AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 27 Febrero 2008

Comunicado de prensa
EL FORO ERMUA ANTE LAS ELECCIONES DEL 9 DE MARZO
Foro Ermua 27 Febrero 2008

El resultado electoral del 9 de marzo debe permitir avanzar hacia una España de ciudadanos y no de nacionalidades, que sea un ámbito de decisión común, de libertad, de igualdad de derechos y de solidaridad, en la que los terroristas no puedan esperar más que su detención y prisión.

Para ello es necesario un gran pacto de Estado PP – PSOE que permita acometer las reformas –incluidas la reforma constitucional y de la Ley electoral- que eliminen el exceso de poder del nacionalismo y corrijan las disfunciones que han provocado treinta años de permanente cesión ante los partidos nacionalistas.

Para conseguir este objetivo es necesario que el proyecto de Rodríguez Zapatero y los nacionalistas no sea revalidado en las urnas.

Bilbao, 26 de febrero de 2008
Las próximas Elecciones Generales van a tener una inusual trascendencia para el futuro de España. Es imprescindible que se tome conciencia de que en ellas los ciudadanos decidiremos cuestiones básicas más propias de unas elecciones a Cortes constituyentes que de unas elecciones ordinarias. En realidad el 9 de marzo no votaremos sólo a un partido sino que nos pronunciaremos:

a) A favor o en contra de que se avance en una modificación en la estructura del Estado en la que las autonomías pasen a convertirse en naciones, entidades nacionales o cualquier otro eufemismo que venga a significar que la auténtica capacidad de decisión y los sentimientos de solidaridad, pertenencia y lealtad se desplacen de España hacia las diferentes regiones.

b) A favor o en contra de que se produzca una centrifugación del Estado, que reduciendo aún más sus competencias y el presupuesto que gestiona (que ya en 2004 se limitaba, descontada SS y deuda pública, a un 20 % del gasto público total), pase a ser una entidad residual, sin posibilidad de llevar a cabo políticas eficaces y unitarias y que sólo sirva para tratar de coordinar los diecisiete “entes nacionales” en los que recaerá, aún más que a día de hoy, el poder real.

c) A favor o en contra de que se rompa la unidad del mercado laboral, del derecho civil, del cuerpo de notarios y registradores, del poder judicial, de la presencia internacional de España, etc., creándose órganos de gobierno y representación y normativa básica propia y diferenciada de cada autonomía en todos estos campos.

d) A favor o en contra de que España deje de ser un ámbito de decisión común, de libertad, de igualdad y de solidaridad, permitiendo profundizar en la desaparición del español de la educación y de la Administración de determinadas comunidades, creando derechos fundamentales diferentes en cada autonomía y terminando con el reparto consensuado y solidario del presupuesto general del Estado que será sustituido por la negociación bilateral del Estado con cada autonomía, basado en criterios incompatibles entre sí y determinado por la necesidad de apoyo parlamentario de los partidos nacionalistas y el poder de los diferentes barones regionales de los partidos nacionales.

e) A favor o en contra de que se mantenga abierta la puerta a la negociación política con los terroristas.

f) A favor o en contra de que todo ello se haga por imposición, sin consenso entre los dos grandes partidos nacionales y sin consenso entre los españoles, y movidos por el chantaje permanente del nacionalismo identitario y el terrorismo de ETA.

En definitiva, el 9 de marzo debemos decidir si refrendamos la continuación del proyecto político iniciado en 2004 por Rodríguez Zapatero para alterar radicalmente la estructura del Estado en el sentido impuesto por los partidos nacionalistas. La posición del Foro Ermua es rotundamente opuesta. Nosotros defendemos la necesidad de mostrar en las urnas un rechazo claro a ese proyecto y apostar por:

a) La recuperación de los consensos básicos entre los dos grandes partidos nacionales, cerrando la puerta a cualquier negociación con ETA y limitando drásticamente la influencia en el diseño de España de unos nacionalismos que de manera expresa y pública buscan la secesión de sus autonomías y, por tanto, la desmembración del país.

b) La consecución de un pacto de Estado entre el PP y el PSOE para acometer reformas estructurales de profundidad, incluida la reforma constitucional y la reforma de la Ley electoral, que permitan la recuperación de competencias básicas del Estado, eliminen el exceso de poder que tienen los partidos nacionalistas y que vengan a corregir las disfunciones que treinta años de permanente cesión ante el nacionalismo han provocado.

El objetivo es avanzar hacia una España de ciudadanos y no de nacionalidades, que sea un ámbito de decisión común, de libertad, de igualdad de derechos y de solidaridad, donde todo el mundo pueda utilizar el español y educarse en su lengua materna, donde el Estado central tenga capacidad para acometer políticas unitarias eficaces, donde exista un sistema educativo común, donde las decisiones sobre lo que nos afecta a todos se tomen entre todos, donde no se levanten difusas barreras a la libertad de movimiento y donde los terroristas no puedan esperar más que su detención y prisión.

Como presupuesto previo para conseguir estos objetivos que el proyecto de Rodríguez Zapatero y de los partidos nacionalistas sea derrotado por los españoles.

El debate
Pío Moa Libertad Digital 27 Febrero 2008

Rajoy pudo haber estado mucho más contundente –no necesariamente agresivo–, pero habida cuenta de que su futurismo se resume en una nena que sabe inglés (él dijo “idiomas”, pero se le entiende) y de que no se ha percatado aún de las bases de la colaboración del gobierno con los terroristas, separatistas y tiranías del tercer Mundo, por lo menos no se ofreció a ayudar Zapo a hacer las cosas bien, como ha sido su costumbre. En conjunto estuvo mejor de lo esperado, con más brío y más pegada. Desde cualquier punto de vista racional ganó el debate, aun si no llegó a romper los colmillos a su venenoso antagonista.

Sin embargo muchas encuestas dan por ganador a Zapo. ¿Cómo es posible? En España las encuestas han solido fallar demasiado, a veces escandalosamente, como las de la Constitución europea. Pero aunque no sean fiables revelan a una masa de población refractaria a argumentos y datos, guiada por estereotipos muy simples, dócil a quien manipule mejor sus deseos: la España de la telebasura, el botellón, la memez histórica, indiferente a su propio país, a su cultura y a las libertades. Una España que no existía al comienzo de la transición (y por ello fue posible esta), pero que ha ido tomando cuerpo entre la demagogia de izquierdas y separatistas y la dejación o desarme ideológico de la derecha. Así, en la sociedad han llegado a hablarse dos lenguajes diferentes, que apenas permiten el entendimiento. Como decía El sol en vísperas de la catástrofe del 36, se va creando una situación en la que nada nos es común a los españoles.

En fin, se ha perdido mucho terreno durante treinta años y no será fácil recobrarlo. Más difícil porque la muy extendida disposición a quejarse no se acompaña casi nunca de disposición a hacer algo práctico. Todos sabemos lo que debieran hacer los demás, pero pocos se preguntan sobre lo que podrían hacer ellos mismos.

La política a pesar de todo
VALENTÍ PUIG ABC 27 Febrero 2008

UN descrédito expansivo de la política acabaría por negarnos el derecho a acudir a la plaza pública para hablar de lo que nos ocurre. A pesar de todo, la política importa. Lo contraproducente del hiperactivismo político es que en la vida hay otras cosas además de la política y que las veinticuatro horas del día han de dar para estas muchas otras cosas. Todavía no está clara ni es definitiva la substitución de los absolutos ideológicos, por ejemplo. Eso confunde la consideración realista y concreta, tangible, de lo que es el bien público. También podríamos añadir como factor perjudicial una mayor intensidad en la abstracción por parte de la teoría política. Se ha ido alejando de la vida política real. Ha perpetrado una creciente disociación con la experiencia histórica, por abuso de los modelos abstractos. Frente a la abstracción desmesurada, la Historia como memoria protege el sentido de la realidad. Y es la transmisión, de una a otra generación, de esa memoria lo que constituye una forma de patrimonio colectivo, lo público, una cierta idea del bien común.

El cara a cara Zapatero-Rajoy pertenece al dominio de la política y no a las categorías del espectáculo, por mucho que contasen la escenografía, la telegenia y los expertos en imagen. Encapsular televisivamente simplifica pero da acceso al debate público a millones de ciudadanos. Querer especificar si ganó Zapatero o Rajoy lleva camino de convertirse en casuística. Esos debates no suelen mover votos, salvo indecisos. No es aventurado decir que Zapatero tiene problemas de verosimilitud con los problemas de Estado y que Rajoy le ha cogido gusto al tobogán. Lo curioso es que hace cuatro años se daba por supuesto que Zapatero era el espadachín y Rajoy el tractor-oruga. Con el tiempo, tanto el instinto como la inteligencia políticas se adaptan. Más allá del marcador electrónico, parece como si Rajoy estuviera preparado para gobernar en seguida, sobre todo si atempera las pasiones soliviantadas de su partido, mientras que Zapatero repetiría y en forma más acertada solo de asumir su fase actual de rectificaciones moderadoras y si, en fin, cambiase de alianzas post-electorales. Dicho de otro modo, si reconocemos la prudencia como valor político, no faltó incluso en el Rajoy de más contundencia argumental mientras que no toma cuerpo en la visión de Zapatero.

Algo tendrá que ver con que el intelectual de la izquierda persista en el complejo platónico, en suponer que porque uno sabe como debieran ser las cosas, sabrá y podrá hacerlas. De esos autoengaños procede aquel desencanto que practicaba la izquierda exquisita española cuando percibió como un mal -pero para bien del resto de los españoles- que la transición democrática no llevaba el país a sus inefables errores de previsión histórica. El desencanto llevó a un abstencionismo carente de fundamento ético, a una forma anti-estética de narcisismo. El destino del zapaterismo, de no evolucionar, es otro desencanto.

Aunque en estado casi vegetativo, en la izquierda española tienen acomodo un puñado de intelectuales que, de hecho, no aceptan que al caer el muro de Berlín quedó demostrado que la economía de mercado había dado riqueza y libertad a la Alemania occidental mientras que el comunismo había arruinado la Alemania oriental. Ambas Alemanias procedían de una misma historia -de una segunda guerra mundial que todo lo había convertido en escombros- y de una misma cultura. La demolición del muro de Berlín fue el giro copernicano que los nuevos inquisidores desestiman.

Ahora estamos en el hipertexto, en la sociedad digital, en el ciberespacio. Incluso así, se diría que la política requiere de algunos toques de magia, de estrellas fulgurantes, de ilusiones irrealistas. No basta con la racionalidad, ni con lo razonable. Es el caso de Obama como candidato o de la entrada destellante de Sarkozy.

De forma hoy ya menos atractiva, así fue la aparición de Zapatero al salir elegido en la conjura congresual de un PSOE devastado por la corrupción y los abusos de poder. Aquella juventud que parecía basar sus poderes en la aureola renovadora de la palabra cuatro años más tarde lleva a sus espaldas el fardo de errores, simplismos y verdades a medias que pueden ajar el rostro más diáfano. Eso no dejó de verse en el debate.

El sortilegio ha ido despojándose de efectos y en la campaña electoral los socialistas sacan a pasear la reconstrucción abigarrada de un monstruo de derechas que ladra y enseña los colmillos para convocar al recelo a aquellos sectores que sólo fueron a las urnas tras la ceremonia de la confusión concelebrada después del 11-M. Esa táctica no cuajó en el debate entre Zapatero y Rajoy.

Falta ahora el segundo debate, para antes de las elecciones de marzo. Después vendrá el momento tragicómico de rememorar los cuarenta años de lo que fue Mayo de 1968. Fue ofuscación, psicodrama, nada serio. Lo prueba que al final diera entrada entre los intelectuales europeos a las tesis del maoísmo.

No es improcedente recordar que el ensayo «Los trajes nuevos del presidente Mao» de Simon Leys, una de las primeras críticas acertadas del totalitarismo maoísta, fue quemado por los estudiantes en la universidad de Vincennes, faro del ultra-progresismo europeo a finales de los años sesenta.

La crítica de los valores morales y sociales del capitalismo democrático trajo como consecuencia lo que llamaríamos cultura adversaria o contracultura basada en el desprestigio de la libre iniciativa, del esfuerzo individual, de la responsabilidad y de los vínculos de confianza. Como resultado, las antiguas virtudes que conformaban la sociedad abierta -desde el ahorro al altruismo- fueron consideradas lacras anacrónicas: el Estado lo asumía todo, el individuo se subsumía en la cultura de la dependencia.

La política también defiende al individuo. Si el totalitarismo pretendía destruir toda libertad individual, la política de la libertad derrocó el muro de Berlín. Actualmente, la tentación más a mano es la antipolítica: resulta ser regresiva, cosa de nuevas masas y no de individualidades. Por buscar la turbo-felicidad, negamos la mesura de las cosas. En un mundo difícil, desearíamos retrotraernos a lo más fácil. La antipolítica es para quienes conciben las urnas ya como un estadio fósil de la vida pública, como una superfluidad caduca en una época de instantaneidades. La antipolítica niega la voluntad de vivir en la libertad sin ignorar la decepción. La vieja canción de la democracia directa frente a la democracia representativa es otro de los antifaces ilusionistas de la antipolítica. Pese a todo, la tolerancia y el pluralismo -el debate- sólo sobrevivirán en la tan traqueteada democracia constitucional y representativa. En no poca medida, será gracias a la política.

Ojú, el del bonobús
POR ANTONIO BURGOS ABC 27 Febrero 2008

LES propongo un entretenido juego de sobremesa, un Trivial Pursuit a modo de silogismo. Que dice:En las democracias, la oposición controla al poder. Ejemplos: Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania.

En las dictaduras, el poder persigue y extermina a la oposición. Ejemplos: Cuba, Marruecos, Venezuela.
Y aquí viene el entretenido juego de sobremesa, cuando a modo de pulpo como animal de compañía se pregunta:

¿A cuál de estos dos modelos se parece más España?

La respuesta no está en el viento, que eso es de Bob Dylan, y Bob Dylan no es de los cómicos nuestros, ni ha ganado el Oscar ni nada. La respuesta está en las agresiones a María San Gil, a Rosa Díez, a Dolores Nadal, a Güemes, a Granados. La respuesta está en esas boquitas de Rubalcaba o de Pepiño o de los compañeros del pesebre del Círculo de Bellas Artes, largando fiesta contra la oposición desde hace cuatro años y redoblando ahora su rufar. Contra cierta oposición, claro.

Ah, porque eso es otra divertida hijuela de esta curiosa democracia española, donde el poder utiliza todo el aparato del Estado no para defender los derechos de las minorías, sino para perseguir y dejar fuera de campo, de cacho y de sitio a la oposición. Oposición, oposición, lo que se dice oposición, en la última legislatura sólo la ha ejercido, dentro de sus posibilidades, el PP. Y el respeto a esa minoría, tararí que te vi. Los otros mal llamados partidos de la oposición, mediante el Pacto del Tinell y el chantaje de sesión continua de los separatistas, así como el arrimamiento al perol de los antiguos comunistas, en realidad han formado parte del entramado del poder. Dime cómo te persigue el poder y te diré qué clase de oposición eres. Con lo cual hemos llegado a la paradoja, ¿quién me compra este misterio?, adivina, adivinanza, de que aquí el único partido minoritario de la oposición tiene diez millones de votos, mientras que, como en el caso de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, hay quien con sólo 25.772 votos toca poder, y cargo, y poltrona, y la tela marinera, y la morterá, y coche oficial, y Visa Oro, y facturas de restaurantes, y dietas para ir a Cuba a ver a los compañeretes y aprender quizá nuevas técnicas para perseguir a estos contrarrevolucionarios fachas, carcas y rancios de la oposición.

La respuesta no está en el viento, que eso es de Bob Dylan, y Bob Dylan no estuvo llamando «asesinos» a los del PP en la calle Génova, ni se puso la pegata del «No a la guerra» en los premios Goya, ni ná. La respuesta está en el debate de antier noche. ¿Observaron bien a Zapatero? ¿Observaron bien a Rajoy? ¿Quién controlaba el ejercicio del poder? ¿Quién lo ejercía? El que oficialmente ocupa el poder, el de las Uvepeós, se dedicó todo el tiempo no a cantar las glorias benditas que han hecho desde el Gobierno y a desmentir los embustes de que lo acusaban en su claudicación ante una banda de asesinos terroristas. No, se dedicó todo el tiempo o bien a poner la tienda de antigüedades y a vendernos la cornucopia del «Prestige» y la jamuga de la guerra de Irak, o bien a aniquilar a la oposición, como vienen haciendo desde hace cuatro años.

A esta oposición, porque el resto de la oposición, la que sobre el papel debería serlo, los ex comunistas y los separatistas, son, como saben, gloria bendita. Y quien, por el contrario, defendió un programa de gobierno en materia de inmigración, de enseñanza, de contención del precio del cartón de leche Pascual y de la docena de huevos, y habló del subidón de las hipotecas fue el que titularmente era el de la oposición. Vamos, el tío del bonobús. Ojú, el del bonobús.

Digo lo del bonobús porque ahora es cuando de verdad, celebrado el partido de ida en la final de copa (de llena ahí esa copa, que lo vamos a celebrar), es cuando el poder le va a dar a la oposición hasta en el cielo de la boca, en el carné de identidad y ni te cuento en el bonobús. A los otros nadie se atreve a darle en la Visa Oro, pero verá usted la que le van a liar a Rajoy con el bonobús, en esta campaña electoral absolutamente preocupante desde el punto de vista de los más elementales rudimentos de la democracia. Otra vez la campaña de «¡Todos contra el PP, heterosexual el último que no llame fachas a sus diez millones de votantes!». Ojú, la que le espera al del bonobús.

Las cejas pintadas
POR IGNACIO CAMACHO ABC 27 Febrero 2008

HUBO momentos en que lo puso en fuga. Esa sensación terrible, pavorosa, demoledora, de que un presidente huye de asuntos sobre los que no está en condiciones de debatir sin salir vapuleado. Terrorismo y modelo territorial: dos puntos débiles en los que no tenía escapatoria. Rajoy no se la dio. Encadenaba acusaciones como quien descarga una somanta de golpes, y Zapatero no pudo sino escaquearse del cuerpo a cuerpo. Simplemente, salió en polvorosa, con la mandíbula apretada y el rostro tenso de quien sabe que ha perdido la iniciativa.

Una cláusula no escrita del Pacto del Tinell -ése que el presidente dijo no saber de qué se trata, en vergonzoso escaqueo que su oponente no aprovechó- impide a Rajoy ganar cualquier cara a cara con el jefe del Gobierno. Es el correlato demoscópico de la teoría del «cordón sanitario»; el líder del PP sólo tiene el respaldo de sus simpatizantes, mientras Zapatero recibe los propios más los de los nacionalismos y de Izquierda Unida. Alrededor de diez puntos más, en cualquier encuesta, de los votos que puede cosechar el PSOE en solitario. Por debajo de esa escala hay que contar la distancia real entre uno y otro, y el lunes ese diferencial fue negativo en casi todos los sondeos. Por eso en el PP se apreciaba una aliviante sensación de triunfo -no aplastante, desde luego, pero triunfo- mientras los socialistas trataban de recrear artificialmente un clima de falsa euforia.

Las percepciones de un debate son siempre subjetivas; lo que para unos es contundencia otros lo ven como agresividad excesiva. Rajoy gustó más a sus votantes que Zapatero a los suyos, lo que también es un modo de ganar. Y fue palpable que en los primeros tres asaltos, tras un tanteo mutuo entre datos de economía -lección de síntesis para el bisoño Pizarro-, el presidente recibió una tunda, especialmente dura en el tercero. Luego, tras el descanso, se rehizo e intercambió buenos golpes, hasta llegar al último acto, trabado y áspero, hosco y desabrido. El final fue un estrambote en el que Rajoy patinó endilgando un discurso cursi, artificioso y postizo.

Otra cosa es que todo esto mueva un voto. Hubo momentos en que los dos rivales intercambiaban garrotazos como los gigantes de Goya, hundidos en el barro del cenagal político, ajenos a esos españoles que esperan que alguien les explique cómo estos dos púgiles se proponen conducir a la nación. Se supone que las propuestas las dejaron para la semana que viene, pero no está claro que en el fondo todo se vuelva a reducir a este bronco toma y daca de reproches. Sí lo está que a ZP se le fue borrando la sonrisa y crispando el rostro más allá de la sobreactuación a medida que su adversario lo acorralaba; a él, mucho más telegénico y seductor, un tipo peor encarado, con las mangas de la camisa algo cortas y el nudo de la corbata mal hecho le desnudó más de un par de veces y le obligó a ponerse a la defensiva. El maquillador le había marcado mucho las cejas, resaltando los ángulos circunflejos, pero fue Rajoy el que de verdad le pintó la cara.

La última oportunidad de Rajoy
Pablo Sebastián Estrella Digital 27 Febrero 2008

Quienes le conocen y comparten su amistad consideran que Rajoy ganó el debate televisado a Zapatero porque transmitía certeza y convicción en lo que decía, esencialmente, sobre España, y porque su adversario ha perdido la frescura de sus primeros pasos por el Gobierno y la credibilidad como un gobernante capacitado para llevar las riendas de este fogoso corcel que es España. Ahora bien, Rajoy debería ser consecuente con su conclusión en el debate cuando, en medio de ese cursi cuento de Caperucita con el que cerró su discurso pidiendo el voto para España y no para él y para su partido. Y eso significa que la oportunidad que ahora tiene no es definitiva ni un cheque en blanco que le permita bajar la guardia, ni tampoco hacer alarde de los muchos errores que han adornado su acción política como líder del PP y de la oposición.

Porque si hubiera hecho, siguiendo su habitual discurso, las “cosas bien hechas” y “con sentido común”, ahora estaría en las encuestas electorales diez puntos por encima del PSOE. Pero su desidia y su “yoísmo”, así como sus malas y desprestigiadas compañías en la dirección del PP, o su empeño en mantener los errores de la derrota del 2004, lo han dejado, hasta ahora, en el papel de aspirante al título, en lugar de presentarle como un sólido y razonable campeón. Por ejemplo, ¿por qué no fue Pío García Escudero, o Ana Pastor, quien hiciera el balance del debate televisado, en lugar de un Acebes rijoso y estentóreo, que es la viva imagen del pasado y la mentira que les llevó a la derrota del 2004?

Rajoy tiene una oportunidad de victoria, y mucho mérito por haber llegado a esa situación, pero quienes van a decidir que se mueva el fiel de la balanza van a ser los indecisos, los votantes del centro y ese sector de la izquierda que antepone el interés general de España a su posición ideológica. Y, si eso es así, el líder del PP, sin bajar la guardia, ha de tomar toda clase de precauciones y de iniciativas, de aquí a lo que resta de campaña electoral, si no quiere que le pase lo que a Aznar frente a González en 1993.

Y ello significa que ha de hablar, a partir de ahora, más como un hombre de Estado y presunto presidente del Gobierno que como jefe de una oposición frentista y radical. Y lo ha de hacer con mano de hierro en guante de seda, con un discurso de futuro y de confianza, y sobre todo con un mensaje de unidad nacional y ciudadana que ofrezca a los españoles un horizonte de la máxima estabilidad y de mano firme en el timón de una nave que se apresta a pasar, en la próxima legislatura, el Cabo de Hornos de los desafíos de los nacionalistas y de la crisis económica y social que ya insufla las velas del viejo galeón español. Lo que requiere un eficaz “Master and Comander”, al mando de la nave, y no un joven simpático y temerario como Zapatero que ya dio pruebas sobradas de su incapacidad política, de su temeridad y de las malas compañías —bucaneros de ETA, y piratas nacionalistas como los de ERC y el BNG—, y al que parece haberle abandonado la baraka, el talante, la sonrisa, la moteada piel de Bambi y la credibilidad, porque en muchas ocasiones no ha dicho la verdad.

En el debate televisado del lunes, en el discurso autonómico de Rajoy —en el que estuvo más débil de lo que debía— brilló por su ausencia la Esquerra Republicana, partido que desprecia España, quema fotos del Rey, que se ha alineado con ETA/Batasuna, y está en el origen de muchos de los males y disparates de la pasada legislatura. Y que ahora pretende un referéndum para la independencia de Cataluña, mientras comparte Gobierno con el PSC en Cataluña, y apoya al PSOE en Madrid.

¿Con quién pactará Zapatero si no consigue una mayoría suficiente para gobernar? He aquí una gran cuestión para el próximo debate. Y otra: ¿está dispuesto Zapatero a entregar, de una vez —ya se lo prometió a Mas cuando reformó el Estatuto catalán— a CiU el Gobierno catalán, si necesita sus votos para gobernar? O ¿volverá Zapatero a pactar con ERC y BNG (que son la misma cosa) si necesita sus escaños?

Todo esto debe salir en el próximo debate, y en los mítines de campaña, y no sólo porque interese al PP, sino porque interesa a los españoles. Como sería bueno conocer qué piensa hacer Rajoy si gana las elecciones y, en ese caso, necesita de apoyos para gobernar. ¿Sería capaz Rajoy, en semejante situación, de ofrecer sitio en el Gobierno a dirigentes moderados del PSOE como lo han hecho Merkel y Sarkozy?

Finalmente, ¿qué perdería Rajoy si anuncia que, si gana las elecciones, piensa contar con Gallardón para un puesto importante en su Gobierno? Para el centro político español y los indecisos, la imagen del alcalde de Madrid es crucial, sobre todo cuando las expectativas del PSOE y del PP están tan ajustadas. Rajoy se equivocó excluyendo al alcalde de Madrid pero todavía lo puede recuperar —electoralmente, se entiende—, aunque sea en el último minuto. Además, en ese intento no tiene nada que perder y sí mucho que ganar. Y si no lo hace, y pierde las elecciones, muchos serán en su partido y en España que piensen que Rajoy desperdició, gratuitamente o por soberbia, esa oportunidad, lo que dejaría a Gallardón las manos libres para intentar una nueva opción política de centro, por ejemplo, durante las próximas elecciones europeas del 2009, que son de circunscripción única nacional.

Finalmente, otro sí, Zapatero no está batido ni mucho menos, entre otras cosas porque cuenta con una sólida base electoral y un gigantesco aparato audiovisual a su favor. Aunque el presidente está tocado, y buena prueba de ello fue su ansiedad por ver la grabación del debate nada más llegar a la Moncloa. Toda una señal de su pésima sensación y de su falta de seguridad sobre lo que acababa de ocurrir. Pero Zapatero es tozudo y temerario –ya se vio tras el atentado de ETA en Barajas- y luchará hasta el final, convencido de que si no gana las elecciones podría gobernar con los nacionalistas, por más que quede detrás del PP. Lo que quiere decir que nada está decidido ni mucho menos escrito, aunque la novedad de las últimas horas es que, por primera vez en mucho tiempo, Rajoy tiene una oportunidad.

La victoria de rajoy
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 27 Febrero 2008

La tragedia en la que estamos consiste en que se puede hacer un debate nacional sin que ninguno de los dos líderes políticos reconozca que España se está «rompiendo». Porque ni para Zapatero ni siquiera para Rajoy España está corriendo peligro. «Nunca he dicho eso» vino a decir un tanto molesto el jefe del PP cuando lo lógico es que ésa hubiera sido su denuncia constante a lo largo de la legislatura. O ¿qué quería decir Rajoy cuando acusaba a Zapatero de «abrir de forma irresponsable el melón del Estado»? La verdad es que: el Presidente propuso, nada más comenzar su mandato, el cambio de modelo de Estado y el jefe de la Oposición, en vez de rechazarlo de plano, entró en el juego y, así, se pudo llegar a la aprobación de los nuevos Estatutos catalán, valenciano y andaluz; al reconocimiento de la «nación» catalana y de la «realidad nacional» andaluza; al vaciamiento de poderes de la Administración Central, y a la estimulación de odios territoriales. Pero, ¿quién tendría la osadía de hablar de «rupturas»? Ni siquiera hoy cuando ya tenemos fecha para la «consulta popular» en la que los vascos podrán decidir acerca de su destino en relación con el Estado español... ¿Deberemos esperar a que se cumpla la kosovización de éste para hablar de «ruptura»?

Una vez más llegaremos tarde. Como ha sido excesivamente tardía la concienciación de los españoles sobre los aspectos más desastrosos de la Constitución. Por ejemplo, haber dejado abierto el modelo de Estado; haber aprobado una ley electoral suicida; haber permitido la inmersión de los escolares en los idiomas vernáculos y la persecución del idioma común; haber aceptado la educación de dos generaciones en el odio a España (en dos legislaturas del PP)...
A mí, lo que me espantó del debate electoral no solamente fue la liturgia sofocante y pretenciosa sino su capacidad para ocultar la tragedia en la que estamos. Cuando resuenan estremecedoras las reclamaciones independentistas en el Norte y en el Este la victoria de Rajoy no dejó de ser, para mí, un consuelo. De todos modos, tardé bastante en dormirme.

Veterano socialista rompe con Zapatero
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 27 Febrero 2008

El talante se acabó. Detrás de la sonrisa impostada, de los gestos seductores, de una personalidad diseñada para “caer bien”, está la realidad de un personaje cínico, intelectualmente mediocre y habilísimo manipulador. Algunos lo sabíamos desde el día en que fue elegido. A otros se les fueron abriendo los ojos progresivamente. No importa si antes o después, el caso es despertar de un sueño que esconde detrás la pesadilla de una España que se arruina en lo económico, se divide en lo cívico y se descompone en lo político.

¿Quién puede hablar del tema con más propiedad y conocimiento de causa que un veterano socialista que ha ocupado importantes puestos de responsabilidad en el partido y, a pesar de ello, conserva ese núcleo de honradez insobornable que le permite hablar con esa libertad que les falta a todos los socialistas millonarios y subvencionados por el régimen, desde el artista que acaba de ganar un Oscar hasta el último politicastro del más pequeño ayuntamiento de España?

Alfonso Lazo, nacido en Sevilla precisamente en 1936, profesor universitario que dio clases de Historia a Alfonso Guerra, a Juan Carlos Rodríguez Ibarra y a muchos otros en la época del 68, es un socialista que perteneció al PSP de Tierno Galván. Fue diputado del PSOE en el Congreso (1977-1996), portavoz socialista en materia universitaria y presidente de la comisión del Defensor del Pueblo. Actualmente no ejerce labor política ni docente. Pero sí ha querido denunciar que Zapatero es el peor presidente de la democracia española desde 1977.

En un artículo publicado en El Mundo de Andalucía, el jueves 21 de febrero, el viejo profesor socialista escribe lo siguiente:

"José Luis Rodríguez Zapatero es el peor gobernante habido en España desde que murió Franco; el único capaz de colocar como objetivo de su política la ruptura entre los españoles. No se trata de una afirmación ociosa. El susurro de ZP reconociendo junto a un periodista áulico que necesita aumentar las tensiones del país, y llegar si es preciso al drama, viene a ser el acta notarial que reconoce lo que todos ya sabíamos de manera un poco intuitiva: para mantener el poder, el señor Z. necesita mantener el voto de los radicales, los progres, las mentalidades adolescentes, los iluminados, los castristas, los okupas, los jipis viejos anclados en 1968, gente toda ella abstencionista confesa salvo caso de odios desatados y grave rompimiento social.

Explicada queda su confrontación con la Iglesia y con las víctimas del terrorismo. Y explicado queda el guerracivilismo y el cuidadoso diseño de la Media Memoria Histórica. Los españoles vivían reconciliados hasta que desde el poder se reabrieron las viejas heridas de la contienda; una acción maligna destinada a destruir los esfuerzos pacificadores de Adolfo Suárez y Felipe González. Gran descomponedor, ZP incluso llega a poner en peligro el concepto mismo de Justicia en un Estado de Derecho cuando detiene, o pone en libertad, según intereses electorales, a los asesinos de ETA. Personaje tal no merece un solo voto. Que pierda las elecciones pasa a ser asunto de salud pública.

No es posible aventurar en estos momentos quién ganará el 9 de marzo; pero es seguro que si gana el PSOE ganará por menos escaños de los que ahora disfruta. Una situación, en efecto, dramática, según la terminología acuñada por el presidente; porque el Gobierno va a quedar todavía más indefenso ante los chantajes nacionalistas de catalanes y vascos. Acaba de recordarlo el portavoz de Esquerra Republicana: «Si Zapatero vuelve a la Moncloa, cobraremos por adelantado nuestro apoyo». Un cobro en plena crisis económica que ZP aviva con sus promesas electorales de tirar la casa por la ventana.

De modo que quizá sean las elecciones más importantes celebradas en España desde el comienzo de la democracia. Felipe González, Suárez, Carrillo, Guerra, Almunia, Aznar con errores y aciertos fueron políticos maduros y tenían sentido de Estado. Zapatero, no: astuto, sin auctoritas, temido dentro del PSOE aunque no respetado, ignorante de la Historia de España, es rehén de los nacionalismos hasta el punto de modificar bajo cuerda la Constitución a golpe de concesiones. Cómo podemos recomponer una situación así.

Cabe primero el voto útil: la marcha del señor Z únicamente se hace posible caso de ganar Rajoy. Es el sufragio realista: votar al PP como único camino para que Zapatero lo recorra de vuelta a casa; muchos buenos militantes socialistas, horrorizados con la deriva reaccionaria del PSOE en busca de apoyos entre el tribalismo prehistórico, lo agradecerían silenciosos. No obstante, a los viejos y convencidos socialdemócratas puede resultarles duro escoger de pronto la papeleta con las siglas del PP. Para ellos se abre el voto del ideal.

Es el voto al partido contra el que la prensa áulica ha decretado silencio porque muerde los sufragios del PSOE. El partido de Rosa Díaz, de Femando Savater, de Alvaro Pombo, de Antonio Muñoz Molina, del historiador Elorza, del escultor Ibarrola... Ningún otro puede ofrecer un friso semejante de intelectuales prestigiosos; nada más alejado de los mediocres artistas de subvenciones millonarias que cantan las cejas de ZP.

Y queda por último el dignísimo voto en blanco de sobre vacío, tan democrático y tan irritante para los políticos apoltronados. En todo caso, al final, cualquier decisión es buena si termina restando papeletas de las urnas al peor de los candidatos".

Vídeo: http://es.youtube.com/watch?v=3uW8U0Qj8og

España en el mundo
¿A quien le importa?
GEES Libertad Digital 27 Febrero 2008

Escasos segundos fueron todo lo que dedicaron los líderes de los dos principales partidos políticos a la política exterior y de seguridad en el primer debate cara a cara. Zapatero mencionó muy brevemente Perejil y la foto de las Azores, sus buenas relaciones con Marruecos y las maniobras de Felipe González al frente de un nuevo grupo de reflexión europeo. Rajoy fue, aunque acertado, demasiado breve: "Yo me llevo bien con Sarkozy y Merkel y usted con Chávez y Castro. Ese es el resumen de su política exterior". Por lo demás, ni una palabra sobre política de defensa. Nada de nuestras tropas jugándose la vida por nuestra seguridad y la de nuestros aliados en Afganistán y en otras partes del planeta. A ninguno de los dos parecía importarle.

Un espectáculo desolador respecto a unas herramientas fundamentales para el desarrollo de nuestro país, para posicionarnos en el mundo, para prevenir y luchar contra las amenazas que emergen constantemente y para las que parece cada vez más complicado dar con la solución adecuada. Las relaciones exteriores, la seguridad y la defensa no parecen suscitar interés ni entre los políticos ni entre la opinión pública. Pero son los primeros los que tienen la responsabilidad de alertar de los riesgos a los que nos enfrentamos, y de tomar las decisiones para minimizarlos.

El mundo cambia y cada vez más rápido. Pero el Gobierno socialista sólo ha sabido reaccionar durante estos cuatro años por imitación al amigo de turno, con las consiguientes meteduras de pata que nos han relegado a la última fila de ámbito internacional. Para Z la política exterior significa ceder recursos al desarrollo –para eso cambió el nombre del Ministerio de Exteriores– y cooperar en la lucha contra la pobreza y la miseria. Pero es mucho más que eso.

La imagen de España ha cambiado en los últimos años. No se trata de recordar aquella España de la democracia que sorprendió al mundo, aquel milagro económico que sorprendía en los organismos internacionales, que entró a formar parte activa de la OTAN y de la UE. España es hoy en día la imagen de un abandono cobarde de Irak tras los atentados del 11-M, de los ridículos gestos de nuestra diplomacia mendigando el saludo estadounidenses, de las meteduras de pata de Z llamando "fracasada" a Ángela Merkel, y de nuestras amistades peligrosas con los regímenes de Cuba, Venezuela, Irán o Bolivia, de la Alianza de Civilizaciones. Es una España menguante.

Pero aún es peor mirar hacia el futuro. Por delante quedan años de incertidumbre, que cualquier Gobierno deberá afrontar. Afganistán, Pakistán, Irak, Irán, Norte de África, África Subsahariana, América Latina, Rusia, China, terrorismo yihadista, crimen organizado, seguridad energética, vulnerabilidad de flujos de capitales, escasez de recursos, flujos migratorios, nacionalismos exacerbados. Y a nuestros ejércitos les espera un año complicado: Bosnia, Kosovo, Afganistán y Líbano, misión europea en Chad, participación en los Grupos de Combate de la Unión Europea y en la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF-10 y NRF-11), Operación Active Endeavour. ¿A alguien le importa en este país? Hasta ahora sabíamos que a Zapatero no. Lo malo es que parece que a Rajoy tampoco.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

SE UNEN A LAS 250 YA EXISTENTES EN LA PROVINCIA
Presentan en Málaga 472 nuevas objeciones contra Educación para la Ciudadanía
La lucha por la objeción de conciencia contra la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía se sigue produciendo por toda España. En este caso, la Plataforma Malagueña para la Objeción de Conciencia ha presentado 472 objeciones ante la Delegación de Educación. Éstas se suman a las 250 que ya se habían producido. Para este colectivo, EpC "carga de principios morales" contrarios a muchas familias.
EFE Libertad Digital 27 Febrero 2008

El colectivo ha presentado ante la Delegación de Educación de Málaga un total de 474 nuevas objeciones ya que "carga de principios morales" contrarios a los de muchas familias. El portavoz, Salustiano Salamanca, explicó que estas objeciones proceden tanto de Colegios públicos y privados como de organismos sociales que ven la obligatoriedad de esta asignatura como una imposición.

Según Salamanca, la oposición a que se imparta Educación para la Ciudadanía viene motivada principalmente por la inclusión en el temario del relativismo moral o de la ideología de género, principios que no comparten y que a su juicio han dado lugar a la polémica.

En este sentido, puso como ejemplo que algunos contenidos no distinguen entre el bien y el mal, ignora las virtudes y prima el "todo vale, todo es tolerante" o señala como referencia moral de la ética la legislación cuando entienden que existen leyes que son "inmorales e injustas".

Aunque ha reconocido que parte de este asignatura "sí es aceptable", piden que se retiren aquellos contenidos que han originado las quejas o bien que Educación para la Ciudadanía no figure como obligatoria sino que sea una materia optativa.

De este modo, Salamanca insistió que "los partidos políticos están para servir a la sociedad y no para crear polémicas", que además apuntó que dichas objeciones se suman a las más de 250 que ya se habían entregado anteriormente.

Marimar Blanco en Vigo
Vigueses por la Libertad 27 Febrero 2008

María del Mar Blanco Garrido, hermana de Miguel Ángel Blanco, el concejal de Ermua secuestrado y asesinado por ETA, estará en Vigo el próximo miércoles, 27 de febrero, para participar en el II Ciclo de Conferencias y Debates de Vigueses por la Libertad.

Marimar Blanco hablará sobre el papel social de las víctimas del terrorismo. La cita es el miércoles, 27 de febrero, a las 20:00 horas, en el salón regio del Círculo Mercantil, en la calle del Príncipe. En el acto participarán también la delegada en Galicia de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Josefina Saavedra, y el periodista de COPE-Vigo, Juan Lago.

Blanco es presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, que vela por la conservación del espíritu de Ermua, surgido tras el secuestro y asesinato del joven concejal del PP vasco en julio de 1997, cuando millones de personas salieron a la calle en toda España para manifestarse contra la barbarie terrorista.

Como en anteriores convocatorias, esperamos que ésta sea de vuestro interés y contemos con una nutrida asistencia.

Un saludo cordial,
Cristina Losada
Presidenta de Vigueses por la Libertad

Este sabado, rompe con Zapatero en el Hotel Convencion
yorompo.org  27 Febrero 2008

Querido/a amigo/a:

Después de una tercera negativa del Gobierno (esta vez a través de la Junta Electoral Provincial), hemos desistido de nuestra intención de manifestarnos en las calles de Madrid. Al mismo tiempo, hemos reservado un teatro (con un aforo de 1000 personas) en el Hotel Convención (C/ O’Donnell 53) de Madrid para celebrar un acto/mitin este sábado 1 de marzo a las 6 de la tarde.

El traslado de lugar nos ha obligado a cambiar también el formato del acto. El sábado tienes una cita en el Hotel Convención de Madrid para participar en:

- Un acto colectivo de “ruptura” con Zapatero
- Un “mitin” contra la tensión y la crispación que tanto gusta al candidato socialista
- Una concentración (bajo techo) de apoyo a las víctimas de Zapatero

Los datos por tanto son los siguientes:
- Sábado 1 de marzo
- 18 h.
- Hotel Convención (C/ O’Donnell 53, Madrid) – pincha aquí para ver el mapa
- Acto colectivo de ruptura y de apoyo a las víctimas de Zapatero

Ahora, entre todos, tenemos que tratar de llenar el teatro del Hotel Convención. Recuerda: tiene un aforo de 1000 personas. Nuestro objetivo, no obstante, es conseguir llenar varios de los salones del Hotel.

Pero nos queda muy poco tiempo, apenas 4 días, para la celebración del acto. Por eso, tu ayuda para difundir la convocatoria es más necesaria que nunca.

Por favor, reenvía este mensaje a tus amigos que creas puedan estar interesados en participar en el último acto independiente de rebelión frente a Zapatero antes del 9 de marzo.

Para terminar de convencerte, hemos reunido un listado de motivos para acudir a manifestarnos en el Hotel Convención. Hay muchos otros, pero hemos querido destacar un puñado.

Ven al Hotel Convención este sábado a las 18 h. para que:

- Las víctimas de Zapatero sientan tu apoyo y el de miles de ciudadanos
- Los medios de comunicación no puedan obviar este acto
- Los votantes sean conscientes de la realidad de Zapatero, un presidente de Gobierno que ha puesto en riesgo – o incluso conculcado – las libertades fundamentales de los ciudadanos y ha ignorado a las víctimas
- Todas las manifestaciones de los últimos años no caigan en saco roto, sino que sirvan para mostrar el rechazo ciudadano a las políticas de Zapatero y, en consecuencia pierda las elecciones del 9 de marzo
- El movimiento yorompo.org se consolide como el movimiento que logrará derrocar a Zapatero

Con el esfuerzo de todos, podemos conseguir que Zapatero no repita como presidente de Gobierno. Como sabes, nos jugamos mucho.

Sobre el acto
El acto comenzará a las 18 h. en punto y durará una hora y cuarto. Hemos querido hacerlo lo más ágil y entretenido posible.

Las intervenciones serán muy breves. Se combinarán con canciones significativas para el movimiento de rebelión cívica de estos últimos 4 años… y la proyección de hasta 5 vídeos en una pantalla gigante. Vídeos de yorompo.org, y otros sorpresa…

Intervendrán representantes de algunos de los colectivos de "víctimas de Zapatero", personas y grupos que han sufrido las políticas liberticidas o discriminatorias del presidente del Gobierno.

Intervendrán:
- Francisco José Alcaraz, Presidente de la AVT
- Leonor Tamayo, primera madre objetora frente a EpC de Madrid
- Paco Caja, Presidente de Convivencia Cívica Catalana
- José Ramón Nieto, afectado de Fórum Filatélico
- Francisco González, víctima del laicismo
- Orlando Fondevila, ex-preso político de Cuba
- Alejandro Campoy, portavoz de yorompo.org.

En el acto, repartiremos entre los asistentes, totalmente gratis, 1000 camisetas, 3000 carteles y 5000 pegatinas de yorompo.org.

¿Cómo colaborar a difundir este acto?
1) Reenvía este mensaje
2) Envía un SMS a tus amigos con la convocatoria
3) Imprime y reparte el cartel oficial de la concentración:
http://www.hazteoir.org/files/cartelactoyorompo.pdf
---
Muchas gracias por hacer posible derrocar a Zapatero.
¡Hasta el sábado!
Un saludo,
Ignacio Arsuaga y todo el equipo de HO y de yorompo.org

LD ENTREVISTA A LA PRESIDENTA DE GALICIA BILINGÜE
"Lo peor de la imposición lingüística está por llegar"
La presidenta de Galicia Bilingüe previene, en esta entrevista concedida a Libertad Digital, con que "lo peor de la inmersión lingüística puede estar por llegar" en esta Comunidad Autónoma. Gloria Lago representa un deseo de libertad y de integración que ya ha reunido más de 50.000 firmas y despierta el recelo y la violencia de sectores del independentismo que gobierna junto al PSOE. El pasado jueves, en Vigo, un grupo de radicales intentó sabotear el acto de presentación de Galicia Bilingüe; uno más de los episodios de violencia contra esta plataforma.
V. Gago Libertad Digital 27 Febrero 2008

Gloria Lago ha atendido la solicitud de Libertad Digital, respondiendo a un cuestionario formulado al día siguiente de la presentación de Galicia Bilingüe en el Teatro Caixanova de Vigo. El intercambio se ha realizado a través del correo electrónico. La fotografía de la Señora Lago, tomada durante uno de los eventos de presentación de la plataforma, es una cesión a LD de Galicia Bilingüe.

Pregunta: Galicia Bilingüe postula el "consenso social" para lograr un bilingüismo tolerante y orgulloso en Galicia. Sin embargo, la intimidación violenta de grupos independentistas radicales, hace pensar, desde fuera, que la sociedad gallega puede estar actualmente dividida. ¿Es así? ¿En qué datos de la realidad se basan para encontrar posible ese "consenso social" al margen de los políticos?
Respuesta: En Galicia Bilingüe creemos que la inmensa mayoría de la sociedad gallega no hace de la lengua un arma política, y si bien hay dos comunidades lingüísticas un tanto difusas, jamás ha habido problemas de intercomunicación entre los gallegos, hasta que desde posiciones nacionalistas identitarias han comenzado e emerger grupos que reclaman el derecho a "vivir en gallego", considerando al español como una lengu invasora y extranjera, a la que pretenden arrinconar, primero en el ámbito oficial, ya casi lo está, y luego en el ámbito social. Hemos encargado la realización de una encuesta que esperamos que corrobore lo que nosotros percibimos en la calle día a día: una buena intercomunicación por bilingüismo pasivo sin apenas tensiones.

SIGUIENDO EL MODELO CATALÁN
P: Parecen dejar una mano tendida al Gobierno de la Xunta, formado por el PSOE y el BNG. ¿Creen que es un gobierno menos impositivo, en materia de inmersión lingüistica, que el vasco o el catalán?
R: Lamentablemente creemos que el actual Gobierno de la Xunta reproduce paso a paso, y de manera acelerada, el modelo catalán. Nuestra obligación es estar abiertos al diálogo y, en todo caso, mostrar a nuestros gobernantes que están legislando de espaldas al deseo de la mayoría de los ciudadanos de Galicia. Nos consta que muchos votantes del PS de G están en total
desacuerdo con la política lingüística que se está llevando a cabo.

P: La existencia de aulas de castellano y de galego en los colegios reduciría, en efecto, los costes de un sistema basado en la segregación, como el que parece querer imponer la Xunta. No obstante, ¿no sería aún más eficiente y barato para el contribuyente que sólo hubiera aulas de gallego o de castellano en función de la demanda real de las familias, en cada
colegio? Es decir, si en un colegio ninguna familia demanda castellano, ¿por qué tiene que haber clases en esa lengua? Y al contrario. ¿No es más coherente que la libertad de elección de los padres se traduzca en una organización del centro adaptada a las preferencias de las familias?
R: La Xunta no propone un sistema de segregación, sino que propone un sistema que, de facto, se dirija hacia la inmersión en gallego para todos los alumnos. En efecto, Galicia Bilingüe propone un modelo como el que usted apunta como más eficiente y barato: la existencia de aulas para impartir las clases en gallego o en castellano adaptada a la demanda real por parte
de las familias. Es factible que haya centros en las que no haya aulas para impartir clase en uno de los dos idiomas, siempre respetando, naturalmente, la obligatoriedad de cursar las asignaturas de Lengua gallega y Lengua castellana. Tampoco descartamos que se pueda ofrecer, junto con las anteriores, una tercera vía mixta con reparto equitativo de las materias que se imparten en gallego o en castellano, y creemos que habría una alta demanda de esta vía en el ámbito rural en donde predomina la población gallegohablante.

UNAS AYUDAS PÚBLICAS "RAZONABLES"
P: En el último punto de su manifiesto, Galicia Bilingüe defiende un sistema de "subvenciones", ayudas o "incentivos" a la promoción de las lenguas co-oficiales. ¿Puede justificar el apoyo del contribuyente a esta política?
R: Sé que para algunas personas es difícil de justificar este utilización del dinero público para la promoción de las lenguas oficiales; pero hay que pensar que las personas gallegohablantes también pagan impuestos y se trata, sobre todo, de que vean garantizados sus derechos lingüísticos en ciertos ámbitos que no cubre el mercado. Esto está en sintonía con lo que se dispone en la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias, ratificada por España en 2001; pero ha de entenderse que se trata de ayudas razonables y no destinadas a la compra de voluntades, o a la existencia de un clientelismo político como supone, por ejemplo, la subvención de obras literarias de dudosa calidad.

P: ¿Por qué Galicia Bilingüe ha sido recibida con tanta hostilidad, si el suyo es un discurso de consenso y de integración, que asume que el galego ha sido discriminado en el pasado?
R: Pues porque, increíblemente, hay quienes piensan, y así lo gritan cuando nos acosan, que "bilingüismo es españolismo" o "bilingüismo es fascismo". Aunque lo peor puede estar por llegar; a lo largo de estos años se ha producido un adoctrinamiento en las escuelas que, tergiversando la realidad y el significado de las palabras, en especial el del concepto de “lengua propia”, ha fomentado el odio hacia la que ellos llaman lengua "invasora" y, con un espíritu de revancha absurdo y antidemocrático parece negarse la condición de buenos gallegos a los que no prefieren hablar gallego desde una posición que recuerda las ideas del nacionalismo organicista basado en el concepto del Volkgeist, con la lengua como la fuerza espiritual del pueblo. Lo malo es que esto se dice en el preámbulo de la vigente Ley de Normalización Lingüística aprobada por consenso en 1983.

CUATRO PROPUESTAS PARA EL BILINGÜISMO
P: ¿Puede el modelo gallego llegar a representar un ejemplo de integración para otras comunidades? ¿Cómo lo harían Ustedes? Concrete, por favor, algunas de sus medidas prioritarias en política lingüistica.
R: El modelo que proponemos ya ha sido ensayado, aunque bajo condiciones de falta de libertad que lo distorsionan, en el País vasco y Navarra. Nuestro modelo se aplica en varios países europeos, si bien en estos casos la separación de los alumnos es por centros, no por aulas. La ventaja del gallego, como en cierto modo puede ocurrir con el catalán, estriba en que son lenguas relativamente próximas al castellano, lo que facilita mucho la intercomunicación, y la integración de los alumnos en un mismo centro.

Nuestra propuesta en materia de política lingüística se basa en cuatro puntos básicos:

a) Todas las informaciones y señalizaciones que dependan de los Poderes públicos han de estar en las dos lenguas oficiales. La Adminsitración será bilingüe en su conjunto para satisfacer ese derecho, sin que ello suponga el deber individualizado del conocimiento del gallego por todos y cada uno de los empleados públicos.

b) Reconocimiento del derecho de elección de lengua docente a los padres o, si es el caso, a los alumnos.

c) El dominio del gallego no ha de ser exigible para desempeñar un empleo público, salvo en destinos específicos y justificados. La valoración del conocimiento del gallego no ha de ser desproporcionada respecto a méritos profesionales relacionados con las labores que se han de realizar.

d) En el ámbito de las relaciones privadas, incluidas las actividades comerciales, la Administración debe de abstenerse de regular el uso de las lenguas oficiales. Debe haber libertad absoluta.

P: Han recogido más de 50.000 firmas (a día de hoy, jueves 21 de febrero). ¿Qué aplicación tendrán? ¿Cuáles son las próximas iniciativas de Galicia Bilingüe?
R: Las hemos recogido en muy poco tiempo y superando muchas dificultades. Teniendo en cuenta el ritmo al que Galicia Bilingüe está creciendo, esperamos tener un número lo suficientemente contundente que provoque un replanteamiento de la política lingüística por parte de los partidos políticos. Probablemente serán entregadas en el Parlamento de Galicia. En
cuanto a otras acciones complementarias, estamos preparando iniciativas que puedan trasladar nuestras propuestas ante organismos internacionales. Aunque estamos recogiendo firmas solo en Galicia, hay muchas personas que desde el resto de España se ponen en contacto con nosotros para ofrecernos su colaboración. Las nuevas acciones que estamos preparando, permitirán que también desde otros puntos de España puedan unirse a nosotros.

LO LLENAN DE PINTADAS INSULTANTES
Nacionalistas gallegos vuelven a atacar el autobús de Galicia Bilingüe
El autobús reivindicativo de Galicia Bilingüe que recorre Galicia en contra de la imposición del gallego en la enseñanza, ha sufrido un nuevo ataque por parte de nacionalistas. Esta vez ha sido en el centro de Lugo esta madrugada cuando fue cubierto con pintadas insultantes y con los habituales mensajes de carácter totalitario-nacionalista. Este sabotaje ha impedido al autobús realizar el recorrido previsto para este miércoles por las localidades de Burela y Vivero.
Libertad Digital 27 Febrero 2008

Según informa la asociación Galicia Bilingüe en un comunicado, su autobús "se encontraba aparcado en la Rúa das Artes, en la ciudad de Lugo, cuando, alrededor de las tres de la madrugada, numerosas personas comenzaron a ensuciarlo con pintadas insultantes dirigidas directamente hacia la asociación o de carácter político".

Tras a este nuevo sabotaje cometido como siempre por nacionalistas, "miembros y simpatizantes de Galicia Bilingüe trabajaron para limpiar el autobús y poder continuar mañana el recorrido, mientras atendían a muchos ciudadanos de Lugo que se acercaron para mostrarles su apoyo y colaboración".

Galicia Bilingüe recuerda que "con la iniciativa de llevar un bus a numerosas localidades gallegas, la asociación pretende acercar sus reivindicaciones a los ciudadanos e incrementar la campaña de recogida de firmas iniciada hace varias semanas a favor de sus demandas, centradas en el rechazo a las imposiciones lingüísticas de la Administración y en el apoyo a la libertad de uso de las lenguas oficiales y a la de elección por parte de los padres del idioma en que sus hijos deben recibir la enseñanza en los centros educativos".

No es el primer ataque que sufre esta asociación ya que "días atrás, esta campaña fue igualmente objeto de otros ataques por parte de colectivos independentistas en las localidades de Vigo y Narón, cuando numerosos incontrolados pretendieron con concentraciones frente al bus frenar la captación de apoyos y firmas".

Este jueves, el autobús "continuará su recorrido, desplazándose al municipio de Mondoñedo e intentándolo de nuevo en Vivero, con arreglo a la siguiente previsión horaria: Mondoñedo: entre 10:00 y 14:00, Plaza de la Catedral. Vivero: entre 15:00 y 19:00, Plaza de Lugo".

Rechazo a la supresión del modelo A
Rebelión cívica por el castellano
Los padres se movilizan por primera vez en la calle para preservar la enseñanza en lengua española - Recurrirán a los jueces y al Parlamento
EDUARDO AZUMENDI - Vitoria El País 27 Febrero 2008

La lengua no sólo divide al sistema educativo vasco en tres modelos, sino que también su utilización divide a la sociedad, los políticos y a los agentes educativos. La decisión del Departamento de Educación de que el euskera se convierta en la lengua vehicular para asegurar su conocimiento al final de la escolarización obligatoria, reformando el actual sistema de tres modelos (castellano, euskera y bilingüe) y relegando a la lengua española a un papel secundario, ha puesto en pie de guerra a unos cuantos padres que desean que los idiomas se mantengan en pie de igualdad. Lo que en principio podía pensarse que era un movimiento que se iría desinflando con el tiempo, ha ido cogiendo fuerza. Hasta el punto de convertirse en la primera rebelión cívica de unos padres en defensa del castellano, un idioma que en el sistema público ha quedado relegado a un puñado de centros y que en la red concertada pervive con dignidad. Hasta ahora.

Cuando algunos colegios vitorianos de esta red han anunciado su intención de suprimir para el próximo curso el modelo A (enseñanza íntegra en castellano, con el euskera como asignatura), los padres que tienen matriculados a sus hijos en esta línea educativa se han lanzado a la calle. Nunca como hasta este momento la Administración se ha visto sometida a una presión así. Maite González, integrante de la junta directiva de la Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística, resalta que el detonante del movimiento ha sido que algunos centros se están adelantando a la aprobación de la reforma para suprimir el modelo A. "Pero eso no se queda ahí. A los niños que llevan años escolarizados en ese modelo y que, por lo tanto seguirán con él, también se les dará más euskera", aduce.

Con el paso de los años (los modelos funcionan desde el principio de la década de los 80), el departamento ha arrinconado progresivamente el modelo A en los centros públicos. La falta de demanda era la justificación para quitar esa línea e imponer los modelos B (bilingüe) y D (euskaldún). En la actualidad, sólo unos pocos centros públicos ofrecen el modelo A y se han convertido en un foco de atracción de la población inmigrante casi en exclusiva. Incluso el Consejo Escolar de Euskadi ha alertado de que las aulas públicas en castellano corren el riesgo de convertirse en un lugar de "marginación social y escolar", concebidas más como un "espacio asistencial" que verdaderamente educativo.

La Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística, constituida hace un mes por apenas 100 padres, hoy reúne ya a más de mil familias y está dispuesta a meter mucho ruido y recurrir "ante quien haga falta". Ya han hablado con el Ararteko, pretenden presentar una iniciativa legislativa en el Parlamento y también llegarán hasta los tribunales si finalmente se consuma la reforma lingüística. A María Aldecoa, otra de las personas que integran la junta de la Plataforma, le queda la pena de no haberse rebelado antes. "Como padres, nos ampara el derecho a elegir la enseñanza que queremos para nuestros hijos. La realidad sociolingüística es que en Cataluña y Galicia el gallego y el catalán se hablan en la calle, y en el País Vasco hay que aprender el idioma. Es decir, deben dedicar su esfuerzo a ese aprendizaje, aparcando el resto de los conocimientos. Y no vamos a pasar por ahí".Belén Pérez Uralde tiene dos hijos y lleva a ambos a la línea en castellano del Colegio Sagrado Corazón de Vitoria. Se trata de uno de los centros que ha anunciado que el próximo curso no habrá modelo A, aduciendo que el currículum aprobado por Educación establece que se debe establecer un modelo único donde prime el euskera. "Lo que la Ley de Escuela Pública recoge es el derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en la lengua materna. Los colegios empiezan a aplicar un decreto que no tiene rango de ley, que va en contra de lo que dice la norma en estos momentos", replica.

Frente a las críticas que ha recibido la Plataforma de estar impulsada por el PP, Belén zanja que "somos apolíticos". "La Plataforma surgió cuando los colegios nos confirmaron que se quitaban los modelos".

Pablo Gay, quien también integra la junta y lleva a sus hijos al Colegio Nazareth de Vitoria, resalta la particularidad de su centro y el problema al que se enfrenta. "Nazareth es un colegio donde las lenguas vehiculares son el castellano y el francés. El euskera sólo es una asignatura. ¿Qué va a pasar ahora con este modelo de colegio por el que hemos apostado los padres? ¿Se va relegar al francés o el castellano para dar más euskera?". "La Constitución establece que todos los españoles tenemos la obligación de saber el castellano y, en las comunidades autónomas [bilingües] a conocer el otro idioma oficial. Una ley que establezca que la lengua vehicular en la enseñanza sea el euskera es inconstitucional. Atenta contra derechos especialmente protegidos", sostiene.

El Colegio Virgen Niña, en la capital alavesa, también se enfrenta a un dilema similar al de Nazareth. En su caso, las lenguas vehiculares son el castellano y el inglés. La dirección del centro, que cuenta con 336 alumnos, apela a que las decisiones políticas no vayan en "contra de la demanda social". "Todos los años tenemos que dejar gente fuera porque no hay plazas suficientes. Una reforma que nos obligara a introducir el euskera como lengua vehicular cuestionaría nuestro proyecto. Pero, de momento, lo único que hay que hacer es transmitir tranquilidad a los padres porque todo va a seguir igual", señala una portavoz den centro.

En Álava, la lengua materna de más del 80% de la población es el castellano. Carlos Meléndez lleva a sus hijos al modelo A y su conclusión es que el mayor error que han cometido los padres ha sido el de confiar en los centros educativos donde están matriculados sus hijos, "porque llevan años cambiando modelos, introduciendo euskera sin consultar". Pero el salto que se pretende dar con la reforma es "tan grande", dice, que los padres "hemos dicho basta". "Vamos a acreditar que hay demanda. En muchos casos se ha manipulado a los padres a la hora de las matriculaciones haciéndoles ver que no iban a salir plazas en modelo A", asegura.

María Aldecoa recurre al argumento que más ronda por la cabeza de todos los padres con hijos en modelo A para rechazar que se relegue al idioma castellano. "No puedo dejar que en la educación de mis hijos prime el conocimiento del euskera frente a todos los demás conocimientos. Mi hijo tiene que estar en igualdad de condiciones que los niños que estudien en Bruselas, Londres o Madrid. Con un modelo en euskera mis hijos no estarán en condiciones de competir con los demás, porque por encima de todo se trata de saber euskera".
Modelo A

- Centros públicos. La red pública cuenta este curso con 26.139 alumnos en el modelo A, que se distribuyen de la siguiente manera:

- Educación Infantil, 902.
- Primaria, 3.568.
- Secundaria, 4.511.
- Bachillearto, 6.856.
- FP, 10.252.

- Centros concertados. En los colegios concertados se han matriculado 39.427 alumnos en este modelo:
- Educación Infantil, 3.880.
- Primaria, 6.973.
- Secundaria, 10.297.
- Bachillerato, 8.093.
- FP, 9.715.

El euskera no se habla en el 70% de los comercios del País Vasco
Estudio del Ejecutivo de Vitoria en los 251 municipios vascos y en 182 empresas de servicios
MIKEL ORMAZABAL - San Sebastián El País 27 Febrero 2008

En el 70% de los establecimientos comerciales y de hostelería del País Vasco no se habla euskera "nunca o casi nunca", mientras que en la administración pública el uso de esta lengua es del 48%, según un minucioso estudio realizado en los 251 municipios vascos y en 182 empresas de servicios.

El informe del Ejecutivo autonómico concluye que la presencia del euskera es muy superior en el ámbito público que en el privado y que está más extendida la utilización escrita que la oral.

Guipúzcoa es la provincia que sale mejor parada (el 53% usa euskera), seguida de Vizcaya (28%) y Álava (13%). También se han observado diferencias significativas entre las administraciones públicas, de modo que la lengua vasca se emplea más en el Gobierno vasco que en la administración dependiente del Estado.

La memoria histórica socialista: Calvo Sotelo borrado y la Pasionaria alabada
 Minuto Digital 27 Febrero 2008

Como todos sabrán, Calvo Sotelo, uno e los líderes de la derecha española durante la II República fue asesinado por sicarios del PSOE el 13 de julio de 1939, tras el intento frustrado de los pistoleros, guardaespaldas de Indalecio Prieto, de atentar contra Gil Robles. Previamente la Pasinoaria había amenazado de muerte a Calvo Sotelo en la sesión parlamentaria del 16 de junio de 1936 «este hombre ha hablado por última vez», dijo la “lideresa” comunista”.

Ahora con la memoria historia del PSOE, la víctima es condenada al olvido, mientras que la instigadora al asesinato, Dolores Ibárruri, estalinista hasta su muerte, es recordada como si alguna en su vida hubiera defendido las libertades y la democracia.

Así mientras en el ayuntamiento que vio nacer a Calvo Sotelo la ley de memoria histerica impide reponer un busto de la víctima, arrancado por el método preferido por la izquierda, en Bilbao, la Pasinaria sí puede tener un busto en su honor.

En efecto, el ayuntamiento de Tui ha sufrido diversos ataques por parte de los independentistas gallegos que han tenido por objeto la figura de la víctima asesinada por la izquierda en los prolegómenos de la Guerra Civil. Una vidriera fue destruida a pedradas, un estatua de Calvo Sotelo decapitada, la palca que conmemora el lugar de su nacimiento tapada con pintura y por último un busto fue robado de las dependencia municipales.

Por supuesto ni PSOE ni BNG han condenado los actos vandálicos, como viene siendo su costumbre. Pero es que además la ley de memoria histórica impide al ayuntamiento reponer el busto, amparando por lo que se ve al más cafre, cerril e intolerante. Porque resulta que en el Parque Amézola, en la calle bilbaína que desde 1999 lleva por membrete «Dolores Ibárruri», se haya colocado un busto de bronce erigido a la dirigente del PCE.

Una paradoja que refleja bien a las claras cual es el espíritu que ha inspirado la ley de memoria histórica, que dejándose de eufemismos, bien podrían haber denominado de revancha histórica.

Recortes de Prensa   Página Inicial