AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 7 Mayo 2008

Los catalanes que viven en Madrid pasan del catalán
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 7 Mayo 2008

El dato es importante en este caso no tanto por la metedura de pata hasta la ingle de Esperanza Aguirre, cosa por otra parte habitual en ella, sino por el hecho de que entre las 80.000 a 100.000 familias de origen catalán que viven en Madrid, tan sólo once hayan solicitado para sus hijos los estudios en catalán. Esto es muy interesante porque, a mi modo paleto y pueblerino de ver las cosas, quiere decir que cuando los catalanes no están coaccionados por el poder omnímodo, la lengua catalana les importa un bledo. O dicho de un modo todavía más crudo, se la pasan por la entrepierna.

Sobre una base mínima de 80.000 familias catalanas residentes en Madrid, sólo el 0,01% están interesadas en que sus hijos estudien en catalán. Ergo, el supuesto catalanismo de los ciudadanos que habitan en Cataluña es más fruto de la imposición coactiva que de la libre elección, y una vez que abandonan el territorio comanche, se descatalanizan a la velocidad de la luz.

Esperanza Aguirre ha quedado a la altura del betún con su promesa hecha en Lérida el pasado mes de febrero, sin embargo el farol de la presidenta ha revelado una realidad que los nacionalistas catalanes sin duda conocen, pero que mantienen bien oculta: el desinterés de la mayoría de la población por la lengua catalana.

O séase que sino es por medio de la coacción, la mayoría de los catalanes pasarían olímpicamente de esa milonga de la “lengua propia” y elegirían el castellano como lengua de estudio para sus hijos, pues es más fácil, más útil y, por mucho que les pese, más universal.
 

EL DEBATE LINGÜÍSTICO
¿Quiénes sufren por el euskera?
JOSÉ IGNACIO CALLEJA SAENZ DE NAVARRETE EL Correo 7 Mayo 2008

Hoy me referiré a un tema delicado. Voy a decir algo en torno al euskera. Como ustedes saben, en todas las materias hay temas delicados. En el País Vasco es delicado hablar de autodeterminación, de Navarra, de terrorismo y del euskera, por ejemplo.

Yo quería hablar de esto último. En términos muy sencillos, desde luego. La ley dice que el euskera y el castellano son las dos lenguas oficiales del País Vasco. Está muy bien que la ley diga esto. Parece justo y revela las mejores intenciones.

Por el euskera ha sufrido mucha gente y mucho. Ha habido prohibición y persecución. Pero el tiempo corre que vuela. Y por el euskera sigue sufriendo mucha gente. Es otra gente. Antes fue por la prohibición. Ahora es porque no siempre quienes lo conocen pueden usarlo. La ley supone que sí, pero luego es que no. Y por el euskera sufre también mucha gente, ¿otra gente!, porque no lo conoce. No lo puede usar porque no lo conoce. A mi juicio, y sin discusión, son los que más sufren por el euskera en este momento. Yo pertenezco a éstos. No hablo euskera. No es mi lengua materna. No lo he aprendido. He tenido que estudiar otras cosas para mi profesión. A cambio, sufro porque no conozco el euskera y a veces lo necesitaría. O, simplemente, me agradaría. No puedo aspirar a muchos trabajos públicos o privados. Lo acepto, pero me gustaría que me reconocieran este sufrimiento.

Yo no tengo hijos. Si los tuviera quisiera saber si mis hijos tienen ventajas o desventajas injustas por no haber nacido en una familia euskaldun. Yo creo que debemos valorar esto con sinceridad: ¿Cómo estamos ayudando a las familias que no saben euskera para que sus hijos lo conozcan sin desventaja? Verán, hablo de los niños que, desde los cinco años, ya no pueden recurrir a sus padres para que les ayuden en las tareas escolares. Nada de nada. Los niños traen deberes de la ikastola a casa y allí los padres se pierden, ¿diccionario en mano!, a ver qué pueden hacer. Estos padres y estos niños están haciendo un esfuerzo extraordinario. Hay que verlo para vivirlo. Hay que ser muy justos con ellos. ¿Lo estamos siendo? Sus derechos son iguales y hay que protegerlos claramente. Su situación es de debilidad. Es una generación de vascos, en realidad varias, niños hoy, que está haciendo un esfuerzo extraordinario para que el euskera sea su otra lengua. ¿Lo reconocemos? ¿Consiguen resultados comparables a sus compañeros de extracción euskaldun? ¿Podemos valorar ya, en cuanto a la primera generación que ha pasado por esta experiencia, qué estudios y trabajos han conseguido los que ya son jóvenes profesionales? ¿Hay estudios sobre esto?

Vuelvo a los niños de lengua materna castellana. Me preocupa mucho que se les cuide con mimo. Necesitan ayudas académicas especiales, una discriminación positiva en toda regla, que los pedagogos deberían concretar y la Administración, financiar. ¿Por qué tiene que ir un niño, a su costa y desde los ocho años, a una academia para hacer los deberes escolares en euskera? Habría que reconocer este sacrificio de las familias vascas de habla castellana, con palabras y hechos.

¿Saben por qué digo esto? Porque un día leía yo con unos niños el mismo cuento en castellano y en euskera. El cuento tenía pictogramas, ya saben, esos dibujos que sustituyen a la palabra en cuestión. Pues bien, esos niños sólo podían leer el cuento en castellano. No conocían las palabras en euskera. Les faltaba vocabulario. Yo me pregunté: ¿Durará está desventaja hasta la Universidad? ¿Quedarán sobrepasados, escolar y profesionalmente, por sus compañeros euskaldunes, con igual esfuerzo y capacidad personal? ¿Cuál es el origen o extracción sociocultural de la 'clase' dirigente vasca, particularmente, en los servicios públicos y la Administración? No me refiero a los territorios, sino a la lengua materna.

Por el euskera sufrimos muchos. Hay un lugar común que nos hace pensar de inmediato en el franquismo. Pero, hoy, los peor parados somos los que no lo conocemos. Cuando escucho a un político que no lo conoce, y que opina y exige como si lo conociera, me digo, ¿qué cara! ¿Cómo puede pensar y exigir así a los demás, y ocupar ese puesto, si no lo conoce?

En suma, euskera sí, pero dando ayuda y tiempo, el que sea honradamente necesario, para no incurrir en otra gran injusticia, la que afecta, lo diré como hipótesis, puede estar afectando a niños sin voz ni voto. ¿Cuidado con esta perspectiva del problema, porque estamos hablando de los más 'débiles' de la sociedad! Los niños pueden con todo, y se acomodan a todo, pero hay que valorar los sacrificios, la proporción al exigirlos, y el tiempo que se necesita para preservar la equidad en las oportunidades profesionales de todos los vascos.

 ¿ Vasco ?  no, gracias.
Nota del Editor 7 Mayo 2008

El brutal miedo a la libertad de elección que tienen los "normalizadores" es la causa de la brutal imposición de la lengua regional. Si no hay deber constitucional de conocer la lengua regional, debería ser un ejercicio de libertad estudiarla o no.

Pero no les es suficiente, con la libertad de elección perderían su poder, su empleo, sus bicocas a costa de infligir un daño irreparable,  a costa de despojar de derechos constitucionales y cívicos a los demás.

Aún peor obligar a estudiar en la lengua regional, eso es un delito de lesa humanidad, imperdonable y que deberá ser juzgado en los tribunales de derechos humanos cuando termine la desmembración de España y las razón vuelva a la escena política.

Un abertzale podría pagarnos los 400 euros de su bolsillo
Pascual Tamburri elsemanaldigital  7 Mayo 2008

Este martes se han conmemorado, con la pompa oficial máxima posible en provincias, los diez años del asesinato del concejal Tomás Caballero. Pamplona –la Pamplona oficial, no nos engañemos- ha estado de luto. Bien está. Y mal está, no dejaremos de decirlo, que los homenajes, fundaciones, calles y plañideras que se dedican al pobre Caballero no se dediquen a otras víctimas de los terroristas abertzales. Porque el inspector Imaz no tuvo un accidente de tráfico, ni Jesús Alcocer murió de enfermedad, ni el general Juan Atarés se tropezó por la calle: fueron asesinados por los enemigos de España, y merecen por lo menos los mismos honores pamploneses que aquel concejal que, años antes de ser asesinado, había sido aplaudido por el mismo entorno de sus después asesinos. Ikurriña en mano.

Ikurriña en mano, pero lejos de Pamplona, el parlamentario de NaBai Txentxo Jiménez no ha estado en los llantos oficiales por Caballero. Está en el Himalaya, una opción sin duda envidiable, pero de graves consecuencias políticas: además de los minutos de silencio y los canapés se va a perder una votación decisiva en el Parlamento. Abertzales, socialistas y comunistas, unidos, querían modificar la Ley Foral del Vascuence para cambiar los límites de las zonas lingüísticas. A efectos prácticos, eso significa más rótulos y sobre todo más niños y jóvenes a escuelas e institutos en lengua vasca (y a menudo vasquistas, ¿lo negarán?). Como en principio UPN votará en contra (parece que el pacto con el PSOE lo permite), la ausencia de Jiménez impedirá por ahora que se haga. ¿Cómo lo castigarán los suyos?

Una opción es recurrir a los 400 euros de Zapatero. Aunque el superávit de la Hacienda se va consumiendo, en el resto de España parece que lo van a repartir; aquí, por aquello del convenio que tan poco gusta a Rosa Díez, UPN y socialistas han pactado que se dé de otra manera, por determinar, sólo a las rentas más bajas, aunque no hayan tributado. Así que deja de ser devolución. Yo propongo que NaBai añada una enmienda, y el jugoso sueldo de Jiménez se emplee para pagar una parte del invento. No será suficiente, pero así no volverá a dejar a los suyos tan mal. ¿O en el fondo no se han enfadado porque esperan algo aún mejor? Lo veremos si no lo sancionan.

Libro de Carod
2014, el año de la independencia
Barrunta Carod que en esa Icaria feliz que está a la vuelta de la esquina, "el castellano tendrá que situarse en un dignísimo segundo plano, con la cobertura legal correspondiente". O sea, que, de entrada, algo mejoraríamos nuestra situación
José García Domínguez Libertad Digital 7 Mayo 2008

Quizá el error de percepción más extendido en relación al tedioso asunto del catalanismo político sea creer que los independentistas catalanes persiguen la independencia de Cataluña. Qué va. Al contrario, nada hay más lejos de la verdad que esa presunción sin fundamento. Lo que quieren los independentistas es el independentismo, que es la condición necesaria y suficiente para que la independencia no llegue nunca.

Una Cataluña separada de España supondría la ruina económica, ideológica y moral para ellos. Y lo saben. Claro que lo saben. Perfectamente, lo saben. Porque, aunque la mayor parte de las veces no lo parezca, ser catalanista no por fuerza es sinónimo de ser idiota. Al cabo, sin el eterno fantasma del Madrit omnipotente y perverso que conspira día y noche contra nosaltres, ¿qué sería de la casta política catalana expuesta ya sin ningún cortafuegos a su personal e intransferible mediocridad?

Viene la digresión doméstica a cuento porque hoy se presenta en sociedad 2014. Que parli el poble català, híbrido literario entre el más rancio costumbrismo y la ciencia ficción en el que Carod-Rovira fantasea sobre esa República catalana que proclamará Puigcercós tras expulsarlo a él de la dirección de ERC. En fin, más allá de los constantes homenajes a Cantinflas que salpican todas y cada una de las páginas de la obra cumbre del Garibaldi de Tarragona (sépase, por ejemplo, que el inminente estadito catalán poseerá una temible "estructura militar propia" dentro de la "neutralidad no armada"), destaca –por inverosímil– su prejuicio sobre lo que ha de ocurrir con las dos lenguas catalanas.

Así, barrunta Carod que en esa Icaria feliz que está a la vuelta de la esquina, "el castellano tendrá que situarse en un dignísimo segundo plano, con la cobertura legal correspondiente". O sea, que, de entrada, algo mejoraríamos nuestra situación los catalanes castellanoparlantes en comparación con este indigno tercer estado al que nos ha rebajado el régimen autonómico español. Mas lo que no cabe en la cabeza de chorlito de Carod es que, independizada y, por tanto, liberada al fin del chantaje emocional de ser tratada como forastera, la mayoría castellanoparlante de la República catalana se lanzaría a reclamar sus derechos civiles por primera vez en la historia.

¿Independencia en el 2014? Ojalá.

José García Domínguez es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Acebes es un detalle más
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 7 Mayo 2008

La caída de Acebes es un paso más en la adecuación de Rajoy a la estrategia de Zapatero. ¿Es consciente de ello Cayetana Álvarez de Toledo? ¿Lo son los que tratan de definir la política del PP como algo reprobable pero autónomo? No quieren enterarse de que Zapatero no ha sido sólo el ganador del 9 de marzo sino el que ha conseguido imponer su concepción confederal y asimétrica del Estado hasta el punto de que Más y Montilla reclaman como objetivo la «bilateralidad de las naciones española y catalana». El debate sobre la financiación de las comunidades (naciones, realidades nacionales y regiones) trata de utilizar la existencia del Estado como base de la «solidaridad».

Como he escrito tantas veces, el gran error de Rajoy fue aceptar el modelo de Estado que propuso Zapatero. A partir de ahí iba a venir todo rodado. La política de Rajoy iba a convertirse en la «estrategia bis» de la zapateril, urgida por tanto de un recambio o remodelación o acomodación. Sobraban todos los veteranos, que no viejos, que se habían hecho a la sombra de Aznar. Todos: Rato, Mayor, Zaplana, Acebes, Aguirre... Pero los chicos del PP todavía siguen pensando que este desmontaje tiene autonomía cuando, como digo, es una adaptación al proyecto de Zapatero que viene cumpliéndose desde hace cuatro años, incluso en sus aspectos más duros como ha sido la negociación con ETA. Ésta le ha dado el primer puesto en el País Vasco y, en general, la estrategia general le havalido un despegue espectacular en Cataluña. Mientras el PP se hacía las grandes ilusiones con los triunfos en Madrid la suerte se decidía en Cataluña y en el País Vasco. Incluso el Estatuto valenciano vino a legitimar el proyecto de Zapatero. ¿Y la batalla por la Nación y los símbolos? España no es Madrid, decía Zapatero. Ni siquiera a la hora de celebrar la conmemoración de 1808, o sea, de la Nación española, ya tan sólo madrileña e incluso para la mitad de madrileños ya que para la otra mitad, la de izquierdas, la progresista, la europeísta lo decisivo fue la invasión cultural e ilustrada, el reconocimiento del Siglo de las Luces de los doceañistas, de los que luego serían exiliados...

Oportunismo político con ANV
Editorial ABC 7 Mayo 2008

EL ingreso en prisión de la alcaldesa de Mondragón y el cierre de su sede en Portugalete (Vizcaya) han elevado la presión judicial contra ANV, después de que sus actividades fueran suspendidas cautelarmente por el juez Garzón, no así por la sala Especial del Tribunal Supremo, que consideró innecesaria esta medida porque la actividad de ese partido había sido consentida pacíficamente por el Gobierno y la Fiscalía. Es evidente que el fin de la tregua de ETA ha reactivado las acciones legales contra la izquierda proetarra y que siempre debe ser bien valorada cualquier iniciativa que tienda a asegurar el imperio de la ley y el respeto a los valores democráticos, vulnerados sistemáticamente por la red de cómplices y testaferros que ETA ha lanzado sobre la sociedad vasca y sus instituciones.

Los resultados que se están obteniendo no deberían, sin embargo, anular la valoración política del oportunismo con el que se está guiando el Gobierno y el Ministerio Fiscal y las facilidades que el juez Garzón está dando ahora para hacer eficaz esta nueva estrategia política. El estigma de la deslealtad cayó sobre todo aquel que osó en su momento pedir la aplicación de la ley penal y de Partidos Políticos a Batasuna, a ANV y al Partido Comunista de las Tierras Vascas. No sólo el PP fue acusado de boicotear la tregua por pedir lo que ahora -tarde y no siempre bien- se está haciendo. Las víctimas del terrorismo etarra fueron tratadas como una molesta herencia aznarista. Y hasta los jueces y fiscales que decidieron mantener la dignidad del Estado de Derecho recibieron la correspondiente ración de acusaciones y represalias, como las que sufrió el juez Grande-Marlaska, diana preferida de los portavoces socialistas cada vez que pretendió hacer valer la ley frente a Batasuna.

Bienvenida sean las rectificaciones del Gobierno, pero con humildad y reconocimiento de responsabilidades. Lamentablemente no está habiendo ni una ni otro y todavía es hoy moneda de uso corriente hablar de la deslealtad del PP y del uso partidista que hizo del terrorismo, cortina de humo que busca la desmemoria, por ejemplo, sobre los insólitos criterios empleados por el Ministerio Fiscal durante la tregua para proteger a ANV, al PCTV y a los dirigentes de Batasuna de las acción legales de las víctimas del terrorismo y de las iniciativas del juez Grande-Marlaska. O para no recordar que hace poco más un año, el 28 de abril, el juez Garzón decía que «ANV no ha estado ni está bajo la disciplina de ETA después de 2001», pese a que la Sala del 61 anulara, pocos días después, la mitad de las candidaturas de este partido por estar colonizadas por ETA/Batasuna y declarara que el Gobierno debió instar su ilegalización y no sólo una parte de sus listas electorales. Claro que era el tiempo en el que el Fiscal General acuñó aquella desafortunada descripción de la Ley de Partidos como un «Guantánamo electoral».

Ahora, ANV está suspendida en un proceso penal por colaboración e integración en banda armada porque, de pronto, han aparecido los elementos de prueba que demuestran su relación con Batasuna y, por tanto, con ETA. Elementos de prueba que estaban a disposición de quien tuviera voluntad de utilizarlos conforme a derecho. Tampoco existe aquella virginal «izquierda abertzale» que definió Garzón en un extravagante auto que rompía la definición judicial de ETA acumulada durante años de investigación y con el que se pretendió blindar judicialmente la negociación política del Gobierno con los dirigentes batasunos.

La idea recta de la justicia no admite coyunturas oportunistas. Los resultados no lo justifican todo y el Gobierno ha relativizado tanto los valores del Derecho que, con toda seguridad, si la tregua de ETA siguiera vigente ni la alcaldesa de Mondragón estaría en prisión, aunque fuera colaboradora de banda terrorista, ni la sede de ANV en Portugalete estaría clausurada.

Crisis del PP
Las ideas tienen consecuencias
Esa cantinela será para Rajoy lo que las sirenas pudieron haber sido para Ulises, porque Mariano ni se encadenará al mástil ni se tapará con cera los oídos, sino que seguirá mansamente la partitura de Arriola; sólo falta Piqué de primer violín.
Juan Morote Libertad Digital 7 Mayo 2008

Hace sesenta años mi colega de la Universidad de Chicago, el profesor Richard M. Weaver, publicó un ensayo que ha marcado una época. Partiendo de dos postulados, a saber, que el hombre es libre y que el mundo es inteligible, Weaver llegó a la conclusión de que la mayoría de calamidades que nos ocurren no son fortuitas, sino producto de nuestras elecciones incorrectas. Por consiguiente, las ideas, al igual que las acciones, llevan aparejadas unas consecuencias concretas.

Lo que no sé, ni me atrevo a atisbar, es qué consecuencias va a tener el nuevo perfil ideológico del Partido Popular. Según su presidente, en el PP caben socialdemócratas, liberales, conservadores, centrorreformistas y convergentes; nos queda en primer lugar conocer si también caben sintoístas, marxistas, maoístas, troskistas, revolucionarios bolivarianos, islamofascistas, fascistas a secas, nacional socialistas, nacionalistas excluyentes (perdón por la tautología), los del republicanismo cívico, populistas de toda clase y condición, y alguna otra ideología capaz de medio vertebrar un pensamiento.

Es evidente que Rajoy no se cree que las ideas tengan consecuencias. Para don Mariano es indiferente ser del Ku Klux Klan, de la UÇK o del Betis, lo único importante es votar al PP. Pero como somos muchos los que pensamos que sí importan, nos preocupa su despreocupación al respecto. De igual modo nos preocupó anteriormente la desaparición del debate ideológico dentro del PP durante los ocho años de Gobierno popular. Al menos Aznar, tras abandonar el poder, se ha dedicado de hoz y coz a fomentar el debate ideológico y a generar pensamiento. Quizá, si lo hubiera hecho antes, no habría dejado inerme desde el punto de vista ideológico a su partido, especialmente a los militantes más jóvenes.

La ideología, a más de dotar de coherencia a la acción, sirve para predecir la postura que se adoptará en un tema no previsto. No conozco la ideología de Rajoy, es más, empiezo a dudar de que la tenga siquiera esbozada. Ahora bien, ese grupo de corifeos que le rodea, capitaneados por Soraya Sáez, le canta las bondades de la incoherencia del collage ideológico bajo el lema de "Presidente, lo importante es sumar". Esa cantinela será para Rajoy lo que las sirenas pudieron haber sido para Ulises, porque Mariano ni se encadenará al mástil ni se tapará con cera los oídos, sino que seguirá mansamente, hasta el abismo, la partitura de Arriola; sólo falta Piqué de primer violín.

Y así, dando por supuesto que las ideologías no importan –siguiendo, sin ser consciente, a uno de los pensadores progres por antonomasia como es Norberto Bobbio–, irá Mariano Rajoy como decían los generales alemanes "de victoria en victoria hasta la derrota final". El congreso de Valencia escenificará la victoria más desastrosa que podría cosechar Rajoy, y no tengo ninguna duda de que junto con el día 9 de marzo, serán los dos acontecimientos que marcarán el fin de su carrera política. Como en el tango de Gardel, "guardo escondida una esperanza humilde" que es la apertura de un debate serio, participado, con los militantes sin secuestrar por el aparato, "que es toda la fortuna de mi corazón".

Rosa Díez toma la delantera a PP y PSOE
EDITORIAL Elsemanaldigital 7 Mayo 2008

La diputada de UPyD, Rosa Díez, ha presentado formalmente una iniciativa para que los Ayuntamientos vascos y navarros controlados por Acción Nacionalista Vasca sean disueltos. Esta medida excepcional está prevista por la normativa vigente, y ya había sido anunciada por Díez. Los grandes partidos nacionales, PSOE y PP, que comparten obviamente las convicciones democráticas y antiterroristas de UPyD, se han retrasado en este caso en solicitar algo que no sólo es posible sino que es apoyado por una inmensa mayoría de los ciudadanos.

La Ley de Bases del Régimen Local, promulgada en 1985 con una mayoría socialista y modificada en 2003 con otra popular, prevé en su artículo 61 que "en el supuesto de gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga incumplimiento de sus obligaciones constitucionales" los Ayuntamientos pueden ser disueltos.

Según la Ley, de aplicación necesaria y directa en toda España, "se considerarán, en todo caso, decisiones gravemente dañosas para los intereses generales" particularmente "los acuerdos o actuaciones de los órganos de las corporaciones locales que den cobertura o apoyo, expreso o tácito, de forma reiterada y grave, al terrorismo o a quienes participen en su ejecución, lo enaltezcan o justifiquen, y los que menosprecien o humillen a las víctimas o a sus familiares". Si en algún caso es de desear y esperar la aplicación de esta norma es en el de ANV, con sus actividades suspendidas y sus dirigentes detenidos por colaborar con ETA.

El Congreso de los Diputados puede instar la aplicación de la norma, pero la decisión es exclusivamente del Consejo de Ministros, previo acuerdo favorable del Senado y con un simple conocimiento del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma correspondiente "o a solicitud de éste". Un Ayuntamiento terrorista puede ser disuelto, pues, por Real Decreto. Es lo que ha pedido Rosa Díez y lo que los españoles quieren.

El Partido Popular llevaba medidas similares en su programa electoral. Es muy de lamentar que sus actuales debates internos hayan retrasado una solicitud similar a la de UPyD al Gobierno, pero indudablemente el PP de Mariano Rajoy, por pura coherencia interna, apoyará la iniciativa. No es menos demócrata ni menos antiterrorista el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, y por consiguiente sería muy difícil de explicar que sus diputados y senadores, y el Gobierno de España que está en sus manos, actuasen de otro modo. PP y PSOE han llegado tarde pero pueden encontrar en esto un consenso satisfactorio para los intereses generales del país.

Las Comunidades Autónomas afectadas tendrán que recibir la correspondiente comunicación, en su caso, y en buena lógica UPN –aliado íntimo del PP- apoyará en Navarra su aplicación. Tampoco PNV y EA, partidos nacionalistas pero democráticos, tendrían fácil explicar una posición favorable a ANV y ETA. Rosa Díez ha atinado y se ha adelantado al marcar una política en la que todos los demócratas pueden mostrar su unidad.

Cataluña
Carod reaparece con todas sus disonancias
¿Por qué ha quedado entonces la sensación de que la controvertida excursión a Pepiñán fue aplaudida en Cataluña?
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 7 Mayo 2008

Los no catalanes se resistirán a creerlo, pero les aseguro que Carod andaba desaparecido en esta tierra sometida que él va a liberar. Nunca se ha visto y oído menos a un vicepresidente de Gobierno. Tan sonoro silencio creaba un vacío muy difícil de llenar, pues uno se acostumbra al enemigo. Sobre todo cuando éste se empeña en caricaturizarse y en ir doblando la apuesta de su frivolidad.

Al principio de tocar poder, al alba del primer tripartito, parecía peligroso. Ah, todos aquellos parvenus tomando los palacios de invierno y verano del pujolismo, subiéndose a los audis, haciéndose al chófer y a la cubertería de plata. Un espectáculo que los convergentes todavía no han digerido, que se quiso presentar como culminación de una épica de subversiones demasiado incierta (pues el sistema a abatir era perfectamente democrático) y que, por alguna extraña razón, se percibía como una vuelta a la novela picaresca, tan española. En este choque entre la estética perseguida y la efectivamente captada por el público residía el meollo del problema, la razón última del fracaso de la Esquerra, hoy con menos de 300.000 votos.

Parecía peligroso Carod por la visita a los etarras con que quiso estrenar cargo. Se lo parecía a todo el mundo. Hagan memoria. A Maragall le sentó como un tiro la iniciativa. A la plana mayor de ERC le mosqueó porque se enteró por la prensa. A Rodríguez le puso tan nervioso que mantuvo con Maragall una encendida discusión telefónica. Los convergentes, recién destatados, aprovecharon para acusar a sus sucesores de aficionados sin sentido de Estado.

¿Por qué ha quedado entonces la sensación de que la controvertida excursión a Pepiñán fue aplaudida en Cataluña? Porque, gobernando el PP, a este partido le correspondía por responsabilidad y convicción expresar mayor indignación que nadie. Con el PP estaba prohibido coincidir y el suceso era susceptible de aprovechamiento. Se fabricaría una nueva ofensa a Cataluña, argucia siempre rentable. Carod sería la patria perseguida y acosada; Aznar, la temible España que había hecho algo oscuro. Este punto era difícil de armar; se optó por magnificar el seguimiento al jefe de ERC. Así, a pesar de los primeros reproches y de la destitución, la historia pudo venderse puertas adentro como un nuevo caso Dreyfus.

Venía todo esto a cuento de que el hombre ha reaparecido. Ya sabemos lo que estaba haciendo todos estos meses: escribir un libro. Los indicios apuntan a una nueva disonancia estética: el autor cree haber producido una obra de teoría política; yo he leído un extracto y me he reído hasta decir basta; El Mundo, en un rasgo de gran crueldad, dice que es ameno.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

¿Mejor saber euskera que ser un buen cirujano?
Redacción Minuto Digital  7 Mayo 2008

En el País Vasco se valora más el saber euskera en la sanidad vasca que ser un buen médico.

Laura Garrido, parlamentaria del PP, ha presentado una proposición no de ley al Parlamento vasco, así como una pregunta para su respuesta oral por el Consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, sobre la ‘discriminación’ de los aspirantes a la OPE de Osakidetza por la valoración del euskara.

Garrido ha denunciado que en las últimas Ofertas Públicas de Empleo convocadas por el Gobierno vasco para acceder a la plantilla de Osakidetza, el euskara se ha valorado de forma ‘excesiva’, tanto en la asignación de los perfiles lingüísticos, como en los casos donde “no siendo preceptivo el perfil lingüístico, se consideró como mérito el conocimiento del euskara”.

En este sentido, ha denunciado que “la exigencia y sobrepuntuación del euskara ha generado un claro malestar entre muchos de los aspirantes”, ya que “ven claramente mermadas sus posibilidades de acceder a una plaza en Ozakidetza a pasar de tener una experiencia acreditada y un buen ‘curriculum’ profesional”.

Mientras en la última OPE, los perfiles lingüísticos uno, dos y tres, se valoraron con 8, 16 y 24 puntos, respectivamente, la posesión de un master universitario se valoró con dos puntos y el grado de ‘Doctor’ con cuatro.

La proposición solicita la modificación de la normativa referida a la valoración del euskara por el que se regula el proceso de normalización del uso del euskara en las Administraciones públicas, así como del Plan de Euskera del Ente Público de Osakidetza 2005-2011 para “garantizar la igualdad y la no discriminación por motivos lingüísticos en el acceso a la plantilla de Osakidetza”

EL PP PIDE REVISAR LOS BAREMOS PARA ASPIRANTES
En la Sanidad vasca se valora más saber euskara que tener un doctorado
* Acreditar el máximo nivel de euskara vale 24 puntos; un doctorado, cuatro
* La exigencia y sobrepuntuación del euskara ha generado malestar entre los aspirantes
EUROPA PRESS El Mundo 7 Mayo 2008

VITORIA.- El Partido Popular reclama al Gobierno vasco que revise la valoración del euskara en futuras Ofertas Públicas de empleo de Osakidetza (Sanidad Vasca) para "no excluir a profesionales cualificados o con una experiencia acreditada por privilegiar el euskara en relación a dichos méritos".

La parlamentaria popular, Laura Garrido, presentó una proposición no de ley al Parlamento vasco, así como una pregunta para su respuesta oral por el Consejero de Sanidad, Gabriel Inclán, sobre la 'discriminación' de los aspirantes a la OPE de Osakidetza por la valoración del euskara.

Garrido denunció que en las últimas Ofertas Públicas de Empleo convocadas por el Gobierno vasco para acceder a la plantilla de Osakidetza, el euskara se ha valorado de forma 'excesiva', tanto en la asignación de los perfiles lingüísticos, como en los casos donde "no siendo preceptivo el perfil lingüístico, se consideró como mérito el conocimiento del euskara".

En este sentido, denunció que "la exigencia y sobrepuntuación del euskara ha generado un claro malestar entre muchos de los aspirantes", ya que "ven claramente mermadas sus posibilidades de acceder a una plaza en Ozakidetza a pasar de tener una experiencia acreditada y un buen 'curriculum' profesional".
Más valoración para el euskara que para un master

La portavoz popular explicó que mientras en la última OPE, los perfiles lingüísticos uno, dos y tres, se valoraron con 8, 16 y 24 puntos, respectivamente, la posesión de un master universitario se valoró con dos puntos y el grado de 'Doctor' con cuatro.

Por ello, presentó una proposición no de ley en la que reclama al Parlamento que inste al Gobierno vasco a revisar la valoración del euskara en futuras Ofertas Públicas de empleo de Osakidetza, con el objetivo de "no excluir a profesionales cualificados o con una experiencia acreditada por privilegiar el euskara en relación a dichos méritos".

Además, la proposición solicita la modificación de la normativa referida a la valoración del euskara por el que se regula el proceso de normalización del uso del euskara en las Administraciones públicas, así como del Plan de Euskera del Ente Público de Osakidetza 2005-2011 para "garantizar la igualdad y la no discriminación por motivos lingüísticos en el acceso a la plantilla de Osakidetza".

Por último, Garrido anunció que preguntará en el próximo Pleno al Consejero de Sanidad, si va a continuar con la política de euskaldunización en Osakidetza y si tiene la intención de modificar la normativa vigente.

UPYD TOMA LA DELANTERA
Díez se convierte en la nueva pesadilla de ZP ante la pasividad del PP
Elsemanaldigital 7 Mayo 2008

En medio de la crisis interna de los populares, la diputada de UPyD ha puesto en marcha un incómodo "plan" para que el PSOE se retrate en su postura respecto a ANV. Sin medias tintas.

Con su propuesta, Rosa Díez pretende que los socialistas aparquen las llamadas "mociones éticas" y vayan a por todas para sacar a ANV de los ayuntamientos.

Rosa Díez obligará a los demás partidos a retratarse en público y, de paso, le restará protagonismo al principal partido de la oposición, que anda más ocupado en resolver sus problemas internos. La única diputada de UPyD registró este martes en el Congreso una Proposición no de Ley para exigir al Gobierno que disuelva los ayuntamientos gobernados por ANV, en virtud del artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local. El mismo que permitió la disolución del de Marbella a cuenta de la "Operación Malaya".

La diputada tomó la decisión después de que PSE y PNV pusieran en marcha las llamadas "mociones éticas" en varios consistorios del País Vasco gobernados por la formación proetarra, como en Mondragón. Se trata de mociones light con las que socialistas y nacionalistas invitan a los alcaldes de ANV a condenar la violencia de ETA. En caso de no hacerlo, se reservan el derecho de iniciar las gestiones para presentar mociones de censura.

La iniciativa de Díez deberá debatirse en Pleno. UPyD da por hecho que no conseguirá los apoyos necesarios para sacarla adelante, pero al menos el Partido Popular podría apoyarla. De hecho, tanto Mariano Rajoy como Soraya Sáenz de Santamaría se han manifestado a favor de respaldar "cuantas medidas sean necesarias para sacar a ANV de los ayuntamientos", en palabras de la portavoz popular en el Congreso. Cabe recordar que el PP ya planteó esta iniciativa en el Congreso durante la pasada legislatura, con Eduardo Zaplana al frente del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso. Pero los populares se quedaron solos en su defensa.

La dirigente de UPyD asegura en el texto de su Proposición no de Ley que "la tibieza, el oportunismo político y las actuaciones de cara a la galería no son instrumentos adecuados cuando están en juego la vida de los ciudadanos y los principios democráticos". Y por eso le pide al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que se deje de medias tintas y vaya "a por todas" para expulsar a los herederos de Batasuna de las corporaciones democráticas.

El texto de la proposición añade que se consideran actividades gravemente dañosas para los intereses generales "los acuerdos o actuaciones de los órganos de las corporaciones locales que den cobertura o apoyo, expreso o tácito, de forma reiterada y grave, al terrorismo o a quienes participen en su ejecución, lo enaltezcan o justifiquen, y los que menosprecien o humillen a las víctimas o a sus familiares". Por eso, para Díez no cabe duda de lo que toca hacer.

Las víctimas del terrorismo se reúnen en Valencia contra el olvido y por la dignidad
Cerca de 180 damnificados asistirán mañana a la II Jornada que organiza el CEU
J. García La Razón 7 Mayo 2008

VALENCIA- Cerca de 180 víctimas del terrorismo de 12 comunidades autónomas participarán mañana en Valencia en la II Jornada «Universitarios con las víctimas del terrorismo» que la universidad CEU Cardenal Herrera organiza con el fin de que «se guarde la debida memoria, se respete su dignidad y se les haga la justicia que se merecen». Así lo indicó el rector de la Universidad, José Alberto Parejo, durante la presentación de la jornada en la que estuvo acompañado por el presidente de honor de la Asociación Víctimas del Terrorismo de la Comunidad Valenciana, Juan Domínguez; el presidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, Vicente Carbonell; y el director del Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo de la Fundación Pablo CEU, Cayetano González.

La alta participación de las víctimas, de las que 137 son de ETA, 27 son del 11-M y 9 del Grapo, «ha superado las expectativas de la organización», aseguró Cayetano González, que matizó que la alta cifra «pone de manifiesto que las víctimas necesitan este tipo de actos para mantener viva la memoria, que se reconozca la dignidad que tienen y que se haga justicia». El rector de la CEU Cardenal Herrera destacó el apoyo y compromiso de la universidad con las víctimas, tanto en el ámbito nacional como por parte de la institución valenciana, algo que justificó por la identidad católica de la universidad que no les permite «permanecer ajenos al sufrimiento, porque, directa o indirectamente, todos somos víctimas». Para Parejo, «el comportamiento ejemplar de las víctimas del terrorismo en España durante los últimos años, que buscan el reconocimiento sin peticiones extravagantes o exaltadas», justifica el compromiso de la institución.

El presidente de honor de la AVT de Valencia también se refirió a la necesidad de que, en el ámbito universitario, se profundice en la educación sobre el terrorismo porque «los actuales universitarios son los futuros dirigentes y deben estar «preparados y concienciados sobre los que representa el terrorismo».

Los actos comenzará a las 11.30 horas, con un homenaje a las víctimas del terrorismo en la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas, donde los estudiantes leerán un manifiesto. Seguidamente, los participantes podrán escuchar el testimonio de nueve víctimas del terrorismo, entre las que se encontrarán la hermana de Miguel Ángel Blanco, Mar Blanco, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, la madre de una víctima de cinco años del atentado del 11-M, Ángeles Pedraza o la hermana del político del PP asesinado por ETA Gregorio Ordóñez. Además, la alcaldesa valenciana, Rita Baberá, ofrecerá un almuerzo a las víctimas.

Educación
Los padres piden al PP que respete la objeción a Ciudadanía en sus comunidades
José D. Rocamora La Razón 7 Mayo 2008

madrid- Un total de 18 plataformas ciudadanas que se oponen a la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) pidieron ayer al presidente del PP, Mariano Rajoy, que en las comunidades autónomas en las que gobierna su partido se respete el derecho de los padres a objetar contra la asignatura.

En una carta dirigida al líder de los populares recuerdan que Rajoy prometió que si ganaba las elecciones del 9 de marzo retiraría la polémica asignatura. «Es cierto que su partido no ha triunfado en las elecciones. Sin embargo, el Partido Popular gobierna en varias comunidades autónomas gracias a los votos de ciudadanos que han confiado en sus promesas», relata la misiva.

Es en estas regiones donde las asociaciones objetoras piden que se respete el derecho de oposición de los padres. Un respeto que «implica la debida atención educativa a sus hijos, sin presiones ni amenazas ni consecuencias negativas en su expediente académico».

Los padres se quejan de que es en algunas comunidades en las que gobierna el PP donde ha sido rechazado el derecho a objetar. Incluso, dicen, «se han dictado resoluciones administrativas denegatorias de las objeciones», como ha ocurrido en La Rioja o en Navarra, «o se ha amenazado a los padres con consecuencias negativas en el currículum académico de sus hijos».

Más objeciones
Por otra parte, Valencia presentó ayer más de 400 nuevas objeciones a la asignatura, que se suman a las 2.433 que la comunidad ha presentado hasta el momento.

Ya son más de 30.000 las quejas presentadas principalmente en regiones con gobierno popular, como es el caso de Madrid, la Comunidad Valencia y Murcia.

Cantores de ETA en Madrid
BLANCA TORQUEMADA. MADRID. ABC 7 Mayo 2008

Qué habrán hecho los desventurados refugiados saharauis para que la bandera de su causa la esté haciendo trizas una cuadrilla de petimetres que la mezclan y envenenan con la de quienes llevan años sosteniendo postulados y proclamas en favor de ETA. Cosas de los «progres» antisistema.

La próxima entrega de esta ceremonia de la confusión tendrá lugar en el estadio de fútbol de Rivas-Vaciamadrid, ciudad de la periferia madrileña gobernada por una coalición IU-PSOE, con la celebración el día 24 de este mes del llamado «I Festival Agitación» en el que, so pretexto de la ya mencionada causa benéfica, la ayuda a los saharauis, actuará el grupo «Banda Bassotti». Unos bardos italianos cuya birriosa cuota de popularidad se debe a una única causa: la canción «Yup La La», de su disco de 2003 «Así es mi vida», en la que ponen música a un poema que glorifica a la banda terrorista ETA por el atentado a Carrero Blanco. Las loas a la organización criminal en esa canción son expresivas («¡Te vitoreamos y tú eres el brazo del pueblo!»), pero el Ayuntamiento de Rivas (que no organiza el concierto pero ayuda a su celebración al ceder el recinto) se escuda en varios argumentos: el primero, que la canción es de hace varios años y el poema en el que se basa mucho más antiguo aún, de 1974, por lo que, arguyen los portavoces del Consistorio, los Bassotti no son apologetas del terrorismo. «Es como lo que le ocurre a Fermín Muguruza -opina el equipo municipal-, que aunque ahora cante boleros le siguen llamando proetarra».

Malestar de las víctimas
Diversos colectivos de víctimas del terrorismo consultados por ABC discrepan abiertamente de esos planteamientos «oficiales» del Consistorio y, como ya ocurrió con las protestas por algunas actuaciones del grupo «Soziedad Alkoholika» financiadas con dinero público, el malestar se ha desatado. Todas las voces coinciden en que «un grupo que fue capaz de incluir en uno de sus discos una canción de esa naturaleza cuando la democracia estaba consolidada en España y cuando ETA había asesinado ya a casi mil personas no tiene pase. Se podrá actuar legalmente contra él o no, pero es moralmente inaceptable».

Aducen también en su descargo los portavoces del Ayuntamiento de Rivas que la Banda Bassotti (que lleva el nombre italiano de los personajes de Disney a los que en España se llamó «golfos apandadores») dio un concierto en una sala privada de Madrid hace sólo veinte días y «arrastra a mucha gente». Además, el verano pasado actuó en Ferrol, con la correspondiente oleada previa de protestas lo que, lejos de cortarles las alas, les ha dado una aura de «malditismo» que abona su éxito en determinados ambientes. Todo ello trufado con los ataques recogidos en la página web del grupo contra la AVT, de la que dicen que crea «noticias falsas», por su rechazo a grupos como «Soziedad Alkoholika» o ellos mismos.

Lo absolutamente contrastado es que la Banda Bassotti jamás se ha esforzado en declarar que repudia a ETA. Los discos se los edita desde hace años «Garate Studios», una discográfica con sede en la localidad guipuzcoana de Andoain gestionada por Kaki Arkarazo, ex miembro del grupo «Kortatu». También se graban en ese sello las creaciones de los «entrañables» payasos «Takolo, Pirritx eta Porrotx», aquellos entre los que se camuflaba la cara pintada de la concejala de Euskal Herritarrok en Lasarte Aiora Zulaika, la que se negó a condenar el asesinato de Froilán Elespe, su compañero de Corporación. A lo mejor ahora defiende a los saharauis.

«Playa de Bakio»: el Gobierno renuncia a la dignidad
Por Juan Van-Halen, de la Real Academia de Historia ABC 7 Mayo 2008

Vamos sabiendo con cuentagotas los detalles del secuestro del atunero «Playa de Bakio», y esos detalles no los conocemos, precisamente, por la transparencia del Gobierno. Sabemos por él sólo lo evidente, lo que no puede enmascararse. Entre los días 20 y 26 de abril los veintiséis tripulantes del pesquero, trece de ellos españoles, permanecieron secuestrados en su barco por piratas somalíes. En la Moncloa se constituyó un «gabinete de crisis» encabezado por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, al que asistió el Jefe del Estado Mayor de la Defensa, cuyo relevo se supone próximo, general de Ejército Félix Sanz. Los piratas pidieron, y no podía esperarse otra cosa, un cuantioso rescate. En ningún momento el «gabinete de crisis» activó al Mando de Operaciones, como hubiese sido necesario si la respuesta del Gobierno hubiera sido otra y no el mero pago del rescate y la renuncia a cualquier intervención posterior. Sí sabemos que se envió a aquellas aguas a la fragata «Méndez Núñez» y a un avión de patrulla marítima, y a Mogadiscio al embajador de España en Kenia, el diplomático Nicolás Martín Cinto.

Estos son los hechos conocidos. Pero, sobre el terreno en que se produjo el secuestro, es preciso valorar otras circunstancias. De un lado, la propia realidad de Somalia, que es un avispero del que no pocos países han salido escaldados. De otro, la presencia militar francesa, con más de tres mil soldados en la base de Djibuti, y con intereses históricos en la zona. Y no menos hay que tener en cuenta el antecedente que supone el secuestro, también por piratas somalíes, del velero de recreo francés «Ponant» el pasado 11 de abril. El Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional de Francia intervino en el pago del rescate pedido por los piratas, en aquel caso, 1,3 millones de euros.

Conseguida la liberación de los secuestrados, fuerzas especiales francesas recuperaron la cantidad pagada, se enfrentaron con los secuestradores, detuvieron a los que pudieron, los trasladaron a París, y allí se enfrentan al veredicto de la Justicia. La pregunta es simple ¿Por qué España no obró de parecida manera?

Hemos sabido, además, algunas cuestiones inquietantes. Primero, desde el momento inicial -y se subraya así por las fuentes oficiosas- el llamado «gabinete de crisis» excluyó cualquier medida de fuerza contra los piratas. Segundo, según las mismas fuentes oficiosas, el Gobierno envió a Somalia a agentes secretos del CNI para ocuparse del pago del rescate, por cuenta de la empresa armadora del atunero, Pavesa, con sede en Bermeo, ya que - así se dice- los armadores carecían de logística suficiente para hacer efectivo el rescate.

Es imposible dejar a un lado lo que supone que funcionarios públicos siguiendo instrucciones de un Gobierno democrático resulten colaboradores necesarios y eficaces en un chantaje terrorista, que no otra cosa que terrorismo es la piratería. La cifra del rescate que barajan esas mismas fuentes oficiosas es la de 766.188 euros. Una vez cumplida su misión, es decir el pago del rescate, los agentes del CNI regresaron a España.

La pregunta que muchos ciudadanos se formulan, y que anoto más arriba, es: ¿Por qué España no ha obrado como lo hizo Francia en defensa de sus ciudadanos? El Gobierno ha contestado por vía más o menos directa, como suele. La respuesta es bifronte. De un lado, porque Francia mantiene en Somalia una base militar y fuerzas suficientes, y España no. De otro, porque cualquier acción directa contra los secuestradores hubiese supuesto un riesgo de represalia para los 28 pesqueros españoles que faenan en el Indico. Pero los dos argumentos son falaces y el segundo, además, angelical. Nadie puede dudar de que Francia hubiese apoyado con medios suficientes cualquier operación contra los piratas. Y nadie tampoco puede suponer que la falta de una reacción contundente beneficie a los pesqueros que faenan en aquellas aguas.

La prueba más evidente es el testimonio del tripulante Jaime Candamil, que narró cómo, tras el pago del rescate y quedar libre el «Playa de Bakio», dos nuevas lanchas con bandidos armados intentaron secuestrarlo de nuevo. Probablemente habían valorado la actitud de nuestro Gobierno y querían conseguir un segundo rescate en una operación con la misma víctima. Según Candamil la presencia de la fragata «Méndez Núñez» lo impidió.

Y a la hora de su valoración a la baja de la capacidad de nuestra fuerza en presencia, el Gobierno español ha ocultado que la fragata «Méndez Núñez» es una auténtica joya naval, la más avanzada en su género de Europa, con tecnología puntera, artillería poderosa, 48 silos para misiles, dirección de tiro sofisticada, superior a las Armadas europeas en buques de su clase, y un helicóptero preparado para la intervención aire-superficie. Además cuenta a bordo con un destacamento de fuerzas especiales de Infantería de Marina. El buque, contra lo que se ha intentado hacer creer, iba armado, y con sus dotaciones completas. Su comandante, el capitán de fragata Diaz del Río es un marino prestigioso y avezado. Cuando navegó hacia la zona de conflicto había sucedido a la fragata «Álvaro de Bazán» en una misión de cobertura a fuerzas navales de países aliados.

Hay que añadir una aclaración más, para que no quede duda alguna. Una cosa es salvaguardar la vida de los pescadores, obviamente la prioridad, y otra ceder a un chantaje terrorista en aguas internacionales, y con apoyo decidido del Gobierno, que envió a la zona, como queda dicho, a agentes del CNI para facilitarlo. El Gobierno francés lo hizo bien y estuvo a la altura de su dignidad como Nación. Acertó a salvar la vida de sus nacionales, pero escarmentó a los piratas. En todo caso, no se trataba de iniciar ninguna guerra, como se ha intentado transmitir a la opinión pública, ya que el Gobierno de Somalia está en contra de la piratería, como no podía ser de otra manera, y los hechos ocurrían en aguas internacionales. No ha sido una cesión al Gobierno de un Estado soberano sino a unos delincuentes; a unos terroristas.

Ahora ya saben los piratas la debilidad de nuestro Gobierno, y es una ingenuidad de pacifistas de catón pensar que al no intervenir se evita el riesgo de que la acción se repita. Al poco tiempo de la liberación del «Playa de Bakio» ya estaban intentando repetir la jugada. La cesión al chantaje supone o puede suponer un efecto llamada. Y entonces ¿Qué dirá el Gobierno? ¿Seguirá confiando en que los españoles padezcamos una amnesia colectiva?

La Armada Española tiene una historia gloriosa, y los marinos españoles han dejado hitos históricos en todos los mares. Sagas tradicionales, con largos servicios a la Armada, como los Cervera, los Moreno, los González-Aller, los Regalado, los Nuñez y tantas otras familias marineras, han escrito páginas de nuestra Historia. Pero lo mismo que el alférez de fragata Manuel Esquivel se desesperaba el Dos de Mayo porque tenía órdenes de no actuar contra los invasores y le llegaba el relevo sin cartuchos, los marinos nada pueden hacer cuando reciben órdenes equivocadas de gobiernos débiles. El símil entre el pesar de aquellos marinos del Dos de Mayo y los de la fragata «Méndez Núñez» me lo comentaba, entre bromas y veras, un ilustre marino hace unos días.

La Constitución de la II República recogía en su artículo 6º que «España renuncia a la guerra». Pues muy bien. Y en el artículo 6º de la Constitución de Cádiz, se anotaba aquello tan comentado, entre las obligaciones principales de los españoles: «ser justos y benéficos». Parecen dos «boutades» borgianas. ¿Renunciar a la guerra es dar portazo a la defensa de los ciudadanos? ¿Ser justos y benéficos quiere decir que no hay españoles injustos y maléficos? Renunciar a la guerra y ser justos y benéficos no debe suponer en ningún caso renunciar a la dignidad. ¿Debe la policía renunciar a detener a los delincuentes y ha de preferir pactar con ellos?

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se enteró en los Andes de la liberación del «Playa de Bakio», porque se lo contó un periodista. Entonces la Moncloa decía aún que la crisis del atunero se había resuelto gracias a «gestiones diplomáticas». Luego hemos sabido que no era así. Pero en lo que toca a la dignidad no todo vale. Y negociar con terroristas, a pie o en barco, no vale. El Estado, el Gobierno, no pueden renunciar a la dignidad. La Armada obedece, pero me gustaría saber qué opinan muy en lo hondo nuestros marinos, que pudieron resolver el caso, una vez a salvo los pescadores, como ellos saben hacerlo. Y no les dejaron.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial