AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 8 Noviembre   2007
     

Un vídeo para manipular una sentencia
EDITORIAL Libertad Digital 8 Noviembre 2007

No hay que extrañarse de que el partido de Zapatero, que ha hecho de la mentira su modo de acceso y permanencia en el Gobierno, recurra de nuevo a la manipulación, tal y como ha hecho con su último vídeo, en el que trata de hacer creer a la opinión pública que la sentencia del Tribunal que ha enjuiciado el 11-M desautoriza la posición mantenida por los dirigentes del Partido Popular ante aquella masacre. Lo cierto es que la sentencia, aun con sus luces y sus sombras, no sólo no desmiente ni una sola de las manifestaciones de los dirigentes del PP que los socialistas reflejan en ese vídeo –ya sean afirmaciones, suposiciones o requerimientos–, sino que alimenta o confirma muchas de ellas.

Vaya por delante que la convicción de los dirigentes del PP respecto al papel determinante de aquella masacre en el vuelco electoral del 14-M es un hecho hace tiempo acreditado, que no puede ni tiene por qué desmentir o confirmar la sentencia de un tribunal, cuya única función es determinar la relación de los encausados con los hechos que se juzgan. La influencia decisiva que tuvo aquel derramamiento de sangre en las elecciones ya la reconoció un estudio post electoral del CIS, realizado entre el 23 de marzo y el 3 de abril de 2004, en el que se señalaba que la masacre indujo a un 13,5% de los españoles a cambiar el voto del partido al que pensaban votar, mientras animóa un 21,9% a ir a votar, ya que pensaban no hacerlo. Aquel estudio no venía sino a confirmar el dato de que todos los sondeos celebrados con inmediata anterioridad al 11-M otorgaban la victoria al Partido Popular, o también al hecho de que los centenares de miles de españoles residentes en el extranjero, que emitieron su voto antes del 11M, otorgaron al PP el 51,14% de los votos, frente al 38,41% del PSOE.

Con posterioridad, el diario El Mundo publicó, el 13 de marzo de 2005, una encuesta que reflejaba que el 72,30% de los ciudadanos consideraba que Zapatero no habría ganado las elecciones sin el 11-M. Esta convicción la ha vuelto a validar, por enésima vez, un reciente estudio elaborado por la Universidad Pompeu Fabra.

Lo repugnante, sin embargo, no es tanto que aquel derramamiento de sangre tuviera efectos políticos, sino que, por primera vez en nuestra historia democrática, los tuviera en beneficio de los terroristas, con el papel decisivo del principal partido de la oposición y sus medios de comunicación, que fueron los que se encargaron de desviar la indignación ciudadana contra el Gobierno de la nación que con más hostilidad había combatido tanto al terrorismo islamista como al etarra.

Si algo hay que reprochar a las manifestaciones de los dirigentes del PP recogidas en el vídeo es que, junto al papel decisivo de la masacre en el vuelco electoral, no recordaran y airearan la satisfacción que tanto ETA como Al Qaeda, Hamás, los salvajes integristas de Al Sadar o algunos de los que se han sentado en el banquillo manifestaron a causa de ese buscado y logrado vuelco electoral. Con independencia de quienes fueran los autores intelectuales de la masacre, ¿hay qué dudar de que ese celebrado vuelco electoral formaba parte de su planificación estratégica a la hora de cometer aquella masacre tres días antes de las elecciones?

Por otra parte, una sentencia que absuelve a siete de los 28 acusados y que considera que en el banquillo de la Audiencia Nacional no ha llegado a sentarse ningún cerebro de la masacre, ¿cierra o deja más bien la puerta abierta a la posibilidad de futuras investigaciones?

No es imposible que ETA se limitara exclusivamente a celebrar y aprovechar en su favor el vuelco electoral provocado por la masacre del 11-M, con la esperanza de que el Gobierno del 14-M tuviera "gestos tan valientes en Euskal Herria como los que se van a dar en Irak", tal y como dijo esta organización terrorista en su optimista comunicado posterior a las elecciones generales. Sin embargo, una sentencia que absuelve a quienes la Fiscalía y la versión oficial del 11-M consideraba inductores de la masacre no refuta la posibilidad de alguna implicación etarra en la misma, por leve que sea. Esta posibilidad –que no afirmación– de los dirigentes del PP es, de hecho, la misma que le reveló Zapatero al director de El Mundo el mismo día de los atentados al afirmar que Felipe González creía que la masacre podía ser un "trabajo por encargo de ETA".

Pero con independencia de que los galgos encargaran o no el "trabajo" a los podencos, lo que sí que ha quedado acreditada es la mentira que Zapatero sostuvo ante el director de El Mundo de que en los trenes habían terroristas suicidas; mentira de la que Zapatero ahora se olvida y que Iñaki Gabilondo trata de endosar a una redactora.
Eso sí, hemos de admitir que la inclusión de titulares de Libertad Digital TV en el videomontaje del PSOE no puede sino ser motivo de satisfacción para nosotros, pues deja constancia de que no nos hemos plegado dócilmente a una versión oficial de los atentados que esta sentencia, en buena parte, refuta. Es una razón más para animarnos a seguir investigando.

Comunismo y nazismo
Octubre rojo
José García Domínguez Libertad Digital 8 Noviembre 2007

"Ha caído el muro pero sólo en Berlín, no en las mentes". Lo auguró poco antes de morir Jean-François Revel y, como siempre, su pesimista intuición resultó acertada. De ahí la asimetría que el canon ha impuesto a la hora de establecer un juicio moral sobre las dos ideologías más sanguinarias de la historia de la Humanidad. De ahí el eficaz cordón sanitario que las factorías mediáticas de la izquierda lograron tender entre la memoria colectiva del comunismo y la verdad. Y también de ahí la absolución ética que disfruta hoy una doctrina, el marxismo-leninismo, que comenzó a asesinar mucho antes que el nazismo, que asesinó infinitamente más que el nazismo y que aún sigue asesinando ahora mismo, medio siglo después de que desapareciera del escenario de la historia su alter ego.

Pero todo eso nada importa. Rige el mandato imperativo de establecer una estricta dicotomía entre nazismo y socialismo real; la orden inapelable de ocultar a la vista pública su vergonzante parentesco; la consigna de imponer a toda costa la percepción antagónica de esos dos primos hermanos que sembraron de tumbas el siglo XX; amén de la prisa por ampliar el ingente catálogo de cataplasmas retóricas con que cubrir la evidencia de que los comunistas practicaron el crimen en masa no contra sus principios, sino empujados por ellos.

Urge, pues, olvidar la común matriz antihumanista que amamantó a similares genocidas. Olvidar que si para Hitler la causa del hombre ario responde a las leyes eternas de la Naturaleza, en Lenin la autoridad suprema cambia de máscara, se llama Historia, mas responde a idéntica esencia. Así, en ambos casos, la certidumbre teleológica de ser los parteros de una nueva era; en ambos, la ciencia, ora social ora natural, usurpando el trono del Dios bíblico; en ambos, la promesa del paraíso terrenal en forma de un nuevo y luminoso orden social por crear; en ambos, la inclinación radical, innegociable, hacia lo absoluto; en ambos, la doctrina política colonizando el espacio de la fe en las almas entregadas de sus devotos creyentes.

Pero urge olvidar. Porque nada ni nadie ha de incomodar el eterno reposo del socialismo real en el altar mayor de la memoria sentimental de la izquierda. De ello dependerá, ni más ni menos, que su hiperlegitimación no se tambalee. Por algo, ni la socialdemocracia más timorata renuncia a la vieja estética kitsch del puño en alto y el canto de la Internacional en los primeros de mayo y fiestas de guardar. Al cabo, hasta habremos de prohibirnos mentar el irrefutable argumento que hace menos nocivo al nazismo que al comunismo: que el primero se extinguió para siempre en 1945.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Acoso a la libertad de prensa
El deshonor es todo suyo, Gabilondo
Cristina Losada Libertad Digital 8 Noviembre 2007

Lo más conmovedor de las declaraciones de Gabilondo contra los medios de la competencia es la confesión de que sale a la calle como cualquiera. Que se ponga al alcance de la gente del común, resulta tan asombroso como enternecedor en una antigua estrella de la radio y de la tele. Así, por mezclarse con la plebe, se entiende que no pueda hacer como Zapatero y huir del abucheo en coche oficial. Pero a Iñaki no le pitan, sino que le recuerdan una gran exclusiva que dio y que se demostró tan falsa como los Protocolos de Sión, lo que no fue óbice para que le recompensaran por su conducta durante los tres días de marzo. Premio merecido, claro está. Sin el impulso que prestó al bulo de los suicidas y a otros, así como a las "manifestaciones espontáneas" ante las sedes del PP, es posible que "la idea" de que el Gobierno mentía y era el auténtico culpable de la masacre de Atocha no hubiera "cuajado" como cuajó. En todo caso, es seguro que la convivencia no se hubiera visto alterada, resquebrajada y saturada de odio como en ningún otro momento de la democracia.

Dar una noticia falsa le puede ocurrir a cualquiera. Pero darla y, al tiempo, generar en sintonía con la estrategia de un partido político, una algarada callejera contra el partido rival tres días antes de unas elecciones, ya presenta peor cariz. Utilizar en ese contexto informaciones inveraces, azuzar manifestaciones e instigar a que se culpe a un Gobierno de un atentado no sólo deshonra a la profesión periodística, por utilizar el tópico que emplea el famoso locutor contra quienes sostienen opiniones que le molestan. Deshonra, sobre todo, a los individuos que contribuyeron a gestar el episodio de mayor bajeza moral que registran los anales desde el fin de la dictadura. Deshonor al que se añade el afán por silenciar a los que, desde entonces, no se portan como borregos y tontos útiles. Ahí está Gabilondo, periodista de pro, atizando junto a otros el fuego de las hogueras para quemar a una emisora, en lo que ya es el enésimo asalto de la ofensiva contra la COPE. Es como si quienes empezaron su carrera bajo el franquismo sintieran nostalgia de las prácticas de la dictadura hacia la prensa, cuando desde las altas instancias se ponían y quitaban directores y se ordenaba el secuestro y el cierre de periódicos. ¿Tan tenebroso ven su futuro en La Moncloa y cobertizos anexos que creen que su destino electoral depende de tres o cuatro programas radiofónicos?

Un defecto habitual de los famosos es mirarse el ombligo en exceso y hacer de su pequeña anécdota una categoría tremebunda. Don Iñaki ha echado su lagrimita por sí mismo, por no poder salir a la calle sin que le recuerden la noticia de los inexistentes suicidas. Pero, aquí, durante los tres días de marzo, hubo personas que estuvieron a punto de ser apaleadas y que fueron llamadas asesinas, gracias, en parte, a su premiada labor en las ondas. Además, en la España nacida aquel marzo, la libertad ha estrechado sus márgenes de tal modo que hay quienes no pueden realizar actos públicos sin que aparezcan fanáticos que los vituperen, intenten agredirlos y, en efecto, los golpeen; hay quienes por sus opiniones políticas reciben continuas amenazas de muerte y hasta fotos con balas; y hay un sindicato policial vinculado al partido del Gobierno que deseaba encerrar a un periodista en una "habitación" donde no hubiera Estado de Derecho, y que ahora dice disponer de "munición" –¿de qué calibre?– contra él y contra otros.

Largo sería enumerar todos los datos del sistemático acoso a cuantos no comulgan con la política de Zapatero y sus aliados nacionalistas, y me limitaré a un hecho más. Y es que en la España de Z se ha difamado a las víctimas del terrorismo que se oponían a la negociación con la ETA, hasta el punto que esas víctimas tienen que escuchar insultos y sufrir el desprecio y la calumnia cuando salen tranquilamente a la calle. Esa hazaña sin precedentes se ha logrado con el concurso, entre otros, de los medios en los que reina o ha reinado Gabilondo. Pues eso. Anótese un mérito más.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL FILÓSOFO AMENAZADO
Robert Redeker: "El Islam político tiene la intención de transformar Occidente"
El 19 de septiembre 2006, Robert Redeker, filósofo, profesor, miembro de Les Temps Modernes, publicó un texto titulado Frente a las intimidaciones islámicas, ¿qué debe hacer el mundo libre? en Le Figaro, donde afirma que los pensadores islámicos radicales influyen mucho en nuestras sociedades occidentales, que la forma de la educacion islamica es el Corán donde cohabitan odio y violencia, y que si la historia del cristianismo tiene violencia es porque se aparta de las enseñanzas de Jesucristo. Desde entonces, Robert Redeker esta amenazado de muerte ya que el jeque islamista Youssef al-Qaradawi ha decretado una una “fatwa”contra él. Ha concedido una entrevista a nuestra colaboradora Carmen Leal, profesora, miembro de Convivencia Cívica Catalana.
Carmen Leal – Especial para Libertad Digital 8 Noviembre 2007

El filósofo Robert Redeker es escritor, profesor de Filosofía en el Liceo Pierre Paul-Riquet de Saint-Orens-de-Gameville (Toulouse) y de la ENAC. Miembro del comité de redacción de la revista Les Temps Modernes, del comité científico del CALS (Universidad de Toulouse-le-Mirail), del comité de redacción de la revista Des Lois et des Hommes y de la comisión Filosofía – Ciencias Religiosas – Psicoanálisis del Centro Nacional de Libro (Centre National du Livre).

Pregunta: ¿Usted suponía que el articulo iba a tener unas consecuencias tan terribles?
Respuesta: Realmente el artículo no dice lo que piensan mis enemigos que dice, sino que exhortaba a los occidentales a valorar su propia cultura frente a las culturas que nos van llegando, sobre todo en lo que se refiere a la libertad de expresión como consecuencia de una sociedad abierta, a la libertad de pensamiento, esto es todo. Hay una cierta vergüenza a mostrar nuestra cultura ante las culturas que nos llegan y lo que ha conseguido nuestra sociedad .

Otra cosa es que por debilidad nuestra cultura esta cediendo ante costumbres que nos vienen impuestas desde otras culturas como el velo islámico que es signo religioso de sometimiento. En Francia, cada vez hay mas hombres musulmanes que se niegan a que sus mujeres sean atendidas en un Hospital por un hombre médico, exigen que sea una mujer médico con los problemas que eso comporta , y se esta permitiendo en los hospitales franceses. Hay un decreto ministerial en Francia en el que se permite que en las piscinas municipales haya distintos horarios para hombres y mujeres.Todo por la influencia de la comunidad musulmana y de su religión que no permite a los hombres ver a una mujer con traje de baño.

P:¿Cómo le ha cambiado la vida un simple artículo en Le Fígaro?
R: Vivo como un proscrito. No puedo ejercer mi profesión de Profesor de Filosofía, he de cambiar de domicilio, y hasta para comprar el periódico, he de recorrer cincuenta kilómetros.

P: A Usted le han llamado “islamofóbico” ¿ se considera usted así ?
R: Eso es una tontería. Se empleó esa palabra para denominar a quienes condenaban las prohibiciones ilógicas de Homeini Se ha criticado el fascismo, el comunismo,el cristianismo. Se ha criticado una religión o un conjunto de ideas y no hemos colocado la palabra “fobia” a nadie. La crítica no es fobia, esto no es un adjetivo correcto simplemente se critican unas ideas y en el articulo se critican unas ideas religiosas.

P: Se critican las ideas, es decir se someten al pensamiento crítico.¿ Qué diferencia hay entre creer y pensar/razonar?
R: Para pensar se utiliza la razón, es un trabajo de las luces de la inteligencia. La razon desliga de las propias creencias. El pensamiento se ejecuta incluso en contra de las propias creencias La creencia es un dogmatismo, es una prisión. En el pensamiento, uno busca la verdad aunque sea difícil de hallar, sin embargo en la creencia se acepta una verdad establecida. La verdad en el pensamiento racional en el trabajo científico es un hallazgo y en el caso de la creencia la verdad es un “a priori” .

P: ¿ Todas las culturas son iguales y respetables?.
R: No . Hay culturas de violencia y otras de no violencia, de igualdad y de respeto. Hoy día tenemos mucho miedo a que nos tilden de “racistas” pero es absurdo decir “racista” a quien critica al islam, por ejemplo. Hay muchas etnias islámicas. Hay culturas totalitarias que no respetan los derechos humanos. No todas las culturas tienen los mismos valores, pensemos en la cultura azteca, con los sacrificios humanos, y en otras culturas antiguas. Hay culturas que no respetan la evolución. Desde círculos de izquierdas, se dice que hay que tolerar esas culturas y convivir bajo el epígrafe de la tolerancia de todas las culturas. Eso esta bien mientras no convivan aquí entre nosotros. Pues no, esa es una traición de la izquierda porque todas las culturas deben respetar la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad.

P: Se habla mucho de la “alianza de civilizaciones” ¿cómo podemos convivir en un mundo tan globalizado?
R: La democracia ha de pervivir. No se ha de adaptar el mundo occidental a la cultura musulmana, sino que ha de ser al revés, los musulmanes de aquí han de adaptarse poco a poco a las reglas de occidente. Sigo diciendo que la palabra “racismo” nos da mucho miedo pero hay que luchar contra las ideas y no contra las personas y eso es muy distinto. Hay una gran desconfianza. El Islam político tiene la intención de transformar el mundo occidental y acercarlo hacia el islam. Sin embargo, en Occidente el estado laico no va en contra de ninguna religión en particular, sino que permite la práctica de la religión que tenga cada ciudadano. El Estado solo dicta las reglas de convivencia. A mi me choca mucho el velo islámico en las mujeres en las calles de Francia, siendo el velo un signo político.

P:¿Cabría la posibilidad de que se pusieran en contacto intelectuales demócratas de Francia con intelectuales marroquies, islámicos para interpretar de otra manera la religión?
R: Se ha de trabajar mucho porque hay mucho miedo. Los moderados de allí desconfían. Acercar posturas para integrar cuando se verifica que una cultura es “inferior” entendiendo por inferior menos libertades , menos igualdad de derechos entre hombre y mujer por ejemplo, es muy difícil porque hay que renunciar a muchas cosas y esas gentes tienen la sensación de traicionar a sus ancestros.

P: ¿Qué me dice del terrorismo islámico?
R: Se habla del terrorismo como resultado de la miseria, como una especie de resultado de que la miseria deriva en conflicto social y de ahí a la revolución y al terrorismo como forma inmediata. No lo creo. Es una cuestión ideológica. Las personas que atentaron en EEUU y en Londres eran personas cultas, instruidas. Creo mas bien en una paranoia de grupo.

P: ¿ Cómo es posible que la cultura islámica tan potente hace siglos no haya evolucionado?
R: En el siglo I fue espléndida, aunque había una cara oculta, el esclavismo. La historia demuestra que el islam incorporó la esclavitud, pero a partir del siglo XIII hay una postura oscurantista que ha motivado su declive.

P: Como Usted es Profesor de Filosofía, háblenos de la Educación, de su concepción de la educación. ¿La educación está en crisis ?
R: No creo que sea solamente una crisis de la Educación, yo creo que la crisis está en el sistema de vida. No de la vida social, ni biológica , sino de la “vida humana”, del “ser” del hombre. Ya no sabemos qué es el hombre y por eso no sabemos qué es la escuela, qué es la educación.

P: ¿Y qué debe ser la educación , la formación del hombre?
R: La formación debe estar ligada a la tradición. No a una tradición cerrada en una nación o en una cultura folclórica ,sino a la tradición-fuerza que arrancando de una cultura concreta , limitada, le lleva a una cultura universal. Tradición en el sentido espiritual, intelectual, lo que Hegel llama cadena de seres que piensan. Para mí significa vincular las nuevas generaciones a las viejas, porque la formación renueva el mundo. La enseñanza vincula un hilo dinámico que recorre el tiempo como el hilo de Ariadna. La enseñanza arranca al alumno del presente hacia el pasado, le pone en presencia de un mundo ausente, le pone ante Cervantes, Dante, Stendal, Durero o Goya; se le coloca ante el pasado, o sea que reorganiza la temporalidad. Al alumno se le incorpora a una tradición, a la de la mente humana. Mediante la enseñanza al alumno se le hace contemporáneo de los autores del pasado se le conduce a un tiempo intelectual. Pero además la educación va más allá porque lleva al alumno al mundo del pensamiento, al mundo de las ideas. Es un mundo espiritual, invisible, el mundo de la mente, le lleva al País del pensamiento, lo instruye como habitante de ese País. Educamos a los que nos sobrevivirán,se trata de no dejar morir lo que nos ha sido transmitido , de no dejar desertificar el País del Pensamiento. Y se trata de preparar al otro para vivir después de nuestra muerte. Son dos conceptos :educación y muerte que nuestra época se niega a unir, pero el hombre es el único ser vivo para el que la muerte es una preocupación.

P: ¿La escuela debe ser utilitaria?
R: Para pensar hay que alejarse del cuerpo y de las pasiones. Sócrates decía que el alma razona cuando nada le perturba ( ruido o placer), necesita una especie de ascetismo. Para Platón el razonamiento es el vehículo que nos transporta hacia el pensamiento. En la metafísica de Aristóteles ya se dice que los hombres desean saber por el placer de saber. El saber debe ser “gratuito” no para beneficio de nada en concreto y es precisamente ese “saber gratuito” lo que nos diferencia de los animales que “aprenden para “. Este saber es propiamente humano y hay que hacer comprender al alumno ese placer. Ese placer se apoya en la nocion de ocio. La palabra “escuela viene del griego “skholé” (placer y ocio). Hoy interpretamos el ocio como no trabajo, diversión y consumo, sin embargo ocio es el espacio comun a maestros y alumnos domde el espíritu puede estar desembarazado , es colocar al alumno fuera de lo inmediato, de las necesidades de la sociedad para ir por otro camino hacia el Pais del Pensamiento. Recordemos a Platón en el mito de la caverna, uno de los prisioneros el que esta destinado a la libertad y al conocimiento de la verdad es desatado por la fuerza, arrancado de su miserable condición.
Estamos prisioneros de nuestros deseos en la caverna de Platón hay que salir de la caverna hacia la luz y para ello se necesita violencia, hay que violentar la voluntad del alumno para llevarle hacia la Luz del pensamiento.

“Escuela” se opone a la “cultura del resultado”, escuela es lo contrario de “trabajo”, del para qué saber, estudiar. Pues hay que decir que “para nada”, por el placer de “saber”. Y por qué saber ?, ¿por qué pensar? Cuando se pregunta para qué saber,para qué pensar hay que contestar que para SER, para “ser humano”, para distinguirse del animal, para llegar al Pais del Pensamiento.

La diferencia entre el hombre y el animal reside en la intuición de las esencias, según Kurt Gódel. El objetivo de la escuela es la “gratuidad” no la “inutilidad” . Decir que es inútil es un insulto. La utilidad llegara por añadidura y está subordinada a lo esencial. Aprender a pensar es aprender a distanciarnos de nosotros mismos, hay un desprendimiento, un alejamiento , eso supone hacer crítica.

P: ¿Es necesaria la educación para la sociedad ?

R: La preocupación de cualquier sociedad es la de sus supervivencia y para eso se necesita la educación. Hoy la preocupación de la sociedad por la educación no esta regida por el temor a su desaparición sino por la voluntad de poder y básicamente económico. El verdadero objetivo es el poder económico y es lo que motiva las ideas oficiales sobre la educación. Nos exponemos entonces a limitar la educación al utilitarismo. Sin embargo aprender a desprenderse de sí mismo significa aprender un espíritu crítico, aprender la crítica. La escuela debe enseñar a razonar. Sócrates dice que el alma razona mejor cuando no vienen a perturbarla ni audición ,ni visión, ni dolor, ni placer alguno, cuando se concentra en sí misma. Solamente se puede alcanzar el Pais del Pensamiento cuando se ha aprendido a desprenderse de la sociedad, del mundo cotidiano y de sí mismo.

P: ¿Quién debe decir lo que debe ser la educación?
R: Desde luego no los economistas, , ni la opinión pública, ni el pueblo. La educación sobrepasa lo que un pueblo quiere en un momento determinado, porque los pueblos están impregnados en el presente. Tampoco puede ser la fábrica de hombres de la calle, el hombre de la tele-realidad, un hombre sin cualidades. Toda educación se pierde si cae en la idea democrática.. La educación ha de ser aristocrática, ha crear hombres singulares y no clones. Por lo tanto ha de ser “aristocrática”, entendiendo por aristocrática lo mejor para todos.

P: ¿Quién debe educar?
R: El pensamiento. Porque es el pensamiento quien debe educar a los educadores. Y es él quien debe definir lo que la educación debe ser, no la sociedad, no el pedagogismo, esa pedagogía moderna dominante desde 1980 y que no es mas que “enseñante de la ignorancia”,El mundo moderno vive bajo la losa de la “sociedad”, palabra de valor que ha suplantado a la palabra Dios. La sociedad es lo mas importante y la educación se piensa en relación a la sociedad. La educación se concibe como integración. Es un objetivo social, para asegurar la cohesión de la sociedad. Por eso la enseñanza se ha visto obligada a revisar a la baja sus exigencias intelectuales, sacrificando parte de la cultura para conseguir la integración.

P: ¿No se socializa el niño y el adolescente en la escuela?
R: Hablo de integración como adaptación. Adaptar a los niños al mercado. La escuela como lugar de integración en la sociedad ha llegado a ser la finalidad de la enseñanza. Un objetivo sociológico. J.J. Rouseau escribía en El Emilio hay que optar por hacer un hombre o hacer un ciudadano. Hoy la escuela ni siquiera existe para hacer “ciudadanos” sino para “aprender a vivir juntos”: la integración. Un concepto utilitarista de la educación. Se confunde educar con adaptar. La propia escuela debe ser adaptada al mundo contemporáneo, al mercado del empleo. Se pondera el éxito escolar con un vocabulario ajeno a la escuela y se habla de “saber venderse” Se deja a la escuela sin armas porque su finalidad ha sido el girar el espíritu hacia el mundo del pensamiento. Si la finalidad de la escuela es adaptarse a la sociedad, adaptarse a la producción, adaptarse para una profesión , la escuela se traiciona. Su papel se convierte en fabricar hombres-herramienta para la empresa,para la industria, para la economía. Como si la función de lo humano fuese el rendimiento, he aqui el objetivo que ha subsumido todo lo demás. Y sin embargo Educar no es hacer que se tenga un buen rendimiento. Enseñar no es hacer que se tenga un buen rendimiento.

P: Pero la economía , el rendimiento, en una sociedad es algo a tener en cuanta en la educación ¿o no?
R: A causa del imperio de la economía la cultura y su transmisión ha perdido parte de su legitimidad y las consecuencias han sido empobrecedoras, incluso en los programas escolares. Hay un desfase entre la economía y la cultura/enseñanza. No se trata de demonizar la economía ,ni la economía de mercado, sería ridículo, pero la economía no puede convertirse en regente de la vida colectiva. Entra en contradicción con la enseñanza de las Humanidades.

P: ¿Que papel debe jugar la educación en el siglo XXI ?
R: El de un contrapoder frente a “cada vez mas rápido, mas alto,mas lejos” , el conformismo y el entretenimiento de masas. La educación humanista parece algo exótico. Se pretende que la educación se parezca a los medios de información, T.V. o Internet, que divierta, que no aburra. El entretenimiento nos envuelve y corresponde a la educación mantenerse separada del entretenimiento. Cuando he hablado de “ocio” es porque ese espacio de tiempo no es productivo . Leer un libro difícil, o estudiar durante semanas no es productivo. Los “ocios” de nuestra sociedad son espacios de tiempo liberados del trabajo pero no liberados de la producción de consumo. La educación se definiría como el “ocio”( tiempo no productivo) liberado de los “ocios” sociales, ( tiempo no productivos pero consumista )

P: ¿La educación entonces se convertiria en un poder espiritual ?
R: El poder espiritual ya no pertenece a la Iglesia, pertenece a los grandes medios de comunicación del entretenimiento. No es la Iglesia quien da forma a lo imaginario,ni tampoco la escuela. Ahora el alma de los adolescentes la dirigen : MTV, Skyrock, los video-clips y el deporte-espectáculo. La educación debería convertirse en la resistencia al vacío, a la vacuidad. La enfermedad de las sociedades modernas es el vacío según el filósofo Karel Kosic. La escuela se ha dejado invadir por ese vacío. La cultura se ha convertido en producto de consumo rápido y en una especie de parque temático. Todo es diversión y fiesta, pues la escuela debe ser anti-fiesta. Un contrapoder a ese poder que todo lo convierte en fiesta: Fiestas medievales con trajes de época. No el austero conocimiento histórico vinculado al trabajo del historiador sino el consumo eufórico de una historia “disneysada”. Estamos ante una nueva barbarie que transforma cualquier asunto serio o de cultura, en fiesta. La educación ha de transformarse en una muralla contra la fiesta, una contención al “homofestibus”

P: Entiendo que la educación ha de formar hombres, pero ¿qué es el hombre?.
R: Precisamente cualquier educación ha de responder a esa pregunta. Porque no es una respuesta simplemente científica como la darían las ciencias humanas sino que la respuesta es mucho mas rica y profunda. Es una respuesta filosófica. A esa pregunta el adolescente se hace otra ¿qué soy yo ? Y sobre todo ¿qué debo ser yo ? Nuestra época esta marcada por el empirismo, por el pedagogismo y por el conformismo. Pero el hombre no es lo que se ve de él. El ser hombre es algo invisible que se alcanza a ver con el pensamiento. El hombre no son “los seres humanos con quienes nos cruzamos cada día”. El hombre es una idea, y como idea solo existe en el pensamiento. Es un concepto filosófico que ninguna sociología, psicología etc. puede decirnos qué es porque son ciencias de un solo plano. Hay un relativismo para el concepto de hombre. En la cultura contemporánea es una cuestión tabú la cuestión del hombre porque implica otra interrogación ¿qué debe ser el hombre? Y obligaría a estropear el relativismo. En la cultura contemporánea se ha borrado el concepto de hombre. Michel Foucault constata”la muerte del hombre” en 1966. Las palabras y las cosas . Lo que ha muerto es el tema metafísico, la interioridad, la idea de hombre, una forma de hombre ideal que permitia la educación y la enseñanza en función de ese hombre universal.

P: ¿Por que ha muerto esa idea de hombre universal ?
R: Por tres motivos. Las ciencias humanas, la reducción a la animalidad, y la reducción a la máquina ( el ordenador). Las ciencias humanas en la cultura moderna son incapaces de responder a la pregunta qué es el hombre de otra forma que no sea el relativismo. Ha muerto la base del hombre y se educa en función de una idea de hombre. ¿Cuál es el ideal de hombre a realizar ? Y esta es la causa de la crísis de la educación. El pedagogismo actual ha desplazado al hombre y ha colocado al niño en el centro del sistema. Al ser imposible pensar en una esencia de hombre, “un debe-ser” válido siempre, en todas partes, universal, se ha desplazado el “debe-ser” del hombre, al niño. El futuro ( que será hombre) al presente que es el niño. Pero el niño es el hombre que todavía no es, precisamente es niño es porque todavía no es hombre . Metafísicamente el niño se disuelve en el hombre.

P: Volvemos entonces al principio ¿hay una crisis de la vida humana?.
R: Sí ,hay una crisis de la esencia de la vida, El hombre ya no sabe ni por qué , ni cómo vivir. Las escuelas de la Antigüedad daban respuesta al cómo vivir. Durante muchos años en las escuelas de Francia se daba respuesta a qué es un hombre y a cómo vivir. El hombre contemporáneo vive para consumir, para tener éxito, para no plantearse preguntas filosóficas, No vive para que su vida sea un éxito, sino para tener éxito en la vida. Y tener éxito hoy supone alardear del consumo ostentoso, ser famoso y poder consumir mañana mas que hoy. Cuando los que tienen estos éxitos, cantantes y futbolistas, son alzados como modelos de vida para niños y adolescentes existe una crisis. Cuando los modelos de vida son los famosos de la TV y no los 50 mejores hombres, mas relevantes intelectualmente, hay una crisis. La crisis de la educación,la crisis de la enseñanza son ecos de una crisis mas profunda, de una crisis de la vida. La sociedad moderna esta afectada por una crisis de vida y una crisis de la muerte. Se deshumaniza y se animaliza la muerte. Nuestro mundo moderno no quiere pensar en ella, llamamos al psicólogo para no pensar en ella.. Vivimos un presente líquido. Lo líquido es la no durabilidad de las estructuras y de las formas sociales y esto no favorece a la escuela. Vivimos en un todo gelatinoso. La escuela intenta satisfacer a todo el mundo. La escuela no puede educar ni enseñar porque ya no sabemos el Ser Hombres, vivir de una manera humana. Estamos ante una crisis metafísica de la que no saldremos hasta que no reconstruyamos la idea racional del hombre

A bulto
Kepa Aulestia EL Correo 8 Noviembre 2007

El euskera es uno de esos asuntos que llevan a ensalzar o a denigrar valores, contenidos o políticas, aunque siempre a bulto. Los activistas de la lengua han consagrado un término -euskalgintza- que parece desterrar de los dominios del euskera a quienes no mantengan un compromiso profesional o una disposición militante respecto al mismo. Fomentan un tipo de relaciones endogámicas que se vuelven especialmente refractarias al mundo exterior. Se trata de un comportamiento que contribuye a la generación de un activismo de signo contrario, quizá menos constante, pero igualmente empeñado en cultivar la ignorancia. El artículo publicado en 'The Wall Street Journal' el pasado martes refleja esa mezcla de inquietud, prejuicio e ignorancia que rodea al euskera.

La inquietud es comprensible. Una política lingüística inspirada a lo largo de casi tres décadas por la quimera de una sociedad simétricamente bilingüe compuesta de ciudadanos simétricamente bilingües ha propiciado excesos, disfunciones y agravios que sería imprescindible catalogar según su naturaleza y gravedad. Pero en ningún caso debería conducir a la apertura de una causa general contra la promoción del euskera. Y mucho menos a utilizar términos como «inquisición» o «limpieza étnica» para referirse a las normas vigentes. Resulta un exceso duplicarlo todo -documentos, puestos de trabajo, aulas y asignaturas- en aras a situar al euskera en igualdad de condiciones con el castellano. Son disfunciones las derivadas de unos niveles de exigencia de conocimiento que no se corresponden ni con los medios ofrecidos para alcanzarlos, ni con su necesidad objetiva como respuesta a una demanda real. Y es comprensible que existan sentimientos de agravio cuando un exceso o una disfunción da lugar a un caso de injusticia o, cuando menos, a la percepción de la misma.

Pero de la misma forma que los derechos no son de la lengua, sino de sus hablantes, la inmensa mayoría de los deberes lingüísticos que se contemplan en las normas son obligaciones profesionales, relacionadas con la función pública en su sentido más genérico -incluido el derecho a la educación-; obligaciones para con los vascoparlantes o para con quienes desean serlo. Esto último no avala, por sí mismo, los requisitos contemplados en las vigentes normas y la actual baremación de los méritos profesionales. Pero su eventual revisión no debería proponerse o realizarse también a bulto. Baste un ejemplo, el monolingüismo funcional euskaldun aflora, muy probablemente, por encima de lo que los mapas sociolingüísticos estiman en la relación que se establece entre el paciente y el servicio de salud, o entre el ciudadano y la administración de justicia, debido al estrés que esa misma relación suscita en las edades avanzadas y entre los menores.

Aunque lo que constituye todo un monumento al prejuicio y a la ignorancia es que se llegue a argumentar que el euskera no cuenta con términos genuinos para decir «aeropuerto, ciencia, renacimiento, democracia, gobierno e independencia». Y que eso se afirme echando mano del léxico inglés, en este sentido tan poco genuino como el castellano o cualquier otro.

Catálogo de disparates
Nota del Editor 8 Noviembre 2007

En estas páginas de AGLI están catalogados los disparates que la imposición lingüística ha causado sobre la mayoría de los ciudadanos. Y en caso alguno el español y el vasco deben estar en igualdad de condiciones, puesto que existe el deber constitucional de conocer el español y no así el vasco, y por tanto este deber de conocer el español implica que los servicios públicos en español son suficientes y que el estado no tiene dotar función pública alguna con conocimientos de vasco.

El PSOE prosigue la "manipulación masiva" del 11-M
Elsemanaldigital 8 Noviembre 2007

En las últimas horas el PSOE ha difundido a través de Internet un nuevo vídeo, titulado La sentencia. La verdad frente al engaño masivo, en el que interpreta de manera partidista la sentencia en primera instancia sobre los atentados del 11-M. A la reiteración de una versión que la sentencia no confirma se une un ataque directo al Partido Popular por sus supuestas "mentiras" y "manipulaciones" de los acontecimientos en 2004 y después. El veredicto presentado el miércoles 31 de octubre en la Audiencia Nacional por el juez Javier Gómez Bermúdez no respalda la interpretación que de él hace ahora el PSOE, y el ambiente político se crispa día a día.

El PSOE da ahora como "hechos probados" en su vídeo sucesos que la sentencia no menciona y en todo caso no sustenta. Y llama "mentiras" a las interpretaciones del 11-M por parte del PP o de algunos de sus representantes, mientras que tales interpretaciones no han sido sometidas a la consideración de los Tribunales, que en consecuencia no han fallado sobre su mayor o menor veracidad. Es, pues, un caso de manipulación política de lo sucedido.

Lo más notable de la situación es que, precisamente, el PSOE reprocha al PP la llamada "teoría de la conspiración" que consistiría en una manipulación de los hechos por parte del Gobierno de José María Aznar primero y a cargo del equipo de Mariano Rajoy después. Según el PSOE, el PP habría forzado las evidencias para mantener la idea de una participación de ETA en los atentados que la sentencia negaría. En realidad, fue el Gobierno de Aznar quien detuvo a los islamistas condenados, y la implicación de ETA en los atentados no ha sido rechazada por el Tribunal en la medida en que no ha sido sometida a su consideración. Un ejemplo más de manipulación.

Según el PSOE, se trata de un vídeo que su equipo tenía preparado desde hace tiempo, pero su publicación ha coincidido con la renovada polémica sobre el 11-M y con las declaraciones de ayer miércoles de José María Aznar, en las que reiteraba que los que idearon el 11-M no están "ni en montañas lejanas ni en desiertos remotos". Una advertencia que en el PSOE, sin duda, no ha gustado, pero que no da pie a cualquier tipo de manipulación.

Los partidos políticos no son titulares de la libertad de expresión para lanzar a la opinión pública versiones no respaldadas por los hechos, sino precisamente para que éstos sean conocidos. José Blanco puede opinar que Aznar es el "autor intelectual del engaño masivo" y el "material" Ángel Acebes, pero si quiere superar la manipulación de las conciencias la única solución en buena lógica sería una investigación en profundidad y mucha prudencia hasta entonces. Una prudencia que está faltando a medida que se acercan las elecciones.

Bobadas corrientes y otras cosas de flamencos
Pascual Tamburri elsemanaldigital 8 Noviembre 2007

La división del distrito electoral de Bruselas-Halle-Vilvoorde (BHV) en Flandes corre el riesgo de dividir algo más. Bélgica podría desaparecer del mapa y, con ella, los independentistas antiespañoles creerían obtener una victoria o el anticipo de la misma. Quizás sea el momento de señalar algunas bobadas que circulan entre nosotros con demasiada alegría.

Una. La situación de Bélgica no es comparable a España. Bélgica es un Estado creado artificialmente en 1830, tras una revolución liberal, con los viejos Países Bajos católicos. Bélgica –nombre tomado de la historia romana- reúne las diez provincias que España defendió antes durante dos siglos contra la amenaza protestante; unas provincias a las que el idioma no une y nunca ha unido desde comienzos de la Edad Media.

Dos. Flandes no es Cataluña, ni mucho menos Vasconia. Los flamencos de Bélgica tienen una autonomía de tipo federal lograda a lo largo del siglo XX. Pero su personalidad histórica, y también lingüística, es un hecho acreditado sin matices, y sin comunidades francófonas en su interior. Todo parecido es casual.

Tres. Los distintos nacionalismos son incomparables. Entre el fervor de sacristía de Durán Lleida y el nacionalismo radical de Filip Dewinter hay un abismo; no digamos ya entre Vlaams Belang y ETA-Batasuna. En un país gobernado por uno de estos movimientos todos los miembros del otro serían enemigos del Estado, hasta tal punto las diferencias deberían excluir incluso todo contacto.

Cuatro. Lo que en Flandes es probable aquí no sucederá. Dice Dewinter que "el final de Bélgica está cerca, la cuestión no es si Flandes será independiente, sino cuándo, porque Bélgica no funciona, y la única alternativa al caos es la independencia". Ningún nacionalista antiespañol puede decir seriamente otro tanto.

No creo que estas noticias de Flandes sean buenas para ningún europeo, pero lo peor sería no conocer los hechos reales. Todo nacionalismo, por definición, es enemigo de la convivencia imperial en el seno de Europa, ya que exacerba lo pequeño y diferente frente a lo común y permanente. Ahora bien, entre una comunidad nacional milenaria al estilo de Flandes y las elucubraciones de Sabino Arana hay y debe seguir habiendo una diferencia.

Nuevo "proceso de pazzz" para ZZZ
Alejandro Campoy Periodista Digital 8 Noviembre 2007

Sin duda conocedor del singular "talante" de Mister Z, el Gobierno marroquí acaba de anunciar que está dispuesto a iniciar un proceso negociador con el Gobierno español sobre la cuestión de la soberanía de Ceuta y Melilla. Así, Z dispone de una última oportunidad para resolver con éxito un nuevo "proceso de pazzz".

Sin embargo, en esta ocasión no se trata de una banda armada que debe declarar un alto el fuego y entregar su arsenal, sino de un Estado que lo único que tiene que entregar es a su embajador en nuestro país, instrumento por el cual suponen que el Gobierno español estará dispuesto a hace cesiones políticas. El problema es que tienen motivos más que sobrados para pensar tal cosa.

Ya hemos visto cómo en el anterior "proceso de paz", Mister Z entregaba sin ningún escrúpulo la libertad de la mitad de los ciudadanos vascos, incluídos miembros y cargos de su propio partido, con tal de obtener la tan ansiada foto de la entrega del arsenal etarra ante un buen número de observadores internacionales. Simultáneamente, despreciaba, acosaba y perseguía a las víctimas de ETA que sólo reclamaban justicia.

Todo hace suponer que las potenciales "nuevas víctimas", los ciudadanos de Ceuta y Melilla, que acaban de dejar clarísimo para quien quiera verlo que ellos son españoles y su país es España, pueden correr idéntica suerte que los ciudadanos vascos constitucionalistas y las víctimas de ETA, es decir, ver como su propio gobierno traficaba con su libertad, su dignidad y su exigencia de justicia para contentar a una cuadrilla asesina.

Lo normal es que tal cosa no pueda suceder en este caso. La postura incial debe ser la de suponer que el Gobierno español ignorará semejante disparate, o si da acuse de recibo al mismo será para decir alto y clarito que no hay nada que negociar. Seamos entonces bien pensados y supongámosle al Gobierno español esa única reacción posible. Esperemos también que esta presuposición se vea inmediatamente confirmada por los hechos.

Porque si los hechos no vienen a confirmar esta buena predisposición inicial, entonces este Gobierno podría llegar a superar con mucho cualquier nefasta gestión de todas las que hasta ahora ha venido realizando; si se dejara entrever el más mínimo asomo de "diálogo", "negociación" o "talante" en esta cuestión, estaríamos ante la mayor infamia de largo que este Gobierno pudiera haber cometido, que sin duda ya cabría dentro del tipo penal de la "traición".

Porque esta vez lo que está en juego es la nacionalidad de miles de españoles ceutíes y melillenses, su ciudadanía y su disfrute del sistema de derechos y libertades vigente en España [sic]. Y esto no es negociable desde ningún punto de vista. Y mucho menos si lo que se pretende recuperar es un simple embajador, que por otro lado significa el estado de unas relaciones bilaterales marcadas siempre por el chantaje marroquí. Y si en este punto el Gobierno español es incapaz por enésima vez de dar muestras de firmeza, entonces algunos ciudadanos tendremos todo el derecho del mundo no sólo a valorar esa postura directamente como una traición a España, sino quizás también a preguntarnos por el motivo último que puede hacer que un Gobierno soberano se arrodille ante un chantaje inadmisible.

Golpe a la cantera de ETA
Editorial ABC 8 Noviembre 2007

El Cuerpo Nacional de Policía asestó ayer un duro golpe a los grupos de terrorismo urbano con la desarticulación de la estructura de Segi, organización juvenil proetarra, en San Sebastián. La operación policial se saldó con cuatro detenciones y cerca de una veintena de registros domiciliarios. Por tanto, hay que felicitarse por esta nueva acción antiterrorista que demuestra que el Estado de Derecho cuenta con recursos suficientes para combatir el terrorismo y derrotarlo incondicionalmente, siempre que el Gobierno de turno tenga la voluntad política necesaria para tomar las decisiones que requiere un compromiso de esta naturaleza.

En este sentido, la operación contra Segi ofrece varias lecciones sobradamente conocidas pero frecuentemente olvidadas. La primera es que el Gobierno vasco no participa en la lucha policial contra ETA, pese a que la Policía autonómica -la Ertzaintza- está, teóricamente, en mejores condiciones objetivas para combatir la «kale borroka». Se trata de una pasividad tan persistente y notoria que sólo puede obedecer a una decisión política directamente imputable al PNV y al Ejecutivo del lendakari Ibarretxe, cuya reedición de la propuesta soberanista es, como denunció en su día Josu Jon Imaz, el «plan B» de ETA, porque ni siquiera exige el previo cese de la violencia. Al contrario, en la renovada estrategia del lendakari, el terrorismo es la amenaza necesaria para ceder al chantaje de su consulta soberanista.

La segunda lección atañe al Gobierno y al PSOE, porque es cierto lo que dice el ministro del Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba, cuando califica a la «kale borroka» como «cantera» de ETA. Lo importante de esta afirmación -que es, por otro lado, una verdad histórica- no es pronunciarla con solemnidad, sino ser políticamente coherente con ella, de forma que los socialistas no vuelvan a olvidarse de semejante obviedad en el futuro, haya o nuevas treguas de ETA, porque con la intención de salvar el proceso de negociación con los terroristas llegaron a negar la evidencia. Aún está vivo el recuerdo de aquellas lamentables declaraciones de dirigentes del PSOE en las que, por ejemplo, con motivo de la quema del negocio de un concejal de UPN en Barañáin (Navarra), ponían en duda no sólo que fuera un acto de terrorismo urbano, sino incluso que, aun siéndolo, la responsable fuera ETA. Pues bien, algo se habrá ganado si en el PSOE se abandonan definitivamente aquellas dudas artificiales sobre la «kale borroka» y se tiene claro que la violencia callejera es una estrategia más del terrorismo de ETA, supeditada a las decisiones de los dirigentes etarras y orientada a los mismos e inadmisibles objetivos de la banda terrorista.

Pesadilla o sueño de Zapatero
Por VALENTÍ PUIG ABC 8 Noviembre 2007

A estas alturas no tiene tan siquiera rango de contradicción que los socialistas celebren el despliegue de banderas de España entre la población entusiasta de Ceuta y Melilla pero no den importancia alguna a que no ondeen en ayuntamientos vascos y catalanes en los que el socialismo tiene poder decisorio. El surfeo político de Rodríguez Zapatero es de superficie, esquiva los túneles oceánicos y recela de los desplazamientos trasatlánticos. Incluso, más allá del Estrecho de Gibraltar, usa de la superficialidad sin atender a los peligros de la recámara berebere. El diputado Tardà, en nombre de ERC, define la visita de los Reyes a las plazas autónomas de Ceuta y Melilla: «Orgía nacionalista española». Por sus precedentes históricos, mucho sabe Tardà de lealtades y de Estado. En 1921, los partidos políticos Acció Catalana -una escisión fatídica de la Lliga camboniana- y Estat Català enviaban un telegrama a Adb El-Krim, quien encabezaba la revuelta contra España en el Rif: «Ante vuestra valiente resolución en defensa de la Patria marroquí amenazada por España, los hijos de Cataluña os envían un mensaje de simpatía. No es la primera vez que la tierra catalana demuestra su protesta por la invasión de Marruecos». Desde luego, tampoco ha sido la última porque para ERC la real visita a Ceuta y Melilla es un acto colonialista, otra agresión contra Marruecos.

El superficialismo histórico de Zapatero actúa con la misma indiferencia ante la contradicción en cuestión de banderas, respecto a sus alianzas parlamentarias o refiriéndose a Azaña. Zapatero presenta las Obras Completas de Azaña y afirma que la democracia actual es «la España que soñaba Azaña». En realidad, hoy sabemos que en el caso de Azaña lo más acertado fueron las pesadillas y no los sueños. Defiende el estatuto de autonomía catalán como una pieza clave del nuevo orden republicano y tiene el apoyo de ERC, según una formulación poco transparente de los pactos de San Sebastián. Las discrepancias entre Azaña y Ortega en aquel debate parlamentario siguen vigentes hoy. Muchas serán las quejas de Don Manuel Azaña contra el nacionalismo catalán cuando, como presidente de la República, se ve institucionalmente extraviado en una Barcelona de retaguardia en la que estalla una guerra civil en el seño de otra guerra civil. Negrín le dice que, si después de la guerra, se modifica la Constitución llegará en esa materia tan lejos como el que más; «y si el pueblo catalán quiere separarse pacíficamente, no se opondría». Azaña anota: «Ahí no llego yo», le digo.

Zapatero, al contrario, siempre parece dispuesto a llegar un poco más allá, en política territorial, en estrategia exterior, en laicismo o en lo que sea. Pero parte desde la superficie y llega a la superficie. Tiene algo de político unidimensional, por contraste con las introversiones políticas y humanas de alguien como Azaña. El sueño placentero de Rodríguez Zapatero parece estar en las antípodas de las pesadillas de Azaña cuando de una vez por todas comprende que no habrá paz ni piedad ni perdón. De algo se siente responsable. Algo le angustia. Percibe lo trágico. Su final es un insomnio sin nombre.

En este aspecto, Zapatero es un ser afortunado. Es el presidente de Gobierno de una España que ha superado algunas pesadillas, unos pocos atrasos. Tiene, eso sí, socios parlamentarios parecidos a los que padeció Azaña, ha instalado imprudentemente el banderín de enganche del laicismo, hurga de forma irreflexiva en lo que llama memoria histórica y pretende truncar el consenso de un sistema más o menos bipartidista. De los primeros tiempos de la Segunda República, es un comentario de Pla que viene al caso para las escenificaciones histéricas de Mohamed VI. Pla habla de las relaciones Francia-España y dice que el error consiste en creer que «Francia nos hará un trato especial porque hemos adoptado su forma de gobierno». Puesto que la política internacional sólo se mueve por intereses, lo único que les convenía a los demás países era la debilitación que hubiese causado el cambio de régimen en España. Esa es siempre la clave en las relaciones de vecindad. Eso sí que Manuel Azaña lo sabía. Celebremos y leamos ahora sus Obras Completas. Algo siempre se aprende, sea sueño o pesadilla.
vpuig@abc.es

Insólitos antiislamistas
Por EDURNE URIARTE ABC 8 Noviembre 2007

Aparcada la teoría de la conspiración, al menos entre los líderes políticos, la visión del 11-M permite distinguir ahora otros lodazales, los más importantes para valorar la política contra el terrorismo islamista. Por ejemplo, la conversión de la extrema izquierda y de los nacionalismos radicales en los más entusiastas defensores de la sentencia de 11-M. Es decir, de la persecución del terrorismo islamista.

Como es obvio que esto no es así, parece también evidente que estos valedores de la sentencia están pensando en otra cosa muy distinta al terrorismo islamista. O que el terrorismo islamista es para ellos tan secundario e irrelevante como para los teóricos de la conspiración. Que fuera IU la que pidiera la comparecencia de Rubalcaba en el Congreso para refrendar la sentencia da una idea de la magnitud de la otra manipulación del juicio.

O que el entusiasmo de IU fuera compartido por Emilio Olabarria, un acérrimo defensor de los acuerdos con ETA que aún no es capaz de distinguir entre etarras y demócratas. O por Joan Puig, que también tiene grandes dificultades para respaldar la acción de la justicia y de la policía contra los terroristas etarras.

De hecho, ni IU ni el PNV ni ERC apoyan la persecución judicial y policial de ETA. Y no hacen distinciones entre ETA y Al Qaida a esos efectos, policiales o judiciales. Por lo que deben de estar celebrando otras cosas con su defensa de la sentencia del 11-M. No la persecución del yihadismo, sino la condena de la guerra del Irak, la agitación preelectoral contra aquella guerra, y la absolución de ETA, y, por lo tanto, del nacionalismo radical.

Rubalcaba se autocontroló y Jorge Fernández Díaz enterró definitivamente la conspiración. Pero no es posible ningún acuerdo PSOE-PP contra el terrorismo islamista con estos grupos radicales de por medio. Mejor dicho, al lado del PSOE. El problema, como afirmó Fernández, es que parecen hacer el trabajo sucio al PSOE. Y el PP ha coqueteado con la conspiración pero el PSOE está enfangado hasta el cuello de acuerdos con esos adalides del entendimiento con el terrorismo, el de aquí y el otro.

Vuelta al chantaje
Por FLORENTINO PORTERO ABC 8 Noviembre 2007

La diplomacia marroquí es tan previsible como coherente. Desde la independencia hasta la fecha ha hecho del irredentismo uno de sus pilares. El nacionalismo es un instrumento al servicio de la Corona con el que cohesionar a una sociedad que sufre las lacras del subdesarrollo y la ignominia de la corrupción. Para el gobierno de Rabat, Ceuta y Melilla son tan marroquíes como Ifni. Están dispuestos a negociar con nosotros tiempos y formas, pero en ningún caso admitirán su españolidad.

Las amenazas de Mohamed VI eran previsibles y sería un error no tomarlas en serio. Está actuando tal y como vio actuar a su padre. No es una reacción desesperada, saben lo que se traen entre manos. Marruecos ha derrotado a España en todas las ocasiones, con la sola excepción de Perejil, porque entonces quien gobernaba en el país estaba dispuesto a todo con tal de defender la soberanía nacional.

Marruecos sabe de la debilidad de nuestro Gobierno y sin duda lo someterá a presión. Puede volver a abrir el tráfico de inmigrantes ilegales, tanto a través de las vallas como en patera. Puede, por ejemplo, cortar o limitar aún más la colaboración en materia de inteligencia, privándonos de una información importante para combatir el terrorismo yihadista.
Hay quien teme que empuje hacia España a destacados islamistas, pero de hecho eso ya lo viene haciendo sin que nadie se alarme. Su influencia sobre las asociaciones de musulmanes españoles ha crecido mucho y puede movilizarlas en contra de la integración de esta población. Los intereses económicos españoles en Marruecos son importantes y, de la misma manera, podrían sufrir aún más dificultades...

EN QUE GASTA EL DINERO ESPAÑA Y LIBERTAD
España y Libertad 8 Noviembre 2007

Bilbao, 7 de Noviembre de 2007.- Estimados amigos, os adjuntamos las últimas actividades de nuestra organización. Absolutamente todas requieren una inversión económica mínima que estamos sufragando con grandes dificultades. A nuestra dificultad de continuidad se suma ahora un necesario cambio de equipo informatico. Os pedimos vuestra ayuda para mantener el funcionamiento de España y Libertad.

El último mes se ha hecho frente al coste de la campaña 'Nuestra bandera a nuestras instituciones' con los gastos derivados de las propias banderas y los desplazamientos por todo el País Vasco para la entrega de banderas.

Además se ha iniciado la campaña de información en el Museo Guggenheim para la que estamos repartiendo 25.000 dípticos informativos.

Los problemas económicos (no contamos con ningún tipo de subvención pública) amenazan sériamente con paralizar nuestra actividad que creemos JUSTA Y NECESARIA sobre todo aquí en el País Vasco.

A aquellos que consideréis que lo que hacemos merece la pena y que nuestra pelea por la defensa de España es la vuestra, os pedimos una ayuda, la que sea. Cualquier cosa es mucho para nosotros. Os facilitamos la cuenta bancaria de España y Libertad. Gracias por anticipado.

Banco Santander
0049-4419-03-2810000102

Recortes de Prensa   Página Inicial