AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 29 Noviembre   2007

Tribunal Constitucional
Guerra sin héroes
Emilio Campmany Libertad Digital 29 Noviembre 2007

Ayer, el Tribunal Constitucional rechazó de plano la recusación que el PP había presentado contra tres magistrados progresistas. Tal recusación se fundó en su día en los mismos motivos en los que lo había hecho el Gobierno para recusar a otros dos magistrados conservadores. La finalidad de éste fue obtener un pleno de mayoría izquierdista que diera carta de constitucionalidad a la reciente enmienda Casas, por la que se prorrogó automáticamente el mandato de la Presidenta del tribunal a pesar de haber transcurrido los tres años fijados por la Constitución. La recusación del PP se propuso poner en evidencia cuan torticera era la intención del Gobierno.

El rechazo de plano contó, por supuesto, con el voto de los magistrados progresistas, incluidos los tres recusados, y el de tres magistrados conservadores que no habían sido recusados por el Gobierno. Así que estos tres magistrados conservadores han rechazado la táctica popular de recusar con la misma escasa motivación que el Gobierno para poner en evidencia su falta de fundamento. Lo hicieron así para recuperar el prestigio y credibilidad del tribunal: por un lado, trataron de demostrar que, a veces, incluso en asuntos de enorme trascendencia política, los magistrados no votan alineados en bloques; y, por otro, votaron como creen que hay que votar contra unas recusaciones carentes de fundamento, prescindiendo de consideraciones políticas.

Se equivocaron. Una petición sólo se rechaza de plano cuando carece groseramente de fundamento jurídico o se presenta sin la más mínima base probatoria. Por lo tanto, el rechazo de plano debe ser inmediato a un somero examen de la cuestión. Mal puede contribuir al prestigio del tribunal que se rechacen de plano unas recusaciones varias semanas después de haber sido presentadas y tras haberse discutido profusamente durante varios días. Por muy jurídicamente fundada que esté la decisión, que lo está, huele a política a kilómetros de distancia.

Por otra parte, si es la falta de fundamento de las recusaciones lo que motiva su rechazo de plano, estando las mismas fundadas en los mismos motivos que las presentadas por el Gobierno, la decisión sólo habría sido jurídicamente creíble si se hubiera referido a todas las recusaciones presentadas, ya que todas se basaron en el mismo motivo. Tampoco puede justificarse la vehemencia con que se rechazan sólo las presentadas por el PP en la falta de pruebas cuando lo que se alega es lo dicho en una reunión de varios magistrados con su presidenta y todos pueden ser interrogados acerca de lo que allí se dijo.

El caso es que la próxima reunión tendrá por objeto examinar la recusación que presentó el Gobierno contra los dos magistrados conservadores. Se reunirán sólo ocho, cinco progresistas y tres conservadores. No estarán en la reunión ni la presidenta ni el vicepresidente, que se abstuvieron por tratarse de un asunto, la enmienda Casas, que les afecta, ni tampoco asistirán los dos magistrados recusados. Los tres conservadores, coherentes con su voto anterior, considerarán que deben rechazarse las recusaciones contra sus dos compañeros conservadores por los mismos motivos por los que se rechazaron de plano las de sus tres compañeros progresistas; pero éstos votarán a favor de que sea aceptada, alegando que en este caso sí está probado el hecho en que la misma se funda (ya que los magistrados recusados expresaron su opinión acerca de la constitucionalidad de la enmienda en sendas cartas dirigidas a la presidenta, hechas públicas en circunstancias no aclaradas). De modo que, al final, siendo como es probablemente inconstitucional la enmienda Casas, el Tribunal dirá que es perfectamente compatible con la Constitución. Éste continuará presidido por Casas y el estatuto catalán seguirá durmiendo en un cajón para que la sentencia que declare las muchas inconstitucionalidades que padece no afee a Zapatero su encuentro con el electorado en marzo.

Es encomiable que estos tres jueces conservadores, que han rechazado las recusaciones del PP, se esfuercen por recuperar el prestigio del tribunal al que pertenecen, pero no se dan cuenta de que, cuando la izquierda y sus magistrados ponen toda la carne en el asador, la lucha ya no podrá ser a florete o a pistola sino a estacazos, y que su sincero esfuerzo por ser ante todo ecuánimes sólo servirá para que los otros se salgan con la suya y el Tribunal Constitucional termine más desprestigiado que nunca. Por lamentable que sea, hay que aceptar la realidad: ellos, la izquierda, el PSOE, su Gobierno, han elegido el lugar donde ha de librarse la batalla; no será en el valle de Balaklava, con brillantes cargas de caballería, sino en las llanuras de Kursk, en combates cuerpo a cuerpo, sin héroes, sin medallas, sin himnos. No tardarán en darse cuenta los magistrados conservadores del Tribunal Constitucional. Esperemos que no sea demasiado tarde.

Cloaca Productions
Luis del Pino Libertad Digital 29 Noviembre 2007

La factoría de ideas de Cloaca Productions no descansa nunca. Los guiones que hace son muy malos (no hay más que ver la chapuza de Leganés), pero dispone de recursos en abundancia y algunos de sus empleados estrella suplen la pobreza de los argumentos con una incontinencia imaginativa digna de mejor causa. Y de mejor resultado.

A lo largo del tiempo que han durado las investigaciones del 11-M, Cloaca Productions se ha destacado por poner en circulación intoxicaciones a cual más cutre. Recuerden ustedes el famoso vídeo de la explosión de Atocha que hicieron circular por Internet para tratar de hacernos buscar etarras entre aquellas imágenes del horror. O recuerden también aquel famoso SMS de un etarra llamado Balbino que habría, según Cloaca Productions, ayudado a diseñar las bombas del 11-M.

La sección de medios de comunicación de Cloaca Productions ha estado también particularmente activa en este tema, utilizando a sus terminales en determinados (y sorprendentes) grupos mediáticos para, por ejemplo, dar cobertura a las amenazas a periodistas vertidas por algún sindicato policial venido a menos. O para, por ejemplo, contribuir a la campaña garzonita de criminalización de los peritos de la Policía Científica que osaron cumplir con su trabajo de manera escrupulosa, a pesar del acoso al que les sometieron algunos mandos más políticos que policiales.

Cloaca Productions tuvo un papel destacado en la detención ilegal de dos militantes del PP por una inexistente agresión a ese mentiroso compulsivo llamado José Bono, al igual que la ha tenido, más recientemente, en la puesta en marcha de esa campaña de presión a la Monarquía iniciada con la quema de retratos de los Reyes en Gerona.
Pero la factoría de ideas está muy nerviosa, porque algunos de sus últimos estrenos han dejado al descubierto partes de su estructura y el olor es detectable desde hace ya tiempo en todo el vecindario. Tanto, que alguna gente está comenzando a perder la paciencia y ha puesto plazo a los miembros de la factoría para solventar el problema: o se cubren los flancos expuestos, o habrá que empezar a pensar en cómo tirar de la cadena sin que la taza del water se cuartee.

Así que Cloaca Productions trabaja día y noche a pleno rendimiento, tratando de encontrar una solución a tanto desaguisado. La campaña contra la AVT y contra Alcaraz, por ejemplo, o la campaña contra los medios que insisten en investigar el 11-M o la corrupción gubernamental, ha arreciado de manera particularmente intensa en los últimos días. Algunos de los episodios, que en su momento denunciaremos, son tan siniestros, recuerdan tanto a otras campañas de descrédito que ya se utilizaron en el pasado, que uno tiene la sospecha de que, ante la sobreabundancia de trabajo, los empleados de la factoría están empezando a reciclar guiones.

Tiempo habrá de comentar a qué nos referimos.

Por el momento, permítanme que haga una observación sobre algunas casualidades curiosas, por si acaso resulta que Cloaca Productions pudiera estar preparando alguna de sus "brillantes" jugadas. Me refiero a casualidades como, por ejemplo, el hecho de que al presidente de la AVT se le cite primero para ir a declarar a la Audiencia Nacional el día 21, para luego atrasarle la comparecencia al 29, el mismo día, curiosamente, que Pilar Manjón decide acudir también a la Audiencia Nacional para hablar con la fiscal Olga Sánchez.

Me refiero a casualidades como que CNN+ dedique varios días seguidos, en vísperas de esas comparecencias, a emitir un programa donde se descalifica, con la ayuda de alguno de esos "terminales periodísticos" a los que antes aludía, tanto a la AVT como a esos Peones Negros que reclaman la verdad del 11-M.

¿Estamos ante otro de esos guiones cutres de Cloaca Productions que tanto empiezan a parecerse a sí mismos? ¿Mandará Cloaca Productions a alguno de sus empleados, disfrazado de ultraderechista, o con una camiseta que diga "11-Mentira", para que se produzca algún grito contra la Presidenta de la Asociación de Afectados por el 11-M, o cualquier otro tipo de incidente? ¿Qué nos tendrán reservado para mañana los amigos de Cloaca Productions?

No sé si nos tienen reservado algo, pero, como ya nos vamos conociendo, más vale comentarlo de antemano. Aunque sólo sea para obligar a los miembros de la factoría a darle un poco más al caletre, porque últimamente están muy poco brillantes.

Comente este artículo en el blog de Luis del Pino.
http://www.libertaddigital.com/bitacora/enigmas11m/comentarios.php?id=2646

Ley de Memoria Histórica
La ilegitimación de la monarquía
Pío Moa Libertad Digital  29 Noviembre 2007

Ya he señalado cómo la ley llamada, por sarcasmo, de "memoria histórica", en realidad la Ley de la Checa, refleja su verdadero carácter y la catadura moral de sus autores al pretender equiparar como "víctimas" del régimen anterior tanto a los inocentes como a los asesinos, extendiendo el reconocimiento de la "dignidad" de los García Atadell y la reparación económica (¡por supuesto!) a los pistoleros etarras que empezaron a asesinar en 1968, otro paso en el "proceso de paz" que sigue en pie.

Pero no pocas veces dejamos de percibir lo más evidente. Ayer coincidí por azar con Fernando Suárez, el político que dio la señal de partida para la Transición en las Cortes franquistas. "Lo grave de la Ley de memoria histórica –comentó– es la firma, es quien va a tener que firmarla". No es lo único grave, pero tiene una gravedad excepcional. Pues, en efecto, la ley intenta repudiar como absolutamente ilegítimo el franquismo, con lo cual se ilegitima de paso a la monarquía evidentemente salida de él, y para colmo se obliga a firmar al monarca su propia ilegitimidad. A partir de ahí, la monarquía queda a merced de cualquier politicastro iluminado en espera del momento oportuno. Una jugada artera e insidiosa digna de precedentes como la maniobra de destitución de Alcalá-Zamora por Prieto y Azaña, golpe de estado apenas encubierto.

No se olvide que el PSOE, como el PCE y otros, llegaron a la transición con la idea de liquidar la "monarquía franquista", romper el plan de reforma del régimen e imponer una ruptura que borrase cuarenta años de historia de España, tan fructíferos en muchos aspectos, para enlazar con el convulso Frente Popular. No tuvieron entonces la fuerza necesaria para llevar a cabo sus planes y tuvieron que aceptar la reforma, pero estos enterradores de Montesquieu nunca han sido leales a la monarquía ni a la democracia y ahora parecen creer que va llegando su momento.

Y he aquí la clave: la monarquía constitucional en la España de los siglos XX y XXI está asociada a las libertades y a un progreso material acumulativo, mientras que la república va unida a la convulsión, a las tensiones separatistas y al arruinamiento de la democracia (no se trata de una excepción: la mayoría de las repúblicas del mundo son corruptas dictaduras y las monarquías europeas son democracias). No por casualidad el PSOE ha protagonizado los años de mayor corrupción y mayores ilegalidades desde el poder que ha vivido España, exceptuando las del Frente Popular. No por casualidad el PSOE mostró su verdadero rostro en la oposición con sus manifestaciones tumultuosas bajo las banderas del Gulag y de la república mezcladas en sus asaltos a sedes del PP, a supermercados, sus destrozos del mobiliario urbano, etc. Y las constantes movilizaciones y expresiones republicanas en la prensa, los insultos y quemas de retratos y demás acciones muy publicitadas, forman parte de la campaña.

Se nos plantea a los españoles, con creciente claridad, la elección entre la democracia salida del franquismo, la monarquía constitucional salida del franquismo y el nuevo Frente Popular, la Infame Alianza de socialistas, comunistas, separatistas y terroristas. Una elección que sobrepasa en mucho la votación al PSOE o al PP.

Lucha antiterrorista
Injerencias políticas
GEES Libertad Digital 29 Noviembre 2007

La utilización de la Policía con fines partidistas ha sido una constante en la izquierda española. La etapa Zapatero, lejos de ser una excepción a esta regla, ha llevado a una instrumentalización de las fuerzas de seguridad desconocida en nuestra reciente historia democrática. Así, nos hemos encontrado con policías procesados por practicar detenciones ilegales de militantes de la oposición, funcionarios implicados en casos de falsificación de documentos para favorecer al Gobierno, diligencias que quedan paralizadas por afectar a miembros del partido socialista, soplos a organizaciones terrorista de investigaciones en marcha y constantes filtraciones interesadas a los medios de comunicación afines como una constante a lo largo de toda la Legislatura que ahora acaba.

Lo más grave de este comportamiento antidemocrático ha sido que la propia lucha antiterrorista no ha estado a salvo de esta utilización de la Policía con fines partidistas. Así, el Gobierno manipuló los informes policiales de verificación de la última tregua de ETA para hacer posible el inicio del proceso de negociación política con los terroristas puesto en marcha por Zapatero. Por su parte, el número de terroristas detenidos en España mientras duró ese periodo de negociación cayó también en picado. Operaciones como la desarticulación del comando Guipúzcoa antes de que ETA diera por finiquitado el proceso de dialogo con el Gobierno fueron recibidas con manifiesta frialdad y un clamoroso silencio por parte del Ministerio del Interior.

Por el contrario, una vez rota la negociación, el Gobierno ha dado las instrucciones inversas. Ahora se trata de detener a cuantos más mejor, como un medio para hacer olvidar el fiasco de la negociación y mostrar la firmeza de Zapatero en la lucha contra el terrorismo. El problema es que esa proliferación en las detenciones está afectando a la calidad de la lucha antiterrorista en al menos dos factores, Primero, porque se explotan operaciones no suficientemente maduras, es decir, se detiene a terroristas de segunda o tercera fila que podrían haber llevado, se haber aguantado más tiempo sus seguimientos, a los propios cabecillas de la banda. El segundo problema es que muchos de los detenidos quedan en libertad en cuanto son puestos a disposición del juez, lo que supone un factor de radicalización en muchos de ellos. Esa experiencia de las detenciones por órdenes "políticas" ya se vivió en los ochenta con desastrosos resultados.

El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil han alcanzado un grado de conocimiento y eficacia en la lucha contra ETA que permite pensar en una derrota de los terroristas sin necesidad de ninguna contrapartida política. Pero para ello es esencial que dejemos trabajar a las fuerzas de seguridad sin ningún tipo de interferencia política. Ese fue uno de los grandes aciertos de la política antiterrorista de Aznar y produjo unos excelentes resultados que condujeron a ETA al borde mismo de su derrota. El Gobierno de Zapatero sin embargo se ha caracterizado hasta el momento justo por lo contrario.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos. http://www.gees.org/

El programa electoral del PSOE
Alejandro Campoy Periodista Digital 29 Noviembre 2007

[Apoyo a Pío Moa] Avanzamos las principales líneas estratégicas de lo que será el próximo programa electoral del PSOE, para conocimiento de los votantes y para evitar que nadie se llame a engaño sobre las intenciones reales de este partido. Sus principales ejes programáticos se articularían más o menos del siguiente modo:

1.- Fuerte liderazgo: estableceremos un culto a la Z como signo y símbolo distintivo del gran proyecto mundial que pretendemos acometer en la próxima legislatura. Las realidades no cuentan, hay que recubrirlo todo de simbolismo.

2.- El PSOE mantiene como referente teórico y modelo político la Confederación Helvética, neutral en el ámbito internacional, asamblearia y con cuatro lenguas cooficiales. Esto significa que trabajará para instaurar una Confederación Ibérica que incluya también a Portugal, salga de la OTAN y se sitúe el lado del pacifismo mundial suizo. A tal efecto, ya hemos enviado por delante a Saramago y a Günter Grass para que vayan lanzando la idea.

3.- Para conseguir este objetivo, el PSOE se compromete a impedir que el nuevo Estatuto de Cataluña sea impugnado por el Tribunal Constitucional. Una vez conseguido, se procederá a establecer la cooficialidad del catalán para todo el territorio español.

4.- De igual forma, el PSOE se compromete a permitir a ANV presentarse a las elecciones generales, lo que propiciará que una vez ganadas éstas, se retome la negociación con ETA y se permita la celebración del referéndum anunciado por Ibarretxe, eso sí, convocado por el propio Gobierno central para que todo sea perfectamente legal y constitucional.

5.- El PSOE se compromete a acabar con cualquier resto de independencia judicial para poder llevar a buen término sus proyectos de rediseño de España hacia la Confederación Ibérica.

6.- El PSOE se compromete a acabar con los últimos restos del colonialismo imperialista, devolviendo a Marruecos las ciudades de Ceuta y Melilla y los pequeños islotes que salpican el litoral marroquí.

7.- El PSOE se compromete a formar un gobierno que lidere al mundo en el camino de la paz. Además de declararse neutral y salir de la OTAN, colaborará estrechamente con su hermana la Confederación Helvética en todas las misiones humanitarias de paz mundial y potenciará la misma a través de la Alianza de Civilizaciones*

*(nota interna de Caldera: ¿tenemos que poner que también vamos a salirnos de la Unión Europea para estar igual que Suiza o eso nos lo callamos y se lo metemos al personal "doblao"?)

8.- El PSOE se compromete a liderar la lucha mundial contra el cambio climático. Para ello, dejará de utilizar gas natural, camino ya emprendido en esta legislatura con la ruptura con los mayores abastecedores, Argelia y Alemania. De igual forma, se conseguirá que todas las empresas españolas sean expulsadas de Iberoamérica.

9.- La Confederación Ibérica tendrá cinco idiomas cooficiales: castellano, portugués, gallego, euskera y catalán.

10.- El PSOE se compromete a reconocer el derecho a decidir de los "andaluces y andaluzas" sobre su propio futuro, permitiendo que esta región se incorpore también a Marruecos si así lo desea.

La denuncia contra Moa retrata a los comunistas
EDITORIAL Libertad Digital 29 Noviembre 2007

Lo ha dejado bien claro Izquierda Unida: no es iniciativa suya aunque sí de unos militantes a los que no desautoriza, porque comparte su "sensibilidad". Sin duda pertenece a la sensibilidad de la izquierda en general, pero sobre todo del comunismo, procurar silenciar a aquellos cuyas ideas les molestan porque contradicen sus fantasías. Y les resulta especialmente molesto que haya sido precisamente un ex comunista quien haya desecho, mediante libros que se han vendido por centenares de miles de ejemplares, la idea en la que basan su superioridad moral: que las derechas fueron "los malos" de la Guerra Civil y las izquierdas "los buenos". Sin eso, tendrían que luchar en igualdad de condiciones con la derecha, sin la clásica soberbia de quien se cree mejor simplemente por ser de izquierdas. Y, claro, están dispuestos a todo con tal de evitarlo.

Jamás han hecho un intento serio de refutar sus escritos historiográficos, especialmente los más serios, los referidos a la Segunda República; sus historiadores "profesionales", profesores universitarios, han rehuido el debate con la excusa de que los trabajos de Moa no eran suficientemente académicos para ellos. Cuando finalmente alguno ha intentado bajar a la arena, lo ha hecho tarde y mal, como le sucedió a Reig Tapia, incapaz de refutar los datos aportados por Moa y obtenidos de documentos de los partidos de izquierdas de la época. Y es que a estas alturas resulta imposible defender que el Frente Popular defendiera la libertad, la legalidad y la democracia. Stalin, responsable de la muerte mediante represión y hambrunas provocadas de unos 20 millones de seres humanos, resulta que en España defendió la democracia y la libertad. De risa, si no se empeñaran en hacerlo pasar por la realidad de lo que sucedió en los años 30.

Lo que sí está meridianamente claro es que lo que deben hacer todo "buen tío", aparte de defender a Pío, es denunciar los crímenes del comunismo y que exista un partido que jamás ha pedido perdón por los más de cien millones de personas asesinadas por las tiranías gobernadas por su ideología. El comunismo, como recordara Jean François Revel en La gran mascarada y predijera Friedrich Hayek en Camino de servidumbre, no puede producir más que dictaduras totalitarias y criminales. Que encima los defensores de semejante aberración pretendan demandar por injurias a personas que engrosaron sus filas, recapacitaron y ahora trabajen para retratarlos como son y han sido siempre no es más que otros abuso torticero de la Justicia.

Moa los saca de quicio
Cristina Losada Libertad Digital 29 Noviembre 2007

Hace tiempo que me pregunto qué es exactamente lo que provoca las histéricas reacciones de una parte de las gentes de izquierda ante los libros de Moa. Cierto es que sus estudios y tesis sobre la Guerra Civil subrayan la responsabilidad de los partidos de izquierda en la ruptura de la legalidad y la convivencia que conduciría al estallido bélico. También es verdad que ha reflejado los crímenes cometidos por aquellos partidos cuyas víctimas fueron tanto personas de derechas como otras que militaban en grupos marxistas y anarquistas. Igualmente, el cuadro que pinta de la Segunda República rompe la idílica imagen que un sector de la izquierda española se ha obstinado en dar de ella. Y asimismo hay que reconocer que hace añicos aquella versión propagandística de la Guerra que fabricaron entonces los sagaces agentes de Stalin, y a la que décadas después todavía se aferra un tropel de políticos interesados, historiadores politizados y personal cautivo de la ignorancia voluntaria, cual náufragos a un salvavidas. ¡Tanto les va en ello! Se diría que desprovista de esa historieta de buenos y malos, la izquierda no podría levantar cabeza nunca más en España.

Con todo lo que esas tesis y otras les toquen las narices, las cuales apenas contienen hoy más que mocos sentimentales, y dado que se han autoprohibido leer sus libros, pienso que no es su obra lo que les saca de quicio, sino él. Es decir, que desafíe sus mitos alguien con su pasado. Haber sido comunista y antifranquista bajo Franco, y no después, como la mayoría de los que ahora se expiden carnés de luchadores contra la dictadura, es un pecado imperdonable cuando uno luego ha sometido sus dogmas a la crítica y ha descubierto sus falsedades. Si además cuenta sus hallazgos y tiene éxito, entonces ya es un crimen. Pero siempre lo es dejar la secta y no callarse. Para esos "ex" reinventaron los comunistas el término de "renegados". Son los "traidores" a los que se persigue con mayor saña que al "enemigo" habitual. Pues son, y eso lo ha creído siempre la secta, los que más daño le infligen. De modo que los vilipendian y desprestigian, porque la muralla de engaños es, ay, frágil. O los silencian. En los tiempos del poderío comunista, de forma definitiva. Operaciones estas en las que la acomplejada izquierda no comunista ha colaborado de buen grado.

Que tal es el punto que les duele, se detecta en su insistencia por presentar a Moa como un individuo de "extrema derecha franquista", como hacen estos de IU que han ido al juzgado para presentar una denuncia y no por lo que ha escrito con su firma, sino por unas frases aparecidas en el diario Público, que el autor tachó en su momento de apócrifas y sesgadas. Si Moa no hubiera abandonado la izquierda, hoy sería probablemente un icono, como dicen, de la lucha antifranquista y su pasado terrorista les encantaría a los progres, que tanto admiran a los practicantes de la "lucha armada", aunque, justo es decirlo, más a los que persisten en ella que a los que se hacen demócratas. Mientras los pequeños inquisidores se inventan injurias contra las víctimas del franquismo, seguimos a la espera de que ellos y sus mayores honren alguna vez a las víctimas de los comunistas españoles en la Guerra, y a los cien millones de muertos que lleva en su haber la doctrina de la que continúan siendo adeptos.

Guerra de Irak
Negando lo evidente
Charles Krauthammer Libertad Digital 29 Noviembre 2007

Carece del drama del desembarco de Inchon en la Guerra de Corea o la envergadura del contraataque de la Unión en el verano de 1864. Pero el cambio radical de la suerte norteamericana en Irak a lo largo de los últimos meses tiene la misma importancia: una guerra aparentemente perdida, ahora se puede ganar. La violencia en Irak se ha reducido dramáticamente. Las alianzas políticas se han invertido radicalmente. El renacimiento de la vida ordinaria en muchas ciudades es palpable. Algo importante está sucediendo.

¿Y cuál es la reacción de los críticos con la guerra? Nancy Pelosi mantiene con obstinada valentía su negativa a reconocer la verdad. Hace apenas dos semanas dijo sobre la guerra: "Esto no está funcionando... Tenemos que invertirlo". Un eufemismo de "abandonar", que es lo que están prometiendo todos y cada uno de los candidatos presidenciales demócratas, que se distinguen entre sí sólo en el grado de precipitación con que pretenden llevar a cabo la retirada.

¿Cómo evitan reconocer las realidades que están teniendo lugar en Irak? Afirmando que no hemos superado ciertos hitos políticos fijados hace meses, que son en su mayor parte leyes a aprobar por Bagdad. Y que estas metas son primordiales. Y que todo el progreso actual queda en última instancia viciado por la ausencia de reconciliación nacional legislada centralmente.

Puedo entender al lugarteniente general Raymond T. Odierno, el mando número 2 en Irak, que afirma que el Gobierno necesita aprovechar la oportunidad brindada por el incremento de efectivos para lograr la reconciliación política. A todos nos encantaría que los líderes de las diversas facciones –sunitas, chiítas y kurdos– firmaran trozos de papel zanjando todas las cuestiones espinosas sobre federalismo, des-baazificación y reparto de los beneficios del petróleo. ¿Qué mando no querría una perita en dulce así que evitara la necesidad de tener que emprender cualquier acción militar adicional? Pero no va a suceder por el mismo motivo que no ha sucedido ya: el Gobierno Maliki es demasiado sectario y está demasiado paralizado como para ser capaz de poner fin a la guerra con un golpe de la varita de la reconciliación.

¿Pero invalida nuestros logros tan duramente ganados la ausencia de este deus ex machina? ¿Acaso esto significa que no podemos tener éxito por otros medios? Cierto, no existe ley del petróleo. Pero a pesar de ello el Gobierno central está distribuyendo los beneficios del crudo entre las provincias, donde los fondos se están dedicando a la reconstrucción.

Cierto, no han modificado la ley de des-baazificación. Pero el propósito entero de dicha propuesta era tentar a los insurgentes sunitas a abandonar su lucha e ingresar en el nuevo orden. Esto ya está sucediendo a una escala cada vez mayor en todo el país en ausencia de una ley más laxa.

En cuanto al federalismo, los kurdos están gobernando su propia región, los jeques sunitas de Anbar y de los demás sitios no están ejerciendo simplemente la autonomía, sino el control de su propia seguridad, y los chiítas del sur se están gobernando esencialmente por su cuenta, habiéndose retirado los británicos por completo, por más que nominalmente sigan ahí. Sí, una ley de autonomía sería buena porque permitiría la celebración de elecciones provinciales. Deberíamos presionar por ello. Pero ya tenemos una autonomía provincial y tribal eficaz en las regiones clave del país.

¿Por qué es aún inalcanzable una reconciliación nacional completa? Porque décadas de totalitarismo de Sadam seguidas de la brutalidad de la insurgencia posterior a la invasión destruyeron gran parte de la infraestructura política del país, haciendo que los iraquíes volvieran al compromiso político más básico: la tribu y la localidad. La idea genial del general David Petraeus ha sido adaptar la estrategia norteamericana para construir a partir de ese hecho, favoreciendo la emergencia de líderes tribales y provinciales y aliándonos con ellos, sin esperar a la liberación nacional cósmica del aparato constitucional recién construido y aún disfuncional de Bagdad.

Al-Qaeda en Irak está en desbandada, la insurgencia sunita en declive, las milicias chiítas inactivas, la capital revive. ¿Vamos ahora a invertir el curso y abandonar todo esto porque el parlamento no pueda ratificar una reconciliación que ya está teniendo lugar por su cuenta?

¿Olvidan acaso los críticos de la guerra sus propios argumentos sobre la irrelevancia de los hitos políticos formales? La transferencia de poderes en el 2004. Las dos elecciones de 2005. La ratificación de la constitución. Se suponía que todos esos eventos eran puntos de inflexión que pacificarían el país y traerían estabilidad, pero todo fue hecho pedazos por el atentado de Samarra en febrero de 2006, que precipitó una orgía de violencia sectaria.
Así pues, justamente ahora que hemos aprendido esta difícil lección de la desconexión entre los hitos políticos y la estabilidad real, los críticos afirman lo contrario: que son esas metas formales lo que realmente cuenta. Esto es confundir de manera fundamental fines con medios. Aprobar esas leyes sería un maravilloso atajo al éxito en Irak. Pero sería una locura abandonar la búsqueda de ese triunfo cuando existe una vía distinta, más ardua pero aún factible, que además se puede demostrar que está funcionando.
© The Washington Post Writers Group

AL VERLE DECLARAR EN LA AUDIENCIA NACIONAL
Alcaraz asegura que Zapatero "compartirá hoy alegrías con los terroristas"
El presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Francisco José Alcaraz, ya ha terminado su declaración en la Audiencia Nacional, que ha durado poco más de veinte minutos. En declaraciones a los periodistas, Alcaraz se ha preguntado "¿qué es lo próximo que me tiene preparado este Gobierno?" y ha lamentado que el Ejecutivo de Zapatero estará compartiendo "la alegría" de verle entrar en la Audiencia "al igual" que los terroristas de ETA. Poco después, quien entraba en la AN era Pilar Manjón quién ha asegurado que no va a contribuir "al linchamiento" de Gómez Bermúdez tras la publicación del polémico libro de su esposa, Elisa Beni.
Libertad Digital 29 Noviembre 2007

El presidente de la AVT ha asegurado que "confía" en que el caso se archive ya que "no entiende" por qué le quieren meter en la cárcel por el simple hecho de "decir lo que piensa". "¿Qué es lo próximo que me tiene preparado este Gobierno?", se ha preguntado ante los medios de comunicación.

Durante su declaración, de poco más de veinte minutos, Alcaraz ha estado arropado por más de un centenar de personas que han coreado desde la calle "De la A a la Z, Alcaraz somos todos" y han exigido la dimisión del jefe del Ejecutivo, a la par que han ondeado decenas de banderas españolas.

"Lo que se ha llevado a cabo hoy no es solo contra el presidente de la AVT, esta querella tiene un doble objetivo que es ir también contra el prestigio de la Audiencia Nacional", agregó y dijo que de esta forma se le hace un "favor a ETA y a los nacionalistas que van contra la Audiencia Nacional y que llevan muchos años queriendo que se cierre".

La querella de injurias al Gobierno contra Francisco José Alcaraz fue presentada por la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), que pidió a la Audiencia que examinase si esta víctima del terrorismo injurió a Zapatero al haber realizado determinadas afirmaciones durante la tregua trampa y que reflejaban el sentir de indignación de su colectivo y buena parte de la sociedad.

En este sentido, el presidente de la AVT dijo de Zapatero que "es el embajador de ETA" o que "el presidente está fomentando el chantaje de ETA". En un primer momento el juez Moreno decidió archivar la querella, sin embargo, la Sección Cuarta de la Audiencia determinó que había "base" para investigarle y ordenó al magistrado iniciar las diligencias por las que ha citado a Alcaraz.

Injustificado cambio de fecha
En un principio, estaba previsto que Alcaraz declarase ante el juez el pasado día 21, antes de la gran marcha del sábado por las calles de Madrid y que reunió a más de medio millón de personas, pero la Audiencia Nacional aplazó la comparecencia alegando problemas de agenda del fiscal encargado del caso, Vicente González Mota. Una clara estrategia del Gobierno, para la mayoría de víctimas del terrorismo.

Más euskera para entenderse con «nativos»
El director del Instituto Vasco de Evaluación de Educación defendió en el Parlamento que los alumnos deben superar un nivel de euskera, el B2, con argumentos que encendieron el debate
MARTA FDEZ. VALLEJOm.f.vallejo@diario-elcorreo.com EL CORREO 29 Noviembre 2007

Educación defendió ayer con firmeza en el Parlamento vasco la obligación de que los alumnos vascos superen en el futuro una prueba de euskera avanzado -el B2, similar al 'first' de inglés- cuando acaban la Secundaria, como única forma de garantizar que se cumplan los objetivos que marcan las leyes para las lenguas oficiales. El director del Instituto Vasco de Investigación y Evaluación (IVEI), Josu Sierra, argumentó que es el nivel que permite a un ciudadano comunicarse con los «nativos», y arremetió con dureza contra la enseñanza en castellano al considerar que ofrece una nula competencia en euskera: Leyó la redacción de una escolar de modelo A, de Bilbao, para mostrar que se expresaba en lengua vasca «como los indios».

La comparecencia la había solicitado el propio IVEI, que depende del Departamento. Sierra argumentó que las leyes vigentes obligan a dominar los dos idiomas. Citó dos, la de normalización del uso del euskera de 1983, que pide «lograr un conocimiento práctico suficiente de ambas lenguas oficiales al finalizar la ESO»; y la de la Escuela Pública Vasca de 1993, que reclama «una capacitación real para la comprensión y expresión, oral y escrita, de tal manera que al menos puedan utilizarse en la relación y uso ordinario». Para alcanzar esos fines, apuntó, el nivel exigible debe ser el que el marco europeo de aprendizaje de lenguas extranjeras denomina B2. Eso sí, subrayó, el mismo para euskera y castellano porque «hay que tratar por igual a los dos idiomas oficiales».

La chispa saltó cuando el director del IVEI bajó a los ejemplos prácticos. «El B2 es el adecuado para conseguir comunicarte con un nativo. Ir a una zona euskaldun y entenderte con un euskaldun», resumió el director de este instituto encargado de hacer los exámenes de diagnóstico de la enseñanza vasca.

Rifirrafe
El parlamentario del PP, Iñaki Oyarzabal, reaccionó airado. «Está hablando de entenderse con los nativos. Oiga, ¿Yo no soy nativo?, porque me consideraba así, ¿Cuando dice nativos, a quién se refiere, a los de Oiarzun, por ejemplo?, porque mi abuelo es de Oiarzun. ¿Son los que tienen como lengua materna el euskera o también los que su idioma es el castellano? ¿O los nativos vascos son de algún poblado que no conozco?», bombardeó a preguntas Oyarzabal. Para entonces, el resto de parlamentarios presentes ayer en la comisión de Educación reía. «No. Esto es muy serio, no es para andar con bromas porque nativos somo todos, no sólo los que hablan euskera», continuó encendido.

Oyarzabal pidió «no forzar ritmos» con el euskera porque «se pueden vulnerar derechos». La ley, dijo, indica que hay que alcanzar un «conocimiento práctico, oral y escrito, pero ¿dónde pone que hay que aprobar el B2?». «La dificultad que tengo yo para aprender euskera es la misma que para estudiar un idioma extranjero. Por qué no se me exige un nivel más bajo, como para el inglés, el B1. Y dejemos el B2, o si quieren el C1, -más alto aún- para los nativos con lengua materna el euskera», apuntó.

El director del IVEI se disculpó en su turno. «No se me ha entendido. Cuando hablo de nativo me refiero a 'hablante nativo'. Puede ser marroquí o de donde quiera ser», justificó. Y respondió a la oferta del PP. «Si proponemos exigir diferentes niveles de euskera según la lengua materna o la zona de origen del alumno también podemos hacerlo para las matemáticas. Si queremos ser justos, exigiríamos menor nivel de matemáticas a un escolar de Rekalde que a otro de Getxo, que lo tiene más fácil. Es una propuesta a estudiar», señaló con ironía.

Sierra hizo un análisis demoledor de los resultados que obtiene el modelo A en el aprendizaje del euskera. Presentó de nuevo las pruebas que se ha hecho a los escolares de Primaria: apenas un 1% de los niños de enseñanza en castellano superó el examen de euskera; y a los de Secundaria ni se les hizo. «¿Para qué? No tiene sentido. Estoy convencido de que saben lo mismo en sexto de Primaria -con 12 años- que en cuarto de Secundaria -a los 16-. En ese modelo, todos los cursos los escolares empiezan de cero en euskera y acaban en el mismo sitio. La metodología está caduca. El modelo A no cumple los objetivos marcados por las leyes».

Leyó en la comisión parte de la redacción en euskera de una niña de sexto de Primaria de una escuela de Bilbao, que incluyó en la documentación distribuida a los parlamentarios. Plagada de errores. «Se expresa como los indios. No, peor que los indios», comentó Sierra. Recordó que dos tercios de los alumnos del modelo D, en euskera, y un tercio del B, bilingüe, habían superado la prueba B2. «No son tan bajos los resultados en esos dos modelos si tenemos en cuenta que se pilló a los alumnos por sorpresa, y que un 20% se quedó a las puertas de aprobar. Si preparan el examen mejorarán las notas», argumentó.

Los socialistas se mostraron escépticos. No creen que el sistema educativo vasco tenga infraestructura suficiente para examinar todos los cursos a 17.000 escolares de euskera y de inglés. «Una cosa es que haya que avanzar en los objetivos que marcan las leyes, y otra distinta es implantar una prueba de nivel obligada para todos los alumnos», argumentó la parlamentaria Isabel Celaá. «Aquí hay mucha tela que cortar», apuntó.

Tribunales
El Poder Judicial respalda al juez que no permitió a dos acusados declarar en catalán
La Razón 29 Noviembre 2007

El Pleno del CGPJ rechazó ayer abrir un expediente al juez Central de Instrucción José María Vázquez Honrubia por haberse negado a facilitar intérpretes de catalán durante el juicio contra dos jóvenes por quemar fotos de los Reyes. La iniciativa tan sólo recibió el voto favorable del vocal que la propuso, Alfons López Tena, designado por CiU.

"¡Qué bueno está el jamón del Estado español!"
 Periodista Digital 29 Noviembre 2007

Es ridículo. La obsesión nacionalista de hacer desaparecer todo lo que huela a España de su ámbito de poder es delirante. E indignante. El rifirrafe entre Cristina Ruiz (PP) e Ibon Areso (PNV) por la propuesta de incluir el término 'España' en la web municipal de Bilbao Turismo es significativa del estado de la cuestión. A esto dedican los debates en los Consistorios nacionalistas.

El problema, de nuevo, era España. Y ésta fue la protagonista en el pleno de Bilbao. Todo comenzó con una propuesta del PP que instaba al equipo de gobierno (PNV-EB) a incluir el término 'España' en la web municipal y en la de Bilbao Turismo, ahora que la capital vizcaína está bien situada en el mapa. El Correo recoge la hilarante discusión:

-Cristina Ruiz (PP): Es incomprensible que esta realidad no se vea reflejada por el particular manual nacionalista de no nombrar a España. En la página web ponen que Bilbao está en la vertiente atlántica oriental de la península ibérica.

-Ibon Areso (PNV): No tenemos ningún complejo en utilizar la palabra España, pero la web no está para hacer nacionalismo. Tampoco aparece la palabra Euskadi.

-Ruiz: O sea, que es deliberado no poner España. Pues me parece ridículo. Miren, yo no tengo mucha gracia contando historias, pero les voy a contar mi experiencia en la Feria de Munich de Turismo -donde Bilbao acaba de participar-. He tenido que oír a algunos compañeros de partido suyos cómo alababan las excelencias del 'jamón del Estado español' (risas). Y a dos responsables de la Diputación y del Gobierno vasco saltando como un resorte a un alemán para decir que Bilbao no está en España. Son ejemplos que rozan la esquizofrenia.

-Areso: Yo nunca diría lo del jamón. Hay buenos y malos. Yo diría qué bueno es el jamón ibérico de bellota (risas). Repase las webs de otras ciudades y en ninguna encontrará la palabra España. A mí, si me da el ramalazo nacionalista, igual me pongo txapela y kaiku, y usted unos tirantes rojos y amarillos, pero no compliquemos la web.

-Ruiz: Le aseguro que yo nunca me pondré castañuelas y peineta».

-Azkuna: Nosotros no tenemos complejos, pero este debate es muy rebuscado. Estado español es un término que inventó en Burgos el general Cabanellas tras la sublevación. Por tanto, fue un invento fascista. Y yo, entre Estado español y España, utilizo España, que es una realidad histórica, evidentemente.

Y, mientras, los bilbaínos trabajando para pagar sus impuestos.

Recortes de Prensa   Página Inicial