AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 31 Enero 2008

"ALGO ASÍ", Otra forma de luchar contra la imposición lingüística.
Nota del Editor  31 Enero 2008

Ayer tuvimos el placer de asistir a la conferencia-presentación del libro “Algo así”, impartida por  su autor D. Augusto Bruyel Pérez, Licenciado en Psicología y Filología Hispánica por la Univ. de Barcelona  y Doctor en Psicología por la Univ. de Santiago

 El autor ejerce su profesión en el sistema educativo público de Galicia y, como escritor ya hemos disfrutado anteriormente de su obra con el magnífico libro "Cuentos nacionalistas"

 Desde su formación de psicólogo, filólogo y profesor, Augusto Bruyel viene observando con estupor casi treinta años de despropósitos españoles en asuntos lingüísticos y de organización del estado.

Imaginando, desde esa óptica,  un futuro posible para España - futuro, por otra parte, nada increíble -, nos hace ver las previsibles consecuencias de esos despropósitos: una España rota en pedazos en cuanto las potencia extranjeras así lo decidan.  

Para mostrárnoslo, experimenta en Algo así un género nuevo: por su virtud de entretener y, al mismo tiempo, enseñar, esta obra puede ser considerada tanto un ensayo novelado como una novela ensayada.

Organización
AGLI (www.geocities.com/agli.geo) agli@geocities.com
Coruña Liberal (www.corunaliberal.es)
info@corunaliberal.es

Vigueses por la Libertad (www.viguesesporlalibertad.es)
(entrada libre, aforo limitado)

Miércoles 30 de Enero, a las 20:00 horas
en el Centro Estudios Caja de Ahorros de Galicia
Ronda de Nelle 31, 15007 La Coruña 

Algo así
Prólogo de Ernesto Ladrón de Guevara
371 págs., 15,00 €. Autoedición. ISBN 978-84-690-6617-1
No se distribuye en librerías.
Se puede adquirir al término de la conferencia
 

Este libro es de lectura obligada para las familias sometidas a la imposición lingüística, con la idea de que consigan documentar todas las tropelías sufridas, y también para muchos políticos, y algunos funcionarios públicos, especialmente autonómicos y magistrados de los tribunales constitucional, supremo y superiores regionales para que vayan preparando su defensa para cuando les toque su turno ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos que les juzgará por las tropelías cometidas en nombre de la limpieza étnico-lingüística. 

Por otro lado, a pesar de que el autor utiliza una corta serie de palabras de esas que los nacionalismos utilizan como arietes para tratar de debilitar nuestros principios, que ya muchas personas creen que pertenecen al idioma español, su lectura no presenta dificultades, siendo una obra casi para todos los públicos, y por su amplio contenido real, es casi un ensayo.  

El autor del prólogo, D. Ernesto Ladrón de Guevara,  es autor del libro “EDUCACION Y NACIONALISMO. Historia de un modelo” ensayo sobre la indoctrinación nacionalista y algunas de las tropelías cometidas en nombre de la limpieza étnico-lingüística en las provincias vascongadas. (ISBN 84-7148-393-9). 
www.educacionynacionalismo.com

El libro  "Cuentos Nacionalistas", con prólogo de Alejo Vidal-Quadras, por gentileza del autor, se puede descargar gratuitamente en www.geocities.com/agli.geo.

Discurso del Secretario de AGLI
Buenas tardes y gracias por venir, por hacer un hueco en sus múltiples ocupaciones cotidianas y dedicarlo a asuntos de responsabilidad social como los que vamos a tratar hoy en este acto, en este magnífico salón del Centro de Estudios de la Caja de Ahorros de Galicia, cesión que agradecemos sinceramente.

Para acompañar a Augusto Bruyel en este acto, contamos con tres de las asociaciones cívicas del noroeste español: Coruña Liberal con su presidente Pilar Pato, Vigueses por la Libertad con su representante local Vicente Fernández, AGLI con su secretario, José Luís, un servidor. Como miembro de más edad y como asociación decana, me han adjudicado iniciar el acto, después hablarán Vicente Fernández y Pilar Pato para pasar enseguida al tema que nos ocupa con Augusto Bruyel; al final mantendremos un coloquio, hasta la hora de cierre (muy temprana) por lo que ruego agilidad en las preguntas, para facilitar la particiación.

Desde la fundación de AGLI  en 1988,  a causa de las primeras escaramuzas de la imposición lingüística por unos padres preocupados, las cosas han ido empeorando sin cesar. En su defensa de los derechos constitucionales que determina el Art.3º.1. "El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla",  AGLI ha ido encontrando toda una serie de muros infranqueables que las más altas instituciones jurídicas: Tribunal Constitucional, Tribunal Supremos y Tribunales Superiores han ido construyendo, no en base a una aplicación lógica y sensata  de la C.E, sino en base a los intereses bastardos de los insaciables naZionalistas por dejación del interés general de los dos partidos políticos mayoritarios, PSOE y PP.

En estos ya casi 20 años, hemos estado solos (en Galicia),  tenido magros resultados, muchos abandonos por el camino, pero como parte de nuestra responsabilidad social teníamos que mantener la llama, dejar constancia de los atropellos, y por la ley de Murphy, si la situación podía empeorar, lo haría, pues aquí estamos, con los terroristas convertidos en héroes-hombres de paz, con el estatuto de Cataluña independiente, con el decreto del 100% de las materias troncales en gallego, con profesores impartiendolas en lengua regional "por imperativo legal" a sus alumnos castellano-hablantes, y no es el final, España sigue empeorando y la mayoría de los conciudadanos miran a otro lado porque a ellos no les afecta, cuando les llegue el turno, ya estarán solos, no quedará nadie para defenderlos, será demasiado tarde.

Solo recordar ahora que el TSJG ha denegado la suspensión cautelar del decreto del 100% en lengua regional, aduciendo que “la materia lingüística no entra en el derecho a la libertad de elección en materia de educación (sentencia Tribunal Constitucional 88/1983, de 27 de octubre), a la vez que el uso normal de la lengua propia de la Comunidad Autónoma no vulnera el principio de cooficialidad porque no excluye el uso de la otra lengua oficial (sentencia del Tribunal Constitucional 337/1994, de 23 de diciembre), vamos, que los niños no tienen derechos constitucionales. Y consecuentemente el 27 de Noviembre 2007 nos comunicaron  la desestimación de la demanda; AGLI está `reparando el correspondiente recurso de casación y además quedan otras demandas por la via ordinaria, AGLI se ha adherido a alguna de ellas, y veremos.

Es tal el deterioro causado por la limpieza étnico-lingüística que recientemente, aquí en Galicia, han surgido varias asociaciones cívicas, para sumar fuerzas en la lucha por las libertades: Coruña Liberal y Vigueses por la Libertad, juntos, sumando esfuerzos, y otras de nivel nacional: AVT obligados por el dolor de que su sufrimiento es un estorbo a la negociación con los terroristas, y que están consiguiendo despertar y unir a la ciudadanía a la rebelión cívica con tres palabras: memoria, dignidad y justicia, y también Denaes en Defensa de la Nación Española y Peones Negros, buscando la verdad del 11M. Y también, y a partir de la recogida de más de veinte mil firmas bajo el lema  "tan gallego como el gallego, contra la imposición lingüística, auspiciada por numerosos profesores sometidos también a ella y obligados a escribir hasta sus programas educativos en la lengua regional, han surgido otras dos asociaciones, Galicia Bilingüe y Mesa para la Libertad Lingüística. Muchos se preguntarán porqué no formamos una piña y luchamos todos juntos, y en ello estamos, pero como cada grupo tiene planteamientos no asumibles por los otros, sólo podemos unirnos en asuntos en los que estemos de acuerdo. Para ser más precisos, AGLI mantiene su firme postura constitucional, sólo hay deber de conocer el español, el bilingüismo no puede ser obligatorio, por tanto el planteamiento de Galicia Bilingüe no nos vale; la Mesa por la Libertad Lingüística defiende libertad plena para ambos idiomas, pero esa libertad colisiona con la libertad individual al no tener el deber de conocer las lenguas regionales,  aunque lucharemos juntos por la derogación de todas las leyes de normalización y/o política lingüística.

AGLI defiende sus principios con los escasos medios que la ciudadanía tiene a su disposición: presentando de recursos y demandas en el juzgado, concienciando a la ciudadanía, apoyando moral y legalmente legal a los que sufren la imposición lingüística, organizando conferencias, repartiendo publicaciones, recopilando recortes de prensa y sentencias en Internet, y especialmente tratando de concienciar e influenciar a los políticos, pues después de 20 años de lucha, hemos visto que el único camino viable para conseguir resultados es que los partidos políticos asuman nuestros principios constitucionales. Por ejemplo a los del PP asistiendo a sus conferencias, haciendo preguntas comprometidas y hablando sobre sobre  gravísimo problema de la imposición lingüística implantada por ellos en Galicia, regalándoles libros de Manuel Jardón; con el PSOE, dados por perdidos los dirigentes actuales, solo quedaba identificar a los dos gurús internacionales que van a colaborar en la elaboración de su programa electoral (como decía Tierno Galván, el viejo falso profesor, para incumplir) relacionados con la educación (Marie Duru-Bellat y Geoge Lakoff)  y enviarles un email explicando que el mayor problema de la educación en España es la imposición lingüística; con UpyD hablando con sus líderes y enviando emails para conseguir que su programa electoral sea consistente y defienda con sentido constitucional los derechos de los español-hablantes; con Ciudadanos, hablando con sus líderes para ponerles de manifiesto su incoherencia en el tema lingüístico (ellos defienden el bilingüismo, y la CE. no dice nada de ello); en Internet dejando constancia de los atropeyos; presentando quejas inservibles a las instituciones estatales, regionales y locales, lo mismo que al defensor del pueblo, que reconoce su incapacidad “Asimismo, se le ha informado de la creciente preocupación del Defensor del Pueblo ante datos deducidos de las quejas que se le plantean, que hacen pensar en una minoración de los derechos lingüísticos de los castellanohablantes, específicamente en el ámbito educativo y llevaron a esta Institución a proponer la inclusión en el texto legal -entonces en tramitación y ya aprobado como Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación- que debía dar nueva regulación a nuestro sistema educativo, de previsiones dirigidas a garantizar los derechos lingüísticos de quienes optan por el uso del castellano, entre otros ámbitos en el educativo, sin que, lamentablemente, la referida iniciativa haya obtenido un resultado positivo”.

Voy a comentar brevemente sobre algunas propuestas de reforma constitucional: la primera por parte de CCC, Foro de Ermua, Denaes, con la crítica que ya habran leído alguno de Vds. en el último boletín de AGLI, y la segunda del del PP (escrita por Jaime Ignacio del Burgo) que aunque partiendo de una apología impresionante del indefendible y apestoso modelo autonómico recomienda “-En materia de educación la atribución al Estado de las condiciones de obtención, expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución ha de incluir la facultad de regular la enseñanza de la lengua común, excluyendo los modelos de inmersión lingüística de carácter obligatorio que impiden a los alumnos estudiar en castellano en cualquier parte del territorio nacional. La Constitución debe asegurar que no se puedan establecer barreras lingüísticas que obstaculizan el derecho de los ciudadanos españoles a la plena movilidad dentro del territorio nacional y al acceso a las funciones públicas donde sólo debe prevalecer el mérito y la capacidad. Asimismo debe definirse constitucionalmente el alcance de la alta inspección del Estado en materia educativa que se ha demostrado inoperante para garantizar el cumplimiento de la legislación estatal reguladora del derecho a la educación.” Lo que parece estupendo si aclarasen que la exclusión de los modelos de inmersión también implica la no obligatoriedad de estudiar como asignatura la lengua regional, cosa que no pueden porque como dice Rajoy, ellos están por el “bilingüismo integrador”, o sea, bilingüismo impuesto.

También la Fundación del PP, FAES, ha elabordo otro documento “¿ Libertad o coacción ¿ Políticas lingüísticas y nacionalismos en España” que ha merecido otra réplica en el citado último boletín de AGLI (en Internet).

En cambio Augusto Bruyel lucha en otro extremo de nuestra trinchera contra el nazionalismo lingüístico,  primero eligió el humor, con su magnífico libro Cuentos Nacionalistas, y ahora con el ensayo-ficción (esperemos que sea sólo esto, ficción). Hace cinco meses escribía yo que "En este grisáceo y húmedo verano, estoy leyendo un magnífico libro, algunos lo consideran un ensayo novelado o una novela ensayada,  pero incluso antes de terminarlo, me veo impulsado a hacer partícipes a mis lectores de este trabajo. Cuando me sosiegue, si no encuentro algún avanzado y preclaro lector que haya escrito una crítica, me lanzaré yo a ello, pidiendo perdón a todos por mi osadía. Yo no sé como encasillarlo, a ratos es una novela que te atrapa en sus redes de intrigas, deseos, ensoñaciones, y en otros es una carga de profundidad contra el espiritu sumergido en los mares de la irresponsabilidad de muchos españoles.

Un atropello jurídico
La igualdad ante la ley no sólo es un principio distinto sino incompatible con esa liberticida igualación por ley que, por cierto, impidió el año pasado al PP presentar una lista integrada exclusivamente de mujeres
EDITORIAL Libertad Digital 31 Enero 2008

Una cosa es la obligación de acatar una sentencia y otra muy distinta la obligación de estar de acuerdo con ella. Ante la decisión del Tribunal Constitucional de avalar ese atropello jurídico que conocemos por "Ley de Igualdad" no podemos dejar de insistir en nuestra profunda discrepancia ante lo que en realidad es un mandato que merma la libertad de organización de los partidos políticos y el derecho ciudadano de elegir y ser elegido como representante público.

Estamos a la espera de conocer el contenido de la sentencia –que se hará pública en los próximos días– para saber cuáles son los argumentos de los magistrados para sostener la constitucionalidad de una norma como la que prohíbe a los partidos políticos formar listas electorales que integren más de un 60% o menos de un 40% de hombres o mujeres.

Lo cierto, sin embargo, es que la Constitución es muy clara al señalar en su artículo 14 que "los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

La igualdad ante la ley no sólo es un principio distinto sino también incompatible con esa liberticida igualación por ley inherente a la norma que, por cierto, impidió el año pasado al Partido Popular presentar en la localidad tinerfeña de Garachico una lista electoral integrada exclusivamente por mujeres.

Establecer cuotas obligatorias de participación por razón de sexo es tan discriminatorio y liberticida que hacerlo por razón de raza o de religión. Al derogar de facto la igualdad de los ciudadanos ante la ley, el Tribunal Constitucional está abriendo las puertas a que también se puedan establecer cuotas obligatorias de participación en función de cualquier otra condición o circunstancia del ciudadano. Y no sólo en las listas electorales de los partidos políticos, sino también en los consejos de administración de las empresas o en cualquier otro ámbito que la arbitrariedad del poder político considere oportuno.

Ante semejante atropello jurídico, el Partido Popular debería reafirmar coherentemente su compromiso con la igualdad de todos ante la ley y su oposición a estas coactivas cuotas que vulneran la dignidad de la mujer tanto como agreden la libertad ciudadana. En lugar de achantarse por el aval que el Constitucional ha dado a la norma, el PP debe comprometerse a derogarla en el caso de llegar al Gobierno. A estas alturas, no sólo los principios sino el más elemental pragmatismo aconsejan al PP el dar la batalla de las ideas para que el sentido común de los ciudadanos no sea presa fácil de la propaganda de sus adversarios.

Limitarse a "acatar la sentencia", balbucear de forma vergonzante que "los objetivos de la igualdad deben ser distintos a la paridad electoral" o, lo que sería peor, ir del ronzal al terreno de la defensa de la discriminación mal llamada "positiva" sería para el partido de Rajoy simplemente suicida. Más aun si tenemos en cuenta que Zapatero ha escogido como fecha de las elecciones el día siguiente a la celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Para desenmascarar a Zapatero no hay nada peor que hacerle el juego.

El despiste de Libertad Digital con "Un atropello jurídídico"
Nota del Editor 31 Enero 2008

Anda un poco despistados los editorialistas de Libertad Digital, han titulado su editorial "un atropello jurídico", cuando un título igual de bondadoso pero más correcto debería haber sido "Otro atropello jurídico más", para que no perdamos la costumbre de ver un Tribunal que se pasa la Constitución española por el arco del triunfo.

La argumentación contra la sentencia es clara, de puro sentido común y constitucional, pero debería además sugerir al PP que se comprometa a la eliminación de ese nefasto Tribunal Constitucional, dejando los posibles litigios constitucionales al Tribunal Supremo y a los afectados, y de todos modos el PP debería recurrir la sentencia ante el TEDH.

Y es tiempo de pensar algún castigo para las fechorías de algunos miembros de la judicatura, pues no es de recibo que en cada instancia se consigan resultados diferentes; debería arbitrarse algún procedimiento para penalizar a los miembros de la judicatura cuyas sentencias fueran sustancialemente corregidas por tribunales superiores.

Y en plán de ética profesional, hay tribunales, salas o tinglados que a los antiguos opositores de bien debería darles vengüenza participar en tal merienda de negros con perdón. El TC ha cometido tal cantidad de fechorías, cierto que sólo por  mayoría de sus miembros, pues hay votos particulares ejemplares, que es incomprensible que todavía tengamos que

Incorruptibles, pero tontos
Zapatero nos considera incorruptibles pero, eso sí, tan tontos como para no darnos cuenta de sus intenciones, tan claras, tan evidentes, tan explícitas que hasta Caldera las ha reconocido. Si nos votas, 400 euros. Si no, allá tú.
EDITORIAL Libertad Digital 31 Enero 2008

Como suele hacer cuando se da cuenta de que se ha equivocado, Zapatero está intentando por todos los medios neutralizar el efecto negativo que ha tenido su propuesta de los 400 euros. Primero, claro, intentando echar su basura en el jardín del PP. Así, parece mostrarse escandalizado porque haya quien piense que está intentando comprar votos, porque los españoles no se dejan comprar. Nos considera incorruptibles pero, eso sí, tan tontos como para no darnos cuenta de sus intenciones, tan claras, tan evidentes, tan explícitas que hasta Caldera las ha reconocido al explicar por qué votaron en contra de una propuesta parecida de CiU hace veinte días: porque su sitio era el programa electoral. Si nos votas, 400 euros. Si no, allá tú.

Por otro lado, la injusticia de una medida elaborada con el único objetivo de quedar bien ante los electores está quedando cada vez más patente. Ni los autónomos ni las personas de menores ingresos –aquellos que no pagan impuesto sobre la renta– recibirán un solo céntimo. Esta es una de las razones por las que no se había hecho una cosa parecida anteriormente; para que una medida de este tipo alcance a todos hay que hacer una reforma fiscal, aumentando el mínimo exento o reduciendo lo que se debe pagar en cada tramo. Lo que hizo el PP en su día y ha vuelto a proponer ahora, vamos.
Pero hay otra razón por la que no se había intentado comprar así el voto de los españoles, y es porque resulta demasiado descarado y obvio. Tiene parte de razón Zapatero al decir que "no hay un solo español del que se pueda pensar que se puede comprar su voto". No hay muchos, no, siempre que no se den cuenta de que es eso lo que se está haciendo. Esa era la apuesta del presidente del Gobierno, y le ha salido mal. Tiene tanta confianza en la capacidad de propaganda de sus medios que se ha pasado de frenada.

Impuestos y nacionalismo
La balanza de la Chacón
José García Domínguez Libertad Digital 31 Enero 2008

Ahora que andamos de efemérides patrióticas, no estaría de más ojear el texto de la Constitución de Cádiz. En fin, aunque sólo fuera con tal de recordar lo que establece en su artículo 339, uno que reza tal que así: "Las contribuciones se repartirán entre todos los españoles en proporción a sus facultades, sin excepción ni privilegio alguno". Digo que no estaría de más porque desde que la Nación soberana proclamara ese sano propósito ya han pasado 196 años. Vaya, que algo ha llovido, aunque no lo suficiente al parecer. Y es que en cuanto supo la nueva, la España más retrógrada, reaccionaria y casposa, la que nunca ha podido tolerar que, amén de justos y bondadosos, fuéramos iguales ante la ley, se echó al monte. Ese monte en el que sigue desde le fecha de autos, porque aún no ha bajado.

Se trata de la misma España negra que hoy brinca entusiasmada con la instauración de la democracia orgánica en sentido estricto, o sea la genital, que acaba de santificar el Tribunal Constitucional. Tal es su euforia ante el avance definitivo hacia el corporativismo medieval que hasta ha designado a una mujer para que nos recite la eterna plegaria absolutista del cura Santa Cruz. Por ella, acabamos de saber que los socialistas catalanes van a incluir en su programa la exigencia de que se elabore una balanza fiscal entre Cataluña y eso que Pepe Montilla llama el Estado español. Al parecer, el PSC ya se ha decidido a enarbolar sin disimulos el pendón, no de la Chacón sino de los fueros de Wifredo el Velloso.

Habremos, pues, de sacar otra vez el pizarrín para explicarle a la Carme y al resto de los ex andaluces que mandan en el PSC que, por inaudito que se les antoje, los impuestos los pagamos las personas, no los territorios. De ahí, por ejemplo, la singular circunstancia de nadie haya sorprendido jamás a la montaña de Montserrat o la plana de Vic haciendo cola ante la delegación de Hacienda de la calle Urgel con un impreso del IRPF. Luego, en la segunda clase, deberemos desasnarlos sobre otra realidad no menos ignota y hasta enigmática para un progresista de Barcelona.

A saber, que Narcís Serra, el presidente de la Caixa B, apoquina muchos más impuestos que un jornalero de Iznájar no por ser catalán, sino por ser millonario. Por último, en el caso práctico que cerrará el cursillo, calcularemos la única balanza fiscal que no ofende a la razón ilustrada. Una que en la columna de la derecha sume el valor pecuniario de los servicios policiales, judiciales y penitenciarios ofrecidos por España a Josep María Sala, el secretario de formación del PSC. Y que en la de la izquierda haga lo propio con los saldos de todas las liquidaciones del Impuesto de Sociedades abonadas por Filesa, Malesa y Time Sport.

Venga, apúntatelo en la chuleta, Carme, que tú vas para nota.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Jiménez Becerril
El Gobierno vuelve a mostrar su cobardía
Ignacio Villa Libertad Digital 31 Enero 2008

Este Gobierno jamás hace lo que debe con las víctimas del terrorismo. Nunca reacciona como cabe exigirle a un Ejecutivo democrático. No desaprovecha ninguna oportunidad de perder una oportunidad para rectificar. A Rodríguez Zapatero le molestan las víctimas del terrorismo; le estorban en su proceso de rendición porque ponen demasiado en evidencia sus políticas de cobardía. No quiere a las víctimas. Lo ha demostrado en numerosas ocasiones, ha tenido infinidad de ocasiones de rectificar y nunca lo ha hecho. Ha despreciado una y otra vez a las víctimas y cerrado toda posibilidad de cambiar de actitud.

Este miércoles ha tenido otra. Ha sido en el décimo aniversario del asesinato del matrimonio Jimenez Becerril en Sevilla. Un crimen que conmovió a España entera por su frialdad y crueldad. Tres niños huérfanos que han crecido con su abuela y que son el ejemplo de una sociedad valiente ante la constante barbarie terrorista. El aniversario del asesinato del matrimonio Jimenez Becerril, muy querido entonces y muy querido ahora, podría haber sido una muy buena ocasión para que el Gobierno volviera al sentido común, es decir al reconocimiento del valor de las víctimas del terrorismo. Pero no.

Ni Rodríguez Zapatero ni nadie del Gobierno ha aparecido por Sevilla. Es más, el alcalde socialista Sánchez Monteseirín no ha tenido otra ocurrencia que leer una poesía sin sentido, absurda y esperpéntica en el homenaje al matrimonio en el lugar donde los mataron. Y eso, después de comenzar el acto sin esperar a que llegaran los hijos de los homenajeados. No deja de ser un símbolo de lo más apropiado, pues el Partido Socialista, sus cargos públicos, han abandonado a las víctimas del terrorismo durante esta legislatura. No soportan que hayan encabezado una rebelión cívica contra su política. Y no se lo perdonan.

Un Gobierno y un partido que se comportan de esta forma con las víctimas del terrorismo demuestran un egoísmo político ilimitado que les inhabilita para gestionar el bien común. Un Gobierno tan alejado de las víctimas se transforma en un pelele de sus propias miserias y limitaciones.

Descontrol
Kepa Aulestia El Correo 31 Enero 2008

El conflicto institucional está de nuevo servido. De prosperar las medidas cautelares solicitadas por la Abogacía del Estado para que las instituciones en las que están representadas EHAK y ANV dejen de abonar las cantidades que perciben sus electos, el tripartito se verá conminado a activar, por analogía, la iniciativa presentada en el Parlamento para que sea su pleno el que se pronuncie sobre una eventual orden de disolución del grupo parlamentario de EHAK. Además, la extensión de ese mismo arrope a los ingresos de los cuatro junteros alaveses de ANV, al único vizcaíno, y a los de los alcaldes y concejales que obtuvieron en Euskadi y Navarra en las últimas elecciones hará que chirríe todo el período electoral.

Con el eco añadido de los interventores de las citadas instituciones que recibirán, como en su día le ocurriera al de la Cámara vasca, la orden expresa de dejar de abonar las subvenciones que ahora cobran las dos formaciones demandadas ante el Supremo.

Al calor de la manifestación del pasado sábado, era la propia presidenta del Parlamento vasco la que proponía el establecimiento de algún mecanismo arbitral para resolver conflictos como éste, olvidándose de que en el Estado de Derecho prevalece la autoridad última de los Altos Tribunales, también para garantizar la autonomía del legislativo y los derechos de quienes ocupan sus escaños. Pero frente a la apariencia conciliadora de la idea, la «proposición solidaria» auspiciada por su grupo contribuirá a elevar el tono del conflicto.

Además, esa proposición permitirá diluir moralmente la responsabilidad que atañe al órgano de gobierno de la Cámara y a su presidenta, pero resulta muy dudoso que ello tenga alcance jurídico en caso de que se repita la negativa al cumplimiento de una orden expresa del Tribunal Supremo.

La pregunta que cabe hacerse es si, lanzado ya el procedimiento de ilegalización de EHAK y de ANV, es ésta la posición en la que el PNV de Urkullu se siente más cómodo, o si sencillamente no ve otra escapatoria que la de mostrarse absolutamente coherente con el principio establecido por Atutxa. La inclinación natural de los nacionalistas será la de eludir tal cuestión.

No tanto porque el citado principio constituya un dechado de coherencia que resultaría imposible revisar, sino porque todo este asunto se mueve a impulsos de una inercia que refleja, también, ese punto de descontrol que caracteriza a la política del PNV quizá más que a la de cualquier otro partido. Baste advertir que la eventual rectificación de la doctrina Atutxa por parte del EBB se hace imposible con Atutxa condenado. Aunque sólo su condena haría pertinente tal rectificación. En cualquier caso, sería mala cosa que el PNV haya decidido proceder a la evaluación de los efectos de tan forzada coherencia mediante el recuento de votos el próximo 9 de marzo.

Cuestiones personales que pueden interesar
Amando de Miguel Libertad Digital 31 Enero 2008

Sebastiá Moranta Mas (Alemania) comenta, asombrado, que un día redacté un comentario "con un pie en el estribo" en mi camino hacia Texas y al otro escribo desde Texas. No hay por qué extrañarse. Conmigo viaja mi mujer, que es la encargada de manejar ese portentoso aparato que es el "portátil", (femeninamente llamado en inglés lap (= regazo). Es decir, estemos donde estemos en el haz de meridianos, los correos nos llegan y se emiten. Noto que algunos libertarios asiduos últimamente son un poco remisos a enviar sus correos, quizá por el temor a que no lleguen a la distancia de 8.000 kilómetros. La distancia podrá ser el olvido, como dice la canción, pero no supone dejar de comunicarse. Es más, la distancia física puede ser un excelente estímulo para contemplar los asuntos españoles con mayor serenidad. Es como esos cuadros de Velázquez, en los que, si uno se acerca a unos centímetros del lienzo, todo es horroroso y confuso. Basta con alejarse un poco para que se perciba la gracia de la imagen. Ese efecto de la lejanía lleva a goces inesperados cuando uno se beneficia de la internet. Es posible escuchar aquí a Federico Jiménez Losantos a las 11 de la noche lo que el de Teruel está diciendo a las 6 de la mañana del día siguiente. ¿No es un milagro?

Vuelvo al comentario de Sebastiá Moranta Mas ante mi calificación de "mezquinos y casolanos" respecto a los nacionalistas vascos y catalanes. Don Sebastiá redarguye si no serán igualmente mezquinos y casolanos los nacionalistas españolistas. No lo creo. La diferencia está en que los nacionalistas españolistas (si se puede decir así) es que ellos no se consideran nacionalistas y sobre todo no son excluyentes. Desde luego, no existe nada parecido a un Partido Nacionalista Español. De lanzarse dicha etiqueta, no creo que tuviera muchas adhesiones.

Imagina don Sebastiá que yo "apuesto por un mundo bilingüe inglés-español, en el que casi todas las demás lenguas quedarán reducidas a un revoltijo, y muchas irán desapareciendo". No es esa exactamente mi idea. Para empezar, don Sebastiá, no me oirá conjugar el verbo "apostar". Yo digo lo que va a pasar y lo que yo quiero que ocurra. En el caso de las lenguas es evidente que desaparecerán pronto muchas que no se escriben (la mayoría) o carecen de literatura escrita (una buena proporción). Se reforzará el número de personas que podrán expresarse en dos o tres idiomas de comunicación internacional. El inglés sobre todo, pero a continuación el español, serán esas lenguas. Gracias a ese desarrollo se podrán cultivar mejor unos cuantos cientos de lenguas minoritarias, o mejor, étnicas, pero con tradición literaria. Nada, pues, de "revoltijo".

Ese fomento de las lenguas étnicas se dificultará si se imponen como "inmersión" de la enseñanza allí donde muchos niños tienen como propia otra lengua de comunicación internacional. En el caso precisamente del gallego, el vasco, el catalán, el baleárico o el valenciano en España.

Xavier Puig Andreu inquiere compulsivamente por qué no contesto sus minuciosos correos en defensa del nacionalismo. Supongo que otros muchos libertarios podrían aportar parecidas quejas. Hay una razón potísima. Me es imposible contestar todos los correos que me llegan porque ni tengo tiempo ni espacio para ello. Selecciono los que presentan alguna utilidad para el conocimiento de la lengua española y sus concomitancias por parte de los libertarios. En el caso de algunos memoriales nacionalistas encuentro que son demasiado ampulosos, obsesivos y horros de sentido del humor. Así que hago gracia de muchos de esos comentarios nacionalistas. Esta seccionilla no puede especializarse en dar cancha a los lamentos nacionalistas, más que nada porque son repetitivos, cansinos y azorantes. Cada vez tengo más claro que el nacionalismo, sobre todo el lingüístico, es una suerte de enfermedad del ánimo. Barrunto en los billetes nacionalistas que me llegan tremendos dramas humanos que me gustaría cauterizar. Tengo mis dudas de que esa operación se vaya a poder llevar a cabo. Pero, en fin, si puedo ayudar en algo, aquí estoy para lo que proceda. De momento se puede concluir que en España el conflicto lingüístico está más vivo que nunca. Alguien sufre mucho por ello. Lo peor de todo es que, si los nacionalistas salen adelante con sus propuestas de "inmersión", sus respectivas lenguas van a sufrir. Bueno, las lenguas no sufren, pero sí las personas que las representan.

José Daniel Anadón Herrera me espeta: "Voto a la izquierda, me considero progresista y no considero fascistas a los que no piensan como yo. Y creo que lo mismo le ocurre a millones de votantes de izquierdas progresistas. Por favor, no se deje llevar por maniqueísmos burdos que no reflejan sino impericia intelectual para describir la realidad". Don José Daniel está muy puesto en razón. Quizá ha sido una caricatura el decir que los izquierdistas y sedicentes progresistas tachan de fascistas a los que no piensan como ellos. Pero yo he sido víctima de ese zafio razonamiento y conmigo tantos otros que amamos el progreso y, por tanto, votamos a un partido conservador. Quizá mi desahogo se pueda aplicar a los dirigentes de los partidos y sindicatos de la izquierda, no tanto a sus votantes. Respecto a lo de "impericia intelectual", francamente no sé a qué se refiere don José Daniel. No es que me sienta "perito en lunas", pero llevo medio siglo cumpliendo toda suerte de pruebas de peritaje. Ahora mismo, como tengo que dar dos cursos que son nuevos para mí, estudio con ahínco. No sé di podré llegar a la reconocida pericia intelectual de don José Daniel, pero lo tomo como modelo.
Contacte con Amando de Miguel mailto:fontenebro@msn.com

Memoria histórica de al-Andalus
SERAFÍN FANJUL ABC  31 Enero 2008

WASHINGTON Irving, en sus Cuentos de la Alhambra, pone supuestamente en boca del bajá de Tetuán un lamento por el Andalus perdido: «Se consoló, persuadido de que el poderío y la prosperidad de la nación española estaban en decadencia; de que algún día conquistarían los moros sus legítimos dominios y de que no estaba muy lejos la hora en que se celebrase nuevamente el culto mahometano en la mezquita de Córdoba y un príncipe musulmán se sentase en su trono de la Alhambra. Tales son la aspiración y creencia generales entre los moros de Berbería que consideran a España su legítima herencia». Dejando aparte la exactitud de la cita del norteamericano, más bien parece que debamos fijar la atención en el hecho central: refleja, hace casi dos siglos, un sentimiento que venía de atrás y bien mantenido hasta nuestros días. Cuando la organización terrorista al-Qaida, o su portavoz Ayman az-Zawahiri, o musulmanes «moderados» -pero eficientes comensales por este lado del mar- salmodian cantos al Islam de al-Andalus y a la recuperación del «Espíritu de Córdoba», no hacen sino reproducir uno de los más caros acicates de la fantasía de árabes y musulmanes: la reconquista de al-Andalus. Lo que durante mucho tiempo constituyó un mero pretexto literario de poetas y poetastros árabes, a quienes rebalsaban las obviedades hasta por las orejas, se ha convertido en objetivo político concreto, en especial por la blandura y falta de convicción que preside nuestros actos, un nuevo capítulo de memoria histórica, con su correspondiente arbitrariedad subjetiva, aunque ahora con el agravante de versión moruna.

Alguna vez hemos escrito que el fenómeno histórico denominado al-Andalus merece por nuestra parte un recuerdo amable, pero tal actitud no puede sustituir en algunas de nuestras regiones a los elementos de cultura que suelen esgrimirse con el nombre de «hechos diferenciales». Dicho de otra manera: el aprecio distendido, v. g., de los maravillosos monumentos islámicos de nuestro país no debe desembocar en la instrumentalización de los mismos para cimentar movimientos políticos carentes de otra clase de argumentos. La historia de una tierra (distinguiendo entre el territorio y la población que lo habita en un momento dado) no puede servir de base para inventar hechos diferenciales donde no los hay.

Sin embargo, desde los comienzos de este peregrino movimiento pseudocultural, no han faltado historiadores que han reaccionado tratando de equilibrar el panorama, intentando, con más ardor que apoyos, informar a la población afectada; por desgracia, con escaso éxito. Don Claudio Sánchez-Albornoz -cuya obra ha sido mal entendida y peor comentada y difundida- pretendió, poco antes de su muerte y sin lograr nada, detener la avalancha desinformativa, en publicaciones que no llegaban a la tierra andaluza a la cual iban dirigidas. Escribía: «Encontró a Córdoba llena de carteles de propaganda islámica y se sorprendió de la cesión por el alcalde, para mezquita, del antiguo convento de las Clarisas. El de Granada y varios concejales se habían negado a participar en la fiesta de la Reconquista de la ciudad, por entender que se conmemoraba el aniversario de un día triste de la historia granadina. En Sevilla se habían repartido octavillas protestando del culto de una «secta» -la religión católica- responsable del asesinato de millones de musulmanes andaluces. Confieso mi irritación ante esas noticias...» (El Correo Español. El Pueblo Vasco, 15-3-81). ¡Pobre don Claudio si hubiera vivido para ver lo sucedido después, mientras las ocurrencias de aquellos indocumentados primerizos se iban convirtiendo en dogma indiscutible que organiza reuniones de la OSCE en Córdoba y Alianzas de Civilizaciones en Madrid!

Desde las inocuas e inofensivas exaltaciones líricas del siglo XIX el tono ha ido creciendo sin tregua, ya se tratara de los dislates de Blas Infante o, en nuestros días, de la fijación antinacional de un Juan Goytisolo. Infante asegura muy convencido: «Hay libertad cultural. ¡Andalucía libre y hegemónica del resto peninsular! En Andalucía todo el mundo sabía leer y escribir...». Y, como no podía ser menos, tras confundir al-Andalus con Andalucía, aparece la condena patológica de la España cristiana a la que, quisiera o no, pertenecía el mismo Infante: «Isabel, la bárbara grosera, fanática, hipócrita y cuya figura y cuyo reinado son los más desastrosos que tuvo España (...) Los bárbaros expulsados por el auxilio árabe, con la colaboración de Europa entera, vienen otra vez contra nosotros. ¡Las cruzadas! El robo, el asesinato, el incendio, la envidia destructora, presididos por la cruz» (Andalucía desconocida).

Esta clase de desmelenamientos no queda tan lejos. J. Goytisolo atiza el mismo fuego con idénticos argumentos: «el enfrentamiento del castellanismo más mostrenco con las nacionalidades periféricas nos retrotrae a épocas que creíamos definitivamente extintas (...), como dijo Américo Castro, un grupo humano que ignora de dónde viene tampoco puede saber a dónde va. A los mitos mortíferos de los radicales vascos, hacen eco, como ladridos de un can en la noche, los del españolismo más trasnochado. Volvemos insidiosamente a la apropiación estatal de lo religioso y a las arengas de la patria en peligro» (Blanco y Negro Cultural. ABC, 14-2-04). Desconocemos en qué se puede basar el escritor para hablar de «castellanismo mostrenco y españolismo trasnochado», porque no los vemos por ninguna parte, en especial en 2004, cuando escribía. Y sólo el desmerengamiento de España, minucioso y calculado, que pilota Rodríguez, ha conseguido provocar una reacción, tardía, y cuyo alcance real está por ver. Nadie impide a Goytisolo, por fortuna, decir lo que guste, derecho que no parece reconocer a los demás: publica con normalidad en toda clase de periódicos, incluido ABC, lo cual es un buen reflejo del verdadero talante de unos y otros; por añadidura, debería fulminarse a sí mismo con esa pregunta de saber, o no, de dónde proviene (de los Abderrahmanes, desde luego, no); y, en último lugar, una vez más, otro intelectual flotante mucho más arriba de las nubes, equipara la nuca y la pistola y llama perros a quienes no se tragan -no nos tragamos, ea- sus cuentos de Marrakech.

La hiperinflación de sostenedores y padrinos sólo muestra que nos hallamos ante una corriente de opinión a la moda y asaz rentable, una política de gestos a los que se suma cualquiera pues nada cuestan. El clima de tópico ineludible ha invadido y conquistado los medios de comunicación, de modo que se da una actitud continua de exageración (si se trata de citar aspectos favorables) o silenciamiento (si el asunto es negativo) cuando andan por medio las tres culturas o los inmigrantes musulmanes. Valga un ejemplo. En el año 2002, en Andalucía se produjeron 1.300 nacimientos de hijos de inmigrantes y 70.000 de españoles, sin embargo el titular del diario donde leímos la noticia era «Aumenta la natalidad en Andalucía gracias a los inmigrantes», lo cual no es falso, pero sí una proporción muy reducida de la verdad. Los periodistas, al unísono, parecen verse en la obligación de omitir cualquier crítica hacia los inmigrantes musulmanes, por fundada y puntual que sea, para no ser tildados de racistas. Un clima creado por los medios decomunicación, al alimón con los políticos, y que por irracional y contraproducente que sea, ahora nadie sabe, ni se atreve a combatir.

Del mismo modo que evitamos incurrir en la apología de al-Andalus recayendo en la ristra de tópicos habituales, también evitaremos la concatenación de los aspectos (numerosos) más sombríos que revistió su historia. Baste el resumen ultrasintético del sirio Bassam Tibi: «La cultura de la España árabe fue el Islam y su lengua el árabe. Jamás existió allí nada parecido al relativismo cultural». No obstante, la rueda publicitaria sigue girando, aunque quienes, por industria o afición, actúan de propagandistas del Islam, deberían moderar el florilegio y reflexionar sobre la naturaleza de la mercancía que venden; prescindir, por ejemplo, de la acusación fija de ignorancia a los críticos o dubitativos. Es verdad que la sociedad española sabe poco de la islámica, pero más vale que siga así la cosa, porque, de estar bien informada, los infelices de las pateras no encontrarían mantas y tisanas, sino a la hueste completa de Sancho de Leyva. Con todas las consecuencias.
SERAFÍN FANJUL ABC
Catedrático de la UAM

Promesas y compromisos
POR IGNACIO CAMACHO ABC 31 Enero 2008

CON notable propiedad terminólogica, extraña en quien ha hecho de la ambigüedad un marco de actuación política, Rodríguez Zapatero ha efectuado una pertinente distinción entre «promesa» y «compromiso», aclaración muy necesaria en tiempos de ajetreada y ruidosa subasta electoral. Así, a propósito de la polémica de los ya célebres y confusos 400 euros, nos hemos enterado de que en la escala moral del presidente no es lo mismo comprometer que prometer, porque una cosa por lo visto obliga y la otra no.

La rebajilla fiscal es, según la declaración zapateril, un verdadero compromiso, o sea, una propuesta de garantizado cumplimiento acreditado con el aval de su voluntad y su palabra, prenda que al parecer no cubre, o alcanza sólo de modo evanescente y borroso, al resto de su oferta programática, rebajada a la condición de simple y vago enunciado promisorio. Con tan inesperada precisión semántica, el líder socialista ha mostrado una letra pequeña del contrato electoral que nos obliga a estar atentos a los matices de su discurso para saber hasta dónde hay que confiar en la alegre zarabanda de su marketing de campaña.

Hay, en efecto, una gradación léxica objetiva entre un concepto y otro. Promesa es, según la Academia, la «expresión de la voluntad de dar a alguien o hacer por él algo», mientras que el compromiso supone una «obligación contraída», una «palabra dada». Traducido a la jerga política, los compromisos atan al que los formula y las promesas sólo vinculan a quienes se las creen, como solía proclamar Mitterrand, viejo zorro. Chaves, por ejemplo, es un virtuoso de esta doctrina diferencial: sus promesas carecen de efecto alguno, al punto de que no sólo las incumple con la mayor naturalidad, sino que de tan puramente incumplidas, vírgenes, las vuelve a incorporar a su siguiente campaña. El virrey andaluz es un mago hierático que hace política de papel, creando un Estado del Bienestar fantasma -internet gratis, habitaciones hospitalarias individuales o vacaciones para las amas de casa-, y llega un momento en que a base de repetir su fenomenología virtual parece que hasta se la cree él mismo. Su único compromiso real es con el poder; ése sí que lo desarrolla con una fidelidad absoluta.

En el caso de ZP ocurre, paradójicamente, que resulta comprometido fiarse de lo que promete, porque el valor oculto de los prefijos es en el lenguaje presidencial tan importante como el de ciertos lapsus. Ahora nos viene a certificar que las promesas son apenas, en efecto, simpática bisutería electorera, escaparate de saldo, quincallería de ocasión, y que sólo algunas de ellas, muy escogidas, podrán pasar a la categoría de compromisos, es decir, al fatigoso estado de cumplimiento efectivo. Tenía razón el sabio Lakoff: al programa del PSOE le sobran páginas, tantas como propuestas piensan dejar en el limbo. Aunque, bien mirado, sería incluso mejor que se olvidasen también de algunas que en verdad pretenden llevar a cabo. Porque, a juzgar por la experiencia de este mandato, lo más inquietante de su agenda es lo que ni siquiera figura escrito en ella.

Rosa Díez y el PSOE
Por las solapas
Maite Nolla Libertad Digital 31 Enero 2008

Dijo el otro día Rosa Díez que había que coger por las solapas al Partido Popular. Preguntada por Federico sobre el tema, matizó que se refería no solamente al PP, sino también al PSOE. A mi modo de ver, las palabras de Rosa Díez se refieren a tres cuestiones que, si tienen la bondad de leer estas líneas, les expondré con mucho gusto.

La primera se refiere al papel del partido de Rosa Díez o de Ciudadanos. La principal crítica que se hace a estos partidos es que las elecciones de marzo son demasiado importantes como para que la única alternativa de cambio, que es Rajoy, pierda votos, ya que para defender lo que defiende UPyD o Ciudadanos está el PP. Yo estoy más bien por la teoría de García Domínguez sobre la fase de descompresión necesaria para pasar de votar a la izquierda a votar al PP. También sé que hay muchas personas que jamás votarán a los populares. Si así son las cosas, a los que critican el papel de estos partidos les digo, y seguro estarán de acuerdo conmigo, que mejor será que aquellos que no van a votar al PP lo hagan por Rosa Díez o Ciudadanos antes que por el PSOE de Zapatero o el PSC de Montilla. Además, prefiero que estos partidos tengan unos cuantos diputados y que el Congreso no esté poblado únicamente de tardás, nafarroas, alkartasunos, erkorekas u oscenses democristianos.

La segunda es que, por ejemplo, en Cataluña, Ciudadanos ha tenido un papel fundamental en que el PP se haya puesto las pilas. Con el tiempo, el PP se ha visto en la tesitura de decidir si se quería parecer a Convergencia o a Unió, o si prefería parecerse a Ciudadanos. En cambio, la influencia de las propuestas de Ciudadanos en el programa socialista, como dicen las hormigas de la tele, ha sido un fracaso absoluto. Excepto en Canarias, que lo copiaron entero, no les han hecho ni caso; ni unas cosquillitas de nada. En su momento, se dijo que Montilla se presentaba como candidato a la presidencia de la Generalitat para evitar el "efecto Ciudadanos". Mentira. Montilla se presentó para que siguiera gobernando ERC, y el daño que ha hecho Ciudadanos al socialismo en Cataluña ha sido mínimo. Mucho me temo que con UPyD va a pasar lo mismo, pero a nivel nacional. Lo contrario, muy deseable, pasa por una salida de pista y retirada de Zapatero, hecho que por sí mismo también es de lo más deseable.

Y la tercera es que hace tiempo que se lanzan propuestas para que PP y PSOE se pongan de acuerdo en los temas fundamentales. Esas propuestas, muy loables, están alejadas de la realidad. Con este PSOE no se puede ir ni a cobrar una herencia, y prueba de ello es lo que ha hecho en Galicia, Baleares, Cantabria, Cataluña o este mismo fin de semana con Rodríguez Ibarra. No es lo mismo que gane Rajoy o que lo haga Zapatero, y si el PSOE vuelve a vencer dudo mucho que se deje coger de las solapas.

El timo de la paridad
POR EDURNE URIARTE ABC 31 Enero 2008

O el Tribunal Constitucional se ha hecho un lío con la Ley de Igualdad o el PSOE ha elaborado unas listas profundamente machistas. Dice el Constitucional en su rechazo al recurso del PP contra la paridad en las listas que no hay discriminación positiva en la obligación de incluir al menos un 40% de mujeres. Es decir, que no es preciso discriminar a hombres con más años de carrera política o más conocimientos para incluir ese porcentaje de mujeres.

Pero resulta que para el mismísimo impulsor de la paridad, el PSOE, eso no parece ser así. De 52 cabezas de lista, al PSOE únicamente le salen 12 mujeres lo que, según sus propios criterios, es de un machismo insultante. O es mentira que ellas hayan llegado al liderazgo político en el mismo número que ellos o esas cabezas de lista muestran un abierto machismo. Ni siquiera latente, que es lo que ha imputado el PSOE al PP por recurrir la paridad obligatoria.

Lo que ocurre con la Ley de Igualdad es que se sostiene en una profunda hipocresía llena de una corrección política tan asfixiante que no se atreve con ella ni el Constitucional. Se me ocurre preguntar qué diría el Constitucional si esa paridad obligatoria para el legislativo se exigiera también para el cuerpo de catedráticos de universidad, por ejemplo. O los médicos de la sanidad pública. O los cuerpos policiales. O los propios magistrados. ¿Por qué no? Para toda la Administración pública. Y no me extiendo a la esfera privada para no hacer más sangrante aún la comparación. La respuesta es obvia. Habría un escándalo social en contra de la discriminación positiva.

No la hay con la política porque los propios partidos carecen de respeto por ella. La usan para hacer propaganda. Cuando Sarkozy nombró su Gobierno, la nueva ministra de Economía, Lagarde, mostró una enorme gratitud por la preocupación paritaria de su nuevo jefe. En su importantísimo despacho de abogados, contó, ella sólo había conseguido pasar del 9 al 15% de mujeres en cuatro años. Emocionada por su nuevo puesto, Lagarde ni se enteró de su propio mensaje. O su empresa discrimina a las mujeres o Sarkozy el paritario a los hombres.

Israel y nosotros
POR HERMANN TERTSCH ABC 31 Enero 2008

El Bloque Nacionalista Galego (BNG), en el poder en Galicia gracias a su alianza con el PSOE que gobierna en España se ha convertido en el primer partido con responsabilidades institucionales en Europa en negarse a condenar el Holocausto, el exterminio de seis millones de judíos.

Lo ha hecho en la Comisión Permanente del Parlamento de Galicia al oponerse a una condena del nazismo con motivo del Día de Recuerdo a las Víctimas del Holocausto que se celebra el 27 de enero.

El socio de gobierno de Z ha dicho que solo condenará la muerte de los judíos si se condena también a Israel, la patria de los supervivientes y descendientes de las víctimas. Ni socialistas gallegos ni La Moncloa se han distanciado de esta abominable actitud.

Ni han sugerido la ruptura de la alianza y los contactos con un partido que manejan así historia y principios. En cualquier democracia europea que se respete a sí misma habría sucedido ya.

Por desgracia es lógico que los socialistas y la izquierda española en general callen al respecto. Esos que se irritaban por el populismo del austriaco Jörg Haider u otros líderes derechistas europeos, miran hacia otro lado ante actitudes propias del negacionismo más repugnante del nazismo que en tantos países europeos es perseguido penalmente y en todos política y socialmente inadmisible. Se lamenta Z de que no le inviten a las reuniones europeas de cierto relieve. Si sigue una legislatura más con los aliados que tiene es posible que haya países que pidan sanciones contra su Gobierno por colaboracionismo con formaciones que la cultura antinazi no está dispuesta a tolerar. Aquí sí que cuadra ese «nunca mais» —¡Nie wieder!— que es la base ética de toda la ética democrática europea desde 1945, desde que el 27 de enero fue liberado Auschwitz. Ni la Europa libre ni Israel olvidan a sus víctimas. Es un imperativo moral que a Z y sus socios les resulta inconveniente como demuestran aquí con las víctimas del terrorismo.

Cabe esperar que el escándalo del BNG llegue a las máximas instancias europeas. No es siquiera paradójico. El socialismo nacionalista en ciertos territorios de España ha cruzado el rubicón hacia el nacionalsocialismo con su carga de falsificación histórica, voluntad totalitaria y disposición coactiva. La confusión moral de los socialistas españoles y su política de alianzas en permanente angustia por un poder con el que darse de comer a sí mismos han dejado ya de evocar a Franz von Papen —con su relativismo tan necio como letal— para entrar en paralelismo con las actitudes de Pierre Laval o Vidkun Quisling. A los 75 años de la toma de poder de Hitler —catastrofistas llamaban a quienes auguraban males—, Gobierno y socios nacionalistas adoptan actitudes que explican nuestro paulatino pero amenazador alejamiento de los vértices éticos y políticos de las democracias occidentales.

La obsesión de Zapatero de lograr sus objetivos ideales —la altura de miras y la bondad intrínseca de sus proyectos justifican precios y esfuerzos—, son una amenaza que demasiados siguen ignorando.

No hay baremo más fidedigno de la calidad moral de las democracias y la sociedad abierta occidental que la actitud hacia Israel. Todas las críticas a su política son necesarias.

Por injustas que sean. Israel mismo se critica como sociedad abierta y ayer lo volvió a demostrar con su balance sobre la guerra del Líbano. El drama actual de Gaza se debe exclusivamente al diario bombardeo de territorio israelí. Hamás puede ponerle fin cuando quiera.

En España, sin embargo, persiste una anomalía que se revela cuando partidos gobernantes y periódicos que se consideran referentes vomitan su odio a Israel con la misma virulencia con que lo hace —ayer mismo también y no por casualidad en el aniversario de la llegada al poder de Hitler—, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ese otro socio de Zapatero.
La esencia de Israel es la superación de la amenaza al exterminio, la defensa a ultranza de la libertad, la dignidad y la conciencia. Es un rotundo y sencillo concepto de vida. Por eso tiene tantos enemigos en todas partes. Pena y pavor da el hecho de que aquí estén en el Gobierno.

Los jóvenes e Irak
Génova, en Blanco
GEES Libertad Digital 31 Enero 2008

Hace cinco años, el mundo se dividía en dos. Por un lado quienes querían dejar que Sadam Hussein siguiese en el poder, llenando fosas comunes, incumpliendo la legalidad internacional, amenazando a sus vecinos y tratando con terroristas. Entre ellos, Zapatero, José Blanco y el PSOE. Y por otro lado quienes aborrecían el régimen de Sadam, exigían que cumpliera la legalidad internacional y lo consideraban una amenaza para sus vecinos y para el resto del mundo. Es decir, el Gobierno del Partido Popular. Desde entonces, el PSOE ha deseado la derrota de la coalición aliada; el PP –es de suponer– la victoria de quienes fueron sus aliados.

Conviene recordarlo ahora que la guerra en Irak está comenzando a ganarse y la victoria está más cerca. Durante años, el partido Popular ha soportado la hiel de la postguerra, y Zapatero no ha dejado de hacer responsable a Rajoy de cada muerte en Irak. Pues bien, ahora las cosas están mejorando, y la victoria está en el horizonte. Irak se acerca a un futuro medianamente digno, con Sadam enterrado y los yihadistas cediendo palmo a palmo en una zona vital para ellos. Quienes han estado a favor de dejar a los iraquíes sumidos en la dictadura (Zapatero) deben ahora dar explicaciones a quienes apostaron por quitar de en medio al sátrapa de Bagdad y dotar al país de un régimen digno. O sea, al Partido Popular.

Pero para ello, los dirigentes del PP debieran dejar de comprar la propaganda socialista, empezando por el mito de la derrota de 2004, el "castigo" de los españoles y la actitud de los "jóvenes" ante la guerra. Así es como se ha empujado a Rajoy a cometer un error a propósito de éstos. ¿A quienes exactamente se refiere en su entrevista en El Mundo cuando dice que su partido se "distanció de los jóvenes"? ¿A aquellos que se manifestaban con Llamazares y José Blanco llamando a Aznar "asesino"? ¿A los que gritaban el 13-M "esto nos pasa por un gobierno facha"? Si estos son los "jóvenes" distanciados, ¿qué concepto tienen los dirigentes populares de los que les votaron entonces?

Rajoy no puede olvidar que miles de jóvenes acudieron en masa a votarle en marzo de 2004, y muchos se afiliaron masivamente al PP después de la derrota. Existe toda una generación de jóvenes liberales, bien formados, orgullosos de ser españoles y con ganas de ver a España participando en las grandes empresas mundiales, Irak incluida. En pleno acoso izquierdista votaron a la derecha en 2003 y 2004, mientras Blanco y los suyos repetían la milonga del voto joven y el castigo al PP. Pero miles se mantuvieron fieles y apoyaron con su voto la gestión en Irak. Paradójicamente, hoy el PP se lo agradece haciendo suyo el grosero análisis socialista sobre la "juventud española" y su posición ante la guerra.

Conocemos de sobra como tratan Blanco y Zapatero a los españoles; como a un pueblo inculto, objeto de manipulación, de caciquismo, de pan y de circo, de "Nunca Mais", de "No a la Guerra", de 13-M y de T-4. Pero los tumultos de botellón y sms quedan para Rubalcaba y López Garrido: Rajoy y la derecha liberal-conservadora siempre se han caracterizado por todo lo contrario; el respeto casi reverencial hacia la sociedad civil y la confianza en la responsabilidad del ciudadano que vota. Así, una necesidad se impone: a los españoles, jóvenes o no, se les explican las cosas con claridad y determinación; en este caso qué, cómo, por qué y para qué la guerra de Irak. Se hizo lo correcto, se actuó de acuerdo a principios y a las necesidades e intereses de España y la comunidad internacional.

Pese a que en 2004 nada de esto se contó, diez millones de ciudadanos, jóvenes y no jóvenes, lo vieron claro. En 2007 no debe repetirse el error de creer que los españoles son como el PSOE dice que son, porque al final lo acabarán siendo. Por eso resulta inconcebible que desde el Partido Popular se compre la propaganda del Partido Socialista sobre la guerra de Irak. Ya resulta de mal gusto escuchar las directrices de Blanco a los suyos como para encima escuchar el eco de sus ideas en la calle Génova. Y es que ya no es cuestión de Irak. Es cuestión de respeto los españoles.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

El "embajador" de ETA es un hijo de … guardia civil
Pascual Tamburri elsemanaldigital  31 Enero 2008

Está todo el mundo muy contento porque van a declarar ilegal ETA. Yo, la verdad, pienso que debo de ser muy cortico, porque no termino de encontrar la gracia de la noticia. Que solemnemente Zapatero y sus chicos se reúnan consigo mismos y nos digan que ETA es ETA no añade absolutamente nada a la lucha contra el bandidaje, porque no podemos volver atrás en el tiempo para enmendar lo que esos criminales (los de las capuchas) ya han hecho con los ropajes jurídicos que les han dejado (los de las instituciones). Señalar ETA allí donde está o ha estado tendrá su efecto positivo sólo de ahora en adelante, y sólo a condición de que la limpieza sea total.

Y no va a serlo. La sociedad navarra y vasca está trufada de quintas, sextas y séptimas columnas del terrorismo nacional-marxista, y cada una de ellas tiene capacidad de reproducir el conjunto del movimiento. Como las lombrices, el MLNV puede perder órganos sin morir, y Zapatero lo sabe bien. Se cuidará mucho, eso sí, de conservar con vida al enemigo terrorista de hoy, que ayer fue su interlocutor y que en sus planes volverá a serlo.

La prueba de esa pésima fe, que hace inútil cualquier ilegalización, es que no se va a combatir el terrorismo en todos los frentes. Bien, hay pruebas que vinculan ETA con ANV y PCTV, como las hubo para ilegalizar Batasuna. Pero ¿es que no las hay para ilegalizar el sindicato LAB? Ni un paso se ha dado en esa dirección, y LAB quedará durante un tiempo como buque insignia del nacional-terrorismo; y después volveremos a empezar.

Protagonista de esa operación es Rafael Díez Usabiaga, un tipo muy listo que dirige LAB hace veinte años. Si ha sobrevivido a tantas purgas no será sin duda por su buen corazón, rodeado como está de alimañas. Ha estado en todos los conatos de negociación, empezando por el de Argel; y viene entrenado desde su casa, porque el valiente luchador de Lasarte es, fíjense, hijo de un número de la Guardia Civil. ¿Complejo de Edipo o síndrome de Estocolmo? La verdad, me importa poco: es un hijo de perra indeseable, líder de una manada de asesinos, y Zapatero debería, porque puede hacerlo, ilegalizar LAB y encarcelar a este cordero. Pero no hay lo que tiene que haber, como se ve que no lo tuvo su padre para pararle los pies a tiempo.

Expaña, país de idiotas: un año de peticiones para que te den impresos en castellano
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 31 Enero 2008

Cuando leo estas noticias, que son hechos, pienso que Expaña es un país tan imbécil que merece desaparecer.

Una Administración española no tiene impresos escritos en el idioma oficial de la nación y común de todos los españoles.

En octubre del 2006 comenzó su epistolar relación con la Xunta, cuando en la delegación coruñesa de la Consellería de Economía e Facenda solicitó el modelo 600 para el impuesto de transmisiones patrimoniales, que incluye 4 hojas de instrucciones, y se lo dieron todo en gallego. (...) Ahora, tras un continuo intercambio de misivas, consiguió que la Administración autonómica le facilite los impresos en el idioma que exigía.

Si se tratase de una mujer que quiere matar a su hijo vulnerando además el Código Penal, los periódicos progres le llevarían a sus portadas, pero como José Rivera no es más que un ciudadano de orden, sólo aparece en un pequeño espacio en un diario regional.

Y al menos a este señor le han dado los impresos en castellano. En Cataluña no los habría conseguido, como no consiguen los padres que lo desean escolarizar a sus hijos en lengua castellana. Carmencita Chacón (¡no entiendo cómo a muchos hombres les parece una mujer guapa, aunque al lado de Maruja Torres y de la MariTere es Carla Bruni!) le espetaría que está por la España una, grande y libre.

¿Disolvemos el país?

La guerra perdida de las palabras (o sea, de las ideas).
Nota del Editor 31 Enero 2008

Lo curioso es que este ciudadano empeñado en defender su derecho constitucional a utilizar el español en sus relaciones con la administración regional, debe estar tan harto de sus estupideces, que se olvida de un tema importante, y es el de la utilización exclusiva del gallego en la designación de la entidad, cosa harto importante, pues ésta debería ser la primera batalla, conseguir que la administración de dirija a los ciudadanos utilizando su designación en español: en Galicia La Junta de Galicia (o deberíamos decir la Chusma de Galicia), Consejería de Economía y Hacienda, y en Cataluña la Generalidad (aunque no lleguen ni a honrosos soldados rasos).

Pero la gente se traga la imposición del TC de los topónimos en lengua regional y de paso la designación de los servicios en la misma. Parece ser que, si Vd. admite un documento de una administración regional denominada únicamente en lengua regional, el idioma que venga a continuación es lo de menos, pues Vd. ha admitido que entiende la lengua regional y puede perder su derecho a reclamar (más sobre esto dentro de un par de años cuando se reciba una sentencia del TSJG).

LE ACUSA DE ROMPER LOS CONSENSOS
Zaplana ve evidente la cesión de Zapatero ante ETA por su presencia en las instituciones
El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha señalado que es evidente que el Gobierno ha cedido ante la banda terrorista ETA "permitiendo que los que apoyan a ETA estén en las instituciones", en referencia al caso del sanguinario De Juana Chaos y de la ilegalización de ANV y PCTV. Además, acusó al Gobierno de haber "roto el gran logro" de las políticas de Estado pactadas por el PSOE y el PP desde la transición.
Europa Press Libertad Digital 31 Enero 2008

El "número cuatro" de las listas del PP al Congreso se mostró convencido de que el PP ganará las elecciones del próximo 9 de marzo y que "la derrota de Zapatero" permitirá que "aflore el PSOE que quiere pactar las políticas de Estado" con los populares.

En declaraciones a TVE, Zaplana aseguró que existe un "sentimiento bastante extendido" en el PSOE de "desagrado" por la política impulsada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Según el popular, a diferencia de Rajoy, el jefe del Ejecutivo estaría obligado a abandonar la secretaría general del PSOE en el caso de perder las elecciones.

Zaplana acusó al Gobierno de haber "roto el gran logro" de las políticas de Estado pactadas por el PSOE y el PP desde la transición ya que, dijo, el Ejecutivo "se ha cargado el Estado de las autonomías". En este sentido, abogó por "volver a las vías del consenso" sin retirar las competencias a las Comunidades Autónomas.

Según el portavoz del PP en el Congreso en la pasada legislatura, el Gobierno ha cedido ante la banda terrorista ETA. "Que el Gobierno ha cedido ante ETA parece una evidencia permitiendo que los que apoyan a ETA estén en las instituciones", dijo Zaplana en referencia al "caso De Juana Chaos" y la ilegalización de ANV y PCTV. "El Gobierno está permanentemente crispado y quien no tiene sus ideas es sancionado y es criminalizado", subrayó Zaplana. "Salvando el Tribunal Constitucional (TC), lo que ha hecho el PSOE en todos las instituciones es poner a familiares o a personas cercanas", denunció el 'popular', que apostó por "profesionales de prestigio" para ocupar los cargos institucionales.

Como ejemplo de la crispación del Gobierno, Zaplana citó las críticas del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, después de que el TC rechazara el recurso del PP contra la Ley de Igualdad. "Chirría que sea el propio ministro de Justicia el que critique a los que recurren a la justicia en defensa de sus derechos", afirmó. Zaplana, que se mostró partidario de la discriminación positiva, insistió en que el PP respeta la decisión del TC sobre la Ley de Igualdad, aunque enfatizó que no creen que a la igualdad se llegue a través de cuotas.

NO ESPERÓ SIQUIERA A LOS HIJOS DEL MATRIMONIO ASESINADO
Increpan al alcalde de Sevilla durante uno de los actos de homenaje a Jiménez Becerril
Los gritos de los ciudadanos contra Alfredo Sánchez Monteseirín, alcalde socialista de Sevilla, hicieron que el regidor de la capital andaluza diese inicio a uno de los actos de homenaje al matrimonio Jiménez Becerril sin esperar siquiera a que llegasen los hijos de los asesinados.
Agencias Libertad Digital 31 Enero 2008

El acto se celebraba en la calle Don Remondo de la capital hispalense, la misma en la que la organización terrorista asesinó al concejal del PP en Sevilla, Alberto Jiménez Becerril, y a su esposa, Ascensión García, y donde los congregados iban a hacer una ofrenda floral. Alfredo Sánchez Monteseirín, fue increpado por una ciudadana, que no dudó en preguntarle el motivo por el que en la esquela publicada en los periódicos no aparecía ninguna referencia al hecho de que el matrimonio Jiménez-Becerril había sido víctima de un atentado de ETA.

Ante este hecho, el alcalde de Sevilla intentó ofrecer una explicación a la vez que pedía calma a la ciudadana, pero la misma no convenció a los presentes, que comenzaron a increpar a Monteseirín. Debido a estos gritos, el primer regidor de la localidad hispalense decidió comenzar el homenaje, lo que aumentó el enfado de los presentes al percatarse de que el acto se iniciaba sin esperar siquiera a que pudiesen llegar al mismo los hijos del matrimonio asesinado.

Monteseirín leyó un poema entre los gritos de los asistentes, entre los que destacaron los que le reprochaban su comportamiento, al que advirtieron de que "no queremos poesía sino que ilegalicéis a ETA". Tras la poesía, una mujer lamento que la organización no haya permitido intervenir a la hermana de Alberto Jiménez-Becerril, ante lo que se sumaron otras voces reclamando: "Queremos oír a Teresa".

Al finalizar el acto, los nervios fueron a más y una mujer llamó "sinvergüenza" al alcalde y lo acusó de estar "traicionando" a España, ante lo que la mujer de Alfredo Sánchez Monteseirín reaccionó gritando que "no sabe lo que es vivir así, es muy triste que mis hijos no puedan abrir el buzón de mi casa, y así llevamos diez años".

Cuatro actos de homenaje
Una hora más tarde, en el hotel Meliá Sevilla, víctimas del terrorismo y dirigentes del PP participaron en un emotivo acto lleno de testimonios. El nuevo homenaje fue organizado por la familia de ambos asesinados y contó con las intervenciones, entre otros, de Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas, María del Mar Blanco, Ortega Lara y Regina Otaola.

El acto, en el que se emitió un vídeo con imágenes de Alberto Jiménez Becerril durante su actividad política y en compañía de su esposa e hijos y con testimonios de gente muy cercana al matrimonio que recordaron como vivieron el fatídico día de los asesinatos, se inició con la intervención de Teresa Jiménez Becerril, hermana del concejal. Al final del mismo, le leyó una carta enviada por el ex presidente del Gobierno, José María Aznar.

Al acto asistieron cerca de mil personas, entre las cuales destacaban María José González y su hija Irene Villa, que sufrieron un brutal atentado de ETA; Mapi de las Heras, viuda de Fernando Múgica; Iñaki Ezquerra, presidente del Foro de Ermua; Carlos Iturgaiz, ex presidente del PP vasco y eurodiputado; Consuelo Ordoñez, hermana de Gregorio Oroñez; Francisco José Alcaraz, presidente de la AVT; o Cristina Cuesta, portavoz de Covite.

En total, este miércoles se han celebrado cuatro homenajes a los asesinados en la capital hispalense. Los actos comenzaron con una visita de la familia y los miembros del PP del Ayuntamiento hispalense al camposanto que guarda los restos mortales de las víctimas del atentado, el cementerio de San Fernando. Ya por la tarde, se celebraron nuevos actos de homenaje. A las 17:00 horas, la Catedral de Sevilla albergó la celebración de una misa fúnebre. Al término de la misa, la familia y la Corporación municipal visitaron la calle Don Remondo, donde fueron asesinados por ETA, para realizar una ofrenda floral. Por último, el acto organizado en el Meliá Sevilla.

Jeresa Jiménez-Becerril: «A veces piensas que quien nos gobierna no ve la maldad en los terroristas»
POR EDUARDO BARBA. SEVILLA. ABC 31 Enero 2008

La memoria es demasiadas veces dolorosa. A Teresa Jiménez-Becerril y su familia les toca ahora, diez años después, salir de nuevo al balcón, para que Sevilla les vea, les acompañe, les seque las lágrimas y les ofrezca su hombro, dándole la mano a un dolor con el que llevan conviviendo desde que aquel 30 de enero de 1998 la serpiente etarra matara por la espalda a Alberto Jiménez-Becerril y a su mujer, Ascensión García. Sus hijos, Ascen, con casi 9 años, Alberto, con 7, y Clara, 4, se quedaron esperando. Para ellos, para Teresa, para toda la ciudad, hacer memoria es reivindicar, honrar a quienes se fueron y también un duro ejercicio de reactivación del dolor, pero éste no puede ser más que la dignidad de la desgracia.

-Diez años, ¿pasan muy rápidos o muy lentos?
-Muy rápidos, muy rápidos. El otro día mi sobrino Alberto trajo a casa un boletín del colegio con fotos de cuando empezó y era un auténtico niño, parece imposible que ahora esté así... También vimos hace poco una foto de Clara de aquel mes de enero del 98. Estábamos Alberto, Ascen, la niña y yo viendo al Heraldo de los Reyes Magos. Fue sólo unos días antes de que los mataran. Ves a Clara y es una auténtica niña... En ese sentido, como a todo el mundo, el tiempo nos pasa muy rápido. Pero para otras cosas muy lento, sobre todo al principio. De todos modos, creo que es bueno ese paso del tiempo...

-Dicen que lo cura todo...
-Gracias a Dios, ayuda. Yo se lo digo siempre a las familias de las víctimas. El tiempo es lo único que nos puede ayudar. Si no fuera por eso, nos volveríamos locos. Pero te acuerdas de todo perfectamente, no se te olvida un solo detalle de lo que ocurrió aunque pasen años.

-¿Cuánto se tarda en poder hablar de aquello?
-Al principio, por motivos prácticos, estuvimos fuera de todo, ausentes. Teníamos unos niños que se habían quedado sin padres y nos daban igual las víctimas, las asociaciones, los periódicos... Borramos la memoria. Por no acordarnos, no nos acordábamos ni de que había terrorismo. Sólo teníamos en la cabeza tres chiquillos a los que había que querer muchísimo para que no sufrieran. Con el tiempo, ese problema no se ha resuelto, pero sí se ha mejorado, y es a partir de entonces cuando decido ocuparme de la memoria de Alberto y Ascen. Empiezo a salir, a hablar... Es también una válvula de escape. Hace daño porque tienes que estar recordando, pero compensa.

-¿Cómo recuerda hoy aquel día fatídico?
-Con horror. Yo ya vivía en Italia. La noticia nos la dieron de madrugada y por teléfono, el maldito teléfono. Desde aquel día, no puedo escuchar un teléfono. Los odio, no quiero que me llamen. En la familia, de hecho, tenemos la costumbre de llamarnos diciendo antes que nada, «que no pasa nada, que no pasa nada» para que nadie se ponga nervioso, porque todos tenemos la sensación de que nos van a dar una mala noticia. Han pasado diez años y seguimos haciéndolo. Después de enterarnos, era todo el tiempo repitiéndonos «no es posible, no es posible...». No te lo creías. Pero mientras nos repetíamos que era mentira, que no era posible que hubieran matado a mi hermano, nos contaron que la cosa no había acabado ahí y que habían asesinado también a su mujer. Era para volverse loco, sólo si se vive se puede entender (Teresa hace una pausa y respira profundamente. Su vidriosa mirada lo dice todo). Además, mi tía, la pobre, vino al funeral de mi hermano y se mató con el coche a la vuelta. Es algo de lo que nunca hablamos, pero yo considero que mi tía también fue víctima del terrorismo.

-Durísimo.
-En mi casa se pasó un período que se resume con una palabra: nada. No había televisión, ni radio, nada, sólo dibujos animados para los tres niños. Muchos periodistas, mucha gente, mucha curiosidad... pero hubo que cortar con todo, porque era la única manera de salvaguardar la intimidad de los niños.

-¿Cómo están ellos?
-Bueno, bien. Muchas veces me pregunta la gente si ellos hacen, si no hacen, si dicen... Yo sé que hablan alguna vez de este tema, que ya no es tabú, pero cuando alguien sufre una tragedia de esta envergadura siendo niño, crece protegido e imagino que no les ha gustado en todo este tiempo tratar el asunto ni hacer declaraciones.

-Instinto de supervivencia, ¿no?
-Durante mucho tiempo, nosotros los hemos protegido, pero ellos nos han protegido también a nosotros no tratando el tema, no hablando de ello. También sabían que nosotros sufríamos mucho. Imagine que a mi madre la ETA le mató a su hijo, que eso también duele. Todos sufríamos y por eso no se hablaba del tema. Pero desde que yo ya sí me ocupo de la memoria de mi hermano y su mujer, pues igual sí han tenido que escuchar o leer. Imagino que a estas alturas ya hablarán de esto con sus amigos, con la gente... porque saben perfectamente lo que pasó. Han tenido que apartarse y callar, porque es la única forma de seguir después de esa barbaridad tan grande, de que de la noche a la mañana sus padres salgan a tomarse una cerveza mientras ellos dormían, estén a unos metros de casa... y no vuelvan, y no los veas más... Es una atrocidad y al que le pasa sólo puede cortar por lo sano para poder seguir adelante.

-Si tuviera la ocasión de hablarle a la cara, ¿qué le diría al que disparó?
-Primero lo agarraría con fuerza, con rabia, no sé... Y le preguntaría cómo se permitió matar a un muchacho lleno de vida, con 37 años y tres chiquillos que estaban esperándole en casa. Le preguntaría cómo se puede ser tan cruel para hacer una cosa así. Y sobre todo, en nombre de qué. Y le recordaría que no existe legitimidad ni heroicidad en lo que hizo. No está salvando a ningún pueblo ni luchando por nada, que no se equivoque. Darle un tiro a alguien en la nuca es de cobardes, no de héroes ni de patriotas ni de nada.

-¿Tiene esto solución?
-Es difícil, pero si los españoles, de forma decidida, se unieran para acabar con ETA con la ayuda de las leyes, de la Policía y de un Gobierno con voluntad política real, sí se podría solucionar. Es que a veces piensas que quien nos gobierna no ve la maldad en los terroristas, da la sensación de que tienen todavía esa idea romántica de hace tantos años, como creo que le pasa a Zapatero.

Tribunales
La AN estudia 9 querellas contra alcaldes por calles con nombres etarras
R. C. La Razón 31 Enero 2008

Madrid- La asociación Dignidad y Justicia (DyJ) ha presentado en la Audiencia Nacional nueve querellas contra otros tantos alcaldes del País Vasco y Navarra a quienes acusa de los delitos de enaltecimiento y justificación del terrorismo y de humillación a las víctimas y a sus familiares por mantener en sus localidades calles con el nombre de miembros de ETA. Entre los regidores querellados, la mayoría del PNV, figura la alcaldesa de Hernani, Marian Beitialarrangoitia (ANV), que la semana pasada declaró ante el juez Santiago Pedraz por pedir un aplauso para los dos presuntos etarras imputados por el atentado de la T-4. En la relación también están incluidos los alcaldes de los municipios vizcaínos de Arrigorriaga, Amorebieta, Durango, Etxebarri y Lejona; los guipuzcoanos de Zizurkil y Tolosa, y el navarro de Etxarri-Aranaz. Según fuentes jurídicas, las querellas han correspondido por reparto a varios jueces de la Audiencia, entre ellos el propio Pedraz.

También en Galicia PSOE y separatistas prohibirán usar el español a los comerciantes
 Minuto Digital 31 Enero 2008

Toda ha sido llegar al poder la coalición nacional-socialista a Galicia, para que igual que sucede en Cataluña, se comience a perseguir el español. Primero lo han expulsado de las escuelas con un Decreto que obliga a impartir en gallego un mínimo del 50 % de las asignaturas, entre ellas las importantes, como historia o matemáticas, y relega el español a gimnasia o artes plásticas, siempre y cuando el centro no decida impartir todas las asignaturas en gallego menos lengua española ( según ellos castellano).

Ahora la Xunta, siguiendo los pasos de la política de inmersión lingüística en Cataluña obligar a los comerciantes a utilizar el idioma gallego en la rotulación de la señalización, carteles informativos u oferta de servicios dirigidos al público.

Esta política obedece, exclusivamente, a las intenciones de los nacionalismos de usar la lengua como elemento político diferenciador en la que sustentar sus reivindicaciones separatistas, política con la que colabora, y hace suya, el PSOE, a la vista del buen grado con que está aceptando esta tanto en Cataluña como en Galicia estas imposiciones lingüísticas.

En contra del abuso por parte del poder establecido en Galicia se ha alzado la asociación ciudadana Galicia Bilingüe, que considera inadmisible la intención de la Xunta de introducir en la futura Lei de Ordenación do Comercio Interior semejante imposición lingüística, que es, según un comunicado de prensa de la asociación un ataque a la libertad de empresa y una nueva intromisión absurda e injustificable de la Administración en el ámbito de las relaciones privadas, que ignora además la legalidad vigente plasmada en el Estatuto de Autonomía y Constitución, que atribuye carácter co oficial al gallego y al castellano en Galicia. Según Galicia Bilingüe esta medida resulta claramente discriminatoria para los castellanohablantes, pues obliga a utilizar únicamente el gallego, y no el castellano, en la oferta de servicios. Supone, por lo tanto, una nueva quiebra del principio de igualdad entre los que hablan una u otra lengua.

El falso principio de igualdad.
Nota del Editor  31 Enero 2008

La imposición lingüística está llegando a tales niveles de infamia que hay algunos grupos que dan por bueno el falso "principio de igualdad entre los que hablan una u otra lengua".  No puede haber igualdad entre los que hablan una y otra lengua, existe el deber de conocer el español, no existe el deber de conocer la lengua regional, existe el derecho a utilizar la lengua regional cuando alguien se dirija a la administración.

El derecho a hablar la lengua regional termina en el no deber de conocerla por parte de los demás. Hay por tanto dos fronteras que anulan el derecho a hablar la lengua regional: la primera es geográfica, en cuanto se sale de la región donde la lengua regional es oficial, desaparece el derecho a dirigirse a la administración en tal lengua, la segunda frontera es social, ningún hablante de la lengua regional puede obligar a un español-hablante a que le atienda o entienda en tal lengua. El bilingüismo impuesto que pretenden estos grupos es absolutamente anticonstitucional.

¿Por qué los terroristas islámicos tienen permiso de residencia?
 Minuto Digital 31 Enero 2008

La reciente desarticulación de la célula islamista de Barcelona ha vuelto a poner de manifiesto el absoluto descontrol que existe en España respecto a la inmigración. De los doce detenidos siete tenían permiso de residencia. Al igual que sucedió con los atentados del 11-M, los implicados residían legalmente en España, pese a ser un evidente peligro potencial en atención a sus tendencias radicales.

La pregunta obvia es ¿Cómo es posible que estos individuos puedan tener permiso de residencia legal en España? La respuesta, también obvia, es por qué no existe ningún tipo de control a la hora de dar su concesión. Si se han dado “papeles” con un simple billete de autobús para acreditar el tiempo de residencia en España, o se ha aceptado que 200 inmigrantes pudieran estar empadronados en la misma vivienda, pueden ustedes imaginarse lo mucho que nuestras autoridades se preocupan de investigar los antecedentes de los inmigrantes o simplemente de exigirles un certificado de buena conducta de sus países de origen.

Qadeer Malik, uno de los artificieros, hacía quince días que había presentado una solicitud de reunificación familiar. Quería que su mujer viniera a vivir a España con él. ¿Algún obstáculo por parte de nuestras autoridades?, ninguno.

Como ninguno se puso a la entrada en España de Mehmood Khalid, uno de los tres presuntos suicidas, que había aterrizado el 8 de octubre procedente de Paquistán, vía Estocolmo, y que desde entonces buscaba trabajo en España como ilegal.

Uno de los líderes de la cedula islamista era Maroof Ahmed, de 39 años de edad, llevaba más de diez años en España. como trabajador de la construcciónpero además era imán de la mezquita Tarek Bin Ziad, de la calle Hospital de Barcelona, una de las registradas durante la operación policial y que, ¿como no?, no tenía permiso legal de apertura.

Hafeez Ahmed, también tenía permiso de residencia y viajó a mediados de 2007 a Paquistán, donde habría permanecido cinco meses en un campo de entrenamiento de Al Qaeda adiestrándose en la fabricación de explosivos.

¿No aconseja la más elemental prudencia establecer algún tipo de control sobre antecedentes penales, policiales o de conducta antes de conceder a lo loco permisos de residencia?

El PP propone suprimir la inmersión e implantar una educación bilingüe
• Llevará al programa una ley básica que impondría el castellano como lengua vehicular con el catalán
• El plan excluye la segregación, pero primaría un idioma u otro según el entorno social y los padres
GEMMA ROBLES. EL PERIÓDICO 31 Enero 2008

El PP pretende que, en las comunidades con lenguas cooficiales como Catalunya, haya un modelo educativo sustentado en el "bilingüismo integrador". Si Mariano Rajoy gana las elecciones, tratará de garantizarlo mediante una ley de bases que después deberán desarrollar las autonomías, según explicó ayer a este diario el responsable del PPC, Daniel Sirera.

El equipo que elabora las propuestas de Rajoy subraya que se buscará "integrar y no segregar", estableciendo que "el castellano deberá ser lengua vehicular en todas las etapas educativas con la otra lengua cooficial, si la hubiera". El responsable del área educativa del programa, Eugenio Nasarre, precisó que el PP pretende que en las autonomías con lengua propia se imparta un porcentaje de asignaturas en castellano y otro en la lengua cooficial.

PADRES Y ENTORNOS SOCIALES
Nasarre subrayó que su partido no defenderá, "en ningún caso", la separación por aulas del alumnado en función de la lengua vehicular elegida, e insistió en que su proyecto consiste en impulsar "que una parte de las clases sea en castellano y otra, en catalán o en la lengua que corresponda". Y aunque eludió especificar los porcentajes que se están barajando o las materias que podrían enseñarse en uno u otro idioma, aseguró que, en su momento, el PP pondrá sobre la mesa "criterios equilibrados que atiendan a la demanda de los padres y al caracter sociológico del entorno de cada centro educativo".

El dirigente popular agregó que el modelo que plantea su partido es "perfectamente posible" y, desde su punto de vista, no crea "guetos ni compartimentos lingüísticos".

RENUNCIA AL MODELO GENERAL
Fue Mariano Rajoy quien, en un acto del PP celebrado en Galicia en verano, anunció que promovería una ley que diese garantías del uso del castellano en las escuelas. Se constituyó un grupo de trabajo para perfilar la propuesta, coordinado por Sirera, y en el que participaban también la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, la balear Rosa Estaràs, el gallego Alberto Núñez Feijóo y el valenciano Gerardo Camps.

Pero un estudio comparativo por comunidades les hizo ver que era prácticamente imposible establecer un modelo general, puesto que cada autonomía "tenía sus propios problemas". Esto llevó al equipo a concluir que era imposible imponer un modelo único y que era más realista enunciar objetivos políticos orientados a una ley de bases que, dado el actual reparto competencial, tendría que ser desarrollada después por las autonomías. Los encargados de redactar el programa electoral han comprado esa alternativa.

A juicio de Sirera, el objetivo último de la propuesta es favorecer que los padres tengan "realmente" el derecho a elegir la lengua vehicular en la que quieren que su hijo sea educado en Catalunya. El líder del PPC reconoce que la propuesta requiere un desarrollo técnico que puede consistir en "la cuadratura del círculo", pero recuerda que la Generalitat también se puede ver en apuros: "Pedimos que se aplique la ley de política lingüística vigente, que hoy no se cumple", en alusión al artículo 21.2, que fija que "los niños tienen derecho a recibir la primera enseñanza en su lengua habitual".

Recortes de Prensa   Página Inicial