AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 26 Octubre   2007

Preguntas de un padre
Luis del Pino Libertad Digital 26 Octubre 2007

Os reproduzco la carta que me envía Gabriel Moris. Yo, desgraciadamente, no sé qué contestarle, como no sea diciéndole que debemos confiar en que la sentencia responderá, al menos, a algunas de esas preguntas. Probablemente yo sea un optimista patológico (es bastante posible), pero creo sinceramente que la sentencia se ajustará al sentido común y a la verdad. Por lo demás, aparte de intentar transmitirte esa confianza, me temo que lo único que puedo hacer es enviarte un fuerte abrazo, Gabriel, y decirte que somos muchos los que nos hacemos esas preguntas contigo.

Hace tres años y siete meses alguien puso en marcha el plan terrorista más macabro que hemos conocido en España y en Europa. ¿Por qué?

Los que pensaron aquel mortífero plan no eligieron a sus víctimas por ninguna razón concreta, ya que eran ciudadanos anónimos de distintos orígenes, culturas, religiones etc. ¿Acaso la inocencia es una razón para ser elegido como objetivo terrorista?

Alguien eligió la hora de máxima afluencia a los trenes del Corredor del Henares .¿Por qué? ¿Acaso se pretendía conseguir el mayor número de víctimas? Esto parece más un objetivo de cazador furtivo que de personas, o incluso que de depredadores.

Después del tiempo transcurrido no sabemos qué explosivo se utilizó ni qué tipo de artefactos se construyeron para realizar aquel asesinato. ¿Alguien me puede responder por qué no se conocen? ¿Es normal que se oculte todo esto en la investigación?

Los trenes fueron desguazados dos días después del atentado. ¿Por qué permitió el juez que se desguazaran? Igual se hizo con los objetos personales de las víctimas. ¿Estaba todo claro? Yo sigo pidiendo que alguien me aclare con pruebas lo que yo sigo viendo turbio. ¿Tampoco es posible esto?

Las pruebas que sirvieron de punto de arranque para la investigación de los hechos, ¿son realmente pruebas procesales sólidas para aclarar la trama?

La ocultación de los resultados analíticos de los explosivos, ¿es también habitual en las investigaciones de los atentados terroristas, sean del signo que sean?

¿También es normal que sea el tribunal que juzga los hechos del sumario instruido el que tenga que pedir el análisis de los explosivos, o es más propio hacerlo en la fase de instrucción?

¿Es más fácil inventar una teoría de la "contaminación" de las muestras lavadas que el aceptar los resultados analíticos de dichas muestras?

¿Alguien es capaz de explicarme cómo se puede premiar a los responsables de la trama de los confidentes policiales, en lugar de apartarlos del servicio por incompetencia o enjuiciarlos por falsificación de pruebas?

Éstas y otras preguntas son las que nos seguimos haciendo las víctimas del atentado. Si alguien de los responsables de nuestra seguridad y de la defensa de los derechos humanos me puede responder y aclarar alguna de ellas, le estaría sumamente agradecido, pues hasta ahora no lo ha hecho nadie. Después, seguiría formulándole algunas preguntas más, que no me dejan vivir desde que me arrebataron a mi hijo aquel aciago 11 de marzo.

Gracias anticipadas por la respuesta.
Gabriel Moris Noguera Octubre de 2007

El TC, al borde del bloqueo
Editorial ABC 26 Octubre 2007

EL hecho de que el Gobierno, en una decisión inédita, haya decidido recusar a dos magistrados del TC aduciendo su contaminación para resolver el recurso contra la prórroga del mandato de su presidenta, no justifica que el PP se disponga a devolverle la pelota apartando a otros tres magistrados del «bloque progresista» del Alto Tribunal. Siendo jurídicamente más que discutibles los argumentos del Gobierno para justificar una recusación de dos magistrados conservadores -sólo hay una explicación posible, la lucha por el control de las mayorías en el Tribunal-, también lo es que el Partido Popular responda a la maniobra del Gobierno con un movimiento reactivo que, en esencia, le mueve a emplear las mismas armas que el partido de Rajoy critica del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero. Sentada esta premisa y por discutibles que sean los argumentos, lo cierto es que el PP aduce su legítimo derecho a defenderse de la agresión institucional en que el Gobierno socialista está convirtiendo cada uno de sus movimientos para no perder el control de las mayorías en el Tribunal. Y todo, con el único objetivo de que el PSOE se evite sentencias adversas contra algunas de sus «leyes estrella» de la legislatura o contra el Estatuto catalán, por ejemplo.

Con su decisión, el PP -cuyos sólidos argumentos de fondo dejaban hasta ayer en evidencia al Gobierno- se pone a la altura del Ejecutivo socialista con un movimiento precipitado en el que algunas de sus razones sucumben al impulso reactivo. No puede decirse que la medida se hiciera pública de la manera más acertada, teniendo en cuenta que el PP cuenta con dirigentes más autorizados en materia jurídica que el portavoz del Grupo Parlamentario en el Congreso, Eduardo Zaplana, quien acostumbra a practicar políticas de hechos consumados que generan una notable irritación en el partido. Además, resulta llamativo que el PP anuncie una medida tan drástica y de tan graves consecuencias, que sitúan al TC al borde del bloqueo, sin concretar los fundamentos, más aún si se tienen en cuenta las críticas que los populares hicieron a las dos recusaciones promovidas por el Gobierno la pasada semana. En todo caso, este nuevo episodio de recusaciones en el TC es resultado de la situación crítica que ha provocado la injerencia inaceptable del Gobierno en su funcionamiento interno, con una reforma legal ad hominem, pensada para prorrogar el mandato de la actual presidenta y preservar su voto de calidad en caso de empate entre los bloques «conservador» y «progresista».

Si el Gobierno rompe las más elementales convenciones del principio de división de poderes y convierte el terreno de juego en un campo embarrado, todo se ensucia. Ahora, la recusación de tres magistrados progresistas supondría un paso más, no el primero, en una escalada de tensión que tiene un origen muy concreto, la interferencia del Gobierno en el TC, sin la cual nada de esto estaría sucediendo. No es una buena noticia que el PP recuse a otros tres jueces del TC y lo deseable habría sido que no se produjera, aunque es Rodríguez Zapatero el que ha repartido estas cartas y los populares, entre quedarse fuera o jugar con ellas, han optado por esto último. Ahora ya se sabrá, al menos, si estas recusaciones -tanto las del Gobierno como las del PP- se han presentado de forma extemporánea y, sobre todo, si tienen fundamento, porque los criterios para resolver estas dudas habrán de ser comunes a todas las recusaciones. Este es el propósito real de la iniciativa del PP, que aprovecha la irresponsabilidad del Gobierno de haber abierto un debate sobre la imparcialidad de los dos magistrados «conservadores» recusados, sin reparar en que el mismo rasero podía ser aplicado a los del bloque «progresista» y dar lugar a un bloqueo del TC para resolver este concreto recurso si finalmente no pudiera constituirse por carecer de quórum suficiente.

La responsabilidad política del Gobierno socialista en esta grave crisis del TC es incuestionable. El temor del Ejecutivo a que sus leyes más importantes sean revocadas le ha llevado a perder los nervios y utilizar temerariamente instrumentos legales, como la recusación, que están reservados para supuestos muy tasados. Por eso, resulta cuestionable que el PP responda con la misma moneda.

Izquierda liberal
La teoría del shock
Antonio Robles Libertad Digital 26 Octubre 2007

Naomi Klein, la autora del célebre No Logo, acaba de publicar un nuevo libro: La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre. Es una obra sumamente inquietante que confirma a Klein como una de las puntas de lanza del pensamiento crítico de éste nuestro incipiente milenio. Con grandes dosis de sentido común y lucidez, la autora cuestiona determinados aspectos del sistema social-económico-cultural-político actual.

Analiza con todo detalle algo que podríamos situar a medio camino entre el mecanismo psicológico y la estrategia política. Y, una vez descrito, lo utiliza como clave que le permite interpretar de manera novedosa algunos acontecimientos del devenir actual. Los resultados son sorprendentes.

Es la doctrina del shock. Es simple: las situaciones de de shock son enormemente fecundas si uno sabe aprovecharse de ellas, porque son momentos de desorientación, de vacilación, de vacío interior que pueden utilizarse para provocar un cambio radical. Un cambio que, en circunstancias normales, no sería posible. El shock pude ser una catástrofe económica, un desastre natural, una acción terrorista o una guerra. El libro describe uno de los efectos más asombrosos de estas etapas de crisis total: causan desorientación, ablandan a sociedades enteras, las dislocan de tal manera que, en su aturdimiento, están en condiciones de asumir cirugías radicales, "terapias de choque económico". Las grandes crisis pueden ser extraordinariamente útiles. Constituyen una oportunidad irrepetible para imponer medidas extremas.

La idea no es nueva. El viejo economista Milton Friedman se refería a ella en su conocido Capitalismo y Libertad: "Sólo una crisis produce un auténtico cambio. En el momento en que sucede la crisis, las acciones que se emprenden dependen de las ideas que existen por ahí". El mejor momento para imponer medidas económicas que representen un cambio radical es la fase de shock. Nada de pequeñas reformas, hay que esperar la crisis y entonces, aprovechando el desastre, innovarlo todo de golpe.

Interesante, muy interesante. Friedman se refería al mecanismo como una estrategia de poder para implantar el libre mercado. Klein toma la hipótesis y la extrapola a otros ámbitos de la realidad no tan directamente dependientes de la economía: el golpe de Pinochet en Chile, los atentados del 11-S, la guerra de Irak, el huracán Katrina en New Orleáns, los tsunamis del sudeste asiático... También funciona a nivel individual: los electroshocks se utilizan en psiquiatría –afortunadamente cada vez menos– para provocar cambios radicales en la mente enferma. Con intención menos noble, se utiliza una técnica semejante para quebrantar la resistencia de los prisioneros políticos. De la misma manera que los economistas aprovechaban los traumas colectivos (guerras, desastres...) para modificar la estructura social, los torturadores (ella cita exclusivamente Abu Ghraib y Guantánamo; digo yo que deberíamos añadir el Gulag soviético o los campos de concentración nazis, como poco) se sirven del choque psicológico, del trauma particular, para conseguir sus objetivos.

Las crisis, pues, pueden ser fortuitas o provocadas. Klein analiza sagazmente como los "malos", los defensores del capitalismo más salvaje, se sirven sin escrúpulos de estas situaciones para conseguir sus objetivos políticos y económicos. Es como una pequeña luz que te permite adivinar una cierta lógica en algunos de los acontecimientos recientes aparentemente más incomprensibles. Pero uno no puede dejar de pensar que, probablemente, Naomi Klein se queda algo corta. Ciertamente sus adversarios políticos utilizan el mecanismo, pero ¿sólo ellos?

Más que una estrategia exclusiva de los gurús del pensamiento único del libre mercado, parece propia de todos aquellos que persiguen sus intereses políticos hasta el punto de hacerlos prevalecer sobre la dignidad humana. Ojalá la administración Bush fuera la única capaz de justificar la utilización de procedimientos no estrictamente democráticos en función de la nobleza de sus objetivos.

Quizás, sin proponérselo, Klein nos esté dando claves para comprender la obsesión de la administración catalana por hacer desaparecer el castellano de todo el proceso educativo. Ni en el patio, ni en las aulas, ni en los textos, ni en las reuniones privadas de tutoría, ni en los momentos de confidencia. Nunca. Ni una palabra en su lengua materna. Mente loca sería aquella que suponga en tal acción propensión al sadismo o a la venganza; igual forma parte de una estrategia fríamente calculada. Estrategia de choque encaminada a crear el vacío imprescindible para poder acabar con el ciudadano real y substituirlo por el ciudadano virtual.

Demasiadas veces, demasiada gente se ha preguntado y se pregunta desorientada: ¿cómo es posible que esté pasando esto en Cataluña y nadie haga nada? Quizás nosotros hayamos pasado por ese momento de desorientación, de vacilación, de fuerza moral quebrada para oponerse a unas medidas nacionalistas envalentonadas a causa de 40 años de franquismo que lo justificaban todo, si en el todo entraba aquello que había sido objeto de persecución. Posiblemente, estemos asistiendo ahora mismo a la continuación de ese momento de desorientación, de vacilación, de vacío interior que puede utilizarse para provocar un cambio radical, cada vez que sentimos ansiosos decir a los nacionalistas: "Ahora o Nunca". Y puede que tengan razón: adolescentes sin escrúpulos como Zapatero no llegan a la presidencia de España todos los días.

Mientras tanto, el sopapo del shock identitario,parece servir también para mantener a la ciudadanía aturdida y sumisa, abandonada en cualquier andén de cualquier tren de cercanías.
antoniorobles1789@hotmail.com

Sectarismo zapateril
El mundo de Z
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 26 Octubre 2007

Sabemos que Z se ha empeñado en decirle que sí a todo el mundo. Se ha empeñado en varios de los sentidos del término, incluido el de endeudarse. Quizá no pueda conducirse de otra manera. Limitación que tomaríamos como rasgo de una bonhomía pusilánime si no fuera porque, para él, "todo el mundo" excluye a medio mundo. El PP está excluido de su cosmovisión de un modo muy particular; no es algo simplemente ausente: es lo que define los límites de su universo mental. Allí donde empieza el PP, acaba la realidad.

En la brutal e infantil epistemología zapaterina, "PP" no es un partido. Es importante comprender esto. Debido a una espeluznante mezcla de inconsciencia, ignorancia y arrogancia, el hombre que nos gobierna ha metido las cosas más variopintas dentro de una cajita mental que lleva le etiqueta "PP". Si nos fuera dado abrir esa cajita y echar un vistazo a su contenido, hallaríamos una asombrosa superposición de nociones, naciones, personajes, conceptos, categorías y palabras sueltas. Allí cabe la guerra, la contaminación, Israel, Franco, los Estados Unidos y su bandera. Y también la bandera de España, temible instancia que sabe discutida, cree discutible y considera altamente sospechosa.

En un cosmos tan perfectamente definido –por gratuita que resulte la definición y por cochambroso que resulte el cosmos–, el gobernante sólo puede comportarse como jefe de una secta. El resto va de suyo, desde la imposición por ley de aquello que el pueblo debe recordar (Ley de Memoria...) hasta el establecimiento de lo que es o no es objetivo (...Histórica). Llegados a este punto entendemos los retorcidos mecanismos por los que el petulante demiurgo deviene principio activo de la realidad y se siente obligado a pastorear en vez de gobernar. Verbigracia, a redactar por sí el preámbulo de la ley más dañina que ha conocido nuestra democracia, a marcar su sentido, a orientar para siempre su interpretación.

Para siempre, sí, pues en el caso de que el delirante cajón de sastre que Z denomina "PP" ganara las elecciones, el tiempo se acabaría, sería el fin del mundo. Z es un innovador en materia de sectarismo. Ha ampliado los límites de la política hasta lograr que nada escape a ella. El concepto de la política –o de lo político– que mueve a esta medianía, es conocido. Suple el pensamiento con lemas de parvulario, vídeos ramplones, esdrújulas inventadas. Pero esto no es lo peor.

Lo peor es que la omnipresencia de la política le hace impermeable a la verdad: "No es la verdad la que os hará libres, es la libertad la que os hará verdaderos". Cuando Vidal-Quadras recordó recientemente esta afirmación de Z (añadiendo que olía a azufre) vislumbré un abismo totalitario. El triunfo del PSOE, en abstracto, es una respetable posibilidad democrática; el triunfo de Z es otra cosa.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Memoria histórica
Una ley crispante y a-constitucional
Agapito Maestre Libertad Digital 26 Octubre 2007

Desconozco cómo saldrá del Congreso la perversa Ley de la Memoria Histórica, pero nadie cuestionará los enfrentamientos personales, las rupturas institucionales y, en fin, las brechas abiertas sobre el tejido social y moral de nuestra sociedad causadas durante su tramitación parlamentaria. Esa violencia se extiende no sólo sobre la sociedad en general sino también sobre determinadas leyes anteriores, y muy especialmente contra la Constitución de 1978, que estaban dirigidas a reparar material y moralmente a las víctimas de lo estragos pasados.

Fuera de las Cortes nadie podrá negar que esta iniciativa legislativa del Gobierno sólo ha generado crispación y malestar en millones de ciudadanos, incluidos millones de votantes del PSOE. Por ejemplo, los debates generados en el espacio público por este proyecto de ley están siempre en el límite de la política, y casi siempre al margen de la posibilidad de construir consensos, cuando no muestran la verdadera faz de quienes defienden este engendro de ley como ha sido el caso de quienes abandonaron un plató de televisión para estigmatizar los argumentos de Nacho Villa contra la viabilidad de la futura norma. No se trata de debates agrios con argumentos afilados, sino de descalificar sin ningún tipo de razonamiento a quienes consideran que esta ley sólo crea crispación y malestar. El comportamiento sectario de esa gente en una televisión pública así lo demuestra.

Pero si esta ley es absolutamente innecesaria desde el punto de vista político, es decir, desde la posibilidad de crear consensos en una sociedad democrática basada en el conflicto, aún lo es más desde la perspectiva constitucional. No es menester ser jurista, ni siquiera especialista en nuestra Constitución, para saber que este proyecto de ley atenta en su exposición de motivos contra nuestra norma fundamental. En efecto, quien haya redactado la motivación de esa ley, sin duda alguna, cae en el siguiente dilema: o no tiene ni idea de lo que dice la Constitución o es un perverso que pretende sustituirla. El siguiente párrafo del proyecto de Ley es contundente contra la Constitución: "La Ley incluye una disposición derogatoria que, de forma expresa, priva de vigencia jurídica a aquellas normas dictadas bajo la Dictadura manifiestamente represoras y contrarias a los derechos fundamentales con el doble objetivo de proclamar su formal expulsión del ordenamiento jurídico e impedir su invocación por cualquiera autoridad administrativa y judicial".

He ahí, sin ningún tipo de adorno y matiz, una forma de considerar que la Constitución española no debe de tener por sí misma fuerza para derogar cualquier norma contraria a ella y muy particularmente, como me advierte el amigo García Nuño, el punto tercero de la Disposición Derogatoria única de nuestra Carta Magna que dice: "Asimismo quedan derogadas cuantas disposiciones se opongan a lo establecido en esta Constitución." Así pues, la Ley de la Memoria Histórica no sólo cuestiona la Constitución sino que quiere suplantarla sin ningún tipo de rubor.

Educación para la Ciudadanía
Ideologías y conciencia
Fernando López Luengos Libertad Digital 26 Octubre 2007

Uno de los indicios más significativos de la inmadurez de la democracia española es la utilización del sistema educativo como instrumento para hacer política. De esa inmadurez, desgraciadamente, tampoco se libran algunos de nuestros políticos castellano-manchegos. Hace pocos años, en nuestra región se decidió poner los exámenes extraordinarios de septiembre en el mes de junio sólo por una razón: para llevar la contraria al Gobierno central. Por ese mismo motivo, años después, en la Consejería de Educación se daba la siguiente orden interna: toda referencia a normas o criterios del anterior grupo político debían ser suprimidas. ¿Dónde estaba entonces la conciencia de esos políticos?

El borrador del nuevo currículo de la asignatura de Filosofía de bachillerato muestra una vez más el uso ideológico del sistema educativo. Se suprime, por ejemplo, la Metafísica para meter en su lugar proclamas sobre el concepto socialista de ciudadanía. Durante años, los profesores de Filosofía nos hemos esforzado en enseñar a los alumnos la actitud crítica y el pensamiento. Pero ahora se nos intenta obligar a colaborar con una ideología. Como ya ocurriera en el siglo V a. de C., se vuelve a matar a Sócrates (el incansable buscador de la Verdad) en nombre de la Democracia. ¿Dónde está la conciencia de los profesores de Filosofía?

La nueva reforma educativa (LOE) no sólo no soluciona las graves deficiencias de nuestro sistema sino que se empeña en aumentarlas. Pero cuando la maquinaria ideológica se entromete violentamente en la estructura y el currículo de las materias entonces el mismo sistema democrático está herido de muerte. Esto es, cabalmente, lo que está sucediendo con la asignatura Educación para la Ciudadanía. Quien a estas alturas piense que el temario de EpC se centra en la Constitución es que no se ha leído los decretos de enseñanzas mínimas o es un cínico.

La Constitución es tratada sólo marginalmente, y en su desarrollo se evitan todos los temas que resultan molestos al Gobierno: no se hace ninguna mención de la unidad de España, ni de la bandera, ni del español como lengua oficial. Ni siquiera se hace mención de la Monarquía Parlamentaria. Pero de lo que sí se trata a fondo es de la identidad del alumno, de su educación afectivo-emocional, de la construcción de su conciencia moral...

Siento vergüenza ajena por aquellos que renuncian a su conciencia por servir las estrategias políticas, por servir a un proyecto de imposición ideológica. Siento vergüenza ajena por aquellos que defienden una asignatura con la pueril excusa de arremeter contra la "intromisión" de los obispos. Siento vergüenza ajena, finalmente, por aquellos que, diciéndose creyentes en la Verdad y el Bien, encuentran mil razones para no tener que implicarse. Ya está bien de servir al sueldo a costa de cualquier cosa. Se hace necesario desafiar a las autoridades para ofrecer a sus entumecidas conciencias siquiera un poco de luz: ningún bienestar económico ni profesional puede asfixiar la conciencia: ni la nuestra, ni la suya. Y esto es lo que proclamamos a gritos los padres de los 3.289 alumnos que hemos presentado la declaración de objeción de conciencia frente a la asignatura en la provincia de Toledo.

Fernando López Luengos es Doctor en Filosofía y vicepresidente de la Asociación de Profesores Educación y Persona

Pobre Javier Solana
RAFAEL l. BARDAJÍ ABC 26 Octubre 2007

Tantas veces se han reunido Javier Solana y el negociador nuclear iraní, Ali Lariyani, que es imposible recordarlas todas. Ambos tenían mucho interés en verse pues los dos querían lo mismo: comprar tiempo. Solana para convencer al mundo de que el diálogo con el Irán de los ayatolas daría sus frutos; Lariyani, para que Teherán prosiguiera su programa nuclear sin apenas molestias. La última cita, el pasado martes, no pudo ser más patética: un voluntarioso negociador de la Unión Europea frente a un cesado iraní, sin arte ni parte ya de las decisiones sobre su programa nuclear.

Solana se ha quedado solo y sus continuos esfuerzos por convencernos de la buena disposición negociadora iraní han saltado por los aires tras conocerse el cese de Lariyani y, sobre todo, el nombre de su sucesor, Said Jalili. Si las conversaciones debían dar algún fruto, no podía ser más venenoso que éste, un recambio que consolida la posición de los más intransigentes del régimen de Teherán.

Ahmadineyad ha salido reforzado y eso es algo que no debiéramos olvidar cuando la tentación diplomática por nuevas conversaciones llame de nuevo a nuestras puertas. Jalili no es un radical cualquiera. Al igual que el actual presidente iraní, es miembro de la secta Hojatieh, inspirada por el clérigo ultrarradical Mesbah Yazdi y cuya creencia básica estriba en lograr acelerar la venida del nuevo mesías a través del caos y una crisis de enormes proporciones.
La caída del perpetuo interlocutor de Javier Solana y su reemplazo por Jalili pone de relieve que el diálogo con Teherán no ha logrado moderar sus posturas, todo lo contrario. Es la línea no sólo dura sino apocalíptica la que ha salido triunfadora. Con todo, estoy seguro, de que solana tardará muy poco en afirmar que con Jalili hay promesas para llegar a un acuerdo razonable. Sólo será necesario más tiempo, más reuniones y nuevas ofertas de nuestra parte. Dada la experiencia, dejar que Solana juegue con nuestro tiempo empieza a ser una irresponsabilidad.

Rajoy con ataque de primo y Z en la gravilla del AVE
Antonio Pérez Henares  Periodista Digital 26 Octubre 2007

El primo de Rajoy y los trasfugas han limitado los daños del PSOE en una semana penosa.

Rajoy , que lo tenía a huevo con el Gurú-Gore, el video estafa que ha pagado la Narbona y la utilización de la ecología para el lucro, el poder o la rehabilitación de dañadas imágenes (¡vaya apóstoles que se ha echado el telepredicador americano! ¿De que van a dar algunos de esos una conferencia: de las aventuras de Jesulín, de la arruga bella o de plagios literarios?), se equivocó de registro, de frase y de pedal. Tenía toda una baraja de criticas razonables y sensatas y eligió la única improcedente: frivolizar el problema. Porque el problema es grave y existe. Lo rechazable son sus muy interesados y apocalípticos profetas, esos sumos sacerdotes y oráculos de la catástrofe que claman por las esquinas las diez plagas de Egipto, los cien cataclismos universales y de postre un diluvio.

El otro oxígeno ha sido la covachuela de trasfugas parlamentarios con cuyos votos ha logrado el PSOE aprobar los presupuestos. Ha sido fácil. Han contado con un maestro, con el espejo predilecto en el que tales especimenes se miran y al que, por sus reditos, admiran: Diego Lopez Garrido, topo del PSOE en Izquierda Unida, de cuyas filas huyo con el escaño como botín y que ha obtenido como premio a los servicios prestados el de vocero de su nueva y muy poderosa bancada. ¿Se fijan los escasisimos que son en política los que se dejan al grande por el chico, al poder por la oposición, al cargo por la ética?. La conculcación de los principios carece de importancia cuando hay pastel que repartir, pero si no existe el dulce premio del sillón cualquier diferencia de matiz se convierte en imposible de soportar para su delicada piel.

El primo ha sido el clavo mediático y el trasfuga Calomarde el salvavidas parlamentario para flotar en medio de la marejada. Pero ni la orquesta de papel ni la filarmónica televisada está pudiendo apagar el ruido de la tormenta. El trueno, el rayo que no cesa y el pedrisco que no escampa se llama AVE, se llama Fomento, se llama Cataluña y se llama Magdalena Álvarez, alias Maleni.

La señora de la ineficacia, el tumulto y la mala leche lleva siendo el ojo de los huracanes desde hace muchos meses. De hecho ya son pocos quienes dudan de que es ella misma quien los crea. Y en eso están de acuerdo en Barcelona y en Madrid, Carod y Aguirre, Más y Chaves y por supuesto Montilla, el más enfadado de todos porque encima es el único que no puede decirlo.

El proceso de los desastres catalanes tiene ya una pauta consolidada de la que pueden orgullosamente reclamar derechos de autor: Buscar desesperadamente a quien se le puede echar la culpa. De lo del Carmel, de lo del Prat , de lo del apagón, de lo del AVE . El gobierno catalán al gobierno de Madrid , la ministra a una empresa y la “División Z” a los malignos tiempos pasados del PP.

Pero es su afán por evitar las responsabilidades- “no piensen en mi”, claman- es lo que les señala a todos como “elefante” de la culpa. A esa Generalitat tan diligentes en extirpar el castellano desde los recreos hasta Franfurt pero tan negligentes en ocuparse de obras, socavones, cables,vias y tuneles y de todas esas cosas de comer y de vivir del común de los ciudadanos. A esa ministra que confunde gestión con gritos porque ambos empiezan por G y a ese Gobierno central a quien se le ve cada dia el plumero electoral. Centenares de miles de personas tienen que madrugar horas, perder nervios y retrasar trabajos porque Zapatero no tenga que esperar para filmar su anuncio con la tijerita de inaugurar. Y por mucho campaneo, a la gente le pesa más el quedarse hoy de nuevo sin tren, que las profecías de Al Gore, a 200.000 euros la pieza, para mañana.

Dice un buen amigo, que analiza con rigor y equilibrio a pesar de llevar varios decenios en política, que ganara las elecciones quien menos errores cometa en este sprint largísimo y agotador , en el que van ya todos a l limite y cualquiera puede acabar como Hamilton varado en tierra o con el motor gripado por apretar el botón que no debía.

Esta semana Rajoy se ha equivocado de botón pero es Z quien tiene el coche en la gravilla del AVE.

Recordemos que los nuevos mártires por la fe fueron inmolados por agentes del PSOE y del PCE
MinutoDigital  26 Octubre 2007

Este fin de semana serán beatificados cerca de quinientos mártires españoles del siglo XX, víctimas de la persecución religiosa del Frente Popular. Más de treinta mil peregrinos han confirmado su viaje a Roma desde todas las regiones de España, para asistir a este acontecimiento.

La Iglesia en España ha puesto exquisito cuidado en no recordar la ideología de los responsables del genocidio, ni apuntar a que tanto PSOE, PCE y ERC, eran las siglas bajo cuyo amparo se cometieron las torturas y asesinatos. La Iglesia ha querido fijar su atención en el testimonio generoso de la fe de los mártires y el perdón que ofrecieron a quienes les persiguieron con brutal saña. Se trata de recordar con ánimo de reconciliación.

Todo un contraste con el ansia de revancha y el odio que destila la Ley de memoria histórica que han instigado precisamente las mismas siglas responsables de la persecución religiosa y el asesinato de miles de personas, que ahora quieren hacer pasar por luchadores por la libertad y la democracia a conspicuos totalitarios y asesinos inmisericordes. Asesinos como Santiago Carrillo, aún impune por sus responsabilidades en la mayor matanza de la guerra civil, al que de habérsele aplicado la legislación empleada en los juicios de Nuremberg para perseguir el genocidio nazi y sus crímenes de guerra y contra la humanidad, debería haber acabado sus días colgado de una soga, pero que después de dedicar 2/3 de su vida a servir a Stalin se atreve a dar lecciones de democracia.

Nosotros no podemos olvidar las causas y los responsables de aquel genocidio. No hubo luchadores por la libertad y la democracia en el bando republicano, sino revolucionarios marxistas, que querían implantar en España una dictadura del proletariado a imagen y semejanza de la Unión Soviética.

Por ello, al igual que en la Rusia de Stalin, donde más de cien mil sacerdotes ortodoxos fueron asesinados, en la España de la II República la religión fue perseguida y los religiosos asesinados por los mismos motivos y con los mismos fines que en la Rusia comunista.

Un callejón sin salida en el TC
NIEVES COLLI ABC 26 Octubre 2007

MADRID. Las nuevas recusaciones contra tres magistrados adscritos al llamado bloque «progresista» -Pascual Sala, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps- colocan al Tribunal Constitucional en una situación aún más compleja de la que ya atraviesa y, según la opinión de algunos juristas, podrían llegar a bloquearlo.

En medios del propio Constitucional se señala que la decisión de los populares no hace sino «empeorar las cosas», por cuanto la impresión es que la institución se ha convertido en el arma arrojadiza que unos (el Gobierno) y otros (el principal partido de la oposición) utilizan en la batalla que tiene como trasfondo tanto el Estatuto de Cataluña como la política en materia de Justicia, donde el PP acaba de romper toda posibilidad de acuerdo con los socialistas. La imagen del máximo intérprete de la Constitución es, apuntan, la que se lleva la peor parte, con la consiguiente pérdida de confianza de los ciudadanos.

Efecto negativo
El desencuentro que desde el primer minuto de esta legislatura han vivido el Ejecutivo de Zapatero y el PP en el área de Justicia culmina ahora, a cuatro meses de las elecciones generales, con el bloqueo de las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (en funciones desde el 7 de noviembre de 2006) y el propio Tribunal Constitucional, cuatro de cuyos magistrados (María Emilia Casas, Vicente Conde, Guillermo Jiménez y Jorge Rodríguez-Zapata) deberían salir del TC en diciembre y el Senado nombrar a sus relevos.

Al margen de la lectura política, en el TC molestan las consecuencias que estas nuevas recusaciones provocan en el funcionamiento del Tribunal, embarcado en resolver un recurso -el del PP contra la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC)- que se ha convertido en un «culebrón» con un final poco claro y que tiene completamente colapsado al Pleno.

Si la recusación que el Gobierno presentó contra Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez-Zapata causará un grave retraso en los numerosos y delicados asuntos que el Pleno tiene pendientes de resolver (entre ellos los planteados contra la ley de matrimonios homosexuales, la de violencia doméstica o el Estatuto catalán), el contraataque del PP no ha hecho sino poner las cosas aún más difíciles.

De hecho, el Tribunal ha dado prioridad al recurso contra la LOTC (aunque es el último que se presentó) por cuanto es la ley que regula su funcionamiento y de su aplicación depende la composición del Pleno en otros procedimientos. Así, mientras el Pleno no logre salir del atolladero y pronunciarse sobre el encaje constitucional de esta ley -en los aspectos recurridos, que se refieren a la «enmienda Casas» y a la intervención de las Comunidades Autónomas en la elección de los magistrados que corresponde nombrar al Senado,- no podrá avanzar en otros asuntos.

El tercer escollo, pero no por ello menos importante, al que tendrá que enfrentarse el TC con estas tres recusaciones es de índole puramente jurídico y se refiere al procedimiento que deberá emplear para resolverlas.

Cuestiones técnicas
El Pleno se enfrenta a una situación sobre la que no hay ni precedentes ni doctrina, por cuanto podría quedarse sin el quórum legalmente necesario para tomar decisiones. Ni siquiera sirven como precedente las recusaciones en cascada que también se sucedieron cuando el Tribunal debía decidir sobre la admisión o inadmisión a trámite del recurso del Partido Popular contra el Estatuto de Cataluña. En aquella ocasión fueron cuatro los magistrados recusados y el quórum del Pleno nunca estuvo en peligro.

Una de las primeras cuestiones que deberán decidir es el orden en el que se resuelven las recusaciones (hay tesis partidarias de hacerlo cronológicamente, aunque no se procedió así en las cuatro recusaciones del Estatuto); otra, los magistrados que podrán intervenir en la decisión (de hecho, cuando el PP presente hoy las tres recusaciones, el Tribunal aún no se habrá reunido para decidir si debe o no admitir a trámite las que presentó el Gobierno contra García-Clavo y Rodríguez-Zapata).
Respecto a este segundo aspecto, hay voces que incluso defienden que en el Pleno que resuelva las cinco recusaciones entren la presidenta y el vicepresidente, pese a que su abstención ya ha sido aceptada. El argumento es que la recusación da lugar a un procedimiento independiente del principal (el encaje constitucional de la ley), en el que no pueden participar María Emilia Casas y Guillermo Jiménez.

También hay quien cree que ante la imposibilidad de resolver las recusaciones, el Pleno debe decidir directamente sobre el recurso contra la ley; y quien sostiene que todo deberá esperar a que se proceda a la renovación del Tribunal Constitucional.

ESCENARIO Y OBJETO DE BATALLA POLÍTICA
El Tribunal Constitucional, juez y parte
* Gobierno y PP luchan abiertamente por desequilibrar las tendencias en el seno del órgano
* La disputa ha llegado hasta una ley que reforma la propia institución judicial
DAVID SANZ EZQUERRO El Mundo 26 Octubre 2007

MADRID.- Paradójicamente, la máxima de que "no se puede ser juez y parte" no se aplica en la más alta institución judicial del Estado. El Tribunal Constitucional (TC), uno de los principales campos de batalla entre el Gobierno y la oposición esta legislatura, se ha convertido ahora en el objeto mismo de la contienda.

Mientras la institución tiene pendientes de resolver los recursos planteados por el PP contra importantes leyes, el Gobierno ha sacado adelante una reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) que también ha sido apelada por el PP. Así, el propio Tribunal Constitucional se ve obligado a dirimir la constitucionalidad de su propia reforma.

El Tribunal Constitucional está integrado por 12 miembros, que deben ser juristas de reconocida competencia con más de 15 años de ejercicio profesional. De ellos, ocho son elegidos a propuesta del Parlamento (cuatro por el Congreso y cuatro por el Senado), por mayoría cualificada de tres quintos en cada Cámara. El Gobierno tiene la competencia de elegir a dos miembros y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a los dos restantes. El matiz político toca así a la institución desde su propia naturaleza.

Como magistrados que son, se les presupone su independencia, pero en la práctica la dirección de su voto en las deliberaciones se suele corresponder con la orientación política a quien deben su nombramiento. Actualmente, el Pleno está formado por seis miembros de tendencia progresista (María Emilia Casas —presidenta—, Pascual Sala Sánchez, Eugeni Gay Montalvo, Elisa Pérez Vera, Manuel Aragón Reyes y Pablo Pérez Tremps) y seis de tendencia conservadora (Guillermo Jiménez Sánchez —vicepresidente—, Javier Delgado Barrio, Roberto García-Calvo, Jorge Rodríguez Zapata, Ramón Rodríguez Arribas y Vicente Conde Martín).

El cargo en el Tribunal Constitucional es por nueve años, sin posibilidad de reelección inmediata, salvo si se ha ocupado el puesto un periodo menor a tres años. La renovación de miembros se produce por fases para garantizar la continuidad en las actuaciones de la institución. De este modo, cada tres años se renuevan cuatro magistrados. El próximo relevo se producirá en diciembre de 2007 y afectará a los cuatro miembros elegidos por el Senado (María Emilia Casas, Guillermo Jiménez Sánchez, Jorge Rodríguez Zapata y Vicente Conde Martín).

El magistrado que ostenta el cargo de presidente, elegido por el propio Tribunal para un mandato de tres años, tiene voto de calidad para resolver las votaciones que resultan en empate. El mandato de la actual presidenta, María Emilia Casas, concluía en junio, pero la reciente reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, que entró en vigor el pasado 26 de mayo, contempla la extensión de ese mandato hasta su salida del Constitucional, una práctica que hasta ahora, sin ser norma, se aplicaba por costumbre.

La última batalla
La citada reforma de la LOTC está siendo objeto de la última batalla política entre el Gobierno y la oposición en el escenario judicial. El PP ha recurrido ante el propio Constitucional esa norma. En concreto, los artículos que hacen referencia a la prórroga del mandato de la presidenta (conocida como 'enmienda Casas') y otro que modifica los criterios para la elección de los cuatro magistrados que le corresponden al Senado. Del actual cuarteto que proviene de la Cámara Alta, tres son afines al sector conservador y una al progresista. Y precisamente son estos cuatro puestos los que se renuevan el próximo mes de diciembre.

De salir adelante el recurso del PP a la LOTC, el llamado sector progresista en el alto tribunal dejaría de contar con el voto de calidad de Casas y, en caso de empate, dicho voto doble podría ser emitido por el magistrado, Vicente Conde, afín al sector conservador, que asumiría en principio la Presidencia del órgano por ser el magistrado más antiguo. La configuración de fuerzas en el TC es más esencial que nunca en este momento, cuando están pendientes la resolución de otros recursos promovidos por el PP contra leyes como el Estatuto de Cataluña, la Ley de Igualdad o la Ley del matrimonio homosexual.

Tanto el Gobierno como el PP se están empleando a fondo en esta batalla. Hace meses, los 'populares' consiguieron apartar de las deliberaciones sobre su recurso al Estatuto de Cataluña al magistrado Pablo Pérez Tremps, aupado hasta el Constitucional por el Gobierno del PSOE en junio de 2004, cuando se produjo la última renovación en el Tribunal.

Más recientemente, el PP se anotó un punto después de que el Pleno del Tribunal aceptara la abstención de María Emilia Casas y Guillermo Jiménez Sánchez en las deliberaciones del recurso a la LOTC. Esto provocó que por primera vez en la historia un Ejecutivo promoviera la recusación de dos magistrados, que aún no está resuelta. El último acto ha sido la respuesta del PP a este movimiento al anunciar que solicitarán en el mismo caso la recusación de otros tres magistrados.

Si finalmente se aceptan las impugnaciones tanto del Gobierno como del PP, tan sólo cinco miembros quedarían habilitados para decidir el recurso a la LOTC, lo que supondría el bloqueo total por falta de quórum, al quedar presentes para debatir menos de la mitad de los 12 magistrados que componen el Pleno.

Justicia
El PP recusa a tres jueces del Constitucional
Efe - Madrid.- La Razón 26 Octubre 2007

El PP ha presentado esta mañana en el registro del Tribunal Constitucional un escrito de recusación de tres magistrados de este órgano, según han informado fuentes del Alto Tribunal.

La recusación pretende apartar a estos magistrados, adscritos al considerado sector progresista del Constitucional, de las deliberaciones sobre el recurso que el PP interpuso contra la Ley Orgánica de este tribunal (LOTC) que prorrogó el mandato de la presidenta María Emilia Casas.

El pasado viernes el Gobierno recusó por su parte, por falta de imparcialidad, a dos magistrados del sector conservador, Roberto García-Calvo y Jorge Rodríguez-Zapata, que el pasado mes de junio mostraron en un escrito su «más profunda discrepancia» con la reforma de la LOTC. Aunque el PP no ha explicitado los motivos de su recusación, su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, insinuó ayer que se debe a que los magistrados progresistas se pronunciaron a favor de la LOTC.

«Los motivos que se le imputan a unos tienen que servir para todos», dijo Zaplana en una rueda de prensa en el Congreso. La recusación de cinco magistrados deja al pleno del TC sin el «quórum» necesario para tomar decisiones.

"ZAPATERO NOS HA ENGAÑADO Y AHORA QUIERE ECHAR CLOROFORMO"
Rosa Díez: "UPD está achicando espacios y ahora otros se atreven a hacer lo que hasta hoy no se han atrevido"
UPD sigue transmitiendo ideas claras. Defender la Constitución, la libertad para todos, España. Rosa Díez, su portavoz, se alegra de que ahora otros partidos se apunten a estos mismos principios. "A lo mejor hemos contribuido a achicar espacios, a que otros se atrevan a hacer lo que hasta hoy no se han atrevido", dijo en LDTV. La ex militante socialista acusó a Zapatero de haber engañado a todo el mundo con el "proceso de paz" que ahora quiere tapar "con cloroformo" pero sin renunciar a él si gana las elecciones. "No hay la menor autocrítica, Zapatero está encantado con lo que ha hecho y los que nos hemos opuesto somos los desalmados".
Liberta Digital 26 Octubre 2007

No es ningún secreto que los medios cercanos al Gobierno obvian al partido de Rosa Díez. Ni menciones, ni entrevistas, ni declaraciones. La disidente socialista no existe. En opinión de la portavoz de Unión, Progreso y Democracia se debe a que "algunos medios nos tienen mucho miedo y no nos sacan". Lo dice desde su larguísima experiencia en el PSOE. Como gran conocedora de sus estrategias. "Cuando el PSOE quiere hacer que algo no le preocupa da instrucciones de que ninguneen lo que no le interesa. Intenta que no salgamos en ningún sitio, con el discurso de que estamos muy tranquilos, que sólo perjudica al PP. Claro, por eso salimos todos los días abriendo El País, CNN+, la Sexta, TVE, la SER..", ironiza Rosa Díez.

Constitución y ley electoral
Rosa Díez se mostró absolutamente de acuerdo con la propuesta "Por la concordia nacional y la reforma constitucional" elaborada por la Fundación Concordia, Foro de Ermua, DENAES, Convivencia Cívica Catalana y Fundación Papeles de Ermua que se presentará oficialmente este jueves. "Creo que es buena y rigurosa y entra en los problemas de fondo. Coincide con las propuestas que hemos lanzado en nuestro manifiesto y comparto la idea de revisar la Constitución y la ley electoral para devolver a los ciudadanos su opción de voto. También hay que revisar los techos competenciales", dijo. Y aprovechó para hacer una dura crítica al PP. "Es una lástima que hagan esta propuesta organizaciones cívicas porque para cambiar la política son necesarios los partidos políticos. Es en el Parlamento donde se cambian las leyes. Lástima que estas propuestas las tengan que hacer las asociaciones porque el PP no las hace". La referencia al PP estaba justificada en la presencia de Santiago Abascal y Vidal Quadras en esta iniciativa.

Señaló que ella hace estas mismas propuestas desde UPD, un partido político. "Creemos que tiene que haber un partido político que haga esas reformas y mejor que seamos más porque solos no podemos. El PP tampoco puede. A lo mejor hemos contribuido a achicar espacios, a que otros se atrevan a hacer lo que hasta hoy no se han atrevido", dijo después de que el PP haya ido por fin haciendo suyos estos planteamientos. "Hasta el PSOE hace guiños", dijo, destacando que se está introduciendo en el lenguaje de otros partidos cosas que escuchan decir a UPD. "Hay grandes cambios que se hacen desde estructuras viejas porque no les queda otro remedio. Introducir en el debate político reivindicaciones que son necesidades para los ciudadanos es bueno. Algunas se introducen por voluntad y otras porque no les queda mas remedio".

El "cloroformo" del Gobierno
Habló Rosa Díez de la campaña "Con Z de Zapatero". Criticó que se reivindiquen cosas que supuestamente se han hecho "con letras incorrectas", aunque destacó que se trata de una "gracieta de marketing" que al final es lo que ha llegado a la ciudadanía, que no ha reparado en que no aparece la palabra paz. "Ahora no conviene recordar que era lo que se prometía, aunque no era ese el objetivo, el objetivo era la libertad para todos que falta en Euskadi. Eso se quiere olvidar". En opinión de la ex socialista se trata de una estrategia para echar "cloroformo sobre lo que no se quiere que se recuerde y que todo se quede en el debate sobre la carcasa".

Sobre la denuncia contra Alcaraz, Rosa Díez dijo que es "como el mundo al revés, las víctimas son responsables por denunciar lo que todo el mundo sabe que ha ocurrido". "Los que apelan a la libertad de expresión no la aplican al Alcaraz, que podrá estar más o menos acertado", dijo, pero resulta incomprensible que le imputen por expresar una crítica sobre la negociación con ETA cuando "está probado que nos mintieron". "Pero no ya porque lo diga ETA, sabemos que el gobierno nos ha engañado, no ha dicho verdad", dijo.

Que el Gobierno vuelva a la negociacion con ETA si el PSOE gana las elecciones, como ha adelantado Bermejo, no sorprende a Rosa Díez. "No es que lo haya dicho el ministro de Justicia, lo ha dicho Zapatero. La única condición que se tiene que dar es la voluntad del Gobierno de hacerlo". "No hay la menor autocrítica, Zapatero está encantado con lo que ha hecho y ahora, que cree en el ama, resulta que los que no estamos de acuerdo no tenemos alma, somos unos desalmados. No deberíamos confundirnos, no deberíamos dejarnos confundir".

Díez hizo una férrea defensa de su compañero de Partido, Fernando Savater cuestionado a causa de los continuos bandazos del filósofo en cuestiones fundamentales. "A Savater España no se la trae al pairo. Lleva años con escoltas, arriesgando su vida por defender la España constitucional. Si todos los ciudadanos arriesgaran un 10 por ciento de lo que él por defender la libertad, ETA sería parte del pasado", dijo. "Pediría argumentos reales para meterse con él o conmigo", aseguró, y consideró que las palabras "España me la trae al pairo" pronunciadas por Savater en una ocasión "no tiene rango de categoría, me importa mucho eso". "UPD", añadió, "pretende hacer pedagogía democrática y terminar con este cainismo de meterse con las personas. Hay que cambar la forma de hacer política, contrargumentar, no utilizar algo que no se puede utilizar, es un insulto a las personas".

Admitió que Savater estuvo en un principio de acuerdo con la negociación con ETA. "Efectivamente le dio un aval a Zapatero, le creyó", reconoció pero, recordó "fue la primera persona que escribió contra la mesa de partidos , antes que el PP y que las víctimas, el primero fue Savater. Le dio un aval al presidente pero cuando pensó y comprobó que había traicionado su confianza fue el primero que salió y lo dijo".

Ciutadans lamenta que UPD haya decidido unilateralmente ir solo a las generales sin dar opción al acuerdo
El partido de Rosa Díez argumenta que la formación liderada por Albert Rivera nació como respuesta a una situación concreta en Cataluña y que “a día de hoy sigue respondiendo a las peculiaridades de la política catalana”
EFE Estrella Digital 26 Octubre 2007

Madrid
El presidente de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, Albert Rivera, lamentó ayer que Unión, Progreso y Democracia (UPyD) haya decidido de forma "unilateral" acudir solo a las elecciones generales y sin haber dado opción a consensuar un proyecto común. A su entender, el partido de Rosa Díez ha priorizado así su interés sobre el interés general. Entre las razones argumentadas por UPD para concurrir a las generales en solitario figura que Ciutadans nació como respuesta a una situación concreta en Cataluña y que "a día de hoy sigue siendo un partido que responde a las peculiaridades de la política catalana".

En rueda de prensa en la sede del partido en Madrid, Rivera aseguró que en la reunión que mantuvo esta mañana con UPyD no hubo desacuerdos porque no llegó a haber un debate sino que el partido que lidera Rosa Díez comunicó a Ciutadans la decisión de ir solos a las generales, algo que, según Rivera, no impidió que el encuentro transcurriera de forma "cordial".

Rivera dijo "respetar" que UPD "quiera diferenciarse de otras marcas" y "buscar su propio espacio electoral", aunque indicó que ésta no es "la forma de hacer política" que comparte Ciutadans. En su opinión, la formación de Rosa Díez ha iniciado su andadura política desde una "posición de partido", situando su interés por encima del interés general.

No obstante, el presidente de Ciutadans afirmó que mantendrá la "mano tendida" al partido de Rosa Díez de cara a futuros acuerdos al igual que con el resto de formaciones políticas con las que ve posibilidades de consenso. "Creemos en el pacto, el acuerdo y la colaboración. Creemos en sumar esfuerzos", indicó.

De esta forma, Rivera señaló que su formación pone fin a la situación de "stand by" en que se mantenía a la espera de una respuesta de UPyD y, en el próximo mes, se convocarán formalmente las primarias dentro del partido para que los militantes elijan "democráticamente" a quienes quieren que les representen en las elecciones generales y comenzar a trabajar en el programa electoral.

En este sentido, Rivera indicó de nuevo que "no es su intención" presentar su candidatura en las primarias, aunque afirmó estar dispuesto a atender las exigencias de su partido. Dicho esto, insistió en que la formación "no ha nacido para conseguir escaños" sino por "ofrecer una opción diferente a los ciudadanos", lo que llamó "una tercera vía".

Razones de UPD
Entre las razones argumentadas por UPD para concurrir a las generales en solitario figura que Ciutadans nació como respuesta a una situación concreta en Cataluña y que "a día de hoy sigue siendo un partido que responde a las peculiaridades de la política catalana".

Aclara que esta formación se constituyó como un partido "nacional y transversal" porque pensaba que "España necesitaba un nuevo partido que defendiera el Estado común" y añade que si ese papel lo hubiera desempeñado Ciutadans se habría integrado en él.

El partido de Rosa Díez recalca que su objetivo es el refrendo ciudadano de su programa "completo" por lo que no entiende las "invitaciones a negociar cesiones o intercambios de porcentajes" y, en cuanto a las listas, asegura que lo "único fundamental es encontrar las personas más adecuadas y más creíbles".

"Una coalición abigarrada en base a la negociación de listas de candidatos y programas no mejoraría la oferta, sino que la hará menos creíble como proyecto de regeneración de la democracia. Somos dos partidos diferentes", asegura el comunicado.

UPD critica además que conociera la oferta de Ciutadans para formar una coalición así como la invitación para mantener una reunión formal con ese fin a través de los medios de comunicación, y subraya que es una forma de trabajar que no comparte porque "regenerar la política significa, también, cuidar las formas de hacerla".

El partido de Rosa Díez concluye confiando en que, tras la cita electoral, sea posible definir el ámbito de colaboración entre ambos partidos, "buscando únicamente la mejor defensa de los principios y valores que cada cual representa".

ESPANTADA EN UN PROGRAMA SOBRE LA LEY DE MEMORIA
Regás, Iglesias y Delgado aplican el "cordón sanitario" a Ignacio Villa en Canal Sur
La "España serena" de la que habló Rodríguez Zapatero sigue mostrando su auténtico talante. Cuatro tertulianos pro-gubernamentales, tres de los cuales han desempeñado altos cargos en Gobiernos del PSOE –Fernando Delgado, María Antonia Iglesias y Rosa Regás– , abandonaron este miércoles un programa de Canal Sur sobre la Ley de Memoria Histórica para no seguir debatiendo con Ignacio Villa, director de los Servicios Informativos de COPE y comentarista de Libertad Digital.
Libertad Digital 26 Octubre 2007

Después de cubrir de difamaciones e injurias , no sólo a este periodista, sino a un sacerdote también discrepante con la divisionista Ley de Rodríguez Zapatero, los tertulianos abandonaron en grupo el plató, sintiéndose ofendido por un dato recordado por Ignacio Villa: que no había terroristas suicidas en los trenes del 11-M, contrariamente a lo que dijo la SER.

Un blog de referencia de la Opinión liberal-conservadora, Batiburrillo –agregado a Red Liberal– describe lo que los espectadores pudieron ver este miércoles en el programa Mejor lo hablamos, de Canal Sur.

Tres ex altos cargos del Gobierno el PSOE escenificaron una espantada bien coordinada para no tener que debatir sobre la llamada Ley de la Memoria Histórica con portavoces críticos con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y su proyecto divisionista.

La mejor prueba de que la Ley ha sido creada para dividir a los españoles fue el montaje televisivo de Fernando Delgado, ex director de Radio Nacional; María Antonia Iglesias, ex jefa de los Servicios Informativos de TVE en la época de la corrupción y la investigación del terrorismo de Estado, y Rosa Regás, ex directora de la Biblioteca Nacional nombrada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Se unió a ellos, en la espantada, la representante de la Asociación Andaluza de la Memoria Histórica, Francisca Maqueda.

La Dirección del programa escogió como representantes críticos con la Ley a un sacerdote, Jesús de las Heras, a un representante legal de la familia Franco, Joaquín Moeckel, al director de los Informativos de COPE, Ignacio Villa y la directora del programa de Telemadrid "Alto y Claro", Curry Valenzuela.

Actualmente, hay una corriente historiográfica y de opinión pública que viene alertando sobre el proyecto divisionista y sectario de Rodríguez Zapatero para la sociedad española.

Sin embargo, y a pesar de contar con eminentes portavoces de esa corriente, Canal Sur decidió incluir a un representante de los Franco junto a un sacerdote y uno de los periodistas independientes más críticos con el Gobierno de

Rodríguez Zapatero, en un mal disimulado intento de asociar a la COPE y la Iglesia con el franquismo.

Se trata de una táctica habitual en este tipo de programas para aparentar pluralismo mientras se deslizan asociaciones de criterios con una intencionalidad de exclusión política de un sector de la sociedad española.

Según Batiburrillo:
"Desde el primer momento, se palpaba una tensión excesiva provocada básicamente por dos factores: la chulería de Fernando Delgado, un personaje sectario hasta la médula, que en estos debates de Canal Sur lleva tiempo dejando a Margarita Nelken como una advenediza monjita, y los constantes insultos y mofas de la inefable María Antonia Iglesias hacia el sacerdote que estaba en el debate".

El mismo blog describe los esfuerzos de la conductora del programa por que no se le escapara de las manos, ante las constantes provocaciones, insultos e insidias lanzadas por el homogéneo bloque de tertulianos promocionados por el PSOE en las distintas etapas en las que ha gobernado.

La espantada se produjo cuando Fernando Delgado se refirió despectivamente a la COPE como "la cadena de los obispos", una forma habitual, en su propio discurso sectario y en el de la propaganda oficialista, de referirse a la cadena radiofónica de referencia para la Oposición al Gobierno de Rodríguez Zapatero.

El director de los Informativos de COPE respondió a Delgado, refiriéndose a la SER –en la que el propio Delgado ha sido uno de sus más destacados propagandistas del PSOE– como la "radio de los terroristas suicidas del 11-M", aludiendo al episodio de mentiras y manipulación que desencadenó la violación de la Jornada de Reflexión de las Elecciones de 2004 por cientos de personas que pusieron cerco a las sedes del PP.

La tensión en el plató era palpable, según la describe el mismo blog de referencia. La conductora dio paso a los anuncios publicitarios y, al regresar, los cuatro propagandistas del Gobierno habían abandonado el programa. La presentadora explicó que lo habían hecho al sentirse insultados por el periodista de COPE y dio por concluido el programa.

"Así es la España serena de Zeta. Así de tolerantes y demócratas son los progres. Así actúan en un debate en el que se estaban dedicando a dar lecciones de talante, democracia y opinión a todo el personal: largándose a la primera de cambio", comenta Smith en Batiburrillo.

AUNQUE GANE Y LOS NECESITE
El vidalquadrismo pide a Rajoy valor para no pactar con nacionalistas
Ana I. Martín elsemanaldigital 26 Octubre 2007

EL ´CABECILLA´
Alejo Vidal-Quadras lidera la Plataforma que se ha decidido a dar un paso al frente y proponer una reforma de la Constitución.

LOS PROMOTORES
Cinco asociaciones cívicas constituyen la Plataforma ´Por la concordia nacional y la reforma constitucional´: Convivencia Cívica Catalana, el Foro de Ermua, la Fundación Concordia, la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES) y la Fundación Papeles de Ermua. Llevan un año trabajando conjuntamente en este proyecto, para el que han recibido asesoramiento jurídico.

La reforma constitucional, un debate delicado pero necesario
La plataforma cívica que encabeza ha roto un tabú al proponer una ambiciosa reforma de la Carta Magna que quiere que los populares hagan suya. Los de Mariano Rajoy prefieren algo más ligero.

26 de octubre de 2007. El guante está lanzado, aunque dicen en el Partido Popular que Mariano Rajoy habría preferido no recibirlo. Entre algunos dirigentes populares ha empezado a enraizar el convencimiento de que hay que neutralizar a los nacionalistas, y que sólo se puede hacer con una medida drástica: llevar en su programa electoral el compromiso de reformar la Constitución en profundidad, lo que implicaría la disolución de las Cortes y la convocatoria de un referéndum. El eurodiputado y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP Alejo Vidal-Quadras, y el diputado vasco Santiago Abascal han dado el primer paso. Y han pedido al resto del partido que se les unan, no sólo apoyándoles en voz baja.

Vidal-Quadras lidera la plataforma de asociaciones cívicas ´Por la concordia nacional y la reforma constitucional´, de la que también forma parte Abascal. Sus miembros más destacados estuvieron este jueves en Madrid presentando en sociedad su ambicioso proyecto de reforma, que abarcaría nada menos que medio centenar de artículos de la Carta Magna. Entre otras cosas, eliminar del artículo 2 la distinción entre nacionalidades y regiones para igualar a todas las comunidades. Quieren con ello defender la unidad de España frente a la ofensiva de quienes no creen en ella y delimitar claramente las competencias del Estado. "Tabicar" las "puertas y ventanas" que la Constitución dejó abiertas y por las que los nacionalistas aprovechan la mínima oportunidad para colarse, como explicó el presidente del Foro de Ermua, Iñaki Ezkerra.

Tres son los pasos que a su juicio hay que dar. Primero, que José Luis Rodríguez Zapatero pierda las elecciones, puesto que le consideran el principal culpable de que los nacionalistas se hayan crecido. "Sin él, el lobo feroz nacionalista sería una dulce caperucita", señaló Abascal. Segundo, que tanto el PP como el PSOE se comprometan de antemano a no pactar con partidos nacionalistas para formar Gobierno, compromiso que hace unas semanas también exigió Albert Rivera, de Ciudadanos, presente también en primera fila del acto. Y tercero, que los dos grandes partidos nacionales se pongan de acuerdo para llevar a cabo esa reforma constitucional.

Los miedos del PP
Rajoy ya conoce este proyecto porque sus promotores se han encargado de trasladárselo para que lo incluya en su programa electoral. Pero en Génova no lo ven tan sencillo. Es, dicen, un asunto "muy delicado". Cierto que los populares llevarán en su programa una propuesta de reforma constitucional, pero de mucho menor calado. De hecho, Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo trabajan a estas alturas en ello, y el misterio se desvelará en una conferencia política que se celebrará en los primeros días de diciembre.

El problema es que recoger un guante tan arriesgado como el que lanzan Vidal-Quadras y Abascal -y que comparten en la sombra bastantes dirigentes populares más- puede volvérseles en contra: "Esto te puede hacer perder las elecciones, porque nos jugamos el apoyo de CiU y Coalición Canaria, y tal vez después les necesitemos para formar gobierno", explica uno de los dirigentes consultados por este periódico. De hecho, según ha podido saber Elsemanaldigital.com, ya se han iniciado los contactos con los diputados de ambos partidos para saber cómo respiran al respecto.

Una propuesta "light"
Así que la postura que gana fuerza en el cuartel general de la calle Génova es la de plantear una reforma constitucional ligera, que se apruebe con el apoyo de dos terceras partes del Congreso (y por tanto del PSOE) pero sin necesidad de referéndum, como desveló este jueves el propio Rajoy en una entrevista. Así sortearían de momento el asunto que puede enemistarles por completo con todos los partidos nacionalistas y regionalistas: la devolución al Estado de determinadas competencias -como la Educación- que les han sido transferidas a las comunidades autónomas.

«El País Vasco no es un lugar cómodo para las víctimas, pero sí para los asesinos»
Maite Pagazaurtundua presenta un documental sobre la terrible realidad cotidiana de ese colectivo
Los colectivos que quieren reformar la Constitución creen necesario sacar a Zapatero del Gobierno
D. M. La Razón 26 Octubre 2007

Madrid- «No es fácil vivir en el País Vasco cuando se toma la decisión de no ser insensible». Esta frase pronunciada ayer por la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), Maite Pagazaurtundua, resume bien la filosofía del documental que presentó en Madrid: mostrar la terrible realidad cotidiana no conocida de las víctimas de ETA en el País Vasco.

El vídeo, titulado «Corazones de hielo», es un alegato por todos aquellos que han decidido seguir luchando contra la imposición nacionalista pese a lo que ya han sufrido, una muestra de coraje y de valor, basado en los textos de Antígona y en el testimonio de diez mujeres, viudas, hijas, madres o hermanas de asesinados por ETA, que demuestran, como decía Pagazaurtundua, que «el País Vasco no es un lugar cómodo para las víctimas, pero muchos lugares de él son cómodos para los propios terroristas».

«Una vida en dignidad»
El objetivo del documental, realizado por Jorge Martínez Reverte con guión de Felipe Hernández Cava, es sensibilizar sobre una realidad invisible de cada día. De hecho, la FVT pretende proyectarlo por toda España, e incluso, su presidenta mostró su deseo de que fuera proyectado en todos los colegios del País Vasco y fuera emitido en la televisión pública vasca. Según aseguró, el testimonio de estas diez mujeres es también «educación en valores cívicos y humanos». «Se habla de tener una vida en dignidad», argumentó tras señalar que su contenido puede ser válido en cualquier punto de España e, incluso, del extranjero. «Sirve sea cual sea el contexto, lo que piensa la opinión pública o la situación sociopolítica del país», insistió.
Pagazaurtundua afirmó que se trata de un relato elaborado con «rigor y honestidad» basado en «verdades» y que, a la vez, es capaz de «conmover». Su objetivo es «conseguir que haya otro final».

La presidenta de este colectivo de víctimas recordó que los afectados por el terrorismo no son sólo los asesinados por ETA o sus familiares, sino también todas las personas que «viven perseguidas por no seguir la corriente».

De la misma manera, lamentó que el Parlamento Vasco «ha tardado tres décadas» en celebrar un pleno monográfico sobre víctimas del terrorismo y en pedir perdón «por tanta insensibilidad» como han mostrado a lo largo de todos estos años.
Pagazaurtundua hizo hincapié en la necesidad de reparación moral de las víctimas y defendió que la situación del País Vasco «no tendrá arreglo» hasta que «no se haya consumado el duelo». Por ello, este documento no busca sólo contar una realidad sino «que haya otro final» y «no se deje sola a esta gente que se está jugando la libertad y viven en situaciones dificilísimas».

Por su parte, el productor del documental, Jorge Martínez Reverte, explicó que «nadie es ajeno» a la realidad que se vive en el País Vasco y por eso «nadie ha sido neutral» en su elaboración. Según afirmó, se trata de un documento «de compromiso» porque «no se puede poner en el mismo lado las razones del verdugo y la víctima», en referencia a documentales anteriores.

Víctimas en primera persona
J. PAGOLA. MADRID. ABC 26 Octubre 2007

Acabe de una vez la impunidad de los terroristas para que los familiares de las víctimas puedan realizar en paz su duelo, aplazado por la presencia de ETA y sus cómplices en la vida del País Vasco. Este es uno de los mensajes del documental «Corazones de hielo», que recoge el testimonio sobre su particular «vía crucis» diario de diez mujeres que han sufrido el horror de la banda, en la persona de un familiar -padre, hijo, marido-.

El documental, del realizador Pedro Arjona, con guión de Felipe Hernández Cava, tiene como productor a Jorge Martínez Reverte, que ha contado con la colaboración de la Fundación Víctimas del Terrorismo. «Corazones de hielo» es el justo y oportuno contrapunto a «La Pelota vasca» y otros documentales que se han venido situando en un punto equidistante entre víctimas y verdugos. Ello, con la perversa intención de distorsionar la realidad al transmitir la sensación del que sufre el zarpazo del terrorismo no es tan inocente -algo habrá hecho-, y que el etarra no es tan malo -lucha por unos ideales y a veces paga con la cárcel o con su vida-.

En cambio, «Corazones de hielo» es la voz de los hasta hace poco sin voz. Inspirado en textos de la tragedia griega «Antígona», comienza y concluye con las imágenes de un teatro en el que se van intercalando los testimonios de estas mujeres, que relatan su drama y la indiferencia, cuando no incomprensión, de una sociedad, la vasca, que por otra parte permite que algunas de sus calles o plazas lleven el nombre de los asesinos. Y por el escenario van desfilando, como protagonistas de un guión que nunca hubieran querido aceptar, Cristina Cuesta, Caty Romero, Teresa Díaz Bada, Pilar Ruiz, Consuelo Garrido, Natividad Rodríguez, Ana María Vidal-Abarca, Aisha Mohamed, Pilar Linto y Pilar Elías.

Heridas sin cerrar
Todas ellas unidas en el dolor, pero también en esa pelea, dura, por rescatar la dignidad del ser querido, el derecho a tener una sepultura digna, a reivindicar su nombre en público y, sobre todo, a exigir el final de la impunidad de los terroristas para poder realizar el duelo, siempre retrasado, porque no cicatrizarán las heridas, hasta que los terroristas y tanto cómplice campen a sus anchas por amplias zonas de la geografía vasca, según Maite Pagazaurtundúa. «Imaginaos que en Madrid hubiera carteles con los asesinos de los atentados de Madrid», denunció la presidenta de la Fundación, para explicar lo que tienen que sufrir las víctimas que siguen residiendo en un País Vasco, «incómodo» para las víctimas, pero con «muchos lugares cómodos para los propios terroristas».

En palabras de Jorge Martínez Reverte, el documental cuenta con una «potencia brutal», ya que se relata en primera persona una realidad que «hay que asumir» y un problema «al que hay que hacerle frente» para que el mito de Antígona pueda tener en este caso «otro final» que «no deje solas a estas mujeres». Tres décadas ha tardado el Parlamento vasco en celebrar un pleno monográfico para pedir a las víctimas un perdón que, a estas alturas, suena a falso.
Ahora, la Fundación, tras su estreno ayer en Madrid, pretende que el documental sea difundido en toda España, especialmente en el País Vasco. Y que su divulgación se extienda a las escuelas, como el de Gore.

La publicidad le hace la ola a los nacionalistas de la Xunta
  Periodista Digital 26 Octubre 2007

Las empresas han encontrado en la exaltación del galleguismo una manera de ganar clientela. Curioso: igual que los políticos del bipartito de la Xunta. ¿Casualidad o calculada estrategia?

Es propio de las oleadas nacionalistas -como la que afronta en la actualidad Galicia con la llegada del BNG al poder y el PSOE como socio complaciente- llamar a los ciudadanos a una auténtica inmersión en la cultura regional. Así como los políticos vascos inventaron el "Vivir en Vasco", entendido como el desiderátum de todo buen euskaldun, los buenos gallegos viven en gallego con sus galescolas, su televisión en gallego, sus letreros comerciales subvencionados en gallego... Y las empresas aprovechan el tirón del terruño para hacer caja y venderse en gallego.

Manuel Rivas escribe en El País que las empresas (Telefónica, Gadis, R) utilizan el gallego en la publicidad porque les permite explotar "la retranca", esa sutileza gallega con un toque de humor que siempre queda bien. Como si el gallego sobreviviera en esos guiños semióticos. Pero hay razones para dudar de que esta estrategia sea un espontáneo subidón de regionalismo.

No es la utilización del gallego sino el mensaje "lo gallego es hermoso" lo que llama la atención. "Ahora en Milán todos queremos ser gallegos", dice Telefónica. "Vivamos como gallegos", dice Gadis. ¿Y en que estábamos viviendo hasta ahora? ¿Cómo se vive en gallego? ¿Cuáles son las instrucciones de uso?

Por el contrario, no sería extraño que detrás de las empresas esté la visible mano de la Xunta. El bipartito apostó millonarias sumas de dinero a la inflación de la nomenclatura patriótica. Con el debate lingüístico sobre la imposición del gallego sobre la mesa, que Gadis salga con un eslogan diciendo "Vivamos como gallegos" en una escena copiada del discurso de Braveheart es, como mínimo, sospechoso.

Recortes de Prensa   Página Inicial