AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 6 Abril 2008

¿Qué es eso de la lengua vehicular?
Álvaro Vermoet Hidalgo Libertad Digital 6 Abril 2008

La dictadura blanca que impuso la LOGSE a los profesores, denunciada por gente como Mercedes Rosúa (“Las clientelas de la utopía”), Alicia Delibes (“La Gran Estafa”) o Mercedes Ruiz Paz (“La Secta Pedagógica”), se dedicó, entre otras cosas, a inventarse nuevos nombres para todo, enrevesados conceptos que parecían convertir al maestro en un ignorante en pedagogía moderna, retrógrado e incapaz educar a un niño sin aplastar su personalidad.

Entre esos conceptos, destaca el de “lengua vehicular”, que es como se dice finamente imponer una lengua y perseguir a la otra en las comunidades donde gobierna el nacionalismo. Esperanza Aguirre, siendo Ministra de Educación, fue la primera en denunciar unas instrucciones de la Generalidad de Cataluña que establecían el catalán como lengua vehicular. No sólo la avalaban hechos como que los catalanes debían tener derecho a estudiar en su lengua materna fueran castellano o catalanohablantes, sino la propia Ley de Política Lingüística de Cataluña, que reconocía el derecho de los padres a elegir en qué lengua, castellano o catalán, debían cursar sus hijos la educación primaria. Años después, el TSJC dio la razón a la ya ex Ministra.

El PP no hizo caso a la advertencia de Aguirre y calló mientras el modelo proliferaba en la Galicia de Fraga y en la Valencia de Camps. La situación era distinta en el País Vasco porque el euskera batua era una síntesis artificial de distintos vascuences creada hacía pocos años y, por tanto, no podía sustituir al castellano ni tan siquiera en los círculos más próximos al nacionalismo étnico-territorial del PNV. Pero tras años de gobiernos nacionalistas en el País Vasco y tras años de inacción del Estado (con el PP y con el PSOE) allí donde la educación era instrumentalizada por los nacionalistas, le toca ya al País Vasco aquello de la “lengua vehicular”. Mientras, Esperanza Aguirre sigue defendiendo la libertad lingüística y, ahora, como Presidenta de la Comunidad de Madrid, ofrece a los catalanes que viven en Madrid un colegio en catalán.
El intervencionismo del Estado es, de nuevo, una barrera a la libertad de los padres. El miedo de los colegios vascos a perder las subvenciones gubernamentales pesa más que la evidente demanda de los padres de una educación en castellano, exactamente como ha pasado en Cataluña con la educación concertada.

Parece que nada ni nadie impedirá al Gobierno vasco implantar los nuevos currículos de Primaria, Secundaria y Bachillerato, con el euskera como lengua vehicular (o sea, única permitida). No hará nada el PSOE, máxime mientras tenga como Directora General de Alta Inspección a una ardiente admiradora de la inmersión lingüística, pero sí debemos reivindicar a quien es alternativa de Gobierno, al PP, que ponga fin a la utilización nacionalista de la educación y de la lengua. ¿Cómo? Devolviendo a las familias el dinero para elegir en qué colegio y en qué idioma estudiar, aquel instrumento cuyo nombre aún no ha podido cambiar la LOGSE: el cheque escolar.

La política lingüística, a debate incluso en el BNG
FERNANDO GONZÁLEZ MACÍAS La Opinión 6 Abril 2008

Parece mentira, pero resulta que la política lingüística es de los aspectos en los que actualmente más diferencias existen entre las distintas sensibilidades que conviven en el interior del Bloque y, sobre todo, que más distancian a los nacionalistas que tienen responsabilidades en el gobierno autonómico del resto de sus compañeros, incluso de aquellos que ocupan cargos representativos.

Quintana, sobre todo cuando actúa como Vicepresidente de la Xunta, formula un discurso tan moderado que sintoniza plenamente con la postura de Touriño y que casi podría suscribir el PP, al menos el sector galleguista o el mismísimo Manuel Fraga de los tiempos de la teoría de la autoidentificación. Es preciso que la lengua galaica vaya ganando espacio, pero nada de imposiciones. Hay que conquistar nuevos hablantes por la vía de hacer que amen el gallego y lo sientan como algo suyo, no como una obligación. Es cuestión, dice don Anxo, de que las nuevas generaciones descubran desde sus más tiernos años la posibilidad de emplear la lengua de sus padres, de sus abuelos, con la naturalidad con la que ellos lo hacen. De ahí el papel de las galescolas y de la galleguización de las primeras etapas escolares.

Pero frente a tan razonables planteamientos, están los otros, los nacionalistas más recalcitrantes (ellos dirán que más consecuentes), que desde la estructura orgánica del Benegá. Esos que desde el Parlamento o desde la Mesa pola Normalización Lingüística proponen cada día nuevas medidas o lanzan campañas de defensa de los derechos de los gallegoparlantes que, llevadas al límite, pueden coartar la libertad de quienes desean vivir en castellano, porque es su lengua materna, la única que conocen, o porque actitudes intransigentes de sus profesores o del entorno en el que viven generaron en ellos cierto rechazo a la lengua de Rosalía.

En rigor, y a la vista del comportamiento de la inmensa mayoría de nuestros jóvenes y niños, nadie puede discutir que el gallego corre un serio peligro como idioma vivo y hasta cada vez más cerca de acompañar al latín o al griego en el panteón de las lenguas. Y es una paradoja que esa amenaza coincida con la etapa en la que mayores espacios ocupa en la enseñanza, en la vida pública, en la cultura y en los medios de comunicación. Algo no se debe estar haciendo bien, piensan desconcertados muchos sectores de los que más lucharon en defensa de la lengua gallega. Y reclaman a la actual clase política un debate abierto, amplio y desapasionado que desemboque en un consenso de verdad, no de boquilla, entre todos, sobre lo que hay que hacer o dejar de hacer para asegurar la pervivencia del gallego mil primaveras más.

No es tanto cuestión de que se cumpla la legalidad vigente, como si con eso estuviera todo resuelto, sino de ver si ese marco legal, incluso aplicado con el rigor que ahora se aplica frente a la laxitud de antes, no estará produciendo efectos contrarios a los buscados. Hasta en el seno del Bloque ha surgido esa nada bizantina discusión, quién lo diría.
FERNANDOMACIAS@TERRA.ES

Euskoaburrimiento
JON JUARISTI ABC 6 Abril 2008

SUCEDE cada vez que me desmadro y la emprendo a porrazos dialécticos con la Vasconia de mis entretelas. Me llueven, en estos casos, las llamadas de los amigos que aún me quedan por allí (que no son muchos, como es lógico). Desde hace dos semanas, no para el goteo. Algunos me remiten a un blog de larga singladura antinacionalista, donde uno de los habituales -probablemente joven e inexperto- me niega a mí y, de paso, a los doscientos mil vascos que han emigrado en los últimos veinte años, el derecho a pronunciarnos sobre el país que cobardemente abandonamos.

Cierto: huir de la quema no fue una temeridad por mi parte, aunque, para dar lecciones de heroísmo, hay que haber saltado alguna vez sobre el parapeto del nick, cosa que nuestro valiente detractor se resiste a hacer (sentados ante el ordenador, todos aniquilamos comandos terroristas con la tecla). Y además, el argumento es una bobada. Uno no escribe sobre la Euskadi tibetana del Comité Olímpico Internacional por motivos de amor, sino porque la gangrena etarra repercute en la salud pública de Alcobendas, donde vine a ocultar mi vergonzosa cobardía. Si Euskadi fuera una nación aparte -la Cuba del Cantábrico que quería la ETA fundacional, o la Kosovo de los Pirineos, como parecen soñarla los nacionalistas actuales-, podríamos despreocuparnos de su gradual extinción (salvo que la sangre comenzara a salpicar los alrededores). Pero como no es así y como ETA sigue matando españoles en nombre del proyecto nacionalista llamado Euskadi o Euskal Herria, lo mismo da, los fugitivos de ayer, hoy vecinos de Alcobendas o de Barbate, podemos seguir mostrando un razonable desacuerdo con esas manifestaciones de la cultura vasca.

Otro amigo y colega, amén de vasco y socialista, aunque con culposa residencia en la Comunidad de Madrid, me reprocha -muy amablemente, eso sí- que lo vea todo negro precisamente ahora, después de que Patxi López haya barrido en las pasadas elecciones del nueve de marzo. O sea, me pide que no les amargue la fiesta y que dé esta vez a los suyos un voto de confianza. No será, efectivamente, porque Patxi López no se lo haya merecido. O Eguiguren. O Rodolfo Ares. O el mismo Rodríguez, el político más popular de Europa. Todos ellos han hecho lo posible y lo imposible para que los doscientos mil cobardes de la diáspora les firmemos un cheque en blanco. Y me lo pensaría, de verdad, si no recordara que en otra ocasión también fue el PSE el partido más votado en la Comunidad Autónoma, y que se comportó entonces con menos sentido de responsabilidad del que habría tenido, en su caso, la Peña Filatélica de Aravaca.

Finalmente, un pariente de los que todavía no me ha retirado el apellido observa que me equivoco, porque la mayoría de los vascos se ha aburrido del nacionalismo. Tiene su parte de razón. Probablemente el paisito donde feliz nací sea hoy la zona más aburrida del planeta. El euskoaburrimiento amenaza con provocar, a medio plazo, más muertes (por suicidio) que ETA o el tabaquismo. Sin embargo, hay un problema. Los nacionalistas no se aburren. Lo que a los demás nos deprime a ellos los excita. Lo que nos aburre les divierte, lo que nos mata es su indispensable complejo vitamínico. No hay más que ver el numerito municipal de Mondragón para comprobar que todos ellos, los de ANV, los del PNV, los de EA, los de IU, etc., se lo están pasando pipa. Empezando por Egibar, que a los dos meses del asesinato de Miguel Ángel Blanco ya andaba preparando el Pacto de Estella. De Ibarretxe podrán decirse muchas cosas, pero no que se aburra. Incluso la pinta de aburrido incurable de Urkullu es engañosa. Están viviendo, en su delirio, los tiempos más exultantes de la historia de Euskadi, las vísperas sicilianas de la nación vasca. Y yo temo aburrir a mis lectores repitiéndoles lo archisabido: que el nacionalismo vasco siempre pierde para ganar, porque el nacionalismo vasco no es el organismo, sino la enfermedad. Crónica, por cierto.

Cantos de sirena para Rajoy
Esperamos que esta vez los líderes del PP antepongan los intereses de su partido y de sus votantes a la aparente comodidad personal que les puedan ofrecer el PSOE y sus medios afines
EDITORIAL Libertad Digital  6 Abril 2008

Coincidiendo con el descontento que el nombramiento de Soraya Saenz de Santamaría como portavoz del PP en el Congreso de los Diputados ha provocado en amplios sectores de ese partido, el PSOE opta por una de sus tácticas favoritas, los cantos de sirena de la falsa cooperación y el diálogo engañoso. Es normal que un partido político aproveche un momento de crisis, tensión o simplemente reorganización en el seno de sus rivales para sacar provecho de la situación intentando atraerse a sus contrincantes más débiles. En estos casos, los dirigentes de la formación política interpelada deben mantener la necesaria fidelidad a los principios que dicen defender y evitar hacerle el juego a su auténtico competidor.

Uno de los pilares sobre los que se sustenta la democracia representativa es el consenso entre los principales partidos en torno a una serie de valores básicos que aseguren la continuidad del sujeto político, en este caso la Nación española y el pueblo español, tal y como establecen el Preámbulo y el artículo 1 de la Constitución. Sin embargo, más importante que las formas es la lealtad a los principios del sistema, es decir, el Estado de Derecho y el imperio de la ley, nociones que el PSOE ha despreciado no pocas veces, especialmente en los últimos años.

Por tanto, poco valen ahora las palabras de José Blanco a propósito de la “predisposición positiva” del PP tras los cambios de Rajoy. Mucho mejor sería que los socialistas adoptasen un talante respetuoso con las instituciones, comenzando con el Poder Judicial, en cuya independencia nunca han creído. También les vendría bien tomar nota de las palabras pronunicadas ayer por Ana Iribar, viuda de Gregorio Ordóñez, y mostrar firmeza ante los nacionalistas, que a fecha de hoy siguen sin tomar las medidas necesarias para que los proetarras dejen de burlarse de la democracia y de amenazar a los pacíficos. Es el PSOE que debe mover ficha y probar al PP y a la ciudadanía que está dispuesto a llegar a acuerdos que redunden en el fortalecimiento de la igualdad ante la ley de los españoles y de la división de poderes y funciones. De no ser así, estaríamos asistiendo a la escenificación de un nuevo engaño a fin de crear divisiones internas en el PP y de paso consolidar el poder a expensas del contrario.

Por desgracia, la táctica del “engaña, divide y vencerás” socialista ha sido bastante exitosa a la hora de desactivar al adversario y así ganar tiempo para poner en práctica medidas dañinas para todos, y muy en especial para las posibilidades de la oposición a la hora de llevar a cabo un control efectivo del Gobierno. Esperamos que esta vez los líderes del PP antepongan los intereses de su partido y de sus votantes a la aparente comodidad personal que les puedan ofrecer el PSOE y sus medios afines. Asimismo, confiamos en que no pierdan de vista que su principal responsabilidad es el marcaje continuo al Ejecutivo, sobre todo en cuestiones que afectan a la calidad de la democracia española.

A las buenas palabras de Blanco, por otra parte vacías de contenido mientras no se traduzcan en propuestas concretas y creíbles, Rajoy y Saenz de Santamaría deben responder con firmeza y claridad, y además exigir al PSOE que indique con hechos si es verdad que quiere gobernar de otra manera o más bien hacer eso a que nos tiene acostumbrados: mentir para dividir. No más entregas a un PSOE maestro de la doblez y la impostura por parte de un PP inseguro y acomplejado. Lealtad y verdad, no trapos calientes.

Zapatero, el borde, el precipicio y la multimendacidad.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 6 Abril 2008

Estos socialistas progres rojos solidarios promusulmanes y solidarios multiculturales están tan acostumbrados a hacer de nuestra capa su sayo sin el menor remordimiento solidario y con el convencimiento de que todo lo que hacen lo hacen por el bien de la sociedad cuando no de la humanidad toda que cuentan sus barbaridades aberrantes como quien narra su última buena obra Hoy El País le da cancha al delegado negociador nombrado por Zapatero para encamarse por poderes con ETA, el señor Eguiguren, y ni corto ni perezoso reconoce este hombre que nos mintieron, cosa ya asumida por el mismo Zapatero, que propusieron a ETA concesiones políticas, que negociaron con ETA antes de la tregua cuando incluso hoy dice que no negociaban con ETA. En fín que llega a decir, y así lo resaltan los grandes periodistas de PRISA en su titular en primera dominical que “El gobierno llegó al borde del precipicio en el proceso con ETA”. Lo dice y se queda tan pancho porque lo hicieron por nuestro bien.

Al emplear Eguiguren la metáfora del precipicio y no explicárnosla debo entender que estuvieron dispuestos a lo inconcebible con tal de que ETA renunciase a lo suyo y que lo inoncebible es eso que concebimos que consideran inconcebible, simple y llanamente la alta traición. Que tengamos unos políticos como Zapatero que nos lleva al precipicio con esa alegría solo significa que tenemos que decirle a Zapatero que si quiere tirarse por el precipicio que lo haga el solo o cogido de la mano de Rubalcaba.

En el artículo dominical de El País, Eguiguren demuestra que Zapatero, Rubalcaba, de la Vega, Blanco y los demas prebostes socialistas nos mintieron a mansalva. Por ejemplo dice

“Teníamos dos alternativas: esperar, con la casi seguridad de que se rompía, o hacer algo para que arrancara. Entonces decidimos iniciar conversaciones políticas con Batasuna e incorporar al PNV. Fue una decisión polémica. Pero mostrábamos al mundo abertzale que el proceso iba en serio, que si ETA dejaba las armas, los partidos decidirían el futuro vasco”

Está declarado por todos los que tienen que hacerlo, Tribunal Supremo incluido, que Batasuna es ETA y todos hemos oido a nuestros socialistas pacificadores que jamás han negociado políticamente con ETA, pero hete aquí que la voz de Zapatero ante ETA nos dice que negociaron políticamente con ETA – Batasuna y tranquilos que nadie, ni siquiera Rajoy pedirá responsabilidades por eso que es pura y mera alta traición.

Dice Zapatero por medio de su voz que volveran a negociar con ETA con las mismas condiciones que la vez anterior. A pesar de decir que han escarmentado realmente están deseando hacernos ver que no han escarmentado y proponen esto para volver a la cama con ETA:

“El Gobierno, los partidos y la sociedad han escarmentado. Hay una premisa y es que el adiós a las armas de ETA debe ser definitivo”

Miente este hombre y encima nos explica que ha mentido en la respuesta a una pregunta del periodista.

P. ¿Hubo diálogo previo con ETA para propiciar la tregua?
R. Diálogo con ETA, como tal, no hubo hasta después de la tregua. Lo que hubo antes fueron contactos sobre el método para propiciarla.

Dice en resumen que no hubo diálogo con ETA pero si hubieron contactos con ETA antes de la tregua, en aquellos momentos que nos decían una y otra vez que no estaban en contactos con ETA. Y es que durante un contacto no se dialoga ni se habla.

En fin, que no sabemos que nos ha querido decir Zapatero via Eguiguren sobre eso de que nos llevó al borde del precipicio salvo que significa que tenemos que echarnos a temblar y a reclamar que se le juzgue por posible alta traición. Es lo menos.

Triple fraude en el Congreso
Editorial ABC 6 Abril 2008

LOS partidos están a punto de dar otra vuelta de tuerca al reglamento del Congreso para estrangular su espíritu, despreciar el buen uso del dinero público e, incluso, defraudar a sus votantes. Las normas de constitución de la propia Cámara, aprobadas en su día por todas las fuerzas políticas, exigen a las mismas tener un mínimo de quince diputados para tener grupo parlamentario. Como segunda alternativa, se requiere que cuenten con cinco escaños y «al menos, el quince por ciento de los votos correspondientes a las circunscripciones en que hubieren presentado candidatura o el cinco por ciento de los emitidos en el conjunto de la Nación». Izquierda Unida, ICV, ERC y BNG no cumplen ningún requisito legal para tener grupo parlamentario propio, aunque -«hecha la ley, hecha la trampa»- estén dispuestos a sumar votos y porcentajes para montarse a costa del presupuesto un Grupo Mixto bis para los tres primeros por medio del «préstamo» de los dos parlamentarios del Bloque, que luego, después del verano, se irán al Grupo Mixto verdadero. Así habrán logrado todos multiplicar por dos o por cuatro el presupuesto y el tiempo de intervención en los debates que le habían otorgado las urnas por voluntad de los ciudadanos. Aunque a Rodríguez Zapatero le convenga tener contentos a sus aliados nacionalistas y de izquierdas más fijos de la pasada legislatura porque en ésta también los necesitará, no debe suplir con trampas las consecuencias de un hecho decidido por los votantes cuando prefieren de forma tan mayoritaria apoyar a los dos grandes partidos de ámbito nacional -PSOE y PP sumaron el 84 por ciento de los votos en las últimas elecciones- y respaldar, cada vez a más distancia, a sólo dos grupos nacionalistas: CiU y PNV.

La generosidad de nuestra peculiar ley electoral otorga representación parlamentaria a partidos que no llegan al uno por ciento del cómputo nacional, pero retorcer los reglamentos para inventarse grupos parlamentarios de cinco diputados y tres partidos es un fraude además de una frivolidad. En Galicia, por ejemplo, compitió IU con el BNG. Si se iban a unir, los votantes tenían derecho a saberlo. ¿Por qué no se presentaron a los comicios en coalición? Presupuesto aparte, equiparar luego en los debates el tiempo de intervención de todos los grupos por igual le puede venir muy bien al Gobierno y mal a la única oposición que aspira al relevo en el poder, pero además es un fraude a la propia vida parlamentaria. El presidente del Congreso, José Bono, no debe arreglar con trampas los problemas de estabilidad de Zapatero ni los de supervivencia de todos los grupos de izquierda, por muy nacionalistas que sean. El invento de los grupos mixtos es un fraude al reglamento del Congreso, al contribuyente y al conjunto de los votantes.

COMPARA A ITZÍAR LAMARAIN CON SU HERMANO GREGORIO
Consuelo Ordóñez llama al PSE "indigno" por su actuación en el último pleno en Mondragón
Tras el valiente discurso de la viuda de Gregorio Ordóñez en el Parlamento vasco, donde denunció la "cobardía" e "hipocresía" del ausente Ibarretxe, la hermana del concejal asesinado, Consuelo Ordóñez, ha mostrado su admiración por las palabras de su cuñada. Le pareció, según ha explicado en la Cope, estar escuchando a su hermano. También ha hablado del PSE: su actuación en el último pleno en Mondragón, en el que dejó sola a Itzíar Lamarain, le parece "indigna".
Libertad Digital 6 Abril 2008

En una entrevista en La Mañana del Fin de Semana, de la Cadena Cope, Consuelo Ordóñez se ha referido al discurso de Ana Iríbar repleto de duros reproches contra el PNV y su actitud frente a ETA. Según ha explicado, al escucharla, le pareció estar escuchando otra vez al concejal asesinado hace ahora trece años. Ordóñez, presente también en el homenaje, indicó que "era necesaria" su asistencia pero no supuso un trago agradable.

Consuelo Ordóñez ha hablado también del PSE y de la situación en Mondragón. La actuación de los socialistas, que se ausentaron del último pleno en el consistorio, le pareció "una barbaridad" y una "indignidad". "Menos mal que yo soy por lo menos familiar de Gregorio y sé que los compañeros de Gregorio no nos han hecho nada, nada parecido ni similar", añadió en alusión a los miembros del PP vasco.

Ordóñez resaltó que los concejales esgrimieron su "hartazgo" para no asistir al pleno, que debatía una moción presentada por la popular Icíar Lamarain para condenar el último comunicado de ETA y que finalmente no salió adelante, en parte, por la ausencia de los concejales socialistas. Para la hermana de la víctima de ETA, "es una vergüenza" que los compañeros de Isaías Carrasco digan que están hartos al mes de su asesinato para explicar su ausencia de la reunión del consistorio.

También se refirió a Itziar Lamarain para elogiar su papel en la localidad vasca. "Desde aquí, nuestro apoyo. Eso es un concejal, eso es una persona que está defendiendo al más puro estilo que defendía mi hermano los principios de dignidad y democracia", indicó.

La viuda de Gregorio Ordóñez
Pedro de Hoyos Periodista Digital 6 Abril 2008

El Parlamento de Vitoria, la Cámara de representantes vascos, acaba de celebrar un sencillo homenaje a Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA hace ahora trece años. Se colocó una sencilla placa y se pronunciaron unas palabras en elemental recuerdo. De todo lo que allí se dijo y se hizo lo más reproducido por los medios han sido las palabras pronunciadas por Ana Iribar, precoz viuda del que iba camino de ser un duro batallador por la españolidad del País Vasco, dirigidas tanto hacia el lehendakari como al propio Parlamento vasco, palabras muy duras y enérgicas. Por cierto, quién salió ganando una vez “eliminado” Gregorio Ordóñez?

No quiero ser yo quien insista en repetir expresiones que otros más acertados han glosado previamente, mi intención es, antes al contrario, insistir en otras que pasan más desapercibidas siendo mucho mayor su valor en la actualidad. Porque Ana Iribar no se quedó en lamentar que hayan tenido que pasar trece años, ¡trece!, para que por fin alguien se decidiera a honrar a su esposo.

“Esta placa sólo tendrá sentido cuando el PNV rompa con quienes encubren, alientan y participan, bajo las siglas que sean, de los objetivos políticos de ETA y por consiguiente, de tiro en la nuca”. Y ahí les escoció, también ahí, a los nacionalistas vascos asistentes al acto. Si te recuerdan que tú recoges las nueces que caen del árbol que otros agitan, duele, escuece y hasta dejas de aplaudir a quien lo manifiesta tan alto, tan claro y tan contundentemente.

Y es que en ésas está el PNV, encendiendo una vela al constitucionalismo en las Cortes de todos en Madrid cuando le interesa, y permitiendo al mismo tiempo que “quienes encubren, alientan y participan, bajo las siglas que sean, de los objetivos políticos de ETA y por consiguiente, de tiro en la nuca” dirijan ayuntamientos tan ilustres como el de Mondragón. El PNV siempre ha sido hábil para saber dónde y cuándo mostrar cada una de estas dos caras que le son propias sin que nadie le haya sabido echar en cara tamaña estúpida doble personalidad.

Con ETA es prácticamente imposible acabar sólo policialmente, es necesaria una labor social y política, y ésa es la fase en la que el PNV no quiere entrar, no le interesa.

Por qué al PNV que ampara protege y apoya a estos filoterroristas se le sigue considerando democrático es un misterio insondable. Por qué al PNV que en Madrid se sienta en la mesa principal del Congreso de Diputados e interviene, a veces decisivamente, en asuntos de todos los demás partidos no le cobran este déficit democrático sigue siendo un absurdo inabarcable.

La labor pedagógica de los demócratas tiene aquí un campo de acción todavía por iniciar; señalar y apartar a quienes no sirven a la Democracia sino a sus enemigos es una labor que los ciudadanos esperamos con anhelo.

Interior
Los padres vascos llevarán a la Conferencia de Presidentes la imposición del euskera
Madrid La Razón  6 Abril 2008

La Plataforma por la Libertad Lingüística mantendrá durante las próximas semanas contactos con los responsables educativos de las distintas comunidades autónomas con el fin de que la defensa del derecho de los padres a escolarizar a sus hijos en cualquiera de las lenguas oficiales esté presente en las próximas Conferencia Sectorial de Educación y Conferencia de Presidentes Autonómicos.

El portavoz de esta asociación, Pablo Gay-Pobes, mantuvo ayer una reunión con el grupo parlamentario del PNV para presentar sus planteamientos e intercambiar pareceres. Esta reunión, presidida por un ambiente «cordial», pone punto final a la ronda de entrevista que la plataforma inició hace varias semanas con los grupos parlamentarios y representantes del Departamento de Educación. «Los socialistas y los populares han sido muy receptivos a nuestros planteamientos, y también el PNV en las formas, mientras que con EA y el Departamento de Educación el encuentro fue sumamente tenso», reconoció. Gay-Pobes subrayó que están todavía a la espera de que les reciba el lendakari.

El portavoz de la asociación explicó que pidieron oficialmente el pasado 26 de febrero una reunión con Ibarretxe sin que hasta el momento hayan recibido una contestación o la propuesta de una fecha para la reunión, y aseguró que si en dos semanas continúan sin tener noticias considerarán que no quiere recibirles. La Plataforma por la Libertad Lingüística, que agrupa a 2.100 padres, ha pedido por esta razón al grupo parlamentario del PNV que interceda para que les reciba el presidente vasco. «Nos han dicho que será por problemas de agenda –añadió–, pero ya decimos que si en quince días no tenemos nuevas noticias al respecto los que vamos a tener problemas de agenda vamos a ser nosotros», informa Vasco Press.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial