AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 25 Enero 2008

Izquierda liberal
Racismo cultural, a secas
Antonio Robles Libertad Digital 25 Enero 2008

Empieza a ser hora que llamemos a las cosas por su nombre. Hoy, en Cataluña, existe apartheid lingüístico, exclusión cultural si quieren, o, si necesitan llamar al pan, pan y al vino, vino, puro racismo cultural. Está muy claro, obligados a combatir sin careta la osadía del Partido Popular de querer regular por ley el derecho a estudiar en español en cualquier lugar de España, han mostrado al desnudo su chauvinismo lingüístico. Se niegan a aceptar la convivencia con el castellano. PSC, ERC, CiU y ICV quieren una sola lengua, un solo pueblo, una sola nación.

Ha sido anunciar Mariano Rajoy que garantizará por ley poder estudiar en la lengua materna si gana las próximas elecciones generales y echársele encima todos los líderes políticos nacionalistas como lobos. El descaro ha sido tan sucio y obsceno como siempre, pero ahora sin careta. Ya no guardan las formas, ya no niegan que en Cataluña no se puede estudiar en castellano; al contrario, exigen que nadie ose pedirlo y estigmatizan a quien lo hace. (Para quien pudiera confundirse: "Estudiar castellano" no es lo mismo que poder "estudiar en castellano".)

El propio consejero de Educación, el socialista Ernest Maragall, rompió el fuego acusando al líder popular de querer "segregar" a los niños y "dividir al pueblo catalán". "Cataluña es un solo pueblo, y no dejaremos que eso suceda". Sus compañeros de Gobierno de ERC, a través de su diputado y candidato al Congreso de los Diputados, esgrimieron el "conflicto lingüístico" que provocará el PP "con el objetivo bastardo de arrancar algunos votos en España". Y así una retahíla de declaraciones que abrían Cataluña Radio y cerraban todas las primeras páginas de la prensa escrita. Tenía razón el portavoz del PSC, Miquel Iceta, cuando hablaba de "tsunami integrista" para definir la pretensión de Rajoy de garantizar que en Cataluña se pueda estudiar en castellano. Sólo que el "tsunami integrista" lo acababan de escenificar todos los nacionalcatalanistas atribúyanse únicamente para sí el derecho a estudiar en la lengua que tienen por propia y excluyendo los derechos de todos los demás.

Y para ello no han dudado en acusar a los populares de buscar la ruina del catalán, pretender la segregación escolar, avivar los conflictos lingüísticos y acabar con la cohesión social. El presidente, José Montilla se refirió a esa sobada cohesión social el pasado miércoles por la tarde en el Parlamento para mandar a los populares a la ultraderecha. Eso mismo nos decía a Ciudadanos un momento después desde la tribuna del Parlamento el vicepresidente, Carod Rovira. La paradoja era que acusaba a Rivera de ir contra el catalán, mientras éste le hablaba en catalán.

No es de recibo que por exigir estudiar en la lengua oficial de España en comunidades con dos lenguas oficiales predispongan a la población con mentiras infames como esa, ni es de recibo que por exigir estudiar en la lengua materna te acusen de pirómano social y enmascaren su racismo cultural tras la fantochada de poner en riesgo la paz social. Esa farisea indignación sólo es una coartada para ocultar la limpieza lingüística que están llevando a cabo y que nunca podrían justificar si se discutiera públicamente. Es preciso satanizar, convertir el derecho en tabú, impedir a toda costa que la población castellanohablante adquiera conciencia de sus derechos.

En realidad, la lengua es el instrumento imprescindible para construir una nación de propietarios catalanistas. Andan de obras, acarrean mitos y leyendas, están poseídos de patria. Tan fascinados están con la génesis de la nación, que atropellan derechos sin reparar en el error de la premisa de las que parten:

* Toda nación la define una lengua (premisa falsa)
* Cataluña es una nación (supuesto deseado por algunos)
* Luego Cataluña tiene una (sola) lengua. (Conclusión de evidente racismo cultural)

P.D. Tengo una duda boba: Si el PP ganase las Elecciones Generales del 9 de marzo por mayoría simple y tuviera que pactar con CiU o PNV para poder formar gobierno, ¿cómo podría cumplir su promesa de hacer una ley para garantizar el derecho a estudiar en lengua materna en las comunidades bilingües? Ya digo, sólo por preguntar.
antoniorobles1789@hotmail.com

PP contra la inmersión
Consejo de amigo
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 25 Enero 2008

Ahora que por fin el PP se presenta a las elecciones con las ideas claras en lo tocante a derechos lingüísticos, sería una desgracia que se extraviara por discutir sobre lo secundario, que es justamente lo que ya está intentando el vario nacionalismo, con el PSC de Montilla y Ernest Maragall al frente.

Conviene comprender, para empezar, qué es lo principal y qué lo accesorio. Lo principal es reivindicar un derecho, así: denunciando que en Cataluña (y otras comunidades) se viola masiva y diariamente el derecho de los niños a ser educados en su lengua materna, derecho reconocido por la ONU; la Administración infringe sistemáticamente leyes y resoluciones judiciales y se incumple la obligación de preguntar a los padres la lengua de escolarización que desean para sus hijos. Hecha esta denuncia en los términos más claros e inequívocos, lo principal concluye con la consecuente exigencia de que se cumplan las leyes y sentencias vulneradas y de que se respeten los derechos violados. Exigencia que será apremiante y no admitirá componendas.

Lo accesorio, es decir, el terreno en el que el político popular no debería adentrarse cuando debate, incluye: las consecuencias que la inmersión pueda tener sobre la formación; el nivel de castellano que puedan tener los alumnos al terminar sus estudios; la necesidad o no de promocionar una lengua sobre otra; el contenido de la expresión "lengua propia"; el carácter científico o anticientífico de unos u otros modelos; si son muchos o pocos los padres que se oponen activamente al actual sistema. Son asuntos también importantes, pero hay que dejarlos a lingüistas, expertos y analistas.

Una vez se ha conseguido que el PP defina su objetivo, es esencial que sus representantes eviten las mil trampas que les pondrá un amplísimo frente para apartar el foco de lo fundamental: estamos ante una cuestión de derechos. Derechos humanos y constitucionales. Punto. La única ciencia que hace falta para discutir sobre esto es la ciencia jurídica. No se aparten de ahí y no se extraviarán. A los debates hay que ir bien comido, bien dormido, mejor leído y, si hiciera falta, con un complemento vitamínico. No vayamos a estropearlo ahora, con lo que ha costado llevarlo al programa.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

¿Se quedará Vitoria sin colegios en lengua castellana?
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 25 Enero 2008

Quien conozca Vitoria se dará cuenta de que es una ciudad con mucho más en común con Burgos, Logroño o Palencia que con San Sebastián o incluso Bilbao. El proceso de fabricación de buenos baskos por el nazionalismo conduce a que Vitoria se quede sin colegios en los que se enseñe en castellano.

Ya hablamos de este asunto vergonzoso, que demuestra el error inmenso que son el Estado de las Autonomías y la transferencia de la educación a administraciones dirigiadas por profesionales del odio y la mentira. Por fortuna, la gente está reaccionando. En Vitoria se ha fundado una Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística. He aquí una entrevista con su portavoz, Mónica Arroyo. http://www.libertaddeeleccion.org/

Estos padres que sólo exigen sus derechos, y por ello se enfrentan al gobierno vasco al que pagan impuestos... y a la red de colegios concertados RELIGIOSOS, a la FERE vasca, la Kristau Eskola (el nombre oficial ya demuestra un desprecio por el bilingüismo en el que dicen creer).

Reclamamos que no se nos imponga por decreto una lengua o un modelo. Las lenguas no se imponen. La sociedad vasca tiene una realidad sociolingüística muy diversa y hay que respetarla.

El nivel B2 que quiere exigir Educación es inalcanzable entre castellanoparlantes, incluso si estudian en el modelo D. La política lingüística del Gobierno vasco no es realista. Las dos son dos lenguas oficiales. Y Tontxu Campos quiere marginar una frente a otra.

El colegio debe mantener una coherencia, una línea. Si creía antes en un sistema bilingüe con inglés, por ejemplo, o en castellano, ¿por qué ahora no? Otros colegios han mantenido sus líneas. Yo quiero pensar que están presionados por Educación, que tienen miedo a perder las subvenciones.

Con el cheque escolar los padres no estarían sometidos a los caprichos de los directores de los colegios ni de los funcionarios ni de los pedagogos.

Donde yo estoy empadronada no hay ningún centro que oferte la enseñanza en castellano. Los que quedan con línea A no me corresponden.

Porque mi hijo estudie en castellano, no soy menos vasca que otro que lo lleva al modelo D.

No soy ninguna delincuente, sólo defiendo algo natural: mi derecho a elegir la lengua de enseñanza para mi hijo. Es un deber moral de todos los padres y voy a luchar hasta el final.

OJO. Esto es importantísimo:
-¿No le han dicho que sus hijos no van a encontrar trabajo en Euskadi?
-He oído muchos argumentos para estudiar en euskera. Me hago otra pregunta, nuestro sistema educativo ¿qué quiere? ¿hacer una generación de funcionarios?

Los separatistas establecen sociedades subvencionadas. Por eso no quieren la independencia, sino la confederación. Mediante un chantaje permanente a los memos de Madrid obtienen más y más dinero para seguir derrochando. Como ocurre con los nazionalistas catalanes, que necesitan cientos de millones de euros para mantener su tinglado. Solución: hacernos independientes de ellos.

Mucho ánimo, doña Mónica, porque los nazionalistas le van a tirar de todo. Ya han dado usted y sus el paso de agruparse y de enfrentarse al discurso político del nazionalismo. Y ahora un consejo. Llegan las elecciones: ¡voten a los partidos (o al partido, para qué vamos a engañarnos, que no hay más que uno) que se comprometa a apoyarles! En Álava un puñado de votos hace bailar un escaño.

Otras webs de ciudadanos en defensa de sus derechos y de los de sus hijos: en Galicia y en Cataluña.
http://www.libertaddeeleccion.org/  http://www.convivenciacivica.org/

Otro ejemplo de gangsterismo nazionalista:
Se llama Joan Oliver, el pollo. Es el que ha dicho que los españoles son unos chorizos por el mero hecho de ser españoles. Si hubiera dicho lo mismo acerca de los judíos, los negros o los gitanos, ya estaría delante de un tribunal y sería linchado unánimemente por la mayoría mediática.

Claro, que para ladrón él. Como lo hace en nombre de la nació, tiene disculpa. ¿A este botarate racista le vamos a pagar su pensión los chorizos? ¡Que se la pague la Cataluña independiente!

Los por encima de la ley
Roberto Blanco Valdés La Voz  25 Enero 2008

Juan María Atutxa creía no pertenecer a ninguna de las dos categorías en que se agrupan los ciudadanos según las relaciones que mantienen con la ley: la de quienes las obedecen, de mejor o peor grado, y la de quienes las incumplen y asumen por ello las consecuencias consiguientes.

No, Atutxa estaba convencido de que él hacía rancho aparte, de modo que a él le estaba permitido incumplir la ley, presumir de ese incumplimiento y salirse de rositas. ¡Craso error!

Tan craso como el que han cometido el PNV y aliados tras hacerse pública la sentencia que condena al ex presidente del Parlamento de Vitoria y a otros dos diputados, ex miembros de su Mesa, por negarse, en su día, a disolver el grupo de Batasuna pese a las ordenes reiteradas del Supremo. Pues, ¿qué han hecho los sentenciados nada más conocerse la resolución condenatoria? Lo previsible: acusar a los jueces de actuar por orden del Gobierno y de dictar una sentencia política contra los nacionalistas.

Nada más lejos de la realidad ni más absurdo: el Tribunal Supremo ha condenado por desobediencia a quienes, de un modo reiterado y con un empecinamiento digno en verdad de mejor causa (y no de una causa tan indigna como salir en defensa del brazo político de la banda terrorista ETA), utilizaron todas las trampas de leguleyo imaginables para evitar hacer lo que taxativamente se les había requerido por quien tenía competencia para hacerlo: disolver el grupo parlamentario de un partido ilegalizado previamente.

La coartada con que se ha justificado tal desobediencia -la de la autonomía parlamentaria- no pasa de ser una majadería para incautos. Y es que aunque la Constitución garantiza tal autonomía y la inviolabilidad de las Cortes, ni la una ni la otra pueden amparar el incumplimiento de las leyes o la desobediencia a las sentencias que, interpretándolas, dictan los tribunales de justicia.

La propia Constitución dispone, muy por el contrario, que los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico, y establece cuál es la única excepción a tal principio: la inviolabilidad de los parlamentarios por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.

El que, pese a ello, haya quienes creen que pueden incumplir las leyes como si aquellas no existieran no es la consecuencia de una interpretación diferente del derecho, sino de la perversa idea que ha provocado en mucha gente la impunidad con que se violan a diario las normas en ciertos territorios del país, lugares donde los nacionalistas consideran que, serlo, los sitúa por encima de la ley. De ahí su ira incontenible cuando se les muestra aquella elemental enseñanza cervantina: que los delitos llevan el castigo a las espaldas.

Ilegalización de ANV y PCTV
La disciplina de la mentira
Jorge Vilches Libertad Digital 25 Enero 2008

El inicio del proceso de suspensión de ANV y PCTV a dos meses escasos de las elecciones pasará a los libros de sociología electoral. Será el ejemplo perfecto para ilustrar el uso de la política antiterrorista para cambiar la imagen de un Gobierno. Porque el Ejecutivo reconoce, no solamente que siguió hablando con ETA después de los asesinatos de la T-4, sino que los medios y el discurso que utilizó para sostener su "proceso de paz" han sido denostados por la mayoría de los españoles.

Aún recordamos que Conde-Pumpido dijo, el 17 de mayo de 2007, que algunos querían someter a los votantes batasunos a un "Guantánamo electoral" aplicando la Ley de Partidos. Una expresión que tuvo éxito en el mundo abertzale. Los candidatos de ANV añadieron entonces que se les estaba sometiendo a un "Guantánamo mediático" porque no les dejaban espacios gratuitos y les excluían de los debates electorales. Aún así sólo se ilegalizaron 133 de sus 256 listas.

Era un ataque, decían, al derecho al sufragio y a la libertad de expresión por parte de la derecha política y mediática. Entonces sonaron las trompetas, y apareció el socialismo zapateresco para señalar al PP, la "derecha extrema" al decir de José Blanco, y quitarse de en medio. Se trataba del PP, que no había digerido la democracia ni la realidad de una España plurinacional donde no se podía negar el "soberanismo" o el "derecho a decidir". Y es que el Estado estaba en una circunstancia especial, en plena interinidad provocada por un "proceso de paz" constituyente.

"La paz" era el eslogan que movió a muchos hombres de buena fe, otros no tanto, que salieron a la calle. Mientras, algunos se dedicaban a escribir y hablar contra la Ley de Partidos, el PP y los medios que criticaban el camino de servidumbre emprendido por el Gobierno. Hubo toda una orquestación mediática y política para seguir la consigna del presidente. Las concesiones a De Juana Chaos se justificaron. Los desprecios a las víctimas del terrorismo se encontraron justos. La equiparación del PP con ETA al mostrar una mezquina equidistancia entre ambos estuvo a la orden del día.

Ahora la consigna ha cambiado. Los zapateristas han descubierto que el "proceso de paz" era el timo de la estampita, que el sobre sólo contenía papeles en blanco, y que los timadores, lejos de ser "hombres de paz", montaban "proyectos de zulo" y robaban pistolas. Y los españoles se han enterado antes de las elecciones. Por esto el líder ha cambiado la consigna: ahora sí hay que ilegalizar a ANV y al PCTV, ahora sí son franquicias de ETA-Batasuna. Los mismos políticos y medios que hablaban en mayo de 2007 de "Guantánamo electoral" ahora dicen, como el ocurrente ministro Bermejo, que se trata de aplicar con inteligencia la ley.

Pero esto ya lo habíamos visto. En la Rusia de Stalin, la palabra del dictador era recogida por millones de voces y lanzada a los cuatro puntos del universo. La opinión del Padrecito era la verdad, el resorte de las instituciones, el alimento de la propaganda. Y el eco era automático, casi inconsciente, capaz de moldear mentes, animar conciencias, fabricar argumentos. No importaba que sus palabras fueran contradictorias, ni estúpidas. Era, como escribió Raymond Aron, la disciplina de la mentira.

La mentira de los suicidas
Luis del Pino Libertad Digital 25 Enero 2008

Resulta muy aleccionador repasar la falsa historia de los suicidas difundida en su día por la Cadena Ser. Aquella falsa noticia fue dada primero por Ana Terradillos a eso de las 10 de la noche del 11-M. A partir de las 6 de la mañana, el programa de Iñaki Gabilondo se haría eco de la noticia y ya el bulo correría imparable hasta las elecciones.

La entonces directora del Instituto Anatómico Forense, Carmen Baladía, confirmaba en la entrevista concedida a Libertad Digital que ya en la propia madrugada del 11 al 12-M se tenía la certeza de que no existían esos suicidas, a pesar de lo cual aquella falsa noticia no sólo no fue inmediatamente desmentida por quien la había dado, sino que se adornó incluso con detalles de una precisión sorprendente. Ana Terradillos sólo "informó" en la noche del 11-M de la "existencia" de ese suicida. Sin embargo, en el programa de Iñaki Gabilondo, a la mañana siguiente, ya se proporcionaba una descripción completa de ese suicida: tenía tres capas de calzoncillos, iba depilado... Esa profusión de detalles es enormemente importante, por varios motivos.

En primer lugar, porque indica una voluntad deliberada de mentir. Mientras que el rumor de la "existencia" de un suicida puede atribuirse a un error o a una mala interpretación, la profusión de detalles sólo es explicable si alguien está elaborando conscientemente una mentira y trata de hacerla lo más creíble que pueda.

Porque, y esta sería la segunda consideración, las mentiras resultan tanto más creíbles cuantos más detalles se proporcionan. Si yo digo: "Fulanito se ha embolsado una comisión por la concesión de las licencias de juego", mi mentira resulta infinitamente menos creíble que si afirmo: "Fulanito cobro una comisión de 236.000 euros por la concesión de las licencias de juego. El dinero fue transferido el 12 de noviembre desde Madrid a la cuenta 12332144 del Whitaker, Johnson & Fictitious Virtual Bank, radicado en Gibraltar y retirado mediante un cheque al portador con código de control 123A456BCD".

La reacción instintiva ante una mentira elaborada es. "No puede ser mentira, si proporcionan tantos datos. Al menos tiene que haber algo de verdad".

Si nos fijamos, ésa es exactamente la técnica utilizada para construir la versión oficial del 11-M: son tantos los informes, tantos los datos, tantos los implicados, tantas las grabaciones telefónicas, tantos los confidentes, tantos los funcionarios, ... que resulta inevitable decirse. "No es posible que todo sea una patraña. Tiene que haber algo de verdad".

Si nos olvidamos de todo lo que sabemos de la instrucción del 11-M y acudimos a las pruebas directas (análisis de los explosivos de los trenes, fotografías de las explosiones, declaraciones de testigos de los trenes), en realidad no hay nada mínimamente creíble que conduzca a la versión oficial. Antes bien, los intentos de ocultación y la destrucción de esas pruebas directas a lo que apuntan es a que se nos ha intentado colocar una milonga.

Todo lo que conocemos de la versión oficial se basa en cosas aparecidas fuera de los trenes (Kangoo, mochila de Vallecas, listados telefónicos...), supuestas "pruebas" sobre las cuales hemos acumulado una abrumadora cantidad de indicios de falsedad a lo largo de los meses pasados. Así que la única conclusión lógica posible sería: "Todo esto es una bazofia, que nada tiene que ver con el 11-M".

Y, sin embargo, no podemos evitar esa vocecita en nuestro interior, repitiéndonos machaconamente: "No es posible que todo sea mentira. Alguno de los que han detenido o condenado por el 11-M tiene forzosamente que tener algo que ver con los atentados de los trenes". Somos incapaces de aportar ni la más mínima prueba que avale lo que esa vocecita nos dice... pero a pesar de todo no podemos dejar de prestarla atención. Una mentira muy elaborada puede llegar a ser irresistible.

Evidentemente, para que una mentira elaborada tenga un efecto duradero, es imprescindible adornarla con detalles que sean ciertos en sí mismos. La mentira de los suicidas de los trenes no resistió más allá de unos días, porque se pudo comprobar que los detalles tan precisos que se proporcionaron eran falsos: no había cuerpos depilados, ni capas de calzoncillos. La mentira de la versión oficial, por el contrario, ha resistido el paso del tiempo, porque una parte de los detalles proporcionados son ciertos: es verdad que existe un señor llamado Suárez Trashorras, es verdad que los detenidos hablaban por teléfono entre sí, es verdad que hay gente que trafica con Goma2-ECO, es verdad que hay personas en España de tendencia islamista... La mentira consiste en poner todo eso en conexión con el 11-M.

En nuestro caso hipotético, mi mentira sobre las comisiones por licencias de juego no resistirá el más mínimo análisis si proporciono datos completamente falsos. Por ejemplo, si es mentira que en Gibraltar exista un banco llamado Whitaker, Johnson & Fictitious Virtual Bank.

Sin embargo, si ese banco existe; si es verdad que alguien hizo una transferencia de 236.000 euros a la cuenta 12332144; si es verdad que esa transferencia se efectuó el 12 de noviembre desde Madrid; y si existe un cheque al portador cobrado en ese banco de Gibraltar, con código de control 123A456BCD... si es verdad todo eso, mi mentira tendrá un recorrido mucho más largo, aunque ninguno de esos datos ciertos tenga nada que ver con comisiones ilegales ni con licencias de juego. Gracias a esos datos que son verdaderos en sí mismos, mi mentira tendrá una oportunidad de perdurar. Especialmente si quienes tienen que comprobar la relación de todos esos detalles con el asunto de las licencias de juego están dispuestos a certificar que esa falsa relación existe.

En el caso del 11-M, se ha tomado un conjunto de datos más o menos ciertos y se los ha tratado de ligar con el 11-M mediante un conjunto de pruebas demostradamente falsas. Pero quienes tenían que echar abajo esas pruebas no se han atrevido a cumplir del todo con su obligación y han fingido tragarse la mitad de la patraña. Allá cada cual con sus decisiones y con su conciencia.

La última consideración que cabe realizar con respecto a la mentira de los suicidas de los trenes es que se trata, curiosamente, de uno de los hilos que más rápidamente permitirían avanzar en el conocimiento de lo que ocurrió el 11-M. Porque los periodistas de la Cadena Ser tienen que saber, forzosamente, quién les intoxicó. Y quienquiera que fuera el que les habló de capas de calzoncillos y suicidas depilados tiene obligatoriamente que tener una estrecha conexión con las personas que fabricaron en aquellos días las pruebas falsas. Por ejemplo, la falsa mochila de Vallecas.

En otras palabras: que la Cadena Ser tiene que saber, con nombres y apellidos, quién fabricó la mentira de los suicidas. Por tanto, tiene en sus manos poner bajo los focos a una o más personas pertenecientes al núcleo duro de los falsificadores de pruebas. En mi opinión, su obligación moral sería contarnos a todos los españoles, pero especialmente a las víctimas del atentado, quiénes fueron esas "tres fuentes de la lucha antiterrorista" que la intoxicaron. Porque, sabiendo quiénes son, tendríamos al alcance de la mano a quienes fabricaron la mochila de Vallecas y el resto de las falsas pruebas del caso.

P.D.: Muy recomendable el nuevo vídeo elaborado por nuestro contertulio Jomesa, acerca de los explosivos de los trenes. Podéis verlo en el canal QSVTV, que la Plataforma Ciudadana Peones Negros ha abierto en Youtube, como parte de la campaña de difusión sobre los atentados del 11 de marzo. A diferencia de algunos, a los que parece que las ganas de saber se les terminaron en cuanto se cerraron las urnas el 14-M, somos muchos los que seguimos queriendo saber la verdad. Y son muchas las personas que están trabajando para que podamos lograrlo. Muchas gracias a todos los que componen el equipo de producción audiovisual de Peones Negros.

Preguntas tontas a un ZP que se pasa de listo.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 25 Enero 2008

En relación con la sobrevenida, de sopetón y a golpe pronto electoral, combatividad anti ETA de nuestro presidente, de nuestro ministro del Interior, de nuestro ministro de Justicia, de nuestra vicepresidenta, de nuestro Fiscal General y como no, de nuestro juez especialista en rayares de alba, sobresale un argumento que repiten como un mantra todos ellos a cada momento de que ahora y solo ahora, y nada más que ahora “hay pruebas sobradas” de que el ANV y el PCTV no son trigo limpio. Ese mantra lo repiten porque saben que mienten y quieren demostrar que hasta ahora no había pruebas ni sobradas ni de otro tipo, y son tan burros, tan estólidos, que ellos mismos dan pruebas de su mendacidad prevaricadora.

Veamos lo que dice El País sobre la sobrevenida bravuconería de salón antiterrorista y sobre el mantra del ahora si tenemos pruebas.

“ El fiscal general del Estado señaló que en el caso del PCTV esta "cooperación habitual" se evidencia por el abono por parte de este partido de salarios de casi medio centenar de personas vinculadas con Batasuna.”

Solo analizaré este aspecto y le planteo algunas preguntas tontas a este Zapatero que se pasa de listillo.

¿Cuándo pagó PCTV por primera vez salarios de gentes de Batasuna? ¿Hace un año, dos, tres, medio?

No verán en ningún sitio ese dato porque es la clave de su prevaricación ya que surge la pregunta clave.

Zapatero, si hoy sabes que PCTV es de ETA porque paga nóminas de gentuza de ETA Batasuna, y si de siempre has dicho que estabas vigilando a esa gente del PCTV por si se sobrepasaban, y siendo fácil, porque son datos públicos esas nóminas al tener que reportar información a los organismos públicos, seguridad social incluida, ¿por qué no hiciste esto que vas a hacer ahora cuando cobraron por segunda vez los de Batasuna?.

Zapatero, yo te lo digo, no lo hiciste, aunque lo sabías, porque estabas en la cama con los que cobraban las tales nóminas. No lo hiciste porque no quisiste. No lo hiciste porque no lo has hecho.

Que nos diga Rubalcaba de que fecha es la primera nómina que PCTV pagó a ETA, tan solo eso, y repito, esa nomina se comunica a la Seguridad Social que depende de Zapatero. O sea no se precisaba ni un solo james bond del CNI para descubrirlo, bastaba leer los TC2 (listados de cotizaciones) del PCTV.

Resumiendo, mienten con eso de que tienen ahora las pruebas y por eso van a actuar, mienten porque los TC2 los tienen desde el mes siguiente al del pago de esas nominas. Pero eso sí, no los querían leer, porque si no miran no ven y si no ven no tienen pruebas y si no tienen pruebas PCTV y ANV eran trigo limpio, pero claro, ahora hay que demostrar que no están conchabados con ETA y nada mejor que darle una patada en el culo, aunque pasadas las elecciones todo vuelva a su cauce entreguista.

La hoja de ruta de Zapatero al infierno nos acerca cada día más al abismo a caballo de la traición prevaricadora.

Togas que siguen manchadas de una paz sucia
EDITORIAL Libertad Digital 25 Enero 2008

A nadie debería sorprender que un juez como Garzón, contra el criterio de la fiscalía, haya permitido a los proetarras de ANV la celebración de un acto electoral previsto para el próximo sábado en Vitoria; no es extraño, desde luego, en un juez que en su día, en lugar de exigir la detención de los terroristas prófugos de la justicia, aplaudió que representantes del Gobierno se sentaran con ellos a negociar con el argumento "jurídico" de que "hay que dialogar hasta con el diablo". Más aun, cuando este Gobierno se ha negado hasta ahora a poner a disposición de los tribunales los informes que, desde hacía tanto tiempo, señalaban la conexión de ANV –no digamos ya nada del PCTV– con Batasuna.

No sabemos si, en eso de "dialogar hasta con el diablo", este juez estrella también incluyó el deber de informar a Lucifer de que estaba siendo vigilado; el hecho es que el chivatazo policial al aparato de extorsión de ETA, alertándole de que estaba siendo vigilado por orden de Marlaska, sigue enterrado en el cajón de Garzón.

Volvamos, sin embargo, al presente: Garzón ha querido disimular su condescendencia con el acto de ANV, reclamando –eso sí– que se tomen medidas para "prevenir la comisión de hechos delictivos". Y, ¿qué garantía es esta, cuando otro juez de su cuerda, como Pedraz, acaba de considerar que pedir un aplauso para los etarras de Barajas, tal y como recientemente hizo una alcaldesa de ANV, no supone enaltecer el terrorismo?

Ahora bien, por mucho que el Fiscal General del Estado, durante el mal llamado "proceso de paz", se dirigiera exclusivamente a jueces y fiscales al invitarles a "ensuciar sus togas por el polvo del camino", son muchos los que todavía llevan el polvo de aquella "paz sucia" alentada y liderada por José Luis Rodríguez Zapatero. Si enaltecimiento del terrorismo es pedir un aplauso para los etarras de la T-4, también lo es dedicar monumentos y calles a otros terroristas, como sucede en algunos pueblos del País Vasco. Ahí está, sin embargo, la persistente, reciente y silenciada negativa de los socialistas a votar junto al PP una resolución en el Congreso a favor de la revocación de todos esos repugnantes acuerdos municipales.

¿Y qué decir de la resolución parlamentaria, aprobada por socialistas y nacionalistas, en favor del dialogo con ETA que todavía sigue vigente?

Por mucho que el Gobierno de Zapatero pretenda ahora hacerse pasar por el más firme, implacable y combativo defensor del Estado de Derecho contra ETA, la suciedad que conllevó su "proceso de paz" es mucha como para poder borrarla en el breve espacio de tiempo de un periodo preelectoral. Más aun cuando esto de la "confrontación" del Gobierno de Zapatero con ETA es, en insuperable expresión de Alfredo Pérez Rubalcaba, sólo una "fase".

No llegaron sus flores a las víctimas
POR CARLOS HERRERA ABC 25 Enero 2008

NO tiene que contármelo nadie porque yo estaba allí, en el escenario de la clausura del Congreso de Víctimas del Terrorismo, ejerciendo a petición de su organizador máximo, Cayetano González, el papel de moderador del acto. Que no le cuenten medias verdades y que no le quieran engañar mediante esa prosa que pretende dejar entrever un «no puedo censurarles pero usted ya me entiende»: la convocatoria fue un éxito y el nivel de serenidad y dignidad de los allí presentes estuvo a la altura de lo que siempre han evidenciado las víctimas de las diferentes barbaries terroristas que se conocen en el mundo. Sentados en aquella platea había víctimas de ETA en su gran mayoría, pero también de GRAPO y de FRAP, de los atentados de Madrid y Nueva York, de las salvajadas de las FARC colombianas y de algún otro ejército de asesinos con marchamo político. Todos ellos forman parte de ese reducido grupo de ciudadanos que, especialmente en el caso de ETA, nadie ha querido ver de cerca. Ya sabemos. Todas esas víctimas han sufrido en silencio y han mostrado una entereza tan sólida que ningún canalla de medio pelo tiene derecho a censurar sus tomas de postura. Qué decir de los colombianos: durante no pocos años, víctimas de los más despiadados secuestros, han tenido que aguantar cómo en esta Europa de estúpidos profesionales se recibía con honores de interlocutor político a cualquiera de los psicópatas de la narcoguerrilla que decidía realizar una ronda por universidades o parlamentos. Hijos de hombres y mujeres asesinados, descuartizados, pulverizados por bombas y armas de fuego han tenido que aguantar en este continente de idiotas lo que ahora les toca aguantar con el insufrible vecino rojo que les cae del lado venezolano: increíblemente, siempre habrá quien considere que las FARC son unos luchadores legítimos por la justicia y siempre surgirá algún cómplice en el panorama que les brinde aire y recursos, como el caso del matón miserable Hugo Chávez.

Pues, con todo, no escuché en el acto al que hago referencia más que aplausos de unos y otros a todos aquellos que les dirigían la palabra y les insuflaban el ánimo y el sentimiento de hondo respeto por su larga ejecutoria de dignidad y silencio.

En ningún momento escuché abucheos a presidente alguno, ni a ningún grupo «exaltado» coreando rimas ocurrentes sobre ausencias determinadas. Nada. Ni una palabra. De ahí que le insista en que ande con cuidado cuando algún cortesano de la política deje caer sospechas en la tinta o tinta en las sospechas, y crea que este congreso se ha escenificado para hacer oposición y censura a la política de un gobierno como el español, que ha estado clamorosamente ausente del mismo a lo largo de los dos días de actos. Con todo, soy de los que puedo entender a Rodríguez Zapatero: sabe que la mayoría de asistentes son críticos con sus criterios de lucha antiterrorista y no está preparado para que no le quieran. Comprendo que aprovechara la coyuntura electoral para argumentar, como hizo, que su presencia sería mal entendida e, incluso, censurada por muchos de los que se la reclamaban y comprendo que no sea una ducha tan sumamente fría como esa el mejor acto de reconciliación con un colectivo con el que ha mantenido demasiados desencuentros. Casi mejor para todos que haya optado por no ir. Pero hay gestos que pueden aliviar ausencias y el Gobierno español, desgraciadamente, no ha hecho ninguno. La senda que recientemente ha adoptado el gabinete socialista es la que más tranquilidad puede aportar a los congresistas de estos días: etarras detenidos —ayer, Galarraga—, partidos políticos ilegalizados y ni un solo atisbo de concesión al entorno terrorista a cambio de nada es la receta que mejor entienden aquellos que han sido descalificados hasta la saciedad cuando lo que primaba era un confuso proceso de errático proceder. Estamos de acuerdo, pero…

Los desencuentros no se arreglan sólo con propósitos de enmienda: hay veces en las que también hacen falta flores. Y se les ha pasado por alto. Con lo buena que era la oportunidad…

El nacionalismo contra la ley
POR GERMÁN YANKE ABC 25 Enero 2008

El director del Euskobarómetro, Francisco Llera, catedrático de Ciencia Política en el País Vasco, advierte que uno de los peligros con los que se enfrenta la democracia es el intento, al que los nacionalistas vascos se entregan denodadamente, de deslegitimación de las instituciones del Estado de Derecho. Demasiado a menudo aparece alguien -ninguno estamos vacunados- que quiere salirse con la suya en vez de ser razonable. Pero, en el caso del nacionalismo vasco, hay una suerte de empeño continuado y, paradójicamente, de callejón sin salida. Como si fuera su estrategia.

El PNV no se suma, al menos orgánica y mayoritariamente, a los elogios a ETA y Batasuna, pero se instala muy cómodamente en la deslegitimación de las decisiones democráticas del Estado de Derecho para combatir eficazmente esa lacra. El victimismo sirve cuando, si alguna vez hubo un programa coherente, quedó hace tiempo en el olvido y ayuda para mantener unidos a los nacionalistas desde el totalitarismo de izquierdas y violento al de derechas. Si la independencia, a la que aspiran, es una utopía, si se puede, al menos, avanzar sinuosamente por el camino de la deslegitimación de las instituciones comunes.

Comunes y democráticas, porque véase el espectáculo del PNV con los traspiés que recibe el nacionalismo con los tribunales cuando rebasa los límites de la ley. Con la condena de Juan María Atutxa y sus compañeros en la Mesa del Parlamento Vasco que se negaron a obedecer al Tribunal Supremo en la disolución del grupo de Batasuna, hemos vuelto a ver que, en vez de argumentos, basta poner a la «familia» a despotricar contra el Estado: los tribunales españoles manipulados por el Gobierno, el Gobierno dominado por un Parlamento infectado de antivasquismo y que pretende impedir que el «Pueblo Vasco» decida su futuro.

Viendo la reiterada puesta en escena de la protesta contra la sentencia, en la que en vez de una idea tras otra se suman dirigentes nacionalistas en una fotografía coral, se diría que este empeño deslegitimador es lo único que hoy une a un PNV que está todo el día a tortas. No es de extrañar cuando los fotografiados, tan dispares, prefieren que Josu Jon Imaz se vaya «por la unidad» que lo haga Egibar por querer «acumular fuerzas» -y programas- con Batasuna y sus franquicias.

Ataques a la Audiencia Nacional
Así, el propio Atutxa personalmente y su partido como organización llegaban al «acto solidario» después de participar en otro aquelarre con el mismo significado: los ataques a la Audiencia Nacional tras haber condenado a parte del entramado de ETA. Y antes del aquelarre habían participado en el circo -porque por la magnitud de las pistas y el tono de los discursos era un circo- lacrimógeno en el que vociferaban, contra el Estado, por el procesamiento de Ibarretxe por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Interesante este último detalle porque demuestra que lo que molesta al nacionalismo no es exactamente una decisión tomada en Madrid -donde no tiene sede este tribunal- sino una decisión del Estado de Derecho, al que sí pertenece, como el propio Gobierno vasco que, por ello, quiere «autodeterminarse».

La tardía ilegalización o suspensión de actividades de ANV y del Partido Comunista de las Tierras Vascas va a ser otro episodio más de una murga que tiene por objetivo sostener al propio nacionalismo. El PNV está en crisis y ya se preguntan qué hacer con Ibarretxe. Batasuna está bajo mínimos, sometida al dictado más vergonzoso de ETA y sin capacidad de autocrítica. EA es un grupúsculo provincial y dividido provincialmente. Y para sumar a alguien suman la hijuela vasca de Izquierda Unida, que es de una patética comicidad que espanta.

Ese es el panorama en el que se intenta deslegitimar el Estado y sus instituciones para, fuera del Derecho y sus procedimientos, sostener la maquinaria del nacionalismo. Si ocurre en el PNV, cómo no va a ocurrir en el conglomerado que se pretende poner en marcha. Mas no basta con certificarlo ahora, sino perfeccionar y defender esas instituciones, basadas en el sistema constitucional con el que no casa el nacionalismo.

Con este PNV se plantea el PSOE intentar un acuerdo parlamentario, si es preciso tras las elecciones del 9 de marzo. Y con este PNV se especula en el PP si sería posible un entendimiento en determinadas circunstancias, etc. Si el PSOE no quiere estudiar las propuestas conservadoras sobre una reforma electoral, debería considerar, al menos, las que llegan desde la izquierda: la de Gregorio Peces Barba en su despedida universitaria o la complementaria del europeísta Carlos Bru.

Oscuridad sobre Gaza
POR RAFAEL L. BARDAJI ABC 25 Enero 2008

Han bastado unas horas de restricciones sobre la energía que Israel envía diariamente a Gaza, para la condena internacional y que el gobierno de Olmert se vea obligado a recular. Pero la oscuridad sobre Gaza no se debe a los cortes de luz, sino a nuestra ceguera para ver lo que ocurre en esa franja de tierra.

Cuando los líderes palestinos se presentan como moderados, no importa que no hayan sido elegidos democráticamente, la comunidad internacional corre a abrazarlos y a financiar su ineficacia. Sin embargo, cuando los dirigentes palestinos elegidos no son los que nos gustan, como es el caso de los terroristas de Hamás, aupados al gobierno a través de las urnas, entonces, pretendemos distinguir entre el pobre pueblo palestino y la banda de criminales que lo tiene secuestrados. El voto, libremente decidido, no cuenta.

Los palestinos de Gaza optaron voluntariamente por un gobierno de terroristas. Nos guste o no. Y deben ser responsables por ello. Los actos tienen consecuencias. Más para Israel que sufre la lluvia de cohetes desde Gaza todos los días sin que Hamás haga nada para pararlo.

Gaza fue calificada por el gobierno de Israel como «territorio hostil» y le ampara el derecho internacional y bélico para adoptar este tipo de medidas. La Convención de Ginebra no impide el corte parcial o total, temporal o ilimitado de corriente eléctrica. Es más, ¿a qué tanto escándalo contra Israel cuando Egipto impide que los palestinos de Gaza se nutran de lo necesario a través de su frontera en el sur? ¿Por qué Mubarak no permite el libre comercio entre ambos pueblos? Eso sí que ayudaría. Hechos, no condenas.

El error del gobierno israelí no ha sido imponer el bloqueo limitado, sino no haberse preparado para aguantar las presiones internacionales, alimentadas por la excelente propaganda de Hamás. Levantarlo sólo tiene un vencedor, Hamás.
Y muchos perdedores, Israel, nosotros y los pobres palestinos que seguirán irremisiblemente bajo sus terroristas. Eso sí, democráticamente elegidos.

ES FILÓLOGO Y MIEMBRO DE CIUDADANOS
Xavier Pericay: "Cuando se unen política lingüista y nacionalismo no hay libertad"
El filólogo Xavier Pericay ha criticado al nacionalismo catalán por utilizar la lengua "con fines identitarios" con el único objetivo de "anclarse en el poder". Según ha argumentado, es imposible que exista libertad cuando "se unen política lingüística y nacionalismo". En declaraciones a "La Mañana" de la Cadena Cope, el que fuera uno de los fundadores de Ciudadanos también ha recalcado que los nacionalistas han traicionado la confianza dada por todos los españoles durante la Transición.
Libertad Digital 25 Enero 2008

La marginación del castellano en comunidades como la catalana sigue siendo tema de debate. El filólogo Pericay ha dicho ante los micrófonos de Cope que Montilla es "el ejemplo" de la mediocridad que actualmente existe en Cataluña, en esta materia. "El problema es que cuando se junta política lingüística y nacionalismo no hay libertad", destaca.

El escritor catalán ha denunciado que los nacionalismos utilizan la lengua para anclarse en el poder y, de hecho, "no hay ningún nacionalismo en España y que, una vez llegado al poder, se haya ido".

En este sentido, ha recordado que la España de la Transición confió en las autonomías apoyando cesiones en materia de Educación y otros aspectos pero los nacionalistas han traicionado dicha confianza. "El problema es que pasados treinta años podemos darnos cuentas de que las autonomías no funcionan de manera normal", ha recalcado.

Para Xavier Pericay, el mejor ejemplo de la utilización política de la lengua se da en Cataluña. En esta comunidad autónoma, "la lengua se ha creado como instrumento de poder y el catalán es la única lengua que se enseña". Un hecho, ha denunciado, que no cuenta con la oposición del Partido Socialista catalán que, en vez de criticar los excesos nacionalistas, no ha dudado en cargar contra las propuestas del Partido Popular en materia de educación.

Xavier Pericay fue uno de los impulsores de la plataforma intelectual que aprobó el Manifiesto Por un nuevo partido político en Cataluña, en junio de 2005, y que desembocó en la creación del partido Ciudadanos.

El Concello oculta quién encargó la encuesta sobre el uso del gallego
Marón se niega a aclarar qué concejalía ordenó el estudio realizado para saber qué opinan los vecinos sobre la gestión municipal y avanza que las conclusiones no se harán públicas.
Pablo López.A Coruña La Opinión 25 Enero 2008

El Gobierno local rechazó ayer aclarar qué concejalía o departamento encargó la encuesta que el Ayuntamiento realiza desde hace días entre los vecinos de varios barrios y que, entre otras cuestiones, tiene como objetivo descubrir el idioma que emplean los ciudadanos en el ámbito laboral y en el familiar; así como la lengua en la que desean ser atendidos en las administraciones públicas.

La concejal de Hacienda, Carmen Marón, explicó ayer que este tipo de estudios son habituales y que el Concello los realiza para conocer las repercusiones de su gestión en el conjunto de la ciudadanía. "El Ayuntamiento siempre ha hecho observatorios de calidad de los servicios urbanos. No lo hace ahora, sino siempre. Es un tema habitual para conocer cómo evalúan los ciudadanos los distintos servicios: las bibliotecas, los jardines...", dijo la teniente de alcalde socialista.

Marón informó además de que los resultados nunca serán desvelados a los ciudadanos, ya que únicamente tienen como objetivo servir como "herramienta de trabajo" para el Gobierno municipal. "Siempre son internos", aseveró la concejal, después de evitar por tres veces identificar a los responsables encargados de diseñar el cuestionario.

La encuesta incluye preguntas de todo tipo, desde la formación académica de los individuos hasta la distribución de las tareas del hogar en las diferentes familias. Sin embargo, han sido las cuestiones idiomáticas las que más polémica han suscitado, debido a la proximidad de las elecciones generales y a la propuesta del BNG de aprobar una ordenanza que obligue a utilizar el gallego en todos los documentos y actos municipales.

El Gobierno local ha restado importancia a esta investigación sobre el estado del bilingüismo local y ha calificado la cuestión idiomática como un aspecto como los demás, que es interesante cuantificar e incluso tener en cuenta a la hora de emprender futuras actuaciones. La concejal de Hacienda, sin embargo, descartó cualquier relación entre las preguntas y la posible aprobación de una ordenanza sobre normalización lingüística. "No estoy hablando de ordenanza, estoy hablando de un observatorio urbano de conocimiento y evaluación de los temas. Cuanta más información haya, mejor", comentó.

Las declaraciones del BNG han sido también ambiguas. Una portavoz reconoció, en nombre de Henrique Tello, que el grupo está de acuerdo con la encuesta y con las preguntas que la conforman, pero manifestó que ni el primer teniente de alcalde ni el resto de los concejales nacionalistas tienen la intención de explicar cómo surgió el estudio y quiénes lo diseñaron. "Entendemos que es normal conocer el parecer de los ciudadanos respecto a cualquier cuestión que afecte a la ciudad, como se hace habitualmente", expuso.

La portavoz, al ser preguntada sobre la concejalía o departamento encargado de la encuesta, se limitó a pronunciar la frase: "No tengo nada más que decir", aunque no aclaró si su contestación está motivada por el desconocimiento del BNG sobre el tema o por el deseo de evitar polémicas.

El BNG, al igual que los socialistas, niega que el interés por conocer cómo se expresan los coruñeses diariamente esté relacionado con su deseo de priorizar el uso de la lengua vernácula frente al castellano en todos los actos municipales.

Al igual que Carmen Marón, la portavoz del BNG calificó este tipo de encuestas como algo frecuente que, según indicó, "se hace todos los años".

El portavoz del Partido Popular tampoco supo determinar el origen del estudio e incluso aseguró, en un comunicado, desconocer que el Ayuntamiento estaba encuestando a los vecinos. Para la oposición, esta situación demuestra la falta de transparencia del Ejecutivo. "Como es habitual, el PP no tenía información sobre esta iniciativa, lo que prueba el escaso interés que tiene el Gobierno local por garantizar la transparencia y la participación en asuntos municipales de la oposición y del resto de las instituciones y asociaciones de la ciudad", criticó.

Negreira, que atribuye la encuesta al desconocimiento del Gobierno sobre los problemas de la ciudadanía, insinuó que el estudio, debido a las fechas, responde a intereses electoralistas. "Es sorprendente que un grupo que lleva gestionando esta ciudad 24 años continúe desconociendo la forma de pensar de sus vecinos, cuáles son sus prioridades y los problemas que hay que resolver. Resulta llamativo también que sólo se preocupen de lo que piensan los vecinos de esta ciudad cuando quedan pocos días para la celebración de unos comicios electorales", expuso el portavoz popular.

Sobre las preguntas que hacen referencia a los usos idiomáticos, Negreira afirmó que los habitantes de la ciudad hablan indistintamente en castellano y en gallego, y que lo que tiene que hacer el Gobierno local es garantizar y promover el bilingüismo.

La oposición opina además que la intención del polémico estudio sociológico es la de justificar la imposición de las tesis lingüísticas de los concejales nacionalistas en la ciudad. "Si estuviesen en la calle y hablasen con los ciudadanos se darían cuenta de que lo que tiene que garantizar el Ayuntamiento es el bilingüismo y, para darse cuenta de esto, no hace falta ninguna encuesta. Desde el Partido Popular no nos parece razonable que se quiera usar esta encuesta para apoyar la deriva de este Gobierno local hacia la imposición del monolingüismo en gallego", explicó.

Recortes de Prensa   Página Inicial