AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 30 Abril 2008

La "simpática" web del PP gallego
No sabemos que es más rechazable, si la deserción de los principios que refleja ese afán en el PP por caer "simpáticos" a los nacionalistas o la ignorancia de que con esa estrategia los únicos que van a terminar resultando simpáticos son los nacionalistas
EDITORIAL Libertad Digital 30 Abril 2008

Poco importa el amplio rechazo de los gallegos a la coactiva inmersión lingüística que padecen, reflejado en la última encuesta publicada, en la que un 80 por ciento de la población se mostraba a favor de que fuesen los padres –o los alumnos cuando tengan capacidad decisoria– quienes elijan libremente el modelo lingüístico educativo. Poco importa también, o muy olvidado está, el compromiso que hace unos meses hizo Rajoy, precisamente en Vigo, de promover una ley que garantizase el derecho a usar el castellano en el ámbito escolar y en todas las administraciones públicas de donde ha sido erradicado.

Es tal el afán de Núñez Feijóo de que el PP caiga "simpático" a los nacionalistas, que no ha tenido reparos en que el portal de internet de su partido esté disponible exclusivamente en gallego. Eso, por no hablar del acomplejado documento, rayano en la incoherencia, con el que el PP gallego recientemente mostraba su supuesta discrepancia con la última vuelta de rosca del liberticida proceso de normalización lingüística, discrepancia que el propio PP suavizaba publicándola exclusivamente en gallego y centrándola, además, no en la "crispante" reivindicación de la libertad individual, sino en la "conciliadora" reivindicación de un consenso perdido en materia lingüística, que, aunque menos, también era liberticida.

Con todo, Núñez Feijoo no ha sido muy original, pues esos mismos contraproducentes guiños al nacionalismo ya los hizo en Cataluña el PP cuando este era el Partido de Piqué; por no hablar del hecho de que el dirigente gallego no es el único dirigente en impulsar esa suicida vía de acercamiento a los nacionalistas que el propio Rajoy parece dispuesto a asumir.

Por otra parte, no hay que olvidar que, con la excusa del "deber de formar mayorías de gobierno" del partido que ganase las elecciones, Núñez Feijoo ya hizo pública su disposición de pactar hasta con los separatistas del BNG.

En cualquier caso, no sabemos que es más rechazable, si la deserción de los principios que refleja ese afán en el PP por caer "simpáticos" a los nacionalistas o la ignorancia de que con esa estrategia los únicos que van terminar resultando simpáticos son los propios nacionalistas.

Porcentajes de hablantes y lectores
Xoán Xulio Alfaya  Periodista Digital 30 Abril 2008

¿Son los catalanes tan cultos como nos hacen creer? Una encuesta del Gremio de Editores en Lengua Catalana señala que el 40 por ciento de los catalanes no lee nunca o casi nunca un libro. Y de los que lo hacen habitualmente, el 78 por ciento elige libros en español, frente a sólo un 20 que lee preferentemente en catalán.

¡Ojo al dato! ¡Casi el 80% de los catalanes prefieren leer en español! Diarios publicados totalmente en catalán, como el tristemente célebre “Avui”, no se mantienen de sus ventas, sino de las generosísimas subvenciones de la Generalidad, es decir, del bolsillo de todos los ciudadanos, sean o no nacionalistas.

El que un 40% de los catalanes no lea un libro nunca o casi nunca resulta realmente deprimente. ¡Que a pesar de todo el proceso de inmersión lingüística y las ingentes cantidades de dinero destinadas a catalanizar la cultura en Cataluña, la inmensa mayoría de los catalanes prefieran leer en español, es un estrepitoso fracaso de una política lingüística tan absurda como antidemocrática!

Las decisiones del gobierno catalán de invitar a la feria de Frankfurt sólo a autores que escriben en catalán, las multas que reciben las tiendas y otros establecimientos comerciales por rotular en castellano o las ingentes sumas de dinero público para potenciar el cine catalán, falsifican la realidad.

Cataluña es una sociedad plurilingüe, sí, pero más acostumbrada a utilizar el castellano como lengua de cultura que el catalán.

Por eso cuando se habla aquí de porcentajes de galegofalantes y de hispanohablantes por lo general se omite un dato importantísimo: el porcentaje de lectores en uno y otro idioma. Si en los estudios acerca del idioma se incluyen hablantes, lectores y escritores, la balanza se inclina decididamente hacia el español como lengua de cultura, les guste o no a los nacionalistas y a sus compañeros de viaje.

Imagínense la caída en picado en ventas de los dos periódicos gallegos de mayor tirada, La Voz de Galicia y el Faro de Vigo, si se publicasen íntegramente en la mal llamada “lengua propia”. ¡Pero si la mismísima A Nosa Terra sobrevive gracias a las subvenciones con dinero público, de lo contrario no ganarían ni para papel! A estas alturas, ¿a quién pretenden engañar?

Pues como la lectura y la escritura son las que realmente generan cultura, saquen ustedes sus propias conclusiones.

Zapatero dos
POR JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 30 Abril 2008

QUE alguien que se ha metido en el berenjenal de la negociación con ETA y en la zarabanda de los estatutos de autonomía se atreva a decir «aventuras, no» nos advierte de la naturaleza del personaje. Sus «59 segundos» fueron un ininterrumpido brindis al sol, una interminable salutación al optimismo, un despliegue impresionante de cinismo, hora y media del Zapatero más puro y más duro, con las oportunas invocaciones a la humildad y a la modestia. ¡Qué mal deben ponérsele las cosas a este hombre para tal derroche de camelancia! Pues cuatro años mintiéndonos nos han enseñado que con Zapatero hay que imaginar lo contrario de lo que dice para saber lo que se cuece.

Sólo una frase fue creíble en su parrafada: cuando dijo que el poder no le había cambiado. Yo diría que incluso le ha hecho más él. Lo que significa que miente mejor. Y por no haber cambiado no podemos creerle cuando dice que reconoce sus errores. ¿Qué errores? ¿Haber negociado con ETA cuando había vuelto a matar? ¡De ninguna manera! ¿Abrir un proceso de reformas autonómicas que puede acabar como el rosario de la aurora? ¡Estaría bueno! ¿No haber previsto la extensión y profundidad de la crisis económica? ¡Pero de qué crisis está usted hablando, si se trata de una simple desaceleración! Cabría preguntarle por qué habló entonces de «corregirse». Se corrige lo que se ha hecho mal, y él no admite el menor error. Pero al personaje hay que tomarlo como es o dejarlo por imposible, si no quiere uno volverse loco.

Mientras le escuchaban, muchos españoles se habrán preguntado a qué venía aquella pantomima, que rozó en ocasiones los dibujos animados. Mi explicación particular es, primero, que Zapatero se da perfecta cuenta de que los problemas con que se enfrenta en su segunda legislatura son mucho más graves que los de la anterior. Segundo, que sus viejos socios ya no le sirven para resolverlos. Tercero, que necesita al PP, si no para resolverlos, pues la mayoría de ellos no tienen solución, al menos a corto plazo, para compartir culpas con él, o incluso para echárselas a poco que se descuide.

Va a ser su estrategia durante el mandato que inicia. Hasta ahora su objetivo era expulsar al PP de la escena política. Ahora trata de estrujarle con el abrazo del oso. Colaboración, diálogo, unidad, acuerdos es su nuevo discurso. Pero sin cambiar un ápice su línea política o de gobierno. Y si las cosas se ponen mal, si la economía va a peor, si ETA sigue asesinando, si la justicia continúa siendo un desastre, si falta el agua y los inmigrantes no regresan a sus países de origen, como les invita, la culpa naturalmente será del PP. «Zapatero Dos» se titula esta película. Ya la habíamos visto, pero nos gustó tanto que hemos decidido hacer una nueva versión, con el mismo guión, la misma música y el mismo reparto. Sólo le falta Almodóvar como director. Pero en humor macabro nadie gana a Zapatero.

El reparto de la tarta autonómica propicia extraños compañeros de cama
Pedro Vicente elsemanaldigital 30 Abril 2008

Tras la escaramuza del trasvase de agua del Ebro hacia Barcelona, la revisión del modelo de financiación se perfila como el elemento desencadenante de una nueva y dura batalla en el seno del Estado de las Autonomías. Si el agua es un bien preciado, aquí se trata nada menos que de dinero contante y sonante emitido por el Banco de España. De como se reparte la bolsa común del Estado entre las 17 comunidades autónomas.

Desde que rige la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas), dicho reparto siempre ha resultado controvertido. Cada vez que ha tocado revisarlo han aflorado fuertes discrepancias entre los diferentes gobiernos autonómicos acerca de los parámetros a aplicar para llevar a cabo la distribución. La divergencia de raíz se sitúa en la densidad de población. Los intereses de las Autonomías más pobladas (Cataluña, Madrid, Valencia o Baleares) se contraponen indefectiblemente con los de las menos pobladas (Extremadura, Castilla y León, Galicia, Aragón o Castilla-La Mancha).

Por encima de los colores políticos
Dado que en ambos bloques se entremezclan los colores políticos, habitualmente la cuestión se ha resuelto mediante soluciones de compromiso pactadas a última hora por arriba entre PP y PSOE. Sin embargo, en esta ocasión las posiciones están más enfrentadas que nunca. Y ello precisamente cuando la crisis económica no va a permitir, como otras veces, incrementar alegremente tamaño de la tarta. Solbes ya se ha encargado de advertirlo.

Se veía venir de lejos que la publicación las llamadas "balanzas fiscales" iba a ser el punto de partida de una ofensiva de determinadas comunidades autónomas, singularmente Cataluña, para modificar a su favor las bases del reparto. Aunque no reclama, como lo hace Convergencia i Unió, una homologación con el "cupo vasco", el tripartito catalán pretende incrementar sustancialmente su ración de tarta. Por una doble vía: la ampliación de la "cesta de impuestos" y la reducción del Fondo de Suficiencia con el que el Estado garantiza a todas las comunidades los recursos necesarios para atender los servicios públicos esenciales.

Cataluña considera que dicho Fondo de Suficiencia está sobredimensionado, de tal forma que en la práctica las comunidades "deficitarias" acaban estando mejor financiadas que las "excedentarias". Por ello, propone que dicho Fondo se restrinja exclusivamente a los costes de la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales, excluyendo otros servicios públicos que hasta ahora entraban en el cómputo.

Una batalla desigual
Aun sin plantear una negociación "bilateral", Cataluña encara la revisión del actual modelo blandiendo el Estatut, que ampara y blinda sus posiciones de partida. El tripartito catalán es la punta de lanza, pero Montilla no está solo en esta ofensiva. El euro es el euro, como "la pela" era "la pela", y hace extraños compañeros de cama.

Así, la Comunidad Valenciana comparte los mismos intereses y, por ende, los mismos planteamientos. Abiertamente enfrentadas en muchos asuntos fundamentales, las dos principales comunidades mediterráneas son en esto una verdadera piña, sin olvidar que la polémica "claúsula Camps" permite a los valencianos subirse al carro de cualquier logro estatutario catalán. Por lo demás, Cataluña y Valencia no están solas: Baleares completa un "frente mediterráneo", cuyas tesis de fondo comparte asimismo la Comunidad de Madrid.

Con Montilla, Camps y posiblemente Esperanza Aguirre remando en la misma dirección -mayor corresponsabilidad fiscal y mayor equilibrio en la aportación del Estado por habitante- pintan bastos para las comunidades "deficitarias". Para todas menos para una, Andalucía, la única de ellas beneficiada si gana peso el parámetro de la población. Con Chaves nadando entre dos aguas y salvaguardado además por el reconocimiento de la "deuda histórica", los Touriño, Areces, Barreda, Iglesias, Fernández Vara y Herrera lo van a tener muy crudo. Y peor aun que ellos, sus respectivos conciudadanos.

Debate sobre los años 40
¿Qué se jugaba España en los 40?
Como decía Keynes, no suele ocurrir lo ineluctable, sino lo imprevisible.
Pío Moa Libertad Digital 30 Abril 2008

El relato de los hechos históricos, por minucioso que sea, se vuelve a insignificante y cobra un desdichado aire burocrático si no se encuadra debidamente encuadrado en el conjunto de problemas de la época. Así, hay épocas de problemas menores, en las que la historia parece deslizarse con cierta suavidad y los sucesos resultan hasta cierto punto previsibles. Otras épocas, en cambio, se caracterizan por bruscos movimientos, cambios drásticos de consecuencias imprevisibles, al modo de un río que, tras fluir mansamente por una llanura, encuentra un fuerte obstáculo, cambia de curso y se precipita furioso entre riscos y desniveles del terreno. Así ocurrió en España con el sangriento proceso revolucionario iniciado en el golpe militar republicano de 1930 y acelerado luego al máximo, ya como guerra civil, a partir de la insurrección de octubre del 34.

Como vengo insistiendo, la guerra de 1936 constituyó, en tal contexto, la respuesta a ese proceso revolucionario, con un resultado muy diferente del que al principio daban por asegurado casi todos los observadores. El resultado –la victoria de Franco y una dictadura autoritaria– nos parece decisivo a primera vista, pero en realidad no lo fue, ni inauguró una nueva era de "curso tranquilo por la llanura"; por el contrario, se vio extremadamente comprometido por los sucesos europeos, al punto de que lo más probable pareció, con mucho, la completa inversión del resultado de la guerra civil, con el derrocamiento de los vencedores. En rigor, la nueva victoria de Franco en los años 40 se hacía muy difícil de imaginar, y casi nadie la imaginaba según el Eje caminaba a su derrota. Esta situación de inestabilidad y peligro continuó hasta 1947, cuando el maquis pudo considerarse vencido, y con ello la posibilidad, nada inverosímil, de una nueva guerra civil. Sólo desde ese momento cabe decir que el curso histórico español volvió a asemejarse al de un río por la llanura, y así ha seguido hasta el año 2004, cuando, tras el mayor atentado de nuestra historia, se ha abierto un proceso nuevo y azaroso.

Ya aludí en el artículo anterior a lo mucho que se jugaba España entre 1939 y 1945, en una situación en rápidos cambios, de peligros extremos, tanto para los vencedores de la contienda civil como para todo el país. No resaltar este dato, la magnitud del desafío histórico, vuelve la historia opaca e ininteligible, convirtiéndola en una sucesión de datos faltos de vida, algo muy común entre historiadores a la lisenka y asimilados.

Pero antes de seguir con nuestro tema quisiera señalar la relevancia del maquis entre 1944, cuando se acercaba a grandes pasos la derrota alemana, y 1947. También sabemos, claro está, quiénes ganaron aquella difícil partida, y por eso la historiografía más al uso tiende a destacar el valor de aquellos "combatientes por la libertad" y "por el pueblo", y a dar por sentado que los franquistas tenían todos los medios para vencerlos. Quedaría algo así como una aventura generosa y romántica por parte de unos y una mediocre y turbia victoria, sin ningún mérito, por parte de los franquistas.

La realidad es que los "luchadores por la libertad" eran estalinistas o estaban dirigidos por estalinistas, que perseguían la reanudación de la guerra civil y que su estrategia era bastante lógica y bien calculada, nada parecido a una aventura alocada o romántica, según se prefiera. En Años de hierro lo expongo, contra una visión hoy muy difundida: llegaban bajo una impresión casi universal de que los días del franquismo estaban contados; de que la población, pasando hambre a causa del boicot, estaría a punto de rebelarse; de que la represión de los años anteriores habría provocado un odio generalizado; y de que con la experiencia partisana adquirida en Francia y, en menor medida, en Rusia, la guerrilla encendería la chispa de una rebelión cada vez más amplia, que haría intervenir a las potencias vencedoras.

Todo muy lógico y razonable. Pero, contra lo esperado, la población prefirió a Franco, el maquis se encontró pronto aislado y abocado al simple bandolerismo. En definitiva, el franquismo libró a España de una nueva guerra civil, triunfando de las partidas guerrilleras como no habían conseguido hacerlo los alemanes y solo lo lograrían los anglosajones en Grecia a costa de una larga y agotadora guerra civil. Como decía Keynes, no suele ocurrir lo ineluctable, sino lo imprevisible

Coartadas del miedo
EDITORIAL El País 30 Abril 2008

El rodeo propuesto por el PNV ha dado ocasión a sus aliados para evitar la censura contra ANV

A 54 días del asesinato de Isaías Carrasco, la alcaldesa de ANV en Mondragón, que se negó a condenar el crimen, sigue en su puesto. La moción de censura para separarla del cargo con los votos de los partidos opuestos a la violencia tenía por objeto evidenciar que las divergencias entre los demócratas cedían ante el imperativo de rechazar la utilización del asesinato como arma política. Ese objetivo ha fracasado: lo que se ha puesto de relieve es que otros factores pesan más para algunos partidos que el rechazo a ETA.

Así, en el momento en que la banda avala con varios atentados la extensión de su amenaza a todos los socialistas, y trata de provocar en el vecindario reacciones contra la presencia en sus barrios de sedes de ese partido, hay formaciones que hacen compatible su rechazo al terrorismo con la búsqueda de pretextos para no enfrentarse a los terroristas y a quienes les legitiman. Uno de esos pretextos es que restringir la presencia de la izquierda abertzale en las instituciones, en la línea de la Ley de Partidos, da excusas a los violentos. Sin embargo, es más bien lo contrario: negarse a pactar con ellos mientras no corten amarras con ETA será un incentivo para que lo hagan. Y viceversa.

Pero, además, no se trata de sacarles del Ayuntamiento, sino de la alcaldía. En Mondragón, ANV cuenta con siete ediles, y el resto con 14. Es legítimo evidenciar que son una minoría frente a los partidos que consideran injusto hacer política asesinando concejales. No existía la Ley de Partidos cuando, tras el asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, las demás formaciones se unieron para desalojar de la alcaldía de Mondragón a un alcalde de HB.

Una razón de ello es que el lehendakari de entonces, Ardanza, ejerció su liderazgo para poner de acuerdo a todos los partidos no violentos. Ibarretxe ha renunciado a asumir esa responsabilidad. No quiere hacer nada que comprometa la unidad de su tripartito o le indisponga contra EHAK (la otra careta de Batasuna), cuyo apoyo necesita para obtener luz verde a su consulta soberanista. Su coartada, compartida por el sector de su partido encabezado por Egibar, es que ETA no debe condicionar el derecho a decidir de los vascos, del que hace depender a su vez (ilusamente) la retirada de la banda.

La inicial oposición de Egibar a apoyar la moción provocó una reacción enérgica de los socialistas que obligó a intervenir a Urkullu, presidente del PNV. Su propuesta alternativa, destinada a ganar tiempo y disimular que era una rectificación, fue la de invitar previamente a los de ANV a condenar las amenazas de ETA, instarles a dimitir si no lo hacían y sólo después de que se negaran a plantear la moción de censura. Los socialistas aceptaron ese rodeo en aras de la unidad y por facilitar las cosas a Urkullu en su batalla interna. Ahora se ve que fue una ingenuidad. Los aliados del PNV han hecho el trabajo sucio para rechazar esos pasos previos, dando de paso la coartada que necesitaba Ibarretxe para seguir silente y escondido.

La trama civil de ETA

Manuel Molares do Val  Periodista Digital 30 Abril 2008

Casi ocho años después de que ETA asesinara a su padre, Daniel Portero ha sacado a la luz una larga investigación sobre esa banda de la que se deduce que es más una familia de mafiosos que un grupo revolucionario tradicional.

Salvando el entorno geográfico y el medio social, los pandilleros de ETA podrían ser una mezcla de camorra napolitana y las FARC del narcoterrorismo colombiano.

Así aparecen los héroes abertzales vascos tras la lectura de “La trama civil de ETA”, recién editado por Arcopress, y escrito por Daniel, un hijo de Luís Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, asesinado en Granada en octubre de 2000.

El autor es ingeniero de caminos, y se nota en la minuciosidad de su trabajo -–414 páginas--, hecho con la precisión de quien tiende un puente sobre aguas turbulentas que tiene un punto de inicio, pero también un final que, según él, no está lejano.

El entorno etarra es particularmente llamativo: gente encerrada en grupos que forman una secta de fanáticos autistas ante el mundo, aunque hábiles en la manipulación de los sentimientos de sus miembros, personas que necesitan autoafirmarse.

El mundo de ETA es algo así como una congregación de antropófagos que vive junto a la población común, mayoritariamente intimidada por las correrías de los cazadores que salen de vez en cuando a buscar carne humana.

Para no ser devorados, muchos miembros de la mayoría intimidada halagan a los monstruos, tan cercanos: participan en sus negocios, compran sus productos y pagan voluntaria o forzosamente el “impuesto revolucionario”.

Ese magma de interesantes y conexiones ha creado un entramado de empresas y organizaciones crecientemente sometidas a la persecución de la Justicia: ahogarlas logrará la extinción de la mafia, cree Portero.

11-M
Gobernar sin los ciudadanos
En estas fechas de recuerdo de aquel dos de mayo, se nos hace más fácil de entender la reacción de un pueblo que se sintió abandonado por sus representantes, y lo que es peor, vendido al enemigo que lo invadió.
Gabriel Morís Libertad Digital 30 Abril 2008

Quisiera centrar la reflexión en torno a la gran masa de ciudadanos. Esta masa la conformamos cuantitativamente la inmensa mayoría de los censos electorales, por tanto debe ser representativa de la colectividad. Me refiero a los ciudadanos que vivimos de nuestro trabajo, que llevamos una vida casi anónima, que somos buenos consumidores de todo lo que la sociedad del bienestar nos pone delante y que servimos de sostén a todo el entramado social, político, económico, etc.

En una buena práctica democrática ese tejido social debe ser, en buena parte, el destinatario de la acción política, por dos razones fundamentales. Primero, porque la democracia debe basar su fundamento en el servicio a las mayorías, sin detrimento del respeto a las minorías. Y segundo, porque desde un punto de vista de praxis electoral y marketing político esta masa de ciudadanos es un buen granero de votos sobre los que ejercer la acción política. Esto último no invalida la racionalidad que las mayorías anónimas suelen dar a determinados asuntos sometidos a debate. No en vano se dice vox populi vox dei.

Pues bien, todo esto que a cualquier ciudadano le resulta de una lógica aplastante, cuando debe traducirse en políticas reales y en acciones de gobierno derivadas de dichas políticas, no resulta tan evidente o, mejor dicho, no se tiene en cuenta. El caso extremo lo encontramos cuando el incumplimiento se traduce en actuaciones contrarias a las inicialmente prometidas.

Un ejemplo puede ayudarnos a comprender el razonamiento que antecede: Hoy he escuchado en la radio un comentario sobre promesas electorales cumplidas en plazo o antes de los plazos fijados y el locutor ha recordado la famosa frase de Tierno Galván de que "las promesas electorales se hacen para no cumplirlas"; esta frase, que en el fondo tiene un matiz algo sarcástico, puede resultar patética cuando se lleva a la realidad. Todos recordamos las frases que los ciudadanos coreaban después del tristemente recordado 11-M. "Queremos saber la verdad", "España no se merece un gobierno que nos mienta" Aquellas frases, que sin duda dieron sus frutos electorales, han sido olvidadas por los políticos que elegimos en la luctuosa jornada electoral del 14-M y en la posterior del 9-M.

Pasada la legislatura que nos iba a llevar a conocer la verdad del atentado que se perfila como el mayor golpe de estado de nuestra historia reciente, y en los albores de la nueva, en que se vislumbra la misma tónica, seguimos sin ver la posibilidad de conseguir unas instituciones responsables, limpias, transparentes, veraces, honestas. Creo que la ciudadanía, al hacer un balance total o parcial de la legislatura, la percibe como un fraude electoral y como un golpe de gracia a la democracia que entre todos hemos construido. Al día de hoy, con una sentencia que en breve será firme, no conocemos nada del atentado que aún convulsiona a España.

Ante todo este fraude y este despropósito, ¿qué puede hacer el pueblo que elige a dichos representantes? Si el Estado de Derecho no defiende a los ciudadanos que lo sustentan y permite la consumación del fraude electoral, la única alternativa del pueblo consiste en echarse a la calle para reclamar aquello a lo que tiene derecho: la verdad y la justicia que le niegan sus propias instituciones. Seguro que antes o después lo conseguiremos.

En estas fechas de recuerdo de aquel dos de mayo, se nos hace más fácil de entender la reacción de un pueblo que se sintió abandonado por sus representantes, y lo que es peor, vendido al enemigo que lo invadió. Que la historia nos sirva para evitar caer en los errores vividos.

Críticas a Israel
La historia de siempre
Así les ocurrió tras la retirada o "desconexión" israelí de 21 asentamientos judíos en Gaza en agosto de 2005. Les brindaron la oportunidad de demostrar al mundo hasta dónde podían llegar sin estar bajo el control de Tel-Aviv y la desaprovecharon.
GEES Libertad Digital 30 Abril 2008

Es cierto que definir la realidad es una tarea arduamente difícil, ambigua e imprecisa, que se presta a diversas interpretaciones. La objetividad periodística debe ser una meta cuanto menos deseable, aunque algunos nieguen que sea posible. Ejercitarla sería publicar tanto lo que aprueba como lo que se desaprueba, algo que no ocurre cuando palestinos e israelíes se ven inmiscuidos en algún trágico y sangriento asunto. Como no, se esperaba una buena bofetada mediática contra Israel por las muertes de Miyasar Abu Muatak y sus cuatro hijos en Beit Hanoun.

Las Fuerzas Armadas israelíes no aceptan de ninguna forma la responsabilidad por tales hechos, aunque los medios, para variar, apenas hayan recogido su versión. Según la información e imágenes mostradas por los israelíes, la potente deflagración que siguió al ataque de la Fuerza Aérea israelí contra milicianos palestinos indica que éstos portaban una gran cantidad de explosivos junto a la casa donde estaban la madre y sus hijos. Recuerda sin duda a los hechos de la playa de Gaza, en junio de 2006, donde murieron los miembros de la familia Ghalia por un supuesto ataque israelí, o los 19 civiles que murieron en Beit Hanoun en noviembre de 2007.

Es la historia de siempre. Los palestinos saben cómo exhibir sus muertes en público y agitar sus miserias públicamente. Sin embargo aún no saben como conciliar sus vidas con la realidad. Es tal su miedo que pierden la serenidad y vuelven a las armas y a la sangre. Así les ocurrió tras la retirada o "desconexión" israelí de 21 asentamientos judíos en Gaza en agosto de 2005. Les brindaron la oportunidad de demostrar al mundo hasta dónde podían llegar sin estar bajo el control de Tel-Aviv y la desaprovecharon. "No pierden la oportunidad de perder una oportunidad", se suele decir de los palestinos. La desperdiciaron por su retórica victimista, por sus luchas internas, por su mal uso de las ayudas internacionales, por su corrupción, por apoyar a una organización terrorista. Son lo que han votado, y tienen lo que se merecen. Si aceptan que las facciones armadas palestinas actúen junto a las casas de civiles y les utilicen como escudos humanos, allá ellos. Aunque sigan sacando provecho de las instantáneas sensacionalistas.

Los pobres en Gaza son cada vez más desgraciados, y los que no lo eran no tienen ahora nada que llevarse a la boca. Los fundamentalistas han agudizado la crisis económica que arrastraba la Autoridad Palestina, y son los que disparan contra camiones cisterna para impedir la entrega de combustible en los hospitales de Gaza. Pero ¿qué se puede esperar de un pueblo con líderes llenos de odio y violencia, que celebraron con vítores los atentados del 11 de septiembre? Una y otra vez vienen a nuestra mente las palabras de Golda Meir: "La paz llegará cuando amen a sus hijos más de lo que nos odian a nosotros."
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

AHORA, EL GOBIERNO INSULAR IMPONE EL CATALÁN
Círculo Balear recuerda: El PP aprobó en 1990 un decreto que marginaba al castellano
En 1990, el PP de Baleares aprobó un decreto por el que se dejaba la puerta abierta a la exclusión del castellano en la vida pública. Algo que ahora ha aprovechado el Ejecutivo del socialista Francesc Antich para imponer el catalán en la Administración. En declaraciones a COPE, Jorge Campos, miembro de la asociación cultural Círculo Balear, ha tachado de "lamentable" la medida aunque ha apostillado que "lo más triste es que todo fue aprobado por el PP". Además, anuncia movilizaciones ante la marginación al castellano.
Libertad Digital 30 Abril 2008

En declaraciones a la Cadena Cope, el miembro de Círculo Balear Jorge Campos ha criticado la "lamentable" decisión del Gobierno balear de imponer el catalán y eliminar el español de la vida pública. "Acaba con la libertad" y por ello, ha explicado, llevarán al Defensor del Pueblo "un dictamen jurídico" sobre la marginación al castellano. Además, ha anunciado movilizaciones.

"Lo más triste de todo es que fue aprobado por el PP", ha recalcado. De hecho, ha apostillado Campos, muchos de sus autores "siguen en la cúpula actual del PP y dicen aquello de que eso no está tan mal".

Ante estas críticas, la presidenta del PP en Baleares, Rosa Estarás, asegura que "yo no soy responsable de lo que hizo mi partido en 1990". En declaraciones a El Mundo, recalca además que "no estaba, habrá que adaptar toda la legislación al actual estatuto".

NO HAY VERSIÓN EN CASTELLANO
La web del PP de Galicia sólo se puede consultar en gallego
El portal de internet del PP de Galicia, partido que presume de defender el bilingüismo en la región, sólo está disponible en gallego. La opción para ver los contenidos en castellano, que sí existía en diseños anteriores, ha desparecido. La renuncia del PP a representar los intereses de los castellanohablantes gallegos, al menos la mitad de la población, explica el enorme éxito de la iniciativa cívica Galicia Bilingüe.
Raúl Vilas Libertad Digital 30 Abril 2008

En esta asociación no se han sorprendido por la noticia, aunque creen que sería "un gesto positivo" que la web del PP fuese bilingüe como lo es la sociedad gallega. Las del PP vasco y catalán sí lo son.

El líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, explicaba hace días que su estrategia pasa por ser un partido "simpático" en aquellas regiones donde hay partidos nacionalistas excluyentes. Feijóo no quiere caer antipático a los totalitarios. Para eso sólo hay un camino: plegarse ante sus imposiciones.

En esa dirección podemos interpretar el hecho de que el castellano haya desaparecido de la web del PP de Galicia, monolingüe en gallego. Tras esperar varias semanas hemos comprobado que no se trata de un error. Es imposible localizar en la portada de la página web una llamada para acceder a una versión en castellano, opción que era fácilmente localizables en anteriores diseños de este portal de internet. De hecho, en la web de Nuevas Generaciones de Galicia sí que sigue disponible la versión en castellano.

No estamos ante un hecho aislado, o un despiste, sino que hace décadas que el PP de Galicia renunció al castellano para expresarse públicamente, lo que supone un enorme desprecio a los castellanohablantes gallegos, muchos de ellos votantes de este partido. Hace una semanas el PP de Galicia criticaba en un comunicado la política lingüística de la Xunta. En Libertad Digital destacábamos que resultaba paradójico que se censurase al Gobierno del BNG y PSOE, con una nota redactada sólo en gallego. Al solicitar una copia en castellano se nos informaba que no existía.

Dos ejemplos que retratan perfectamente la hipocresía de este partido en lo que se refiere a la política lingüística. Predica una supuesta defensa del bilingüismo, pero ya desde los años de Fraga en la Xunta aplica en el ámbito público un férreo monolingüismo.

En medio de esta situación surgió hace un año la iniciativa ciudadana Galicia Bilingüe que pese a la falta de apoyos y la hostilidad del Gobierno gallego no ha dejado de crecer en los últimos meses. En cuanto que el PP tenga una web sólo en gallego, en Galicia Bilingüe no se sorprenden. Al no ser una web de la administración, comentan, no pueden exigir al partido que cambie la web, pero sí animan al PP a que corrija esta situación, que sería un gesto de respeto al bilingüismo de la sociedad gallega.

Uno de los contenidos que ofrece ppdegalicia.com es el blog del presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo. En él, escrito también sólo en gallego, Feijóo dedica una entrada a la política lingüística, en la que deja clara cual es la posición del PP de Galicia. Dice que desde que se puso en marcha la Ley de Normalización Lingüística –esto es la imposición del gallego desde los poderes públicos– en 1983 "hemos recorrido un largo camino en la defensa del gallego como lengua de convivencia y de Galicia como comunidad ejemplar en la que os dos idiomas oficiales, castellano y el gallego, cohabitan de forma natural".

Feijóo presume de que el PP en la Xunta "potenció esta convivencia, promoviendo su uso por igual en la vida pública, cultural e informativa". Lo que se traduce en que subvenciones culturales concedidas sólo en base al criterio lingüístico, hay dinero público si es en gallego, o una radio y televisión públicas en las que el castellano jamás ha existido. Se vanagloria el líder del PP gallego de que "en los 16 años que ocupamos (sic) el Gobierno de Galicia", el despilfarro de recursos públicos en esta materia pasó de "1.371.810 euros en 1990 a más de 18 millones de euros en 2003". Al menos critica las pretensiones del BNG de multar a quienes rotulen en castellano.

LA POLÍTICA LINGÜÍSTICA, A DEBATE
El Consejo Asesor del Euskera reclama un consenso con los castellanohablantes
El organismo del Gobierno vasco alerta de los riesgos de imponer un idioma y aboga por un acuerdo «social, político y cultural»
MARTA FDEZ. VALLEJO m.f.vallejo@diario-elcorreo.com El Correo 30 Abril 2008

El Consejo Asesor del Euskera, organismo dependiente del Departamento de Cultura, hizo pública ayer su apuesta firme por lograr un «consenso» en la sociedad sobre política lingüística, como única vía de avance en el uso de la lengua vasca. «Para asegurar el futuro del euskera es fundamental la adhesión y la lealtad de la ciudadanía al idioma, fines que sólo se consiguen con consenso social, político y cultural», remarcó el viceconsejero, Patxi Baztarrika, en la presentación del documento 'Bases para la Política Lingüística del siglo XXI', donde se repasan los errores cometidos, se aboga por recuperar el apoyo de los castellanohablantes y alerta de los peligros de imponer un idioma. Este mensaje, lanzado desde una consejería en manos del PNV, choca con la política que desarrolla el otro departamento que lidera la euskaldunización, Educación, dirigido por EA, que avanza por la vía del decreto y sin más apoyo político que el de los partidos del Gobierno tripartito.

De hecho, el documento elaborado por una comisión de expertos del Consejo Asesor del Euskera y que será sometido a debate en el seno de este organismo, se detiene especialmente en el mundo educativo. «Si como resultado de una determinada política se está empujando a alguien a estudiar y a usar una lengua forzosa y obligatoriamente, algo está fallando», subraya. La reflexión del comité advierte de que hay que aceptar que «los objetivos educativos generales mínimos establecidos sean asequibles y que los resultados lingüísticos de los diferentes centros docentes sean distintos. De lo contrario, podrían resultar perjudicadas tanto la lengua como la educación».

El texto subraya que el marco legal de la Política Lingüística se apoya en la Constitución, el Estatuto, la Ley del Euskera, la Ley de la Escuela Pública Vasca o el decreto de normalización del uso del euskera, normas aprobadas con «un amplio consenso político», fruto de acuerdos entre «fuerzas nacionalistas y no nacionalistas». Recuerda que algunos asuntos, sobre todo relativos a la Educación, «han sido gestionados por los socialistas en momentos muy decisivos», y destaca que la «efectividad e idoneidad del marco legal no reside únicamente en sus frías normas sino también en el acuerdo político».

Los expertos reconocen el derecho de la comunidad castellanohablante a decidir el futuro del euskera y le invita a que se implique en el objetivo de fortalecer el uso de la lengua vasca. «Todos tenemos derecho a que nuestra voz sea escuchada y a participar a la hora de tomar decisiones sobre su futuro. Cuando decimos todos, nos referimos a toda la ciudadanía: vascohablantes y no vascohablantes, ciudadanos de cualquier sensibilidad y color político. Entre todos debemos decidir el lugar que queremos dar al euskera en nuestra sociedad y la manera en la que deben convivir las dos lenguas». Apela a su responsabilidad. «El futuro del euskera no es únicamente asunto de los euskaltzales y mucho menos de los nacionalistas. Puesto que es patrimonio de todos deberíamos considerar tarea propia la de dar aliento al euskera».

Debate público
El documento alerta de que «hacer las cosas por la fuerza en materia lingüística sobre la base de la imposición puede agrietar la cohesión social». «La mejor de las leyes y decretos es el consenso», señala el texto. Llega a conclusiones que aplaudirían sectores críticos con la actual política lingüística. «El futuro de la ley no es luchar contra el castellano y, menos aún, actuar en contra de los ciudadanos que sólo hablan en castellano y quieren vivir en castellano».

Baztarrika, que compareció en San Sebastián para presentar el documento, anunció la puesta en marcha del debate público sobre política lingüística con el fin de «concretar los pasos que se darán en los próximos años». Explicó de dónde había surgido la iniciativa. El Departamento de Cultura constituyó en octubre de 2007 el nuevo Consejo Asesor del Euskera que, a propuesta de la titular de la consejería, Miren Azkarate, acordó por unanimidad crear en su seno la comisión especial denominada 'Bases para la política lingüística del siglo XXI'.

El viceconsejero nombró el pasado enero a los 40 miembros de esa comisión procedentes de diversas instituciones públicas, educación, cultura, medios de comunicación, empresas, partidos políticos, sindicatos, asociaciones y grupos económicos, todos ellos de diversos ámbitos e ideologías. Baztarrika creó dentro de ese grupo un comité permanente encargado de redactar el texto base que servirá como punto de partida de ese «amplio debate social» que desea impulsar la viceconsejería. Los autores del trabajo son expertos en euskera: Aurelia Arkotxa, profesora, escritora y académica de Euskaltzaindia; Lore Erriondo, directora de la Universidad Vasca de Verano, profesora y pedagoga; Alberto Lopez Basaguren, catedrático de Derecho Constitucional de la UPV; Eneko Oregi, traductor y jefe del Servicio Oficial de Traducción del IVAP; y Pello Salaburu, catedrático de Filología vasca de la UPV y académico de Euskaltzaindia.

Acuerdo entre plurales
«El documento es fruto de muchas horas de trabajo y del acuerdo entre plurales», destacó Baztarrika. El comité de 40 expertos estudiará ahora el documento, hará sus aportaciones y elaborará el texto definitivo antes del mes de junio. Por su parte, la comisión especial que ha elaborado el informe se encargará de dinamizar el proceso de debate social y recoger las reflexiones que se harán desde diversos ámbitos.

Los expertos hacen un duro diagnóstico de la situación del euskera. Reconocen los avances que se han registrado en los últimos 25 años, pero destacan sin medias tintas los errores cometidos, - «se ha retrocedido en algunos campos», dice-. «El euskera tiene mayor amparo legal y promoción que nunca. Se han destinado más recursos y se dispone de más dinero que nunca pero no es suficiente para garantizar su futuro». ¿Cuál es la clave?, se preguntan. «Lograr su uso». Y para ello se necesitan «adhesiones y lealtades ciudadanas al euskera», que no se consiguen con leyes ni decretos.

El Gobierno balear pone contra las cuerdas al castellano
 Periodista Digital 30 Abril 2008

El Gobierno Balear (formado por el PSOE y grupos minoritarios) ha iniciado una campaña para imponer el catalán entre los empleados de la administración autonómica para "reactivar su uso y consolidar su presencia en el ámbito profesional" ante la pasividad de un PP que va de "simpático".

La principal actuación de esta campaña se centra en la distribución de 30.000 folletos informativos del decreto 100/1990, en el que se regula el uso de las lenguas oficiales en el Gobierno. Este documento ya se ha empezado a distribuir entre todos los trabajadores de la Administración autonómica, a los que se recuerda que la señalización institucional debe ser exclusivamente en catalán.

Según destacó la directora general de la institución que vela por la política lingüística en el Ejecutivo, Margalida Tous, quien explicó en rueda de prensa que esta campaña tiene como objetivo principal "recordar que el catalán es la lengua propia del Govern". Por ello, el catalán, afirmó Tous, debe ser la lengua vehicular de las publicaciones institucionales, el idioma principal de atención al público, y también, la lengua que se use normalmente durante las intervenciones oficiales.

La iniciativa pretende garantizar que toda la tarea de formación y capacitación de los trabajadores de la comunidad autónoma llevada a cabo a lo largo de las últimas décadas tenga un reconocimiento y se vea reflejada en las actuaciones diarias desde la Administración.

Asimismo, la campaña tiene como objetivo conseguir la completa normalización del catalán en el Govern y favorecer una sociedad en la que el catalán se convierta en la lengua de cohesión de la población de Baleares.

El decreto 100/1990
Los principales aspectos que resalta el decreto 100/1990 son que el personal al servicio de la Administración de la CAIB se dirigirá a los ciudadanos en sus comunicaciones orales normalmente en catalán, pero respetará que escojan la lengua en la que quieren ser atendidos.

Otro de los aspectos que se destacan de este decreto es que las comunicaciones y las notificaciones dirigidas a personas físicas o jurídicas residentes dentro del ámbito lingüístico catalán, se deben hacer en lengua catalana, sin perjuicio del derecho de los ciudadanos a recibirlas en castellano si así lo piden.

email print
TRAS LOS MALOS RESULTADOS DE LAS ELECCIONES GENERALES
Domingo y Robles se unen para pedir un congreso extraordinario de Ciutadans
Los diputados de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía (C's) en el Parlamento catalán Antonio Robles y José Domingo –en la imagen– unieron esfuerzos este martes para pedir un congreso extraordinario en el partido. Ambos diputados hicieron público un manifiesto en el que piden "una reflexión de la situación del partido", por lo que demandan adelantar el congreso previsto para julio de 2010, un hecho que no significa "querer acabar con Albert Rivera".
Agencias Libertad Digital 30 Abril 2008

En rueda de prensa, dos de los tres diputados de C's en el Parlamento catalán mostraron su unión para reclamar la necesidad de convocar un congreso extraordinario tras la "debacle electoral" que, en palabras de Domingo, sufrió el partido tras perder, en las elecciones generales, a más de 60.000 de los 89.000 votantes que consiguió en las autonómicas de 2006.

Si bien Domingo aseguró que la propuesta para convocar un congreso extraordinario "no es anti Albert Rivera", el manifiesto que presentaron y a partir del cual recogerán firmas –necesitan un millar, aproximadamente, equivalente a un tercio de los militantes– entre sus afiliados para forzarlo indica que el congreso debe tener como finalidad "determinar el modelo político de C's y las personas más competentes para llevarlo a cabo".

Es más, opinaron que mediante el congreso la militancia puede "reforzar los órganos" del partido con la elección de un Consejo General "verdaderamente" representativo y de un Comité Ejecutivo "con legitimidad suficiente".

Los dos diputados defendieron en el manifiesto titulado "Ciudadanos por un congreso extraordinario", en el que se afirma: "La postulación final de nuestro presidente (Rivera) como primer candidato por Barcelona y la interpretación forzada de los estatutos para permitir la presentación de candidaturas sin los avales correspondientes, supuso el primer indicio serio de que en los máximos órganos del partido se había instalado una manera de proceder que perseguía la consecución de sus propios fines a despecho de la militancia y de los ideales de transparencia y democracia que habían inspirado el nacimiento de C's".

El manifiesto conjunto de dos de los tres diputados de C's en el Parlament -que aparcaron sus diferencias para unir fuerzas en este proceso-- admite que el partido debe "zanjar" el "debate interno sobre la política de alianzas con formaciones afines", en clara referencia a UPyD.

C's y UPyD "deben confluir".
Pero Robles –que en declaraciones a Europa Press tras la rueda de prensa no descartó presentar candidatura a la presidencia de C's– fue más allá en este punto y defendió en otro manifiesto propio, al margen del consensuado con Domingo, que "C's y UPyD han de confluir juntos en un proyecto común", al defender el mismo espacio electoral.

"Lucharé por la unión de esta Tercera España", dijo Robles, que "no concibe" la posibilidad de que C's y UPyD concurran por separado a las próximas elecciones autonómicas: "Nunca deberán ser nuestros rivales, sino nuestros aliados y amigos", advirtió, tras lamentar que "la actual dirección –de C's– no ha podido o no ha querido iniciar esa vía".

En la rueda de prensa de presentación de la iniciativa de Robles y Domingo asistieron, de forma improvisada, un centenar de militantes –entre ellos concejales y algún miembro de la directiva– que aplaudieron enérgicamente a los dos diputados al finalizar su intervención.

"Respetuosos con las normas"
Domingo, que dijo estar convencido de que sumarán el millar de firmas que establecen los estatutos del partido para forzar la convocatoria de un congreso extraordinario –el tercero en menos de dos años de vida del partido– respondió a la dirección del partido, que tildó su iniciativa de "irresponsable", que son "respetuosos" con las normas.

"Si alguien es respetuoso con las normas somos nosotros", aseveró Domingo –que en declaraciones a Europa Press emplazó la decisión sobre si presentará candidatura a la presidencia–, que dijo "respetar" a la ejecutiva, y reclamó "el mismo respeto" hacia su iniciativa. Por esto, opinó que Rivera debería sumarse a su petición, realizada desde la perspectiva de "lealtad" con el proyecto inicial del partido.

Situación de "supervivencia"
Para Robles, "es tiempo de repartir la escasez para garantizar la supervivencia de todos en tiempos de crisis y crecer cuando vuelvan las vacas gordas".

Por todo ello, Robles y Domingo reclamaron el apoyo de los militantes para forzar un congreso extraordinario, la elaboración de un reglamento precongresual que dé "igualdad de oportunidades" a "todas las candidaturas", y la designación de una comisión gestora que se encargue de organizar, con "plenos poderes", el congreso.

Baleares insta a sus empleados públicos a atender en catalán a los ciudadanos
El Gobierno insular también quiere retirar los carteles institucionales en castellano
Marta Garau La Razón 30 Abril 2008

PALMA-Una vez más, el Gobierno balear apuesta por seguir incrementando el nivel del conocimiento del catalán en los procesos de acceso a la administración pública. La consejera de Interior, María Ángeles Leciñena, resaltaba ayer en el pleno la preparación de un decreto de normalización lingüística que anularía el aprobado en el 2003, en el que se exigía únicamente el nivel B (básico) de catalán al cuerpo de funcionarios.

Esto se produce a raíz de la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) y, según Leciñena, pretende dar cumplimiento a la misma contando con los trámites administrativos necesarios y negociando con los representantes de los trabajadores. Así, se recupera la normativa aprobada en el pacto de progreso que presidía el actual presidente Francesc Antich, a través de la cual se exigirá el nivel C (superior) a técnicos superiores, de grado medio y administrativos de la Administración de Justicia.

Otro de los elementos que ha procedido a anular el TSJIB es la resolución que eximía del conocimiento de la lengua a las personas de la administración mayores de 50 años. En ambos aspectos la consejera lamenta la existencia de normativas dirigidas a rebajar el nivel de la lengua en Baleares.

«Paso atrás»
Por ello, el TSJIB ha anulado a su vez varios artículos del Decreto de 2003 concernientes al conocimiento exigible por considerarlas «un paso atrás» en el proceso de normalización lingüística. Al respecto, el PP sigue manteniendo su postura sobre la necesidad de que prime la excelencia en el trabajo.

Los populares manifiestan su descontento y consideran discriminatorias las medidas. Y es que, la puesta en marcha de diferentes campañas con objetivo de promover el catalán es una constante por parte de la Dirección General de Política Lingüística balear. Esta entidad ha procedido a distribuir unos 30.000 folletos a los trabajadores de la administración pública en los que se explica la necesidad de regular el uso de las lenguas oficiales en el Gobierno.

Este documento, que ya se ha empezado a distribuir, recuerda además que la señalización institucional debe ser exclusivamente en catalán. Según la directora general de esta institución, Margarita Tous, no es una medida impositiva, sino necesaria para concienciar a los trabajadores de la importancia de atender en catalán, tal y como marca la ley.
A esta línea de campañas en pro del catalán, se le suma la llevada a cabo por el Consell de Mallorca destinada a la población inmigrante. La iniciativa consiste en la elaboración de dípticos en los que se incita a aprender catalán y se ofrece un vocabulario básico.

Estos cambios se presentarán el 6 de mayo a través de un manifiesto de la Obra Cultural Balear llamado «Documento de ruta para el catalán en las Islas Baleares». Según su presidente, Jaume Mateu, servirá para emplazar a las instituciones públicas y a la sociedad a asumir estas propuestas
 

Recortes de Prensa   Página Inicial