AGLI

Recortes de Prensa    Domingo 22 Junio 2008

Aulas separadas por idioma
Xoán Xulio Alfaya Periodista Digital 22 Junio 2008
.
El otro día me llamaron por teléfono para darme la noticia de que en un colegio de El Ferrol utilizaron una extraña forma de presionar a los alumnos para que asistiesen a una conferencia de Francisco Rodríguez, secretario de Acción Institucional del BNG. A los alumnos que asistiesen a la conferencia del ilustre nazionalista les subirían un punto en al menos dos asignaturas: Gallego e Historia, y a los que no asistiesen, les bajarían un punto en al menos las mismas asignaturas. Es una pena que en El Ferrol no exista ninguna asociación de profesores y padres capaz de denunciar un hecho tan grave en el juzgado.

En la medida en que cada vez más la sociedad gallega se está polarizando en dos opciones que además de lingüísticas tienen claras connotaciones ideológicas y políticas (hecho que, evidentemente, se refleja en la enseñanza como es el vergonzoso caso que he citado), soy un decidido partidario de que los alumnos hispanohablantes y galegofalantes estudien en aulas separadas.

No es ninguna tragedia ni supone un gasto que se pueda comparar ni remotamente al despilfarro de la Xunta en su antidemocrática Política Lingüística, pues la gente seguirá hablando, leyendo y escribiendo en el idioma que les resulte más cómodo y con el que más se identifiquen, y las identificaciones se pueden forzar a corto plazo (pues existen mecanismos coactivos para hacerlo), pero nunca indefinidamente.

La separación por aulas e idiomas sería una más de tantas como se han dado y se siguen dando a lo largo de la historia de la enseñanza. Precisamente la asociación europea EASSE organizó ayer sábado en Granada una jornada de estudio sobre la educación diferenciada para analizar la importancia de la atención a las diferencias sexuales en el desarrollo cognitivo.

Un reportaje del Washington Post muestra la expansión de la educación diferenciada en las escuelas públicas de Estados Unidos. En el próximo curso habrá en todo el país unas 500 escuelas públicas con educación diferenciada. En la mayor parte de los casos son escuelas mixtas que ofrecen clases separadas para cada sexo, en algunas o todas las asignaturas.

No es la separación de aulas por sexos el tema que a mí me preocupa, sino la separación de aulas por idioma e ideología. No creo que los alumnos de la opción hispanohablante (todavía inexistente) sufriesen una coacción semejante a los del colegio de El Ferrol cuyos maestros deben ser en su mayoría nazionalistas del BNG para llevar las cosas hasta el extremo que las han llevado ante la rabia e impotencia de la mayoría de los padres y la perplejidad de unos alumnos todavía ajenos al trasfondo ideológico y político de las antidemocráticas y antiacadémicas intenciones de determinados docentes.

Espero que profesores y padres de alumnos de El Ferrol se asocien y se atrevan a denunciar hechos tan lamentables como el citado. De no ser así, los alumnos seguirán siendo impunemente manipulados ante la cómplice pasividad de la Administración Autonómica.

Ejemplo de educación separada
The Washington Post, 2008-06-20
More Schools Trying Separation of the Sexes
http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2008/06/14/AR2008061401869.html

Rajoy da el si a Zapatero.
Antonio Javier Vicente Gil Periodista Digital 22 Junio 2008

La cosa de la política nacional ha dado un vuelco copernicano en Valencia, lo que tanto tiempo llevaban esperando las fuerzas de la izquierda encabezadas por su líder Zapatero ha ocurrido, Rajoy le ha dado el si al gran timonel de la progresía carpetovetónica, el enlace político entre ambos se ha establecido por poderes pero aun no se ha consumado. A partir de hoy estaremos todos al tanto de la prensa rosa y gualda para ver como ese si se convierte en estado de buena esperanza, perdón retiro eso porque si algo ha quedado claro es que Esperanza es la mala.

La fórmula empleada por Rajoy para dar el sí ha sido fantástica, “Un no cobra mucha más fuerza cuando también se sabe decir si”. Juro que llevo cuatro horas dándole vueltas al asunto y no soy capaz de alcanzar los arcanos preñados de misterio que rodean las recónditas e insondables realidades implícitas en ese no pero si. De mi análisis de los escenarios íntimos entre Rajoy y ZP en que el renovado as de la antigua derecha extrema ultra especializada en crispaciones refuerce su no al indiscutido macho alfa de la manada de la izquierda diciéndole si, han surgido algunos atisbos de tremebundas dudas de futuro.

Rajoy no ha explicado a qué cosas va a decir no a ZP y a qué cosas le va a decir si para reforzar los noes. Ello hace que mis dudas sean cada vez más extravagantes.

Duda 1: Si los noes se refuerzan sabiendo decir si ¿los sies se refuerzan sabiendo decir no?. De momento he llegado a la conclusión de que no necesariamente aunque puede que sea factible que si.

Duda 2: Los clamorosos y reiterados noes al cabecilla del ala dura extrema y crispadora del PP (léase Aznar), a la prensa sensacionalista (léase El Mundo y Pedro J. Ramírez amen de la COPE y Federico Jiménez Losantos), y a los sectores integristas de la Conferencia episcopal (léase a todos los obispos que no están contra Jiménez Losantos) ¿han reforzado hasta hacerlos duros como el titanio los sies a los medios de la división mediática progre Das Reich (léase El imperio de PRISA y sus aliados)?.

Duda 3: ¿El si de Rajoy a Zapatero se ha visto reforzado por el no con cajas destempladas de Rajoy a María San Gil?

Duda 4: ¿El viejo no al Estatuto de Cataluña se va a ver reforzado por el previsible nuevo si tras lo que dictamine el Tribunal Constitucional aceptando previsiblemente la perfecta constitucionalidad del estatuto catalán?.

Duda 5: El reciente no a Zapatero en la pasada campaña electoral por su mendacidad irrefrenable y por sus compadreos con ETA ¿se verá reforzado o debilitado por el más que probable sí que le dará por ser un hombre de fiar y que jamás le miente cuando vaya a la Moncloa a pactar lo que haya que pactar y que como siempre tras el pacto con Rajoy hará ZP lo contrario?

Me he cansado de dudar y he decidido seguir leyendo mi libro de cabecera, que yo también tengo de eso, el maravilloso tocho de 1.471 páginas escrito por Roger Penrose y titulado “Camino a la realidad” y no es coña pues realmente se titula así. A lo de Rajoy y Zapatero le viene bien lo que ese libro dice en alguna parte, que la realidad como tal no existe claramente, que todo lo más lo que llamamos realidad es solo espuma de indefinición que puede existir o no existir, eso depende no del cristal con que se mire sino del observador en si.

Tengo la convicción de que lo que ha ocurrido en Valencia ha sido pura y simplemente la desactivación de la derecha, ya no supone un peligro para nadie y menos para Zapatero y su hoja de ruta al infierno. Por cierto, se cuenta por ahí que los fontaneros de Moncloa están traduciendo a marchar forzadas la hoja de ruta de Zapatero al infierno del zapaterés al rajoyano.

Moncloa 2012, una odisea especial
Vicente A.C.M. Periodista Digital 22 Junio 2008

¡Largo lo fiais D. Mariano! El 2012 queda un poco lejos y se me hace una travesía demasiado insegura y tediosa como para poder confiar en que llegue a buen puerto. Primero prometer y una vez conseguido, olvidar lo prometido. Prometer que no hay cambios, cuando todo ya está cambiado. Decir que se mantienen los principios, cuando lo primero que se hace es renunciar a ellos. Un partido que se renueva desde el autoritarismo. Que dice integrar, cuando lo que hace es desterrar.

La candidatura es una burla democrática. Las promesas de unas futuras primarias son el capote para torear las críticas de un inmovilismo y una actitud monolítica. La elección es el final de una farsa, la traca final de una fiesta de auto complacencia. La nueva ejecutiva una desordenada e inestable fórmula con pretensiones de cohesión de sensibilidades políticas. Las ausencias, clamorosas en sus silencios y vivas en su recuerdo.

Un triunfo pírrico para una mediocridad avalada por la miope visión de una ejecutiva alejada de la realidad de sus bases y de sus votantes. Un Partido que va a grabar su epitafio entre los vítores y aplausos de los entusiasmados y agradecidos compromisarios. Un proyecto que nace marcado por la censura a las posiciones críticas y que se confunde camaleónicamente en la negrura del vacío ideológico y de la demagogia.

No es algo que en un análisis profundo resulte atrayente, sino radicalmente repelente a quien aspire a mantener la identidad de una derecha libre de complejos y de falsas demonizaciones. Intentar camuflarse en un entorno “simpático” a los oponentes es hipócrita, suicida políticamente y desleal con quienes han confiado su voto en la defensa de sus valores y principios.

Mañana nacerá un partido rejuvenecido con la cosmética artificial de una cirugía plástica, pero su futuro es tan incierto como la vacuidad de su proyecto.

Penas
POR JON JUARISTI ABC 22 Junio 2008

EL kitsch, escribe Kundera, se caracteriza por borrar del campo visual todo lo que resulta penoso en la existencia humana, y de ahí el éxito de Rodríguez. ¿Que ETA vuelve a molestar? Prometo una paz definitiva para la que tengo una fórmula que ni la purga de Benito. ¿Que las víctimas del terrorismo se ponen pesadísimas y les turban a ustedes la sobremesa? Hagan como yo. Pretendan que no hay víctimas en la costa, ni crisis económica en el horizonte. Todo consiste en prometer felicidad, la cosa más kitsch del mundo, ante la que el pesimista más pintado presenta algún flanco sensible, porque quién no tiene algo que le atribula hasta la desesperación (una hipoteca voraz, un marido brutal, o sencillamente inseguridad psicológica y descontento con uno mismo).

Lo más importante para el deshacedor universal de entuertos consiste en poner en marcha procesos drásticos que no llevan a parte alguna, pero que alivian momentáneamente las tensiones emocionales. El político serio, por el contrario, no esconde las aflicciones. A veces, incluso, las exagera por prudencia, como excusa anticipada de un eventual fracaso de las medidas que propone, siempre paliativas y muy a menudo impopulares. Rodríguez no es de pasta semejante. Odia caer mal, sobre todo a las señoras. De hecho, ahí está su punto débil, lo que para nadie debería suponer una novedad, ya que no hace grandes esfuerzos por ocultarlo. El Presidente no se envanece -no principalmente, al menos- de su físico ni de su campechanía, pero lleva muy mal que se cuestione su bondad. A mí me recuerda en esto al Felipe González de los primeros años ochenta, cuando, con el impagable soporte del obispo Iniesta, preconizaba una ética de las buenas intenciones. La diferencia estriba en que, para González, todo aquello era pura táctica de la que no le costó prescindir tras ganar las primeras elecciones, mucho antes de recurrir al pragmatismo confuciano de los gatos de colorines.

González sólo se ponía kitsch a ratos, mientras que, en el caso de Rodríguez, lo kitsch es norma de vida y no sólo modus operandi. En un ensayo estupendo, Inmadurez, la enfermedad de nuestro tiempo, el escritor italiano Francesco Cataluccio asocia el kitsch con las actitudes dominantes en la adolescencia, cuando uno todavía espera comerse el mundo y nada enturbia las ensoñaciones del deseo. Esta semana, la desmesura del bandido adolescente ha rayado lo cósmico, con el anuncio de una campaña para la abolición de la pena de muerte en todo el planeta. Como la ha lanzado del bracete del inoperante crónico Kofi Annan, los expertos en política internacional han tendido a restarle dramatismo, pero lo tiene. No porque vaya a abolir nada, sino porque revela un salto cualitativo en la megalomanía de Rodríguez, al que ya le quedan estrechos los ámbitos de España, Europa, Iberoamérica y el mundo árabe, o sea, el reducido teatro del que ha abusado, hasta ahora, para el despliegue de su sentimentalismo humanitario.

Sin embargo, si nadie chista al chiste por muy macabro que sea (y lo es), ello no se debe solamente a que la alegre oposición ande de congreso, sino a que cualquier objeción a esta mamarrachada sería suicida, porque nadie quiere aparecer como partidario de la muerte (ni de la guerra). La trampa retórica reside en la identificación tácita de la pena capital con los asesinatos y del ejército con las matanzas, cuando, en realidad, se inventaron para reducirlos. A cualquier político serio del pasado, más o menos lector de Hobbes, se le habría ocurrido que lo muy loable del verdadero abolicionismo no suprime los problemas derivados de la abolición práctica, algunos de los cuales padecemos ya en la humanitaria Europa: aumento de la violencia criminal y pérdida de legitimación del Estado. Ignorarlo supone apostar por un kitsch de la peor especie. Pero ya no quedan políticos de aquellos, y la iniciativa de Rodríguez se resolverá en otro brindis al sol en beneficio exclusivo de su cursilería demagógica. En fin, como reza la copla carcelera: «Ya que no me quitas penas/ no me las vengas a dar...»

La crisis de Lisboa
POR ENRIQUE SERBETO ABC 22 Junio 2008

AL Tratado de Lisboa le persigue la misma maldición que la famosa «estrategia» a la que también bautizaron con el nombre de la prodigiosa capital portuguesa, que se ve bien en la mesa del consejo pero no funciona en la realidad. Da pena utilizar aquí la palabra crisis después del abuso de eufemismos con el que se ha profanado el significado de la palabra, pero no se me ocurre otra forma de definir lo que está pasando con el proyecto europeo.

Tal vez puedan salvar el tratado utilizando alguna artimaña, que para eso no les falta ingenio en Bruselas, aunque será un esfuerzo vano: el divorcio entre las instituciones europeas y la población es de tal calado que no hay ninguna posibilidad de que se pueda dotar de legitimidad popular a ninguna medida, reforma, elección, directiva, ratificación, o simplemente a cualquier pregunta sobre la evolución de la UE. El nuevo deporte de moda es el cantazo a Europa. Muchos europeos han dado la espalda a la UE y los que aún no lo han hecho, no están dispuestos a mover un dedo por defenderla. Una estructura política que ya no se atreve a someter sus planes al examen de sus administrados porque sabe de antemano que serán rechazados, no funciona correctamente y está condenada al fracaso.

Ahora es todo nerviosismo. Después de este nuevo bofetón del referéndum irlandés, la Comisión Europea hasta ha lanzado un plan de ayuda humanitaria a los sectores más afectados por la crisis de los alimentos, como si el presidente José Manuel Barroso se hubiera vuelto peronista en busca de «descamisados». Demasiados años de europeísmo ilustrado y de culpar desde las capitales a Europa de todos los males habidos y por haber. Las instituciones europeas son -salvo honrosas pero contadas excepciones- un cementerio de políticos caídos en desgracia, que están esperando la menor oportunidad para volver a sus países de origen, servidos por una marabunta de funcionarios que trasiega alocadamente documentos donde no hay más que propaganda. Sigo pensando que la Unión es el futuro de todos nosotros y que debe ser un faro para el mundo. Pero por desgracia en Europa ya no hay líderes y en Bruselas sólo quedan chupatintas.

Jaume Balmes y els senyorets feudals de Cataluña
Teresa Puerto Ferre Minuto Digital 22 Junio 2008

El británico G.K. Chesterton , en su biografía sobre el escritor Chaucer ( “Chaucer”. London,1932) , nos cuenta : ” Tengo el absoluto convencimiento de que sólo cuando perdemos la perspectiva de nuestra historia medieval, es cuando nuestra política e historia contemporáneas derivan en caos y manipulación”… Y aunque la cita la hace un inglés aplicada a su realidad política, es también perfectamente aplicable a las fantasias esotéricas e irreales que los nacionalistas vascos y catalanes vienen utilizando, desde hace ya más de dos siglos, para reclamar derechos y prebendas que nunca existieron. El espiritu cantonalista y provinciano que tanto gusta als “senyorets feudal-nazionalistes” no ha formado parte nunca, históricamente, del alma esencial española.

Surge en Vascongadas a raiz de la Primera Guerra Carlista y, como muy bien explica el escritor catalán Jaime Balmes ya en 1843 fue un movimiento estimulado desde fuera y por naciones extranjeras que querían una España débil y dividida. El romanticismo idealista del momento colaboró al resurgimiento de este sentimiento artificial nacido del deseo de que cada región afirmara su individualidad libre y naturalmente sin la interferencia del estado central.

Basándose en este punto de partida, romántico e irreal, Pi i Margall desarrolló su teoria del principio federalista ( “El Principio Federativo” .1872 y “Las nacionalidades”. 1876) , la misma que la actual izquierda española y los radicales nacionalistas están queriendo resucitar para sus propios intereses cantonalistas. Sin embargo, cuando, tras la Revolución de 1868 y el estallido de la Segunda Guerra Carlista, se proclamó la I “República Federal” en España , el presidente catalán Pi i Margall se dió cuenta del absoluto fracaso da su idea federal. Ya que él mismo tuvo que luchar a brazo partido contra la degeneración de dicha idea federalista que derivó en el anarquismo cantonalista que estalló tras la rebelión de Málaga, Sevilla, Cádiz, Cartagena, y Valencia. Todas ellas se proclamaron cantones independientes.

La compulsiva reaparición de estas mismas ideas federalistas es intermitente en nuestra España folklórica y nace siempre de la confusión en que los manipuladores políticos nacionalistas quieren sumir al pueblo español.

La reaparición de las ideas federalistas de Pi i Margall vuelve a tener lugar en Cataluña tras el desastre del 1898, cuando se pierden las colonias y los catalanes pierden sus intereses financieros y comerciales. Es entonces cuando el federalismo catalán toma forma de nacionalismo extremista , exagerando y magnificando las inexistentes diferencias entre el pueblo catalán y los demás pueblos de España . Para conseguir esto había que ponerse a manipular la historia que debería ser tratada desde una perspectiva exclusivalmente nacionalista , cosa que fue hecha magistralmente por ese malabarista/embustero de la historia llamado Rovira i Virgili en su “Historia Nacional de Cataluña” ( 1922-1931) en seis volúmenes. Pero su método historicista se quebraba por su base: cuando Rovira, de manera imposible, intenta hacer desaparecer los infinitos vínculos que unen a las gentes de Cataluña con el resto de España , le sale un buñuelo. Y es por eso que acude al victimismo y al trato INJUSTO y LLORICA en sus análisis con Castillla, “madastra infame” a la que culpa de todos los males. Rovira lanza todo su veneno victimista contra los Borbones centralistas (Felipe V) o, retrocediendo tres siglos más, culpa de las históricas injusticias contra Cataluña al Conde Ramón Belenguer IV porque - dice Rovira- que, al casarse con la Reina de Aragón hizo demasiadas “concesiones” ya que debería haber tomado el título de Rey de Aragón y Cataluña y no lo hizo. Como si el ser rey dependiera del capricho de uno y no de unos derechos dinásticos que él NO tenía ni el Rey de Aragón le concedió NUNCA.

Y es que la manipulación supina de estos historiadores catalanets de mediopelo nos oculta que, en tiempos del conde catalán Ramón Belenguer IV el nombre de Cataluña NO EXISTIA : los términos “Cataluña” y “catalán” no aparecen en documentos oficiales hasta treinta o cuarenta años despúés . De cualquier forma, el conde catalán, desconocedor de que su actuación medieval encresparía tanto a los nacionalistas del siglo XX, llegó incluso más lejos que su renuncia a ser rey ,…… pues llegó hasta proclamarse vasallo del Emperador de Toledo, Alfonso VII….

Esto lo publicó en sus escritos el mundialmente reconocido historiador Zurita , pero es omitido, en claro ejemplo de manipulación histórica, por los “historiadores” del nacionalismo catalán como Rovira i Virgili. Y mucho más, Rovira & Cía utilizan los barbarismos históricos de “Corona Catalano-Aragonesa ” y “Confederación Catalano-Aragonesa” para, márcándose un farol, referirse a lo que históricamente fue sólo Reino de Aragón, Reino de Valencia y Reino de Mallorca. (Si alguno va visitar el valenciano Castillo de Xátiva podrá leer estos mismos barbarismos históricos en los embusteros carteles de la travestida exposición abierta al público). Así van rodando las mentiras nacionalistas y algunos iletrados concejales hasta se las creen.

Cataluña, “la fantástica” , es -como Antoñita, la del cuento- la Cataluña feudal y primitiva, la fantaseada por la historiografía manipuladora, la del corralito nacionalseparatista de los Pujols,los Montilla y los Rovira, la del Nosaltres sols, que ha perdido la perspectiva de su historia medieval , y que nada tiene que ver con la Cataluña histórica, la real , la que nunca quiso vivir sola sino siempre vivió unida en una comunión bilingüe con Aragón y con Castilla formando parte de lo que Jaime Balmes llamaba “el alma esencial de España”. Porque Catalaluña es alma de España. Pese a los fántásticos.
www.teresafreedom.com

Los límites de la tregua
Si adoptamos la precaución de no ilusionarnos y crear expectativas felices, podremos admitir que la reciente tregua acordada entre Israel y los terroristas de Hamás que dominan Gaza es una buena noticia.
Serafín Fanjul Libertad Digital 22 Junio 2008

Si adoptamos la precaución de no ilusionarnos y crear expectativas felices, podremos admitir que la reciente tregua acordada entre Israel y los terroristas de Hamás que dominan Gaza es una buena noticia. Tras muchísimos años de calamidades para el millón y medio de palestinos hacinados en la Franja, por fin, se filtra en un horizonte lejano un debilísimo rayo de luz.

A la insalubridad, desempleo, pobreza, guarida de criminales, población sometida al terror de los fanáticos, suciedad de vertedero y un larguísimo etcétera de horrores, la ciudad y los poblachos circundantes vivían desde la retirada del Tsahal la presión de las autoridades israelíes, que respondían así a las recurrentes acciones terroristas que partían de su territorio o lo tomaban como base, por ejemplo para el lanzamiento de cohetes contra las aledañas localidades judías. Presión traducida en cierres de la frontera, con enormes pérdidas para las míseras economías familiares de los trabajadores que pasan a Israel diariamente, o con perturbaciones graves en el tránsito de mercancías y personas (por ejemplo, enfermos), cortes de luz eléctrica, bloqueo de fondos regalados por la UE y paralizados en bancos israelíes, etc.

Un bloqueo intermitente, según los atentados subían o bajaban, que unos motejan de criminal e inhumano y otros consideran muestra de firmeza para patentizar, tanto a la población palestina como a los asesinos que controlan la ciudad en nombre de Allah, que su dependencia de Israel es absoluta. Algo muy evidente pero obviado por la cerrazón de quienes estaban y están dispuestos a sacrificar a su gente de forma feroz –sin preguntarles su opinión, por supuesto– en aras de ganarse el Cielo, mientras la vida terrena es un Infierno sin paliativos. A grosso modo, una tregua siempre es una buena noticia, aunque no haya motivo alguno para confiar no ya en las garantías y palabras de Hamás, sino en su mera seriedad como firmante de nada. Pero es lo que hay, poco pero algo.

Desde hace tres días contemplamos en telediarios y periódicos cómo se echan las campanas al vuelo y casi pronostican el fin del conflicto, o al menos una reducción sustancial de las tensiones: no hay tal. No sólo por los problemas internos que pueden haber inducido a Olmert a presentar un mínimo avance en su relación con esos palestinos –a costa de aceptar un cierto reconocimiento de facto de la banda– y a Haniye a mostrar a sus compatriotas un tenue alivio en las durísimas condiciones de miseria que soporta la población de Gaza, quienes –por cierto– dieron el triunfo electoral a Hamás, no lo olvidemos. Y sin muchas trampas, caso bien peregrino en los países árabes.

Pero vencer en unas elecciones no inviste de derechos absolutos al ganador (aunque por aquí también hay quienes están persuadidos de que sí) y no está mal que hasta Hamás recapacite sobre la horrenda vida cotidiana que fuerzan a sufrir a ese trozo de "patria palestina", a la que tanto dicen amar, pues, en definitiva, "la patria" es la suma de las personas que la componen. Más otras cosas, sí, pero primero las personas. La duda, no baladí, estriba en si realmente Haniye y sus adláteres reconocen por fin su pequeñez objetiva frente a Israel, a la par que moderan su inmensa capacidad de mantener en el horror y la cochambre a los palestinos que dominan.

Esto no es exculpar a Israel de sus responsabilidades, sino resaltar una vez más que el cese total del terrorismo es el paso previo indispensable para entablar a medio plazo negociaciones globales entre las partes, a fin de ir encarrilando una lenta solución aceptable –aunque no buena– para todos. Y la primera pregunta es si Hamás será capaz de impedir a todos y cada uno de sus militantes y enfervorizados simpatizantes (nada menos que por mandato de Allah) que cometan atentados por libre. Los servicios de seguridad hebreos y el Tsahal sí reciben órdenes y las cumplen, de los otros sabe Dios.

El segundo interrogante reside en si el objetivo de Olmert se reduce a recuperar al soldado Shalit, secuestrado hace dos años, e insuflar algo de tranquilidad en los vecinos judíos de Gaza, castigados por el terrorismo, o si –como probablemente es su deseo– intenta una operación a más largo plazo, un acercamiento paulatino de posiciones que conduzca a actitudes más realistas y útiles a quienes controlan la Franja, en tanto promueve una negociación con Siria. Motivos para la desconfianza hay muchos, pero por algún sitio hay que empezar. Que sea para bien.

El canón de la SGAE hace de España un pueblo de piratas
Francisco Rubiales Periodista Digital 22 Junio 2008

Cuando todo un gobierno que se dice democrático, como el de Zapatero, emplea su enorme poder en beneficiar a un colectivo mediocre e incapaz de ganarse la adhesión del mercado, asume una gran responsabilidad y envía a la sociedad un mensaje perverso: "No importa que seais mediocres y profesionalmente pobres; lo único importante es que apoyeis al poder". De este modo se conducen a los pueblos hacia la ruína.

El odiado canón de la SGAE ya ha entrado en vigor porque el gobierno, amparando a sus amigos artistas, ha decidido imponerlo, enfrentándose incluso a una sociedad que rechaza masivamente ese impuesto preventivo e injusto que gravará no sólo a impresoras, grabadoras y cd's, sino también a móviles, MP3 y memorias USB y que convierte a España en un pueblo de piratas.

Los artistas amigos del presidente Zapatero, muchos de ellos millonarios insaciables, quieren ahora que el gobierno también castigue de manera ejemplar la piratería que ellos mismos propician con el "canon" y solicitan, incluso, que se les corte el acceso a Internet a los que pirateen canciones y videos en la red.

Entre esos artistas de mentalidad autoritaria y un gobierno que le debe demasiados favores están llevando a la sociedad española, una vez más, hasta la confusión y la esquizofrenia. Por un lado nos obligan a pagar un canon que presupone que los consumidores serán piratas, pero, al mismo tiempo, quieren reprimir la piratería que ya han cobrado por anticipado. La única explicación a ese desaguisado indecente sólo puede encontrarse en las antiguas estructuras ideológicas de la desaparecida URSS de Stalin y Breznev, cuando el pueblo esclavo era sometido a la dictadura del contubernio del partido y de los intelectuales y artistas oficiales, sometidos y defensores del régimen.

Nadie, salvo los políticos, tiene en España peor imagen que la SGAE. Tal vez injustamente, la asociación que agrupa y defiende a los artistas es percibida por el ciudadano como una banda recaudadora y insaciable, adicta a las subvenciones y artisticamente mediocre, incapaz siquiera de hacer competitivo al cine o a la música española, que alcanza sus objetivos gracias a su contubernio con el poder político de la izquierda.

Con la opinión pública en contra y en oposición hostil, la SGAE, por mucho apoyo del gobierno que consiga, está condenada a perder esta guerra, aunque ahora esté ganando batallas. Cuando Zapatero sea desplazado del poder o cuando la presión de los ciudadanos y de otros partidos lo haga necesario, los artistas millonarios serán abandonados por el poder y tendrán que competir libremente y sin ventajas en la sociedad, generando calidad, como los demás ciudadanos y empresas.

Voto en Blanco

Las enmiendas de Madrid hacen saltar chispas
MARIANO CALLEJA ABC 22 Junio 2008

VALENCIA. La aparente paz de los pasillos en el congreso del PP ha contrastado con la batalla verbal, y casi campal, que se produjo en el interior de la ponencia de Estatutos, la más conflictiva con diferencia. Al presidente de la comisión, Federico Trillo, le tocó en suerte el toro más difícil. Ahí estaban las enmiendas más polémicas y discutidas, casi todas del PP de Madrid, sobre el funcionamiento interno del partido. Al final, la treintena de enmiendas que presentó el PP madrileño se rechazaron, una a una. Cada votación fue seguida por aplausos de la mayoría de los compromisarios. Fuentes del partido que preside Esperanza Aguirre denunciaron una «alianza contra Madrid» de la mayoría de compromisarios, dirigidos, creen, por la dirección nacional. El caso es que en algún momento los insultos, silbidos y abucheos cruzaron la sala, mientras Trillo trataba de mantener la calma.

Ocurrió, por ejemplo, cuando un concejal aguirrista propuso nombrar a María San Gil presidenta de honor del partido, como Aznar. Propuso no votarlo, y la mesa rechazó su iniciativa. Cuando el enmendante pidió luego una votación, muchos compromisarios estallaron en gritos e insultos. Estos delegados se quejaron también de la actitud de los madrileños, que consideraron provocativa.

En todo caso, las más de 200 enmiendas vivas del Partido Popular de Madrid que llegaron a las distintas ponencias del congreso fueron rechazadas. No se salvó ni una.

Ocurrió, por ejemplo, con las primarias. Al final se aprobaron unos pequeños cambios en el sistema de elección del presidente del partido, y los ponentes aseguraron que era como en Estados Unidos. Pero no coló. Los compromisarios consultados reconocieron que apenas cambiará el modelo que hay ahora. Como mucho, se pedirán 100 firmas de militantes a quien quiera presentarse como candidato al principio del proceso. A partir de ahí, en igualdad de condiciones, se abrirá una campaña de 21 días. Los militantes votarán después a los compromisarios, entre los que puede haber listas de adscritos de cada candidato. Pasarán al congreso los aspirantes que logren el apoyo del 20 por ciento de los compromisarios, como mínimo. La clave está en ese 20 por ciento (600 avales, como ahora). Eso no cambia, y por tanto se mantienen las mismas dificultades para presentar una candidatura no oficial. En esta misma enmienda se incluyó que el presidente elegido en el congreso del PP sea al mismo tiempo el candidato a La Moncloa.

Abstenciones en la Política
En la votación de la ponencia Política en el plenario del congreso se vieron diez papeletas de abstención, la mayoría de ellas de compromisarios del PP vasco, como Carmelo Barrio. La mayoría, sin embargo, aprobó el texto final, con sólo dos votos en contra.

En la ponencia aprobada ha desaparecido toda alusión al PNV, aunque se habla de «fuerzas nacionalistas» que se refieren claramente a ese partido. Fue uno de los puntos más conflictivos de la ponencia. Según sus autores, en el texto político no cabe una alusión directa a otro partido. En la ponencia original se decían cosas como ésta: «El PNV condena el terrorismo pero, al mismo tiempo, todos sus actos desmienten sus palabras. Su actitud en relación con la lucha antiterrorista es siempre obstruccionista». Una redacción que se atribuyó a María San Gil y que ahora, una vez enmendada, es más genérica.
En la ponencia se pide la derrota total y definitiva de ETA y se fija como necesario el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, para que nunca más haya una negociación política con los criminales. Además, mantiene la definición del PP como fuerza de centro y reformista.

Educación y Ciudadanía
De las 1.162 enmiendas que se presentaron a esta ponencia, se incorporaron el 80 por ciento. En el capítulo de educación, se aprobó que el Estado tiene que garantizar la enseñanza en castellano en todos los rincones de España. Respecto a la asignatura Educación para la Ciudadanía, el Partido Popular advierte que es un «instrumento y herramienta de adoctrinamiento político», y legitima el derecho al ejercicio para la objeción de conciencia por parte de los padres.
En cuanto a la familia, no se admitieron las propuestas sobre uniones homosexuales. Aunque hubo algún compromisario que pidió eliminar incluso las alusiones a la igualdad de derechos, la ponencia se quedó como estaba: «Es primordial garantizar la libertad de todos en la elección de sus opciones de vida y en su plena realización personal, con plena igualdad de derechos, y cualquiera que sea su orientación sexual».

El problema del agua
La ponencia que menos guerra dio al PP fue la Económica, y eso que había varias enmiendas con bastante veneno sobre el problema del agua, entre ellas cuatro que redactó Luisa Fernanda Rudi, diputada aragonesa. Finalmente, los compromisarios acordaron un texto común, que dice, entre otras cosas: «Hay que completar, con carácter previo a otras actuaciones, las inversiones en infraestructuras que se detallaron en el Pacto de Agua de Aragón».

Y uno de los puntos más conflictivos: «Todas las alternativas como la utilización conjunta de aguas superficiales y subterráneas, la reutilización, la desalación, la cesión de derechos entre usuarios, los trasvases o transferencias, la modernización de los regadíos, etc. han de ser conjuntamente valoradas y utilizadas de forma óptima e integrada. No caben exclusiones por ventajas políticas de corto alcance».

Otra enmienda importante de esta ponencia se refirió a la financiación autonómica. Hubo unanimidad para recoger la necesidad de actualizar el sistema de financiación vigente, de tal manera que se tenga en cuenta el incremento de población y otras variables como su envejecimiento, su dispersión geográfica, la superficie o la insularidad.

El texto final de la ponencia económica se aprobó por unanimidad ayer en el Pleno del congreso nacional del PP.


Recortes de Prensa   Página Inicial