AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 21 Noviembre   2007

La broma cruel del castellano
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 21 Noviembre 2007

Que un partido político esgrima como promesa esencial de su campaña electoral una ley que garantice el uso y aprendizaje de la lengua oficial del Estado en el sistema educativo y en el territorio de dicho Estado pudiera ser percibido como una monumental perogrullada, una broma y hasta un disparate.
Pero resulta que en España nadie se lo toma a tal. Porque lo no lo es en absoluto. Resulta que el verdadero esperpento es que pueda entenderse como necesaria tal ley porque en verdad y en los hechos resulta que los españoles deben ser los únicos ciudadanos del mundo que en su país no tienen derecho a utilizar su idioma común.

La genuflexión a las imposiciones nacionalistas ha sido tal que hoy el art 3.1 de la Constitución Española, claro y preciso: “El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”, resulta el papel más mojado de todas nuestras leyes. En muchos territorios ese derecho ciudadano ha sido arrasado de manera absoluta, en otras se camina hacia ese empeño y , en todas encima, se señala desde los poderes gubernativos centrales que lo permiten que a que viene tanto enfado, que “no pasa nada”.

Se niega la evidencia de que a los ciudadanos se le haya extirpado tal derecho a pesar de que esta sea continua y cotidiana y cada vez más agresiva en centros de enseñanza, en la totalidad de la administración , en los altavoces de los trenes , en la radio, en la tele y a la hora de solicitar un puesto de trabajo de barrendero.

Nadie niega hoy el derecho y la cualidad , también constitucionalmente reconocidos de que otras leguas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas, nadie se opone a esa riqueza, nadie lo malinterpreta. Pero lo que se está intentando y consiguiendo a pasos agigantados no es la convivencia armónica de ambos derechos, sino el exterminio de uno de ellos, su destierro, su postergación y su erradicación . Pero eso si, dando de continuo fuertes voces, de que nada de ello, aunque lo tengamos a un palmo de las narices, se está haciendo. O sea que se prohíbe, se desarraiga , se impide y se impone pero negándolo y rechazando sorprendidos cuando alguien señala la herida, la violación de un derecho , la agresión que no cesa. A la victima, el castellano, llamado español en el conjunto de los 400 millones que así se expresan en el mundo, se le niega pues hasta el derecho de quejarse cuando lo atacan, lo oprimen, lo prohíben y lo intentan arrancar a cuajo.

P.D. Preguntan si me toca en Telemadrid. Pues si, voy esta noche. Luego comentamos.

El español como programa
LAURA CAMPMANY ABC 21 Noviembre 2007

Escribo este artículo en castellano, esa lengua a la que fuera de España todo el mundo llama español. Esa lengua que mi amiga Claudine, una francesa que se templa como una guitarra en cuanto traspasa los Pirineos, decidió perseguir, y conocer, y casi conquistar, cuando se la cruzó una vez por las calles de París. Es también la lengua que me recibió en Ecuador, y en Colombia, y en Perú, y en Cuba, y en Santo Domingo, en todos esos viajes en los que me he ido embarcando con el corazón abierto, sin posibilidad de retorno, para quemar lo estrecho de mis naves.

A cualquier español debiera parecerle que este artículo está escrito en una escala familiar y propia. Puede en ella, si quiere, convocarme a cualquier entendimiento, disensión, ilusión, aburrimiento, impaciencia, debate, fantasía... Podría en ella iniciarme a otros verbos y acentos, y hasta a un modo distinto de entender el color de las palabras. Pero si falta el punto en el que se intercambian los caminos, los hombres nos hacemos enemigos y ajenos, como un tigre que ruge frente a un perro que ladra.

Aprender español en esta piel de toro en la que, por su cauce, corrieron tantas aguas no es ni un lujo, ni un peso, ni un capricho. Sólo esos seres torvos, engreídos, entecos que a veces se encaraman sobre nuestras perplejas papeletas pueden sembrar de sal los campos en que brota, y crece, y se reparte, nuestro idioma. Ahora ese aprendizaje ya figura, en «buenhora», en las primeras rayas, o rayos, de un programa. Tendrá que ser un hecho, no sólo una promesa. Opinen lo que opinen las bisagras, tienen todo el derecho -y también el deber, quizá el primero- a hablar los españoles español en España.

PP catalán
Por la boca muere el pez
José García Domínguez Libertad Digital 21 Noviembre 2007

Con la honrosa excepción de Vidal-Quadras, ese crónico andar rilado de los demás líderes del Partido Popular de Cataluña siempre acaba por evocarme cierta película de la etapa mejicana de Buñuel. Es inevitable, igual que don Aleix consigue hacerme recordar al mejor Quevedo ("No callaré por más que con el dedo/ Ya tocando la boca, ya la frente/ Silencio avises o amenaces miedo"), en los otros nunca acierto a atisbar más que extras y figurantes de El ángel exterminador. Repárese, sino, en aquel guión del gran Alcoriza. En una muy pretenciosa mansión con cierto aire decadente, todo está dispuesto con tal de celebrar un gran acontecimiento social, algo así como el banquete de Platón pero sin Platón ni su sombra.

Al poco, mientras los distinguidos invitados van llegando prestos a la cita, los criados abandonan la casa por razones del todo enigmáticas para el espectador. Más tarde, tras el condumio, y también sin que nadie sepa acertar el porqué, los selectos comensales quedan atrapados en el salón, presos allí ya de por vida. Ni la suciedad –el hedor de la sala se antoja irrespirable, nauseabundo–, ni el hambre, ni las infecciones contagiosas serán capaces de vencer al pánico irracional que se apoderará de esos infelices al acercarse a la puerta de salida; puerta que, en apariencia, nada ni nadie les impediría franquear libremente.

Pues eso, Buñuel en estado puro. Resulta que tras el parto de los montes seguimos avanzando con paso firme y decidido por donde solíamos; o sea, camino de nada. Y es que los catorce diputados del Partido Popular en el Parlamento regional continúan, como ya era norma consuetudinaria en ellos, negándose en redondo a utilizar el castellano desde la tribuna. Todos, los catorce. Se ve que les da como apuro a los pobres. De ahí que solventen la papeleta del qué dirán con dos frasecitas intercaladas en los discursos que vayan a salir en la tele. Dos frasecitas para el telediario y aquí paz y después gloria. Al modo y manera de Su Graciosa Majestad la Reina de Inglaterra en el comprometido trance de saludar en suahili a cualquier tribu de mandingas ante las cámaras de la BBC: dos frasecitas.

Sí, perplejo lector, esos héroes que cuando uno se los tropieza por Madrid parece que se vayan a comer el mundo, se nos acollonan hasta la diglosia súbita en cuanto vuelven a pisar El Prat. Y uno se pregunta: ¿Para qué gastará saliva el candidato prometiendo leyes en defensa de la lengua común? ¿Para qué nos hará perder el tiempo con esa cantinela del gran idioma universal? ¿Para las dos frasecitas de los catorce fantásticos del Parque de la Ciudadela?
Espabílelos, don Mariano. Espabílelos, que aún estamos a tiempo.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Respuesta a Pedro J.
Rajoy y la AVT
Agapito Maestre Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El editor de referencia de la derecha, Pedro J. Ramírez, le aconsejaba el domingo a Rajoy que no participara en la manifestación convocada por las víctimas del terrorismo para el sábado día 24 de noviembre. El líder de la oposición no puede ser visto de ninguna manera al lado del excelente ciudadano que preside la AVT si quiere ganar las elecciones de marzo. Tiene que esconderse entre quienes culpabilizan a las víctimas y no al terrorista de su muerte o lesión. Es menester que se difumine entre esa gente sin principios y sin alma política, o sea, entre la "basura" de la democracia para que ésta algún día le de su voto.

Por todos los medios posibles es menester para Pedro J. que Rajoy no sea asociado a los cientos de miles de ciudadanos que acompañan en su lucha ciudadana, civil, a los convocantes de esta manifestación; en modo alguno el señor Rajoy debería dejarse querer por las víctimas, que salen al espacio público para que el Gobierno deje de "matar civilmente" a los que se les ha lesionado física y moralmente sólo por ser ciudadanos de España. Nada debería hacer el PP con quienes quieren crear más y mejor democracia. Nada debería de programar el PP con quien nos enseña mecanismos para ser mejores ciudadanos. Nadie debería de asociar el nombre del PP con la AVT, que es la mayor escuela de democracia que ha dado España en los últimos años. La AVT, que es la principal aportación de la democracia española a la europea, a saber, terminar con el terrorismo sin violencia sino con más democracia, tiene que ser "ninguneada", o sea, sometida al ostracismo de los antiguos gobiernos despóticos.

No seré yo quien conteste esas recomendaciones de Pedro J. Ramírez a Rajoy, porque carecen de peso argumentativo y razonamiento táctico para entablar una discusión sensata. Tampoco creo que haya en esa recomendación astucia electoralista para captar votos entre los españoles que carecen de ideas y creencias. Desconozco las intenciones de Pedro J. y, además, no me interesa nada descubrirlas. Quizá haya intereses de mercadotecnia, pero eso no son asuntos tampoco de mi incumbencia. Mi deber es sólo discutir razones y nada más, pero en la columna citada no hallo ninguna. La apelación al ejemplo Sarkozy es, sencillamente, absurdo. El francés ganó las elecciones precisamente porque defendía principios por encima de tácticas e intereses inconfesables.

Por lo tanto, si el líder del PP le hiciera caso a Pedro J. Ramírez estaría cometiendo varios errores democráticos. Antes de nada, mostraría su carencia de independencia respecto a los opiniones de un editor que, lejos de mostrar continuidades y coherencias respecto a las víctimas del terrorismo, exhibe contradicciones exageradas –que algunos llaman pluralidad– en su línea editorial, informativa y de opinión política, entre otras dejarme escribir a mí en su edición de Andalucía, que apoyo sin ninguna objeción la lucha democrática de la AVT para que el Gobierno deje de negociar una "paz de cementerio" con ETA que excluye a las víctimas.

Es menester, pues, que Rajoy asista a la manifestación; si no mostraría un seguidismo del diario El Mundo, y especialmente de su director, que éste no se merece, entre otras razones, porque ha defendido todos y cada uno de los proyectos de Zapatero, según reconocía en su artículo, contra millones de ciudadanos, generalmente votantes del PP pero también del PSOE, que consideran que las leyes de este Gobierno atentan gravemente contra las libertades individuales de millones de españoles, por ejemplo, las leyes dedicadas a los matrimonios homosexuales y a la educación para la ciudadanía. Son leyes que suprimen libertades de carácter moderno y subjetivo. ¿O es que acaso querer educar a nuestros hijos como mejor nos parezca, sin perjudicar a los otros, en materia política o religiosa, no es una libertad individual y moderna? ¿O acaso quieren Zapatero y Pedro J. que nuestro derecho subjetivo y moderno, nuestra libertad a educar a nuestros hijos, tenemos que cederlo al Gobierno para que se haga cargo de las futuras generaciones para moldearlas a su gusto?

Si es eso lo que quiere Pedro J. Ramírez, que la libertad de los modernos desaparezca por la "libertad" impositiva de los antiguos, entonces sepa que la única institución que se opone con contundencia y decisión a su proyecto y el de Zapatero es la Iglesia. Sí, sí, amigo, la Iglesia es la única institución moderna, por encima de nuestro periódico y de nuestra oposición, que defiende las libertades subjetivas de los modernos. Lo otro, la educación entregada para uso y abuso del Gobierno, se llama en el mejor de los casos "adoctrinamiento antiguo" o algo peor, dirigismo totalitario. Eso es lo que contienen todas las leyes de Zapatero y que Pedro J. defiende sin apenas objeciones dignas de ser resaltadas. Esas leyes, sí, son tan peligrosas para la democracia como el Estatuto de Cataluña. Cuando quiera lo discutimos.

En fin, según las razones expuestas, haría bien Rajoy, por un lado, asistiendo a la manifestación de la AVT, porque esta asociación nos enseña a defender nuestras libertades individuales desarrollando las políticas, o sea, el marco democrático; y, por otro lado, Rajoy debería prestar más atención a la Iglesia católica en la defensa de las libertades individuales, especialmente la de educación, porque es la principal institución clásica en España genuinamente liberal, o sea, que defiende las libertades individuales recogidas en la Constitución. Vale.

El increíble optimismo de Mariano Rajoy
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 21 Noviembre 2007

Mariano Rajoy no hizo una sola referencia el Estatuto catalán en su discurso del domingo. ¿De qué han sirvieron los cuatro millones de firmas que recogieron los militantes del PP? ¿Por qué y para qué presentaron Trillo y Sáenz de Santamaría un recurso de inconstitucionalidad ante el alto Tribunal que ahora salta hecho añicos sin que alguien sepa en nombre de qué?

Aceptado el Estatuto catalán y la nación en él proclamada, ¿qué competencias estatales quiere blindar ya Rajoy si Cataluña y Andalucía se han quedado con la que les interesaban ? En definitiva, ¿qué sentido podrá tener un «cierre» en falso de la Constitución? En cuanto al País Vasco y Navarra, Zapatero negociará un referéndum sobre el destino de vascos y vascas, navarros y navarras, si gana las elecciones, y continuará la guerra del norte (como la llamaba Donoso Cortés) si gana Rajoy.

Por lo que hemos podido ver este fin de semana, el PP renuncia a detener e invertir el proceso que ha llevado adelante Zapatero durante estos cuatro años. Las medidas que se nos han anunciado en la Conferencia del PP no se corresponden a la situación dramática de la nación, tal como ha sido descrita por el propio Rajoy en varias ocasiones. Por el contrario, se trata de una larga cambiada a las aspiraciones de los millones de ciudadanos que han bajado a la calle en estos últimos años.

Cuando Sarkozy hizo en la Conferencia del PP un canto a la «gran nación española» tantas veces negada y humillada, dije en esta columna que necesitábamos un líder de la misma pasta política que el francés. Pensaba entonces, y pienso hoy, que la conquista de una mayoría parlamentaria que permita corregir la obra destructora y anticonstitucional de Zapatero, sólo será posible si al pueblo se le implica en una tarea de salvación nacional. Si Sarkozy ha contado con los apoyos suficientes para conjurar el proceso de «La France qui tombe», ¿no podría conseguirlos Rajoy también? Desde hace ya mucho tiempo algunos venimos advirtiendo acerca de la catástrofe que nos alcanzará «si España cae».

Libertad y el «no pasa nada»
JAIME DE PINIÉS. Miembro de Foro Arrupe ABC 21 Noviembre 2007

LOS medios forman a la sociedad y la sociedad también forma los medios. En culturas muy desarrolladas, con una larga tradición democrática y liberal, los medios forman parte del entorno cultural que fomenta la libertad, el optimismo y la proyección hacia el futuro. Durante la Transición, y sobre todo durante la década de los 80, ese mismo espíritu de apertura y pluralidad reinaba en España.

Sin embargo, y como sobriamente expuso don Hermann Tertsch, colaborador en Onda Cero, Telemadrid y ABC, además de miembro del Foro de Ermua, en el último Foro Arrupe, los medios también pueden ser feroces cómplices del totalitarismo. Es difícil imaginar, por ejemplo, que los nazis hubieran acaparado todo el poder, tras unas elecciones perfectamente democráticas, sin la anuencia y activa participación de los medios que llevaron progresivamente a las elites de Alemania a adherirse al mensaje de Hitler y de Goebels. La prensa y los medios son absolutamente vitales para crear y aupar demagogos.

Algo parecido ha ocurrido en España, donde muchos vemos un progresivo deterioro de las libertades. Deterioro, en parte, debido a la precariedad laboral de los periodistas, a su escasa preparación y lo mal pagados que están. Al periodista se le trata por parte del medio para que actúe en actitud propia de la «soldadesca», con fiel acatamiento a la empresa y, a veces, al partido. El deterioro más notable se da en el País Vasco y en Cataluña, donde el pensamiento único y monolítico se impone cada vez con mayor ahínco. El corresponsal del Wall Street Journal que recientemente se atrevió a denunciar la imposición del vasco en Euskadi ha recibido amenazas de muerte.

Las causas del declive de las libertades en España hay que buscarlas en las distintas fuerzas coactivas que incluyen a los nacionalismos y, a veces, al propio Gobierno que ejercita su correspondiente presión en las distintas redacciones para que las cosas sean reflejadas como convienen y no necesariamente como son. La creciente docilidad de los periodistas es también clave. Hace un par de generaciones, el número de periodistas que se licenciaban en España apenas llegaban a cien por promoción. En aquel entonces, había un centenar de periódicos. Pero hoy día son más de 12.000 periodistas los que reciben su título anualmente de las distintas facultades del país, y, sin embargo, el número de periódicos casi no ha variado. Por lo tanto, hay un exceso de periodistas y un cultivo perfecto para reclutar a periodistas fieles.

En el Foro Arrupe llamó mucho la atención que hay voces importantes que podrían frenar el atropello de las libertades, pero son silentes. Periódicos que fueron ejemplares durante la Transición, y que siguen dando cobijo a grandes periodistas, tapan y no impiden el deterioro. Reina la negación de la verdad. El silencio cobra aún mayor volumen entre los miembros de la izquierda y, muy en particular, en el PSOE. Tal vez rompan su silencio si la presente dirección del partido perdiera las próximas elecciones en marzo. Cabría esperar, en ese momento, otra izquierda, muy distinta a la actual; pero ahora las voces críticas están ausentes.

El «no pasa nada» y el buen rollito están en boga. La pregunta que nos debemos hacer es si la situación actual aguanta otros cuatro años de degradación de nuestras libertades antes de convertirse en una enfermedad crónica a los ojos de todo el mundo, y no solamente para aquellos que quieren verlo.

Gabinete negro
¿Nos está diciendo El País que el Gobierno del PSOE realiza esa intoxicación deliberadamente, con el fin de sacar luego el informe completo y tratar de desacreditar a la AVT en vísperas de su manifestación?
Luis del Pino Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El diario El Mundo publicaba este lunes una información de Antonio Rubio en la que se daba cuenta, basándose en un informe policial, de una reunión que miembros del Partido Socialista y de ETA habrían mantenido durante el mes de octubre en algún lugar de la frontera entre Austria y Alemania. La emisora City FM Radio ya había avanzado esa información en la segunda semana de octubre, en una noticia firmada por Javier Oyarzábal.

El periódico El País contesta este miércoles a las informaciones de El Mundo, pero contesta de una manera tan asombrosa que uno no tiene más remedio que preguntarse si es que Rubalcaba está ya mayor o es que la inspiración le ha abandonado definitivamente.

En esencia, El País dice lo siguiente:
1. Que City FM Radio ya publicó en octubre esa información sobre la presunta reunión Gobierno-ETA en la frontera entre Austria y Alemania, y que se trata de una información falsa.
2. Que a raíz de la información publicada por City FM Radio, un miembro de la AVT denunció esa posible reunión a la Policía.
3. Que la Policía elaboró un informe donde se decían dos cosas: (a) que les había llegado esa información sobre la posible reunión Gobierno-ETA y (b) que esa información carecía de cualquier credibilidad.

A partir de esos tres puntos, El País viene a sugerir que en realidad todo es un montaje, y titula la noticia con una frase claramente destinada a desacreditar a esa organización que ha convocado a los españoles a manifestarse este sábado contra la política antiterrorista del Gobierno: "Un miembro de la AVT informó a la policía de contactos con ETA falsos", dice el titular de El País.

¿Está el PSOE perdiendo facultades? Me lo pregunto porque en otros tiempos jamás habrían cometido un error del calibre del que hoy cometen con la información que publica El País. Porque lo que El País viene a decirnos es todavía más tétrico que la supuesta reunión entre el Gobierno y ETA a la que aludían las informaciones de El Mundo.

Vamos a suponer que lo que dice El País fuera cierto. Según El País, es verdad que existe un informe policial donde se da cuenta de las informaciones sobre esa reunión Gobierno-ETA, pero en ese informe hay una segunda parte donde se resta credibilidad a esas informaciones.

Entonces, ¿nos está diciendo El País que alguien, quizá desde el Ministerio de Interior, filtró al periodista de El Mundo Antonio Rubio una parte de ese informe (la parte donde se habla de esa posible reunión), pero no el resto del informe (donde se restaría credibilidad a esa supuesta reunión)?

¿Nos está diciendo El País que una noticia que había pasado en su dia desapercibida (la publicada por City FM en octubre) es "rescatada" por alguien, quizá en el Ministerio de Interior, para intentar tender una trampa al periódico El Mundo?

¿Nos está diciendo El País que alguien filtró a El Mundo sólo una parte del informe policial, para ver si el periódico de Pedro J. Ramírez "picaba" y publicaba la noticia de la supuesta reunión?

¿Nos está diciendo El País que el Gobierno del PSOE realiza esa intoxicación deliberadamente, con el fin de sacar luego el informe completo y tratar de desacreditar a la AVT en vísperas de su manifestación?

En otras palabras, ¿nos está reconociendo El País que dentro de los aparatos del Estado hay una o más personas cuyo trabajo consiste en intoxicar a los medios de acuerdo con los objetivos políticos del Gobierno del PSOE?

¿Y quiénes son los funcionarios que componen ese Gabinete de Intoxicación Informativa, señor Zapatero? ¿Son, quizá, las mismas "tres fuentes de la lucha antiterrorista" que informaron a la SER de la existencia de suicidas en los trenes? ¿Son los mismos que en la propia mañana del 11-M se dedicaron a llamar a los medios informativos contrarios al Partido Popular, para decirles "Fíate de mí, ha sido Al Qaeda", mientras que a los medios no favorables al PSOE les llamaban para decirles "Fíate de mí, ha sido ETA"? ¿Son los mismos que difundieron el bulo de que el PP quería suspender las elecciones?

¿Son, tal vez, los mismos que efectuaron falsas llamadas de despedida "en nombre" de los muertos de Leganés? ¿Son los mismos que firmaron con caracteres latinos el falso "testamento" de Abdenabi Kounjaa? ¿Son los mismos que filtraron a El País un supuesto informe de un experto internacional en el que se "demostraba" la vinculación entre Jamal Zougham y Al Zarkawi, el número 2 de Al Qaeda?

¿Son, señor Zapatero, los mismos que depositaron el coche Skoda Fabia en Alcalá de Henares tres meses después de los atentados?

¿Quiénes son, y a qué se dedican los que componen ese Gabinete Negro? ¿Y desde cuándo opera ese Gabinete?

Sin lugar a dudas, a estos tíos se les ha ido definitivamente la olla.

Nos vemos en la manifestación del día 24.

Comente este artículo en el Blog de Luis del Pino, "Los enigmas del 11M"
http://www.libertaddigital.com/bitacora/enigmas11m/comentarios.php?id=2620

El drama del indiferentismo
Lorenzo Contreras Estrella Digital 21 Noviembre 2007

La proximidad, ya casi la inminencia, de las elecciones generales, ha logrado acentuar los clásicos males políticos de la sociedad española. El “efecto Zapatero” se deja sentir intensamente, cada vez más, en tal sentido. Sobre todo se ha subrayado, pese a la profundidad de ciertos problemas, el fenómeno del indiferentismo ciudadano ante el futuro de nuestra convivencia. Exclusivamente interesa, eso sí, a la franja gris de la sociedad, todo lo que afecta al funcionamiento “vegetativo” del organismo nacional, desde la vivienda a la cesta de la compra, pasando, naturalmente, por la seguridad en todos los órdenes, incluida la callejera. Lógico. ZP ha abordado, para su beneficio político, la empresa de conseguir, pese a ciertos altibajos, que ETA reduzca el nivel de terrorismo, sin dejar por eso de amenazar, extorsionar e incluso matar a "moderada" escala. A la gente común, la más común, le trae al fresco el asunto de los precios políticos que por chantaje se pagan o pueden llegar a pagarse. Rehén de los nacionalismos, y no sólo del más radical de ellos —el de ETA—, el presidente intenta a toda costa llegar al 9 de marzo, fecha de elecciones, sin tener que presidir algún entierro importante, y menos afrontar una matanza posible, aunque resulte fruto accidental de los “daños colaterales” de acciones con explosivos dirigidas contra objetivos industriales o comerciales, por ejemplo, y no directamente contra personas. Lo importante es que la opinión menos exigente, que es la mayoritaria, llegue a creer que Zapatero representa en cierto sentido una novedad positiva para la democracia convulsa que arranca de 1978.

Para garantizar ese efecto, el “efecto ZP”, el protagonista de la obra, y sus colaboradores más significados, necesitan reducir otro efecto, el de la crítica política, mediante estudiados mensajes poco compatibles con la verdad estricta de los acontecimientos. Los fracasos en política exterior nunca se confiesan como tales en el sentido de autocrítica, sino al contrario, como notables éxitos de nuestra diplomacia. Los fracasos internos, por ejemplo en infraestructuras y precios, se convierten en meros contratiempos de un camino próspero y prometedor. A la inversa, los errores y fallos de la oposición se magnifican con el concurso de los enormes dispositivos mediáticos que el Gobierno controla.

Todo ello redunda en deformación de la realidad y, por consiguiente, en arraigo de la mentira política. De la mentira sistemática, que en cualquier régimen que se repute democrático es el peor de los pecados y el que más votos debe costar a quien los comete. A Nixon le costó la presidencia de Estados Unidos, sin ir más lejos en el tiempo.

Cabe insistir: el peor pecado de nuestra sociedad es el indiferentismo político. Siempre se dijo que en España lo que no ha hecho el pueblo se ha quedado sin hacer. Hay ejemplos de ello en nuestra agitada historia. Pero hoy por hoy, y es ya un hoy muy largo, el pueblo “no hace”. El ciudadano común se encoge de hombros y, cuando se ve ante el compromiso de pronunciarse, suele votar “marcas”, es decir, partidos, con independencia de su ejecutoria. Esto significa que la franja indecisa de la sociedad, la más consciente tal vez, la que menos comulga con los productos de la intoxicación política, experimenta el casi irresistible reclamo del abstencionismo o el voto en blanco. Un reclamo, una tentación que dificulta cualquier vuelco electoral, salvo que una gran tragedia, como la del 11M, manipulada o aprovechada ante los errores de unos o las malicias de otros, determine un cambio drástico.

Ahora asistimos a una precampaña electoral en la que el marketing es el tirano y la opinión pública la esclava.

También es terrorismo
Editorial HERALDO DE ARAGÓN 21 Noviembre 2007

Durante los últimos meses han sido detenidos en el País Vasco 109 jóvenes por causa de su violencia callejera, según el plan de la kale borroka, variedad nada inocua del terrorismo. Ayer de madrugada, en la localidad navarra de Burlada, tuvo lugar otro episodio del acoso policial a los alevines de terroristas, brazo insensato de la inútil amenaza que ETA ejerce sobre Navarra, el País Vasco y el resto de España

LOS cinco más notorios cabecillas del terrorismo callejero en Navarra fueron detenidos ayer en Burlada por los servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil, en una operación conjunta que es continuación de las desarrolladas en las tres provincias vascas desde este verano para desmantelar los grupos organizados de violencia callejera. Es importante la persecución de estos peligrosos grupos filoetarras, avanzadilla de la violencia terrorista, como prueba lo hallado en los registros practicados, en los que las fuerzas policiales se han incautado de mezclas incendiarias listas para el uso, sustancias para fabricar explosivos, herramientas para sabotajes ferroviarios y varios ordenadores con información. Con esta captura, se consideran esclarecidas treinta y dos acciones terroristas cometidas en Pamplona y su comarca: colocación de explosivos contra diversos objetivos, lanzamientos de cócteles molotov y cortes de vías férreas y de infraestructuras del ferrocarril. No se trata, pues, de unos «chicos de la gasolina», como los calificó Xabier Azalluz. También han sido descubiertos informes de Batasuna, Segi y otros entes de la izquierda radical aberzale, propaganda del MLNV y listas electorales de partidos, entre los que se encuentran el PP y el PSOE. Esta redada, la quinta desde la ruptura de la tregua, merece felicitaciones y prueba que la actuación inteligente de las fuerzas policiales salva vidas y propiedades y es capaz de desarmar al delincuente.

Hechos consumados
Ïñigo de Garés Periodista Digital 21 Noviembre 2007

Otra vez ha tenido que acudir el Gobierno de Navarra a las acciones jurídicas para que la Comunidad Autónoma Vasca, emperrada como esta en sus continuos ejercicios de imperialismo contra la identidad de Navarra y la voluntad de los navarros.

Pretendían ahora, en un decreto de Educación, nada menos que legislar "a partir de la visión propia y específica de Euskal Herria, entendiendo por tal el ámbito territorial referido al conjunto de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Navarra (Baja y Alta) y Zuberoa". Y hacerlo desarrollando competencias "incluyendo las relativas a la lengua y al patrimonio social y cultural propio y específico del Pueblo Vasco o Euskal Herria".

O sea, lo de siempre, la política de hechos consumados, la cerril actitud de -siquiera sólo para su galería, pues los efectos en Navarra vienen a ser afortunadamente nulos- hacer ver que ya nos tienen en el saco, que ya pueden imponernos sus decretos, a la "trágala". Y que les fundan a la identidad, la personalidad, la legalidad y la voluntad de Navarra y sus gentes.

El gobierno de ese señor que está en el banquillo por sus relaciones con los terroristas no duda en aparentar que hay algo en el mundo, más allá de sus mentes calenturientas, que se llama Euskalherria; no paran de pretender, ante sus encantados ciudadanos, que Navarra es algo a su alcance, sobre lo que deciden y legislan; no cesan de agredir, una y otra vez, desde su gobierno, su parlamento, su televisión y sus sicarios -algunos de los cuales, de Burlada, disfrutan ya de la hospitalidad de la justicia, afortunadamente- la personalidad histórica, legal y constitucional de una tierra que, cercana, vecina y con aspectos culturales comunes, ni quiere ni necesita que la salven los herederos de aquel racista y xenófobo que era Sabino Arana.

Post Scriptum: El PSOE se sentaría o no con ETA al sur de Alemania en octubre; pero de lo que no cabe duda es que volvemos a las andadas, que se reabrirá la negociación/rendición con los terroristas y, de nuevo, Navarra será el plato fuerte. No pretendamos que lo reconozcan, que estamos en campaña, pero... al tiempo. ¿Lo denunciará Sanz con igual vehemencia que hace seis meses, o eso también lo hemos pactado?

¿Por qué dicen nacional si quieren decir nacionalista?
Roberto Blanco Valdés La Voz 21 Noviembre 2007

Asusta pensar lo que tendrá en mente el vicepresidente de la Xunta cuando afirma, como acaba de hacerlo ante la comisión de investigación sobre el Gaiás, que la Ciudad de la Cultura será un contenedor «da memoria e da identidade nacional» de Galicia.

Si se tiene en cuenta que siempre que el Bloque dice nacional quiere decir en realidad nacionalista, p odríamos toparnos a la vuelta de la esquina con que los gallegos nos hemos gastado la friolera de 79.000 millones de pesetas con la finalidad de que los nacionalistas (que en su mejor momento han representado al 15% del censo electoral de la comunidad y representan hoy al 12% de ese censo) conviertan el mausoleo del Gaiás, desde la Consellería de Cultura que controlan, en un monumento al servicio de su concepto de país, que es tan respetable como minoritario socialmente.

Probablemente convencido de que lo que toca a su partido no es sencillamente gobernar, sino asumir una gran responsabilidad ante la historia, la de nacionalizar este país (es decir, homogeneizarlo según su propio credo), Quintana sostuvo el lunes, en tal línea, que el proyecto del Gaiás estará al servicio de la «cultura nacional» de Galicia.

Si traducimos, de nuevo, esa intención a un lenguaje comprensible, las palabras de Quintana tienen un significado impepinable: lo que pretende el BNG es apropiarse, pro domo sua, de un proyecto pagado por todos los gallegos y que todos los gallegos habremos de mantener con gran esfuerzo, para ponerlo con descaro al servicio de la visión sectaria y reduccionista que sobre la cultura del país tienen los nacionalistas, quienes no consideran gallega sino la cultura realizada por los que forman parte de su clan.

Para redondear una función que debería preocupar a mucha gente, empezando por el presidente de la Xunta que ha nombrado a Quintana para el puesto que con tanta autonomía desempeña, el vicepresidente tuvo la fatalidad de elegir un ejemplo desgraciado para expresar cómo podría concretarse su proyecto, y habló de una biblioteca y un archivo nacionales.

Y es que más allá de esa obsesión con lo nacional, que recuerda otras similares, aunque de signo político distinto, Quintana tropezó dos veces en la misma piedra: primero, porque no hay ningún archivo o biblioteca nacional que pueda hacerse ya en Galicia sin juntar todos los fondos disponibles en otras instituciones, que a buen seguro no se los entregarían a la Xunta; y segundo, porque si tal cosa fuese posible, el resultado sería todo menos un archivo nacional, en el sentido en que lo entienden Quintana y su partido. De demostrar algo, ese archivo y biblioteca demostrarían, más bien, todo lo contrario: que Galicia no ha sido nunca una nación.

Silenciar a las víctimas mientras se pacta con ETA
Vicente A.C.M. Periodista Digital 21 Noviembre 2007

Mentiras y traiciones, porque las pruebas son irrefutables. Los desmentidos desganados y sin convicción del Ministro Sr. Rubalcaba o de D. Jóse Blanco, no convencen a nadie. Dice el portavoz del gobierno del GAL que no se ha leído ese "informe". Es claro que no se lee las actas, ni tampoco los informes que sus propios subordinados preparan. ¿Cómo puede alegar desconocimiento?.

Pues sí lo hacen y aquí no pasa nada. Pero mientra se intenta coaccionar a las víctimas del terrorismo, inculpando al Sr. Alcaraz de injurias y llevándole a declarar ante la Audiencia Nacional, el PSOE, el partido que sustenta a este Gobierno, no tiene empacho en seguir negociando con ETA en Austria y querer lograr un pacto de no agresión. ¿a cambio de qué?. Es fácil de imaginar porque ya conocemos los acuerdos que habían plasmado en esas Actas de reuniones que también negó su existencia el Sr. Rubalcaba.

Dice el Sr. Vidal-Quadras que "en un país normal este Gobierno no podría llegar a las elecciones". Sin embargo, aquí en este país de pandereta, no solo llegará, sino que se garantizará su éxito llegando a pactos con el único que le podría echar una losa sobre su campaña. Una losa que cubriría las tumbas de los muertos en los atentados. Unas reuniones que se niegan, pero que la policía afirma que han existido. Una mentira tras otra en la que se apoya la campaña de Zapatero que predica lo contrario de lo que hace.

Pues la respuesta no debe hacerse esperar. El próximo sábado 24 existe la oportunidad de que los ciudadanos apoyemos a quienes representan la dignidad no solo del recuerdo a las víctimas de los terroristas, sino la de un pueblo que está siendo sistemáticamente engañado desde el poder. Es hora de que le volvamos a demostrar a esos dirigentes, que no dudan en denigrar a las víctimas y pactar con sus asesinos, que no lo van a conseguir.

También es hora de que el PP se defina y demuestre que sus cálculos electorales no van a ser el freno que les impida seguir estando al frente de esa manifestación dando su apoyo incondicional a quien ostenta la razón y decir a los españoles que Votar al PSOE es votar los pactos con ETA

La gran casa catalana
Pablo Sebastián Estrella Digital 21 Noviembre 2007

El líder de CiU, Artur Mas, ha echado su cuarto a espadas, pidiendo para Cataluña el derecho de autodeterminación y una revisión del Estatuto que se acaba de aprobar para dejar clara en él la condición de nación de Cataluña, en el debate nacionalista y nacional, radicalizando su discurso catalanista como preámbulo de su campaña electoral y tras el difícil equilibrio logrado, en el seno de su coalición, con sus compañeros de Unió que lidera Duran Lleida, candidato principal a las elecciones generales del 2008. Mas y CiU están inmersos en un oscuro laberinto en el que se entremezclan muchas cosas a la vez y puede que contradictorias, como son sus aspiraciones prioritarias de recuperar el Gobierno catalán, frente al pacto tripartito de Montilla, y de influir en la política nacional mediante acuerdos poderosos con el partido nacional, PSOE o PP, que gane las elecciones del 2008, aquí incluida la vieja aspiración de Duran de entrar en el Gobierno de España. Para lo que se hace necesario que CiU consiga un buen número de diputados en las elecciones generales hasta alcanzar, a ser posible ellos solos, la llave de la gobernabilidad en Madrid. Lo que, de no ocurrir, no sólo devaluaría la opción de CiU sino que pondría en peligro la cabeza de Mas al frente y como líder de Convergència, puesto al que ya aspira de manera descarada Oriol Puyol, el hijo del ex presidente de la Generalitat, Jordi Puyol, con un discurso nacionalista todavía más radical.

Precisamente por eso y por la lucha permanente que CiU mantiene con la Esquerra es por lo que Mas ha reforzado su discurso nacionalista y dado pasos que van más allá de lo federal, desplegando su idea sobre la refundación de “la casa común del catalanismo”, que en sus carteles electorales se presenta como la “gran casa” catalana. Propuestas y discurso el de Artur Mas que, sin lugar a dudas, preocupan mucho en Madrid, por la clara radicalización de sus postulados nacionalistas, unidos al habitual victimismo económico del que se ha hecho abanderada la patronal catalana de Fomento, en contra de los principios constitucionales de solidaridad interregional. Sin olvidar, aquí y ahora, su advertencia o amenaza sobre o contra cualquier reforma del Estatuto catalán que se pudiera adoptar por parte del Tribunal Constitucional, hoy paralizado por las luchas de poder e influencia entre el PSOE y el PP.

El drama de CiU es que la Esquerra se les ha escapado en votos y escaños a nivel catalán y nacional, ha entrado en el Gobierno de Cataluña y se está consolidando —aunque ahora a la baja— como tercera fuerza política y como primer apoderado de la independencia catalana. Y ello le obliga a CiU no sólo a radicalizarse en el campo nacionalista, sino también a girar hacia la izquierda para ver si así consigue destruir el Tripartito de Montilla, y hacerse con la Generalitat. Con un Gobierno que ya le había prometido Zapatero a Artur Mas cuando los de CiU aceptaron rebajar el primer Estatuto aprobado por el Parlamento catalán, que le costó la cabeza a Pasqual Maragall, quien luego decidió abandonar el PSC. Zapatero prometió a Mas que en Cataluña gobernaría el partido más votado y luego le engañó diciéndo que el PSC no aceptaba su sugerencia, con lo que las relaciones de Mas y Zapatero son, en estos momentos, bastante tensas aunque no lo suficiente como para no haber apoyado los Presupuestos, o la Ley de la Memoria Histórica.

De manera que lo que Mas pretende es la cuadratura del círculo, levantar tanto o más alta que la Esquerra la bandera del nacionalismo catalán y a la vez desde sus posiciones conservadoras y, en parte confesionales, montar un Gobierno de centro-izquierda en Cataluña, y después tener la llave de la gobernabilidad en Madrid y un pacto con el partido nacional que se alce con la victoria del 2008. Demasiadas cosas a la vez, y cuando se pretende todo, puede que no se consiga nada. Entre otras cosas porque su discurso ultranacionalista le impide llegar a un pacto con un PP que, oído a Rajoy en la reciente Conferencia de su partido, pide el fin de las transferencias, más Estado y la recuperación de competencias sensibles para los nacionalistas, como son la educación y la lingüística. De manera que a CiU sólo le queda la posibilidad de un pacto con el PSOE, y para ello ya tiene Zapatero a la Esquerra que, por otra parte, es pieza clave en el tripartito catalán, lo que le impide al líder del PSOE un cambio de pareja, sin el riesgo de que se abra una gran fractura en el PSC/PSOE, y puede que, en consecuencia, en Navarra o Baleares.

La clave del discurso de Artur Mas está en que necesita obtener en estas elecciones unos resultados excepcionales que, por un lado, le den la llave del gobierno de Madrid y por el otro haga prescindible o imposible el apoyo de ERC a Zapatero, si los de Carod no logran un buen resultado que les permita, en compañía de IU y de otras minorías, tener a su vez la capacidad de apoyar o derribar al Gobierno de Zapatero. A sabiendas, como sabe CiU, de que si el PP fuera el ganador de las elecciones —algo difícil de imaginar— entonces la Esquerra no tendría nada que hacer en Madrid y ellos, los de CiU, tendrían que tentarse la ropa antes de meterse en la piscina con Rajoy, porque semejante pacto los podría sacar del circuito catalán.

En las pasadas elecciones generales CiU obtuvo 10 escaños y ERC 8. Y el objetivo de Mas es que CiU llegue a los 12, y que entre la Esquerra e IU-ICV no lleguen a los 12, porque la docena es, en caso de que el PSOE repitiera los 164 escaños (que está por ver), la clave para reproducir en Madrid los pactos de Barcelona en el Tripartito. Y eso si dejamos fuera de este cálculo a otras minorías nacionalistas como las del PNV, EA, Nabai, y el BNG que en el 2004 sumaron 11 escaños. De manera que el discurso de Mas tiene, además de una radicalización nacionalista, un componente contable que en nada depende de él. Lo que hace más difícil su misión imposible y triangular de liderar el catalanismo, conseguir la llave de Madrid y condicionar el control del Gobierno catalán.

¿Normal o extravagante?
J. M. Ruiz Soroa El Correo 21 Noviembre 2007

Sucede que la pasada semana la consejera de Cultura del Gobierno vasco intervino en el Consejo de Ministros de la Unión Europea, en representación de España, designada previamente por consenso de las diecisiete comunidades autónomas. Y lo hizo en euskera, cosa que se ha celebrado como un triunfo de 'lo natural'. La propia consejera deploró que fuera noticiable algo que «debería ser normal» en el ámbito europeo. A pesar de este entusiasmo gubernamental, hay razones más que fundadas para desear que lo sucedido no se convierta en normal, sino que quede ahí como un simple hito simbólico.

Razones de pura lógica, en primer lugar. Porque, si no me equivoco, resulta que la consejera habló en representación de cuarenta millones de personas. Pero habló en un idioma que no permitía que la entendieran exactamente el 97,50% de sus representados. No digo que no la entendieran los demás países europeos, como es lógico, es que no la podía entender más que el 2,5% de aquéllos en cuyo nombre hablaba. ¿Realmente les parece a ustedes que tal cosa debe convertirse en normal? A mí me parece de lo más anormal que el portavoz de unos ciudadanos hable un idioma que es incomprensible para el 97,50% de ellos. Me resulta estrambótico que para entender lo que dice precisen un traductor, no sólo los demás europeos a quienes habla, sino también los españoles en cuyo nombre habla.

Razones económicas en segundo lugar. Porque sucede que el uso de las lenguas autóctonas en las instituciones europeas está condicionado a que sea Madrid la que proporcione, a su exclusiva costa, traducción previa de las peticiones e intervenciones a todas las lenguas oficiales de la Unión. Decir que el euskera es ya oficial en la Unión no es sino una costosa pantomima.

Más extravagante aún me resulta que, como colofón a su intervención pública, la consejera declare que «es lamentable que los representantes vascos en el Congreso y Senado españoles no puedan hablar allí en vascuence». ¿Por qué lo digo? Pues porque, en primer lugar, resulta que la mayoría de esos representantes no pueden hablar en euskera ni en Madrid, ni en Bilbao, ni en su casa del País Vasco, ni en ninguna parte, porque sencillamente no lo hablan. Sería verdaderamente milagroso que Anasagasti, Rojo o Benegas prorrumpieran a hablar en euskera en Madrid. Pero, en segundo lugar, lo que resulta anormal es el empecinamiento que demuestran continuamente los nacionalistas del tipo de la consejera en desconocer la clase de plurilingüismo que existe en España. Porque es verdad, como es obvio, que España es un país con un multilingüismo vivo, al igual que Euskal Herria es un país bilingüe. Pero no todos los países bilingües o plurilingües son iguales, como los especialistas saben. España no es como otros países plurilingües tales como Suiza, Bélgica o India, y basta reflexionar un poco para percibir la diferencia esencial con ellos: que en nuestro país existe una lengua común hablada por todos, una lengua que nos permite entendernos con independencia de cuál sea nuestra lengua 'propia' (como llaman aquí a las lenguas autóctonas). La situación de un país plurilingüe que posee una lengua común es total y absolutamente diferente de la de los países que carecen de ella, aquéllos cuyos ciudadanos no pueden entenderse sino en una tercera como el inglés. Diferente es el tratamiento administrativo de esa situación y diferente es la política sobre el uso de las diferentes lenguas en las instituciones.

El castellano es la lengua común de todos los españoles, la que nos permite entendernos entre nosotros (por cierto, también es la lengua común de todos los vascos peninsulares que nos permite entendernos, pero ésa sería otra historia). En puridad, al decir de muchos lingüistas, el castellano ha sido desde su nacimiento una lengua koinética, es decir, una lengua puente utilizada para entenderse por los hablantes de los diversos idiomas que confluían en el norte peninsular, la mayoría de ellos desaparecidos casi por completo hoy (los romances riojano, bajoaragonés, navarro, asturiano, leonés, mozárabe y el idioma vascón). Una fonética muy accesible y una sintaxis muy simple propiciaron que aquel latín deformado por los vascoparlantes de las tierras alavesas de Valpuesta se convirtiera en la 'segunda lengua' de aquel hervidero humano medieval. Y el futuro pertenece siempre a las 'segundas lenguas', como sucede hoy con el inglés.

Cuando se posee una lengua común es literalmente absurdo escenificar una situación de incomprensión, es extravagante la estampa de unos senadores o congresistas españoles con cascos de traducción simultánea para oírse entre ellos. Y, además de esperpéntico, carece de la más mínima justificación en términos políticos, pues en un Estado federal como el nuestro los órganos centrales son expresión, precisamente, de lo que nos une, no de lo que nos diferencia. Y si hay algo que nos une es la lengua común. Salvo actuaciones puramente simbólicas, la diferencia debe expresarse allí donde corresponde, en los órganos rectores o representativos de las autonomías. Y la unión en los centrales. Lo contrario es pervertir la relación típica entre unidad y diferencia que es propia de un Estado federal.

Los nacionalistas opinan lo contrario, opinan que ante todo y sobre todo debe exhibirse la diferencia, aunque sea una diferencia artificiosa e hipostasiada. Que cada uno debe hablar en 'su' idioma, aunque así no se entiendan los ciudadanos. No ven la lengua como un medio, como un herramienta, sino como un depósito sagrado de identidad. Pero que piensen así, e incluso que ese pensamiento se vaya convirtiendo en políticamente correcto en la España actual, no lo hace normal. Es una perversión enfermiza del valor de uso de las lenguas.

Lo más lógico y 'normal' sería concentrar progresivamente el lenguaje de las instituciones europeas en un solo un idioma, probablemente el inglés. Me parece que sería más práctico y sencillo para los ciudadanos europeos y ahorraría una enorme cantidad de costes de transacción entre ellos, que es de lo que se trata. ¿Qué con ello el castellano podría llegar a perder peso y atractivo en Europa? No es algo que me preocupe en absoluto. ¿Cuántas lenguas se han perdido para que usted y yo podamos llegar a entendernos, amigo lector? Pues más aún se perderán para que lo consigan los tataranietos de los actuales pobladores del mundo. ¿Saben ustedes que el 25% de las lenguas vivas en el mundo cuentan con menos de mil (1.000) hablantes? ¿Y que el 50% cuentan con menos de diez mil seres humanos que las hablan? Que hay países como Indonesia que poseen 694 lenguas, o Papúa-Nueva Guinea que tiene 673, o India 337. ¿Maravilloso o pavoroso?

Les facilito unos sencillos datos del censo actual de lenguas en el mundo: sólo el 3,4% de ellas (unas 230) corresponde al continente europeo entero (UE o no); en cambio, el 14,9% (1.013) corresponde a América, el 30,2% (2.058) a África, el 32,3% (2.197) a Asia y el 19,3% (1,311) al Pacífico. Lo curioso de estos datos es observar la enorme capacidad reductora de la multiplicidad lingüística que ha tenido Europa en comparación con otras regiones del mundo. Y la pregunta obvia es: ¿Tendrá ello algo que ver con su temprano éxito?

Las lenguas, aunque a algunos les cueste entender esa simple verdad, están hechas para que los seres humanos se entiendan, no para que se frustren entre sí, ni para que se las convierta en el reducto del narcisismo de la diferencia. Su único valor es su capacidad comunicativa, nada más.

17 sistemas educativos.
Alejandro Campoy Periodista Digital 21 Noviembre 2007

Una de las razones por las que la Ley Orgánica de Calidad de la Educación, elaborada en el último Gobierno Aznar siendo Ministra de Educación Pilar del Castillo no pudo ser consensuada, como se le ha reprochado muchas veces, fue que contenía cláusulas inasumibles no sólo para el PSOE, sino sobre todo para los nacionalistas. Y uno de esos elementos, que estaba destinado a salvaguardar una enseñanza común y homogénea en todo el Estado español, era la Alta Inspección.

Según la LOCE, paralizada y luego derogada por Z antes de que pudiera aplicarse, la Alta Inspección del Estado tenía las siguientes características:

Artículo 104. Competencias.
1. En el ejercicio de las funciones que están atribuidas al Estado, corresponde a la Alta Inspección:

Comprobar que los currículos, así como los libros de texto y demás material didáctico se adecuan a las enseñanzas comunes.

Comprobar que las enseñanzas comunes se imparten con observancia de lo dispuesto por el ordenamiento estatal sobre estas materias obligatorias básicas de los respectivos currículos.

Comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Estado en la ordenación general del sistema educativo en cuanto a niveles, modalidades, etapas, ciclos y especialidades de enseñanza, así como en cuanto al número de cursos que en cada caso corresponda. Asimismo, la comprobación de la duración de la escolaridad obligatoria, de los requisitos de acceso de un nivel de enseñanza a otro, de las condiciones de obtención de los títulos correspondientes y de los efectos académicos o profesionales de los mismos.

Verificar que los estudios cursados se adecuan a lo establecido en la legislación del Estado, a efectos de la expedición de títulos académicos y profesionales válidos en todo el territorio español.

Comprobar el cumplimiento de lo dispuesto en la normativa sobre las características de la documentación administrativa específica que se establezca con carácter básico para cada nivel de enseñanza.

Velar por el cumplimiento de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y deberes en materia de educación, así como de sus derechos lingüísticos y, en particular, el de recibir enseñanza en la lengua oficial del Estado, de acuerdo con las disposiciones aplicables.

Verificar la adecuación del otorgamiento de las subvenciones y becas a que hace referencia el artículo 4 de esta Ley a los criterios generales que establezcan las disposiciones del Estado, así como elevar, en su caso, informes a los órganos competentes en relación con las inversiones en construcciones, instalaciones, equipos escolares y gastos corrientes en materia de dotaciones y retribuciones de personal.

Recabar la información necesaria para la elaboración de las estadísticas educativas para fines estatales, sin perjuicio de las atribuciones conferidas a los servicios estadísticos del Departamento, especialmente en la Ley de la Función Pública Estadística.

Elevar a las autoridades del Estado una memoria anual sobre la enseñanza en las respectivas Comunidades Autónomas.

2. En el ejercicio de las funciones de alta inspección, los funcionarios de la Administración General del Estado gozarán de la consideración de autoridad pública a todos los efectos, pudiendo recabar en sus actuaciones la colaboración necesaria de las autoridades del Estado y de las Comunidades Autónomas para el cumplimiento de las funciones que les estén encomendadas.

Ahora veamos, comparativamente, el nivel de competencias que la Ley Orgánica de Educación ha dejado a la Alta Inspección del Estado:

Artículo 150. Competencias.
1. En el ejercicio de las funciones que están atribuidas al Estado, corresponde a la Alta Inspección:

a) Comprobar el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Estado en la ordenación general del sistema educativo en cuanto a modalidades, etapas, ciclos y especialidades de enseñanza, así como en cuanto al número de cursos que en cada caso corresponda.

b) Comprobar la inclusión de los aspectos básicos del currículo dentro de los currículos respectivos y que éstos se cursan de acuerdo con el ordenamiento estatal correspondiente.

c) Comprobar el cumplimiento de las condiciones para la obtención de los títulos correspondientes y de los efectos académicos o profesionales de los mismos.

d) Velar por el cumplimiento de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de sus derechos y deberes en materia de educación, así como de sus derechos lingüísticos, de acuerdo con las disposiciones aplicables.

e) Verificar la adecuación de la concesión de las subvenciones y becas a los criterios generales que establezcan las disposiciones del Estado.

2. En el ejercicio de las funciones de alta inspección, los funcionarios del Estado gozarán de la consideración de autoridad pública a todos los efectos, pudiendo recabar en sus actuaciones la colaboración necesaria de las autoridades del Estado y de las Comunidades Autónomas para el cumplimiento de las funciones que les están encomendadas.

3. El Gobierno regulará la organización y régimen de personal de la Alta Inspección, así como su dependencia. Asimismo, el Gobierno, consultadas las Comunidades Autónomas, regulará los procedimientos de actuación de la Alta Inspección.

Por lo tanto, y observando con detenimiento lo destacado en negrita, vemos que la actual ley ha despojado a la Alta Inspección de la competencia de supervisar los libros de texto de cada Domunidad Autónoma, de la competencia de garantizar la escolarización en la lengua oficial del Estado, siendo sustituída ésta por una mención genérica a "los derechos lingüísticos", y de la competencia de supervisar el gasto público en educación de cada una de las autonomías.

El resultado lo está publicando el diario "El Mundo" estos días: en cada comunidad autónoma se utilizan libros con contenidos distintos, aunque sean de la misma editorial y asignatura. Quien tenga ojos para ver, que vea, si quiere y puede.

Han convertido la bandera en un repelente.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 21 Noviembre 2007

Ayer estuve colaborando con la AVT de Murcia en una caseta que han ubicado en un lugar emblemático de la ciudad, la Plaza de Santo Domingo, para dar información sobre la próxima manifestación del 24, recoger firmas a favor de su presidente Alcaraz y otras actividades conexas. Yo andaba con una de esas actividades conexas consistente en repartir cuartillas con un manifiesto de la AVT a los viandantes que pasaban por el lugar. Esta actividad se desarrolla del lunes al jueves de esta semana.

El lunes, casualmente, mientras repartía el manifiesto, cogí una bandera española de pequeño tamaño para dársela a algún ciudadano y observé un fenómeno que me causó gran impacto, alguna gente miraba el papel que les alargaba, luego miraba la bandera que tenia enrollada en la otra mano con el paquete de papeles a repartir, se paraba un momento, y extrañada por no decir otra palabra, seguía su camino rechazando el documento.

Tras ver eso, percibí algo que ya sabía, que para muchos españoles la bandera se ha convertido en un símbolo de lo radical violento facistoide extremo derechista. El martes decidí hacer una prueba, cogí 100 cuartillas y las repartí como siempre hago y sin llevar ninguna bandera, el resultado fue que para repartir los 100 papeles 47 personas lo rechazaron. A continuación me puse debajo del paquete de papeles una bandera enrollada en la mano, y repartí otras 100 cuartillas, en este caso, y no quiero comentar las reacciones que vi, rechazaron el papel 134 personas, es decir que llevar la bandera en la mano hizo que 87 personas más que en el primer caso rechazasen el manifiesto.

Esta prueba ya sé que no tiene ningún valor científico, pero si tiene un gran valor y es que indica hacia donde vamos, a donde nos llevan, lo que ya han conseguido y lo que nos viene. Para muchos españoles quienes defienden España, su bandera, su país, quienes se oponen a la descomposición en taifas de esta nación son gentes peligrosas de extremo derecha radicales y violentos.

Ya tenemos la bandera convertida en repelente ciudadano, es crispante empeñarse en que ondee en los organismos oficiales, quien ose llevar un pin con la bandera española en la solapa será tildado de fascista, etc.

El PSOE prepara un estatuto a medida de Batasuna-ETA si gana las elecciones
Redacción MinutoDigital 21 Noviembre 2007

Así se deduce de las afirmaciones del presidente del Senado, Javier Rojo, que en su intervención en el Foro Nuevo Economía ha apostado por reformar el estatuto vasco, “intentado sumar con todos”, aprovechando la oportunidad para que el nacionalismo más radical pueda integrarse a la democracia “superando su rechazo al Estatuto de 1979?. Rojo abogó por un acuerdo de carácter “incluyente” de los radicales, que permita un entendimiento entre lo que él denomina “las dos almas del País Vasco”, la autonomista y la nacionalista, la vasco-española y la radical.

La continuación de la negociación tendría tres hitos. Uno, la completa legalización de Batasuna, que básicamente está alcanzado con ANV en 30 ayuntamientos y el Partido Comunista de las Tierras Vascas representado en el Parlamento vasco. La segunda pieza sería Navarra, donde hay una situación favorable a un acuerdo de gobierno entre nacionalistas y socialistas, para abrir un proceso de integración en el País Vasco. El tercer hito sería el eje esencial para ETA, la inclusión del derecho a la autodeterminación. Si gana Zapatero habría un proceso paulatino a base de aproximaciones sucesivas para acercar la autodeterminación a la legalidad. En todo este conglomerado la reforma del estatuto sería el eje central sobre el que gravitarían las concesiones a ETA que abrirían las puertas a un supuesto futuro con derecho a autodeterminación.

ETA disculpa para el cambio de régimen proyectado por Zapatero
Mayor Oreja ha subrayado que para construir “la España irreconocible” en el ámbito de los valores, Zapatero necesita una presencia “legalizada” y “parcialmente legitimada” de ETA en la escena política. “Por eso no es casual, por eso este empecinamiento que forma parte de la negociación política de ETA como un elemento esencial de su propio proyecto político”.

El ex ministro de Interior del PP ha apuntado que en la izquierda española “siempre” ha habido una tendencia en pensar que había que hacer otra transición, y que gracias a una “cierta inteligencia” y una “cierta prudencia” de “algunos” de sus dirigentes no se había producido hasta ahora. En su opinión, el “momento decisivo” hacia esa “segunda transición” lo determinó la victoria por mayoría absoluta del PP en las elecciones del año 2000. “Por eso empezaron los coqueteos con ETA antes de que llegase Zapatero en el año 2004?.

En este sentido uno de los periodistas más en sintonía con el PSOE, Carlos Carnicero, se pronunciaba a favor de negociar con el PNV el nuevo Plan soberanista de Ibarreche, afirmando que la pregunta obligada es si el Gobierno estuvo dispuesto a una negociación de contenidos políticos directa o indirectamente con ETA para alcanzar la paz, por qué no se va a negociar con el PNV.

Carnicero reconoce que “está universalmente admitida la existencia de un conflicto vasco latente, de naturaleza política, que no se ha resuelto mediante el desarrollo de la Constitución y el Estatuto”. En esta tesitura la solución del PSOE de nuevo pasa por reformar el Estatuto como vía para cambiar la Constitución. Algo parecido a lo ya hecho en Cataluña.

Carta a una profesora de la Universidad del País Vasco
Alejandro Campoy Minuto Digital 21 Noviembre 2007

No sé cómo se llama usted. En la noticia que me ha llegado ocultan cuidadosamente su nombre. Pero lo que he leído me basta y me sobra para dedicarle algunas líneas en las que espero que se encuentre perfectamente retratada como lo que es: una delatora al más puro estilo de la Gestapo. Vaya por delante la información:

Seis proetarras agreden en la Universidad a una militante del PP
BILBAO. Una estudiante de la Universidad del País Vasco, que fue candidata del PP en las pasadas elecciones municipales, fue agredida ayer por seis encapuchados en el aparcamiento del campus universitario de Lejona, en Vizcaya. La agredida explicó a la Ertzaintza que sobre las siete y media de la tarde, cuando se disponía a regresar a su domicilio e iba a introducirse en su vehículo, un grupo de seis personas, con las caras tapadas, la abordó y empezó a zarandearla.

El presidente del PP de Vizcaya, Antonio Basagoiti, explicó a ABC que la candidata de su partido lleva sufriendo todo tipo de insultos y agresiones desde que se iniciara el curso, hace dos meses.

Ella estudia Relaciones Laborales en la UPV y una profesora la citó en clase por su nombre y dijo públicamente que había ido en las listas del PP por Lejona en las pasadas elecciones municipales. A partir de entonces, personas a cara descubierta la empezaron a llamar «facha» y «española». Después, colocaron una caja de zapatos llena de piedras bajo su coche, para que pensara que era una bomba-lapa, y hace un mes la zarandearon por primera vez.

La estudiante lo denunció a la Ertzaintza, pero no ha servido de nada. Le dijeron que iban a mandar a alguien, pero un mes después, ayer, los agresores volvieron más violentos, sin que nadie haya hecho nada por impedirlo, y la intimidaron quitándole los pendientes y el collar y empujándola, mientras los terroristas le decían: «No has aprendido nada».

La candidata del PP, que no resultó elegida, pidió a nuestro periódico, a través del partido en el que milita, que no se difundiera su nombre, porque no sólo ella, sino también su familia, lo están pasando muy mal. La AVT condenó ayer esta agresión, que evidencia cómo se ha crecido el entorno de ETA y la impunidad en la que actúa en el País Vasco.

Pues bien, Sra Profesora, ¿sabe usted lo que fue en la Alemania nazi el “proceso de refuerzo social informal del sistema del terror”?. El término fué acuñado por el historiador William Sheridan Allen en su obra “The Nazi Seizure of Power” y se encuentra profusamente desglosado y detalllado en dos obras de Robert Gellately, “La Gestapo y la sociedad alemana” y “No sólo Hitler. La Alemania nazi entre la coacción y el consenso”. Le dejo algunas perlas de las mismas:

“En Alemania es un grave delito penal escuchar una emisora de radio extranjera. El otro día, la madre de un aviador alemán recibió un aviso de la Luftwaffe notificándole la muerte de su hijo… Al día siguiente recibió ocho cartas de amigos diciéndole que habían oído en la BBC que su hijo se encontraba prisionero y a salvo en Inglaterra… La madre denunció a esas ocho personas por haber escuchado una emisora extranjera”.

Shirer, William L. “Berlin Diary”.
“Por regla general, las denuncias se basan en argumentos personales, en enemistades y en aversiones de todo tipo, y naturalmente, en las antipatías existentes entre los que son nacionalsocialistas y los que no lo son”

Hüttenberger, Peter. “Heimtückefälle vor dem Sondergericht München, 1933-1939?
¿Se siente usted orgullosa de ese señalamiento que ha puesto a esta estudiante en el punto de mira de los gestores del terror? ¿Ha cumplido usted con su obligación hacia la “Patria Nacional Vasca”? ¿No tiene ningún reparo en conducir a una joven alumna hacia un tipo de vida marcado por el acoso, el amedrentamiento, la violencia, y Dios no lo quiera, quizás algo peor? ¿Duerme bien por la noche, Sra Profesora Gestapo?.

¿Como es posible que toda una sociedad esté infectada de nuevo por el virus del nazismo que genera estos comportamientos delatores que sitúan en el punto de mira a personas inocentes y pueden ocasionar las más terribles consecuencias?. Usted es una enferma, un exponente más de cómo el veneno nazi anula la razón y el buen juicio, incapacita moral y éticamente a los infectados para una valoración sensata y justa de las conductas, y un claro ejemplo de cómo la naturaleza humana contiene en sí el embrión de una posible degeneración que nos hace descender a la categoría de subhumanos o infrahombres.

Muchos de sus paisanos han tenido el coraje, el valor y la dignidad de rebelarse ante esta imposición tiránica del terror. A nadie se le exige que sea un héroe, pero los que no podemos serlo siempre tenemos la posibilidad de quedarnos calladitos como muertos, posibilidad que usted no ha utilizado porque ya está mortalmente enferma del veneno del odio entnicista y liberticida de los asesinos.

Me despido ya, canalla colaboracionista. Sepa que algún día la infamia del actual Gobierno de España encabezada por su Presidente Z terminará, y sepa que algún día todos los ciudadanos vascos podrán recuperar sus libertades más elementales. Ese día tendrá usted que pagar su miseria y cobardía, su complicidad con el terror y su despreciable comportamiento.

Mas asume las tesis de Ibarretxe
Editorial ABC 21 Noviembre 2007

EL líder de CiU, Artur Mas, parece haberse decantado definitivamente por respaldar las opciones estratégicas más radicales y erróneas. Mas pronunció ayer una conferencia titulada «El catalanismo, energía y esperanza para un país mejor», con la que sentó las bases abiertamente soberanistas del proyecto que encarna y que viene provocando serias tensiones con sus socios de Unió. Ante una representación de ERC -los socialistas declinaron acudir al acto y el PP ni siquiera fue invitado-,

Mas resumió su discurso en tres mensajes: primero, no tendrá inconveniente en emular a Ibarretxe a la hora de incorporar al discurso de CiU el manido «derecho a decidir», lo que significa que da ya por superados los conceptos de «autonomía» y «autogobierno»; en la misma línea, Mas propondrá una consulta popular si el Tribunal Constitucional recorta el nuevo estatuto catalán; y, en tercer lugar, CiU no ve factible un acuerdo con el PP tras las elecciones generales. Se trata, en definitiva, de un intento a la desesperada por recuperar el terreno perdido y por afianzar un liderazgo cada vez más en entredicho en el seno de la coalición, toda vez que en CiU perviven voces opuestas a descartar de antemano una futura colaboración con Mariano Rajoy.

La refundación del pancatalanismo que pretende Mas, en un momento de creciente exacerbación soberanista, diluye los perfiles teóricamente moderados de CiU, que compite así de manera muy arriesgada -para sus intereses en Cataluña y su posición en la política nacional- con el independentismo de Esquerra. CiU no ha enderezado su rumbo desde que perdió el poder autonómico y ni siquiera la fallida gestión del Gobierno tripartito es suficiente para que remonte su vuelo. Es un error que una coalición que aspira a la centralidad política y a ser influyente en Madrid renuncie a una diagnóstico objetivo de la situación en Cataluña y merme sus posibilidades por fijar sus opciones sólo en planteamientos nacionalistas e identitarios, declinando defender un modelo de sociedad coherente con su ideario democristiano o la eficacia en la gestión de los recursos públicos. Además, resulta simplemente descabellado que CiU se ratifique en el repudio al PP, que ya expresara de forma tan torpe como teatral con la firma de ese compromiso ante notario. No están las expectativas de CiU como para que Mas cierre la puerta a un pacto político con el PP. El experimento no le sirvió de gran cosa en las últimas elecciones autonómicas y lo lógico sería que Artur Mas mantuviera a su coalición en esa rentable ambigüedad que le ha permitido en anteriores ocasiones prestar su apoyo al partido mayoritario en las Cortes. En la senda de Ibarretxe, CiU no sólo se radicaliza, sino que renuncia al pragmatismo con que Pujol manejó la coalición durante más de veinte años.

Sexo con España
IGNACIO CAMACHO ABC 21 Noviembre 2007

LA erótica del poder resulta tan transitoria como el poder mismo, pero la política es una pasión tan intensa que suele rodearse de metáforas de lujuria. La más conocida es la de los extraños compañeros de cama, que viene a sugerir una inclinación prostituyente de sexo de conveniencia, urgente y efímero, casual y pasajero, contractual y remunerado. El pacto, consustancial al juego político, se identifica a menudo con un fornicio eventual y utilitario, desprovisto de sentimientos y emociones, y a veces incluso deshabitado de ardores o entusiasmos; una coyunda ocasional, prosaica y sin pálpitos, porque la política es incestuosa de puro sectaria: sólo proporciona verdadero placer amoroso en familia. O sea, en el partido, en la tribu cohesionada por la ideología y refractaria a la contaminación de la mescolanza, la transacción o el consenso.

En este ámbito de metaforismo carnal acaba de entrar con notable ruido el ciudadano David Madí, uno de los «jóvenes lobos» tardopujolistas de ese nacionalismo catalán que antes se conocía como moderado, y que ahora le disputa el espacio a los talibanes del independentismo. En un libro cargado de adrenalina política y ajustes de cuentas que lleva el expresivo título de «Democracia a sangre fría», el cerebro de las estrategias perdedoras de Artur Mas derrapa por la pendiente del soberanismo y define con eficaz crudeza pragmática el estado sentimental de la catalanidad rampante intramuros de Convergencia: «No sé si alguna vez ha habido amor, pero en la relación con España sólo nos queda el sexo».

Le ha faltado añadir que se trata de sexo mercenario, según la consabida tradición del pactismo catalán. Ya saben, pues, Zapatero y Rajoy el horizonte que les espera después de las elecciones: encamarse con los nacionalistas para un revolcón ramploncete y desapasionado con chirrido de bisagras y previo depósito del precio tasado en la mesilla de noche. Un erotismo utilitario y codicioso, materialista y algo sórdido, de cortejo breve y seducción escasa. Los anclajes en el Estado y otras ensoñaciones integradoras son pura zarandaja, quincallería sentimentaloide; los herederos de Pujol sólo pretenden un restregón interesado y bajo tarifa expresa. No es que nadie lo ignorase, pero tan explícita sinceridad resulta de una aspereza más bien acre. En las últimas décadas, las alianzas de Gobierno con CiU se inspiraban en un mutuo juego de dulces mentiras a lo «Johnny Guitar» -«miénteme, dime que siempre me has querido»-, pero la nueva generación nacionalista parece de un pragmatismo pedestre. No ha lugar para el romanticismo, esa antigualla. La cosa va de aquí te pillo, aquí te mato, y luego cada cual a su avío, que en el caso del soberanismo es la autodeterminación con algún esporádico apareamiento casi adulterino. Por qué llamarlo amor cuando quiere decir otra cosa.

Al menos no cabrá llamarse a engaño. Y ya dejó escrito el gran Groucho que lo que se dice extraños compañeros de cama no los produce la política, sino el matrimonio. Ya saben, esa carga tan pesada que Oscar Wilde sugería soportarla al menos entre tres.

Nada nuevo ni bueno
MIGUEL PORTA PERALES. Escritor ABC 21 Noviembre 2007

A lo largo de su historia, el catalanismo se ha refundado en diversas ocasiones con un doble objetivo: por un lado, afirmar la identidad y autonomía catalana; por otro, impulsar la democratización y modernización de España. Ahora, Artur Mas, insiste y persiste. Y lo hace con una conferencia titulada -el título parece sacado de las brumas románticas del catalanismo del XIX- El catalanismo, energía y esperanza para un país mejor. Pero, hay un problema. O, por mejor decir, dos problemas. En primer lugar, carece de sentido afirmar la identidad y autonomía catalanas, porque ya están afirmadas y porque -hoy como ayer- no existe -en singular- una identidad catalana, sino una identidad plural. En segundo lugar, carece de sentido impulsar la democratización y modernización de España, porque ya está democratizada y modernizada y si, de lo que se trata es de dar un nuevo empuje, el mismo corresponde al conjunto de las Autonomías y de los españoles.

Así las cosas, ¿qué pretende Artur Mas con su propuesta de refundar el catalanismo y construir la Casa Grande del catalanismo? El líder de CiU va, desesperadamente, a la búsqueda y captura de un discurso propio que le permita afianzar y ampliar un espacio propio. Y ello, porque sabe que su figura está ya amortizada y que, en las elecciones autonómicas de 2010, tendrá la última oportunidad. Y, como en Cataluña todo está inventado, para diseñar este discurso y espacio ampliados, recurre a la muy pujolista idea del catalanismo como pal de paller, es decir, el diseño de un eje -que él hegemonizaría- sobre el que gire el catalanismo. Todo el catalanismo. Noten, al respecto, la contradicción en la que incurre Artur Mas: si por un lado -para cobrar vida política propia- necesita sacarse de encima la sombra siempre alargada de Jordi Pujol, por otro lado -para sobrevivir políticamente- no tiene otra alternativa mejor que la de recuperar el discurso pujolista.

Eso, y confiar en que el llamado voto frontera -en Cataluña, CiU tiene voto frontera con republicanos, populares e, incluso, socialistas- ingrese en una Casa Grande del catalanismo con vocación de transversalidad política. ¿Lo conseguirá? A tenor de la conferencia dictada ayer en el Palacio de Congresos de Cataluña, la respuesta es negativa. ¿Cómo ampliar el electorado con la literatura de la radicalidad democrática, la listas abiertas, el gobierno de la lista más votada, la limitación de los mandatos gubernamentales o un nuevo referéndum -¡la abstención!- si el Tribunal Constitucional falla en contra del Estatuto? ¿Cómo ampliar el electorado con la retórica del «espíritu nacional», la «unidad nacional», la «Cataluña plena» y el «referente mediterráneo»? El elector socialista percibirá la reedición maquillada del discurso pujolista, el popular marcará distancias con una propuesta que no rectifica la deriva soberanista, y el republicano -por mucho que Artur Mas apele al «derecho a decidir sobre determinados temas que nos unen»- echará en falta las emociones nacionalistas que le pide la ideología y el cuerpo. Y, unos y otros, concluirán que Artur Mas no hace sino equilibrios políticos en la cuerda floja. Un mero ejercicio de supervivencia política.

Si el catalanismo no se puede refundar porque ya ha cumplido su cometido y está fuera del siglo, si Artur Mas no consigue construir la Casa Grande del catalanismo, si Artur Mas y CiU ven fracasadas sus expectativas y no recuperan la iniciativa, ¿qué puede suceder? Muy probablemente, tendremos un problema. Artur Mas y CiU -a menos que Josep Antoni Durán Lleida lo remedie, y es muy difícil que lo consiga- radicalizarán el discurso soberanista del «derecho a decidir» en la línea autodeterminista del PNV. Nada nuevo ni bueno ayer en Cataluña.

AGRADECE EL APOYO ECONÓMICO RECIBIDO
El Foro de Ermua llama a una marcha "multitudinaria" contra la "anestesia" de Zapatero
El portavoz del Foro Ermua, Iñaki Ezquerra, ha llamado a los ciudadanos a participar en la "manifestación multitudinaria" que el próximo sábado celebrará la AVT para reflejar que la "anestesia de Zapatero" no ha surgido efecto. En declaraciones a Libertad Digital, ha apuntado que ahora "es más importante que nunca" salir a la calle ya que hay que exigir "la ilegalización de ANV y el PCTV, brazos políticos de ETA". Ezquerra ha criticado la tibieza de la política antiterrorista de Zapatero y ha agradecido el apoyo económico los lectores de este periódico.
Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El Foro Ermua prepara con ilusión la manifestación de la AVT que el próximo sábado recorrerá las calles de la capital, y que será retransmitida en directo por Libertad DigitalTV. Según su portavoz, Iñaki Ezquerra, la marcha "es importantísima" porque demanda "la ilegalización de ANV y el PCTV".

"Hay que exigir que se rompa cualquier puerta de negociación con ETA, que es precisamente lo que el Gobierno no quiere", ha apostillado.

En declaraciones a Libertad Digital, Ezquerra ha aseverado que mientras ETA cada vez se muestra "más fuerte" el Gobierno sigue con su política de debilidad. "A eso se suma el agravio vergonzoso de llevar al presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, a los juzgados", recalcaba.

Agradecimientos por el apoyo recibido
Cuestionado sobre los problemas económicos que vive el Foro, Ezquerra ha reconocido que las subvenciones aportadas por el Gobierno de la Nación y el Ejecutivo vasco "son raquíticas". "No hay subvenciones sino multas" ironizaba, recordando que están obligados a pagar 12.000 euros por manifestarse contra el terrorista De Juana Chaos y por la retirada de la acusación fiscal contra Arnaldo Ortegi, que le dejó en libertad.

En este sentido, ha agradecido "los muchos apoyos sociales" recibidos y ha asegurado "que siempre hemos salido adelante". La cuenta bancaria para colaborar con el Foro Ermua es: 0075 0353 48 0600389228

Todas las asociaciones de víctimas del terrorismo, menos la Federación de Asociaciones Autonómicas, respaldarán a la AVT en la manifestación que celebrará este sábado en Madrid. Todas las asociaciones están movilizando a sus militantes y simpatizantes para salir a las calles bajo el lema de 'Por un futuro en libertad. Juntos derrotemos a ETA'. Para ello, han utilizado todo tipo de medios como cartas remitidas por correo ordinario, mensajes electrónicos o, incluso, mensajes SMS de teléfono móvil.

Junto a la AVT y el Foro de Ermua también recorrerán las calles de Madrid diversas organizaciones y colectivos de víctimas como la Fundación Miguel Ángel Blanco, la Fundación Gregorio Ordoñez o Peones Negros. Por su parte, la Fundación de Víctimas del Terrorismo explicó que nunca se posiciona ante este tipo de actos y que serán sus miembros los que decidirán a nivel personal su participación.

NI UNA SOLA REFERENCIA A ETA
Los libros de texto del País Vasco eliminan la palabra España "sistemáticamente"
El periodista Manuel Romero ha destapado, a través de una serie de reportajes en el diario El Mundo, la ofensiva nacionalista a través de los libros de texto. En declaraciones a "La Mañana" de la Cadena Cope, ha destacado "la desfachatez con la que se manipula si ningún tipo de sutileza" y ha apuntado que "la palabra España se elimina sistemáticamente de muchos libros de texto". En el País Vasco, por ejemplo, la editorial Santillana fulmina de sus manuales las referencias a la bandera, la Fiesta Nacional o ETA. LEA AQUÍ el blog de Libertad Digital sobre Educación para la Ciudadanía.
Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El escándalo de los libros de texto suma este miércoles un nuevo capítulo. Su autor, Manuel Romero, ha asegurado a la Cope que "los manuales para el País Vasco minimizan o ignoran los crímenes de ETA". En este sentido, apunta que en el capítulo dedicado a dicha Comunidad Autónoma de la editorial Santillana no se dedica "ni una sola palabra" a la banda terrorista.

Concretamente, los libros escolares de Historia llegan a eliminar imágenes de protesta contra los crímenes de los sanguinarios terroristas. Por su parte, en Cataluña, la editorial nacionalista La Galera llega a dedicar dos páginas al bandolero Serrallonga y una sola línea los "Grupos radicales ETA y Grapo".

"Lo más aberrante es la desfachatez con la que se manipula, no se busca la sutiliza" afirma el periodista Manuel Romero que destaca que en Cataluña hay manuales que no incluyen ni una sola referencia al Siglo de Oro español pero sí una página entera dedicada a los graffitis con ejercicios a realizar por el estudiante incluidos.

Los ejemplos de manipulación se suceden pero, no sólo en regiones como Cataluña o el País Vasco, sino también en Andalucía donde argumentan que la Guerra Civil consistió en la invasión de un ejército de ocupación a dicha Comunidad Autónoma. En el País Vasco se elimina el Camino de Santiago por sus referencias a España.

Ante esta situación, el periodista denuncia que los profesores se mantienen "callados" y no denuncia la "manipulación en los contenidos".

PIDE A CASAS QUE NO INTERFIERA EN EL PROCESO
El PP afirma que la carta de seis magistrados usada en la guerra del TC es "falsa"
El Gobierno ha conseguido su objetivo: empantanar el Tribunal Constitucional para que no pueda resolver sobre el Estatuto de Cataluña antes de las Elecciones Generales de marzo. Primero intentó cambiar la Ley para prorrogar el mandato de Emilia Casas, ahora ha colapsado la institución con una guerra de recusaciones. Por primera vez en la etapa democrática, un Gobierno ha recusado a magistrados del TC. El último embate es la manipulación por El País y el Gobierno de un supuesto escrito en la que seis magistrados desmontarían la recusación presentada por el PP contra tres miembros del TC, en respuesta a la del Gobierno contra otros dos. El PP asegura que esa carta es "falsa". El ministro de Justicia, por su parte, se aferra a la pinza con El País, da por bueno el documento y acusa al PP de "jugar con las instituciones".
Efe Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El PP afirma que el escrito en el que seis magistrados del Tribunal Constitucional, supuestamente, desmintieron la información periodística en la que este partido se basó para recusar a tres de ellos es "falso" y solicita que los firmantes del mismo hagan una "confesión jurada" sobre esta cuestión.

Así lo expone el PP en las alegaciones sobre la carta en la que los seis magistrados, entre los que había dos del sector independiente del Gobierno, supuestamente desmentían la noticia de El Mundo en la que este partido se basó para recusar a tres jueces en su recurso contra la Ley Orgánica de esta institución (LOTC) que prorrogó el mandato de la presidenta María Emilia Casas.

El pasado 25 de octubre, el PP recusó a Manuel Aragón, Pascual Sala y Pablo Pérez Tremps basándose en una información publicada el día anterior por El Mundo en la que se aseguraba que éstos "se mostraron partidarios de la reforma de la LOTC" en una reunión convocada por Casas el pasado 12 de junio.

Días después, todos los asistentes a la reunión -los cuatro citados, del sector progresista, más los conservadores Guillermo Jiménez y Ramón Rodríguez Arribas- decían en una carta: "lo hablado por cada uno de nosotros (...), sin carácter jurisdiccional ni gubernativo, no se corresponde en ningún extremo con lo que se indica en la información recogida en el diario El Mundo".

Ahora el PP dice que el escrito de los magistrados "ha devenido falso", y lo hace basándose en una segunda carta, firmada por Rodríguez Arribas, en la que éste afirmaba: "corresponde a la verdad que, contra lo expuesto en la noticia del periódico, en aquella reunión no se habló de la constitucionalidad de la Ley reformadora de la LOTC".

Sin embargo, este magistrado señalaba también que en la citada reunión él propuso la dimisión de la presidenta Casas y del vicepresidente Jiménez -cuyo mandato también fue prorrogado por la LOTC- y que se convocara un pleno para ratificarles en sus cargos.

Así, el PP interpreta que la reunión "no versó formalmente sobre la constitucionalidad de la Ley impugnada, pero sí sobre la cuestión de fondo de la que la Ley trae causa y que el recurso principal plantea, a saber: cuál era el mecanismo más adecuado para proceder ante el término del mandato de la presidenta y el vicepresidente".

Por ello el PP solicita "anular cualquier eficacia de dicho documento, al haber sido suscrito por dos magistrados abstenidos (Casas y Jiménez), desmentido su contenido por otro de los firmantes (Rodríguez Arribas) y preconstituir prueba en claro perjuicio de los derechos procesales de esta parte".

Además pide que se tome declaración, "en confesión jurada", a Casas, a los tres magistrados recusados por este partido (Aragón, Sala y Pérez Tremps) y a Rodríguez Arribas "sobre el contenido de la reunión".

El PP, sin embargo, no pide la declaración del conservador Guillermo Jiménez, pese a que también asistió al encuentro y firmó junto a los otros el desmentido.

Igualmente este partido alude también en su escrito a unas manifestaciones de Casas sobre "los intentos intolerables de desestabilizar el Constitucional", pronunciadas por la presidenta el pasado día 15 durante una conferencia en Pamplona, y le insta a guardar silencio.

Aunque Casas no citó al PP, éste señala en sus alegaciones: "nos vemos obligados a decir, como mínimo, que mejor permanezca cuando menos silente y fuera de este proceso".

Educación para la Ciudadanía
Objeciones masivas contra Ciudadanía
Los padres presentan 50 solicitudes en un colegio de Murcia - «Hay evidencias de que se está convirtiendo en un instrumento de manipulación», dicen
V. Valiño La Razón 21 Noviembre 2007

Madrid- La marea de objeciones de conciencia contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía parece incesante. Los padres de cincuenta alumnos han presentado otras tantas objeciones de conciencia en el colegio público Virgen de Begoña de Cartagena (Murcia). Entienden que, lejos de ser una simple enseñanza de la Constitución y de la Declaración de los Derechos Humanos, como argumenta el Gobierno que la ha creado, existen evidencias de que esta materia se está convirtiendo en un instrumento de manipulación ideológica por parte de la administración, que quiere moldear la conciencia moral de los niños y de los jóvenes «según su particular visión de la persona y de la vida, usurpando una responsabilidad y un derecho fundamental de los padres», dicen. En la Región de Murcia, al igual que en las demás comunidades gobernadas por el PP (que también rechaza la nueva asignatura), Educación para la Ciudadanía comenzará a impartirse el próximo año (en el actual curso ha comenzado en las comunidades socialistas -salvo Castilla-La Mancha- y en Navarra).

Sin embargo, los padres murcianos destacan que, aunque sus hijos no se hayan visto aún directamente afectados, «esta ley les tocará a todos a corto plazo, por lo que es preciso hacer frente desde ya a esta intromisión del Estado, solidarizándose además con los padres de otras comunidades autónomas donde sí se está impartiendo». El caso es que los de Cartagena no han sido los únicos padres que se han movilizado en bloque contra la materia. Otras objeciones masivas se han ido sucediendo en los últimos meses por toda España. Las más numerosas se han producido en Madrid. En concreto, el colegio Monte Tabor de Pozuelo recibió 600 objeciones en mayo; en julio, en el Mater Salvatoris de Aravaca se presentaron 805; en junio, el colegio Nuestra Señora de Valdemoro, contabilizó 210; Nuestra Señora de las Delicias, 72; el colegio Veracruz (Galapagar), 300. Pero otras ciudadades han sido escenario de esta respuesta. En el colegio Nuestra Señora de Talavera (Toledo) se presentaron 620 objeciones en mayo; 60 en el colegio público Mayorazgo (Chiclana de la Frontera); 50 en el Instituto de Educación Secundaria Javier de Uriarte (El Puerto de Santa María, Cádiz); 40 en el colegio Cristo Rey (Ferrol, La Coruña); 35 en el colegio de las Irlandesas de Castilleja de la Cuesta (Sevilla).

Los padres de Valdemoro presentaron 305 objeciones en junio; los de la localidad cordobesa de Lucena, 300; los de Jerez de la Frontera (Cádiz), 110 en julio; los de San Fernando, 320; los de Pamplona, 200 en septiembre.

Rosa Díez apuesta por cambiar la ley electoral para frenar al nacionalismo
R. L. Vargas La Razón 21 Noviembre 2007

Madrid- Rosa Díez cree que la sociedad española está hastiada del enfrentamiento entre PP y PSOE, que no entiende que la confrontación entre ambos impida llegar a consensos básicos necesarios para el buen funcionamiento de España. Por eso, cree que ha llegado el momento de tomar medidas. De «sin complejos ni hipotecas» alcanzar pactos transversales que permitan defender lo que une a los españoles, la Constitución y el Estado. Y cree, además, que tales acuerdos no pueden ser alcanzados con aquellos que no creen en estos valores, los nacionalistas. Por eso, afirmó ayer en una conferencia en la Asociación Cultural Zayas, considera necesario un partido bisagra como el suyo, con visión de Estado, alejado del «insaciable apetito» de los nacionalistas.

Una formación que, en caso de recabar los apoyos necesarios, está dispuesta a apoyar todas las medidas que sean necesarias para limitar el poder de esos nacionalistas, empezando por un cambio de la ley electoral «que permite que 400.000 votos den el doble de diputados en una comunidad que 1,2 millones en otra», y siguiendo por recuperar las competencias de educación para el Gobierno central porque «no hay nada que cohesione más que la enseñanza». También abogará por modificar el CGPJ para que sus representantes no sean, de facto, representantes de los partidos.

DIANAS ACOMPAÑADAS POR EL ANAGRAMA DE ETA
Amenazas en Denia contra Gotzone Mora y un ex edil del PP por organizar una jornada sobre terrorismo
Las amenazas firmadas por ETA se extienden ahora hasta Denia. Este lunes aparecieron en la localidad alicantina pintadas contra Gotzone Mora y Enrique Sastre, ex edil del PP en la localidad. Las dianas, que iban acompañadas por el anagrama de ETA, aparecieron junto al garaje de Sastre, que está organizando en Denia una jornada sobre terrorismo.
Libertad Digital 21 Noviembre 2007

El próximo miércoles 12 de diciembre, el hotel Les Rotes de Denia acogerá una jornada sobre terrorismo organizada por la Fundación Lex Forum Denia. A ella acudirán, entre otros, el consejero de Justicia de la Comunidad Valenciana, Fernando de Rosa; el secretario de Libertades Públicas del PP, Ignacio Astarloa; Enrique López, portavoz del Consejo General del Poder Judicial; la ex edil del PSE en Gecho y portavoz de la plataforma "Profesores por la Libertad", Gotzone Mora; así como varias víctimas del terrorismo y miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

A más de veinte días vista para la celebración de estas jornadas, este lunes, han aparecido junto a la casa del director de esta jornada, Enrique Sastre, varias dianas en las que aparece su nombre y el de Gotzone Mora, acompañadas por la leyenda "ETA" y el anagrama de la organización terrorista: el hacha y la serpiente. Exactamente, las pintadas se encuentran junto al muro de la entrada a la plaza de garaje que tiene Sastre, quien fuera concejal del PP en Denia hasta las pasadas elecciones municipales de mayo.

Recortes de Prensa   Página Inicial