AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 9 Mayo 2008

Muerte de la nación española
Ortega y Europa
Pero si España cae, no lo duden, Europa también caerá. Más tarde, seguro, pero caerá. La crisis de España no está al margen de la crisis de Europa. La agonía de una y otra están vinculadas.
Agapito Maestre Libertad Digital 9 Mayo 2008

Hoy no puedo dejar de hablar de Ortega y Europa. El calendario determina mi columna. Escribo para celebrar una feliz coincidencia. El 9 de mayo se celebra el Día de Europa y la onomástica de Ortega. Hace 125 años, el 9 de mayo de de 1883, nació Ortega y Gasset, el más grande filósofo liberal del siglo XX de España y Europa. Liberal, sí, liberal, aunque recibiese con esperanzas, primero, a un ciudadano de hierro en los años veinte, y posteriormente a una república totalitaria, capaces de solucionar la cuestión nacional de España. Reconoció esos errores y, sobre todo, los rectificó a lo largo de toda su obra y vida políticas.

Sin embargo, sus enemigos y adversarios nunca lo perdonaron, o peor, los totalitarios de todos los signos le hicieron pagar muy caro sus debilidades, sus rectificaciones, su pensamiento liberal, tanto que, seguramente, le costó la vida. Ortega, en efecto, murió de asco ante el triunfo del hombre resentido. El hombre-masa. La depresión pudo con él. Si Ortega pudiera levantarse de su tumba y contemplar el triste espectáculo de su patria en almoneda, con 17 ridículas taifas enfrentadas unas con otras, y con los nacionalistas y terroristas riéndose de quienes aún creen en algo llamado España, seguramente, se volvería a escape al panteón arrepintiéndose de haber salido.

Su diagnóstico sobre la muerte de la nación española, el fin de un Estado-nacional que viene desde los Reyes Católicos, tiene más actualidad y universalidad que en su época. Sin embargo, nadie espere hallar un político, un intelectual o un medio de comunicación que mire limpiamente, con dignidad, la obra del hombre que diagnosticó con precisión el mal por antonomasia de la modernidad: la rebelión del hombre-masa contra el ciudadano-nacional, la rebelión del hombre-barriga contra las virtudes del sacrificio, el trabajo y la excelencia del hombre-libre. El hombre-masa contra el hombre responsable. La vida-costumbre contra la vida como es debida. El súbdito contra el ciudadano de una nación. El hombre-masa, la basura política e "intelectual", dominan España. En la muestra de esa tragedia reside la novedad, la vigencia, del pensamiento de Ortega y Gasset.

¿Y Europa? Podríamos hallar hoy en Europa una alternativa al hombre-masa. ¿Tiene Europa categorías suficientes para enfrentarnos a la tribu que mata la nación? ¿Existe la posibilidad de que Europa nos salve de un Rodríguez Zapatero abanderado de los nacionalismos vasco y catalán? ¿Hay mediaciones europeas para superar los tribalismos a los que los socialistas y nacionalistas –¿cuánto tiempo tardarán los populares en incorporarse plenamente a este proceso?– han reducido la "nación" española? No me hago muchas ilusiones. Por lo tanto, no encuentro demasiados argumentos para responder afirmativamente. Dudo de la capacidad actual de Europa para frenar la muerte de la nación española. Entre otras razones, porque ha entrado en crisis la historia de Europa, según nos enseñara Ortega, como la historia de la germinación, desarrollo y plenitud de las naciones occidentales.

Ciertamente, en las dos últimas décadas, la Unión Europea no sólo ha mirado para otro lado ante algunos fenómenos nacionalistas, sino que ha alimentado a los más estrechos y crueles, por ejemplo, piensen en el proceder de Europa en general, y cada una de sus naciones en particular, respecto a las guerras de los Balcanes. Este ejemplo, sin duda alguna, cruel, pero uno más entre cientos, además de poner en cuestión la viabilidad de unos genuinos Estados Unidos de Europa, muestra que las estructuras políticas europeas actúan como superestructuras ideológicas para ocultar los graves problemas que traen aparejados los viejos y nuevos "nacionalismos" en el seno Europa, entre los que ocupan un lugar importante los nacionalismos vasco y catalán.

Y, sin embargo, Europa es nuestra solución. Sí, a pesar de que en estos momentos la Unión Europea sea incapaz de detener ningún proceso de desintegración nacional, España se salvará en Europa o no será, y viceversa. Julián Marías y María Zambrano han visto con perspicacia que su maestro Ortega tenía razón en 1910 y, seguramente, la tendría hoy cuando dijo: "Se vio desde el primer momento que España era el problema y Europa la solución", o sea, es menester incorporar a España al nivel europeo, justamente para enriquecer a Europa con su versión española; por eso insistía Ortega: "Queremos la interpretación española del mundo."

Pero si España cae, no lo duden, Europa también caerá. Más tarde, seguro, pero caerá. La crisis de España no está al margen de la crisis de Europa. La agonía de una y otra están vinculadas. "¡Europa! Señor, que no se nos pierda." Esa invocación de Ortega fue también el grito agónico de la última pensadora de España: "Europa no ha muerto, Europa no puede morir del todo; agoniza. Porque Europa es tal vez lo único –en la Historia– que no puede morir del todo; lo único que puede resucitar. Y este principio de su resurrección será el mismo que el de su vida y el de su transitoria muerte." Esperemos que sea así, señora Zambrano, por el bien de todos. En todo caso, la espera será tan agónica como la solución.

EL DEBATE LINGÜÍSTICO
Una lengua necesitada de todos
JOSEBA ARRUTI El Correo 9 Mayo 2008

A la hora de realizar un balance sobre los resultados obtenidos por la aplicación de determinadas políticas resulta indispensable hacerlo con una mezcla de realismo, espíritu de autocrítica y afán de mejora. La viceconsejería de Política Lingüística del Gobierno vasco, de la mano de la comisión correspondiente del Consejo Asesor del Euskera, está poniendo las bases para un debate amplio, plural e incluyente sobre los ejes que deben sustentar en el futuro próximo las estrategias de promoción del euskera. La pura evidencia indica que el avance producido en el último cuarto de siglo hacia la normalización de esa lengua no tiene parangón histórico, aunque resultan igualmente visibles las carencias y los déficits acumulados.

La escuela debía convertirse en uno de los principales catalizadores de la recuperación del euskera. Se suponía que los alumnos vascos, al margen del modelo educativo que sus padres eligieran para ellos, tendrían acceso, al final de la enseñanza obligatoria, a unos niveles de conocimiento de los dos idiomas oficiales de la comunidad autónoma que les permitieran desenvolverse de forma natural y con cierta comodidad tanto en castellano como en euskera. Sin embargo, después de casi tres décadas de cooficialidad, decenas de miles de estudiantes siguen culminando su etapa de enseñanza básica sin apenas conocimiento alguno de la lengua vasca. Fruto de ese fracaso colectivo, muchos de ellos pueblan años más tarde los euskaltegis queriendo recuperar lo que la escuela tendría que haberles garantizado.

En ese contexto, el debate abierto en torno al futuro de los actuales modelos lingüísticos en la educación debiera partir de un mínimo consenso entre todos los partidos, estableciendo como objetivos a alcanzar tanto la excelencia educativa en base a los parámetros y estándares más exigentes como un buen dominio de los dos idiomas propios y un nivel suficiente de inglés en cuanto que instrumento imprescindible en la esfera internacional. A las formaciones políticas corresponde determinar la forma en que se definen y modulan las modificaciones legales necesarias para tal fin, pero los principios que las guíen no pueden alejarse en demasía de los enunciados si se pretende avanzar hacia una sociedad que aspire a desarrollar su riqueza lingüística con creciente normalidad.

En ese camino, hay que despojar al euskera de cualquier paternalismo ideológico y pretensión monopolizadora que lo vincule a siglas concretas, para que llegue a ser plenamente percibido por el conjunto de la sociedad vasca como uno de los elementos constitutivos de un patrimonio cultural singular como pocos, que debe ser preservado, y, sobre todo, como instrumento útil de comunicación. Nada hace más daño a la lengua vasca que su utilización como arma arrojadiza en el ámbito político y nada la favorece más que el establecimiento de consensos básicos en el camino hacia su normalización. A quienes desde los partidos dicen defender el euskera hay que pedirles que crean de verdad en su uso normalizado y actúen en consecuencia, dejando de lado el testimonialismo vano y el folclorismo gratuito, y a aquellos otros con actitudes timoratas e incluso abiertamente hostiles se les debe hacer ver que el euskera está llamado a sumar, a cohesionar, y nunca jamás a dividir o a discriminar.

Salvo algún que otro extremista, que los hay, y demasiados para lo pequeño del país, la inmensa mayoría de los ciudadanos vascos aspira a un bilingüismo que le permita relacionarse indistintamente en sus dos lenguas oficiales. Hasta llegar a ese punto, el necesario cumplimiento de las normas de convivencia obliga a actuar con buenas dosis de prudencia, flexibilidad y progresividad en función de la realidad sociolingüística de cada zona, pero sin perder nunca de vista tanto los imperativos legales como los objetivos finales.

En la ponencia base que pretende servir para dinamizar el debate sobre el futuro de la lengua vasca se afirma, con acierto, que el euskera necesita hablantes, y no salvadores. Se trata de fortalecer su uso y no de agitarlo de forma permanente como bandera, lo que ocurre en demasiadas ocasiones por puro sectarismo. Los ciudadanos vascos bilingües tenemos la enorme fortuna de poder utilizar en nuestras relaciones diarias, en la proporción elegida por cada cual, una lengua que nos vincula a nuestros orígenes culturales más ancestrales y que enriquece nuestra forma de ver y entender el mundo, tendiendo la mano a los demás desde lo que nos singulariza, y otra que también nos es propia desde sus orígenes y que nos abre las puertas a una de las comunidades de hablantes más importantes del mundo, con un legado cultural, pasado, presente y futuro, de primerísimo nivel.

Los ciudadanos deben ser protagonistas de la recuperación del euskera sirviéndose de los instrumentos puestos a su disposición desde las instituciones vascas. Hay que determinar con precisión las prioridades para hacer más efectivo el tránsito hacia el bilingüismo efectivo, poniendo el acento en las políticas que amplíen la base social de la lengua en inferioridad de condiciones y olvidándose de las actuaciones derrochadoras y efectistas.

El número de vascohablantes o de personas que, simplemente, han alcanzado un conocimiento básico del euskera se ha ampliado de forma sustancial desde la implementación del corpus legal para su promoción, pero los datos de diferentes estudios reflejan que el nivel de consumo de productos en esa lengua se ha estancado en los últimos años. Es necesario diversificar la oferta y hacerla más atractiva para llegar hasta donde no ha sido posible. La prensa local y comarcal, con un lenguaje cercano y accesible, está logrando importantes avances en esa dirección y sólo un determinado sesgo ideológico impide, a veces, ampliar horizontes.

Afortunadamente, el euskera sí ha llegado puntual a la hora de la nueva sociedad de la información, del mundo globalizado, e Internet se ha convertido ya en una herramienta fundamental para llevar la lengua vasca a cada casa en cualquier punto del globo donde haya un vascohablante. La red debe ser, en consecuencia, objeto de atención preferente por parte de las instituciones autonómicas, por su grado de penetración entre los más jóvenes y también por su dinamismo y permeabilidad.

Si el euskera prende en la escuela de forma eficaz, si después en la universidad los alumnos pueden elegir libremente una carrera en cualquiera de las dos lenguas oficiales, si el espacio comunicativo aúna calidad, pluralidad y accesibilidad en los contenidos, si los políticos se conjuran en favor de un bilingüismo real y dejan la lengua al margen de sus disputas, si el respeto y el deseo de proteger al más débil es la seña de identidad de la convivencia lingüística y, en definitiva, si la ciudadanía se pone de forma gradual al frente de la normalización del euskera sacándolo a la calle, el salto adelante será no sólo cuantitativo sino, sobre todo, cualitativo.

La aproximación al debate sobre el futuro de la lengua vasca en unas pocas pinceladas debe pasar, sobre todo, por convocar a cada ciudadano a poner su granito de arena, por pequeño que sea, para hacer posible esa sociedad bilingüe que nos enriquecerá a todos. Nadie debe quedar al margen, por modesta que sea su aportación, porque el euskera es de todos.

Orgasmos identitarios
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 9 Mayo 2008

En la sanidad vasca se valora más el saber euskera que ser un buen médico. Normal en un régimen totalitario. Lo primero es la parafernalia doctrinal que lo sustenta, el resto ¡qué más da! Es probable que el euskera tenga propiedades curativas para los nacionalistas, pues el orgasmo identitario que debe producir el ser atendido en “lengua propia” debe ser algo así como un terremoto hormonal de magnitud 10 en la escala de Richter.

Para mí, que soy más bien de pueblo, pues nací en Randufe (Tuy) y allí pasé gran parte de mi infancia y adolescencia, lo importante en un médico es que sea a la vez amable y competente profesionalmente. Si me habla en lengua propia o impropia, me importa un bledo siempre y cuando yo entienda lo que me dice y pueda seguir el tratamiento correctamente.

Si es un cirujano, ya me puede hablar en chino o en swahili, que con la anestesia los que se las tienen que apañar con él son sus ayudantes, no el paciente. La sobrepuntuación por dominar el catalán, el gallego o el vascuence me parece una solemne estupidez, pero es evidente que a un nacionalista se le puede pedir cualquier cosa, menos inteligencia, pues si la tuvieran y la usaran, dejarían la milonga identitaria y se convertirían en ciudadanos honrados y decentes que no utilizan la “lengua propia” como escalera hacia el poder y aprenderían a ganarse el pan con el sudor de su frente, como hace todo quisque.

Afirma el doctor Michael Kahn, del Centro Médico Beth Israel y la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston: "Creo que la educación médica y el entrenamiento de posgrado deberían poner más énfasis en estos aspectos de la relación médico-paciente". La relación médico-enfermo siempre se consideró de un valor terapéutico fundamental. No me quiero ni imaginar la relación de un enfermo corriente y normal con un médico que sea, a la vez, un fanático nacionalista para quien todo aquel que no se exprese en “lengua propia” es porque, además de su patología médica oficial, padece como peligros sobreañadidos el síndrome del autoodio y el de la dependencia psicológica del colonizado.

Pumpido, ese ejemplo de esfuerzo por el consenso
La permanencia de Pumpido y Bermejo demuestra que ese ánimo de pactar y llegar a acuerdos de Estado sólo parece estar en la mente de los populares. Zapatero sigue a lo suyo, sólo que con menos obstáculos, al carecer de una oposición digna de tal nombre.
EDITORIAL Libertad Digital 9 Mayo 2008

Pocas actuaciones más vergonzosas hemos podido contemplar que la de Conde Pumpido enunciando –que no justificando de ninguna manera– su cambio de posición con respecto a ETA. Ya no hay que "ensuciar las togas con el polvo del camino" ni la Ley de Partidos Políticos es un "Guantánamo electoral"; no, ahora se compromete a "perseguir a los terroristas, a quienes les amparan y a quienes facilitan o aplauden su acción". Hasta que Zapatero le diga que deje de hacerlo, naturalmente.

Nos hemos malacostumbrado a que la Justicia en España parezca en muchas instancias, básicamente las más altas, una mera extensión del parlamento. Una de las instituciones más perniciosas para la apariencia de imparcialidad es la de la Fiscalía General del Estado. Sólo la contención de quien ocupa la Moncloa puede impedir que quien ocupe este cargo no sirva a intereses políticos. Y no es esa precisamente la principal virtud de quien llega a la presidencia de un Gobierno democrático.

Sin embargo, ni siquiera Eligio Hernández, el "Pollo del Pinar", que fuera elegido sin cumplir siquiera los requisitos legales para ello, alcanzó las cotas de indignidad en las que retoza gozosamente Conde Pumpido. Como bien ha recordado Ignacio Astarloa, ejerciendo al fin de oposición mientras otros compañeros de su partido se dedican a otros menesteres, Pumpido "ha convertido su actuación en la burla de la ley y se ha jactado de hacerlo". Y es que más que Fiscal General del Gobierno, como le hemos definido en más de una ocasión, se ha convertido en Fiscal General del Partido.

Sin duda, el punto más bajo de sus cuatro años al frente de la Fiscalía tuvo lugar a lo largo de todo el proceso de rendición, al que no dejó de rendir pleitesía por más que ello lo obligara a dejar de hacer cumplir la ley, como es su obligación y por lo que recibe el sueldo que le pagamos –querámoslo o no– los españoles. Hasta tal punto llegó que el propio Otegui, como oportunamente ha recordado hoy Rosa Díez, preguntó en una de las ocasiones en que fue detenido si Pumpido sabía lo que estaba pasando. Bien sabía que era su mejor defensor.

La permanencia de Pumpido y Bermejo demuestra que ese ánimo de pactar y llegar a acuerdos de Estado que tanto regocija a quienes se dedicaron a denigrar al PP por desleal y crispador por denunciar las tropelías de, entre otros, Conde Pumpido en nombre de la "paz", sólo parece estar en la mente de algunos populares. Zapatero sigue a lo suyo, sólo que con menos obstáculos, al carecer de una oposición digna de tal nombre. ¿Cómo se atreven algunos siquiera a insinuar que llegarán a pactos con el PSOE mientras estos dos personajes cuyo sólo nombre evoca a la injusticia permanecen en sus puestos?

Chaves y la orwelliana Educación para la Ciudadanía
Dada la desfachatez orwelliana que les caracteriza, a nadie debería sorprender que los socialistas consideren que insultar a los magistrados sea muestra de ese "respeto a los principios democraticos" que dicen perseguir con su Educación para la Ciudadanía
EDITORIAL Libertad Digital  9 Mayo 2008

La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de anular parte de los contenidos de la Educación para la Ciudadanía por su "incompatibilidad con la neutralidad del Estado" está poniendo en evidencia, no sólo el adoctrinamiento ideológico de esta mal llamada asignatura, sino la falta de educación y de civismo con la que han respondido muchos de sus impulsores, como Manuel Chaves.

A la falta de respeto a la Justicia y de honradez intelectual que supone relacionar la sentencia del TSJA con la "misoginia" y "machismo" que existe en España "en distintos sectores", Chaves ha añadido su desafiante determinación de "seguir adelante aunque les pese a algunos jueces".

Aunque el desprecio de Chaves a los tribunales se base en parte en su confianza en el control político de instancias superiores, como el Tribunal Constitucional, lo que queremos destacar es la desfachatez de apelar a los principios constitucionales para impulsar una asignatura que viola preceptos tan básicos como la libertad de conciencia o el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias convicciones.

Claro que, con esta desfachatez orwelliana que les caracteriza, a nadie debería sorprender que los socialistas consideren que insultar a los magistrados, hacer caso omiso a sus sentencias, negar a los ciudadanos el derecho a la objeción de conciencia, cercenar la libertad religiosa o violar la neutralidad del Estado con un obligatorio adoctrinamiento político en las aulas sean, todas ellas, muestras de ese respeto a los "principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales" que dicen perseguir con su Educación para la Ciudadanía.

Zapatero y el islamismo
Dos cabalgan juntos
El cristianismo, aún enemigo, adquiere cierto reconocimiento islámico. Pero nada hay que despierte más su desprecio que el materialismo nihilista, el hedonismo sexual y la depravación moral de la izquierda aburguesada y vividora que representa Zapatero.
GEES Libertad Digital 9 Mayo 2008

Si hay algo alejado de las ideas que tradicionalmente ha defendido la izquierda es el islam, tanto el moderado como el radical. El intolerable tratamiento que dispensa a las mujeres, la sumisión del Estado al clero y el apego obsesivo por tradiciones y costumbres son algunos de los puntos que la izquierda dice rechazar, al menos teóricamente. Pese a las declaraciones multicultis y buenistas, lo cierto es que ninguno de los intelectuales, escritores o periodistas que hacen apología de la cultura islámica podría jamás vivir en un país gobernado según la sharia. Ningún izquierdista europeo desea para los suyos el régimen que defiende para los iraquíes, los marroquíes o los iraníes. Y sin embargo, defienden el respeto a las prácticas islámicas.

No es menos paradójico el apoyo islámico e islamista al izquierdismo europeo. La izquierda actual, con Zapatero como exponente dramático, cabecea entre el relativismo moral más descarnado y el cinismo intelectual más nihilista, pero no es eso lo más destacado de ella. Lo que caracteriza al PSOE actual es el odio sin disimulo a la dimensión trascendental del ser humano, a la conciencia religiosa y espiritual de las personas. Por el contrario, el islam, en cuanto religión, es una llamada constante a lo espiritual y un rechazo de lo material. No digamos ya de las prácticas y costumbres de un depravado occidente que la izquierda actual considera, ni más ni menos, que "derechos sociales". Eso no impide que destacados miembros apoyen con entusiasmo la política cristófoba de ZP.

¿Por qué esta alianza sin sentido? Varios son los motivos. Como el islamismo, Zapatero odia al liberalismo, y a su encarnación institucional sobre la tierra, los Estados Unidos. Como el islamismo, considera que la culpa de los problemas gravísimos que afectan a los países musulmanes la tiene Occidente, con Europa a la cabeza. Y como el islamismo, Zapatero considera Israel un problema para el "ansia infinita de paz". Por lo tanto, frente a aquello y a aquellos que consideran un problema mundial, los dos cabalgan juntos.

Mientras los zapateros del mundo sigan socavando, vaciando y desahuciando la cultura y las costumbres europeas, atacando al liberalismo, a Israel o los EEUU, el islamismo cabalgará a su lado como un fiel aliado. Pero lo que no sabe Zapatero es lo que le espera a la izquierda progresista europea cuando termine de hacer el trabajo sucio de vaciado de la cultura moral europea. Si los izquierdistas creen que el gran enemigo del islamismo son sus infantilmente demonizados Benedicto XVI o Rouco Varela, andan bastante despistados.

Porque el cristianismo, aún enemigo, adquiere cierto reconocimiento islámico. Pero nada hay que despierte más su desprecio que el materialismo nihilista, el hedonismo sexual y la depravación moral de la izquierda aburguesada y vividora que representa Zapatero. Si tal y como indican las proyecciones demográficas europeas, los musulmanes son mayoría en Europa dentro de cincuenta años, su rechazo y su desprecio no irán hacia los cristianos, sino hacia este materialismo depravado, corrupto y cínico que tanto y tanto agrada a nuestros progresistas. Entonces, incluso para ellos será demasiado tarde, pero mientras tanto, dos cabalgan juntos.
GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

La tomadura de pelo del PNV
Germán Yanke Estrella Digital 9 Mayo 2008

El PNV está metido, ya desde hace mucho tiempo, en una batalla interna, pero no ha entrado en un proceso de renovación ideológica para alejarse del nacionalismo etnicista y del nada democrático entendimiento con otros nacionalismos, también etnicistas y además violentos, para imponer la convergencia de sus planteamientos de autodeterminación. Ya sea porque toda la batalla es, simplemente, una cuestión de modos y plazos, o porque unos, los que se presentan como moderados, no pueden ni quieren separarse de los que se tienen por radicales para no perder la fuerza y el poder, el PNV sigue siendo lo que era: un partido en el que sus reivindicaciones se oponen desde hace ya demasiado no sólo a España y, desde luego, no sólo a la España constitucional, sino al sistema constitucional mismo.

Lo viene haciendo, además, con un arrojo que no se sostiene ni en una actitud razonable ni toma en consideración los reiterados fracasos electorales a los que le ha llevado la aceleración de la deriva soberanista. Ahora, la actitud del PNV ante la próxima reunión del lehendakari Ibarretxe con el presidente Rodríguez Zapatero tiene, en ese escanerio, dos vertientes lacerantes que habrían de determinar la respuesta. En primer término, Ibarretxe no va a la Moncloa como cualquier presidente autonómico, por muy reivindicativo que sea, sino para cumplir la primera fase de su plan autodeterminista: constatar que no es posible llegar al acuerdo que desea para dar paso a esa entelequia de que, entonces, hay que “dar la voz al pueblo vasco”.

En segundo lugar, y para presionar, se presenta con la pretensión de que se reanuden las conversaciones de Loyola en las que participaron, en el anterior “alto el fuego” de ETA, PSOE, PNV y Batasuna. Al enloquecimiento de la propuesta se une el recordatorio de uno de los episodios más vergonzosos de las negociaciones del llamado “proceso”. Pero precisamente por eso la respuesta del Gobierno debe ser, si cabe, más contundente para quitarse así, aunque sea para el futuro, el estigma de su arbitrariedad y sus errores garrafales durante la anterior legislatura en materia tan grave y delicada.

El problema con Ibarretxe y sus planes antidemocráticos lo debe tener Urkullu si quiere ser un razonable presidente de un democrático PNV. No el Gobierno español ni los diputados ni los ciudadanos españoles, a los que sólo les cabe el rechazo formal y material de esta tomadura de pelo. El presidente Rodríguez Zapatero, durante su primer mandato, pensó, por un lado, que era un mago del diálogo capaz de convencer a cualquiera, y, por otro, que su “talante” le obligaba a ser tan condescendiente con los enemigos de la Constitución como duro con los que, aunque no fuese con sus ideas, la defienden. Ha llegado ya la hora, ante tanta desvergüenza nacionalista (la misma que fue castigada en las urnas), de desquitarse de la máscara de demiurgo y oponerse frontalmente a los que se oponen a las libertades ciudadanas.

EN UNA COMISIÓN DEL CONGRESO
Un tremendo rapapolvo de Rosa Díez a Conde-Pumpido desembocó en gresca
Elsemanaldigital 9 Mayo 2008

El fiscal general del Estado acudió a rendir cuentas y se topó con una reprimenda de la diputada de UPyD que le dejó de piedra. El portavoz del PSOE salió en su defensa y avivó el fuego.

Seguramente Cándido Conde-Pumpido no esperaba tener el jueves una comparecencia fácil ante la Comisión de Justicia del Congreso, pero tampoco que las cosas fueran a torcérsele tanto. El fiscal general del Estado propuesto por el Gobierno para repetir en el cargo entró en la sala para hablar del estado de la Justicia y defender su independencia respecto al Ejecutivo. A cambio le cayó un rapapolvo de los que no olvidará.

En su turno de palabra, Rosa Díez, que hacía las veces de portavoz del Grupo Mixto, cargó contra él con una dureza que sorprendió a muchos diputados y enojó a los socialistas. Entre las lindezas que le dedicó, la líder de UPyD le acusó de haber dado "a los demócratas" perseguidos por ETA "algunos de los días más tristes de nuestra reciente historia democrática". "En una misma legislatura, usted, señor Conde-Pumpido, ha sido capaz de interpretar la ley para meter en la cárcel a los terroristas o para mandarles a un balneario. Ha sido capaz de interpretar la misma ley, en la misma legislatura y en la misma circunstancia, sin que sucedan hechos penales distintos pero sí políticos, para hacer una cosa y justamente la contraria, y además para argumentar una cosa y la contraria", señaló la diputada.

Desde la mesa de comparecientes, el reelegido fiscal general del Estado escuchaba atónito la regañina de la ex socialista, que aún tuvo tiempo para mucho más. Le acusó de haber trabajado los últimos cuatro años "al servicio de los intereses particulares del Gobierno" y le trajo a la memoria unas palabras del batasuno Arnaldo Otegi que hicieron mella en Conde-Pumpido. "Quiero recordarle en esta Cámara las palabras de Otegi el 26 de mayo de 2005 cuando Grande-Marlaska pidió a las once de la noche, o algo así, prisión eludible con fianza. Otegi, además de argumentar que él tenía el rango de interlocutor político, preguntó en alto: Me parece increíble. ¿Esto ya lo sabe Conde-Pumpido?". Y a renglón seguido Díez añadió: "Que el delincuente, que el terrorista, apele a Conde-Pumpido mientras las víctimas nos sentimos plenamente desprotegidas por ustedes acredita que usted no está acreditado para seguir siendo fiscal general del Estado".

Y el PSOE entró en la "guerra"
El portavoz del PSOE, Julio Villarrubia, salió en defensa del vapuleado en cuanto tuvo el turno de palabra. "He escuchado algunas expresiones injustas, desproporcionadas y alejadas de la buena fe imprescindible que debe presidir el noble ejercicio de la actividad política", denunció Villarrubia. "Para su tranquilidad, que la tiene, sepa que la inmensa mayoría de los demócratas pensamos que usted sí ha defendido con dignidad, con valentía y con gallardía los derechos de los demócratas, los derechos del conjunto de los ciudadanos", continuó el socialista.

Pero su defensa encendida no hizo sino caldear aún más el ambiente, puesto que Villarrubia se refirió expresamente a Díez e insinuó que no aplica "la ética a la vida política", en referencia a su paso por el PSOE y su posterior afiliación a UPyD. El comentario irritó a la aludida, que en un cruce dialéctico con el portavoz socialista le espetó: "Ése es un juicio de valor ofensivo contra mi persona. No sé si este va a ser el comportamiento del portavoz del Grupo Socialista en esta Comisión o no sé si va a ser el comportamiento del Grupo Socialista respecto de mi persona. Los argumentos políticos se contrastan y se discuten, pero los juicios de valor ofensivos son intolerables desde la práctica política y desde la práctica parlamentaria", señaló.

Villarrubia acabó disculpándose con Díez y Conde-Pumpido reelegido fiscal general del Estado con los votos favorables de PSOE, CiU y PNV. El PP votó en contra como Díez, ya que los populares le consideran "la persona menos idónea" para el cargo, en palabras de Ignacio Astarloa. Conde-Pumpido se limitó a ignorar los reproches de la diputada de UPyD. Al terminar su intervención dio las gracias a todos los portavoces, incluso al del PP por "sus críticas", que dijo "respetar". Pero a Díez, ni una palabra.

Zapatero avanza en su cambio de régimen para que nos olvidemos de la crisis
Federico Quevedo El Confidencial 9 Mayo 2008

Hay que reconocer que la comparecencia en Comisión antes de ayer de Maria Teresa Fernández de la Vega ha sido muy esclarecedora. Primero porque, por fin, alguien del Gobierno aparece por ese lugar que representa la soberanía popular y que se llama Parlamento y que, según parece, el Ejecutivo de Rodríguez ha borrado de su vocabulario. Segundo, porque nos ha permitido conocer un poco, tener un atisbo de las pretensiones del Gobierno para esta legilatura y, francamente, son para ponerse a temblar. Voy a dejar la reforma de la Ley de Libertad Religiosa para otra ocasión porque merece un comentario aparte, y permítanme que me centre en el resto de anuncios de la vice, a cada cual más peligroso y que constatan que Rodríguez no solo no ha abandonado las pretensiones de la pasada legislatura, sino que vuelve por sus fueros, si cabe, con más ímpetu que nunca.

No deja de ser curioso que entre todas las prioridades del Gobierno no se encuentre, ni siquiera de manera tangencial, la crisis económica, pero debe ser que como para el Ejecutivo no existe, sino que se trata de una aceleración de la desaceleración que se desacelera a un ritmo más o menos acelerado y que, por lo tanto, hay que esperar a que la desaceleración se desacelere para poder volver a hablar de una cierta aceleración. Es decir, mejor quedarse sin hacer nada o, como mucho, subir un poco –bastante- los impuestos para apretarnos más las tuercas a los sufridos ciudadanos. ¿Y que nos propone De la Vega, que es la voz de su amo, para que nos olvidemos de la crisis? Reforma de la Constitución, reforma de la Ley Electoral, una Ley Integral para la Igual de Trato y contra la Discriminación, un Plan de derechos Humanos, aborto... Es decir, una dosis combinada de cambio de régimen con buenismo a mansalva de ese que tanto le gusta a Rodríguez y que convierte a todo el que no comparte su visión doctrinaria de la sociedad en una especie de apóstata de la religión oficial. Pero, insisto, de esto hablaré mañana.

Me preocupan las dos primeras cuestiones, por lo que tienen de riesgo sin precedentes para la continuidad del modelo de Estado que nos dimos en la Constitución del 78. Es evidente que Rodríguez sigue empeñado en cambiar las reglas del juego, y de hacerlo, obviamente, a su favor. La reforma de la Carta Magna tiene trampa, y una trampa peligrosa. Les debo recordar a ustedes que ya en su día el Gobierno pidió un informe al Consejo de Estado sobre la reforma de la Constitución, informe que el PP suscribió de inmediato pero que, sin embargo, a Rodríguez no le hizo ninguna gracia porque no iba en la dirección que él quería, es decir, en la de abordar una reforma controlada del modelo político y territorial. Del modelo político, si, porque la intención de Rodríguez es dar una vuelta de tuerca al sistema de monarquía parlamentaria. En esto, tengo que decirles que no seré yo el que mueva un solo dedo en la defensa de una Monarquía que se dedica a agradar los oidos de sus enemigos para que no les busquen las vueltas. Pero se las acabarán buscando, ya verán.

Lo del modelo territorial viene ya de lejos, de la reforma del Estatuto Catalán que fue un primer intento de reforma de la Carta Magna por la puerta de atrás, sin que todavía el Constitucional a las órdenes de Rodríguez se haya pronunciado sobre esta materia, y todo hace sospechar que el TC de María Emilia Casas nos acabará metiendo aún más en el pozo de la desarticulación del Estado. Pero, si lo de la reforma constitucional es grave, lo de la Ley Electoral no quiero ni contarles. Lo escribí hace bastante tiempo, porque esto ya formaba parte de los planes de Rodríguez en la pasada legislatura, solo que entonces se le acumularon los problemas encima de la mesa y dió prioridad al proceso de cesión al chantaje de ETA. Pero el objetivo de Rodríguez no es otro que el de reformar la citada ley, no para mejorar el sistema de elección en la linea de una necesaria regeneración democrática, sino que su pretensión es ampliar de 350 a 400 el número de diputados, y hacerlo en aquellas circunscripciones en las que puede perjudicar lo más posible al PP. Es decir, que ahora va a avanzar en el proceso de exclusión del centro-derecha por la vía legal. Muy grave, gravísimo retroceso de nuestras libertades y de nuestros derechos: Rodríguez sigue siendo el mayor déspota que ha conocido este país. He dicho.

Heroína nacionalista/Noticias recicladas
Manuel Molares do Val Periodista Digital 9 Mayo 2008

Al PSOE le ha ocurrido como al heroinómano con su droga: primero se pinchó nacionalismo porque quería sentirse poderoso y vanguardista y antisistema más allá de la izquierda; luego, porque le gustó; después, porque ya no pudo dejar de consumir.

El PSOE se inyectó grandes dosis de nacionalismo para obtener el poder en Cataluña, al unirse a rebeldes super-revolucionarios de ERC, hijos de guardia civil, como Carod-Rovira.

Obtenida la Generalitat, gozaron de prebendas de ricos sin los remordimientos del igualitarismo que predicaban previamente: grandes presupuestos, excelentes sueldos, enormes coches oficiales y privilegios de caciques de la postmodernidad, más que los de sus predecesores burgueses.

El Gobierno de Rodríguez Z pactó en Aragón y Cantabria, Luego en Baleares, con fuerzas locales regionalistas a las que no mucho antes llamaba reaccionarias, oscurantistas y caciquiles, y trató de extender la situación al País Vasco atrayendo a nacionalistas, unas veces PNV y otras Batasuna.

En Galicia se coaligó con el BNG, que le exige más fondos a la España de la que reniega y de la que recibe 4.000 millones de euros anuales más que los que tributa.

Y aquí está el problema: unos se inyectan la heroína porque disponen de abundantes medios para comprar la droga, como en Cataluña, y otros lograron el poder pero tienen poca droga porque dependen de la ayuda de los ricos.

Hay regiones cuyos habitantes ricos subvencionan a los pobres de otras regiones, pero ahora el presidente socialista de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, reclama el nuevo sistema de reparto de heroína que le prometió Rodríguez Z, y que le quita parte de los fondos a los socialistas de regiones con más pobres, como Extremadura, Andalucía o Galicia.

En esta pelea estamos. Todos quieren igual cantidad de heroína, pero los socialistas ricos se han vuelto nacionalistas y, poco solidarios, exigen pincharse más y mejor.

-----------------
NOTICIAS RECICLADAS:
EL ESCÁNDALO DE LA SANIDAD VASCA

La noticia de que en la sanidad vasca saber el idioma regional vale 16 puntos y tener un doctorado 4 ha sido ampliamente difundida y comentada hoy en importantes medios informativos. Es una información reciclada que siempre parecerá nueva.

Puede irse al final de esta página de Crónicas Bárbaras, y pinchar el enlace que indica "Morir por el idioma", que remite a una crónica del 24 de octubre de 2007.

Socialismo a lo Zapatero
POR JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 9 Mayo 2008

TAN entretenidos estamos con el sainete del PP que sin darnos cuenta nos ha caído encima otra de esas barbaridades cometidas por Zapatero en su primer mandato. Me refiero a los trasvases. No de agua, sino de fondos, que pueden llevar a un enfrentamiento aún más grave entre las distintas comunidades, a resultas de los nuevos estatutos, que transfirieron con frivolidad suicida competencias nacionales a instituciones locales.

Marcelino Iglesias, presidente de Aragón, ha dicho que «los trasvases originan más problemas que resuelven». ¿Está seguro? ¿Sí? Entonces, ¿va a apoyar la propuesta de las autonomías ricas, capitaneadas por Cataluña, de revisar el sistema de financiación conjunto, para disminuir su aportación a las arcas comunes? Seguro que no, como están haciendo sus colegas andaluces, gallegos, castellano-manchegos y cuantos tienen mucho que perder con la cancelación de ese tipo de trasvase. Pero resulta que el nuevo estatuto catalán, aprobado por los parlamentos de aquella comunidad y del Estado, con el visto bueno del Gobierno, incluye esa revisión, y como ley orgánica que es, hay que cumplirla. Con lo que quienes tienen menos recibirán menos, y los que tienen más dispondrán de más. Bonita manera de hacer socialismo y de hacer nación.

Es hora más que sobrada de que alguien en el gobierno o en la oposición, mejor en ambas partes, se alce para decir que la democracia se teje con el cañamazo de los trasvases. Democracia es trasvase de agua desde las zonas húmedas a las secas. Es trasvase de dinero de las regiones ricas a las pobres. Es trasvase de personas de un lugar a otro en busca de oportunidades. Es trasvase de afectos entre individuos y grupos sociales que forman la nación. Sin esos y otros trasvases, la democracia se seca, se cuartea, se esteriliza, que es lo que está ocurriendo en España, con un gobierno que ha fomentado la disgregación, y unos reyezuelos de taifas que no ven más allá de sus narices.

Tanto como el agua, los españoles necesitamos una labor pedagógica generalizada que nos convenza de que sin trasvases no vamos a ningún sitio. Mejor dicho, vamos derechos a estrellarnos, y además, contra nosotros mismos, como viene siendo una constante en nuestra historia.

Me dirán que tal labor es difícil. Les contestaré que no tanto. Basta con refregarles en las citadas narices el citado ejemplo. Sin duda, aragoneses y castellano-manchegos están rotundamente contra el trasvase del Ebro y del Tajo. Pero rechazan con igual rotundidad que se disminuya el trasvase de recursos a sus autonomías, invocando el principio de la solidaridad nacional. Pero los Iglesias, los Chaves, los Touriño, los Barreda podían habérselo pensado antes, y en vez de apoyar el nuevo Estatuto catalán, hubieran debido haberse opuesto a él con la misma fuerza y el mismo argumento. Pues la solidaridad nacional va en ambos sentidos, y si no funciona en uno, no funciona en el otro, que es lo que empieza a ocurrir en España, con todo el mundo aferrado a lo suyo, pero pidiendo compartir lo de los demás, a lo que se niegan categóricamente.

Estamos, como les decía, ante otra de esas barbaridades cometidas por Zapatero en la pasada legislatura, que ahora nos pasa factura. ¿Qué va a hacer? De momento, lo que hacen todos los tramposos en estas circunstancias: posponer la revisión, en espera de que la suerte, la casualidad o incluso otro error del PP le saque del apuro.

A quien no sacará del apuro será a una España cada vez más confusa e inquieta, conforme los problemas se le acumulan y las opciones se le cierran. Ni paz en el País Vasco, ni ordenamiento territorial, ni recuperación económica, ni apoyo exterior, ni entendimiento interior. Al revés, los españoles estamos cada día más distanciados y enfrentados, debido a unos gobernantes que han prohibido los trasvases. Socialismo a lo Zapatero. Ni socialismo ni lógica. Puro yo, sin ni siquiera circunstancia. A eso se le llamaba antes analfabetismo.

La descomposición de España se acelera
Redacción  Minuto Digital  9 Mayo 2008

El marco legal del sistema de las autonomías, tan pésimamente diseñado en el Titulo VIII de la Constitución pasa factura: Los españoles no somos iguales ante la ley. Al menos ante la normativa tributaria. La abogada general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE), Juliane Kokott, dictaminó ayer que el País Vasco puede fijar una fiscalidad propia más favorable que la del resto del Estado español porque dispone de suficiente autonomía en el ejercicio de sus competencias legislativas en materia tributaria.

El dictamen de la abogada general se refiere a una cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en septiembre de 2006. El Tribunal vasco reclamó al europeo que aclarara si, de acuerdo con la legislación de la UE, la fiscalidad vasca puede ser diferente a la vigente en el resto de España.

La abogada general señala que, de acuerdo con la legislación comunitaria, las medidas tributarias de una entidad infraestatal de un Estado miembro que se aplican indistintamente a todas las empresas sometidas a su soberanía tributaria y que son más beneficiosas que las vigentes en el resto del territorio del Estado no favorecen a determinadas empresas si la entidad infraestatal dispone de suficiente autonomía en el ejercicio de sus competencias legislativas en materia tributaria.

Esta autonomía requiere cuatro condiciones y, según la interpretación de la abogada general, el País Vasco cumple las cuatro. La primera sería que la entidad infraestatal tenga autonomía institucional. A este respecto, Kokott señala que ni el tribunal remitente ni quienes han presentado observaciones ante el Tribunal de Justicia –entre otros las comunidades autónomas de La Rioja y Castilla León– tienen duda alguna sobre la autonomía institucional del País Vasco y sus instituciones.

El segundo requisito es que el Estado central no tenga ninguna posibilidad de intervenir decisivamente en el procedimiento de adopción de las normas tributarias territoriales. En cuanto a esta cuestión, la abogada general entiende que de las disposiciones de la Constitución, del Estatuto de Autonomía y del Concierto Económico no se desprende que el Gobierno central tenga la facultad de decidir en última instancia.

En tercer lugar, la entidad infraestatal debe disponer de un amplio margen para configurar las disposiciones tributarias que le permita perseguir fines de política económica propios. La abogada general señala que corresponde al TSJPV determinar si se cumple este requisito. No obstante, rechaza la alegación de que los Territorios Históricos de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya carecen de suficiente autonomía porque sus disposiciones están sometidas a un control jurisdiccional.

Finalmente, la entidad infraestatal debe asumir las consecuencias económicas de la merma de recaudación que pueda derivarse de las normas más favorables que difieran de la normativa del Estado central.

La sentencia, que probablemente venga a ratificar este dictamen, reconocería que España es de hecho un Estado Federal, aunque en ningún momento se haya consultado al pueblo sobre tal cuestión, ni los constitucionalistas de 1978 informasen en el referéndum del famoso 6 de diciembre, sobre esta posibilidad a los entonces votantes.

Gracias a Israel
POR RAFAEL L. BARDAJÍ ABC 9 Mayo 2008

Israel cumple sesenta años. No ha tenido una existencia fácil. En compensación por el Holocausto, al pueblo judío se le dio un estado rodeado de acérrimos enemigos. Pero al menos un estado desde el que defenderse. Y bien que ha sabido hacerlo.

Desde el mismo momento de su nacimiento ya tuvo que combatir por su supervivencia. Sesenta años más tarde, tiene que seguir haciéndolo.

Se suele criticar a Israel con frecuencia. Una izquierda decadente y pacifista no puede entender el deseo de todo un pueblo, sin distingos políticos, por contar con un hogar y poder vivir en paz y, para eso, estar dispuesto a recurrir a la fuerza si es necesario.

Sin embargo, el mundo debiera estar agradecido porque Israel haya defendido su existencia y siga existiendo. Los enemigos de Israel son también los enemigos de occidente. Al fin y al cabo, Israel es un país occidental, sólo que enclavado en el Oriente Medio.

En 1981, destruyendo el reactor nuclear de Osirak, Israel consiguió que Sadam Hussein no tuviera la bomba cuando quería; combatiendo a Hizbolá en el norte y a Hamás en el sur, está poniendo freno al crecimiento natural del islamismo en la zona; bombardeando la instalación nuclear secreta en Siria, el pasado septiembre, puso fin a otro intento de nuclearización en la región y descubrió el complejo entramado de la proliferación atómica, Corea del Norte e Irán en el trasfondo; promoviendo medidas diplomáticas contra el programa nuclear iraní, Israel nos recuerda que es posible acabar con las ambiciones de los ayatolas de forma pacífica. Basta con ser serios con las sanciones.

Si Israel no hubiera batido a la aviación siria en su día, como hizo con su ejército y el egipcio, jordano, iraquí y de Arabia Saudí, hoy no existiría. Y sin Israel, la región entera estaría en manos de déspotas sin escrúpulos y grupos radicales islamistas cuya atención estaría dirigida directamente contra nosotros. Israel nos ha servido de parapeto. Y más que nos servirá en una zona cada día más volcada al radicalismo.

La amenaza terrorista
Víctimas del terrorismo cargan contra la «política de la mentira» del Gobierno
Más de 150 afectados asisten en Valencia a la II Jornada Universitaria del CEU
Loreto Ochando La Razón 9 Mayo 2008

VALENCIA- La Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia fue el escenario de la II Jornada «Universitarios con las Víctimas del Terrorismo». Hasta allí se desplazaron más de 150 víctimas que, bajo el lema de la Asociación Víctimas del Terrorismo «Memoria, Dignidad y Justicia», no dudaron en alzar su voz contra la lacra «que más azota España» y contra un Gobierno, el de Zapatero, «que se pliega a las exigencias y chantajes de los que matan a quienes son diferentes».

Los alumnos de la Universidad leyeron un manifiesto de apoyo a las víctimas. Una multitud de más de 250 personas, pese a que llovía a cantaros, se agolpó alrededor de la pancarta estudiantil. La emoción de ver la solidaridad mostrada por los alumnos y profesores, se reflejaba en las caras de aquellos que han visto y vivido la parte más dura y amarga de la vida.
Acto seguido llegó el momento más emotivo. Varias víctimas del terrorismo obsequiaron con sus testimonios a los allí presentes. Todos expresaron tener un sentimiento de amargura e incomprensión por parte de aquellos que, a priori, deberían defenderles, el Gobierno, y por ello no dudaron en criticar duramente la política de «la mentira y el arrodillamiento del actual Ejecutivo».

Una incomprensión basada en el olvido, la indefensión y la crítica de aquellos que si bien no perdieron la vida -física- sí que perdieron una parte de ella. Las bombas no sólo matan, también destrozan las mentes. Todos aseguraban que es muy triste que hoy por hoy sea «políticamente incorrecto» apoyar a las víctimas del terrorismo. «Un terrorismo fomentado por la debilidad de un Gobierno que negoció y mintió sobre ello».

Entre los asistentes destacó la presencia de la ex socialista vasca Gotzone Mora, Mari Carmen Heras, mujer de Fernando Múgica, asesinado por ETA en 1996, o de Irene Villa.

También las víctimas del 11-M y de los Grapo viajaron hasta Valencia. Ángeles Pedraza, vicepresidenta de la AVT y madre de una joven que murió en los trenes de la muerte, aseguró que «las personas son víctimas del terrorismo. No hay que separar a ETA de los autores del 11-M o de cualquier otra banda de asesinos. Todas las víctimas son una».

APOYO A SU ALCALDESA
Mondragón, entre el miedo y la huelga
La convocatoria de la izquierda radical paraliza el pueblo, pero no la industria
MANU RUEDA m.rueda@diario-elcorreo.com El Correo 9 Mayo 2008

«Si abres, mañana te queman el negocio y a tomar viento». Ésta era la lectura que ayer hacía una vecina de Mondragón -cuya hija tiene un bar- de la huelga general convocada por simpatizantes de ANV para exigir la liberación de la alcaldesa de la localidad, Ino Galparsoro. «Hay más miedo que otra cosa. Mejor no hablar demasiado. Hay que callar porque nos conocemos todos», apostillaba. Ante este panorama, la jornada de paro fue ampliamente secundada por el comercio y la hostelería del municipio, mientras que apenas si tuvo consecuencias entre las principales empresas. El transporte público no se vio afectado.

Los primeros trabajadores que el visitante se encontraba en Mondragón si accedía por autopista eran los antiguos compañeros del ex concejal socialista asesinado por ETA Isaías Carrasco -y ahora de su hija Sandra-, que ayer desempeñaban su tarea con total normalidad en las cabinas del peaje. Un kilómetro más adelante se ubica el hiper Eroski, clausurado y con sendos carteles en los que ponía: «La asamblea de este centro ha decidido secundar la huelga convocada para el jueves día 8 de mayo. Perdonen las molestias».

Mucha gente tuvo que darse la vuelta carro en mano cuando a las diez de la mañana, hora de apertura del establecimiento, se daba de bruces con la nota de la puerta. «¿Está cerrado? Es una pasada», comentaba un señor. Otro joven, con una camiseta de la empresa Ulma, intentaba acceder a la cafetería. «La huelga me sabe muy mal. ¿Y mis pinchos? ¿Dónde voy a comer?», se preguntaba. Paradójicamente, el Eroski Center situado en el centro del municipio fue de los pocos comercios que permanecieron abiertos.

Los piquetes informativos que a primera hora de la mañana recorrieron los establecimientos abiertos fueron estrechamente vigilados por la Ertzaintza, que procedió a identificar a una veintena de jóvenes que «coaccionaban» a los comerciantes para que cerrasen sus locales o por increpar a los agentes de la Policía autónoma, según informó el Departamento vasco de Interior.

A media mañana, las calles de Mondragón permanecían desiertas y en un silencio desconcertante. Muchos de los bares que justo hace dos meses acogieron entre su clientela a algunos de los asistentes al funeral de Carrasco, ayer permanecían cerrados a cal y canto. Un vecino juzgaba que son muy pocos en la localidad los que se posicionan públicamente «en un bando o en otro» y se movilizan. La mayoría, precisaba, «están en medio y pasan de todo». De hecho, muchos de los que ayer secundaron el paro aprovecharon la jornada para ir de compras a Vitoria o pasar el día fuera del municipio.

Otro de los centros donde se secundó el paro prácticamente en su totalidad fue en el Ayuntamiento, donde trabajan alrededor de 200 funcionarios. De su fachada principal colgaba una enorme pancarta en la que se leía: 'PSOE-PNV lo que no habéis conseguido con la moción lo queréis lograr por la fuerza'. En casi todas las puertas del interior del edificio había un cartel de LAB llamando al paro. El concejal socialista Aritz Arrieta, desde su despacho -donde tiene dos fotografías de Carrasco-, calificaba la respuesta a la huelga como «un fracaso» porque, a su juicio, la sensación que tiene el pueblo es que «la mayoría de los que cierran lo hacen por la presión de la izquierda radical y el miedo a las represalias».

Galparsoro, «animada»
Las calles comenzaron a poblarse al filo del mediodía, hora prevista para el arranque de la primera de las dos manifestaciones convocadas. Antes de su inicio, uno de los promotores detalló la respuesta a la huelga y denunció la «presión» ejercida por la Ertzaintza. Asimismo, informó de que Galparsoro se encuentra «animada» y ella, «como nosotros», tampoco entiende su situación.

La marcha recorrió algunas de las principales calles del municipio, cuyo trayecto estaba plagado de pintadas que exigían la libertad de Ino y amenazaban al PSOE y el juez Baltasar Garzón. Dos jóvenes que observaban sentados en un banco el discurrir de la protesta, admitían que «no nos parece bien el encarcelamiento de la alcaldesa, pero tampoco nos gustó que desapareciera cuando asesinaron a Isaías Carrasco». Al paso por el barrio de San Andrés, a dos manzanas del lugar en que ETA tiroteó al ex concejal socialista, los asistentes -entre los que se incluían el secretario general de LAB, Rafa Díez Usabiaga, y el ex alcalde de HB Xabier Zubizarreta- repitieron la proclama de la manifestación celebrada el pasado sábado: «PSOE fascista, tú eres el terrorista».

funcionariado
El gallego será un requisito en las oposiciones para secretarios, interventores y tesoreros
Si no disponen del certificado lingüístico, el tribunal les realizará una prueba
Luís Villamor La Voz 9 Mayo 2008

El conocimiento del gallego figurará a partir de ahora como requisito en las bases de los concursos ordinarios y en las convocatorias para la provisión de puestos reservados a funcionarios con habilitación de carácter estatal por concurso de méritos y libre designación. Los aspirantes podrán acreditar este hecho mediante el certificado de lengua gallega Celga 4. El Consello de la Xunta aprobó ayer el decreto que regula esta norma y que afecta a los colectivos de secretarios, interventores y tesoreros que prestan servicios en las Administraciones locales gallegas.

Es la primera vez que el Ejecutivo autónomo aplica este requisito, que está reconocido en la Ley de Bases de Régimen Local. Los concursantes deberán acreditar estar en posesión del certificado de lengua gallega u otro equivalente, que esté debidamente homologado por el órgano competente en Política Lingüística. Además, el tribunal de valoración del concurso realizará una prueba de carácter eliminatorio a los aspirantes que no dispongan del Celga 4. El resultado será «apto» o «non apto», y el examen está destinado a conocer el grado de conocimiento, que tiene que ser equivalente al exigido.

Especialistas en el idioma
El tribunal de valoración incorporará a asesores y especialistas en lengua gallega para la realización de la prueba, que serán designados por Política Lingüística. En los supuestos de cobertura por libre designación, el presidente de la entidad local encomendará la realización del examen a dos técnicos especialistas designados por el mismo procedimiento.

En el concurso unitario que el Ministerio de Administraciones Públicas convoca anualmente también se incluirá como requisito el conocimiento del gallego. Al igual que en los ordinarios, los concursantes tendrán que acreditar sus conocimientos lingüísticos con el Celga 4, mientras que los que no lo hagan deberán pasar una prueba eliminatoria.

Otros acuerdos
Además de esta norma, el Consello de la Xunta aprobó un decreto por el que se crea el registro de las policías locales de Galicia previsto en la ley de coordinación del pasado año.

El Ejecutivo destinará también 500.000 euros para elaborar una base de datos destinada a la recuperación toponímica, en colaboración con la Sociedade para o Desenvolvemento Comarcal de Galicia.

Junto a estas inversiones, el bipartito dedicará otros 240.000 euros a financiar las actividades del Consello da Xuventude y algo más, unos 244.000, los destinará a la reinserción de los drogadictos en el programa Proxecto Home de la comunidad.

Además, la Xunta y la Universidade da Coruña dibujarán los planos de más de 350 fortalezas de Galicia.

El PP tacha de «obsesión» la imposición del euskera a los funcionarios
C. S. Macías La Razón 9 Mayo 2008

MADRID - «Radicalización y obsesión ideológica». Así calificó ayer el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Alfonso Alonso, la inversión de 15 millones de euros que el Gobierno vasco dedicará a la «euskaldunización» de sus funcionarios este año.

Alonso lamentó que una de las prioridades de los nacionalistas no sea «fomentar la calidad del sistema sanitario sino que los funcionarios hablen euskera», ya que el departamento de Sanidad encabeza la mayor inversión para impulsar el idioma.

«Están gastando seis millones de euros anuales en suplir a los profesionales sanitarios que dedican su tiempo a aprender el euskera. En el País Vasco hay médicos muy buenos, pero se les está empujando a marcharse». Además, el portavoz adjunto del Partido Popular criticó que el consejero de Sanidad vasco exija a los médicos que hablen euskera cuando «él no habla este idioma. Es absurdo, y están perjudicando no sólo a la Sanidad pública sino a los pacientes». «Con ello, los nacionalistas pretenden que el acceso al País Vasco sea cerrado».

Los populares creen que el idioma no puede ser un condicionante necesario para alcanzar un puesto fijo y acusan a los nacionalistas de estar «sordos ante la realidad de la calle». «El derecho de comunicarse en euskera con la Administración no implica que se violen otros derechos como la igualdad de los vascos en el acceso a la función pública ni implica que todos los funcionarios en todos los puestos deban saber euskera», afirmó Alonso.

La Educación, donde los nacionalistas han hecho su principal bandera de imposición del idioma, el portavoz adjunto de los populares aseguró que es un instrumento político con el que el Ejecutivo vascos pretende «manipular a su antojo».

Denuncian el "abandono total" al que la Consellería de Educación ha relegado la norma
Equipos de normalización dimitirán si no se cumple el decreto del gallego

Casi 200 profesionales de centros públicos reclaman una reunión con la conselleira, que se evalúe el cumplimiento de la normativa y que se promocione en el sistema educativo.
AGENCIAS. SANTIAGO. La Opinión 9 Mayo 2008

Unos 190 responsables de los equipos de normalización lingüística de los centros públicos han anunciado su disposición a dimitir si la Xunta no cumple el decreto que regula la promoción y uso del gallego en la enseñanza, aprobado el año pasado.
El secretario nacional de CIG-Ensino, Anxo Louzao, presentó ayer ante la Consellería de Educación, junto con el presidente de la Mesa pola Normalización Lingüística, Carlos Callón, y el presidente de la Asociación Socio-Pedagóxica Galega (AS-PG), Xoán Costa, las reivindicaciones del grupo de profesionales y su amenaza de dimisión en bloque.

El representante de la CIG explicó que "se va a cumplir un año" de la publicación de esta normativa, que la Consellería de Educación relegó, en su opinión, a un "abandono total".

Los miembros de los equipos de normalización lingüística critican que varios aspectos del decreto aún no están en funcionamiento como, por ejemplo, las comisiones territoriales de coordinación entre estos grupos, que sólo se han creado en algunas comarcas. "El decreto no se cumple ni siquiera en la obligación de impartir el 50% de la docencia en lengua gallega", apuntó Louzao.

El grupo de responsables de normalización lingüística de centros públicos demanda por ello, además de una reunión con la conselleira de Educación, Laura Sánchez Piñón, que se evalúe el cumplimiento del decreto en los centros escolares y que se promocione esta normativa en todo el sistema educativo.

Los profesionales reclaman también la creación de una estructura, "como una dirección xeral o una secretaría", dentro de la Consellería de Educación, que proporcione apoyo al gallego y a los equipos de normalización.

Para Louzao, este "incumplimiento generalizado" del decreto supone que cada día el idioma gallego "tiene menos uso" y que la población escolar tiene "cada día como idioma el español, en detrimento del gallego".

"No lo decimos nosotros, todos los estudios lo constatan", aseguró el sindicalista, que consideró que es responsabilidad de la Consellería de Educación "invertir esta situación, máxime cuando tiene aprobado un texto en este sentido". No obstante, Louzao matizó que este decreto "no es el objetivo" de su organización, pero admitió que su cumplimiento supondría "un paso importante".

Que dimitan
Nota del Editor  9 Mayo 2008

No sé a qué esperan para dimitir. Si su pertenencia a los equipos de anormalización lingüística les supone algún beneficio personal y profesional, no lo harán pase lo que pase. Y si les supone un perjuicio, no sé que a qué están esperando.

Si en verdad se trata de profesionales de la educación, en caso de que no sean profesionales de la indoctrinación podrían dedicarse a mejorar todo el entramado educativo, especialmente mediante la utilización de un idioma comprensible a sus alumnos, un idioma con valor y futuro, en el que los diversos conceptos e ideas puedan ser explicados con naturalidad y comprendidos directamente, sin tener que hacer traducciones innecesarias de la lengua "propia" al idioma común español.

Si hay alguien que quiere estudiar en y la lengua propia, primero que valore las posibilidades que va a tener en el futuro para vivir del cuento, o símplemente va a apoyar la estancia en la proltrona de los primeros llegados y luego que decida, que esto no es Nueva York.

La ausencia de un diputado de NaBai impide el cambio de la ley del euskera
ALBERTO LARDIÉS ABC 9 Mayo 2008

PAMPLONA. Por muy alto que sea el Everest, desde allí no se pueden hacer milagros. Así, el parlamentario de Nafarroa Bai Txentxo Jiménez, que está de vacaciones en el Himalaya, provocó ayer con su ausencia que no saliera adelante en el Pleno del Parlamento foral una modificación de la Ley del Vascuence que ampliaría la zona mixta de la comunidad a los municipios de Noáin, Aranguren, Beriáin y Galar.

Para un cambio de estas características se necesita mayoría absoluta de la cámara, es decir, 26 votos. Esa es la cantidad exacta de sufragios que suman los parlamentarios de NaBai (12), PSN (12) e IU (2).

Sin mayoría absoluta
Las tres formaciones vencieron en la votación por la mínima, pero sin mayoría absoluta, a los partidos del Gobierno foral UPN y CDN, que suman 24 escaños, pero su propuesta tendrá que esperar.

El contenido de la proposición, que ya se debatió en su momento en la comisión correspondiente, fue ayer lo de menos en el Parlamento navarro. Durante la semana ya se había conocido que Jiménez no abandonaría sus días de asueto para regresar a Pamplona, algo que provocó un nuevo choque en el seno de la coalición nacionalista vasquista NaBai. Hace varios días, el líder de EA -uno de los cuatro partidos que conforman la coalición-, Maiorga Ramírez, tildó de «lamentable» la esperada ausencia de Jiménez, del partido Aralar. Ramírez volvió a la carga en el debate de ayer al pedir disculpas a la ciudadanía por la ausencia de un parlamentario de su grupo y al reconocer que lo ocurrido «es un error».

A sabiendas que su iniciativa no prosperaría por la clamorosa ausencia, el portavoz de IU de Navarra, Ion Erro, anunció que volverá a presentar esta proposición para debatirla en este mismo periodo de sesiones, con el fin de garantizar la ampliación de la zona mixta, e invitó a UPN y CDN a que apoyen esta iniciativa. El calendario previsto es que IU presente otra vez la proposición tras el verano.

El presidente navarro, Miguel Sanz, se refirió a la ausencia de Jiménez como una «frivolidad». Sanz consideró «mal paso el que se ha pretendido dar intentando modificar la Ley del Vascuence» porque es una ley de las que requiere mayoría absoluta para ser modificada.

Vetado el grupo que canta a ETA «tras el revuelo mediático»
B.T. ABC 9 Mayo 2008

MADRID. El Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid, gobernado por una coalición IU-PSOE, ha reaccionado finalmente ante el malestar creado por la anunciada actuación en el campo de fútbol municipal del grupo musical italiano «Banda Bassotti» y anunció ayer que veta su presencia en el «I Festival Agitación», que se celebrará el 24 de mayo. Los «Bassotti» incluyeron en uno de sus discos una canción titulada «Yup La La» en la que, en referencia a ETA, se dice: «¡Te vitoreamos, eres el brazo del pueblo!».

Al conocerse que esta banda figuraba en el programa del festival, organizado por las Juventudes Comunistas, las protestas no se hicieron esperar: tanto la AVT como los grupos municipales del PP, Ciudadanos de Rivas y UPyD rechazaron la colaboración del Consistorio con los organizadores, a los que cede instalaciones públicas. Ahora se han tomado medidas, según el comunicado difundido ayer por el alcalde de IU, José Masa, «ante el revuelo mediático levantado»

Un concepto abusivo de la educación
JUSTINO SINOVA, EL MUNDO 9 Mayo 2008

Juan José Ibarretxe, responsable de una parcela de la Administración pública de la nación española, ha expuesto sin ambages su concepto utilitarista de la educación, que concibe como un instrumento para realizar su sueño de una realidad nacional no española. Nada en Ibarretxe es sorprendente, así que no cabe conmoverse por su afán independentista, ni por su insistencia de martillo pilón en repetir sus obsesiones, ni por su afán de supeditar absolutamente todo a su pasión política. Pero bueno es subrayar sus fascinaciones cuando, como en el caso de la educación, dejan en evidencia un método injusto que lesiona derechos fundamentales de la persona en momentos cruciales.

Para el lehendakari, el sistema educativo es «un objetivo estratégico como país». La frase no es brillante, pero se entiende. De tal objetivo estratégico depende en gran parte «el futuro del pueblo vasco». ¿Qué se debe hacer, pues, con el sistema educativo? Adaptarlo para conseguir lo que llama «profundizar en nuestra identidad como pueblo». O sea, se trata de utilizar la educación de las personas para alcanzar en el futuro un objetivo político que consiste, aunque lo exprese con palabras menos alarmistas, en la construcción de una identidad nacional para, llegado el momento, culminarla con una separación del tronco común al que pertenece.

Desde hace muchos años venimos padeciendo como pueblo... español (que también existe en Euskadi: siempre se oculta que hay muchos vascos que se sienten españoles, además de vascos, o donostiarras, o alaveses...) los enfoques nacionalistas en unos casos, regionalistas en otros, de la enseñanza impartida en los colegios. Unas veces, esto es producto de una visión aldeana necesitada de un aire de grandeza y de amplitud de miras. Pero otras veces es producto de un plan político que busca crear ciudadanos de una sola dirección, atados a una interpretación cerrada y muchas veces retrógrada de la sociedad y de la historia.

La educación, que es el objeto de un derecho humano, tiene por finalidad formar personas. Y sobre ella decide en primer término la persona. La Constitución Española reconoce, con un respeto escrupuloso a los derechos humanos, que la educación es un derecho de la persona y que se imparte bajo el amparo de la libertad de enseñanza. En este marco tiene como fin «el pleno desarrollo de la personalidad humana» -no su conformación para una política- «en el respeto a los principios democráticos y a los derechos y libertades fundamentales». Así lo dice el artículo 27 de nuestra Carta Magna.

Formar en la escuela ciudadanos para un proyecto político es un abuso de aspiración totalitaria y, en consecuencia, una injusticia para las personas víctimas de ese adoctrinamiento. Está muy bien enseñar euskara, que es un patrimonio español -aunque los médicos que deben aprenderlo deberían poder, entre tanto, ocuparse también de atender a los enfermos-, pero no es admisible conformar las mentes para que sólo vean una parte de la realidad. La educación como un instrumento para crear un determinado tipo de ciudadano fiel, dócil y manejable ha sido el objetivo de todas las dictaduras. La competencia de Ibarretxe no le faculta para conformar ciudadanos nacionalistas, sino para disponer los medios que permitan formar personas libres y responsables. Al concebir la educación como un procedimiento para construir la identidad del pueblo vasco, lesiona gravemente el esencial derecho a la educación, violenta la libertad personal, abusa desde el poder al pretender algo que no le corresponde.

Fechas para conmemorar
EDUARDO URIARTE, EL PAÍS 9 Mayo 2008

Una de las cosas buenas que tienen las conmemoraciones es que nos demuestran que antes de Sabino Arana pasaron cosas, e incluso que algunas de esas cosas no fueron como las contó el Maestro. La semana pasada fue fina en conmemoraciones patrias, pero ya en la anterior, en un acto organizado por la Fundación Consejo España-EEUU, me enteré, ignorante de mí, que el primer embajador que tuvo el Reino de España que en los Estados Unidos, después de armar a su costa todo un ejército para luchar a favor de los rebeldes de Washington, fue el bilbaíno Diego María de Gardoqui. Éste, como suele ser normal, no tiene ni una calle en la Villa (el que la tiene es un pariente suyo que fue clérigo). Pero la del 2 de mayo fue una semana más importante en conmemoraciones, la semana del bicentenario. La familia real se dio un baño de multitudes en Móstoles, y no me extraña que el Rey elogiara en su discurso al pueblo que erigió la nación española, pues la familia real de entonces, sus antepasados, no es que se comportaran muy dignamente, pues se fueron a abdicar a Bayona y regalar todo un reino y sus colonias a Napoleón.

Efectivamente, fue el pueblo levantado en armas contra la invasión napoleónica el protagonista y el origen de la nación moderna: se puso a crearla en Cádiz y en el monte, ya que el principal obstáculo, que era precisamente la monarquía, no estaba presente. El heroico pueblo español, con un portugalujo como primer vencedor en Bailén -el general Castaños, anterior a Sabino Arana-, echó a los franceses con la ayuda del duque de Wellington, y la monarquía volvió. Lo hizo con un rey que fue llamado El Deseado y resultó la cosa más horrenda en política que hayamos padecido hasta la fecha, que devolvió a sus súbditos el absolutismo, la Inquisición y el viva las cadenas.

Pero los bilbaínos también celebramos ese dos de mayo, gracias a la Sociedad El Sitio, el levantamiento del último cerco carlista por el general Concha (no sé por qué, éste se ha salvado y sigue teniendo su calle). En esa jornada se le dio el premio de las libertades a Maite Pagazaurtundua, musa de la resistencia vasca, que hizo un magnífico discurso con un profundo sentido del humor, pues "es algo de lo que carecen los fanáticos", adujo. El alcalde estuvo bien, sus introducciones en euskera claman al cielo y remueve en su tumba a don Resurrección María de Azkue, pero estuvo bien. Aunque patinara yéndose a la primera guerra carlista, la de Isabel y Carlos María Isidro, treinta años antes. No era esa la guerra que conmemorábamos; en ella fuimos liberados por Espartero, que no tiene calle, aunque en su caso es peor. A Espartero, el hombre que pudo reinar -no es la fantasía de Kipling, pues Prim le ofreció el trono antes que a Amadeo de Saboya-, el Ayuntamiento le quitó su calle para dársela a Juan Ajuriaguerra. Bilbao sigue siendo en la actualidad la única capital del mundo que quita una calle a su libertador y se la deja a su sitiador, Zumalakarregi. Nada extraño, esto es un sanatorio de esquizofrenias. También el Gobierno vasco es crítico con los autos de los jueces cuando detienen a presuntos colaboradores de ETA.

Pero lo más importante de estas última fechas fue el documento consensuado por el Consejo Asesor del Euskera sobre la futura política lingüística. Significa nada menos que la recuperación de algo que creíamos muerto, la vuelta de la política, del acuerdo entre diferentes para resolver los problemas en común, y todo un varapalo a la filosofía secesionista o exclusivista. Porque esto es la política, lo otro es partidismo. Y ustedes me dirán, ¿por qué le llaman política cuando quiere decir partidismo? La contestación otro día; hoy ya me he pasado de líneas.

El PP pedirá que se garantice poder estudiar en castellano
LUIS ANGEL SANZ, EL MUNDO  9 Mayo 2008

MADRID.- La primera propuesta del Grupo Parlamentario Popular en el Senado de esta legislatura quiere defender el castellano en las seis comunidades autónomas con lengua propia. Como denuncia el equipo que lidera Pío García-Escudero, «España es el único país del mundo en el que un alumno no puede estudiar en su idioma». Por eso, su Grupo ha presentado una moción para que la Cámara Alta inste al Gobierno a «garantizar la enseñanza en lengua castellana en toda España y en todas las etapas educativas».

La iniciativa se debatirá en el primer pleno del Senado, el próximo miércoles, un día después de que el presidente del Gobierno y todos sus ministros acudan a la Cámara para abrir las sesiones de la IX Legislatura.

El texto que ha preparado el Grupo Popular pretende que la lengua castellana sea siempre «vehicular en las distintas áreas y materias» de forma conjunta «con la otra lengua cooficial» de cada autonomía, en el marco de lo que el PP llama en la moción un «bilingüismo integrador».

El senador Joan Huguet será el encargado de defender la propuesta, y ayer explicó a este diario que la moción -que tiene muy pocas posibilidades de prosperar dado el reparto de fuerzas en la Cámara- es «necesaria y de justicia» porque la lengua común «está marginada» en el sistema educativo de estas comunidades. «Es necesario que las dos lenguas se estudien en un plano de igualdad», explicó, «para garantizar el éxito escolar y para evitar que haya ciudadanos de primera, los que tienen como lengua materna la cooficial, y de segunda, los que se expresan en castellano.
Los populares también defenderán el derecho a cursar las enseñanzas en español cuando, «por circunstancias familiares o laborales», los alumnos residan temporalmente en una comunidad distinta de la de su origen.
 

Recortes de Prensa   Página Inicial