AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 12 Noviembre   2007

España es para el PSOE mera cuestión electoral
EDITORIAL Libertad Digital 12 Noviembre 2007

El PSOE lleva unos meses intentando simular un patriotismo español que está lejos de sentir y representar. Se limita a cuestiones de imagen, como colocar para que se vea la bandera española en las comparecencias de la vicepresidenta tras los consejos de ministros, o emitir anuncios institucionales en los que casi lo único que se oye es un sonoro "Gobierno de España". Pero el movimiento se demuestra andando, y la única manera de demostrar que se ha dejado de considerar a nuestra nación como un concepto discutido y discutible sería deshacer todos los desastres que ha provocado la alianza de Zapatero con los nacionalismos, empezando por el Estatut. Pero aun sin necesidad de llegar a tanto, el PSOE ha tenido este fin de semana una excelente oportunidad de demostrar que de verdad le importa más España que el poder.

Tan ávido como siempre de expulsar al PP de todas las instituciones, el PSOE ha roto la regla no escrita de dejar la presidencia de la FEMP al partido ganador en votos de las elecciones municipales. Pero para ello necesitaba del apoyo de los grupos nacionalistas. ¿Y cómo obtenerlo votando al mismo tiempo a favor del cumplimiento de la Ley de Banderas, que los nacionalistas no sólo incumplen orgullosamente sino que presionan por todos los medios para que en sus predios nadie la cumpla? Lo reconoció el propio alcalde socialista de Vitoria al hablar de "seducir" a los nacionalistas con ese voto en contra de que los ayuntamientos cumplan la ley.

Defender una nación es defender sus símbolos, y precisamente porque quienes la atacan lo hacen entre otras vías negándose a cumplir la Ley de Banderas resulta prioritario que la bandera española se alce en todos los ayuntamientos. Regina Otaola, la alcaldesa de Lizarza, la mujer que toda España ha conocido y admirado por tu negativa a comulgar con las ruedas de molino nacionalista, era precisamente la candidata del PP a presidir la FEMP. En su afán de poder, los socialistas no sólo se han negado a apoyar el cumplimiento de la ley, sino que han denigrado públicamente los riesgos que esta mujer valiente ha asumido por defender la Nación.
Pero luego dirán que quieren a España más que nadie. No se lo crean. Sólo quieren su poltrona.

Declaraciones sobre el Estatut
Contra Daniel Sirera
José García Domínguez Libertad Digital 12 Noviembre 2007

Hay que ver cómo pasa el tiempo. Hace apenas dos años, cuando uno quería saber del señor Daniel Sirera se abocaba a penosas indagaciones con el auxilio de un microscopio. Y es que el señor Sirera habitaba por entonces en un universo tan minúsculo que su mera existencia resultaba imperceptible a simple vista. Mas, he ahí que sólo veinticuatro meses después don Daniel se ha crecido tanto que, ahora mismo, incluso es menester subirse de puntillas sobre varios tomos del DRAE si se pretende entrever el significado de las genialidades que pregona en los papeles.

Sin ir más lejos, la presunta esperanza blanca del PP catalán acaba de espetarle a un atónito redactor de La Vanguardia: "Espero que el Constitucional haga una resolución interpretativa, pero que no nos quedemos sin Estatut. Eso sería un desastre". Lo dicho, acudamos en busca de auxilio al diccionario con tal de descifrar el arcano. Allí descubriremos que con la voz "interpretar" se denota la acción de "explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente de un texto". Está claro: para nuestro heroico tamboliler de Génova constituiría un desastre sin paliativos que el Tribunal tocase una sola coma de esa bazofia que cocinaron al alimón entre Z, Mas, el pío Duran y Carod Rovira. ¿Y para ese viaje a ninguna parte nos hacían falta las alforjas de Sirera?

Pero no crea el lector que terminó ahí la lección magistral de hermenéutica marianista. No, no, aún hubo más. Así, el camaleónico don Daniel depuso a continuación que "no entra dentro de la lógica que ahora el Constitucional modifique el texto". A ver si lo he pillado. Veamos, lo lógico fue, primero, reunir cuatro millones de firmas de cuatro millones de incautos contra una ley orgánica que, hasta hace cinco minutos, resulta que rompía España; segundo, expulsar por la puerta del servicio a un hombre de la categoría de Josep Piqué, que les da cien vueltas a todos los políticos catalanes juntos, porque se mostraba algo tibio ante semejante engendro; y, tercero y último, encumbrar desde la nada a Sirera para que nos confesase que tranquilos, que la aparente tragedia no era más que un jocandi gratia, apenas otra bromita para mantener entretenida a la afición durante la hora del recreo.

¿Voy bien, Dani? ¿No me extravío en ningún eslabón de la cadena lógica? En fin, constatado queda que al neolíder del PPC sólo le resta pedir perdón –de rodillas– a los deudos de Blas Infante para situarse ya a la altura de los que lo nombraron. Un perdón que, por cierto, los que alguna vez creímos en Sirera no nos concederemos nunca.

Análisis de la sentencia (VI): Mano de obra
Luis del Pino Libertad Digital 12 Noviembre 2007

Tenemos, como hemos visto en los artículos anteriores, una sentencia-pacto donde se dejan fuera del relato de los hechos a Irak y a Al Qaida y donde se absuelve a los supuestos autores intelectuales, a cambio de condenar a una serie de pelanas y confidentes y cerrar las investigaciones.

De cara a aquellas víctimas que han estado defendiendo en estos tres años la versión oficial, la sentencia les proporciona el caramelito de unos islamistas de opereta ("¿Veis como sí que había islamistas en el 11-M?"), mientras que a aquellas víctimas que han estado cuestionando las investigaciones les proporciona, gracias a la absolución de los autores intelectuales, la falsa esperanza de que se terminará condenando en el futuro a los "restantes" culpables del atentado.

Ya hemos hablado en artículos anteriores de cómo se ha engañado con esta sentencia a aquellas víctimas y a aquellos sectores de la opinión pública a quienes se vendió la idea de que el atentado era consecuencia de la Guerra de Irak. Hablemos ahora de la otra mentira con la que se intenta contentar a la otra parte de la opinión pública: hablemos del mito de la "sentencia abierta".

Cuando se intenta vender el concepto de "sentencia abierta", lo que se está diciendo es: "en este juicio se ha condenado a algunos de los culpables de la matanza pero hemos absuelto a los autores intelectuales, así que seguiremos investigando para ver quién dio las órdenes". En realidad, ese concepto está basado en una mentira: la de que los que han sido condenados eran la "mano de obra" de otras mentes criminales aún desconocidas.

¿Es verdad que los que han sido condenados actuaron como mano de obra en el atentado? De ninguna de las maneras. Para poder establecer que los ahora condenados fueron la mano de obra utilizada en el atentado, hay que dar por buena alguna de las pruebas presentadas. ¿Qué pruebas hay que relacionen a los condenados con las bombas de los trenes? ¿La mochila de Vallecas? ¿La furgoneta Kangoo? ¿Las identificaciones oculares contradictorias? En realidad, ése es el drama de la sentencia: al no haber confesiones (porque no puede haberlas), al no haber testimonios directos (porque no puede haberlos) que permitan afirmar que estos cabezas de turco fueron la mano de obra del atentado, el tribunal se ha visto obligado a conservar esa mochila y esa furgoneta y esos reconocimientos oculares (junto con la infumable "confesión" del menor apodado El Gitanillo), porque de otro modo se caía todo el edificio acusatorio.

Pero si las pruebas básicas son falsas, y lo son, entonces no hay nada que demuestre la afirmación de que los ahora condenados fueron la "mano de obra" del atentado. Eso es, sencillamente, y a falta de pruebas que demuestren lo contrario, una mentira. O, si quieren que sea más suave, es una afirmación no sustentada sobre pruebas mínimamente sólidas.

Pero, además, se trata de una mentira con trampa. Porque, al endosar a estos cabezas de turco la responsabilidad del atentado, nunca vamos a poder llegar a esas "mentes criminales" que les dieron las órdenes, por la sencilla razón de que no existen. Si Jamal Zougham no tiene, en realidad, nada que ver con los atentados, ¿cómo podría llevarnos a quienes dieron las órdenes en el 11-M? Si Fouad El Morabit es un islamista peligroso, pero no participó en el 11-M, ¿cómo podría decirnos quién lo organizó?

Esa promesa que se le hace a la mitad de la sociedad española, esa promesa de investigación a partir de la sentencia es, sencillamente, un brindis al sol. Nada se va a poder investigar a partir de los resultados de la sentencia, por la sencilla razón de que la sentencia tan sólo ha venido a condenar a quienes participaron en las cortinas de humo, no en el propio 11-M.

Pero existe, además, otro peligro oculto en la aceptación de esa sentencia falsamente salomónica. Al aceptar la mentira de que estos cabezas de turco fueron la mano de obra del atentado, y al aceptar la mentira de que detrás de ellos podemos encontrar a las mentes criminales que les dieron las órdenes, estamos extendiendo un cheque en blanco para que el 11-M se "cuadre" en el futuro de la forma que más convenga. Si se admite que una mochila de Vallecas que nunca estuvo en los trenes sirve para condenar a los cabezas de turco que actuaron como supuesta "mano de obra", nada impide que otra prueba igualmente fabricada sirva para presentarnos, en el momento oportuno, a cualquier autor intelectual convenientemente elegido.

Algunas personas tratan de hacerse la ilusión de que, si algunos de los actualmente condenados son cabezas de turco "voluntarios", podríamos tratar de tirar del hilo correspondiente para ver quién les dio la orden de participar en el paripé, y de esa forma avanzar en el conocimiento de lo que pasó el 11-M. Pero esa vía está muerta: aquellos de los condenados que han participado voluntariamente en la farsa irán siendo puestos en la calle de acuerdo con los planes establecidos. Es lo que ha pasado ahora, por ejemplo, con los hermanos Toro: una cosa es comerse temporalmente el marrón y otra muy distinta pasarse cuarenta años en la cárcel. Los hermanos Toro cumplieron ya su papel, así que desaparecen de escena. Es lo que pasará también con Trashorras, a quien el asunto de la esquizofrenia le servirá antes o después para irse a su casa. Es lo que pasará, asimismo, con los restantes confidentes condenados: el Tribunal Supremo les aliviará las condenas (como sucedió, por ejemplo, en el caso de la célula de Abu Dahdah, cuyo juicio en la Audiencia Nacional presidió también Bermúdez) y más pronto que tarde estarán en la calle, y cobrarán el precio estipulado. Los únicos que quedarán en la cárcel serán aquéllos que nunca podrán contarnos nada, por la sencilla razón de que ni participaron en el 11-M, ni participaron tampoco en la farsa montada para ocultar a los verdaderos autores.

La única vía posible para averiguar la verdad del 11-M es acudir a las pruebas directas o tirar del hilo de quienes crearon las pruebas falsas. Hablaremos de ello en próximos artículos.

P.D: La AVT necesita voluntarios para organizar la manifestación del próximo día 24, así como aportaciones económicas para sufragar los gastos correspondientes. Podreis encontrar más información a partir de mañana en http://www.avt.org.

¿Ha llegado el momento?
FÉLIX DE AZÚA El País 12 Noviembre 2007

Sí, es cierto, la ciudad es ahora un verdadero caos, pero no sólo por los trenes de cercanías. En realidad las cercanías hace decenios que fueron abandonadas por la Generalitat. Cualquier habitante de los múltiples suburbios, pueblos y urbanizaciones que rodean Barcelona puede contar historias terroríficas sobre la conexión con la capital. Esto no es Múnich, ni Milán, ni Toulouse. La Generalitat, obsesionada con sus agonías ideológicas, ha hecho muy poco para que los ciudadanos puedan vivir cómodamente cerca de la capital. En cambio, el resto del territorio, los pueblos y ciudades secundarias, han experimentado un incremento de calidad muy notable. La vieja política de Pujol fue siempre desarrollar todo lo que no fuera Barcelona y reducir la capital, tan híbrida, tan forastera, tan poco nacional, a una ciudad de provincias. Ahora ya es tarde. Cualquiera sabía desde hace años que la vieja ciudad burguesa diseñada para cien familias por las cien familias, era una caja de bombones con aroma belga. Sin embargo, aquellos que osaban decirlo eran inmediatamente tachados de la lista de seres humanos e incluidos en la de enemigos del Régimen. No es fácil ser sincero en este país.

El caos ha traído una exacerbación de la angustia; el fracaso, un incremento de la sensación de impotencia. Nunca como antes los grupos de energúmenos se habían sentido tan justificados y protegidos. Actúan con la convicción de que nadie va a reconvenirles o amonestarles. Su proyecto es crear un ambiente lo más similar posible al del País Vasco, aunque sin mancharse de sangre. Las balas, de momento, sólo se incrustan en fotografías. La táctica pujolista de echar la culpa de todo a los españoles sigue dando frutos. Hace unos días, el anciano político decía que nunca el odio de los españoles contra los catalanes había sido tan fuerte. "Ni en tiempos de Franco", añadía. Era una opinión pasmosa que lleva a preguntarse qué medios de comunicación lee, qué radios oye, qué televisiones mira Jordi Pujol. La exacerbación, la histeria, a veces llamada "crispación", hace mella en los más resentidos. Su hijo, Pujol Ferrusola, que ha heredado la jefatura ideológica del partido (éste sigue siendo un país de empresa familiar), declaraba casi el mismo día que todo nacionalista es independentista "si le queda alguna neurona". No obstante, con lógica daliniana, cuando le preguntaron si creía que Cataluña sería independiente algún día respondió: "No". En todo caso, que Convergencia sea ahora un partido independentista significa un cambio notable en los proyectos de las clases medias y acomodadas de Cataluña, siempre mansas con sus representantes.

La situación se ha estancado en un punto tedioso. Como escribía el notario López Burniol en estas mismas páginas a principios de noviembre, ha llegado el momento de hablar abiertamente con la población sobre la independencia. Lleva toda la razón. No creo que quede otra salida. De una parte, la población está hastiada del despilfarro gigantesco que se comete con la excusa de la "identidad" en detrimento de la vida real; otros ya no pueden soportar más sermones y broncas por no parecer sobradamente catalanes según el modelo de las elites; por fin hay una minoría que se angustia frente a un discurso agotado y teme caer en el abismo. Por esta razón, un partido conservador, católico y burgués como Convergència, ha optado por la vía adolescente. El partido converge hacia Ibarretxe. Ahora son separatistas, aunque mantengan los eufemismos habituales: confederación, asimetría, autodeterminación, soberanismo.El notario López Burniol escribía en su artículo que el primer paso a dar es el de consultar a la población vasca, catalana y gallega sobre este punto. Él añadía a los navarros no sé con qué finalidad, pero está bien, que se incluya quien lo desee. También en esto coincido con él. Sería de desear que se realizara esa consulta bajo un apelativo que justificara su legalidad, con todas las garantías posibles y mediante un periodo de explicación suficientemente largo. Por ejemplo, un año.

Durante ese año los separatistas nos explicarían cómo iba a ser la nueva nación, qué harían con aquellos que desearan seguir siendo españoles, cómo se resolverían los problemas prácticos (propiedades, comunicaciones, fiscalidad, etcétera), qué protección jurídica tendrían los excluidos o sus familias, y cuáles serían las ventajas de semejante paso. Por su lado, los partidarios de continuar con el Estado de las autonomías podrían defender su criterio sobre los efectos de poner fronteras al Ebro. La consulta debería realizarse con todas las garantías, claro está, entre las cuales hay una de difícil negociación: tanto si el resultado es negativo como si es positivo, debería considerarse irreversible.

Yo creo que una consulta semejante puede llevarse a cabo perfectamente en Cataluña y estoy, además, seguro del resultado. Excepto en un porcentaje que no debe de llegar ni al 20% de la población, no creo que ni siquiera los separatistas votaran por la independencia: les crearía problemas. Pero es cosa de averiguarlo. En cambio, dudo de que pudiera llevarse a cabo en el País Vasco. A pesar de los maullidos de Ibarretxe, en su autonomía no hay garantías democráticas para quienes no piensan como él. Mientras muchos de sus oponentes del PSV y del PP hayan de vivir con protección policial, mientras los desdichados políticos que habitan en pueblos con hegemonía fascista no puedan llevar una vida normal, es rigurosamente cínico (o malvado) plantear una consulta a lo Mugabe. Como dice el lehendakari, los vascos y las vascas tienen todo el derecho del mundo a elegir su futuro, por eso justamente lo primero que debería hacer su presidente es garantizarles que lo tienen y que no van a acabar con un tiro en la nuca, expulsados de sus hogares, o molidos a palos.

Desde la experiencia catalana, el discurso nacionalista está acabado, como muestra el continuo incremento de la abstención, y sólo queda el recurso populista a la independencia o la negociación para mantenerse dentro de la actual Constitución de una vez por todas. Prolongar la situación privilegiada de irresponsabilidad de los políticos catalanes sólo trae consigo un deterioro progresivo e imparable de las condiciones vitales de la población. Sobre todo, la del barcelonés, la región más nutrida por las sucesivas inmigraciones que han construido la actual Cataluña. Sin olvidar que de los siete millones de habitantes oficiales de la Comunidad, cuatro viven en ese entorno explotado por los especuladores, desestructurado por los nacionalistas, olvidado por todos los gobiernos y cuyo centro urbano se ha convertido en un campo de concentración del peor turismo europeo.

Como ha sucedido en Québec, donde los nacionalistas han perdido toda credibilidad, lo mejor es, en efecto, consultar a los ciudadanos. Pero dado que los nacionalistas catalanes y vascos no admiten que el resultado de las elecciones democráticas sea el referente de la opinión cívica mayoritaria, vayamos a la consulta popular. Y que gane el menos malo.

Félix de Azúa es escritor.

Fanática obsesión
Editorial El Correo 12 Noviembre 2007

ETA reapareció ayer en Vizcaya apenas un mes después de que tratara de asesinar al escolta Gabriel Ginés, evidenciando su firme determinación de proseguir con su escalada violenta tras la ruptura de la tregua. El atentado abortado en Getxo no sólo resulta especialmente maquiavélico en sus criminales intenciones, sino que certifica que la banda ha vuelto a colocar a los servidores del Estado de Derecho -y singularmente a la Ertzaintza- entre sus objetivos prioritarios. Los etarras avisaron primero de la colocación de un artefacto cargado con cinco kilos de cloratita en la entrada a los juzgados de la localidad vizcaína, que fue desactivado por la Policía autónoma; pero esa bomba pretendía actuar como un mortífero cebo con el que atraer a los agentes, expuestos a la amenaza de otro explosivo camuflado en una papelera. La fortuna y la pericia de los artificieros evitaron que la organización terrorista consumara un atentado cuya concepción busca amedrentar a las fuerzas de seguridad y a la Judicatura, los dos principales instrumentos de la legalidad democrática para hacer frente al inadmisible chantaje etarra.

La última tentativa de la banda confirma su fanática obsesión con la Ertzaintza, que ya sufrió en septiembre una grave explosión contra la comisaría de Zarautz y cuyos miembros vienen soportando sabotajes recurrentes contra sus bienes y los de sus familiares. La persistencia terrorista aconseja extremar las medidas de protección de quienes, tal y como ocurrió ayer en Getxo, arriesgan cotidianamente su propia vida para garantizar la seguridad de sus conciudadanos y la convivencia en libertad. Pero al igual que ocurre con los jueces, en tanto que cumplidores de las previsiones legales establecidas para reprimir la violencia, los cuerpos policiales precisan de la cobertura de un discurso unitario en defensa de esa misma legalidad de la que son garantes. Por eso cada atentado interpela a la responsabilidad de aquellos que, al frente de las instituciones vascas, continúan dispuestos a avanzar en su aspiración de superar el actual marco constitucional y estatutario aun cuando la banda no haya renunciado a las armas. Al tiempo que desmiente el interesado candor, cada vez más insostenible, con el que significativos sectores del nacionalismo siguen apelando a la reacción de una izquierda abertzale ayer nuevamente muda ante la amenazadora irrupción de los terroristas.

Al que nace mandril, se le acaba poniendo el culo rojo
Cumbre Iberoamericana
Federico Quevedo El Confidencial 12 Noviembre 2007

No creo que yerre mucho si afirmo que, probablemente, una de las razones por las que Su Majestad el Rey mostró el sábado por la noche un cabreo soberano que le llevó a mandar callar al tirano Chávez es la de haber presagiado en esta Cumbre Iberoamericana el principio del fin de las mismas. La Cumbre nació por iniciativa española y tiene un marcado acento juancarlista. Hasta ahora, el único factor de distorsión de las cumbres se llamaba Fidel Castro... Que si iba, que si no iba, que si arremetía contra el Imperio... Pero el resto, más o menos, avanzaban por una senda se cierto desarrollo democrático y mejora económica. A remolque de la cumbre, y sobre todo en los años en los que Aznar liberalizó la economía y empresas como Telefónica, Repsol o Endesa se convirtieron en multinacionales de prestigio, la inversión económica en Latinoamérica creció hasta convertirse España en el segundo país inversor en la zona –en algunos países el primero-, sólo por detrás de Estados Unidos.

Pero de un tiempo a esta parte, y en estos últimos cuatro años con gran respaldo político y económico español, en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua se ha extendido una especie de revolución populista denominada por Hugo Chávez como bolivariana, pero que no es más que una refundación del marxismo más retrógrado y antidemocrático, que lleva la marca cubana y la bendición del mayor de todos los tiranos que quedan vivos en el mundo: Fidel. Cuando digo que con gran respaldo económico y político de España hablo con conocimiento de causa, pues por algo la Nicaragua sandinista de Daniel Ortega es el país iberoamericano que más ayudas recibe de la AECI que dirige Leire Pajín, la cual lleva mucho tiempo de idas y venidas a Managua, desde antes de que Ortega ganara las elecciones, contribuyendo muy directamente a la campaña del que fuera dictador nicaragüense con ambición de repetir la experiencia. Aunque ahora se disfrace de cordero, lo suyo es ser mandril.

¿Cuál es el resultado de esa política de respaldo a los líderes bolivarianos y revolucionarios de Latinoamérica? Lo que hemos visto este sábado, lo que hemos comprobado en esta cumbre: que mientras unos países intentan seguir vías sensatas de desarrollo, bien sea desde la izquierda como Chile o Brasil, o desde la derecha como Colombia y México, los cuatro jinetes de la revolución comandados en esta ocasión por el cubano Carlos Lage, en ausencia obligada de Fidel, han pretendido secuestrar esta reunión de países hermanos para su causa comunista. Y por ese camino, dudo mucho de que en el futuro el resto de dirigentes latinoamericabnos encuentren algo de sentido y un poco menos de rédito a este encuentro anual que amenaza con acabar siempre como el rosario de la aurora. No quiero decir con esto que Rodríguez se haya cargado la Cumbre, pero desde luego ha contribuido generosamente a que así sea. Una política exterior errática, equivocada en sus objetivos, y que ha dado muestras de una debilidad inquietante ha servido de colchón para que estos líderes con ambición totalitaria, tiranos de tres al cuarto alimentados a los pechos de la madre patria, ahora se desenmascaren como los mayores enemigos de quien les dio de mamar y quieran extender sus dominios.

Cuando desde Madrid, sede de la diplomacia latinoamericana y referente inevitable para todos esos países de habla hispana, se ejercita la política del apaciguamiento, estos tipejos nacidos en el arrabal de la política tabernaria y educados en la ortodoxia de la revolución castrista y la corrupción se suben inevitablemente a la chepa... Si en sus respectivos países son perfectamente capaces de transgredir las leyes, violar constituciones, coartar libertades y derechos, etcétera... ¿Por qué le iba a tener respeto a un presidente español como Rodríguez, que les ha permitido todo cuanto han querido, haciendo la vista gorda a sus desmanes con las empresas españolas como ha ocurrido en Bolivia y en Ecuador? Luego no puede extrañarnos el discurso de Ortega ante la cumbre, un discurso que debía haber provocado el abandono de la sala de la delegación española detrás de Su Majestad el Rey, porque en esa intervención se dijeron cosas mucho peores que las que pudo espetar Hugo Chávez, y se vertieron serias amenazas a los intereses españoles en aquel país y en el resto de países bajo la influencia castrista y bolivariana. En lugar de eso, cuando el Rey se levantó, Rodríguez agacho la cabeza en señal humillante de que sus condicionamientos pueden más que su obligación como presidente del Gobierno cuando se trata de defender los intereses españoles en el exterior.

Es verdad que hay que reconocerle que tuviera a bien salir en tímida defensa de Aznar, no por Aznar, supongo, sino por lo que de ataque a las instituciones españolas tenían las palabras de Hugo Chávez, pero hay que recordar, como hace hoy Gustavo de Arístegui en El Mundo, que el origen de las acusaciones de Chávez contra el ex presidente español está en aquella famosa intervención parlamentaria de Moratinos en la que ya acusó a Aznar, sin prueba alguna, de haber apoyado el golpe contra el tirano de Caracas. ¡Si la pena fue que no lo hiciera, y evitarnos la vergüenza y el sonrojo de ese mono de feria que gobierna en Venezuela! Las palabras del sábado de Rodríguez, después de que el Rey -en un acto impulsivo de patriotismo como el que cualquiera con dos dedos de frente espera de sus gobernantes-, mandara callar a Chávez, sonaron lánguidas y ausentes de convicción en lo que debían de parecer, es decir, en la defensa del interés nacional, de la democracia y de la libertad. Por el contrario, Rodríguez volvió a esgrimir ese lenguaje de cantautor venido a menos con referencias incesantes al respeto y al diálogo. Diálogo sí, con quienes obedecen las leyes de la democracia y la libertad, pero no con quienes las vulneran y las coartan. A esos lo que hay que hacer es exigirles que dejen en paz a sus pueblos.

¿Saben cuál es el problema, o parte de él? Durante casi toda esta legislatura el Gobierno se ha dedicado a hacer profesión de fe progresista y populista. ¿Recuerdan cuando Rodríguez presumía de ser ‘rojo’? Hemos, o han, fundamentado su acción política sobre la base de una negación parcial del liberalismo, lo que se ha traducido en una política exterior antiyanki y pro países que antiguamente constituían el grupo de los ‘no alineados’, que eran los que estaban alineados con el otro lado del Telón de Acero.

Eso ha tenido consecuencias catastróficas para nuestra política exterior, porque no es creíble que un país como España, que forma parte de la UE, pueda abrazarse con naciones en vías de desarrollo y de corte fundamentalista, bien religioso o bien ideológico, en contra del Imperio Yanqui. De tal modo que nos hemos quedado en tierra de nadie, mientras unos y otros nos miran con una absoluta desconfianza, y sin saber hacia dónde dirigir ahora nuestros pasos. Por eso Rodríguez no fue capaz de levantarse e irse, porque a él, como a Moratinos, como a Leire Pajín, como a Trinidad Jiménez, se les había puesto el culo rojo de tanto calentar la silla de la complacencia con los enemigos de la libertad. Menos mal que el Rey parece tenerlos bien puestos.

Adios, Sr. Rajoy.
Alejandro Campoy Periodista Digital 12 Noviembre 2007

Tercera y última misiva que le dirijo, Sr. Rajoy. Si por casualidad alguno de sus "chicos" llega a ponerle delante este texto alguna vez, cosa que dudo, le recordaré que ya le envié una primera carta el 15 de Octubre, seguida a continuación de otra con fecha del 30 del mismo mes. Usted es muy dueño de tomar las decisiones que considere oportunas para su partido, y yo soy muy libre de opinar sobre ellas lo que me parezca.

Pues bien, en las anteriores cartas le transmitía unos puntos de vista que según mi cortito entender, creía que venían avalados por la realidad de la aritmética electoral, a saber:

-Alejo Vidal Quadras. Elecciones catalanas 1995: 421.752 votos 13.08% 17 escaños.
-José Piqué. Elecciones catalanas 2006: 313.479 votos, 10.64% 14 escaños.

Pero claro, usted es "alguien", mientras que yo soy "nadie" y eso implica según las ecuaciones del espacio público que usted es listo y yo soy tonto. Por eso la "inteligencia privilegiada" de los que son "alguien" ha decidido que es hora de volver a ese catalanismo moderado del que hacía gala Piqué, pero esta vez con Sirera. Esa misma "inteligencia privilegiada" es la que ha decidido que las líneas de trabajo de su próximo programa electoral sean sólo un mal plagio de las grandes líneas maestras de la actual política socialista y que, caiga quien caiga, deban mantenerse los islotes de poder autonómico y local aunque esto se sitúe en flagrante contradicción con una defensa REAL Y CREÍBLE de la Constitución. Permítame que ilustre al lector sobre los grandes ejes programáticos sobre los que va usted a articular su propuesta al electorado español:

Áreas de trabajo y responsables de la elaboración del programa del PP
Coordinador: Juan Costa

1.- Infraestructuras y vivienda: Alberto Núñez Feijoó (presidente del PP de Galicia).
2.- Política lingüística: Daniel Sirera (presidente de Cataluña); María San Gil (País Vasco); Alberto Núñez Feijoó y Rosa Estarás (Baleares): .
3.- Discapacidad: Rosa Estarás (presidenta de Baleares)
4.- Política de Igualdad: María Dolores de Cospedal (presidenta de Castilla-La Mancha)
5.- Innovación: Pilar del Castillo (eurodiputada y ex ministra de Educación)
6.- Educación : Lucía Figar (consejera de educación de la Comunidad de Madrid)
7.- Empleo y Pensiones: Gerardo Camps (vicepresidente de la Comunidad Valenciana)
8.- Política de mayores: Rosa Valdeón (alcaldesa de Zamora)
9.- Energía: José Folgado (diputado, alcalde de Tres Cantos)
10.- Cambio climático y medio ambiente: Esteban González Pons (portavoz en las Cortes Valencianas)
11.- Relaciones del Islam con Occidente: Gustavo de Arístegui (diputado y portavoz de Exteriores en el Congreso)
12.- Reformas penales: Ana Torme (diputada por Valladolid): Reformas penales.
13.- Cultura: Beatriz Rodríguez Salmones (diputada y portavoz de Cultura en el Congreso): .
14.- Calidad de los servicios públicos: Jaime García Legaz (secretario general de FAES): .
15.- Internet y nuevas tecnologías: Paula Gómez-Angulo (estudiante de Periodismo y miembro de NN.GG.)
16.- José Antonio Nieto (portavoz del partido en el ayuntamiento de Córdoba).

Sabrá usted perdonarme si no consigo identificar correctamente el área de trabajo número dieciséis, pero esto es lo que me ha llegado. ¿Será, quizás, la número 16 el área de "Alianza de Civilizaciones" o de eso ya se ocupa el Sr. Arístegui?. Al parecer, nada que decir sobre "Reforma constitucional", "Fortalecimiento del Estado de derecho", "Independencia del Poder Judicial", "Reforma de la ley Electoral", "Cohesión y vertebración territorial", "Recuperación de las relaciones exteriores", "Política antiterrorista", "Regeneración de las instituciones democráticas", "Reforma de los partidos políticos", "Liberalización del mercado audiovisual"... buuuufffff.

Pero claro, todos estos puntos a los que me refiero deben ser cosas de tontos que no somos nadie. Pero sobre todo seguro que son cosas de las que no quieren ni oír hablar los señoritos de Convergencia y Unión, ¿no es así?. ¿No había recurrido usted por anticonstitucional, que lo es, el Estatuto de Cataluña?. ¿Suscribe usted las palabras de Sirera según las cuales sería un desastre que el TC lo echara abajo?. ¿Realmente ha sido tan cobarde como para no dejarse otra alternativa que un pacto con los convergentes?.

Si esto es así, debo despedirme definitivamente de usted. Usted y el PP no defienden lo que a mi me interesa, y el único partido al que le oigo mencionar estos temas se llama UPyD, y lo dirige una tal Rosa Díez. ¿Le suena?. Muchos ciudadanos tenemos muy claro que una segunda legislatura de Mister Z sería nefasta de todo punto. Pero prefiero ver cómo se derrumba España definitivamente a manos de ese irresponsable que contribuir con mi voto a sostener una política de "más de lo mismo, pero ahora me pongo yo". Yo no le tengo miedo a una segunda legislatura de Z, que es el principal argumento que todavía mantiene en torno al PP a millones de personas. Prefiero que se venga todo abajo y que de esa forma se abran los ojos de los que apenas consiguen llegar a ver la punta de sus narices.

¿Voto inútil?. No señor. Si finalmente voto UPyD, ese voto tendrá la enorme utilidad de mandarles a todos ustedes al cubo de la basura, que es el único gustazo que como titular de la soberanía nacional me puedo permitir ya. Le pedí hechos, no discursos, y me responde con ésto. Muy bien, respuesta recibida. Ahora aténgase a las consecuencias.

Las cumbres, para los alpinistas
Serafín Fanjul Libertad Digital 12 Noviembre 2007

Las Cumbres Iberoamericanas agonizan. Los incidentes habidos en su última edición en Santiago de Chile estaban cantados hace tiempo. Fidel Castro nunca perdió la oportunidad de protagonizar todas y cada una de las reuniones con gestos grandilocuentes de antiimperialismo verbal y salidas de tono extemporáneas, si bien es preciso reconocer que –al menos formalmente– nunca llegó a los grados de zafiedad y ataque personal alcanzados por el muy bien rebautizado como "gorila rojo", o a las quisquillosidades de su monaguillo Ortega.

La verdad, la verdad, es que las Cumbres nacieron en el 91 por iniciativa –e interés particular– de Felipe González y Salinas de Gortari. Y bienvenidas fueron. Pero pronto se vio que, una vez conseguidos los objetivos a corto plazo (liderazgo para México y realzar el autobombo del 92 para España), la cosa no iba mucho más lejos y desde entonces las Cumbres Iberoamericanas languidecen entre retórica, defecciones de mandatarios con excusas peregrinas y escasos resultados prácticos. Se ha hablado de limitarlas a encuentros bianuales y de suprimirlas sin más. Veremos las consecuencias del enojo del engallado caribe (ver el diccionario) y cómo reaccionan sus seguidores populistas, tanto por afición innata a la demagogia como por depender de los petrodólares de Chávez: ¿qué harán Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Cuba, si el coronel golpista les ordena romper filas y abandonar el tingladillo?

La idea original es buena y ojalá se pudiera mantener reorientando la marcha y los objetivos de las Cumbres. Pero si no se engrasa bien la maquinaria –no nos referimos, obviamente, a coimas y mordidas– el invento se para y las piezas saltan cada una por su lado. En eso estamos. Bien es cierto que el principal interesado –España– sufrió la bancarrota económica propia, por obra y desgracia de González en los siniestros años noventa, justo cuando había que empezar las inversiones, donaciones, condonaciones, a largo plazo y a fondo perdido. Por añadidura, nuestra economía no da para tanto como se necesita, aunque los españoles a veces creamos vivir en el país más rico del mundo (¿Han visto el boato y desparpajo gastador de los sátrapas autonómicos y sus enjambres cortesanos? Pero éste es otro asunto). El marasmo económico que se cierne sobre nuestras cabezas tampoco parece refuerzo para la marcha de las Cumbres.

Sin embargo –nos tememos–, al margen de los impedimentos económicos, hay otros dos problemas mucho más graves de orientación: qué objetivos reales –aparte del turismo de altura– han de tener esas reuniones y su seguimiento; y , quizás lo más grave del todo, qué concepto tiene sobre sí misma y qué metas pretende la promotora principal. No es buscar tres pies al gato, ni ganas de arremeter contra el Gobierno socialista, si recordamos que carece de una idea de España, fuera de su atomización política y social en todos los terrenos, y por tanto mal puede fijar e intentar cumplir una acción exterior coherente y provechosa para nosotros y para los receptores de nuestras ayudas materiales o apoyos diplomáticos, cuando los hay. No es sólo la liviandad de los indocumentados y cantamañanas que llevan nuestra acción exterior (omito los nombres por respeto a mí mismo, no a ellos, que no lo merecen: vean los noticieros de la TVE socialista y comprenderán a quiénes me refiero, amén de los obvios Moratinos-León), el problema es mucho más hondo. Si España es un concepto discutible, o no existe, o sistemáticamente carece de razón en el tiempo y en el espacio y esas ideas las airea y defiende el Gobierno de España (la última vez respecto a Ceuta y Melilla), resulta complicado convencer a bolivianos, hondureños o dominicanos de la seriedad y conveniencia mutua de nuestros propósitos, aunque funcionarios de segundo o tercer nivel se esfuercen por cubrir los agujeros de la dirección política, si es que tal hacen.

La crisis de España ha llegado a las Cumbres Iberoamericanas y en su forma más llamativa y habitual: el guirigay, la bronca y el pataleo. Que Rodríguez y Moratinos disfruten, con tibieza en la respuesta, los ataques a Aznar en una reunión internacional por parte de uno de sus compadres preferidos no es sino la prolongación de la campaña de intoxicación anti-Aznar y por consiguiente anti-PP que nos rodea por tierra, mar y aire. Es un capítulo más de la internacionalización, gozosamente propiciada por Rodríguez, de nuestros conflictos domésticos, ¿o es que no recuerdan ustedes cómo quiso el Gobierno actual legitimar a la ETA ante la Unión Europea reconvirtiendo a Batasuna en organización respetable? ¿Cómo olvidar la admisión de mediadores ajenos en sus negociaciones con los terroristas vascos? ¿Y la aceptación de Gibraltar como interlocutor válido, aparte de Gran Bretaña? ¿Se imaginan ustedes difundiendo la cultura española a un tipo que escribe "estrategia" con equis y acento en la segunda e?

Esperemos que Rajoy, o alguno de sus consejeros, tenga algo mejor que ofrecer a Iberoamérica que la admiración bobalicona por las chompas de Morales o los berridos zoológicos de Chávez. Buena parte del futuro de nuestra nación sigue en América: quien no lo vea, o está ciego o cobra por serlo.

N.B.: Respecto a la historieta referida por Chávez, según la cual Aznar dijo "ésos se jodieron" (aludiendo a centroamericanos, africanos, etc.), aclaramos que ya en el mero terreno lingüístico la anécdota es inverosímil: un señor de Valladolid no diría nunca eso, sino "que se jodan". Lo que cuenta Chávez encaja bien en su propia habla y en la antillana, etc. Acerca de la credibilidad del individuo no me extenderé: no me gusta perder el tiempo.

Cosas de "Latinoamérica"
Pío Moa Libertad Digital 12 Noviembre 2007

Hay denominaciones de origen quellevan el fraude incorporado. Así “Galiza”, “Països catalans”, “Euskadi” o “Latinoamérica”. Se trata, en todos los casos, de negar o menospreciar las raíces hispanas. El conjunto de España viene soportando, sobre todo desde el “desastre del 98”, actitudes semejantes, tan corrosivas como estériles. Son atentados contra la realidad histórica y cultural en nombre de unas aspiraciones de excelencia puramente ilusorias, con las cuales se entra en el reino de Botaratia, de la mano de los “gárrulos sofistas”.

Obsérvese el episodio grotesco de la Cumbre “latinoamericana”, con el gorila bolivariano comportándose como corresponde, hasta hartar al propio rey. El cual tuvo que marcharse solo, sin la menor solidaridad de la cuadrilla de Zapo que allí se quedó sentada al lado del gorila. También como corresponde.

Sobre la mentira y el autoodio no se puede construir nada, y Latinoamérica sigue siendo un ámbito plagado de ineptitud, corrupción, charlatanería y violencia, tan características de toda su historia. En España creíamos haber escapado a semejantes remolinos, pero con Zapo hemos vuelto de lleno a ellos.

En fin, cambiando de tercio: hace poco denunciaba el programa de excluir el idioma español de la ciencia, es decir, de un ámbito cada vez más esencial de la cultura. Programa con entusiastas colaboradores en el muy mediocre panorama intelectual hispano. Entre tantos millones de hispanohablantes, ¿no sería posible desarrollar una política científica común, y en el idioma común? Pues no. Al menos mientras Hispanoamérica sea Latinoamérica y España el Estado español.
-------
Iniciativas

Sigue abierta la recogida de firmas para el manifiesto por la verdad histórica, en la columna de la derecha de LD, parte superior.

El bombero pirómano
POR EDURNE URIARTE ABC 12 Noviembre 2007

La balbuceante defensa de Aznar hecha por Zapatero lo mostró mucho peor bombero que pirómano de Chávez. El bombero actuó forzado por la indignación del Rey, pero el pirómano había sido aleccionado por sus propias convicciones ideológicas sobre las estrategias de diálogo y alianzas de su Gobierno. Chávez constituyó una de esas cinco operaciones de diálogo y alianzas. También, uno de sus cinco fracasos. Y el destinatario de las descalificaciones de Chávez, Aznar, parte de las cinco operaciones de enfrentamiento que sustentaron los diálogos.

Operación diálogo 2: Alianza de Civilizaciones. Conectada con la anterior en su condición de alternativa de una buena parte de la izquierda mundial, la más radical, a Estados Unidos, al liberalismo y a la estrategia de extensión de la democracia y lucha contra el terrorismo islamista. Resultado: la amenaza del terrorismo islamista sobre España es exactamente la misma. Operación de enfrentamiento paralela: con EE.UU. y los movimientos liberales de todo el mundo.

Operación diálogo 3: los gobernantes marroquíes. Conectada con las anteriores en el anticolonialismo frente a los imperialistas. Resultado: la agresividad de Marruecos contra España es exactamente la misma, y contra Ceuta y Melilla, aún mayor. Operación de enfrentamiento paralela: los saharauis, Argelia y hasta Naciones Unidas.

Operación diálogo 4: los nacionalistas. Frente al cierre del Estado autonómico, más poder para los nacionalistas. Resultado: el conflicto es aún más intenso y el independentismo crece entre sus élites. Operación de enfrentamiento paralela: la derecha y los defensores de la unidad de España.

Operación de diálogo 5: ETA. Frente a la lucha policial, acuerdos con los terroristas para el fin de ETA. Resultado: ETA mantiene las mismas posiciones que en 2004, ha fortalecido su brazo político y ha recuperado legitimidad social. Operación de enfrentamiento paralela: todos los movimientos antiterroristas.

El Zapatero bombero no ha hecho su aparición en las cuatro operaciones restantes. Pero no se descarta de aquí a marzo.

Empresarios catalanes y victimismo
Editorial ABC 12 Noviembre 2007

LOS dirigentes empresariales catalanes parecen dispuestos a alimentar el mito del victimismo, que prende con demasiada facilidad en algunos sectores sociales y políticos. Hace unos días, Joan Rosell, presidente de Fomento del Trabajo, amenazó con una huelga fiscal si «persisten las mentiras», producto -a su juicio- de una campaña organizada. Según Rosell, Cataluña ha recibido un 28 por ciento menos de inversión que Madrid en la última década, y para demostrarlo pretende que se hagan públicas las balanzas fiscales y se concreten mediante datos las inversiones realizadas. Para rematar la faena, aludió a un precedente de hace más de un siglo, el «cierre de cajas» ante determinadas medidas tributarias, reiterando así las desafortunadas manifestaciones de Jordi Pujol en un sentido similar. El Círculo de Empresarios, encabezado por José Manuel Lara, parece también dispuesto a sumarse a estos planteamientos con la presentación, hoy, del manifiesto «La responsabilidad del empresariado catalán». Desde el tripartito que dirige José Montilla se alienta un radicalismo social que afecta incluso a quienes, por puro sentido de la responsabilidad, no deberían actuar exclusivamente con criterios emocionales. Si a ello se suma la deriva nacionalista de CiU, la conclusión resulta evidente: el clásico «seny» que distingue a la sociedad catalana está cediendo su lugar a posturas de confrontación y sectarismo que son impropias de una comunidad moderna y desarrollada.

Cada cual debe actuar desde el lugar que le corresponde en función de su capacidad y aptitudes. Cuando en los periódicos los empresarios saltan desde las páginas de economía a las de política nacional es que algo falla en el equilibrio social. ERC ha logrado su objetivo ante la complacencia de un PSC oportunista y de un PSOE inconsciente. Cataluña ha perdido estabilidad, y sus referentes sociales y económicos se deslizan por una pendiente de radicalismo que los ciudadanos contemplan con perplejidad y también con notables dosis de escepticismo, según reflejan los datos bien conocidos sobre la baja participación en las urnas. Como empresarios que son, los líderes de Fomento o del Círculo deben saber que la unidad de mercado es fuente de prosperidad para todos y que las posturas insolidarias terminan por volverse en contra de quienes las provocan.

Sería muy triste pensar que todo esto forma parte de una campaña coyuntural de presión hacia el Estado de cara a la sentencia sobre el Estatuto catalán. Pero todavía peor sería admitir que Cataluña ha perdido su tradicional dinamismo para caer en manos de la demagogia de unos y de la imprudencia de otros. Está claro que la política de concesiones hacia las aventuras soberanistas que practica José Luis Rodríguez Zapatero ha producido el efecto contrario al que anunciaba, porque las minorías antisistema están arrastrando a los partidos y a las instituciones sociales catalanas hacia la vía impracticable del «desapego», la insolidaridad y el recurrente victimismo.

"NO CONDENAN LOS ATENTADOS DE ETA"
La AVT exige la disolución de los ayuntamientos en los que gobierna ANV
El delegado en Madrid de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), Juan Antonio García, ha exigido la "disolución inmediata" de los ayuntamientos en los que gobierna la formación proetarra ANV y ha instado al Gobierno a que ilegalice a este partido porque sus miembros "siguen sin condenar los atentados de ETA".
EFE Libertad Digital 12 Noviembre 2007

García ha pedido además al Ejecutivo que recupere el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo y que retire la resolución aprobada en el Congreso que le habilita para dialogar con ETA si se dan determinadas condiciones, porque, según ha subrayado, "a ETA se la vence, no se la convence".

"Para las víctimas es una traición y un insulto, además de un claro riesgo para la seguridad de los españoles, el hecho de que los representantes políticos de los terroristas estén en las instituciones", ha agregado.

Éstas son las principales exigencias que la AVT planteará en la manifestación que tendrá lugar el próximo sábado 24 en Madrid, bajo el lema "Por un futuro en libertad. Juntos, derrotemos a ETA".

El "nuevo acto de la Rebelión Cívica", como lo denomina la asociación, comenzará a las 17.00 horas en la glorieta del Pintor Sorolla y recorrerá las calles de Santa Engracia y Génova, para terminar en la plaza de Colón, donde se celebrarán actos en homenaje y recuerdo a las víctimas del terrorismo.

ERA LA BOMBA-TRAMPA QUE LA BANDA COLOCÓ AYER EN GECHO
Un ertzaina pierde cuatro dedos de la mano al estallarle el explosivo de ETA que manipulaba
Un artificiero de la Ertzaintza sufrió este lunes la amputación de cuatro dedos de la mano derecha y lesiones en la otra al explotarle el detonador de una de las bombas colocadas ayer por ETA junto a los juzgados de Gecho. También fue trasladado al hospital un segundo agente, que fue dado de alta fue dado de alta después de ser examinado.
Agencias Libertad Digital 12 Noviembre 2007

El suceso se produjo sobre las 10.30 horas en la base que la Policía Autónoma Vasca tiene en Iurreta, localidad vizcaína próxima a Durango, y el agente fue traslado al hospital de Cruces, en Baracaldo, donde se encuentra ingresado, según informó la Ertzaintza.

Según el primer parte médico emitido por el hospital, el agente de la Unidad de Explosivos de la Ertzaintza sufrió la amputación de cuatro dedos de la mano derecha, así como la "amputación de tres pulpejos" –parte carnosa inferior de los dedos– de la mano izquierda y va a ser intervenido quirúrgicamente. En concreto, el agente presenta "la amputación de cuatro dedos de la mano derecha a nivel de la falange proximal y fractura de huesos de carpo en la misma mano", y se encuentra en el servicio de urgencias del citado hospital vizcaíno "consciente y orientado, con situación hemodinámica normal".

La explosión también afectó a un segundo agente, que, aunque también fue trasladado al Hospital de Cruces, fue dado de alta después de ser examinado por un otorrino al no presentar lesiones.

El agente que resultó herido se encontraba manipulando el detonador de una de las bombas colocadas por ETA en los juzgados de Gecho, de tres y cinco kilos de cloratita y que no llegaron a explotar. Ambas fueron colocadas por dos individuos a las seis de la mañana. Un cuarto de hora después, una llamada en nombre de ETA al servicio de emergencias de Vizcaya anunciaba la colocación de un artefacto que haría explosión en media hora.

Atentado frustrado del domingo
Esa primera bomba, compuesta por una olla con cinco kilogramos de cloratita escondida en una mochila, no explosionó y fue desactivada poco después de las 9 de la mañana. Cinco horas después, la Ertzaintza descubrió y retiró un segundo artefacto, compuesto por tres kilos de cloratita, metralla y un detonador, en una papelera junto a la entrada de los juzgados, que había permanecido en el lugar todo ese tiempo al no ser detectada hasta que no se realizó el visionado de las cintas de vídeo de las cámaras de la sede judicial.

El Departamento de Interior del Gobierno vasco afirmó que el segundo artefacto era una bomba trampa para atentar contra los agentes de la Ertzaintza o cualquiera de las personas que estuvieran en las cercanías, por donde en ese espacio de cinco horas anduvieron policías, periodistas y cargos políticos.

El consejero de Interior, Javier Balza, explicó que la Ertzaintza no localizó en un primer momento esa segunda bomba porque, si bien los protocolos de desactivación de explosivos de la Policía vasca son "los de más alta calificación" de Europa, esta práctica "no es una ciencia exacta".

Ya ocurrió en 2003
Un suceso similar al ocurrido hoy se produjo el 1 de julio de 2003, cuando la Ertzaintza logró desactivar, tras más de cuatro horas de trabajo, una bomba-trampa colocada por ETA junto a la instalaciones de la empresa Iberdrola en el barrio bilbaíno de Larraskitu. Sin embargo, el mal estado de la cloratita que componía el artefacto provocó, cuando éste estaba ya almacenado, la explosión de dos polvorines de la Policía Autónoma Vasca el 23 de julio y dos ertzainas resultaron heridos.

Además, artificieros de la Ertzaintza han sufrido en varias ocasiones heridas mientras trataban de desactivar bombas-trampa de ETA, una de las cuales acabó el 24 de mayo de 1989 con la vida del agente Luis Hortelano García. Ese día, García trataba de desactivar un artefacto encontrado en el maletero de un taxi, en el barrio bilbaíno de Zorroza, en un atentado que también acabó con la vida de dos especialistas de la Policía Nacional.

En 2000, tres ertzainas, diez guardias civiles y tres policías nacionales resultaron heridos por la explosión de una bomba trampa escondida junto a un lanzagranadas desde el que los terroristas habían lanzado un proyectil contra el cuartel donostiarra de Intxaurrondo.

Los internautas preguntan a Albert Boadella
Dramaturgo y autor del libro "Adiós, Cataluña"
El País 12 Noviembre 2007

El dramaturgo y actor catalán habla con los lectores de su libro "Adiós, Cataluña", que acaba de ganar el Premio Espasa de Ensayo. EN DIRECTO .Con esta obra, Boadella anuncia que no volverá a actuar en los escenario catalanes porque el público de esta comunidad le realiza un boicot

Flo, de Santander
1. 12/11/2007 - 18:02h.
Su libro lo he leído con verdadero interés y me ha sorprendido su buena calidad literaria, la disposición de los capítulos, las pequeñas ilustraciones...su valentía, coraje y libertad. ¿De dónde se saca tanto valor para enfrentarse a lo políticamente correcto dentro de un nacionalismo tan cerrado y excluyente?.Le felicito y nos felicito a todos por ello y espero que muchos catalanes le muestren su admiración y afecto.

El nacionalismo tiene siempre un problema con los que amamos la libertad por encima de todo. Este problema es que el nacionalismo rápidamente divide a los ciudadanos en buenos o malos patriotas. Yo rápidamente fui considerado "enemigo de las esencias" y, por supervivencia, tuve que enfrentarme con los dirigentes de la "tribu". No es valor, sino simple supervivencia.

Javier
2. 12/11/2007 - 18:04h.
Buenas tardes Albert: estoy profundamente desilusionado por la guerra Rosa Diez y Albert Rivera. No creo que ese sea el camino, el choque de la politica profesional contra los ciudadanos, que defienden ideas semejantes. ¿ Cree que se llegará a algun acuerdo ? ¿hace la unión la fuerza, o por el contario, la desunión e intereses personalistas son los que pueden solucionar los problemas de los Ciudadanos? Reciba un cordial saludo.

Tengo la esperanza de llegar a un acuerdo entre los dos grupos porque uno es consecuencia del otro. Si ello no se consigue, sería una demostración de que posteriormente tampoco habría posibilidades de acuerdo con los otros grandes partidos. Espero que los dirigentes de estos grupos demuestren la sensatez que vienen pidiendo al conjunto de los ciudadanos españoles.

antonio de san miguel
3. 12/11/2007 - 18:05h.
aunque en cataluña te hagan el boicot¿piensas escribir en catalan?

El catalán es mi lengua materna, en la que me expreso tan bien como en castellano. Con ella hablo con mi mujer, mis hijos y también muchos de mis amigos. No tengo porqué renunciar a una forma de expresión que me sigue siendo tan natural a pesar de lo maltrecha que la han dejado los políticos de este territorio.

House
4. 12/11/2007 - 18:07h.
Albert, ¿qué medicina cura el nacionalismo?¿cómo se puede vivir rodeado de "talibanes" que ha llevado a una sociedad como la catalana a esa demencia, de donde nace ese germen? Un abrazo

El nacionalismo es un movimiento que induce a reacciones viscerales contra los enemigos del sistema, porque en el fondo es más fácil creer que replantearse la realidad. El único anticuerpo posible ante el nacionalismo es mirar siempre alrededor y, sobre todo, a los que están señalados como enemigos de la patria, y uno se da cuenta de que ni son diferentes ni son enemigos, y que los rasgos diferenciales son exactamente los mismos.

Pilar Dolado, Southport
5. 12/11/2007 - 18:10h.
Señor Boadella, enhorabuena por su trayectoria profesional y. Siempre me he divertido mucho con sus obras, usted sabe combinar todos los ingredientes del buen teatro en su medida justa. ¿No le parece que hay escasez en España de buenos cómicos que aúnen la crítica irreverente con la inteligencia sin caer en lo soez? ¿Cómo ve el futuro de la comedia en este pais?

El problema del teatro no sólo en España sino en buena parte de Europa es la política de proteccionismo. Este proteccionismo lleva implícitas muchas contrapartidas, entre ellas la que lleva a los cómicos a intentar ser agradecidos con quien les da de comer. Quien les da de comer acostumbra a ser un organismo dirigido por políticos o gentes directamente vinculadas a una tendencia política. En este sentido, la libertad está condicionada y se hace muy difícil que el comediante arremeta contra aquel que le proporciona los medios. Éste es el problema del teatro español y europeo en este momento.

yo también me fuí
6. 12/11/2007 - 18:12h.
Buenas tardes señor Boadella, soy nacido en Barcelona y allí viví hasta 1990. Me tocó vivir una época de grandes cambios en Cataluña en lo que respecta al sentimiento nacionalista, vi como los nombres de las calles eran "corregidos" con rotuladores por ciudadados cuando éstos todavía figuraban en castellano, conocí las primeras escuelas que daban parte de sus clases en catalán, y mi pregunta es, ¿qué le parece que personas que desconozcan el catalán no puedan optar a ciertos puestos de trabajo?

Siempre el nacionalismo choca con la libertad individual. En este caso, la lengua se convierte en un efectivo militar con el cual los políticos nacionalistas tratan de discriminar y atacar a lo que consideran el "enemigo español". Naturalmente, esto forma parte de una discriminación absolutamente en desacuerdo con la Constitución que tenemos hoy en España.

Carlos Anfruns
7. 12/11/2007 - 18:15h.
Pienso que las políticas de inmersión linguística que ha desarrollado la Generalitat desde 1980 han sido catastróficas para el nivel educativo de Cataluña, su relación con el resto de España, favorecedora de la endogamia, además de negar la realidad bilingue de Cataluña. No creo que políticas parecidas tengan lugar en ningún país de nuestro entorno europeo. ¿Qué piensa usted de ello?.

Creo que la lengua es, ante todo, un vehículo funcional. Cuando una lengua no es útil a los ciudadanos, se cambia por otra. Los catalanes acabamos con una lengua tan importante como fue, en su tiempo, el latín. Entender que la lengua tiene otros elementos "místicos" es ignorar la realidad diaria. Las lenguas se imponen por una pura necesidad de entenderse entre las personas, y por lo tanto prevalecen aquellas que son prácticas para ese cometido y que permiten un mayor desenvolvimiento comercial, cultural y social a todos los individuos. Si hay en un país buenos escritores, se expresarán en la lengua que hablen con mayor facilidad. Los artistas no dependen de la lengua.

Carlos Medina Ricart
8. 12/11/2007 - 18:18h.
¿Se podría hablar con propiedad de la existencia no ya de otra Cataluña, sino de una Cataluña charnega, con su idioma, su literatura, su política, etc? ¿No cree que es un tema tabú que muchas veces no se quiere reconocer, que al menos un cincuenta por ciento de los catalanes no votamos ni nos identificamos con el mensaje de la Cataluña identitaria, medieval, monolingua y wifrepilosiona que el pujolismo santificó?.

Hay un sector que, en Cataluña, siempre le ha sido más difícil el reconocimiento por una cuestión lingüística. Curiosamente, este sector, que yo creo mayoritario, al no participar en muchas de las elecciones, especialmente las autonómicas, y en muchas de las actividades que se mueven en el territorio, lo que hace es dejar todo en manos de los que se arrogan las esencias de la "tribu". Si este sector tuviera una expresión más activa y partícipe en Cataluña, no ocurriría lo que está ocurriendo. Naturalmente, me refiero al sector castellano-parlante, que es tan catalán como el que habla la lengua catalana. Yo creo que este sector, en el fondo, tiene complejo de no ser totalmente autóctono, es decir, ha caído en la propia demagogia del catalanismo.

bernardo
9. 12/11/2007 - 18:20h.
¿Por qué cuando critica a los nacionalismos nunca critica al nacionalismo español? Gracias

No me fío nada de la gente que dice no tener enemigos. Lo que ocurre es que hay que tener la astucia de buscarse los enemigos más apropiados. Muchas veces uno no puede escoger, como me ha ocurrido a mí, y me he tenido que enfrentar a militares, clérigos y brujos de la tribu. Eso me ha mantenido en forma y ha representado también la base de mi teatro, porque para hacer un teatro donde el creador es el vocinglero de lo que piensa la mayoría, ya están los teatros de Estado.

alberto
10. 12/11/2007 - 18:22h.
¿Cuando le volveremos a ver en la tele parodiando la política catalana?

En la parte final de mi libro expreso con toda contundencia que no volveré a trabajar más en Cataluña ni a hacer ningún acto público. Por lo tanto, veo difícil esta posibilidad, puesto que en caso de trabajar para una cadena estatal, no me parecería adecuado dedicarme exclusivamente a la sátira sobre Cataluña, pues con mucha facilidad los nacionalistas se pondrían ya paranoicos.

ara
11. 12/11/2007 - 18:23h.
Me gustaria conocer su opinion sobre que el partido que usted fundó o ayudo a fundar sea un ejemplo para el locutor de la cadena COPE, Jiménez Losantos.

El partido que ayudé a fundar puede ser un ejemplo para todo aquel que entienda que el nacionalismo estimula unos aspectos muy negativos de una sociedad. En este caso, creo que Jiménez Losantos no se distingue por ser un acérrimo nacionalista, y en este sentido me alegro de que le pueda parecer un ejemplo.

catalanito por eleccion
12. 12/11/2007 - 18:26h.
¿El proyecto imaginado para Ciudadanos de Cataluña se está desviando o aún hay posibilidad de consenso con la corriente crítica? ¿Hay algún resquicio en TV3 para que su ideario y ejecutiva tenga más presencia o es una batalla perdida contra su xenofobia y libro de estilo?

El problema de Ciudadanos ha sido siempre encontrar eco en los medios, puesto que todos los medios en Cataluña forman parte de los delirios del nacionalismo. Es más, son elllos los que han propagado con mayor dedicación el delirio. En este sentido, es muy difícil que los medios de Cataluña den cobertura a Ciduadanos. Yo creo qu edebe ser este partido quien debe encontrar en su propia precariedad la fantasía, la imaginación y la astuacia para conseguir que de una forma u otra se hable de este partido. Como decía Dalí, que se hable de mí aunque sea para bien.

inconforman
13. 12/11/2007 - 18:29h.
Buenas tardes Sr. Boadella, ¿Cual es la magnitud del boicot que dice Vs. estar sufriendo en Cataluña para llegar a tomar esta decición?

Durante los últimos años, mi actitud personal frente a determinadas cuestiones del nacionalismo ha hecho aumentar la agresión por parte de los medios catalanes hacia mi persona. Se ha producido lo que acostumbra a ocurrir en estos casos: si te enfrentas al sistema, primero te señalan como traidor a las esencias, luego viene el capítulo de la degradación y los insultos, como se puede comprobar en las primeras páginas de mi libro, y finalmente te van aislando hasta quedar completamente en fuera de juego. Eso quiere decir que en mi última obra ya prácticamente casi no teníamos público suficiente para subsistir, puesto que los ciudadanos habían entendido perfectamente el mensaje. Ni una sola petición más apareción en nuestra oficina para el territorio catalán. En este sentido, me di por enterado, entendí que era un boicot y no voy a comprobar más si en el futuro mis ciudadanos me han levantado el derecho a la libertad.

Paco, de Granada
14. 12/11/2007 - 18:33h.
El que usted haya elegido seguir siendo un profesional antes que vivir en cualquier pesebre autonómico habla por sí solo. Sin embargo ¿No piensa que en este momento sería necesario un esfuerzo adicional y que personas como usted, el Sr. Savater u otros profesionales fueran aún más lejos y se presentaran candidatos a las proximas elecciones para que hubiera una auténtica movilización democrática que regenerara un poco la función pública?

Desde un punto de vista cívico, he tratado de promover todas aquellas cosas que he creído importantes para conseguir una política más saneada en lo que ha sido hasta ahora mi territorio catalán. Pero, de todas formas, no hay que olvidar que yo soy un artista, y como tal seguramente que lo más positivo que puede dar de si mi personalidad se halla en la escena y no en la política profesional, donde yo tendría que aprender de nuevo un oficio, digno sin duda pero en un estado muy alto de putrefacción en España. Por lo tanto, me costaría encontar quien me enseñara este nuevo oficio. Prefiero seguir en la escena, donde me apaño más o menos bien.

Elena
15. 12/11/2007 - 18:33h.
He conocido a catalanes, que literalmente piensan que mantienen al resto de España con sus impuestos. Sé que no es usted político, o experto en economía, pero ¿tiene alguna opinión sobre esto?

Yo no sé exactamente si Cataluña ha mantenido o mantiene una economía que permite al resto de los españoles vivir de ella. Si es así, estaría contentísimo de haber contribuido a ello, me parecería precisamente extraordinario que un territorio sirviera para ayudar a otros territorios, porque la historia común demuestar que unas veces ha sido una región la que ha vivido de otra, y no siempre ha sido la misma. Este es el principio de un Estado, y es el principo de la solidaridad.

pep
16. 12/11/2007 - 18:36h.
¿Cree que cataluña perderá parte de su identidad con estos afanes separatistas? Gracias

Cataluña ha entrado en una dinámica endogámica que seguramente le traerá más inconvenientes que ventajas en lo económico, en lo social y en lo cultural. No se puede vivir pensando que cuando un ciudadano de Madrid se levanta por la mañana lo primero que piensa es ver que putada hace a los catalanes". A eso se le llama paranoia y naturalmente es una enfermedad, porque nada tiene que ver con la realidad. Cataluña ha sido durante mucho tiempo esquizofrénica, porque ha llevado paralelamente dos lenguas y dos formas de entender una mismca cultura. La esquizofrenia se ha revelado, en el pasado, muy positiva, puesto que siempre fue una región puntera. El problema es cuando interviene la paranoia. Esta es una patología muy destructiva.

Shaky
17. 12/11/2007 - 18:38h.
Buenas tardes! ¿le gustaria escribir una biografía?, ¿de quién? y le gustaria que escribieran la suya? Gracias

Me gustaría escribir una biografía del Duque de Segorbe, que es un personaje actual, que vive en Sevilla, y que es uno de los hombres de mayor buen gusto que he conocido y de mejor criterio humanístico y artístico. Y, si alguien se dedica a escribir mi biografía, seguramente, como la mayor parte de las biografía, será un libro en el que la ciencia ficción y la fantasía tendrán una proporción muy grande, pero es lógico que cuando se escribe sobre nosotros uno ponga más sus propios deseos sobre lo que tendría que ser el personaje que la auténtica realidad.

Alex, Coruña
18. 12/11/2007 - 18:40h.
¿A qué crees que se debe la identificación que en este país se hace entre nacionalismo y progresismo?

Esta identificación es una herencia del franquismo, en la que la lucha identitaria o lingüística en el caso de Cataluña se entendía como una lucha contra la dictadura. De la misma manera que el asesinato de Carrero Blanco se entendió como antifranquismo y lucha contra el totalitarismo. Esto es precísamente lo equívoco. Creo que el nacionalismo está reñido totalmente con cualquier idea de progreso. Es precisamente todo lo contrario, es el intento de cerrarse en una especie de nostalgia de la tribu y de buscar siempre un enemigo externo responsable de las propias desgracias. Los ejemplos que ha dado el nacionalismo a lo largo del siglo XX son suficientemente claros y contundentes por la cantidad de víctimas que ha provocados.

no
19. 12/11/2007 - 18:41h.
quisiera saber como ha acogido el público su libro

Hasta el momento, a juzgar por las ventas y las ediciones, parece que lo compran, lo cual en España no quiere decir que lo lean.

david- Almería
20. 12/11/2007 - 18:44h.
He leido memorias de un bufón y adiós Cataluña. me parecen ambos muy buenos, especialmente. el primero. Igualmente, sigo la trayectoria de Els Joglars... bueno, felicitarte a tí y a toda la compañía. Sois cojonudos... y una pregunta, ¿ Usted ve a Carod Rovira como gurú-sustituto de Pujol?

Carod Rovira forma parte de la continuidad del pujolismo, son los hijos naturales de su política. Es muy difícil que Carod Rovira consiga tener la popularidad a la que llegó Pujol, simplemente porque Pujol era más inteligente y astuto que Carod Rovira, y sabía esconder perfectamente el mensaje secesionista. Tenía un doble lenguaje por el que se expresaba en Madrid de una forma y en Cataluña de otra. No creo que Carod Rovira sea el hombre que vaya a conducir a Cataluña a esta irreversible separación. Creo que hay personajes detrás de él que tienen más astucia y que juegan con mayor sentido político. A mí, Carod me parece un hombre muy primario.

moran1981
21. 12/11/2007 - 18:45h.
¿Que ha llevado a un catalan de bandera como tu a poner en duda el nacionalismo catalan?

Simplemente el conocer a los que lideraban esta opción. En el conocimiento personal de muchas de estas personas he comprendido buena parte del fraude y del peligro de la política de los sentimientos.

Núria
22. 12/11/2007 - 18:48h.
¿ Qué le ha hecho Cataluña para que decida marcharse?

A mí, Cataluña no me ha hecho nada, porque Cataluña es un ente abstracto compuesto por millones de personas distintas y unos paisajes y unas ciudades que ni dicen nada ni hablan. En todo caso, ha existido una gente en Cataluña, que son como vulgarmente se dice los que mueven el cotarro, que han decidido penetrar en lo que yo entiendo es mi espacio de libertad. Yo siempre he tratado de mantener este espacio de libertad porque es lo absolutamente imprescindible para un artista. Estos ciudadanos a los que me refiero, que coincide precisamente con los dirigentes de este país en lo político y en lo mediático, han conseguido colocarme como un traidor ante el resto de la ciudadanía y me han vetado en los lugares esenciales, como son los teatros, la televisión pública y los medios propios de una Administración cultural. Por lo tanto, no he tenido más remedio, como empresa privada que es Els Joglars, de buscarnos la clientela en otras partes no sólo de España, sino del mundo.

Matilda
23. 12/11/2007 - 18:50h.

¿Qué opinas del sistema educativo catalán? Tenemos que mudarnos a Barcelona, tengo una niña, somos castellanoparlantes, pero nos hemos enterado de que todas las clases, incluso la de español, se imparten en catalán en las escuelas de Barcelona. ¿Qué harías en mi lugar?

Si yo tuviera que aconsejar, diría que hay que exigir que se cumpla la Constitución, que es la igualdad en todos los territorios de España y para todos los ciudadanos españoles, y por lo tanto, el derecho a ser educados en cualquiera de las lenguas que están en España. Por lo tanto, esta es la única manera posible de seguir viviendo allí. Si no, siempre queda la posibilidad de emigrar a otra parte, donde no se encontrará seguramente con este problema, siempre que no sea el País Vasco.

David
24. 12/11/2007 - 18:52h.
Hay Nacionalismos buenos y malos o todos son malos?

Creo que todos los nacionalismos son iguales con expresiones distintas. Los nacionalismo promueven un ciudadano ideal que represente los valores esenciales y diferenciales de la tribu. Esto significa una discriminación entre los propios habitantes de un país. A partir de aquí, la igualdad deja de ser un valor, y se colocan los derechos de los territorios por encima de los derechos de los ciudadanos. Después, ya dependerá del potencial bélico que tenga ese nacionalismo para enfrentarse a los enemigos naturales, que son siempre externos, y para hacer limpiezas étnicas, que es otra de las características de los nacionalismos.

harto
25. 12/11/2007 - 18:56h.
Buenas tardes,sr.Boadella¿No cree que la pregunta del millón a hacerse,es cuánto nos cuesta el nacionalismo a los catalanes,invirtiéndose dinero en subvenciones y el identitarimos y no en infraestructuras?

La política de los sentimientos siempre resulta nefasta porque no se aplica precisamente la razón y el sentido práctico. La política tiene que servir para hacer a los ciudadanos un poco más felices en lo material. De lo sentimental, de lo místico y de lo espiritual debe ocuparse cada ciudadano. En Cataluña, se ha dedicado la mayor parte del tiempo por parte de la polítcia a la discusión identitaria, o sea , a la mística, y los problemas de todos los ciudadanos, hablen catalán o no lo hablen, han sido siempre relegados, porque lo que más importaba era el lado identitario de la política. Las consecuencias están a la vista: en los últimos tiempos Cataluña se queja de un problema de infraestructuras, lo que no hace más que demostrar la incompetencia de sus políticos de no haber sido capaces de controlar y de dirigir también a quienes tenían estas responsabilidades en el Gobierno central. Es decir, siempre el juego de la víctima. En el fondo, todo lo que está sucediendo les va fantástico, porque así pueden demostrar que España no les quiere, que España es el gran mal de Cataluña.

Paula
26. 12/11/2007 - 18:57h.
¿A qué colegios van los hijos de los catalanistas del gobierno? ¿A los que imponen el catalán o a los internacionales privados de Pedralbes?

No tengo ni idea a qué colegios van los hijos de los nacionalistas, pero en todo caso sí que me consta que hay una parte muy importante de los políticos catalanes que no utiliza la escuela pública. Por algo será.

Mensaje de despedida
Agradezco profundamente tener este diálogo abierto, puesto que siempre que me comunico con los ciudadanos acostumbra a ser en forma muy global, en el teatro o en la televisión, y esta individualización es una forma de constatar el pensamiento de manera algo más concreta. En todo caso, no puedo más que aconsejarles que lean mi libro "Adiós, Cataluña", no por intereses económico, porque no soy editorialista, sino porque sobre todo hablo también de amor, y no precisamente de amor a la patria, sino de la mejor patria que se puede tener, que es una mujer extraordinaria. Ésta, en el fondo, es mi auténtica patria.

Sentenzia del Onze-Eme
¡GRAZIAS, BERMÚDEZ! 12 Noviembre 2007

Según la sentencia del 11-M el atentado fue obra material de un grupo yihadista, sin que puedan identificarse sus inductores. El móvil de ese grupo se funde –y confunde- con la finalidad genérica del yihadismo: 'derrocar los regímenes democráticos y eliminar la cultura de tradición cristiano-occidental sustituyéndolos por un Estado islámico bajo el imperio de la sharia o ley islámica en su interpretación más radical, extrema y minoritaria'.

Algunos medios de comunicación han visto en esa indeterminación un sesgo favorable al PP: no se menciona a AlQaeda, ni se reconoce al Egipcio y otros islamistas como autores intelectuales, ni se señala como móvil de la masacre la venganza por el apoyo de Aznar a la guerra de Iraq. Rajoy, por supuesto, ha corrido a parapetarse tras esas apreciaciones. Se ha felicitado por la sentencia, ha sacado pecho por la rapidez con que el gobierno de Aznar empezó a detener islamistas y ha manifestado, una vez más, que la cuestión del 11-M no formará parte de su agenda electoral.

Por nuestra parte, entendemos que, desde un punto de vista técnico, la sentencia se propone dos cosas. Por un lado, blindar y convertir en inatacables las tres piezas claves de la versión oficial –una furgoneta, una mochila hallada en una comisaría y una mina asturiana como origen de los explosivos-. Por otro lado, depurar dicha versión de elementos inconsistentes, incluso nocivos para su triunfo. Así, la sentencia hace desaparecer parcialmente de entre sus piezas de convicción el Skoda descubierto meses después del atentado, dada su fragilidad extrema de esa prueba. Por otra parte, abandona el intento irrisorio de presentar al Egipcio, un islamista marginal, mitómano y lenguaraz, como cerebro del atentado. Las referencias a Al Qaeda son suprimidas por novelescas e inconvenientes (no sin antes haber deslizado la posibilidad de vínculos con esa red terrorista mediante la elección de Morata como uno de los escenarios 'virtuales' del 11-M). Y en cuanto a las alusiones a la guerra de Iraq, es comprensible que un altivo magistrado de mentalidad legal-burocrática no se digne descender a detalles de coyuntura política. Para eso está Pepiño Blanco.

No hay, pues, pasteleo. La sentencia es una sentenzia, con zeta de Zapatero. Remacha lo fundamental de la tesis del PSOE acerca de la autoría islamista y niega tajantemente la de ETA, sostenida por el gobierno del PP durante los dos días que siguieron al atentado y apuntada de forma vergonzante por algunos seguidores de Rajoy a lo largo de estos últimos años. El PSOE no tiene intención alguna de pastelear, sino de dar caña. Necesita hacerlo. Para renovar su estancia en La Moncloa, Rodríguez Zapatero debe movilizar de nuevo al voto que se sintió manipulado por el Gobierno del PP entre el 11 y el 14-M. Frente a este toro, y en el ruedo de la sentencia de Bermúdez, los ridículos trasteos de perfil de Rajoy sólo son preámbulos de la espantada..

Pero todo esto no es lo esencial que cabe percibir en la sentencia. Una de las afirmaciones del Partido Nacional Republicano ha sido la de 'ni islamistas, ni etarras: los de siempre'. La reiteramos. No aceptamos el falaz dilema –han sido ETA o AlQaeda- en el que se nos ha pretendido encerrar.

Con la sentencia se pretende sepultar la verdad de un auto-golpe del Régimen, dirigido a instalar a un gobierno de colaboración del PSOE y los nacionalistas fraccionarios encargado de llevar adelante el desguace confederal de España. Y se aportan municiones para un nuevo triunfo electoral del PSOE que permita proseguir esa obra, que sólo ha dado sus primeros pasos.

Por ello, la sentencia, más allá de ayudar al PSOE a combatir 'la mentira del PP' –la autoría de ETA-, se dirige contra todos los que han comenzado a señalar la implicación de sectores de los aparatos del Estado en la masacre o, como mínimo, en su encubrimiento y en el encaminamiento de las responsabilidades hacia el islamismo.

La sentencia es la culminación por medios judiciales del golpe del 14-M. Ese golpe no puede reducirse al atentado. Ha implicado operaciones de agitación mediática coordinadas, tras las llamadas de Zapatero a varios medios de comunicación anunciado la existencia de suicidas en los trenes. Actuaciones policiales de ocultamiento de pruebas, siembra de pistas falsas y detención de cabezas de turco. La sentencia se inserta en el golpe de Estado judicial iniciado por Del Olmo con el desguace de los trenes y la destrucción de otras pruebas, y una instrucción realizada al dictado de las cloacas golpistas.
Del Olmo autorizó el achatarramiento de los trenes y la destrucción de ropas y otros objetos. La sentencia de Bermúdez no tiene nada que decir al respecto.

Del Olmo no instó diligencias contra los policías que ocultaron informes y muestras relativos a los explosivos de los trenes. Tampoco lo han hecho Bermúdez, Guevara y García.

Del Olmo aceptó que lo que había estallado en los trenes contenía 'componentes genéricos de las dinamitas'. Bermúdez, Guevara y García han dado un paso colosal en su línea de descubrimientos: en los trenes estalló 'una dinamita tipo Goma'. Esto abarca la Goma 2 ECO, la Goma 2 EC, el Titadyne, y otros. Pero, a pesar de ello, consideran que se trata de Goma2 ECO ya que 'está probado que todo o gran parte se sustrajo de Mina Conchita'. No les embaraza en lo más mínimo que en la pericia de lo que estalló en los trenes, ordenada por el propio Bermúdez apareciesen componentes incompatibles con la Goma 2 ECO (DNT y Nitroglicerina), siendo Goma 2 ECO el explosivo industrial utilizado desde hace años en mina Conchita. Más aún, en un intento de justificar la presencia de Nitroglicerina en un foco de explosión de los trenes, recurren a la idea de la 'contaminación', en Mina Conchita, de la Goma 2 Eco con restos de Goma 2 EC, para lo que deben tergiversar la composición de esta última, que no incluye Nitroglicerina desde 1992.

Bermúdez se ha alineado con la última tesis expuesta en el juicio con el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza. 'Da igual el explosivo que se utilizase para perpetrar la masacre, porque hay suficientes pruebas a parte de ésta'. ¿Cuáles son esas pruebas? Bermúdez ha terminado siguiendo la misma vía que Del Olmo: 'infiere' la naturaleza de lo que estalló en los trenes, a partir de la Goma2 ECO hallada fuera de los trenes (en la furgoneta kangoo, Mochila de Vallecas, Chinchón y Leganés).

Para ello, Bermúdez debe comerse, al igual que hizo Del Olmo, la furgoneta ya llena en Alcalá, la mochila voladora de Vallecas y la noche de los muertos vivientes en Leganés.

Sobre la Renault Kangoo, la sentencia dice que no se puede demostrar que los terroristas se trasladaran en ella a la estación, para colocar las bombas. Sin embargo, tras descartarla como medio de transporte, da validez a los objetos que en ella se encontraron y enaltece la 'escrupulosa actuación de la Policía'.

La virtualidad probatoria del Skoda Fabia ya estaba devaluada en la instrucción de Del Olmo. Bermúdez ha seguido en esta dirección pero, al igual que hizo Del Olmo, se abstiene de deducir testimonio para averiguar quién colocó esa prueba falsa.
La bolsa de Vallecas es la pieza primordial de la sentencia. Según la misma, contenía el explosivo -Goma 2 ECO-, el teléfono y la tarjeta que desencadenaron la investigación en dirección hacia Mina Conchita y la detención de los autores materiales del atentado. Bermúdez la considera una 'prueba auténtica', cuya cadena de custodia se halla plenamente acreditada. Sin embargo, no fue vista por los equipos policiales que rastrearon varias veces la estación de El Pozo, de donde se afirma que procedía la mochila, ni en la operación de carga de efectos en los bolsones, en la que no se hizo inventario, ni en lo que el mismo Bermúdez llama 'extravagante periplo' de esos efectos hasta la comisaría de Vallecas. Poco le importa, además, que lo aparecido milagrosamente en la comisaría estuviese cuidadosamente dispuesta para no estallar
En cuanto a los inculpados, es difícilmente superable la síntesis de una portada de The Times: '191 muertos y miles de heridos; pero no hay condenas de autores intelectuales. Unos pocos traficantes y delincuentes de pacotilla se comen el marrón'.

El grueso de los potenciales culpables designados en el sumario se dice que están muertos. Cuatro eran mangantes y traficantes de drogas; otro, un becario, y dos ex presidiarios. No se suicidaron con las bombas en los trenes, para asegurar su acción y demostrar su fe mediante el martirio, como cabe esperar de un yihadista. Al parecer lo hicieron un mes más tarde en un piso de Leganés que había sido utilizado repetidamente por los servicios secretos en operaciones de narcotráfico, y después de dar tiempo al desalojo de la vecindad.

Establecida la tesis del suicidio, todo está claro en el poderoso engranaje mental de los miembros del tribunal: el hecho de que los 'islamistas' se suicidaran, es razón suficiente para afirmar que pusieron las bombas de los trenes. En cambio, a Abdelmajid Bouchar, que se salvó del 'suicidio colectivo' porque bajó a tirar la basura, no se le condena como autor material. ¿Hubiera establecido la sentencia que él también perpetró el atentado en caso de haber fallecido en el piso?
Al final, quedan tres condenados. El principal, a título de 'cooperador necesario', es un asturiano que apenas ha trabajado a causa de una incapacidad por esquizofrenia. Se trata de un confidente disciplinado, que se comunicaba con su controlador hasta en el viaje de bodas. Los otros dos son un traficante de hachís de baja estofa, ajeno a toda ideología fundamentalista, y un socio de un pequeño locutorio telefónico de Lavapiés, sin lazos probados con el islamismo ni contactos con el resto de inculpados, reconocido en cuatro puntos de los trenes a la vez.

Con todo lo anterior quedan patentes dos extremos.
En primer lugar, se confirma que en España no hay justicia independiente; que el llamado Estado de Derecho se reduce a un régimen oligárquico fundado en un pacto entre la Corona, el PSOE y los separatistas, con la derecha de comparsa. Y que al servicio de ese régimen está una legión de paniaguados dispuestos a ensuciar sus togas con el polvo del camino.
En segundo lugar, queda también patente el fracaso de la estrategia 'judicial' seguida por todos los sectores opuestos a la versión oficial que han confiado en el vigente sistema de justicia, confianza derivada de su adhesión al régimen de 1978. Esta estrategia se ha revelado grotesca y suicida.

La lucha por el esclarecimiento del 11-M no es una partida de ajedrez ni una tarea de picapleitos. Es un esfuerzo político frente al régimen vigente, en el que carece totalmente de sentido tratar de influir a los jueces, meros lacayuelos de la partitocracia.

Esa lucha es, por tanto, la tarea de un movimiento de oposición democrática a la actual situación. Y como ésta no es en absoluto democrática, el movimiento por la verdad del 11-M no puede ser un movimiento de oposición leal. No puede respetar, ni acatar, ni comulgar con las reglas del régimen. Debe tan sólo utilizar sus posibilidades pragmáticamente -las libertades que aún quedan, de forma cada vez más precaria-, y explotar con total desapego sus contradicciones.
Frente al régimen del crimen y la patraña, hay que levantar un movimiento político de esclarecimiento del 11-M basado en la investigación y divulgación de la Verdad. Pero ésta no es suficiente sin la Fuerza. Una fuerza que sólo puede provenir de la movilización cada vez más amplia en la calle. Movilización con mensajes de esperanza, sin el aire funebrero de los memoriales. Movilización dinámica, bajo el signo del patriotismo y la democracia auténtica, sin formatos deprimentes.

Secretaría General del Partido Nacional Republicano
Noviembre de 2007
Partido Nacional Republicano
C/ San Bernardo 20, 1º . 28015 - Madrid.
www.tercerarepublica.org
pnr@tercerarepublica.org
Tel: 676 090 121

Recortes de Prensa   Página Inicial