AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 25 Junio 2008

Defensa de la lengua común
Un pensamiento político sobre el manifiesto
Cuando la defensa de la lengua común la proponía la derecha en cualquiera de sus versiones nadie se adhería, pero ahora que lo propone la "izquierda" bonita todos parecen que van, o mejor, vamos, como corderitos al redil de los benefactores de la causa.
Agapito Maestre Libertad Digital 25 Junio 2008

La batalla de la lengua común está perdida. Nadie espere mucho del manifiesto por la libre utilización del castellano por parte de todos los españoles. Esto es irrecuperable con el actual sistema político. Es ya una de las grandes tragedias que vive una España fragmentada por el nacional-socialismo y la anuencia, en algunas comunidades, del PP. No obstante, yo lo he firmado; por favor, cómo no hacerlo, si firmaba otros similares cuando todavía era una causa que podía pelearse y, sobre todo, ganarse, cómo iba a negarme ahora, exactamente, cuando los nacionalistas, los socialistas y el colaboracionismo lacayo de los del PP han hecho imposible que un tercio de la población, por lo menos en edad escolar, no pueda escolarizarse en la lengua común en los territorios españoles.

Antes, pues, firmaba esos manifiestos por razones políticas; ahora, para que nos vamos a engañar, lo hago porque es una causa perdida, excepto para sus promotores, que sacarán, sin duda alguna, algún rédito electoral y un poco de publicidad. Por lo tanto, es claro que lo firmo porque es sobre todo una causa moral, aunque haya dado otras razones culturales para hacerlo en el suplemento de Ideas de este periódico; pero lo que demuestra está movida del manifiesto, que patrocina El Mundo, es un asunto más relevante para comprender el panorama político de España, a saber, el absoluto desbarajuste de la derecha intelectual a la hora de hacer política y, por el contrario, la precisión dogmática, casi geométrica, de la izquierda cultural para apropiarse de una cuestión de todos.

En efecto, cuando la defensa de la lengua común la proponía la derecha en cualquiera de sus versiones nadie se adhería, pero ahora que lo propone la "izquierda" bonita todos parecen que van, o mejor, vamos, como corderitos al redil de los benefactores de la causa. ¡Bárbaro país! La izquierda bonita española es peor que maniquea, muchísimo peor, no ha alcanzado aún la crisis de conciencia por la que pasaron el resto de las "izquierdas" más civilizadas. No son maniqueos, porque eso implicaría que tienen una pureza de conducta y defienden de modo intransigente sus opiniones. Al contrario, nuestros intelectuales de izquierda cambian de opinión con gran facilidad, pues que lo que ayer defendían otros, si les interesa por motivos sectarios o personales, hoy lo defienden ellos como si fuera una verdad de la que nadie pudiera sustraerse, si no es al precio del estigma personal y la descalificación intelectual. El maniqueo es dualista, mientras que el ideólogo de la izquierda española actúa con doble rasero de medir, o sea, si lo digo yo es bueno, pero si lo dice el otro es malo.

El maniqueo es coherente y defiende su verdad. El intelectual español de izquierda es incoherente e hipócrita. Son intelectuales de facción. ¿Tienen algo que ver los primeros firmantes con este modelo de intelectual español de izquierda? Sospecho que más de lo un bienpensante se atrevería a decir aquí, pero de lo que no podemos dudar es de las afirmaciones taxativas y dogmáticas que la mayoría de esos intelectuales del manifiesto han hecho muchas veces: antes muertos que votar al PP. Jamás votarían al PP por democrático que sean. Ellos son de izquierda y punto. Todo para el PSOE o, en este caso, para UPyD; entre ellos se halla el hispano-peruano, Mario Vargas-Llosa, que en esto tampoco ha pasado, al menos en España, por la citada crisis de conciencia que han experimentando en alguna ocasión los intelectuales occidentales ante las posiciones dogmáticas y de "comecuras" del izquierdismo español, que ellos llaman "lacismo". Tampoco creo que el señor Vargas Llosa le haga muchos ascos al aborto libre y gratuito y al supuesto derecho a palmar cuando a uno le venga en gana. Peor aún, ni siquiera creo que respeten a las personas que mantengan otras opiniones sobre el particular. En fin, ¿hubiera firmado este manifiesto el aspirante a Premio Nobel si el manifiesto hubiera estado liderado por el PP, o mejor, por gentes independientes, por ejemplo, Gustavo Bueno, o cercanas al PP? Me temo la peor respuesta.

Por otro lado, este manifiesto revela la estulticia de la derecha a la hora de hacer política, pues que una cuestión que podría ser el centro de su agenda cultural, la defensa de la lengua común, la entrega sin nada a cambio a un sector relevante de la izquierda sin percatarse de su importancia. Aquí no es un problema sólo de Rajoy y los suyos sino de todos, consulten, por ejemplo, los "interesantes" cursos de verano que impartirá FAES, el think tanks del PP, a cargo de correctos ponentes, a veces muy sabios, quizá demasiado, pero no hallarán por ningún lugar un tema que es decisivo para el porvenir de nuestra nación: el uso de la lengua común, o peor, la prohibición por determinadas comunidades autónomas de la lengua común.

"El Derecho a tener derecho" a hablar castellano en toda España sería un buen curso para los correspondientes que prepara esta institución para el próximo año. Le brindó la idea al director de esta institución, al bueno de Jaime García-Legaz, que seguramente no le parecerá demasiado exagerada para integrar en el próximo curso sobre "La tiranía de lo políticamente correcto".

Vale.

El valor del idioma
POR M. MARTÍN FERRAND ABC 25 Junio 2008

NO es casualidad que, desde que lo fundara Francisco Martínez de la Rosa en 1822, el Ateneo de Madrid haya tenido una vida incierta de la que dan testimonio sus muchas y sucesivas sedes: Atocha, Carretas, Montera.... hasta que en 1884 se asentara en donde hoy, adormecido, permanece: en la calle del Prado. Su compromiso liberal siempre le distanció del poder que, en España, tiende a sobreponerse, sea cual fuere el momento de la Historia, sobre la voluntad y el criterio de los ciudadanos. El Ateneo ha sido siempre el escenario adecuado para grandes proclamas y de él, especialmente en momentos de tribulación, han salido voces con valor de aldabonazo en la no siempre despierta y activa conciencia nacional. Incluso en sus años de sumisión franquista no faltaron en la Cacharrería del Ateneo voces, o medias voces, perpetuadoras de un espíritu que, aunque lánguido, conviene mantener vivo.

Supongo que después de pensarlo mucho, para evitar interpretaciones equívocas y sesgos no deseados, el grupo de intelectuales que ha puesto en marcha el «Manifiesto por la Lengua Común» escogió el Ateneo madrileño como escenario para su propósito. Salvo San Millán de la Cogolla no habría escenario mejor. Mientras el president José Montilla se lamentaba en Barcelona porque el Senado francés no quiere reconocer el bilingüismo en la Constitución de la República -¡qué ganas de meterse en camisas de once varas!-, Carmen Iglesias, Mario Vargas Llosa, Álvaro Pombo, Fernando Savater, Luis Alberto de Cuenca, José Antonio Marina, Carlos Martínez Gorriarán... y otros cuantos nombres de mi máximo respeto lanzaban una oportuna voz de alarma en defensa de la pieza fundamental de nuestro patrimonio común, el idioma que, ya en 1611, Sebastián de Covarrubias llamaba indistintamente castellano o español.

La Historia de España, especialmente a partir del siglo XV, sería inexplicable sin el idioma. La Gramática castellana de Antonio Nebrija, simbólicamente publicada en 1492, hizo más por la consolidación española en América y Filipinas que todas las lanzas y las espadas de nuestros héroes nacionales. Ahora, el caciquismo al uso, el intento de miniaturizar España a partir del Título VIII de la Constitución, quiere postergar el idioma castellano en beneficio de otros que, siendo también españoles, no alcanzan la dimensión mundial que nos engrandece a todos. Hay poca sensibilidad sobre el asunto porque aquí cuanto afecta al saber y la cultura suele parecer menor y desdeñable, pero es un asunto capital. El «Manifiesto», al que de momento sólo ampara un mínimo partido político, el de Rosa Díez, debiera ser recogido y asimilado por los dos grandes partidos nacionales. Aunque existan razones clientelares para no hacerlo, la defensa del idioma es razón de ser para el Estado y un exigible servicio a la Nación.

El castellano y las naciones
POR CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 25 Junio 2008

Tarde, muy tarde, demasiado tarde, llega el manifiesto de unas cuentas personalidades de la cultura en defensa del castellano como lengua común de los españoles.

La cachaza moral y cultural de los intelectuales españoles, especialmente de izquierdas, al aceptar sin pestañear la violación constante de los derechos de los niños no tiene parangón en país alguno del mundo. Bien mirado, este manifiesto de intelectuales es una terrible autocrítica.

Quiero decir que lo extraordinario no ha sido el comportamiento de los nacionalistas catalanes, gallegos y vascos y sus compañeros de viaje, socialistas y populares, sino la dejadez, la pasividad, la cobardía del «establishment» intelectual al haber respetado las políticas lingüísticas en Cataluña, País Vasco y Galicia. Incluso este manifiesto que estoy comentando más que la expresión de un comportamiento puramente cívico es una acción partidaria.

Y ¿qué eficacia tendrá al margen de favorecer a Rosa Díez? Por supuesto no más que las denuncias que tantos y tantos hemos venido haciendo desde hace años en este campo.

Por referirme al caso catalán, la ley de normalización lingüística, que aprobó el Parlamento catalán en 1983, no marcó un punto de equilibrio entre los partidarios del bilingüismo y los del monolingüismo, fue el comienzo de la erradicación del castellano, la respuesta a lo que denominó Josep Benet como «L´ intent franquista de genocidi cultural contra Catalunya» (Publicacions de l´ Abadía de Montserrat).

La transición supuso la derrota del bilingüismo y de la diglosia derivada de este cuya peligrosidad para la integridad del catalán estuvo representada emblemáticamente por el distrito XI de Barcelona cuyos habitantes se marginaban de la comunidad lingüística ya se tratara de ciudadanos originariamente catalanes, que habitualmente hablaban el castellano, o de otros de origen no catalán (altos funcionarios, profesionales, comerciantes...) Fue el arranque, así mismo, de los Países Catalanes como proceso nacional.

Zapatero contra el idioma español
Pablo Sebastián Estrella Digital 25 Junio 2008

Los primeros que, en las circunstancias actuales, deben dar ejemplo son los Reyes de España y los Príncipes de Asturias. Mientras el idioma español esté marginado y discriminado en España, por los gobiernos autonómicos de Cataluña, Baleares, País Vasco y Galicia, la Familia Real debería evitar todo discurso o referencia en esas lenguas, por simpático que ello caiga en dichas latitudes, como ocurrió con recientes intervenciones de la princesa Letizia en catalán y del Príncipe Felipe en euskera.

¡Ya está bien! Hasta aquí hemos llegado en la demencial escalada contra la lengua castellana (o el idioma español), que hablan quinientos millones de ciudadanos de todo el mundo, mientras en nuestro país, por causa de la sola connivencia del PSOE y del gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero con los nacionalistas, está siendo perseguida y marginada. Violándose, con ello, principios fundamentales como la libertad de expresión y de enseñanza, así como el derecho al trabajo y la igualdad y a todo lo que, referido al idioma español, proclama la Constitución.

Y no puede haber gobierno de la nación española, y menos aún un Tribunal Constitucional, que acepten normas autonómicas que pongan en entredicho este derecho y esta cuestión fundamental. Cualquier ciudadano de España, su familia y sus hijos, y cualquier inmigrante en España, tienen derecho a estudiar, en la escuela y en la Universidad, en idioma castellano, y además el conocimiento de ese idioma debe ser suficiente para conseguir cualquier puesto de trabajo en todo el territorio español. Y, por supuesto, nadie puede sancionar o discriminar a quien utilice el idioma español, para el comercio, los negocios, la enseñanza, la administración pública, el derecho, la justicia y la medicina, etcétera.

Al revés, las sanciones, claras y determinantes, deberán recaer en contra de quien intente dañar el uso y la enseñanza de nuestro idioma. Y todo esto, de una vez por todas, deberá de quedar meridianamente claro, cristalino, en la Constitución y en toda la legislación del Estado, así como en las políticas de la enseñanza y, de manera especial, en los gobiernos autonómicos. Y se deben de acabar, para siempre, cualquier veleidad de introducir otra lengua que no sea el español en el Congreso, el Senado o cualquier institución del Estado, como se ha querido hacer en la Unión Europea.

Ahora que Zapatero parece haber desistido —al menos mientras se ocupa de la crisis económica, que sigue negando— de aquella locura confederal, que se inició con el estatuto catalán y la negociación con ETA, parece llegado el momento de que los ciudadanos se movilicen en la defensa del castellano frente a una clase política, como la que gobierna en Cataluña, Baleares, Galicia y País Vasco, que con el apoyo expreso de Zapatero y del PSOE se han empeñado en causar un daño histórico e irreversible al idioma español.

Ahí está, reciente, lo que acaba de hacer Francia con sus idiomas menores, a petición de la Academia Francesa: dejarlos fuera del circuito europeo, por donde los va prodigando el irresponsable de Zapatero. El mismo Zapatero que, hace pocos días, destacaba en su discurso sobre política exterior en la Real Fundación Elcano la importancia de la expansión del castellano en los Estados Unidos e Iberoamérica. Y lo decía un jefe del gobierno de España que mira hacia otro lado, cuando se persigue y se margina nuestro idioma en nuestro país.

Ahora, una iniciativa de intelectuales de todo signo, acaba de hacer público un manifiesto en defensa del idioma español, y hora es que los ciudadanos de a pie salgan a la calle y se manifiesten, y que se acabe la intolerancia de los nacionalistas y el abuso inconstitucional que sus gobernantes hacen del poder territorial.

Y vamos a ver si dice o hace algo sobre esta cuestión esencial el Congreso de los Diputados. Y, ya que estamos en su víspera, también el Congreso del PSOE. Esa presunta “fuerza del cambio”, que parece más gaseosa que otra cosa visto el empuje de la economía y los problemas que este partido tiene con sus federaciones más radicales, siguiendo el juego y colándose por esa manga ancha con la que Zapatero se estrenó, ofreciendo barra libre a todos los nacionalistas del país, incluidos del amigos de ETA —por aquel entonces Otegui era “un hombre de paz”—.

Y veremos qué hace también, en este capítulo al que llega un poco tarde como casi a todo, el nuevo PP de Mariano Rajoy, al que el partido de Rosa Díez ha tomado en este campo la delantera. Porque no podemos olvidar que fue, precisamente el “patriota” José María Aznar, quien se tragó sin chistar la ley catalana de “normalización lingüística” con la que Jordi Pujol abrió la senda, hoy convertida en autopista, de la marginación y persecución del idioma español desde la Generalitat.

Naturalmente, los gobiernos de Cataluña, País Vasco, Baleares y Galicia, en sus campañas para promover el turismo, utilizan el idioma español. Y nadie quiere volver a la guerra del cava, en el ámbito comercial, o en otras guerras del ámbito financiero, empresarial o industrial. Pero si esto no se arregla, esas guerras interregionales e insolidarias estallarán porque no hay mayor ni peor agravio que el que los gobiernos de las citadas autonomías están, todos los días, promoviendo contra todo lo español. Empezando por el idioma castellano o español. Y todo ello con la bendición y la sonrisa de Zapatero. Un presidente que si hoy no ve en crisis la economía difícilmente verá en peligro o perseguido el idioma español, lo que no sería posible sin su explícita complicidad.

El manifiesto contra la connivencia
Vicente A.C.M. Periodista Digital 25 Junio 2008

El manifiesto de los intelectuales en defensa de la lengua castellana, español para todo el mundo, está cosechando adhesiones de todo tipo. Pero la causa real no es que el español esté en peligro, pues es una lengua mundialmente extendida y hablada por cientos de millones de personas. El motivo es que en España y gracias a la pasividad del Gobierno y al ilegal e inconstitucional comportamiento de gobiernos de las comunidades autónomas más independentistas y nacionalistas, el español y a quienes lo hablan, se persigue y se intenta erradicar de la vida pública.

Esa pasividad del Gobierno al permitir semejante atentado a las libertades de los ciudadanos, merece de por sí la exigencia de responsabilidades. El Gobierno es el responsable de hacer cumplir la Ley. El Gobierno es el que tiene el poder delegado por los ciudadanos para obligar a que en cualquier territorio de España los españoles puedan ejercer sus derechos, sin coacciones, ni chantajes, ni barreras. La legislación autonómica siempre ha de estar en un plano inferior a la legislación del Estado.

El Estado, es decir, el Gobierno, es el responsable de garantizar la igualdad de todos los españoles y ha de velar para que ello se cumpla. Un manifiesto como el que acaban de publicar un grupo de intelectuales, es solo una bofetada moral para despertar la conciencia de unos gobernantes incapaces de hacer cumplir la Ley o peor, cómplices por omisión o connivencia política con los atropellos a las libertades en los feudos de unos nacionalismos beligerantes e insumisos con la Constitución.

Es sintomático que sean gobiernos donde el PSOE o sus partidos feudales nacionalistas gobiernan en coalición, donde se persiga con más furia todo lo que es o significa sentirse español. ES vergonzoso que el español sea considerado lengua extranjera en el propio territorio nacional. Es delictivo que esa actitud sea promovida por gobernantes como el Sr. Montilla, natural de Iznajar, Córdoba, Andalucía. Un charnego que no duda en traicionar sus orígenes, renunciar a ellos y perseguirlos con saña y odio. Eso es una actitud propia de traidores.

Pero más culpable es la actitud de un Gobierno de España que consiente que esa situación se haya enquistado y haya adquirido proporciones de auténtico genocidio al más puro estilo nazi. Porque la evidencia es que las técnicas nazis se han instalado en la mayor parte de las Autonomías con aspiraciones independentistas. Si el Gobierno no pone fin a esta situación, serán los ciudadanos los que deban tomar la iniciativa. Se ha empezado por un manifiesto, pero eso solo es el principio, un ¡Basta ya! de aviso.

El castellano, seguro por ley
M.C./C.H. MADRID. ABC 25 Junio 2008

La garantía del uso del castellano en toda España y las medidas frente a la crisis económica son los dos pilares de la oposición del PP en este primer tramo de legislatura. En el Foro ABC, Mariano Rajoy explicó que su partido va a llevar al Parlamento una ley orgánica para garantizar el uso del castellano en toda España. Un compromiso que ya hizo en campaña electoral, y que ahora recordó tras la iniciativa de un grupo de intelectuales de presentar un manifiesto en defensa del español como lengua común.

Rajoy explicó que el PP está trabajando para garantizar que pueda usarse el castellano en todas y cada una de las Comunidades Autónomas. En ese sentido, señaló que la proposición de ley que presente el PP estará basada «en el derecho de la Constitución de usar el castellano». «Es algo muy razonable», apostilló. El líder de la oposición comentó que es el idioma que hablan todos los españoles, por lo que la iniciativa parlamentaria debe tener como objetivo «garantizar el uso del castellano y el deber y el derecho de conocerlo».

Rebaja de impuestos
En el coloquio posterior a su conferencia en el Foro ABC, el presidente del PP enunció otras propuestas de su partido, sobre todo dirigidas a combatir la «contracción económica», como diría Zapatero.

En primer lugar, Rajoy defendió la rebaja selectiva de impuestos. En concreto, propuso bajar el 20 por ciento el de Sociedades, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas. De esa manera, comentó, aumentaría la eficiencia del sistema económico. El presidente del PP también ve necesario incrementar las deducciones fiscales para las personas que pagan intereses de créditos hipotecarios, que están viendo cómo la subida imparable del Euríbor les complica la vida.

Rajoy cree que hay que ponerse a trabajar con «la camisa remangada» desde ahora mismo, sin dejar pasar más tiempo. Precisamente, la principal crítica que dirige al presidente del Gobierno no es su «engaño» en la campaña electoral, al negar la existencia de los problemas económicos, sino la «inacción» del Ejecutivo en estos meses. «Está sobrepasado por los acontecimiento», concluyó.

El director de la RAE asegura que el conflicto del castellano con otras lenguas “es de carácter político”
El manifiesto en defensa del castellano, presentado por Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos, entre ellos Leguina y Gallardón
El director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, recordó este martes en Oviedo que la Academia siempre ha defendido el bilingüismo, al tiempo que señaló que el conflicto del castellano con otras lenguas es de carácter político, a raíz de la aplicación de los estatutos. "Los políticos han de resolver ese problema que se produce en la aplicación del desarrollo estatuario de la cooficialidad de las lenguas", afirmó De la Concha, antes del inicio de las deliberaciones del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2008. El manifiesto en defensa del castellano, presentado por el filósofo Fernando Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos, entre ellos Joaquín Leguina y Alberto Ruíz-Gallardón.
Agencias Estrella Digital 25 Junio 2008

Madrid
De la Concha también apuntó que "a veces" son los políticos los que motivan con sus acciones "esos problemas" entre las lenguas cooficiales. "La RAE ha defendido desde siempre el bilingüismo", aseguró De la Concha, quien añadió que la RAE tiene una relación "realmente excelente" con la Academia Galega, el Insitututo de Estudio Catalanes o la EuskoTzaindia.

"Por lo tanto no hay el menor problema entre lenguas, sí lo hay de tipo político que es la aplicación de los estatutos", indicó.

Respecto al manifiesto en defensa del castellano firmado el lunes por una veintena de intelectuales, el director de la RAE afirmó que ésta es una iniciativa "libre" de un grupo de ciudadanos. "Algunos de ellos militantes de partidos políticos que están apuntando correctamente", señaló. El manifiesto, presentado por el filósofo Fernando Savater, cuenta ya con la adhesión de más de 27.000 ciudadanos.

Por último, De la Concha volvió a reiterar que el "problema" lo plantean los propios políticos, no el pueblo. "Son los políticos lo que deben resolver estos problemas, porque están para servir al pueblo y no para causarle problemas", concluyó.

Joaquín Leguina y Gallardón firman el manifiesto
El ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina ha firmado el manifiesto en defensa del castellano promovido por intelectuales, "para defender los derechos de los españoles" y del uso del castellano frente a las otras lenguas cooficiales. Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruíz-Gallardón ha asegurado en el diario El Mundo que respalda la inicitiva y la firmará en breve.

En declaraciones a Efe, Leguina ha señalado que está de acuerdo "con todo el manifiesto", que pide, entre otras cuestiones, reformas en la Constitución y en algunos Estatutos de autonomía para que el castellano prevalezca sobre las otras lenguas en las relaciones de los ciudadanos.

"Parte del PSOE mira para otro lado"
Ha destacado que es "una barbaridad" la política lingüística de las comunidades que cuentan con una lengua cooficial y ha precisado que "todo el mundo y parte del PSOE mira para otro lado" en este asunto.

En su opinión, esa política lingüística no supone un ataque al castellano, porque esta lengua goza de buena salud, es hablada por más de 400 millones de personas y es cada vez más demandada en universidades extranjeras, pero sí atenta "contra los derechos de los españoles para poder trabajar o estudiar" en castellano en España.

Tras precisar que el manifiesto también ha sido firmado por otros socialistas, ha opinado que para defender el castellano "lo primero que hay que hacer es hacer constar que la Constitución está para algo" y que "los nacionalistas y sus amigos no pueden ciscarse" en ella.

«El Manifiesto por la Lengua Común lo puede suscribir cualquiera, no sólo los castellanohablantes»
B. TORQUEMADA ABC 25 Junio 2008

—¿Quién le propuso la firma del manifiesto?
—Fue Fernando Savater, con quien mantengo una relación muy fluida, el que me lo envió hace unos diez días. Y yo no he puesto ni quitado nada al texto que recibí porque me pareció absolutamente firmable. Es ponderado en los términos y pone las cosas en su sitio.

—¿No cree que será acogido con recelo en determinados sectores, y no sólo nacionalistas...?
—Espero que no, porque lo puede suscribir cualquiera, y no únicamente los castellanohablantes. Su fundamento es que hay que legislar para el individuo, no para los territorios, y amparar en todo momento su derecho a elegir, porque es un despropósito formidable que los padres no puedan escolarizar a sus hijos en la lengua común de España. Defender ese derecho no supone un ataque a las lenguas vernáculas. De hecho, el manifiesto defiende también el bilingüismo porque es absurdo que alguien que viva en Cataluña se obstine en no aprender una palabra de catalán. Pero es lamentable que los estudiantes dejen de aprender el castellano.

—También piden ustedes que no se exija el conocimiento de las lenguas autonómicas a funcionarios o profesores.
—Por supuesto, porque una cosa es fomentar y proteger la lengua vernácula y otra muy diferente que compute como un mérito en oficios no ligados específicamente a ella. En España disfrutamos de la riqueza extraordinaria de nuestra lengua común, y pretender sustituirla por el inglés, como se postula en ocasiones, es ridículo. Porque el inglés ya lo vamos a aprender todos, queramos o no. Es algo que nos viene impuesto hoy en día y que no nos debe llevar a perder en paralelo la gran lengua de cultura que es el castellano que, además, está amparado por la Constitución.

—Pero el manifiesto pide modificar la Constitución para que sea más explícita en ese sentido.
—La Constitución puede cambiarse para disolver España o para afianzarla más. Y lo que se sugiere es que se subsanen determinados vacíos legales a los que puede haber dado lugar su actual redacción. El Manifiesto no busca armar bulla mediática ni meter el dedo en el ojo a nadie, sino amparar las libertades individuales.

—Todos los análisis coinciden en que esta situación de exclusión del castellano lleva años enquistada y también se dio durante la etapa de Gobierno del PP, en la que usted fue secretario de Estado.
—Sí, yo formé parte de aquello, pero hay que considerar que la aritmética electoral es muy traidora y en aquel momento se estimó no que hubiera que amparar aquello, pero sí mirar hacia otra parte. Mis amigos catalanes me han llegado a decir «pero cómo puedes estar tú ahora en esto, tú que tienes tanto afecto por Cataluña y has traducido a Ramón Llull». El reto es hacerles comprender que nada tiene que ver una cosa con otra.

—Llama especialmente la atención la demanda que hace el texto que usted ha firmado junto a otros intelectuales de que los espacios públicos vuelvan a ser rotulados en castellano. ¿Quieren que Hondarribia vuelva a ser Fuenterrabía?
—Todo eso viene del error monstruoso, yo creo que anterior a los Gobiernos del PP, de obligar a reducir la toponimia hispánica a una sola denominación para cada lugar. La cartelería de cualquier región de España en la que existan dos lenguas ha de ser bilingüe, e igual que no podemos pretender que alguien hablando o escribiendo en catalán diga «Zaragoza» por «Saragossa», tampoco debemos admitir que en castellano se imponga decir, por ejemplo, «voy a “Girona». De los polvos de hace muchos años vienen estos lodos y hay que actuar para que se dé marcha atrás en estos despropósitos.

—¿No teme que a esta iniciativa la contamine la política porque ha nacido con la impronta de UPyD?
—Desde el momento en el que es Fernando Savater quien me envía el texto, calibro perfectamente ese riesgo. Pero no es ese hecho lo que me importa, sino el contenido. Y si ese contenido lo defiende ese entorno político, pues bienvenido sea. Ahora lo aconsejable sería que se sumaran otros.

—Supongo que está pensando en el PP.
—Yo no milito en ningún partido y no pretendo dar directrices a nadie. Soy libre como los pájaros. Pero la lógica dice que el PP se implicará en argumentaciones como las que nosotros planteamos.

APOYO DE LOSANTOS Y CÉSAR VIDAL
Más de 15.500 lectores de Libertad Digital apoyan el manifiesto a favor del castellano
Menos de 24 horas después de que Federico Jiménez Losantos y César Vidal mostraran su apoyo a favor del manifiesto en defensa del castellano, más de 15.500 lectores de Libertad Digital han dejado su firma en el formulario para adherirse a dicha campaña. De esta manera, este diario quiere sumar fuerzas para que junto a otros sectores, tanto en la prensa como en partidos políticos, se logre el máximo de firmas.
Libertad Digital 25 Junio 2008

FIRME AQUÍ el Manifiesto
http://www.libertaddigital.com:6680/fragmentos/form_manifiesto_lengua_comun.php

La iniciativa fue hecha pública este lunes en contra de la inmersión lingüística y un día después ha sido respaldada por Libertad Digital. Así, Federico Jiménez Losantos, César Vidal, Pío Moa, José María Marco o Amando de Miguel, entre otros, no dudaron en sumarse a este manifiesto a favor del castellano.

Entre las muchas adhesiones al manifiesto contra la inmersión lingüística destacan las de las organizaciones cívicas Foro Ermua y Galicia Bilingüe. También lo han hecho el vicepresidente del Parlamento Europeo, Alejo Vidal-Quadras. El manifiesto, al que se ha sumado Libertad Digital, ha sido promovido por una veintena de escritores y profesores universitarios y auspiciado por el diario El Mundo.

Galicia Bilingüe ha hecho público en la página de inicio de su web un comunicado de apoyo al "Manifiesto por la lengua común", e invita a socios y simpatizantes a que también apoyen con su firma este manifiesto.

Ciudadanos también se adhiere al manifiesto
Por su parte, Ciudadanos también ha expresado su adhesión al manifiesto por la lengua común suscrito por dieciocho intelectuales en Madrid, en el que reclaman al Parlamento español la elaboración y aprobación de una normativa legal que garantice de forma inequívoca que la lengua castellana sea la común y oficial en todo el territorio nacional. En un comunicado remitido a este periódico, el partido presta especial atención a que "todos los ciudadanos que lo deseen tengan y puedan ejercer su derecho a recibir educación en lengua castellana, sea cual fuere su lengua materna en aquellas Comunidades Autónomas que posean dos idiomas oficiales".

"Esta doctrina lingüística casa plenamente con lo que viene defendiendo Ciudadanos desde su nacimiento como partido político en todos los ámbitos con su continua labor parlamentaria y municipal, reflejo de sus propuestas programáticas", continúa el comunicado. "Es por ello que Cs muestra su total adhesión al manifiesto e invita a sus militantes, simpatizantes y a la ciudadanía en general a que exprese su adhesión al mismo", finaliza.

ESPAÑA
Sosa Wagner, profesor de Zapatero: "Hay indicios de que se está arrollando al castellano"
Alberto Mendoza  El Confidencial 25 Junio 2008

El Manifiesto por una lengua común ha conseguido una primera victoria: no se ha quedado en un texto para intelectuales, pese a que nació con las firmas de una veintena de figuras de la cultura como Mario Vargas Llosa, Fernando Savater, Albert Boadella, Álvaro Pombo o Francisco Sosa Wagner. Además del respaldo de Unión Progreso y Democracia (UPyD), que encabezan Rosa Díez y Savater, otros políticos como el socialista Joaquín Leguina se han sumado al manifiesto. Por otro lado, miles de ciudadanos se adhirieron al documento a través de diversas páginas Web.

Sosa Wagner, jurista y escritor, participó a propuesta del PSOE en la redacción del Estatuto de Autonomía de Asturias y, más tarde, enjuició en la Universidad de León la tesina de José Luis Rodríguez Zapatero. Catedrático de Derecho Administrativo, autor de ensayos como El Estado fragmentado. Modelo austro-húngaro y brote de naciones en España, explica a El Confidencial el porqué de este manifiesto en defensa del castellano.

¿Por qué es necesario este manifiesto?
Es necesario porque hay que llamar la atención de los órganos del Estado sobre el problema lingüístico, que se está convirtiendo en un problema de convivencia. En las comunidades autónomas bilingües se protege la lengua propia, y el Estado debe hacer lo mismo con el castellano.

¿Existe discriminación lingüística en España?
Nadie discute la cooficialidad, pero pedimos que se aplique sin trampas. El Gobierno debe estar vigilante.

¿Qué trampas han detectado en la aplicación de la cooficialidad en comunidades como Cataluña, País Vasco o Galicia?
En el sistema educativo no hay los mismos derechos para unos hablantes que para otros. El bilingüismo consiste en que se respeten las dos lenguas, no en que una arrolle a la otra. Hay indicios de que eso se está produciendo, por eso hacemos esta llamada de atención al Gobierno para que lo detenga.

¿Qué opina del argumento según el cual las lenguas autonómicas todavía necesitan de una sobreprotección por la represión que vivieron durante el franquismo?
Queremos que se defienda el castellano. Está muy bien que los partidos nacionalistas defiendan sus lenguas, pero el Estado debe hacer lo mismo con el castellano. El Gobierno debe extremar la vigilancia para que no se pase de un ‘unilingüismo’ a otro.

¿Las políticas del Ejecutivo que preside Rodríguez Zapatero han agravado el problema lingüístico?
Es una responsabilidad de todos los gobiernos desde la Transición, que han dejado crecer el problema, no sólo del Gobierno de Zapatero.

Pero, ¿considera que las recientes reformas de los estatutos de autonomía han perjudicado la defensa del castellano?
Sí, evidentemente las reformas de los estatutos han incidido en el problema. En el día a día se está notando, hay más quejas de padres que quieren que sus hijos estudien en castellano; manifestaciones ciudadanas, y un mayor número de conflictos judiciales relacionados con las normas lingüísticas. Por ejemplo, de profesionales que desean entrar a trabajar en la función pública.

Entonces, ¿no cree necesario que un funcionario conozca la lengua de de su comunidad para acceder a un puesto de trabajo en la Administración?
En las oficinas se debe respetar el bilingüismo, pero eso no significa que se obligue todos los que trabajen allí a conocer el idioma de la comunidad.

Además de UPyD, ¿esperan que PSOE o PP respalden esta causa en el Congreso?
Este problema no se resuelve en un fin de semana, la solución es a largo plazo, pero apelamos tanto a PP como PSOE para que lleguen a acuerdos parlamentarios que vinculen a los partidos y al Gobierno en la defensa del castellano.

POR UNA LENGUA COMÚN
Todos los senadores del PP se adhieren al Manifiesto por el castellano de EL MUNDO
EL MUNDO 25 Junio 2008

MADRID.- El Grupo Popular del Senado, integrado por 124 senadores, ha decidido suscribir el 'Manifiesto por la Lengua Común' que, en defensa de la enseñanza del castellano, ha sido impulsado por el intelectual Fernando Savater, la presidenta de Unidad Editorial, Carmen Iglesias y el escritor Mario Vargas Llosa, entre otros.

Los senadores 'populares' también han anunciado que pedirán la comparecencia de la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, después de que este martes informara de que no iba a adherirse al manifiesto, pese a que otras figuras políticas de su partido sí lo han hecho.

Según el portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, "es labor de todos proteger y defender el patrimonio cultural, máxime cuando como dice la Constitución, todos tenemos el derecho de utilizar y la obligación de conocer".

Para Pío García-Escudero "es inaudito" que la lengua oficial y común de todo el territorio nacional "tenga problemas para que se imparta como lengua vehicular en algunas comunidades autónomas, mientras el Gobierno actúa con pasividad ante ello".

García-Escudero recordó que los principios recogidos en el manifiesto siempre han formado parte del ideario del PP y recordó las múltiples iniciativas defendidas por su Grupo Parlamentario.

Así, indicó que en el primer pleno ordinario del período de sesiones, el pasado 14 de mayo, su Grupo reclamó en la primera moción debatida por la Cámara que el Gobierno garantizase la enseñanza de la lengua castellana en toda España.

Los 124 senadores se unen así a su líder político, Mariano Rajoy, y a la cúpula de su partido, que este martes manifestaron su apoyo a esta iniciativa. Del mundo de las letras, destaca la adhesión de Miguel Delibes, Francisco Nieva y Luis Mateo Díez. Mientras que del PSOE, el presidente castellanomanchego, José María Barreda, dijo estar "de acuerdo con las reivindicaciones", aunque no con la necesidad de una reforma constitucional.

Convocan una manifestación contra la expansión del catalán en Aragón
ROBERTO PÉREZ ABC 25 Junio 2008

ZARAGOZA. «No Hablamos Catalán» -NHC, en siglas- es el nombre de la nueva plataforma que ayer se presentó ante los medios en Zaragoza y cuyo objetivo es hacer valer las modalidades lingüísticas propias frente a lo que consideran un intento expansionista del nacionalismo catalán a través de la lengua. La postura no es nueva y parte de sus integrantes plataforma llevan años denunciando esa situación en sus propias comarcas, en las que viven o de las que son naturales, las comarcas aragonesas limítrofes con Cataluña.

La plataforma NHC la integran cuatro formaciones políticas y doce asociaciones aragonesas, además de siete entidades valencianas y baleares. Afirman que el nacionalismo catalán utiliza la lengua como punta de lanza para extender su presencia en estos municipios. Las actividades culturales, dicen, las utilizan como cobertura, para lo que se llega a subvencionar a entidades catalanistas que tienen presencia en suelo aragonés.

Todo esto, además, en un momento en el que se afronta el debate de la Ley de Lenguas de Aragón. Un proyecto de ley que, según la plataforma NHC, «contempla poner el catalán como lengua oficial» en Aragón. Así lo indicó ayer el presidente del partido Ciudadanos Unidos de Aragón, Adolfo Herrera, quien advirtió que «no vamos a permitir que una ley imponga como lengua propia de nuestra tierra el catalán».

Estrategia del nacionalismo
Por su parte, el portavoz de la asociación cultural «Lo timó», de la comarca oscense de La Litera, Héctor Castro, aseguró que «Aragón no es trilingüe, es bilingüe. En Aragón se habla castellano y aragonés, pero un aragonés diverso dividido en diferentes modalidades propias, como el literano, fragatino, cheso, ansotano, ribagorzano o bajoaragonés». Insistió también en que los promotores de esta plataforma no están en contra de Cataluña, sino exclusivamente «de los catalanes expansionistas que anhelan territorios aragoneses».

Héctor Castro, que también es miembro de Rolde Choben, las juventudes del PAR, y advirtió ayer que «se está trabajando para que el Instituto de Estudios Catalanes establezca una subsede en Calaceite», localidad de la provincia de Teruel. Castro explicó que esa entidad es una de las que se oponen a cumplir las sentencias que obligan a Lérida a devolver a Aragón los conocidos como «bienes de la Franja».

Movilización
La manifestación convocada en Zaragoza tendrá lugar el 4 de julio. Quieren que sea una movilización multitudinaria contra lo que consideran que está siendo un intento expansionista del nacionalismo catalán a través de la lengua.

El secretario de organización de Rolde Choben, Lorenzo Pastor, hizo ayer un llamamiento a la participación en esta manifestación que transcurrirá por el Paseo de la Independencia. Afirmó que es preciso movilizarse para defender el patrimonio de Aragón.

Gobernar según Zapatero
POR JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 25 Junio 2008

PRIMERO, se niega el problema. Luego, se le somete a cirugía estética. Por último, se anuncia su solución, que no soluciona nada. Es la fórmula de gobernar de José Luis Rodríguez Zapatero. Irresponsabilidad, incompetencia y descaro unidas del brazo.

Acabamos de tener el último ejemplo con sus medidas para atajar la crisis económica, que ni siquiera convencen al Banco de España. ¿De qué sirve congelar los sueldos de los altos cargos de la Administración si se ha aumentado su número?

Zapatero ha creado nuevos ministerios, nuevas secretarías de Estado, nuevas subsecretarías, nuevas direcciones generales, de forma que los 236 altos cargos que había en su anterior Gobierno se han convertido en 257, con un aumento de más de seis millones de euros en retribuciones, que se comen de sobra el ahorro que se anuncia. Aparte de ser el chocolate del loro del presupuesto. Otra cosa hubiera sido que se congelaran los sueldos de todos los funcionarios, como hizo Rato al encontrarse con la economía en bancarrota de la Administración González. Entonces estaríamos hablando ya de macrocifras, algo así como 16.000 millones de euros, cuya congelación sí que podría influir en la economía general. Pero después de la huelga de los funcionarios de Justicia, el presidente teme otro encontronazo con la Administración más que un pedrisco, por lo que se ha limitado a congelar los sueldos de aquellos que les deben directamente el cargo, que no tienen más remedio que aguantarse.

Estamos, en fin, ante pura cosmética, ya que el apoyo a los bancos para que capten fondos fuera demuestra de que no pueden captarlos dentro, el plan Renove ya existía y la privatización de los aeropuertos es copiar a la «infame» derecha. Todo ello sin entrar en los problemas de fondo de nuestra economía: la dependencia del ladrillo, la falta de competitividad y productividad, el déficit galopante, que conducen inevitablemente a más paro, más inflación, menos crecimiento. Que quieren combatirse a base de voluntarismo y cuentas del Gran Capitán.

¿Cómo se van a ajustar las cuentas estatales con un presupuesto basado en un crecimiento del 3,3 por ciento, cuando según reconoce nuestro optimista presidente va a ser de menos del 2? ¿De dónde van a salir los muchos miles de millones de menos ingresos que significa tal bajón? No nos lo ha dicho y casi mejor que no nos lo dijera. Nos dijo que iba a traer la paz al País Vasco negociando con ETA, y ahí la tienen, asesinando, y el lehenkari pidiendo lo mismo que ella. Nos dijo que los nuevos estatutos iban a reordenar territorialmente España, y ahí tienen a las autonomías reclamando competencias que pertenecen al Estado. Ahora nos dice que quiere resolver la crisis económica, que no es crisis según él, y su remedio consiste en decirnos que dos y dos son siete.

Sí, el siete que está dejando en nuestros bolsillos. Este hombre no aprende. Y nosotros, al parecer, tampoco. Claro que siempre nos quedará el consuelo de haber ganado a Italia.

El órdago de Ibarretxe
JAVIER TAJADURA TEJADA  El Correo 25 Junio 2008

PROFESOR TITULAR DE DERECHO CONSTITUCIONAL EN LA UPV-EHU
E l Gobierno vasco aprobó el pasado 28 de mayo un proyecto de ley para la celebración, el próximo mes de octubre, de un referéndum sobre el derecho de autodeterminación y la negociación con ETA. En el pleno del Parlamento vasco convocado para este viernes 27 de junio el proyecto será sometido a votación. El hecho de que el texto en cuestión no contenga ningún tipo de condena a ETA hace prever que Ibarretxe contará no sólo con los votos de los tres partidos que sostienen a su Gobierno, sino también con los del PCTV, formación actualmente sometida a un proceso judicial de ilegalización por su vinculación con ETA. Este último órdago del presidente del Gobierno vasco puede y debe ser valorado desde una triple perspectiva: jurídica, política y ética.

Desde un punto de vista estrictamente jurídico, aunque el pleno del Parlamento vasco delviernes vote mayoritariamente a favor del proyecto, la ley en cuestión nunca podrá ser aplicada. Y ello por la sencilla razón de que será recurrida de inmediato por el presidente del Gobierno de España (entre otros sujetos legitimados para ello), lo que conllevará la suspensión de la ley, y posteriormente ésta será anulada por el Tribunal Constitucional por su manifiesta inconstitucionalidad tanto formal como material. El Parlamento vasco carece de competencias para convocar un referéndum (que se denomine consulta resulta por completo indiferente) y el objetivo que se persigue, esto es, el reconocimiento del derecho de autodeterminación (eufemísticamente denominado derecho a decidir) no tiene encaje posible en nuestro ordenamiento constitucional. En definitiva, no cabe ninguna duda de que el Tribunal Constitucional impedirá la celebración del referéndum de octubre. En este sentido, aunque el señor Urkullu ha dicho que el PNV acatará la sentencia, Ibarretxe se ha negado a confirmar este extremo. Innecesario es subrayar que cualquier actuación contraria a lo dispuesto por el Tribunal Constitucional haría incurrir al lehendakari en responsabilidades penales y obligaría al Gobierno de España a hacer cumplir la sentencia constitucional adoptando todas las medidas que fueran necesarias para ello en virtud del artículo 155 de la Constitución.

Sea de ello lo que fuere, desde una perspectiva política, lo que el lehendakari pretende es recurrir una vez más al victimismo. El objetivo de Ibarretxe es presentarse como una víctima del Gobierno y de los tribunales españoles. Y ello porque como hemos dicho serán estos y no el Parlamento vasco los que pongan fin a su aventura. No sabemos si de esa forma logrará o no recuperar alguno de los 117.000 votos que perdió en las últimas elecciones, pero lo que sí resulta evidente es que su papel de víctima no es creíble. Las verdaderas víctimas están en otro lado: se llaman Isaías Carrasco o Juan Manuel Piñuel, y son miembros del PSOE, del PP o de las Fuerzas de Seguridad.

Finalmente, Ibarretxe se refiere expresamente a la dimensión ética de su propuesta de referéndum. Pero lo cierto es que ésta brilla por su ausencia. Con el inconsistente argumento de no permitir que ETA determine la agenda política, el lehendakari ha incumplido su promesa de que el requisito esencial para la celebración de una tal consulta era la ausencia de violencia terrorista. De esta manera, y como ha hecho siempre, el PNV vuelve a jugar con ventaja. Por otro lado, la lectura conjunta de las dos preguntas nos muestra la vinculación que se establece entre el final del terrorismo y la aceptación de las tesis nacionalistas (autodeterminación). De esta forma, el planteamiento que subyace en el referéndum ilegal que se nos propone es de una claridad meridiana: Para acabar con ETA y sus criminales medios es preciso reconocer la legitimidad de sus fines: la autodeterminación. Como denunciaba el profesor Antonio Elorza en un magnífico artículo publicado en estas mismas páginas, el mensaje que Ibarretxe quiere transmitirnos es moralmente repugnante: si alguien se opone al ámbito vasco de decisión está optando por que ETA continúe matando. El órdago es, en definitiva, un chantaje inaceptable.

De todo lo anterior cabe concluir que lo que ocurra las próximas semanas será determinante para el futuro del País Vasco. En estos momentos, el órdago de Ibarretxe sólo puede ser entendido como un acto suicida. Y ello porque, actuando, de forma manifiesta y grave, en contra de la Constitución y del Estatuto de Autonomía, está destruyendo los fundamentos de su propia legitimidad. El PNV debiera ser el primero en reaccionar y no dejarse arrastrar al abismo al que le conduce un lehendakari cuyo distanciamiento de la realidad resulta cada vez más preocupante. Si su propio partido, apelando al pragmatismo del que ha hecho gala tantas veces en su dilatada historia, no le frena, el Gobierno de España y los tribunales deberán actuar con rotundidad y contundencia.

Consulta: ¿Por qué?
JAVIER ZARZALEJOS El Correo 25 Junio 2008

E l lehendakari ha ofrecido nuevas seguridades. La consulta sobre la que el Parlamento vasco debe pronunciarse el próximo viernes -precisa Ibarretxe- no pretende modificar el estatus jurídico-político de la Comunidad Autónoma Vasca. La precisión sería oportuna si fuera cierta, pero no es así. De todos modos, lo importante es que esta nueva glosa de su referéndum le sirve a Ibarretxe para mostrarse escandalizado ante la posibilidad de que haya alguien en la Cámara vasca que pueda votar en contra del proyecto.

Es muy propio de la mentalidad nacionalista la imposibilidad de entender -y menos asumir- la pluralidad de la sociedad. De ahí que la única manera de explicar por qué lo que entiende como un derecho del «pueblo vasco» (así, con comillas etnicistas) sea contradicho por muchos, sea concluir que éstos no forman parte cabal del pueblo auténtico.

Por eso el pretendido 'derecho a decidir' -trasunto de la acracia jurídica y conceptual tan preeminente en la política- no se somete a discusión. Se reconoce. Y por eso también, Ibarretxe hasta ahora sólo se ha dedicado a preguntar a los demás «¿Por qué no?», poniendo sobre sus contradictores la carga de la prueba. A él, que con tanta solemnidad proclama su convocatoria, le basta con adornar sus pretensiones con un planteamiento tan farragoso como banal, que traspasa el límite de la decencia cívica al revivir la falacia de la paz como consecuencia de la autodeterminación.

Ibarretxe -y guste o no, el PNV, que el viernes votará su proyecto, ¡qué le vamos a hacer!- ni siquiera se han molestado en inventar algún argumento no extraído, para variar, del manual nacionalista: el derecho reclamado se justifica a sí mismo, el conflicto histórico hay que resolverlo, hay que plebiscitar el rechazo al terrorismo y así ETA acabará y poco más.
Imposible de anclar en el principio democrático que permitiría referirse, sin manipulaciones, a la doctrina del Tribunal Supremo de Canadá a propósito de Quebec, porque aquí la secesión vende lo justo, la consulta de Ibarretxe se ha convertido en un sortilegio, en una peligrosa superstición.

Así que ¿por qué no? Pues, por eso y porque no hay derecho colectivo alguno que pueda invocarse contra la Constitución, porque los vascos vienen decidiendo, salvo aquéllos a los que ETA asesina, amenaza e impide expresar libremente sus ideas, porque no vamos a deslegitimar el sistema democrático ni el autogobierno, porque no se legitiman décadas de terror, porque es humillante para nuestras instituciones que al Partido Comunista de las Tierras Vascas se le regale semejante poder de decisión, porque ahonda la división -como si ésta fuera poca-, porque es precisamente lo contrario de promover la convivencia. Y porque, además, es ilegal.

Alejo Vidal-se-Quadra
POR TOMÁS CUESTA ABC 25 Junio 2008

SI al freír será el reír, como sentencia el refranero, más de uno y de dos se habrán quedado fritos -y con la risa floja varada a flor de dientes- al contemplar, con estos ojos que se ha de comer la tierra, al señor Vidal-Quadras cantando la gallina en el congreso de Valencia. El señor Vidal-Quadras, cuyo linaje se remonta hasta Guifré el Pilós (o Wifredo el Velloso, lo que ustedes prefieran, que después nos acusan de sacarle la lengua), ha dicho Maria-sí donde decía Maria-no, se ha apeado del burro de los reproches altaneros y ha tascado el freno de las impertinencias pertinentes. El rebelde con causa (la verdad es que no siempre; su rebeldía, a veces, desprendía un tufillo a vanidad insatisfecha); la víctima que Aznar arrojara a las fieras; el insomne vigía de la España eterna, se ha enmendado la plana, ha arriado la cresta y ha decidido cambiar de ponedero. Ahora pondrá los huevos en la beatitud de Génova cuando antes los ponía encima de la mesa. Se iba a jugar la vida, la hacienda y la carrera, y ha acabado jugando a la gallinita ciega. No ha estado mal, en fin, la jugarreta.

Pues para ese viaje, que ha sido un paseo, no hacían falta alforjas; si acaso, anteojeras. Alejo Vidal-Quadras, la voz acusadora que ronqueaba en el desierto, ha achantado la mui, ha recogido velas y se ha Quadrado ante el jefe disciplinadamente. En lugar de la palma del martirio se ha ganado el laurel con el que se distingue a los que han hecho voto de obediencia, que otros votos no ha habido en la teofanía marianesca. Y se ha llevado a casa unas migajas del pastel que han pasteleado los afectos. Menos es nada, por supuesto, y, en los tiempos que corren, el que no corre, vuela. Muchas horas de vuelo tiene Alejo y más que va a tener si encabeza la lista de los comicios europeos. ¿O es que Vidal-Quadras (mejor Vidal-se-Quadra, por aquilatar sus méritos) se va quedar aquí, en estas parameras, repartiendo candela a los aldeanismos periféricos? Sería igual que echarles margaritas a los cerdos. Vidal-se-Quadra, justo es reconocerlo, es un pico de oro, un mago del ingenio, un chorro de elocuencia. Es munición de boca de calidad suprema. Un misil dialéctico que en Estrasburgo luce tela y, en los días de cobro, reluce y centellea. ¿Quieren saber la cifra? Ni pajolera idea. Depende de las sinecuras y los momios, de los viáticos y de las prebendas (por cierto, los viáticos, en castellano transparente, es lo que, en parla turbia, se ha dado en llamar dietas; no sea que alguien rumie que es una fúnebre ocurrencia). En cualquier caso, en Estrasburgo y en Bruselas quedarse boquiabierto sale a cuenta. Calculen ustedes que un bostezo no debe bajar de los mil euros.

Así pues, hagan cuentas y entenderán por qué Vidal-se-Quadra le ha echado tanto cuento. «Ande yo caliente y ríase la gente», «Poderoso caballero es don Dinero», dictaminaron, al unísono, Góngora y Quevedo que sólo en ese punto, y en el odio cerval, se pusieron de acuerdo. Alejo -¡ay, Alejo!- se ha desmarcado de los críticos con la vertiginosa picardía de un delantero centro (¡mecachis en la mar, ya salió el centro!) y ha chutado a romper contra su propia meta. ¿Contra su propio mito o contra su propia meta? El calambur es tentador, pero tampoco lo merece. Si de lo que se trata es de rizar el rizo balompédico, en previsión de gestas venideras, pongamos que ha bordado el peloteo. Por lo demás, lo que ha ocurrido es que Vidal-se-Quadra se ha enfundado la bata de aquellos «botiguers» tan típicos y tópicos de la fantasmagoría de su tierra.

Hace ya un siglo, Santiago Rusiñol, en «L´auca del senyor Esteve», compuso un retrato magistral, entreverado de dulzura y mala leche, de las grandezas, pocas, y las muchas miserias, que confluían en la figura de un tendero. Salvando las distancias, pero no los muebles, Vidal-se-Quadra, tal cual el Estevet, se limita a emplear dos de las cuatro reglas: suma y multiplica con singular destreza. Prohibido restar. Y dividir, ni en sueños.

LO RECAUDADO SERÁ PARA LA AVT
DESCONVOCADO EL ACTO DE APOYO A JIMÉNEZ LOSANTOS
 Libertad Digital 25 Junio 2008

A través de una nota de prensa las asociaciones Peones Negros y 11-M Verdad y Justicia comunican este martes la desconvocatoria del acto previsto para el próximo sábado en apoyo a Federico Jiménez Losantos. Según manifestó Luis del Pino en declaraciones a COPE, la decisión ha sido tomada ante la reticencia de algunas organizaciones cívicas y para mantener la unidad de dichas plataformas. Reproducimos a continuación el comunicado íntegro de la desconvocatoria.

La Plataforma Ciudadana Peones Negros y la Asociación 11-M Verdad y Justicia anuncian que queda desconvocado el acto programado para el próximo sábado 28 de junio en apoyo de la libertad de expresión y por la búsqueda de la verdad de los atentados del 11 de marzo.

Los convocantes quieren agradecer su apoyo a todas organizaciones que se sumaron a la iniciativa y reiteran también su decidida voluntad de defender la libertad de expresión y su respaldo incondicional a D. Federico Jiménez Losantos, quien siempre ha mostrado un permanente respaldo a todos los esfuerzos tendentes a exigir que los poderes públicos aclaren lo sucedido en la masacre de Madrid.

Asimismo, comunicamos que queda también cancelada la recaudación que se había puesto en marcha simultáneamente a la convocatoria del acto. El dinero recaudado hasta la fecha será donado, tal como ya se indicó, a la Asociación de Víctimas del Terrorismo.

La Plataforma Ciudadana Peones Negros reitera también su compromiso con todas las víctimas del terrorismo y su apoyo incondicional a la AVT, a quien seguirá, como ha sucedido hasta ahora, prestando su ayuda cada vez que sea requerida para ello.

Por último, los convocantes manifiestan su convencimiento de que los ciudadanos españoles terminaremos conociendo todos los detalles sobre los atentados del 11-M, por mucho que se intente, desde determinadas instancias, pasar página sobre el mayor ataque terrorista de la historia de Europa. Pase lo que pase, somos muchísimos los españoles que seguimos queriendo saber la verdad.

ARENAS YA RECTIFICÓ, TRAS LAS CRÍTICAS DE LA AVT
Gallardón insiste: "Funcionó la Justicia y se condenó a los culpables del 11-M"
Un día después de que Javier Arenas se apuntara a las tesis de Gallardón sobre el 11-M, el alcalde ha vuelto a referirse a los atentados de Madrid en el chat de elmundo.es. A pesar de que la sentencia no es firme y que ni si quiera recoge quién o quiénes idearon la masacre, Alberto Ruiz Gallardón insiste: "Funcionó la Justicia y se condenó a los culpables". El presidente del PP en Andalucía ya ha "rectificado" lo que dijo en El País, tras las críticas de la AVT.
Europa Press Libertad Digital 25 Junio 2008

Alberto Ruiz Gallardón ha vuelto a transmitir su opinión sobre el 11-M en un chat de elmundo.es. Un lector le ha preguntado: "¿Sr. Gallardón: si fuera Presidente del Gobierno, reabriría la investigación del 11-M, por ejemplo, para saber quién fue el autor intelectual de la masacre o por qué no se conservaron los trenes en lugar de desguazarlos, o cree que ya es suficiente con lo que se sabe?"

El alcalde no ha dudado en responder: "En un Estado de Derecho es a los jueces y tribunales a quienes corresponde juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. El Partido Popular durante sus últimos días de Gobierno puso a disposición de los jueces todos los elementos de investigación que permitieron llegar a la sentencia del 11-M. Funcionó la Justicia y se condenó a los culpables". Y esto a pesar de que el fallo emitido por el Tribunal no fue capaz de indicar quiénes fueron los autores intelectuales de la masacre. También se olvida el alcade de que la sentencia no es firme.

Arenas, obligado a rectificar
Por su parte, Javier Arenas se ha visto obligado a sacar un comunicado tras las críticas de las víctimas del terrorismo a sus palabras sobre el mayor atentado terrorista en la historia de España. Dijo el vicesecretario Territorial del PP, en una entrevista a El País, que el "11-M no está en las preocupaciones de los españoles". Ahora, Arenas señala que lo que él quiso decir es que "había que centrarse en la primera preocupación de los españoles que es la crisis económica". La AVT ha emitido un nuevo comunicado para agradecer su "rectificación".

El vicesecretario de Territorial del PP y líder del partido en Andalucía, Javier Arenas, afirmó hoy que "hay asuntos por aclarar del 11-M en el futuro, a los que dará respuesta la investigación política, judicial y periodística", y que "lo primero" para él "siempre han sido y serán las víctimas del terrorismo".

En un comunicado, el dirigente popular respondió así a las críticas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que consideró que Arenas cometió un "error" cuando aseguró que el 11-M no se encuentra entre las preocupaciones de los españoles, por lo que le exigió una corrección e insistió en la necesidad de "esclarecer los puntos que la sentencia no ha podido dar respuesta".

Además, la vicepresidenta de la asociación, Ángeles Pedraza, recordó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, le prometió "a pocas semanas de las elecciones" que iba a pedir que se siguiera investigando "la verdad del 11-M". "¿Qué es lo que ha cambiado en un par de meses para pasar de querer investigar a decir que no importa a los españoles?", se preguntó la AVT.

Por todo ello, Arenas afirmó este martes que "lo primero" para él "siempre han sido y serán las víctimas del terrorismo", al tiempo que aseguró que él ha intentado volcarse siempre con la AVT "en términos políticos y personales" y afirmó que lo seguirá haciendo. Según aclaró, en sus declaraciones quiso trasladar "que había que centrarse en la primera preocupación de los españoles que es la crisis económica".

"Siempre he manifestado que hay asuntos por aclarar del 11-M en el futuro, a los que dará respuesta la investigación política, judicial y periodística. El 11-M nos ha marcado brutalmente a todos los españoles y a mi de forma muy especial por mis responsabilidades políticas en aquellos momentos", subrayó.

Finalmente, a la vicepresidenta de la AVT, "andaluza" a la que conoce, según sus propias palabras, el dirigente del PP le quiso trasladar su "cariño y admiración, como a todas las víctimas del terrorismo".

La AVT emite un comunicado para agradecer la "rectificación"
Tras el comunicado de Arenas, la AVT le ha respondido agradeciéndole su "rectificación":

La AVT agradece a Javier Arenas su rectificación y considera enormemente positivo que el PP se comprometa públicamente a seguir investigando. La AVT se encuentra enormemente satisfecha por la contestación pública que ha recibido del vicesecretario de Territorial del PP, Javier Arenas que en un comunicado remitido a los medios de comunicación ha afirmado que “hay asuntos por aclarar del 11-M en el futuro, a los que dará respuesta la investigación política, judicial y periodística”.

Para la AVT el compromiso que ha recibido de uno de los hombres fuertes de la nueva directiva del partido que preside Mariano Rajoy es una bocanada de aire fresco en estos momentos difíciles y una señal que indica que las víctimas no están solas ni abandonadas por el PP en la lucha por conocer la verdad del 11-M. La AVT siempre ha tenido en gran estima a Javier Arenas por su sensibilidad para con las víctimas y por su cercanía a las mismas sobre todo desde lo privado.

Ángeles Pedraza, vicepresidenta de la AVT, agradece profundamente la llamada que ha recibido de Javier Arenas mostrándole su cariño, admiración y afecto. Para la vicepresidenta de nuestra asociación estas declaraciones suponen un empujón para que las víctimas sigamos confiando en la política, en los partidos políticos y en la justicia.

La AVT considera de enorme trascendencia estas declaraciones en las que el PP se compromete a seguir investigando porque todavía hay que contestar a muchas preguntas que se han quedado sin respuesta en el juicio del 11-M, siendo la más importante conocer quién mandó cometer el atentado.

¿Cree que es necesaria una iniciativa para defender el castellano, en España?
Foro Estrella Digital 25 Junio 2008

Realmente es un tema del cual lo que prima es el poder. En Cataluña por ejemplo fuerzan a los colegios privados, los cines en vez de ser versión original los doblan en catalan. Como ciudadano solo quiero libertad real . Mnipulan al catalan utilizando identidad, y aun mas grave utilizando el deporte como herramienta con el futbol club Barcelona. En definitiva manipulan a la población como el pueblo Romano. Personalmente solo pido libertad (me considero Libertario) (Mientras la democracia sea un hombre un voto nunca funcionara) no intervencionismo ni estatal ni autonómico. Considero que ambos han de ocuparse de otras cosas como la Educación en las calles, el respeto a los débiles como por ejemplo las embarazadas que yo personalmente he visto muy poco respeto, seguridad ciudadana etc.. . Solo hay droga en las calles y mucha escoria humana producto de una democracia caduca ya que no se entiende. Respetar no es consentir lo que me plazca eso es egoísmo democrático.
mike - barcelona

Que en algunas zonas de España no pueda estudiarse en castellano hace que los hijos de parejas de otras comunidades que se deben trasladar, aunque sea temporalmente, a las mismas, pierdan un año de su vida, como poco, aprendiendo un idioma por obligación que no les va a servir para nada cuando vuelvan a su lugar de origen. A los de esas zonas, al no aprender correctamente castellano, se les cierran las puertas para trabajar en otras comunidades, ya que no saben hacer un informe en correcto castellano sin faltas gramaticales y ortográficas. Esto ya está pasando.
Antonio - Madrid

"UNA EQUIDISTANCIA MORAL INACEPTABLE"
Abascal: Ibarretxe "justifica el terrorismo de ETA" con el informe sobre "víctimas policiales"
El popular Santiago Abascal ha vuelto a denunciar el doble rasero del PNV. Frente a la ambigüedad de algunos de sus compañeros del PP vasco, ha denunciado que la ley a favor de víctimas del terrorismo "no era sino una vulgar cortada para traernos lo que ellos llaman víctimas de la violencia de motivación política". Es algo "inconcebible" cuyo objetivo consiste en "justificar el terrorismo de ETA". La norma, recalca, plantea "una equidistancia moral inaceptable" entre las víctimas de ETA y las "víctimas policiales".
Europa Press Libertad Digital 25 Junio 2008

El parlamentario del PP vasco Santiago Abascal ha acusado a los partidos nacionalistas de aprobar la semana pasada la ley a favor de víctimas del terrorismo como "coartada" para el informe presentado el miércoles en el parlamento vasco, que plantea una ley para las víctimas policiales.

"La ley a favor de las víctimas del terrorismo, hoy sabemos que no era sino una vulgar coartada para traernos lo que ellos llaman víctimas de la violencia de motivación política", recalcó Abascal en declaraciones a Onda Cero, y aseguró que esta ley plantea una "equidistancia moral inaceptable" entre las víctimas de ETA y las "víctimas policiales".

En este sentido, el dirigente vasco recordó que "el mismo día" en que la Ley de Víctimas del Terrorismo fue presentada en el Parlamento vasco, la representante de Aralar y el representante de EA, "ya nos anunciaban el informe que hemos visto". "El mismo día, con las víctimas de ETA en la tribuna del parlamento vasco ya se atrevieron a meterles el dedo en el ojo", destacó.

"Justificar el terrorismo de ETA"
Por otro lado, Abascal aseguró que el informe presentado es una "broma de mal gusto" y que lo que pretende es "contextualizar, justificar y explicar" a la sociedad vasca los motivos de la "perpetuación del terrorismo de ETA".

"Meten en el mismo saco a los supuestos torturados, a las personas golpeadas en manifestaciones, a las personas que han sufrido algún tipo de maltrato en un control policial", explicó Abascal, quien aseguró que era algo "inconcebible" cuyo objetivo consiste en "justificar el terrorismo de ETA".

Por otra parte, y a juicio de Abascal, el informe presentado no cuenta con bases sólidas, dada la falta de fiabilidad de las pruebas sobre las que se asienta. "La rigurosidad del informe es nula", aseveró. "Viene de una serie de casos que han sido archivados por la justicia, muchas referencias periodísticas sin ningún tipo de comprobación", aseguró."En el mismo informe reconocen que han utilizado fuentes primarias y secundarias que en algunos casos no son fiables", concluyó.

Los nacionalistas lanzan una ofensiva para contrarrestar el manifiesto del castellano
Reclaman al Gobierno que defienda «a ultranza» la «diversidad lingüística»
F. de la Peña La Razón 25 Junio 2008

MADRID- Los nacionalistas han puesto en marcha su maquinaria para que un manifiesto en defensa del castellano, que está recibiendo miles de adhesiones, no arruine los planes de inmersión lingüística de los ciudadanos de las comunidades con lenguas cooficiales. Aprovechando la presencia del ministro de Cultura, César Antonio Molina, en el Senado, y pese a que, como él recordó, no tiene jurisdicción en este asunto, el Grupo Mixto, el Vasco, Entesa Catalana y CiU, pusieron ayer el grito en el cielo por el manifiesto y exigieron al Ejecutivo que defienda «a ultranza» la diversidad lingüística para que la ciudadanía no vea las lenguas cooficiales como una «amenaza».

Después de que se apelara a su «sensibilidad cultural», Molina replicó rememorando su respeto por la «diversidad cultural», afirmando que se ha producido un cambio «radical» en este campo aunque, eso sí, admitió que hay que seguir «avanzando» en la concienciación de los ciudadanos. Pero con eso de que no tiene «jurisdicción» en este asunto ponía la pelota en el tejado de su compañera de Educación, Mercedes Cabrera. Ésta, preguntada ayer por el manifiesto de los intelectuales, respondió que «yo no tengo que apoyar nada, sólo tengo que decir lo que me corresponde como ministra de Educación y nada me hace dudar sobre la enseñanza del castellano en España», algo que por otro lado subrayó que está garantizado por la Ley Orgánica de Educación.

Todo esto mientras un histórico socialista como Joaquín Leguina apoyaba sin ambages el texto encabezado por Fernando Savater y Carmen Iglesias, y apoyado entre otros por Mario Vargas Llosa. Leguina, que dijo estar de acuerdo con todo el manifiesto, aseguró a Efe que es «una barbaridad» la política lingüística de las comunidades con lenguas cooficiales y que «todo el mundo y parte del PSOE mire para otro lado» en este asunto.

El portavoz parlamentario de Esquerra Republicana, Joan Ridao, reaccionó en la dirección opuesta, calificando de «auténtico insulto a la inteligencia» el manifiesto y acusando a sus impulsores de no haber salido «nunca del microclima castellano» y de no conocer «la realidad plurilingüe» del país.

Recortes de Prensa   Página Inicial