre a ETA gozase de cierta impunidad para acudir a la última cita electoral y conseguir varias concejalías y alcaldías.

El resultado ha sido nefasto. Desde las últimas elecciones municipales han sido muchas las amenazas a alcaldes y concejales no nacionalistas, y el conflicto vasco se ha visto traducido en una absurda e ilegal guerra de banderas, apoyada desde Cataluña por los elementos más fascistas de aquella tierra. ETA ha intentado atentar mientras en algunas calles del País Vasco se producían esporádicos ataques de lo que se suele denominar con el eufemismo kale borroka.

Tanto ha sido el desconcierto provocado por el invernal atentado de Barajas que no ha sido hasta otoño cuando se ha decidido actuar contra Batasuna, el arma propagandística y pseudolegal de la banda terrorista. Las reivindicaciones con violencia de ETA se convierten en la izquierda abertzale en victimismo y mentiras descaradas contra una España concebida como explotadora y enemiga. Kapuscinski dice que el nacimiento de un nacionalismo exige un enemigo contra el que rebelarse. España, tristemente, es actualmente el enemigo de muchos españoles que quieren dejar de serlo.

Así, el juez Garzón, mal instructor, sospechoso adalid de las causas más espectaculares, presunto prevaricador en cuanto lo oportuno de la apertura de sus causas, ha decidido tomar medidas contra la cúpula de Batasuna. Ahora, cuando ya no hay tregua y Zapatero, ¡por fin!, ha decidido dejar de bajarse los pantalones. Sospechosa coincidencia que, al tiempo que descabeza a la serpiente política y enfurece al hacha terrorista, da otro fuerte golpe a la credibilidad del sistema. ¿Por qué ahora? Algo olía a podrido en la Dinamarca de Hamlet. Aquí la putrefacción nos afecta como la peor de las pestes políticas.

Y es que en España parece que todo se regula según quiere ETA u otras minorías fascistoides. Es normal que, antes sus modos y ausencia de escrúpulos, estemos física y espiritualmente acongojados. Lo que no tiene nombre es que nos dejemos llevar como Sociedad y como Estado ante sus pautas, vocabulario y formas. Por ejemplo, estamos sometidos a sus palabras: banda armada, kale borroka, terrorismo de baja intensidad, miembro legal, activista vasco, movimiento nacional de liberación vasco, impuesto revolucionario, gudari, conflicto, etc. Cada una de ellas esconde algo mucho más siniestro pero, por alguna oscura razón, no nos atrevemos a mencionar su verdadero nombre: banda mafiosa, terrorismo callejero, crimen organizado, chantaje, extorsión, delincuente, fascista, absurdo, violencia gratuita... Porque, no lo olvidemos, ellos pretenden buscar una Euskadi independiente que se rija por leyes democráticas. ¿Alguien en sus cabales puede creerse tal embuste?

Llevo años viendo cómo estos delincuentes bárbaros, salvajes, enemigos de la libertad y el individuo, juegan a ser violentos para defender su propia liberación. ¿De qué? ¿No jugamos nosotros a liberarnos de un asunto tan amenazador como absurdo? ¿En serio pueden usar la palabra libertad y nosotros permitirlo a la hora de informar o hablar sobre ellos? ¿Por qué hablamos como ellos y permitimos que la justicia actúe según manejen sus treguas?

ETA es un problema de imposible solución. Su esencia ideológica es débil, fuerte gracias al apoyo del mal llamado nacionalismo moderado —un oxímoron—, y la gente que vive del asunto mucha y poco dada el sacrificio auténtico, humano y responsable. Al contrario de lo que dicen muchos, ETA se parece más a la Mafia siciliana o a la Camorra napolitana que al IRA. Lo que más nos daña, sin embargo, es que nuestras formas de vivir, actuar y hablar estén sometidas a las reglas que dicta la propia banda terrorista. Así no hay sistema que aguante, menos un sistema que por definición no funciona.

El partido más nefasto de España
Por una historia veraz del PSOE
Pío Moa Libertad Digital 9 Octubre 2007

Al llegar la transición cundió en España y fuera de ella el temor de que el PCE se alzase como el gran partido de la izquierda. Tenía para ello buenas bazas: salía del franquismo bien organizado y disciplinado, con muchos más militantes que cualquier otro y con el prestigio –en ciertos medios– de ser el único que desde el final de la guerra había luchado contra la dictadura. Para cortarle el paso, todo el mundo se volcó en apoyo al PSOE, que, muy débil y dividido, sin apenas militancia ni historia de oposición al franquismo, recibió mil apoyos mediáticos y financieros ¡hasta de la extrema derecha alemana y de la UCD! No digamos del opulento socialismo alemán y otros.

El mito del PCE heroico combatiente por la libertad sufrió un durísimo golpe con la publicación de la Autobiografía de Federico Sánchez, de Jorge Semprún, un libro que recibió el premio Planeta en 1977 para aumentar su difusión e influencia. El relato hacía trizas la leyenda, y marcó el principio de la progresiva disgregación comunista en España, pese a no profundizar en las que el mismo Semprún llamaba "historias de sangre y mierda" del partido.

Sin embargo, historias de ese tipo podían relatarse aún más del PSOE. Así, cuando todavía no existía el PCE, los socialistas organizaron la huelga insurreccional de 1917, en compañía tan heterogénea como la del pistolerismo ácrata y los militares levantiscos, y entre sus acciones se cuenta el atentado socialista contra un tren en Bilbao, que causó numerosos muertos y heridos. El PSOE, dominado por la ideología totalitaria de Marx, atacó sin tregua a la liberal Restauración, y cuando entre todos consiguieron derribarla, pasó a colaborar con la dictadura de Primo de Rivera. Luego, durante la república, el PSOE, mucho más que el PCE, se convirtió en el partido más enemigo de la democracia republicana o burguesa, cometió innumerables actos de terrorismo y protagonizó, con los nacionalistas catalanes, la insurrección de 1934, concebida directamente como guerra civil. A continuación tuvo el papel principal en la formación del Frente Popular y en la aceleración del proceso revolucionario tras las elecciones de febrero del 36, hasta llegar al asesinato de Calvo Sotelo, nueva declaración de guerra a la derecha en particular y a la república burguesa en general.

Durante la guerra, el PSOE perdió la hegemonía de la izquierda a favor de los comunistas, pero fue él quien envió el oro español a Rusia, el que organizó el saqueo sistemático de bienes del patrimonio artístico e histórico español, desvalijó las cajas de seguridad de los bancos y los montes de piedad y, de paso, causó enormes destrozos al acervo cultural español. Fueron socialistas, aunque no sólo, quienes establecieron una enorme corrupción con los suministros de armas, intentaron quedarse con todos los bienes del estado español en el extranjero y se disputaron el tesoro del Vita al terminar la guerra. Y quienes, de acuerdo con el PCE, intentaron enlazar la guerra civil con la mundial, que habría multiplicado los desastres y los muertos.

Bajo el franquismo, el PSOE no llegó a colaborar con el régimen como había hecho con el de Primo de Rivera, pero se distinguió por su pasividad, al contrario que los comunistas. Puede decirse que solo se comportó con moderación durante las dictaduras –al igual que los separatistas salvo la excepción tardía del terrorismo etarra–, mientras que torpedeó las etapas de libertades con empeño realmente fanático. Al llegar la transición era un partido insignificante, y sin la cuantiosísima ayuda recibida de todas partes sus posibilidades habrían sido mínimas. Tampoco le salió al paso un Jorge Semprún que clarificase su auténtico historial, y pudo inventarse, sin más oposición que algunas gracietas, aquello de los "cien años de honradez", una de las mayores estafas ideológicas e historiográficas que quepa recordar, paradigma de su "memoria histórica". Lo que vino después, ya lo sabemos.

Y he aquí que este partido, sin duda el más nefasto de la historia contemporánea de España, incomparablemente más nefasto que el PCE, en cualquier sentido que se le trate, pretende hoy destruir la herencia de la transición, tan ventajosa para él, mientras llena el país de corrupción –intelectual, económica, sexual– y, como en la república, se conjura con otros terroristas y separatistas para liquidar la Constitución. Y, elemento clave de su programa, organiza con el dinero de todos los ciudadanos la mentira sistemática sobre nuestro pasado, recuperando las peores propagandas que llevaron al enfrentamiento civil.

Por todo ello sería muy conveniente que alguien abordase en serio una historia veraz de este partido en una síntesis capaz de llegar al gran público. Existen bastantes historias parciales. César Vidal la ha tratado, así como Andrés de Blas y bastantes otros, pero falta, ya digo, el manual de síntesis, bien documentado y ágil. Lo propongo a los historiadores jóvenes. Alguno debe asumir el reto.

El arma absoluta
FLORENCIO DOMÍNGUEZ El Correo 9 Octubre 2007

La práctica ha demostrado, hasta donde nosotros conocemos, que llamar a un referéndum 'consultivo' es un cauce a una posible 'crisis constitucional' que se produciría, sin duda, si algún poder público actuase en contra de un pronunciamiento popular». Esta era la opinión que un joven profesor de Derecho Político de la Universidad de León publicaba en artículo aparecido en una revista especializada (La Ley, 1986-1, 1156) hace ahora 21 años, para analizar la institución del referéndum consultivo regulado por el artículo 92 de la Constitución Española.

Aquel profesor se llama José Luis Rodríguez Zapatero y en su artículo se mostraba receloso y desconfiado con ese tipo de consulta. Las reflexiones que formulaba hace dos décadas el hoy presidente tienen en la actualidad mayor interés que entonces porque pueden aplicarse sobre el reto planteado por el lehendakari Ibarretxe. Lo que fue un trabajo académico sin mayor trascendencia cuando se escribió puede servir hoy para orientar las decisiones del jefe del ejecutivo en un momento de conflicto.

Además de la crisis constitucional que prevé, Rodríguez Zapatero advierte del riesgo de que el referéndum «sea utilizado en las relaciones del juego político» y degenere en un plebiscito, «pudiéndose convertir la apelación al pueblo en un arma peligrosa en vez de ser un medio de complemento de la democracia representativa». El entonces profesor de León seguía en este punto la doctrina de un autor francés, B. Chautebout, al que cita cuando señala que «el referéndum constituye en política el arma absoluta», un arma que cuando es puesta «a disposición de uno de los protagonistas del juego político, o cuando se apodera de él, lo utilizará siempre escogiendo a la vez el momento y el tema de la consulta y los términos de la pregunta, para derrotar a sus adversarios y legitimar el poder».

Estas y otras prevenciones que expresa José Luis Rodríguez Zapatero están referidas a la figura del referéndum consultivo realizado dentro del marco legal por la autoridad reconocida por la Constitución, por lo que cabe suponer que una consulta de similar naturaleza, pero realizada al margen de la ley por un dirigente político sin capacidad jurídica para llevarla a cabo obtendría una crítica y un rechazo todavía más contundente.

El profesor Rodríguez Zapatero calificaba de «problemático» el referéndum consultivo, advertía «de los riesgos que contiene» y consideraba que, a pesar de ser una consulta no vinculante, sería «impensable» que «no fuese respetada por los poderes públicos». Si el presidente sigue pensando lo que pensaba entonces, el lehendakari Ibarretxe no debería tener ninguna esperanza de éxito, ni antes ni después de las elecciones generales.

f.dominguez@diario-elcorreo.com

De pronto, España
IGNACIO CAMACHO ABC 9 Octubre 2007

ALGO raro ha tenido que pasar en los últimos tiempos para que la principal novedad de la Fiesta Nacional vaya a consistir en el énfasis con que el Gobierno de España se dispone a demostrar lo mucho que le gusta España, la lealtad que profesa al Rey de España y el respeto que le merece la bandera de España. Cuando se solemniza algo tan obvio se diría que no estaba claro. Y no lo estaba, desde luego: no hace mucho que el presidente Zapatero, el mismo que está a punto de meterse un palo por la espalda para mantenerse erguido con la mayor marcialidad en el desfile del 12 de Octubre, proclamaba en el Senado su convicción que el concepto de la nación era un asunto «discutido y discutible». Parece que de golpe tan descoyuntada entelequia ha pasado a resultar una evidencia fuera de duda, sin que para sustanciar tan prolija discusión haya mediado otra premisa que la proximidad de unas elecciones. Bienvenidas sean, si su sola inminencia obra prodigios como el de que Batasuna vuelva a ser ETA o el de que España retorne a su íntegra condición nacional. Aunque no deja de resultar extraño que hayan de concurrir circunstancias políticas mudables para que algunos jueces y fiscales apliquen la ley y para que el Gobierno de España manifieste su entusiasmo por España.

Uno siente sana envidia de Francia, esa nación tan denostada, que cuando llega su Fiesta Nacional la celebra sin someter a debate la idea de la nación misma ni ajustar cuentas con sus demonios históricos. Llega el 14 de julio, el presidente de turno recorre los Campos Elíseos rodeado de la Guardia Republicana a caballo, festejado como un rey sin corona, y la gente agita banderitas tricolores y canta «La Marsellesa». Con un par. Liberté, egalité, etcétera. Luego los políticos dan discursos, pero por lo general se suelen centrar en el futuro, sin discutir qué diantre es Francia, ni quién forma o no parte de Francia, ni si hay que quitar o poner la bandera de Francia. Nadie se plantea que la nación francesa sea un asunto susceptible de discusión, ni se come el tarro con debates identitarios, ni necesita que el Gobierno francés proclame su intenso amor por Francia como si la acabara de descubrir. Va de soi.

Aquí, por contra, parece necesario aclarar que el Gobierno de España se siente, efectivamente, español, y lo proclama con insistencia sospechosa mientras los socios que lo mantienen en el poder se envuelven en sus pequeñas banderas territoriales para excluirse de una nación a cuyo Gobierno, sin embargo, apoyan y sostienen. Algo no cuadra cuando es menester reivindicar la evidencia. Una mala conciencia, un fallo de cohesión discursiva, un cierto complejo latente de culpa anida en esta repentina energía patriótica, en esta acentuada inflexión españolista con perfume de sobreactuación de circunstancias. Algún error habrá que expiar, alguna cuenta quedará pendiente de saldar cuando se considera conveniente proclamar con escenificado empaque algo tan sencillo, tan íntimo, tan esencial y tan cotidiano como la españolidad de lo español y de los españoles.

Sectarismo cultural en Fráncfort
Editorial ABC 9 Octubre 2007

LA Feria del Libro más importante del panorama internacional abre sus puertas en Fráncfort con la literatura catalana como invitada especial. Podría ser una magnífica oportunidad para desplegar ante los ojos del mundo la pujanza del sector editorial y la creatividad de sus autores. Sin embargo, el nacionalismo prefiere ofrecer una imagen limitada y parcial, porque la ausencia de autores en lengua castellana expresa una visión falsa de la realidad lingüística y deja fuera a escritores de primera fila, unos a causa del veto nacionalista y otros porque no se han prestado a la manipulación política. El director del instituto Ramón Llull plantea el «éxito» de Cataluña en Fráncfort como si fuera la puesta de largo de una cultura minoritaria que necesita los elogios de la prensa internacional. Muchos políticos adoptan la actitud de una supuesta nación sin Estado que implora las migajas del reconocimiento en vez de presentarse como la punta de lanza de una industria de primer nivel que cuenta con el respaldo de más de cuatrocientos millones de hablantes. El problema es que los nacionalistas acuden a la gran fiesta del libro con el único objetivo de insistir en los vínculos entre nación y cultura, un planteamiento impropio de la sociedad global que demuestra la ceguera intelectual de quienes son incapaces de superar el localismo y la estrechez de miras.

Siempre dispuestos a hacerse notar en los últimos tiempos, los ex presidentes Pujol y Maragall intentan defender lo indefendible. Por su parte, ERC controla la cultura desde su posición de fuerza en el tripartito, otorgando premios y castigos en función de la fidelidad política y no de la calidad literaria. Lo más triste es que muchos editores no tienen otro remedio que plegarse a estas exigencias ante la amenaza real de perder posiciones en el mercado. Es destacable, en cambio, la actitud valiente y sin complejos de los autores que se han negado a ser utilizados o que han alzado su voz para decir lo que todo el mundo percibe; esto es, que Cataluña -y, por tanto, la cultura española- pierden una ocasión única para brillar con luz propia en un mundo competitivo y en el que nadie regala nada. El sectarismo no tiene inconveniente en forzar la realidad cuando le conviene. Cataluña es una sociedad bilingüe, y ello se refleja en el panorama editorial, con la lógica diferencia entre el volumen de actividad y de beneficios empresariales que existe entre la segunda lengua de la cultura universal y un idioma circunscrito a límites geográficos muy concretos. Cualquier persona con una mínima sensibilidad valora como merece la trayectoria histórica y la vitalidad actual de la literatura en lengua catalana. Por eso mismo es exigible que no sea presentada ante el mundo como un producto menor que se promociona «en contra de» otra lengua mayoritaria y dominante. En lugar de sumar esfuerzos, los nacionalistas juegan de forma irresponsable con el dinero y el esfuerzo de todos, tal vez porque la cultura no les importa en absoluto.

El Foro Ermua convoca a los ciudadanos: Por una justicia sin tregua contra ETA
Nota de prensa Foro de Ermua  9 Octubre 2007

HOY, martes 9 de octubre a las 20,00 horas en:

Plaza de Correos, Vitoria
Plaza Ayuntamiento, Pamplona
Plaza de Moyúa, Bilbao.
Plaza de Guipúzcoa, San Sebastián
Plaza de Colón (junto a la Bandera), Madrid.
Plaza de San Jaime, Barcelona, junto con Ciudadans.

En solidaridad con Gabriel Ginés y su familia, escolta del concejal socialista de Galdácano (Vizcaya), Juan Carlos Dominguez.

En condena de este nuevo atentado terrorista de ETA.

Por una justicia sin tregua contra ETA, que ilegalice a ANV y al PCTV y los saque de las instituciones.

Por una política sin fisuras que persiga a ETA en todas y cada una de sus actividades: kale borroka, extorsión,…

El Foro Ermua exige al gobierno de Rodriguez Zapatero la inmediata rectificación de la política antiterrorista, con la vuelta al Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, con el Partido Popular, acuerdo que nunca debía haberse abandonado.

Condena atentado y concentraciones de respulsa
Fundación para la Defensa de la Nación Española 9 Octubre 2007

Estimados amigos

La Fundación para la Defensa de la Nación Española expresa su más enérgica condena al último atentado de la banda terrorista ETA, perpetrado en Bilbao este martes contra el escolta Gabriel Ginés que ha resultado herido.

En primer lugar DENAES quiere trasladar su solidaridad, cariño y cercanía al escolta herido y sus familiares que deben sentir en estos momentos el respaldo de todos los españoles.

Esta atentado es una nueva constatación del fracaso rotundo de cualquier política de apaciguamiento o negociación con esta banda de alimañas y asesinos. Por ello, DENAES reitera al Gobierno su exigencia de una rectificación clara, rotunda y sin matices de su política antiterrorista, volviendo a la línea marcada en el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo que Zapatero nunca debió abandonar.

DENAES exige que se aplique de forma implacable todo el peso de la ley y el Estado de Derecho contra los terroristas, comenzando por la ilegalización inmediata del PCTV y ANV que sirve de pantalla a los asesinos en las instituciones.

La Fundación DENAES se adhiere a las concentraciones convocadas por el Foro de Ermua hoy martes a las 20.00 horas en:

Plaza de Correos, Vitoria
Plaza Ayuntamiento, Pamplona
Plaza de Moyúa, Bilbao.
Plaza de Guipúzcoa, San Sebastián
Plaza de Colón (junto a la Bandera), Madrid.
Plaza de San Jaime, Barcelona, junto con Ciudadans.

Os animamos a acudir en defensa de las libertades y de la Nación portando, como siempre, una bandera nacional.
CONDENA DEL ATENTADO DE HOY EN BILBAO Y CONCENTRACIÓN EN BILBAO


España y Libertad se concentrará en Bilbao, en la Plaza Moyúa, a las 20:00 horas en protesta por el atentado cometido hoy en Bilbao
España y Libertad 09 Octubre 2007

España y Libertad lamenta el nuevo atentado de ETA, a la vez que se congratula de que los asesinos hayan fallado en su objetivo de matar.

Nuevamente debemos decir que la sociedad española esta ya cansada de palabras de condena, que sabe ya de memoria porque las ha escuchado en infinidad de ocasiones desde hace 30 años.

Por ello España y Libertad demanda hechos. Una política antiterrorista contundente que persiga a los asesinos de ETA y a sus cómplices de Batasuna, cercando a la izquierda abertzale en la que los terroristas encuentran su apoyo social, financiero y político.

Se trata de retomar el pacto antiterrorista que tan buenos resultados estaba dando en el pasado y que se vió interrumpido durante estos últimos tres años por una irresponsable negociación que tan sólo ha sido beneficiosa para ETA.

Por ello España y Libertad hace un llamamiento a todos los partidos políticos y autoridades judiciales y policiales se empleen a fondo para volver a situar en la ilegalidad al entramado de ETA, comenzando por la ilegalización del PCTV y ANV y siguiendo por todo el aparato social, cultural, laboral y mediático de la izquierda abertzale.

España y Libertad quiere también mostrar su cariño y afecto al escolta herido, a su familia y a los más de 2.500 escoltas que día a día trabajan en el País Vasco protegiendo a los amenazados por ETA.

Mas información
gsm: 678.61.61.77
info@e-libertad.es
http://www.e-libertad.es


Recortes de Prensa   Página Inicial