AGLI

Recortes de Prensa    Lunes 31 Marzo 2008

Fabricando «abertzales»
POR EDURNE URIARTE ABC 31 Marzo 2008

Una madre vasca me relata la siguiente historia para gritar, educativamente hablando, quiero decir. Ante las crecientes protestas de su hija, excelente estudiante, sobre la nula capacidad pedagógica de su profesor de Historia, decide personarse en el centro educativo para hablar con el profesor que es, además, tutor de la clase. La madre vasca, perfectamente bilingüe, se dirige al profesor en euskera pues ése es el idioma en el que imparte la clase de Historia. Comprueba, sin el menor asombro, que su euskera es penoso, imposible. Afortunadamente, su hija quiere estudiar Medicina. En esa facultad no exigen conocimientos de historia.

La madre vasca no se ha sorprendido porque el profesor de su hija desconociera el idioma en el que se comunica con sus alumnos. Ella, al igual que esa minoría de aproximadamente un 30% de vascos que sabe euskera, ha experimentado más de una vez el absurdo del sistema educativo vasco. Los profesores han sido abruptamente reconvertidos a un idioma que, en su mayoría, desconocían, que ni usaban ni usan fuera de las aulas, un idioma en el que jamás leen, en el que no escriben. Algunos ni siquiera lo hablan, aunque enseñen en él.

Pero la mayoría de los padres vascos, que no hablan euskera, no se enteran. Y si se enteraran, les daría igual, puesto que la implacable maquinaria nacionalista que quiere un sistema educativo destinado a fabricar buenos «abertzales» más que a enseñar, no les deja ninguna opción de escape fuera del absurdo. Y aún menos a partir de ahora, pues la enseñanza en español, que ya estaba arrinconada en la práctica, también va a desaparecer en el País Vasco. No sólo en Cataluña.

O sea que todos los vascos estarán obligados a estudiar en el idioma de la identidad nacionalista, aunque no lo conozcan, la mayoría, y aunque no lo usen jamás, también la mayoría. No me sorprende demasiado que sólo una minoría de padres se haya movilizado. Rebelarse es arriesgado. Me asombra más que los dos grandes partidos nacionales, especialmente el PSOE, hayan dejado a tantos ciudadanos completamente abandonados a merced de este despropósito educativo.

Más política y menos centrismo
El medroso PP
Agapito Maestre Libertad Digital 31 Marzo 2008

Entre la izquierda reaccionaria y la derecha acomplejada, un día de hace ya muchos años, y después de darle muchas vueltas al asunto, opté por echarle una mano a los acomplejados. Esa mano, cómo no podía esperarse otra cosa de un hombre libre, tenía que ser tan desinteresada como crítica. Confieso que, en algunas ocasiones, la experiencia ha sido tan angustiosa como horrorosa, pero no me ha hundido en el derrotismo. Creo que al nihilismo hay que combatirlo con sus mismas armas: "Más nihilismo". La maldad hay que combatirla con inteligencia, sí, sí, con inteligencia y no con más maldad, pues que entonces estaríamos en el eterno retorno de lo peor. O sea, mientras haya un rayo de "esperanza" liberal, o sea, un poco de "libertad rescatada de la fatalidad", seguiré apoyando a la fuerza política que consiguió hacer una genuina transición a la democracia. La otra, el PSOE y sus aliados nacionalistas, están en lo que estaban en los años treinta: negar al adversario político hasta su eliminación física.

Hoy por hoy, quizá cambie, la izquierda española sigue siendo tan cutre y reaccionaria como fui yo antes de que se me cayera el pelo de la dehesa, es decir, antes de que me diese cuenta de que la izquierda española siempre había estado reñida con la democracia. La izquierda, pues, está en los antípodas del pensamiento crítico sea éste del color que fuere. Además de estar reñida con la democracia, es inculta, muy inculta, y desarrapada. Patrocina, por encima de cualquier excelencia, al "hombre masa". Por lo tanto, hasta que la izquierda española no haya sido desasnada por las categorías claves de Ortega y Gasset –les pongo un ejemplo cercano pero siempre cercado por sus cinturones protectores–, no entenderá qué es la democracia, o mejor, un sistema de vida en común no basado en el odio y el resentimiento hacia los mejores.

No sé si será razón suficiente, esta recurrencia a Ortega, para seguir esperando algo de la derecha española, pero sí creo que es una razón más –la otra importante, e intelectualmente decisiva, es que estar en la oposición siempre potencia la capacidad creativa– para seguir criticando al PP con el ánimo de que se haga cargo de las demandas de una parte de la sociedad, curiosamente, la que está muy por encima de todos los dirigentes políticos del PP. Sí, sí, esos españoles, que han hecho de la necesidad virtud, esos españoles superiores a los políticos que los pastorean, les dan sus votos, su confianza, con el ánimo de que ellos se liberen de sus puñeteros complejos e imbecilidades.

Esos españoles son conscientes de que son superiores a sus dirigentes, pero todavía les queda algo, insisto, de esperanza, o sea, ha aguantado estoicamente la falta de autocrítica de Rajoy y el silencio ominoso durante veinte días. Esperan, en efecto, "algo" serio de la decisión de Rajoy, a saber, que se deje de pamplinas sobre lo que, según él, le interesa a los españoles –asuntos cómo el precio de los garbanzos y cosas así– y hable de política. De lo común. En otras palabras, señor Rajoy, después de que usted nos cuente su milonga y nos dé la lista de los nuevos dirigentes y la viabilidad de un Congreso que regenere sus fracasos, tenga presente para su buen gobierno personal que son sus votantes el único tesoro que tiene su partido. Usted no es nada sin ellos. Atienda, pues, su principal demanda: más política y menos faramalla centrista.

Tropezones de Rajoy, delicada situación navarra y más de lo mismo de Z
Mientras en Génova se espera el "And the winner is…", Ferraz mueve sus peones, con algunas prioridades en su agenda: País Vasco, Galicia, Europa... y noquear para décadas al PP.
Antonio Martín Beaumont elsemanaldigital  31 Marzo 2008

Hoy, con toda intención, no voy a hablar del portavoz del PP. Consiéntanmelo. ¿Qué puedo decir, además, sino meterme en el berenjenal de las entretenidas quinielas? Mejor esperar a que don Mariano abra su sobre lacrado y se retrate ante "los 500". Permítanme, por tanto, volver la vista hasta el 9-M para dar cuatro pinceladas gruesas sobre lo ocurrido, pertinentes para lo que trato de decir después.

1) Zapatero ganó las elecciones primordialmente por Andalucía, Cataluña y la creciente ventaja sobre el PP en el País Vasco. De hecho, solamente en estas tres comunidades el PSOE aventajó a los populares en 35 diputados (PSOE, 70; PP, 35), mientras en el resto de España los de Rajoy obtuvieron 19 diputados más que el PSOE.

2) Donde Zapatero ha sacado mayor ventaja a Rajoy ha sido en territorios con fuerte implantación nacionalista: Cataluña y País Vasco; y con gran arraigo de IU: Andalucía. Es decir, el "voto útil" no sólo ha sabido ejercerlo el líder socialista sobre votantes con ideología de izquierda extrema, sino también sobre votantes de ideología nacionalista.

3) España continúa su avance hacia el bipartidismo. Así es: de los 25,5 millones de votantes, 21,2 lo hicieron al PSOE o al PP. De aquel ya lejano 1979, donde el 71,5% de los votantes se inclinaron por partidos como PSOE, UCD y AP, se ha llegado al 83,1% en este 2008. En el Congreso de los Diputados, en la Legislatura que comienza, el 92% de los diputados son del PSOE y del PP.

4) No es baladí destacar que en la tierra de Rajoy, Galicia, considerado feudo inexpugnable popular por años y, en realidad, donde empezó la historia electoral exitosa del entonces partido de Manuel Fraga, el PP ha perdido de golpe y porrazo 90.000 votos.

En fin, la archiconocida realidad política electoral nacional a estas horas es la que es: PSOE, 169 diputados; PP, 153; y otras ocho fuerzas políticas más que salvo CiU, con 10 diputados, y PNV, con 6, han obtenido representación casi por los pelos: ERC, 3 diputados; IU, 2; BNG, 2; CC, 2; UPyD, 1; y NaBai, 1.

Bono y Alonso, arietes con currículo para controlar al PP
Con estos resultados, ¿qué Legislatura podemos esperar? Pues lamento convertirme en pájaro de mal agüero, pero creo sinceramente que más de lo mismo, o sea, que los próximos años van a ser un calco de los últimos cuatro, con una duda grande, la salud interna de la que va a gozar el PP, que puede hacer que todo cambie. No porque la estrategia socialista vaya a ser distinta, sino porque la oposición pierda por desistimiento.

No estoy de acuerdo en que las designaciones de José Bono para ser presidente del Congreso y José Antonio Alonso como portavoz socialista sean un signo de Zapatero de que la etapa que desea abrir la quiere de diálogo y consenso. No. Pienso que tales nominaciones buscan sobre todo neutralizar al Partido Popular, atarlo desde un principio, cargando el currículo de ambos políticos en el debe de la oposición a la hora de discrepar.

Es decir, más de lo mismo: acusar al adversario de crispar cuando ejerce su tarea de oposición ante políticas muy alejadas de una alternativa que representa a más de diez millones de votantes. Una vieja estrategia que como se ha visto ha dado resultado al PSOE a la hora de movilizar el voto anti-PP. ¿Recuerdan el talante con el que comenzó la anterior legislatura? Pues eso mismo pero repintado ahora.

El PP, el partido antipático de la España cabreada
Miren ustedes, el PP el 9 de marzo consiguió movilizar toda la cera que arde desde el centro derecha hasta la derecha extrema, obtuvo 10.169.973 votos (40,11%) y demostró que pese a todo tiene un suelo altísimo. Pero por el otro lado, Zapatero consiguió ganar a Rajoy gracias a que dio con la clave (en realidad ha sabido dónde ha estado desde que llegó a Ferraz para guiar a un socialismo bien desmotivado: Prestige, movilizaciones contra la guerra de Irak, artistas contra la guerra, etc.) para movilizar lo que va del centro izquierda a la izquierda extrema y añadir también a los votantes de otras opciones, incluso del "pasotismo" político, que temen más que nada que lleguen los populares de Rajoy a La Moncloa.

También el PP ha hecho sus méritos para que Zapatero consiguiese tales objetivos, convirtiéndose sin disimulo la más de las veces en partido antipático, criticón, regañón, añejo, que parecía querer encabezar la España en permanente cabreo que ha perdido el ciclo frente a la feliz.

Pues bien, estando así las cosas, difícilmente puede Zapatero variar su estrategia, cuando encima le ha ido bien, cuando en su cabeza deber retumbar una y otra vez que su victoria se debe a haber sabido concitar a su alrededor todo el voto anti-PP que había en el país. Más ahora, teniendo a la vista muy probablemente en otoño unas elecciones vascas; otras, las gallegas en los primeros meses de 2009 o inclusive antes; y después la cita en junio con el Europarlamento. Seguro que habrá sectores del PSOE que en voz baja le reprocharán que de haber hecho una política más socialdemócrata y menos regalista con el nacionalismo hubiera obtenido mayoría absoluta, pero eso son hipótesis, y los actuales 169 diputados del PSOE, la realidad.

Navarra, Galicia y País Vasco para abrir el PP en canal
Entonces, ¿cuál podría ser la estrategia de Zapatero? Antes que nada dejar que el PP se cueza en su propia salsa, pues sabe bien que sufre una crisis de salida imprevisible, que ningún congreso podrá cerrar: sólo los buenos resultados electorales. Las crisis de los partidos la abren y cierran los ciudadanos, no los dirigentes ni los militantes. Así que a los populares, sea cual sea la solución que adopten en junio próximo, les queda un año al menos de calvario y espera para comprobar si han logrado cerrar las heridas o, por el contrario, se encuentran con el partido abierto en canal.

En segundo lugar, continuar de la mano de los partidos nacionalistas tratando de aislar al PP, en busca sobre todo de convertirlo en extraparlamentario o, por los menos, testimonial en varias comunidades autónomas.

La primera Comunidad donde va a intentar el PSOE forzar la mano es Navarra, en donde la UPN de Miguel Sanz necesita el apoyo del líder socialista para continuar en el poder. No es extraño por ello que Zapatero espere de los foralistas navarros cierto despego a las políticas nacionales populares y que en su fuero interno pudiese albergar la esperanza de una postrera ruptura con el PP que dejase a los de Génova descabezados y sin presencia política propia en Pamplona.

A esa jugada responde el establecimiento de un vínculo político directo entre Ferraz y Sanz, que visitó a José Blanco el mismo día de su entrevista con Rajoy en Génova el pasado miércoles; a lo cual el PP pone -qué remedio, con la que está cayendo- buena cara.

La segunda Comunidad donde deben estar posados los ojos del líder del PSOE debe ser el País Vasco. No cabe duda, los resultados en las últimas elecciones generales colocan al socialismo vasco en la mejor posición, no sólo para dar réplica al PNV, atándole más corto si es lo que interesa, sino para hacer del PP un partido heroico, pero testimonial en la vida política vasca.

Tengamos presente que si el PSOE consigue sus objetivos en estas dos Comunidades Autónomas, unido a que el PP es ya políticamente testimonial en Cataluña, la posibilidad de alternativa popular quedará perdida por décadas.

Hacia la España plurinacional
Pero digamos que a estas dos grandes líneas estratégicas apuntadas hay que unir la política del día a día, pero de largo recorrido ideológico aunque a veces pueda confundirse con tactismos cortos: la que el socialismo, de la mano con sus aliados, va a llevar adelante en los próximos cuatro años. Y a este respecto pocas dudas pueden caber.

Zapatero va a continuar avanzando no ya hacia la España federal sino hacia la plurinacional, lugar de encuentro con otras izquierdas y con el nacionalismo y de desencuentro con el PP. Y lo va a hacer porque su idea de España, más que la constitucional de la única nación, es la de las naciones unidas en un Estado. Y porque considera que sólo llegando a ese puerto se cerrará el encaje de Cataluña y el País Vasco.

Zapatero va a profundizar en esa revisión histórica esbozada ya, que también le permite utilizarla, a modo de espantapájaros, contra un PP que, por obra y gracia de una muy desafortunada política de comunicación diseñada fuera de sus dependencias de partido, es visto por los ojos de millones de españoles como el heredero del franquismo. Pero sobre todo porque considera que va a permitir a este país cerrar una Transición pilotada por el franquismo que según su criterio fue injusta con los herederos de la República española.

Nueva legislatura
La herencia de Zapatero
Ignacio Cosidó Libertad Digital 31 Marzo 2008

Zapatero recibirá de sí mismo una herencia mucho peor que la que recibió en su primer mandato de manos de José María Aznar. En 2004, los socialistas recibieron una economía en expansión que creaba empleo, con una inflación controlada y que convergía aceleradamente con Europa. ETA se encontraba entonces en su momento de máxima debilidad histórica y en pleno desconcierto estratégico. España lideraba las reformas necesarias en el seno de la Unión Europea, había logrado en el Tratado de Niza un peso equivalente al de las otras grandes potencias europeas y por primera vez en muchas décadas había vuelto a ser un actor relevante en el mundo.

En su segunda investidura, Zapatero deberá afrontar un panorama diferente y sustancialmente peor que el que heredó para su primer mandato. España afronta una grave crisis económica con una fuerte desaceleración del crecimiento, un sector inmobiliario en caída libre, una inflación desbocada, destruyendo empleo durante varios meses consecutivos, unas familias fuertemente endeudadas y lo que es peor, con una sociedad que ha perdido en gran medida la confianza en su futuro económico. En estas circunstancias, la economía debería ser la gran prioridad del nuevo mandato de Zapatero, pero por lo que le hemos oído hasta ahora Zapatero tiene otras prioridades y lo único que ofrece es un equipo y una política continuistas que son precisamente los que nos han llevado a la situación de crisis actual.

En materia de terrorismo nos enfrentamos a una ETA que aunque mantiene su debilidad estructural ha incrementado su determinación de matar, como tristemente demuestran sus últimas acciones. Frente a la nueva ofensiva terrorista, Zapatero no cercena definitivamente la posibilidad de una negociación con los asesinos y sigue buscando sustituir el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo que garantizaba la unidad en la lucha contra el terror de la inmensa mayoría de los españoles por un nuevo pacto con los nacionalistas que sustituya la derrota de ETA por una paz sin vencedores ni vencidos. Zapatero permanece así prisionero de su fracasado proceso de negociación con los terroristas y parece incapaz de salir de ese error.

El tercer reto al que deberá hacer frente el nuevo presidente del Gobierno es el reto soberanista que le plantean las fuerzas nacionalistas. La debilidad parlamentaria sufrida en la legislatura anterior llevó al Gobierno socialista a embarcarse en una política de cesiones frente a las demandas de sus socios independentistas en la esperanza de poder encontrar un nuevo consenso en el modelo territorial del Estado. La realidad es que esa política de cesiones tan sólo ha conseguido exacerbar las demandas más radicales de los nacionalistas a las que ahora deberán hacer frente. La necesidad que en esta nueva etapa tiene el PSOE de los votos del PNV nos hace temer nuevas concesiones en un escenario en el que el margen para hacerlas sin afectar gravemente la unidad del Estado es prácticamente nulo.

Crisis económica, ofensiva terrorista y demandas nacionalistas son probablemente los tres principales desafíos a los que deberá enfrentarse el nuevo gobierno, pero no son ni mucho menos los únicos retos que debe asumir la sociedad española. Zapatero auto-hereda también un flujo migratorio incontrolado que ha más que duplicado durante su primer mandato el número de inmigrantes en nuestro país, un fenómeno que combinado con la situación de crisis económica puede generar en los próximos años problemas sociales muy complejos de gestionar. Por otro lado, nuestra educación está perdiendo terreno en relación con los países más desarrollados y eso puede tener consecuencias sumamente negativas a largo plazo si no se remedia. La inseguridad ciudadana sigue creciendo y puede constituirse pronto como una de las principales preocupaciones de los españoles.

A la espera de que lo que pueda proponer en su debate de investidura para hacer frente a estos desafíos, nada de esto parece ser prioritario para un Zapatero más preocupado por encajar el puzzle del nuevo gobierno que de buscar soluciones a estos problemas. Por el contrario, en lo declarado hasta ahora, las prioridades del proyecto de Zapatero seguirán siendo el avance en supuestos derechos y libertades que en muchos casos no son más que atentados contra la dignidad de las personas y contra los valores más arraigados en nuestra sociedad, una pretendida política social que tan solo busca el clientelismo político y que en las circunstancias actuales puede resultar profundamente contraproducente para nuestra economía, y una potenciada dimensión exterior en la acción de Gobierno que permita a Zapatero una salida de emergencia para huir de la complicada situación a la que debe enfrentarse en España.
Ignacio Cosidó es diputado del Partido Popular por Palencia

Memoria sectaria
Editorial ABC 31 Marzo 2008

La memoria es un fenómeno estrictamente personal y no puede tratarse como un hecho colectivo. La ley promovida por el PSOE y sus socios radicales abrió la puerta a una visión revanchista de la historia de España, rechazada a estas alturas por todos los historiadores rigurosos. Se cumplen ahora los peores augurios respecto de una norma tan desafortunada. Está claro que algunos pretenden poner en marcha una operación oportunista al servicio de sus intereses. Así, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica anuncia sin rodeos que no tiene intención de ayudar a los interesados en los restos aparecidos en Alcalá, cuyo hallazgo desveló en su día ABC, porque la fosa resulta molesta para quienes pretenden establecer una verdad oficial en favor del bando republicano. Además, el asunto se complica ante los indicios de que puedan encontrarse allí los restos de Andreu Nin, líder histórico del POUM. Por su parte, el Ejecutivo catalán aprueba un proyecto de ley de fosas, destinado a localizar e identificar a personas desaparecidas en la guerra civil y el franquismo, con un criterio parcial a pesar de tratarse de un drama que padecieron todos los españoles y que de ninguna manera -como pretenden algunos dogmáticos nacionalistas- puede plantearse como un conflicto entre la España sublevada y una Cataluña democrática. Todo ello demuestra que en ningún caso el sectarismo puede sustituir a la historia genuina.

Semillas de sonrisas
Neofranquismo catalán
Joan Valls Libertad Digital 31 Marzo 2008

El neofranquismo tuvo su momento estelar a principios de los noventa, cuando Mister X se reía a carcajadas de Montesquieu y los sindicatos desafiaban las leyes de la física con una verticalidad sinuosa desconocida en el mundo occidental. Ejecutivo, legislativo, judicial y hasta lo sindical se confundían en un magma que sólo un periodismo comprometido fue capaz de desbordar a través de una dulce derrota.

Mientras el PP era rehén de CiU y el PSC todavía no se había hecho con el control absoluto de la marca PSOE, la pax aznariana fue posible. Entre 1996 y 2000, España parecía desprenderse de los aspectos más negativos del franquismo y apostaba de lleno por la modernidad y por el coliderazgo de Occidente. Los sectores más retrógrados de la sociedad; esto es, el frentepopulismo postmoderno, aprovecharían la mayoría absoluta del PP y el poder del PSC como principal grupo de la oposición para llevar a España de vuelta a su corralito de ignorancia, mediocridad y oscurantismo. Agit-prop, desestabilización y, finalmente, la manipulación del 11M.

Si Andalucía y Extremadura fueron las grandes sacrificadas por el franquismo, el socialismo tinellista que nos desgobierna no ha querido ser menos para esas regiones. La diferencia, esta vez, radica en que tanto los que emigraron como los que se quedaron en su tierra han elegido libremente a sus verdugos. Los Chaves y los Montilla son la cara de una misma moneda. Manuel Llamas lo resume en Libertad Digital: "El Partido Socialista de Cataluña (PSC), junto a los nacionalistas catalanes, quiere equiparar los ingresos de la Generalidad al cupo vasco. Ello supondría a las arcas del Estado un coste aproximado de 14.000 millones de euros al año. Como consecuencia, el resto de CCAA verían mermada su actual capacidad de financiación en un 17 por ciento, mientras que Cataluña gozaría de un saldo fiscal positivo."

Tras el apoyo absoluto del franquismo a la industrialización de Cataluña y País Vasco, en detrimento de otras regiones, los nuevos tiempos de deslocalizaciones y falta de competitividad de la economía catalana obligan a reinventar el victimismo y a variar la potencia del discurso. Un neofranquismo tinellista, oculto tras los velos de la pluralidad, será el encargado de garantizar la prosperidad de Cataluña, a cargo, una vez más, del resto de los españoles. Con un recurso ilimitado de mano de obra barata tercermundista y ante la inviabilidad de una nueva industrialización, de lo que se trata ahora, como antes, como siempre, es de vampirizar a una nación a través de un discurso altamente victimista. Y, si se logra con del voto de víctimas recientes, entonces la jugada es maestra y prácticamente irreversible.

El neofranquismo catalanista asegura el éxito de la operación con la fórmula del café para todos, que no es más que la ya conocida autozanahoria o caja de Pandora: las comunidades perjudicadas no clamarán por un reparto racional, sino por equipararse a quien encabeza el desastre, cumpliendo, así, un círculo vicioso. Por eso, tras el susto de la pax aznariana, todo vuelve a estar atado y bien atado. Los 41 escaños socialistas aportados por Andalucía y Extremadura y los 16 de Barcelona son una buena prueba de ello.

Joan Valls es editor de debate21.com.

La «Fitna» de España
POR HERMANN TERTSCH ABC 31 Marzo 2008

El método ha creado escuela. También entre sus víctimas que, por cierto, comenzamos a ser todos. Sólo se trata de combinar bien las dosis de miedo real y tolerancia fingida. Supone la perfecta inversión de todos los principios de la ilustración, de la inteligencia y de la libertad. Pero sus adeptos son multitud y reinan en tantos Gobiernos democráticos como en regímenes totalitarios, en el poder y en la oposición, en los ministerios y en las redacciones, en tertulias y en la Universidad. Es la corrección política. El término en sí debiera provocar espanto a los espíritus algo libres. Quizás lo provoque en muchos.

Pero el miedo siempre es un poco mayor. Suficiente al menos para que el espanto o la indignación no se manifiesten. Y para que, si lo hace, sea reprimido con virulencia por un coro de voces que exigen corrección. O represalias. Sucede todos los días pero hay veces en que el coro de la armonía -que no es sino jauría contra el discrepante- tiene éxitos que hielan la sangre y deberían advertirnos sobre las amenazas que se ciernen sobre nuestras libertades sin que la mayoría de la sociedad siquiera lo intuya. El fenómeno es internacional sin duda. Pero en la España del Míster Z reafirmado y la oposición ilocalizable amenaza con convertirse en el auténtico «tsunami» que legitime la picota, la ruina, la cárcel o la hoguera para todo el que no comulgue con ruedas de molino.

Pocos españoles parecen haberse sentido irritados por el hecho de que las amenazas de muerte masivas sobre un servidor de Internet hayan obligado a los responsables del mismo a retirar de su oferta e impedir la difusión de un documental que, bajo el título de «Fitna» ha producido un parlamentario holandés, Geert Wilders, con objeto de alarmar sobre los peligros que, en su opinión y en la de muchos, supone el islamismo militante para nuestras sociedades libres. El documental Fitna (en árabe significa conflicto, guerra civil o tribulación) se limita a reproducir filmaciones y noticias todas reales, ninguna cuestionada, de actos terroristas, manifestaciones amenazantes y actos religiosos doctrinarios islamistas, intercalados con «suras», capítulos del Corán en los que se llama a la lucha implacable contra quienes no se plieguen a la voluntad de Alá. No crean ustedes que el parlamentario conservador y liberal -al que por supuesto se difama como ultraderechista desde todas las esquinas de la corrección política- se ha permitido la libertad de manipular imágenes como hace la cadena SER en su web. Wilders se ha limitado al cortar y pegar. El resultado es tan demoledor como ilustrativo. Pues al parecer es intolerable que alguien ponga juntas imágenes reales de islamistas amenazando a Occidente y matando a occidentales. La ONU, -insólita premura de este órgano marchito-, la UE -que no tiene otra cosa que hacer- y todo el coro de la corrección, la jauría retórica, se lanzaron sobre el parlamentario y el documental para dar la razón a la jauría armada que amenazaba con tanta efectividad a los trabajadores del servidor Life Leak que horas más tarde el documental desaparecía de la red. «El precio era demasiado alto». Así concluía el mensaje en el que la aterrada dirección del servidor explicaba que las amenazas de muerte les impedían defender la libertad de expresión.

El método funciona. También aquí. Sin llevarlo a extremos. Basta con la amenaza de liquidación social o laboral para imponer la idea de que mansos, dóciles y dependientes viven mejor y más seguros que quienes tienen criterio. La difamación del discrepante, comenzando con la oposición parlamentaria, ha tenido tanto éxito en la pasada legislatura que ya son legión los que sufren este especial síndrome de Estocolmo que les hace buscar, encontrar y adoptar las razones de quienes han querido destruirlos.

«El PP tiene que pensar en España, no es momento de mirarse el ombligo»
POR ÁNGEL COLLADO. MADRID ABC 31 Marzo 2008

Jaime Mayor Oreja, con un pie en Estrasburgo y otro en la política nacional —sigue en «maitines», en el núcleo duro del PP— escapa a la consigna de silencio que se ha impuesto en su partido para avisar de lo urgente que es recomponer filas y fortalecer el proyecto después de la derrota electoral, porque Zapatero mantendrá sus objetivos: acabar con la oposición y sostener el bloque con los nacionalistas, apartado que incluye la negociación con ETA. El ex ministro, ahora vicepresidente del Grupo Popular Europeo y encargado de elaborar el documento estratégico para las elecciones de 2009, acaba de asumir la responsabilidad de dirigir la European Ideas Network, entidad que coordina a todas las fundaciones dedicadas al pensamiento en el centro derecha europeo.

—¿Cómo puede resolver el PP la ecuación de mantener lo logrado en las últimas elecciones, el 40 por ciento de los votos, y avanzar lo necesario para ganar al PSOE?
—El PP ha obtenido unos excelentes resultados, pero hemos perdido sin paliativos porque la izquierda está movilizada desde la mayoría absoluta del PP en 2000 y encontró un pretexto en el terrible 11-M para poder llegar al poder en 2004. Las elecciones nos dicen ahora que esa izquierda sigue movilizada simplemente contra la posibilidad de que el PP tenga una nueva mayoría. Lo que tiene que hacer el PP es no caer en el «ombliguismo», no mirarse tanto a sí mismo, profundizar, y elevar la mirada hacia lo que va a pasar en España los próximos años porque va a gobernar la radicalidad que, además, se ha legitimado en las urnas. El PP tiene que pensar en España más que en el PP. No es el momento del «fulanismo».

—¿No se cree la nueva etapa de diálogo que anuncia Zapatero?
—Es evidente que ahora el PSOE parece moderado, tanto como que no querrá pactar con nosotros, sino neutralizarnos; hacer del PP el ministerio de la oposición, que formemos parte del nuevo sistema político que pretende alumbrar. ¡Qué mayor desfachatez que la de Blanco al exigir que regalemos un puesto en la mesa del Congreso al bloque de partidos nacionalistas que estos años han querido laminarnos! Eso es lo que quiere el PSOE, destruir el PP. Eso sí, ahora con la sonrisa.

—¿Qué debe que hacer el PP?
—Explicar el proyecto de España que tenemos, sacar lo mejor de nosotros mismos, entender la dificultad del otro; la del dirigente del partido para hacer frente a la situación y la del periodista o el medio para explicarla.

—¿El PP tiene un problema de línea, de doctrina, o de comunicación?
—El PP tiene que mantener sus posiciones fundamentales, ¿qué es eso de que tiene que acercarse a los nacionalistas? El PP tiene que hacer un discurso pensando cada día más en España, en su fortaleza y en el papel en la UE. Tenemos que poner el acento en resolver los problemas de España. Dar satisfacción a los nacionalistas sería el suicidio.

—¿Y la anunciada renovación?
—El PP debe reforzar su dirección nacional, regenerar, remozar y fortalecer un partido que necesita más que nunca esa dirección nacional pensando en España y en que va a ser gobernada por la radicalidad. Y nosotros no podemos seguir esa estela de radicalidad, tenemos que saber solemnizar nuestra soledad política que no es con respecto a los españoles, sino con las demás fuerzas políticas. Hay que decir en voz alta que nos quieren neutralizar y que nosotros, que no hemos negociado con ETA, ni queremos enterrar la Constitución ni valores fundamentales como los de la familia, hacemos de nuestra soledad nuestra fortaleza. Eso es lo que ha de hacer el PP.

—¿Así se atraería a un sector del electorado socialista?
—Ha habido una parte de ese electorado que ya ha votado al PP, pero yo no lo digo por cálculo electoral, sino porque hay que hacer las cosas bien, por convicción, sin atajos, que la experiencia dice que al final la gente comparte tu posición.

—¿No tarda mucho su partido en tomar decisiones después de la derrota?
—Entiendo las críticas que se hacen, pero lo importante no es que los pasos se den un lunes en vez de un jueves, sino acertar. Si España va a vivir el momento más crítico desde el comienzo de la Transición, si el PP está ante el momento más difícil desde su refundación, vamos a fijarnos en lo esencial.

—¿Usted se quedó en Estrasburgo por decisión propia, porque no le reclamaron para el 9-M, o porque repetirá como cabeza de lista en las europeas del próximo año?
—No tuve la sensación de que se deseara que dejara el cargo allí, no voy donde no me llaman, y en estos momentos tengo importantes responsabilidades en el Grupo Popular Europeo. Pero no dejo de preocuparme de mi querida tierra vasca, de toda España y estoy dispuesto siempre a jugar donde me toque.

—¿Acierta Rajoy al seguir al frente del partido?
—Si ha tomado la decisión, acierta. Rajoy ha dado tranquilidad a muchas estructuras del partido y el unánime apoyo del comité ejecutivo es revelador.

—Por el resultado de las elecciones, a Zapatero parece que le ha salido gratis la negociación y las cesiones a ETA, ¿ha fallado la oposición en la denuncia o...?
—No, la oposición ha dicho la verdad sobre lo que hacía Zapatero. En España ha habido dos protagonistas políticos en esta legislatura: ETA y Zapatero. Y el único que se ha presentado a las elecciones es el presidente del Gobierno, que ha logrado capitalizar el voto útil y radical contra el PP. La banda se hizo presente la víspera de la jornada de reflexión y Zapatero ha quitado votos al nacionalismo vasco y catalán.

—¿ETA ha medido más que nunca sus atentados antes y después de estas elecciones?
—Es evidente que sí. El día previo a las elecciones se vengó de Zapatero pero sin que ello pudiera beneficiar de rebote al PP. No es casual que asesinara a un socialista ni que semanas después lanzara la advertencia en forma de coche bomba con aviso previo de su colocación.

—¿Quiere decir que el atentado dio votos al PSOE?
—La experiencia nos dice que sería un disparate hacer un análisis electoral del muerto.

—¿Qué le parece el acercamiento del PSOE al PNV?
—Ya ha gobernado en estos cuatro años un bloque de partidos nacionalistas, y en la segunda parte de la negociación con ETA, del «proceso», eso se hará más visible. El PNV relevará a la banda en el protagonismo sin que se descarte que, al final, también habrá una segunda parte de la negociación política con ETA.

—¿Zapatero volverá a las conversaciones con los terroristas?
—Es evidente que ETA buscará —y el PNV le ayudará— a que, al final, haya una expresión concreta de negociación. Todo será distinto y el PNV tendrá el protagonismo. Que nadie olvide que el movimiento nacionalista es uno. Zapatero sabe que tiene que administrar la victoria de los radicales de España. Que nadie se llame a engaño, por eso no busca el acuerdo con el PP.

—¿Cree la oferta de «diálogo sincero y noble» que ha hecho Zapatero en la lucha antiterrorista?
—Hay una manera de creerle: que vaya al Congreso y acabe con el permiso que le dio la Cámara para negociar con ETA.

—¿No teme que en las próximas elecciones autonómicas vascas el PSOE pueda subir a costa del electorado del PP ante la esperanza de desplazar al PNV del poder?
—En esas elecciones todo será distinto. Tenemos la mejor candidata de todas las posibles para el País Vasco que es María San Gil. El éxito del PSOE en el País Vasco ha sido el voto anti-PP ¿Alguien cree que han ganado por la personalidad arrolladora de López? En las autonómicas será distinto y San Gil me da tranquilidad plena.

—¿Y si Ibarretxe renuncia a su referéndum?
—Nunca renunciará. El paso que ha dado el PNV hacia la secesión sólo se quebrará si los españoles la frenamos. Otra cosa es que ahora tenga que administrar los malos resultados electorales y la fecha de la convocatoria.

educación
Arranca el plazo de matriculación en plena polémica por la supresión de modelos
La plataforma de padres anuncia el inicio de una batalla legal ante la UE contra el currículum Los alumnos en aulas de dos años no tendrán que hacer la inscripción
M. JOSÉ TOMÉ m.j.tome@diario-elcorreo.com El Correo

Hoy arranca en Euskadi el periodo de matriculación en educación Infantil, Primaria y Secundaria obligatoria para el curso 2008/09, con la polémica sobre la supresión de modelos lingüísticos de fondo. El plazo para inscribir a los nuevos alumnos se abre con más de dos meses de retraso sobre las fechas habituales debido a la modificación de los baremos de admisión llevada a cabo por el Departamento vasco de Educación. Entretanto, la plataforma en contra de la desaparición de la enseñanza en castellano anuncia el inicio de una batalla legal ante la UE para derogar el decreto que «impone» el euskera como lengua vehicular de la enseñanza.

Las familias podrán realizar la prematrícula en el centro escolar elegido, ya sea público como concertado, hasta el próximo 11 de abril. Este año, los trámites sólo afectan a los alumnos que se incorporan a la vida escolar. Los niños integrados ya en aulas de dos años no deberán realizar nuevamente solicitud de admisión para continuar en el centro.

Otras novedades que ha incorporado el Departamento vasco de Educación afectan a los criterios de baremación. Por primera vez, concede puntos por proximidad al lugar de trabajo de los padres. También se dará prioridad a los niños con hermanos escolarizados en el mismo centro y a los hijos de empleados de la escuela.

El insólito retraso en el plazo de formalización de las matrículas hasta después de Semana Santa sembró la inquietud entre las familias y los responsables docentes, que advirtieron de las negativas consecuencias que podría acarrear de cara a la preparación del nuevo curso. Pero no es éste el único aspecto que va a mediatizar el proceso de inscripciones: la Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística ya ha anunciado la inminente presentación ante la Comisión Europea de un recurso contra el decreto de currículum.

Dos vertientes
La argumentación jurídica de la denuncia tendrá dos vertientes. Por un lado, los padres apelarán a la presunta conculcación del derecho a la libertad de empresa puesto que el decreto «impedirá en el País Vasco la apertura de escuelas con enseñanza en castellano», señaló la portavoz del colectivo, María Aldecoa. El decreto también atenta, a su juicio, contra otro principio básico de los ciudadanos, como la libertad de residencia. «Los trabajadores que vengan de fuera para una temporada no podrán traerse a sus hijos», indican.

La plataforma ha denunciado que, a día de hoy, sólo han tenido acceso a la oferta lingüística de los colegios del territorio alavés. «Marianistas y Sagrado Corazón han suprimido el modelo A, por lo que hemos presentado denuncia ante la alta inspección». La plataforma ha 'colgado' en su web (www.libertaddeeleccion.org) un formulario para que los padres puedan hacer constar oficialmente su oposición a la modificación del modelo lingüístico en los colegios.

Siete comunidades prevén aprobar la reforma de sus estatutos esta legislatura
ABC 31 Marzo 2008

MADRID. Las comunidades autónoma de Castilla-La Mancha, Asturias, Extremadura, Murcia, La Rioja, Canarias y Cantabria tienen previsto ver reformados sus respectivos estatutos de autonomía durante la nueva legislatura que comienza mañana martes con la constitución de las Cámaras. Estas siete comunidades tienen la intención de seguir durante los próximos cuatro años el camino que ya concluyeron otras seis autonomías a lo largo de la legislatura que concluye, informa Europa Pres.

El proyecto de reforma de Castilla-La Mancha es el que se encuentra más avanzado y el texto está ya en el Congreso para ser aprobado por las Cortes Generales después de haber superado todos los pasos en el Parlamento autonómico. Sin embargo, todos los trámites necesarios para la aprobación de una reforma estatutaria y el colapso de la Comisión Constitucional de la Cámara Baja impidieron que el texto saliera adelante la pasada legislatura y fue aplazado a la nueva constitución de las Cortes.

Consenso en Castilla-La Mancha
Esta reforma estatutaria llegó al Parlamento nacional consensuada por PSOE y PP, por lo que no se esperan cambios sustanciales durante su tramitación y previsiblemente saldrá adelante a los pocos meses de constituirse las nuevas Cortes, una vez que la Cámara Baja retome su actividad con normalidad tras la investidura del presidente del Gobierno en el mes de abril.

Por su parte, los parlamentos autonómicos de Asturias y Extremadura también han empezado ya a debatir sus respectivas reformas y esperan poder remitirlas a las Cortes Generales en la legislatura que ahora se inaugura. En Asturias fue constituida una ponencia encargada de redactar la reforma del Estatuto y en este momento está analizando un extenso volumen jurídico con información sobre otras reformas. En principio, la voluntad de los partidos asturianos es alcanzar un consenso entre las tres fuerzas mayoritarias, aunque un acuerdo entre PSOE y PP permitiría sacar la reforma adelante sin apoyo de IU-BA-LV, que mantiene importantes discrepancias en materias como la lengua.

El extremeño, a final de año
Mientras, en Extremadura, un comité de expertos, encabezado por Alberto Oliart, entregó el sábado un borrador sobre el que deberá trabajar la Asamblea autonómica para que el trámite parlamentario concluya a final de año y remitirlo a las Cortes. Al igual que en otras autonomías, todo este proceso ha sido acordado entre las dos fuerzas de la Cámara extremeña -PP y PSOE-, que mantienen un consenso total sobre este asunto.

La Rioja y Murcia, en fase inicial
De reforma estatutaria también se habla en La Rioja y Murcia, aunque en estos dos casos el proceso se encuentra en una fase muy inicial. En Murcia se constituyó en octubre del pasado año una comisión especial para la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región, mientras que en La Rioja se espera que se forme la ponencia parlamentaria para debatir el asunto.

Canarias, sin consenso
Canarias también prevé que la reforma de su Estatuto de Autonomía sea aprobada durante los próximos cuatro años, después del intento fallido en la pasada legislatura. El Parlamento canario ya aprobó un texto que fue remitido al Congreso de los diputrados, pero la falta de consenso entre los partidos hizo imposible que saliera adelante el texto y tuvo que ser devuelto al Parlamento autonómico para su revisión y nueva discusión del texto.

Durante el debate de retirada del texto de la Cámara Baja, el presidente de Canarias, Paulino Rivero, anunció su intención de presentar una nueva propuesta de reforma en el año 2008 que contenga las materias en las que sí existía acuerdo entre PP, PSOE y Coalición Canaria, algo para lo que reclamó «un esfuerzo de generosidad» a sus adversarios políticos.

Sin prisas en Cantabria
La última de las comunidades que prevé reformar su texto estatutario es Cantabria, aunque el proceso ni siquiera ha dado sus primeros pasos en esa Comunidad. Con motivo de las pasadas elecciones autonómicas, todos los partidos coincidieron en señalar la necesidad de emprender la reforma y manifestaron su voluntad de contar con el consenso de todas las fuerzas políticas. Además, el Partido Regionalista de Cantabria ha decidido crear una comisión de trabajo dentro de la propia formación para estudiar la forma en que debería abordarse el proceso.

El caso de Galicia está más paralizado, ya que la reforma de su estatuto fracasó el pasado año cuando los líderes de los partidos gallegos no consiguieron consensuar posiciones sobre la identidad de la comunidad y el estatus de su lengua.

El gallego, en vía muerta
Tras meses de negociaciones, los tres partidos -PP, PSOE y BNG- decidieron aparcar el debate para «otro momento político». La composición actual del Parlamento autonómico exige el consenso de los tres partidos, por lo que, previsiblemente, el proceso quedará paralizado hasta que las elecciones autonómicas de 2009 arrojen una nueva correlación de fuerzas.

El vasco, un callejón sin salida
Respecto al País Vasco, el Congreso ya rechazó en 2005 el denominado «plan Ibarretxe» con el que el lehendakari preveía reformar el actual Estatuto de Guernica. El pasado año, Ibarretxe presentó una nueva propuesta que incluye un referéndum, que pretende celebrar en octubre de este año, para consultar a los vascos sobre la futura relación del País Vasco con España, aunque el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya le trasladó su rechazo a esta posibilidad en una reunión que mantuvieron en el Palacio de La Moncloa. Sin embargo, el PNV mantiene su intención de negociar un nuevo marco jurídico-político con el Estado que contemple el derecho a decidir. Su intención es alcanzar un acuerdo con el PSOE a lo largo los cuatro años de la nueva legislatura de gobierno socialista.

Navarra y Madrid, en dique seco La reforma del Amejoramiento del Fuero de Navarra tampoco está previsto que salga adelante con mucha facilidad ya que, pese a que la pasada legislatura se creó una ponencia para tratar el asunto, ésta quedó paralizada tras dos meses de trabajo por falta de consenso de los grupos en materias tan sensibles como las competencias o la política lingüística.

En la comunidad en la que la reforma está prácticamente descartada es en Madrid, donde el PP propuso una reforma para modificar las circunscripciones electorales, pero la falta de acuerdo con PSOE e IU impide que se lleve adelante. Además, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha manifestado que no defenderá nada que tenga el objetivo de restar competencias al Estado.

Catorce atentados tras romper la tregua
En los nuevos actos de la banda han muerto tres personas, el ex concejal socialista Isaías Carrasco y los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero
Después de la explosión de una pequeña bomba junto a un repetidor situado en el monte Izarraitz, entre las localidades guipuzcoanas de Azpeitia y Azkoitia, el número de atentados que ha realizado ETA desde que rompiera de forma oficial la tregua el 5 de junio del pasado año, se eleva a catorce, ocho veces lo hizo en 2007 y el resto durante este 2008. El atentado anterior al registrado ayer tuvo lugar el pasado 21 de marzo junto al cuartel de la Guardia Civil de Calahorra, que no causó víctimas mortales, aunque otras acciones de la banda terrorista sí lo han hecho.
EFE Estrella Digital 31 Marzo 2008

Madrid
En los catorce atentados han muerto tres personas, el ex concejal socialista Isaías Carrasco, asesinado a tiros en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa) el pasado 7 de marzo, y los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero, que murieron tras un atentado en la localidad francesa de Capbreton el 1 de diciembre del 2007.

Otras cuatro personas han sufrido heridas en esos atentados, una de ellas en Calahorra, un guardia civil que sufrió una contusión en el cuello al tirarse al suelo tras estallar el coche-bomba colocado junto al cuartel.

Además de estas acciones terroristas, ETA ha intentado atentar tras la ruptura formal del alto el fuego en otras tres ocasiones aunque no lo consiguió.

Atentados tras la ruptura de la tregua
El primer atentado tras la ruptura de la tregua tuvo lugar el pasado 25 de julio, fecha en la que estallaron dos artefactos en el termino municipal de Isaba, cerca del puerto de Belagua (Navarra). Las bombas estallaron poco después del paso por el lugar de la caravana publicitaria del Tour de Francia.

En la madrugada del 24 de agosto del 2007, un coche bomba explotó en un aparcamiento situado junto al cuartel de la Guardia Civil en Durango (Vizcaya) y causó heridas leves a dos agentes y daños materiales muy cuantiosos. Hora y media después de la primera explosión, los presuntos autores del atentado hicieron explosionar en la vecina localidad de Amorebieta otro automóvil, con matrícula de Portugal, que se presume utilizaron para huir del lugar del atentado.

El pasado 2 de septiembre un artefacto de escasa potencia estalló en la localidad de Fuenmayor (La Rioja), sin que se produjeran daños.

Veintitrés días después, ETA hizo explotar una bomba en la comisaría de la Ertzaintza en Zarautz (Guipúzcoa), que sufrió daños materiales, al igual que las casas colindantes.

El 9 de octubre Gabriel Ginés, escolta del edil del PSE-EE en Galdakao (Vizcaya) Juan Carlos Domingo, resultó herido grave en Bilbao al hacer explosión una bomba lapa colocada por ETA en la parte trasera de su vehículo.

El 1 de diciembre tres presuntos miembros de ETA asesinaron a la salida de un centro comercial en la localidad francesa de Capbreton al agente de la guardia civil Raúl Centeno y dejaron en estado crítico a su compañero Fernando Trapero, quien murió el día 5 del mismo mes en un hospital de Bayona (Francia).

El 16 de diciembre un artefacto compuesto por 2 ó 3 kilos de explosivo estalló en los juzgados de paz de Sestao (Vizcaya) y ocasionó destrozos en el edificio, sin causar daños personales.

El 24 de diciembre del 2007 una bomba compuesta por cinco kilos de explosivo explotó en la Casa del Pueblo de Balmaseda (Vizcaya), y produjo daños en la sede socialista y en algunas viviendas cercanas.

Atentados en el 2008
Ya en el 2008, una bomba compuesta por 15 kilos de explosivo estalló el 8 de febrero en los juzgados de Bergara (Guipúzcoa).

El día 23 del mismo mes, una bomba compuesta por tres o cuatro kilos de explosivo explotó en las instalaciones de un repetidor de televisión de la cima del monte Arnotegi, dentro del término municipal de Bilbao. El artefacto era, según la Ertzaintza, una bomba-trampa dirigida a la Policía Autónoma vasca.

En la madrugada del 29 de febrero, un artefacto compuesto por entre dos y tres kilos de explosivo estalló en la puerta de entrada a la "Casa del pueblo", la sede del PSE-EE, en la localidad vizcaína de Derio, sin causar víctimas.

El 7 de marzo, dos días antes de las elecciones, el ex concejal socialista en Arrasate-Mondragón Isaías Carrasco fue asesinado a tiros en esta localidad guipuzcoana por un pistolero de ETA.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial