AGLI

Recortes de Prensa    Martes 19 Agosto 2008

Alegato contra las Autonomias
Antonio Pérez Henares Periodista Digital 19 Agosto 2008

Fabricas de funcionarios. Chollo máximo para la casta política
Tres millones de funcionarios. De ellos 1,3 millones son autonómicos . O sea, que del conjunto de la población activa el 15 % son funcionarios. Un poco excesivo, la verdad. Máxime si se hace la radiografía de ese funcionariado. Es ¿función pública?. O es ¿función de partido?. ¿Como han sido colocados y a que se dedican?. Tenemos, cada uno, y muy cerca muchos y variados ejemplos para responder esa pregunta.

Hace unos días se publicaba una encuesta sobre las autonomías. Es el asunto que más reservas y más opiniones adversas despierta en los españoles de todas las aportaciones llegadas con la democracia. Es por algo. Pero nadie se atreverá , de ningún partido, a plantear nada esencial en contra. En realidad las autonomías es el gran chollo, el refugio, la tierra de promisión de la casta política.

Por ello refresco este post. Quizás exagerado pero que entiendo útil para el debate. Es una posición descarnada y tal vez excesiva. Pero me parece que en sus pilares básicos no está exenta de algunas verdades como puños.

ALEGATO CONTRA LAS AUTONOMIAS
Las autonomías, el celebrado Estado de las autonomías es el cáncer de la democracia española, la carcoma de su economía, la hemorragia por la que se desangra la Constitución y el pozo negro por el que día tras día se precipitan los elementos de cohesión , el concepto de ciudadanía , los principios de solidaridad y hasta el sentimiento de formar parte de una misma Nación. El Estado de las Autonomias ha supuesto el más absoluto fracaso y lejos de resolver el problema para el que fue “inventado”lo ha exacerbado hasta límites que nadie de sus “fundadores” hubiera ni siquiera sospechado.

El Estado de las Autonomías es el peor desastre en que se ha podido meter España pero nadie se atreve a decirlo. Al contrario no hay discurso en que no se pregone su excelencia y todos asistimos complacidos al espectáculo clamando enfervorecidos lo maravillosamente bien que funciona sin querer ni siquiera ver la evidencia de su auténtico fiasco y de la bomba de relojería en la tripas de la Nación en que se ha convertido. Descuiden, no habrá un solo político que ose decir tal cosa ni que deje de cantar loas al sistema. La razón de mayor peso es que a ellos les va muy bien como clase y como casta. En todo suelen estar muy enfrentados. Los Estatutos es lo que mas pactan. La Constitución puede reformarse. El Estado de las Autonomías es intocable. Aún más: irrefutable.

El Estado de las Autonomías tuvo como esencial función propiciar que determinados territorios con “hechos diferenciales” tuvieran un mejor encaje y pudieran desarrollarlos en la normalidad de una Nación . El disparate del “café para todos” inició la senda del desastre. Porque habrá que considerar desde luego como el más atroz de los fracasos que lejos de sentirse integrados hoy las voces de secesión e independencia son cada vez mas claras y mas potentes. Y nadie negará, en su sano juicio ese hecho. Aunque haya quienes pretendan convencernos y a algunos convencen de que la mejor manera de unir es separándolo todo y que como mejor se vertebra es deshaciendo y desvertebrando. El Estado es residual en Cataluña proclamó Maragall. Los que sabían que era así o que le faltaba muy poco se lo tomaron a broma para que nadie se lo tomara en serio. Pero es serio.

Pero no es la cuestión ahora las peculiaridades del caso catalán o las sangrientas del asunto vasco, la reflexión es en conjunto, es al dislate general y viene a cuento siempre pero hoy tiene la percha de que ayer, por lo visto, hubo un referéndum en Andalucía

Para aprobar un nuevo estatuto que lo mismo que todos los otros nadie desde la sociedad ha pedido (el catalán cuando empezaron con el lio no interesaba ni a un 5 por 100), ni nadie siente como necesidad, ni en realidad necesita nadie excepto los políticos. Dos de cada tres andaluces no fueron a votar. No hace mucho en el catalán tampoco acudió a las urnas, a pesar del enorme revuelo, el 52 por ciento y al final fue aprobado con un exiguo 33 por 100 del censo electoral. Pero hoy, aprovechando aquel evento, se pretende y de nuevo lo hacen bajo el paraguas de las siglas socialistas romper la unidad fiscal de España

Los Estatutos, las apetencias de poder autónomo de los políticos, las proclamas de identidad nacionalista, los blindajes de competencias y el largo ecetera de deseos de la clase política, no tienen nada que ver y así lo percibe la mayoría de la ciudadanía con las verdaderas necesidades de la población, ni con sus problemas reales.

Pero las autonomías son el gran, inmenso, total, indescriptible, maravilloso e inagotable pesebre de la clase política.
Las autonomías no han vertebrado la Nación española. La están desvertebrando cada día más, y no lo digo solo por casos de evidente síntoma de separación y ruptura que pretenden los nacionalistas radicales y no tan radicales, sino por el disparate que alcanza a todos y da igual que se trate de agua, de fuego, de sanidad o hasta de geografia. Ya no digamos si es de historia lo que se habla o de lengua lo que se discute.

Las autonomias, amen de romper y hacer añicos los conceptos de ciudadanía compartida, de bien publico común de todos los españoles, de volvernos al territorio, a la tribu y enaltecer como señas identitarias en muchas ocasiones al patetismo mas atroz, pero eso si tremendamente subvencionado, han convertido el Estado en 17 taifas, con boato de reyezuelos (este es el país de las dos decenas de presidentes), con pléyades de visires (hay más ministrillos que hormigas), miríadas de funcionarios y constelaciones de “clientes” fijados a las ubres. Y todo con un estado que, encima, sonríe bobaliconamente, cada vez mas raquítico, solo gestiona ya el 19 por 100 mientras que las insaciables criaturas exigen “más, más y más” y cuando llega el problema, sea fuego, agua, luz, chapapote o la última carretera no dudan en quitarse el muerto de encima y echárselo encima al que han dejado sin resortes ni recursos.

Diecisiete sistemas sanitarios diferentes, diecisiete sistemas educativos contradictorios y todo casi por igual de malos, peleas entre territorios por que el “agua es mía”, disputas por ver quien no acude a apagar los incendios y, a un paso estamos, diecisiete fiscalidades, diecisiete justicias. Pero eso si, algo unificador: ¿cuántos centenares de miles de cargos públicos? ¿Cuántos?. ¿Se atreve alguien a contarlos y a contárnoslo?.

El Estado de las Autonomías, dicen los políticos, no tiene marcha atrás. Ese parece ser nuestro sino y nuestra sima. Pero ¿por qué no ha de tenerla?. Será solo si al pueblo soberano no le da un día la real gana de cambiarlo. Y porque no puede el pueblo español un día parar y corregir ese camino que por mucho que nos digan que nos lleva a no se sabe que paraíso donde nos esta acercando cada vez más es a un callejón de muy malas salidas

Médicos y lenguas
Juan J. Moralejo La Voz 19 Agosto 2008

¡Vaites vaites con los aires nuevos! Desde Hipócrates tenía el doctor su privilegio de que le enseñes la lengua y le digas treinta y tres, pero ahora puede ser el doctor el obligado a enseñar su lengua y no se descarta que también tenga que decir treinta y tres o pijadica por el estilo porque hay proposición no de ley para que los médicos, si quieren ejercer en el Sergas, saquen su lengua gallega para que se compruebe que lo es con exámenes eliminatorios.

Estamos ante tema del mayor interés, tema en el que solo me explayaría yo a calzón quitado con la advertencia de que diría obviedades que podrían herir la sensibilidad del lector, tanto del lector que profesa la malévola simpleza de que la lengua española está en peligro en Cataluña, Galicia, País Vasco... como la del lector que quiere venderme la burra de que son los territorios y las naciones los que hablan y no los ciudadanos de esos territorios y naciones. En cabeza de estupideces del Guinness puede estar la de Maragall con que los andaluces, muy cultos ellos, qué pena que no tengan «lengua propia»... A lo peor urge una nueva Guía de perplejos para esta cuestión difícil, conflictiva... de por un lado ya sabes, por el otro ¿qué quieres que te diga?... y nada apta para mentecaptos , vulgo mentecatos, es decir, gente con la mente captada por la solución ya antes de analizar el problema. Nuestra Rosalía habló con finísima precisión de las «vulgares preocupaciones» para poner en solfa la comodidad de deitarse al tópico que nos evita la funesta manía de pensar y el peligro de asomarnos al exterior (de uno mismo).

En fin, que para complacer a tirios y troyanos a los que no les cabe la menor duda, pura estenosis neuronal, es difícil dar con el sermón pertinente y fácil de más dar con el impertinente. En todo caso creo que un examen obligado y eliminatorio de lengua gallega a los médicos (o a quien se tercie) en Galicia es más coherente y honrado que el pasteleo y el mercadillo de los cursos y diplomas que tal vez acrediten mucha gramática y facundia léxica, pero no suponen mejora en lo que el médico sabe y ejerce y en lo que el enfermo necesita y espera. Lo único que falta y pediría es que las leyes en que se declare obligatoria y eliminatoria la lengua gallega para el ejercicio público de una profesión sean de formulación literal, preferente y explícita en programas y campañas electorales de partidos con expectativas de gobernar, y no que se encomienden a la iniciativa de Fulano el día menos pensado y sin que Mengano Bipartito ni salude con alborozo la buena nueva ni se haga cruces ante la machada. Que a (buena parte de) la tropa de a pie el asunto no le diga nada es síntoma tan malo como a tener en cuenta. Last, but not least , exijo examen obligado y eliminatorio de lengua gallega para conselleiros, diputados y concejales. Y al que pillemos con lindezas como «imos a facer» o «señoras i señores» le damos un cate y lo reducimos al estado laical.

PP y nacionalistas
¡Qué tiempos aquellos!
Ya se entiende en Canarias con los nacionalistas y ya apoya estatutos de autonomía de corte nacionalista, en flagrante contradicción con su actitud ante el Estatuto catalán.
Juan Carlos Girauta Libertad Digital 19 Agosto 2008

¿Recuerda el lector el Pacto por las libertades y contra el terrorismo? Pues es de los pocos. Los socialistas que lo impulsaron lo convertirían en papel mojado al llegar al poder. Los populares, que lo aplicaron con éxito en su segunda etapa de Gobierno y que se aferraron a su espíritu durante la primera legislatura de Zapatero denunciando incansablemente su incumplimiento, también lo han amortizado.

La novedad de aquel Pacto, clave de su fuerza operativa y de su valor como herramienta cívica, era la absoluta claridad con que trazaba una línea divisoria adicional a la obvia (terroristas-no terroristas): la línea que dejaba fuera a toda formación política que contemplara el pago de un precio político por el abandono de la violencia. Señalando expresamente el precio: "La imposición de la autodeterminación".

Aunque la letra del documento aludía a los partidos vascos que habían suscrito el Pacto de Estella, y exigía su ruptura "para alcanzar cualquier acuerdo político o pacto institucional" con ellos, la filosofía del Pacto por las libertades se resume en que populares y socialistas no iban a alcanzar acuerdos políticos con formaciones que practicaran el doble juego de avanzar hacia la autodeterminación y mostrar comprensión, contextualizar o tratar el terrorismo como algo diferente a lo que es: una lacra a erradicar, un cáncer a extirpar, un enemigo a derrotar.

Sabemos que los socialistas se pasaron el Pacto por el arco del triunfo manteniendo contactos con la ETA cuando aún estaban en la oposición, creando alianzas de Gobierno con fuerzas como la Esquerra poco antes de alcanzar el poder y, una vez alcanzado, entregándose a la estafa de las dos mesas y realizando ofertas a los terroristas que eran puro precio político. También sabemos que durante cuatro años el PP denunció tanto incumplimiento y tanta doblez.

Lo que no podíamos imaginar es que un análisis, por lo demás discutible, de marketing político iba a llevar al partido que, aun perdiendo, había reunido más de diez millones de votos, a seguir los pasos del PSOE. El PP ya se entiende en Canarias con los nacionalistas y ya apoya estatutos de autonomía de corte nacionalista, en flagrante contradicción con su actitud ante el Estatuto catalán. Ha expulsado, por la vía de romperle los nervios, a María San Gil. Su pecado: atenerse a lo que hasta entonces todos defendían sin fisuras. Ha obligado a Daniel Sirera a retirar su candidatura. Sabía Rajoy –evaporación y jerarquía– que con esos dos su nueva estrategia, o su nueva moral, o su nueva falta de ella, eran inaplicables. Ahora se dispone a entenderse con el BNG. Otro paso en la línea formulada por Cospedal: hay que "hablar con todos en bien y en beneficio de la gobernabilidad". Y todos significa todos. ¿Qué dónde está el peligro del BNG? Pregúntenle a Fraga.
Juan Carlos Girauta es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

Nacionalismo
Respeto cero
No es que Montilla hable mejor o peor el catalán, sino que su discurso nacionalista es incompatible con llevar treinta años en Cataluña, haber sido alcalde, presidente de diputación, ministro y presidente de la Generalitat.
Maite Nolla Libertad Digital 19 Agosto 2008

Tenía preparado un artículo sobre el asunto de la financiación autonómica y la posición de la presidenta del PP en Cataluña al respecto, pero para qué engañarles, el editorial del pasado miércoles de nuestro periódico me lo pisó. Sólo añadir que podemos aceptar posición conjunta para no decir frente común, pero querer deslindar eso del nuevo estatuto es absurdo. Lo que quieren los partidos nacionalistas catalanes es un pacto con el Estado y no un sistema de financiación para todas las comunidades, que dicho sea de paso, les trae sin cuidado. Pero bueno, ya se apañará doña Alicia con sus compañeros de partido.

Yo les quería hablar de alguna de las polémicas poca soltas –léase tontunas– que habitualmente debemos soportar en Cataluña. Una de ellas es considerar a Rafa Nadal un nacionalista español y otra es la que surgió por las críticas del convergente Felip Puig al catalán de Montilla. Puig, con el apoyo de Marta Ferrusola, acusó a Montilla de algo así como de destrozar el catalán cuando habla. En la polémica terció el director de un periódico nacional con edición catalana, demostrando que si uno quiere quedar bien, lo mejor que puede hacer es mandar una botellita de tinto y una caña de lomo, pero no hacer un editorial para acabar diciendo que hay que valorar que Montilla se esfuerce mucho y que cada vez pronuncie mejor lleneralità. El debate no va por ahí, así que vamos por partes.

Lo de Puig y doña Marta, aunque tengan razón, está feo, porque lo que subyace es una mezcolanza de sentimientos que consisten en no considerar a Montilla un presidente legítimo. Pero además, son un par de hipócritas, ya que nada dijeron de que uno de los últimos consejeros –nada menos que de Educación– de su jefe y marido respectivamente, fuera un señor de Soria llamado Javier Hernández, que después de una sencilla operación de cambio de nombre se hace llamar Francesc Xavier y que habla el catalán, por llamarlo de alguna manera, con un simpático acento de Almazán.

Ya les dije una vez que el problema no es que Montilla hable mejor o peor el catalán, sino que su discurso nacionalista es incompatible con llevar treinta años en Cataluña, haber sido alcalde, presidente de diputación, ministro y presidente de la Generalitat y, muy libremente, no haber querido aprender catalán, igual que su compadre Celestino Corbacho; cero respeto por la lengua. Y esta situación, que requiere la ayuda de un profesional, la protagonizan los mismos que a Correos con treinta mil euritos por no rotular en catalán "para retirar la correspondencia al final del vestíbulo rogamos presenten su DNI para la recogida de cualquier objeto". Esa es la cuestión.

Galicia, punto de inflexión
Editorial ABC 19 Agosto 2008

EL probable adelanto de las elecciones autonómicas en Galicia va a tener una incidencia directa en las estrategias del PSOE y del Partido Popular porque para uno y otro representa un examen serio. Es evidente que los socialistas cuentan con el anticipo electoral como un cortafuego para evitar una derrota que agravaría el deterioro de imagen y de confianza en el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Los sondeos internos del PSOE parecen justificar la preocupación de sus dirigentes. Además, el escenario político y los factores de decisión del voto han cambiado aceleradamente en los últimos meses y, sobre todo, desde las elecciones generales.

La crisis económica empieza a rondar la recesión y más allá de los eufemismos del ministro de Economía, el ciudadano ya se ha hecho su propia composición sobre la actuación del Gobierno. El falseamiento de la realidad, la manipulación de las previsiones y el empecinamiento en negar los hechos han conducido al Ejecutivo a socialista a una situación de descrédito creciente que, obviamente, repercute en sus expectativas electorales, sean cuales sean los comicios en los que se someta a prueba. El cuadro se complica para el PSOE porque a la deficiente gestión de la crisis económica se une su discordia interna sobre la financiación que ha saltado de ser un problema meramente de partido a constituir un auténtico lastre para la estabilidad institucional del Estado y su viabilidad financiera. El enfrentamiento entre comunidades está siendo el resultado previsible de una política territorial que Rodríguez Zapatero ejecutó como un aprendiz de brujo, sin visión de Estado ni respeto por los intereses generales.

La situación socialista ha descargado sobre el Gobierno de Rodríguez Zapatero mucha de la presión que hasta hace pocas semanas estaba concentrada en el PP y, concretamente, en Mariano Rajoy, para quien Galicia, aparte de las motivaciones personales, es el primer asalto de la nueva estrategia de su partido. Ciertamente, el PP no sufre el acoso de la anterior legislatura, lo que deja al PSOE sin el arma del estigma contra los populares. La dirección popular es consciente de que, por el momento, los beneficios de esta estrategia de moderación en el discurso son superiores a los perjuicios. Los sondeos de estimación de voto, incluidos los del Centro de Investigaciones Sociológicas, refrendan por el momento el planteamiento de Rajoy.

En Galicia, la nueva estrategia de los populares incluye la disposición a hablar con el Bloque Nacionalista Gallego después de las elecciones autonómicas. La indefinición de objetivos de este posible acercamiento lo hace más táctico que estratégico, en la medida en que remarca la voluntad de Rajoy de no desapoderarse por anticipado de ninguna opción de diálogo, pero no implica ningún compromiso concreto.

Por otro lado, tal compromiso resulta hoy poco verosímil con un partido que, como el BNG, defiende propuestas inadmisibles para el PP en relación con la política lingüística, educativa o la soberanía nacional. El antecedente de los acuerdos del PP con el PNV y CiU en 1996 -ambas formaciones nacionalistas gobernaban en sus respectivas comunidades- no resulta homogéneo porque si los populares ganan por mayoría absoluta no necesitarán acuerdos con otros partidos; y si ganan por mayoría simple, lo más verosímil es que el BNG quiera seguir siendo partido de gobierno con los socialistas y no pasar a la oposición con un mero pacto de legislatura o de investidura.

La premisa política fundamental de las próximas elecciones autonómicas gallegas no es tanto la serie de especulaciones sobre los pactos posibles del PP con el BNG o la tendencia negativa de los sondeos para los socialistas, sino la inversión de las dinámicas en las que estaban instalados el PP y el PSOE hasta hace pocos meses, lo que pone en manos de los gallegos el primer paso para un cambio político que el desgaste del Gobierno está haciendo necesario.

ETA y el horizonte empeorable
Lorenzo Contreras Estrella Digital 19 Agosto 2008

Una ETA supuestamente debilitada ha vuelto a ocupar la plaza de actualidad estival a que nos tiene acostumbrados. La Costa del Sol, una vez más, es escenario de us preferencias criminales. Probablemente no tardará en repetir acto de presencia en otros litorales, por ejemplo el cantábrico y el levantino. Su actividad está lógicamente en función de la repercusión que promete la zona afectada. En este sentido, la costa malagueña tiene un triste privilegio.

Desde la caída del “comando Vizcaya”, las especulaciones han vuelto donde solían proyectarse. La banda, según se dice, tiene problemas de militancia y de dirigentes. Pero la realidad tradicional demuestra que por estos declives organizativos ha pasado en bastantes ocasiones, con capacidad siempre, como la hidra, de reproducir las cabezas perdidas.

El riesgo que comportan las “crisis” de ETA es que su violencia reaparece con la intensidad menos calculada. La ejecutoria de la banda indica que la recomposición de sus comandos y “taldes” puede ofrecer esas versiones radicales. Todo menos la deseable “caída libre”, porque la organización terrorista sigue siendo necesaria para el conjunto de un nacionalismo que sólo en el terreno retórico da a veces la impresión de haber entrado en contienda interna.

El PNV no va a perder ante el juicio de la historia la responsabilidad que desde el principio la ha acompañado. Su trayectoria, como la de ETA, conoce también altibajos más o menos aparentes. La teoría de las “dos almas” del partido admite matizaciones. Porque el nacionalismo no violento desde el punto de vista de los instrumentos utilizados, que no desde el arsenal de las intenciones políticas y de las maniobras tácticas o incluso estratégicas, cuenta con un personal dirigente que ha demostrado en el orden individual capacidad para la duplicidad de las actitudes. Esto quiere decir que no es sólo la organización la que presenta dos almas, sino que líderes concretos son a veces portadores de esa doblez. Alguna excepción puede haberla habido. Ardanza tendía a ser lineal dentro de su pregonada moderación, en cuanto contraposición de su antecesor, el inmoderado Garaicoetxea. También Imaz intentó probablemente mantener como Ardanza una razonable política uniforme. Podría pensarse que por eso mismo fueron ambos sustituídos antes de lo calculado. En la actualidad, el sucesor de Imaz en la presidencia del PNV, Iñigo Urkullu, da alguna sensación polivalencia oportunista según las ocasiones y episodios que surgen. Pero cuando el lehendakari Ibarretxe decida consumar su órdago, en forma de “consulta” sobre el futuro del País Vasco, sabremos en qué medida Urkullu representa un factor de cordura, de moderación y sensatez, o hará causa común con el desafío soberanista, por no decir pre – separatista.

La verdad es que, verosímilmente, Ibarretxe se la juega en el envite si no desiste de él cuando el Tribunal Constitucional decrete su veto a la consulta pretendida. El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, cree que Ibarretxe dará marcha atrás o se abstendrá de seguir adelante en la aventura. La comparecencia de Zapatero en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados podría depender del voto nacionalista vasco. El PNV es, de entre todos los partidos de ámbito autonómico, el único que no aparece afectado por la financiación bilateral diferenciada que en su día Zapatero prometió apoyar cuando de manera miope declaró que respetaría lo que el Parlamento catalán acordase. El “Estatut” marca, en efecto, si prospera definitivamente, el punto de inflexión del modelo constitucional vigente para pasar a una situación pre – confederal de imprevisibles derivaciones. Algo que, a fin de cuentas, favorece la estrategia aterra del “cuanto peor, mejor”.

ETA: Estado de situación
José Oneto Estrella Digital 19 Agosto 2008

“Tuvimos 300.000 partidarios dispuestos a todo, los presos en la calle , un partido legalizado y un gran periódico, hoy, no tenemos nada, ni siquiera manifestaciones multitudinarias por la colocación de banderas españolas en San Sebastián y Bilbao”. El analisis de la situación actual de ETA ,que ha vuelto a actuar este pasado fin de semana con la colocación de tres bombas en dos platas y una autobús de la provincia de Málaga en su campaña de todos los años contra el turismo, perteneced a alguien que ha tenido responsabilidades dentro de la banda, que contribuyo a la fundación de Batasuna y que traslada ese “estado de situación” a los presos distribuidos por caréceles de toda España y a los que les pide que se rebelen contra la dirección para que se abandone la lucha armada. Redactada en castellano e interceptada por la policía, la carta, en la que se detalla cual es la situación no solo de la banda sino de todo el movimiento abertzale, es un dato más del grado de descomposición en el que se encuentra ETA precisamente cuando estos días se cumplen cuarenta años de sus dos primeras acciones armadas : el asesinato del guardia civil José Ángel Pardines en el termino guipuzcoano de Villabona y el tiro en la nuca al policía de la extinguida Brigada Político Social del franquismo Meliton Manzanas.

Aunque, en realidad, ETA tiene casi cincuenta años de vida ya que se fundo en en el verano de l959 cuando un grupo de jóvenes militantes del PNV (Partido Nacionalista Vasco) agrupados en torno a un colectivo bautizado como Ekin, crean Euskadi Ta Askatasuna (Euskadi y Libertad) como alternativa nacionalista radical que pretende la defensa del euskera, la independencia de Euskadi Norte y Euskadi Sur, el antiespañolismo y el etnicismo vasco.

En estos cuarenta años de lucha armada, la organización terrorista ha pasado por muchas etapas, por escisiones, por divisiones internas pero, probablemente, según fuentes policiales, nunca ha estado tan diezmada, con tan escasa base social, con tan pocos apoyos populares y con menos mecanismos de actuación que ahora. Según esas fuentes el numero de terroristas de la banda ha quedado reducido a una quinta parte de lo que era la organización hace cinco o seis años, se han olvidado de las medidas de seguridad y se han producido numerosas infiltraciones policiales que han proporcionados a las fuerzas de orden publico éxitos policiales espectaculares, y se ha rebajado notablemente el nivel de exigencia para la incorporación de nuevos militantes. Por otra parte se esta produciendo una escalada de criticas de los presos etarras que se han visto ignorados durante el ultimo y fracasado “proceso de paz”. Condenados muchos de ellos a cientos de años de cárcel no están dispuestos a seguir esperando .viendo como han podido ver cual ha sido la nula reacción ciudadana al encarcelamiento de los máximos dirigentes de la izquierda abertzale, entre ellos el propio Arnaldo Otegui.

Consciente de esta situación ,el Ministerio del Interior y el de Justicia están trasladando a los principales dirigentes presos de la banda en sus distintos periodos históricos, y a responsables que en algún momento tuvieron alguna relación con los procesos de negociación que se abrieron en durante el gobierno de Felipe González y José Maria Aznar ,a la recién inaugurada prisión del Puerto de Santa Maria (el Puerto III), para tener una información exacta de cual es la situación anímica en las que se encuentran y cual puede ser su evolución.

Aunque fuentes oficiales se muestran optimista ante el progresivo debilitamiento de la banda, en la que ha vuelto a resurgir una lucha interna por el control del aparato político entre Josu Ternera y Garikoitz Aspiazu “Txeroki” ,no descartan que se puedan producir atentados sobre todo si triunfan las tesis de “Txeroki” de “ofensiva completa contra el Estado”.

El acoso al castellano
Prospectos y «receitas» sólo para gallegos
El BNG presenta una proposición no de ley para «galleguizar» los folletos de los medicamentos Quiere evitar que ejerzan los médicos que no hablen esta lengua
El pasado mes de abril las empresas farmacéuticas gallegas ya exigieron estos cambios en los medicamentos.
Alicia López-Serrano La Razón 19 Agosto 2008

MADRID-El empeño de los nacionalistas gallegos por imponer la lengua de Castelao en toda la región y dar la batalla al castellano no cesa. En esta ocasión, el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) pretende que el sector sanitario entre en su juego y colabore para «galleguizar» la medicina. Para conseguirlo, presentó una nueva proposición no de ley en el Parlamento gallego en la que reclama que las circulares, los prospectos de los medicamentos y las recetas médicas sean traducidas a esta lengua.

No es la primera vez que una iniciativa así sale a la luz en esta región. En abril, la Federación de Farmacias de Galicia (FEFGA) propuso que las medicinas llevasen sus prospectos en gallego, pero la industria farmacéutica se mostró reacia ya que, además de incrementar el coste de su producción y ocasionarle problemas en la distribución, no le reporta ningún beneficio económico.

Poner en marcha este proyecto no es fácil. Fernando Guerreiro, presidente de la FEFGA, asegura que habría que conocer el mercado de cada medicamento dentro de la comunidad gallega para saber qué prospectos deberían ser traducidos. «Si la Administración no fuerza a las farmacéuticas a que traduzcan, la iniciativa nunca se podría llevar a cabo», reconoce.
En este sentido, Isabel Vallejo, presidenta de la Federación Española de Empresas Farmacéuticas (FEFE), afirma que se trata de un proyecto complicado, puesto que se tendría que realizar una partida de medicamentos específica para la región.

«El acceso a los medicamentos se vería limitado, ya que los productos no serían intercambiables entre comunidades».

Además, la presidenta de FEFE reconoce que es una medida poco práctica debido a que cada vez hay más población inmigrante que habla castellano. «Poner los prospectos en gallego supondría complicar su comprensión», afirma Vallejo.
Entre los cambios que los nacionalistas proponen para «galleguizar» el sector, también recogen que el personal médico que no hable la lengua de Castelao no pueda acceder a las ofertas públicas de empleo pues, según el diputado del BNG Bieito Lobeira, «el desconocimiento de esta lengua hace que no se respeten los derechos de los pacientes gallego parlantes».

Para paliar el desconocimiento del gallego que existe entre los médicos, un personal que en muchas ocasiones procede de distintas comunidades, el BNG propone que se implante un Plan de Formación Lingüística para que los sanitarios que no hablen esta lengua puedan aprenderla sin problemas. Los nacionalistas gallegos justifican su propuesta amparándose en que está recogida en su Estatuto de Autonomía que recoge que «el gallego es la lengua oficial de la región y los ciudadanos tienen derecho a su uso en la Administración» y, por tanto, en la sanidad.

La propuesta del BNG ha levantado ampollas entre los defensores de la libertad lingüística. La asociación Galicia Bilingüe califica de «ilógica» la iniciativa puesto que la mayor parte de la población gallega habla en castellano. No son pocas las protestas que los médicos han dirigido a la asociación quejándose de que todos los documentos de la Administración están en gallego. Los sanitarios exigen que los textos sean en castellano debido a que el vocabulario es bastante técnico y su incomprensión provoca errores importantes en el desarrollo de su trabajo.

Partidos
El PP tacha de «chorrada» que el BNG exija a los médicos saber gallego para ejercer
madrid La Razón 19 Agosto 2008

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular, Miguel Santalices, consideró ayer una «chorrada» la solicitud del diputado del BNG, Bieito Lobeira, de que el gallego sea motivo excluyente en las pruebas para acceder al Servicio Gallego de Salud (Sergas). Según indicó, «hay otras cuestiones sanitarias suficientemente preocupantes», como las listas de espera, la conflictividad y la situación de la atención primaria, que «preocupan a la ciudadanía». «Lo que queremos es gente bien formada», defendió. Y es que, según el portavoz popular, «no se puede renunciar a que venga gente de fuera, porque puede aportar mucho a Galicia». En la misma línea, Miguel Pérez de Juan, del Grupo Popular por Orense, apostó también por la «cualificación de los profesionales por encima de todo». Además, criticó la propuesta de Lobeira porque «no tiene sentido» que «cuente lo mismo un idioma que un doctorado» en las pruebas del Sergas.

En cuanto a los conflictos del idioma en el ámbito de la sanidad, Santalices recordó el debate «intenso» que tuvo lugar en el Parlamento de Galicia con el objetivo de definir la lengua de las historias clínicas. En este debate, según apostilló, «al final, se impuso el sentido común» y se decidió que se redacten en gallego, castellano e inglés.

Entre las propuestas que los nacionalistas gallegos también han presentado al Parlamento a modo de proposición no de ley, están la de «galleguizar» las circulares, los prospectos de todos los medicamentos y las recetas médicas.

En busca del ADN vasco en Idaho
Un estudio financiado por el Gobierno de Ibarretxe pretende descifrar los secretos del «genoma euskaldún» en Estados Unidos Alrededor de 500 descendientes de vascos se han sometido a las pruebas
Los dos estudiantes que llevan a cabo las pruebas continuarán con su investigación en América Latina.
Marta G. Hontoria La Razón 19 Agosto 2008

WASHINGTON- Julián Lete, hijo orgulloso de vascos, no tuvo ningún inconveniente en prestarse voluntario. «La prueba de ADN fue cosa de un minuto. Te daban un líquido con sabor a canela para enjuagarte la boca y lo escupías en una ampolla», relató a LA RAZON durante una entrevista por teléfono. Como Lete, unos 500 descendientes de vascos en Estados Unidos compartieron este pasado mes de julio su código genético con dos investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV). El objetivo de este pintoresco estudio financiado por el Gobierno vasco es descifrar los secretos del ADN euskaldún, una muestra más de esa ya conocida obsesión del nacionalismo.

¿Por qué aquí? Porque no se puede realizar un mapa genético exhaustivo del pueblo vasco sin pasar por Idaho, Nevada y California. Si los italianos eligieron Nueva York, los emigrantes vascos que llegaron al gigante americano a finales del siglo XIX y principios del XX se asentaron en los prados del Oeste, donde aprendieron a pastorear ganados de miles de cabezas de ovejas. Los vascos continuaron llegando durante todo el siglo pasado. Hoy, Idaho tiene la mayor población vasca del mundo, después de Argentina y, naturalmente, del propio País Vasco.

El estudio del Gobierno vasco pretende explicar la incidencia de ciertas enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson entre los vascos y qué papel juegan en ellas la genética y las condiciones físicas y sociales donde se vive.

Los dos estudiantes de doctorado, Adrián Odriozola y Enero Sank, estuvieron en Estados Unidos alrededor de tres semanas recogiendo ADN en lugares como Chino (California) y Reno (Nevada). En Boise, la capital de Idaho, recibieron la ayuda de la directora del Museo Vasco. Durante el festival de San Ignacio de Loyola, la última semana de julio, plantaron su «laboratorio» delante del Centro Vasco, una institución fundada en 1949 para mantener la herencia vasca y apoyar su cultura. Ahí, al frente del bar estaba este domingo, como de costumbre, Julián Lete. «La mayoría de la gente aquí sabe de dónde viene. Mis padres eran de Bergara, Guipúzcoa, y llegaron a EE UU en 1954. Mi padre vino a Idaho como pastor por un contrato de tres años», detalla Lete, de 45 años. «Esencialmente, los estudiantes querían confirmar a través del DNA de qué región procede la gente de aquí».

Junto a las pruebas de ADN, que serán analizadas primero en la Universidad Estatal de Boise, los investigadores pasaron un formulario con 50 preguntas como «¿ha tenido algún familiar suyo un tumor?, ¿o enfermedades de la piel?».

Lete calcula que «en este valle podríamos ser unos 15.000 descendientes de vascos». Aunque él ya nació en EE UU, además de inglés Lete habla perfectamente euskera porque «en casa, mis padres no hablaban otra cosa».

Boise, una ciudad de 190.000 habitantes entre el desierto y las montañas Rocosas, sigue siendo tierra de granjas y minas, aunque en los últimos años ha atraído a profesionales jóvenes. Ya no es como en los años 40 en los que por la calle se oía hablar vasco, pero sigue siendo el mejor punto estadounidenses para tomarse una sidra. «Somos una extrema minoría, pero nos conocemos todos entre nosotros», explica Lete. «Ahora mismo en el bar tengo una mesa en la que sí están hablando euskera entre ellos».

Odriozola, de 26 años, y Sanz, de 27, van a continuar su investigación con otros descendientes de vascos en América Latina. Los estudiantes han prometido enviar sus resultados, apuntó Lete.

NUEVA MARCHA DE RADICALES EN BARCELONA
Los Mossos no investigan la manifestación en apoyo a los colaboradores de ETA
Libertad Digital 19 Agosto 2008

La marcha convocada en Barcelona por independentistas catalanes y en la que se vitoreó a colaboradores de ETA que se encuentran en prisión, no va a ser investigada por la Policía autonómica. De hecho, esgrimen "no tener constancia todavía" de que se vayan a pedir responsabilidades a los convocantes de la manifestación.

Durante el acto, que no había sido autorizado, se profirieron gritos e insultos contra la Monarquía y contra España. La única actuación de los Mossos fue la de ir cortando las calles por las que los radicales iban pasando. Y todo ello sin el permiso de las autoridades.

Al final de la manifestación, los organizadores recordaron a "los presos políticos catalanes" y vitorearon especialmente a varios colaboradores de ETA encarcelados. Sin embargo, la Policía autonómica no ha visto en este hecho enaltecimiento del terrorismo.

Pero los independentistas han ido más allá y este domingo volvieron a convocar otra marcha en Barcelona para recordar de nuevo "con antorchas solidarias a los presos y presas políticos catalanes". Este acto tampoco contó con la autorización de las autoridades. Pese a ello, cincuenta radicales se reunieron en el barrio de Gracia de la capital catalana y mostraron una gran pancarta con el lema "Libertad presos políticos catalanes".

Al estilo proetarra, los asistentes portaron retratos de los detenidos entre los que se volvían a encontrar los colaboradores de ETA que cumplen su condena en prisión. Durante el acto, los independentistas gritaron "caña contra España" o "fuera la ley antiterrorista".

Recortes de Prensa   Página Inicial