AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 29 Diciembre   2007

La España irreal de Zapatero
EDITORIAL Libertad Digital  29 Diciembre 2007

Zapatero ha vuelto a cerrar el año haciendo un balance triunfalista. No parece haber aprendido de su error del año pasado,
cuando al día siguiente de decir que en lo que a ETA se refería estábamos mejor que hace un año, pero que estaríamos mejor
dentro de otro, la banda terrorista hizo volar el aparcamiento de la nueva terminal de Barajas, llevándose la vida de dos
ecuatorianos.

Este año ha preferido no decir nada sobre ETA hasta que las preguntas de los terroristas lo forzaron a hablar, momento en el
que ha dado implícitamente la razón a Rubalcaba cuando el ministro del Interior habló de que estábamos en plena "fase de
confrontación". Preguntado sobre si descartaba por completo el diálogo incluso si se diera una nueva tregua contestó que no
le parecía razonable hacer "hipótesis de futuro". Dicho de otra manera, teniendo la oportunidad de decir de forma clara a los
electores que jamás cederá al chantaje del terror, ha preferido la ambigüedad. O lo que es lo mismo: que sí, que negociará la
próxima legislatura si lo estima adecuado.

Dado que el principal proyecto de su legislatura se ha venido abajo, ha preferido centrar su discurso en la economía. Y en
esta materia Zapatero se parece al protagonista del chiste al que, mientras caía de un rascacielos, le preguntaron que qué
tal y respondió: "por ahora bien". España se enfrenta a una grave crisis con la que deberá lidiar quien gobierne la próxima
legislatura. No estará sola, por supuesto; se verá acompañada en mayor o menor medida por buena parte de las economías
desarrolladas del mundo. Pero será nuestro país uno de los que acuse en mayor medida, debido a la dependencia que hemos
desarrollado del sector de la construcción para nuestro crecimiento.

Ya durante los dos últimos años de la era Aznar hubiera sido necesaria una revisión a fondo de nuestro modelo de crecimiento
y una mayor liberalización, especialmente del mercado laboral, que es uno de los más rígidamente intervenidos de todo el
mundo y que dificulta enormemente los esfuerzos por crear riqueza. Pero ni Aznar ni Rato quisieron hacerlo ni, desde luego,
Zapatero ha avanzado en esa dirección. Solbes bastante ha tenido con ejercer de portero ante un gabinete en que cada uno de
los ministros se sentía delantero centro y estaba dispuesto a romper la red a base de aumentar el gasto público.

Esta inacción no se ha hecho sentir mientras la coyuntura ha sido favorable, pero cuando lleguen las vacas flacas, y los
españoles están empezando ya a sentirlas, lamentaremos la falta de reformas de este Gobierno. Esperemos, eso sí, que para
entonces el actual haya sido sustituido por otro dispuesto a hacer lo que haga falta. No parece que Zapatero esté por la
labor, siquiera, de darse por enterado de que no todo el monte es orégano.

Una gran nación
Un país que ha superado de la forma en que lo ha hecho cuatro años del peor Gobierno de nuestra reciente historia democrática es capaz de todo en el futuro. No hay meta, por difícil e inalcanzable que hoy nos parezca, que no podamos alcanzar
Ignacio Cosidó Libertad Digital 29 Diciembre 2007

Sólo las naciones fuertes pueden sobrevivir impunemente a los gobernantes débiles. España ha demostrado en los últimos cuatro años ser un país mucho más fuerte de lo que creían sus enemigos. Un pueblo que se ha rebelado en la calle indignado ante las indecentes cesiones de su propio Gobierno ante aquellos que más profundamente lo han herido. Una Nación que sobrevive a una política territorial impulsada por un Gobierno sometido a aquellos que no tienen otro objetivo que la independencia de sus propios territorios. Una sociedad capaz de soportar con éxito una insensata política de inmigración que ha convertido a nuestro país en el mayor receptor de inmigración ilegal del mundo. Una economía que ha sabido crear empleo y riqueza a pesar de tener un Gobierno incapaz de afrontar reforma económica alguna.

La fortaleza mostrada por esta gran nación que es España es una inmensa esperanza para el futuro. Un país que ha superado de la forma en que lo ha hecho cuatro años del peor Gobierno de nuestra reciente historia democrática es capaz de todo en el
futuro. No hay meta, por difícil e inalcanzable que hoy nos parezca, que no podamos alcanzar. Si somos capaces de apostar por
aquello que nos une en vez de lo que nos separa, si recuperamos los acuerdos sobre los que se asienta nuestra convivencia
democrática en vez de ponerlos permanentemente en tela de juicio, si centramos nuestra ambición en el futuro y dejamos atrás
los peores fantasmas de nuestra historia, si recuperamos una voluntad inquebrantable de vencer a los enemigos de la libertad,
si unimos nuestras fuerzas a las del resto de las grandes democracias del mundo en vez de aliarnos con patéticos dictadores
que en nada nos benefician, si orillamos al Gobierno Zapatero como un triste accidente en una ya larga historia de éxito
democrático, España puede volver muy pronto a situarse en la vanguardia de la libertad, del crecimiento económico y del
bienestar en el mundo.

Es precisamente ahora que los ciudadanos empezamos a padecer en nuestra propia carne los errores de este Gobierno cuando es más importante que nunca reafirmar nuestra fe en esta gran nación que es España. Es ahora, en que las familias tenemos más dificultades que nunca para poder pagar la hipoteca de nuestra casa, que llenar el carro de la compra o el depósito del coche se ha puesto imposible y que el fantasma del paro reaparece en nuestro horizonte, cuando debemos tener la valentía para impulsar el cambio de rumbo que necesitamos como país. No es el momento para la desesperanza, para abrumarse ante las dificultades, ni siquiera para lamentarnos de los errores cometidos, sino el momento para empezar a hacer todo aquello que este Gobierno no ha hecho en los últimos cuatro años, dilapidando así la mejor herencia que ha recibido nunca un gobierno democrático.

Sin duda que el futuro nos depara momentos difíciles. Momentos duros causados por unos terroristas envalentonados en la mesa de negociación. Situaciones complejas para marcar los límites de la legalidad a aquellos que pretenden saltársela alegremente para lograr sus delirios soberanistas. Tiempos complicados para superar la crisis económica a la que ha conducido la plácida parálisis del vicepresidente Solbes. Trabajar firme para enderezar un sistema educativo que hace aguas por todos los niveles.

Decisiones difíciles para recuperar el respeto de autócratas que se creen con derecho a insultarnos y a socavar impunemente
nuestros intereses en el exterior. Pero a pesar de esos momentos difíciles tengo el convencimiento de que esta gran nación
sabrá encontrar en cada momento el camino, que tenemos la fuerza suficiente para superar cada una de las pruebas a las que
nos someta el mañana y que poseemos la energía, la ambición y la imaginación necesarias para construir un futuro mejor para nuestros hijos.

España es una gran nación que merece un Gobierno mejor. Porque junto al cúmulo de los problemas creados por Zapatero tenemos un sinfín de oportunidades que hemos abierto con el esfuerzo de muchas generaciones anteriores. España puede y debe aspirar a ser una de las grandes democracias del planeta. Nuestras empresas han demostrado que podemos y debemos estar en la vanguardia de la economía mundial. España puede ser un gran éxito mundial en la integración de nuestros inmigrantes a nuestros valores.

Nuestro inmenso legado cultural puede y debe situarnos en la cabeza y no en la cola de la educación de los países
desarrollados. España puede y debe ser una referencia mundial en la calidad de vida para sus ciudadanos. España es una gran nación que puede y debe seguir siéndolo. Les deseo de corazón lo mejor para 2008 a ustedes y a esta gran Nación que es España.
Ignacio Cosidó es senador del Partido Popular por Palencia.

Zapatero fue un error
Federico Quevedo El Confidencial 29 Diciembre 2007

En un gesto que en absoluto le honra porque forma parte de un ejercicio de cinismo sin precedentes, Rodríguez ha admitido dos errores en esta legislatura. Uno, el de hace doce meses cuando en ocasión semejante, es decir, final de año, hizo balance y afirmó aquello de que la paz estaba más cerca. Unas horas después ETA hacía estallar un coche bomba en la T-4 y mataba a dos inmigrantes ecuatorianos. El segundo error, según Rodríguez, fue decir que inauguraría el AVE a Barcelona el 21 de diciembre.

Perdónenme, pero es que lo de este tío es de juzgado de guardia... ¡Como para no admitir esos dos errores! Son tan evidentes, tan palpables, tan obvios, que negarlos serían ya el colmo de la irresponsabilidad que aqueja a este presidente por
accidente.

Lo terrible no es, sin embargo, que admita el error de haber dicho que la paz estaba cerca o que inauguraría el AVE el 21 de
diciembre. Eso, cuando menos, es una muestra de la prepotencia con la que actúa este personaje cuando siente que va sobrado.

Lo peor es que no admite el fondo de esas dos equivocaciones. Me explico. El error no estaba en decir que la paz estaba
cerca, sino que el error de verdad fue abrir una negociación con la banda terrorista al margen del Pacto por las Libertades
que el mismo suscribió y de espaldas a una buena parte de la sociedad española, y darle alas a la pandilla de canallas que,
por primera vez en casi cuarenta años de atentados, vio que su permanente chantaje al Estado podía tener éxito en forma de
concesiones políticas.

Pero ese error ni lo admite ni lo admitirá nunca Rodríguez, porque entre otras cosas en su fuero interno cree que hizo lo
correcto y, además, su intención es volverlo a intentar si gana las elecciones porque, entre otras cosas, como ya hemos dicho
más de una vez, eso forma parte de su proyecto político para España. Como tampoco admitirá que el error no estaba en poner
fecha a la inauguración del AVE a Barcelona, sino en ese talante autoritario y prepotente que le lleva a creer que cualquier
cosa tiene solución por el simple hecho de que el dice que la tiene. Y una cosa no es independiente de la otra. Quiero decir
que la negociación con ETA forma parte también de esa autoestima personal que le lleva a creer que tiene la llave para
solucionar todos los problemas del mundo, desde el hambre, hasta el cambio climático, pasando por la pobreza, la violencia
contra la mujer o el terrorismo.

Rodríguez es un iluminado, un déspota iluminado. ¿Les parece exagerado? Un déspota es una persona que abusa de su poder o autoridad, y eso es lo que lleva haciendo Rodríguez toda estas legislatura, imponiendo la dictadura de la mayoría sobre una sociedad adormecida e incapaz de reaccionar ante el avasallamiento con el que el Gobierno ha pretendido ocupar todas las esferas de actividad y de poder. Esta ha sido una legislatura, permítanme que se lo diga a ustedes así de crudo un par de
días antes de Nochevieja, en la que se ha puesto en peligro nuestra propia libertad. Escuchando a Rodríguez se me vienen a la cabeza aquellas palabras de Tocqueville en su prólogo de El Antiguo Régimen y la Revolución:

“Los propios déspotas no niegan que la libertad sea excelente; pero la desean solo para ellos mismos, y afirman que todos los demás son absolutamente indignos de ella. Así pues, no es sobre la opinión que debe tenerse de la libertad sobre lo que se difiere, sino sobre la estima, más o menos grande, que se siente por los hombres, y por ello puede decirse, de manera
rigurosa, que el gusto demostrado por el gobierno absoluto es exactamente proporcional al desprecio que se profesa por su
país”.

Y si hay algo que Rodríguez ha demostrado durante estos cuatro años, sin ninguna duda, es un desprecio absoluto por su país.
A otros antes se les llamó franquitos, se dijo de ellos que eran autoritarios, o que tenían comportamientos poco
democráticos... Puede ser. De lo que estoy seguro es de que de ningún presidente antes que del actual se pudo decir nunca que
despreciara de la manera como lo ha hecho Rodríguez a la Nación que le da cobijo y que gobierna. Y ese desprecio es, sin
duda, la antesala del peor de los autoritarismos. Por eso, como Tocqueville, “pido que se me permita esperar todavía un poco antes de convertirme a ese sentimiento”. Un poco que será una vida.

Zapatero huye de la realidad
Editorial ABC 29 Diciembre 2007

EN la sala de prensa del Palacio de La Moncloa, y no en la sede socialista de Ferraz, donde habría sido más congruente, el
presidente del Gobierno realizó el último balance de legislatura antes de las elecciones generales. Voluntarismo,
triunfalismo y personalismo fueron las características de su alocución, en la que las mínimas aceptaciones de errores fueron
producto de la insistencia de los periodistas y no de la autocrítica del jefe del Ejecutivo. Zapatero desglosó más lo que
parecía un índice del BOE que el detalle de una estrategia general de gobierno para un país que, a pesar de lo que se deduce
de su discurso, no necesitaba tanto mesianismo sino proyectos claros y viables en política antiterrorista y seguridad
ciudadana, política exterior, economía, Estado autonómico o inmigración. El detenimiento que empleó en mencionar las leyes aprobadas en esta legislatura no fue seguido de una ecuánime valoración de los resultados de su aplicación, dando por hecho que la producción legislativa justifica por sí sola a un Gobierno. Pero lo cierto es que la inmigración ilegal, la violencia contra la mujer, el informe PISA sobre educación y otros capítulos «sociales» de esta legislatura arrojan saldos negativos que no se compadecen con la autocomplacencia del PSOE.

Zapatero ha mantenido el tono presidencialista de sus anteriores comparecencias, abusando de apelaciones a la primera persona como aval de sus afirmaciones -algo complicado después de sus antecedentes en la negociación secreta con Batasuna y luego ETA desde 2002-, siempre enmarcadas en el balance de los cuatros años de gobierno, fórmula legítima de juzgarse a sí mismo, pero también atajo demasiado evidente para eludir el deterioro general que se ha producido en 2007. El regocijo con las cifras macroeconómicas marca la pauta que seguirá durante la campaña electoral, pero los problemas de las economías familiares aumentan a un ritmo que probablemente romperá los esquemas de los estrategas socialistas, porque crecen el paro, la inflación y los intereses hipotecarios; avisan seriamente los indicadores de morosidad comercial; y decae la construcción sin alternativas claras para la recolocación de los desempleados que produzca el parón inmobiliario. Además el discurso triunfalista de Zapatero contrastó ayer con la publicación de los datos del CIS, que no sólo vuelve a situar el deterioro de la economía como principal preocupación de los españoles, sino que una inmensa mayoría de ciudadanos se muestra convencida de que la situación empeorará de manera preocupante el año que viene. En definitiva, Zapatero trazó un discurso cómodo, a la medida de sus necesidades, pero por eso mismo distanciado claramente de la realidad diaria de los españoles.

No hubo objetividad tampoco en la valoración del Estado autonómico, zarandeado por el Estatuto catalán, con el acompañamiento de la crispación separatista del PNV y del socio preferente de Zapatero, ERC, partidos ambos que han puesto fecha -por vez primera en democracia- a un referéndum soberanista. Es sólo un ejemplo de esta huida de la realidad que ayer protagonizó, nuevamente, Rodríguez Zapatero.

Evaluación del optimista
IGNACIO CAMACHO ABC 29 Diciembre 2007

SEÑORAS y señores, damas y caballeros, ciudadanas y ciudadanos, aquí no ha pasado nada. O mejor dicho, sí ha pasado. Ha pasado que hemos hecho cantidad de cosas, a cuál más justa, benéfica y solidaria. Hemos sacado las tropas de Irak, hemos subido las pensiones y el salario mínimo, hemos aumentado la renta y el PIB hasta superar a Italia, hemos creado empleo, hemos ampliado derechos, hemos traído paz social y estabilidad política, hemos...

- Oiga, señor presidente, disculpe pero parece que se ha olvidado usted de algo. ¿Qué fue del asuntillo aquel del Proceso de
Paz?
- Ejem, bueno, es que no quería hablar de eso para no introducir el terrorismo en el debate político, como hace el PP.

- Ya, pero es que hace un año justito dijo usted que íbamos a estar mejor, y ya ve...
- Bueno, eso fue un error notable, ciertamente, como el de ponerle fecha al AVE de Barcelona. Pero pelillos a la mar, cada
uno es como es. Lo importante es que ahora estamos en lo que estamos, y que el PP ha intentado sabotear la paz y ha roto el
consenso antiterrorista frente a nuestra buena voluntad. Y que no hay expectativas de diálogo con ETA.

- ¿Ni las va a haber si vuelve usted a ganar las elecciones?
- Mire, no es razonable hacer hipótesis de futuro. Pero como les iba diciendo, hemos creado tres millones de empleos, y hemos cerrado cada presupuesto con superávit y bla, bla, bla... Éste es, traducido a un lenguaje coloquial, el resumen del balance de la legislatura con que el presidente del Gobierno se autoperfumó ayer, festividad de los Santos Inocentes, en el cierre del último ejercicio. Una ducha autocomplaciente de pétalos de rosas económicas y sociales, en la que sólo a preguntas de la prensa cerró el grifo del incienso para ocuparse superficialmente del punto cenital de todo su mandato, ese diálogo con ETA que ahora parece estorbar en la decoración navideña de su cuenta de resultados. Y fue para echarle la culpa a la oposición, sugiriendo que es en gran parte responsable del fracaso de su plan, y negarse a cerrar taxativamente la puerta a la posibilidad de reemprender el camino. De lo único que se arrepiente, según sus propias palabras, es de haber ejercido de profeta del optimismo la víspera del atentado de Barajas. Pero es que, comprendámoslo, «cada uno tiene su forma de ser».

Así que esto es lo que hay. Triunfalismo económico, pecho henchido sobre las delirantes reformas territoriales, palmaditas a
los socios y ni asomo de autocrítica sobre la temeraria negociación con los terroristas. Menos, de arrepentimiento, y casi
nada de propósito de enmienda: «No es razonable hacer hipótesis de futuro» (sic). Que cada uno lo entienda como quiera, pero si alguien se llama a engaño no será ni siquiera porque el propio Zapatero lo haya tratado de confundir. En eso ha sido claro incluso dentro de su deliberada bruma verbal: está contento, encantado de sí mismo, y si puede reincidirá en su intención de «acabar con la violencia», expresión cuya ambigüedad sólo puede despistar a quien ignore el carácter esencialmente ambiguo de su lenguaje. O sea, que aquí no ha pasado nada, pero puede volver a pasar incluso lo que no ha pasado. ¿O sí?

Hiperbólico Zapatero
M. MARTÍN FERRAND ABC 29 Diciembre 2007

«TODO hombre lleva en sí -decía el señor de Montaigne- un ejemplar de la humana condición». Incluso José Luis Rodríguez
Zapatero. Justo un año después de una de sus mayores membrilladas, cuando nos anunció en vísperas del atentado de Barajas que la paz (con ETA) estaba más cerca, ha reconocido su error. Estaba más lejos. Le ha costado un año darse cuenta de ello; pero puede admitirse en su disculpa que, desde las alturas del poder, todo se ve peor, con menos detalle y nitidez.

Especialmente si la realidad es contraria a los propósitos de quien gobierna y las compañías, como los indios, hacen señales de humo. Tiene que resultarle duro, después de un año de jugar al gran maquinista nacional, descubrir que viene circulando por vía muerta.

Tras el último Consejo de Ministros de 2007, Zapatero salió a la arena y, después de tragar el sapo de su tardía rectificación, volvió a lo hiperbólico, que es lo suyo. «Esta legislatura ha sido -dijo el prócer- la del crecimiento
económico y la creación de empleo». Eso es verdad. En el año que termina la economía española, en su conjunto, ha crecido el doble de lo que lo han hecho la francesa y la italiana, un poco más que la alemana y, en cualquier caso, por encima de la
media de la Unión. Sería injusto no reconocerlo y es legítimo que el presidente utilice la circunstancia para su personal
pavoneo. Incluso las previsiones para el año próximo no son malas y el Gobierno confía en la creación de 400.000 empleos y el aumento de un 3 por ciento del PIB.

Es en lo político en lo que ha fracasado Zapatero. No ha querido, en aras de un estéril «proceso de paz», entenderse
mínimamente con el PP y, después de romper el «pacto antiterrorista», ha perdido el tiempo y ha debilitado la fuerza del
Estado en unas conversaciones tan indeseables como inútiles. Ayer decía que «no hay ninguna expectativa de diálogo» con ETA y sus matones y, aun así, como cada vez que se refiere a esta vidriosa cuestión, nos cabe la duda de si la «expectativa» se refiere a la esperanza de conseguir algo o la posibilidad de que algo llegue a suceder.

Termina el año, y prácticamente, la legislatura, con el hueco redoble propagandístico, nocivo para la creación de empleo
juvenil, de un salario mínimo fijado en los 600 euros; pero, sobre todo, con una España política y moralmente más fofa. La
promiscuidad entre los tres poderes del Estado, en la que Zapatero ha continuado la alcahuetería de sus dos predecesores en
La Moncloa, va produciendo sus efectos demoledores de la certeza jurídica y, por ello, del orgullo cívico de la población.
Ser español ha pasado a ser un accidente que, además, irrita y repugna a muchos que lo son. En eso, «memoria histórica» por
medio, estamos peor que estábamos, que no sólo de economía vive el hombre y se sostiene un Gobierno.

Mal año de Gobierno y de oposición
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 29 Diciembre 2007

Hora de balance, de año y casi de legislatura. Negro sobre blanco el panorama, a no ser que se sea un devoto de Pepiño o de
Zaplana y profesar amores ciegos a siglas y adoración por sus presuntos líderes, no puede ser más desolador.

El Gobierno de Zapatero ha fracasado de manera estrepitosa en las dos esenciales apuestas de su mandato: A)El cacareado
Proceso de Paz con ETA del que ahora no quiere ni oír hablar a la vez que pretendiendo que no se note pero que se sienta se
desanda todo el camino y se intentan restañar los daños nada colaterales y muy directos de los que es colgajo impresentable
la vuelta de ETA-Batasuna a través de su filial ANV a las instituciones . B) El asunto territorial lejos de calmarse,
ordenarse o encajarse se ha exacerbado, desbordando y desencajarse. Los nacionalistas- resulta que la culpa no la tenía Aznar de que dijeran lo que decían no solo lo siguen diciendo sino que van a peor: la pretensión secesionistas son ya un vocerio por parte de muchos de ellos. Los extremistas, como el socio ERC, lo son cada vez mas radicales y los presuntos moderados , PNV y CiU se han hecho el primero decididamente taliban y el segundo en proceso de serlo en cuanto a conseguir independencia , soberanía y Estado propio. Quien no quiera verlo que no lo vea. España no se ha roto. Pero quizás haya que añadir que simplemente “por ahora” y que hacía esa desvertebración es hacia donde se han dado los pasos y no en la dirección positiva y contraria.

En el sector nacionalista hay que incluir ya, además y para que engañarnos al PSC. Como tal se comporta y actua. La primera
coalición de Gobierno que ha de prever el PSOE si consigue un buen resultado en las generales es con el “otro” partido. Ese
que Maragall hizo cruzar el río desde el socialismo al nacionalismo y ahora abandona por que todavía le parece poco. Don
Pascual está ya en ERC o cerca.

Eso son los dos grandes proyectos fracasados del PSOE y de Zapatero. El PP ha fracasado por su parte en el suyo. Su oposición ha sido tan suicida, tan entregada a poderes mediáticos, tan mediatizada por la alargada sombra de Aznar corporeizada en Zaplana , tan alucinada con su incomprensión de que el 11-M puede hacer perder dos elecciones si se persevera en el error y tan falta de referentes sólidos de liderazgo que llega a parecer que hay sectores del partido empeñados en no ganar las elecciones. O sea, que no las gane Rajoy.

Especialistas mundiales en pegarse tiros en el pie , da igual quien dispare. Un día es Rajoy quien se pasa de frenada , otro
el Gallardon el que dispara y otra el disparado y más allá desde radios y periódicos la balacera cae todos los días. La
pésima oposición desarrollada tanto a nivel parlamentario como de opinión publica por parte del PP es hoy la mejor baza de la continuidad de Zapatero al que sus errores deberían haber condenado a un severo desplome electoral.

Hoy en realidad lo que están disputándose el uno y el otro es quien resulta para el elector menos malo de ambos, porque lo
que casi toda España tiene claro es que malos son los dos y para los tiempos que nos llegan, de crisis que no va a ser nada
suave, el votante se pregunta que con quien puede estar un poco menos intranquilo para los años de zozobra que se presienten.

Los únicos que pueden a estas alturas darse por contentos, aunque ellos son insaciables por esencia, son los nacionalistas.
Son lo únicos que han sacado abundante tajada de todo y ahora ya están pensando en la que habrán de sacar a partir del 9 de
marzo que tal vez ya les permita hasta llevarse la vaca entera.

La vaca flaca queda para unos ciudadanos enfrentados por sus políticos, perdido buena parte del impulso regenerador de la
Constitución del 78 y de su memoria generosa y fructífera. ¡Menudo año nos espera!

Zapatero
La imagen de un presidente acabado
Ignacio Villa Libertad Digital 29 Diciembre 2007

Del balance final que ha hecho Rodríguez Zapatero de su mandato hay muchas cosas que se pueden analizar, asuntos clave y de fondo de una legislatura convulsa como pocas y con un nivel de sectarismo como no se recuerda. Pero quizá la novedad más imprevista y sorprendente ha sido la de ver de cerca, sin maquillaje de ningún tipo, a un presidente del Gobierno cansado y agotado, ofreciendo la imagen de un hombre acabado.

Zapatero ha reaparecido este viernes en rueda de prensa con el rostro de quien se siente cerca del final. Quedan muy lejos
aquellos tiempos en los que nos acostumbramos a contemplar a un presidente rozagante, engreído y displicente que no se
limitaba a estar fuera de la realidad, sino que además se empeñaba en hacer del desprecio su forma de hacer política.

No es que ahora hayan cambiado las cosas, pues tanto el fondo como la forma siguen siendo los mismos. Lo que ha variado en esta ocasión ha sido la imagen, el ánimo, las maneras de un presidente que se encuentra decaído y sin fuerza. El poder ha
cambiado a Zapatero, sin duda, pero por encima ha quemado una forma de hacer política fundamentada en la división, el
enfrentamiento, la radicalidad y la tensión. Una legislatura fundamentada en el sectarismo, alimentada por la ideología y
destructiva con quienes piensan de forma distinta.

Zapatero ha ofrecido la última rueda de prensa del año sin chispa, talante ni talento. El presidente del Gobierno ya ha
perdido incluso la capacidad para tender esas trampas dialécticas en las que se había refugiado tantas veces para escapar de
sus propios errores. Va cuesta abajo. Ahora, en este final de legislatura, nos encontramos a un presidente que habla sin
estar convencido de lo que dice, que no tiene la gasolina suficiente como para llegar dignamente al 9 de marzo, que está
atrofiado por su propia falta de ideas.

Este agotamiento que Zapatero ha sido incapaz de esconder este último viernes del año no es una anécdota pasajera. En un
presidente obsesionado siempre con la imagen, dar este aspecto de hombre acabado no puede ser un desliz. Las urnas darán,
como siempre, su veredicto el próximo 9 de marzo, pero este viernes Zapatero ha dejado claro que se siente un presidente
finiquitado.

Tendremos que arreglarlo los ciudadanos
Francisco Rubiales Periodista Digital 29 Diciembre 2007

Todo lo que los políticos están despedazando hoy en España, desde la armadura moral, la justicia y la igualdad hasta la
unidad teritorial, sin olvidar la voluntad de convivir en armonía, que es la esencia de la democracia, tendremos que
arreglarlo, al final, los ciudadanos, porque los partidos y sus elites están tan sumergidos en la degradación democrática que
son incapaces de reaccionar.

La democracia española, de la mano de los partidos políticos, ha penetrado en un tipo de despotismo sutil y camuflado, pero
despotismo al fin y al cabo, que permite a las castas políticas en el poder tomar decisiones al margen de la ciudadanía e,
incluso, en contra de la opinión mayoritaria de los ciudadanos. Y lo hacen sin conciencia de estar pecando contra la
democracia, de traicionar al pueblo soberano, sin remordimiento alguno. Ese es el verdadero drama, que hasta la conciencia ha quedado destruída por la corrupción.

Gobernar al margen o en contra del pueblo es el último eslabón de una cadena de indignidades y de atentados contra la
democracia en la que están, también, la manipulación de los poderes básicos del Estado, que, invadidos por los partidos
políticos, ya no son todo lo independientes y autónomos que la democracia exige; el robo al ciudadano de su inalienable
derecho a votar libremente, arrebatado por esos partidos políticos que, al imponer sus listas cerradas y bloqueadas, son
ellos los que eligen; el control de los medios de comunicación y la manipulación de la verdad por parte de los poderes
políticos; la ocupación de la sociedad civil por parte de los partidos políticos, invadiendo, de manera incruenta, sus
principales espacios: universidades, religiones, sindicatos, cajas de ahorros, fundaciones, empresas, asociaciones, etc.,
controladas por el poder mediante la colocación allí de sus hombres-cuota o mediante el dinero público, que se utiliza
abiertamente para comprar voluntades y para incrementar el poder político y el dominio.

No es cierto lo que dice Rosa Diéz, desde el pesimismo que emena del socialismo traicionado, de que "poco podemos hacer los ciudadanos". Los ciudadanos podemos hacer mucho, pero sólo actuamos en situaciones extremas, cuando los demanes y desatinos han llegado demasiado lejos, creando con nuestra intervención traumas y conmociones, desgraciadamente inevitables.

Todo eso que ha sido destruído o desvirtuado, desde la convivencia a la democracia auténtica, tendremos que reconstruirlo los ciudadanos, condenados por la indecencia y la desvergüenza a vivir, en un futuro no muy lejano, jornadas de rebeldía frente a poderes que, por antidemocráticos, se habrán convertido en nocivos para la ciudadanía e inservibles para el preogreso.

Voto en Blanco

ZP dice que negociará con ETA si se da la oportunidad que desea.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 29 Diciembre 2007

Zapatero reconoce la comisión de dos errores. Solo ese reconocimiento es un error con lo que la cuenta de sus errores ya es
de n + 2, pues en su auto panegírico ha cometido otro más al decir también que volverá a negociar con ETA si se da la
oportunidad, aunque estoy convencido de que él no cree que se le haya notado que ha dicho tal cosa. Es el problema de las
llamadas trampas léxicas diabólicas. Sus palabras exactas han sido “No existe ninguna expectativa de diálogo con la banda
terrorista”, la palabra expectativa tiene un significado muy concreto que nos expone el diccionario de la lengua y es
“Cualquier esperanza de conseguir una cosa, si se depara la oportunidad que se desea.”, con lo que sustituyendo en lo dicho
por Zapatero la palabra expectativa por su significado, resulta que ha venido a decir que”No existe ninguna esperanza de
diálogo si no se depara la oportunidad que deseo”.

No es la primera vez que Zapatero usa esa misma expresión para intentar engañarnos diciéndonos que no va a negociar con ETA cuando lo que dice realmente es que está deseando negociar con ETA y que negociará en cuanto se le depare la oportunidad.

El pasado 19 de octubre, por ejemplo, dijo el gran Z de mendaz que "no hay ninguna expectativa, ninguna, de diálogo". Esto lo único que demuestra es la veracidad del aserto que dice que se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Ya tenemos pues a Zapatero en la cumbre de su gloria cogiéndose a sí mismo como mentiroso en la misma frase en la que nos endilga su enésima mentira.

Que nos miente es evidente, que quiere volver a meterse a la cama con ETA para continuar sus negocios negociadores es un
hecho y la prueba más reciente es que pudiendo haber dicho que mientras el gobierne no se volvería a dialogar con ETA salvo que a ETA le diese por negociar donde y cuando entregaba todo su arsenal y su rendición incondicional, va el muy falaz farsante y nos suelta eso de que no hay expectativas.

Recuerden cuando vuelva ZP con ETA que empleará con seguridad una expresión similar a esa de... “se le ha vuelto a deparar una nueva oportunidad a la paz” dando así por cerrado el circulo de la ignominia.

Visto lo dicho y reiterado por Zapatero, ya solo nos queda una única oportunidad de que ETA pierda y es que Zapatero no gane.

Si el gran Z de falaZ gana, gana ETA y perdemos todos. En la hoja de ruta de Zapatero al infierno está todo escrito, incluso
el texto a emplear en momentos en que hay que aparentar que se ha roto con ETA y ese texto indica que las palabras a utilizar
para tal menester son que no existe expectativa alguna de diálogo, palabras que como ven repite una y otra vez. Dicho queda.

Se coge tan fácilmente a Zapatero como mentiroso que no es que sea cojo, es que más bien parece ápodo, pues si recuerdan, lo que ha dicho Zapatero no difiere absolutamente en nada de lo que dijo su atrabiliario ministro de Justicia Fernández Beremejo en el mismo Congreso a mediados de octubre pasado en relación con la negociación con ETA: "se volverán a dar condiciones para que la resolución de esta Cámara vuelva a tener vigencia"

Z tranquilo que ETA ha captado el mensaje que les has dirigido y ya están preparándote la cama.

Documentación.
Artículo de El País, “Zapatero defiende el entendimiento con CiU y PNV para la estabilidad de España”

Mal año de Gobierno y de oposición
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 29 Diciembre 2007

Hora de balance, de año y casi de legislatura. Negro sobre blanco el panorama, a no ser que se sea un devoto de Pepiño o de
Zaplana y profesar amores ciegos a siglas y adoración por sus presuntos líderes, no puede ser más desolador.

El Gobierno de Zapatero ha fracasado de manera estrepitosa en las dos esenciales apuestas de su mandato: A)El cacareado
Proceso de Paz con ETA del que ahora no quiere ni oír hablar a la vez que pretendiendo que no se note pero que se sienta se
desanda todo el camino y se intentan restañar los daños nada colaterales y muy directos de los que es colgajo impresentable
la vuelta de ETA-Batasuna a través de su filial ANV a las instituciones . B) El asunto territorial lejos de calmarse,
ordenarse o encajarse se ha exacerbado, desbordando y desencajarse. Los nacionalistas- resulta que la culpa no la tenía Aznar de que dijeran lo que decían no solo lo siguen diciendo sino que van a peor: la pretensión secesionistas son ya un vocerio por parte de muchos de ellos. Los extremistas, como el socio ERC, lo son cada vez mas radicales y los presuntos moderados , PNV y CiU se han hecho el primero decididamente taliban y el segundo en proceso de serlo en cuanto a conseguir independencia , soberanía y Estado propio. Quien no quiera verlo que no lo vea. España no se ha roto. Pero quizás haya que añadir que simplemente “por ahora” y que hacía esa desvertebración es hacia donde se han dado los pasos y no en la dirección positiva y contraria.

En el sector nacionalista hay que incluir ya, además y para que engañarnos al PSC. Como tal se comporta y actua. La primera
coalición de Gobierno que ha de prever el PSOE si consigue un buen resultado en las generales es con el “otro” partido. Ese
que Maragall hizo cruzar el río desde el socialismo al nacionalismo y ahora abandona por que todavía le parece poco. Don
Pascual está ya en ERC o cerca.

Eso son los dos grandes proyectos fracasados del PSOE y de Zapatero. El PP ha fracasado por su parte en el suyo. Su oposición ha sido tan suicida, tan entregada a poderes mediáticos, tan mediatizada por la alargada sombra de Aznar corporeizada en Zaplana , tan alucinada con su incomprensión de que el 11-M puede hacer perder dos elecciones si se persevera en el error y tan falta de referentes sólidos de liderazgo que llega a parecer que hay sectores del partido empeñados en no ganar las elecciones. O sea, que no las gane Rajoy.

Especialistas mundiales en pegarse tiros en el pie , da igual quien dispare. Un día es Rajoy quien se pasa de frenada , otro
el Gallardon el que dispara y otra el disparado y más allá desde radios y periódicos la balacera cae todos los días. La
pésima oposición desarrollada tanto a nivel parlamentario como de opinión publica por parte del PP es hoy la mejor baza de la continuidad de Zapatero al que sus errores deberían haber condenado a un severo desplome electoral.

Hoy en realidad lo que están disputándose el uno y el otro es quien resulta para el elector menos malo de ambos, porque lo
que casi toda España tiene claro es que malos son los dos y para los tiempos que nos llegan, de crisis que no va a ser nada
suave, el votante se pregunta que con quien puede estar un poco menos intranquilo para los años de zozobra que se presienten.

Los únicos que pueden a estas alturas darse por contentos, aunque ellos son insaciables por esencia, son los nacionalistas.
Son lo únicos que han sacado abundante tajada de todo y ahora ya están pensando en la que habrán de sacar a partir del 9 de
marzo que tal vez ya les permita hasta llevarse la vaca entera.

La vaca flaca queda para unos ciudadanos enfrentados por sus políticos, perdido buena parte del impulso regenerador de la
Constitución del 78 y de su memoria generosa y fructífera. ¡Menudo año nos espera!

Asesinato en Pakistán
Goleada yihadista
GEES Libertad Digital 29 Diciembre 2007

Cuanto peor para Pakistán, mejor para la yihad. Mejor a escala universal. Si lo consiguieran, podrían dejar chiquito el 11-S.
Con el asesinato de Benazir Bhutto han dado un gran paso para desestabilizar a fondo el nunca muy estable Pakistán. El mero
hecho de sembrar el caos en tan fértil terreno no tiene nada de mero. Causar tal problema a los Estados Unidos, ennegreciendo todavía más las obscuras perspectivas del país, no es magra victoria.

Como un reflejo pavloviano, todos asociamos Pakistán con un vivero de terrorismo que cuenta con un arsenal atómico en su
medio. Esos dos hechos no agotan los problemas. Sobre la región pende siempre la posibilidad de una nueva guerra, sería la
cuarta, con su vecina la India, no menos nuclear. Es un país escasísimamente estructurado, con enormes rivalidades
regionales, en el que el gobierno apenas tiene control sobre más de la mitad del territorio: toda la frontera oeste, de norte
a sur, poblada por pashtunes y baluchos tribales; mientras, las dos enormes, en población, regiones del Este, el Punjab y el
Sindh, se miran con recelo y el Gobierno nacional tiende a estar en manos de los inmigrantes llegados del resto de la India
en el momento de la independencia y partición, foráneos, pues, los cuales impusieron como idioma oficial, amén de el inglés,
el urdu, muy próximo al indi, ajeno a las hablas locales.

Los magnicidios pueden a veces torcer la historia, más allá del significado de la personalidad desaparecida, por el impacto
mismo de la desaparición. Aunque la de Bhutto es una gravísima pérdida para su país, el éxito del matador la transciende.

Si, como todo parece indicar, se trata de yihadistas, su colosal triunfo no reside tanto, con ser muy importante, en haberla
eliminado de la escena política –algo que no fue nada difícil, dado lo mucho que arriesgó esta valiente mujer–, como en la
reacción que han logrado provocar entre sus partidarios. Toda acción terrorista es un acto publicitario y éste seguirá dando
vueltas al mundo durante días. Pero más allá de los dominios de la propaganda no hay mayor éxito para los profesionales del
terror que conseguir que la abyección de su crimen sea atribuida a quienes los persiguen y combaten, saliendo ellos de
rositas, lo que ha sido el caso desde el primer instante. No se trata de arrimar ninguna ascua a sardina alguna, pero ahí
están la hoguera y el pez y ciego es quien no sea capaz de verlo. "Perro" es el peor de los insultos en boca de un musulmán y
"perro" ha sido el grito unánime que los fervientes seguidores de Benazir lanzaron y lanzan contra Musharraf, como movidos
por un automatismo suicida.

La señora Bhutto tuvo en su momento que ver con el auge de los talibanes, pero al regresar hace dos meses al país se proclamó asombrada por la magnitud y la intensidad de la amenazadora presencia del más extremo islamismo. Asombro programático, pues es bien difícil de creer que no estuviese suficientemente informada de lo que todos sabemos. Sus palabras contra el monstruoso dragón han sido las más duras pronunciadas por un político pakistaní, Musharraf incluido.

Esas declaraciones creaban la cancha común donde, a pesar de todos los resentimientos y vituperios contra el dictador militar, los dos políticos hubieran podido jugar juntos un juego nacional e internacionalmente decisivo bajo el patrocinio y la benevolente mirada de Washington, que llevaba un año trabajando en ello. Siempre habrá necios que se recreen en el nuevo fracaso de Bush, pero esto no es la clásica bofetada del payaso tonto en la propia cara para que le duela al otro sino que se aproxima más, si la situación se precipita hacia el abismo, a un tiro en la sien. Como en el caso de los berlineses de Kennedy, aquí todos somos pakistaníes y por exótico que resulte no es opcional, a nadie se le permite el lujo de dejar de serlo.

De momento, el tiro en la sien que se ha llevado a Benazir tan oportunamente para la causa de los guerreros santos ha dejado
también malherido a Musarraf, el enemigo que después de todo más daño les ha causado. Y el pájaro de Washington tocado en el ala y quizás más profundamente. ¡Qué espléndidamente trágica carambola! Ese sí que ha sido un tiro.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Asesinato de Benazir Bhutto
Democracia y terrorismo
José María Marco Libertad Digital 29 Diciembre 2007

El asesinato de Benazir Bhutto a tres semanas de las elecciones en Pakistán pone de manifiesto la extrema fragilidad de una
estrategia que, por otra parte, no tiene alternativa.

Sin duda que lo que se intentaba en Pakistán no era poner en marcha una democracia homologable con las de corte occidental.

Pero la presencia de Benazir Bhutto como candidata, con el apoyo de Estados Unidos, y una más que probable victoria, venía a respaldar un proceso de relativa apertura forzado por las mismas circunstancias del país.

Musharraf ha sido un aliado estratégico en la guerra contra los islamofascistas. Era inaceptable que no permitiera una mínima participación de los pakistaníes en la toma de decisión, un mínimo de transparencia, un mínimo de división de poderes. Era inaceptable incluso por razones prácticas: probablemente la guerra contra los fascistas islamistas ha sufrido de la inevitable corrupción y la opacidad inherentes a los regímenes autoritarios.

El problema, claro está, es que los procesos democráticos, aunque sean tan precarios como el emprendido en Pakistán, ofrecen siempre más flancos a sus enemigos. Tras la experiencia del 11-M, los españoles sabemos algo de esto. Benazir Bhutto quería más protección norteamericana y probablemente la habría debido tener. Ahora bien, una campaña como la que Bhutto había planteado, un partido como el partido que lideraba, la simple puesta en marcha de unos comicios, requerían su presencia física y el contacto con sus aliados y sus seguidores. Tras el fallido primer atentado, los asesinos habrán tardado lo justo para asegurarse de que esta vez no iban a fallar.

¿Qué debemos aprender de esta atrocidad? En primer lugar, recordar quiénes son los enemigos, es decir los islamistas
fascistas.

En segundo lugar que esta gente está dispuesta a todo. No hay límite alguno a la violencia terrorista, ni hay nada que
negociar con ellos. Lo que pretenden es borrarnos del mapa. Cualquier gesto de apaciguamiento, de intento de diálogo, incluso la más mínima insinuación de comprensión será entendida como un signo de debilidad y por tanto aumentará el peligro que corremos. Pakistán parece muy lejos, pero los países europeos rebosan de militantes islamistas formados en madrasas que se siguen tolerando en nombre del "multiculturalismo".

En tercer lugar, deberíamos reafirmar la necesidad de reafirmar nuestro compromiso con la causa de la "exportación de la
democracia". Al asesinar a Benazir Bhutto, los fascistas islámicos no sólo han matado a una gran líder. Han destruido un
símbolo y han dejado maltrecha una organización política que vertebraba la sociedad pakistaní. También han querido dinamitar el proceso democrático, todo lo débil que se quiera, que se había puesto en marcha. No hay nada más peligroso para ellos que el ejercicio de la fuerza combinado con la libertad. Y los españoles, que ya saben lo que es sufrir la violencia antes de unas elecciones, deberían saber mejor que nadie qué papel les corresponde en la guerra contra el terrorismo; una guerra en la que los islamofascistas acaban de ganar una batalla, con consecuencias impredecibles.

ADMITIDO A TRÁMITE UN RECURSO CONTRA LA ASIGNATURA
El TSJPV estudiará si Educación para la Ciudadanía vulnera derechos fundamentales
La sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha admitido a trámite, por el procedimiento especial de protección de los derechos fundamentales, el recurso presentado por un grupo de padres vascos contra EpC. En su demanda los padres alegan que la asignatura vulnera, entre otros, el derecho de los menores a no declarar sobre sus creencias así como el de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones.
Libertad Digital 29 Diciembre 2007

La resolución por la que el Tribunal ha adoptado esta decisión fue notificada el pasado día 28 al abogado de los demandantes.

Como en su momento ya indicó la red de Profesionales por la Ética en un informe al respecto, el currículo de Educación para
la Ciudadanía en el País Vasco tiene, como en el resto de Comunidades, contiene una fuerte carga de educación moral dirigida a los alumnos que es contraria a la libertad ideológica en la escuela.

De manera específica, el currículo vasco reconoce que la asignatura se introduce en el mundo de los valores y de las
elecciones personales, por lo que el alumnado se enfrentará así a situaciones que exigen tomas de posición y juicios de
valor, lo que potencia, la actividad crítica sobre los propios valores y conductas.

La nueva resolución del Tribunal vasco se suma así a la del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que en fecha 13 de
Septiembre de 2007 dio la razón a los padres opositores a la asignatura al establecer que "existe apariencia de la
vulneración de derechos fundamentales " y que por lo tanto su recurso debía ser tramitado por el procedimiento especial.

Los servicios jurídicos de Profesionales por la Ética han recibido con gran satisfacción esta nueva resolución judicial. Para
su responsable, José Luis Bazán, "la resolución del Tribunal vasco confirma nuevamente que la asignatura es contraria a los
derechos fundamentales, que nunca debió imponerse y que, antes o después, va a tener que ser retirada ".

Para el experto jurista "debe tenerse en cuenta, además, que muy pronto empezarán a llegar a los tribunales de justicia los
múltiples recursos presentados contra las objeciones de conciencia denegadas por la Administraciones educativas socialistas y
que ya el Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha declarado, como medida cautelar, la no obligatoriedad de la asistencia
a clase de los alumnos objetores ".

El PSOE rechaza el plan del BNG para que el gallego sea el idioma del Concello
Concejales socialistas coinciden con el PP en que debe permitirse el bilingüismo en actos oficiales del Concello. El alcalde
advierte de que el borrador de ordenanza está "muy verde" y se cambiará.
R. García / M. Otero.A Coruña La Opinión 29 Diciembre 2007

Concejales del PSOE afirman en privado lo que el alcalde, Javier Losada, dejó intuir en público cuando aseguró que el
anteproyecto de la Concejalía de Normalización Lingüística, en manos del BNG, para impulsar el gallego como idioma
prioritario del Concello está "muy verde". Ediles del grupo socialista aseguraron a este periódico que la propuesta del
Bloque es sinónimo de "imposición" y defendieron su derecho a poder expresarse en los actos oficiales en el idioma en el que se sientan más cómodos.

"Cada uno habla de la manera en la que le viene en gana", aseveró ayer un concejal del PSOE para mostrar su desacuerdo con el borrador de la ordenanza de la Concejalía de Normalización Lingüística, dirigida por la nacionalista Ermitas Valencia. El texto recoge que el gallego será el "idioma propio" del Ayuntamiento. Según Valencia, se busca dar un "impulso" a la lengua autóctona.

El alcalde ya había advertido el jueves de que el anteproyecto tendrá que sufrir modificaciones: "En su momento se estudiará
para mejorarlo, añadir lo que haya que añadir, retirar lo que se tenga que retirar y ratificar nuestro compromiso con el
impulso a nuestro idioma cooficial que es el gallego". Concejales socialistas afirman que los cambios pasarán por incluir en
la ordenanza el bilingüismo, es decir, que los ediles puedan hablar indistintamente en gallego o en castellano en los actos
del Ayuntamiento. Esa posibilidad echa por tierra el principal objetivo que se marcó la Concejalía de Normalización
Lingüística: priorizar el uso del gallego.

Concejales socialistas se niegan a aceptar la propuesta del BNG, que llegan a calificar de "imposición". "La Carta Magna es
la Carta Magna", afirmó uno para remarcar la cooficialidad de gallego y castellano. El borrador ha supuesto un nuevo punto de discrepancia en el pacto de gobierno de PSOE y BNG. La controversia ponen en peligro la aprobación del anteproyecto en el plazo previsto por la concejala de Normalización Lingüística. Valencia confía en que el texto pueda aprobarse en el primer trimestre del próximo año.

Los socialistas aseguran que tratarán de buscar un acuerdo con el Bloque para evitar el enfrentamiento: "No queremos hacer
del idioma un conflicto", aseguró un concejal del PSOE.

La postura que concejales socialistas ofrecen en privado del borrador del BNG sobre la normativa para convertir el gallego en el primer idioma del Ayuntamiento coincide en buena parte con los planteamientos ofrecidos por la oposición.

El Partido Popular ha reaccionado en términos muy parecidos a los ofrecidos ayer por representantes del movimiento socialista coruñés. El PP indicó que el uso exclusivo del gallego supone "la imposición de una de las lenguas en perjuicio de la otra [el castellano]". La oposición, al igual que concejales del PSOE, apostó por el bilingüismo para "respetar la libre decisión del ciudadano a escoger cualquiera de las dos lenguas oficiales". La Federación de Asociaciones de Vecinos de
A Coruña y Área Metropolitana también ve en la medida una "imposición" que "lo único que provoca es rechazo".

Educación
Admitido el recurso de los padres del País Vasco contra Ciudadanía
El Tribunal estudiará la demanda de 14 familias contra el decreto autonómico
El recurso contra el decreto de la asignatura en el País Vasco se admite «en protección de derechos fundamentales.
R. S. La Razón 29 Diciembre 2007

MADRID- Nuevo éxito en los tribunales de los opositores a Educación para la Ciudadanía. Esta vez ha sido en el País Vasco. La sección segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de esta comunidad notificó ayer que ha admitido a trámite el recurso contra el decreto que regula la nueva asignatura en los colegios vascos. La admisión se produce «en protección de Derechos Fundamentales»

De acuerdo con Íñigo Urien, el abogado de los demandantes, tras esta decisión judicial, «el Gobierno vasco debe remitir el
expediente que contiene lo que han utilizado para confeccionar el decreto regulador de la asignatura». Hecho esto, la sala
dará un plazo para hacer la demanda.

Injerencias
El recurso se presentó hace un mes, el 27 de noviembre. Los 14 padres que la interpusieron entendían que la asignatura
«vulnera los derechos fundamentales de los menores a su intimidad personal, al no declarar sobre su ideología, creencias y
religión», de acuerdo con la asociación Profesionales por la Ética, promotora de la objeción de conciencia. Además,
denunciaban la vulneración del derecho fundamental de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propias convicciones sin injerencias del Estado o de la Administración.

De acuerdo con la asociación de objetores, el currÍculum de Ciudadanía en el País Vasco tiene «una fuerte carga de educación moral para los alumnos». Por ejemplo, en la introducción a los contenidos de la asignatura se reconoce que la materia se introduce «en el mundo de los valores y de las elecciones personales», por lo que «el alumnado se enfrentará así a situaciones que exigen tomas de posición y juicios de valor».

El decreto vasco también incluye «el rechazo de conductas violentas generadas por el sistema de sexo-género y las estrategias sociales de transmisión de roles y valores: familia, escuela, publicidad, medios de comunicación...».

El recurso presentado en el País Vasco y ahora admitido a trámite se suma al interpuesto por varios grupos de padres (cinco
andaluces, cuatro catalanes y 38 asturianos) contra la asignatura. En el caso de los andaluces, al igual que en el de los
vascos, el recurso se interpuso por considerar que el decreto que desarrolla la asignatura vulnera los derechos fundamentales de las familias. Los padres catalanes y vascos acudieron a los tribunales contra un escrito de sus respectivas
administraciones autonómicas en el que se rechazaba el derecho a la objeción de conciencia.

rafael puertas / fundador de la ong intervida españa
«Intervida ha pagado el precio de no querer catalanizar la organización» Cambiar el tamaño del texto
«La Generalitat quiere hacernos pagar el precio de no ser de su color político»
J. Rodríguez La Razón 29 Diciembre 2007

MADRID- La ONG Intervida está en el disparadero. Sus fundadores están apartados de la dirección mientras el asunto se dirime en los tribunales. El juez Garzón será el encargado de determinar qué hay de cierto sobre el supuesto desvío de dinero procedente de los socios de la organización. Rafael Puertas, uno de los fundadores de la asociación, rompe su silencio para denunciar lo que considera una persecución perfectamente calculada. Además, el próximo lanzamiento de un libro sobre el caso apunta a un auténtico complot para cambiar el rumbo de la ONG más grande de España.

-¿Cómo se desencadenó todo?
-Hace cuatro años, cuando detectamos a un directivo español en Perú que nos había estafado. Se recuperó casi todo a base de mucha pelea y lucha. Este facineroso nos amenazó, nos dijo que si no retirábamos la denuncia tenía contactos para hacernos daño. Hubo una denuncia en España y otra en Perú. Allí se comprobó que no había nada de todo aquello y está condenado por estafa y por presentar una denuncia falsa. Aquí, sin embargo, hay una señora fiscal que se pasa cuatro años investigando y pide cuatro prórrogas. Todo un récord. No encontraba nada y pedía una nueva prórroga. Viajó a Perú y en todo el tiempo que estuvo allí no hizo nada. Ni siquiera visitó las escuelas cuestionadas.

-Se ha hablado de facturas a detectives...
-Nos llegan voces de que esto está montado y decidimos contratar a un detective para hacer averiguaciones sobre el autor de
las denuncias, sobre otra organización que pensábamos podría estar detrás de todo esto y para ver si había micrófonos dentro de las oficinas para sacarnos información. Están destruyendo Intervida cuando en toda la querella no hay elemento probatorio alguno. Para nosotros es una manipulación política de la peor clase.

-¿A qué se refiere con «manipulación política»
-La Generalitat ha nombrado a tres administradores. Deberían continuar con la gestión tal y como iba porque no se ha
demostrado que haya delito. Estos señores lo están haciendo al revés. Hacen lo que desde hace tiempo buscaba la Generalitat, hacernos pagar el precio de no ser de su color político, de su ideología, de su fundamentalismo catalán.

Habíamos recibido a través de unos abogados sugerencias de que teníamos que catalanizar la organización, que la comunicación tenía que ser en catalán. Nunca nos plegamos a eso. Lo primero que hicieron los administradores fue quitar todos los carteles en castellano y ponerlos en catalán. Dijeron a la plantilla que las comunicaciones en el interior iban a ser en ese idioma. De hecho, el que está a la cabeza ha tenido varias salidas de tono con castellano hablantes. Nos han colocado a un fundamentalista al frente de una organización de ámbito estatal. Un político profesional nacionalista catalán para una organización apolítica... Tiene el perfil necesario para catalanizar la organización. Es lo que hay detrás. Es lo único que les importa.

-Los gestores han asegurado que moralmente podría ser reprochable el criterio empresarial por el que se ha regido la
organización.
-En cinco años nos convertimos en la primera ONG de España. Es un modelo que ha demostrado su eficiencia. Podemos discutir el modelo de gestión, la ética es la de los resultados. ¿Hemos ayudado a más gente? Sí. ¿Hemos robado dinero? No. Estamos de acuerdo con la mayoría de las campañas que se hacen, pero no tenemos una postura antiglobalización. Ha surgido un cierto fundamentalismo por el que una ONG tiene que ser de izquierdas y defender determinados postulados.

Otras ONG piensan que Intervida se va a partir y les gustaría repartirse los trozos. Eso es lo que piensan aunque no lo digan públicamente. Nos sentimos muy orgullosos de haber aplicado criterios empresariales, de haber llegado a cinco millones de beneficiarios y de haber hecho la mayor obra social de los últimos años.

-Se habla de estafa, de apropiación indebida...
-Se nos acusó de haber desviado más de 200 millones de euros y no sólo es falso, si no que es imposible en el mundo actual
con los controles que hay. Han mirado hasta las facturillas y si hubieran encontrado algo lo hubieran llevado al juzgado,
pero sólo han podido transmitir un anónimo. Los propios interventores han reconocido que el dinero está ahí. ¿Por qué no lo
dicen más alto y más claro? La Generalitat ha puesto sus grapas y no quiere sacarlas.

Educación
Contra objeción, persecución
Los objetores aseguran que en 2007 han pasado de la «indiferencia» del Gobierno a recibir amenazas ? Denuncian la «inacción» del PP y que Rajoy no les haya recibido
Los 22.000 opositores a la materia acaban 2007 entre las «coacciones» del Ejecutivo y el desinterés de la oposición.
R. Serrano La Razón 29 Diciembre 2007

madrid- Los opositores a Educación para la Ciudadanía hacen balance de su año más duro. En 2007 han visto cómo sus protestas eran desoídas por las autoridades y la asignatura que ellos consideran un intento de «adoctrinar» a sus hijos se implantaba en siete autonomías. Pero, además, han constatado cómo el Gobierno y las autonomías socialistas han pasado de la «indiferencia» inicial a las «amenazas» y «persecuciones» que, aseguran, muchos alumnos objetores sufren en la actualidad.

Mientras, en el PP han encontrado «buenas palabras, pero ninguna acción». Es el análisis de la asociación Profesionales por
la Ética, una de las principales plataformas objetoras.

En el documento, que será hecho público hoy, los objetores, además, denuncian que ni el presidente del Gobierno ni el líder
de la oposición han tenido tiempo para recibirlos. En el caso de Zapatero, recuerdan que prometió acoger «con
responsabilidad» su petición.

Los opositores a la asignatura son, en la actualidad, en torno a 22.000 en toda España. Pero fueron unas pocas familias las
que iniciaron el movimiento que, en un principio, según denuncian, el Gobierno trató «con desprecio e insensibilidad». Sin
embargo, «a medida que aumentaba la reacción», el Ejecutivo adoptaba otra estrategia: la amenaza. En junio, la ministra de
Educación, Mercedes Cabrera, anunciaba que «quienes no cursen Educación para la Ciudadanía no obtendrán el título académico».

A su vez, Cabrera censuraba la «campaña de desobediencia civil».
Una vez iniciado el curso empezó la persecución. Suspensos, expulsiones y «amenazas» en las aulas son algunos de los casos relatados por esta organización. La respuesta de la oposición no ha sido la esperada. El PP ha intentado luchar contra la materia desde dentro. Ha «retrasado todo lo posible» su implantación y ha «recortado» contenidos. Las familias, no obstante, consideran esta fórmula «inviable». Pero lo que más preocupa y «decepciona» es el hecho de que «Rajoy no haya accedido todavía a recibir a los objetores».

Recortes de Prensa   Página Inicial