AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 29 Marzo 2008

Investidura de ZP
¿Debe abstenerse el PP?
Jaime Ignacio del Burgo Libertad Digital 29 Marzo 2008

No dudo de la buena intención de quienes sostienen que el Partido Popular debiera abstenerse en la votación de investidura de Rodríguez Zapatero. Aducen como argumento principal que este gesto evitaría al PSOE la necesidad de mendigar votos entre los nacionalistas y contribuiría a la distensión política entre los dos partidos nacionales imprescindible para la recuperación del consenso en las grandes cuestiones de Estado. Es una opinión legítima, por supuesto, pero a mi modesto entender errónea.

Otra cosa distinta sería si el PSOE –a quien le corresponde tomar la iniciativa– ofreciera al PP un pacto de Estado sobre todo aquello que motivó la confrontación habida durante la pasada legislatura como son, entre otras, la defensa de la Constitución y de la unidad de España, el Estatuto de Cataluña que supone una reforma constitucional encubierta, la ruptura del consenso en materia antiterrorista, la cuestión de Navarra, la reapertura de las heridas de la guerra civil, la agónica situación de los órganos constitucionales (Tribunal Constitución y Consejo General del Poder Judicial) a causa de una politización exacerbada y la inmigración. Sólo si esto fuera así y, con luz y taquígrafos, se alcanzara un acuerdo razonable, la abstención tendría sentido. En caso contrario, abstenerse a título gratuito permitiría a Rodríguez Zapatero saborear su triunfo hasta límites democráticamente "zerolianos" al resultar investido sin ningún voto en contra.

Por otra parte, nada hace indicar que Rodríguez Zapatero esté dispuesto a rectificar la política de "al PP, ni agua", derivada del malhadado pacto del Tinell. Por el contrario, lo único que sabemos es que el PSOE se ha apresurado a echar los tejos a los nacionalistas.

Es bien sabido que los votos, una vez depositados en la urna, carecen de exposición de motivos. Por este motivo, suele ser temerario hablar del "mensaje" de los electores. Pero parece indiscutible que quien confió en Rajoy lo hizo porque rechazaba a Rodríguez Zapatero, y viceversa. Éste, además, no ha dado síntoma alguno de estar dispuesto a rectificar su anterior conducta. Por el contrario, desde el primer momento manifestó su decisión de pactar con los nacionalistas, sobre todo con el PNV que, a su vez, parece dispuesto al acuerdo. Pronto saldremos de dudas y conoceremos cuál ha sido el precio a pagar por la conformación de una mayoría que proporcione estabilidad al futuro Gobierno.

Algunos comentaristas reprochan a Rajoy su falta de iniciativa en estos últimos días, mientras las decisiones del PSOE acaparan la atención de los medios de comunicación. Es lógico que esto así sea, pues es al partido ganador quien tiene la responsabilidad de mover ficha el primero. Pero el presidente del Partido Popular no está desaparecido sino que se ha tomado un tiempo razonable –hasta el próximo lunes- para nombrar al equipo parlamentario que le va a acompañar en esta legislatura. Hace bien en no precipitarse. De la decisión que adopte ahora dependerá en buena medida la eficacia de su labor de oposición durante los próximos cuatro años. El acierto en la elección del portavoz –o la portavoz– en el Congreso y en el Senado es la clave, sin lugar a dudas, pero sin olvidar la importancia del resto de los consejos de dirección (secretario general, portavoces adjuntos y miembros de la Mesa de la Cámaras) así como la designación de los portavoces de área.

Por fortuna Rajoy tiene donde elegir. Los grupos parlamentarios están repletos de personas brillantes, competentes y comprometidas con los principios, las convicciones y el programa electoral del partido Una vez nombrado el equipo directivo y, sobre todo, cuando se conozca el programa de gobierno del candidato a la presidencia y el "precio" de la investidura habrá llegado el momento de tomar la iniciativa y de jugar al contraataque formulando a un tiempo críticas y propuestas.

Diez millones y medio de votos respaldan a Mariano Rajoy. No han sido suficientes para llevarle a la Moncloa. Resulta imprescindible reflexionar sobre las causas de la derrota y, sobre todo, ver qué se puede hacer para eliminar los "agujeros negros" (sobre todo en Cataluña) que han impedido cosechar un triunfo que parecía al alcance de la mano. En cualquier caso los resultados obtenidos constituyen un excepcional respaldo a la labor de oposición del líder popular desarrollada en circunstancias especialmente difíciles y de sobra conocidas. Las cosas no van a resultar nada fáciles, mas no hay motivos para la desconfianza. Por eso el derrotismo y la crítica destructiva no conducen más que a la desmoralización y a la tentación del desistimiento. Algo que el Partido Popular no puede permitirse en modo alguno.

Jaime Ignacio del Burgo fue diputado por Navarra de UPN-PP

La cabalgata de los malditos
Federico Quevedo El Confidencial 29 Marzo 2008

Una de las preguntas más recurrentes de esta semana ha sido qué tipo de oposición debe hacer el PP una vez que ha perdido las elecciones y sigue siendo un aspirante a partido de gobierno. El lunes, sin duda, Mariano Rajoy va a despejar bastantes dudas al respecto: solo con el nombre del portavoz sabremos si el PP quiere seguir por una senda similar a la de la pasada legislatura que, ahora, se ha demostrado no del todo acertada –tampoco del todo equivocada-, o si, por el contrario, va a entonar aunque sea de manera implícita un matizado mea culpa y modifica sustancialmente algunos de sus mensajes. No será lo mismo que el portavoz se apellide Pizarro que Costa, González Pons que Astarloa, Sáenz de Santamaría que Zaplana, por poner solo algunos ejemplos, algunos de los cuales ya cabe descartar de antemano.

A mí Rajoy me recuerda, de alguna manera, al capital Nentley –magníficamente interpretado por George Hamilton- en aquella película llamada La cabalgata de los malditos, que cuenta la fuga de un grupo de soldados sureños del fuerte Haukes al final de la guerra de Secesión. Rodríguez sería el implacable Mayor Wolcott –Glen Ford en la película-, encargado de dar caza y, practicamente, exterminar a los fugitivos. Ese ha sido, sin lugar a dudas, su objetivo en la pasada legislatura y todo apunta a que en esta vamos a ver cuarto y mitad de la misma estrategia de aniquilación de la oposición. Ya de entrada, las negociaciones con los grupos nacionalistas con los que Blanco quiere formalizar un acuerdo derivan hacia ese mismo planteamiento excluyente sobre el que se forjó la primera legislatura de Rodríguez. No cabe entender de otra manera la amenaza que el propio Blanco esgrimió contra el PP por no regalarle el puesto en la Mesa que el PSOE necesita para satisfacer las demandas de sus socios, ¡que tiene bemoles la cosa!

Pero volviendo al capital Nentley-Rajoy, la comparación me sirve para destacar el coraje con el que el líder del PP vaya a enfocar la travesía amarga de esta segunda legislatura. De nuevo solos, malditos, el trabajo del PP a partir de ahora se va a repartir entre el Parlamento y la calle. En el Parlamento estarán aislados, pero eso es algo que el PP ya conoce. Yo sé que a algunos de ustedes esto les parece bien, pero el hecho de que sea así supone uno de los mayores ejercicios de totalitarismo que se pueden dar en una democracia. El ejercicio absolutista de la mayoría como forma de imposición no está en la naturaleza de la democracia liberal, que nace del disenso, no del conflicto. Pero precisamente por eso lo que cabe exigirle a Rajoy es que en esta legislatura el peso de su Grupo Parlamentario sea mucho mayor, que si bien es cierto que en la que ha terminado se hicieron las cosas lo mejor que se pudieron hacer, no caben ahora contemplaciones ni condescendencias, sino una oposición firme y, al mismo tiempo, muy estudiada en sus formas y maneras. Y es que tampoco el PSOE va a caer en la trampa de un ejercicio visceral de la labor de gobierno, lo cual es, si cabe, más peligroso, porque la sutilidad no siempre se comprende desde fuera.

Es evidente, a la vista del resultado de las elecciones, que la estrategia de oposición fundamentada en la crítica permanente a los nacionalismos con el trasfondo de la lucha contra el terrorismo como argumentario continuo, no ha servido para movilizar a la sociedad entorno a una alternativa de Gobierno. Sin embargo, tarde pero con el tiempo suficiente como para comprobar su efectividad, una oposición contundente en asuntos como la situación económica, la inmigración y la inseguridad ciudadana tiene muchas más posibilidades de triunfar, sobre todo porque esos tres asuntos, íntimamente interrelacionados, van a ser trascendentales en los próximos meses. Por el contrario, aunque es verdad que el PP no debe dejar a un lado la defensa de la unidad ante las pretensiones soberanistas, lo que no parece es que ese asunto motivo mucho a la sociedad, por lo que su discurso en ese terreno debe moderarse considerablemente.

Reconozco ese error, porque yo mismo lo he cometido. Es evidente que la sociedad no ha comprado los mensajes del PP sobre el ‘proceso de paz’ y la lucha contra ETA. Pudo hacerlo en el momento en el que la negociación estaba ahí, pero una vez que ETA rompió la tregua el PP perdió su discurso, y el atentado del viernes 7 terminó por darle la razón al Gobierno, aunque no la tuviera. Ahora al PP le va a tocar estar al lado del Ejecutivo en la lucha contra la pandilla de canallas, por lo que necesariamente tiene que buscar nuevos frentes en los que dañar el subidón de autoestima que ahora tienen el Gobierno y el partido que lo sustenta.

Eso por lo que respecta al Parlamento. Pero la labor más importante que tiene que emprender Rajoy a partir del lunes no está en la Carrera de San Jerónimo, sino en la calle: tiene que conseguir articular una alternativa de Gobierno ilusionante, y para eso no le cabe otra cosa que atreverse con discursos y mensajes en algunos aspectos revolucionarios. Pero, sobre todo, tiene que demostrar de verdad esa independencia de la que tanto presume pero que nunca se termina de concretar en lo que es más necesario en este momento para el PP: ha sido indignante, insolente y, si quieren, cabreante, la manera en que desde algunos medios se ha buscado segar la hierba bajo los pies del líder del centro-derecha. No me refiero a medios enemigos porque forman parte de la secta izquierdista, sino a medios supuestamente amigos.

Lo más urgente para Rajoy es acabar con esa imagen de malditos que tienen él y los de su partido para una parte muy importante de la sociedad española, y eso pasa inevitablemente por cortar, de manera definitiva, las amarras que, por débiles que sean, le siguen uniendo a algunos entornos mediáticos y a algún que otro espabilador mañanero. La maldición del PP no ha estado nunca dentro del PP, sino que ha venido de fuera, y la principal tarea de esta legislatura es amortizarla y superarla, dar ese paso definitivo hacia el centro-reformismo, no en su configuración ideológica –que ahí ya se dio hace tiempo-, sino en la imagen, en las formas y en los acompañamientos. Si no lo hace, Wolcott-Rodríguez logrará esta vez exterminar a los malditos, porque este país no se puede permitir otra legislatura como la que ha acabado.

La política exterior de Chikilicuatre
POR RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 29 Marzo 2008

EN materia exterior, la legislatura que se ha ido no ha podido ser más desastrosa: Rodríguez Zapatero guarda el dudoso mérito de haber conseguido que España fuera progresivamente marginada de las esferas y asuntos internacionales más relevantes, se quedara sin aliados claros, se juntara con personajes más que dudosos y que fuera ninguneada por muchos en el mundo, incluyendo el vecino Marruecos. Con sus posturas, plantes y desplantes, el presidente se forjó una imagen exterior entre lo exótico, irreverente, infantil y caprichosa. Y en todo caso irrelevante como socio. Sería deseable, por el bien de España y el interés de todos, que en este segundo mandato, el gobierno corrigiera los muchos errores de su política exterior.
Es bien sabido que a José Luis Rodríguez Zapatero la política exterior nunca le ha interesado más que como arma arrojadiza contra el Partido Popular o como irritante antiamericano. Pero el mundo sí importa. Y mucho. Y esto debería metérselo entre ceja y ceja cuanto antes. La crisis de un sistema de hipotecas en América puede poner en peligro nuestra prosperidad y lo que ocurra en Pakistán, en el otro extremo, afecta y mucho a nuestra seguridad. Que se lo pregunten a los terroristas islámicos venidos de ese país para replicar el 11-M en Cataluña.

El mundo es mucho más complicado de entender y de gestionar hoy. Y la España de Zapatero no se ha preparado para lidiar adecuadamente con todos sus retos y amenazas. De hecho, hoy España es más vulnerable porque las amenazas que pesan sobre nosotros han crecido en este tiempo mientras que el gobierno ha estropeado muchos de los instrumentos con los que contábamos hace cuatro años para lidiar con ellas.

Mejorar la situación internacional de España no es una cuestión de capricho. Nos estamos jugando nuestro bienestar y nuestra seguridad. España, como cualquier otro país, no se puede enfrentar de manera eficaz a todos los problemas internacionales que la aquejan, necesita de sus socios y aliados para encontrar una solución a los mismos. Y para contar con nuestros aliados, éstos tienen que vernos como una nación seria, coherente y dispuesta a exigir, pero también a contribuir solidariamente. Algo de lo que, tras los primeros cuatro años de Rodríguez Zapatero al frente del gobierno, estamos muy alejados.

¿Querrá ahora Super Z, tras revalidar su mandato, corregir su tiro? ¿Podría hacerlo aunque quisiera? No lo tiene fácil, porque sacar a España del purgatorio donde la ha metido le exige cambiar muchas cosas de las que él personalmente debe estar muy satisfecho.
Para empezar, debería invertir tiempo y esfuerzo para intentar normalizar las relaciones con los Estados Unidos. España no puede vivir contra América, pues acabamos pagándolo en muchos frentes, del diplomático al empresarial. Rodríguez Zapatero sabe que con el presidente Bush tiene poco que hacer y está satisfecho de estar donde está, esto es, en la misma relación bilateral que la que forjó Franco en los años 50, mucha cooperación militar y operativa, pero nulo reconocimiento político. Pero si confía en que el próximo inquilino de la Casa Blanca se lo va a poner más fácil, estará errando otra vez más. El candidato republicano, el senador McCain, es el hombre de la perseverancia y el aguante en Irak. Es el candidato de la victoria y no será sencillo que olvide la insolidaridad manifiesta del presidente español. En el caso de Obama, éste ha dicho que hará cuento esté en su mano para dialogar con los adversarios de Norteamérica, pero ponernos a la cola de Ahmadinejad, Chávez y Castro, no debe servirnos de mucho alivio, sinceramente.

El actual gobierno socialista se está oponiendo activamente a que en el comunicado de la próxima cumbre Estados Unidos-Unión Europea, se condene la política de desestabilización de Chávez en la región y que, en segundo lugar, se haga un llamamiento a la transición democrática en Cuba y se rechace la dictadura hereditaria. Obrando así, poco tiene que ganar a los ojos de los americanos.

En Iberoamérica, España está obligada a abanderar la agenda de la libertad. Debe exigir seguridad jurídica para nuestros inversores y abandonar su apoyo a los regímenes totalitarios, populistas e indigenistas de la zona. Y en Cuba tiene que alimentar la apertura democrática, no el inmovilismo de la dinastía Castro. El apoyo activo a los disidentes es imprescindible y urgente. Puede que Rodríguez Zapatero sea joven y no lo recuerde, pero debería preguntarle a sus correligionarios de partido qué le pedían a los líderes europeos en 1975, tras la muerte de Franco: que no legitimaran al gobierno heredero de la dictadura, ni más ni menos. Hablar con los castristas no sirve para influir positivamente en ellos, todo lo contrario. Y si el gobierno socialista se contenta con promover la liberación de cuatro disidentes al año, tiene que saber que le llevará más de una década vaciar las cárceles políticas cubanas. Sería mucho más eficaz y moralmente adecuado apoyar con decisión las fuerzas del cambio, empezando por apoyar a las personas que lo promueven, no que lo frenan.

Este es el primer test de una nueva política exterior de Zapatero. El segundo tiene que ver con Afganistán. El presidente español concibe las Fuerzas Armadas como una gran ONG, robusta y de uniforme, pero se muestra realmente incómodo con todo lo que tiene que ver con el uso de la fuerza. Afganistán no ha sido una excepción. Su idea de lo que debe ser una misión de paz bajo el paraguas de las Naciones Unidas le ha llevado a negar la realidad de los hechos y a favorecer una política altamente insolidaria con nuestros aliados de la OTAN, organización donde se encuadran realmente los soldados españoles allí desplegados. España no sólo se ha sumado al grupo de quien se niega a combatir la insurgencia talibán, sino que ha encabezado diversas propuestas cuyo único fin era mermar la capacidad de actuación de quien sí está dispuesto a luchar y morir. De ahí que Zapatero tenga que hacer un gesto en este tema si quiere ser tomado más en serio. Y ese gesto pasa por dos cosas: un aumento de las tropas y el levantamiento de las restricciones que hoy gobiernan las reglas de enfrentamiento por las que se conducen nuestros soldados. Si hay que disparar, que disparen, pues no hay reconstrucción humanitaria posible sin seguridad primero.

En Europa, Zapatero tiene también mucho que hacer. Lo más urgente es que clarifique y explique bien su posición hacia Kosovo. Ha luchado porque no se reconociera su independencia, pero ha dejado que la posición española no tenga consecuencia alguna. Nuestras tropas siguen allí a pesar de no contar con ninguna cobertura legal de las que se impone el mismo gobierno. Merkel y Sarkozy en la derecha y Brown en la izquierda no están dispuestos a cederle un hueco en su mesa y este tipo de actuaciones esquizofrénicas no contribuyen en nada a recuperar la necesaria imagen de seriedad que España requiere.

En fin, en sus primeros cuatro años, Rodríguez Zapatero optó, por acción y omisión, por la marginalidad internacional de España. En esta nueva etapa que se le abre tiene la posibilidad de hacer una cosa bien distinta y llevar a España por la senda de la normalidad. Claro, que si él sigue considerando normal lo marginaly minoritario, nos estará condenando una vez más a una acción exterior más digna de los freakies, como Rodolfo Chikilicuatre, que de un gobierno homologable en nuestro entorno natural.
RAFAEL L. BARDAJÍ

Power Point, el arma de la independencia catalana.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 29 Marzo 2008

Los perniciosos efectos que la “costra madrileña” ha tenido, tiene y tendría sobre el pasado el presente y el futuro de Cataluña ha significado en realidad una magnífica noticia para Bill Gates que gracias a ello volverá a ser seguramente otra vez el hombre más rico del mundo, porque se podrá decir que si Cataluña alcanza la independencia no será por esto o por aquello y mucho menos por lo de más allá sino gracias al Power Point.

La fuerza del punto, el poder del punto, logrará lo que no se tenía muchas esperanzas de alcanzar, la independencia de Cataluña. La “costra madrileña” se considerará en los libros de historia como el detonante del proceso, pero el arma que lo habrá conseguido será el Power Point.

ERC promotora vía Pérez Carod.Rovira de la independencia de Cataluña, ha fijado el año 2014 como el año definitivo y como muy bien reflejan la mayoría de los medios eso lo ha hecho en un Power Point, el arma que traerá la independencia a Cataluña,. Ciertamente que es muy mucho más mejor para la convivencia utilizar como arma para conseguir la independencia el Power Point que el AK-47, y por otro lado es una magnífica idea el tener de aliado al mismísimo Bill Gates al utilizar un arma de su arsenal ofimático.

Por otra parte hay que agradecerle a Pérez Carod-Rovira el darnos argumentos a los demás para conseguir a su vez nuestra independencia ya que la “costra madrileña” es como una constante universal que afecta a todos y no solo a los catalanes. Yo me he puesto ya a elaborar un Power Point para reclamar la independencia del “Cantón unipersonal, trashumante y exclusivo (CUTRE) “ de Orel y no dudo de la efectividad del precioso PPS que me va a salir y que podré mandar a todo el mundo vía hotmail.

Solo me preocupa una cosa, ¿qué pasará si gentes de Tarragona o de otro lugar de Cataluña descubren la “costra barcelonesa” y en base a la teoría Pérez Carod-Rovira hacen un Power Point reclamando la independencia y su separación de Cataluña?.

Ante la pregunta que piensan realizar en el primer refrendo, pues piensan hacer dos, y que dice “¿Está de acuerdo en que la Generalitat inicie conversaciones con el Gobierno del Estado para que Catalunya recupere su soberanía y la adapte a la realidad actual? “ le diría yo a Pérez Carod-Rovira que especifique a que Estado se refiere porque claro, igual algunos piensan que dado que está persiguiendo el parto de la independencia catalana se refiere al Estado de Buena Esperanza. Desconocemos la pregunta del segundo refrendo

Yo voy a intentar empadronarme en algún lugar de Cataluña para votar si

Por cierto, fuentes a las que ha tenido acceso la agencia Coña Press informan que la reacción de Zapatero ante el ataque vía Power Point a la integridad territorial española ha sido casi textualmente “Ji ji ji ja ja ja, que gracioso este Carod Rovirá”.

Documentación

La Vanguardia, artículo titulado: Carod resume en un 'power point' el camino hacia la independencia en 2014 ante la "costra madrileña"

Seguimiento de la concha brillante
POR JUAN MANUEL DE PRADA ABC 29 Marzo 2008

LOS fachas redomados están que se suben por las paredes. El Gobierno de la Generalitat, siempre dispuesto a atender las necesidades más perentorias de los catalanes, ha encargado a sus amiguetes más de mil quinientos informes -muy fastuosamente remunerados- sobre asuntos tan cruciales como el «seguimiento de la concha brillante» o del «escarabajo de las palmeras». Yo creo que lo que fastidia a estos fachas es que tales informes no se los hayan encargado a los paniaguados de la FAES, pero me consta que la FAES no cuenta en su think tank con expertos en entomología (rama de la zoología que se ocupa del estudio de los insectos), ni siquiera en conquiliología (rama de la zoología encargada del estudio de las conchas de los moluscos), de modo que muy difícilmente podrían haber acometido con solvencia tan peliagudos encargos.

Los fachas redomados, en un ejercicio típico de demagogia, sostienen que es una vergüenza que los gobernantes catalanes esquilmen el erario público en informes tan estrambóticos, mientras se les hunden barrios enteros o los trenes de cercanías languidecen en los andenes. En esto se nota que los fachas redomados no han oído hablar en su puñetera vida del «efecto mariposa», que nos enseña que los cambios en apariencia más nimios pueden provocar catástrofes incalculables. El aleteo de una mariposa en Hong Kong puede causar una tempestad en Nueva York; del mismo modo, el apareamiento de la concha brillante puede provocar el hundimiento del Carmel, o un cambio en los hábitos alimenticios del escarabajo de las palmeras puede desatar el caos circulatorio de los trenes de cercanías. Recuerdo un relato muy entretenido de Ray Bradbury, titulado «El sonido del trueno», en el que unos científicos viajaban en el tiempo hasta la prehistoria, donde por accidente mataban a un insecto; y, al regresar al tiempo presente, descubrían que la muerte de aquel insecto había provocado catástrofes de dimensiones inconmensurables. Aquel relato de Ray Bradbury nos enseñaba que, para atajar las calamidades presentes, hay que acudir a su origen más remoto; y esto es lo que hace el Gobierno de la Generalitat al encargar esos informes que a los fachas redomados les parecen irrisorios.

De acuerdo que la formulación de alguno de estos informes suscita la hilaridad. Uno lee, por ejemplo, «Seguimiento de la concha brillante», y puede llegar a concebir pensamientos poco castos, sobre todo si conoce la acepción genital que los argentinos atribuyen a la palabra «concha»; aunque, en honor a la verdad, que los gobernantes catalanes vayan en pos de conchas que sobresalen en hermosura y no de conchas del montón o conchas sin brillo demuestra que, como mínimo, son hombres sanamente constituidos que anhelan el mejoramiento de la raza. Pero pecaríamos de frivolidad -y haríamos el juego a los fachas redomados- si incurriéramos en este tipo de interpretaciones sicalípticas; aparte de que los gobernantes catalanes no sólo se preocupan del comportamiento de las conchas, sino también de los escarabajos, donde se demuestra que su pasión zoofílica es universal, o por lo menos ambidiestra.

Pero no nos perdamos en digresiones. Estos informes encargados por la Generalitat, que a los fachas redomados les parecen una chuminada o una excusa para enmascarar prevaricaciones y cambalaches administrativos, pueden reportar en el futuro ventajas sin cuento a los catalanes y, por extensión, a la Humanidad entera. ¿Y si los túneles que excavan los escarabajos de las palmeras fuesen a la postre los responsables de los derrumbamientos del barrio del Carmel? ¿Y si el índice de refracción de los rayos solares sobre las conchas brillantes fuese la causa última del calentamiento del planeta? En todo caso, si estas aplicaciones del «efecto mariposa» no pudieran verificarse, siempre nos quedará el consuelo de que los redactores de estos informes puedan optar a los premios IgNobel, ese remedo chusco de los premios Nobel que premia las investigaciones más abracadabrantes o superferolíticas, colaborando así en el engrandecimiento de la patria (catalana y española). Y los fachas redomados, en lugar de indignarse tanto, que se dediquen al estudio de la conquiliología, que falta les hace.
www.juanmanueldeprada.coM

El acoso al castellano
Padres vascos acudirán al Defensor del Pueblo para salvar el español en las aulas
En un mes, la Plataforma para la Libre Elección Lingüística también recurrirá a Europa
Iker Moeno La Razón 29 Marzo 2008

Vitoria- La suerte aún no está echada. La Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística, integrada por 2.000 progenitores, trabaja con ahínco para que la balanza de los tribunales se incline a su favor y recomponga el derecho a estudiar en castellano ante su vulneración en el País Vasco. Ya ha dado un paso. Hace dos semanas solicitó a la Alta Inspección del Gobierno que interviniese para restablecer el modelo en castellano en dos colegios de Vitoria, que no ofertan plazas en esta lengua de cara al próximo curso.

Una petición que, esperan, se traduzca en la apertura de un expediente que obligue a ambos centros a subsanar dicha supresión y que acompañaron de un acta notarial que prueba la demanda existente en este sentido por parte de varias familias.

El portavoz del colectivo de padres, Pablo Gay-Pobes, considera que la ley está de su parte, ya que se han vulnerado normas básicas como la del derecho a elegir la lengua en la que educar a los hijos. Aún no habido respuesta. Por ello, la plataforma está a punto de afrontar el siguiente peldaño. Gay-Pobes anuncia que presentarán una queja ante el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, para denunciar que en el País Vasco la prestación de un servicio público como es la educación «no se ofrece en los términos legalmente establecidos». De obtener el respaldo de Múgica, la asociación solicitará que a su vez inste a la Alta Inspección para que actúe o incluso le propondrá que presente un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Hay en marcha otra línea de acción. Según Gay-Pobes, dentro de un mes, «cuando hayamos ultimado un armazón jurídico sólido», el colectivo acudirá a las instituciones europeas. «Tanto al Gobierno español como al vasco les preocupa mucho Europa, quieren llevarse bien con la Comunidad Europea», opinó, tras considerar que «existe una posibilidad real de que la queja prospere».

Sobre la mesa aún hay otra vía más orientada al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Un recorrido basado en la coacción que existe por parte de los centros para que los padres matriculen a sus hijos en euskera, en la malversación de caudales públicos y en la prevaricación administrativa.

Pendiente de cursar invitación a los presidentes autonómicos para abordar un problema lingüístico que afecta a otras comunidades, como Galicia y Cataluña, la asociación se entrevistará con el Partido Nacionalista Vasco el próximo 4 de abril. De ese encuentro espera la intermediación del partido para que el lendakari acceda a mantener una reunión solicitada sin éxito hace semanas.

Rafael Bardají: “En política exterior, ZP nos metió en un purgatorio”
Gonzalo Altozano www.lanacion.es 29 Marzo 2008

Considerado uno de los analistas políticos más brillantes, es uno de los miembros fundadores del Grupo de Estudios Estratégicos.

-Después del 9 de marzo, ¿puede seguirse hablando de Zapatero como ‘presidente por accidente’?
-Esa expresión ha quedado obsoleta. Nos guste o no, Zapatero es un presidente con un apoyo popular claro: once millones de votos legitiman su proyecto, despejan las dudas sobre su acceso al poder.

-O sea, que de ‘amarga victoria’ ,nada.
-Si yo fuera Zapatero, estaría muy contento. Ha eliminado por la izquierda al Partido Comunista, se ha tragado buena parte de los votos de los nacionalistas radicales y ha vuelto a dejar en la cuneta un proyecto que tenía visos de alternativa: el del PP.

-¿Puede éste hablar de ‘dulce derrota’?
-La derrota es la derrota y todo lo que se haga por autocomplacencia es un grave error de estrategia.

-La caída pudo ser más dura, ¿no?
-Sí, pero ni el aumento de votos puede obviar que el PP no ha sido capaz de batir el proyecto de Zapatero.

-Parece que ese proyecto no es tan simple como parecía.
-Soy de los que nunca pensaron que Zapatero fuera tonto. Creo que su concepción de la política es bastante consistente, aunque a muchos nos parezca exótica. Lo que busca es un cambio de régimen.

-Hablamos, por tanto…
-De una revolución.

-¿De qué tipo?
-Política y social.

-¿En qué consiste la política?
-En emplear todos los medios al alcance para eliminar al adversario político. De ahí su empeño en vaciar de contenido las instituciones de la democracia liberal.

-¿Y la social?
-En hacer creer que lo normal, la columna vertebral de la sociedad, no son las mayorías sino las minorías; da igual lo estrambóticas que sean.

-¿Están ya en marcha ambas revoluciones?
-Desde hace cuatro años. Y me temo que a lo largo de esta legislatura Zapatero no va sino a acelerarlas.

-Aunque sea implícitamente, el programa de Zapatero incluye el ‘no’ a la Constitución, el diálogo con ETA, la crisis económica. ¿En qué país vivimos para que se votara lo que se votó?

-No seré yo quien diga que en el país de los Rodolfo Chiquilicuatre, pero…
-¿Pero?

-España no está acostumbrada a asumir responsabilidades ni tiene ganas de hacerlo. Éste es un país en el que la gente vive cómodamente instalada en la riqueza fácil, en la cultura del aquí y ahora, en la despreocupación por el futuro…

-¿A qué conduce eso?
-A allanarle el camino a la agenda revolucionaria que promueven Zapatero y la izquierda radical.

-Esa agenda busca cambiar las categorías mentales de la gente. ¿Por qué no juega el PP a lo mismo?
-Porque se contenta con ser visto como un buen gestor en lo económico; por eso no le importa ceder a la izquierda el terreno en lo cultural; terreno en el que la derecha lleva treinta años, incluyendo los ocho de Aznar, perdiendo las elecciones.

-En esta línea, ¿qué discurso tendría que hacer el PP en materia de inmigración?
-En primer lugar, decir “basta” a la inmigración procedente de países musulmanes.

-¿Y en segundo lugar?
-Retomar la idea de la identidad nacional con el modelo australiano en la cabeza: estamos abiertos a todos siempre que asimilen nuestra forma de vida.

-Y en materia de dignidad humana, ¿qué debería hacer el PP?
-Poner en marcha una campaña a favor de los derechos de la persona; campaña que pasa por decir que el Parlamento no puede regular ni la vida ni la dignidad, pues éstos son derechos innatos, anteriores a toda situación política.

-Mientras la cúpula del PP pone en orden sus ideas, las que parecen tenerlas bastante claras son las bases, ¿no?
-En los últimos cuatro años ha surgido un movimiento claramente conservador que ha opuesto a Zapatero un montón de iniciativas: publicaciones, think tanks, plataformas cívicas…

-¿Será el PP la vanguardia de ese movimiento?
-No necesariamente. Es más, muchos activistas de ese movimiento ni siquiera están afiliados al PP.

-Pero le votan.
-En la medida en que creen que representa a la opción política de la derecha.

-¿Podría el PP perder su apoyo?
-Sí, si sigue corriendo rápido para ocupar un espacio político que hace años dejó de existir en España: el centro.

-Pues en Génova 13 hay quien cree que el aumento de votos se ha debido precisamente a ese corrimiento al centro.
-Si ésa es la lección que sacan, me temo que nunca van a ilusionar a su gente. Mire, los cuatrocientos mil votos de más son porque los votantes han visto en el PP un baluarte frente a la revolución de Zapatero.

-¿Qué debería hacer el PP?
-Permanecer fiel a esos principios y valores que caracterizan al centro-derecha español. Lo que no puede hacer el Partido Popular es convertirse en el ala derecha del PSOE.

-Ese movimiento conservador del que habla, ¿caerá sobre el “ansia infinita de paz” de Zapatero?
-Cuando estuvo en minoría, Zapatero mostró un talante belicista y aniquilador. Imagínese ahora, que tiene más capacidad de movimiento.

-O sea, que su talante…
-No es liberal, es totalitario.

-Zapatero mostró sus peores artes cuando la intervención en Irak; intervención de la que se han cumplido cinco años. ¿Irak fue un error?
-Para mí sigue siendo una intervención noble, con unos objetivos legítimos.

-Sin embargo, los resultados…
-No ponen en entredicho el buen propósito de la acción. La situación ha sido más complicada de lo que se preveía, pero está empezando a corregirse. Hay que abandonar esa mentalidad de fast food según la cual las guerras se ganan en cinco años.

-Otra cosa que parece estar corrigiéndose son las relaciones EEUU-España. Ahí está la carta de felicitación que Bush mandó a Zapatero.
-Aunque se haya cerrado ese paréntesis de provisionalidad provocado por la idea de que Zapatero iba a durar cuatro años, la carta no deja de ser un gesto diplomático entre Gobiernos. Queda el enfrentamiento personal, que lo trasciende todo.

-¿Y si gana Obama?
-Seguiríamos teniéndolo complicado, pues se exigiría de nosotros una serie de gestos respecto a Cuba, Venezuela… En fin, que las relaciones no mejorarán mientras el Gobierno se mantenga alineado con los malos de la película.

-Eso en Estados Unidos. ¿Y en Europa?
-Los grandes seguirán sin hacernos un hueco en su mesa, sin invitarnos a sus parties, mientras no hagamos los deberes en casa; deberes que pasan por una economía saneada y unas fuerzas armadas potentes.

-¿Es algo que tenga Zapatero en cartera?
-Me temo que no.

-En el primer debate con Zapatero Mariano Rajoy dijo: “En política exterior, yo Sarkozy y Merkel, usted Castro y Chávez”.
-Es una radiografía acabada del purgatorio en que nos metió Zapatero solito.

Denuncian que la Junta de Extremadura coacciona a los alumnos objetores de EpC
PACO VADILLO. MÉRIDA ABC 29 Marzo 2008

La Plataforma Independiente de Padres Objetores a la Educación para la Ciudadanía de Cáceres afirmó ayer que al presentar un recurso contra la asignatura han «ejercido un derecho constitucional», y lamentaron el «desprecio» mostrado hacia este asunto por la consejera de Educación extremeña, Eva María Pérez.

Evaluación negativa
Así lo recoge Europa Press, quien destaca que esta Plataforma extremeña responde a las declaraciones que el jueves realizó la consejera extremeña, en las que advirtió que aquellos alumnos que «de forma reiterada no asistan a las clases de Educación para la Ciudadanía, aunque sus padres hayan presentado un recurso, serán considerados absentistas y podrán tener al final de curso una evaluación negativa».

Los padres también confiesan su «estupor» por el hecho de que Eva María Pérez «desprestigie el valor jurídico de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que ampara el derecho fundamental a la libertad de los padres a educar a los hijos según sus convicciones morales y/o religiosas». Lamentan que Pérez «confunde el derecho a la objeción de conciencia recogido en nuestra Constitución Española con el negarse a pagar impuestos».

Por su parte el PP de Extremadura ha manifestado públicamente su «apoyo a los padres extremeños que quieran educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones». Los populares consideran «impropio» de la responsable educativa extremeña «el tildar de absentistas a los alumnos y defraudadores de Hacienda a los padres que se acojan al derecho constitucional de objetar en conciencia».

Recursos en prensa
El Secretario General del PP en la región, César Díez Solís, ha criticado que Eva María Pérez anuncie los recursos en rueda de prensa, «antes que a los afectados». Una acción que critican, incluso han afirmado que, tras este anuncio, resulta «prácticamente imposible» pedirle «buena educación» a la consejera Pérez. Díez Solís, destaca que la responsable educativa del gobierno regional se ha manifestado en contra del derecho constitucional a la objeción de conciencia de los padres y madres de escolares extremeños lo que considera una coacción a quienes pretendan ejercer ese derecho «amenazando a sus hijos con las repercusiones propias del absentismo escolar».

Daniel Portero publica ‘La trama civil de ETA’
 Minuto Digital 29 Marzo 2008

El presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, Daniel Portero de la Torre, explica en el libro ‘La trama civil de ETA’ ‘cómo se puede vencer a la banda terrorista desde el ataque y el desmembramiento de su estructura civil’.

Así, Portero realiza un ‘exhaustivo’ estudio del núcleo civil de la banda, repasando cada uno de los procesos judiciales abiertos contra las organizaciones declaradas ilegales por la justicia, para concluir que la clave para acabar con ETA ‘no pasa por el desgaste de su estructura militar, sino por la lucha contra su armazón civil’.

Entre otras cuestiones, el que fuera portavoz de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) entre 2003 y 2004, desgrana la financiación de la organización, que comprende ‘el sistema de impuesto revolucionario, el sistema tradicional de secuestro y el último método practicado, la captación de recursos a través de empresas interpuestas que dependen del entramado civil de la banda’.

‘En el libro se habla de las cifras económicas que han manejado, de la cantidad de empresas que ha utilizado ETA para lavar dinero en Centroamérica y Sudamérica o de cómo éstas han dado cobertura a los refugiados y deportados que huían de España y de Francia’, indicó Portero en una entrevista con Europa Press.

Para la elaboración de este documento, el autor se ha basado tanto en el trabajo que lleva realizando durante años como acusación particular en los denominados ‘macrojuicios’ contra ETA, como en ‘numerosas’ investigaciones personales o realizadas conjuntamente con su hermano, el que fuera presidente de la AVT entre 2003 y 2004, Luis Portero de la Torre. Así, según aseguró, las conclusiones extraídas de este trabajo, se han derivado ‘no sólo de informes propios, sino también de autos y sentencias judiciales, así como informes policiales y de la Guardia Civil’.

‘LA NEGOCIACIÓN FORTALECE A LA BANDA’.
En este sentido, Portero lamentó que la ‘importante’ estrategia judicial contra la banda, basada en el ‘ataque a la trama civil mediante medios democráticos’, ‘no está siendo acompañada de una estrategia política’ porque, según aseveró, ‘ningún gobierno español desde la Transición ha tenido la voluntad plena de acabar con la banda, ya que cada vez que se negocia con ETA, ésta resulta fortalecida’.

‘El resultado de una negociación con ETA siempre es un fortalecimiento de la misma y un asentamiento de su estructura civil’, insistió, por lo que manifestó su desaprobación con la política que ‘ha seguido el actual Gobierno respecto a la banda’.

Así, criticó que ‘a diferencia de otros equipos de gobierno’, que se ‘han limitado a hablar con la banda’, el actual ‘ha negociado con ella’, extremo que ‘nunca se había llevado a cabo antes’.

Para Portero, las consecuencias de esta negociación han sido la ‘presencia de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) en las instituciones públicas y el dinero que ha supuesto para los españoles a través del pago de sus impuestos, así como el ‘debilitamiento de la investigación policial’, propiciado por la ‘excesiva atención hacia la estructura militar etarra y la inoperancia respecto a la base civil’.

Por ello, apuntó que el propósito de este libro pasa por ‘demostrar que ETA no es sólo una banda de pistoleros, sino que es una organización criminal’. ‘Unos ponen bombas y otros lo hacen posible, y sobre éstos últimos hay que actuar, desectructurándolos, desmoralizándolos y llevándolos ante la justicia, porque son los que hacen posible que la banda subsista’, abundó.

LA COORDINACIÓN DE LA TRAMA CIVIL.
Por otro lado, Portero explicó a Europa Press que este entramado civil siempre ha estado orquestado por una ‘coordinadora’ o ‘estructura alegal’, que en su día fue la Koordinadora Abertzale Sozialista (KAS), y que en la actualidad la representan Ekin o, en los últimos años, tras su ilegalización, Batasuna.

Esta coordinadora, se encarga de ‘crear empresas e introducir a sus miembros en ellas, como ocurrió con Javier Alegría en el periódico Egunkaria’. Además, actúa como ‘núcleo de enlace directo con la banda terrorista’, señaló. Así, afirmó que los miembros ‘más destacados’ de Ekin o Batasuna, ‘cuando han sido identificados y no les ha quedado más remedio que huir, han pasado a la alta dirección de ETA, como ha sido el caso de Josu Ternera o Jon Salaberría’.

La Generalitat pagó 1,4 millones en un año en asesores de imagen
Dos portales de Internet que costaron 295.727 euros aún no funcionan pese a que debían hacerlo en enero
M. ROGER / J. GARRIGA - Barcelona El País 29 Marzo 2008

La Generalitat de Cataluña tiene 140.000 funcionarios, más de 200 empleados eventuales y otros tantos altos cargos. Sin embargo, tanto personal parece insuficiente para que el Ejecutivo logre organizarse y proyectar su imagen externa. El Gobierno presidido por José Montilla gastó en 2007 un total de 1.417.535 euros en asesores externos, encargados de planificar la organización interna de cada departamento y desarrollar su imagen corporativa y de comunicación.

Una consejera de ERC encargó un informe de 12.000 euros a un asesor del partido
El socialista Joaquim Llena, consejero de Agricultura, pagó a un periodista 32 euros por cada hora de trabajo por "asistencia de prensa". Joan Puigcercós, que hasta el 10 de marzo ostentó la cartera de Gobernación, invirtió 136.880 euros para identificar "oportunidades de mejora" dentro de su departamento. Carme Capdevila, consejera de Acción Social y Ciudadanía, dedicó 143.780 euros al análisis de la gestión de una de las áreas que dirige. Así, hasta llegar a los 1,4 millones de euros en informes externos sobre organización e imagen de la Generalitat. El Gobierno de Montilla hizo públicos el montante de estos documentos en respuesta a una pregunta parlamentaria del PP.

Algunos consejeros aprovecharon la búsqueda de asesores externos para contratar a personas cercanas a su partido. Capdevila, consejera de Esquerra Republicana, contrató los servicios de Juan Ignacio Marcos Lekuona. Colaborador habitual de ERC, había elaborado estrategias de comunicación para ERC y planificó una campaña tras la salida de los republicanos del anterior tripartito de Pasqual Maragall. La consejera de Acción Social le encargó un genérico informe titulado "evaluación y desarrollo de la organización", por el que Lekuona cobró 12.000 euros.

La empresa La Vola, cuya directora de Innovación es Bet Font, ex parlamentaria de Iniciativa, fue en 2007 una de las empresas más beneficiadas por la Administración catalana. Cuatro departamentos, incluidos los dos en manos de Iniciativa, confiaron a La Vola informes por un importe total de 172.963 euros. "Hemos hecho más de 3.000 auditorías. La empresa ya trabajaba para la Administración de Convergència i Unió", explica Font. "Todos los proyectos han sido otorgados por concurso público", abunda.

La utilidad de los informes queda en entredicho al comprobar la eficacia de alguno de ellos. La Generalitat destinó varias partidas, que ascendían a 295.727, para la construcción y desarrollo de dos portales web. El primero de ellos, Patrimoni.cat, debía entrar en funcionamiento el 31 de diciembre. Sin embargo, aún no figura en Internet. Fuentes de Cultura justificaron el retraso negando la mayor: "La fecha era simplemente de fin de un contrato que se ha renovado. Este año se podrá consultar la página", apuntaron.

La otra web en desarrollo es la del Centro de Estudios de Opinión (CEO, el CIS catalán). Pese a que la Generalitat aseveró que la web estaría disponible el 30 de enero, actualmente el portal no está en servicio. "La fecha era técnicamente imposible de cumplir. Si vamos rápidos funcionará en septiembre", explicaron fuentes del CEO.

Recortes de Prensa   Página Inicial