AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 31 Diciembre   2007

2007: el año del payaso torpe
Francisco Rubiales Periodista Digital 31 Diciembre 2007

Balance amargo de un año 2007 y de toda una legislatura presidida por José Luis Rodríguez Zapatero, un payaso sonriente pero lo bastante torpe para poner en peligro la integridad y el futuro de la nación más antigua de Europa.

Al terminar el año 2007, último de la actual legislatura, José Luis Rodríguez Zapatero se perfila como un mal presidente de
gobierno, probablemente el peor desde que murio Franco, que hizo retroceder a España en casi todos los terrenos: en la
convivencia, en la política exterior, en el consenso, en la cohesión nacional, en la justicia y en la seguridad ciudadana.
Sus dos mayores éxitos fueron algunos derechos de minorías ampliados y el llamado "talante", un novedoso estilo de gobierno
con la sonrisa en los labios y sin elevar el tono que, sin embargo, no logró que descendiera la crispación ni el
enfrentamiento entre unos españoles y otros.

El 2007 es "el año del payaso torpe", el de Zapatero, un tipo sonriente pero tan torpe y bobo que convierte en certera la
frase de Arturo Pérez Reverte: "Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado". Por lo pronto ha colocado al borde del abismo la cohesión y el futuro de España, la nación más antigua de Europa.

El año se cierra con tres imágenes inquietentes: la del aquelarre antiespañol del encuentro entre las selecciones de fútbol
vasca y catalana del 29 de diciembre, vergonzoso espectáculo presidido por el cartel de la "Puta España", enarbolado en
Bilbao por los nacionalistas amigos de Zapatero; la del millón de personas concentradas en Madrid para protestar por las
agresiones de Zapatero a la familia, la principal columna de la sociedad española; y la del ventrílocuo y promotor de
televisión José Luís Moreno, destrozado a golpes en su propio hogar por una de las innumerables mafias violentas extranjeras que han encontrado en la España del payaso el mejor lugar de Europa para robar y matar.

La aprobación del canon para la Sociedad General de Autores de España (SGAE) es otra imagen desoladora de fin de año,
proyectada por el poder, que ha preferido contentar a sus amigos artistas y creadores, a los que debe muchos favores, que al
grueso de la opinión pública española, contraria a un canon injusto y confiscador que convierte al ciudadano en delincuente y que, seguro, disparará la piratería hasta niveles de record.

En 2007 España ocupa la cabeza del ranking europeo más negativo: primera en precariedad laboral, con un 30% de los empleos de baja cualificación españoles frente al 17% de media de la Unión Europa; primera en fracaso escolar, primera en crecimiento de la delincuencia e inseguridad ciudadana y líder en consumo de alcohol y drogas, todo un "blasón" para un gobierno marcado por el fracaso que sólo se mantiene vivo porque la oposición de derechas ha demostrado una sorprendente e insuperable torpeza y falta de atractivo.

La inesperada llegada de Zapatero al poder fue un estigma en toda la legislatura, evidenciando que su victoria electoral
traumática, marcada por los atentados terroristas de Atocha, sorprendió a los socialistas sin un programa de gobierno
preparado.

La economía funcionó bien durante tres años, pero al final de la legislatura, al disminuir el ritmo de la construcción de
viviendas, reaparecieron los fantasmas y las amenazas, especialmente evidentes en una drástica disminución del poder
adquisitivo de los ciudadanos, especialmente de los más vulnerables.

La negociación con ETA fue un fracaso y hoy ETA es mucho más fuerte que hace un año. Zapatero mimó a la banda torrorista y le ayudó imprudentemente en sus relaciones públicas internacionales, presentándola ante el Parlamento Europeo. ZP quería conseguir por todos los medios la paz con ETA porque creía que con ese éxito se aseguraría un segundo mandato. Trató a los terroristas con delicadeza, mejor que a la oposición y a las víctimas del terrorismo, y hasta interpretó las leyes de manera benévola para beneficiar a los asesinos, pero al final de su mandato, pese a los cambios de rumbo y correcciones, no ha podido eludir presentarse a las elecciones del 2008 con la imagen del fracaso grabada en la frente.

Pero su mayor fracaso ha sido el cosechado frente a los nacionalismos más extremos, con los que se ha aliado para gobernar. Sus amigos nacionalistas, espoleados por la alianza con el PSOE y por la debilidad de Zapatero, babean ante la posibilidad de despedazar la nación española, reclaman abiertamente la independencia y luchan por conseguirla ante un Zapatero atontado que sólo los contempla como aliados para controlar su querido poder monclovita.

Los estatutos de Cataluña y Andalucía fueron dos estruendosos fracasos, presentados como éxitos por la propaganda
gubernamental, quizás la única política que le ha funcionado. El estatuto catalán, sospechoso de inconstitucionalidad y
pendiente de la decisión del Tribunal Constitucional, consagra la desigualdad entre los españoles, instaura el privilegio,
pulveriza la solidaridad y dinamita los principios dque permiten la creación de una nación.

Sin embargo, el fracaso más trascendente y amargo es el de la educación de los españoles, cuya calidad ha descendido, año
tras año, desde el triunfo der Zapatero y que hoy está en una situación lamentable, cruelmente reflejada en el informe Prisa.
A pesar de ello, un Zapatero cobarde y dado al engaño, incapaz de asumir sus errores, dice, evadiendo su culpa, que "lo que
más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres".

El erario público, por primera vez en la democracia, se ha utilizado abierta y descaradamente para captar poder y votos, para comprar voluntades y para aislar a la oposición.

La sociedad española, bajo el mandato de ZP, se ha dividido, retrocediendo a tiempos ya olvidados como los que precedieron a la guerra civil. La aprobación de leyes innecesarias y laicistas, el acoso a una sociedad que todavía se declara mayoritariamente católica y ciertos abusos contra las tradiciones y derechos, como la permisividad en el aborto, el
matrimonio homesexual y la ley de memoria histórica han incrementado la división social y potenciado el rechazo ciudadano a la política y a la privilegiada y arrogante casta dirigente.

Las oleadas de inmigrantes ilegales, sin control y recibidas sin que estuvieran dispuestos mecanismos de integración
cultural, han desestabilizado la la sociedad y despertado sentimientos xenófobos que estaban ausentes en España.

La Ley de dependencia parece ser el punto positivo a resaltar de la legislatura, apenas un lunar en un mar de despropósitos y
desatinos cuyos efectos sobre la moral y la política parecen demoledores. Los valores han caido, la moral se debilita y el
desprestigio de los políticos y del sistema, propiciados por el mal gobierno, permiten vaticinar tiempos de divorcio entre
las castas gobernantes y los ciudadanos y desolación en las urnas, con incrementos de la abstención y del voto en blanco de
castigo.

Voto en Blanco

2007
Balance de un presidente más bueno que el pan
José Vilas Nogueira Libertad Digital 31 Diciembre 2007

Agotada la legislatura, el glorioso caudillo Zapatero ha hecho balance de su IV Año Triunfal. Trescientos sesenta y cinco
días de éxitos, que henchirían las aspiraciones de cualquier mortal, pero no las de nuestro excelso presidente del Gobierno.
En efecto, devorado por el ansia totalitaria de gobernarlo todo e imbuido de la magnitud del significado histórico de su
figura, el Gran Líder no se conforma con el éxito casi completo. Exige, con exigencia apasionada, el éxito total. Y espejo de
gobernantes hace severa autocrítica de los dos fallos que han empañado tan irrefrenable carrera de éxitos. Se equivocó,
admite modestamente, al pronosticar que el proceso de paz con los terroristas etarras habría aliviado el problema; se
equivocó, también, al pronosticar que las obras del AVE a Barcelona habrían concluido felizmente a esta altura del tiempo.

Salvemos, pues, al valiente soldado Zapatero. No de la oposición ni de la ciudadanía, que para eso se bastan y sobran los
anestesistas del régimen (con el palo o con el opio, según convenga a la situación): los medios de comunicación, la
publicidad institucional, y la legión de artistas y escritores asalariados y propagandistas varios. No. Salvemos al soldado
Zapatero de sí mismo, de su exceso de modestia. Pues, ¿en qué ha fallado Zapatero? ¿En las políticas? No; sus políticas eran
justas, y persuadido estoy de que insistirá en ellas si la grey electora le confirma en el cargo. No; su único fallo ha sido
de previsión. Movido por su ardiente deseo y su convicción dialogante anticipó más de lo debido la consecución de sus nobles anhelos. Fuimos nosotros los que le hemos fallado al inmarcesible Gran Líder. Nosotros somos los verdaderos responsables de sus errores de previsión. Con todo, gracias a la persistencia y tenacidad del Glorioso Caudillo, no hay duda de que sus objetivos acabarán encontrando cumplida realización.

En resumen, persistencia en las políticas (si se pueden calificar así estos despropósitos), y rectificación de la previsión
temporal de su culminación. Y eso porque los periodistas le preguntaron por su negociación con ETA. Si no, ni palabra hubiese dicho al respecto. Al presidente del Gobierno español le importa tanto la unidad del Estado (ya no digamos de la nación), le conmueven tanto las víctimas del terrorismo, algunas tan recientes, que ni una palabra reservó en su intervención a estas cuestiones. Si no le hubiesen preguntado, silencio total, desprecio absoluto. Es el colmo del cinismo. Dicho llanamente, el sujeto éste es más falso que un duro sevillano y tiene un morro que se lo pisa. Más sofisticadamente podría decirse que es un déspota banal. Este calificativo podría evocar aquello de la banalidad del mal, pero es evidente que el caso del presidente del Gobierno tiene poco que ver con la problemática abordada por Hannah Arendt sino más bien, en consonancia con sus mañas populistas a la moda latinoamericana, con la de un corrido mejicano. De hecho, Zapatero es una buena persona. Sólo le acontece lo que al personaje de este famoso corrido: bien es verdad que la permanencia en el poder es su único objetivo, que es oportunista y acomodaticio, que carece de principios y de palabra, que prefiere aliarse con terroristas que con gente decente, que es débil con los fuertes y abusador con los débiles..., pero por lo demás es un sujeto más bueno que el pan.
José Vilas Nogueira es profesor emérito de la Universidad de Santiago de Compostela

Separatistas fuera de juego
Editorial ABC 31 Diciembre 2007

EL año nacionalista terminó en el estadio de San Mamés con una exhibición de separatismo reivindicativo, en su vertiente
deportiva, con el partido que enfrentó a las selecciones de Cataluña y Euskal Herria. Previamente, los nacionalistas vascos
habían calentado el ambiente en las calles de Bilbao con una manifestación encabezada con el lema del acontecimiento
nacional-deportivo: «Una nación, una selección». También hubo acto político solemne en el césped del venerable campo bilbaíno con representantes de los gobiernos vasco, gallego y catalán -con el infalible Carod-Rovira al frente-, que suscribieron un acuerdo para fomentar las selecciones «nacionales» y los deportes «autóctonos» de sus respectivas comunidades. Curiosamente, no parece que el empeño soberanista en alcanzar el objetivo de la homologación internacional de las selecciones «nacionales» pase por etapas intermedias más modestas, como la de organizar ligas de fútbol limitadas a los equipos de los territorios autonómicos, como sucede en Gran Bretaña, ese espejo en el que se miran los abertzales del fútbol. Quizá sea porque el coste final pudiera no ser tan del agrado de patrocinadores, aficiones y clubes -sobre todo los que ahora disputan la primera división nacional-, pero, sin duda, sería mucho más coherente con el Estado confederal que propugnan los promotores de esta iniciativa.

En todo caso, la estrategia de radicalizar los ánimos a través del deporte y, especialmente, del fútbol, no es nueva: los
totalitarismos y los nacionalismos de todas las épocas -por ejemplo, el nazi- lo han hecho, porque la crispación deportiva es
una manera visceral de agrupar sentimientos y crear adversarios, algo esencial para el mantenimiento de la tensión
separatista. Los nacionalismos vasco y catalán han insistido en el reconocimiento oficial de selecciones «nacionales», pero,
en esta ocasión, aprovechando tanto el movimiento expansivo creado por el estatuto de Cataluña como la debilidad de
respuestas del Gobierno central, han dado mayor contenido político a sus pretensiones. Lo de menos para ellos quizá sea
conseguir realmente que existan tales selecciones con credenciales internacionales, pues los estatutos de las organizaciones
deportivas no suelen permitir experimentos secesionistas. Lo importante vuelve a ser la agitación de agravios y la
reivindicación victimista, aunque sea incongruente -¿por qué no piden una liga vasca o una catalana?- y la exacerbación de
los sectores más radicales. Por eso, el sábado en San Mamés, el fútbol era el escenario para apoyar a los presos de ETA, para lanzar consignas separatistas, para quemar banderas españolas y para que los socios elegidos, cuidados y mantenidos por Rodríguez Zapatero -actuales, como el BNG y ERC, y potenciales, como el PNV- dejen claro que España no es su proyecto. Y eso que esta iba a ser la legislatura del apaciguamiento nacionalista.

Las identidades muertas
EDURNE URIARTE ABC 31 Diciembre 2007

Tras las identidades asesinas, de las que hablara Amin Maalouf, están las identidades muertas, las que se extinguen
lentamente bajo la presión de las pistolas o de la exclusión social. El paisaje humano que ofrecía Bilbao el sábado en lo que
este periódico tituló acertadamente «el aquelarre nacionalista» evocaba las identidades muertas, las de los españoles
temerosos, callados, difuminados, perdidos entre las ikurriñas y senyeras agresivas, vociferantes, intransigentes, los gritos
contra España y los petardos que explotaban como bombas en mitad de los transeúntes.

Me hubiera gustado interrogar en aquel ambiente al presidente Zapatero y a esa ristra de asesores que se ríen de que España
se rompa. No hay duda de que hubieran negado que España pueda romperse dada su cuota de responsabilidad en éste y otros
muchos sábados comparables de ilegalidad y llamadas a la ruptura con España. Los socialistas catalanes y gallegos han dado su visto bueno a este nuevo desafío independentista de las selecciones deportivas. Y el resto de socialistas españoles ni siquiera ha rechistado. Pero el rictus de la cara de Zapatero negando la ruptura de España en la Gran Vía bilbaína este
sábado habría delatado su incomodidad interior. España aparecía rota y perdida en aquel lugar. No sólo en el País Vasco
rural, también en el último resquicio de cosmopolitismo, tolerancia y pluralidad.

El lado cada día más relevante del desafío independentista en el País Vasco, y lo supongo comparable en Cataluña, es la
muerte de la identidad española. Muerte en forma de silencio, de resignación, de adiós. «Hay que irse de aquí», «ya no hay
nada que hacer», dicen los españoles silenciosos de la Gran Vía bilbaína cuando se refugian en sus casas o en las cafeterías
y restaurantes donde el lamento por la tierra que están perdiendo es el último de sus derechos.

Y es que las identidades no pueden sobrevivir sin la protección de un Estado cuando otro Estado, lo que de facto es otro
Estado, el Estado nacionalista vasco, les presiona para el silencio y la desaparición. Y el Estado español, ni está ni se le
espera ya por esas tierras.

Santa Rita y San Mamés
HERMANN TERTSCH ABC 31 Diciembre 2007

Los alegres y combativos cargos electos de Acción Nacionalista Vasca (ANV), salvados del «Guantánamo electoral» de la
ilegalización por el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, se reunieron ayer en Pamplona para recordar
solemnemente a sus benefactores, -el «togamanchada» y su jefe Z-, el dicho aquél de «Santa Rita, Rita». Dicen, y no les falta
razón, que ellos no han cambiado en nada en los últimos años y meses y que quienes han de explicar por qué ahora arremeten
contra ellos después de haber tenido tantas fiestas en paz son quienes ahora descubren y airean por los cauces habituales
unos hechos que conocían perfectamente y acordaron ocultar para mayor gloria del proceso de beatificación de ANV y
pacificación de las conciencias del equipo consentidor habitual del presidente y su Fouché cántabro de andar por casa.
ANV se presenta a las elecciones generales y desafía al Gobierno a impedirlo. Aunque el Gobierno saque ahora de bajo la
alfombra todo lo que escondió allí hace menos de un año, ETA -es decir, Batasuna, ANV, PCTV y demás aditamentos a la sopa de letras- sabe que la situación generada por el proceso hace virtualmente imposible evitar que la banda terrorista y sus seguidores tengan una lista de candidatos que votar al Congreso de los Diputados. Toda la prisa que quieran tener «bermejos» y «pumpidos» en hacer ahora lo que rechazaban por antidemocrático y entre insultos a la oposición del PP, no servirá para evitar que el nacionalsocialismo vasco tenga diputados, quizás incluso integrados en listas de partidos ya presentes en Madrid

Los quinientos cargos electos de ANV -a los que ustedes queridos lectores pagan centenares de miles de euros por decisión de su más o menos querido Gobierno- han añadido por tanto otra frase popular a su mensaje. Es esa tan coreada de «todos queremos más y más y más y mucho más». Pamplona es un buen sitio para hacer peña aunque sea durante el solsticio de invierno.

También lo es Elorrio, gran feudo abertzale en el que tocó la Lotería Nacional de España y nadie acaba de devolver un décimo premiado alegando repugnancia a su origen. La Lotería Nacional, miren por dónde, una de las pocas instituciones que aún nos deja intactas el Atila sin caballo llegado de León. En Elorrio, los mismos perros con los mismos collares, hacían el sábado otra parte de esa labor de desafío al Estado de Derecho que hace cuatro años parecía ya ser irreversiblemente parte del pasado. En Pamplona anunciaban su lucha por la presencia en Madrid y hacer así fracasar los esfuerzos del Gobierno de España en intentar revertir e incluso hacer olvidar las consecuencias de sus actos durante la legislatura que concluye. En Elorrio lanzaban su órdago al nacionalismo mayoritario y otrora moderado pero ya muy cerca de la órbita del mensaje radical independentista. Algún cínico podría atribuir el proceso de desprestigio vertiginoso de los defensores del autonomismo a los «esfuerzos integradores» desplegados por socialistas vascos cuyo único enemigo es el PP.

Lo cierto es que la acción del «Gobierno de España» primero legitimó al submundo de ETA, después lanzó al nacionalismo a buscar su espacio en la radicalidad ante la deriva «post-constitucional» y «post-estatutaria» del PSE y finalmente ha dinamitado la confianza en el Estado y la constitución en sectores que jamás pensaron adoptar esta opción. Porque cuando Karmele Aierbe decía en Elorrio que «el derecho a decidir» del pueblo vasco es una conquista ya irreversible, en realidad solo repetía palabras del presidente del Gobierno. Si lo dijo Moncloa, podrá ETA estar de acuerdo. ¿O no?

Finalmente tenemos, como otro gran alarde del éxito de la política de cohesión de que alardea con dinero público el Gobierno de Z, el aquelarre contra España que fue el partido de las selecciones vasca y catalana en San Mamés. Allí se unieron en feliz hermandad los antisistema con el «establishment», la «kale borroka» con la corbata Hermés, la herriko taberna y las estrellas Michelín. Estaban gobernantes de dos regímenes que han erigido los nacionalismos para arrebatar la libertad a los españoles que allí discrepen. Con dinero de todos los españoles y con la imprescindible ayuda del «Gobierno de España».

Pepiño, la checa y la Iglesia
Pío Moa Libertad Digital 31 Diciembre 2007

Pepiño Blanco, portavoz de los herederos voluntarios y voluntariosos (nadie les obligaba a ello) de la checa -- véase su
"memoria histórica"-- y de la sádica persecución religiosa practicada por los suyos, por la que nunca ha expresado el más
mínimo pesar (como tampoco por sus gigantescos expolios), dice ahora, con "esa constante e irritante mentira de los rojos"
(Marañón) que la concentración en defensa de la familia fue "un acto del PP presidido por los cardenales".

Él sabe bien que el PP, cuando estuvo en el poder, nunca se preocupó por la familia y que, en la oposición, abunda en las
ideas y medidas del propio PSOE, orientadas precisamente a socavarla. No se contenta con eso nuestro glorificador de
chequistas, pues con el mismo talante con que los herederos de las checas vienen exigiendo a la Iglesia que pida perdón a
sus masacradores, quiere asustar ahora a los obispos para que rectifiquen por haber afirmado que los derechos humanos sufren una involución bajo el gobierno de los autoproclamados "rojos", enterradores de Montesquieu y sucesores del totalitario Frente Popular.

La intimidación va en la línea de las denuncias mafiosas a Alcaraz, a Jiménez Losantos, a César Vidal o a mí por decir,
precisamente, la verdad: que este gobierno se identifica con los terroristas y acosa a las víctimas, que corroe la
independencia judicial, desvirtúa la Constitución, socava la familia, promueve el separatismo y llena el país de
corrupción. La democracia permite, ciertamente, la expresión del embuste, y los embaucadores políticos, siempre gritando,
siempre intimidando, han llenado el país de su basura. Pero una cosa es el derecho a la mentira, inevitable dada la
naturaleza humana, y que no deja de convertirse en camino a la difícil verdad si encuentra la crítica y la aclaración
correspondientes; y otra cosa muy distinta que lo único que permita la democracia sea precisamente la mentira, como quieren los cada día más radicalizados pepiños, los balcanizadores del país, los herederos de la checa y sus "creadores" a sueldo, pagados con el dinero de todos. Esa gente ha tenido muchos años de predominio en la plaza pública y aspira a convertir en absoluto ese predominio. Si lo consintiéramos con nuestra pasividad, con nuestro silencio, nos convertiríamos en sus cómplices.

Las elecciones avanzan bajo el síndrome de un plebiscito nacional
PABLO SEBASTIÁN ABC 31 Diciembre 2007

EL primer interesado en conducir la campaña electoral hacia un plebiscito nacional sobre el fantasma de «las dos Españas» de antaño, bajo cuya sábana se esconde el fracaso de la legislatura que se acaba y la intentona de una reforma territorial y
encubierta del Estado, hacia un modelo confederal, no es otro que el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero.
Un político que recibió un país económicamente fuerte y políticamente dividido, por la masacre madrileña del 11-M y que
concluye su mandato con un preocupante horizonte económico y social, sin haber curado la fractura abierta en el conjunto de
la sociedad española. La que él mismo empeoró hurgando en la herida recibida y abriendo otras que parecían cicatrizadas, como las de la Guerra Civil y el modelo territorial del Estado, al mismo tiempo que, presentándose como «Príncipe de la Paz», ofrecía a ETA una negociación política sobre la soberanía nacional. La que ha dado pie a nacionalistas vascos y catalanes para reclamar la autodeterminación, mientras arropan a Batasuna con desprecio de la legalidad y articulan un frentismo vasco, gallego y catalán en la senda ya abierta por el Estatuto de Cataluña, y aprovechando la crisis del Tribunal Constitucional.

Aunque en el seno del Partido Socialista impera el disfrute del poder y la unidad del partido, por encima incluso del interés
nacional, no son pocos, ni de escaso nivel, los dirigentes de esta formación política que declaran su preocupación por el
balance de la legislatura y que temen el deterioro y la incertidumbre que provocará una nueva e insuficiente victoria de
Zapatero que ponga en manos de los nacionalistas la llave de la gobernabilidad.

Algo que, seguramente, comparten muchos militantes y en mayor medida ciertas capas de su electorado, en las que se había
detectado, en los últimos meses, la tendencia a un «voto de castigo» a Zapatero, bien cambiando de partido, bien por el
camino de la abstención. Y no sólo preocupados por las consecuencias que, para España, tendría en el futuro la deriva
confederal planteada, sino también por la incidencia que todo ello produce dentro del PSOE, donde dirigentes como Maragall y Montilla, en Cataluña, o Elorza y Eguiguren, en el País Vasco, entraron en competencia con el nacionalismo radical, asumiendo sus reivindicaciones.

Ahora bien, si la campaña electoral inminente abandona su natural función de balance de legislatura y análisis de los
programas y personas del futuro gobierno y se adentra por el laberinto de un aparente plebiscito nacional, entre izquierda y
derecha, lo laico y lo confesional, entre los vencedores y los perdedores de la Guerra Civil, entre atlantismo y europeísmo,
pacifistas y belicistas, que es lo que busca Zapatero para ocultar el claro fracaso de su mandato. Si vamos a esta burda
simplificación, con cierto tremendismo y la ventaja de los grandes medios de comunicación audiovisual al servicio del
Gobierno, entonces el citado «voto de castigo» que planeaba sobre las urnas del PSOE se diluirá a favor de la permanencia de los socialistas en el poder.

Y en ese caso puede que, incluso, muchos votantes del centro político se vayan a la abstención en menoscabo de los intereses del Partido Popular. Un partido al que la Conferencia Episcopal pareció haber investido con los hábitos de «los cruzados» a lo largo de los discursos que los más notorios prelados españoles hicieron públicos en Madrid en defensa de la familia, pero también con dramáticas advertencias políticas en las que se afirmó que «nos dirigimos a la disolución de la democracia», que hay «marcha atrás en los Derechos Humanos», «ataques al futuro de la Sociedad» y «cultura de laicismo» (mientras otros obispos, como Uriarte y Setién, han equiparado a víctimas y a verdugos del terrorismo). La Conferencia Episcopal habla y actúa, en ejercicio de su libertad de expresión y magisterio, pero su pregón, en el umbral de la campaña electoral, tiene una natural lectura política.

Si añadimos, en esta reciente actualidad, las palabras de un político como Manuel Fraga -que tanto ha hecho por la transición y la reconciliación-, en las que, a estas alturas, declara que «el franquismo sentó las bases para una España con mas orden», y «placidez», como lo añadió tiempo atrás Mayor Oreja, pues veremos que no van a tener que hacer muchos esfuerzos los del PSOE para articular su discurso del plebiscito nacional y disfrazar al PP de «nacional catolicón» -ya lo están haciendo-, utilizando todo esto en los debates anunciados en televisión entre el presidente y Mariano Rajoy. El líder del PP, que guarda, celosamente, el secreto de su lista de candidatos ilustres y ministrables, si es que los tiene, y que se encontrará, en los careos televisivos, la fallida conspiración del 11-M, a la que permaneció amarrado el PP, la guerra de Irak como un error no reconocido y las luchas de poder entre barones del PP, como base para el argumento de cómo va a gobernar España quien no manda en su partido.

Y, sobre todo, el riesgo del citado plebiscito, que, por una parte, ocultará el mal gobierno de Zapatero y, por la otra,
otorgará al vencedor el veredicto de las urnas sobre asuntos de Estado que no estaban, como tales, sometidos a votación
nacional, como la reforma territorial del Estado y el final de la transición. Y también la negociación política con ETA, que
se retomará si Zapatero renueva el poder, con la ayuda inestimable y sorprendente de no pocos dirigentes y aliados naturales
del PP.
LA CRÓNICA DEL LUNES

El akelarre de san Mames
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 31 Diciembre 2007

El "akelarre" futbolístico-separatista montado ayer en San Mames, con profusión de proclamas a favor del terrorismo etarra,
con quema de banderas constitucionales españolas, con gritos contra los ciudadanos españoles, con presencia institucional de gobernantes autonómicos en nombre de sus gobiernos, que en el caso de Galicia y Cataluña presiden socialistas, es la más evidente prueba de como ha vertebrado España y aquietado los delirios separatistas la política de Zapatero.

Sin duda ,y parafraseando lo dicho por él mismo hace un año respecto al otro gran asunto de su mandato, el terrorismo, en
cuanto a la situación territorial estamos mucho mejor que hace cuatro años, mejor que hace uno y estaremos muchísimo mejor el año que viene. Mucho mejor sin duda para quienes, y lo demuestran a gritos, a fuego , a insultos y jaleando terroristas, para quienes odían a la Constitucion española, a sus ciudadanos y a España.

Nada más cierto, más sensato y atinado, a la luz de estas imágenes, que lo proclamado por el lindo don Diego López Garrido en su resumen "Esta ha sido la legislatura más brillante de toda la democracia". Desde luego lo ha sido: para los enemigos de la Constitución española y para el nacionalismo desde luego que lo ha sido. Para los ciudadanos de España y para la Nación misma solo un "trasfuga" sin escrúpulos (huyó con su escaño de I.U. para trepar (y ya lo creo que ha trepado) a las alturas y al poder en el PSOE, se puede atrever a decir semejante cosa. O mejor dicho: tan gran majaderia.

Ese, el pacto con todos los celebrantes del akelarre de "San Mames, es lo que celebraba el majadero como el triunfo del
consenso. La división de España en dos mitades enfrentadas y la sumisión a los postulados del nacionalismo más enloquecido es lo que se pretende que suceda al consenso, al acuerdo y a la generosidad del acuerdo contitucional que alumbró nuestra democracia.

P.D. Saben que es tan penosa la imagen para los millones de votantes socialistas en toda España que se hace todo lo posible
por ocultarla, minusvalorarla (la vieja monserga del "no pasa nada") y en lo posible olvidarla. "El Pais" hoy procuraba pasar de puntillas sobre la cuestión y mirar al sitio que fuera antes que al akelarre futbolístico-separatista de Bilbao.
Y yo quisiera preguntar a la honrada gente que se siente de izquierda si hoy se les ocurre todavía y en este sentido y sobre
este asunto alguna excusa, alguna razón o si es hora que en vez de defender indefendibles levantan su voz de izquierdas
contra esa genuflexión ante la ideologia mas reacionaria de Europa. A mí , es "esto", fue desde el principio "esto" lo que me
hizo deslindar principios de siglas, personas de ideas, poder de ideologia

Nota del Blogger: Es de obligado y placentero cumplimiento desearles a todos los miles de visitantes y comentaristas de La
Marea (incluidos trolls y gules olisqueadores) que tengan una buena despedida del año 2007. Del 2008 que nos sea leve y que como dicen por mi pueblo "a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga".

Barra libre pero no de libertad.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 31 Diciembre 2007

Si esta noche se caracteriza por algo es por la barra libre, usted paga una cantidad y tiene derecho a una lista de cosas de
forma teóricamente ilimitada. Ese también podría ser el lema de la campaña electoral de ZP para marzo “España, barra libre”.

Es una buena forma de resumir la política de Zapatero, pero, como todos sabemos, la barra libre tiene truco, te dan garrafón,
se agota aquello que quieres cuanto tu vas a pedirlo, los servicios están colapsados y hechos un desastre, la letra pequeña
nadie se la lee pero se aplica.

Hay una cosa que no incluye Zapatero en su oferta de barra libre y es justo lo único que yo demando, libertad, libertad para
todos en todos los lugares de este país. A fecha de hoy no existe tal cosa, y estoy seguro que los recortes en la libertad
individual irán a más a lo largo del próximo año 2008.

Hay otra cosa que no incluye la barra libre de Zapatero y es igualdad, igualdad de derechos para todos en todos los rincones
de este país. Que en estas fechas tengamos que estar hablando de reconquistar nuestras libertades y nuestros derechos es el
signo de los tiempos. Lo triste es que la sensación generalizada es que ni hay recortes a la libertad ni a ningún derecho.

Mi deseo para el 2008 es doble, primero les deseo a todos que la felicidad sea para ustedes lo que la velocidad de la luz
para Einstein, una constante. Y deseo que el próximo año veamos un pacífico estallido social que obligue a nuestros políticos a reinstaurar las libertadas que figuran en nuestra Constitución en toda la nación.

Zapatero o Rajoy, un triste dilema
Manuel Martín Ferrand  Estrella Digital 31 Diciembre 2007

Tu querer es como el toro, que donde lo llaman va, y el mío es como la piedra: donde la ponen se está. (Copla popular)

Tal que Alejandro Sanz, tengo el “corazón partío”. No me refiero, claro está, a mis alifafes cardiovasculares que, como
Hipócrates y el buen gusto prescriben, quedan para la intimidad entre mi cardiólogo y yo. El “corazón partío” que me late/no
me late en el pecho es el del sentimiento nacional español. Medio en broma; es decir, medio en serio ya nos dijo Antonio
Cánovas del Castillo —a quien no llega a parecerse Mariano Rajoy— que somos españoles “quienes no podemos ser otra cosa”.

Pero, visto el que tampoco alcanza a ser Práxedes Mateo Sagasta —Zapatero—, ¿no podremos nunca mejorar en algo, aunque solo sea un poco, nuestros dilemas políticos?. ¿Estamos condenados a perpetuidad a tener que elegir democráticamente entre lo malo y lo peor?

Éste es el último artículo que escribo en 2007 y, observando por el retrovisor los 365 días que llevan su marca, la
contemplación de un paisaje político que va de Rajoy a José Luis Rodríguez Zapatero, y viceversa, es para salir corriendo.
Nunca, ni tan siquiera en tiempos totalitarios, habíamos presentado una alineación política —¿representativa?— tan barata y
escasa de facultades. Es la consecuencia de una degeneración partitocrática, el mal más frecuente de las democracias; pero no es cosa de consolarse con la averiguación etiológica.

A lo más que podemos llegar en este momento, en el que un año le entrega el relevo al que le sucede, es a considerar la
coplilla que encabeza estas líneas y tratar de discernir si es Zapatero la piedra y Rajoy el toro, como me parece, o sería
más científico entenderles al revés. Importa poco. En una democracia que va perdiendo su condición representativa, que sólo tiene de parlamentaria sus aspectos formales y en la que las separación entre los tres grandes poderes del Estado es pura entelequia, el perfil de sus líderes resulta cosa menor aunque, al tiempo, sin un potente liderazgo —estimulante, provocador— no saldremos de la condición adormidera en la que política y socialmente nos encontra-mos.

En 2008, por lo menos hasta el 9 de marzo, seguiremos con la misma copla. ¿Rajoy o Zapatero?. Ambos se han apeado de las ideas y, en un lamentable pragmatismo, tratan de seducirnos electoralmente con rebajas fiscales, ventajas sociales y
prestaciones cívicas. Incluso, si se apura, el PP se muestra más socialdemócrata que el PSOE. Así resulta difícil ser un
ciudadano responsable y participativo.

Como Arturo Pérez Reverte le enseñó a decir a su capitán Alatriste, “ser lúcido y español aparejó (siempre) gran amargura y poca esperanza”. En ello estamos y, por lo que parece, seguiremos estando. Frente a un pobre necio como Zapatero, que se
define por el talento que ha conseguido reunir en el Consejo de Ministros, tenemos a un perezoso Rajoy al que tampoco se le
puede aplaudir sabiduría para el casting político.

Todos somos víctimas de tan sensibles y parejas escaseces y, de haber alguno, sólo resultan beneficiarios los españoles que
quieren dejar de serlo. Los nacionalistas centrífugos que, con su permanente insidia separatista, desgastan la fuerza del
Estado, disminuyen la potencialidad de la Nación y ya han arruinado los vestigios de la Patria.

Cuando, por acudir a un ejemplo menor, los representantes de los gobiernos vasco, catalán y gallego aprovechan un partido de fútbol entre el País Vasco y Cataluña para revindicar la independencia de sus hipotéticas selecciones deportivas “nacionales” —el desiderátum— tenemos a la vista el diagnóstico de una enfermedad que, por puro afán de alcanzar o perpetuarse en el poder, no quieren ver y tratar de curar ni Zapatero ni Rajoy. Les falta talla política para ello; pero, sobre todo, carecen de voluntad y capacidad para cumplir con su deber. Uno de los dos nos gobernará hasta 2012. ¡Sálvese quien pueda!.

Declaración de San Mamés
Un nuevo aquelarre independentista
Ignacio Villa Libertad Digital 31 Diciembre 2007

El espectáculo bochornoso que se ha vivido este sábado en San Mamés vuelve a poner en el mapa, a dos meses de las elecciones generales, la realidad política de esta legislatura que está a punto de acabar. Los promotores de este aquelarre
independentista para el que se empleó la excusa del futbol no son sólo los amigos políticos de Rodríguez Zapatero; los
propios socialistas han participado también en ese encuentro de futbol entre Cataluña y el País Vasco y lo han convertido en
un auténtico mitin de apoyo a la independencia y la ruptura constitucional.

Cuando dos gobiernos como los ejecutivos autonómicos vasco y catalán utilizan el deporte para alcanzar sus fines políticos es que han llegado a lo más bajo, a una sima muy alejada de los verdaderos intereses de los ciudadanos. Pero además, en este caso, no se puede dejar de lado que uno de esos dos gobiernos está presidido por el socialista Montilla, un ex ministro de Zapatero que no ha escondido sus obsesiones catalanistas. Es verdad que Montilla no estuvo en San Mamés, pero no hay que engañarse; su ausencia no es más que una escenificación para intentar dulcificar su imagen nacionalista. Montilla no estuvo en el palco de San Mamés, pero si no hubiera ejercido de muñidor de esta nueva feria independentista este partido jamás se habría celebrado.

Es verdad que lo visto este sábado en Bilbao no es nuevo, pero también que a poco más de dos meses de las elecciones
generales cobra un especial significado. Rodríguez Zapatero lleva siendo desde hace cuatro años el más claro valedor de los nacionalismos independentistas. Ha sido el mejor respaldo que podían desear quienes persiguen la ruptura de la estabilidad constitucional. Y este último partido de fútbol es una chusca representación de uno de los dos grandes objetivos de esta legislatura: la ruptura de la estabilidad constitucional, es decir, el cambio unilateral en el modelo de Estado.

San Mamés no es el final del camino. Es un paso más hacia ese nuevo modelo que Rodríguez Zapatero se va a empeñar en seguir impulsando si gana las elecciones del 9 de marzo. San Mamés no es sólo un circo, que también. Es un ejemplo de lo que nos espera, de lo que se nos viene encima en caso de un nuevo triunfo del PSOE. Zapatero, en manos del nacionalismo
independentista, dispondría de cuatro años más para terminar la obra que ha dejado a medias en esta legislatura. El aquelarre independentista de San Mamés es una referencia obligada para evaluar cuál sería nuestro futuro de seguir Zapatero en el poder.

Desde la cofa
El PSOE no tiene remedio. ¿Y el PP?
José Carlos Rodríguez Libertad Digital 31 Diciembre 2007

No sé ustedes, pero para mí la principal enseñanza que ha tenido la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero es que no me puedo fiar del Partido Socialista. Soy la persona menos socialista que vaya a conocer en su vida, quede ello claro, pero eso no quiere decir que, en ciertas circunstancias, no me haya planteado votar por el PSOE. El PP es sólo menos socialista, por lo que la diferencia entrambos no es insalvable, precisamente. Y, llegado el caso, habría antepuesto la conveniencia de que un partido no esté en el poder demasiado tiempo.

Pero la experiencia de Zapatero en el poder me ha hecho ver que incluso el paro permanente y la corrupción de González pueden ser poco al lado de lo que pueden llegar a hacer. Incluso los GAL, ejemplo de esa ética socialista del "todo vale" para conseguir un objetivo, han sido superados por el "como sea" del pacto del Gobierno con la ETA contra nuestras instituciones.

El PSOE ha traicionado la democracia en cuanto ha tenido ocasión. Su fundador amenazó de muerte a Maura; luego se opuso a las reformas democratizadoras de éste (los liberales también, por cierto). En cuanto tuvieron oportunidad se aliaron con una dictadura, la de Primo de Rivera. Aceptaron la democracia con la II República porque estaban ellos en el poder, pero en
cuanto lo perdieron organizaron un golpe de Estado en toda regla. Ya en plena guerra, Largo Caballero reconoce a Stalin por
carta que no queda ningún partidario de la democracia en sus filas, y es el carnicero quien tiene que recomendarle que al
menos disimule.

Con Franco no pudieron aliarse, claro está, pero al llegar la democracia vuelven a sabotear el proceso democrático exigiendo una ruptura, frente a la transición. El abrumador apoyo popular a la Ley de Reforma Política les hace pasar por el aro, a regañadientes. Luego llega el pte. González y su alter ego en forma de aspa. Y finalmente Zapatero, con su vuelta a la
ruptura y su pacto con la ETA. El PSOE no tiene remedio.

De modo que tendré que poner mis esperanzas bien en una escisión del PSOE, bien en el PP. Pero, por la razón que fuere, los populares, que son los que más aprecio tienen por los derechos y las libertades de los españoles, parecen sentirse en
realidad incómodos si se acercan demasiado. Digámoslo claro. No son un partido liberal. Aznar merece todos los elogios...
desde que abandonó el poder. Y si Rajoy adopta posturas liberales es sólo porque se opone a los socialistas y éstos se han
decidido a imponernos hasta la educación moral de nuestros hijos. Pero, con todas las razones que puedan asistir a los
populares para el perfil bajo, si llegan al poder con esa actitud la adoptarán hasta sus últimas consecuencias cuando estén
en él.

Y las últimas consecuencias del perfil bajo, ya sabemos cuáles son.

Karta a los Magok Erregea y el Equidist, el juego del batzoki y del obispo
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 31 Diciembre 2007

Varias veces he recomendado el blog del periodista Santiago González. Si los posts del autor son excelentes, los comentarios de los foreros a veces le superan. En esta ocasión, para celebrar que estamos mejor que hace un año, como pronosticó el Bobo Solemne, os dejo varios de estos comentarios.

De BillMurray:

keridos magiko erregeak:
Este urte e sido mazo guay y e progresao adecuadamente. Komo mis aitas este año no van al pueblo a Burgos, tienen mas
euros pa komprar cosas y la andereño les a dicho ke tengo ke mejorar mazo en euskara. Por eso este urte voi a pedir jugetes
pa bibir en euskara como le dice el becino de Gestoras Pro Amnistía a aita. Kiero el Ken borroka kon camiseta chemimatanzas sus aros en las oregas sus pantakas de montaña y las txirukas a juego. Si puede ser ke tenga un lauburu tatuao en el brazo.
Tambien kiero un chandal de la Euskalherrian Selekzioa y un banderin de Euskalpresoak Euskalherrira para mis aitas.
Unai Pérez

Posdata: el balon y la kamiseta del real madril me la dejais bajo la kama pa ke no los jipie naide. Agur y ke le den al
olenchero.

De Monsieur de Sans Foy. Paisano y compañero en La Gallina Ilustrada:
¡EQUIDIST!
¡El único Juego de Mesa patrocinado por el Gobierno Vasco!
¡ETA, Batasuna, el PP... Ya no son un problema, sino una fuente de inagotable diversión para toda la familia!
Con EQUIDIST se divierten por igual el cuñado borroka y la prima de EA.
EQUIDIST se juega en la ikastola, el gaztetxe, el barnategi y el obispado.

¡Mátese de la risa mientras queda fenomenal con todo el mundo!

EQUIDIST le da siempre la razón y demuestra que las víctimas son culpables.
¡Cien por cien libre de escrúpulos!

(Con los cien primeros pedidos, regalamos la muñeca 'Putxeritos Azkárate')
¡EQUIDIST! ¡Pídalo en su batzoki!

De LUIGI:
Euskal Herria, la peor selección nacional de fútbol de la Historia: siete mil años de existencia y ni un sólo título en
sus vitrinas.

(CODA: Me he permitido añadir algunos cambios en los dos primeros comentarios, como la firma del crío y la referencia al
obispo.)

OTRAS BROMAS DE GENTE MUY SERIA
María Antonia Iglesias:

"En el 96, Felipe González se dejó ganar."

Es como decir que en el 45 Hitler se dejó ganar para que los Aliados tuvieran que reconstruir Alemania.

Suso de Toro:
"Existimos las personas pero también las colectividades, con voluntad y vida psíquica propia."

Aparte de la frase en sí, que parece fruto de una indigestión de Freud y Lenin, cabe deducir de ella, por el tiempo verbal,
que Susote se considera una colectividad individual.

José Luis Rodríguez Zapatero:
"Somos más fuertes como país."

Por supuesto. (De los tres gobiernos regionales que firmaron la Declaración de San Mamés, dos están presididos por
socialistas.)

La Xunta pide a los colegios un aumento del uso del gallego ´más allá del 50%´
El departamento de Laura Sánchez Piñón justifica la solicitud porque en Galicia "el predominio familiar y social del
castellano es muy elevado" y dificulta el bilingüismo en la educación.
IRENE BASCOY.SANTIAGO La Opinión 31 Diciembre 2007

 La Consellería de Educación pide a los centros escolares no universitarios que incrementen el uso del
gallego en las aulas, yendo "más allá del mínimo del 50%" exigido por el decreto aprobado en febrero y que obliga desde este curso a que al menos la mitad de las asignaturas se impartan en gallego. También propone "convertir el gallego en "el idioma base del aprendizaje". La Xunta favorece el gallego frente al castellano, pues entiende que el dominio del segundo idioma ya está garantizado en las nuevas generaciones, mientras que no sucede lo mismo con la otra lengua oficial de la comunidad. En Galicia, hay más de 3.750 centros educativos que forman a más de 371.000 alumnos.

El departamento de Laura Sánchez Piñón justifica que el 50% es el porcentaje del cual nunca se puede bajar en un programa de educación bilingüe donde las dos lenguas están en igualdad de condiciones, pero, en el caso gallego "el predominio familiar y social del castellano es muy elevado" y por eso, según la Xunta, "será necesario elevar el porcentaje del 50% en una parte o en todos los cursos para conseguir que el alumnado adquiera una buena competencia en las dos lenguas".

Para el caso concreto de los centros concertados y privados, donde el castellano es la lengua dominante y en cuyo ambiente
Educación detecta "prejuicios o actitudes negativas" hacia el gallego, la Consellería defiende que se "debe incrementar de
manera significativa el uso del gallego como lengua de la docencia, más allá de los mínimos que señala el decreto".

El departamento de Laura Sánchez Piñón entiende que hay primar el gallego en las aulas, especialmente en los centros con un perfil castellanohablante, para garantizar su aprendizaje. Además sostiene que "no está en peligro" la competencia del
castellano, muy presente en la calle, la familia y los medios de comunicación.

La Consellería lanza estas recomendaciones en la Guía Práctica para la Planificación Lingüística en los Centros Educativos,
puesta a disposición de los colegios para asesorarles en la elaboración del Proyecto Lingüístico de Centro. Todos los
colegios están obligados a presentar anualmente este proyecto, el cual es supervisado por la Inspección Educativa velando que se cumpla el nuevo decreto del gallego en las aulas, una norma que no contó con el respaldo del PP, rompiéndose así el
tradicional consenso en torno a la lengua. La Consellería puede intervenir si se infringe el decreto y "adoptar medidas" para
garantizar que el alumnado aprenda tanto gallego como castellano. En el Proyecto Lingüístico, cada colegio debe fijar medidas para que los alumnos sin "el suficiente dominio" del gallego o del castellano puedan seguir "con provecho" las clases sean éstas en uno u otro idioma.

Los niños sin derechos constitucionales
Nota del Editor 31 Diciembre 2007

Es una pena que muchos los españolitos de a pié no utilicen la sabiduría de los refranes, especialemente me refiero en este caso al que dice "cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar".

Efectivamente, los niños no tienen derechos constitucionales, y no lo decimos nosotros, lo dice el Tribunal Constitucional, que mediante "sentencias interpretativas" ha conseguido que la constitución sea un papel sin texto nivalor alguno.

Hace ya veinte años que unos poquitos padres, a la vista de la imposición lingüística, es decir de la inoculación de la lengua regional en sus niños y la erradicación de su lengua materna, el idioma español, en sus regiones, decidieron unirse para luchar contra tal disparate y crearon una serie de asociaciones, entre ella AGLI, que poco han podido hacer frente al trapicheo de la ley y de los presupuestos por parte de los dos partidos políticos mayoritarios han hecho con los nacionalistas, para (des)gobernar España en contra de más de la mitad de los españoles.

Durante esos veinte años, muy pocos han visto como nos cortaban las barbas, como nos despojaban de los derechos constitucionales de nuestros niños y en muchos casos de nuestros propios derechos constitucionales y suyos también para el caso de padres en regiones donde el españo ha sido denominado lengua impropìa, y por el camino, algunos, pocos se percataban de que tenían que hacer algo, pero en número insignificante para conseguir cualquier resultado práctico.

Con el aumento del desmadre constitucional, cada día hay más padres que se desayunan con el problema de la imposición lingüística, ven que es demasiado tarde para que sus hijos puedan tener una educación en su lengua materna si ésta es la lengua española, con lo que sus posibilidades se verán reducidas al tener un problema educativo fundamental: carecer de la lengua vehicular en la enseñanza en estas regiones donde están erradicando el idioma común español.

¿ Qué hacer ? Pues ya dice el refrán, ponga sus barbas a remojar, lea el próximo boletín de AGLI, apriete las tuercas a los políticos que pueda ver rondando su voto y no se fie de ellos, que se comprometan por escrito, con alcance y fechas para reponer los derechos constitucionales de los niños y mayores español-hablantes.

ETA
Varios encapuchados incendian una estación de EuskoTren en un barrio de Renteria (Guipúzcoa)
Además ardieron en Navarra cinco camiones en un incendio provocado. En ese momento en el aparcamiento había una quincena de hormigoneras, alguna de las cuales fue retirada por los propios trabajadores.
EFE/EUROPA PRESS.San Sebastián/ Pamplona Heraldo de Aragón 31 Diciembre 2007

Cinco camiones-hormigoneras de la empresa Hormigones Cetya ardían en el aparcamiento que esta sociedad tiene en
Tiebas-Muruarte de Reta (Navarra) en un incendio que, según las primeras investigaciones de la Policía Foral, ha sido
provocado.

SOS Navarra recibió una llamada desde la propia empresa sobre la 01.42 horas de la madrugada de este lunes, según ha
informado en un comunicado el Gobierno navarro que ha precisado que hasta el lugar se desplazaron cinco patrullas de la
Policía Foral, que confirmaron la existencia de, al menos, tres focos de fuego, lo que da pie a la sospecha de que el
incendio no ha sido fortuito o accidental.

En ese momento en el aparcamiento había una quincena de hormigoneras, alguna de las cuales fue retirada por los propios
trabajadores, que, sin embargo, no pudieron evitar que cinco que estaban estacionadas juntas resultaran afectadas por el
fuego.

En el lugar se sucedieron fuertes explosiones hasta que el incendio fue controlado sobre las 02.30 horas por efectivos de
Bomberos de la Agencia de Emergencias de Navarra, desplazados desde el parque de Pamplona.

Una vez apagadas las llamas, la zona fue acordonada y permanece custodiada por una patrulla de la Policía Foral, cuerpo
encargado de la investigación y diligencias judiciales.

Además se han trasladado al lugar agentes de policía científica para realizar la inspección ocular y recoger vestigios del
presumible delito de daños, del que se informará a un Juzgado de Instrucción del partido judicial de Aoiz.

Ya de madrugada, los agentes tomaron declaración a los trabajadores y al encargado de la empresa que se encontraban en el
lugar.

Ataque al EuskoTren
Varios encapuchados atacaron la estación que EuskoTren tiene en el barrio Gaztaña de Renteria (Guipúzcoa), en la que
prendieron fuego a la zona expendedora de billetes, lo que hizo necesaria la presencia de los bomberos para extinguir el
incendio. El sabotaje tuvo lugar sobre las diez y cuarto de la noche de este domingo y causó daños en dos máquinas
expendedoras de billetes, un ordenador y la taquilla de la oficina.

ETA retoma el uso de las granadas «Jotake» para atentar contra cuarteles
El terrorista Lupiañez recibió en febrero un cursillo sobre este arma en Francia
J. M. Zuloaga La Razón 31 Diciembre 2007

MADRID- ETA quiere volver a utilizar las granadas «Jotake» («pega y fuego») con las que cometió numerosos atentados en los ochenta y noventa, pero que, salvo algunas excepciones, habían caído en desuso. Las revelaciones realizadas por Gorka
Lupiañez han permitido saber que, en los cursillos que la banda imparte a los nuevos militantes, se les instruye en el uso de
este artefacto.

Se trata de un arma, diseñada y fabricada por ETA, que puede ser lanzada mediante unos tubos utilizados como lanzagranadas o mortero y que ha sido usada principalmente para atacar objetivos inmóviles, como acuartelamientos de las Fuerzas de Seguridad. El artefacto está dividido en dos partes enroscables para facilitar su transporte. El tubo se utiliza como lanzadera de un proyectil de 99 milímetros de diámetro y 75 centímetros de longitud.

Lupiañez explicó a los agentes de la Guardia Civil que en febrero asistió en Francia a un cursillo en el que, entre otras
cosas, le mostraron una granada Jotake en una maqueta y le explicaron su funcionamiento. En el curso, que fue impartido por
un tal «Kapu» y por «Barbas» (Aitzol Iriondo, uno de los «lugartenientes» del jefe de los «comandos», Garikoitz Azpiazu,
«Txeroki»), le enseñaron a hacer explosivos como «kaskabarro», amonal, amosal y cloratita; el uso de temporizadores, que
pueden ser hasta de un año de duración; el manejo de la bomba lapa ST, que se activa con cápsulas de mercurio; así como
prácticas de tiro y montaje y desmontaje de armas.

Seguridad
También le explicaron las normas de seguridad que debía seguir en los pisos y en sus desplazamientos, formas de vestir,
detección de seguimientos y cómo había de utilizar los transportes públicos.
Según el manual de explosivos de ETA, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, la «Jotake produce una fuerte explosión, así como un fogonazo y mucho humo». «La precisión -el gran problema de esta arma- varía por la humedad en la carga impulsora, suciedad en el tubo, viento reinante, retroceso, etcétera», agrega.

La banda acompaña una tabla de cargas y distancias lograda, según los terroristas, después de hacer más de doscientas pruebas con cada uno de los tipos de esta granada. En tiro directo se pueden alcanzar objetivos hasta a 300 metros y, como mortero, hasta 1.500.

«Tiro tipo cañón»
Uno de los modelos de esta granada, el que denominan R., equivale, según ETA, «a un mortero militar de 120 milímetros y, a distancias cortas, se puede utilizar para tiro directo tipo cañón». La banda ha fabricado una variante, con un peso total de
cien kilos, que denomina «Handia», y que puede lanzar botellas de oxígeno llenas de explosivo hasta una distancia superior a los seiscientos metros.

Uno de los últimos atentados cometidos por ETA con «Jotake» fue el perpetrado contra el cuartel de la Guardia Civil de la
localidad navarra de Urdax en octubre de 2002, cuando dos proyectiles alcanzaron el edificio en el que vivían una veintena de agentes con sus familias.

La primera noticia de la existencia de las «Jotake» se tuvo en abril de 1987, cuando se encontraron en el lecho de un río
varios de estos artefactos, que habían sido arrojados por unos individuos que se los iban a entregar a un «comando» y no
pudieron hacerlo.

Dignidad y Justicia estudia denunciar a la Policía vasca
 Minuto Digital 31 Diciembre 2007

La asociación Dignidad y Justicia ha presentado un requerimiento oficial a la Ertzaintza para que impida las manifestaciones
previstas para hoy a favor de los presos de ETA y que han sido prohibidas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar
Garzón. En el escrito, la agrupación no descarta denunciar a la Policía vasca ante el magistrado, ya que otra serie de
manifestaciones convocadas para el día 28 y prohibidas por los Juzgados centrales se celebraron sin que la Ertzaintza las
suspendiera.

El juez Baltasar Garzón dictó el pasado 28 de diciembre un auto en el que consideraba ilegales las manifestaciones en las que hubiera constancia de que «ETA, Segi, Ekin, Gestoras, Askatasuna o Batasuna» fueran los convocantes, por lo que los agentes vascos debían «adoptar las medidas necesarias para impedir la celebración de aquellas marchas» en las que aparecieran «logos o carteles de las organizaciones citadas».

El magistrado ordenó a la Policía autónoma que tomara todas las medidas necesarias para que se llevara a la práctica su
resolución y que «requiera a los convocantes para que se abstengan de instar a las citadas movilizaciones».

Según Dignidad y Justicia, uno de los organismos que apoya las marchas a favor de los presos es la ilegal Segi. El mismo día 28 se celebraron en distintas localidades vascas actos por los reclusos, a los que se sumaron sindicatos como LAB o ELA, y está previsto que hoy tenga lugar otra convocatoria en Algorta.

También centenares de familiares de presos de ETA, convocados por Etxerat, se manifestaron ayer desde el Juzgado de San
Sebastián hasta la cárcel de Martutene para reclamar el respeto a los derechos de los reclusos de la banda armada y reiterar
su compromiso de que seguirán trabajando por este colectivo hasta lograr la amnistía. A su llegada al penal, un portavoz de
Etxerat reiteró la denuncia de la situación de los terroristas recluidos por la «imposición» del Estado. A pesar de ello,
aseguró que seguirán trabajando hasta lograr la amnistía, «que le ofrezca a este pueblo otro futuro».


Recortes de Prensa   Página Inicial