AGLI

Recortes de Prensa    Viernes 27 Junio 2008

O pactos o manifiesto
CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS ABC 27 Junio 2008

No es «contradictoria» la actitud de Rajoy cuando, al proponer una ley en defensa del castellano, anuncia su apertura a los pactos con los nacionalistas periféricos. Es, simplemente, una «broma siniestra».

Los nacionalistas catalanes, vascos y gallegos han venido ganando todas sus batallas porque han sabido plantearlas a tiempo y de forma radical.

La lingüística ha sido la clave de su estrategia. Mientras, los partidos estatales y las «fuerzas de la cultura» de derecha y de izquierda han dejado hacer en este campo porque ni sabían qué papel desempeña una lengua en la construcción de una nación ni siquiera les interesaba el destino de la española.

Sin conciencia de la nación común ¿por qué iban a ser sensibles al idioma común? Para los nacionalistas, sin embargo, éste era el caballo de Troya que les dejaba el franquismo, incluidos Barral, Gil de Biedma y Mendoza.

Su coherencia cultural y política ha sido tal que han podido ganar la batalla. Incluso en el País Vasco, donde parecía un milagro la resurrección del vascuence. El avance de éste y la erradicación del castellano están siendo más difíciles a causa del estado catatónico en que ha permanecido aquel durante siglos.

¿No fue acaso una invención de Arana el propio nombre de Euskadi? Nunca habría podido imaginar Unamuno que más de la mitad de los universitarios llegaría a elegir el vascuence en los exámenes...

Por todo esto me parece una obligación denunciar como políticamente inmorales aquellos que secundan el llamamiento del Manifiesto por la lengua común y al tiempo defienden el pactismo con los nacionalistas. Si la batalla por el castellano puede resultar imposible, al menos que no lo sea por un oportunismo tan escandaloso.

Respecto a la traducción del término «castellano» por el de «lengua común» puede llegar a resultar vergonzosa aunque pueda tener una justificación jurídica. Los nacionalistas se mueven por odios concretos (a España, al castellano) y tienen la suerte de tener enfrente a unos seres seducidos por la abstracción y el oportunismo.

Firmas y hechos
Más sobre el manifiesto a favor del castellano
Sospecho que algunos de los primeros firmantes de la proclama no lo habrían hecho tan alegremente si, en vez de lengua común, hubiera aparecido por la defensa del uso del castellano o español.
Agapito Maestre Libertad Digital 27 Junio 2008

Los políticos nacionalistas, socialistas y populares han traicionado de forma persistente y cruel el derecho de todos los españoles a utilizar el castellano o español en su nación. Son los culpables de tal tropelía. Punto. Este hecho político tiene algunos matices relevantes, o sea, podemos discutir quién es más o menos responsable de tal traición a la Constitución, pero lo que resulta absolutamente indudable es la culpabilidad de todos los partidos. Entonces, ¿por qué corren tanto los políticos a apuntarse al manifiesto? ¿Qué pintan Rajoy o Barreda, el señor de Castilla-La Mancha, firmando esta proclama? ¿Qué papel ridículo ocupan aquí gente, especialmente considerada "intelectual", que no han dejado de cantar las miserias del federalismo asimétrico o la confederación de naciones? ¿Qué desgraciado papel desempeñan es este teatro individuos que no han dejado de proclamarse antiespañoles y, por supuesto, han despreciado el castellano? Basta de demagogias baratas; si los promotores de esta iniciativa fueran mínimamente rigurosos con lo exigido, no deberían permitir que esa gente firmase este Manifiesto.

Los políticos socialistas y populares no pueden estar en los dos sitios a la vez, por favor, eso no es serio ni decente. Los socialistas han tragado con las imposiciones nacionalistas, y los populares no han tenido coraje político suficiente para defender el castellano. Por tanto, aguanten ahora y soporten lo que se les viene encima. Sí, sí, uno no puede cerrar los ojos ante las tropelías cometidas contra el uso del castellano y, después, apuntarse a la retórica de un manifiesto para ocultar sus irresponsabilidades con la lengua de la nación. Savater, amigo, controla estas firmas espurias, bastardas y demagógicas que degradan los buenos deseos contenidos en el manifiesto. Las sumas a veces no son buenas, porque convierten la pluralidad humana en multiplicidad animal. No permitas que esas firmas se conviertan en una gusanera de políticos e intelectuales sin valentía cívica ni peso en sus partidos ni en la administración del Estado.

Si no les "ponéis coto", perdón por la expresión, a la firma de esta gente, al tropel de individuos-basuras que acuden a este manifiesto para lavar sus malas conciencias, entonces no sólo estaréis cuestionando la autenticidad de la iniciativa, sino que tengo que pensar que estamos en el bando de los "filósofos" cobardes, por llamarles algo, que ponen a las "buenas" intenciones por encima de la vida y pasión por un destino común de los españoles, el desarrollo de la democracia en la nación española. Si no somos críticos con esos nombres que juegan a estar en dos sitios a la vez, entonces les estaremos dando argumentos a personas serias, sensatas y, por supuesto, al margen de cualquier demagogia de político barato o intelectual sin cuajo político, para que se sume a esta iniciativa y, por otro lado, será una buena razón para que personas que han firmado de corazón y cabeza este manifiesto se alejen de él por simple respeto a ellos mismos.

Los políticos que estén de acuerdo con este manifiesto más que firmarlo y, sobre todo, más que aprovecharse de su espuma mediática, lo que deberían buscar son medidas políticas contundentes para acabar con la discriminación del castellano. Por cierto, amigo Savater, no acabo de entender porqué el manifiesto insiste tanto en lo de la "lengua común" y no habla de modo directo del castellano o español. ¿No contendrá ese lenguaje un cierto resabio de izquierdismo totalitario, una reserva contra los defensores de la nación española y su lengua, que sigue sin atreverse hablar de la defensa del castellano o español para no ser confundidos con los españoles que siempre hemos defendido esa verdad tan universal? ¿No hay en la reiteración de esa geométrica expresión –"lengua común"– un prejuicio que impide hablar con sinceridad de la defensa del castellano o español, simplemente, porque es la lengua de la nación española? Sospecho que algunos de los primeros firmantes de la proclama no lo habrían hecho tan alegremente si, en vez de lengua común, hubiera aparecido por la defensa del uso del castellano o español.

Por otro lado, tampoco entiendo la insistenciaen la distinción entre la defensa del derecho a usar el castellano y la defensa del castellano, pues, al fin, la "residencia", el alojamiento, de todos los derechos del individuo se dan en el castellano que es la lengua de los españoles... Pero, en fin, esto sólo son sospechas filosóficas y políticas, porque lo decisivo es que no se adornen con las plumas del manifiesto personas que han degradado tanto el uso del castellano como vilipendiado la nación que lo utiliza: España.

Coda: Me llaman de FAES para decirme que le dedican un par de horas, entre todos los cursos de verano que esta institución imparte en Navacerrada, al tema general de la lengua, supongo que española, con el título Libertad, lengua y educación. Está bien; pero, ya que este problema es vital para el PP y los españoles, ¿por qué no montan un curso completo sobre el español en España? Les sugiero el siguiente título: ¿Por qué se prohíbe el castellano en España? Si quieren darle altura académica al título añádase: Causas y consecuencias.

Izquierda liberal
En defensa de la lengua común
El manifiesto no trata de justificar desde el complejo el derecho de una nación a tener su lengua común, la reivindica por ley, sentido común y cultura compartida.
Antonio Robles Libertad Digital 27 Junio 2008

Han debido pasar 28 años y excesivas cobardías para que definitivamente un manifiesto por la lengua común movilice a intelectuales y a organizaciones sociales y haga coincidir a tres partidos políticos, Ciudadanos, UPyD y PP, en su defensa. Se titula Manifiesto en defensa de la lengua común, lo ha escrito el filósofo Fernando Savater y el periódico El Mundo se ha empeñado en lograr que la realidad, esta vez, no se oculte. Salió el lunes 23 de junio de 2008. Una fecha para recordar.

Digo la fecha porque se me antoja que será histórica, una toma de conciencia, un punto de no retorno. Por fin parece que puede cuajar la necesidad de ser beligerantes ante el racismo cultural que los nacionalismos periféricos ejercen en nombre de la nación y la lengua propia. Intelectuales de prestigio, políticos constitucionalistas y amplias capas sociales por fin se han decidido a tomarse en serio el atropello diario contra los más elementales derechos de los castellanohablantes en las comunidades bilingües. Han debido de pasar 28 años de abusos de unos y de dejadez y cobardía de otros.

La primera denuncia data del 21 de enero de 1981 y se llamó Manifiesto por la igualdad de los derechos lingüísticos en Cataluña. Lo encabezaba el prestigioso catedrático de sociología en la UAB, Amando de Miguel, y lo habían escrito principalmente socialistas del PSOE. Lo firmaron 2.300 personas y de ahí le viene el nombre por el que es conocido: Manifiesto de los 2.300. Acabó mal, muy mal. Secuestro y tiro en una rodilla a uno de sus firmantes más activos, el profesor de Lengua y Literatura española en un instituto de Santa Coloma Federico Jiménez Losantos. La diáspora de todos sus máximos firmantes fue seguida del nacimiento de la Crida a la solidaritat y el eslogan Som una nació. Comenzaba una década de silencio, definida por Tarradellas como la dictadura blanca de Pujol. Es el inicio de la exclusión del castellano en las escuelas a través de la inmersión y la ley de política lingüística del 83. Comienza la satanización de todo disidente.

Doce años después, cuando la inmersión se acababa de imponer por Ley, sale el segundo manifiesto, aunque para la práctica totalidad de quienes participaron y firmaron, creyeron que era el primero. Tanto era el silencio y el olvido. Se tituló Manifiesto por la Tolerancia Lingüística: En castellano también, por favor (21 de mayo de 1994). La reivindicación del concepto de "ciudadanos" frente al de "súbditos" y la reivindicación de la enseñanza en lengua maternas fueron sus ejes principales. Durante un año y en unas condiciones muy adversas lo firmaron 50.000 personas sólo en Cataluña. Hoy, gracias a la magia de internet, entre El Mundo y Libertad Digital han conseguido superar con creces esa cifra en sólo tres días de promoción en toda España. Su aniversario se hizo coincidir con el nacimiento de los Premios a la Tolerancia. Buena parte de los 15 intelectuales que dieron origen al partido de Ciudadanos primero y después a UPyD, fueron premiados a lo largo de los últimos 16 años.

En febrero de 1997 sale el Manifiesto Cero del Foro Babel. Le siguieron otros dos: Primer manifiesto: Documento sobre el uso de las lenguas oficiales de Cataluña (abril de 1997); y Segundo manifiesto: Por un nuevo modelo de Cataluña (junio de 1998).

Si bien algunos intelectuales firman el manifiesto En Castellano también, por favor de 1994, es con la creación del Foro Babel cuando por primera vez se convierten en autores, beligerantes y protagonistas. La exclusión cultural y lingüística y la crítica a la identidad fueron los ejes donde vertebraron las ideas. Y las firmas ahora serán menores, pero más relevantes a nivel social. Francesc de Carreras, Iván Tubau, Félix de Azúa o Albert Boadella, por ejemplo, se implicaron entonces.

Aún se publicarán dos manifiestos significativos más antes del que nos ocupa. Supusieron el origen de Ciutadans de Catalunya y posteriormente del partido Ciutadans – Partido de la Ciudadanía. Ciutadans: Primer manifiesto, por un nuevo partido en Cataluña (junio de 2005) y Segundo Manifiesto de Ciutadans de Catalunya (marzo de 2006). En ellos se reivindica el concepto de Ciudadanía, de libertad e igualdad, de laicismo, de bilingüismo y de constitucionalismo, a la vez que se critica a fondo el concepto de identidad. Pero lo más importante, es que abogan por constituir un nuevo partido político. Lo firman los llamados 15 intelectuales y posteriormente se le sumarán más de 10.000 nuevas firmas.

Con la publicación este lunes del Manifiesto por la lengua común se ha roto definitivamente el muro invisible que impedía tomar el problema de la exclusión lingüística en serio. Escritores como Miguel Delibes, Arturo Pérez Reverte, poetas como Antonio Gamoneda, músicos como Cristóbal Halffter o Sabino Méndez, cineastas como Pedro Pérez, escultores como Antonio López o filósofos como José Antonio Marina se han posicionado. Durante años los nacionalistas han satanizado con el cuento ese de fachas, españolistas, centralistas, etc. a todos los que con razón denunciaron el abuso.

Hay tres cosas en este manifiesto que lo diferencia de los que le precedieron. La primera, que no trata de justificar desde el complejo el derecho de una nación a tener su lengua común, la reivindica por ley, sentido común y cultura compartida. Segundo, que hay tres partidos políticos que, bien a través de una propuesta de Ley de Lenguas o de una Iniciativa Popular quieren garantizar ese derecho en toda España. Y por último, un número significativo de intelectuales progresistas y de políticos hasta ahora mudos, están convirtiendo la reivindicación en una avalancha de firmas de apoyo.

Al fin reconocen que el rey está desnudo. Nos queda todo por hacer, pero por primera vez la sociedad civil se empieza a movilizar. A partir de ahora, lo políticos habrán de justificar ante ella los años de prostitución constitucional de la que han vivido.

La respuesta del nacionalismo será descomunal. De libro. Una buena oportunidad para que nadie en España pueda mirar para otro lado, como han hecho hasta ahora. Que no sea por no encontrarlo: aquí puede sumarse.http://www.libertaddigital.com:6680/fragmentos/form_manifiesto_lengua_comun.php
antoniorobles1789@hotmail.com

http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/manitolecat.htm
http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/maniForoBabel0.htm
http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/maniForoBabel1.htm
http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/maniForoBabel2.htm#esp
http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/ciut_manif_1.htm
http://www.tolerancia.org/upimages/Manifiestos/ciut_manif_2.htm
http://estaticos.elmundo.es/documentos/2008/06/22/manifiesto.pdf

El Manifiesto
Luis del Pino Libertad Digital 27 Junio 2008

Pues estaba yo dudando si firmar o no el Manifiesto por la Lengua Común, fíjense ustedes.

En primer lugar, hay algo en esa iniciativa que me parece inherentemente perverso y es el hecho de que ciertos medios de comunicación se dediquen a promocionar el Manifiesto con todo entusiasmo, no porque su contenido sea mejor o peor, sino por la simple razón de que está redactado por personas a las que podríamos adscribir a la izquierda cultural. No puedo evitar la sospecha de que esos mismos medios no dedicarían una línea al tema en caso de que ese Manifiesto hubiera sido promovido, con el mismo texto exacto, por personas vinculadas a la derecha liberal.

En segundo lugar, echo en falta en ese Manifiesto una ración de autocrítica, por cuanto a algunos de los abajofirmantes cabría cantarles aquello de "¿Dónde estabas entonces, cuando tanto te necesité?". Porque ha habido muchas personas luchando por los derechos lingüísticos en estos años pasados mientras que algún abajofirmante se dedicaba a medrar en medios de comunicación que abiertamente cerraban los ojos al problema, cuando no contribuían a agravarlo.

De hecho, a alguno de los abajofirmantes cabría echarles en cara que, si la situación ha llegado a donde ha llegado, ha sido, entre otras cosas, porque ha habido personas que, con tal de impedir que en España gobierne la derecha, han defendido el voto para un partido, el PSOE, que desde el gobierno central y los gobiernos autonómicos no sólo no ha impedido la discriminación lingüística, sino que la ha impulsado abiertamente. No estoy en contra de que las personas cambien de idea y rectifiquen sus errores u omisiones pasadas, pero que en el Manifiesto no se deslice ni la más mínima crítica a las formaciones políticas de izquierda responsables del problema me parece una muestra de fariseísmo. Y creo que estoy legitimado para hacer ese reproche, por cuanto yo mismo no me he recatado de criticar al Partido Popular por la parte, mucho más pequeña, que le toca en la prolongada gestación del problema.

En el fondo, lo que subyace a este tipo de iniciativa es una mala conciencia por una actitud enormemente habitual entre la izquierda española: "yo, ante todo, soy de izquierda, y estoy dispuesto a taparme la nariz para que la izquierda llegue al poder, aunque eso implique aliarse con fuerzas nacionalistas que exigen, como parte del pago, que se discrimine al castellano tanto en la vida privada como en la pública. Luego, cuando esté la izquierda gobernando, ya trataré de arreglar el desaguisado. Pero, eso sí, sin que la izquierda asuma el coste de sus errores, no vaya a ser que la derecha se beneficie electoralmente."

Este Manifiesto no es el único ejemplo de intento de rectificación a coste cero que se ha producido últimamente. No hace mucho veíamos a Felipe González, que no dudó en captar votos en su día gracias a la demagogia del "¿Nuclear? No, gracias", solicitando que España retome la construcción de ese tipo de centrales. Por supuesto, sin decir en ningún momento "Fui un demagogo que ha hecho mucho daño a la economía de este país y reconozco que estaba equivocado".

En fin, que estoy francamente hasta las napias de ver a una serie de personajes de toda laya y condición trabajando sistemáticamente, por acción o por omisión, contra los intereses de su país, mientras algunos clamamos en el desierto y recibimos las bofetadas por defender lo que no es sino de sentido común. Y al final, después de unos años, esos mismos personajes pasan con todo desparpajo a defender lo que nosotros defendíamos desde el principio, pero sin reconocer en ningún momento su parte de culpa en el agravamiento del problema o en el retraso de la solución.

A lo mejor somos nosotros los que tendríamos que cambiar de táctica, en vista de los tics que aquejan a la izquierda española. Puesto que ellos no pueden evitar llevarnos la contraria, podríamos tratar de aprovechar ese reflejo condicionado en nuestro beneficio. Por ejemplo, a lo largo de estos últimos años tal vez hubiéramos debido, desde los medios de la derecha liberal, defender la obligatoriedad coactiva del catalán en todos los ámbitos de la vida pública y privada. De ese modo, los intelectuales y políticos de izquierda habrían podido satisfacer su deseo intimo de compaginar la defensa del castellano con el reparto de estopa al odiado enemigo de la derecha.

Pero estoy alejándome del tema. De lo que se trataba es de decidir si firmar o no firmar ese Manifiesto en Defensa de la Lengua Común. Y, teniendo en cuenta lo dicho, creo que lo voy a firmar. Aunque sólo sea para que mi presencia contribuya a hacerles recordar sus contradicciones internas.

Me encanta molestar, después de todo.

Manifiesto por la lengua común
Aún hay clases
Que nadie lo dude: si Jiménez Losantos y Amando de Miguel siguieran siendo comunistas, habrían sido incluidos entre los impulsores.
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 27 Junio 2008

Va divulgando Ramoncín por radios catalanas su monumental cabreo con El Mundo por haberlo citado entre los firmantes del Manifiesto por la lengua común cuando él se había limitado a aceptar que se lo enviaran por e-mail. Ya me extrañaba a mí. Va a tratar ahora el nacionalismo, ya verán, de convertir esta anécdota en categoría para poner en solfa la credibilidad de la impresionante oleada de adhesiones. Es una forma como otra cualquiera de seguir con su obstinada negación de la realidad.

Explica Ramoncín: "[Venden] la película de que es un manifiesto a favor del castellano cuando unos, ideológicamente, dirán todo lo contrario para ir en contra del catalán, y para eso que no cuenten conmigo (...) Una cosa es la defensa del castellano y otra es ir en contra del catalán." ¿De dónde saca que el manifiesto va en contra del catalán? Es un misterio que, en todo caso, comparte con los nacionalistas. Creo que a Ramoncín le preocupa que lo relacionen con según quién, lo que conduce a una reflexión que dejo aquí con alguna incomodidad.

A nadie se le escapa que si una parte del establishment cultural se ha movilizado al fin por esta causa justa es debido a un marchamo ideológico implícito; jamás habrían firmado un manifiesto "contaminado" con el patrocinio de... quienes con más intensidad y durante más tiempo han denunciado el problema. A título de ejemplo, ¿por qué no se contó con el alma de aquel Manifiesto de los 2.300, que se refleja en este con fidelidad casi especular? Que nadie lo dude: si Jiménez Losantos y Amando de Miguel siguieran siendo comunistas, habrían sido incluidos entre los impulsores.

Si se acepta de forma general que la izquierda es moralmente superior es porque, para empezar, lo cree la derecha, con la significativa excepción de aquella que procede de la izquierda. Luego pasa lo que pasa, y sobrevienen catástrofes como el marianismo, que ahora corre a firmar lo que ya está bendecido. Y aunque el director de El Mundo se felicite en la radio por el grueso de apoyos aportado por Libertad Digital, se está cuidando muy mucho de nombrar en sus páginas a este medio, que lleva aportadas casi treinta mil adhesiones cuando escribo estas líneas. No me lamento, sé de qué va la copla. Lo constato.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Lenguas para el entendimiento y para el embestimiento
Roberto Blanco Valdés La Voz 27 Junio 2008

Los hechos los relataba ayer este periódico: un trabajador de la empresa Navantia de Ferrol -coordinador, a su vez, en Ferrolterra de la Mesa pola Normalización Lingüística- realiza, en gallego, una consulta a una compañera del servicio Helpdesk, sito en Madrid y encargado de los problemas informáticos. La empleada, castellano parlante, como cabía suponer, alude no entender la consulta realizada y tras un diálogo de sordos a través de varios correos electrónicos, respectivamente escritos en castellano y en gallego, acaba espetándole a su compañero lo que sigue: «El resto de su escrito no sé si lo escribe su hijo de dos años o es algún dialecto con el que hablan ustedes en su aldea».

Aunque del cruce de mensajes es fácil deducir que esa estúpida respuesta nace del cabreo que le produce a la trabajadora de Helpdesk la insistencia de su colega en dirigirse a ella en gallego en lugar de en la lengua común que presumiblemente hablan los dos, no cabe duda alguna de que sus palabras son también expresión de una incultura supina y de esa necia jactancia de la que suelen hacer gala quienes desprecian cuanto ignoran. Tildar de dialecto de aldea a un idioma secular, en el que hoy hablamos cientos de miles de gallegos y en el que están escritas páginas y páginas de asombrosa belleza literaria, es más merecedor de piedad -la que produce la burramia- que de desprecio.

La Mesa pola Normalización Lingüística ha hablado de «unha auténtica aldraxe para o noso pobo» y ha hecho bien, sin duda, en protestar por ese desdén hacia una de las dos lenguas de Galicia.

En todo caso, reconozcamos para ser justos que el incidente tiene otra cara, que no debería ocultarse por corrección política o por miedo. ¿Es razonable, y respetuoso, que alguien se dirija a un compañero de trabajo (a cualquiera, en realidad) en un idioma que es lógico suponer que desconoce, pudiendo hacerlo en la lengua común que ambos manejan? ¿Qué sucedería si en las Administraciones públicas, la policía, la justicia, la sanidad o el mundo de la empresa se generalizase una práctica en la que el idioma funciona como una señal de identidad en permanente orden de batalla y no como un instrumento para la comunicación?

No es difícil responder: pasaría que en España no habría forma de entenderse y que, en lugar de vehículos para el entendimiento, las lenguas serían, como los coches de choque de las ferias, vehículos para el embestimiento. Por fortuna, y como un grupo de profesionales acabamos de proclamar en un Manifiesto por la lengua común, hay una en nuestro país, ni mejor ni peor que las demás lenguas de España, que tiene sobre ellas una ventaja para la comunicación común: que la hablamos la inmensa mayoría.

Mediocres con fronteras
Manuel Molares do Val Periodista Digital 27 Junio 2008

Hay presidentes de comunidades de vecinos que dicen entregar su vida por ellos: en realidad, los proveedores y reparadores del edificio les dan comisión, lo que les supone un saneado beneficio que desconocen los administrados.

Algo similar pasa con numerosos nacionalistas que utilizan los idiomas regionales para entregarle puestos de importancia a sus allegados y conmilitones, mientras rechazan a las personas más preparadas alegando que desconocen el idioma regional.

No contratan a los mejores proveedores o reparadores del edificio público, ni los mejores profesores, por ejemplo, para las universidades: ellos controlan así la finca regional y obtienen comisiones económicas y políticas.

Esa es la esencia de la denuncia colectiva encabezada por el catedrático –por oposición—Fernando Savater e intelectuales como Carmen Iglesias, Roberto Blanco Valdés, Félix de Azúa, Aurelio Arteta, Vargas Llosa o Álvaro Pombo, cercanos a los partidos ajenos al juego tradicional, como el de los Ciudadanos y Unión Progreso y Democracia, del que es diputada Rosa Díez.

Piden una reforma constitucional a favor del castellano porque afirman que los nacionalismos están imponiendo la lengua regional mientras desprecian la universalidad de la universidad, cuyo progreso se basó en el intercambio de conocimientos y maestros usuarios de las principales lenguas globales de la cultura.

En las regiones con nacionalismo poderoso ya se impide estudiar en español y se rotulan calles y carreteras en idioma local exclusivamente, en un franquismo al revés. Integrismo para que nadie salga de ni entre en la comunidad de vecinos, frontera que controlan esos nacionalistas y que les genera beneficios.

Como dice el catedrático de Ciencia Política de la Autónoma de Barcelona Joaquim Molins, la nueva imposición del conocimiento del catalán a los profesores de su comunidad se debe a que “los mediocres no quieren tener competencia”.

La coartada del franquismo contra el español
DENAES 27 Junio 2008
www.nacionespanola.org/

Cuando se habla en el ordenamiento jurídico de las lenguas vernáculas como de “lenguas propias”, excluyendo al español de esta condición (como si el español, por ser común a otras regiones de España -y del Mundo-, no fuera propio de esas regiones), se está siendo cómplice con el secesionismo

Muchos justifican la situación de discriminación que sufre el español en determinadas regiones españolas como compensación a una situación de persecución previa desarrollada por el franquismo sobre las lenguas vernáculas (gallego, catalán, vascuence...) en tales regiones. Esto se ha vuelto a ver a colación del Manifiesto del que hablábamos en el editorial de ayer. Así, se dice, hay que potenciar ahora las lenguas que durante el franquismo fueron perseguidas en esas regiones, aún a costa del retroceso del español en ellas. El franquismo es pues, claramente, la coartada para, ahora, romper los lazos comunes entre esas regiones y el resto de España (incluyendo los lazos de esas regiones entre sí), impulsando una política que llega hasta a penalizar el uso del español en ellas, único idioma, de los oficiales, común a toda España.

Pero, ¿cuál fue la tan cacareada política lingüística del franquismo en este sentido?

Hay que decir, en primer lugar, que fue un Decreto franquista (Decreto 1433/1975, de 30 de mayo) el que impulsó la implantación del estudio de las lenguas vernáculas en la escuela. Un decreto que se justifica de la siguiente forma: “La introducción de las lenguas nativas en la Educación Preescolar y en la General Básica se justifica, atendiendo, por una parte, a la necesidad de favorecer la integración escolar del alumno que ha recibido como materna una lengua distinta de la nacional, y por otra, al indudable interés que tiene su cultivo desde los primeros niveles educativos como medio para hacer posible el acceso del alumno a las manifestaciones culturales de tales lenguas”.

Pero además hay que añadir que poco después de terminada la contienda de 1936, en 1945, comienzan a aparecer algunos libros en catalán y, aunque a finales de los años 50 no se llegaba aún al centenar, en la década de los sesenta se logró alcanzar la cifra de seiscientos títulos. En la década de los setenta aparecen revistas en catalán como Germinabit o Serra d’Or. También, amparándose en el movimiento de la Nova Cançó tuvieron gran popularidad cantautores como Raimon, Lluis Llach o María del Mar Bonet. Y en las postrimerías del franquismo se llevó a cabo una campaña por el uso “oficial” del catalán. Otro tanto cabe decir del euskera y del gallego. En 1964 se llegó a publicar diecinueve obras en euskera y en los años setenta se abrieron las primeras ikastolas con un programa lingüístico muy preciso en este sentido. El gallego recibió un impulso con la fundación de Editorial Galaxia en 1950 dedicada exclusivamente a la edición de obras en gallego.

En cualquier caso, y a pesar de la falsedad de la “persecución” franquista de las lenguas vernáculas, si así hubiera sido, nos preguntamos desde la Fundación DENAES: ¿justificaría ello la penalización actual del uso de la lengua española en partes de España?

Solo en complicidad con el secesionismo. En este sentido, cuando se habla en el ordenamiento jurídico de las lenguas vernáculas como de “lenguas propias”, excluyendo al español de esta condición (como si el español, por ser común a otras regiones de España -y del Mundo-, no fuera propio de esas regiones), se está siendo cómplice con el secesionismo. El Legislador español lo ha sido y sigue siéndolo.

Y es que el siguiente paso es considerar el español como lengua in-propia, extranjera en esas regiones. Y esto, en efecto, es lo que ocurre.

FUNDACIÓN DENAES, PARA LA DEFENSA DE LA NACIÓN ESPAÑOLA

DEFENSA DEL ESPAÑOL
La Comunidad de Madrid se suma al Manifiesto por la Lengua Común
* Aguirre anuncia que pedirá que se haga una campaña en la calle
* Adhiérase al manifiesto a través de elmundo.es
J.G. TRECEÑO | R. BECARES | AGENCIAS El Mundo 27 Junio 2008

MADRID.- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado la adhesión de su Gobierno al Manifiesto por la Lengua Común. Durante la rueda de prensa ofrecida tras anunciar su remodelación de su Gobierno, Aguirre afirmó que apoyaba la iniciativa de defensa del idioma español "que se promueve desde elmundo.es".

En rueda de prensa, Aguirre explicó que "el Consejo de Gobierno ha acordado adherirse al Manifiesto por la lengua común y además, hacer campaña para que todos los madrileños se adhieran a la necesidad de que todos los ciudadanos, cualquiera que sea el lugar del territorio donde vivan, tengan el derecho de utilizar la lengua común de todos y tengan la posibilidad también de que sus hijos, si así lo desean, puedan ser educados en la lengua común".

Por otro lado, aseguró que se lo va a pedir personalmente al grupo parlamentario del PP, y que incluso, que dentro de su responsabilidad en el partido, pedirá también "que se haga una campaña en la calle" para que la gente pueda adherirse "sin que esto quiera ser un caso partidista".

"Tienen que ser algo totalmente ajeno a los partidos, pero creo que es muy importante que nos adhriamos al Manifiesto", dijo la presidenta autonómica.

Mientras tanto, más de 52.000 ciudadanos se han adherido ya al Manifiesto a través de elmundo.es, que promueve un destacado grupo de intelectuales.

Por su parte, la vicepresidenta Primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que apoya "cualquier manifiesto" que esté a favor de "expandir, profundizar y avanzar en el conocimiento" del castellano, aunque ha añadido que no cree que esté "en peligro".

Fernández de la Vega se ha referido al Manifiesto y ha recalcado que "todo el mundo está a favor" de "cualquier manifiesto a favor del castellano". "Es una lengua hermosísima, tenemos un patrimonio cultural impresionante, es una lengua en expansión, y no creo que haya nadie que no esté de acuerdo con un manifiesto para apoyar nuestra lengua", ha manifestado la vicepresidenta.

Sin embargo, ha añadido que "no hay un problema" con el castellano y que esta lengua "no está en peligro".

POR UNA LENGUA COMÚN
El Círculo Balear se adhiere al manifiesto porque 'en Baleares no hay libertad'
* Adhiérase al manifiesto a través de elmundo.es
www.elmundo.es/elmundo/2008/06/26/espana/1214447297.html#formulario
ELMUNDO.ES 27 Junio 2008

PALMA.- El Círculo Balear (CB) se adhiere al 'Manifiesto por la lengua común' presentado en Madrid por varios intelectuales. "Uno de nuestros objetivos principales es la defensa de los derechos lingüísticos individuales y la libertad de elección de lengua. Libertad que, actualmente, en las instancias oficiales de Baleares no existe", aseguran en un comunicado remitido por dicha asociación.

Para el Círculo Balear es "una buena noticia que no sólo las organizaciones cívicas se movilicen para exigir un derecho fundamental constitucional como es garantizar la enseñanza en la lengua oficial del Estado". Para ellos, es importante que "otros sectores sociales, como el mundo de la cultura y las artes, reivindiquen el sentido común a gobernantes nacionales y autonómicos".

Según CB, la presentación de este manifiesto "también refleja la preocupación creciente que existe en la sociedad ante la falta de libertad propiciada por una legislación, que en el caso de Baleares, ha expulsado de la vida pública, de forma absurda e irresponsable, al español".

El presidente del Círculo Balera, Jorge Campos, reclama que "los políticos deben atender las reivindicaciones de la sociedad civil".

LOS APOYOS | LAS ADHESIONES
Grandes nombres de la Cultura se suman al Manifiesto por la Lengua Común
EL MUNDO 27 Junio 2008

MADRID.- El Manifiesto por la Lengua Común vivió ayer una intensa jornada de adhesiones del mundo de las Artes y las Letras. A los escritores y académicos que impulsaron la iniciativa junto a Fernando Savater, se sumaron el miércoles insignes nombres como el del poeta Antonio Gamoneda, Premio Cervantes de 2006, y el pintor y escultor Antonio López.

De la Literatura, además de Miguel Delibes, que apoyó el texto este martes, destacan Martín Casariego, Francisco Brines, Arturo Pérez-Reverte y Carmen Posadas.

Entre los firmantes de la propuesta también encontramos a artistas plásticos como Luis Feito, Gustavo Torner y Eduardo Arroyo.

Mientras tanto, al cierre de esta edición, casi 51.000 ciudadanos se habían adherido ya al Manifiesto a través de EL MUNDO y elmundo.es.

Asturiano de nacimiento, aunque leonés de adopción, Antonio Gamoneda ha sido reivindicado en diversas ocasiones por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como su poeta favorito.

"Me resulta una iniciativa razonable, siempre y cuando haya también un respeto implícito a las lenguas cooficiales", afirmó el poeta en declaraciones a EL MUNDO tras sumar su apoyo al Manifiesto por la Lengua Común.

El Premio Velázquez Antonio López también salió a defender la iniciativa, en tanto que reivindica garantías para los derechos de los ciudadanos: "Espero que no se vulnere la lengua común. Hay que ayudar a simplificar y hacer más llevadera la vida de los ciudadanos. De ahí el interés de este manifiesto», explicó.

También destacan las declaraciones de Rafael Canogar, uno de los grandes renovadores del arte plástico español de la mano del grupo El Paso. "Es necesaria la defensa de una lengua tan rica como la nuestra", afirmó. "Es necesario que todos estemos en el mismo umbral de oportunidades y derechos respecto al idioma. Por eso creo que este Manifiesto es tan necesario. Lo que no entiendo es cómo hemos podido llegar a que se dé esta situación".

Tres ex directores del Cervantes respaldan la defensa del español
RAMÓN PÉREZ-MAURA. MADRID. ABC 27 Junio 2008

Los tres ex directores, el marqués de Tamarón, Fernando R. Lafuente y Jon Juaristi, dieron un respaldo inequívoco a la proclama avanzada por un grupo de intelectuales que abarcan todo el espectro ideológico. Los que fueran los directores del Cervantes durante los gobiernos del Partido Popular ofrecieron argumentos complementarios entre sí. El marqués de Tamarón respaldó el manifiesto sosteniendo que «aunque casi todo lo que busca apuntalar está ya especificado en la Constitución y otras leyes, lo cierto es que no se cumple». Mientras, su sucesor, Fernando R. Lafuente, afirma que «El petróleo de la sociedad que habla en español es la lengua. ¿Quién puede despreciar eso? Sólo un fundamentalista que quiere poco el bienestar y la cultura de sus conciudadanos». Por su parte, el tercero de ellos, Jon Juaristi, remarcó que «lo que está acosado es el buen castellano; la posibilidad de que el español se desarrolle como instrumento de buena comunicación y cultura».

El marqués de Tamarón
Para Tamarón, el segundo director del Cervantes que ocupó el cargo tras Nicolás Sánchez Albornoz entre 1996 y 1999, «a algunos les molesta que les digan que es de día». Es decir, que el manifiesto recoja cuestiones que resultan evidentes para quien quiera prestar la más mínima atención al problema que se denuncia. Tamarón cree que «la utilidad de iniciativas como ésta reside en mostrar que personas de horizontes muy distintos están de acuerdo en algo. Y ello demuestra que hay una preocupación fundada. Coinciden en que ya es hora de dejar de tolerar que se violen las leyes. Algo que un Estado de derecho ni puede ni debe consentir.» El marqués de Tamarón, Santiago de Mora-Figueroa y Williams, es diplomático y tras dejar el Cervantes volvió a la carrera y ocupó la Embajada en Londres hasta dimitir en marzo de 2004. Tamarón cree que con este manifiesto se demuestra «que hay coincidencia en que es intolerable que las normas no rijan» y por ello se está enviando «un mensaje al Tribunal Constitucional». El marqués de Tamarón cree que «se está advirtiendo: «¡Cuidado! Ni el Gobierno ni la oposición se están tomando en serio el estado de derecho». Y habiendo un estado democrático, convendría que fuese complementado con un estado de derecho.»

Jon Juaristi
El último de los directores del Cervantes con el Partido Popular, Jon Juaristi, tras manifestar su «preocupación por el acoso que padece el buen castellano» y la dificultad de que «se desarrolle como instrumento de buena comunicación y cultura» cree que en las circunstancias que se dan hoy «es afortunado que España pese poco en el conjunto global de la lengua; lo que pase en España es lo de menos». Para Juaristi «es una pena que en España se renuncie a la lengua. Por más que los nacionalistas lo quieran, no será. Barcelona o Bilbao no importan en el futuro de la lengua castellana».

El pensador vasco sostiene que en el País Vasco y en Cataluña «se da una privación evidente de los derechos de los ciudadanos. Es cierto que a nadie meten en la cárcel, pero no se puede negar que impiden educar en castellano. Buscan que ésta sea la lengua de los parias, cuando es la primera lengua románica en extensión.»

Fernando R. Lafuente
El que fuera tercer director del Cervantes y segundo de la era Aznar, Fernando R. Lafuente, en la actualidad director de «ABCD las Artes y las Letras» cree que «esta discusión resulta paradójica, aunque hoy en España el sentido común es revolucionario». Para Lafuente «El sentido común indica que la lengua española, una lengua americana, es la segunda lengua internacional de Occidente, y, por tanto, con una extraordinaria proyección cultural -sólo semejante al inglés-. Resulta alucinante pensar que quienes están en disposición de aprender y comunicarse en esa lengua, con una comunidad de más de cuatrocientos millones de hablantes, se cierren a ella e impidan a las generaciones que se están formando ese potencial de comunicación y de cultura. Todas las lenguas son compatibles. Ha sido así con el irlandés: la mayor parte de los Premios Nobel irlandeses escribieron en inglés, y sus escritores siguen escribiendo, porque, sin olvidar el gaélico, saben que eso les permite una proyección internacional extraordinaria. Las lenguas rompen las fronteras. Y las lenguas pertenecen a los hablantes, no a los Gobiernos, por muy nacionalistas que éstos sean. Las lenguas son de la gente. Y los ciudadanos son los que deciden. La lengua española es hoy una lengua americana, nueve de cada diez hablantes, están al otro lado del Atlántico y de los cuatrocientos millones de hablantes, apenas un cinco por ciento pronuncia la "ce"».

Al mismo tiempo, Lafuente sostiene que «la lengua española es más moderna que el castellano, y ésa es su energía, irreversible, imparable. ¿Cómo se va a impedir su expansión si los ciudadanos están dispuestos a utilizarla para saber más, hacer negocios, comunicarse y viajar? El español es un idioma de frontera, siempre, lo fue. Hecho de andariegos e inmigrantes. Y ahí sigue. El petróleo de la sociedad que habla en español es la lengua. ¿Quién puede despreciar eso? Sólo un fundamentalista que quiere poco el bienestar y la cultura de sus conciudadanos.»

Los otros dos ex directores del Cervantes, Nicolás Sánchez Albornoz y el ministro de Cultura César Antonio Molina, no quisieron manifestarse.

La demanda por aprender español creció en el último cuatrienio entre un 50 y un 70 por ciento en todo el mundo
MADRID ABC 27 Junio 2008

El Instituto Cervantes es la institución pública creada por España en 1991 para la promoción y la enseñanza de la lengua española y para la difusión de la cultura española e hispanoamericana. Organizar cursos generales y especiales de lengua española, así como de las lenguas cooficiales en España; actualizar los métodos de enseñanza y la formación del profesorado o apoyar la labor de los hispanistas son tres de sus objetivos esenciales. La presidencia Ejecutiva la ejerce el presidente del Gobierno español, y la dirección, que corresponde la gestión y representación del Instituto, está a cargo de Carmen Caffarel.

El Instituto Cervantes, que cuenta con 70 centros en todo el mundo, ampliará su red en 2009 con la apertura de los de Sidney (Australia) y Nueva Delhi (India), así como la creación de un Aula Cervantes en Senegal. En el horizonte también están Seúl y la ampliación de la red en Brasil y Europa. Tres mil personas usan cada día las bibliotecas cervantinas.

Al anunciar días pasados el plan estratégico para los próximos años, Carmen Caffarel insistió en que se reforzará el español como lengua de comunicación internacional para incrementar su demanda mundial. En el último cuatrienio ha aumentado en un 50% el número de cursos impartidos en sus centros, y un 70% el de matrículas. De cara al 2010, año en el que España ocupará la presidencia europea, el Instituto impulsará la imagen del español como una «lengua eficaz y útil» de comunicación internacional, también dentro de las instituciones comunitarias. El español crece de manera tan grande que llegará a superar en número de hablantes al inglés en el año 2050.

Por otra parte, el Plan curricular, según las recomendaciones que propuso el Consejo de Europa en el año 2001, sitúa al español en el nivel de desarrollo más avanzado en la descripción y análisis del material lingüístico para su estudio por los hablantes de otras lenguas.

El PP rechaza que Aragón legisle el catalán como lengua propia
ROBERTO PÉREZ ABC 27 Junio 2008

ZARAGOZA. Aún no se conoce el texto ni ha tomado cuerpo como proyecto de ley, pero políticos y colectivos sociales se ponen en guardia ante el temor de que Aragón legisle el catalán como lengua propia. El PP ya ha dicho que se opondrá a un proyecto de Ley de Lenguas que incluya algo así, y lo mismo advierte la Plataforma «No Hablamos Catalán», que se presentaba públicamente esta semana y que ha convocado una manifestación en Zaragoza para el 4 de julio. El objetivo: defender el patrimonio lingüístico propio de Aragón y rechazar que sea «fagocitado» por el catalán oficial.

El vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, ha afirmado que el anteproyecto de Ley de Lenguas será tratado dentro de unos meses en el seno del Ejecutivo autónomo. Después lo presentará a las Cortes regionales para que sea debatido, votado y convertido en ley. No se ha detallado su contenido, pero el hecho de que ese proyecto de ley asome en el horizonte ha sido suficiente para que varios colectivos hayan empezado a tomar posiciones. El PP ha dejado claro que no admitirán un texto que legisle el catalán como lengua propia de Aragón. Y la Plataforma «No Hablamos Catalán» (NHC) ha advertido de que, si al final el catalán aparece regulado en la Ley de Lenguas de Aragón, se estará condenando a las modalidades lingüísticas que ha dado esta tierra a lo largo de la historia.

El líder del PP aragonés, Gustavo Alcalde -que se ha adherido al Manifiesto por la Lengua Común- ha subrayado que «en la zona oriental de Aragón no se habla catalán y yo no quiero que nadie ponga una etiqueta a lo que en esta tierra se habla desde hace siglos y forma parte del patrimonio cultural de Aragón». Alcalde se pregunta «por qué habría que homogeneizarlo todo con la imposición del catalán cuando, además, hay un estudio lingüístico de la propia Universidad de Zaragoza en el que se demuestra que la gente de estas comarcas no quiere que se diga que es catalán lo que ellos hablan».
Al igual que Gustavo Alcalde, desde la Plataforma NHC subrayan que en Aragón se habla castellano y aragonés, entendido este último como un grupo de diversas variantes lingüísticas que se han ido labrando a lo largo de los siglos. El literano, el fragatí o el chapurreau son algunos ejemplos, según insiste Héctor Castro, miembro de NHC. que destaca que debe quedar claro que «lo que hablamos 60.000 aragoneses no es catalán, son modalidades propias de Aragón».

F. Sosa Wagner: «Al Estado no se le ocurre hacer una ley para defender el castellano»
POR ESTHER DE LEÓN ABC 27 Junio 2008

MADRID. El catedrático de Derecho Administrativo y escritor Francisco Sosa Wagner se suma al Manifiesto para la Lengua Común para defender el español y su convivencia con los idiomas de las comunidades autónomas bilingües. El que fuera profesor del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodriguez Zapatero, en la Universidad de León, ya había mostrado su desacuerdo con la política territorial del Ejecutivo de su antiguo alumno hace un año en la presentación de su libro «El Estado fragmentado». Entonces, Sosa calificó la actuación en esta materia de «concesión al oportunismo político que puede llevar a las instituciones y a la administración a un auténtico bloqueo». Ahora,tras suscribir el manifiesto, vuelve a requerir la atención del Gobierno de su pupilo para que vigile la situación del castellano.

- ¿En qué momento conoce el manifiesto y por qué lo suscribe?
- Savater es quien ha tomado la iniciativa para conocer los problemas de estas comunidades autónomas bilingües respecto al castellano y las lenguas cooficiales y yo me sumé cuando tuve conocimiento de ello. Es un tema muy interesante al que he querido unirme. El Estado, el Parlamento se tienen que ocupar de este asunto. Al Estado no se le ocurre hacer una ley para defender el castellano y las fuerzas políticas deben hacerse cargo. Este manifiesto es una llamada de atención al Gobierno para que se sensibilice. Para que ésto sea una medida de protección para nuestra lengua.
- ¿Dónde cree que es más necesario potenciar el castellano?
- El problema reside en las comunidades autónomas bilingües. La dimensión de los problemas la ignoro, pero soy consciente de que existen, como las quejas de asociaciones de alumnos. Desatender el cultivo de la lengua común es grave y, en este caso, en estas autonomías, el Estado y las instituciones públicas tienen que ocuparse de esta materia. Las autonomías tienen las competencias educativas transferidas por lo que el Estado tiene que vigilarlo, pues este asunto no debe convertirse en un problema para la convivencia de los españoles.

- ¿Qué vía considera que puede potenciar una excelente convivencia lingüística?
- La tesis que sostengo es que el bilingüismo se mantenga sin trampa ni cartón, nadie combate ese bilingüismo. Ahora bien, nadie pone objeciones a una lengua diferente al castellano, pero quien desee escolarizar a sus hijos en castellano que pueda hacerlo.

- ¿Qué lugar deben ocupar las lenguas cooficiales en España para los firmantes del manifiesto?
- El lugar que se le asigna en la Constitución.

- ¿A quién atribuye la lucha por la imposición de las lenguas cooficiales -como el catalán, el gallego o el vasco-, a los políticos o a los ciudadanos?
- A los políticos, sin duda. Voy con mucha frecuencia a Cataluña y en el trato con mis compañeros de trabajo y en la convivencia con los ciudadanos catalanes no ha existido ningún problema.

- ¿Qué papel juega el Gobierno y qué fichas moverá Zapatero ?
- Se está llevando a cabo un buen papel de promoción del castellano y, en concreto, gracias al Instituto Cervantes, en cuanto a la proyección en el extranjero de un castellano de calidad desde hace ocho o diez años en el mundo entero. Pero en España, el problema está en las comunidades bilingües.

De la Vega apoya “cualquier manifiesto” a favor del castellano aunque señala que no cree que esté “en peligro”
El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y el nuevo Gobierno regional se adhiere al manifiesto que promueven un grupo de intelectuales
El PP vasco advierte al Gobierno autónomo de que si pretende “imponer” un proyecto que no respeta el derecho de los ciudadanos, movilizará a las familias
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que apoya "cualquier manifiesto" que esté a favor de "expandir, profundizar y avanzar en el conocimiento" del castellano, aunque ha añadido que no cree que esté "en peligro". Fernández de la Vega se ha referido al manifiesto en apoyo del castellano que promueven un grupo de intelectuales, y ha recalcado, en declaraciones a TVE, que "todo el mundo está a favor" de "cualquier manifiesto a favor del castellano". El texto sigue recibiendo apoyos, y en esta ocasión el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, se ha adherido este jueves al mismo.
Agencias Estrella Digital 27 Junio 2008

Madrid
"Es una lengua hermosísima, tenemos un patrimonio cultural impresionante, es una lengua en expansión, y no creo que haya nadie que no esté de acuerdo con un manifiesto para apoyar nuestra lengua", ha manifestado la vicepresidenta.

Sin embargo, ha añadido que "no hay un problema" con el castellano y que esta lengua "no está en peligro".

Más apoyos para el manifiesto
El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, se ha adherido este jueves al manifiesto y ha destacado que todos los niños españoles tienen derecho a recibir educación en una lengua común para todo el Estado, independientemente del derecho al aprendizaje en las lenguas autonómicas.

Así, ha señalado que "la imposición" de la lengua oficial de las comunidades autónomas como idioma vehicular implica una "discriminación" para los alumnos cuyos padres desean que sus hijos reciban su educación en castellano y ha añadido que puede perjudicar a los menores, "al quedar mermadas sus posibilidades de comunicación en un mundo cada vez más global".

El nuevo Gobierno regional de Madrid también ha acordado adherirse al manifiesto, así como "hacer campaña" para que "todos los madrileños" respalden esta iniciativa.

El PP vasco movilizará a las familias
Por su parte, el PP vasco advirtió al Gobierno autónomo de que, si no consensúa la reforma de modelos lingüísticos con el resto de formaciones,y pretende "imponer" un proyecto que "no respeta la libertad y derecho" de los ciudadanos, movilizará a las familias. Además, pedirá al Parlamento vasco que se pronuncie sobre la propuesta de intelectuales y escritores en favor del castellano, al que el dijo adherirse.

En una rueda de prensa en Vitoria, Oyarzábal aseguró que su partido "suscribe y apoya" el texto "en favor de la lengua materna" y anunció la próxima presentación de una iniciativa en el Parlamento "que incorpore sus principios". "Queremos que todo el mundo se retrate y el Parlamento se sume a ese manifiesto", dijo.

Este objetivo "será defendido por el PP vasco" porque en Euskadi, el castellano "también es lengua materna" y tiene derecho a "ser lengua vehicular de la enseñanza". "No tiene ningún sentido que una conquista social los nacionalistas intenten imponer un modelo único que arrincone una de las dos lenguas oficiales, en este caso, el castellano", agregó.

Reforma de modelos lingüísticos
Respecto a la reforma de modelos lingüísticos que el Departamento de Educación pretende enviar en septiembre a la Cámara autonómica y que reduce a uno los modelos de enseñanza, advirtió de que, cualquier modificación se debe abordar "con un consenso, al menos igual o mayor que el que tuvo la ley ahora vigente".

"No tiene ningún sentido tirar por la borda los acuerdos anteriores y plantear un modelo que imponen los nacionalistas a la otra mitad del país, sin contar con la otra mitad", dijo.

Ermua: Contra el nacionalismo, rebelión
Redacción Bilbao Minuto Digital 27 Junio 2008

Va siendo hora de decir basta a las ocurrencias de los nacionalistas, únicamente ocupados en destrozar la convivencia nacional y causar problemas artificiales a los ciudadanos –como si no tuviéramos pocos- en busca de un retroceso a los señoríos feudales que jalonaban la España medieval. Ya está bien de poner palos en los radios de la rueda del progreso común de todos los españoles.

Por ello sería de agradecer que se extendiese el ejemplo del Ayuntamiento de Ermua, cada vez que los nacionalistas intenten, ya sea en el plano político, lingüístico o cultural alguna de sus “jugarretas”. El pleno de Ermua ha aprobado este miércoles, con el respaldo de PSE-EE y PP, la abstención de EB y el rechazo de PNV, una moción en contra de la consulta convocada por el lehendakari Ibarretxe que determina que el Ayuntamiento no facilitará recursos materiales ni administrativos para su celebración.

El texto, que ha sido presentado por el PP que dirige Fernando Lecumberri, ha salido adelante en esta localidad vizcaína dirigida por el PSE-EE y mañana será aprobado en Basauri, donde los socialistas y el PP gobiernan en coalición y han anunciado que apoyarán la propuesta.

En la moción se insta al Gobierno central “a que active los mecanismos que le brinda el Estado de derecho, con el objetivo de impedir la celebración del referéndum ilegal”.

En el texto se exige a Ibarreche que “renuncie a la convocatoria de referendos para los cuales no tiene ni competencia, ni habilitación jurídica, y se instale en el cumplimiento escrupuloso de la legalidad vigente”. Asimismo, insta a establecer la lucha contra el terrorismo y la derrota de ETA “como prioridad fundamental de su actividad política”.

El escrito manifiesta que la Constitución Española y el Estatuto de Gernika “constituyen las normas legales que garantizan el ejercicio de nuestros derechos y libertades”.

El nuevo PP
El hombre que susurraba a los votantes
Se va a poner en marcha una estrategia para separar a los socialistas de sus aliados nacionalistas y ganarse al elector cívico, ese votante que delega su confianza no por sectarismo, sino por convicción.
Jorge Vilches Libertad Digital 27 Junio 2008

El nuevo mando recibido por Rajoy en Valencia tiene el sentido de otorgarle la posibilidad de crear otro tipo de oposición. Tal y como ha dicho, se trata de "hacer lo mismo, pero mejor". La sentencia es moldeable y, cómo no, pueden sacarse de ella varias interpretaciones.

En el mejor de los casos significa que se va a poner en marcha una estrategia para separar a los socialistas de sus aliados nacionalistas y ganarse al elector cívico, ese votante que delega su confianza no por sectarismo, sino por convicción. Y todo esto sin desprenderse de los principios que conforman la columna vertebral de la derecha.

En este escenario, el PP de Rajoy debería acercarse a los separatistas vascos, catalanes y gallegos con un programa atractivo a las aspiraciones independentistas, pero sin que ello suponga, al tiempo, que el votante de la derecha se sienta defraudado. Este difícil equilibrio lo creen conseguir a través de una mejora de la comunicación; es decir, de la persuasión al elector liberal y conservador de que no sólo no pasa nada, sino que es mucho mejor para todos (y todas).

Llegados a este punto, se han percatado de que dicha propaganda no la pueden hacer a través de medios de comunicación que se han distinguido en los últimos años por la denuncia de los ataques a la constitucional nación de ciudadanos libres e iguales. Saben que modificar líneas editoriales, conciencias y libertades de expresión varias no es asunto sencillo ni rápido. Y las elecciones están a la vuelta de la esquina. La solución, sin embargo, es pintiparada: como el objeto es sustituir a los socialistas en el corazoncito del nacionalista y del elector cívico, qué puede haber mejor que utilizar a los medios "progres". De aquí su deferencia hacia el periodismo zapaterista, y su desdén hacia los otrora amigos del alma liberal.

La estrategia, entonces, marcará la mayor o menor firmeza en los principios, y la comunicación será la estrella de la tercera época rajoyista. Disfrutaremos, el que pueda y quiera, de esa retórica que enriquece el envoltorio quitando relevancia al contenido. Y el elector cívico, cada vez más cansado, con hastío por el vaivén eufónico, comprobará cómo aparece en escena ese tipo de político que le endosa "pedagogía, mucha pedagogía", sonriendo la alternativa política y susurrándole al oído, en el más perfecto estilo tecnocrático: "Lo que importa es la economía."

Con los votos de ETA
Editorial ABC 27 Junio 2008

El diario «Gara» anticipó ayer que el Partido Comunista de las Tierras Vascas apoyaría el proyecto de ley de referendos presentado por el Gobierno vasco y pocas horas después este partido concretó que su respaldo, en la votación que tendrá lugar hoy, se limitaría a un solo voto, el suficiente y necesario para romper el empate a 33 entre PP y Partido Socialista de Euskadi, por un lado, y el tripartito más Aralar, por otro. La izquierda proetarra repite su historia aplicando la misma táctica que en diciembre de 2004, cuando Batasuna prestó tres votos al PNV para sacar adelante el plan Ibarretxe I. Los proetarras se justifican queriendo demostrar que no están con el lendakari, pero menos aún con la legalidad constitucional. Al final, hoy volverá a funcionar la hermandad nacionalista que se solemnizó en el pacto de Estella. Desde entonces, ETA y el PNV no se han fallado en los momentos difíciles, demostrando que a la derrota policial del terrorismo le conviene la derrota electoral del nacionalismo que lo alienta y encubre políticamente.

Por otro lado, hoy se exhibirán con toda crudeza las consecuencias de que en 2005 el Gobierno y la Fiscalía General del Estado jugaran a aprendices de brujo con el final de la violencia y la negociación encubierta con ETA. Si hubieran pedido a tiempo la ilegalización del PCTV, el Parlamento vasco probablemente no tendría que vivir la infame jornada que le han preparado para hoy ETA y el PNV.

ETA apoya al Lehendakari en su referéndum
Vicente A. C. M. Periodista Digital Junio 2008

Creo que la terminología legalista me supera y me sorprende. Ayer en el Parlamento vasco se volvió a escenificar el desafío al Estado y a la Constitución, aprobándose la propuesta para celebrar la “consulta” a los ciudadanos residentes en la Comunidad Autónoma Vasca. Esta resolución es ya de por sí un acto que demuestra que el plan independentista seguirá frente al talante de diálogo que propugna el Sr. Zapatero.

¿Hay que esperar a que se convoque para poder actura y denunciarlo al Tribunal Constitucional? O ¿ Es la aprobación de una propuesta ilegal causa suficiente para proponer su anulación? A mí, me parece que lo lógico es desautorizar a ese Parlamento Vasco y anular directamente esa propuesta. No hacerlo significará que el Gobierno Vasco se basará en esa resolución de su Parlamento para convocar un referéndum ilegal e inconstitucional. ¿Por qué esperar al siguiente paso?

El victimismo sigue siendo el escudo moral donde se esconde la hipocresía de un nacionalismo obsesivo y desafiante. Un Lehendakari fariseo que se atreve a burlarse de la Ley y además culpabiliza a quien está cumpliendo con su deber de impedir que los ciudadanos se expresen. Esta hipocresía e indignidad ya ha sobrepasado todos los límites admisibles de la tolerancia. El Gobierno de España debe dar una respuesta contundente y valiente. Se ha demostrado que el talante y el diálogo son rechazados y despreciados por quienes solo tienen un objetivo, forzar la Ley y cumplir sus sueños independentistas a cualquier precio.

Hasta ahora bajo la excusa de aparentar ser una partido democrático, el PNV y sus líderes han estado en una contienda de estirar una cuerda y arrastrar a su campo a su contrincante, haciéndole pasar la raya marcada por la Ley. Visto que no lo conseguían, ahora han tensado la cuerda para romperla y dejar que caigan sus oponentes, mientras ellos siguen en pìe y acusándoles de haberla cortado.

Como ciudadano exijo que se cumpla la Ley. Exijo que la resolución del Parlamento de la C.A. Vasca sea anulado. Exijo el encausamiento por lo penal de los proponentes de esa ilegalidad. Exijo que el Gobierno de España cumpla con su deber y no dé más esperanzas vanas al secesionismo de unos nacionalistas que actúan ya como auténticos matones de barrio.
Enlace permanente 1 comentario

Langostinos y garbanzos
IGNACIO CAMACHO ABC 27 Junio 2008

EN España los políticos de cierto nivel -ministros, diputados, senadores, altos cargos del Estado- no están demasiado bien retribuidos, pero en las autonomías, diputaciones y ayuntamientos se dispara con pólvora del rey a la hora de autoadjudicarse salarios y sinecuras a cargo del contribuyente. El despilfarro de caudales públicos siempre resulta una práctica inmoral, aunque es especialmente hiriente en épocas de crisis, cuando el que paga impuestos tiene que apretarse el cinturón mientras ve cómo se lo aflojan los que dicen estar en política para prestar un servicio. No se trata ya sólo de los sueldos, que demagógicamente algunos se congelan para parecer austeros, sino de los privilegios propios de una dirigencia acostumbrada a circular por el poder en un carril reservado: uso indiscriminado de coches oficiales, contratación discrecional de asesores, dispendio en telefonía móvil, tarjetas de crédito, comidas en restaurantes de lujo, viajes en primera clase, gastos representativos y, en general, todo un suntuoso tren de vida que sus beneficiarios jamás se permitirían si tuviesen que sufragarlo de su propio bolsillo. En este aspecto las democracias anglosajonas, de raíz calvinista, ofrecen un ejemplar rigor ético: en Suecia, por ejemplo, los altos cargos acuden al despacho en su vehículo privado, y en Alemania tuvo que dimitir un ministro por cargar a su propia tarjeta de puntos las bonificaciones generadas en desplazamientos oficiales. ¿Puritanismo? Más bien respeto por el dinero de los ciudadanos y la moral pública.

Nada que ver con el concepto patrimonialista que se ha extendido en nuestra Administración, donde se considera normal el disfrute de un rumboso pago en especie como supuesta retribución del sacrificado ejercicio de la actividad pública. En Andalucía, los miembros -y miembras- socialistas de un fantasmal Consejo Audiovisual denunciados por gastar un llamativo dinero en comilonas se han justificado sin cortarse un pelo alegando con llamativo desahogo que dichas cuchipandas, generosas en vinos de marca y mariscos varios, son «inherentes al desempeño del cargo». Es decir, que entre sus funciones oficiales -supuestamente dedicadas a velar por el buen funcionamiento de los medios de comunicación públicos- figuraría la de consumir viandas a cuenta de los impuestos de quienes no pueden permitírselo.

Al menos éstos lo han dicho en voz alta, pero de su desenvuelta explicación se deduce el consenso silencioso que esa autocomplaciente consideración genera entre una clase política acostumbrada a hacer exactamente lo mismo, sin el más mínimo sentimiento de culpabilidad y hasta con una cierta dosis de resignación condescendiente. El viejo dicho cínico de que «hay que ver la de langostinos que es menester comerse fuera para llevar los garbanzos a casa» lo aplica la práctica totalidad de nuestros administradores con desvergonzada normalidad, inmunes a los aprietos de esa ciudadanía que les paga el salario y los caprichos, e incluso sorprendidos del creciente desprestigio que sufre una actividad pública cada vez más alejada de la calle. Esa calle cuyo fragor hace tiempo que dejaron de oír, aislados tras los cristales ahumados de sus audis con chófer para los que nunca parece subir el gasóleo.

Tragedia cubana, vergüenza española
POR HERMANN TERTSCH ABC 27 Junio 2008

DEBO confesar hoy aquí que, por primera vez desde que atravesé los borrosos confines de mi militancia política juvenil en el idolatrado y proletario territorio del barrio de Santuchu en el «bocho» noroccidental -escaleras de Iturribide arriba, a tiro de piedra de la Basílica de Begoña-, he sentido durante estos últimos días un perfecto y malsano aprecio por unas palabras del gran sátrapa del Caribe, el dictador criminal favorito de nuestros estadistas demócratas, Fidel Castro. ¡Da gusto su contundencia! Su aplomo emociona y convierte a sus enemigos en gusanos, ese concepto del discrepante tan injusto para con los compatriotas que son sus enemigos, pero a veces tan oportuno cuando se refiere a los dirigentes del mundo libre. Nuestro comandante nos ha hecho llegar una misiva desde el más laico, chulo y antillano de los «más allá», en la que se mofa de las democracias occidentales europeas y muestra su «desprecio por la enorme hipocresía» que supone, dice él, el levantamiento por parte de la Unión Europea de las mínimas sanciones impuestas en su día contra Cuba. Fueron impuestas por la brutal represión de la disidencia y la violación sistemática de los derechos humanos. Han sido suspendidas por la militante obsequiosidad del Gobierno Zapatero hacia la dictadura que, con un celo digno de mejor causa, no ha cejado hasta hacer creer a los otros 26 miembros de la UE la obvia falsedad de que el régimen cubano se está liberalizando. No da las gracias por estos favores mi comandante. Considera que la humillación de las democracias es mérito propio. Lo cierto es que muchos le han ayudado.

Estoy con el comandante de mi juventud. Está muy enfermo, el compañero Fidel. Mortalmente enfermo. Ha sido siempre, pese a su vitalidad animal, un ser decrépito porque nadie sano puede soportar tanto sufrimiento ajeno y masivo durante cinco décadas cuando está en su mano evitarlo. Pero mantiene el instinto de supervivencia más intacto que la suma de todos nuestros electos, selectos y perfectos líderes democráticos europeos que han decidido que el comandante merece el mismo respeto que ellos. Stalin, Hitler, Pol Pot, Videla en sus tiempos más infames, Franco en su peor fanatismo, Pinochet a veces, Mao Tse Tung algo más, Milosevic de vez en cuando y Ceaucescu en ocasiones. Hay que rebuscar entre la nomenclatura de la infamia en siglos para encontrar a dictadores que hayan dispuesto sobre vida y muerte, suerte o tortura del súbdito, con la misma afabilidad de este hombre miserable y malo, el barbudo del chándal. Pero la pasada semana, una cumbre de líderes muy limpios de democracias impolutas, en la reunión del Consejo Europeo, han decidido «normalizar» sus relaciones con el asesino. ¿Se imaginan a los 27 jefes de Estado y de Gobierno europeos, cuna y faro del respeto a los derechos humanos, proclamando a Robert Mugabe hijo adoptivo de la ciudad de Estrasburgo, sede del parlamento europeo? ¿O al comité del Premio Nobel o de los Premios Príncipe de Asturias proclamando galardonado post mortem a Josef Mengele, el médico de Auschwitz? ¿O un Gobierno de España erigiendo en Bruselas -con nuestro dinero, por supuesto- un monumento a Argala o De Juana Chaos, al guineano Teodoro Obiang, a los criminales de guerra Radovan Karadzic o Ratko Mladic? Lo increíble no es que siga vivo Fidel Castro, pesadilla de todos aquellos que han vivido bajo su poder, lo inexplicable y absolutamente insólito es el febril sueño solidario con el régimen cubano criminal de quienes viven a salvo de sus decisiones y tiranía. Cuba, nos dice la UE, es un país normal, homologable y homologado.

Lo inexcusable y lo profundamente vergonzoso para todo demócrata español es tener la certeza de que ha sido el Gobierno español con nuestros recursos y gracias a nuestra confianza depositada en él, quien ha utilizado todos los medios a su alcance para erigirse en abogado y «lobbista» de Castro. La peor dictadura existente hoy en Iberoamérica y el peor activista en contra de los derechos humanos y la libertad ha conseguido normalizar sus relaciones con la mayor unión de democracias del mundo gracias a la intervención del Gobierno español. Enhorabuena. Por fin un éxito en la política exterior de un gobierno al que no sólo el propio favorecido de esta infamante operación desprecia.

Las sanciones ahora levantadas, sin que ninguna acción de La Habana lo justifique, eran poco más que un recordatorio al régimen castrista de que Europa no podía asumir con indiferencia el aplastamiento de la sociedad civil y los movimientos a favor de los derechos humanos en la isla. Eran poco más que un castigo testimonial que impedía visitas oficiales y daba cierta relevancia en la agenda diplomática a una disidencia machacada por un aparato policial implacable. Estas medidas se aplicaron después de la trágica y negra primavera de 2003 que concluyó con la condena de decenas de disidentes a penas insólitas, muchas de ellas prácticamente de por vida. Dos años más tarde, el nuevo Gobierno español bajo el socialismo filotercermundista de Zapatero ya logró un éxito en su primera ofensiva diplomática abogando por una suspensión cautelar de las sanciones. Ahora, desde hace un año, los sectores castristas del Gobierno de España en Bruselas se han volcado en su labor de convencer a los demás miembros de la UE de que las sanciones suspendidas no tienen efectos. ¿Cómo habrían de tenerlas si quedaron sin efecto en su día? Con este argumento, el de la falta de sentido de unas sanciones nunca aplicadas, España ha logrado cubrirse de gloria en su cerrada defensa de la dictadura castrista y ha logrado que sus socios, muchos aburridos, muchos con reservas morales que por supuesto en Madrid no se tienen, decidieran poner fin a unas sanciones que, al fin y al cabo, Zapatero y su embajada en La Habana ya se habían encargado de que no tuvieran efectos reales.

Pero tiene razón mi comandante. No es, en esta historia de vergüenza, peor el siniestro papel de Zapatero que el de una cancillera Angela Merkel consentidora o un presidente Nicolás Sarkozy indiferente. Son tan dignos de desprecio -dice Castro- los que en abierta complicidad con el régimen represor promueven su impunidad como los que la aceptan por desinterés manifiesto en la suerte y los derechos de los millones de cubanos que siguen viviendo en el hemisferio occidental en una insólita cárcel cuya financiación engrasan las empresas españolas y el turismo tropical, sexual o etílico.
De lo que se trataba era finalmente de presentar al régimen de mi comandante como un Estado «normal» de Iberoamérica con sus «peculiaridades» que incluyen la implacable represión de la disidencia, las represalias contra sus familiares, la falta de libertad de expresión, la tortura, las cárceles secretas, las palizas cotidianas, la intimidación y el terror como forma de vida. La toxicidad ideológica del Gobierno de Zapatero en su primera legislatura ha tenido unas consecuencias dramáticas.

 No sólo para Cuba por supuesto. También para todos los españoles y especialmente aquellos que viven en zonas sometidas a instituciones con vocación totalitaria que han tenido en el Gobierno de España un colaborador comprensivo. Pero el caso de Cuba ha hecho que nuestro «prestigio» se haya consolidado en toda Europa y más allá.Los países que sufrieron dictaduras comunistas en Europa, los que más se han resistido al desafuero de normalizar relaciones con un país en permanente estado de excepción impuesto por un régimen criminal, saben ya que no pueden esperar probidad democrática de Madrid. El filocastrismo es parte del zapaterismo. Los demás, por intereses de otro tipo, han decidido ceder a las presiones españolas a favor de la dictadura. Todos han logrado por igual ser despreciados a un tiempo por Castro y la disidencia cubana. Es una forma peculiar de crear armonía entre carceleros y encarcelados en la isla. Nadie dude que se suma a este desprecio el de millones de cubanos que aún callan. Y la de los españoles que, comprometidos con la libertad de todos, también de los cubanos, hemos de sufrir la vergüenza ante esta triste gesta del Gobierno de España.

El nuevo PP
Sindicatos del crimen
Esta gente ha demostrado plenamente ser capaz de tales actos gangsteriles, del antenicidio o, ahora mismo, de la campaña contra la COPE, contra Telemadrid por medio de sindicatos mafiosos, o contra Jiménez Losantos, o del intento de meterme en la cárcel.
Pío Moa Libertad Digital 27 Junio 2008

Cebrián, cuya evolución no necesita glosa, llamó "sindicato del crimen" al grupo de periodistas que, cumpliendo una exigencia democrática, sacaron a la luz algunas hazañas del partido de los cien años de honradez. No pudieron sacarlo todo porque no daban abasto y porque el periodismo de investigación se acabó prácticamente entonces, mientras Aznar, llegado al poder gracias sobre todo a esfuerzos ajenos a su partido, prefirió "pasar página".

Pero está claro quiénes componían el sindicato del crimen, que nunca sintieron rastro de contrición por sus actos, sino un ciego afán de revancha y de castigo a quienes les habían echado de tantas poltronas. Recordamos el video gangsteril sobre Pedro J, realizado por servicios supuestamente al servicio de la ley; hemos olvidado muchas otras fechorías, unas menores, otras comparables. José Luis Gutiérrez mencionaba algunas en Días de papel, tales como las inspecciones intimidatorias de Hacienda o el caso de "la desventurada Encarna Sánchez, a quien ni siquiera en la tumba dejan en paz" con "burlas sin cuento a causa de su supuesto lesbianismo" (¡quiénes iban a hablar!), espionajes telefónicos o informáticos y un largo etcétera.

Una de las acciones de "castigo" más brutales fue el hundimiento de Diario 16, un periódico emblemático de la transición, por medio de CCOO y de un empresario afín al PSOE. Primero, el sindicato comunista organizó una huelga con "ataques de una violencia inusitada, amenazas de muerte, una escopeta de cañones recortados esgrimida contra el director del periódico, palizas a quiosqueros y distribuidores, kioscos, furgonetas y paquetes de periódicos incendiados" a finales del 1993 y principios de 1994. El diario perdió por la huelga más de la mitad de sus ventas. Aun así sobrevivió de momento, pero en 1995 el aludido empresario cercano al gobierno lo compró con el fin de echar a Gutiérrez, operación simultáneamente de castigo y de liquidación de una voz crítica ante las elecciones de 1996. Y así ocurrió, en enero de este último año: "'Hay que cortar la argolla que sujeta la red, una vez cortada, todo caerá', había dicho un conocido dirigente político. La argolla era el director del periódico." Desde entonces Diario 16 malviviría unos años, en total declive.

Esta gente ha demostrado plenamente ser capaz de tales actos gangsteriles, del antenicidio o, ahora mismo, de la campaña contra la COPE, contra Telemadrid por medio de sindicatos mafiosos, o contra Jiménez Losantos, o del intento de meterme en la cárcel. La novedad es que el PP, el de Rajoy, se ha sumado al sindicato, feliz de que este le dé cancha y tratando de imitar su demagogia. La palabra del nuevo PP es el diálogo. Habida cuenta de que el significado concreto de esa palabra, en boca del Gobierno, consistía en los tratos infames con los asesinos, contra la ley, y la marginación de las víctimas, el diálogo del PP con los del "talante" significa el acoso conjunto a las voces críticas y a la libertad de expresión. Como primera medida.

La llave y la clave
DANIEL INNERARITY El Correo 27 Junio 2008

Hasta ayer no sabíamos cuál iba a ser el resultado de la votación de hoy pero sí sabíamos que ese resultado iba a depender de los votos de EHAK. Ese dato es suficiente para estar seguros de que no hemos hecho las cosas bien. Comparto plenamente el principio de que no hay que dejar a ETA la llave o el interruptor que decida cuándo y de qué manera se deben abordar las cuestiones políticas que conciernen al autogobierno vasco. Lo que me planteo ahora es si quienes han tenido la principal responsabilidad a la hora de diseñar el actual escenario -fundamentalmente la negativa de Zapatero a abrir un diálogo con el lehendakari sobre dicho asunto y la negativa de éste a modificar su hoja de ruta- han reparado en que es justo esto lo que se ha conseguido: ETA va a decidir el resultado de este pleno y va a tratar de decidir la dinámica posterior. Lo que vaya a resultar de la votación es, a estas alturas, inevitable; vayamos a por lo segundo, a recuperar la llave que torpemente le hemos entregado.

De lo que ahora se trata, la cuestión clave, es gestionar el escenario que se inaugura hoy. En esto el PNV, desde su posición de partido mayoritario y de gobierno, tiene una especial responsabilidad: marcar el terreno de juego y decir qué cosas no va a hacer para evitar que ETA aproveche esa dinámica y continúe en posesión de la llave. Sería suicida que alentara el esquema de confrontación, en el que ETA tratará de intervenir agudizando las contradicciones en el seno del mundo nacionalista.

¿Cómo hacerse entonces con la llave que abre y cierra las cosas en una sociedad democrática? Una vez más la clave está en la sociedad vasca, no en la que no va a poder ser consultada sino en la que hace valer su opinión insistentemente. El último Euskobarómetro arroja unos datos acerca de la sociedad vasca que dejan poco lugar para las dudas: la consulta no despierta ni grandes entusiasmos ni grandes indignaciones, por lo que cualquier operación pensada en términos de victimismo está destinada al fracaso. Lo que ponen de manifiesto reiteradamente estos y otros análisis es que la gran mayoría de la ciudadanía se configura a partir de tres principios:

1. Hay una clara voluntad de profundizar en el autogobierno, recuperar su sentido originario de pacto, tras años de restricción unilateral;

2. La sociedad reclama un tipo de liderazgo integrador y dialogante, como corresponde a una ciudadanía madura y que no se deja dirigir a través de una confrontación dramatizada; y

3. El rechazo a la violencia debe traducirse en un pacto amplio para conseguir que ETA sea cada vez menos relevante y decisiva en la vida política. En Euskadi no conseguirá una mayoría social quien no consiga una buena nota en estas tres cuestiones.

En cambio, quien proponga una formulación equilibrada y creíble de estos principios ganará la confianza de la sociedad vasca y podrá liderarla en los próximos años.

Ahí está la clave, un código nada secreto, que cualquiera puede descubrir analizando sin prejuicios la realidad vasca actual. No es una clave tan enigmática; basta con observar bien la sociedad que tenemos, y no hacer como aquel gobierno que, en el relato de Bertolt Brecht, quería disolver la sociedad para elegir otra, porque la existente le había decepcionado.

Educación
El Santander fomenta el español en Rusia
Botín firma nuevos acuerdos con centros académicos en Moscú y San Petersburgo
El grupo bancario y la Universidad Lingüística de Moscú apoyan planes de formación de docentes de castellano.
Eduardo Bajo La Razón 27 Junio 2008

San Petersburgo- El proyecto de ayuda a las universidades llevado a cabo por el Banco de Santander está dispuesto a llegar a donde haga falta. Como ejemplo, basta con lo visto ayer en Moscú, donde el presidente de la entidad, Emilio Botín, firmó personalmente el acuerdo entre la División Global Santander y la Universidad Lingüística de la capital rusa, creando la Cátedra de Nanotecnología aplicada al Lenguaje (Linguapark) y apoyando programas de formación para profesores de español. Este acuerdo, firmado a poco más de un mes de haber patrocinado el III Congreso de Hispanistas de Rusia, amplía la colaboración del banco con la Universidad rusa con la que comenzó a colaborar el año pasado.

El proyecto del Santander se ha centrado casi exclusivamente en la universidad, por deseo del propio Botín, y éste se ha extendido en los últimos años por buena parte del planeta, sin importar si el Santander tiene presencia en los países donde se establecen las ayudas, que benefician, sobre todo, a profesores de español.

Antes de llegar a Moscú, la División Global Santander pasó por la ciudad de San Petersburgo, donde también avaló un programa pionero que llevará a dicha ciudad al Babson College estadounidense para formar a cuarenta profesores de distintas universidades rusas. Éste prolonga el acuerdo firmado el año pasado para el fomento de la movilidad internacional y la realización de actividades de la Cátedra Banco Santander de Innovación Universitaria. Según el director de Innovación y Proyectos Estratégicos, Salvador Medina, la continuidad a este proyecto con Rusia está más que garantizada gracias a próximos acuerdos de intercambio que se materializarán en breve.

Sólo uno de cada cien baleares fue a ver una película en catalán el último año
El 90% de los ciudadanos de los llamados «Països Catalans» navega por la red en español
La gran mayoría de los catalanes, valencianos y baleares opta por la información en lengua castellana.
M. P. La Razón 27 Junio 2008

BARCELONA- Las publicaciones en castellano arrasan en los quioscos de Cataluña, la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares, donde el catalán es cooficial. Sólo el 17 por ciento de los lectores de prensa diaria de estas comunidades escoge un periódico en catalán, mientras que el 74,4 por ciento opta por uno en español. Así lo revela la segunda oleada del Barómetro de la Comunicación y la Cultura que realiza la Fundación Audiencias de la Comunicación y la Cultura (Fundacc).

El estudio de esta fundación no sólo analiza el consumo en catalán en prensa diaria, sino también en internet, cine, radio y televisión. El director técnico del Barómetro de la Fundacc, Lluís Tolosa, consideró que uno de los factores que explica el bajo consumo en catalán es la escasa oferta que hay en esta lengua. El cine es el caso más ejemplar en este sentido, puesto que la diferencia entre películas vistas en castellano y en catalán es abismal.

También en internet se impone el uso de la lengua española, puesto que en Cataluña, Comunidad Valenciana e Islas Baleares un 91,2 por ciento la prefiere para navegar, aunque un 30,9 reconoce que consulta páginas web en catalán. Por territorios, los porcentajes en la Comunidad Valenciana de los consumos de prensa diaria en catalán son prácticamente inexistentes (0,4 por ciento), así como los de cine (0,1 por ciento) y de revistas y publicaciones periódicas (2,6 por ciento).

Las cifras en las Islas Baleares no son mucho más halagüeñas: si el 4,1 por ciento de los lectores de prensa diaria elige una cabecera en catalán frente al 89 por ciento que prefieren una en castellano, el 1,1 por ciento fue al cine a ver una película en catalán, mientras que un 97,2 por ciento pagó por ver una en castellano.

Respecto a las audiencias televisivas, únicamente en Cataluña hay un liderazgo de la programación en catalán debido a la oferta de TV3, que acumula un 20,3 por ciento de cuota de pantalla como media de lunes a domingo. A escasa distancia se sitúa Antena 3, con un 19,3 por ciento, que se posiciona como la segunda en «share» en todos los territorios de habla catalana.

De los 130 estudios de esta índole en el mundo, el de la Fundacc está entre los diez primeros, teniendo en cuenta la relación entre el universo de estudio y la muestra utilizada (48.147 individuos mayores de 14 años).
La segunda oleada presentada ayer abarca el periodo de mayo de 2007 a abril de 2008, y en comparación a la primera muestra «variaciones muy sensibles» porque ambas comparten datos de ocho meses de entrevistas, aclaró Tolosa.

Educación para la Ciudadanía
Sólo los progres tienen derechos
Aquellos que recomendaron la desobediencia y la insumisión cuando no les gustó lo que disponían las leyes no tienen estatura moral para decirles nada.
Victoria Llopis Libertad Digital 27 Junio 2008

De todos es sabido que "la secta" –en feliz expresión acuñada por Hermann Tertsch– se autoconsidera depositaria de las esencias morales y del auténtico pedigrí democrático. Su pretendida superioridad moral les lleva no ya a despreciar las razones razonadas que puedan exhibir los demás, sino que no tienen empacho en hacer lo contrario de lo que pregonan y en decir "digo" cuando antes dijeron "Diego". Si el fin de "la causa" lo exige, no se repara en medios. Y si la verdad y la razón no están de su parte sino de los otros, se actúa como si éstos no existieran. Y si la realidad les desmiente, se niega la realidad. Y si hace falta pasar directamente al insulto, se pasa, como hizo el catedrático Pérez-Royo cuando no le gustó el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Llueve sobre mojado. Hace unos días han saltado a la prensa varias noticias que ilustran aún mejor el párrafo anterior. El padre ideológico de Educación para la Ciudadanía, Gregorio Peces-Barba, declaraba este fin de semana que la supuesta asignatura –de la que dijo el 22 de Noviembre de 2004 que bien valía una legislatura– "es la mejor expresión de la moralidad de una cultura secularizada y laica que considera al hombre el centro del mundo", y que la objeción –que se ha planteado ya para más de 41.000 alumnos– "causará daños irreparables en la formación y en los títulos académicos de los hijos". Cuando el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía dictó la histórica sentencia que reconoce el derecho a objetar en conciencia a contenidos de EpC, Peces-Barba se apresuró a declarar que esa sentencia "iba a durar menos que un pastel a la puerta de un colegio" porque "no se puede sostener la tesis de que existe un derecho directo a la objeción de conciencia. Si cada uno pudiera decir: 'esto lo obedezco porque estoy de acuerdo, y esto no lo obedezco porque no estoy de acuerdo', volveríamos al estado de naturaleza". Recuerden estas frases porque ahora vamos a tirar de hemeroteca.

Hace siete años se preparaba una Ley de Universidades que iba a obligar a los que entonces eran rectores y a quienes formaban los claustros de gobierno de las universidades a cesar en sus funciones. Peces-Barba, a la sazón rector él mismo, publicó una Tercera de ABC el 20 de octubre de 2001 en la que explicaba que tal cese "no es una medida necesaria, ni idónea, ni proporcionada al fin que se pretende, y lesiona el derecho fundamental a la autonomía universitaria". El artículo en cuestión lo tituló, ríanse ustedes, Democracia, desobediencia y Universidad.

Y añadía: "Es frente a eso, que ofende en lo más profundo mi conciencia y el espíritu de la Constitución, frente a lo que he dicho y mantengo que la desobediencia a disolver los claustros es una prueba de civismo y una contribución al mejor funcionamiento de la democracia (...) Si el claustro de mi universidad pensase que no debía disolverse, tendría el apoyo de su rector [el propio Peces-Barba], convencido de que se trata de una actuación en conciencia que tiene una finalidad protectora y defensora de las instituciones democráticas y de los derechos fundamentales." No se precisan comentarios.

Otro reciente protagonista ha sido la CEAPA. Hace unos días también ponían su granito de arena al pedir nada más y nada menos a la Fiscalía de Menores que actuara contra los padres ante los casos de objeción a EpC, y recordaban a las administraciones educativas que deben poner en marcha las previsiones de la ley cuando los padres no escolarizan a sus hijos. Es decir, que según su opinión se les debería quitar la patria potestad a los padres objetores.

Pues bien, ¿qué decía la CEAPA ante la alternativa a la Religión que establecía la LOCE del Partido Popular? En una nota hecha pública el 20 de abril de 2003 decían que iban a presentar recursos de amparo y de ilegalidad con el fin de suprimir la disposición adicional segunda de la LOCE, pero que mientras los tribunales no se pronunciaran, "recomendamos a las familias que no desean formación religiosa que no acepten esta alternativa y que sus hijos no entren en clase de Sociedad, Cultura y Religión. Tienen toda la legitimidad y el derecho constitucional de su lado, pues no ha de repercutir en las evaluaciones ni en la marcha general del resto de áreas". Noten que no planteaban objeción de conciencia al amparo del artículo 16.1 de la Constitución, como hacen los actuales objetores a EpC, sino directamente la insumisión y la desobediencia civil. Lo mismo que hacía el padre de la Constitución –¡qué ironía!– Peces-Barba.

Los padres objetores a EpC seguirán defendiendo a sus hijos con todos los medios de que disponen en nuestro Estado de Derecho, seguirán siendo escrupulosos con la legalidad pero no les temblará el pulso a la hora de hacer valer todos sus derechos. Quieren para sus hijos y para los hijos de los demás "talantes libres, respetuosos e ilustrados", como decía el propio Peces-Barba hace unos días. Por eso precisamente se oponen a este adoctrinamiento obligatorio y no tolerarán amenazas por ejercer sus derechos en un Estado Democrático. Y aquellos que recomendaron la desobediencia y la insumisión cuando no les gustó lo que disponían las leyes no tienen estatura moral para decirles nada.

POR LAS SENTENCIAS SOBRE EPC
El gurú ideológico de Chaves investigado por calumnias a los jueces del TSJA
El fiscal investiga a Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional y asesor ideológico de Manuel Chaves, por calumnias a los jueces que tumbaron parte de 'Educación para la Ciudadanía. Según informa El Mundo, la Fiscalía de Sevilla ve indicios de un presunto delito de calumnias en un artículo que el catedrático de Derecho Javier Pérez Royo publicó a finales del mes pasado en el diario El País. En él escribió acerca de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que en los últimos meses han cuestionado las bases de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC).
Pedro de Tena Libertad Digital 27 Junio 2008

Pérez Royo llegó a calificar a los jueces que reconocieron el derecho a la objeción de conciencia de la asignatura como "delincuentes" porque los acusaba de "fraude de Constitución", lo que motivó una denuncia de los afectados ante el Ministerio Público sevillano. El párrafo del artículo en cuestión era el siguiente:

"La desvergüenza de esta manera de proceder es difícilmente superable. La Sala no puede no saber que no puede hacer lo que ha hecho y que, en consecuencia, está cometiendo el delito de prevaricación. Pero como también sabe que nadie le va a exigir la responsabilidad penal que correspondería, ha decidido hacerlo.

Es un caso de corrupción institucional en el sentido fuerte del término, de desnaturalización de la institución por parte de quien es portador de la misma. Formalmente los tres magistrados que han constituido la mayoría de la Sala han actuado como jueces. Materialmente han actuado como unos delincuentes, que han hecho un uso desviado del poder que la Constitución les confiere.

A la desvergüenza de los jueces ha seguido la de la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, que se ha amparado en la sentencia de la Sala de Andalucía para poner en marcha un registro de objeción de conciencia sin cobertura legal de ningún tipo."

Además, Pérez Royo se expresaba así en su artículo de 23 de mayo: "Desde un punto de vista jurídico el problema que esta actuación desvergonzada de los tres magistrados de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que han formado la mayoría que ha dictado la sentencia por la que se han anulado determinados fragmento de las órdenes de la Junta de Andalucía dictadas en aplicación de la ley, carece de entidad. Es ruido, pero nada más que ruido. En su momento, el Tribunal Supremo acabará poniendo las cosas en su sitio y dejando en evidencia la desvergüenza con que han actuado los magistrados del tribunal andaluz.".

Pero la Fiscal Jefe de Sevilla, María José Segarra, ha decidido inhibirse y dejar el caso en manos de la Fiscalía de Madrid al entender que el artículo supuestamente calumniador se publicó en un diario de ámbito nacional y con sede en la capital española. La Fiscalía sevillana no tendrá que pronunciarse sobre la denuncia presentada por los magistrados de la Sección Tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJA, pero antes de inhibirse ya ha dejado claro que sí aprecia indicios de que el contenido del texto firmado por el catedrático Pérez Royo puede constituir un delito de calumnias

Los jueces denunciantes parecen haber interpretado la postura del Ministerio Público sevillano como un intento de eludir un asunto polémico con el trasfondo político del debate sobre la asignatura Educación para la Ciudadanía.


La Junta andaluza rectifica y no suspenderá a los hijos de objetores a EpC amparados por el TSJA
A. F. C. ABC 27 Junio 2008

SEVILLA. La Consejería de Educación andaluza ha rectificado su decisión de suspender a los alumnos que no han asistido a las clases de Educación para la Ciudadanía por ser sus padres objetores de conciencia y ha mandado una nueva orden a los centros escolares en la que sustituye la de darles una «evaluación negativa», como mandó hacer a principios de este mes de junio, por la de calificarlos como «no evaluado».

Esta decisión de la Junta ha sido calificada como de «muy positiva» tanto por el letrado Carlos Seco ,que ha protagonizado el conflicto jurídico entre los padres objetores y la administración educativa, como por el secretario general en Andalucía de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Rafael Camaño.

El cambio de actitud de la Junta ha sido drástico ya que mientras que en la orden enviada por la Viceconsejería a los centros el 4 de junio decía textualmente que «no se estiman exenciones o procesos distintos de evaluación para determinadas materias» y que «el alumnado cuyos padres han presentado objeción de conciencia y que no ha asistido a las sesiones de clase de la materia de Educación para la Ciudadanía durante el curso escolar tendrán una evaluación negativa de la misma, tal y como se procedería en cualquier otra materia en circunstancias similares».

Esa orden de la Junta provocó que las asociaciones de objetores a EpC y el letrado Carlos Seco recordaran a la Consejería que ya son varios los padres que están amparados por el TSJA que suspendió cautelarmente la obligación de los alumnos de acudir a clase, por lo que el suspenso que tenía previsto darles la Junta iba en contra de esas decisiones judiciales.
De hecho, desde la CECE, Rafael Camaño instó también a la Junta a cambiar de actitud ya que según ha explicado a ABC «era una barbaridad porque de alguna manera con esa orden se estaba instando a los centros a no acatar las ordenes judiciales».

En definitiva, Educación ha dado marcha atrás y ha enviado una nueva orden a los centros, con fecha de 23 de junio, en la que textualmente dice que «se ha detectado un error material» y ordena sustituir la orden anterior por esta otra en la que dice: «En lo que respecta a la materia Educación para la Ciudadanía, impartida en el curso 3º de la Educación Secundaria Obligatoria, del alumnado cuyos padres o tutores ha presentado recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, con autos o cualquier resolución judicial en los que el tribunal acuerda suspender cautelarmente el acto impugnado, que consiste en la solicitud presentada en la Consejería de Educación del reconocimiento del derecho a la objeción de conciencia respecto a la aplicación de la citada asignatura, en estos casos, los centros docentes deben consignar el los correspondientes documentos de evaluación del alumnado la expresión «no evaluado» acompañada de una diligencia en la que conste que así resulta por aplicación del auto o resolución citada.

Esta orden sólo afecta sólo a los alumnos que ya han obtenido del TSJA la suspensión cautelar de la obligación de cursar EpC, pero no a los que aún esperan resolución. Sin embargo, el secretario general de CECE Andalucía informó ayer a ABC de que están negociando con la Junta que se aplique a todos los hijos de objetores, puesto que es de esperar que el TSJA dicte resoluciones similares para todos los que han recurrido.

A la izquierda, la circular de principios de junio que ordenaba suspender a los hijos de objetores; a la derecha, la que rectifica

Universidade da Coruña
Los profesores que den clase en gallego o inglés impartirán menos horas
El recorte de la carga lectiva será del 4,5%
El recorte horario para docentes de la Universidad coruñesa será del 4,5%
La rebaja se aplicará a quien utilice cualquiera de los dos idiomas por primera vez y solo durante dos años
La compensación beneficiará a quienes impartan sus clases en gallego y usen el inglés en materias optativas
María Cedrón La Voz 27 Junio 2008

Dejar de impartir las clases en castellano para pasar a darlas en gallego o en inglés contabilizará en la Universidade da Coruña (UDC) a partir del curso que viene como mérito docente para solicitar una rebaja de la carga lectiva. En el caso de un profesor titular a tiempo completo, la merma será de un 4,5% del horario anual estipulado por la institución académica.

La medida está recogida en el Plan de Organización Docente 2008/2009, donde se establece que «o profesorado da UDC que imparta por primeira vez a docencia en galego ou inglés poderá reducir a súa carga lectiva en dez horas durante os dous cursos académicos». En principio, según adelantó el vicerrector de Profesorado de la UDC, Xosé Luis Armesto, ya hay diez profesores que han solicitado este incentivo por dar sus clases en gallego. Estos tendrían que comenzar a ofrecer sus aulas en gallego durante el curso académico 2008/2009 y la reducción horaria se les aplicaría durante el ejercicio 2009/2010 y el 2010/2011.

Armesto explicó que la medida es una fórmula de fomento de ambos idiomas incorporada a petición de la comisión de seguimiento del Plan de Normalización Lingüística. «Igual que os profesores poden pedir a redución da xornada por actividade investigadora, sexenios de investigación ou por dirixir unha tese de doutoramento, a partir do curso que ven tamén o van poder facer por dar clase en galego ou inglés por primeira vez», explicó.

Restricciones
Pero en el caso del inglés, las opciones son más restringidas. Al no ser una lengua oficial en Galicia como es el caso del gallego, matizó el vicerrector de Profesorado, solo se aplicará en materias optativas. «A idea é que os estudantes xa saiban antes de elixir as materias cales serán en inglés. O que xa desbotamos totalmente para fomentar o coñecemento dese idioma estranxeiro é ter inglés como materia independente nas carreiras», matizó. Aunque el Vicerrectorado de Profesorado no ha recibido ninguna queja oficial sobre el nuevo incentivo para los profesores que utilicen el gallego o el inglés en clase por primera vez, la medida ha provocado bastante polémica entre algunos profesores que dan clase en la institución académica. Algunos valoran la medida como discriminatoria, ya no solo a nivel de «primar» a una lengua u otra, también a nivel económico.

Alegan que los profesores a los que se les aplique la reducción de carga lectiva cobrarán lo mismo que los docentes a los que no se les tenga en cuenta ese mérito, pero tendrán menos trabajo por cambiar el idioma en el que imparten sus clases.

El PSOE empeñado en que la RAE cambie el diccionario a su gusto político
Redacción Bilbao Minuto Digital 27 Junio 2008

El diccionario de la Real Academia Española se resiste, el muy facha, a incorporar las ocurrencias lingüísticas socialistas. Todavía resuena la sandez, muestra de feminismo salvaje o estrategia de la ideología de genero, del vocablo “miembra” que Aido quiere incorporar a toda costa a nuestro lenguaje. Y no se crean, que han sido más de los que nos creemos quines han mostrado su apoyo a semejante intención. Desde el escritor Adolfo García Ortega en las páginas de El País, hasta la experta en Políticas de Igualdad y Materias de Prevención y Tratamiento de Violencia de Género y colaboradora de UNIFEM, Julia García, o la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, que porfían con otras 30 asociaciones feministas y progresistas, es decir de izquierdas, en que “el uso automático del género masculino no es arbitrario, el lenguaje es expresión del pensamiento. Hablamos como pensamos y, por tanto, el lenguaje sexista representa la invisibilización de las mujeres”.

La última «patada» al diccionario de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído fue hace un par de días, cuando en su afán de feminizar el lenguaje, se inventó el verbo inferiorizar, durante la sesión de control al Gobierno celebrada en el Senado, cuando afirmó que las mujeres siguen estando “inferiorizadas”.

Más intencionalidad tiene la pretensión del llamado comité de Ética de Andalucía, presidido por la consejera de Salud, María Jesús Montero (PSOE), que quiere también cambiar la definición de eutanasia que aparece en el diccionario de la Real Academia de la Lengua (RAE) por “altamente imprecisa”.

La definición que da la RAE sobre eutanasia es esta: “Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él”. Y lo que propone el comité andaluz es que se altere la definición del término para que se refiera exclusivamente a “las actuaciones que producen la muerte de los pacientes de forma directa mediante una relación causa-efecto única e inmediata”. La inyección letal, por ejemplo.

El comité quiere también que la definición aluda a otros tres requisitos. El primero: “Que las actuaciones se realicen a petición expresa del paciente, reiterada en el tiempo, e informada”. El segundo: que se lleve a cabo “en un contexto de sufrimiento, entendido como “dolor total”, debido a una enfermedad incurable que el paciente experimenta como inaceptable y que no ha podido ser mitigada por otros medios, por ejemplo mediante cuidados paliativos”. Y el tercero: que se lleve a cabo “por profesionales sanitarios que conocen a los pacientes y mantienen con ellos una relación clínica significativa”.

La pretensión coincide con la elaboración de un primer borrador sobre la futura ley andaluza de muerte digna, que entrará en vigor el año próximo. Alguien debería informar a los miembros y miembras de este sesudo comité socialista que el diccionario de la R.A.E. no es un Código de leyes , y mucho menos puede ponerse al servicio de las concepciones políticas d e nadie , prostituyendo su función exclusivamente lingüística .

Para enciclopedia con funciones de ingeniería social, la soviética, 65 volúmenes, con artículos, entradas, definiciones y fotografías de quita y pon a gusto del tirano comunista de turno. La R.A.E. esta para cosas más serias.

Recortes de Prensa   Página Inicial