AGLI

Recortes de Prensa    Jueves 10 Abril 2008

Debate con Rosa Díez
Lejos de ZP la funesta manía de pensar
José García Domínguez Libertad Digital 10 Abril 2008

Ha leído tan poco, si es que alguna vez en su vida ha sostenido un libro entre las manos. Es tan flojito, tan ágrafo, tan ignorante, tan previsible siempre que corre a parapetarse tras el más común de lugares comunes con tal de intentar salir del paso. Es tan agotador refutar sus perogrulladas de colegial absentista y zascandil, sabiendo de antemano que de nada servirá el empeño. Es tan hijo de su tiempo.

En el debate de investidura, cuando la jefa moral de la oposición le recordó que España es el único país del mundo donde se persigue por ley al español, volvió a demostrarnos cuál es la exacta medida de su talla intelectual. Y es que al pobre no se le ocurrió otra gansada para justificar lo injustificable que balbucear algo sobre las "lenguas propias con historia". Al parecer, Zapatero se refería a uno, y sólo a uno, de los dos idiomas catalanes. Vaya usted, pues, a explicarle que el castellano es una de las lenguas propias de Cataluña, exactamente, desde el 15 de febrero de 1412, cuando alojado en las regias gargantas de los Trastámara consiguió sentarse en el trono de Aragón, convirtiéndose desde entonces en el idioma de la corte. Y después cuéntele que, ya desde principios del siglo XVII, su conocimiento se había extendido a prácticamente toda la población de Cataluña. Pero vaya a contárselo con paciencia: despacito, esdrujulizando y con el auxilio de un pizarrín. Porque en este asunto a Zapatero le sucede lo mismo que a Montilla: los dos andan convencidos de que el español arribó por primera vez a Barcelona en un vagón de madera del expreso de Andalucía, allá por 1965 como muy tardísimo.

Es tan felizmente inconsciente de la escala cósmica de todas las tonterías que dice, tan instintivamente fiel a aquel viejo lema de la universidad que Felipe V regalara a la muy noble y botiflera villa de Cervera: "Lejos, muy lejos de nosotros la funesta manía de pensar". Es tan... simple como un queso. Sólo a alguien así se le podría ocurrir avalar la mutilación del castellano con el peregrino argumento de que eso ha evitado que surjan "comunidades enfrentadas". Como si este triste rincón del Mediterráneo fuera el único lugar de España, de Europa y del mundo en el que conviven dos lenguas dentro de un mismo territorio. Como si existiese algún otro lugar en España, Europa o el mundo (Québec incluido, por cierto) donde se dé una situación de represión lingüística igual a la que se sufre hoy en Cataluña bajo la inmersión obligatoria.

Es tan la prueba del nueve de que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen.
José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Nueva legislatura
Es hora de resistir
GEES Libertad Digital 10 Abril 2008

El régimen democrático-constitucional y la sociedad abierta parten de un principio básico; el Estado se pone al servicio de los ciudadanos, trata de cubrir las necesidades y las exigencias de una sociedad de la que depende y a la que sirve. Es condición necesaria que el Estado sepa que tiene límites, que no todo le está permitido, y que la sociedad siempre irá más allá de los deseos o intereses de los gobernantes. Cuando éstos se saltan esos límites, cuando dejan de respetar a la sociedad de la que dependen y le pierden el respeto, salimos de los límites democráticos para desembocar en otra cosa; un régimen despótico.

En el caso de Rodríguez Zapatero es justamente al revés. Al principio pudo pasar desapercibido; nadie en la derecha atendió demasiado a lo que se creía un "presidente por accidente". Durante la pasada legislatura, pudimos aprender a golpe de experiencia. Hoy no puede caber duda de que tiene un proyecto real para cambiar la sociedad española en todos sus aspectos (ideológico, cultural, moral, educativo).

El discurso de investidura y las respuestas a los distintos grupos muestran hasta qué punto en esta legislatura va a profundizar en este proyecto. Más allá de llamadas a la unidad, al consenso y al diálogo, un hecho es fundamental. Y es que de sus palabras se desprendieron propuestas democráticamente intolerables: desde convertir la justicia en un instrumento de la mayoría parlamentaria a su intención de legislar qué contenidos audiovisuales se ajustan a "valores constitucionales" desde su declarada intención de cambiar la mentalidad de los españoles respecto a lo que el considera derechos a su pretensión de excluir a todos aquellos que se le opongan.

Sería un error histórico quedarse en el aspecto formal de su discurso o en los detalles más curiosos o calamitosos de su propuesta. Nadie en la derecha debería perder de vista que estamos asistiendo a un cambio de régimen en el que Zapatero se encuentra más cómodo con aquellos grupos que aspiran a superar la Constitución de 1978, y que jamás han creído en el régimen constitucional-pluralista. Si todo va como él y los suyos tienen previsto, el régimen político español dentro de diez años no tendrá nada que ver con el que conocemos en España y en los países de nuestro entorno.

Es hora de resistirse, de no resignarse y de entender qué es lo fundamental de lo que está en juego. Del discurso de ayer y de las intervenciones posteriores de Zapatero se desprende un hecho preocupante: En el régimen que tiene en mente no caben ni liberales, ni conservadores, ni libertarios ni neoconservadores. No será una legislatura normal, porque el inquilino de La Moncloa no tiene un proyecto normal. No democráticamente normal.

Desde un punto de vista histórico, entretenerse en querellas ideológicas internas parece una irresponsabilidad que puede costar caro a toda la derecha, sin excepción. Es hora de no resignarse, de resistir y de plantar cara en una legislatura que va a traer consigo un vendaval liberticida del que no se va a librar nadie, ni siquiera quienes creen que leer y creerse lo que les dice El País es un salvoconducto para lo que se nos viene encima. En estos cuatro años toca resistir y pensar en la ofensiva política e intelectual. Que por otra forma es la mejor forma de defenderse.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

La marioneta de Gallardón y otros espectáculos
EDITORIAL Libertad Digital 10 Abril 2008

Ver para creer. Después del largo, lacerante y bochornoso espectáculo que supuso la pretensión de Gallardón de encabezar junto a Rajoy las listas del PP por Madrid, sin tener para ello ni el apoyo del líder ni el de las bases del partido, sale ahora su subordinado, Manuel Cobo, acusando a Esperanza Aguirre de "montar un espectáculo" por algo que no ha sido sino un espléndido discurso en favor de los principios liberales del PP como firme y desacomplejado guión de oposición al gobierno de Zapatero.

Para empezar, si Esperanza Aguirre hubiera presentado su candidatura para presidir el PP, al único espectáculo que asistiríamos sería a un refrescante y estimulante ejercicio de democracia interna al que todo militante del PP tiene derecho. El hecho, sin embargo, es que, al día de hoy, Esperanza Aguirre no ha manifestado su intención de ejercer tal derecho. Como ha replicado con sorna la propia Aguirre, "si se me critica y he dicho que no está en mis planes, ¿qué harán si alguien decide que sí está en sus planes?"

Para "espectáculos" –estos sí– lamentables, aquel que dio Gallardón utilizando a Cobo de testaferro para disputar a Esperanza Aguirre la presidencia del PP de Madrid y que tuvo que ser retirado por el nulo respaldo que le otorgaba la militancia. Para espectáculo, el que vuelve a dar ahora Cobo, también como marioneta, permitiéndose cuestionar los apoyos a Esperanza Aguirre, uno de los dirigentes mejor valorados del partido. Para espectáculo, el que acaba de protagonizar el Ayuntamiento de Madrid, con Gallardón y Cobo a la cabeza, al ceder gratuitamente lo que era un inmueble destinado a la enseñanza de niños con pocos recursos y a promover la dignidad de la mujer española a un instituto que se va a dedicar al fomento del "mundo musulmán".

Para espectáculo, el que están dando en el PP quienes, en lugar de denunciar en mayor medida el viaje radical y la deriva nacionalista de Zapatero, hacen suya la propaganda del adversario diciendo que el PP debe "aparentar" o "viajar" hacia el "centro". Para espectáculo, el que hubiera podido protagonizar Rajoy si el PP se hubiera abstenido a la reelección de Zapatero tras el "No me resigno" de Esperanza Aguirre. Para espectáculo, el que da "Rajoy contra Rajoy", es decir, el que protagoniza el líder del PP cuando desperdicia sus talentos y debilita su liderazgo con sus intermitencias e inducidos perfiles bajos. Para espectáculo, el hecho de que sus espléndidas intervenciones parlamentarias dejen como escalofriante evidencia su error al designar portavoz en el Congreso.

Para espectáculos, los que está ofreciendo parte del PP al barajar la posibilidad de sumarse a un pacto supuestamente antiterrorista que Zapatero ya ha dejado claro que tendrá como socio insustituible e indispensable a la irredenta y principal formación separatista que firmó con ETA el Pacto de Estella. Para espectáculo, el que el PP ofrecería si se creyera que Zapatero –que "dialogó" con ETA antes de la tregua y antes de pedir permiso para hacerlo al parlamento– renunciaría definitivamente a la negociación con ETA por el hecho de derogar un permiso parlamentario que, para colmo, ha dejado claro que no va a derogar.

Para espectáculo, el que dan los que en el PP creen que se puede criticar al socialismo de Zapatero sin criticar –ni siquiera mentar– a los nacionalistas. Para espectáculo, el que supondría que la no entrega de Navarra al nacionalismo o la no celebración del referéndum de Ibarretxe haría admisible un "estatuto" soberanista e inconstitucional en el País Vasco, tal y como el que Zapatero e Ibarretxe pretenden, no tan secretamente, sacar adelante en esta legislatura. Para espectáculo, los que ignoran que el Gobierno social-nacionalista no dejará de excluir al PP si no es para utilizarlo como sumisa comparsa.

Los espectáculos son, en definitiva, tan graves y numerosos que el que menos nos debe ocupar y preocupar es el que ha protagonizado un personaje como Cobo. A no ser, eso sí, que nos sirva para reivindicar el espléndido guión ofrecido por Esperanza Aguirre, más necesario aun después de la no menos espléndida intervención de Rosa Diez ante el Parlamento. Esperemos que el PP no se resigne, porque ciertamente somos muchos los ciudadanos españoles que no lo vamos a hacer en ningún caso, y que optaremos por votar a la formación que tampoco lo haga.

¿Se equivocan los pueblos cuando votan?
Francisco Rubiales Periodista Digital 10 Abril 2008

Los españoles nos merecemos a Zapatero.

Sólo ha transcurrido un mes desde que los españoles votaron y decidieron que Zapatero les gobernara durante cuatro años más. En ese escaso tiempo han ocurrido cosas terribles en España, tan graves que plantean con descaro la pregunta más inquietante del sistema democrático: ¿Se equivocan los pueblos cuando votan?

Algunos creen que "sí" y citan el ejemplo de Adolf Hitler, elegido libremente por los alemanes, pero otros muchos creemos que los pueblos no pueden equivocarse cuando votan en democracia. Si eligieron a Hítler es porque, colectivamente, Alemania se merecía un dirigente como aquel.

El italiano Umberto Eco, uno de los intelectuales más lúcidos y respetados del mundo, cuando se le preguntó recientemente que pasaría si Italia eligiera de nuevo a Silvio Berlusconi, respondió: "Significaría que Italia se merece a Berlusconi".

Luego "España se merece a Zapatero", un dirigente que, al igual que ocurrió durante la pasada legislatura, sigue acumulando estragos en su gobierno, incluso en la etapa en que está "en funciones".

Desde las elecciones del 9 de marzo, España ha sido sacudida por un escándalo tras otro, todos productos del mal gobierno y de la incapacidad de una clase política fracasada: el indecente y rastrero ofrecimiento a ETA de Navarra por parte de los negociadores de Zapatero, revelado hoy mismo por el diario "El Mundo"; el caso del asesino de la niña Mary Luz, en libertad, pese a estar condenado, por dejadez y errores de una Justicia española que está en la UVI; el caso del terrorista "grapo" Marcos Martín, puesto en libertad a pesar de haber asesinado a un policía, también por impericia judicial, sin que al ministro de Justicia se le ocurre dimitir; el caso de una banda de ladrones violentos albano-kosovares, detenida por la policía y puesta en libertad por los jueces, con el resultado de veinte nuevos robos en polígonos industriales de Madrid; el caso de la sed de agua en Barcelona y el ridículo debate sobre cómo traer agua, del Segre, en barco desde Alemería, donde llueve cinco veces menos que en Barcelona o en tren, como en el Oeste americano; el fraude de ley que representa que un partido, en este caso el PSOE, ceda senadores propios a otro partido, sólo para que se consigan más ventajas y financiación, traicionando así, con despótica desfachatez, la voluntad política de los ciudadanos votantes; el escándalo de la soledad de Zapatero en la cumbre de la OTAN de Bucarest, terrible imagen de soledad y aislamiento captada por la cámara, que refleja la caída en picado del prestigio internacional de España y la ineptitud y acomplejada torpeza de su máximo dirigente para relacionarse con sus colegas internacionales...

Con toda seguridad, en pura ortodoxia democrática, los ciudadanos españoles no nos hemos equivocado al elegir a Zapatero. Es lícito que algunos piensen, incluso, que Zapatero era la mejor opción. Lo que sí está claro es que, como afirma Umberto Eco, "los españoles nos merecemos a Zapatero".

Voto en Blanco

Cuestión de confianza
Vicente A.C.M. Periodista Digital 10 Abril 2008

No puedo dar crédito a las declaraciones de un Mariano Rajoy que parece haberse transmutado desde la noche en que perdió las elecciones. Su cambio de discurso me está dejando perplejo y creo que a muchos de los que le votamos en la creencia de que efectivamente iba a defender con la misma fuerza lo que defendió en la pasada legislatura. Pues nos hemos equivocado.

El giro radical del Sr. Rajoy hacia no se sabe muy bien qué posición pretendidamente centrista, no va a convencer a nadie salvo a aquellos que ya intentaron echarle y tomar el mando, como el Sr. Gallardón, que por fin verá sus aspiraciones colmadas. Le bastará con esperar un año o dos para hacer valer su irrenunciable vocación de tomar el relevo a Rajoy. Porque para centrista, ya se ha postulado él desde hace tiempo.
El cambio de discurso, la designación de Dª Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz, el arrinconamiento del pensamiento liberal, es la prueba del triunfo de unas posturas acomplejadas disfrazadas de dialogantes y ,como decía D.Manuel Fraga, “La leal oposición”. Una Leal oposición que de seguir por ese camino, lo seguirá siendo durante muchas más legislaturas.

La política es el arte de mentir, pero aún así, todavía existen quienes anteponen sus creencias y sus valores a cualquier apaño. Pero en el caso de D. Mariano, parece que la inspiración de aquella noche le llegó en forma de “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. No puede explicarse el hecho de que ahora en la lucha anti terrorista no sea exigible un pacto escrito, con el mismo grado de legalidad y legitimidad que el permiso que obtuvo el Sr. Zapatero para dialogar con ETA en el Congreso y que se niega rotundamente a anular.

Donde antes decía con toda la razón D. Mariano Rajoy que Zapatero mentía, ahora le basta su palabra, a la que hasta ayer no le concedía ninguna credibilidad. ¿Qué ha cambiado en estas horas?. Nada, salvo esa transmutación de Rajoy, que la izquierda aplaude al ver como la oposición se está diluyendo como un azucarillo en el agua.Es triste ver como un partido con casi un millón de afiliados, con más de diez millones de votos, se deja vencer finalmente por los complejos que el PSOE y otros le han repetido machaconamente para anularlo. La auto crítica no puede ser reconocer que uno no es lo que sí es. El síndrome de Estocolmo se ha apoderado de Rajoy y se ha convencido de que debe pedir perdón por ser de derechas. Sí “derechas”. Lo de Centro Reformista fue una idea del Sr. Suárez para una transición.

Este no es el PP al que yo voté el día 9. Si aún existe algo de independencia política, deberán salir sin ambigüedades las voces discrepantes y plantar batalla real a quienes quieren adormecer a la oposición y ser un satélite a disposición de un Gobierno que no ofrece nada a cambio, ni piensa modificar su estrategia de concesiones a los nacionalismos separatistas. Los que mantenemos un pensamiento liberal no podemos asistir impasibles a este giro obligado. La unidad es algo deseable, pero siempre deben prevalecer las convicciones. Que D. Mariano siga su camino, pero que no cuente con un apoyo incondicional y menos, callado.Es cuestión de confianza D. Mariano y yo la estoy perdiendo con usted.

El PP se puede llevar una sorpresa con Rosa Díez
Pedro Fernández Barbadillo Periodista Digital 10 Abril 2008

El único discurso que tenía interés en oír en el debate de investidura era el de Rosa Díez, y no me defraudó.

Rosa Díez pronunció verdades como puños y recurrió al sentido común en su discurso. Desde la aprobación de la Constitución, no se habían oído en la Cámara palabras como las suyas en contra de la locura del Estado de las Autonomías.

No apoyaremos a ningún gobierno que no se plantee, como objetivo prioritario de esta legislatura, impulsar un Pacto de Estado para la Educación y devolver al estado la competencia educativa a través de la reforma de la Constitución. España no puede permitirse diecisiete sistemas educativos divergentes, localistas y ajenos a la enseñanza de lo mucho que nos une a los españoles.
(...) para garantizar la igualdad, defendemos que una serie de materias como la Educación y la Sanidad pasen a ser competencias exclusivas del Estado. Y con ese mismo objetivo de garantizar la igualdad propondremos la revisión del cálculo del Cupo Vasco y de la Aportación Navarra.

Fue una pena que Rosa10 leyese su discurso y llevase un vestido, ejem, original, pero el contenido de sus palabras fue espléndido.

Me cuentan amigos gallegos que el PP de Feijóo y Rajoy puede llevarse una sopresa muy desagradable en las autonómicas gallegas. ¡Si el PP defiende la inmersión lingüística, mejor que se hunda!

¿Puede UPyD acabar convirtiéndose en un partido como fue el CDS en 1986-1989, con sus 19 diputados o la IU de Anguita con 23? Eso dependerá de la orientación de Rajoy. Los votos no son propiedad de nadie.

(CODA: El blog acaba de superar las 700.000 entradas. Gracias a todos por vuestras visitas, incluidos los trolls.)

El País miente, se inventa mociones de censura contra ETA – ANV.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 10 Abril 2008

Algo huele a podrido de nuevo otra vez en la lucha sin pelear contra ETA. Hoy El País publica una inmensa mentira en un articulo que titula “PNV y PSE acuerdan el texto para las mociones de censura de cargos de ANV”. Cualquiera que lea el titular se convence de que Zapatero ha desenvainado su particular Tizona contra ETA y va a acabar con el mando del ANV en los ayuntamientos ya que todos entendemos que una moción de censura, caso de ser aprobada, significa que el cargo contra el que se realiza debe abandonar obligatoriamente sus funciones forzado por dicha moción de censura exitosa. Pero resulta que no es así, resulta que El País miente, y como viene siendo habitual en estos chicos progres de El País dicen una gran mentira en un titular y luego los muy burros explican en el texto del artículo que mienten en el titular. Son geniales en su burricie para hacer estas cosas convencidos de su impunidad y de que la gente lee titulares pero no contenidos de los artículos.

El artículo de El País que como he dicho se titula “PNV y PSE acuerdan el texto para las mociones de censura de cargos de ANV” es lo que de niños denominábamos una mentira cochina. Quieren hacernos creer que Zapatero está combatiendo a ETA con uñas, dientes, espada y lanza, y lo que realmente está haciendo es combatirla con una pluma para hacerle a la ETA cosquillas y a ver si así se convierten en buenos chicos. Lo que realmente han firmado PSE y PNV es un acuerdo para presentar mociones en los ayuntamientos solicitando la dimisión de los tipos del ANV. Eso no es una moción de censura y El País miente al afirmarlo, ahí es nada.

“El PNV y el PSE-EE acordó ayer un texto, que toma como base la propuesta de moción elaborada por el Partido Nacionalista Vasco para solicitar la dimisión de los cargos municipales de Acción Nacionalista Vasca (ANV) que no condenen la violencia etarra.”

A eso llama El País mociones de censura. Mi teoría siempre ha sido la misma, si alguien me miente es porque me quiere engañar y si me engaña es porque algo me quiere ocultar y si me oculta algo ya no es de fiar. Así que si me engañan diciendo que están combatiendo a ETA empleando todo el arsenal legal disponible y lo que realmente hacen es contarles un chiste a los del ANV, porque no deja de ser un chiste pedirle a un etarra que dimita, a mi me indica que ocultan que realmente no están combatiendo a ETA sino todo lo contrario, que andan haciendo cositas a escondidas de momento otra vez.

La sensación de impunidad que se va extendiendo por toda la izquierda progresista solidadaria y multi poli cultural da miedo. El que se crean que tienen el derecho laico divino a mentir cada vez que les conviene da miedo. El que mientan y sean tan soletos diciendo a continuación de la mentira que han mentido y dan las pruebas, da miedo. El País miente y no pasa nada porque mienten por nuestro bien.

Está escrito en la hoja de ruta de Zapatero al infierno, si hay que mentir se miente, si hay que hacer como que se lucha contra ETA se lucha sin pelear mientras se publicita que se pelea y el que diga lo contrario crispa.

Se dice que la verdad nos hará libres, para nuestra desgracia estamos en un país en el que la mentira nos ha convertido en esclavos, satisfechos de serlo pero esclavos.

Debate de investidura
Zapatero vivaespaña
Cristina Losada Libertad Digital 10 Abril 2008

La prueba de que el talón de Aquiles del PSOE zapaterino era y es la cuestión nacional se encuentra en el discurso de investidura de ZP. No en el fondo, que no lo tiene limpio, sino en la forma. Si el candidato compuso el hilo de su perorata con el latiguillo "mi idea de España" y pronunció el nombre de la nación discutida y discutible tantas veces como pudo no fue porque sufriera un repentino ataque de patrioterismo a lo Bono, sino por cubrir ese flanco débil suyo. Para mí que se podía haber ahorrado todo lo demás, a fin de cuentas, perfectamente prescindible, y haber entonado una España interminable como los locutores deportivos cantan los goles.

La entrada de España en el vocabulario zapaterino no es estricta novedad, pues empezó a introducirla hace algún tiempo. Justo cuando se vio obligado a arrinconar la bandera de "la paz" que cubría sus componendas con la ETA. Aquel bombardeo publicitario del "Gobierno de España", que aún persiste a cuenta de nuestros bolsillos, fue sólo el rodaje de la reconversión que culminaba en el discurso. No obstante, causó tal sorpresa que la prensa se entretuvo en contar el número de veces que articulaba el término tabú. Fueron sesenta. Suficientes para que un diario deseoso de contribuir al éxito del truco se inventara un "ribete jacobino".

Los que echaban chiribitas cuando sonaba el himno nacional en las concentraciones contra la negociación con ETA y querían prohibir que se oyera fuera de los actos oficiales están a punto de cantar "Qué viva España" como los turistas en los viejos tiempos. Van a gastarle el nombre. Y van a seguir desgastando a España mientras pronuncian España a cada paso. Desmontarla mientras se la menta a tutiplén es un plan muy cuco. Un plan para el que puede salirle colaboración involuntaria.

Pues resulta que ahora que Zapatero repite España como un loro y que le plagia al PP "la idea de España" ("¡usted no tiene una idea de España!", le reprochaba Rajoy en los debates), hay en la oposición quienes desean emprender un viaje en sentido contrario. Abogan por pegarse al terruño, por defender la taifa, por aproximarse al "nacionalismo moderado", criatura de ficción donde las haya, y, en suma, por meter el discurso nacional en la trituradora. O sea, por dejar que sea el nuevo avatar de ZP quien lo haga.
Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Zapatero sigue en Babia con el diagnóstico económico y su tratamiento
Carmen Tomás elsemanaldigital 10 Abril 2008

El presidente del Gobierno desaprovechó el debate de investidura para contarle a los españoles la verdad sobre la economía. No dijo cómo estamos, ni cómo estaremos, ni cómo solucionarlo.

Se celebró el debate de investidura y el presidente del Gobierno perdió otra gran oportunidad para contar a los españoles la verdad de la situación económica que atravesamos. Qué mejor momento que el inicio de una nueva legislatura para reconocer los errores de cálculo, hacer tabla rasa y dejar de mentir sobre las cifras y las recetas.

Zapatero sin embargo optó por seguir en el negaño masivo a los españoles. Claro que su idea de España se puede compartir. Quién no quiere que su país esté unido, luche contra la pobreza y el cambio climático, que sea próspero y que supere los problemas, que reconozca derechos a hombres y mujeres, que cuente con una administración eficiente al servicio de los ciudadanos.

Me parece una retahíla de buenas intenciones. Todo muy asumible. Los problemas llegan cuando nos ponemos a mirar la realidad de lo que ha hecho, porque Zapatero ya tiene pasado, ya tiene historia. Y esa dice casi en todo lo enunciado lo contrario de lo que predica. España no es más solidaria ni está más unida. Ni mucho menos. Se han abierto brechas por la financiación, por la lengua, por la educación, por la bandera y hasta por el agua de nuestros ríos.

Tampoco dice la verdad Zapatero cuando habla de una España próspera y de justo reparto de la riqueza. Los datos de la OCDE y la realidad no dicen eso. Muy al contrario, según este organismo internacional, en los últimos cuatro años se ha abierto una brecha entre los ricos y los pobres. En los cuatro años de Zapatero, hay en España más ricos que nunca y más pobres que nunca. Mientras, la clase media se ha estrechado y pasa apuros. Hay en este país 18 millones de personas entre trabajadores, parados y pensionistas que ganan menos de 1.000 euros al mes. Y según el discurso de Rajoy pagamos de media cada español en los cuatro años pasados unos 6.000 euros más de impuestos, cuando la promesa era reducir la presión fiscal que soportamos. Esto son datos. Lo demás son milongas de discurso.

Qué decir de los problemas para estudiar castellano en las comunidades con lengua propia o del espectáculo que se está dando por la falta de agua en Barcelona. Zapatero está dispuesto a estudiar trasvasar agua del río francés Ródano a 450 kilómeros de Cataluña y nada dijo sobre otras soluciones, aunque garantiza que no faltará agua. En fin un despropósito que veremos cómo se soluciona en esa zona y en otras.

Muy pocas verdades dijo Zapatero sobre la situación real de la economía española. Volvió a hablar de la fortaleza de la misma, pero aportando lugares comunes y apelando a un supéravit de las cuentas públicas que ya se ha comido si cumple alguna de las promesas electorales. Se empeña en no hacer un buen diagnóstico de la enfermedad y así es muy difícil acertar con la medicina correcta.

A estas alturas que a la crisis le llame desaceleración es casi lo de menos. El problema es que nos siga contando la milonga de que los problemas son coyunturales, un paréntesis pasado el cual -menos de 2 años- todo volverá por arte de magia a ser tan bonito como antes. Volverá el crecimiento y volverá la creación de puestos de trabajo. ¿Cómo? No lo sabemos. No nos lo dijo. No creerá que cuela que la grave situación de la economía se va a arreglar con los 400 euros, el adelanto de la devolución del IVA a las empresas, la renta de emancipación para jovenes o la ampliación de la hipoteca.

Resulta grotesco que además nos cuente que con la obra pública o la inversión en I+D se va a absorber el millonario paro que va a dejar el parón de la construcción y el consumo. Y además se va a cambiar el modelo de crecimiento. El dinero público es la panacea de Zapatero para resolver los problemas y no es así. Es más algunos de los problemas se agravarán, crearán déficit y más tarde o más temprano habrá que pagarlo.

Zapatero, Solbes y todo el Gobierno sabe que las cifras de crecimiento, de ingresos y gastos que contienen los presupuestos en vigor son irreales. No se van a cumplir de ninguna de las maneras. Así que ya nos dirán de dónde van a sacar tanto dinero "pá como destaca".

Para un mejor análisis de la realidad presente y futura cuentan ya con demasiados informes que les marcan el camino. Lo ha hecho el Banco de España (aunque muy parcial), lo ha hecho el FMI, el BBVA y algunos economistas de uno u otro signo. Con un canto en los dientes habría que darse si finalmente la economía española crece este año más allá del 1,5 por ciento. De momento, este primer trimestre de 2008 el crecimiento podría estar en torno al 0,2 por ciento, un 0,8 por ciento en tasa anual. Una crisis de caballo.

No se quiere reconocer y no se ponen las medidas adecuadas. El tiempo, como ha ocurrido ya, pondrá a cada uno en su sitio. Quizás sea demasiado tarde y la inacción del Gobierno nos lleve a algo aún peor. Lo desagradable, lo trágico es que lo pagaremos todos y ya no habrá lugar a las lamentaciones.

La normalización y los muñecos
CELSO FERREIRO La Opinión 10 Abril 2008

Cuando a los partidos políticos se les termina el libreto, o no les queda tarea reinvidicativa, suelen perder el oremus, de tal modo que su deriva alcanza, en ocasiones, ribetes hilarantes. Y es en este capítulo chusco donde debemos instalar la ocurrencia nacionalista de instar a los industriales jugueteros a que fabriquen muñecos parlanchines ¡en gallego! La negativa ha sido contundente, al entender las firmas "el gallego como sinónimo de fracaso comercial"

(El Correo, 29-03-08). Algo parecido ocurre con las publicaciones o ediciones en vernáculo que, pese a contar con jugosas subvenciones, circulan en limitados círculos regionales. Si nos atenemos a los hechos calibraremos mejor la injustificada macroexcursión intelectual a La Habana, cuyo carácter promocional queda en evidencia si registramos ahora la ausencia en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, una de las más importantes del mundo. Ello no será óbice para que la propaganda oficial siga hablándonos de bueyes perdidos, en el afán bloqueiro por avanzar sobre la sociedad con un espíritu sectario que erosiona la libertad. Los genios regionales deberían tener presente que la lengua española es puente, es mercado. Esta simpleza no la entienden, porque nos quieren hacer ver que la lengua no la hablan los ciudadanos, sino el territorio.

En su afán de ejercer el poder hasta el colapso, se lanzan, a la mejor ocasión, contra el Valedor do Pobo que, en cumplimiento de su función, traslada a las autoridades las numerosas reclamaciones relacionadas con el problema lingüístico, y recuerda el derecho de cualquier ciudadano a optar por una u otra lengua. D. Benigno López, jurista de prosapia, irreductible ante las fórmulas fáciles, se mueve escrupulosamente en el ámbito de la Ley y alejado de las trampas oportunistas. Ya es mérito, el suyo, emerger en un parlamento donde se hace política de ocasión. Pero el BNG suele ser contumaz y no repara en disparar su arsenal publicitario, disfrazado de tintes dermoestéticos. Así, al socaire del Día de las Letras, bajo el artificio por el derecho a vivir en gallego, ha organizado una manifestación, como forma de presionar, al servicio de su ideología. Y ahí estará dándole cobertura la Vicepresidencia da Igualdade e do Benestar, de paradójico y socaliñero título, cuyo responsable evidencia cómo la política no es inocua y tiene consecuencias nocivas cuando se ejerce en beneficio de la propia tribu.

¿Será Aznar la solución "centrista" para este desorden?
Pascual Tamburri elsemanaldigital  10 Abril 2008

Miguel Sanz ha estado en Madrid, una vez más con Mariano Rajoy. En plena sesión de investidura de Zapatero el presidente navarro viajó a Madrid, donde Navarra ha sido noticia durante toda la anterior legislatura por la amenaza derivada de las negociaciones de Zapatero. Y también, recordémoslo, por la firmeza de Sanz, de UPN y de los navarros en la resistencia contra las pretensiones abertzales y contra las tentaciones socialistas. Hoy, parece que ha pasado un siglo, Navarra y Sanz non noticia por otras razones.

Mi presidente cree que Rajoy debería haberse abstenido en la investidura de Zapatero. Zapatero, el hombre que negoció con ETA con Navarra sobre la mesa, no era de fiar hace un año. ¿Por qué debemos creer que ahora sí lo es?

Que el PSOE y el Gobierno negociaron con ETA y Batasuna, con alcahuetas nacionales e internacionales, es un dato. Que ETA y los nacionalistas quieren una Euskalherria con Navarra es otro. No nos hacen falta actas, revelaciones ni hallazgos periodísticos para saberlo: siempre que ETA y Batasuna pidan algo Navarra va a encabezar la lista; y siempre que alguien esté dispuesto a hacer concesiones a los criminales Navarra está en la lista.

Zapatero ha abandonado los tratos públicos con la banda exclusivamente por sus intereses electorales. Sus convicciones, demostrado está, no se los impedían. Antes o después, como y cuando él calcule que le conviene, volverá por donde solía. Si hemos de juzgarlo por sus obras, no cabe otro juicio. Si espera ser medido por la bondad de sus intenciones tendrá que demostrarlas. Mientras tanto, abstenerse es firmarle un cheque en blanco: un cheque que pagaríamos los navarros, y que Rajoy no ha querido firmar.

Vamos a dejar para otro momento consideraciones ideológicas, porque en esto son lo de menos, ya que es débil la formación de muchos de los actores del sainete, y más débiles aún sus convicciones patrióticas. Está de moda decir que el PP tiene que hacerse de centro. Bien pero ¿no lo es ya? ¿Y si no lo es qué ha estado haciendo estos últimos treinta años? Porque en Navarra, no lo olvidemos, el máximo de votos de UPN y PP lo consiguió José María Aznar en las generales 2000, con Jaime Ignacio Del Burgo de cabeza de lista. ¿Sólo con votos de centro? ¿Era eso el centro, ya que vencía? ¿Habrá que recuperar a Aznar, sea para España sea sólo para Navarra?

Lo digo casi al azar pero no soy el primero. En medio de la zozobra, Manuel Martín Ferrand ha pedido en ABC que el ex presidente "debiera sentir el impulso de usar su autoridad, que no la ha dilapidado toda, y poner orden entre sus herederos". Herederos y socios, digo yo, ¿no?

El PSOE saca partido en el TC
Editorial ABC 10 Abril 2008

AL margen de las interpretaciones jurídicas que merezca la sentencia con la que el Tribunal Constitucional rechaza el recurso presentado por el PP contra la reforma de su presidencia, es evidente que al Gobierno le han resultado muy beneficiosas las recusaciones contra dos de los magistrados de esta institución. Si Jorge Rodríguez Zapata y Roberto García Calvo -apartados por la recusación del Gobierno- hubieran formado parte del tribunal, el resultado no habría sido un 5 a 3 en contra del recurso, sino un probable empate a 5, que habría dirimido el voto de calidad de uno de las magistrados discrepantes, el conservador Vicente Conde, quien habría asumido la presidencia en funciones. Es decir, el recurso del PP habría sido estimado. Esta hipótesis sólo sirve ahora para comprobar la incidencia de las decisiones políticas en el funcionamiento de las instituciones del Estado de Derecho, al que tantas veces apeló Rodríguez Zapatero en el debate de investidura. Esta sentencia del TC es legítima y debe ser acatada y respetada. Pero la actuación previa del Gobierno respecto al TC es toda una impugnación de las buenas palabras de Rodríguez Zapatero. La política de acoso a las instituciones jurisdiccionales empieza a dar frutos y no permiten ese carpetazo que algunos reclaman a la anterior legislatura para empezar de cero. Hay un deterioro institucional muy grave, que debe ser la prioridad principal de un posible acuerdo global de Estado sobre la Justicia entre el PP y el PSOE.

La prórroga indefinida de la actual presidenta en su puesto -objetivo político logrado por el Gobierno socialista- no altera las condiciones internas del TC para resolver el recurso de inconstitucionalidad del PP contra el nuevo estatuto de Cataluña. En este caso concreto, el voto de calidad de la presidenta María Emilia Casas es irrelevante, porque ya está excluido el magistrado Pablo Pérez Tremps y, por tanto, son once los magistrados que van a decidir. No hay posibilidad de empate. Hay otras impugnaciones contra el estatuto catalán que sí serán decididas por los doce magistrados del TC -al igual que contra leyes como la de violencia de género y el matrimonio homosexual- y en las que la presidenta podrá utilizar su voto de calidad. De todos los magistrados será la responsabilidad de dictar sentencias coherentes sobre una misma norma y evitar nuevos episodios de desprestigio de la institución.

Tras oír a Zapatero y conocida esta nueva sentencia del TC, es imposible no toparse con el doble rasero del PSOE hacia las instituciones del Estado. Por un lado, los socialistas se rasgan las vestiduras por la prórroga del actual CGPJ y proponen para neutralizarla una reforma legal que prevea el cese inmediato de sus vocales en cuanto termine su mandato. Sin embargo, nada de esto se dice respecto de aquellos magistrados del TC que también han agotado su mandato y debían haber sido ya sustituidos. Incluso magistrados en prórroga firman la sentencia de ayer. Conclusión: Zapatero niega al CGPJ lo que con tanto afán concede al TC.

Funestos presagios
POR JULIO BANACLOCHE ABC 10 Abril 2008

Ayer se conoció que el TC ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Grupo Popular contra la ley de reforma de la LOTC. La única información de que disponemos sobre la sentencia no puede resultar más desalentadora. El primer motivo de desánimo lo constituye el sentido mismo de la resolución. Y no tanto por lo que se refiere a la prórroga de la presidenta y del vicepresidente del Tribunal, cuya constitucionalidad es opinable, como por la validación de la norma que permite intervenir a las comunidades autónomas en la elección de magistrados del propio Tribunal. Habrá que ver cómo se ha justificado la adecuación de esta medida a la Constitución, pero parece evidente que con ella se está restringiendo una facultad del Senado configurada como ilimitada por la Constitución. Y lo peor es que apunta a lo que puede pasar con el CGPJ y con otros órganos constitucionales cuyas funciones y competencias pueden terminar quedando gravemente recortadas en beneficio de unas atribuciones autonómicas no previstas por la Constitución.

En segundo lugar, resulta gravísimo que se haya vuelto a dividir el Tribunal en dos bloques perfectamente definidos, siempre compuestos por los mismos magistrados, que sostienen en cada caso la posición más favorable a los sectores ideológicos que presuntamente representan. Esa situación que permite prever, con una infalibilidad casi absoluta, la interpretación jurídica que cada magistrado va a sostener, se percibe por los ciudadanos como una verdadera afrenta para el Estado de Derecho de la que los propios magistrados deben ser conscientes, máxime si entienden que no responde a la realidad. Pero por sus obras los conoceréis. Aún les queda tiempo de demostrar que, en contra de lo que parece, no pretenden acabar con el sistema de contrapesos entre los poderes que prevé la Constitución.

Balanzas fiscales para los nacionalistas
 Minuto Digital 10 Abril 2008

Zapatero llegó al compromiso de publicar en el plazo de dos meses las balanzas fiscales, una exigencia reclamada por CiU a la que cedió el PSOE, y que anuncia que nada ha cambio en cuanto a su disposición de baliar el agua a los nacionalistas. Los catalanistas desean esta publicación para acudir al lloriqueo y victimismo habitual para arrancar más y más concesiones económicas y de autogobierno, con la disculpa de estar entre ls regiones que más contribuyen a las arcas públicas. Pero los catalanes no pagan más que el resto de españoles, pagan exactamente lo mismo. Los impuestos se pagan en proporción a la renta personal, y precisamente si en un territorio se recauda más que en otro es porque hay más población o se gana más dinero que en otras regiones, pero no porque contribuyan unos individuos más que otros al sostenimiento del Estado.

La cifra global manipulada tal y como lo hacen los nacionalistas catalanes y el PSC, y, por extensión, el PSOE, en todo caso lo único que puede revelar es una transferencia de recursos fiscales de las autonomías ricas a las más pobres, que sería, sin embargo, mucho más importante en el caso de Madrid que en el de Cataluña.

Pero es que además, puestos a publicar balanzas, se debería conocer cuales son las balanzas comerciales autonómicas. De esta manera la opinión pública se enterase de que por cada euro que en Cataluña se compra al resto de España, se vende por el valor de 10 euros. ¿Hay que compensar también este desequilibrio? Porque a lo mejor lo que sucede es que en Cataluña se recauda más porque hay más negocio a costa del resto de España, ergo, para compensar, el estado debería invertir menos en Cataluña.

Pero lo que más choca es que sea un partido de izquierdas quien secunde este tipo de razonamientos basados en la más genuina insolidaridad. Llevado al individuo, quien paga más impuestos es quien debería recibir más prestaciones del estado, según la teoría nacionalista apoyada por el PSOE, así pues al pobre se le debe prestar menos atención que al rico. Eso, ni más ni menos es lo que subyace en la famosa balanza fiscal que desean usar los catalanistas para secundar ese mismo razonamiento respecto a regiones.

¿Y esta es la famosa política social de la que tanto presume Zapatero?

11-M
¿Más de lo mismo?
Gabriel Morís Libertad Digital 10 Abril 2008

La nueva legislatura ya superó la etapa de gestación. Ya podemos distinguir entre lo viejo y lo nuevo; sin embargo, mientras no nos expliquen qué pasó el once de marzo de 2004 en Madrid, nunca sabremos si lo nuevo sólo pudo gestarse gracias a lo que tanto influyó en la gestación de lo viejo. A mi juicio, tanto lo que acabó como lo que ahora comienza comparte el mismo denominador que no es otro que lo que se conoce como la masacre de Madrid.

No serían pocos los que podrían decirme que todos los grupos políticos la han olvidado; más aún, que han alcanzado el compromiso de pasar sin leer las páginas que explicarían lo que tanto sufrimiento multiplicó. Y no les faltaría razón. Aunque sólo respecto al compromiso. Tácito o no, nadie podría discutírselo. No obstante, estoy convencido de que por mucho que lo simulen sus señorías no han podido olvidar el 11-M. Puede que alguno lo haya intentado para poco después comprobar que su subconsciente no se lo permite. Ni se lo permitirá a nadie que no desprecie el sufrimiento ajeno. No se olvidará lo que no se puede olvidar.

Todos los partidos políticos y todos los poderes del Estado nos prometieron que no pararían hasta aclarar el mayor atentado que se ha sufrido en Europa. A las víctimas del 11-M se nos prometió todo y más. Nada quedaría sin investigar. Nadie escaparía a la acción de la Justicia. Se despejarían todas las dudas. Se investigará debajo de las piedras y hasta cuando fuera necesario. Sin embargo, tras cuatro años de espera, la experiencia nos enseñó que aciertan los que aseguran que algunas promesas se hacen para no cumplirlas.

La justicia que se insiste en reclamar para ciertas barbaridades sufridas durante nuestra triste guerra civil no se reclama con la misma intensidad para los crímenes de marzo de 2004. ¿Tan espantosa es la verdad del 11-M que a tantos horroriza que se conozca? Les aseguro que a mí y a muchos otros ciudadanos nos ocurre lo contrario. Lo que nos horroriza es que se oculte y que los que tanto mal causaron disfruten de la libertad que les permita volver a intentarlo.

Es cierto que nos señalaron a muchísimos supuestos culpables; pero si, como creemos, entre ellos no son todos los que están ni están todos los que son, estamos expuestos a que, tras comprobar su éxito, los asesinos decidan perpetrar otra masacre para influir a su antojo en todo lo que en su momento cambiaron.

Cuando nace algo nuevo, es hora de recordarles las promesas que nos hicieron a los diputados y senadores que ya cuentan con el acta que les permite cumplirlas. No harían más que cumplir con su deber. En lo que respecta al 11-M heredan lo que ellos mismos se legaron; dudas, sospechas, intrigas, mentiras... Ya basta de todo eso.

Partidos
Díez alerta de la ruptura de España por el uso abusivo del bilingüismo
Urge a Zapatero a que el Estado recupere competencias y a garantizar la igualdad
El aspirante defiende la descentralización porque el modelo contrario es una «fábrica de desigualdades».
Esther L. Palomera La Razón 10 Abril 2008

Madrid- Hace años que no se veían las caras. Fueron rivales en el XXXV Congreso Federal del PSOE aunque «compañeros» en el Grupo Socialista hasta hace pocos meses, pero sus distancias son, desde hace años, enormes, y sus diferencias insalvables. Rosa Díez y José Luis Rodríguez Zapatero rivalizaron, de nuevo ayer, y no a través de los micrófonos de los medios de comunicación, sino desde la tribuna de oradores del Congreso. La primera fue directa y contundente cuando se dirigió al candidato a presidente del Gobierno. Le anunció su voto en contra a la investidura, le emplazó a una reforma de una «injusta Ley Electoral», causa por la que UPyD sólo tiene un escaño y «el PNV, con menos votos», tiene seis; le pidió un pacto de Estado por la Educación para devolver al Estado las competencias educativas a través de una reforma de la Constitución; una Justicia «independiente»... No se dejó ni un solo reproche en el tintero. Una a una fue desgranando los motivos por los que abandonó el PSOE y ahora convierte en banderas políticas de su partido.

También el asunto de ETA: «No estaríamos hoy lamentando lo que ocurre en Mondragón y la nueva traición del PNV a los principios democráticos si el anterior Gobierno, señor Zapatero, no hubiera maniobrado y manipulado a la Justicia durante su disparatado e inútil proceso de paz para permitir la vuelta a la impunidad del brazo político del terrorismo. Hace falta un pacto de Estado abierto a todos, pero suscrito imprescindiblemente por el partido del Gobierno y el que es la alternativa. Y no he escuchado ningún compromiso de usted en ese sentido».

De ETA y el terrorismo, pasó la ex socialista a hablar de igualdad y de la unidad. Ahora que el PP ha abandonado el discurso de «se rompe España», la portavoz de UPyD lo hace suyo en exclusiva. «España se romperá si se rompe la igualdad. Y afirmo -espetó- que se ha empezado a romper». ¿Por dónde? Puso cuatro ejemplos: la supresión práctica del bilingüismo en el sistema educativo catalán, imitado en Euskadi y Galicia; la exigencia «abusiva» de la lengua cooficial para concursar a puestos públicos; los funcionarios que son retribuidos de forma distinta para el mismo empleo en función de la Autonomía, y la variación de prestaciones y tratamientos terapéuticos en la sanidad pública en función de la comunidad donde se viva.

Zapatero mostró su registro más áspero en la réplica a Rosa Díez, y defendió la descentralización política «porque el modelo contrario es habitualmente una de las fábricas más notables de la desigualdad política y social». Le espetó que «confundir centralización con igualdad es un problema de fundamentos políticos serio».

Luego negó la mayor sobre el asunto de las lenguas cooficiales y dijo que el bilingüismo es una «garantía de supervivencia» de estas lenguas por las que dijo tener «el mismo respeto y consideración» que al castellano.

El Gobierno vasco premia a la escuela privada por implantar con premura el ‘euskodecretazo’
@Ana Victoria Suárez. El Confidencial 10 Abril 2008

El Gobierno vasco impuso la práctica exclusividad del euskera en la escuela a golpe de decreto y ahora mediante un proyecto de ley quiere premiar a los colegios más obedientes. Dichos centros educativos no son otros que las ikastolas y los centros religiosos (Kristau Eskola) de carácter concertado y que ya han implantado el decreto del currículum vasco o ‘euskodecretazo’, antes de entrar en vigor el próximo curso. La enseñanza privada o semiprivada será beneficiada con un nivel de subvenciones similar a que reciben los colegios públicos. Así lo han denunciado la Plataforma por la Libertad de Elección Lingüística y los grupos políticos en la oposición PP y PSOE de Euskadi.

La citada asociación, formada por numerosas familias que exigen recuperar la libertad de elección a que sus hijos estudien en cualquiera de las dos lenguas oficiales, euskera y castellano, entiende este nuevo proyecto de ley como “pago a los servicios”, según declara uno de sus portavoces a El Confidencial, “porque ha sido la patronal de los centros concertados los que realmente han hecho el decreto del currículum vasco, el consejero sólo ha tenido que firmar”.

Palabras de indignación de padres y madres que ven cómo, por ejemplo, los colegios de sus hijos han dejado de impartir una educación bilingüe español-inglés, a favor del euskera, con prisas y sin dar apenas información. Tal es la desesperación que, como ya contara este diario, un grupo de familias en la provincia de Álava llegó a plantearse la creación de una cooperativa para fundar un colegio en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro.

El Gobierno vasco, por su parte, niega que el aumento de la financiación en los próximos cuatro años de las escuelas concertadas a través de la futura Ley del Sistema Educativo Vasco sea ningún tipo de chantaje ni premio, porque, además, llevará contrapartidas como la admisión de un porcentaje mayor de inmigrantes, planes de convivencia y de integración para menores con discapacidades.

Respuesta de la oposición
El portavoz de Educación del PP, Iñaki Oyarzábal, pidió en la tarde de ayer al consejero de Educación Tontxu Campos que ofrezca explicaciones en el Parlamento sobre el proyecto de ley y reclamará que se sancione a los ayuntamientos que tratan de “dirigir” la elección de los padres hacia la enseñanza en euskera.

Asimismo, criticó la forma en que el Ejecutivo está llevando a cabo el borrador de esta norma porque "no había sido anunciada" y se ha dado a conocer "en un momento en el que el Gobierno no se atreve a traer la reforma de los modelos lingüísticos que anunció hace un año porque está siendo muy contestada". En este contexto, la norma que equiparará la financiación de la red concertada y la pública responde, a su juicio, al objetivo de "tapar la boca a los centros concertados y allanar el camino" a la reforma de los modelos.

"DEBEN SER LAS EMISORAS LAS QUE DECIDAN LA LENGUA"
Urquijo califica de "injerencia inadmisible" que se obligue a las radios a emitir en euskera
El parlamentario del PP vasco Carlos Urquijo censuró este miércoles el borrador elaborado por el Departamento de Cultura que obligaría a las emisoras de radio a emitir, como mínimo, el 20 por ciento de su programación en euskera. Según dijo, es "una injerencia inadmisible en materia lingüística" y "está relacionado con la extensión de la conciencia nacional que reclamaba el PNV en su ponencia de Diciembre del año pasado".
Libertad Digital 10 Abril 2008

Para Urquijo, "esto supone una intromisión injustificada del Gobierno Vasco en el ámbito de la escena privada, en este caso en los medios de comunicación". El PP consideró que "este decreto no es casual y está relacionado con la extensión de la conciencia nacional que reclamaba el PNV en su ponencia de Diciembre del año pasado".

Así, los populares exigieron que se "retire de inmediato este borrador de decreto y que no exista ninguna exigencia lingüística a las concesionarias de servicios de radiodifusión porque se trata de una discriminación inadmisible por razón de la lengua que no va a admitir el Partido Popular".

"Deben ser –continúa el parlamentario popular- las propias empresas las que decidan la lengua en la que van a realizar su programación, siendo el mercado el que determine lo acertado o no de su apuesta".

Por todo ello, Urquijo presentó en el Parlamento Vasco una Proposición no de Ley para su debate en Pleno en la que reconoce el "papel decisivo de los medios de comunicación como garantía del derecho a la libertad de expresión" e insta a la Consejera de Cultura a que en el próximo decreto que regule la concesión de nuevas emisoras de frecuencia modulada evite "cualquier referencia a porcentajes mínimos de emisión en una determinada lengua para impedir que se produzca discriminación alguna por razón del idioma".

Este borrador, según confirmaron a Efe fuentes del Ejecutivo vasco, se encuentra en fase de información pública y esta previsto para la concesión de 35 nuevas frecuencias en todo la comunidad vasca. En el texto, al que los interesados pueden presentar alegaciones, se contempla un mínimo de emisión en euskera del veinte por ciento, porcentaje que llega al cincuenta por ciento en el caso de emisoras municipales.

Pese a que este decreto, cuando se apruebe y en los términos definitivos en los que se apruebe, tendrá una incidencia inmediata y directa en la concesión de estas nuevas licencias, posteriormente será de aplicación a las emisoras que ya emiten en el ámbito de la Comunidad autónoma y que se deberán adaptar a él "progresivamente".

UN DÍA DESPUÉS DEL DISCURSO PRO-PACTOS DEL PRESIDENTE
El TC rechaza el recurso del PP y avala la reforma unilateral de Zapatero
Europa Press Libertad Digital 10 Abril 2008

El Pleno del Tribunal Constitucional ha desestimado con el voto favorable de cinco magistrados y el voto en contra de tres el recurso interpuesto por el Partido Popular contra la Ley Orgánica que regula a este mismo órgano (LOTC), según informaron fuentes jurídicas. La decisión se produce justo después de producirse el debate de investidura de Zapatero en el que ofreció pactos para reformar la Justicia. El equilibrio del Constitucional se rompió sólo tres días después de las elecciones, al blindar éste a Casas apartando a dos magistrados tal y como reclamó el Gobierno.

La resolución ha sido adoptada en un Pleno compuesto tan sólo de ocho miembros, tras aceptarse las recusaciones planteadas por el Gobierno contra los magistrados del "sector conservador" Jorge Rodríguez-Zapata y Roberto García-Calvo. Tampoco participaron en las deliberaciones la presidenta Casas ni el vicepresidente Guillermo Jiménez, por considerar que el contenido de las mismas les afectaba directamente, al referirse a sus cargos.

Tanto el conservador Vicente Conde –que presidió las cuatro sesiones que han sido necesarias para deliberar este asunto como magistrado más antiguo–, como los magistrados del mismo sector Javier Delgado Barrio y Ramón Rodríguez Arribas anunciaron la interposición de votos particulares discrepantes con la resolución, que fue apoyada por cinco magistrados de los considerados progresistas: Elisa Pérez Vera, Eugenio Gay Montalvo, Pascual Sala Sánchez, Manuel Aragón Reyes y Pablo Pérez Tremps.

El recurso suscrito por cincuenta diputados del PP se dirigía contra los puntos 1 y 3 del artículo único por el que se reformó la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (TC), por entender este partido que en ellos se limitan las competencias del Senado y se vulneran el tiempo de mandato para el presidente del Constitucional fijado en la Carta Magna.

Ambos artículos chocan, según los recurrentes, con el 159 y el 160 de la Constitución. En el caso del artículo 16.1, el PP entiende que se obliga a la Cámara Alta a elegir a los miembros de este Tribunal que le corresponde sólo dentro del cupo de magistrados propuestos por las Comunidades Autónomas, lo que a juicio de los 'populares' supone una "desapoderación y limitación" de las competencias del Senado.

En cuanto al artículo 16.3, entienden que la nueva ley no respeta el tiempo de mandato fijado para el presidente y el vicepresidente del Tribunal en la Constitución.

Incidencias
La tramitación de este asunto se ha desarrollado con notables incidencias, que han transmitido a la opinión pública una imagen del Tribunal Constitucional fracturada en dos sectores irreconciliables. Tanto el contenido de la resolución como el de los votos discrepantes será dado a conocer en los próximos días, según señalaron hoy fuentes del alto tribunal.

Tras interponerse el recurso por el PP, el pasado mes de julio, el Pleno debió debatir si aceptaba o no las abstenciones de Casas y Jiménez, tras lo cual se abrió una etapa de interposición de recusaciones que fueron planteadas tanto por el Ejecutivo como por los propios recurrentes.

Así, el Gobierno, habilitando para ello a la Abogacía del Estado, recusó a García-Calvo y Rodríguez-Zapata por considerar que se encontraban "contaminados" para entender del recurso, por haber expresado su disconformidad con la reforma de la LOTC, en lo que atenía a la renovación del mandato de su presidenta, mediante una carta que remitieron en junio pasado a la propia Casas.

Posteriormente, el PP recusó a los magistrados progresistas Pablo Pérez Tremps, Manuel Aragón y Pascual Sala al considerar que habían manifestado un juicio favorable a la reforma durante unas reuniones internas celebradas a instancias de la propia presidenta del TC.

A partir de ese momento, el alto tribunal debió resolver el problema de cómo estudiar las propias recusaciones, ya que el Pleno necesita de un quórum mínimo de ocho miembros para poder realizar cualquier pronunciamiento.

Finalmente, un Pleno de diez miembros –todos los magistrados, recusados o no, menos Casas y Jiménez–, decidió rechazar las recusaciones planteadas por el PP, y posteriormente otra deliberación por parte de ocho magistrados –los mismos que se han pronunciado hoy– decidieron dar luz verde a los requerimientos del Ejecutivo y apartaron a García-Calvo y a Rodríguez-Zapata de este asunto.

La importancia del artículo que permite a la presidenta Casas continuar en su cargo hasta que el senado renueve los cuatro magistrados que le corresponden –entre los que ella está incluida–, estriba en la posibilidad de que ésta pueda emplear el voto de calidad en caso de empate.

La tesitura de un voto de calidad se baraja en el estudio del recurso contra el Estatut de Cataluña a instancias del Defensor del Pueblo, pues en el interpuesto por el PP los conservadores gozan de mayoría, al haberse aceptado la reacusación de Pérez-Tremps.

No obstante, aún falta por conocer si el Tribunal Constitucional admite o no a trámite un segundo recurso interpuesto por el PP contra la reforma introducida en el Reglamento del Senado para, precisamente, poder aplicar lo que dice la LOTC respecto de los magistrados del Tribunal Constitucional que deben ser designados por la Cámara Alta.

Rosa Díez y Zapatero vuelven a verse las caras en un debate agrio
M. CALLEJA. MADRID ABC 10 Abril 2008

Ocho años después del 35 Congreso Federal del PSOE, tres de los entonces candidatos a liderar el partido coincidieron ayer en el debate de investidura de la IX legislatura como protagonistas: José Bono, en la Presidencia de la Cámara; José Luis Rodríguez Zapatero, como candidato, y Rosa Díez, como portavoz de un nuevo partido (Unión, Progreso y Democracia), en su turno de palabra. Faltaba la cuarta aspirante, Matilde Fernández, ahora senadora del Grupo Socialista por Madrid.
Bono, que perdió frente a Zapatero en el año 2000 por sólo nueve votos, dio la palabra a Díez. «Debo mi presencia en esta Cámara, como cuarta fuerza política (nacional) en número de votos (303.535 en total), únicamente a los ciudadanos que nos han dado su voto, su dinero y su tiempo de trabajo». Éstas fueron las primeras palabras en el Congreso de la ex dirigente del PSOE.

Díez no se mordió la lengua y por primera vez en mucho tiempo pudo decir a la cara a Zapatero lo que pensaba. «España, señor candidato, se romperá si se rompe la igualdad. Y afirmo que se ha empezado a romper», advirtió la portavoz de UPyD, y puso algún ejemplo: «La supresión práctica del bilingüismo en el sistema educativo catalán, imitado en Euskadi y Galicia, impide la libre circulación de las familias que se enfrentan a la escolarización de sus hijos en una lengua distinta a la castellana». Otro ejemplo: «La exigencia abusiva del conocimiento de la lengua cooficial para concursar a puestos públicos discrimina a todos los españoles que viven en una Comunidad que no tiene dos lenguas oficiales». Y un tercero: «Los funcionarios son retribuidos de forma distinta para el mismo empleo en función de la autonomía en la que trabajen».
Díez subrayó que su partido no tiene «complejos ni hipotecas para defender lo que considere mejor para España», y advirtió que la abstención en la investidura sería «una llamada a la resignación». «Por eso votaré en contra de su investidura».
A Zapatero no le gustó nada la intervención de su ex compañera de partido. O quizás se la tenía guardada desde hacía tiempo. Subió a la tribuna con rostro severo y sin ganas de caer bien a Díez, algo que sí intentó con el resto de los grupos minoritarios, a veces hasta el empalago. A la portavoz de UPyD le dedicó una larguísima respuesta, desproporcionada, pues Díez apenas pudo hablar unos minutos.

El mensaje de Zapatero
Pero el «recadito» se lo dejó para el final. «¿Sabe dónde aprendí yo a respetar a todas las formaciones políticas, a las antiguas, a las nuevas, a defender la pluralidad, la democracia y a tener coherencia, sentido institucional y lealtad? Lo aprendí en el Partido Socialista Obrero Español, del que me siento muy orgulloso». Se lo dijo despacio, vocalizando cada palabra. Fue toda una «puñalada» dialéctica, que encantó a los suyos. La bancada socialista respondió con un fuerte aplauso, que sonó a mucho más que a simple respaldo de las palabras del candidato.

Zapatero reprochó a Díez su discurso sobre la igualdad en España: «Confundir centralización con igualdad me parece un problema de fundamentos teóricos serios». El candidato tachó de «injusto» decir que el castellano está perseguido en algunas comunidades, y calificó de «éxito colectivo» la convivencia que, a su juicio, ha conseguido Cataluña entre el castellano y el catalán. «Esta es una cuestión sensible que afecta a aspectos emocionales y que hay que tratar con prudencia, con sentido institucional y sin concesiones demagógicas», añadió. «¡Muy bien!», jalearon entre los suyos.

Díez no se arredró. Negó que hablara de centralismo, sino de autonomía: «Me gusta tanto la autonomía de España, que quiero más autonomía para el Gobierno de la Nación». «Pues entonces cambie su voto y déme el sí, así tendré más autonomía», respondió irónico Zapatero. Díez advirtió que ya habría tiempo para analizar la solvencia política de cada uno.

POLÍTICA LINGüÍSTICA
Educación convalidará los 140.000 títulos de euskera expedidos por distintos órganos
Las certificaciones tendrán validez desde el día 16, lo que evitará repetir exámenes
E. C. El Correo 10 Abril 2008

Las titulaciones de euskera que otorgan los diferentes organismos quedarán convalidadas a partir del próximo día 16 de abril, con la entrada en vigor del decreto de homologación que ha elaborado el Gobierno vasco para equiparar las certificaciones al marco europeo de referencia para las lenguas. La medida, de efectos retroactivos, afectará a los más de 140.000 títulos expedidos hasta la fecha y a los que se obtengan en el futuro. En estos momentos, 40.000 personas acuden a alguno de los 109 euskaltegis de la red homologada por HABE para aprender o mejorar su euskera.

La consejera de Cultura, Miren Azkarate, y el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, entre otras autoridades, presentaron ayer el contenido del decreto, que equipara los diferentes certificados con los cuatro niveles de referencia vigentes en Europa. Así los títulos del IVAP, HABE, Osakidetza, Ertzaintza y Departamento de Educación se equipararán de forma automática con los niveles fijados por el marco europeo.

Además, en un plazo máximo de seis meses desde la entrada en vigor del decreto, se incluirá en este marco el resto de las titulaciones: los perfiles lingüísticos PL1 y 2 de los puestos de trabajo docentes, del personal laboral educativo no docente de Educación Especial y certificados de la Escuela de Idiomas.

Patxi Baztarrika aseguró que la entrada en vigor de este decreto será «motivo de satisfacción» para los más de 100.000 ciudadanos que se encuentran actualmente en posesión de alguno de los títulos o certificaciones expedidos por el Departamento de Educación (81.822 títulos), el IVAP (40.585), HABE (8.950), Osakidetza (6.896) y Ertzaintza (2.195).

La puesta en marcha de esta iniciativa evitará «paradojas», como el hecho de que las acreditaciones expedidas por HABE -organismo encargado de establecer el currículo del proceso de aprendizaje del euskera- no tenían «validez efectiva» en el ámbito de la administración pública. Con el actual decreto, tanto estas titulaciones como las obtenidas en los euskaltegis homologados tendrán «plena validez oficial» lo que evitará «la repetición de exámenes y evaluaciones ya superados» con anterioridad.

El decreto recoge asimismo la creación de una comisión de seguimiento en la que participan los distintos departamentos implicados con el fin de asegurar que, en el futuro, los sistemas de acreditación de adecuen y actualicen de conformidad con el marco europeo de referencia.

Las falacias sobre política lingüística de Zapatero
EDITORIAL - EL MUNDO 10 Abril 2008

Por más que Zapatero insista en asegurar que el castellano no está perseguido en algunas comunidades autónomas, como ayer volvió a repetir en el Parlamento en su respuesta a la intervención de Rosa Díez, la realidad es tozuda y, lo que es peor para su credibilidad, fácilmente contrastable. Aún no habían terminado de votar los diputados en la Cámara y el padre que hizo huelga de hambre en vano para que su hija pudiera estudiar en castellano en Cataluña, Carmelo González, retaba al presidente en funciones a que hiciera la comprobación: «En Cataluña no se puede escolarizar a ningún niño en español».

Entre las respuestas que Zapatero había preparado para el debate de investidura estaba el de la discriminación lingüística; de hecho, cuando ayer le interpeló la diputada de UPyD mostró irónicamente su «sorpresa» por que no le hubieran planteado la cuestión el día anterior, en un evidente dardo a Rajoy. Zapatero trató de esconder la verdad con tres falacias: que la política lingüística sigue siendo hoy la misma que hace dos décadas, que las quejas son, en realidad, casos «concretos y limitados que en ningún caso afectan a la convivencia en general» y que el español sigue siendo «lengua dominante» en las comunidades con dos lenguas.

El marco legal ha cambiado con el Estatuto catalán y con las nuevas disposiciones que arrinconan cada día más el castellano en el País Vasco o en Galicia. Es ahora cuando la sociedad civil se está movilizando por los atropellos que están cometiendo algunas administraciones autonómicas. Tampoco se puede afirmar que estemos ante casos aislados; precisamente si no hay más es por impotencia y porque se producen en un entorno difícil para expresar incluso la queja. Y claro que no hay un problema de convivencia, porque no hay un problema de relación entre ciudadanos, sino entre la Administración y determinados administrados a los que se vulnera un derecho fundamental, como el de ser educados en su lengua materna dentro de su propio país. Por último, es otra media verdad afirmar, como ayer hizo Zapatero, que el castellano sigue siendo la «lengua dominante» en las autonomías con otra lengua: lo es en la calle, pero no oficialmente.
Zapatero ha asumido al pie de la letra los argumentos de los nacionalistas radicales para dar por buena una política lingüística inconcebible en cualquier nación que se precie de serlo, y eso que, lejos de estar en una posición de debilidad, como podría sugerir el hecho de que tenga que esperar a mañana para ser presidente, está en una situación inmejorable.

Domina absolutamente su partido y tiene una ventaja cómoda de escaños que le permiten una legislatura tranquila. Si no salió elegido ayer fue porque se sabe lo bastante fuerte como para gobernar sin hacer concesiones a nadie. Aun así, aplaude que el catalán sea la lengua vehicular obligatoria en Cataluña como, dijo, forma de «acceder al bilingüismo». Eso supone dar vía libre a que esta imposición se aplique también en otros territorios, con el riesgo que ello entraña. Rosa Díez le dijo que esa discriminación del castellano «rompe España» porque destruye la cohesión, y sus palabras no deberían caer en saco roto.

Estados Unidos, bilingüe
LUIS MARIA ANSÓN, EL CULTURAL 10 Abril 2008

Carod Rovira está consternado. A pesar de sus denodados esfuerzos para borrar el abominable idioma castellano de la faz del orbe, parece que su cruzada se estrella contra la realidad de los que tienen la desfachatez de no pensar como él.

El catalán es un bellísimo idioma español hablado por 3 millones de personas. El castellano es otro bellísimo idioma español hablado por 450 millones en todo el mundo, entre las cuales están los 7 millones que viven en Cataluña.

Desde Suecia a Japón, desde Alemania a Corea, el español es, tras el inglés, la lengua extranjera elegida por los estudiantes. Ya en 1999, el idioma de Cervantes superó al inglés como lengua nativa: 332 millones contra 322. Nueve años después, la diferencia se ha acentuado. Y si bien conviene reconocer que, como idioma internacional, el inglés representa hoy el 70%, el español supone el 10% y el resto de los idiomas el 20%, entre otras razones porque el chino se mueve en una selva dialectal y además no es una lengua internacional. Las predicciones de Ángel López García en su revelador libro El boom de la lengua española se están haciendo clamorosa realidad y en el país más poblado de Iberoamérica, Brasil, el estudio del español es ya oficial, mientras Carod Rovira lo extirpa, con grave perjuicio para los catalanes, de las escuelas y colegios de Cataluña. El aldeanismo decimonónico de algunos nacionalistas no conoce límites y raya en el esperpento.

Desde un punto de vista puramente científico, se puede afirmar que los Estados Unidos de América, primera potencia del mundo, se está convirtiendo en una nación bilingüe. Eduardo Lago patrocina un libro, que yo dedicaría a Carod Rovira y a sus cómplices, del que se pueden extraer algunas conclusiones reveladoras. Estados Unidos es ya la segunda nación hispanohablante del mundo, después de México y por delante de España. Le queda poco para alcanzar los 50 millones de personas con el español como idioma nativo. Más de seis millones de estudiantes están matriculados en español en los diversos niveles de la enseñanza pública. La suma de todas las demás lenguas -francés, alemán, italiano, portugués, ruso, japonés, chino, etc.- es inferior a la demanda de los estudiantes en español. Sólo los universitarios han superado ya el millón de los que aprenden el idioma de Neruda y Lorca. El Nobel García Márquez considera inevitable la coexistencia lingüística en Estados Unidos. Las cadenas de televisión en español garantizan que nuestro idioma no se perderá en terceras o cuartas generaciones, como ha ocurrido hasta ahora. Por otra parte, las minorías hispanas en EE. UU. ya no ocultan su origen. Se sienten orgullosas del idioma que reafirma su identidad cultural.

Mientras diminutas minorías de políticos tuertos persiguen el castellano en Cataluña, Vascongadas y Galicia, la primera potencia del mundo se está haciendo bilingüe y el español, tras el inglés, es el idioma elegido en todo el mundo por los estudiantes. Claro es que Carod Rovira seguirá multando a los comercios catalanes que rotulen en castellano, continuará sancionando a los niños que se expresen en la lengua cervantina en el recreo de los colegios, y financiará todo lo que pueda oscurecer el idioma de Marsé y Boadella. Está haciendo con el castellano lo mismo que hizo el dictador Franco con el catalán y que provocó el que muchos firmáramos un manifiesto a favor del idioma de Pla, tras la publicación del memorable artículo El catalán, un vaso de agua clara, escrito por un autor andaluz.

Pere Gimferrer, de la Real Academia Española, el mejor poeta actual, que ganará para España el Nobel de Literatura por su obra en catalán, podría explicar a algunos obtusos nacionalistas de su tierra el error inmenso que están cometiendo y el daño que hacen a las nuevas generaciones de Cataluña. Explicar todo esto a los nacionalistas cerriles es como echar agua en el mar, al decir de Cervantes. "La estupidez -escribió Unamuno refiriéndose a su patria chica- no será nunca ajena a los políticos de campanario". l
Luis María Anson, de la Real Academia Española

El lehendakari reducirá los impuestos a las radios que emitan sólo en euskera
IKER MONEO, LA RAZÓN 10 Abril 2008

Vitoria- El borrador de decreto para la concesión y prórroga de licencias de emisión radiofónica que el Gobierno vasco tiene previsto aprobar este año contempla la posibilidad de no cobrar el denominado «canon por prestación de servicio» a las radios que emitan el cien por cien de su contenido en euskera. En un artículo dedicado a este impuesto, que ha de abonarse por las adjudicatarias de la licencia cada año, se preven «exenciones específicas totales» para aquellas emisoras que «hayan ofertado programación íntegramente en euskera», también para las entidades carentes de ánimo de lucro, y «exenciones específicas parciales» para las que emitan en lengua vasca en un porcentaje superior «a un 25 por ciento de la cuota preceptiva».

Un dato más sobre esta nueva norma que «promoverá el uso del euskera como lengua preferente de emisión» con el objetivo de adecuar su oferta al «efectivo conocimiento de esta lengua por la población», pese a que apenas se utilice, por ejemplo, en la Rioja alavesa.

Desde el Gobierno de Ibarretxe se admitió ayer la existencia de este borrador de decreto en los términos en que lo ha dado a conocer LA RAZON, si bien anunció que su entrada en vigor supondrá la concesión de 35 nuevas frecuencias de emisión en todo el País Vasco.

El Ejecutivo de Vitoria, en declaraciones a Efe, recordó que existen «dos lenguas oficiales» en la comunidad autónoma y que sus ciudadanos tienen «derecho» a contar con una oferta radiofónica en euskera, al igual que en castellano.

Ante lo excesivo que le pareció al PP -que registró una iniciativa en el Parlamento vasco para que se modifique la nueva norma- que el tripartito establezca una cuota lingüística determinada, en concreto, un mínimo del 20 por ciento de la programación en euskera en horas de máxima audiencia; el Gobierno vasco recordó que es a él al que corresponde requerir «las condiciones» que estime oportunas para conceder licencias a las radios, ya que son, añadió, un servicio público al que se accede por medio de concurso público.

El Ejecutivo de Vitoria explicó que el decreto se encuentra en fase de información pública, si bien ya ha concluido el periodo de alegaciones para las emisoras, y que tendrá una incidencia inmediata para las nuevas adjudicatarias de las licencias y «progresiva» para el resto.
El conocimiento de esta nueva norma suscitó las críticas del PP, que vinculó la imposición del euskera «con la extensión de la conciencia nacional» pretendida por el PNV desde siempre, en general, y en su última ponencia política, en particular. Y es que el borrador de decreto también hace hincapié en que parte del contenido de la programación ha de destinarse, además de al euskera, a promover las «singularidades culturales vascas» para contribuir a «la normalización lingüística y cultural del país».


Recortes de Prensa   Página Inicial