AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 6 Marzo 2008

240 razones para no votar a ZP. Casi nada !!!
salvemos.espanya1@gmail.com 6 Marzo 2008

1. Pasarse por la piedra la jornada de reflexión
2. La retirada precipitada de las tropas de Irak, antes del plazo prometido a la ONU
3. Las pruebas falsas del 11M

4. Acusar en falso repetidamente al PP de intento de golpe de estado
5. El pacto del Tinell
6. La retirada de la ley de calidad de la enseñanza

7. El desastre de los acuerdos de política agraria en Europa
8. El fiasco del "comité de sabios" para televisión
9. Sacarse la "sexta" de la manga

10. Dar licencia a cuatro para emitir en abierto
11. La OPA de ENDESA
12. La vez aquella que no les salió una votación porque faltaban tres y la repitieron cuando llegaron pasándose por el forro la legislación

13. La creación del inútil ministerio de la vivienda
14. La negación al trasvase del Ebro que vierte millones de m3 al mar mientras media España pasa sed
15. La gestión del incendio de Guadalajara

16. El "accidente" del helicóptero aquel
17. El proceso y la investigación del 11M
18. Los chivatazos a ETA

19. El estatuto secesionista de Cataluña (y derivados)
20. La negociación/rendición ante ETA
21. El "Bermejazo"

22. La entrega del Polisario a Marruecos
23. Llamar "accidente" a un blindado que pisó una mina
24. Firmar de prisa y corriendo el fin de las ayudas estructurales de la UE

25. Liberar a De Juana por "motivos humanitarios"
26. Dar orden a la guardia civil de no practicar detenciones de etarras durante la tregua
27. Llamar accidente al atentado de Barajas

28. La rueda de prensa la víspera del atentado de Barajas "Estamos mejor que hace un año, y dentro de un año estaremos mejor que hoy" s/t
29. Proclamarse públicamente hincha del Barcelona FC y politizarlo diciendo que es "Algo más que un club"
30. El asalto a la Mareta

31. El uso de aviones públicos para ir de rebajas a Londres con la familia
32. Imponer a la fuerza la asignatura "Educación para la ciudadanía"
33. El asalto fallido al BBVA

34. La continuidad de los "veraneos" de submarinos nucleares en Gibraltar
35. Minimización del Estado
36. El cambio del IRPF (los que tienen menos, pagan más y los que tienen más, pagan menos)

37. Llamar "Fracasada" a Ángela Merkel y alegrarse de su fracaso en público
38. El Carmel
39. El 3% de peje de los secesionistas de ERC

40. Que Montilla alterara en el BOE el decreto de EON
41. El cambio en la ley para mantener a la presidenta del TC hasta que se aclare lo del Estatuto de Cataluña
42. Poner medallitas a conocidos torturadores del régimen marroquí

43. Llamar gilipollas a Blair y fracasada a Merkel,
44. Apostar abiertamente por Kerry(el fracasado) en las elecciones en EEUU
45. Prometer el doble en ayudas a un país extranjero en caso de ganar el candidato de izquierdas

46. Conseguir mosquear al presidente polaco dándole plantón
47. Permitir que pasen de curso los burros con 4 asignaturas pendientes
48. Comportamos como chulos de taberna con diplomáticos israelíes

49. El cambio retrospectivo de la ley para legalizar el antenicidio
50. Condenar de boquilla la violencia de género y encargar de la negociación con ETA a un maltratador condenado
51. Decir que "ya casi no hay víctimas del terrorismo"

52. Intento de amordazar a las víctimas del terrorismo a través de Peces-Barba
53. Votar la Constitución Europea renunciando a los derechos por los que luchaba Aznar y no pedir contraprestación alguna
54. La ineficacia política en la gestión de los fuegos de Galicia

55. La irresponsabilidad de eliminar retenes por su orientación política (y ni siquiera substituirlos)
56. El proyecto simio
57. El desprecio e insulto sistemático a las víctimas del terrorismo

58. La reforma de la ley orgánica del tribunal Constitucional sin contar con el principal partido de la oposición
59. Proponer la ley del vino
60. Retirar temporalmente la ley del vino por las elecciones

61. Ciscarse en 300 años de política española en relación a Gibraltar por una foto con Blair
62. Que Hezbolá bendijese la política exterior española
63. Que ZP se dejase fotografiar con un pañuelo palestino

64. Hacer una ley de memoria histórica donde ellos son los buenos y los otros son los malos; como si no conociéramos la certeza histórica de que fueron ellos los que dieron lugar al conflicto
65. El regalo de cumpleaños a Santiago Carrillo, el genocida de Paracuellos
66. Llenar una base militar española de banderas del PSOE para recibir a quienes se habían jugado el pellejo con elegancia y con ganas para dejar bien alto el pabellón rojo y gualda

67. Preguntar a todo militar que tenga correo electrónico:" Es usted patriota? Es usted de derechas? Es usted de los nuestros? Cree usted en Dios?
68. Dar subvenciones al entorno de ETA y negárselos a la AVT
69. Decirle a la madre de Irene Villa que a su abuelo "también" lo habían matado en la guerra

70. "Mi patria es la libertad"
71. Crear su propia guardia pretoriana
72. Recibir los restos de un soldado a las 4 de la mañana para no poner la bandera

73. Llamar "proyecto" al zulo de ETA
74. Despedazar el Archivo Nacional de la guerra civil
75. Esconder el chapapote de Algeciras

76. Decirle al presidente de Colombia que " El cambio climático ha causado más muertos que el terrorismo internacional"
77. Pagar a Senegal y Marruecos para poder devolver a los cayuqueros y encima no poderlos repatriar
78. Montar la "Alianza de civilizaciones" con quines han jurado conquistarnos

79. Subvencionar a la Manjón en beneficio propio
80. Sacarse de la manga el "alto comisionado para las víctimas del terrorismo" y nombrar a Peces-Barba con el único objeto de mantenerlas amaestradas
81. Que se manifiesten miles de guardias civiles y no pase nada

82. La falta de transparencia respecto a sus intenciones para Navarra
83. Que Moratinos corriese detrás de la señora Rice y luego dijese que habían "tenido una conversación"
84. Convertir a España en el recogedor de barcos negreros; el hazmerreir de los países de África Occidental

85. Su intervención en la comisión del 11M
86. No ir a Polonia porque "ESTABA CANSADO"
87. Su alergia al congreso y a un "cara a cara" con Rajoy

88. El derribo de un helicóptero en Afganistán "por el aire" y la prohibición de hablar de ello a los militares españoles
89. Llamar "misiones de paz" a mandar tropas donde hay guerra
90. El ascenso de Santano, implicado por la falsificación de pruebas en el 11M

91. Utilizar la única patrulla de la guardia civil disponible en las islas Canarias para patrullar el buceo de Sonsoles
92. La visita de Felipe González a Irán y de Moratinos a Siria durante el conflicto Líbano-Israelí del verano pasado
93. La pésima actuación con los familiares de los muertos del incendio de Guadalajara

94. Dejar plantado a Putin porque tenía que dormir
95. Aliarse con Cuba, Bolivia, Ecuador, nuestro eje en política exterior
96. Inventar el "matrimonio" homosexual o sea "el gaymonio"

97. Eliminar del código penal la convocatoria ilegal de referéndum
98. La ley de paridad que se ha convertido en una parida
99. Osar dar un discurso "en francés" en el parlamento galo (cuando no tiene idea de francés)

100. Llamar razones humanitarias a no se sabe qué oscuras acciones
101. Acusar por sistema a los demás de lo que está haciendo él
102. Acusar a la derecha de apropiarse unos símbolos a los que han tratado de desposeer de contenido y postergar todo lo que han podido

103. Los minipisos propuestos por la que tiene un chalet de 500m2
104. Las kellyfinder
105. "Ni Dixi ni Pixie"

106. La calamitosa negociación de los fondos europeos
107. La apuesta ciega por la abortada Constitución Europea
108. El rifirrafe anterior con Sarkozy, luego presidente de Francia

109. El viaje con avión de todos a Berlín a ver a Sonsoles cantar
110. La connivencia ilegal con ENEL
111. El traslado injustificado del consejo superior de telecomunicaciones a Barcelona

112. Llamar de todo a Loyola de Palacio mientras estaba de cuerpo presente
113. La piscina de Sonsoles
114. La reforma millonaria de La Mareta

115. Las clases de buceo de Sonsoles en la Academia de la Guardia Civil de Valdemoro
116. El helicóptero para las medicinas de la Trujillo
117. Hacer un Código de Buen Gobierno para luego saltárselo a la torera

118. La masiva e incontrolada regularización de inmigrantes criticada por toda Europa
119. Los rebotes de Maleni con los entrevistadores incómodos
120. La subida de las tarifas eléctricas

121. Los millones desaparecidos de Ciempozuelos
122. El cambio de la Ley del Poder Judicial para que no se pudieran nombrar miembros ni presidentes de sala del Supremo sin el visto bueno de ZP
123. Las carísimas desaladoras, que aún no han echado a andar ni terminan de ser rentables

124. La incapacidad para frenar las deslocalizaciones
125. La detención ilegal de militantes del PP porque tenían "actitud vociferante"
126. La millonada de la oficina esta de la ministra de la vivienda , para viviendas en alquiler

127. Las primeras vacaciones en Menorca de Sonsoles, que tuvo problemas con el buceo
128. La restitución a UGT, y sólo a UGT, de los bienes expropiados durante la guerra Civil
129. El asalto a la propiedad privada de Montilla en Cataluña con la expropiación del usufructo de segundas viviendas

130. Distintivo amarillo en vez de rojo para la soldado muerta en combate en la guerra de Afganistán
131. Los euritos que les perdonó la Caixa , detonante del "pollo" de Endesa ¿los han devuelto?
132. Mentir como bellacos cada vez que abren la boca

133. Los campos de concentración para inmigrantes en Canarias
134. La retransmisión para canal Cuatro de la noticia del Puente destruido, de la ministra de fomento Magdalena Álvarez micrófono en mano
135. Mandar a Mauritania a los policías con una mano delante y otra detrás

136. Crear la inútil Agencia Pública de Alquiler
137. La corrupción de Ibiza, comandada por Pepino y silenciada
138. No ir a la misa del Papa en Valencia

139. La maniobras televisivas para que la visita del Papa a Valencia fuera conocida por menos gente, y bien manipulada
140. Intentar llevarse la copa América de Valencia a Cataluña (bueno, pasar del asunto)
141. Intentar llevarse la CMT a Barcelona, porque sí

142. El numerito de Maragall y Carod en Jerusalén
143. El "apoyo" de Carod a las Olimpiadas de Madrid
144. Las palabras hueras, pero pretendidamente insultantes, tipo "patriotas de hojalata"

145. Obligar a la UE a utilizar las lenguas tribales del Estado
146. Aprobar, a bombo y platillo, una ley de Dependencia todo lo ambiciosa que se quiera, pero sin dotación presupuestaria s/t
147. La "ley integral contra la violencia de género", que ha conseguido demoler la igualdad de los españoles ante la ley

148. La manipulación en TVE de la información acerca del asesinato del alcalde de Fago
149. Insultar a un poliomielítico por ir en silla de ruedas a una manifestación de apoyo a las víctimas del terrorismo
150. No rectificar cuando se descubre el montaje de Gabilondo sobre el poliomielítico

151. El viaje de Lissavetzky y toda su partida de gorrones al Mundial de baloncesto de Japón, por el morro
152. El posado hortera para el Vogue de las ministras en los jardines de La Moncloa
153. "El mejor vino es el de Burdeos", Moratinos dixit

154. Nombrar un "embajador para el cambio climático" ¿dónde estará la embajada?
155. Apostar por incondicionalmente por el ingreso de Turquía en la UE
156. El paripé de MariTere en Mozambique

157. Las detenciones con cámaras de TV de los cargos del PP por supuestos delitos urbanísticos, y las silenciosas puestas en libertad sin cargos
158. El escándalo de Afinsa y el Forum Filatélico, el día de la sentencia del caso Bono
159. El rifirrafe de Borrell con Luis del Olmo en el parlamento europeo con motivo de la discusión sobre el CAC

160. La imprudencia de proclamar a Bono candidato a la alcaldía de Madrid, para dejar que luego te dé la plancha (Hasta Prodi se mofó de ello)
161. El currículum de Pepiño s/t
162. Negar que la R-1 es de interés general, sólo para poder darle en las narices a Esperanza Aguirre

163. El teatrillo de la medalla otorgada a Bono y rechazada después s/t
164. El auge de los "Comités Audiovisuales"
165. Nombrar ministro del Interior a un tipo que trataba de ocultar la verdad sobre los GAL

166. No sancionar a un policía que, por muy sindicalista que sea, se permite decir que metería a alguien "en una habitación sin Estado de Derecho"
167. Pasar a la reserva a un teniente general por llamar la atención sobre algo de perogrullo, pero incómodo para Carod
168. El brindis por la República de Rosa Regás

169. La mal elaborada ley del tabaco, que crea más problemas de los que resuelve
170. El "referéndum plus"
171. Utilizar la plataforma "Murcia no se vende" para comprar terrenos en parajes protegidos de Moratalla y hacerse chalets de uso privado en ellos

172. Tratar de sacar a Batasuna de la lista de organizaciones terroristas de la UE
173. Las obstrucciones a la justicia en el caso Ciempozuelos
174. La retirada de la ley de calidad y cohesión de la Sanidad

175. La permanente y hueca acusación de fascismo y ultraderechismo a cualquiera que no se pliegue a sus intereses
176. Huir de cualquier ocasión donde pueda haber ciudadanos que le griten las verdades a la cara (una cualquiera, el otro día en Lorca, hace un par de meses en lo pagan... Creo que a Murcia no tiene agallas a acercarse)
177. Llevar al Parlamento Europeo una moción sobre el "proceso de paz", cediendo ante la pretensión etarra de "internacionalización del conflicto"

178. El intento de creación de un clima favorable a la eutanasia, aprovechando el estreno, con el gobierno casi en pleno, de la película "Mar Adentro", de Amenábar
179. El aumento inexorable del número de abortos, más de 90.000 en 2005, sin proponer alternativas ni llamar la atención sobre el problema que supone el hecho de que 1 de cada 6 embarazos acabe en aborto provocado
180. La delirante "verificación de la voluntad de abandonar la violencia", con robos de armas, extorsiones y quema de edificios simultáneas

181. Elegir Córdoba para una "Conferencia sobre Intolerancia contra los Musulmanes", Moratinos de nuevo
182. Cambiar las normas de la carrera diplomática para que los ascensos sean "a dedo" y no por méritos como hasta ahora
183. La ridiculización del comando Dixán

184. La denuncia de Pepiño Blanco al foro de Ermua por apología del terrorismo. Afortunadamente, la Audiencia Nacional ni se molestó en investigarlo
185. El patinazo del anuncio de la supresión de los rádares en las carreteras para luego aumentarlos
186. La desfachatez de De Juana metiendo tripa para hacerse la foto y su publicación en The Times sin que la policía haga nada ni se entere la embajada en Londres

187. El olvido del proyecto de reforma constitucional para incluir los nombres de las 17 comunidades autónomas, ya que ETA no quiere que se incluya Navarra
188. El proyecto de los 17 tribunales superiores de justicia
189. El uso de las embajadas en el extranjero para pagar favores o apartar "díscolos"

190. El desprecio de las firmas recogidas por el Foro de la Familia contra el "matrimonio homosexual"
191. Gastarse una millonada teniendo mas de 600 asesores y contratar a 10 extranjeros más porque ve que no son suficientes para ganar las elecciones
192. Gastarse más dinero en autobombo que en vivienda

193. Decir que hay que pasar página al 11 M porque la justicia ha actuado ya, siendo culpables en la sentencia dos moritos y un esquizofrénico
194. Dar orden ahora que estamos en campaña electoral de detener a etarras cuando durante las negociaciones daba la orden contraria
195. Considerar el concepto de Nación algo discutido y discutible

196. La desastrosa y negligente prisas en la gestión de las nuevas comunicaciones del AVE para tener algo que inaugurar preelectoralmente
197. Establecer un canon digital a favor de los titiriteros para que cobren sin trabajar
198. Decir que el asesinato de dos agentes en Francia fue un encuentro casual: o sea, otro accidente

199. Conseguir empobrecer a los ciudadanos con un IPC anual por encima del 4,2%
200. Decir que eso se arregla no dando propinas y comiendo conejo
201. Tener un presidente que tiene que entrar y salir por la puerta de atrás en los actos públicos por temor a los abucheos

202. Autodenominarse plurales y democráticos y establecer un "cordón sanitario" para eliminar física y políticamente al PP que representa a la mitad de los votantes españoles
203. Bloquear la acusación popular en los juicios si así lo estiman los fiscales adoctrinados, impidiendo a la acusación popular enjuiciar delitos
204. Con motivo de lo anterior quedarán sin enjuiciar delitos como los de Ibarreche, lo del ácido bórico, falsificación de informes oficiales con típex etc. etc.

205. Dar paso a las Instituciones y por tanto subvenciones a grupos etarras como PCTV y ANV que han cobrado ya 1000 millones de euros
206. No permitir que se cumpla la Ley de Banderas en Ayuntamientos que incluso están gobernados por ellos
207. Decir que en los trenes explotó solo dinamita y ¡ vale ya ¡

208. Reír en televisión la gracia del Rufianez con sus insultos a España
209. Proclamar oficialmente el PSC la "soberanía de Cataluña"
210. Conseguir que estemos en la cola de Europa en calidad y nivel de educación

211. Legislar que no se pueda dar un cachete a un niño mientras se asesinan a fetos de más 7 meses
212. Dejar a los ciudadanos catalanes dos meses sin trenes de cercanía
213. Bloquear en el Congreso la petición de cortar cualquier diálogo con los terroristas

214. Defender a Aznar tarde y mal ante los insultos de Chávez y porque se lo exigió el Rey
215. Regalar y condonar cientos de millones de euros a repúblicas bananeras sabiendo que al final el grueso del dinero queda en manos de los dictadorzuelos de turno
216. Ignorar la función social de la Iglesia católica detrayéndole ingresos, y al mismo tiempo favorecer la proliferación de mezquitas

217. Hacer una campaña electoral con la Z como si fuera "El Zorro" incitando a pronunciar mal las palabras en castellano
218. Mentir descaradamente a los españoles después del atentado de la T 4
219. ZP el "protector de la naturaleza" se gasta 000 euros en agua potable de la Moncloa y como eso le "preocupa mucho" se gasta 000 en un informe para averiguar por qué

220. Decirle a los ciudadanos que los retrasos del AVE se debe a que el tren de Siemens(alemán) no se entiende con las vías(españolas) y quedarse tan pancha
221. Liberarse nuestros pilotos de la crisis de Chad gracias a la mediación de Sarkozy y luego ir corriendo a hacerse la foto de la liberación con ellos
222. Multar (y por tanto recaudar) a los catalanes que rotulan sus negocios en castellano, dando ejemplo claro de una dictadura abyecta

223. Dar(en Cataluña) el 92% de las clases a los niños en ese dialecto tribal en detrimento de aprender el 3º idioma más hablado en el mundo
224. Con motivo de lo anterior, ya hay zonas en Cataluña donde los niños no entienden ni hablan el Español
225. Recomendar en la impuesta EpC que los adolescentes jóvenes practique relaciones sexuales con ambos sexos para saber prontito por que lado de la acera se caminará

226. Publicación por la Junta extremeña de libros con imágenes pornográficas de María y Jesús mientras son exquisitamente cuidadosos en no ofender al Islam con ninguna imagen, por inocente que sea
227. La pretensión del CAC de silenciar a la COPE en Barcelona
228. Transferir más dinero a las comunidades gobernadas por el PSOE y después tener la cara dura de decir que gobierna por igual para todos los españoles

229. Haber dado lugar a un clima social donde se pronuncien frases como la de "a por ellos como en Paracuellos"
230. Permitir que Cataluña tenga ya su propia Agencia Fiscal en detrimento de la solidaridad entre todos los españoles
231. Permitir que funcione lo anterior estando el estatuto recurrido y por tanto pendiente de validar(se pitorrean de la ley)

232. Robarle al PP la idea del cheque bebé disminuyéndolo de 000 a 500 euros
233. Empezar a pagarlo con el fondo destinado para catástrofes ¿y si hubiese habido catástrofes?
234. Urkullu del PNV (socio de ZP) dixit: "el Ejército Español es una organización armada como ETA" y se queda tan pancho, mientras ZP calla

235. Se celebran los primeros partidos de fútbol entre selecciones autonómicas secesionistas, aunque con la misma validez que los partidos en mi barriada
236. La proliferación descontrolada de bandas del este, entrando incluso en los domicilios con sus moradores dentro
237. La inepta y mal elaborada ley de violencia de género que no ha conseguido disminuir los asesinatos

238. Permitir todo tipo de mofas y vejaciones a la Iglesia Católica en los festivales del orgullo gay (en honor a la libertad de expresión) y luego criticar duramente a la Iglesia sus libres opiniones, en la gran concentración en defensa de la familia
239. Favorecer un clima, que propicia la quema indiscriminada y reiterada de las fotos de los Reyes
240. Crear un clima social tal que hasta una de sus más "insignes figuras" ha llegado a decir textualmente: "VIVIMOS EN UN CLIMA DE PREGUERRA CIVIL"

 
ETA Y EL PARTIDO SOCIALISTA DE EUSKADI SIGUEN NEGOCIANDO.
email www.cityfmradio.com/index2.php 6 Marzo 2008

Y lo que es peor, están tratando de dar una noticia impactante para el viernes, cuando ya nadie pueda responder en el día de reflexión, y que mueva a las masas a votar a ZP. La misma estrategia del 11 M pero al revés, como una buena noticia que agradecer a ZP.

Muy posiblemente sea una nueva tregua, la detención pactada de terroristas importantes ( que enseguida saldrán a la calle) o entrega de armas de ETA. Eso es lo que nos dirán.

Y lo que no nos dirán es que a cambio de eso, que volvería las elecciones a favor de ZP, les entregarán Navarra y darán por bueno el resultado del referendum de Ibarreche. Eso NO NOS LO DIRÁN pero será el precio de la ayuda que ETA le va a prestar a ZP.

Es indudable que a ETA no le interesa que gane Rajoy, y colaborará encantada.
Mira esto http://www.cityfmradio.com/index2.php

LAS FAMOSAS ACTAS DE LA NEGOCIACIÓN ENCIMA DE LA MESA
ETA y ANV se reunieron con el PSE en el País Vasco el sábado 1 de marzo
Javier Oyarzabal www.cityfmradio.com/index2.php 6 Marzo 2008

San Sebastián.- City FM avanzaba en exclusiva el 2 de febrero que se iniciaba un nuevo ciclo de las conversaciones entre Batasuna, una parte de ETA y los socialistas vascos. La reunión tuvo lugar en Elgoibar. El 20 de febrero esta emisora volvía a informar de los encuentros secretos entre los terroristas y miembros del socialismo vasco. En Francia se reunieron en el departamento de Sarthe-Le Mans, en Francia, miembros del PSOE, del PNV y tres integrantes de la dirección etarra. Por parte de los socialistas iban Jesús Eguiguren y su cuñado, Josu Basterra.

City FM vuelve a ser el medio de comunicación en la vanguardia de la información sobre las reuniones ETA con el partido de José Luís Rodríguez Zapatero y está en condición de avanzarles en exclusiva la última reunión de miembros de la banda terrorista ETA y socialistas vascos con un representante de ANV.

El 1 de marzo, este pasado fin de semana, en el País Vasco, en la zona central de Guipúzcoa, se volvía a reunir Jesús Eguiguren y Josu Basterra con el miembro de ANV Kepa Bereciartua y con los miembros de ETA, Andoni Cengotitabengoa Fernández y Rafael Santiago Azcolain Garmendia.

ETA amenaza con hacer públicas las actas de negociación
Reunión de enorme interés porque se puso encima de la mesa la intención de la banda terrorista ETA de sacar a pocas horas de que se abran los colegios electorales para las elecciones del 9-M, las actas de las negociaciones entre la banda terrorista y el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero.

Según las fuentes consultadas entre los miembros de la lucha antiterrorista como de la izquierda abertzale el temor de los socialistas es que la publicación de las mismas repercuta muy negativamente en los resultados del partido del puño y la rosa. Según estas mismas fuentes en estas actas se demostraría como el Gobierno adoptó compromisos políticos con ETA a cambio de que la organización terrorista declarara la tregua del 22 de marzo del 2006, “los acuerdos concernían al futuro de los ciudadanos de Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra y que se establecía que los acuerdos políticos debían alcanzarse entre los partidos y agentes vascos". Así mismo en esas actas se podría leer con claridad que “El Gobierno se comprometía también a aceptar sin ninguna limitación el contenido del acuerdo político alcanzado entre las formaciones vascas y se establecía que la legislación vigente no sería una limitación a la voluntad del pueblo vasco, sino garantía de su ejercicio" El Gobierno socialista adquiría también el compromiso de lograr un "pacto de Estado" basado en esos principios y que se comprometía a cumplir una serie de garantías, como "la disminución de la presencia policial", la "desaparición de presiones policiales", el respeto "de facto" de la actividad política de las organizaciones de la izquierda abertzale en igualdad de condiciones al resto de formaciones y sin limitaciones de derechos, así como "que no hubiera detenciones" por parte de los diferentes cuerpos policiales.

En esas mismas actas se recogería la voluntad de alcanzar “un acuerdo político” entre ETA y el Gobierno español así mismo ETA remarca la necesidad de que el Gobierno cumpla todas las garantías establecidas en los acuerdos que dieron lugar al alto el fuego.

Estas actas demostrarían que los encuentros oficiales se suman a las numerosas negociaciones desarrolladas entre representantes de ETA y el Gobierno español antes de que la primera decretara el alto el fuego en marzo del 2006, reuniones que dieron como resultado los acuerdos en los que se ha sustentado el proceso de negociación de Zapatero. Esas mismas actas, las que quiere hacer públicas la banda terrorista ETA, demostrarían que los encuentros registrados desde marzo del 2006 dieron continuidad a los habidos ya antes del alto el fuego y que permitieron alcanzar una serie de compromisos y garantías para desarrollar la negociación entre socialistas y los etarras. Entre los acuerdos más importantes que se podrían leer esta el reconocimiento por parte del Gobierno español de “Euskal Herria como una realidad”

Miembros de las FCSE y de la lucha antiterrorista saben que ETA no va de farol y que ya han remitido a GARA la orden de publicarlas en cuanto se reciba la orden de la cúpula terrorista. “ETA tiene pillado al Gobierno español. Zapatero sabe que tal vez la banda terrorista no tenga mucha credibilidad pero los datos que se pueden leer no dejan lugar a dudas de los acuerdos subscritos entre Moncloa y la dirección de ETA. No hay marcha atrás y los socialistas lo saben. Si ETA no las publica es que ha recibido alguna contrapartida a cambio. ETA sabe que el Gobierno de España depende de sus decisiones y de sus actos y Zapatero también.”

Kepa Bereciartua, el hombre fuerte de Batasuna en ANV
Una de las novedades en esta reunión, por lo menos que se sepa por parte de los medios de comunicación, es la presencia de Kepa Bereciartua en las mismas. El 1 de junio del 2002, Kepa era elegido máximo representante del partido junto con Antxon Gómez Lorente como secretario general.

El Presidente de ANV y ahora el representante general de ANV fue miembro de la mesa nacional de HB entre 1985 y 1988. Fue candidato de HB por Vizcaya en las generales de 1989. En 2001 fue apoderado de EH y en abril de 2005 apoyó en GARA al PCTV.

Para nuestras fuentes “Kepa Bereciartua es la imagen de Batasuna en ANV. Su presencia en estas reuniones va más allá de ser simbólica. Su carisma permite intuir que su palabra es respetada en todo el entorno político de la izquierda abertzale en el momento actual y más teniendo en cuenta que todos los pesos pesados de HB están en la carcel. Además su presencia indica que algo de política se ha tratado en dicha reunión y más teniendo en cuenta que no había ningún representante del ‘aparato político’ de ETA”

Hace poco, a finales del 2007, realizó unas declaraciones que impactaron en una buena parte de Europa, “ANV, el batallón Gernika, mandado por un comandante de ANV fue el que tomó París y liberó París de los nazis y nos deben algún favor los partidos socialistas del resto de Europa", afirmó Bereciartua en tono solemne. “Esta claro que quieren que el primer Gobierno socialista que pague por esa liberación es el español”, concluyen nuestras fuentes.

Las actas del Gobierno y ETA
Los otros documentos que recogen los compromisos del Gobierno y ETA para el desarrollo del proceso de negociación está guardado en una caja fuerte en la sede del Centro Henry Dunant en Suiza. En estos informes están recogidas las tres fases del «proceso»: declaración de tregua, creación de las dos mesas negociadoras (la «política» y la «técnica») y aplicación de medidas para los presos de la banda.

Como publicó ABC en su momento "Desde los primeros contactos exploratorios, el centro Henry Dunant, especializado en la mediación de conflictos internacionales, está teniendo un papel relevante en el llamado «proceso de paz». Situado en la orilla suiza del lago Leman, ha sido el escenario de dos de los contactos mantenidos entre el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y el cabecilla etarra José Antonio Urruticoechea, «Josu Ternera». Estas entrevistas tuvieron lugar en junio y julio del año pasado y con posterioridad se desarrollaron en Oslo (Noruega): el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2005.

Las reuniones fueron la «cocina» del anuncio de «tregua permanente» y el escenario en el que se fijaron los restantes compromisos que conforman la arquitectura del proceso negociador.

A su vez, Según Europa Press y El Mundo, la discreta oficina suiza elegida por el Gobierno y por ETA para “levantar y guardar las actas”, envió observadores a ambos encuentros.

En cada una de las reuniones que se celebraron entre los enviados del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y los representantes de la organización armada entre finales de 2005 y comienzos de 2006 había un fedatario, perteneciente al HD Center, que se encargaba de confeccionar un acta sobre los temas que se habían tratado. Al concluir cada sesión, los representantes de ambas partes firmaban el documento que les mostraba el mediador, y que recogía punto por punto los temas discutidos.

La inclusión de la firma otorga un plus de confianza a las decisiones acordadas y también le concede un rango de solemnidad mayor en el caso de alcanzarse compromisos.

ETA y los compromisos del Gobierno
En este sentido, desde que el alto el fuego de la banda entró en vigor, el 24 de marzo del 2006, ETA ha acusado en varios comunicados al gabinete socialista de no haber cumplido «los compromisos» que supuestamente habría alcanzado con los terroristas. La primera de las veces que la banda armada mencionó este tema fue en su comunicado de junio de ese mismo año. Dos meses más tarde, volvió a acusar al Gobierno de «distanciarse de los compromisos» y poner «nuevos obstáculos». En ese texto ya amenazaba con «responder». En los zutabes la banda vuelve a hablar de los «compromisos», al advertir de que el jefe del Ejecutivo debe cumplirlos porque, de lo contrario, el proceso se rompería.

Ya en enero del 2007, ETA amenzaba con divulgar las actas de esas reuniones. La banda recordaba al Ejecutivo que tiene las «cartas», esto es, las «actas», sobre las citas secretas, nunca reconocidas, que representantes de Zapatero y de «Josu Ternera» mantuvieron durante los meses de idilio anteriores y posteriores al anuncio de la tregua, el pasado 22 de marzo. Y que acabaría por desvelarlas, si conviene a sus intereses y según considere en base a la actitud que a partir de ahora adopte el Ejecutivo. Así ha obrado en el pasado. Desenfundó, como arma arrojadiza, las «actas» de las conversaciones de Argel, en su intento de demostrar que el terrorista Eugenio Etxebeste, «Antxon», y el secretario de Estado de Seguridad Rafael Vera hablaron de cuestiones políticas como la Constitución y el Estatuto de Guernica. Hubiera difundido, con toda seguridad, el acuerdo con el PNV y EA para la autodeterminación firmado en secreto durante 1999, de no haberse hecho público antes tras ser incautado por la Policía francesa al cabecilla «Kantauri». Finalmente, destapó las «actas» de la reunión con los emisarios de Aznar, pero para criticar al PP, porque demostraban que aquel Gobierno había rechazado de entrada la negociación política.

Elecciones 9-M
Reflexiones antes del ¿último? día Z
Cristina Losada Libertad Digital 6 Marzo 2008

Poco antes de las elecciones norteamericanas de 2004, la publicación FrontPage exponía su opción de voto en un editorial, como es costumbre en los medios de aquel país. Durante meses, había vapuleado al Partido Demócrata y a su candidato Kerry. El fundador de la revista, David Horowitz, era desde hacía años uno de los más despiadados y lúcidos críticos de una izquierda de la que había sido dirigente en los sesenta. Pese a ello, y tal vez por ello, aquel editorial recomendaba a sus lectores que votaran al candidato de su elección, esto es, que siguieran su propio criterio. Teniendo en cuenta lo que allí se había dicho de los demócratas, aquella toma de posición final era una muestra de confianza envidiable. La expresión del arraigado convencimiento de que fuera cual fuese el nuevo presidente, éste no iba a poner en peligro los fundamentos de la democracia estadounidense; de que esos cimientos presentaban una solidez suficiente como para soportar cualquier carga que les cayera encima.

La anécdota me pareció significativa entonces y ahora, en vísperas de nuestras elecciones, más todavía. Por contraste. Aquí esa confianza está desaconsejada. Sería suicida. Pues el resultado no sólo puede comprometer unos cimientos que ya han sido socavados. También y, sobre todo, porque está en riesgo su principal columna: la soberanía nacional. Paradójicamente, la soberanía nacional se manifestará el domingo próximo en las urnas para decidir si se mantiene o si se enviará a sí misma al vertedero una vez pasada por la trituradora. No ocurriría tal cosa de la noche a la mañana. Pero está ocurriendo. Zapatero encarna la decisión del PSOE de refundar su poder, no en la alianza táctica con los nacionalistas, sino en el alineamiento con su voluntad de fragmentar España en feudos que llaman "naciones". Si Z ganara por mayoría absoluta, cosa improbable, continuaría el despiece. Son "compañeros de viaje" aunque el PSOE piense –si piensa– que puede bajarse una estación antes de la que es final para sus socios.

Las penalidades del trayecto se han catado en abundancia allí donde gobiernan los reaccionarios amigos de Zeta. Y donde co-gobiernan con socialistas que han absorbido sus doctrinas y sustancias. El brebaje nacionalista se mezcla bien con el opio que dispensa este partido socialista. Con esa izquierda del pensamiento débil y la exaltación de la diferencia, que conecta con un relativismo extendido. Pero estas elecciones, por primera vez, no se dirimen entre la izquierda y la derecha. No estamos en las dos Españas, por mucho que se empeñen los ofuscadores y los ofuscados. Lo que está en juego, precisamente, es España como nación de ciudadanos libres e iguales. Y sólo hay tres partidos dispuestos a garantizar su continuidad: el PP, Ciudadanos y UPyD.

Toda política, decía el crítico y poeta vienés Karl Kraus, consiste en la elección del mal más pequeño. Las elecciones también. No hay buenos; sólo menos malos. Pero aquí no se trata de optar por el mal menor, sino de evitar el mayor de los males. Para mí, esto significa que es preciso arrojar a Zapatero a la oposición y al PSOE a la crisis. Que el domingo sea el último Día Z. No promete ser fácil. El drama de estas elecciones se mide por la magnitud de la inconsciencia que las rodea. Por la oceánica ignorancia sobre los riesgos que se afrontan. Por la indiferencia hacia los abusos perpetrados. Por la ceguera ante el engaño. En definitiva, por el consentimiento tácito o explícito con que se avanza hacia el basurero en que tirarán la soberanía de la nación española.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Dos enfermedades del PP
Pío Moa Libertad Digital 6 Marzo 2008

A fuerza de eludir la batalla de las ideas, el PP ha terminado quedándose sin ninguna. Con alguna razón se burla de él Zapo: “ustedes siempre van a rastras de lo que nosotros hacemos, poniendo obstáculos y pegas, para terminar aceptando de mala manera nuestras iniciativas, sean los nuevos estatutos, el matrimonio homosexual, la ley de paridad o casi cualquier otra cosa. Son ustedes puramente negativos”. El PP se ha convertido en un partido que no defiende nada propio y claro, excepto su aspiración a ganar poder presumiendo de una gestión económica mejor y promocionando el inglés. Ah, y la igualación del número de hombres y mujeres en el mercado laboral, otra idea muy zapesca. Sus votantes le atribuyen, además, ideas firmes en cuanto a la unidad de España, la defensa de las libertades o la lucha contra el terrorismo, pero ni siquiera eso está muy claro: no solo ha imitado el estatuto catalán, sino que ha aplicado en Galicia y Valencia políticas de enseñanza muy similares a las de los separatistas y anunciado su voluntad de entenderse con ellos para gobernar… Sin duda algunas corrientes dentro del partido defienden la democracia española, pero otras no, y estas no solo diluyen el mensaje, sino que parecen hegemónicas en el partido.

El PP, pues, vive de unos votantes que en su gran mayoría quieren y defienden la unidad de España y las libertades, y son sensibles a los peligros que estas sufren, los mayores desde la época del Frente Popular. Ante la situación, los jefes del PP podían haber optado por una campaña de denuncia, explicación del peligro y planteamiento de alternativas claras, tratando de ganarse a la masa de población anestesiada por la demagogia, en el fondo simplona, de la izquierda y los separatistas. En cambio ha elegido una política de “bajo perfil”, evitando defender con energía cualquier postura, imitando muchos rasgos de la política de Zapo y colaborando así a desmovilizar a la sociedad. Con esta línea de acción ha buscado no alarmar a las izquierdas más extremistas y ganarse a un sector intermedio de votantes indecisos, a quienes suponía interesados únicamente en el bolsillo. La crisis económica ha venido en su auxilio, pero sospecho que no será suficiente.

A esta política, completamente alejada de los peligros y retos reales, suele llamársele centrismo, y se completa con el futurismo, consistente en huir del pasado, esconderlo y perderse en divagaciones ni siquiera estimulantes sobre el porvenir. Dos auténticas enfermedades morales, a mi juicio. Si el PP gana las elecciones no será gracias al voto de los ciudadanos supuestamente afectos al bajo perfil, sino al de la gran masa que mira con horror la posibilidad de que Zapo continúe su labor siniestra. Y si pierde se deberá justamente a ese centrismo y futurismo, que ha permitido a los liberticidas maniobrar a su gusto, arrebatando al PP cualquier iniciativa.

Si el PP pierde no quiero ni imaginar su depresión de ánimo y peleas internas. Coincidiendo en eso con quienes dan prioridad absoluta a desplazar a Zapo, solo puedo expresar mi deseo de que gane Rajoy, aunque sea por poco, y de que UPD y Ciudadanos salgan como fuerzas capaces de sustituir a los separatistas en cuanto a la gobernación del país. Gane quien gane, será preciso un movimiento de regeneración democrática.

---------
La campaña de la puerilidad.

*** Nunca había caído tan bajo la política española, ese gestecito de la ceja, tan de patio de escuela, o las consignas, tan logradas: “Somos más”… ¿más qué? Más repulsivos cada día; “Vota con todas tus fuerzas”. Como si defecases…
*** Rajoy: “La economía lo es todo porque de una buena política económica depende todo”. Ni el marxista más tosco del tosco marxismo español habría sido capaz de soltar una sandez tal. ¿Será tan tonto como para creerlo? O bien "Esa niña está en mi cabeza, es la que mueve mis sentimientos y mi corazón". Realmente, ¿es eso política? ¿Cómo es posible tanta cursilería? Ni Zapo en sus mejores momentos. Que se queje, luego. Bueno, pues esa es la alternativa, señoras y señores. Para llorar, simplemente.
*** Por cierto, el acelerado deterioro de la función judicial no ha entrado en la campaña. Será que nadie le da mayor importancia.
*** Rajoy ha llamado “miserable” a Zapo por comparar los cuatro muertos de sus cuatro años de gobierno con los doscientos y pico de la etapa del PP. ¿Miserable? Estaba en su derecho, y el argumento no dejará de impresionar al ciudadano mal informado, es decir, la mayoría. Así, el gran beneficiario de la matanza del 11M se regodea en su ganancia y transforma en victoria su derrota en relación con la ETA. Llamándole miserable, Rajoy no aclara nada a los ciudadanos. Porque nunca les ha informado del fondo y el trasfondo de la política de Zapo de legalizar el asesinato como forma de hacer política y de su colaboración con los asesinos contra la democracia y la unidad de España. Por no decir a tiempo la palabra justa y veraz, se ha condenado. Y el villano se recrea, triunfante, en su vileza.
*** He oído por ahí que el PP propuso a la Viza para el debate. Si es así, se la ha merecido por completo.
---------
En fin, por descargar un poco:

“Gloriándote tú, Carmenio, de haber nacido en Corinto –y nadie te lo niega– ¿por qué me llamas hermano si desciendo de los íberos y de los celtas y soy ciudadano del Tajo? ¿Será que nos parecemos? Pero tú paseas tus ondulados cabellos llenos de perfume mientras que los míos de hispano son hirsutos; tienes los miembros lisos por depilarlos cada día; yo, en cambio, tengo piernas y rodillas llenos de pelos; tu lengua balbucea y no tiene vigor: mi vientre, si fuera preciso, hablaría con voz más viril; no hay tanta diferencia entre la paloma y el águila ni entre la tímida gacela y el rudo león. Deja, pues, de llamarme hermano, Carmenio, o tendré que llamarte yo hermana”. (Marcial)

Zapatero y la libertad
Pablo Sebastián Estrella Digital 6 Marzo 2008

Ha declarado Zapatero en Madrid, en el Círculo de Bellas Artes y delante de los actores, escritores y artistas que apoyan su campaña electoral, que quiso cerrar los debates frente Rajoy con la frase de “buenas noches y buena suerte” con la intención de hacer una alusión a la libertad de expresión, en particular, y a las libertades, en general. Puede que el presidente, como dicen en su entorno y él lo confirma veladamente, haya aprendido de sus errores a su paso por la presidencia del Gobierno y que, en su proyecto de no caer en más despropósitos, haya incluido en el campo de la libertad de expresión el deseo de mejorar y liberar el mundo de la información y de la libre opinión, de las distintas ataduras que hacen que, tanto bajo su actual mandato que ahora termina, como en los pasados gobiernos de Aznar, en España la situación de las libertades en general y la de expresión de manera concreta están muy lejos del ideal democrático, por lo que Zapatero no está en condiciones de sentirse orgulloso con lo ocurrido bajo su mandato.

En lo que a la libertad de expresión se refiere, Zapatero no podría presumir de nada. Sus pretendidos logros en materia de información y comunicación, con la ampliación del número de canales de TV, y mayor autonomía, que no independencia, en RTVE, no son tales sino más bien una simulación. Porque en RTVE siguen mandando en la empresa y en los programas y servicios informativos los mismos pro socialistas que ya lo estaban antes de la reforma, lo que le garantiza su sumisión al Gobierno y al PSOE. Lo de las nuevas cadenas de televisión, de momento, se ha saldado con que hay dos canales nacionales más en abierto, como son La Sexta y Cuatro, y los dos al servicio de Zapatero y del PSOE con unas cotas de manipulación y de fanatismo nunca vistas en otras cadenas nacionales, ni siquiera en la RTVE que sigue controlando el Gobierno. Está, eso sí, el horizonte de la televisión digital, pero no será una realidad, por los menos hasta después del 2012, una vez que pasen las próximas elecciones generales.

En cuanto a la libertad de expresión en internet, las cosas han ido a peor con Zapatero que con Aznar. Durante el mandato de Zapatero, los medios de internet han sido excluidos de la Agenda de Comunicación del Gobierno por orden de la Secretaría de Estado de Comunicación —dicen, ¡ahora!, en la campaña electoral, que van a rectificar—, una cosa que nunca ocurrió con los gobiernos de Aznar. Además se dio la orden expresa de excluir los medios de internet de la publicidad estatal, cuando es notorio que su audiencia es muy superior a la audiencia de medios locales y regionales que sí reciben publicidad del Estado y de los gobiernos autónomos y locales. Y, lo que es peor, esta política excluyente —dibujada en su día por Miguel Barroso— ha sido aplicada con premeditación calculada desde el palacio de la Moncloa. Y se ha hecho con el argumento de que estos medios no son tan fáciles de controlar como los grandes grupos de comunicación, a base de prebendas y favores, y porque en internet hay más libertad y no progresan, como en la prensa, la radio y la televisión, el periodismo de partido que inunda la vida política española.

Una militancia furiosa, que fomentan el PSOE y el PP con sus escuderías de fanáticos que inundan las radios y televisiones públicas y privadas, en pos de un reality ajeno a una prensa de calidad, digna e independiente que garantice la función de contrapoder que en toda democracia deben tener los medios de comunicación. Algo, como diría el propio Zapatero, que al líder del PSOE le ha importado “un bledo” en los pasados años. Y puede que otro bledo le importe al PP, visto lo que se hace en ese partido —por ejemplo, por parte de Esperanza Aguirre— con la libertad de expresión. Una libertad dañada, en cuyo sometimiento o politización colaboran de manera muy directa los grandes grupos de comunicación, en defensa de su posición dominante y de privilegio, y despreciando la función de la libertad de prensa y del periodismo independiente y de calidad.

Y aquí llegamos al fondo de la cuestión, porque cuando fallan las libertades es la democracia misma la que se resiente. Se aprecia, por ejemplo, en el sistema partitocrático español, donde la libertad política está bajo mínimos. ¿Qué oportunidades tiene, de verdad, un nuevo partido político? Que se lo pregunten a Rosa Díez o a Albert Rivera. O, ¿qué libertad de discurso e interpelación al Gobierno y otros partidos tienen los diputados españoles en el Parlamento, donde además están sometidos al mandato imperativo de su respectivo partido, lo que para colmo prohíbe la Constitución? Y ¿qué decir de la libertad de cátedra en las universidades, por ejemplo, de Cataluña y del País Vasco, donde muchos profesores son amenazados, agredidos o insultados?

En el campo de las libertades, en general, Zapatero tiene que reconocer que lo que ocurre en el País Vasco dista mucho de un régimen de libertades con todas sus garantías. Que los alcaldes no nacionalistas no puedan levantar en los ayuntamientos la bandera de España, o que en las calles y plazas de ese país figuren, como si de héroes se tratara, las fotos de los presos etarras, es algo que constituye un desafío a la democracia y a las libertades, amén de una amenaza pública y permanente para los cargos públicos y ciudadanos, muchos de los cuales deben pasear con escoltas, temiendo no sólo por su libertad sino por su vida. El derecho a estudiar y utilizar el idioma español en Euskadi, además de un derecho constitucional, debe ser algo natural que no puede ser amenazado por nadie, ni obstaculizado, y menos aún por las instituciones vascas, como ocurre en esa comunidad autónoma. Si Zapatero no reconoce esta situación es porque no quiere o no le conviene, pero ésa y no otra es la realidad.

En Cataluña ocurren cosas parecidas con los símbolos del Estado, el idioma castellano, con los ciudadanos no nacionalistas e incluso en la enseñanza (donde no se permiten colegios y universidades que enseñen en castellano) y en la vida económica, comercial, judicial y administrativa, lo que, además de ir en contra de la Constitución, constituye, como en Euskadi, una clara involución democrática, y una pérdida de soberanía del Estado español en los dos territorios. El drama de Cataluña, o el agravante, reside en que en esa Comunidad Autónoma gobierna el PSOE, lo que deja en evidencia al presidente del Gobierno y su discurso sobre las libertades. Y no es cierto, ni mucho menos, sino más bien una infamia, que quienes denuncian estas situaciones en Cataluña y el País Vasco son los enemigos del pueblo vasco o catalán. Más bien, al contrario, son demócratas y españoles.

Naturalmente, los pactos de gobierno que se avecinan, tanto si gana Rajoy como si lo hace Zapatero, no presagian nada bueno para la plena recuperación de las libertades y de la democracia en dichas comunidades autónomas, en las que el Partido Popular tiene su parte de responsabilidad porque fue bajo el primer Gobierno de Aznar, cuando se aplicó en Cataluña la famosa ley de “normalización lingüística”, mientras también se hacía la vista gorda en el País Vasco. Como el PP y el PSOE tienen respectivas responsabilidades en el campo de la libertad de expresión.

ZP cuenta los muertos
POR TERESA JIMÉNEZ-BECERRIL ABC 6 Marzo 2008

¿Qué política antiterrorista prefiere usted, la de esta legislatura, con cuatro muertos, o la de la anterior, con muchos más?, preguntó Zapatero a Rajoy en el debate. En ese momento no me importó lo que contestara el adversario. No se trataba de ser más hábil, ni de ganar el pulso televisivo. Eran las vidas de los mil asesinados por ETA lo que el presidente manejaba para que le votaran. A menos muertos, más votos; es simple. Yo gano, parecía decirnos. No importa si negocio políticamente, si legalizo ANV y luego la vuelvo ilegal, si hago de Otegi un delincuente o un santo según me conviene, si saco al asesino De Juana de la cárcel aceptando un chantaje. ¿A quién le importa? ¡Al final lo que cuentan son los muertos! Yo sólo tengo cuatro y vosotros... muchos más. Nada, que yo lo he hecho mejor.

¡Qué vergüenza! Qué pena sentí por ti, Alberto, por Ascen, por Gregorio, por Miguel Ángel y por tantos otros, al oír a quien gobierna España y pretende seguir gobernándola preguntarle a los españoles qué legislatura preferían: la de los cuatro muertos o la de los más de cuatro. Como si vosotros, Alberto, Silvia, Fernando, Miriam, Máximo, fuéseis sólo eso, números, peso en una balanza. Me entró náusea y tuve que apagar el televisor mientras le contestaba imaginariamente: «Señor Zapatero, los muertos no los pone usted, ni Aznar, ni ningún presidente, los pone ETA». Quizá gane usted el debate, señor Zapatero, e incluso las elecciones, pero en el camino hacia el triunfo ha ido perdiendo la dignidad. Justa manera de honrar a los mil asesinados por ETA, a los miles de heridos, a los que han sido secuestrados, a los que siguen siendo extorsionados, a los que viven aterrados y a los más de 100.000 exiliados. ¡Bravo! Gobierne usted siempre, porque si cambiamos y viene Rajoy, quizás ETA apriete el gatillo, porque la pistola la ha tenido siempre bien sujeta y apuntándonos a todos los españoles, con usted, con Aznar, con Gonzalez, con Suárez y con el mismísimo Franco.

Siento decirle que no me reconozco en un presidente que intentó premiar a una organización terrorista por no matar, aunque el premio fuera rechazado por esta por insuficiente. Espero, sin embargo, poder reconocerme en un pueblo que no mide la valía de un gobernante por el número de asesinatos de ETA durante su gobierno. Seguro que hay muchos ciudadanos que prefieren un gobernante que les salve la vida, aunque el precio a pagar sea tan alto como el de darle a ETA la libertad de muchos vivos y la dignidad de tantos muertos. Y si los que quieren acabar con el problema terrorista, sea como sea, son mayoría, entonces no habrá ganado usted, Sr. Zapatero, sólo un debate: habrá ganado mucho más, habrá logrado la confianza de tanta gente que prefiere cerrar los ojos y los oídos a quienes les hablan de justicia y de libertad.

Negociación tras las elecciones
Los presos de ETA prefieren a ZP
GEES Libertad Digital 6 Marzo 2008

Como GEES ya ha advertido, si bien las reuniones "oficiales" entre Zapatero y ETA están interrumpidas, no ocurre lo mismo con los contactos que mantienen, en palabras del presidente del Gobierno, unos "vínculos de confianza" por encima de los atentados. Pese a las negativas de ZP en el simulacro de debate, hace poco más de un mes sus enviados se reunieron de nuevo con los de ETA.

La reunión se habría celebrado de nuevo en Txillarde, el caserío donde ETA-Batasuna y PSE llevan reuniéndose desde hace años para hablar de objetivos políticos –reforma constitucional, Anschluss navarro, voladura estatutaria–, pero también de cómo conseguirlo: política de alianzas, de concienciación social, de estrategias electorales. Así pues, se ponga como se ponga Zapatero, pese a que Rajoy no insista lo suficiente, y pese a la ausencia del tema en la campaña del PP, lo cierto es que las conversaciones se siguen produciendo.

Al mismo tiempo, el comunicado de ETA al diario Gara pidiendo la abstención y el boicot a las elecciones ha sido bien secundado y recogido por los brazos propagandístico e institucional de ETA, con ANV, restos de Batasuna, LAB y PCTV a la cabeza. Las palabras de etarras y proetarras manifiestan una clara hostilidad al proceso electoral, y un desprecio de las posiciones socialistas ("fascistas") y peneuvistas ("regionalistas").

El PSOE y su galaxia mediática afirman que la agresividad etarra demuestra que la negociación no existe. Pero nadie duda de la existencia de los contactos ¿En qué quedamos? La cosa es bastante sencilla de entender y, de hecho, fue el propio Zapatero el que nos dio la pista en marzo de 2006, cuando ponía el proceso irlandés como ejemplo para sí mismo: "Hubo siempre un hilo de comunicación más allá de lo que podría ser un accidente, en este caso tan grave como lo que ocurrió. Ésa es la reflexión que nos han trasladado. Siempre se mantuvo un hilo de comunicación y de mínima confianza."

Hoy, Zapatero y ETA están manteniendo esa "mínima confianza". Quienes mejor lo han interpretado son los presos etarras. Según Instituciones Penitenciarias, quieren que gane Zapatero: primero porque reconocen que nunca como hasta ahora se han negociado cuestiones políticas. Y segundo, porque consideran que después de las elecciones el PSOE las seguirá negociando. Para los presos, "ese proceso estaba cimentado en la configuración de un marco que integrara a los cuatro territorios del sur del país y reconociera el derecho de decisión. De hecho, si se abrió la puerta de la solución del conflicto fue porque el Ejecutivo español dio su visto bueno a ese estatuto de autonomía a cuatro". Es decir, porque fue Zapatero y no ETA quien dio el primer paso al proponerse como objetivo la superación constitucional y la reconfiguración política y social de Euskadi y Navarra. ¿Se equivocan? Nosotros creemos que no, pero al menos hay algo seguro; los presos de ETA prefieren a ZP.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

Plataforma de Agradecimiento a Zapatero
Los polichinelas de cámara de ZP
Ignacio Villa Libertad Digital 6 Marzo 2008

A cuatro días de las elecciones generales, Rodríguez Zapatero ha recurrido a la estrategia que en el 2004 le sirvió para ganar las elecciones generales. El candidato socialista ha estado este miércoles en un nuevo sarao de sus polichinelas de cámara. Esos mismos que están tan felices con el canon digital, que amasan unas suculentas cuentas corrientes gracias a las ayudas oficiales, que utilizan la política para ningunear a compañeros suyos que viven simplemente de su trabajo, que se arremolinan junto al poder para chupar en beneficio propio, que llevan meses y meses colaborando con el cordón sanitario contra el Partido Popular; son, en definitiva, los mismos que llevan trabajando mucho tiempo para excluir y perseguir a todos aquellos que no aceptan el pensamiento único que intenta imponer el Gobierno socialista.

Zapatero, en la recta final de estas elecciones, ha decidido volver donde solía para ganar en las urnas. Los puntos de apoyo son los de siempre: utilización de los polichinelas y ofensiva contra el Partido Popular, hablando de la guerra de Irak y buscando el voto radical de la izquierda. Para que este guión sea idéntico al de 2004 faltan todavía dos cosas: las revueltas callejeras y los asaltos a las sedes del Partido Popular. La novedad está en la incorporación del doctor Montes, el "nuevo artista" de las sedaciones. Hace cuatro años, estas artimañas –que concluyeron con la violación del día de reflexión– le salieron bien al presidente del Gobierno.

Ya veremos que ocurre cuatro años después, pero los socialistas no se pueden olvidar de una diferencia con las pasadas elecciones que no es menor. Los españoles hemos vivido cuatro años de mentiras, trampas, sectarismo y fractura. Cuatro años que han deteriorado la imagen del supuesto talante de Rodríguez Zapatero, que nunca existió pero que fingió bien. Llega al 9 de marzo con su credibilidad y su imagen bajo mínimos, tras una legislatura convulsa difícil de olvidar.

En Moncloa son muy conscientes de esta situación. De ahí los nervios, y la tensión. No hacen más que buscar el voto radical para amortiguar el impacto del amplio desencanto en muchos españoles que en el 2004 votaron a los socialistas y que ahora no quieren ni oír hablar de Rodríguez Zapatero. En un contexto así, los polichinelas tienen mucho menos gancho del que ellos mismos se creen.

Este es el programa de ZP: control, intervencionismo y recorte de la libertad
Federico Quevedo El Confidencial 6 Marzo 2008

Debo de reconocerles que lo más sorprendente de esta campaña electoral es la habilidad con la que Z obvia que durante estos cuatro años de rencor hacia la derecha democrática y liberal ha sido él quien ha gobernado. Ayer, sin ir más lejos, explicó a los artistas que le apoyan que su despedida en los dos debates, con ese “buenas noches y buena suerte”, fue un homenaje a Edward Murrow y su lucha por la libertad de expresión frente al macartismo, que fue “un canto a la libertad de expresión, una denuncia prudente y moderada hacia quienes insultan y denigran a quienes no piensan como ellos”. O sea, él mismo y los que ayer le acompañaban que no dudaron hace unos días en calificar a los votantes del PP de “turba mentirosa e imbécil”. El PSOE lleva toda la campaña denigrando al PP, y el Gobierno toda la legislatura buscando su marginación y aniquilamiento. Una legislatura cimentada sobre la base del Pacto del Tinell, la mayor afrenta que puede hacérsele a una democracia: la exclusión de quienes no piensan como los que gobiernan.

Tan es así que quienes discrepamos no somos sólo críticos... Nos hemos convertido en disidencia, y eso sólo ocurre en los regímenes totalitarios. Algunos de mis compañeros que firmaron el Manifiesto por la Convivencia y por la Libertad están sufriendo represalias, y eso no es más que la evidencia del talante autoritario y dictatorial con el que este Gobierno y la izquierda que lo apoya –no toda, por cierto- rechaza la discrepancia. Pero, sin embargo, para desgracia del PP, el PSOE y sus terminales mediáticas son tremendamente eficaces a la hora de trasladar a la opinión pública la imagen de que ellos son los demócratas y los que reciben los insultos, cuando la realidad es justo la contraria. Aquí ha quedado contancia de que quien crispa es el PP, pero no fue Rajoy el que dijo que necesitaba tensión y dramatismo en la campaña, sino Z. Los clichés, se lo decía a ustedes ayer, siguen trabajando contra la derecha democrática y a favor de la izquierda totalitaria, pero ya llegará el día en el que muchos de los que siguen aplaudiendo a Z con las orejas, derramen lágrimas por la libertad perdida.

Sé de lo que hablo. No hay más que darse una vuelta por el Programa Electoral del PSOE para empezar a preocuparse seriamente por el futuro de la libertad de expresión si Z gana las elecciones generales el próximo domingo. Control, intervención y recorte de libertades, ése es el menú que ofrece el programa socialista. No se sorprendan, pues es la ambición lógica de todo aquel cuyo objetivo sea perpetuarse en el poder: acabar con la discrepancia. Aunque para ello se intenten disfrazar los mecanismos de censura de pretendida defensa de los derechos colectivos. Este Gobierno, que se subió a lomos de la insolencia cuando dijo aquello de “cuatro años de derechos frente a ocho de derechas”, lo cierto es que lo que ha ido haciendo sobre la base de un supuesto aumento de los derechos sociales es contraer las libertades individuales. Y a partir del 9-M más de lo mismo, pero con más saña.

Así, por ejemplo, en uno de los apartados del programa, dedicado a la igualdad, se propone “crear unidades de igualdad dentro del Consejo de Redacción de los medios de comunicación públicos y promover los mismos en los medios privados, con especial atención al tratamiento de la violencia de género, la trata de mujeres y contra los estereotipos sexistas”. Z ha convertido la igualdad de género en una nueva religión cuyo sumo sacerdote es él, y ésta si que es una religión confesional para el Estado, de ahí que se pretenda imponer por la fuerza de la ley y de la costumbre. Censura pura y dura, porque se empieza por unidades de vigilancia de la igualdad y se acaba con comisarios políticos en las redacciones. De hecho, en el campo audiovisual el paso se que quiere dar es de mayor calado, creando el el Consejo Asesor de Medios Audiovisuales, supuestamente independiente del Gobierno pero nombrado por la mayoría en las Cortes. Su misión será, lo dice el programa, “regular, controlar y sancionar”, sí, sí, sancionar. Todo ello para garantizar la diversidad, la transparencia y velar por “el pluralismo político, social y religioso y por el respeto a la dignidad de las personas”. Muy bonito, pero esto ya lo hacen las leyes y la Constitución sin necesidad de que alguien me pueda poner una multa, en nombre del pluralismo, por criticar a Z.

Por si fuera poco, la pretensión del PSOE es que su control sobre los medios de comunicación públicos alcance a todos aquellos que ahora se le escapan de las manos porque están bajo el paraguas de los gobiernos regionales del PP, es decir, Telemadrid y Canal 9, especialmente. Para ello proponen crear algo tan aparantemente inocente como una Federación que agrupe a todas las televisones y radios públicas, pero que en la práctica pretende tener capacidad ejecutiva sobre las decisiones de las direcciones de estos medios. Y si todo esto suena a poco, en la siguiente legislatura el PSOE quiere seguir adelante con algo que se quedó en el tintero en esta, el Estatuto del Periodista, y bajo el disfraz de mejorar nuestras condiciones laborales se esconde algo gravísimo, como es favorecer “la participación de los profesionales de la información en las empresas de comunicación”, una vieja pretensión marxista para someter a las empresas a los designios políticos. Esto es lo que hay, y lo peor de todo es que muchos de compañeros periodistas o están ciegos o no quieren ver, pero la amenaza a la libertad está muy presente.

Sobre debates, encuestas y periodistas
Miguel Ángel Manjarrés El Confidencial 6 Marzo 2008

El caciquismo antiguo es hoy pura telecompra. Como siempre, quienes menos cuentan en una campaña electoral son los decididos o, mejor, los convencidos; los que manifiestan dudas y aquellos que corren el grave riesgo de no participar componen la masa real a que se dirigen los políticos. Si antes se hacía con presión, amenaza o compra, la sutileza contemporánea explota las reglas inefables del mercado: una publicidad incesante y entrometida, una puesta en escena atractiva y unas frases genéricas y adornadas bastan para camelar al más pintado. El resto lo cumplen con perfección el juego de las encuestas y la opinión de los periodistas, que vienen a ser uno y lo mismo.

Los debates electorales, en tal sentido, representan la quintaesencia de la publicidad democrática. No se trata en realidad de mostrar las bondades de una o varias propuestas de gobierno, sino de enseñar con imágenes la idoneidad formal de cada cual. ¿Qué importa lo que se diga? El objetivo primordial es quedar bien ante las cámaras, pillar al contrario en algún renuncio y decir con la cara lo mucho que uno se sacrifica por el pueblo. No se exigen conocimientos, no se precisa ninguna formación cultural, ni siquiera se tiene por requisito básico una expresión decente: la forma única de ganar o perder es seducir al espectador con lo que el espectador quiere ver. La actio, amplificada con las nuevas técnicas de la telecomunicación, es el fundamento de la contienda y ha terminado por sustituir definitivamente al contenido.

Pero ello solo no bastaría, en realidad, si las encuestas no ejercieran su función adyuvante. Cuando, al poco de un debate, las empresas mediáticas enseñan los resultados de unas cuantas llamadas telefónicas o a los pocos días indican el veredicto de unos miles de personas anónimas, se forja ipso facto otro de los grandes cauces publicitarios de la democracia. En cierta forma, esas encuestas están diciéndoles a los votantes qué opinión han podido filtrar del debate de marras. Uno ve a los políticos (nunca los escucha, pues que el lenguaje sirve ya de poco), se acuesta indeciso, y al día siguiente resopla de serenidad cuando se adhiere por fin al resultado mayoritario de las encuestas: si dicen que ha sido así, será porque ha sido así.

El remate, en fin, lo ejecuta la casta periodística. Puesto que, al parecer, el oficio ha abandonado la vieja obligación de la objetividad, todo se reduce a obedecer unas consignas y, de acuerdo con ellas, interpretar la realidad para crear la opinión, es decir, para asignarla entre la gente. Y la parroquia, sin saber muy bien qué decir al principio, aguarda con nervios el juicio de sus figuras mediáticas. Sin apenas tiempo de reflexión, los periodistas echan sus opiniones sobre los políticos plegándose a los prejuicios y, por supuesto, defendiendo como postura propia el ideario de la casa, que siempre se funda en la ganancia y que, por tal, puede cambiar cuando convenga. Si tal ocurre, el periodista variará sus pareceres con aplastante lógica, pero seguirá interpretando sin titubeo alguno la realidad política que nos rodea.

Políticos, encuestas y periodistas, en definitiva, construyen el armazón de la democracia publicitaria y así, entre otras cosas, enjuician los debates electorales como exponente máximo del espíritu democrático. Pero la imagen que resulta de tal componenda es casi como la de aquellas guerras homéricas que se dirimían con peleas auténticas entre los jefes de ambos bandos: buena falta hacen explicaciones contrastadas, propuestas sensatas o soluciones apropiadas a los males más urgentes; la incógnita electoral se resuelve mucho mejor con unos cuantos enfrentamientos entre caudillos políticos a fuerza de imagen, costra y apariencia.

Si el asunto se hubiera querido hacer con mínima dignidad, los periodistas tendrían que haber impuesto sus condiciones a los políticos y no haber aceptado unos debates tan amañados y vacíos. Asimismo, bien por preguntas de terceros o con un guión de temas concretos, los políticos deberían haber afrontado obligatoriamente algunos asuntos de máxima preocupación: la reforma de la constitución y de la ley electoral, para que de una vez queden fijadas la competencia y estructura del Estado y perfectamente limitados los partidos regionales; la necesaria independencia de los tres poderes y, en especial, de la justicia, que se confunde del todo con la acción legislativa y hasta ejecutiva y que da tan a menudo espectáculos bochornosos; o, en fin, la política exterior, que apenas importa sino como excusa para seguir con los trastornos internos. Pero no: los políticos montan su espectáculo, los periodistas obedecen a sus patrones, las encuestas dispensan opiniones y el personal, satisfecho y soberano, anda ya eligiendo el chándal con que irse a votar el domingo. Qué emoción.

Que pierda Zapatero
Francisco Rubiales Periodista Digital 6 Marzo 2008

He conversado con un socialista andaluz, bien instalado en el poder, que, milagrosamente, conserva la libertad de pensamiento y expresión. Tiene una mente estratégica y una conciencia blindada, que han resistido al sometimiento, el clientelismo y la corrupción reinantes en su entorno. Le he preguntado por las elecciones y su análisis ha logrado sorprenderme. Por su interés, no puedo evitar la tentación de reproducirlo literalmente:

"Empecemos por las andaluzas. Aquí hay poco que decir. Chaves está agotado y el PSOE andaluz es un cadaver, pero ganará las próximas elecciones y lo seguirá haciendo hasta que la derecha sea capaz de presentar una alternativa creíble. Arenas es el peor candidato posible para la derecha y el mejor para nosotros porque está archidemostrado que los andaluces no lo quieren. Él es también artífice de la próxima nueva victoria fácil de un Chaves que tiene el encefalograma político plano. Nos consta que muchos andaluces sociológicamente situados en la derecha, sobre todo empresarios y profesionales, votarán al PSOE con la nariz tapada, sólo para evitar que el "niño Arenas" llegue a gobernar.

Pero hablemos de las nacionales, que es lo más importante. Los que somos realmente de izquierda, los que hemos logrado resistir al terrible deterioro del socialismo oficializado y no hemos sucumbido ante el clientelismo, la sumisión y la dictadura interna del partido, sabemos que Zapatero debe perder para bien de la izquierda. Si Zapatero gana y gobierna otros cuatro años, dejará el país tan arrasado y a la izquierda tan desprestigiada que la hegemonía de la derecha quedará garantizada por al menos un cuarto de siglo. La mediocridad, los desatinos y los estragos que Zapatero está causando a la convivencia y a la nación, tras arrojar por la borda principios tan básicos para la izquierda como la igualdad, la transparencia y la solvencia ideológica, están desprestigiado a la izquierda en España hasta niveles insospechados. Esa fractura todavía no es visible porque el poder lo cubre todo con el manto de los privilegios y del dinero público fácil, pero bastaría con una derrota electoral para descubrir a un PSOE dividido, sin moral y putrefacto por culpa de Zapatero.

Hay demasiados errores en el zurrón de la izquierda: la vergonzosa y torpe negociación con ETA, las alianzas inexplicables con el nacionalismo radical que odia al Estado, le ruptura de la "igualdad" con el Estatuto de Cataluña, la estupidez con que se ha "vendido" la ley de Memoria Histórica y la triste y humillante actual campaña electoral, donde hay hitos vergonzantes como la entrevista con Iñaki Gabilondo y el primer debate con Rajoy. Lo de Rosa Díez y UPyD es una bofetada moral al PSOE que debíamos haber evitado. La mediocridad y la torpeza hacen a este gobierno peligroso para la supervivencia de la izquierda en España.

Si perdemos ahora, quizás todavía sea posible reconstruir la izquierda, ya sin Zapatero al frente del PSOE, tras la desolación generada por el "zapaterismo", pero si el desastre de este gobierno se prolonga cuatro años más, los daños a la convivencia, a la nación y al prestigio de la izquierda serán tan rotundos que de la izquierda no quedará nada y la derecha y la involución tendrán el territorio libre durante cinco o seis legislaturas."

Voto en Blanco

A una sola carta
Manuel Montero El Correo 6 Marzo 2008

Sin más objetivo que hacer su referéndum, el Gobierno vasco juega un juego imposible. Para llegar a tal consulta, en la que parece creer fervientemente, necesita el apoyo expreso de Batasuna y el acuerdo con el PSOE (o el PP, el que mande en España tras las elecciones). Rizar el rizo. Como todo lo que no sea la consulta soberanista le trae al pairo, las aguas de la política vasca bajan aún más espesas de lo habitual.

Vamos a la campaña electoral sin el arrebato de otros tiempos. Es como si las elecciones no fueran con nosotros, como si no jugaran un papel decisivo en el camino trazado, el que nos llevará al referéndum en un santiamén. Ha decaído la moral, y eso que sin un adarme de euforia resulta imposible afrontar la ya inminente consulta revolucionaria. Nuestra vida pública se ha coagulado. Ni el más entusiasta ibarretxiano habla ya de que vivimos un momento ilusionante e histórico, ni de que al fondo se ve la luz del final del túnel, como otrora. Tampoco tuvo ecos la aseveración navideña del lehendakari, cuando dijo que éste es tiempo de solución, de esfuerzo, de compromiso y esas cosas. Nadie lo ha repetido, como otros años. Ni Egibar. Se diría que no hay quien levante el ánimo de la peña y que esto ha entrado en fase terminal, no da más de sí. Lo que no invita a solazarse, pues hay muertos bien vivos. El hijo de Frankenstein haría fortuna en el País Vasco, al estar formado por restos de cadáveres cosidos entre sí (justamente lo que más nos gusta) y vivificados a base de descarga eléctrica. Podemos quedarnos de zombis, habitando sueños a la espera de calambres de alto voltaje.

A falta de promesas sugerentes y esperando a Godot (que no llegará hoy, pero mañana seguro que sí), el refugio es el victimismo. Las decisiones judiciales, políticas, policiales, fiscales se deben siempre a alguna conspiración -sugieren los mandos nacionales-, a premeditaciones innobles, «siguen un guión preestablecido», obedecen a fines partidistas o a intereses electorales, y por eso nos machacan a los vascos, siempre desinteresados y rectos. No sólo eso: hasta se incrementa la confusión, por boca de Urkullu, de quien corría la especie de que no era el salvador, pero sí hombre no dado a meterse en berenjenales. Tan benéfica imagen quizás se deba a que su biografía en la web del Parlamento vasco aseguraba que forma parte de la Asociación Cultural Sabino Arana, Asociación Cultural Juan de Itziar, Asociación Alboan, Peña Ezkurdi, Sociedad Cultural (Durango), Club Tabirako, Athletic Club de Bilbao, y nadie podría pensar que de tan lúcido pedigrí salga un mesías, dicho sea en su honor. Pues, sin embargo, va y suelta que ¿las conversaciones de Loyola serán un punto de partida para arreglar lo nuestro! La idea sobresalta, pues sobre de lo de Loyola sólo hay supuestos, versiones y dudas sobre qué, cómo, por qué, para qué, qué hicieron, quién les dio vela en el entierro. Lo peor de todo es el concepto de que hay una 'solución definitiva', y que a ello nos llevarán conversaciones misteriosas en basílicas jesuíticas. 'Conversación en la catedral' se titula la novela de Vargas Llosa, y aunque su catedral no era un antro religioso podría iluminar la conversación en la basílica. Hablaba su protagonista de «en qué momento se jodió el Perú». Pues eso. Un guión para nuestros conversadores de Loyola: cuándo se jodió el País Vasco, Euskadi.

Con tan raro bagaje entramos en elecciones. Se diría que el nacionalismo tripartito ha renunciado a atraer electores que no formen parte de sus huestes, prietas las filas. Parece aborrecer la eventualidad de lograr votos más allá de los batzokis y de las herrikotabernas. De ahí su involución doctrinal. Va sustituyendo la ideología por jaculatorias identitarias, nociones primarias que hablan de pueblo antiguo, nuestro, de derechos ancestrales y metafísicos. El procedimiento de apelar a las convicciones íntimas puede tener éxito con los propios, pero no suele animar a los de fuera de la tribu, que tienden a salir despavoridos.

Esta renuncia tripartita a buscar votos más allá de sus confines no quiere decir que los moiseses del soberanismo consultivo no den importancia a las elecciones que nos vienen. Saben que resultan cruciales para su proyecto de referéndum, pero el destino de tal invento lo juegan a una carta, a una sola carta, y en sí mismo no depende de que obtengan grandiosos resultados vascos. Lo curioso del caso es que el tripartito apenas puede hacer nada para que salga tal carta, el suyo es envite al azar. Por lo que se puede deducir de los últimos movimientos -declaraciones del lehendakari, pactos con catalanes y gallegos-, todo parece confiarlo a que PP y PSOE casi empaten y a que al PNV le toque repartir suerte. Ya han puesto el precio obsesivo para su voto: el referéndum prometido.

Esto explica el juego. Lo que suceda no dependerá de que la idea soberanista arrase electoralmente en el País Vasco, sino de cómo queden las cosas allende el Ebro. La estrategia exige, además, la involución identitaria, mostrar imagen aguerrida. Para convocar la consulta, su único norte, al tripartito le es imprescindible en el Parlamento vasco la aquiescencia de la batasunidad. Si los de las tierras vascas no votan para convocar el referéndum, no hay tutía, pues el Parlamento quedaría en empate infinito. Ya lo tendrán hablado, pero aun así el tripartito tiene que demostrar que comparte agresividades, para asegurarse que EHAK le dé su voto. Esto le es más importante al Gobierno vasco que buscar votos por las llanuras de la moderación nacionalista. De ahí su defensa a ultranza de la sedicente izquierda abertzale. El Gobierno está preso de la abertzalía. Si cuando el Parlamento tenga que convocar el referéndum se le desmarcase EHAK, toda la historia de los diez años soberanistas habría acabado, y en el ridículo. El tripartito necesita a la izquierda abertzale y esto lo condiciona todo. Por eso no se disolverá tal grupo parlamentario si lo deciden los jueces, digan lo que digan, empleen los argumentos que empleen. No para defender nuestras instituciones, sino para conseguir el apoyo de EHAK en la convocatoria parlamentaria del referéndum, que no están dispuestos a poner en riesgo bajo ningún concepto.

Y, entretanto, a confiar en que haya empate en las elecciones generales y toque desempatar, pues tampoco el PNV, instalado en su régimen de la felicidad estadística, parece proclive a la rebeldía. Echarse al monte sí, pero a por setas (y a por rólex si se da el caso). El tripartito necesita que PP y PSOE queden muy ajustados y con alguno de los dos dispuesto al suicidio, una actitud que conociendo el percal no debe descartarse. Así andamos, con una vela a Dios -para que haya que desempatar el empate- y otra al diablo, que en el Parlamento vasco no nos deje en la estacada.

La paradoja: lo que decidan los vascos en las elecciones resulta secundario, según la hoja de ruta que nos guía. En eso queda nuestro derecho a decidir, al que quiere llegarse dejando a un lado lo que decidan electoralmente los vascos. No es novedad. En el Congreso ahora disuelto había más diputados no nacionalistas que nacionalistas (11 a 8), y esto no impidió sostener, con desparpajo y algún descaro, que el plan era la voluntad mayoritaria del Pueblo Vasco. En las Cortes había más representantes vascos contra el plan que apoyándolo. Qué tendrá que ver: sólo faltaba que a estas alturas nos preocupasen tales minucias.

Una sola carta, a eso hemos llegado. Si falla, siempre nos quedará Loyola.

No es gracias a los jueces, sino a los ciudadanos
Álvaro Vermoet Hidalgo Libertad Digital 6 Marzo 2008

“Ejercer la ciudadanía” es ejercer los derechos individuales, de la persona frente al poder público, que legitiman el Estado de Derecho. Cuando el Ejecutivo y el Legislativo dictan normas jurídicas destinadas a formar la conciencia moral de los alumnos, sea en “Educación para la Ciudadanía”, en las “ikastolas” o en alguna asignatura ecologista, no estamos ante un debate sobre cuál debe ser el contenido, adaptable o no, de la educación moral del Estado, sino que estamos ante un debate sobre la vigencia de los derechos individuales en España.

No es fácil para las familias permanecer impasibles ante la Ministra, el Presidente del Gobierno, el Congreso, todos los partidos políticos con representación parlamentaria excepto el Partido Popular o la inmensa mayoría de medios de comunicación, cuando éstos afirman que no pueden objetar ante una asignatura de educación cívica ideada para enseñar a no pegar a las mujeres o a respetar el medioambiente. No es fácil, cuando dicen éstos que los contenidos son los de la Constitución y los Derechos Humanos, que la asignatura es adaptable al ideario de los centros, que cada Comunidad Autónoma, colegio, libro de texto o profesor tendrá un enfoque distinto y que es una expresión más de la separación de poderes. Cuando dicen, en definitiva, que basta leerse los contenidos de la asignatura darles la razón.

Pero cuando una gran masa de familias (una auténtica coalición social liberal-conservadora, que diría Marco) dice que no, que es mentira, que el fin de la asignatura es enseñar a sus hijos una serie de cosas que no comparten y que se niegan, se hace difícil pararles. Y cuando son miles los padres los que objetan a la obligación legal de llevar a sus hijos a una clase en la cual se van a enseñar teorías antropológicas, políticas, económicas, morales o ecológicas contrarias a sus convicciones más profundas, se choca contra quienes ven en la educación un instrumento de crear un hombre nuevo (laico, multicultural, pacifista, tolerante, de Progreso y, por decirlo con menos palabras, votante de Zapatero).

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no ha hecho, al reconocer el derecho de los padres a objetar a Educación para la Ciudadanía, nada que debamos aplaudir, no ha hecho nada heroico. No ha tenido que crear doctrina ni ha tenido que inferir derechos de donde no los había. La Constitución es clara al proclamar la libertad ideológica y de enseñanza y al reconocer la objeción de conciencia. Y el Real Decreto de EpC es claro cuando habla de formar la conciencia moral de los alumnos y de enseñar una determinada visión del hombre y de la ética. El Poder Judicial ha hecho aquello para lo que pagamos impuestos: defender los derechos del individuo y su esfera de libertad frente al poder público.

Quiero que el PP gane las elecciones y que el sistema educativo deje de tener “áreas de conocimientos” como “Educación para la Ciudadanía” y vuelva a los exámenes, a la disciplina y a auténticas asignaturas, como la Física o el Latín. Pero quiero saber que aunque no gane los votos de Zapatero no van a poder aprobar una Ley que obligue a enseñar en las escuelas la Alianza de Civilizaciones, a ver el publirreportaje de Al Gore, o cualesquiera otras cursilerías que se le ocurran a ZP. Quiero que sepan, socialistas y nacionalistas, que, aun gobernando, van a encontrarse con un freno que ni todo su poder político ni sus hooligans mediáticos van a poder derogar por Decreto: los derechos individuales.

No se me ocurre un final mejor que una cita. Y no una cita de Niemöller, que vendría muy a cuento, sino por una vez, y sin que sirva de precedente, del Poder Judicial:

“1º- Estimar el recurso contencioso-administrativo y anular la resolución indicada en el Fundamento de Derecho PRIMERO [que denegaba el derecho a la objeción frente a EpC].

2º- Reconocer el derecho de los demandantes a ejercer la objeción de conciencia frente a la asignatura de Educación para la ciudadanía; declarar que su hijo no debe cursar la asignatura, quedando exento de ser evaluado de la misma.

No se efectúa expresa imposición de las costas de este recurso.”

Una lección de Educación para la Ciudadanía
EDITORIAL Libertad Digital 6 Marzo 2008

Ni el más argumentado de los editoriales ni el video electoral más satírico a la hora de denunciar y parodiar el grado de sectarismo que alcanza este Gobierno podrían superar las imágenes que ha protagonizado la vicepresidenta y candidata del PSOE por Valencia, Fernández de la Vega, en su visita al instituto valenciano de La Senda de Quart de Poblet.

Fernández de la Vega ha explicado a unos niños de cuarto de la ESO que existen dos Españas, representadas por dos modelos muy diferentes: Por un lado, "el modelo que representa el presidente de izquierdas, de centro-izquierda, que mira para el futuro, que tiene la mirada positiva, que es optimista, que cree en la gente, que cree en los ciudadanos, que cree en los jóvenes, que cree en las mujeres". Por otro lado, "está el modelo que representa Rajoy, que es el modelo del miedo, de introducir miedo con todo, desconfianza y que mira más al pasado que al futuro". "Y a partir de ahí –concede De La Vega– los ciudadanos pueden elegir entre el modelo de futuro y el modelo del pasado. El modelo del futuro, podéis imaginarlo, es el de Zapatero, y el modelo del pasado, podéis imaginarlo, es Rajoy."

Por mucho que semejante muestra de maniqueísmo haya provocado risas entre los alumnos, y por mucho que el grado de puerilidad de la explicación no sea superior al que la vicepresidenta nos tiene acostumbrados, no deja de ser preocupante la irrefrenable voluntad de adoctrinamiento de este Gobierno que ni siquiera respeta la infancia. Más aun si tenemos en cuenta su empeño en la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que el Gobierno trata de vender, contra toda evidencia, como una materia ideológicamente neutral que sólo trata de enseñar valores constitucionales compartidos por todos.

Por mucho que los manuales de dicha asignatura no siempre alcancen los burdos extremos a los que sí ha llegado la vicepresidenta en su lección magistral, eso no borra su sectarismo. Tan sólo lo hace más peligroso. La neutralidad que cabe esperar de esa asignatura no es mucho mayor que el respeto que la vicepresidenta de este Gobierno concede a la imaginación de los niños y a la madurez de los ciudadanos.

Objeción amparada
Editorial ABC 6 Marzo 2008

EL Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha demostrado que la objeción de conciencia a la asignatura Educación para la Ciudadanía ni está infundada ni es una manifestación de pensamientos reaccionarios. Por el contrario, los magistrados han dictado una sentencia que reconoce a los padres demandantes el derecho a objetar porque su protección «no pone en peligro el ordenamiento jurídico democrático, simplemente refleja su funcionamiento». Es decir, la objeción de conciencia a esta asignatura está directamente amparada por la Constitución sin necesidad de que una ley la desarrolle, porque deriva de la libertad religiosa e ideológica y del derecho de los padres a decidir sobre la formación moral y religiosa de sus hijos. Con esta sentencia, la autoprotección de los derechos fundamentales por el ciudadano se conjuga con una declaración de amparo jurisdiccional explícito, cuyo fundamento desmonta las críticas, en ocasiones difamatorias, del Gobierno y del PSOE contra los padres que optaban por la objeción de conciencia.

Esta sentencia fue precedida por otras resoluciones en sentido opuesto dictadas por el TSJ de Asturias, cuyos magistrados no llegaron a profundizar tanto como sus colegas de Andalucía porque consideraron que los demandantes no habían aportado pruebas de la incidencia de esta polémica asignatura en el derecho constitucional de los padres a decidir la educación moral de sus hijos, y en sus libertades religiosa e ideológica. Para el tribunal andaluz, es evidente que los decretos que establecen las «enseñanzas mínimas» de la asignatura utilizan «conceptos de indudable trascendencia ideológica y religiosa, como son ética, conciencia moral y cívica, valoración ética, valores o conflictos sociales y morales». Lo previsible es que esta disparidad de opiniones judiciales se reproduzca, a través de recursos, ante los Tribunales Supremo y Constitucional, e incluso llegue al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, cuya jurisprudencia ha sido determinante de la decisión del TSJ de Andalucía.

El tratamiento judicial de esta polémica es a largo plazo, pero los padres objetores han logrado una victoria jurídica, moral y política que el PSOE debería, a su vez, asumir como una derrota y como una invitación a rectificar, lo cual sólo es posible mediante la supresión de la «Educación para la ciudadanía» en los planes de estudio. El empecinamiento de Zapatero en intervenir en la moral y la ética de los ciudadanos a golpe de ley es la causa de este serio revés para el socialismo, cuyo proyecto de manipular la educación para imponer un modelo de ciudadano ha chocado con el sistema constitucional de derechos y libertades. Con la coartada de hacer de España «un país más decente», Zapatero se ha creído investido de una autoridad mesiánica para redimir a los españoles de sus miserias morales, ignorando que la sociedad española era ya madura antes de que llegara al poder y de que se rige por una Constitución que se basa en la primacía de la libertad individual frente a la intromisión del poder público. Cabe la posibilidad de que esta sentencia sea revocada en otras instancias, pero aunque lo fuera la determinación de los padres objetores y de quienes, sin haber objetado, están en contra de esta asignatura se ha visto legitimada judicialmente.

El problema de fondo que plantea esta asignatura es el propósito político que esconde, al margen de la letra pequeña de leyes y decretos. Ningún gobierno está legitimado para educar a los jóvenes en un determinado modelo de ciudadanía, que se basa no en el respeto a los principios del orden constitucional -algo bien sencillo de explicar, porque están en la Constitución-, sino a lo que el doctrinarismo «progre» y de izquierda califica como un buen ciudadano. Modelo cívico inaceptable porque se sustenta en la identificación de ciertas consignas como si fueran valores supuestamente constitucionales, pero que no son más que opciones ideológicas tendentes a imponer al alumnado una ética concreta, respetable, sin duda, como enseñanza de padres a hijos, pero inaceptable como asignatura obligatoria en el sistema educativo.

Varapalo al PSOE y a su Educación para la Ciudadanía
Editorial Elsemanaldigital.com 6 Marzo 2008

La Ley Orgánica de Educación, que José Luis Rodríguez Zapatero ha impulsado en su legislatura, hace aguas. La asignatura de Educación para la Ciudadanía, implantada obligatoriamente para todos los alumnos de Secundaria, ha sido rechazada en conciencia por miles de familias. El Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE han negado desde el comienzo del curso que exista un derecho a la objeción de conciencia. Ahora, una sentencia de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha reconocido que existe ese derecho, y que los alumnos que en conciencia no acepten esos contenidos no están obligados a asistir a clase.

Los magistrados andaluces, en los fundamentos de la sentencia, dan un varapalo sin precedentes al Gobierno de Zapatero. Según ellos, amparados en la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del mismo Tribunal la asignatura impulsada por el PSOE para difundir su proyecto laicista invade el "claustro íntimo de creencias". A tres días de las elecciones generales, el PSOE ha recibido un torpedo en la línea de flotación de su proyecto educativo. Y está nervioso.

El Tribunal Supremo decidirá en último extremo si la doctrina en la que se fundamenta la sentencia andaluza puede extenderse al resto de los españoles. Pero el asunto preocupa, y mucho, al PSOE, puesto que el presidente andaluz, Manuel Chaves, se ha precipitado a anunciar un recurso en casación contra una sentencia que, al final, se limita a reconocer más libertad a los padres y a los estudiantes. Si la asignatura de Zapatero limita la libertad de enseñanza que la Constitución reconoce a todos los españoles es razonable que una parte de los ciudadanos rechace tal adoctrinamiento.

Porque se trata de adoctrinamiento. La rapidez de Chaves al anunciar el recurso ha coincidido en el tiempo con un acto público de María Teresa Fernández de la Vega en un Instituto de Secundaria en Valencia, en el que ha dejado perfectamente claro qué uso aspira a hacer el PSOE de las aulas públicas. La vicepresidenta del Gobierno, explicando la convocatoria electoral a un auditorio de alumnos de enseñanza obligatoria, ha dado un auténtico mitin, presentando su partido como el paradigma del optimismo y el porvenir, y denigrando al PP como representante del pesimismo y la negatividad. La situación era en este caso excepcional, por tratarse de una candidata en campaña electoral, que en un centro de enseñanza del Estado y en una jornada lectiva defendía ideas y principios sin duda contrarios a los de muchos alumnos y muchas familias; alumnos por cierto menores de edad. La LOE, con su particular idea de ciudadanía, reintroduce el adoctrinamiento partidista en la enseñanza española.

De la Vega y Chaves quieren que los jóvenes españoles sean educados según las ideas del socialismo. Zapatero ha creado el marco legal para que esto pueda suceder. Unos miles de familias se han negado a aceptar semejante manipulación, que confunde la enseñanza con la imposición de principios. Sin esperar al 9-M, el PSOE considera ya una derrota la sentencia andaluza, ya que si la objeción de conciencia es tutelada Zapatero se quedará sin una tribuna desde la que parece querer ganarse la voluntad de las generaciones más jóvenes de españoles. De la Vega este miércoles ha demostrado para qué quiere el PSOE una "educación para la ciudadanía", y es la mejor prueba de las razones que hay para que esta asignatura sea retirada del currículo.

Educación para la Ciudadanía: alcance de una sentencia ejemplar
Luis Miguez Macho elsemanaldigital 6 Marzo 2008

A escasos días de las elecciones generales, los medios de comunicación se han hecho eco de una sentencia de la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla que reconoce a unos padres el derecho a ejercer la objeción de conciencia frente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, y exime a su hijo de ser evaluado de la misma. Siendo éste uno de los puntos en el que los programas de dos grandes partidos nacionales, PSOE y PP, difieren radicalmente, parece conveniente explicar el fundamento y alcance de esta resolución judicial.

El fundamento es sencillo de exponer: el Tribunal Constitucional, en su famosa sentencia 53/1985, dictada para resolver el recurso previo de inconstitucionalidad planteado por el Grupo parlamentario popular contra la ley orgánica que despenalizó el aborto en determinados supuestos, admitió que "la objeción de conciencia forma parte del contenido del derecho fundamental a la libertad ideológica y religiosa reconocido en el artículo 16.1 de la Constitución", por lo que puede ser ejercida directamente sobre la base del texto constitucional, aun cuando no esté reconocida ni regulada de forma expresa.

En el caso de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, lo que abre la posibilidad de acogerse a esa jurisprudencia constitucional es la obligatoriedad de la materia controvertida y el hecho de que incorpore criterios de tipo ético e ideológico con los que los padres (e incluso los propios alumnos, si tienen la madurez suficiente para ello) pueden no estar de acuerdo, en ejercicio de la libertad ideológica y religiosa que la Constitución les reconoce y de su derecho, también consagrado en el texto constitucional, a que sus hijos se eduquen en sus propias convicciones; todo ello en una sociedad sin valores compartidos, donde hasta los recogidos por la Constitución son objeto de profundas divergencias en su interpretación.

En cuanto al alcance de la sentencia que nos ocupa, lo primero que hay que decir es que todavía no es firme, porque puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo, como, por lo demás, parece que va a ocurrir. Esto no impedirá su aplicación provisional al supuesto que ha resuelto, pero deja en el aire el que la doctrina que mantiene se vaya a confirmar.

En nuestro sistema jurídico no hay vinculación al precedente judicial. Es decir, lo que resuelve un tribunal en un caso concreto no tiene fuerza jurídica alguna para casos distintos. Sólo la jurisprudencia que sienta el Tribunal Supremo mediante la reiteración de sentencias en el mismo sentido se considera fuente complementaria del ordenamiento jurídico.

Por todas estas razones, ningún tribunal está obligado a seguir el mismo criterio que la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Pero, en el terreno de los hechos, es inevitable que el ejemplo que se ha dado con esta sentencia acabe siendo seguido en alguna otra parte, por lo menos mientras el Tribunal Supremo no lo desautorice.

La aparición de sentencias admitiendo la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía abre una brecha en la obligatoriedad de la asignatura que amenaza con hacerla inviable. Por más que haya que reiterar que lo que resuelve cada sentencia concreta sólo vale para el caso enjuiciado, el que empiece a haber alumnos exentos de la asignatura por resolución judicial hará difícilmente sostenible que se le pueda seguir denegando por vía administrativa a otras personas la misma pretensión.

Asumiendo que el actual Gobierno desea a toda costa la presencia de una asignatura como ésta en la enseñanza no universitaria, es de sentido común que la situación que se está produciendo se habría evitado por el sencillo expediente de hacerla optativa, aplicándole el mismo régimen que a la asignatura de religión. Y todo esto, asimismo, deja en muy mal lugar a quienes se han querido acomodar a una imposición inaceptable con componendas que no resuelven el conflicto ideológico y de conciencia que aquélla provoca.

Adoctrinamiento De la Vega
Gracias, gracias, gracias
Victoria Llopis Libertad Digital 6 Marzo 2008

Lo que da de sí una campaña electoral. La señora De la Vega ha tenido a bien presentarse en un instituto de secundaria en un pueblo de Valencia y nos ha permitido conocer que los parámetros ideológicos en que se mueve su partido son muy simples. Todo se reduce a varias dicotomías: buenos-malos, pasado-futuro, mirada positiva-miedo. Así, les ha dicho a los chicos que existen dos Españas, representadas por dos modelos muy diferentes: "el modelo que representa el presidente de izquierdas, de centro-izquierda, que mira para el futuro, que tiene la mirada positiva, que es optimista, que cree en la gente, que cree en los ciudadanos, que cree en los jóvenes, que cree en las mujeres". Y que el "otro modelo, que representa Rajoy, es el modelo del miedo, de introducir miedo con todo, desconfianza y que mira más al pasado que al futuro".

Es normal: con el nivel intelectual de la población escolar española que refleja el último informe PISA, si le hubiera dado más nivel a la clase no hubiera conseguido hacerse entender por los chicos. Así les puede valer para situarse.

Se preguntarán si es normal que una candidata electoral haga campaña entre menores que no pueden votar, en lugar de dar su speech a sus padres... si se dejan. La pregunta es buena, porque a continuación nos preguntamos si los padres de esos chicos fueron advertidos de que iban a disfrutar de esa lección magistral y dieron su consentimiento a semejante "acto electoral" en horario escolar.

Y nos seguimos preguntando si los padres de los chicos agraciados con la clase magistral de la señora De la Vega están conformes con los silogismos maniqueos de tan ilustre profesora accidental. Porque a lo mejor a alguno le ha entrado ganas de ir al Juzgado de Guardia más próximo por una elemental cuestión: manipular de esa manera tan burda a unos menores indefensos resulta bastante repugnante. Seguro que está tipificado en algún Código. Y si no lo está, debería.

Pero no obstante, la lección magistral ha sido provechosa. En el día en que todos los amantes de la libertad y el Derecho celebramos la sentencia del TSJA sobre la objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía, este acto insólito ha sido útil en la medida en que ha escenificado en primera persona qué clase de gente es ésta, que pretende decir en qué "valores" se tienen que educar nuestros hijos. Si esto es "educación para la ciudadanía responsable", que venga el Consejo de Europa y lo vea.

ACUSA AL TSJA DE "INTERFERIR EN LA CAMPAÑA"
El espaldarazo judicial a la objeción de conciencia a EpC irrita a Chaves
El presidente de la Junta andaluza no ha encajado con buen talante la sentencia del TSJA que ampara el derecho a la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía. Manuel Chaves acusa al tribunal de "interferir" en la campaña electoral, califica la resolución de "profundamente conservadora" y anuncia que la recurrirá ante el Supremo. Distinta ha sido la reacción de otro Gobierno socialista, el de Castilla-La Mancha. Su vicepresidente y portavoz ha dicho este miércoles que "cuando la sentencia sea firme, habrá que aplicarla". El movimiento cívico por la libertad educativa espera que el número de objeciones se dispare, a raíz de este histórico espaldarazo judicial.
V. Gago Libertad Digital 6 Marzo 2008

El presidente andaluz no ha recibido de buen grado la sentencia del TSJA, conocida este miércoles, que reconoce el derecho a la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía.

Manuel Chaves ha sugerido que el Tribunal ha pretendido "interferir" en la campaña electoral, calificó de "profundamente conservadora" la sentencia y ha anunciado que su departamento la recurrirá ante el Tribunal Supremo.

Chaves ha elegido el método de tirar la piedra y esconder la mano para comentar el fallo judicial: "Alguien podría sospechar, yo no lo sospecho, que puede haber alguna interferencia en la campaña".

En Almería, chaves ha señalado que la sentencia del Alto Tribunal andaluz es "profundamente conservadora" y que la Junta la recurrirá para que sea el Supremo la instancia que "tome la última decisión, porque hay sentencias contradictorias", según dijo, refiriéndose a otras resoluciones de Cataluña y Asturias que nada tienen que ver con la materia juzgada en esta resolución del Tribunal andaluz y que, por tanto, son incomparables.

Chaves, notoriamente molesto con la sentencia, ha declarado que "no entiendo cómo no se puede enseñar en los colegios públicos" los preceptos constitucionales, algo que Educación para la Ciudadanía desborda para entrar en el terreno de la formación en valores e ideología, tal y como ha puesto de manifiesto el TSJA en su sentencia.

Chaves ha lamentado la actitud del TSJA y afirma que "se podía haber tenido un poco más de sensibilidad" porque "casualmente", dijo, la sentencia "sale al día siguiente del debate entre Rajoy y Zapatero, y uno de los temas del debate fue precisamente ése".

"La sentencia sale en plena campaña electoral, se podía haber tenido la sensibilidad de esperar al final de la campaña", ha comentado.

Chaves ha indicado datos falsos sobre la objeción de conciencia en Andalucía, reduciéndola a 400 expedientes, un dato que difiere profundamente de los datos manejados por el movimiento cívico de objeción de conciencia a la nueva asignatura. En el conjunto de España, ya son más de 23.000 las declaraciones de objeción presentadas.

En Castilla-La Mancha, otra Comunidad gobernada por el PSOE, la reacción ha sido distinta. Su Junta ya había decidido aplazar al próximo curso la implantación de la asignatura. Ahora, al conocer esta resolución, el vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Fermando Lamata, reconoció este miércoles que "cuando la sentencia sea firme, habrá que aplicarla".

La sentencia del TSJA sobre el derecho a objetar contra Educación para la Ciudadanía se cuela en la campaña
Cabrera asegura que la sentencia no sienta un precedente negativo, mientras que Rajoy se felicita por el auto al entender “que se trata de un triunfo de la libertad”
El cruce de acusaciones entre los principales partidos y la entrada en campaña del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) con su sentencia que otorga el derecho a objetar contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, conformaron ayer la jornada electoral en Andalucía. Precisamente esta sentencia también fue comentada por algunos dirigentes nacionales de los principales partidos. La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, asegura que la reciente sentencia no sienta un precedente negativo, mientras que el candidato popular a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, se felicita por el auto al entender “que se trata de un triunfo de la libertad.
Agencias Estrella Digital 6 Marzo 2008

Madrid
La ministra de Educación, Mercedes Cabrera El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Manuel Chaves, ha acusado al PP de creer "que los que nacen desiguales tienen que seguir desiguales para toda la vida, algo que sólo se puede cambiar mediante la ley del más fuerte o la del que tiene más dinero", mientras que el candidato del PP, Javier Arenas, ha acusado a Chaves, de haber querido "engañar simultáneamente" a los cordobeses y a los malagueños respecto a la capitalidad cultural del 2016.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que otorga el derecho a objetar contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, también ha entrado en campaña y Manuel Chaves ha anunciado que recurrirá ante el Supremo la sentencia, que calificó de "profundamente conservadora", y ha dicho que "alguien puede sospechar" que hay "interferencias" en campaña.

Por su parte, Javier Arenas, ha recordado a Chaves que los responsables públicos están obligados a "respetar" la independencia de los jueces tras criticar Chaves el auto del TSJA sobre Educación para la Ciudadanía, mientras que el candidato de IU a la Presidencia de la Junta, Diego Valderas, ha opinado que la sentencia del TSJA crea un "precedente peligroso" para la democracia, por lo que la ha rechazado y ha instado a la Junta a recurrirla.

"Otras sentencias van en dirección contraria"
Por otra parte, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, aseguró hoy que la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que reconoce el derecho de unos padres a ejercer objeción de conciencia frente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía no sienta un precedente negativo.

Cabrera, quien particiPÓ en Huesca en un encuentro sobre informática organizado por el Colegio Pío XII de la capital altoaragonesa, indicó que hay otras sentencias de tribunales superiores de Asturias o Cataluña que "van en dirección contraria" y que actualmente están pendientes de recursos.

La responsable ministerial admitió que su departamento tiene en estudio la resolución del tribunal andaluz para decidir si se recurre o no, pero rechazó comentar las justificaciones empleadas para admitir como válidos los argumentos de los padres que optaron por rechazar que su hijo estudiara Educación para la Ciudadanía.

Destacó que ella, cuando se originó la polémica en torno a esta asignatura, "aparte de defenderla porque existe en la mayoría de los países y porque está en mandatos de organismos internacionales y también en una ley aprobada por el Parlamento", siempre dijo que si alguien veía lesionados sus derechos "podía recurrir en los tribunales".

"Adoctrinar a los niños"
Por último, el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, celebró la decisión del Tribunal Superior de Justicia. En un mitin ante 500 personas en el hotel Carlemany de Gerona, Rajoy dijo que se trata de una "gran noticia" y criticó que se quiera "imponer" una asignatura como ésta para "adoctrinar a los niños". Por eso, garantizó que si gana los comicios, la suprimirá.

El candidato a la Presidencia del Gobierno y presidente del PP, Mariano Rajoy, se felicitó también de que el TSJA haya admitido la objeción reclamada por una familia onubense en cuanto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, entendiendo que se trata de un "triunfo de la libertad".

Rajoy señaló que su juicio es "un triunfo de la libertad, de los padres, de las madres y de las familias españolas. "Ésa es la palabra: libertad. Quiero educar a mis hijos como quiero educar a mis hijos. No me tiene que decir ningún burócrata ni administración como tengo que educar a mis hijos".

El líder de los populares señaló después que si un padre quiere que su hijo estudie en castellano, porque es su lengua natal, "tiene derecho a que estudie en castellano". "Es un problema de libertad y nadie tiene derecho a inmiscuirse en lo más sagrado que tiene una persona que son sus hijos", resaltó.

Educación
La Justicia admite por primera vez el derecho a objetar contra Ciudadanía
El Tribunal Superior de Andalucía exime a un alumno de acudir a clase y de ser evaluado de la asignatura
Para el PP, la sentencia ha «herido de muerte» la polémica materia. La Junta no acepta el fallo y recurrirá.
R. Serrano La Razón 6 Marzo 2008

MADRID- José Joaquín ya no acudirá a clase de Educación para la Ciudadanía. No lo hacía desde principio de curso, pero ahora la Justicia le respalda. La calificación de la asignatura tampoco aparecerá en su boletín de notas. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha reconocido el derecho de sus padres a la objeción de conciencia contra la materia, en un fallo pionero que desestima todas las alegaciones de la Junta y admite que los padres son los responsables de la «formación religiosa y moral» de sus hijos.

En la sentencia, emitida ayer, la sección tercera de la Sala de lo contencioso-administrativo de Sevilla estima el recurso interpuesto por la vía de los derechos fundamentales por una familia de Bollullos Par del Condado (Huelva). El fallo, el tribunal, además, «reconoce el derecho de los demandantes a ejercer la objeción de conciencia» y declara que «su hijo no debe cursar la asignatura, quedando exento de ser evaluado».

Ideología
La sentencia, además, no impone las costas del recurso a la familia demandante. Los padres que presentaron el recurso expusieron que la asignatura vulneraba sus derechos fundamentales a educar a sus hijos en la formación religiosa y moral que está de acuerdo con sus propias convicciones. Por su parte, el Ministerio Fiscal y la Junta de Andalucía -que ya ha anunciado que recurrirá al Supremo- alegaban que los demandantes no precisan los contenidos de la asignatura por los que se sentían atacados. «No es así -zanja el fallo-, basta leer la demanda para apreciar que sí que se indican los aspectos de los que se discrepa». La sentencia, además, indica que los contenidos «tienen un alto grado de indefinición, lo que no facilita el ejercicio de los derechos de los padres».

Sobre los reales decretos que regulan las enseñanzas mínimas de la asignatura, el fallo destaca que «se emplean conceptos de indudable trascendencia ideológica y religiosa, como son ética, conciencia moral y cívica, valoración ética, valores o conflictos sociales y morales». «Ante esta situación -continúa-, es razonable que los demandantes (...)puedan estar en desacuerdo con parte de la asignatura».

Jurisprudencia
El tribunal, además, recuerda sentencias del Constitucional (sobre la objeción al servicio militar) y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (sobre el derecho de los padres a educar) para fundamentar su decisión.

Para Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia -entidad que asesoró a los padres de Huelva para presentar el recurso-, el fallo «demuestra que cuando los ciudadanos defienden sus derechos frente a los abusos de poder, al final triunfan». Blanco destacó que el tribunal «rechaza los argumentos de los defensores de la imposición»

La sentencia, además, marca un precedente, pues es la primera que reconoce el derecho a la objeción de conciencia. «Ahora los padres podrán invocar este fallo para defenderse», explica José Luis Bazán, asesor jurídico de la organización promotora de la objeción Profesionales por la Ética. Bazán, además, subraya una diferencia entre este fallo y otros anteriores que no admitieron el derecho a objetar, como el que recientemente emitió el Tribunal Superior de Justicia de Asturias: «En el caso asturiano, el juez no entra en el fondo, no dice que no se vulneren los derechos, sólo que aún es pronto para decirlo», asegura Bazán.

En todo caso, será el Tribunal Supremo el que tenga que decidir entre las sentencias dispares. Es el último recurso para la Junta de Andalucía. El consejero de Educación, Sebastián Cano, confirmó ayer que recurrirá y dijo no entender «cómo se puede estar en contra de una asignatura que es tan obligatoria como las Matemáticas o el idioma».

La Junta, además, ha hecho todo lo posible por dilatar la resolución de un recurso anterior, interpuesto por cuatro padres sevillanos el verano pasado. Se trata del primero que se presentó, y fue admitido a trámite por la vía de los derechos fundamentales. Las sucesivas personaciones de sindicatos, editoriales de libros de Ciudadanía, etc., han hecho que aún no se haya resuelto. El tribunal encargado de decidir es el mismo que ayer reconoció el derecho a objetar, por lo que es previsible que la resolución sea similar.

A favor y en contra
A cinco días de las elecciones generales, las reacciones políticas a la decisión del tribunal andaluz no se hicieron esperar. Para Eugenio Nasarre, portavoz del PP en la Comisión de Educación del Congreso, la asignatura «está herida de muerte». «Es el triunfo de los Derechos Humanos, de la democracia y de los padres de familia», señaló.

El Gobierno manifestó ayer su respeto por la sentencia, pero el Ministerio de Educación advirtió que la Abogacía del Estado estudia recurrir, informa Ep.

El Partido Socialista se escuda en sentencias anteriores de Asturias y de Cataluña, y se aferra a su idea de que, contra la asignatura, no cabe oposición. Así lo manifestó ayer el «número uno» del PSOE al Congreso por Toledo, José Bono, quien afirmó no entender la «inquina» de algunos contra una materia que «no va a enseñar a robar y matar, sino a ser buenas personas y a cumplir con nuestras obligaciones».

Educación
Un imposible jurídico
Benigno BLANCO La Razón 6 Marzo 2008

EpC -tal y como se han definido sus objetivos y contenidos en España- es de imposible encaje legal y constitucional. La sentencia del TSJ de Andalucía es una prueba más de que en un Estado de Derecho es imposible imponer un adoctrinamiento ideológico desde el Gobierno a toda una nación de ciudadanos libres, si reaccionan en defensa de sus derechos como han hecho los padres objetores.

Existen ya decenas de miles de objeciones y su número crece cada día; están planteados cientos de recursos en defensa de la objeción tanto en vía administrativa como judicial en todas las autonomías donde la asignatura está en aplicación y su número crece a medida que las administraciones pretenden negar el derecho a objetar.

Los objetores han abierto una lucha por la libertad jurídicamente solvente y no se van a echar atrás. Decenas de miles de niños al principio, -más adelante ¿cuántos?-, no van a cursar una asignatura cuyos objetivos y contenidos se entrometen en el ámbito que la Constitución reserva a la libertad de la familia: la formación de la conciencia moral.

EpC sólo tiene un futuro posible: desaparecer o transformar radicalmente su diseño para enseñar la Constitución y los derechos humanos y no una ideología particular como pretende hacer ahora.

Pte. Foro Español de la Familia

Educación
Herida de muerte judicial
José Luis BAZÁN La Razón 6 Marzo 2008

La sentencia dictada ayer entra, por primera vez en España, a conocer del fondo del asunto planteado por los padres objetores, basándose en una amplia jurisprudencia nacional e internacional. Las últimas sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en las que se apoya el tribunal andaluz suponen un reconocimiento ineludible del vigor europeo de la objeción de conciencia educativa. Resultaría llamativo que en España se excluyera el derecho a la objeción de conciencia que, por otro lado, se tutela expresamente en el Artículo 10.2 de la Carta Europea de Derechos Fundamentales.

Es falaz el argumento según el cual reconocer la objeción contraría el interés público, porque como afirma el Tribunal, «el interés público está en la garantía de los derechos, que al final es lo que justifica la existencia del Estado y sus potestades».

Esta declaración debería ser interiorizada por los actuales gobernantes, porque han de saber que el Estado se ha creado para la sociedad y no la sociedad para el Estado. Afortunadamente, en este caso, el tribunal, en un ejercicio de imparcialidad, ha sabido poner al Gobierno en su sitio, con la Constitución en la mano, y le ha advertido de cuál debe ser su regla de actuación. Sin duda alguna, esta sentencia marca el principio del fin del adoctrinamiento ideológico en el sistema educativo español.

Asesor jurídico de Profesionales por la Ética

Educación
«Los contenidos son inaceptables»
La familia Flores, de Huelva, fue una de las primeras en objetar
M. Carbonell La Razón

Madrid- Dolores Cano y Manuel Flores han visto sus esfuerzos recompensados después de que el Tribunal Superior de Andalucía amparase su recurso de objeción a Educación para la Ciudadanía. Estos padres de seis hijos -de entre cinco y quince años- fueron unos de los primeros en oponerse a la polémica asignatura estrenada este curso por el Gobierno socialista.

«Somos nosotros los que tenemos que educarles en afectividad o sexualidad, y no el Estado», argumenta Dolores desde su casa de Bollullos Par del Condado (Huelva). Su hijo José Joaquín, de 14 años, es el único de los tres mayores que tiene la materia en su plan de estudios. A otros dos les toca el año que viene.

Esta familia «católica practicante» encontró «contenidos inaceptables» en el currículum de Educación para la Ciudadanía, «porque toca la moral y la forma de educar a nuestros hijos», dicen. «Nos informamos en periódicos e internet hasta que nos pusimos en contacto con el Foro Español de la Familia, que nos dieron todo tipo de facilidades, hasta disponen de formularios para recurrir a todas las instancias», explican.

El proceso no fue un camino de rosas. «Primero presentamos la objeción en el instituto, que lo envió a la delegación de la Consejería de Educación», relata Cano, donde la desestimaron alegando «falta de motivos». «Tuvimos que volver a objetar a la Junta de Andalucía, donde nos contestaron dándonos diez días para recurrir, lo que hicimos ya en los tribunales». El juzgado admitió el recurso, «pero la Junta alegó y el asunto fue al Tribunal Superior», que ahora les da la razón. La mujer se muestra satisfecha: «Tenemos derecho a educar a nuestros hijos como queremos», remata.

Educación
Los objetores ya son 27.000
En sólo un mes se han presentado 3.000 nuevas solicitudes
R. S. La Razón 6 Marzo 2008

Madrid- Alrededor de 27.000 familias de toda España han presentado ya su objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía. Las últimas 3.000 se han presentado en el último mes, según anunció ayer la asociación Profesionales por la Ética.

Además, el Foro de Laicos Asidonia aseguró ayer en un comunicado que se han presentado 250 nuevos escritos de objeción en la provincia de Cádiz, que fueron firmados en los últimos días por los padres gaditanos «sin conocer aún la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)».

Martínez afirmó que «espera» que el número de padres objetores se multiplique, ya que «solamente en la provincia de Cádiz, a esta fecha, se han superado las 1.000 objeciones».

Andalucía se consolida, de este modo, como la comunidad autónoma de entre las que imparten la nueva asignatura donde más objeciones se han presentado hasta la fecha, con casi 5.000 documentos registrados hasta la fecha. Por delante se sitúan Madrid y Castilla-La Mancha, comunidades donde la asignatura no entrará en las clases hasta el curso que viene. Murcia y Valencia también se encuentran entre las autonomías donde más objeciones se han registrado.

Profesionales por la Ética considera un hito haber alcanzado las 27.000 objeciones «a pesar de las amenazas y presiones gubernamentales y autonómicas y cuando la asignatura solamente está implantada en siete comunidades autónomas». La entidad promotora de la objeción cree que cientos de padres se unirán al movimiento cuando la materia se imparta en toda España.

Elecciones
Más de 200 multas por rotular en castellano en Cataluña
Desde que los socialistas están en la Generalitat las sanciones han crecido un 400% ? El tripartito ha recaudado 216.000 euros
V. Fernández/J. Planes La Razón 6 Marzo 2008

barcelona- Durante el debate de anteayer, el candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, recordó a José Luis Rodríguez Zapatero que «gobiernos como el suyo sancionan en Cataluña a ciudadanos por rotular en castellano». El candidato socialista respondió que «la política lingüística de la Generalitat se lleva aplicando en los últimos 20 años». Lo cierto es que sólo se aplica desde 2003. Como ejemplo, Rajoy señaló a Manel Nevot, propietario de la inmobiliaria Fincas Nevot de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), que fue multado con 800 euros por tener el rótulo y la hoja de reclamaciones sólo en castellano.

La Ley de Política Lingüística de la Generalitat puede multar a los comercios que sólo rotulen en castellano y fue aprobada en 1998, aunque no entró en vigor hasta 2003 y se comenzó a aplicar a finales de año, el último de gobierno de CiU. El PSC accedió a la Generalitat en 2004 y partir de ese momento empezó la mano dura. Ese año la administración autonómica interpuso 22 denuncias, con un valor de 46.300 euros.

Crecen las sanciones
En 2005 las denuncias se dispararon y fueron 119, con un importe total de 122.050 euros. Los últimos datos disponibles corresponden a 2006, año en el que las multas fueron 65, con un valor de 48.625 euros, según la consejería de Economía y Finanzas. Entre 2004 y 2006, siempre bajo una Generalitat socialista, se han interpuesto 206 multas por rotular sólo en castellano a comercios de Cataluña, con un importe total de 216.000 euros. En 2006 este tipo de sanciones significaron casi el 2 por ciento de los expedientes acumulados en la Generalitat.

Además, la mayoría de sanciones recaen sobre el comercio minorista, con un 37 por ciento del total de multas. Otros sectores multados son las grandes superficies, las inmobiliarias y las telecomunicaciones. El PP catalán lleva años denunciando esta política lingüística de sanciones y considera exagerado que se pueda multar con 900 euros un cartel que ponga «salida de emergencia» sólo en castellano o 1.200 euros por uno que reze «prohibido fumar». Así las cosas, el presidente del PP de Cataluña, Daniel Sirera, denunció que «desde que la Generalitat está dirigida por el PSC las sanciones lingüísticas han aumentado un 400 por ciento». CiU sólo interpuso dos denuncias durante su último año en el Gobierno catalán, pese a ser los padres de la polémica ley.

ESTA NOCHE, DEBATES EN LIBERTAD ANALIZARÁ LA CUESTIÓN
Aznar dice que la independencia de Kosovo supone "un horizonte y una esperanza" para los nacionalismos
El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha calificado de "inmenso error" el reconocimiento por parte de la comunidad internacional a la declaración unilateral de independencia de Kosovo. Esta noche, Debates en Libertad analizará en LDTV el futuro de la ex provincia con el presidente del GEES, Manuel Coma; el catedrático de Opinión Pública y senador del PP, Alejandro Muñoz-Alonso y el jefe de Internacional de La Razón, Mauricio Sánchez.
Libertad Digital 6 Marzo 2008

En un artículo publicado por el diario italiano, Il Messagero, el presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales dice que la independencia de la ex provincia serbia supone y equivale a "crear una posibilidad, un horizonte y una esperanza" para que otros nacionalismos consideren que también es realizable "una opción similar" cuando "llegue su momento".

"El País Vasco, Flandes, Escocia... No tienen nada que ver con la situación de Kosovo pero no es este el problema. La realidad es que si los kosovares consiguen su independencia y soberanía en el modo en que lo están intentando, eso equivale a crear una posibilidad, un horizonte y una esperanza de que también para otros sea realizable una opción similar cuando llegue su momento", opina el presidente en Il Messagero y recoge Europa Press.

"Hay que decirlo claramente: reconocer Kosovo en la situación actual y en la forma actual es un error que tendrá graves consecuencias", remarca. José María Aznar recuerda que la OTAN no intervino en 1999 en los Balcanes para "asegurar la independencia de Kosovo" sino que se "movilizó militarmente" para impedir "un potencial genocidio" de la mayoría albano-kosovar "dominada y castigada" hasta ese momento por los serbios, controlados por el Gobierno de Slobodan Milosevic.

"La OTAN, de hecho, combatió en aquella guerra justificando su intervención con dos motivos fundamentales: el respeto de todas las minorías como condición esencial para ser aceptado en el plano internacional y el rechazo a la construcción de estados nacionales por medio de la limpieza étnica. En otras palabras, la OTAN decidió la intervención militar para garantizar la tolerancia y consolidar los estados multiétnicos", sostiene el ex presidente, para después sentenciar que "quien crea lo contrario, se equivoca" y "quien lo diga, conociendo las decisiones de aquel momento, miente".

"Reconocer hoy Kosovo --prosigue Aznar-- significa olvidar los principios que inspiraron y guiaron nuestra intervención en 1999. Peor todavía, significa cerrar voluntariamente los ojos sobre todo cuanto ha ocurrido desde entonces en aquella región".

El presidente de FAES asegura que los albano-kosovares, "a pesar de la voluminosa ayuda de la Unión Europea y del hecho de que las fuerzas de la ONU estén para vigilar la seguridad", "han maltratado despiadadamente a las minoría serbia en un dramático ajuste de cuentas". "Ha destruido sus iglesias y sus monumentos históricos, han acelerado la marginación y, para finalizar, la efectiva separación física y el éxodo de una gran parte de ellos. Usando un eufemismo, no es edificante. Reconocer Kosovo en este modo equivale a dar crédito a la limpieza étnica, esta vez de signo opuesto", advierte.

Debates en Libertad en LDTV
Esta noche Debates en Libertad, espacio dirigido por el director de Libertaddigital.com, Javier Somalo, analizará la independencia de la ex provincia serbia y las implicaciones de futuro.

En el estudio estarán el presidente del Grupo de Estudios Estratégico y profesor de Historia Contemporánea de la UNED, Manuel Coma; el catedrático de Opinión Pública de la Universidad CEU-SAN PABLO y senador del PP, Alejandro Muñoz-Alonso; y Mauricio Sánchez, redactor jefe de la Sección de Internacional de La Razón.

Rubén Múgica deja el PSE tras 22 años de militancia y se va con Rosa Díez
B. TORQUEMADA ABC 6 Marzo 2008

MADRID. El jueves pasado se dio de baja en el PSE después de 22 años de militancia y el lunes se afilió a Unión, Progreso y Democracia, el partido de Rosa Díez. Rubén Múgica, hijo de Fernando Múgica, dirigente socialista asesinado por ETA en 1996, dice que ha preferido pasar a las filas de UPyD ahora, antes de las elecciones, «y no la semana que viene, cuando muchos más querrán apuntarse porque se obtendrán unos buenos resultados».

Con esta decisión, significativa en el seno de una familia «histórica» del socialismo vasco, Múgica quiere defender «aquello en lo que creo, otra manera de hacer las cosas, en vista del nivel de disparate en el que se ha instalado la política nacional». Escandalizado tras el último de los dos debates televisados, sus más contundentes reproches van dirigidos contra José Luis Rodríguez Zapatero: «Si le hubiera escuchado antes la barbaridad de convertir a las víctimas del terrorismo en mera estadística, antes me habría ido del Partido Socialista. Ni a los familiares de los asesinados ni a ningún ciudadano se nos puede decir que la no derrota de los terroristas tiene unos efectos beneficiosos. Es aberrante». Para Múgica, esas alusión de Zapatero al «logro» de los «cuatro muertos» revela «la mentalidad de este tipo. ¿Cómo puede decir, además, que gobierne quien gobierne le apoyará incondicionalmente en la lucha antiterrorista? ¿Cómo puede ser alguien tan irresponsable para ofrecer un respaldo incondicional?».

De modo que su cambio de escuadra política (que no de ideas) se ha producido «porque muchos no estábamos ahí, en el socialismo, para esto. No llevaríamos esta mierda de vida con escoltas y nos habríamos largado hace mucho tiempo a cualquier otro lugar de España». Añade que «no me puedo sentir identificado con esa izquierda que se cree exquisita y con derecho a no dar explicaciones de sus actos».

No sabe aún cuál será el futuro alcance de su implicación en el nuevo partido, pero sí que se siente cómodo «en un espacio con el que se puede identificar tantísima gente convencida de que no tiene por qué pegarse con su vecino por diferencias políticas». También confía en la líder: «Visto lo visto en los debates, Rosa puede mandar a estos dos al paro».

Rajoy exhibe a Rato como aval de su plan económico y defiende el castellano en Cataluña
CRISTINA DE LA HOZ. GERONA/BARCELONA. ABC 6 Marzo 2008

Ayer le tocó el turno a Cataluña, la Comunidad que electoralmente más se le resiste al PP y que en las elecciones de 2004 le supuso una pérdida de seis de los doce diputados alcanzados en el año 2000. Aun así, la distancia con el PSC es abismal, pues los socialistas tienen 21 escaños y los sondeos les auguran la posibilidad de crecer.

No es pues territorio fácil para los populares, que aspiran, no a ponerse al mismo nivel de las elecciones de la mayoría absoluta de Aznar, sino, al menos, conseguir sendos escaños por las circunscripciones de Gerona y Lérida, donde ahora no tiene representación, y otro más por Barcelona.

Por eso se llevó ayer Mariano Rajoy a Rodrigo Rato a su mitin de Hospitalet. El ex vicepresidente del Gobierno es, además de uno de los miembros del PP con mejor imagen en esta Comunidad, el artífice de lo que se conoció como el «milagro económico español» de la etapa de Aznar y el hacedor del pacto de 1996 con los convergentes. Su imagen en Cataluña es tan buena que se barajó la posibilidad de que, si decidía volver a la política activa, encabezara la candidatura de Barcelona.

De hecho, consciente del «valor añadido» que supone Rato, el candidato popular invitó a los electores de otras fuerzas políticas a cambiar de voto si albergan dudas sobre el futuro, «porque voy a hacer una política económica como la que hizo Rato durante ocho años y los españoles podrán vivir mucho mejor. Ya hemos demostrado que sabemos hacerlo, lo hemos hecho y volveremos a hacerlo como hizo Rato», y el aludido sonreía y asentía tímidamente, aunque sus nuevas responsabilidades impidieron que tomara la palabra.

Cataluña es capital para ganar; por eso, al llamamiento a los socialistas desencantados se sumó ayer el realizado a los votantes de CiU -a los que el presidente de los populares catalanes, Daniel Sirera, apeló de manera explícita-. Rajoy aseguró que «yo voy a cumplir con Cataluña» y ofreció «un gobierno que genere seguridad y certidumbres» frente a las «ocurrencias» que, a su juicio, rigen la ejecutoria del Gobierno. Tratándose de Barcelona, no lo tuvo demasiado difícil para criticar a Magdalena Álvarez, a la que acusó de «arrogancia, prepotencia y falta de respeto a la gente. Lo que ha pasado en su Ministerio es ofensivo para los españoles».

AVE e «incompetencia»
Recordó Rajoy que, a pesar de haber sido una ministra reprobada (la primera de la democracia) tanto en el Senado como en el Parlamento catalán, ha continuado al frente del Ministerio más inversor del Gobierno dando muestra de «incompetencia» en su actuación con el AVE a la Ciudad Condal. Ya de paso, dijo que el AVE no pasará por la Sagrada Familia.

También tuvo su ración de críticas para el Ministerio de Vivienda, cuya actual inquilina, Carme Chacón, es la cabeza de lista del PSC por Barcelona. De ella dijo que su departamento «ha sido ridículo más ridículo», aunque habló de «hitos» atribuibles a su antecesora en el cargo, como las soluciones habitacionales» o las zapatillas «kelly finders».

Pero quizá el mensaje más complicado de defender en Cataluña sea el de la lengua.
El candidato popular no habló explícitamente de su Ley del Castellano, que ha prometido, pero sí reclamó el derecho de los padres a elegir «el idioma en que quiero educar a mis hijos sin que me lo diga ningún burócrata o administración». Defendió que al final del bachillerato los niños catalanes sepan castellano, inglés y catalán y que «los padres puedan elegir la lengua vehicular», insistió tras apuntar que se trataba de un «problema de libertad».

De libertad también habló a la hora de felicitarse por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de aceptar el recurso presentado por una familia contra la asignatura Educación para la Ciudadanía, lo que abre una vía de consecuencias impredecibles. «¿Por qué se nos tiene que imponer una asignatura para adoctrinar», se preguntó el candidato popular para luego recordar su promesa de suprimirla del plan de estudios en caso de que llegue a gobernar, promesa aún más aplaudida que la de la lengua. Como muy celebrada fue también su apelación a la «niña de Rajoy», convertida ya en un clásico popular de esta campaña.

Partido movilizado
El candidato del PP abarrotó el Pabellón Hospitalet Nord de la localidad de Hospitalet donde celebró el principal mitin de la jornada. De hecho, Rajoy comentó que «este es al mejor acto que celebra el PP desde hace años». Logró reunir muchas más gente que en mayo pasado, cuando las elecciones locales, lo que da una idea de la movilización del partido, sobre todo en «territorio hostil». Al acto que por la mañana celebró en Gerona acudieron una veintena de independentistas que, parafraseando el lema del PP, «La ideas claras», agregaban «esto no es España». Pero Rajoy no se quedó con mal sabor de boca en su periplo catalán, aunque para hoy se ha reservado el que será, sin duda, el acto más multitudinario de toda la campaña, llenar de nuevo, como los populares han hecho siempre, la plaza de toros de Valencia. Quizá a esa demostración de fuerza final se refirió ayer cuando dijo que «en la última curva de la última carrera, ahí va a ganar el PP». Además, a falta de dos días para que termine la campaña, el líder del primer partido de la oposición hizo una confesión: «Soy el presidente del PP y pretendo seguir siéndolo en el futuro. También voy a ser el presidente de todos los españoles, me voten o no».

Nevot, cabeza y corazón
POR MARÍA JESÚS CAÑIZARES ABC 6 Marzo 2008

L´HOSPITALET. Asentir con la cabeza, sentir con el corazón. Manel Nevot, el agente de la propiedad inmobiliaria multado por la Generalitat por rotular su establecimiento únicamente en castellano, hizo honor al lema del PP y vivió intensamente el mitin celebrado ayer en L´Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Lo hizo en tercera fila, a escasos metros de líderes como Mariano Rajoy, Rodrigo Rato, Daniel Sirera o Dolors Nadal y junto a su esposa. Vestido con traje oscuro y camisa blanca, consciente quizá de que muchas miradas, por no decir todas, estaban puestas en él, después de que el propio Rajoy le mencionara durante el debate televisivo del lunes. Fue el propio presidente de los populares catalanes quien anunció a los asistentes la presencia de quien se ha atrevido a denunciar la existencia de una policía lingüística en Cataluña. Sirera arrancó una fuerte ovación de los centenares de militantes y simpatizantes que abarrotaban el Pabellón Hospitalet Nord y que, al grito de «¡Libertad, libertad!», abrumaron a un Nevot que se puso en pie, saludó y sonrió.

«Me ha encantado el mitin, estoy muy contento», manifestaría más tarde a ABC. No es para menos. Al término del acto, el inesperado protagonista de esta recta final de la campaña electoral pudo saludar al candidato del PP, quien le abrazó, animó y expresó su admiración.

Una admiración mutua porque, durante el mitin, Nevot aplaudía, asentía con la cabeza, sonreía y, en ocasiones, se ponía de de pie para ver mejor a los líderes del PP. Siguió con especial interés las palabras de Mariano Rajoy sobre política internacional -«tenemos que ser amigos de Merkel y de Sarkozy, no de dictadores como Castro o Chávez»-, que le arrancaron un fuerte aplauso.

Sanciones arbitrarias
Manel Nevot se sintió arropado, pues al término del mitin, a duras penas pudo salir del recinto, tal era la cantidad de personas que querían saludarle y compartir su indignación ante una política lingüística que aplica sanciones de forma un tanto arbitraria pues, según denunciaba en estas páginas el propio Nevot, hay comercios regentados por chinos que utilizan exclusivamente sus caracteres y que nunca han sido multados.

Y no le falta razón. En L´Hospitalet, municipio donde se desarrolló el mitin del PP, también proliferan estos comercios orientales. La encargada de «Xin de Hang», tienda abierta hace nueve años en la calle de Martí Julià, asegura que representantes de la Generalitat «han venido varias veces a preguntar si todo está en regla, pero nunca nos han dicho nada de rotular en catalán. A pocos metros de allí, en la calle Progrés, está el «Bazar Heng Da», cuyo responsable tampoco ha sido penalizado nunca. «¿Multas por castellano?, pues no», dice extrañado.

Andreu Nin
Un cadáver inoportuno
José García Domínguez Libertad Digital 6 Marzo 2008

En esa gran gala necrófila que ha marcado la legislatura, la de la desmemoria histórica selectiva elevada a norma de obligado cumplimiento, parece que está a punto de comparecer un invitado inoportuno. La sombra de un cadáver demasiado incómodo sobre el que se hace más pertinente que nunca el silencio. Ese silencio imprescindible con tal de que el fantasma de la República pueda seguir vagando indefinidamente por el BOE y los manuales de Educación para la Ciudadanía bajo el piadoso manto de la utopía dirigida por una legión de idealistas.

Porque el guión del auto sacramental de la izquierda transige con que los supremos jefes del capitán Lozano semejasen ingenuos, obtusos, exaltados y, si se quiere, hasta algo fanáticos. Pero el hechizo sentimental se viene abajo cada vez que otro esqueleto atormentado emerge de la tierra, acusando a aquellas angelicales cabezas rectoras de cómplices en un plan criminal para el exterminio sistemático de toda la izquierda no sometida a Moscú. De ahí la muy progresista inquietud que se palpa en el ambiente ante la sospecha de que esos restos humanos descubiertos en una fosa común de Alcalá pudiesen pertenecer al cuerpo de Andreu Nin.

En Homenaje a Cataluña recuerda Orwell el robo de ciertas cartas y documentos personales en la habitación de su hotel, en Barcelona. Lo cita sin darle la trascendencia que en vida no sabría que tuvo. Y es que nunca conoció del legajo que resume el contenido de aquellas hojas extraviadas, uno que acaba de ser descubierto en los archivos secretos del KGB. "Trotskista manifiesto", tecleó en él el probo funcionario soviético responsable del expediente. Era su condena a muerte. Igual que la de Nin. Igual que las de los centenares de dirigentes y militantes del POUM que serían asesinados con la complicidad, por acción u omisión, de las beatíficas autoridades del Gobierno del Frente Popular.

Orwell se salvó de milagro al lograr huir de la España republicana cuando los padres putativos de Llamazares ya le estaban pisando los talones. Fue así como sobrevivió para poder contar en 1984 la historia de George Kopp, el que fuera su instructor en las milicias del partido de Nin. Pocos lo saben, pero la terrorífica escena final de la novela no nació de la imaginación de Orwell. Al contrario, estaba inspirada en hechos absolutamente reales. Una vez capturado por los comunistas en Barcelona y enviado luego a Moscú, ésa fue la tortura que elegirían para él: mantenerlo durante varios días recluido en una pequeña habitación repleta de ratas hambrientas.

Alguien dijo que la memoria es un gran cementerio. Hoy, en Alcalá, hay un cadáver sin identificar llamando a su puerta.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Por el procedimiento A
POR HORACIO VÁZQUEZ-RIAL ABC 6 Marzo 2008

En los días de la perestroika, que algunos aprovecharon para entrar en los archivos de la represión comunista, ahora de nuevo cerrados por un largo período, alguien dio con un telegrama en español que ponía: «Asunto Nin resuelto por procedimiento A». El procedimiento A, sumamente extendido en el siglo XX entre gentes tan aparentemente distintas y tan esencialmente idénticas como los asesinos de la ETA y las autoridades chinas de hoy mismo, es el del disparo en la nuca.
Pues bien: sabemos que así murió Andreu Nin, de un tiro en la cabeza. Y ahora acaba de aparecer un grupo de cadáveres, uno de los cuales podría ser el suyo, ejecutados por quienes debían ser sus pares y compañeros en la defensa de la República, pero que optaron por servir a otros intereses.

El caso Nin, como el aún no aclarado caso Durruti, es la prueba de que entre 1936 y 1939 se libraron en España dos guerras, una entre Franco y la República, y otra en el interior del propio bando republicano: entre los comunistas y los trotskistas, entre los comunistas y los anarquistas, entre los comunistas y el que se le pusiera por delante. Y cuando digo los comunistas, me refiero tanto a nuestros paisanos como a los soviéticos presentes, como el general Orlov, que tuvo la gran sabiduría de no regresar a la URSS y hasta el valor de hacer una declaración ante el Congreso de los Estados Unidos sobre sus propias actividades en la Guerra Civil española.

Por lo que se sabe, sobre la persona de Nin confluyeron varios poderes, acordes en la necesidad de silenciarlo: los soviéticos, los comunistas españoles y de otras nacionalidades, organizados en las Brigadas Internacionales por el demente André Marty, que aseguró, modesto, que «las ejecuciones ordenadas por mí no pasaron de 500», y eso en sus propias filas. Por no hablar del inexplicablemente siempre bien ponderado Negrín, que pretendió esconder el crimen asegurando que Nin había sido «rescatado» por la Gestapo. Con semejante maquinaria alrededor, no había escapatoria posible para Nin. Quiera Dios que entre los restos hallados estén los suyos, para enterrarlo dignamente y tender sobre el engendro oficial de la mal llamada memoria histórica un manto de paz, piedad y perdón, como hubiese deseado al final de tanta vana destrucción el arrepentido Manuel Azaña.

ELECCIONES 9M / LA PREGUNTA DEL INTERNAUTA
«¿Por qué se puede discriminar a los ciudadanos por su lengua?»
El Mundo 6 Marzo 2008

- JUDITH ECHAZARRA: «¿Qué opinan de que se discrimine a opositores españoles en País Vasco o Cataluña por no conocer su lengua y sin tener en cuenta el conocimiento?»

PSOE. En Comunidades Autónomas como Cataluña o el País Vasco el castellano tiene la misma consideración de lengua oficial que el catalán o el euskara, respectivamente. Esto se recoge así en nuestra Constitución. Una de las consecuencias de esta disposición es que cualquier ciudadano tiene derecho a dirigirse a la Administración en cualquiera de las dos lenguas oficiales y también a recibir contestación en la misma lengua que ha utilizado si así lo solicita. Puesto que el objetivo último del funcionario es estar al servicio del ciudadano, lo lógico es que un funcionario que trabaja en cualquiera de estas Comunidades Autónomas conozca las dos lenguas oficiales de dicha Comunidad, a fin de dar el mejor servicio a la ciudadanía.

PP. El Partido Popular cree que España es una nación de ciudadanos libres e iguales. Estamos, por tanto, en contra de cualquier forma de discriminación. Cuando se convocan oposiciones a los distintos cuerpos de funcionarios o personal laboral de las Comunidades Autónomas que poseen una lengua cooficial es habitual que se exijan conocimientos de ese segundo idioma. Nosotros consideramos que el conocimiento de la segunda lengua debe ser, en todo caso, un requisito más de los conocimientos requeridos al opositor. Lo que no debe ser nunca es un factor determinante y mucho menos excluyente. Los conocimientos propios de la función a desempeñar deben ser los preponderantes; de lo contrario, las oposiciones irán contra el principio constitucional de la igualdad de los españoles, así como contra los preceptos de mérito y capacidad en el acceso a la Administración.

CiU. El catalán no es una lengua que sólo sirva para hablar en la intimidad, es la lengua oficial de Cataluña, junto al castellano. Por lo tanto, es lógico que se requiera el conocimiento del catalán a las personas que quieran presentarse a unas oposiciones. ¿Acaso alguien se extraña de que se requiera el castellano para ser funcionario en España? No es un capricho ni una discriminación, como dice usted, sino responder a la realidad de Cataluña, que, lamentablemente, es muy desconocida en el resto del Estado.

El PSOE dice que es «absurdo» proponer una ley del castellano
Ramón Jáuregui la rechaza expresamente porque dice que «esa lengua no está en peligro»
JOAQUIN MANSO, El Mundo 6 Marzo 2008

MADRID.- El PSOE rechazó ayer de manera explícita la posibilidad de impulsar una ley del castellano como la que propuso el candidato del Partido Popular a la Presidencia, Mariano Rajoy, durante su debate con José Luis Rodríguez Zapatero el pasado lunes. Entonces, el presidente del Gobierno escurrió el bulto: no la respaldó, pero tampoco la despreció expresamente. Según la encuesta que publicó ayer EL MUNDO, el 88,2% de los ciudadanos apoya esa ley para garantizar que se pueda estudiar en castellano en cualquier punto de España.

Ayer fue el cabeza de lista del PP por Valencia, Esteban González Pons, el que envió esa pelota al tejado del PSOE. Fue en el debate con candidatos de todos los partidos con grupo parlamentario propio en el Congreso, que anoche emitió Televisión Española dentro del espacio 59 segundos. El que subió a recogerla, esta vez sí, fue el número uno socialista por Guipúzcoa, Ramón Jáuregui: «Esa ley es absurda, porque esa lengua [en referencia al castellano] no está en peligro».

El debate a siete de ayer volvió a demostrar la fatiga del formato. No aparecieron propuestas novedosas, porque los candidatos apenas se interpelaron entre sí y se limitaron a aprovechar su minuto para defender un discurso cerrado. No hubo hueco para la improvisación ni para el auténtico intercambio de golpes.

Sólo una vez se rompió ese esquema, cuando González Pons se enfrentó al representante de Esquerra, Agustí Cerdá, al que reprochó que se expresase siempre en clave pancatalanista, «como si fuese un representante de la Comunidad Valenciana, cuando va de número cuatro por Barcelona». Cerdá le respondió con la polémica sobre si valenciano y catalán son la misma lengua.

Otra de las animadoras del programa fue la candidata de Coalición Canaria, Ana Oramas, que tuvo su mejor momento cuando se quejó de que el Gobierno, a su juicio, haya utilizado los estatutos como «puerta de atrás» para financiar a unas comunidades con privilegios frente a otras.
El número uno de CiU por Gerona, Jordi Xuclá, insistió en que la coalición exigirá la publicación de las balanzas fiscales a cualquier partido que le plantee un pacto de Gobierno. En política social, todos los partidos convergieron en la necesidad de invertir parte del superávit para mejorar las pensiones.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial