AGLI

Recortes de Prensa    Sábado 7 Junio 2008

Contra el castellano
POR M. MARTÍN FERRAND ABC 7 Junio 2008

CUANDO era todavía un lechuguino, el inmenso y plural Álvaro Cunqueiro escribía novelas del Oeste, al modo de las de Buffalo Bill, en las que los indios hablaban en gallego y los demás -vaqueros, colonos, predicadores y soldados del Séptimo de Caballería- lo hacían en castellano. El maestro de Mondoñedo las veía venir y en los años veinte hizo posible lo que hoy resulta inalcanzable, un bilingüismo sin drama, hijo de la riqueza cultural y no herramienta para la división social y la clasificación política. En nuestros días, la deformación nacionalista, a partir de una mala digestión del Título VIII de la Constitución del 78, ya no se conforma con el bilingüismo y, si juzgamos por los hechos, más que el uso y el brillo de los respectivos idiomas locales, lo que promueven es la desaparición del castellano, el idioma que en el mundo conocen como español.

En Cataluña, el tripartito que gobierna presidido por José Montilla le enmienda la plana a la diversión juvenil de Cunqueiro. Nada de bilingüismo contemporizador. Los indios y los blancos tienen que hablar en catalán y, en caso contrario, que se atengan a las consecuencias. Para conseguirlo, del mismo modo que financian el doblaje de películas al catalán que cuestan una fortuna y que, según taquilla, son pocos quienes las quieren ver y oír en su propio idioma, los sabios de la Generalitat han dispuesto una campaña para que los inmigrantes, que no son pocos, aprendan catalán y, sobre todo, rechacen el castellano. Un disparate que, como tantos otros, cursa con cargo al Presupuesto sin generar mayores repulsas en una sociedad que, en el mejor de los casos, sestea insensible ante el mal uso que el Estado, en su diversas Administraciones, hace de los brutales, incluso confiscatorios, impuestos a que estamos sometidos.

En lo que se me alcanza, que cada día es más difícil estar al tanto de lo que aquí acontece porque el partido exclusivista de la Oposición se dedica a sus verbenas y justas endogámicas, sólo Rosa Díez, la diputada de UPyD, se ha dirigido al complaciente Gobierno del risueño José Luis Rodríguez Zapatero para denunciar la discriminación que padecen cientos de familias españolas que no pueden educar a sus hijos en castellano en las Autonomías que pudiendo ser bilingües quieren, pobrecitos, reducir su espacio y su futuro al monolingüismo y, por ello, cocerse en su propio jugo hasta alcanzar la esterilidad plena y la incomunicación absoluta.
Aseguraba Cunqueiro que los lobos gallegos eran plenamente bilingües. Lo serían en aquellos tiempos en los que escribía Poemas do si e non. Hoy las faunas gallega, vasca y catalana solo aúllan, gruñen, arrullan, maúllan, ladran, balan, pían y rebuznan en el idioma local. Es lo políticamente correcto y lo más conveniente para que las más mínimas tallas de políticos profesionales puedan ser alguien en su pueblo. Fuera de él se quedan en nada.

Juicio contra la libertad de expresión
Fin del proceso
El mismo periodista y escritor que fue tiroteado por defender la libertad y la nación española en Cataluña acaba, veintidós años después, acusado ante los tribunales por uno de los principales líderes del partido que ha defendido esos mismos principios
José María Marco Libertad Digital 7 Junio 2008

Terminado el espectáculo de ver a Federico Jiménez Losantos sentado en el banquillo, se puede reflexionar –bueno, yo al menos puedo hacerlo– con un poco más de frialdad.

Lo más obsesionante es el arco que va del atentado en Barcelona, en 1981, a las escenas de las pasadas semanas. No es cuestión de comparaciones. Es cuestión de comprobar que el mismo periodista y escritor que fue tiroteado por defender la libertad y la nación española en Cataluña acaba, veintidós años después, acusado ante los tribunales por uno de los principales líderes del partido que ha defendido esos mismos principios y que, además, el propio Federico Jiménez Losantos ha apoyado hasta el punto de convertirse en su voz cuando ese mismo partido parecía a punto de pasar a la historia.

Que el asunto es político de cabo a rabo lo ha analizado demasiado bien el propio Federico Jiménez Losantos como para repetirlo ahora aquí. Tiene otra dimensión, además de la ideológica, que afecta a la naturaleza misma del centro derecha español y en consecuencia al conjunto de la sociedad española. El azar o los duendes de los tribunales han llevado a que el juicio se celebre en plena crisis del PP, después de la derrota electoral de marzo.

La coyuntura aclara aún más el significado del hecho. Al mantener su querella contra viento y marea, Alberto Ruiz Gallardón ha conseguido escenificar mejor que nunca lo que al parecer se proponía desde el principio. Primero, mostrar que es capaz de sentar en el banquillo a un periodista –y no a uno cualquiera– que le ha criticado. Segundo, postularse a sí mismo como auténtico líder de un sector de la derecha –tampoco cualquiera, en este caso– dispuesto a sacrificar lo que sea con tal de afirmarse en el poder.

Sacrificar lo que sea quiere decir dejar bien claro que el sector de la derecha que aspira a liderar Gallardón ha dado el giro definitivo y ha aceptado la imagen, los argumentos y la actitud lo que sus adversarios políticos le proponen. No habrá espacio para quien no participe de ese nuevo consenso forjado a partir de la ruptura por parte de la izquierda de los consensos previos, siempre muy frágiles, bien es verdad.

La clave, encarnada en las víctimas del terrorismo, está en la existencia o no de un proyecto nacional. Una vez que se rompe ese dique, como se está rompiendo en estos mismos momentos después de un largo proceso de resquebrajamiento incansablemente denunciado por Federico Jiménez Losantos, todo es posible. El ejercicio de la libertad de expresión, y pronto la de conciencia, pasan a ser un ejercicio de disidencia, un acto heroico. Lo que parecía limitado a algunas regiones españoles nos ha alcanzado a todos.

Juicio contra la libertad de expresión
Propuesta de manifiesto por Jiménez Losantos
Si alguien ha luchado y padecido por la libertad de todos, desafiando tanto a los terroristas como a grandes poderes proclives a la involución política, ha sido él.
Pío Moa Libertad Digital 7 Junio 2008

Desde sus comienzos, la democracia española ha sufrido y sigue sufriendo graves amenazas: terrorismo separatista, negocios de diversos políticos y partidos con los terroristas a costa del Estado de Derecho, auténticas oleadas de corrupción, propósito confesado por algún partido de "enterrar a Montesquieu" y las acciones correspondientes, ataques desde el poder a la igualdad ante la ley, tensiones disgregadoras del país, intentos de recuperar los odios que destruyeron la república, etc.

Entre quienes han combatido estos peligros destaca por méritos propios Federico Jiménez Losantos. Por esa causa ha sufrido secuestro y tiroteo de los terroristas, intentos reiterados de aislarlo y de silenciar su voz desde potentes medios económicos aliados con el poder, injurias y agresiones verbales permanentes, acoso utilizando fraudulentamente medios judiciales, etc. Si alguien ha luchado y padecido por la libertad de todos, desafiando tanto a los terroristas como a grandes poderes proclives a la involución política, ha sido él.

Ante estos hechos, los abajo firmantes manifestamos nuestra solidaridad con el periodista e intelectual perseguido, convencidos de que al defenderle defendemos la libertad de todos y el futuro democrático de la nación española. Y de que la abstención frente la ofensiva liberticida solo daría alas a esta y comprometería la convivencia libre que todavía disfrutamos.

Propongo este texto, con los cambios formales que se vean oportunos, como un manifiesto que recoja firmas en todos los ámbitos, sobre todo de la prensa e intelectuales, dentro y fuera de España, y se difunda masivamente, sin excluir otras movilizaciones.

Patología terrorista
EDITORIAL El Correo 7 Junio 2008

El hecho de que el agresor del concejal socialista y ex alcalde de Pasaia, Bixen Itxaso, había atacado hace 21 años la casa del pueblo del PSE-PSOE en Portugalete, causando la muerte de dos personas y heridas a otras ocho, demuestra la existencia de conductas irreductibles en el entorno etarra. El caso de Jon Ander Uribarrena resulta espeluznante. Junto a otros cinco jóvenes quemó vivos a Maite Torrano y a Félix Peña en protesta por la entrega por parte de las autoridades francesas de activistas reclamados por la Justicia española. Ni los efectos letales de los cócteles molotov que lanzó aquella noche, ni los doce años que pasó en la cárcel debieron de hacerle recapacitar. El pasado martes quiso demostrarlo propinando un puñetazo a un hombre de trayectoria ejemplar que durante años, día tras día, ha sabido hacerle frente al fanatismo totalitario. Lo hizo precisamente porque Itxaso había promovido una moción censurando la ignominiosa cobertura que los ediles de ANV prestan a su matriz terrorista.

La narración del caso posee toda la elocuencia de un diagnóstico: se trata de la patología que acompaña a la intolerancia extrema. La iniciación en la práctica violenta a los 20 años asesinando a una mujer y a un hombre indefensos hizo que los años de condena no sirvieran como medio de reinserción. Todo lo contrario, debieron de propiciar que el verdugo se sintiera redimido haciéndose la víctima. Es más que probable que esté viviendo su detención como un acto de injusticia infinitamente más grave que su agresión. Lo malo es que son demasiadas las personas que en el País Vasco piensan lo mismo. Una actitud liberticida que no cuenta con terapia más eficaz que la aplicación de la Ley y la conversión de las llamadas 'mociones éticas' en mociones de censura que sitúen a personas como Bixen Itxaso al frente de los ayuntamientos en los que se parapeta la barbarie.

A golpes
Editorial Heraldo de Aragón 7 Junio 2008

ETA y sus secuaces acostumbran, desde hace muchos años, a usar la violencia en refuerzo de su incapacidad para convencer. Un nuevo hecho de esta naturaleza es la agresión que el lunes sufrió el concejal socialista Bixen Itxaso al término de un pleno en el Ayuntamiento de Pasajes (Guipúzcoa). ¿Qué grave falta había cometido el agredido? Impulsar la aprobación de una «moción ética» para exigir la dimisión de los cargos concejiles que no condenen la violencia de ETA. Algo de una aplastante lógica democrática, pero que, para un fanático, es actitud execrable. El agresor, Jon Ander Uribarrena, estrechamente implicado en el aparato etarra, ha sido detenido. Pasó doce años en la cárcel por participar, en 1987, en un acto de kale borroka por el que murieron dos personas y siete resultaron heridas en Portugalete. Al margen de la condena que merece la agresión, es revelador el empecinamiento de esta especie de individuos. Tal es la condición inevitable del fanatismo totalitario: hablar a golpes.

El acoso al castellano: la situación en Galicia
El Defensor del Pueblo alerta del ataque al castellano en las escuelas gallegas
S. Jarandilla Zorrilla La Razon  7 Junio 2008

Denuncia los obstáculos para elegir la lengua materna en la primera enseñanza. La imposición de la lengua gallega en el sistema educativo es especialmente significativa en Primaria.

Cataluña no es la única comunidad autónoma donde los hijos de los castellanohablantes tienen serios problemas para estudiar en su lengua materna. La inmersión lingüística en Galicia ha provocado también numerosas quejas ante el Defensor del Pueblo, como se refleja en su Informe del año 2007.

El decreto aprobado el año pasado en Galicia, que regula el uso y promoción del gallego en el sistema educativo, derivó en un «número considerable de quejas», dice el informe, al creer los reclamantes que el incremento del uso de esta lengua como vehicular en los distintos niveles educativos «se producirá en detrimento de derechos lingüísticos que corresponden a los alumnos».

Ambigüedad
Ante estas denuncias, la institución «estudió» el citado decreto y concluyó que «la regulación que en el mismo se contiene resulta, en algunos aspectos, de una cierta ambigüedad», lo que permitiría que algunas de sus prescripciones sean aplicadas de forma que se obvien los derechos de los estudiantes.

A juicio del Defensor del Pueblo eso es así, «muy especialmente», en lo que se refiere a la regulación del uso de la lengua gallega en la educación infantil y primaria. Según destaca, en estas etapas se podría entender «obviado el derecho individual de cada alumno a recibir las primeras enseñanzas en su lengua materna», al preverse que estas enseñanzas se impartirán en la lengua materna mayoritaria entre el alumnado del centro respectivo, «así como que determinadas áreas de la educación primaria se impartirán necesariamente en lengua gallega».

Por ello, la institución que encabeza Enrique Múgica se dirigió a la Consejería de Educación de la Xunta para confirmar que el criterio interpretativo y la aplicación del decreto «no comprometerían la plena efectividad del derecho de los alumnos a recibir, al menos la primera enseñanza, en la lengua libremente elegida por los padres».

La respuesta de la Consejería, sin embargo, no despeja las dudas de la institución sobre la «adecuación constitucional y legal» a la hora de aplicar el decreto de educación gallego.

También en el ámbito educativo, el Informe destaca varias quejas realizadas por los departamentos de lengua española de diversos institutos de secundaria de Galicia, que se manifiestan en contra de la orden dada por la Consejería de Educación para que se redacten en lengua gallega todos los programas didácticos. Los reclamantes no entienden esta imposición, ya que antes se realizaban en cualquiera de las lenguas cooficiales y los programas se refieren a la asignatura de Lengua Española.

Trilería constitucional
Pedro González-Trevijano Rector de la Universidad Rey Juan Carlos La Voz  7 Junio 2008

Confieso que creía conocer casi todas las realidades político-constitucionales patológicas, pero, tras escuchar la alucinógena propuesta consultiva secesionista de Ibarretxe, está claro que estaba errado. Hasta hoy me había encontrado con los más fraudulentos y torticeros ejemplos de lo que no debe ser un sistema político, ni unas manipuladas y falsarias instituciones. Incluso ante totalitarios y autoritarios principios que repugnan la misma condición de la dignidad humana. Y así la historia ha confeccionado todo un catálogo de variopintos despropósitos constitucionales: las democracias populares de los antiguos países comunistas, la democracia orgánica del franquismo, el dadaísmo constitucional de enloquecidos proyectos constitucionales, la democracia real del castrismo cubano, etcétera. Pero ahora incorporamos otra perversa novedad: la trilería constitucional

La mentada trilería constitucional se pretende construir sobre dos engaños morales y político-constitucionales gravísimos, pero que se disfrazan dolosamente en una manifiesta expresión del uso más burdo del derecho y de sus normas.

Para empezar, nos sitúa a todos, asesinos o no, vivamos en el País Vasco o en otros territorios de esta España constitucional, en idéntica categoría de ciudadanos. No hay diferencia entre los que chantajean, asesinan y extorsionan, y el resto de españoles de bien que sufren la lacra del terror y de sus secuaces y apologetas. No hay condena a los execrables homicidas de siempre, ni condena a sus conductas. Todos, ¡qué más debe dar!, somos iguales en consideración moral y en tratamiento jurídico.

Y a continuación se desconocen los principios básicos definidores de nuestro régimen constitucional. Un sistema político que atribuye la soberanía, esto es, la potestad de decidir libremente su modo de organizar la convivencia política, al pueblo español en su conjunto, y no a extraños colectivos fragmentados o a la insolidaria conveniencia de unos y manifiesto perjuicio de otros: «La soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado», dice el artículo 1. 2 de la Constitución, que aprobamos todos, vascos y no vascos, nacionalistas y no nacionalistas, erigida, les guste o no, en «la indisoluble unidad de la nación española» y en el juego interdependiente de los principios de autonomía, es cierto, pero también de los de unidad y solidaridad» (artículo 2).

Por último, oculta la prohibición para poder convocar un referendo de tal naturaleza, toda vez que, contenidos flagrantemente inconstitucionales al margen, la competencia reside en la exclusiva titularidad del Gobierno: «El referendo será convocado por el Rey, a propuesta del presidente del Gobierno, previamente autorizada por el Congreso de los Diputados» (artículo 92. 2).

En fin, ante la trilería constitucional, no hay nada mejor que no jugar. No hay nada que discutir, ni deliberar. El Gobierno ya ha anunciado certeramente su voluntad de interponer, si se aprueba la propuesta en el Parlamento vasco, el correspondiente recurso ante el Tribunal Constitucional. Este es el camino. No perdamos más tiempo.

CONTRA EL GUARDIA CIVIL JOSÉ ÁNGEL PARDINES
Cuarenta años del primer asesinato de ETA
 Libertad Digital  7 Junio 2008

Este sábado, 7 de junio de 2008, se cumple el triste 40 aniversario del primer asesinato cometido por ETA, el del Guardia Civil José Ángel Pardines Arcay. Precisamente, fue también un guardia civil el última asesinado por ETA, el agente Juan Manuel Piñuel Villalón, en el atentado cometido el pasado 14 de mayo contra la casa-cuartel de Legutiano-Villarreal de Álava.

J. Arias Borque) El 7 de junio de 1968, hace cuarenta años, los etarras Javier Etxebarrieta Ortiz, "Txabi", e Iñaki Sarasketa conducían un vehículo marca SEAT 850 coupé con matrícula falsa Z-73956 por la Nacional I (Madrid-Irun).

El primero, se dirigía al monasterio de Lazcano –algunas instalaciones de la Iglesia católica fueron un baluarte para ETA en sus inicios– para ir a una cita con otros miembros de la organización terrorista. El segundo, tenía que recoger un cargamento de explosivos en Beasain.

En el término municipal de Villabona (Guipúzcoa), cerca de Aduna, los terroristas vieron como el tráfico se ralentizaba por las obras que se estaban acometiendo en la carretera. La circulación estaba siendo desviada, en dirección a Madrid, por dos agentes de la Guardia Civil de Tráfico, que junto a sus motos daban indicaciones a los conductores, separados por algo más de dos kilómetros. Las crónicas de la época difieren en las razones, si el guardia civil que se encontraba en el inicio del desvío se dio cuenta de que las matrículas del coche era falsas o si los dos ocupantes del vehículo le resultaron sospechosos, pero lo que sí esta claro es que el agente José Ángel Pardines Arcay subió en su moto, siguió unos metros al vehículo y obligó a sus dos ocupantes a parar en un terreno cercano a una yesería.

Pardines saludó reglamentariamente a los ocupantes del vehículo y les solicitó la documentación del mismo. En ese momento, "Txabi" sacó su arma y disparó a bocajarro al agente en la cabeza. Pardines cayó al suelo. Los terroristas de ETA acababan de consumar su primer asesinato y se cumplía, según refleja la web de la Guardia Civil, el pensamiento del propio "Txabi", quien creía que ETA no sería tomada en serio hasta que se produjeran las primeras muertes: "...para nadie es un secreto que difícilmente saldremos del 68 sin ningún muerto..."

El sonido producido por el primer disparo del etarra hizo frenar en seco a un camionero que pasaba en ese momento por el desvío y que confundió ese sonido con un reventón en una de sus ruedas. Se bajó del vehículo y tras percartarse de los que había sucedido en realidad, tuvo las agallas de ir a por Etxebarrieta Ortiz y sujetar y retener al terrorista para entregarlo a las Fuerzas de Seguridad. El otro etarra, Iñaki Sarasketa, encañonó al camionero y obligó a soltar a "Txabi", que tras verse libre de nuevo, remató a Pardines con cuatro tiros más en el pecho y huyó junto a Sarasketa en el coche, rumbo a la localidad guipuzcoana de Tolosa. De hecho, en su huída, los dos terroristas pasaron por delante del compañero de Pardines, el agente Félix de Diego, que no había oído los disparos y desconocía todavía que se acababa de cometer el primer atentado de ETA.

El camionero volvió a su vehículo y siguió su rumbo hasta que, a apenas un kilómetro y medio del lugar de los hechos, llegó a la posición de De Diego, que se encontraba al final del desvío de la Nacional I. Paró y puso en conocimiento de la autoridad los hechos. En ese momento, comenzó el dispositivo de las Fuerzas de Seguridad para detener a los terroristas y se organizaron controles de carretera.

La Guardia Civil dio con los terroristas en las cercanías de Tolosa, exactamente en la Benta Haundi. En ese momento, etarras y agentes de la autoridad intercambiaron disparos. Debido al tiroteo, Javier Etxebarrieta Ortiz, "Txabi", fue herido mortalmente y pese a ser trasladado con celeridad al Hospital de Tolosa nada se pudo hacer por salvar su vida. En la confusión del tiroteo, Iñaki Sarasketa consiguió huir, aunque fue detenido en la mañana del 8 de junio en la iglesia de la localidad guipuzcoana de Regil, cerca de Azpeitia, en compañía del párroco, que le había dado cobijo.

Como venganza por la muerte de Txabi Etxebarrieta, la organización terrorista ETA decidió asesinar al comisario de la Policía Nacional y jefe de la Brigada Político-Social de Guipúzcoa Melitón Manzanas González quien fue acribillado cuando subía por las escaleras de su domicilio en Irún (Guipúzcoa) el 2 de agosto de 2008.

La banda terrorista lleva cuatro décadas matando
Las víctimas exigen a los municipios calles para los asesinados por ETA
F. Cancio - Madrid  La Razon 7 Junio 2008

Las asociaciones de víctimas se suman a la campaña de LA RAZÓN de bautizar las avenidas con los nombres de los fallecidos Coinciden en que es algo «necesario que debería haberse hecho antes».

«Es algo que no habría que pedir, que debería salir de los propios Ayuntamientos, aunque a veces es necesario un empujoncito». Son las palabras de Juan Antonio García Casquero, presidente de la Asociación de Víctimas el Terrorismo (AVT), en relación a las escasas calles dedicadas a víctimas del terrorismo que hay en España. Tanto él como el resto de las asociaciones cívicas defienden la necesidad de que se recuerde a los asesinados y ven con buenos ojos y, sobre todo, con esperanza la iniciativa, a la vista de los datos revelados ayer por LA RAZÓN. En concreto, apenas existen en la actualidad 85 calles dedicadas a 44 víctimas de ETA en medio centenar de municipios. Por ello, las asociaciones reclaman más placas y que se desarrolle plenamente el acuerdo alcanzado hace un mes entre la Federación Española de Municipios (FEMP) y la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT).

El objetivo del mismo es el de «fomentar una mejor comprensión de la situación de este colectivo y concederle el reconocimiento y atención que la sociedad reclama». Y para que ese reconocimiento no quede en el olvido, las organizaciones llaman a la sensibilidad de los Consistorios para que se conciencien.
«Es necesario que en todos los sitios haya una calle o una plaza dedicada a todas las víctimas del terrorismo o a una en concreto», asegura Iñaki Ezkerra, presidente del Foro Ermua. Ezkerra considera que «es una forma de ver en qué posición está la sociedad española». Y sentencia que, «aunque la calle esté en el lugar más recóndito de una ciudad, algo es, y servirá de recuerdo».

Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia, también aplaude el acuerdo y espera que se cumpla. «Es un ejemplo más de la dignificación de las víctimas y hay que esperar a que los Ayuntamientos se sumen», asegura el hijo del fiscal jefe del TSJ de Andalucía, asesinado por ETA en octubre de 2000. Sin embargo, considera que, «pese a ser una buena noticia, podría haberse hecho antes».

Y, como en todo, siempre hay prioridades. «Quizás antes haya que eliminar los nombres de etarras de calles del País Vasco y que se cambien por los de las víctimas. Es insoportable que una sola calle lleve al nombre de un terrorista», asegura Cristina Cuesta, portavoz del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco.

Sin embargo, Cuesta también califica la iniciativa de «noticia estupenda» y espera que los Ayuntamientos comiencen a sensibilizarse cada vez más.

También tienen una opinión parecida en la Fundación Gregorio Ordóñez. Su gerente, Pedro Altuna, destaca que «todos los que vivimos en el País Vasco estamos alarmados por el hecho de que muchos municipios tengan calles dedicadas a terroristas. Es el colmo». Por ello, considera que si los municipios se ponen manos a la obra, «será una manera más de honrar la memoria de las víctimas». Así, desde la Fundación en honor al presidente del PP de Guipúzcoa –asesinado en enero de 1995– confían en que no sólo se creen nuevas calles, sino que se eliminen «todos los carteles, calles y demás paneles con exaltaciones del terrorismo» que tenemos que soportar».

Mientras, desde la Plataforma Basta Ya también han visto con buenos ojos el llamamiento. Así, Carlos Martínez, su portavoz, considera «lógico y normal» que se honre a las víctimas tras los últimos episodios para exigir la retirada de placas de terroristas. Por ello, cree que si los Ayuntamientos se suman, «servirá de compensación».

Y mientras, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu desestimó ayer una querella de Dignidad y Justicia contra el alcalde de Etxebarri (Vizcaya), Pedro Lobato, por negarse a cambiar el nombre de una plaza dedicada a dos etarras. El juez cree «evidente» que la negativa del alcalde «no puede calificarse como constitutiva de ilícito penal», lo que contradice la orden de su compañero Fernando Grande-Marlaska en el caso de un parque infantil de Hernani, informa Servimedia.

Ahora, sólo queda esperar a que, poco a poco, en los callejeros haya cada vez más avenidas que recuerden a esos cerca de 834 inocentes que un día fueron brutalmente asesinados por otros que, todavía hoy, son homenajeados.

Bilingüismo en Gales
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 7 Junio 2008

La imagen representa un cartel bilingüe en Caernarfon (Gales). Espero que puedan verla hasta los más miopes.

El galés (Cymraeg) es un idioma de origen céltico hablado en el País de Gales, en el Reino Unido. Es la lengua principal de unas 600.000 personas (el 20% de la población de Gales). En Gales es idioma oficial con el inglés. Aunque el inglés es la lengua dominante en Gales, el idioma galés no posee riesgo de desaparición a corto plazo. Si en Gales se aplicasen medidas coactivas como en Cataluña, Galicia o País Vasco, probablemente a estas alturas habría desaparecido totalmente. Pero los ingleses siempre fueron políticamente más avanzados e inteligentes que los españoles.

La primera escuela donde se enseñaba sólo en galés se fundó en 1939 en Aberystwyth al principio de la Segunda Guerra Mundial. Contaba sólo con siete alumnos. Hoy día hay muchas escuelas y universidades que enseñan tanto en galés como en inglés, pero a diferencia de Cataluña, no se le impone el galés a toda la población, sino que, por el contrario, el gobierno de la región y todos los servicios públicos son bilingües. Hay varios periódicos, revistas y radioemisoras en galés y también, desde 1982, un canal de televisión en este idioma, llamado Sianel Pedwar Cymru o S4C.

No creo que los ingleses sean tan torpes como para permitir la trampa de la imposición coactiva del galés, lo que generaría el odio hacia el galés de los angloparlantes y, probablemente, la progresiva desaparición del idioma minoritario. Precisamente el bilingüismo es lo que está salvando al galés de su extinción.

Somos libres.
Xoán Xulio Alfaya  Periodista Digital  7 Junio 2008

de Galicia Bilingüe
Estimados amigos:

Desde sectores partidarios a la imposición lingüística en Baleares y Cataluña (Plataforma per la Llengua) se acaba de convocar a una campaña de
boicot a la aerolínea Air Berlin, junto con el envío masivo de correos electrónicos para protestar contra un editorial de la revista interna de la compañía y unas declaraciones de su Director General, Jochim Hunold, por haber protestado contra la política de imposición lingüística en Baleares y otros puntos de España (también nombra a Galicia). Dice cosas  tan llenas de sentido común como que "de facto" se quita al castellano el caráter de lengua oficial (como dice GB), y que estas políticas suponen un regreso a la Edad Media (como dice también Juan Ramón Lodares). No anda con paños calientes este señor, al que no podrán acusar de españolista, supongo.

Por ello, y para contrarrestar la campaña que contra esta compañía van a desatar medios inquisidores lingüísticos os animamos a escribir a Air Berlin, felicitándoles por la valentía del señor Hunold (no podemos consentir que unos cuantos partidarios de la imposición en toda España puedan asustar a esta compañía para que se avenga a sus deseos y a ser dócil a la imposición, porque ya sabéis que aunque pocos en España, están muy bien organizados y saben presionar).

En el foro podéis informaros sobre este particular, ya que hay un hilo específico y enlaces a diversos medios.

Los correos de apoyo a Air Berlin los podéis enviar a la siguiente dirección (podéis escribir en castellano y con un par de líneas de apoyo
bastarán):  serviceteam-es@airberlin.com

Naturalmente, la conveniencia de participar en esta contracampaña os corresponde evaluarla a vosotros, aunque tiene qué ver con nuestras propuestas. A ver si en Europa se enteran de lo que está ocurriendo en algunas partes de España.

Un saludo.
Gloria y José Manuel
MODELO DE CARTA
Estimados Sres.:

Quiero expresar mi total apoyo a Air Berlin y a su Director General, Jochim Hunold, por haber protestado contra la política de imposición lingüística en Baleares y otros puntos de España (yo vivo en Galicia).

Dice cosas llenas de sentido común como que "de facto" se quita al castellano el carácter de lengua oficial y que estas políticas suponen un regreso a la Edad Media. Los hispanohablantes que vivimos en regiones bilingües las estamos sufriendo y por lo tanto les felicito por su claridad de ideas y su valentía al expresarlas públicamente.

Atentamente,
Enviar a: serviceteam-es@airberlin.com

Recortes de Prensa   Página Inicial