AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 31 Octubre   2007

Sentencia del 11-M
Justicia en crisis
José María Marco Libertad Digital 31 Octubre 2007

Como era de esperar, el Gobierno socialista se ha lanzado sobre la sentencia del 11-M para reivindicar su inocencia. Tanta prisa resulta algo más que sospechosa, pero no es de extrañar en una organización política dedicada en muy buena medida a la propaganda.

Con independencia de la sentencia en si, que habrá tiempo de debatir después de haberla estudiado, el Gobierno, en su celeridad –por no decir en su precipitación– ha escogido dos líneas argumentales.

Las dos falsas.
La primera es un ataque en toda regla al Partido Popular, que habría sostenido todo este tiempo, desde que ocurrieron los hechos, la supuesta autoría etarra. Es una mentira más del Gobierno socialista. El Gobierno de Aznar no gestionó como era conveniente la crisis, pero si pecó de algo fue probablemente de ingenuidad, dando a conocer en directo toda la información que se le iba suministrando desde unos aparatos de investigación que –a la vista ha quedado– ofrecieron versiones dudosas, como mínimo.

El Partido Popular, después, no ha mantenido una versión distinta de la oficial, entre otras cosas porque era imposible hacer tal cosa. Lo que ha ido subrayando eran las contradicciones, las inconsistencias, los famosos agujeros negros del sumario. La sentencia, por lo que se sabe, no los resuelve. El escepticismo de una parte de la opinión publica saldrá reforzado y la actitud prudente del Partido Popular, tanto que a veces ha sonado un poco ambigua, apuntala su posición, por mucho que los socialistas consideren la sentencia un triunfo propio.

Otra de las líneas argumentales del Gobierno ante la sentencia consiste en proclamar las bondades del uso de la ley en la persecución del terrorismo. La alusión a Guantánamo resulta significativa. No sólo se está identificando otra vez al PP con la política de Bush ante el terrorismo. También se dan lecciones de democracia con ribetes antiamericanos por parte de quienes gobiernan gracias a acuerdos con grupos que no dudan en pactar con grupos terroristas. De hecho, algún ministro ha sugerido lo obvio, y es que se mantienen abiertos los cauces de dialogo con el terror.

En resumidas cuentas, la sentencia va a ser publicitada como una victoria de la verdad sobre la manipulación y de la paz, mas aún que de la ley, sobre la violencia. Y todo por un Gobierno que llegó al poder gracias a una matanza bestial y la inmediata mixtificación de los hechos.

Uno de los puntos mas graves de todo este asunto es la escasa credibilidad que la justicia va a seguir teniendo entre la población española. Con la educación, la justicia es probablemente una de las instituciones españolas que mas ha contribuido a la degradación de la vida publica española. Juicios atrasados durante años, ineficacia, arbitrariedad, sensación de desgobierno... Estoy convencido de que si la justicia hubiera funcionado con solidez y profesionalidad, la situación española no habría llegado al punto de degradación en que el nos encontramos.

Esta sentencia no va a contribuir a enderezar esta deriva. Cundirá la sensación de que el Estado de Derecho ha sufrido otro golpe, y los españoles se volverán todavía más descreídos, más cínicos ante el ejercicio de la justicia. En un momento tan grave para la supervivencia de las instituciones democráticas, la noticia bordea lo catastrófico.


Varapalo a la conspiranoia, ¿o no?
Luis del Pino Libertad Digital 31 Octubre 2007

¡Para qué nos vamos a engañar! La sentencia que hoy se ha leído en la Casa de Campo representa todo un varapalo para nosotros los conspiranoicos. ¿O no?

El tribunal ha comprado toda la versión oficial de los atentados, prueba a prueba. ¿O no?

Además, lo ha hecho con una escenificación claramente dirigida a desaconsejar cualquier intento de cuestionar la versión oficial, por muy infumable que sea, por muy incongruente que sea, por muchos indicios de manipulación de pruebas que se hayan puesto sobre la mesa. ¿O no?

El tribunal ha comprado, incluso, las pruebas que él mismo se encargó de poner en evidencia, como por ejemplo esa lista de IMEIs anotada por unos hindúes y que nos permitió, supuestamente, conocer qué teléfonos usaron en los atentados los terroristas. ¿O no?

El tribunal ha avalado las tesis oficiales incluso sin molestarse en explicarnos cómo es posible que la máxima condena recaiga sobre un español que, además, es confidente policial. Incluso sin molestarse en explicarnos cómo es posible que ninguno de los tres máximos condenados tenga ni la más mínima vinculación con el islamismo. ¿O no?

Pues a lo mejor resulta que no.

Porque, detrás de la parafernalia mediática, detrás de la aparente contundencia contra nosotros los conspiranoicos, lo cierto es que la letra pequeña de la sentencia dista mucho de justificar esa aparente euforia oficialista.

¿Dónde está, por ejemplo, el Skoda Fabia, estimados miembros del tribunal? Se ha caído como prueba, ¿verdad? Y, si no era una prueba válida, ¿quién lo colocó en Alcalá de Henares tres meses después de los atentados? ¿Por qué la sentencia no dice una sola palabra sobre una prueba que tan crucial resultó para meter en la trama a Allekema Lamari, el supuesto séptimo suicida? ¿Por qué esa prueba se desvanece en la nada, sin que nos digan por qué sí o por qué no? ¿Era una prueba falsa? ¿Y quién la falsificó?

Me temo que esa letra pequeña de la sentencia, por mucho que trate de avalar la versión oficial, no puede nunca dotar a ésta de algo de lo que carece: lógica y sentido común. Los parches no mejoran la calidad de las telas, sólo tapan temporalmente los agujeros.

Pero, de todos modos, he de confesar que hay algo que me gusta enormemente de esta sentencia: el hecho de que permita que todo el mundo se retrate. Creo que resulta muy útil para entender las cosas que van a suceder en este país en los próximos meses.

¿O no?

La letra del himno nacional
Pío Moa Libertad Digital 31 Octubre 2007

Me preguntan de una televisión polaca sobre la letra del himno nacional y sus posibles repercusiones políticas. Resumo.

– El himno español nunca ha tenido letra oficial, se han propuesto varias letras pero ninguna ha cuajado, sea por falta de aliento poético o por ser considerada partidista. Es difícil un acuerdo sobre ella, porque España está gobernada por un partido y un presidente que no se considera español.

– ¿Es posible eso?
– Sí, le preguntaron en una ocasión cuál era su patria y dijo que “la libertad”. Cuando tuvimos un conflicto con Marruecos, se puso de parte de Marruecos, saboteando al gobierno español, y fue a Rabat a fotografiarse bajo un mapa en que Ceuta y Melilla, o Canarias, no recuerdo bien, aparecían como posesiones marroquíes. Un presidente que colabora con el terrorismo y el separatismo para liquidar la Constitución democrática por medio de hechos consumados.

– Pero ¿no es el problema que el País Vasco y Cataluña no se consideran españoles?
– Eso no es así. Son los partidos nacionalistas los que son antiespañoles y hablan en nombre de todos los catalanes y vascos, y solo eso ya demuestra que no son demócratas. El problema está más bien en el Partido Socialista y en su presidente, que también están contra la unidad de España y contra la Constitución.

– ¿Será posible una letra del himno?
– No estoy seguro. Podría ser cuando España se normalizase. En la actualidad todo el conjunto político español está sufriendo un brutal ataque: a la Constitución, a la unidad de España, a la monarquía… Cuando se supere esta etapa, si se supera con bien, será posible, quizá.

------
Pilar Manjón, comunista o nazi, no recuerdo bien, de parte de los asesinos de su hijo: el atentado fue una represalia por el derrocamiento de Sadam, en el fondo el culpable es Aznar, y por tanto tenían razón, o bastantes razones, los terroristas. Expresa sin disimulo lo que piensan realmente las desdichadas izquierdas españolas.

La coartada ideológica de la extorsión
Regina Otaola Libertad Digital 31 Octubre 2007

ETA siempre ha recurrido a la extorsión a los empresarios como parte de su estrategia terrorista, un elemento que les identifica con las organizaciones mafiosas, sólo que éstas no disfrazan sus últimos fines de “causa política”. Precisamente por esto, por la coartada ideológica que usan los terroristas para defender sus acciones ante la opinión pública, es por lo que pretenden diferenciarse de los criminales de otras organizaciones y obtener así réditos políticos e incluso ventajas penales a la hora de encarar la acción de la Justicia.

Durante toda la negociación política con ETA, el Gobierno ha preferido minimizar la importancia real de esta coacción constante a retirar la confianza en los terroristas y sus buenas intenciones, con la excusa de que el tono en que estaban escritas las cartas de las nuevas remesas posteriores al “alto el fuego permanente” había cambiado, y era menos agresivo. Como ponen de manifiesto de nuevo los empresarios vascos y navarros, en realidad la extorsión nunca fue interrumpida, y recibir una carta de ETA en casa siempre significa lo mismo: la organización terrorista reclama fondos para continuar con sus acciones violentas.

Mucho, demasiado, ha hecho el actual Gobierno socialista por blanquear la imagen de los asesinos, por disfrazar sus únicas intenciones y por tratar de hacer ver a los españoles que había una verdadera voluntad por parte de ETA de abandonar el terrorismo, cuando nunca los mensajes de la organización apuntaron en ese sentido. ETA se sentía legitimada para continuar con su “lucha armada” al principio de la negociación política, y gracias a que el Gobierno ha sido permisivo con sus medios durante todo este proceso ahora se siente más fuerte aún.

Los nacionalistas, por su parte, siempre han otorgado esa legitimidad política a las acciones terroristas, con la justificación de un “origen político del conflicto” del que surgiría ETA. Además, desde que Ibarretxe es lehendakari, el Gobierno Vasco destina cuantiosas partidas para el entorno proetarra que llegan a doblar la cantidad de lo que la organización terrorista recauda a través de las cartas de extorsión, lo que pone de manifiesto una vez más la nula voluntad del nacionalismo vasco por acabar con ETA.

La infamia es compartida en el momento actual por un Gobierno que ha hecho la vista gorda ante la amenaza terrorista a los empresarios durante toda su negociación política, para proceder poco después del fin del “alto el fuego permanente”, por boca del ministro de Justicia, a recomendar a los mismos empresarios que no cedieran a la extorsión. La presión política en este contexto ha sido clara: al minusvalorar el impacto real del chantaje económico, el Gobierno estaba pensando más en las necesidades financieras de ETA que en las de los empresarios, a los que también les ha pedido “comprensión” por su “proceso de paz” para que fueran discretos.

Definitivamente, ETA cuenta con la coartada ideológica perfecta para continuar con sus prácticas mafiosas, desde el instante en que el Gobierno socialista y el Gobierno Vasco se muestran tan comprensivos con sus necesidades financieras.

ZOUGAM, EL GNAOUI Y TRASHORRAS CARGAN CON TODO
La sentencia del 11-M no recoge autores intelectuales ni detalla cuál fue el arma homicida
Guevara adelantaba que habría “sorpresas” pero no que serían tantas. Sobre el explosivo, la sentencia dice que no importa cuál fuera pero que “todo o gran parte procedía de Mina Conchita”. De la autoría intelectual no hay más rastro que la absolución de El Egipcio. De la autoría material, que los muertos de Leganés, Otman El Gnaoui Jamal Zougam colocaron las bombas de no importa qué explosivo. De la trama asturiana se absuelve a los hermanos Toro y se condena a Trashorras –la más alta después de la de Zougam–. En cuanto a las pruebas, todas valen menos el Skoda, que ha desaparecido con tanta facilidad como apareció. Descárguese dentro de la noticia la sentencia completa.
Manjón recurrirá por las "condenas cortas y el fallo flojo"
Libertad Digital 31 Octubre 2007

La sentencia más esperada de la Historia de España ha comenzado a leerse pasadas las 11 de la mañana. El juez, Javier Gómez Bermúdez, ha sido el encargado de leer el fallo. En primer lugar, ha dicho que desestima la causa de nulidad pedida por las defensas: el tiempo en que estuvo secreto el sumario provocó indefensión en los acusados.

Además, ha dado carta de naturaleza a las principales pruebas presentadas por la Fiscalía. Sobre la Renault Kangoo y el Skoda Fabia sólo ha dicho que no se puede demostrar que los terroristas se trasladaron a la estación, para colocar las bombas, en ellos. Pero da validez a los objetos que en ella se encontraron. De hecho ha destacado la "escrupulosa actuación de la Policía".

Sobre la mochila de Vallecas, la considera totalmente válida. Aunque habla de "descoordinación", que "habrá que corregir en un futuro", la cadena de custodia también está en esta ocasión acreditada.

Pero quizá lo más llamativo es lo referente a los explosivos. Dice que, auque está claro que el explosivo de Leganés es Goma 2 ECO, no se puede acreditar exactamente lo que estalló en los trenes, aunque a pesar de ello añade que está probado que se sustrajo de Mina Conchita. Asimismo, se ha alineado con la última tesis expuesta en el juicio con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. "Da igual el explosivo que se utilizase" para perpetrar la masacre, porque hay suficientes pruebas a parte de ésta.

El 11-M se queda sin cerebros
Varios han sido los aspectos a destacar de las penas impuestas a los acusados por el Tribunal del 11-M. Por un lado, destacar que los magistrados no han establecido quién o quiénes son los autores intelectuales o inductores de la masacre. De hecho, ha absuelto a Rabei Osman "El Egipcio",
considerado por la Fiscalía uno de los cerebros del 11-M para quien pedía una pena de 38.962 años. El Tribunal ha considerado que no había pruebas para condenarlo. El Egipcio, que escuchó la sentencia por videoconferencia desde Milán, lloró al conocer el fallo, según informó a EFE su abogado, Luca D'Auria.

Según recoge la Sentencia, "el Tribunal no puede dar por probada" las conversaciones telefónicas que sirvieron a la Fiscalía para incriminar a El Egipcio. "Son claramente equívocas", dice de las transcripciones aportadas como prueba por la fiscal instructora Olga Sánchez.

Los datos de la Fiscalía "no aportan, con la certeza eigida por el derecho penal, prueba de la intervención como autor o partícipe del acusado".

"Los escasos datos que hay", continúa señalando la Sentencia, "son ambiguos y equívocos y, a lo sumo, acreditan que tenía información general sobre la posible producción de los atentados, no que los ordenara, coordinara o dirigiera, por lo que procede la absolución de Rabei Osman El Sayed Ahmed por los delitos de homicidio terrorista, estragos y conexos".

Sobre Youssef Belhadj, el Tribunal recuerda que la Fiscalía y el resto de las acusaciones lo señalaban como "dirigente de organización terorista" basándose en una doble consideración: que Belhadj es Abou Dojanah y que es "el Abou Dojanah en cuyo nombre se reivindican los atentados y del que se dice en ellos que es el portavoz militar de Al Ansar de Al Qaeda en Europa".

"Ninguna de estas afirmaciones", dice el Tribunal, "está probada con la certeza exigida por el derecho penal", lo que lleva a los magistrados a concluir que "la imputación a Youssef Belhadj como inductor (partícipe) en los atentados del 11 de marzo de 2004 tampoco está probada".

"No está probado que Youssef Beljhadj sea dirigente de uno de los grupos terroristas que se engloban bajo la denominación, cada vez más genérica, de Al Qaeda", señala la sentencia.

Tampoco ha condenado como inductores del atentado a los otros dos procesados por ello, Hassan el Haski, condenado sólo como miembro de organización terrorista. El Tribunal, únicamente, sólo le ha condenado a 15 años de prisión.

De El Haski, se concluye su condena como "autor de un delito de pertenencia a banda armada, organización o grupo terrorista, en grado de dirigente y como partícipe -inductor- de los delitos de homicidio terroristas, consumados e intentados, estragos y aborto".

"El Tribunal estima probado el primer delito, pertenencia a organización terrorista con la condición de dirigente, pero no el resto", dice la sentencia en su parte dispositiva.

"En el caso del procesado Hassan El Haski se ha producido prueba directa suficiente que, junto a otra de carácter indirecto, conducen a la afirmación de que es dirigente de una organización terrorista", señala la misma sentencia.

"No se estima suficiente la prueba para reputar partícipe en los atentados del 11 de marzo, en calidad de inductor, a Hassan EL HASKI", se indica.

El 11-M se ha quedado sin autores intelectuales.
Otra de las personas consideradas clave para la Fiscalía, ha dejado de serlo. Se trata de Rafá Zouhier.

El Ministerio Público sostenía que, a pesar de su condición de confidente de la Guardia Civil, dejó de suministrar información a la Benemérita meses antes de los atentados. Según Olga Sánchez habría puesto en contacto a la "trama asturiana" con la "yihadista". Por este motivo lo consideraba cooperador necesario y pedía para él una pena de 38.968. El Tribunal sólo le ha condenado a 10 por suministro de explosivos.

Las penas más altas para Zougam, El Gnaoui y Trashorras.
Sobre Zougam, "el Tribunal, valorando la prueba en su conjunto, ha llegado a la convicción" de su integración "en la célula terrorista de tipo yihadista y su intervención, como autor en los atentados del 11 de marzo de 2004, pero no en los hechos acaecidos el 3 de abril del mismo año en Leganés".

De Othman El Gnaoui, al que la Fiscalía acusaba como "cooperador necesario", el Trbiunal concluye su "pertenencia a banda armada" (...) "a título de mero integrante" y como coautor de los atentados de los atentados del 11 de marzo de 2004.

En los hechos, El Gnaoui "desempeña un rol o papel concreto, conforme a criterios organizativos y jerárquicos", dice la Sentencia.

Zougam y El Gnaoui han sido condenados como "responsables, en concepto de autor, de 191 homicidios consumados y 1.856 en grado de tentativa". El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, no ha pronunciado en ningún momento las palabras "autor material", como constaba en las acusaciones de la fiscal y las partes.

Trashorras también es "responsable como cooperador necesario".
Sobre su participación, el Tribunal considera probado que Suárez Trashorras "fue quien puso a disposición del grupo terrorista la dinamita usada para montar los artilugios que explosionaron en los trenes de cercanías el día 11 de marzo de 2004 en Madrid y en Leganés el 3 de abril del mismo año".

Por otro lado, también ha quedado absuelto Antonio Toro, al que se pretendía socio de Emilio Suárez Trashorras en el robo y venta de explosivos. El tribunal tampoco ha encontrado pruebas contra la ex esposa de Trashorras y hermana de Antonio, Carmen Toro, a la que se llegó a presentar como cómplice de las actividades de los otros dos.

También ha quedado absuelto Mohamed Moussaten, acusado de colaborar con organización terrorista por las relaciones mantenidas con su tío, Youssef Belhadj, y por haber facilitado el teléfono de su tío a uno de los presuntos terroristas huidos.

Miércoles de Halloween
Pablo Sebastián Estrella Digital 31 Octubre 2007

No sabemos cuántas sorpresas nos puede deparar a los españoles este miércoles 31 de octubre, la víspera de Todos los Santos, el all hallow’s eve, que dio nombre a la fiesta popular de origen celta llamada Halloween. Esa noche de brujas y magia en la que los niños americanos, ornados con feroces disfraces y calabazas encendidas, ofrecen “truco o trato” a sus vecinos, en pos de un regalo a cambio de evitar una broma o un susto. Todavía se puede hundir, en un inesperado socavón, el palacio de la Moncloa por causa del ingente peso que soporta la presidencia del Gobierno con la visita de tan notorios empresarios de postín en socorro del AVE de Barcelona, como ha ocurrido con Luis del Rivero y Florentino Pérez, que ya figuran en la lista de los “brujos visitadores” —nunca mejor dicho, por la festividad—, el mote que les puso Juan Luis Cebrián (que fue brujo antes que fraile) a los empresarios que utilizan el atajo y la puerta secreta del palacio monclovita para hacer sus negocios de influencia y altos rendimientos.

Como tampoco sabemos si ETA está o no está a punto de reaparecer en socorro de su lehendakari, que pronto será sentado en el banquillo de los acusados, o si Montilla y su amigo José Luis Carod van a declarar, por su cuenta, la independencia de Cataluña, o si van a iniciar una huelga de brazos caídos en el Tribunal Constitucional. Todo esto y más puede ocurrir en cualquier momento en la España que gobierna Zapatero, y donde, en la víspera de Halloween levita como un fantasma el líder de la oposición Rajoy, a la espera de que el poder le caiga del cielo y en sus manos como el bíblico maná, mientras los suyos, que son sus peores adversarios, los Zaplana, Acebes, Aguirre y compañía, le hacen luz de gas con la no menos fantasmal conspiración del 11M que hoy llegará a su punto final con la esperada sentencia de la Audiencia Nacional. Y sobre la que nadie descarta que el lunes, y con motivo de la presentación de su Carta a un joven español, llamado Santiago, José María Aznar nos haga un sortilegio o exorcismo, reclamando en su defensa la presencia de la ánimas benditas que según él están muy cerca y no habitan en “los remotos desiertos y las lejanas montañas” —“nevadas”, suponemos que pensó—, del purgatorio. Con lo que Aznar, el hombre sin complejos y sobrado de tradición, volvería a meter al PP en el túnel del tiempo de las mentiras sobre los atentados del 11M, que es un túnel más dramático que el del AVE de Barcelona, donde enterrada viva está la ministra Álvarez, víctima de un ataque de catalepsia y incompetencia proverbial.

Hoy, en la víspera de Todos los Santos, del día español de los difuntos, el Congreso de los Diputados aprobará la Ley de la Memoria Histórica sobre los represaliados del bando republicano por la dictadura del general franco, cuyos nietos, como el alcalde de Paterna, siguen quitando —ha ocurrido en el cementerio de dicha localidad— las flores de color morado republicano que intentan homenajear a los otros mártires, una vez que el Vaticano viene de festejar a los suyos, en presencia de nuestro ministro de Exteriores, Moratinos, que no sabemos bien por qué nos recuerda, en este día especial, al El gato negro, el del terrorífico cuento de Edgar Alan Poe.

Memoria histórica, sentencia del 11M y socavones del AVE, he aquí el menú del día del Halloween político español, con Ibarretxe en el banquillo, la Generalitat al borde de un ataque de nervios, los altos tribunales patas arriba, Zapatero jugando en la Moncloa al Palé con sus amigotes de las finanzas y Rajoy mirando al cielo a ver si con la ayuda de su primo consigue adivinar el tiempo o el clima que hará en el largo puente de Todos los Santos y todos los difuntos, a los que nadie, en la política, dejan descansar en paz. Ni a los de la guerra, ni a los del 11M, ni a los de ETA.

El ruido de las calabazas sonoras de la clase política hoy será ensordecedor en un cruce acalorado de las respectivas acusaciones de incompetencia y conspiración entre el PP y el PSOE, convirtiendo en circo el hemiciclo al grito de “el que más chifle, capaor”. Y todo ello camino de unas elecciones generales en las que al día de hoy, entre humos y fogatas, no se ve por ninguna parte la salida del túnel en el que está inmerso el laberinto español.

Todos, antifranquistas
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 31 Octubre 2007

Cuanto más tiempo transcurre, más vivo para la izquierda es el franquismo. ¿Paradójico? Explicable: los progresistas buscan en el antifranquismo, que nunca practicaron, su razón de ser. Y nunca un sistema político tuvo tantos denostadores, una vez desaparecido, y aún menos fue capaz de conseguir más y más enemigos a medida que iban pasando los años. La explicación es clara: los sobrevenidos luchadores por las libertades necesitan mantener el tótem antifranquista tan enterizo que ni siquiera quieren distinguir entre las distintas fases del régimen. ¿No les resultaría especialmente embarazoso admitir que ni siquiera hicieron oposición en la etapa del deshielo, que fue la que vivió la inmensa mayoría?

Como se trata de inventarse un pasado, el tiempo es un gran aliado. Companys y Blas Infante son pretextos para la impostura. El objetivo que está detrás de la magnificación de la oposición a Franco es la justificación moral del socialismo. Sucede, de todos modos, que la debilidad de aquella fue tal y tan extraña a aquel que sólo los osados son capaces de llamarla «resistencia».

En los comienzos de la democracia, cuando las cosas estaban frescas y la impostura era más llamativa, González hablaba del «régimen anterior». Decir dictadura se habría vuelto contra él. De todos modos, esa modestia fue una de las claves de su éxito, porque con ello demostraba que había sido uno más. Posteriormente, la izquierda ha ido atribuyéndose una oposición que nunca representó. Zapatero saca a pasear a su abuelo republicano mientras oculta en el Ayuntamiento de León a su padre franquista.

Al pedir la amnistía, Carrillo consiguió la colaboración de los hijos de los vencedores. Así se pudo pasar la página negra de Paracuellos del Jarama, pero, una vez conseguido el olvido, el facineroso pasó al ataque contra la derecha que él identifica con la Iglesia. Anguita reivindicó a Stalin, y Llamazares ayuda a mantener la llama del odio junto a los nacionalistas periféricos que nunca dieron más señales de vida que el crimen.

Historias vascas
Carlos A. Font Gavira. Los Palacios (Sevilla) CArtas al Director ABC 31 Octubre 2007

Dicen los eruditos que la tradición es la educación mejor conservada, y en el caso del Aberri Eguna («Día de la Patria Vasca») bien pudiera ser la tradición inventada mejor conservada. Al igual que la ikurriña, creación de Sabino Arana, diseñada en base a la bandera británica, el Aberri Eguna es una fiesta creada con puro artificio por el nacionalismo vasco en 1932. El Aberri Eguna se celebra coincidiendo con el Domingo de Resurrección, pues en el imaginario nacionalista se vincula la resurrección de Cristo con «la resurrección de la patria vasca». El nacionalismo vasco, como vemos, no eligió para su fiesta nacional ningún hecho histórico relevante, como es el caso del nacionalismo catalán con la Diada, sino una festividad religiosa. A pesar de la pretendida carga de unidad que pudiera tener la invención de esta tradición, el Aberri Eguna fue y sigue siendo una creación del PNV y para el PNV, aunque podemos extenderlo a todos los grupos políticos con ideario nacionalista; en resumen, una fiesta de partido. A pesar de coincidir su convocatoria con una festividad cristiana, el nacionalismo vasco no ha hecho comunión con el resto de los vascos que no predican su oración, a la espera éstos de que algunos hagan penitencia.

La propuesta de convocar un referéndum sobre la autodeterminación ya estaba contenido en el famoso «Plan Ibarretxe», rechazado en el Congreso de los Diputados en 2005. Para mí es más de lo mismo, ya que estos órdagos nacionalistas siempre siguen el mismo patrón: anuncio de una propuesta de máximos imposible de realizar, desafío al presidente de Gobierno de turno, debate político tenso y caldeamiento de la situación frente a la proximidad de unas elecciones (en el caso del «Plan Ibarretxe» eran las autonómicas vascas de 2005, y en el caso presente, las elecciones generales de 2008). Mismo guión por parte de los nacionalistas, mientras el público español ya se está aburriendo de la misma película. Lo que tiene que hacer el Ejecutivo vasco es dejarse de tantas fantasmadas soberanistas y arrimar el hombro en la captura de etarras y marginar por completo a aquellos que avalan, justifican o legitiman la violencia.

La foto
Tonia Etxarri El Correo 31 Octubre 2007

Habrá juicio oral. Como el magistrado instructor del proceso sobre las reuniones mantenidas por el lehendakari, de una parte, y los socialistas Ares y López, de otra, con los representantes de la ilegalizada Batasuna ve causa de presunto delito de desobediencia, y el auto es firme, habrá foto. Teniendo en cuenta que la Fiscalía pidió su archivo y que se sustenta únicamente en la acusación popular ejercida por la Asociación Dignidad y justicia y el Foro Ermua, posiblemente no haya más que un desfile por el banquillo sin mayores consecuencias penales.

Pero es, precisamente, esa foto, la del desfile por el banquillo, la que está provocando tanta indignación en el entorno del lehendakari; esto es: los reducidos socios de su Gobierno y los amplios tentáculos de su partido, el PNV, incluido el paraguas del veterano Arzalluz, al que le va la bronca. Los socialistas, aunque se reunieron con los de Batasuna sin darles ese carácter de interlocutores políticos que les dio el lehendakari recibiéndolos en sede oficial, seguramente estarán preguntándose en su fuero interno por qué se metieron en aquel lío de considerar, entonces, «hombres de paz» a quienes hoy están en la cárcel porque el juez los tiene ahora por cómplices de ETA.

El caso es que han medido cuidadosamente su reacción. Impecables. Respeto a la Justicia a la vez que solicitan, y están en su derecho, el archivo de la causa en cuanto se fije fecha para la apertura del juicio oral. En el PNV, la procesión no va por dentro, precisamente. Ya lo ha avanzado Urkullu. El PNV responderá. Se ignora el procedimiento pero cuando la Justicia no barre para casa, el PNV arma el taco. Claro que la obediencia a las instituciones que no son consideradas propias, como los Tribunales de Justicia por ejemplo, no ha sido una de las virtudes que ha caracterizado el comportamiento de las autoridades nacionalistas vascas.

A Atutxa le costó admitir que debía disolver el grupo parlamentario tras el que se había camuflado Otegi y sus compañeros. Y Egibar le echaba una manita diciendo que no valía nada un Parlamento como el nuestro que tenía que estar sometido a «los tribunales de turno». Y lindezas así. Ahora es el consejero Azkarraga quien planta cara al Tribunal Supremo. No piensa ordenar poner la bandera española junto a la ikurriña. ¿Pasa algo?

Actitudes que mantienen quienes se muestran convencidos de que el pueblo vasco existe desde hace 7.000 años; antes de las leyes, de la civilización, de la democracia, ¿antes de Adán?Y así nos va. Creyendo que el lehendakari no es un ciudadano más ante la Justicia. Posiblemente, esta causa termine archivada. Pero si la defensa pretendía dar «carpetazo» diciendo que el partido conocido como Batasuna no existe desde 2003 «por lo que es imposible reunirse con él», tendrá que admitir que los jueces estarán presionados, sí , pero no son tontos.

t.etxarri@diario-elcorreo.com

Un problema para cada solución
ANTONIO BURGOS ABC 31 Octubre 2007

NO había ningún problema en Cataluña, que funcionaba como un reloj. Y miren la que se ha liado entre La Maleni y lo que no es La Maleni, con la crisis ferroviaria y lo que no es la crisis ferroviaria. Que si no se derrumba la Sagrada Familia será para encenderle dos velas a La Moreneta. Que tampoco sé yo si será políticamente correcto llamarle La Moreneta a la Virgen de Montserrat. A lo mejor lo apropiado y progresista es ahora decirle La Subsaharianeta. No había ningún problema en la lucha contra la ETA, se habían logrado los mayores avances gracias a la Ley de Partidos y al Pacto Antiterrorista, y miren dónde hemos llegado con la claudicación y la entrega de la cuchara por parte del Estado de Derecho.
No había ningún problema con la reconciliación nacional, logrado el espíritu de concordia de la Constitución, olvidada la incivil guerra fratricida, hecho carne de consenso el lema de Azaña: «Paz, piedad, perdón». Los derechos de militares, caídos, mutilados y represaliados del bando republicano habían sido reconocidos por lo menos en una decena de leyes desde los tiempos del cuplé de la UCD. Se reconocieron grados y empleos del Ejército Popular, se abonaron pensiones, se indemnizaron perjuicios. Sin revanchismo, en concordia y paz. No había ningún problema con la enseñanza del español en las regiones patrias donde también se hablan las otras lenguas peninsulares. No había ningún problema con la España de las Autonomías. No había ningún problema con el reconocimiento civil, legal y fiscal de las parejas de homosexuales. No había ningún problema con la enseñanza de la Religión en los colegios para los padres que la desearan para sus hijos. No había ningún problema con la propia idea de España, con el izado de su bandera...

Hasta que llegó esta fábrica de problemas que es el actual Gobierno. Especialista en crear problemas donde no los hay. Este Gobierno se ha venido caracterizando desde hace más de tres años porque tiene un problema para cada solución. Cada solución de la venturosa transición constitucional es ahora un problema. Como el absurdo innecesario de buscar una letra para la Marcha Real, que vamos a dejarnos de cuentos: el himno nacional de la Monarquía Parlamentaria es la Marcha Real. «Himno Nacional» era como le llamaban vergonzantemente a la Marcha Real los franquistas, que no podían ver la Monarquía ni en pintura de la familia de Carlos IV de Goya. La Marcha Real no tenía letra. Ni falta que le hacía. Como no la tenía la Novena Sinfonía hasta que vino Miguel Ríos. Y ahora, con la que está cayendo con las hipotecas, el aumento de precios, la ETA, la unidad de la Patria, los debidos honores a la bandera y, por si fuera poco, con la sentencia del 11-M (que es la abuela que está en el paritorio en esta casa donde al parecer ya no caben ni la dignidad ni la vergüenza), resulta que es un problemazo la letra de la Marcha Real. Y para hacerlo más arduo, encargan que elijan esa letra, como si fuera la Operación Triunfo o el Mira Quién Baila, a unos organismos absolutamente marginales en la vida democrática de la soberanía nacional, cuales el Comité Olímpico y la Sociedad de Autores.

-Y dé usted las gracias a Dios porque no le hayan encargado a Alberto Corazón que diseñe de nuevo la bandera nacional para que no haya problemas...

A la Marcha Real no le hace falta más letra que la del respeto cuando suena solemnemente. Y en caso de que le hiciere, ahí está, y sin trincar, la que le escribió José María Pemán, cuyo original ha desempolvado la familia para demostrar que la letra pemaniana de la Marcha Real, muy anterior a la guerra civil, de 1928, era como su definición de la lengua catalana: un vaso de agua clara. Vaso que enturbiaron los falangistas, manipulándola. Pemán no le pidió nunca a nadie que alzara el brazo en el saludo fascista (a la romana, como los calamares fritos). Su letra original decía: «Viva España,/ alzad la frente, hijos/ del pueblo español/ que vuelve a resurgir./ Gloria a la Patria/ que supo seguir/ sobre el azul del mar/ el caminar del sol». Depurado de las morcillas totalitarias de brazos en alto y flechas de yugos en lugar de los machadianos yunques, ¿a qué tirar el dinero en experimentos con gaseosa, estando ahí el vaso de agua clara de la lírica Caleta hímnica gaditana de Pemán?

Más acción y menos siesta
M. MARTÍN FERRAND ABC

DANDO por bueno lo que dice el PP por boca de sus dirigentes más conspicuos -que España zozobra, que la nave del Estado hace agua, que crujen buena parte de las cuadernas que sostienen la Nación- resulta extraño que esos líderes, con su capitán a la cabeza, se limiten a reposar en las hamacas instaladas a sotavento y, abrigados con sendas mantitas de lana, se dispongan a convertirse en espectadores del naufragio que vienen augurando. O nos engañan o se engañan. Cualquiera de las dos opciones es, en su mero planteamiento, una amenaza más que añadir a los riesgos y peligros por los que, sin duda, atravesamos.

Lo razonable, si Mariano Rajoy y su dispersa tripulación tuvieran certeza del riesgo que nos vaticinan, sería que, tras enfundarse los chalecos salvavidas que marca el reglamento, hicieran lo imposible por ganar las próximas elecciones y relevar en el timón del Estado a José Luis Rodríguez Zapatero y su equipo. Eso de instalarse, calentitos, en la cubierta de estribor y esperar resignados a que la suerte, o el destino, hagan cambiar las posibilidades de nuestro futuro colectivo es una gran frivolidad. Eso no es ejercer la oposición, es dormir la siesta. Algo que no estaba ni previsto ni incluido en el pacto electoral que vincula al PP con casi diez millones de votantes.

Si, como dicen, Zapatero ha cogido un berbiquí y se dedica a taladrar el casco de la nave nacional habrá que hacer algo para quitarle la herramienta y eso, aunque sea en una democracia tan imperfecta como la nuestra, en la que los poderes del Estado tienden a ser uno solo, se consigue únicamente en unas elecciones. Como se sabe, las de marzo no se ganan en febrero ni en enero. Hay que llegar a ellas con la victoria apuntalada por los méritos pasados, las torpezas del adversario y la fuerza de las ideas nuevas y las soluciones posibles.

Los errores de Zapatero y su equipo se suceden en tropel y algunos, como Magdalena Álvarez -toda una calamidad con DNI-, resultan tan esperpénticos que parece increíble que una oposición consciente, y con la debida ambición de poder, no los tome y avente para subrayarlos ante los electores. Aquellos de los que, por analíticos, depende el resultado de los comicios. Que sepan cómo se están gastando sus cuartos. Lejos de obrar en esa dirección, la única sensata desde las artes de la navegación democrática, el PP, tras de una legislatura empapada con sus llantos por haber perdido el poder en el tiempo que va del 11-M al 14-M -cosa discutible-, se empeña ahora en predicar que ni ha hecho, ni hace, ni quiere hacer un uso político de aquellos días y de los que le siguieron en la peripecia judicial que culminará hoy mismo con la proclamación de una sentencia. Sería bueno, a estas alturas, echar por la borda las hamacas y las mantitas de cuadros.

11M: El País dicta sentencia por enésima vez, Bermúdez repartirá fotocopias.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 31 Octubre 2007

Hoy se publica la sentencia oficial por los asesinatos del 11M, pero esa sentencia no es la válida, la chachi guay es la que publica El País. Tras leer la sentencia de El País estoy pensando no ver la del tribunal porque, total, si no dice lo que dice la de El País ello será señal de que esos jueces se han visto forzados por la presión mediática de los medios del PP y del propio PP a elaborar una sentencia destinada únicamente a llevar la contraria a El País por revanchismo y porque aun no aceptan el haber perdido las elecciones del 2004.

La sentencia dictada por El País, como digo la única válida y la única que dará por buena la progresia roja de izquierdas solidaria policivilizaciones y multicultural, aparece titulada de la siguiente guisa.

“El fallo del 11-M descartará a ETA
Los tres magistrados que juzgaron durante cuatro meses el atentado más grave en la historia firman hoy, a las 8.10, la sentencia que condenará con dureza a la mayoría de los procesados”

“Los 18 principales imputados serán condenados a penas superiores a siete años”

Lo más gracioso de estos jueces de pacotilla de PRISA es que sentencian que el explosivo que estalló en los trenes fue el robado de la mina Conchita en Asturias, pero vean como lo justifican.

“ La dinamita. La sentencia dejará claro que lo que estalló en los trenes fue dinamita robada en Mina Conchita, en Asturias. Las preguntas finales del presidente del tribunal a los peritos de explosivos en el juicio fueron elocuentes. En sus respuestas, todos los peritos coincidieron en afirmar que el explosivo sin estallar encontrado en todos los escenarios del 11-M salvo los trenes -mochila de Vallecas, piso de Leganés, artefacto contra el AVE, Renault Kangoo y vivienda de Chinchón- era Goma 2 ECO.”

Dice que el explosivo de todos los escenarios fue Goma 2 Eco, pero insiste que salvo el de los trenes. Y eso le lleva a confirmar que el estalló en los trenes fue el que dice que no se halló en los trenes.

El resto de la sentencia de los progres hijos de Polanco dice:

“El minero José Emilio Suárez Trashorras y el portero de discoteca Rafá Zouhier, ambos confidentes policiales, resultaron decisivos en el resultado final de los atentados”

“Los autores fueron los suicidas.”

“parece probable que Rabei Osman sea considerado autor por inducción de los atentados”

Ya sabemos de que va la sentencia, creo que Bermúdez debería simplemente repartir fotocopias del artículo de El País, y trámite concluido, eso si, asumiendo lo que dice y aplicándolo, porque como diga algo diferente a lo que han dictado los dictadores de Prisa se le va a caer el pelo, es un decir.

política lingÜística
El Gobierno vasco inicia una campaña para utilizar el euskera «sin cortarse»
Advierte de que existen 400.000 personas bilingües pasivas en Euskadi
N. AZURMENDI El Correo 31 Octubre 2007

Al virus Ukan, el «virus de la convivencia lingüística» descubierto hace un año y elemento conductor de las campañas de promoción del uso del euskera de la Viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno Vasco, le toca este año convencer a todo aquel que sepa algo de euskera de que utilizarlo no le reportará más que beneficios, tanto personales como colectivos. Ese es precisamente el objetivo de la campaña 'Pixka bat es mucho' (Un poco es mucho) que se desarrollará a lo largo del mes de noviembre: animar a aquellos que tienen conocimientos de euskera y no se atreven a utilizarlo a que den el paso que media entre el conocimiento y el uso, «sin imposiciones, sin presiones, de manera natural».

La campaña, cuyo lema resalta la importancia de las pequeñas aportaciones individuales, pretende también reconocer el esfuerzo que han realizado quienes han aprendido euskera, invitarles a que «no se corten» pese a sus inseguridades en el manejo de la lengua, así como instar a quienes tienen el euskera como primera lengua a que les ayuden en ese proceso.

Conseguir que los cientos de miles de nuevos hablantes que ha ganado el euskera en los últimos veinte años se conviertan en vascoparlantes activos y efectivos es uno de los principales retos de la lengua, así como una las principales líneas de acción de la Viceconsejería de Política Lingüística, en la medida en que es condición imprescindible para incrementar la utilización del euskera en todos los ámbitos. Pasar del conocimiento al uso es, según recordó ayer Patxi Baztarrika en la presentación de la campaña, «el desafío que corresponde a nuestra generación».

«Salir del armario»
«Mucho o poco, mejor o peor, con EGA o sin EGA, cada uno a su nivel, lo que hay que hacer es hablar, con tranquilidad y sin miedo a meter la pata», detalló el viceconsejero, dirigiendo principalmente ese mensaje a los cerca de «400.000 bilingües pasivos que son capaces de entender euskera y de hablarlo en mayor o menor medida». «Que se contagien del virus Ukan -dijo-, que den el pasito de utilizar el euskera que saben, porque todos sabemos más euskera del que creemos. Que hablen con tranquilidad. A esos miles de vascos que saben bien o algo euskera les animamos a salir del armario, porque 'Pixka bat es mucho'». Patxi Baztarrika destacó también que «con ese 'pixka bat' gana el euskera, gana cada uno de nosotros, porque el euskera nos enriquece, no empobrece a nada ni nadie. Y ganan la convivencia entre el euskera y el castellano y la convivencia en la sociedad vasca, que es mejor cuanto mayor sea la igualdad lingüística».

La campaña llevará a Ukan a los grandes acontecimientos culturales y deportivos y llegará al gran público a través de una campaña de publicidad. Incluye también tres eventos especiales, el primero de los cuales tuvo lugar ayer en San Sebastián. Ante decenas de representantes del mundo de la cultura y la empresa, presentaron la campaña la consejera de Cultura Miren Azkarate y el viceconsejero Patxi Baztarrika, los txalapartaris de Oreka TX interpretaron la performance Enpresaren soinu dantzak y el artista plástico donostiarra José Mari Moraza dio a conocer una instalación de su proyecto Respeto alusiva a la convivencia lingüística.

Montilla duplica el gasto en política lingüística en detrimento de la sanidad
MARÍA JESÚS CAÑIZARES. BARCELONA. ABC 31 Octubre 2007

El Gobierno autonómico catalán, fiel a su política monolingüística, duplicará el próximo año la partida destinada a promocionar la lengua catalana. Así lo contemplan los Presupuestos de la Generalitat de 2008, entregados ayer por el consejero de Economía, Antoni Castells, al Parlamento catalán.

Unos Presupuestos basados, según el Ejecutivo que dirige José Montilla, en la contención pero que, en el caso de la inmersión lingüística, no parece reparar en gastos. Un total de 42,5 millones de euros se dedicarán a estimular el uso de la lengua catalana, cifra que duplica la contemplada en el ejercicio anterior (27,5 millones). Esta cantidad irá dirigida a completar el desarrollo del curso de catalán en línea parla.cat y a potenciar el programa de Voluntarios por la Lengua.

Cursos para inmigrantes
Pero sobre todo, la Generalitat extrema los recursos en materia de refuerzo de programas de acogida lingüística para los inmigrantes mediante la ampliación de la oferta horaria y la adaptación de programas a los recién llegados. Esta iniciativa se enmarca en el proyecto de la Generalitat de exigir a los inmigrantes que aprendan catalán si quieren regularizar su situación en Cataluña por la vía del arraigo.

Aunque la promoción del catalán se ha convertido en un objetivo transversal de la Generalitat, el grueso de esta actividad depende de la vicepresidencia del Ejecutivo, cuyo titular es el republicano Josep Lluís Carod-Rovira. De él depende la secretaría de Política Lingüística, desde donde la formación independentista intenta «sacar pecho» con una futura ley de política lingüística que endurezca la actual.

El aumento de la partida correspondiente al fomento del catalán se ha hecho a costa de otros departamentos donde se ha ralentizado el gasto. El caso más llamativo es el de la Consejería de Sanidad, donde la inversión crece por debajo de la media del resto de departamentos, por lo que su presupuesto queda prácticamente congelado: 8.923 millones frente a los 8.493 millones de 2007. El propio Castells reconoció que gracias al freno en el gasto sanitario se ha podido potenciar otras Consejerías, como es el caso de Medio Ambiente y Vivienda o Justicia.

La portavoz del PP en el Parlamento catalán, Carina Mejías, denunció el «aumento desproporcionado» del presupuesto destinado a política lingüística, mientras que «las políticas sociales pierden peso en el conjunto del presupuesto, como por ejemplo salud». Tanto PP como CiU criticaron la falta de realismo de estos Presupuestos, que crecen un 7,9% con respecto a 2007, pese al reconocimiento del consejero Antoni Castells de que la economía catalana se ralentizará.

A cara descubierta
EDUARDO URIARTE, EL PAÍS 31 Octubre 2007

Incluso el nacionalismo más moderado sólo es capaz de ver "dualidad de sentimientos identitarios y de pertenencia" entre "el vasco cuya patria es Euskadi y el vasco cuya patria es España". Esta segregación medieval, a tajo, no asume el avance de la humanidad que supuso el concepto de ciudadanía: la capacidad de asumir múltiples lealtades, a la tribu y a la polis, y a la UE, y al universo.

Pedro Ugarte, compañero en las lides de colaboración en estas páginas, me ha dado pie para seguir la reflexión sobre el papel que juega el que hayan puesto nuestra foto sobre las líneas que firmamos. Advierto que no voy a ser trascendente y traer aquí algo que me enseñaron en la Facultad de Periodismo sobre estos trucos de la comunicación para acercarse al lector, porque eso de hacerlo con la foto ya lo sabían hace más de un siglo en el pueblo de mi mujer, donde ponían las esquelas fúnebres en los portales no sólo con el retrato del difunto sino también con su mote, porque por el apellido no le conocía ni su padre. Al mote, en el pueblo de mi mujer, le llaman "título", y como tal se hereda de padres a hijos. Si hay más de uno, el menor lo lleva en diminutivo.

Pero no son buenos tiempos para salir con careto en público a la hora de escribir, porque me temo que no tenemos las cosas lo suficientemente claras como para que no te lo rompan por algo que hayas escrito. Creo que existe una carencia de ciudadanía que hace que las opiniones se adopten como agresión, cuando no son más que eso, opinión. Estamos todavía asentados en el pasado, pese a utilizar formas muy modernas de expresarnos, llamar a lo bueno "guay" y distinguir siempre entre vascos y vascas, niños y niñas, por ejemplo, que es lo más de lo más, olvidando subversivamente el genérico. Creo que seguimos asentados en aquel pasado donde la opinión sólo la podía dar el cura y, en su caso, el rey -al fin y al cabo, los vascos nos cortamos el brazo antes de aprobar una Constitución-; y por delegación del rey, los jauntxos de la comarca, ya que estos también tienen tal facultad por designio divino. Esta potestad de designar al capacitado para opinar se ha sustituido hoy por otra -no teológica sino política, pero designación al cabo-, hija de esta reformulación actual de los partidos políticos (no sólo los nacionalistas) como institución feudal.

Por eso, el que no apareciera la foto, aunque me conozcan hasta en el Monte de Piedad, además de darle un halo clandestino hacía que mi labor tuviera algo de misterioso y mágico. Por el contrario, ahora con mi cara parece una requisitoria en la que el resto del texto especifica: mil dólares vivo o muerto. Todo ello porque las cosas no han cambiado tanto.

En unas responsables declaraciones, el ex lehendakari Ardanza ha apelado a la moderación y criticado la ruptura que supondría la puesta en marcha del Plan Ibarretxe II. En ellas recordó también los gobiernos de coalición que presidió, pero acabó ofreciendo la clave preliberal -y sin liberalismo no hay periodismo auténtico: esto sí que es de la Facultad- del discurso nacionalista. Incluso el más moderado de los nacionalismos nos ofrece la clave preliberal al observar sólo "dualidad de sentimientos identitarios y de pertenencia nacional" entre "el vasco cuya patria es Euskadi y el vasco cuya patria y nación es España", sin que quepa la posibilidad de la síntesis. Esta ruptura tan medieval, tan a tajo, entre unos y otros, fruto de toda una concepción ideológica, es incapaz de observar aquel avance de la humanidad que supuso el concepto de ciudadanía, que es la capacidad humana de asumir dobles y hasta múltiples lealtades, a la tribu y a la polis, y a la UE, y al universo. Es decir, yendo a lo concreto, ser vasco sin contradicción con ser español, incluso el encaje de ideas dispares, la asunción de las contradictorias y el enriquecimiento que puede suponer al pensamiento tener en cuenta opiniones con la que no estamos de acuerdo. Pero en una sociedad en la que se es sólo una cosa u otra, con todo el peso de lo esencial, no hay mucho espacio para la opinión, salvo que ésta se escude en la consigna o en el dogma. Por eso, quizás no sea muy sano aparecer a cara descubierta.

El PSOE no cree que el Gobierno deba garantizar el uso del castellano en España
LUIS ANGEL SANZ, BITÁCORA"CRITERIO" EL MUNDO 31 Octubre 2007

El Congreso ha rechazado en la sesión de ayer la moción del PP, anunciada el lunes, en la que instaba al Gobierno a desplegar las acciones necesarias para luchar contra la marginación que sufren los castellanoparlantes en determinadas regiones como son Cataluña, Islas Baleares, País Vasco o Galicia. Y añadimos desde CRITERIO, Comunidad Valenciana, sin olvidar que fue el PP quien asentó y reforzó la actual situación lingüística en Galicia y las Islas Baleares.

El PSOE ha votado en contra, así como el resto de partidos minoritarios del Congreso, excepto Coalición Canaria que se abstuvo, a que se garantice el uso del castellano o español en España. Curioso y contradictorio, pero real.

Beatriz Rodríguez-Salmones, portavoz de Cultura del PP en el Congreso, justificó la iniciativa porque en determinadas regiones el uso del castellano o español, sobre todo en el ámbito público, es casi imposible por parte de los ciudadanos que así lo deseen, tal y como establece la Constitución. Sin embargo, Meritxell Batet (PSC) aseguró que el PP "no ha entendido que el Estado también son las autonomías", respondiendo así a algo que nadie preguntó. Unos preguntan por derechos individuales ratificados por las leyes y otros contestan con la organización política del Estado.

Los nacionalistas denuncian un «genocidio» contra las lenguas propias
EL MUNDO  31 Octubre 2007

MADRID.- Se trataba de debatir una moción del PP para «erradicar la situación de marginación que sufre el castellano» en comunidades como Cataluña, Galicia o el País Vasco y se convirtió en todo lo contrario. El PSOE, IU y sus socios nacionalistas rechazaron ayer en el Congreso de los Diputados esta moción y llegaron a asegurar que en algunas comunidades existe «un genocidio lingüístico» contra las lenguas propias, como denunció el portavoz del BNG, Francisco Rodríguez. Sólo Coalición Canaria se abstuvo y todos los demás -menos el PP- votaron contra la propuesta.

Según denunció el Grupo Popular en el Congreso, en algunas autonomías se están vulnerando los derechos de los castellanohablantes. La parlamentaria Beatriz Rodríguez Salmones defendió ayer que «hay motivos para la alarma» en algunas comunidades españolas por la progresiva «minoración» del español frente a la expansión del catalán, el gallego o el euskara.

El Grupo Parlamentario Socialista no llegó a los extremos de los nacionalistas en su defensa de las lenguas cooficiales, pero la diputada catalana Meritxel Batet argumentó que las comunidades con lengua propia, y en particular Cataluña, son «un ejemplo de bilingüismo para el mundo, de bilingüismo real y de convivencia».

El portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Tardà, por su parte, denunció que existen «discriminaciones legales y económicas» que promueven el castellano frente al catalán y acusó al PP de «no aceptar la realidad plurilingüe del Estado español».

Tardà señaló incluso que el catalán se encuentra «en inferioridad» respecto al castellano, y aludió a que los etiquetados de los productos farmacéuticos en español son perfectamente legales y los que lo hacen en catalán «son ilegales por las normas estatales que lo discriminan».

Recortes de Prensa   Página Inicial