AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 13 Junio 2008

º

Epílogo de España
MIQUEL PORTA PERALES, Crítico y escritor ABC 13 Junio 2008

CUENTA la mitología griega que Apolo sintió una desventurada pasión por Casandra. Y sobre ella derramó sus favores otorgándole el don de la profecía. Pero la princesa troyana no cedió a los requerimientos de Apolo. Fue entonces cuando éste convirtió la bendición en maldición. Así, aunque fuera cierta la predicción anunciada, nadie creyó a una Casandra que advirtió a los troyanos de los peligros -el caballo de madera- que acechaban. Una loca, aseguraban. Tal es lo que viene ocurriendo hoy en España con quienes afirman que la reforma del modelo de Estado auspiciada por Rodríguez Zapatero puede concluir, cual Caballo de Troya, en un proceso soberanista de imprevisibles consecuencias. Unos catastrofistas, dicen. Y es que España -sostienen- no se rompe.

Cierto es que, de momento, España no se rompe. Pero sí puede resquebrajarse. Hablemos de Cataluña. ¿Qué ocurre en esa esquina de España? Que una minoría quema fotografías de Su Majestad y la respuesta de la sociedad política y civil es débil y se produce con retraso, que en la retransmisión del discurso navideño de Su Majestad se conecta justo cuando el himno nacional ya no se escucha, que con motivo de la visita de los Príncipes Don Felipe y Doña Letizia a una escuela de negocios ningún representante del Govern -José Montilla está en una subasta de pescado en Sant Carles de la Ràpita- asiste al acto. Ocurren más cosas: se deslegitiman las instituciones del Estado al cuestionar -¿coaccionar?- preventivamente una resolución del Tribunal Constitucional contraria al Estatuto, CiU habla del «derecho a decidir», José Montilla percibe el «desapego» de Cataluña en relación a España, en materia lingüística persiste la deriva monolingüe catalana con el consiguiente anticastellanismo. Por lo demás, en Cataluña, España no es una nación, sino un Estado, la información meteorológica se concentra en el territorio de los llamados Países Catalanes, la provincia desaparece en favor de la comarca, se reivindican las selecciones nacionales catalanas, se ridiculiza lo español, se dirige la mirada hacia Montenegro, Escocia o Kosovo: «Es para mí un gran honor, como responsable de Asuntos Exteriores del gobierno de Cataluña, poder felicitarle por su reciente nombramiento como primer ministro, al tiempo que querría darle nuestra enhorabuena por la consecución de la independencia de Kosovo», se lee en la misiva que el consejero de la vicepresidencia de la Generalitat de Cataluña -travestido de «responsable de Asuntos Exteriores»- dirigió a Hashim Thaçi, primer ministro de la República de Kosovo. Si hablamos del agua -los ríos son elementos de vertebración nacional-, hay quien prefiere el Ródano al Ebro. Por supuesto: cualquier crítica del pensamiento nacionalmente correcto imperante en Cataluña es descalificada como muestra de anticatalanismo o catalanofobia.

Ante lo que sucede en Cataluña, un politólogo afirmaría que estamos asistiendo a un proceso de invención nacional. Efectivamente, en Cataluña se inventa una nación territorial -una patria histórica- que convive con otras naciones territoriales, se subraya la diferencia entre el «nosotros» y el «ellos», se instala y se educa el «nosotros» en una cultura propia y diferenciada con el objeto de transformarlo en un sujeto de la historia. Al respecto -por sacar a colación el «nacionalismo banal» de Michael Billig-, en Cataluña existe un nacionalismo difuso que aparece en todas las manifestaciones rutinarias -símbolos, lengua, educación, información, cultura, deporte, etc.- de la vida cotidiana. Un nacionalismo que actúa sobre el subconsciente individual y concibe España como lo exterior. Y ese proceso de ingeniería social deliberada necesita la figura del enemigo imaginario, la figura del homogeneizador o seductor con fines perversos, a quien culpar de los males existentes. En nuestro caso, la culpa de lo malo que ocurre en Cataluña, así como de lo bueno que no ocurre, la tiene España. Es decir, el Estado español. Y como el problema reside en una Transición que ha conducido a Cataluña a un callejón sin salida -el Estado ha roto el pacto establecido por los constituyentes, dicen-, habría que revisar dicha Transición o hacer una segunda -ahí está el nuevo Estatuto- que colme las aspiraciones -insaciables, por cierto- de esa nación sin Estado que es Cataluña. Noten la perversidad del razonamiento: se quiere romper el pacto de la Transición con el argumento -así se consigue la legitimidad ideológica buscada- de que son los otros quienes lo han roto previamente. Y el caso es que este razonamiento empieza a calar en determinados sectores.

En efecto, en Cataluña toma cuerpo un discurso identitariamente sobrexcitado y recalentado que sentencia el fin de la afectio societatis. En síntesis, los españoles y los catalanes cada vez se sentirían más alejados y ajenos los unos de los otros y, en consecuencia, la ruptura afectiva -el distanciamiento sentimental- sería profunda. Tan profunda que iría más allá de los intereses compartidos. ¿La culpa? Para unos -como se dijo-, de España. Para otros, como ocurre en las separaciones matrimoniales, no hay culpable. ¿La solución? El fin de la regionalización de España a través de un constitucionalismo con acento confederal, o de un confederalismo puro y duro, o de la autodeterminación, la secesión y la independencia. En cualquier caso, se trataría de alcanzar un autogobierno -una soberanía- que permitiera decidir qué tipo de objetivos, dependencias y relaciones quiere establecer Cataluña con otros países y regiones del planeta. Se trataría, como dice un politólogo nacionalista catalán, de apostar por «un independentismo tranquilo de hecho» que permitiera superar ese «suicidio colectivo que es la autonomía». En definitiva, «hay que mirar menos a España y más a Europa y al mundo». Y tomen nota de lo que dice Ernest Maragall, consejero de Educación: Cataluña debe demostrar que es un «país entero y normal».

¿Cui bono? ¿A qué intereses sirve esta aspiración soberanista? Los clásicos de la politología dirían que a los intereses de la burguesía, de las clases medias, de la clase política, de la intelligentsia. Si tenemos en cuenta que para la burguesía España sigue siendo todavía un buen negocio, si tenemos en cuenta que las clases medias -el común de la ciudadanía- no están todavía por la labor a tenor de lo que dicen las encuestas, ¿cui bono? A la clase política y a la intelligentsia. A una clase política nacionalista o neonacionalista de derecha e izquierda que se mueve confortablemente en el seno de un relato que ella misma ha construido y que le puede deparar ciertos beneficios políticos, simbólicos y económicos. Y, como decíamos, a una intelligentsia nacionalista ideológicamente muy connotada que espera ver reconocido y premiado su talento.

El soberanismo catalán, metafísico y providencialista, maniqueo y descortés -grosero e hiriente, a veces-, está escribiendo el epílogo de España. Y hasta ahora lo ha hecho con la anuencia de un Rodríguez Zapatero interesado en mantener el poder «como sea». La diferencia entre la Cataluña real y la virtual debe borrarse, el irredentismo como vía para encubrir las propias insuficiencias debe desvanecerse, los intereses corporativos deben eclipsarse, las concesiones políticas deben terminarse. En definitiva, hay que poner la sensatez, el coraje e inteligencia debidas para evitar que la profecía de Casandra -el Caballo de Troya de un nuevo modelo de Estado- se cumpla en una España que, para empezar, difícilmente resistiría por mucho tiempo la relación bilateral con las partes.

El sistema hace agua
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 13 Junio 2008

Nuestro sistema de partidos es tan limitado en su oferta que está llevando a la violencia moral a los ciudadanos. Por ejemplo, los defensores de una educación bilingüe no pueden ser militantes o votantes del PSOE y del PP... a no ser que tengan unas enormes tragaderas. Tampoco serían coherentes los católicos que votasen a UPyD. Al margen del hueco que pueda llenar este, el que un cristiano acepte el laicismo de este o del PSOE, sería propio de alguien capaz de comulgar con piedras de molino.

Lo dije hace unas semanas: el bipartidismo viene llevando a la insatisfacción a los votantes y, por esa razón, va a terminar saltando por los aires. Bajo el socialismo se cobija un altísimo número de opciones personales porque los votantes del PSOE están encantados de chapotear en el relativismo moral: conviven supuestos españolistas con seres desalmados en relación con la idea de España; compaginan sus creencias religiosas con la persecución sistemática a la Iglesia; no se inmutan porque «su» gobierno aliente una situación que lleva a cien mil abortos al año... Este relativismo hace que votantes del PP puedan ver el partido de Rosa Díez como una salida plausible para ellos o incluso votar al PSE porque podría dar una salida «pacífica» al País Vasco. Y ¿qué decir del oportunismo de los seguidores de Durán Lleida?

Para algunos, los partidos de derecha han cambiado más que los de izquierda desde la Transición hasta hoy. No lo veo así. Al convertirse el tardofranquismo en el protagonismo del cambio tuvo que dotarse de una formación temporal como la que fue UCD, pero el proceso no iba a ser más benigno para la izquierda. En pocos años se volatilizó la extrema izquierda (ORT, PTE, MC...) y posteriormente el PCE/PSUC. Incluso aún Zapatero sigue pensando en crecer a costa de IU.

Esta va a ser, a mi entender, una legislatura clave para la renovación del sistema de partidos y, desde luego, para el surgimiento de alguno que venga a satisfacer una necesidad creciente a la vista de la dimisión del PP. Me refiero al nacimiento de un partido que tenga como objetivo principal la defensa de la nación española.

Todos somos Nación
Manuel Molares do Val  Periodista Digital 13 Junio 2008

Los políticos más localistas de todas las regiones españolas están proponiendo que sus territorios se definan como nación, demanda que comenzó cuando la separatista ERC y la nacionalista CiU se empeñaron en que se reconociera así a Cataluña.

La definición no le gustaba inicialmente a la rama españolista del PSC-PSOE, pero claudicó y ahora defiende la dualidad nacional y socialista.

Al PSC-PSOE le disgustaba que el País Vasco se definiera como nación, pero Patxi López lo acepta ahora, igual que los gallegos del PSG-PSOE: terminarán siendo tan nacional como socialistas.

Sus compañeros andaluces estudian convertir su región en nación, y detrás de ellos vendrán los demás, aunque en Madrid, “rompeolas de todas las Españas” según Antonio Machado, va a ser difícil imponer la idea: mientras los demás van haciéndose castizos, la capital, más que nacional, quiere ser internacional, y tiene ya 200 escuelas públicas bilingües español-inglés.

Ser nación no debería asustar. Porque todos, cada uno de nosotros, tenemos una nación en nuestro lugar de nacimiento: la literatura está llena de referencias a, por ejemplo, Cervantes, alcalaíno de nación, o Velázquez, sevillano de nación.

Como la Academia recuerda que nación viene del lugar físico donde nacimos, todos podemos decir que somos nacionales del hospital del Niño Jesús, si nos alumbraron allí, o del ayuntamiento donde nos parieron.

El cronista es de nación Santiago con Inmaculada, una casa de esquina entre dos calles. ¿Nacionalidad?, le preguntan: Esquina de Santiago con Inmaculada. Aunque ya hay un nacionalista de Inmaculada que exige que diga esa calle por delante de Santiago.

Hay que reconocer como nación aunque sea del municipio más pequeño o la última casa del poblado. Con lo que todos estaremos cómodos pudiendo exhibir nuestro legendario individualismo, que nos permite elegir cualquier nacionalidad: casera, viaria, parroquial, municipal o autonómico-regional y estatal.

Cada una nos da una montera que siempre oprimirá a la anterior, aunque no nos privará de igual cayado aldeano.

El PPV : Una réplica de UPN. Se acabó la autonomía.
Vicente A.C.M.  Periodista Digital 13 Junio 2008

Las formas en que desde Génova 13 se están dando para solucionar la salida de Dª María San Gil, son indicativas del ¿nuevo? Estilo de caciquismo. Son pocos y mal avenidos y se podría afirmar que a presidenta dimitida, presidente maleable que dice que “quiere que el PPV se parezca a UPN”. Es decir, que solo le importa llegar al poder aunque sea a costa de perder lo que ha sido su filosofía política y su valiente enfrentamiento con los partidos separatistas nacionalistas.

Y que quieren que les diga, pues que me da absolutamente lo mismo. El PP desde hace meses ha dejado de ser mi referente y desde luego ya no tiene mi confianza. Lo que aún no entiendo es por qué las personas de pensamiento liberal, se mantienen calladas y asumen sin más este profundo cambio en los principios. No es que una escisión sea algo deseable, pero ahora parece una medida necesaria e ineludible. ¿Quién confía en D. Mariano Rajoy, su equipo y su nueva forma de hacer política?

Desde luego que solo soy uno más entre los creo que millones que nos hemos visto defraudados con este cambio. Y eso se reflejará en las próximas elecciones, porque de seguir así, que no duden que el PSOE va camino de la mayoría absoluta. Esa es la España que tenemos, que no tiene que coincidir necesariamente con la que nos merecemos.

Pienso que aún hay una oportunidad para que surja un movimiento que sea un revulsivo para esta forzada transición al centro, ese punto político inventado para excusar los más viles atropellos de la democracia. Pienso que aún podríamos aspirar a tener un partido que mantenga sin avergonzarse los principios liberales. El tiempo pasa y las pocas voces que se dejan oír, no suenan con la convicción de que deben presentar una alternativa real ilusionante para los ciudadanos.

El tiempo se acaba y se tiene el peligro real de quedar diluidos y acallados por una mayoría burocrática y sin principios, cuyo único objetivo es mantenerse en el cargo, perpetuándose los unos a los otros, en familias y en baronías de intereses.

Vigueses por la Libertad apoya la concentración de repulsa a los ataques contra Galicia Bilingüe
Vigueses por la libertad 13 Junio 2008

La asociación ciudadana Vigueses por la Libertad quiere manifestar su respaldo a un acto convocado por Galicia Bilingüe este martes en Vigo, a fin de expresar la repulsa a las agresiones que vienen perpetrando grupos nacionalistas violentos contra quienes disienten de la política de imposiciones en materia lingüística. El último ataque se produjo el pasado viernes en Vigo contra el automóvil del vicepresidente de la citada asociación.

El acto, que será una concentración, tendrá lugar el martes, 17 de junio, a las 20:30 horas, en la plaza de la Estrella de nuestra ciudad.

Vigueses por la Libertad considera que es una obligación cívica y democrática el rechazo terminante a la estrategia de amedrentamiento lanzada por sectores del nacionalismo contra quienes defendemos el derecho de los ciudadanos a elegir el idioma de su preferencia.

Vigueses por la Libertad observa con preocupación que en Galicia se está desarrollando un terrorismo de baja intensidad dedicado a amenazar, acosar y agredir a los oponentes de una política lingüística que bajo el pretexto de la defensa del gallego, está alentado el desprecio y el odio hacia nuestro otro idioma, que es el español.

DEJAN UNA NOTA: "ESPAÑOLES FUERA DE GALICIA"
Nacionalistas atacan el coche del vicepresidente de Galicia Bilingüe en su domicilio
Según ha relatado a Libertad Digital, el vicepresidente de Galicia Bilingüe, José Manuel Pousada, se ha encontrado este viernes en el garaje de su domicilio, en el centro de Vigo, con su coche cubierto de pintura roja y amarilla, el parabrisas reventado y una nota que rezaba "bilingüismo es colonialismo" y "españoles fuera de Galicia". Pousada ha mostrado su preocupación por la escalada violenta del nacionalismo gallego: "Los autores intelectuales son personas que me conocen hacen tiempo". La policía científica ha tomado huellas en el lugar del atentado.
Libertad Digital 13 Junio 2008

Este atentado terrorista se enmarca dentro de la campaña de acoso orquestada por el nacionalismo gallego contra esta asociación integrada por profesores y padres que defienden la libertad para educarse en la lengua materna, español o gallego, sin imposiciones.

José Manuel Pousada ha relatado a Libertad Digital que fueron los vecinos del bloque de viviendas donde reside quienes le alertaron del estado en que se encontraba su coche. Estaba completamente cubierto por pintura roja y amarilla, el parabrisas reventado con un martillo y había una nota que ponía "bilingüismo es colonialismo" y "españoles fuera de Galicia". La policía científica ha tomado huellas en el garaje y ha iniciado una investigación.

Un atentado que no es el primero –el autobús que la asociación llevó por toda Galicia para informar de su iniciativa sufrió varios ataques similares– pero que es una paso más en la escalada de terror al producirse en el propio domicilio de Pusada. En este sentido, el vicepresidente de Galicia Bilingüe comenta que han recibido amenazas vía correo electrónico pero hasta ahora no habían llegado a su domicilio. Pousada, que es profesor de enseñanza media, explica que es "fácil localizarnos, hay profesores nacionalistas que nos conocen". "Los autores intelectuales son personas que me conocen hacen tiempo, están en su casa y son muy respetables", añade.

La imagen de José Manuel Pousada aparecía junto a la de la presidenta de Galicia Bilingüe, Gloria Lago, en un vídeo del grupo independista AMI que incitaba a atentar contra esta asociación. Un vídeo que fue utilizado por el organismo próximo al BNG y subvencionado con fondos públicos Mesa pola normalización lingüística para promocionar una reciente manifestación a favor de la imposición del gallego a la que asistió, entre otros, el vicepresidente de la Xunta y líder nacionalista, Anxo Quintana.

Un caldo de cultivo que cocina con esmero el nacionalismo gallego y que hace temer consecuencias más graves. "Un día te pintan el coche, un día te lo queman y otro día se les va la mano y pasó algo mucho más grave", concluye Pousada.

El Alcalde de Santurce ‘aconseja’ contratar ‘canguros euskaldunes’
Redacción Bilbao  Minuto Digital 13 Junio 2008

El Ayuntamiento de Santurce, cuyo alcalde, Ricardo Ituarte Azpiazu (PNV), ha remitido una carta a los padres de la localidad vizcaína en la que los inocentes dibujos infantiles que la decoran contrastan con el trasfondo del texto. Tras recordar que «la lengua propia de Euskal Herria se ha ido perdiendo durante años», el alcalde destaca la gran importancia que tiene «la transmisión familiar» del euskera y advierte a los padres que lo desconozcan de que están «a tiempo de aprender y adquirir un nivel aceptable».

También pone en valor la labor «fundamental» que ha de desempañar el padre «euskaldun» –en caso de que un único miembro de la pareja hable euskera– y señala que matricular al niño en lengua vasca supone que «la opción de hoy es la oportunidad de mañana». Pero sobre todo llama la atención el díptico que acompaña a la misiva. En el folleto se enumeran una serie de «consejos» realizados bajo el modo imperativo y que van más allá del ámbito escolar. Así, en la primera parte dirigida a los padres que «desconocen» el euskera se les traslada: «Si vais a necesitar ayuda para cuidar al niño o niña, procurad que la persona que lo haga hable en euskera». A esta «propuesta», que aparece bajo el título «Canguro o guardería con opción en euskera», se añaden otras. Por ejemplo, en caso de requerir una escuela infantil se insta a los progenitores a que «soliciten que el trato sea en euskera». También se indica que «la experiencia demuestra que la mejor manera de aprender euskera y castellano es matriculando a nuestros hijos e hijas en modelos euskaldunes».

EL REGIDOR DEL PNV EN SANTURCE
Un alcalde pide por carta a los padres que contraten canguros que "hablen al niño en euskera"
La persecución del castellano y la política de inmersión lingüística que pretenden conseguir en el País Vasco ha entrado una vez más en el ámbito privado. En una carta dirigida a los vecinos de Santurce, su alcalde, del PNV, insta a los padres que no hablen euskera a que si necesitan una canguro procuren "que la persona que lo haga hable en euskera" al niño. Además, según informa La Razón, el regidor asegura en la misiva que "la experiencia demuestra que la mejor manera de aprender euskera y castellano es matriculando a nuestros hijos e hijas en modelos euskaldunes".
Libertad Digital 13 Junio 2008

La persecución al castellano en el País Vasco llega incluso al ámbito privado. Incluso los alcaldes han adoptado la política lingüística que tiene como objetivo la inmersión. De hecho, el regidor de Santurce, del PNV, ha instado a los padres a que enseñen el vasco a sus hijos e incluso ha dicho: "Procurad que la canguro hable al niño en euskera".

En una carta, el alcalde de esta localidad, Ricardo Ituarte Aspiazu, recuerda a los padres que "la lengua propia de Euskal Herria se ha ido perdiendo durante años" por lo que pide urgentemente una "transmisión familiar" e insta también a los que no conocen el vascuence que aún "están a tiempo de aprender y adquirir un nivel aceptable".

Matricular al niño en el modelo vasco de educación supone que "la opción de hoy es la oportunidad de mañana", dice la misiva. Pero en esta misma carta, el alcalde nacionalista asegura que "la experiencia demuestra que la mejor manera de aprender euskera y castellano es matriculando a nuestros hijos e hijas en modelos euskaldunes". Pero también entra en el ámbito privado aconsejando a los padres castellanohablantes que "si vais a necesitar ayuda para cuidar al niño o niña, procurad que la persona que lo haga hable en euskera".

Deslegitimar el terrorismo debe ser la prioridad
ANTONIO BASAGOITI  El Correo 13 Junio 2008

PRESIDENTE DEL PP DE VIZCAYA

En el actual panorama político vasco, además de la omnipresencia de ETA con su repugnante acoso al Partido Socialista de Euskadi o con el embrollo generado por la permanencia de su brazo político en algunas alcaldías, hay dos asuntos que ocupan un lugar destacado en los debates y estrategias de las formaciones que representamos a la ciudadanía vasca: una, el referéndum anunciado por el lehendakari Ibarretxe; y la otra, la posible convocatoria de las próximas elecciones autonómicas.

Son asuntos de indiscutible trascendencia, tanto lo que pueda hacer o no Ibarretxe con su consulta y sus negociaciones, como la posible convocatoria electoral y los cambios derivados en la configuración de un nuevo Parlamento. Sin lugar a dudas, ambas cuestiones van a tener una incidencia destacada sobre los problemas y los retos que afronta Euskadi.

Pero, a mi juicio, hay un asunto mucho más importante y prioritario, que no puede verse relegado por el empecinamiento de algunos gobiernos autonómicos en el reconocimiento de identidades, entre ellos el de Vitoria, ni por tácticas políticas diseñadas con el objetivo de alcanzar mayor número de escaños dentro de unos meses. Me refiero a la deslegitimación del terrorismo, que debe ser la principal prioridad de quienes gobiernan y de quienes hacemos política en Euskadi.

La deslegitimación del terrorismo es un objetivo capital, porque la amenaza de ETA en todas sus extensiones es el primer problema del País Vasco. Sin entrar en las fundamentales y consabidas consecuencias directas sobre las personas que tiene la actuación terrorista, la existencia de ETA provoca atraso para el conjunto de la ciudadanía, porque dificulta las principales infraestructuras de la zona; produce pobreza, porque impide la llegada de inversores; alimenta el desempleo, porque ahuyenta a los empresarios que generan trabajo; y todo ello desemboca en la pérdida de capital humano, porque un buen número de vascos hartos o faltos de expectativas acaban emigrando a otros lugares de España.

La deslegitimación del terrorismo exige desmoronar los argumentos de los que ejercen la violencia o la justifican, dejarles sin motivos para continuar en su locura, dotar a la sociedad de las mínimas razones necesarias para repudiar el terrorismo, y demostrar que no hay otro camino distinto al de la democracia y al del respeto a la Ley. En definitiva, ser muy exigente con quienes aún amparan ideológicamente el terror, prestigiar el Estado de Derecho y, con ello, desprestigiar las ideas totalitarias.

Lo que mantiene con vida a la banda terrorista son las esperanzas de alcanzar unos objetivos que, improcedentemente, consideran loables. Es el apoyo de una minoría social comprensiva con los fines e incluso con los métodos que emplean los asesinos. Deslegitimar los planteamientos de todos los brazos que cuelgan del terrorismo, junto a la acción policial y judicial, será la puntilla para lograr la desaparición definitiva de ETA.

Los comandos aún tienen capacidad de matar pero son evidentes sus dificultades operativas. Si no han tirado la toalla es porque entienden que la extorsión, las balas y las bombas les conducen a su destino, y porque para ese viaje tienen la compañía de unos pocos que respaldan sus ideas. Cuando sus planteamientos no tengan eco social alguno y no dispongan de altavoces para justificar la dinámica y los objetivos del crimen, se darán cuenta de que no pueden conseguir nada. Será entonces cuando ETA, por fin, terminará derrotada por la democracia.

En esta prioridad de deslegitimar el terrorismo parece que coincidimos los principales partidos de esta tierra. Tanto Partido Popular, Partido Socialista de Euskadi y algunas personas del Partido Nacionalita Vasco, como Josu Jon Imaz o Iñaki Azkuna, hablan de la necesidad de deslegitimar a ETA. Es importante que se tenga clara la decencia y la utilidad de volcarse en esta idea para que pueda calar allí donde se disculpa y se aplaude a la banda terrorista.

Tenemos como elemento positivo que hay una indudable mayoría de ciudadanos, y en ocasiones de partidos, que consideran imprescindible volcarse en desmontar la justificación del terrorismo. Y tenemos como elemento negativo que hay políticas que van en la dirección contraria de la que pretendo dejar constancia en este artículo. La deslegitimación del terrorismo está en riesgo, por ejemplo, por las actuaciones del Gobierno de Ibarretxe y por los vaivenes políticos del Partido Socialista.

El primer riesgo que amenaza la deslegitimación del terrorismo está en el tripartito vasco, porque su labor se caracteriza por cuestionar todas y cada una de las resoluciones judiciales que tienen que ver con la aplicación de la Ley contra ETA. Es imposible que los violentos y quienes les justifican se replanteen nada si las máximas autoridades de este país alimentan, aunque sea indirectamente, la idea de opresión, la idea de que esto es una guerra entre bandos o la idea de que los etarras o batasunos también son víctimas.

El segundo gran riesgo para poder desmontar las justificaciones del terrorismo está en las mil caras que nos presentan los dirigentes socialistas, especialmente en los temas que tienen que ver con el mundo de la violencia. Zapatero parece que está poniendo ahora su cara más exigente y firme contra el terrorismo, algo que yo aplaudo, pero analizando su trayectoria tengo dudas sobre cuánto tiempo será capaz de mantenerse en esa postura.

Recuerdo que los mismos dirigentes socialistas que acertadamente repudian hoy a los batasunos, impulsando iniciativas para sacarlos de las instituciones, hace no mucho los consideraban hombres de paz y aseguraban que trabajaban por el fin de los atentados. Esto no es una crítica fácil, es una realidad que va directamente contra la línea de flotación en la que se asienta el objetivo de la deslegitimación del terrorismo. Decir hoy una cosa sobre ETA y mañana la contraria, y sobre todo hacer hoy lo que no se podía hacer ayer conduce a distraer a una ciudadanía necesitada de mensajes claros, conduce a una deslegitimación de la Justicia y provoca un descrédito del Estado de Derecho. Asuntos que conforman un buen alimento del injustificado victimismo de los colectivos que todavía hoy apoyan, justifican o comprenden a ETA.

Por ello, creo que para poder centrarnos en sacar adelante un objetivo que es prioritario para la desaparición definitiva de ETA hace falta que unos eviten cuestionar las legítimas actuaciones contra el terrosimo, y que otros no se muevan por tácticas coyunturales. La deslegitimación del terrorismo no va a venir de la mano de posturas comprensivas con el entorno de ETA, ni tampoco puede basarse en un talante hueco. Necesitamos tenacidad y constancia para mantener una línea de actuación clara que termine desmontando las falsedades sobre las que los terroristas pretenden asentar su acción criminal.

Cuarenta años de dictadura de ETA
JOSÉ MARÍA CALLEJA El Correo 13 Junio 2008

La organización terrorista ETA se inauguró hace cuarenta años con el asesinato de un guardia civil. Hace unos días, la misma banda terrorista voló parte de las instalaciones del medio de comunicación más importante de la Comunidad Autónoma Vasca. Un hilo conductor une ambos hechos: la muerte como elemento definidor de la banda y la obsesión por hacerse con el relato de la historia reciente de esta tierra. En ambos atentados hay una misma seña de identidad criminal: la aniquilación del contrario, el exterminio de todo aquel que se niegue al proyecto totalitario de la banda y la voluntad de cortar la voz a todos los que quieren contar lo que pasa sin alterar el relato por el miedo.

El miedo también recorre ambos hechos. Las tres patas siniestras de la banda terrorista que lleva cuarenta años de dictadura son el odio, la muerte y el miedo. El primero prepara la segunda y la segunda garantiza el tercero. Vencer el miedo es por tanto la primera condición para todo combate contra quienes han hecho del odio, de la muerte -máxima expresión del odio- sus armas de destrucción de vidas y voluntades, sus argumentos para someter a los que nos negamos a aceptar su proyecto totalitario.

Hay también en ambos hechos criminales una necesidad de sus autores por firmar la muerte, por atribuirse, a ser posible en exclusiva, la capacidad de difundir miedo. No es casual que la banda terrorista se responsabilice periódicamente de casi todos los asesinatos y de otras acciones terroristas que perpetra. A ETA le interesa dejar claro que es ella la que maneja el argumento supremo del asesinato, que ella y no otra organización es la responsable de la siembra de odio y miedo. El terror como argumento que otorga poder a quien lo practica. La banda terrorista necesita firmar sus crímenes como una forma de presentarse ante los demás como lo que es: una organización totalitaria.

Todo atentado supone una conmoción. La de hace años fue una conmoción inaugural, inesperada, la de hoy es una conmoción ya sabida, pero a la que no acabamos de acostumbrarnos a pesar de cuarenta años de dictadura del terror. Una conmoción que se agiganta cuando hay víctimas mortales y que siente un cierto alivio cuando éstas se evitan, aunque sea de milagro, como ahora.

El acto terrorista es ese anuncio publicitario de inserción gratuita, obligatoria e inmediata en todos los medios de comunicación. Sin publicidad no hay terrorismo. Se mata y se atenta, sobre todo, para salir en los medios de comunicación, para que los medios se conviertan en difusores del miedo que la organización terrorista necesita aventar de forma periódica. El silencio sería letal para los criminales. Pero en una sociedad democrática, los medios debemos contar las cosas que pasan. El CORREO tiene que contar el intento de volarlo.

El terrorismo es un teatro, necesita la espectacularidad, la difusión de imágenes -cuantas más, mejor- que reflejen el alto grado de conmoción que causa, que proyecten en los ciudadanos el sello del poder que los criminales quieren transmitir a la sociedad. Imágenes que lleguen al mayor número posible de ciudadanos, que multipliquen la onda expansiva de la bomba y la conviertan en una onda expansiva informativa.

Todo esto es cosa sabida. En esta dictadura de cuarenta años los etarras se han empeñado en juntar los mismos ingredientes en su coctelera sangrienta y desgastada. No se dan cuenta quizás de que cada vez hay menos gente que les compre el producto, menos gente que les siga, más gente que les aborrece y que está dispuesta a hacer todo lo que esté en su mano para que esta banda desaparezca, deje de ser noticia.

El mayor fracaso de la banda terrorista que se fundó hace cuarenta años con un crimen es que, después de 838 asesinatos, de 60 secuestros, de miles de heridos, de decenas de miles de ciudadanos atemorizados, de millones de ciudadanos hartos, no ha conseguido ni uno solo de los objetivos por los que nació. No ha conseguido, desde luego, el más deseado: hacerse con el poder; no ha creado su delirante Estado independiente, socialista y albanés; no ha acabado con su odiada España y ni siquiera ha desplazado al PNV, al que pretendía sustituir en sus orígenes como alternativa nacionalista radical, activa y presuntamente de izquierdas. No ha logrado tampoco hacerse con el relato de la historia reciente, del presente. A pesar del miedo, hoy existen periódicos, como EL CORREO, que cuentan lo que pasa, que tratan de buscar la verdad y que son leídos por miles de vascos, vascos de todas las ideologías.

Sí han conseguido los etarras asesinar, romper familias, imponer la tristeza como seña de identidad y acuñar el tiro en la nuca como forma vasca de matar. Bueno, también han logrado que centenares de sus militantes hayan pasado una buena porción de años de sus vidas encerrados en las cárceles, donde muchos han conocido el desencanto.

Frente a los etarras que sienten que si ETA no existiera habría que inventarla, la inmensa mayoría de los vascos, incluidos muchos de los que en su día la apoyaron, sentimos que si la banda desapareciera mañana nadie la echaría de menos.

Cuarenta años de odio, de muerte y de miedo quedarán en la historia como uno de los más gigantescos fracasos de varias generaciones de vascos que se entregaron al culto a la muerte. EL CORREO estará ahí para contar el final de esta pesadilla.

Extranjeros en su país
Asociación po la Tolerancia 13 Junio 2008

17 de junio (martes), a las 19,30 h
La “Limpieza lingüística” llevada a cabo durante las últimas dos décadas en Cataluña, comenzó a ser denunciada en las páginas de “Extranjeros en su país”. Pero su osadía le convirtió en el texto más silenciado por el mundo editorial de Cataluña. Desapareció de librerías, se ocultó su información, pero nadie pudo impedir que corriera de mano en mano, como en los aciagos años de la dictadura.

El objetivo del libro era exclusivamente romper el silencio impuesto por el nacionalismo sobre la limpieza lingüística que éste estaba llevando a cabo.

15 años después, la base teórica de “Extranjeros en su país” se ha cumplido en sus más crudos términos, pero a la vez, ha ayudado a cuajar una resistencia social ante la limpieza social denunciada.

Y 15 años después, Rosa Díez , lo presenta en Madrid. La amistad y las ideas libres, nunca tuvieron fronteras.

ETA enseñó a las FARC cómo detonar bombas con teléfonos móviles
Periodista Digital  13 Junio 2008

Un ex miembro de las FARC revela su entrenamiento con la banda terrorista ETA. "Su nombre de guerra es Martín Capa. Es alto, fornido, barrigón, pelo castaño y ojos claros. Roza los cuarenta. Le gustaba empezar las jornadas con un carajillo bien cargado y hablar de Vizcaya y de fútbol en los descansos". De esta manera describe 'Camilo' a su profesor durante los 12 días que duró el curso de explosivos en julio de 2007.

Las primeras informaciones -según cuenta El Mundo- sobre las relaciones ETA-FARC datan de 2002
"ETA está más avanzada que las Fuerzas Armadas revolucionarias de Colombia (FARC) en terrorismo urbano. Nos entrenaron a detonar bombas por dispositivos teléfonos móviles", asegura 'Camilo', un guerrillero de 29 años que en septiembre del año pasado dejó las armas. "Tienen un vínculo de negocio con las FARC: Ellos dan formaciones en explosivos y las FARC les pagan".

Las FARC dieron el salto de la dinamita y la mecha lenta a los detonadores en pequeñas bombas de gran potencia, gracias a los terroristas españoles. "Nos hablaban de política, que ellos tienen una lucha de independencia". La parte de política también estaba incluida en el programa aunque 'Camilo' asegura que no prestaba mucha atención.

20 "alumnos" asistieron al curso
"Nos enseñaron a manejar el C-4, un explosivo que en Venezuela se consigue porque lo emplean en los trabajos petroleros. La ventaja es que ya no necesitamos utilizar 100 kilos de dinamita sino cinco de C-4. Ahorramos esfuerzos y lo camuflamos mejor. Cuando terminamos el taller, me sentía en capacidad de montar una bomba".

Al curso asistieron 20 alumnos entre los cuales había tres mujeres y fue impartido por Martín Capa y otro etarra más joven del que no recuerda su nombre y que daba las clases de política. 'Cuando terminamos el taller, 'me sentía en capacidad de montar una bomba', asegura el ex guerrillero.

Los servicios de inteligencia colombiano y otros organismos que participan en la lucha antiterrorista, no dudan de la conexión FARC-ETA, pero no de la manera que ponía en un correo en el ordenador del comandante fallecido 'Raúl Reyes' en el que mencionaban de manera breve un "un entrenamiento que etarras habrían recibido en un campamento de las FARC". Las primeras informaciones acerca de las relaciones entre ambas bandas criminales datan de 2002.

El tripartito ofrece clases de rumano mientras no aplica la tercera hora en castellano
E. A. BARCELONA. ABC 13 Junio 2008

Rumano, «amazig», quechua e incluso urdú. El gobierno catalán no muestra reparo al dispensar atenciones a estas lenguas pero se cierra en banda a la hora de impartir la tercera hora de castellano en los colegios.

Apenas veinticuatro horas después de que la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, lanzara públicamente la advertencia a Cataluña de que debe cumplir con los mínimos de enseñanza del español, la Generalitat ratificó ayer su apuesta por el multilingüismo y se comprometió a enseñar rumano en los colegios, aunque fuera del horario lectivo.

Convenio de colaboración Lo acordó formalmente el consejero de Educación del gobierno catalán, Ernest Maragall, con la embajadora de Rumanía en España, María Ligor. Este convenio de colaboración se enmarca en el Proyecto de Enseñanza de la Lengua y la Cultura Rumana, impulsado por el departamento que dirige Maragall. Un total de 179 alumnos se han inscrito ya en estas clases, aunque la intención de la Generalitat es que «todos los que lo deseen puedan apuntarse». La iniciativa pretende, según explicó el consejero socialista, reforzar los vínculos de estos estudiantes inmigrantes con su lengua materna.

Las clases de rumano, una de las tres lenguas de origen del alumnado inmigrante más habladas en Cataluña, serán voluntarias, se impartirán en horario extraescolar y sólo en aquellos centros que dispongan de suficiente demanda. «Se trata de que estos jóvenes que estarán en nuestras escuelas y que obviamente harán el proceso de aprendizaje en catalán, tengan la posibilidad de trabajar en su propia lengua y cultura en horario no lectivo», explicó el consejero socialista.

«Mantener sus raíces» Añadió que «estos alumnos deben mantener sus raíces y las identidades y eso facilita que estos alumnos se sientan más en casa y que sepan que Cataluña es tierra de acogida en el sentido más amplio de la palabra». Convivencia Cívica coincide plenamente con esta declaración. Por este mismo motivo, denuncia la falta de consideración hacia el alumnado castellanohablante, «no sólo porque está demostrado con los informes de los centros de que no se cumple con los mínimos de castellano, sino porque, además, han decidido por razones estrictamente políticas retrasar un año su aplicación», indicó en declaraciones a ABC Francisco Caja.

Cataluña cederá las aulas Las clases de rumano se pondrán en marcha durante el curso 2008-2009. El gobierno catalán cederá los espacios necesarios para llevarlas a cabo en los propios centros y ofrecerá también apoyo administrativo al profesorado, según indicaron fuentes de la consejería de Educación. La Administración autonómica se encargará también de revisar el material didáctico para las clases, evaluar todo el proceso y ofrecerá también al profesorado rumano la posibilidad de participar en cursos organizados por el departamento de Educación catalán.

Por su parte, el Ministerio de Educación, Investigación y Juventud de Rumanía aportará el profesorado necesario y costeará su retribución económica. La institución se encargará también de proporcionar los libros de texto a los alumnos y el material didáctico a los docentes, así como facilitar la integración de los recién llegados en el sistema educativo catalán.

Iniciativas anteriores La Generalitat puso en marcha el curso 2004-2005 un programa destinado a que los alumnos inmigrantes pudieran reforzar los conocimientos de su lengua materna. La primera experiencia se llevó a cabo en árabe, y en estos últimos años se han incorporado experiencias con otras lenguas. En el curso 2007-2008, un total de 1.902 alumnos de Cataluña estudiaron la lengua materna como actividad extraescolar en sus propios centros. El gobierno catalán ofrece clases de árabe, chino, «amazig», holandés, rumano y portugués.

Según avanzó el departamento de Educación, actualmente, y fruto de una resolución del Parlamento catalán, se está trabajando también para incorporar como lengua extraescolar el quechua, que se habla en países como Ecuador, Bolivia, Chile o Argentina.

Los monigotes etarras de la humillación
POR S. SANZ ABC 13 Junio 2008

MADRID. La ofensa se preparó con al menos cinco días de antelación. Y al alcalde de Amurrio (Álava), Pablo Isasi (EA), así se la comunicaron de «manera verbal». Los miembros de la cuadrilla «Herriarenak» habían elegido a los etarras Santos Berganza y José Ángel Viguri, en prisión por colaboración con banda armada, sus «representantes de las fiestas» -distinción que en años anteriores se daba a la reina y dama de honor-. Llegó el 11 de agosto de 2005 y con el acto de imposición de las bandas, la esperpéntica escena. Después de escucharse por la megafonía los nombres de los terroristas, aparecieron unas siluetas de cartón con fotografías de sus rostros, portadas por los miembros de la cuadrilla Alfredo Remírez y Arkaitz Quincoces. La entrega de las cintas correspondieron al regidor de EA y al que fuera edil de Cultura (PNV), Eleder Zaldibe.

Estos cuatro individuos se sentaron ayer en el banquillo de la Audiencia Nacional acusados de un delito de enaltecimiento del terrorismo y humillación a la víctimas. El Ministerio Fiscal solicita 15 meses de cárcel para cada uno de ellos y la AVT, 20. Durante su declaración en el plenario, Isasi quiso quitar hierro a lo degradante de los hechos manifestando que las designaciones en cuestión «no tiene un carácter de distinción, sino de efectos carnavalesco».

En una incómoda pregunta de su defensa, ejercida por el ex eurodiputado de Herri Batasuna (HB) Txema Montero, el primer edil vino a reconocer, dubitativo, que sabía de la militancia en ETA de los homenajeados. Además, repitió varias veces no haber condecorado al monigote sino a la persona física que lo sujetaba.

Por su parte, Zaldibe alegó que se enteró al día siguiente de que eran presos de ETA quienes figuraban en las maquetas, por «un amigo que lo vio en la prensa». Con respecto a su participación en la condecoración, de la que -dijo- fue advertido in extremis, el concejal la definió como «la situación más extraña de mi vida».

Demagogia

Los otros dos acusados, Remírez y Quincoces, sólo contestaron a su abogada, Jone Goirizeelaia, integrante de la última mesa nacional de Batasuna. Ambos esgrimieron que la cuadrilla escogió a Berganza y Viguri no con la intención de ensalzar a los presos de ETA, sino «por la labor de éstos en la promoción del euskera» y su condición de hombres, ya que, agregaron, «elegir a mujeres está pasado de moda». Tras ello, la edil del PP Montserrat Canive testificó que en los dos casos ellos pusieron las bandas a la limón, pasado lo cual «se fueron a tomar champán».

Asimismo, la Generalitat estudia añadir en un futuro en el programa el urdú, que se habla mayoritariamente en la India y Pakistán.

Las empresarias de Orio tenían «vías» para seguir financiando a ETA
S. S. ABC 13 Junio 2008

MADRID. Las empresarias María Isabel y Blanca Rosa Bruño Azpiroz no sólo están acusadas de haber financiado de forma voluntaria a ETA, sino que el juez Baltasar Garzón considera que las dos «imputadas tienen la vía para continuar colaborando con ETA», objetivo ya abortado con la detención y posterior encarcelamiento de ambas. El magistrado, en el auto de prisión, precisa que «se pretende evitar la reiteración del apoyo o colaboración con ETA, es decir, la reiteración delictiva con una organización criminal que utilizando esos fondos acaba con la vida de las personas».

El juez recoge como elemento nuclear de la colaboración de las dos empresarias de Orio una carta intervenida en la operación de Burdeos, en la que fueron detenidos Francisco López Peña, Igor Suberviola, Ainhoa Ozaeta y Jon Salaberría.

Para el juez, la misiva -fechada en abril de 2008- demuestra que la contribución de las dos empresarias fue voluntaria y no forzada por la extorsión. Y para ello, destaca el siguiente párrafo: «A través de esta carta, además de transmitirles que hemos recibido su aportación económica de 6.000 euros, queremos también agradecerles la aportación realizada por la libertad de Euskal Herria. En la misma línea, evocando su patriotismo queremos animarles a que en el futuro sigan realizando aportaciones al proceso de liberación con el convencimiento de que tienen la vía para ponerse en contacto con la organización, para realizar cualquier aportación económica».

Garzón, tras subrayar que el tono de la carta no corresponde con las habituales del «impuesto revolucionario», dice que el párrafo denota la proximidad ideológica de las destinatarias con el entramado etarra. Destaca que la primera, socia de la empresa Andrés Bruño e Hijos S.L y gerente, fue firmante de la plataforma Auskera Guztiak, declarada ilegal el 29 de marzo de 2005. Además, subraya que la segunda, socia y consejera de la misma empresa, formó parte de las listas de EH en las elecciones de 1999 en las Juntas Generales por Orio. También firmó la constitución de la agrupación Auskera Guztiak, anulada por el Supremo el 26 de marzo de 2005. Con anterioridad a la misiva hallada en Burdeos, las empresarias recibieron dos cartas entre 2003 y 2008 en las que los criminales les pedían 120.000 euros. Un año después recibieron otras reclamando 30.000 euros. De este hecho, el juez infiere que las hermanas «bien directamente bien por medio de persona o personas interpuestas negociaron la rebaja de la aportación económica a ETA, primero a 30.000 y luego a 6.000 euros que es la cantidad recibida» por la banda.

Recortes de Prensa   Página Inicial