AGLI

Recortes de Prensa    Miércoles 27 Agosto 2008

Farsa otoñal
JOSÉ MARÍA CARRASCAL ABC 27 Agosto 2008

SE acaban las vacaciones, y dispónganse a presenciar la gran farsa otoñal, a cargo de todo el mundillo político. Excepto el PP, naturalmente.

La gran farsa otoñal consiste en hacernos creer que las cosas están muy complicadas, que puede no haber presupuestos del próximo año, que Ibarretxe puede armar la marimorena, que socialistas catalanes y del resto de las comunidades pueden tirarse los trastos a la cabeza, que, en fin, Gobierno, partidos, nación, Estado incluso pueden irse al traste antes de que nos demos cuenta. Lo que, por lo pronto, hará pasar a segundo plano la crisis económica, que no es poco.

Pero ¿creen ustedes que Ibarretxe va, de verdad, a plantar cara a un Estado que le permite gobernar gratis su autonomía y, encima, ir acercándose poco a poco a su objetivo de «Estado libre asociado»? ¿Creen ustedes que los nacionalistas están dispuestos a tensar la cuerda hasta el punto de derribar a Zapatero, sabiendo que podrán sacarle infinitamente más que a Rajoy? ¿Creen ustedes que los socialistas -sean catalanes, extremeños o de donde sea-, van a romper entre ellos, sabiendo que eso significaría alejarles de las ubres del poder? ¡De ninguna manera! Todos, lehendakari, nacionalistas, socialistas, tratarán de sacar el máximo posible de la situación, pero sin llegar nunca a ponerla en peligro. Al final, ya verán ustedes encuentran una fórmula transitoria para resolver sus diferencias y seguir en el machito, manteniendo al PP lo más lejos posible del poder, regional o estatal. En este sentido, Iniciativa por Cataluña, pese a las críticas que ha cosechado por parte del resto de los nacionalistas, les ha hecho un favor a todos, al llegar a un acuerdo con el Gobierno Zapatero que desactivaba la crisis por la financiación autonómica durante tres meses, al cabo de los cuales, ya encontrarán otro apaño para seguir tirando. En la ocasión anterior, fue Mas quien se presto al cambalache, cuando el nuevo estatuto catalán estaba a punto de naufragar. Ahora dice que Zapatero le engaño. Nadie hay más fácil de engañar que el que quiere ser engañado.

Desde 2004, existe un pacto tácito entre el Gobierno español y los nacionalistas radicales y moderados -suponiendo que haya nacionalistas moderados- para cambiar el equilibrio de fuerzas políticas en España y el mapa del Estado español. Su palanca para ello son los nuevos estatutos, sean o no constitucionales, ya que el objetivo de fondo es cambiar la Constitución por la vía de los hechos. Un objetivo, como ven, mucho más ambicioso de lo que nadie sospechaba, pero que Zapatero persigue hoy con la misma tenacidad que el día que entró en la Moncloa. El «entendimiento» con Rajoy que nos ofreció a comienzos de esta legislatura era pura farsa. Como su enfrentamiento actual con los nacionalistas. Los nacionalistas son sus aliados naturales, en su intento de transformar una España que considera vieja, caduca, retrógrada. Lo que ocurre es que los nacionalistas no quieren transformarla. Quieren dinamitarla con su ayuda.

El Gobierno atribuye a Resistencia Galega la bomba en la pizarrera
40 guardias civiles vigilan al grupo terrorista desde hace unos meses.
REDACCIÓN. A CORUÑA. La Opinión 27 Agosto 2008

El delegado del Gobierno en Galicia, Manuel Ameijeiras, aseguró ayer que todos los indicios señalan a Resistencia Galega como responsable de la colocación el pasado sábado de un artefacto explosivo en una cantera de Vilamartín de Valdeorras (Orense). Pese a que la acción fue reivindicada mediante un correo electrónico por un grupo al que Ameijeiras denominó "Antipizarra", el delegado del Gobierno añadió que la investigación apunta a que detrás de la colocación del artefacto está el grupo Resistencia Galega, que en el último año ha protagonizado varios atentados similares en la comunidad.

"En esta ocasión se han disfrazado de ecologistas, otras veces se disfrazan de defensores del litoral", dijo el delegado en alusión a las anteriores acciones de Resistencia Galega, en las que también se usó una olla exprés para colocar el explosivo.

En esta ocasión el recipiente contenía unos tres kilogramos de explosivos, así como un temporizador y otros recipientes para activar la carga, como pilas y cables. La olla fue colocada en el interior de la nave de una pizarrera ourensana la madrugada del sábado, pero no fue hallada hasta el domingo, por parte de dos operarios de la empresa, que decidieron abrirla. "Se trata de un acto terrorista que pudo tener consecuencias graves, aunque afortunadamente no fue así", dijo Ameijeiras, que calificó a Resistencia Galega como un grupo "con pocos agentes activos" que funciona como "elemento dinamizador" a la hora de cometer atentados.

Ante la gravedad y frecuencia de los atentados de Resistencia Galega, hace unos meses el Gobierno central destinó a Galicia a 40 guardias civiles especializados en labores antiterroristas y que desde entonces están haciendo un seguimiento al grupo radical, según Ameijeiras, que descartó que RG haya mantenido contactos con ETA.

Pujol no es Cataluña. Montilla no es catalán.
Vicente A.C.M. Periodista Digital 27 Agosto 2008

La facilidad que tiene el nacionalismo de confundir a la sociedad que vive en su Comunidad con lo que representa realmente su partido es grotesca. Ahora viene el Sr. Pujol a decir que “La relación entre Cataluña y España es peor que nunca”. Supongo que se referirá a los políticos catalanes que no dejan de chantajear al Gobierno de España y que demuestran su insolidaridad reclamando unas prebendas respecto al resto de españoles.

Y aquí viene el verdadero problema, un Estatuto aprobado con los votos socialistas y nacionalistas. Nadie puede poner en duda que ese estatuto es legal, aunque esté en su mayor parte recusado y a la espera de que el Tribunal Constitucional se digne sentenciar. Así que, mientras no se dé sentencia en contra que anule ciertas disposiciones y definiciones, esos nacionalistas están en su derecho de exigir que se cumpla el Real Decreto y sus cláusulas. Y es cierto que el Gobierno está voluntariamente incumpliendo esa Ley.

Hasta ahora el Gobierno del Sr. Zapatero, principal culpable de que este texto inconstitucional se haya aprobado, está dando bandazos intentando ganar tiempo y que sea el TC el que le saque del atolladero. Sabe que si acepta cumplir con el estatuto, vendrán otras Comunidades autónomas para exigir la igualdad de trato y de derechos de los españoles que residen en sus territorios. No tenemos que olvidar que a pesar de que sean las CCAA las intermediarias del trasiego de fondos, son los ciudadanos quienes contribuyen con sus impuestos. Los ajustes y repartos son complejos y tienen en cuenta diversos factores, que se supone que ayudan a esa igualdad ante la Ley.

El que el Sr.Pujol diga tal simpleza, como si de unas relaciones internacionales se tratase, demuestra que el nacionalismo que representa solo tiene un objetivo, el secesionismo. Cataluña por ahora forma parte de España, aunque ya muchos empezamos a dudar si eso es conveniente para este gran País. Es posible que tanta Autonomía les haya llevado al error de que son una nación y que España les está atando con las cadenas de la represión económica y de competencias. Pero el error es suyo. La Constitución reconoce a las Autonomías como medio de descentralización de las funciones del Estado, pero nunca a “naciones” que jamás existieron salvo en la mente calenturienta de algunos nacionalistas.

El que algunos Estatutos recojan la palabra nación, ya sea en el preámbulo, o implícitamente en el desarrollo del articulado, no significa que sea real, ni haya sido como consecuencia de una cesión de la Soberanía nacional, que sigue residiendo en el conjunto de los ciudadanos españoles. Aquí no hay ambigüedades ni interpretaciones posibles, la única Nación es España y eso seguirá así mientras los españoles no decidan libremente otra cosa.

Si los políticos catalanes, que no Cataluña, se sienten frustrados con el Sr. Zapatero, es su problema por haber creído en su palabra. Ellos mismos no tuvieron pegas en apañar un modelo insolidario. Ahora deberán aguantar que otros reivindiquen igualdad de trato.

"NO ES CIERTO QUE EL ESPAÑOL ESTÉ PERSEGUIDO"
Pujol asegura que "en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros"
"No es cierto que el español esté perseguido en Cataluña". Así lo cree el ex presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, con respecto a la política lingüística llevada a cabo en esta comunidad. En declaraciones al diario El Mundo, el líder nacionalista aseguró además que "hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros". A su juicio, "hemos sido siempre de una lealtad absoluta. No creo que nadie pueda acusar de desleal" a esta región durante los 30 años de democracia.
Libertad Digital 27 Agosto 2008

Para el ex presidente de la Generalidad, elegido por El Mundo como uno de los grandes protagonistas de los 30 años de democracia, "hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros". A su juicio, "el problema propiamente catalán no se ha resuelto bien". Acerca del papel de esta comunidad autónoma a lo largo de la democracia Pujol aseguró que "hemos sido siempre de una lealtad absoluta. No creo que nadie pueda acusar de desleal a Cataluña".

El político nacionalista afirmó además que sería imposible reeditar los Pactos de la Moncloa en un momento en el que la economía está inmersa en una grave crisis. "Rodríguez Zapatero no tiene la fuerza moral que tenía Suárez para pedir esto. ¿Cómo lo puede pedir si el Gobierno ha estado diciendo hasta hace tres meses que hablar de crisis económica era antipatriótico?", se preguntó Pujol.

Acerca de su relación con los anteriores presidentes del Gobierno, el líder nacionalista dijo que "con Felipe González las cosas inicialmente fueron mal, incluso muy mal. Pero cuando el PSOE necesitó un apoyo para sacar el país adelante se lo dimos, en el peor de sus momentos". De Aznar aseguró que "le dimos nuestro apoyo en el 96 porque el interés general del los españoles lo requería. Y el resultado fue bueno". Añadió además que el popular "era un hombre de palabra, del que te podías fiar".

Jordi Pujol niega que en Cataluña se esté intentando conseguir la inmersión lingüística arrinconando al castellano. "No es cierto que el español esté perseguido en Cataluña. No hay un niño de seis años que no hable castellano". Además, sobre la iniciativa de varios ayuntamientos que no izan la enseña española ha asegurado que "aquí no ha habido guerra de banderas, no hay problema. Respetamos nuestros símbolos y los del Estado, y la ley se cumple".

Nacionalismo olímpico
Si los catalanes volaran, taparían Beijing
En estos tiempos en que hasta Woody Allen cuenta como catalán universal para el medallero, lo más probable es que la mayoría de los atletas que han competido representando sentimentalmente a sus países estarán encantados de ser adoptados .
José Antonio Martínez-Abarca Libertad Digital 27 Agosto 2008

Al consejero de la vicepresidencia catalana, Carod-Rovira, le ha faltado contar como catalanes a algunos medallistas olímpicos que por error ("o por la pela", añadiría su privado Joan Puig) han competido por ese Estado improbable que es España. Carod ha hecho sus cuentas porque no tiene otra cosa que hacer, ni este verano ni nunca, y se ha felicitado por el éxito en Pekín de los que alguna vez en su vida han pasado por Cataluña, aunque sea haciendo trasbordo, por caerse por un precipicio cuando pisaban la frontera con Francia o bien en cualquier parte del planeta (ya se sabe que los catalanes nacen donde quieren, como Dios es argentino pero de Galilea). También incluye a cuantos hayan comido alguna vez un arros amb espardenyes o el improbable pollo con langosta, platos que te nacionalizan el estómago y también cuentan como animal de compañía, aparte del pulpo.

"Deportistas nacidos, residentes o formados en Cataluña han conseguido hasta nueve medallas", según el consejero. Peca de modestia. Ha querido decir deportistas nacidos, residentes, formados, vacacionados, transeuntados, pasados, recorridos, comidos, bebidos o fornicados en o por Cataluña. ¿Por qué poner límites a la misericordia de Cataluña? ¿Cuántas medallas no habrán conseguido los que por lo menos una vez en su vida se hayan llevado de Cataluña, no la pela, que otra vez vuelve a intervenir Joan Puig sin permiso (deje terminar, sr. Puig, a su superior Carod, que si no se nos equivoca al contar medallas) sino, aunque sea alguna vez, el polvo del camino en los zapatos, por volver del revés el dicho que algunos ponen en boca de un santo al que echaron como vagabundo de la ciudad murciana de Lorca: "de Lorca, ni el polvo del camino"?

En estos tiempos en que hasta Woody Allen cuenta como catalán universal para el medallero, lo más probable es que la mayoría de los atletas que han competido representando sentimentalmente a sus países estarán encantados de ser adoptados por el Gobierno catalán, más que nada por si les suelta una subvención. A condición de que una vez contabilizados como "catalanes" les permitan seguir ganando la gloria para su país, que puede ser España como pueden ser las Islas Salomón.

Porque sería algo exagerado afirmar que Pau Gasol o Rafa Nadal, naturales de los "països" ambos los dos, han sido constreñidos gravemente a luchar por un Estado único que no es el suyo, ya que querrían competir por otro. De hecho, están públicamente orgullosísimos de que les hayan obligado por ley a ser españoles. Nadal, en concreto, está tan orgullosísimo de querer la gloria española que no le preocupa lo más mínimo que el Gobierno mallorquín le desprecie y le ningunee por eso. Hay catalanes que han ganado medallas, como hay otros que no tienen ningún problema en figurar como catalanes para Carod y que también las han conseguido. Pero, ¿cuántos de esos medallistas estarían dispuestos a ganar no solo la gloria que realmente sienten, sino la que los independentistas quieren ordenarles? El podio se despuebla. Mejor que Carod-Rovira siga contando como triunfadores catalanes a Michael Phelps o a Usain Bolt, si es que estos han ido alguna vez de turistas por la Barceloneta.
abarca@libertaddigital.tv

Medios y política
Siempre me quedarán Los Soprano
En relación a los presos políticos en Cuba, en el mismo canal se dijo que "el número de presos ha bajado de doscientos treinta y cuatro a doscientos veintinueve". Aperturismo del bueno.
Maite Nolla Libertad Digital 27 Agosto 2008

Este verano me he agenciado la colección completa de Los Soprano, un manual muy útil para los que quieran dedicarse a la política, especialmente en Cataluña. Lejos de lo que pudiera parecer, es mucho más instructiva que El ala oeste de la Casa Blanca. Es que, francamente, no me imagino a Montilla en el papel de Jed Bartlet.

Entre capítulo y capítulo, he oído que Fran Llorente ha dicho que una de sus prioridades va a ser el canal 24 horas de televisión española, lo cual, teniendo en cuenta los antecedentes, puede dejar a las chicas de La Sexta como unas peperas de tres al cuarto. Les cuento; el primer sábado de los Juegos, en el canal 24 horas se dio la noticia de que la policía colombiana había detenido a cinco criaturitas dispuestas a practicar la eutanasia explosiva a no menos de seis objetivos directos y, eventualmente, a todo aquel que tuviera la mala idea de pasar ese día por otros tantos edificios oficiales. La redactora de televisión española acompañó la noticia con unas amables palabras dedicadas al cabecilla, recordando su papel de "embajador de las FARC" en no sé qué negociaciones. Posteriormente, reprodujeron íntegro el discurso del fulano, llamando asesino y terrorista a Uribe, algo así como sucede en la jaula para terroristas de la Audiencia Nacional. Y la redactora le puso la guinda al pastelón diciendo de Uribe lo siguiente: "Es un presidente de línea dura que ha adoptado una política agresiva". ¿Qué tal? Si privilegiamos más, no vamos a tener hueco suficiente en la extrema izquierda revolucionaria.

Pero es que hace poco, en relación a los presos políticos en Cuba, en el mismo canal se dijo que "el número de presos ha bajado, de doscientos treinta y cuatro a doscientos veintinueve". Aperturismo del bueno. No se especificaba si la más que notable reducción se debía al traspaso o al fallecimiento, o a que habían ingresado a menos de los que habían licenciado.

Curiosamente, esta forma de proceder se explica muy bien viendo el debate que mantuvo el colaborador de este periódico Horacio Vázquez-Rial con un senador de Izquierda Unida en CNN+ sobre la figura del Che. Como reconoció el senador, para una parte de la izquierda esos personajes liberticidas son entrañables y tuvieron su parte buena. Incluso orgulloso, contó que su hijo lleva una camiseta del Che a la "uni". Me gustó la táctica de Horacio, que reconoció que eso era exactamente así y que él mismo lo había padecido en su mocedad. Dejó que el otro se confiara y en el tiempo de descuento le recordó muy sutilmente que legitimar al Che es legitimar a la ETA y, en general, el terrorismo. Eso pilló descolocado al senador, que recurrió a un discurso de alta talla intelectual, llamando asesinos a los Estados Unidos en general y todo lo habitual que se acompaña en estos casos. ¡Bravo por Horacio!

Al final la cuestión se reduce a que todos estos hiper legitimados democráticamente nos dan lecciones a los que no sentimos ninguna simpatía por ningún dictador o terrorista por muy de derechas o muy de izquierdas que fuera. Y en Cataluña pasa lo mismo; los que llevan flores a la tumba de Guifré el Pilós nos dan lecciones de catalanidad a los que nos acordamos de Tarradellas. Sigo con Los Soprano.

Cuando llama el juez
TONIA ETXARRI El Correo 27 Agosto 2008

Seguramente si todos los cargos públicos amenazados por los terroristas hubieran tenido el arrojo y la diligencia de la concejala del PP de Getxo, Marisa Arrúe, ahora mismo muchos envalentonados de la kale borroka estarían cumpliendo penas impuestas por la Justicia. Además de cursar la correspondiente denuncia era preciso, sin embargo, que se diera otra condición para que las amenazas en Euskadi no salieran gratis: que se produjera la coincidencia astral entre la conciencia de los amenazados y la voluntad de apretar la presión judicial sobre el entorno de ETA, claro está. Nuestra historia está trufada de casos de amenazados e insultados en plena calle, pero muchos de los coaccionadores se han librado de pagar por ello sin tener que rendir cuentas ante el juez, bien porque sus víctimas no han querido sufrir las consecuencias de una posible venganza y han preferido no presentar denuncia, bien porque el momento político no aconsejaba a la Fiscalía un enfrentamiento judicial con el entorno de ETA o bien porque el Gobierno vasco los ha considerado incidentes callejeros sin mayor trascendencia.

Ahora los tiempos han cambiado y quienes cometen el delito de coaccionar y amenazar a un cargo público tienen que pagar un precio. Y si una persona amenazada presenta denuncia, como ha sido el caso de la edil popular Marisa Arrúe, que decidió llevar a su acosador a los tribunales, los jaleadores del terrorismo saben que la intimidación que practican les terminará pasando factura. Zigor Goikoetxea, hermano del presunto jefe del 'comando Vizcaya' desarticulado, ya se dio ayer por enterado de que las amenazas de muerte, en este país, constituyen un delito. Él lo cometió, presuntamente, el pasado 10 de agosto, en el mercado de San Lorenzo, al amenazar a la edil popular, pero antes de verse de nuevo en la cárcel (se encontraba en libertad bajo fianza por motivos de salud) planteó al juez Fernando Andreu, a través de su abogado, la posibilidad de que se le aplicara una orden de alejamiento de su víctima. No obstante, el juez seguramente consideró que si Goikoetxea pasa un tiempo en prisión estará ya lo suficientemente alejado de la edil popular.

Marisa Arrúe tiene miedo. Y así lo confesó en la puerta de la Audiencia Nacional a donde llegó acompañada de su presidente, Antonio Basagoiti. Pero ha preferido acudir a la Justicia porque considera una obligación poner a los que practican el matonismo verbal con tanta impunidad en manos del juez. Podría haber optado por el plan más cómodo, el del silencio. De hecho, otro cargo público, de adscripción nacionalista, fue también amenazado por el mismo individuo que le espetó, en plena calle, el deseo de que sus hijos «tengan el mismo destino que mi hermano». Pero el amenazado ha preferido mantener silencio. El miedo es libre y puede provocar, ante la misma amenaza, actitudes diametralmente opuestas. Recurrir al juez o callar. Aunque el silencio no es recomendable. Ha servido, durante demasiado tiempo, para alimentar a la bestia.

El hombre de Alcatraz
PEDRO GONZÁLEZ - TREVIJANO, Rector de la Universidad Rey Juan Carlos ABC 27 Agosto 2008

DURANTE el mes de junio de 1976 -son las ventajas de firmar y fechar los libros- devoré una novela del escritor Thomas E. Gaddis titulada El hombre de Alcatraz. La obra narraba la historia de Robert Stroud -después interpretada en el cine por un soberbio Burt Lancaster-, condenado a perpetuidad por matar al hombre que maltrataba a la mujer que amaba. Stroud fallecía en 1963 ¡tras una reclusión de cincuenta y cuatro años! en las penitenciarias de Mc Neil, Leavenworth y Alcatraz desde 1909. En dicho momento Howard Taft ocupaba la Presidencia de los Estados Unidos, no se había producido el asesinato del archiduque Francisco Fernando en Sarajevo, en Rusia gobernaba el zar Alejandro II y el Titanic no se había flotado. Un hombre que terminaba transformándose por amor a los pájaros en un reputado ornitólogo. En todos esos años Stroud no volvió a cometer ningún acto de violencia, retractándose de cualquier comportamiento vengativo. Una lectura que me convirtió sentimentalmente en un declarado enemigo de la cadena perpetua. Más tarde, al estudiar Derecho, me convencí racionalmente de la certeza de mi juvenil rechazo.

Pues bien, el día tres de agosto De Juana Chaos abandonaba la cárcel. Uno de los más abyectos criminales terroristas, responsable de la muerte de veinticinco personas, salía de prisión después de ¡cumplir solamente veintiún años! Una bestia que, estando en la cárcel, brindaba por el asesinato de un concejal de Pamplona y se carcajeaba de la muerte de otro y de su mujer en Sevilla. Un execrable criminal que nada más dejar la prisión hacía circular un texto para ser leído en un acto homenaje en San Sebastián, lo que ha merecido la investigación de la Audiencia Nacional por si la conducta fuera constitutiva de un delito de enaltecimiento de terrorismo. A los jueces corresponde ahora su valoración. Una situación que ha abierto el debate sobre la constitucionalidad y oportunidad de la cadena perpetua. Toda vez que De Juana Chaos carece de cualquier semejanza con el regenerado Robert Straud.

Es evidente que el Estado ha de tomar las medidas para impedir que tales sucesos, que son un escarnio para la ciudadanía y un insulto para las víctimas, puedan volver a producirse. Aunque, dicho esto, el principio de retroactividad de las disposiciones sancionadoras desfavorables no puede invocarse. Es la grandeza del Estado de Derecho y de la ley. El Derecho y la ley nos obligan a todos, y todos debemos acatar -incluidos los poderes públicos y los jueces- lo en ellos previsto. Incluso, y reconozco que no es sencillo al hablar de semejante asesino, cuando su aplicación se ha confirmado manifiestamente inadecuada. Por ello, si ésta es insuficiente, y la norma no garantiza la finalidad querida, lo que hemos de proceder es a su pronta denuncia e inmediata modificación. Para mí el asunto está claro: la cadena perpetua, entendida como pena que impone su íntegro cumplimiento hasta la muerte del condenado, no cabe en la Constitución de 1978. Estimo que no es compatible con lo dispuesto en su artículo 25.2: «Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social...». Es difícil conciliar la finalidad, no sólo punitiva, que es desde luego muy importante de la pena, sino también de reinserción, con una condena a perpetuidad. Me adhiero pues a las acertadas opiniones vertidas por uno de los padres de la Constitución, el profesor Peces-Barba, quien declaraba su inconstitucionalidad además en cualquier circunstancia: «Si se dice que no es para toda la vida, entonces ya no es cadena perpetua, y si se aplica como tal rompe con la idea de que la pena tiene como función la reinserción de los condenados».

El camino se encuentra, a mi parecer, en la agravación de las penas de privación de libertad -de cuarenta años desde 2003- y en posibilitar su «íntegro cumplimiento». Una política introducida ya en el presente Código Penal, y que sí alcanzará a los responsables del atentado de Barajas en 2006. La denominada doctrina Parot elaborada por el Tribunal Supremo supuso un paso adecuado en la buena dirección, pero es insuficiente para dar respuesta a situaciones donde no se da la rehabilitación, ni la reinserción. Al tiempo, debemos auspiciar -éste es el auténtico reto pendiente de nuestra legislación penal- una adecuada proporcionalidad entre la gravedad de los delitos y las penas. Junto a lo dicho, se ha de arbitrar simultáneamente el establecimiento de penas accesorias de la condena principal perfeccionadoras de la misma. Hay que detenerse pues en las medidas de garantía, antes de seguridad, del artículo 96 del Código Penal en relación con los delitos de terrorismo, esto es, las órdenes de alejamiento, la proscripción de visitar ciertos lugares y la prohibición de dirigirse a las víctimas. Finalmente deben arbitrarse los medios legales y económicos para que se satisfagan las responsabilidades civiles a las víctimas, muchas veces burladas por sus asesinos, que transfieren irregularmente la propiedad de sus bienes y se declaran insolventes. Por más que, en última instancia, el Estado, en cuyo servicio perdieron éstas su vida, se haga cargo de las justas indemnizaciones de no ser posibles.

Es verdad que existen países con una asentada democracia y con un respeto escrupuloso a los derechos fundamentales que mantienen la cadena perpetua (Francia, Inglaterra, Estados Unidos o Alemania). Es verdad que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional ha admitido la extradición a sus países de origen de ciudadanos que tendrán que afrontar presumiblemente condenas a perpetuidad. Es verdad que el Estatuto Penal Internacional, refrendado por España, prevé su fijación para delitos de genocidio y contra la humanidad. Es verdad que la regulación de la cadena perpetua no se configura hoy sólo con los perfiles clásicos -el reo fallecía siempre recluido en la cárcel-; su regulación permite su conformación de manera más flexible, con mecanismos habilitadores de una revisión temporal, acreditada la voluntad de reinserción. Y también es verdad que tal medida se extendería exclusivamente a delitos especialmente odiosos. No seré yo por tanto quien diserte sobre su incompatibilidad con los sistemas políticos democráticos. Pero, aún así, la sigo considerando de difícil encaje entre nosotros: la cadena perpetua supone de antemano prejuzgar que no va a haber/o puede haber rehabilitación y abre las puertas asimismo a una pena indefinida o de duración indeterminada. No garantiza tampoco la reeducación y reinserción social y atenta hasta la dignidad de toda persona, al margen de los problemas prácticos para introducir medidas revisoras temporales. ¡Hasta el asesino De Juana Chaos goza de dignidad personal. En esto también nos diferenciamos con él!

Además, la veo una sanción innecesaria -pues el aumento exponencial de las penas no siempre resulta eficaz- y ciertamente desmesurada. Es casi la otra cara de la misma moneda: la pena de muerte. La vía es la antedicha atención a las mentadas medidas de seguridad, menos invasivas de los derechos fundamentales. De otra forma, entiendo, habría que modificar la Constitución. Aunque sigo pensando que ésta -de aprobarse tras la previa reforma constitucional- no es la reacción humana exigible, ni la acción penal conveniente. Las palabras de Federico Trillo son muy acertadas: «En la interpretación más estricta de la Constitución no cabe la pena de reclusión perpetua... El debate de la cadena perpetua al modo clásico decimonónico de que se pudra en la cárcel es un debate inútil, superado, y un debate que probablemente no nos lleve a ninguna parte».

Razones jurídicas al margen, debe ser horrible ser De Juana Chaos. Incluso para la propia bestia. Por eso me niego a cerrar estas reflexiones con su sola causa. Me quedo -lo recordaba mi admirado Ignacio Camacho- con la generosidad de las familias de las víctimas y la superioridad moral de una sociedad que ha renunciado a cualquier sentimiento de venganza. ¡De Juana Chaos, que más quisiera él, no es el hombre de Alcatraz!

Oportunismo en Galicia
Editorial ABC 27 Agosto 2008

LA presencia de Rodríguez Zapatero en Galicia abre el curso político con la confirmación práctica de un anticipo electoral que se daba por supuesto desde hace meses. Una vez más, el interés partidista pasa por delante del funcionamiento institucional. La dinámica política en las comunidades autónomas tiene su lógica propia y no debería alterarse por conveniencias oportunistas. En este caso, el PSOE necesita desviar la atención de una serie de problemas sustanciales, desde la crisis económica al debate sobre la financiación autonómica y sus secuelas en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, sin olvidar el desafío soberanista de Ibarretxe. Mantener la tensión electoral y, en su caso, lograr una victoria aunque sea ajustada puede tener efectos balsámicos para un Gobierno atrapado en su propia incapacidad, cuyo deterioro ante la opinión pública confirman todas las encuestas. Nadie discute que Emilio Pérez Touriño tiene la facultad legal de disolver la Cámara y anticipar los comicios, pero debería ser consciente de que los ciudadanos están muy descontentos con las promesas incumplidas y que la imagen de su jefe político en Galicia no garantiza un resultado favorable. La experiencia demuestra que la estrategia del adelanto electoral supone un riesgo que no siempre sale bien.

Más allá del discurso oficial al respecto, el PP también se juega mucho en este envite. La dirección surgida del Congreso de Valencia se somete al juicio de los electores. Alberto Núñez Feijóo representa la imagen de renovación de un partido que comparece por primera vez en Galicia desde 1990 sin la figura carismática de Manuel Fraga, ganador sempiterno en las urnas aunque la última vez no alcanzó la mayoría necesaria para gobernar. El origen gallego de Mariano Rajoy introduce también un factor significativo. Es exagerado decir que se trata de un examen decisivo para el PP, pero será importante para la confirmación de las expectativas despertadas por el actual equipo. La movilización de los líderes populares para arropar a su candidato refleja fielmente que Génova otorga gran relevancia a estos comicios. En términos objetivos, al PP le favorece cualquier comparación entre la eficacia de los gobiernos encabezados por Fraga y el fracaso de un bipartito incoherente y falto de liderazgo. Sin embrago, es necesario que esta evidencia se traduzca en un proyecto atractivo como alternativa al desgaste de Pérez Touriño. En democracia, la última palabra la tienen los ciudadanos y esta competencia electoral entre socialistas y populares se presenta a día de hoy muy abierta.

De hecho, hay otros protagonistas reales o potenciales. El BNG juega a fondo su baza como partido bisagra, aunque resulta poco creíble que vaya a cambiar de aliados a la hora de la verdad. Su estrategia consiste en pescar en el río revuelto de la falta de mayorías absolutas y jugar al radicalismo nacionalista en temas lingüísticos o simbólicos. Más allá de los gestos electoralistas, al Bloque le conviene un resultado similar al actual para conservar -o mejorar en lo posible- su cuota de poder. Parece que UPyD planteará también su oferta en Galicia. No es tarea sencilla para una formación política cuya infraestructura es muy limitada para hacerse presente en un territorio electoralmente complejo. Alcance o no representación parlamentaria, habrá que prestar atención a la procedencia de los votos que consigan Rosa Díez y los suyos en su primera comparecencia en el ámbito regional. Además del gobierno autonómico, hay muchas cosas en juego a efectos de política nacional. Ferraz mueve sus piezas y los socialistas gallegos pretenden sacar ventaja de un adelanto que no está justificado en términos de necesidad social o institucional. No es sorprendente porque Rodríguez Zapatero ha demostrado con frecuencia que sitúa el oportunismo partidista por encima de otras consideraciones. Es un juego peligroso, pero todo vale con tal de distraer la atención de la crisis económica y el desbarajuste territorial.

La pacificación de Irak
José Luis Manzanares Estrella Digital 27 Agosto 2008

Es curioso que la mejoría de la situación en Irak tenga escaso eco en nuestros medios de comunicación. Durante años nos llegaron puntualmente –como siniestros comprobantes de muertes anunciadas- las noticias, siempre repetidas, del suicida con coche bomba. Y también, para completar la tragedia, el número de víctimas civiles que se habría cobrado el ejército americano de ocupación so pretexto de acabar con los terroristas.

Sadam Hussein había sido un dictador sangriento, pero Bush lo estaba haciendo bueno. Total, una guerra por el petróleo, condenada al fracaso como la de Vietnam. Verdad es que los ataques contra el invasor fueron dejando paso a las matanzas entres suníes, chiíes y kurdos, pero todos los muertos serían consecuencia de la intervención planeada por el Pentágono y Wall Street.

Ahora, cuando el país parece haber entrado en un período de paz y normalidad relativas, la información guarda silencio. Irak deja de interesarnos. Quizás porque las noticias de grandes titulares suelen ser las malas, y quizás también porque la derrota de los imperialistas se aleja. Claro que nos alegra que haya menos muertos, pero sin olvidar que el origen de todas las desdichas sigue estando donde siempre, en Washington.

Naturalmente, cada uno es muy libre de repartir culpas según su leal saber y entender, o conforme a los dictados de su ideología, que de todo hay en la viña del Señor. Además, sólo ha pasado un siglo desde que los yankis nos robaron Cuba, Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam. Tal vez les debamos el disfrute de una democracia en lugar del totalitarismo comunista o nacionalsocialista pero, como de costumbre, ellos iban a lo suyo.

Lo ocurrido en Irak tiene luces y sombras, o al revés. Nos engañaron con las armas de destrucción masiva, y dejo al lector la relación de nombres implicados en la farsa con buena o mala voluntad. Nosotros no fuimos a la guerra, aunque apoyamos la iniciativa de Bush. Nuestros soldados llegaron más tarde, contando ya con la bendición de la ONU. La retirada fue una decisión soberana, pero debió hacerse con algo más de consideración hacia nuestros aliados. Lo cortés, se dice, no quita lo valiente. También sobró lo de animar a otros países, desde Túnez, para que siguieran nuestro ejemplo. Hay que evitar los agravios gratuitos al prójimo, en especial cuando hemos sido compañeros de armas y continuamos siéndolo en otros escenarios como Afganistán. Algunos –dicho sea de paso- no comprendemos bien las diferencias entre ambas misiones.

Y termino. Lejos de apoyar el regreso de nuestros soldados a Irak, me gustaría que volvieran a España todos –o casi todos- los destacados fuera de ella. Y también los policías, guardias civiles y funcionarios que buena falta nos están haciendo aquí. Cuantos menos compromisos tengamos por esos mundos de Dios, mejor. A ser posible, cada uno en su casa. Meterse en conflictos ajenos tiene sus riesgos y puede ser contraproducente.

normalización lingüística
Justicia exigirá hablar en euskera al 42% de su plantilla en diez años
Los jueces, fiscales y secretarios quedarán exentos del decreto de normalización lingüística, que afectará a más de 800 funcionarios
CARMEN BARREIRO BILBAO El Correo 27 Agosto 2008

El 25% del personal de Justicia tiene acreditado el perfil lingüístico

El Gobierno vasco exigirá utilizar euskera en su trabajo a más de 800 funcionarios que ocupan una plaza como personal auxiliar, gestor o médico forense en la Administración de Justicia de Euskadi -el 42% de la plantilla- en un horizonte de diez años desde la puesta en marcha de la futura oficina judicial. Quedan exentos los jueces, fiscales y secretarios. El decreto que regula el proceso de normalización lingüística, publicado ayer en el Boletín Oficial del País Vasco, impulsará las «medidas oportunas» para que el euskera pueda usarse indistintamente como «lengua de servicio y de trabajo».

De hecho, el documento establece que el personal de auxilio judicial, tramitación y gestión con conocimientos de euskera -el 25% de la plantilla tiene acreditado el perfil lingüístico- tendrá que dirigirse a los usuarios en lengua vasca, si bien después deberá proseguir la conversación en el idioma elegido por el interlocutor. «En caso de que la persona requiriese que se le atienda en euskera y el funcionario no tuviese conocimientos suficientes, el trabajador tendrá que solicitar la colaboración del personal bilingüe», según se recoge en la normativa elaborada por el Departamento de Justicia, Empleo y Seguridad Social. En cualquier caso, tanto las citaciones como las notificaciones deberán ser remitidas en los dos idiomas oficiales.

El decreto de normalización lingüística se enmarca dentro de la puesta en marcha de la nueva oficina judicial, cuya creación agilizará el funcionamiento de los juzgados al descargar de trabajo a los magistrados y potenciar la figura del secretario. «Será como darle la vuelta al calcetín», resume la delegada de CC OO, Elena Pérez. La oficina obligará a la Administración de Justicia de Euskadi a llevar a cabo una redistribución de los puestos para adaptarlos al nuevo modelo de gestión, de manera que el perfil lingüístico exigido variará en función del trabajo que desempeñe el funcionario. En este caso, «se priorizarán los servicios con mayor relación con el público», especifica el decreto.

Partidos judiciales
Otro de los factores que determinará el número de trabajadores que deben acreditar el conocimiento del euskera es el denominado «índice de obligado cumplimiento». Es decir, el nivel de euskaldunización del partido judicial. Así, mientras en Gernika la implantación sociolingüística de la lengua vasca alcanza el 82%, en Bilbao apenas supera el 32% y en Vitoria se sitúa en el 28%.

Recientemente, el Ejecutivo vasco presentó el plan de normalización 2008-2012, que contempla entre otras medidas la exigencia de que utilicen el euskera en su trabajo cerca de 2.000 funcionarios. Cada departamento fijará las funciones comunicativas a las que deberán hacer frente los empleados.

El decreto publicado ayer entrará en vigor con la nueva oficina judicial, cuya puesta en marcha está prevista «para dentro de un par de años» al estar todavía pendiente de que se reformen las leyes procesales. El Departamento de Justicia ha dado a los funcionarios un plazo de diez años para sacar el perfil exigido. No obstante, a los cinco se realizará una evaluación para comprobar el nivel de cumplimiento de los objetivos y realizar las modificaciones convenientes. El personal que acredite el conocimiento de la lengua vasca cobrará un plus de productividad.

El Gobierno vasco destinará durante la próxima década un total de 157 millones de euros para modernizar la Administración de Justicia con planes que incluyen un nuevo sistema informático y programas que agilicen los procesos burocráticos.

PREOCUPACIÓN EN LAS FLOTAS
El conflicto pesquero se encona al denegar Cantabria nuevas licencias a los arrantzales
JON FERNÁNDEZ BARAKALDO El Correo 27 Agosto 2008

La flota vasca ya nota las consecuencias del último conflicto pesquero con sus vecinos. Desde que las embarcaciones cántabras de 'cerco de cabezo' -dedicadas al chicharro, la sardina y la aguja del Cantábrico- no pueden faenar en aguas interiores de Euskadi, ningún arrantzale ha recibido autorización para hacer lo propio en la comunidad limítrofe. El Gobierno de Miguel Ángel Revilla lo tiene claro: «Mientras el problema no quede resuelto, la concesión de nuevas licencias está congelada». Eso no significa, por ahora, que esté prohibida la entrada de la decena de buques con la documentación en regla. Quienes vienen acercándose a la franja costera que separa Castro Urdiales de San Vicente de la Barquera pueden seguir haciéndolo sin restricción. Al menos, hasta el 31 de diciembre.

No más de cinco barcos han tramitado esos permisos en Cantabria desde que, en julio, el Ejecutivo de Vitoria no renovara la concesión a 17 embarcaciones de esa región para proteger un caladero sobreexplotado. «Hemos decidido esperar para concederlas o no, porque antes queremos llegar a un acuerdo con el Gobierno vasco», justificó ayer el director general de Pesca cántabro, Fernando Torrontegui.

Torrontegui no piensa ceder ante la presión de los pescadores de su territorio, que exigieron el lunes la retirada de las licencias a «todos» sus colegas del País Vasco. «Ni siquiera se nos ha pasado por la cabeza», subrayó. Y es que su flota dedicada a hacer acopio de cebo vivo, por ejemplo, entra sin ningún tipo de problema en el litoral vizcaíno. Fuentes de la administración vasca apuntaron, en este sentido, que diez barcos cántabros faenaron en aguas de El Abra a lo largo de la pasada semana. Aunque no hace falta que llamen antes de pasar la 'muga', lo vienen haciendo últimamente «por las dudas que les surgen» a raíz de la polémica.

La preocupación se ha apoderado de ambas flotas en los últimos días. Para que las aguas «vuelvan cuanto antes a su cauce», los dos consejeros del ramo -Jesús Oria y Gonzalo Sáenz de Samaniego- quieren celebrar la próxima semana un nuevo encuentro. En esa cita, la segunda en un breve período de tiempo, pretenden acordar «las mismas medidas restrictivas» en sus aguas interiores en base a los informes técnicos de Azti-Tecnalia.

Incumplir la normativa
El propio Fernando Torrontegui es consciente de la marejada que ha levantado este espinoso asunto, pero no quiere «guerras» con nadie. Con ese argumento bajo el brazo, intentó convencer el lunes a los patrones mayores de cinco cofradías -Santoña, Laredo, Castro Urdiales, Santander y San Vicente de la Barquera- de que lo mejor era mantenerse a la expectativa. «Ambos gobiernos estamos completamente de acuerdo en lo básico: debemos ir de la mano para proteger nuestro litoral», les insistió. Pero no hubo manera de que dieran marcha atrás en sus exigencias.

La Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria ha radicalizado su discurso. No sólo recomienda alejarse de sus aguas a los vascos, sino que les acusa de saltarse la reglamentación. El colectivo ha pedido a su consejería de Pesca que solicite a la Secretaría General del Ministerio de Medio Marino la información de las 'cajas azules' (similares a las 'cajas negras' de un avión y que reflejan la situación en el mar) de los barcos de la flota de Euskadi. Quieren documentar un supuesto incumplimiento «de su propia normativa», que les impide faenar en fondos inferiores a 35 metros, es decir, en un 40% de las aguas interiores. «Es falso», contestó ayer un portavoz de los arrantzales. Los inspectores no han abierto ningún expediente por esta cuestión.

Goicoechea, a la cárcel por amenazar de muerte a Arrúe
El juez le imputa un delito de atentado a la autoridad, penado con hasta seis años
F. Martínez La Razón 27 Agosto 2008

madrid- El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional de Zigor Goicoechea, hermano del jefe del «comando Vizcaya» de ETA Arkaitz Goicoechea, como presunto autor de las amenazas de muerte de que fue objeto la concejal del PP en Guecho (Vizcaya) Marisa Arrúe durante una visita al mercado de San Lorenzo el 10 de agosto.

Fuentes jurídicas señalaron que Andreu -que tomó declaración a Goicoechea en sustitución del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que se encuentra de vacaciones y al que correspondió la tramitación de esta causa- imputó al acusado un delito de atentado a la autoridad, que está penado con hasta seis años de cárcel.

Tanto el fiscal Miguel Ángel Carballo como el abogado del PP solicitaron el ingreso en prisión incondicional para Goicoechea al considerarlo autor de los delitos de atentado a la autoridad, de amenazas y coacciones terroristas y contra las instituciones del Estado. El juez decretó el ingreso en prisión provisional comunicada del acusado por un delito de atentado a la autoridad «mediante la amenaza como medio de intimidación grave con la agravante de que la víctima es miembro de una corporación municipal», y enmarcó las amenazas dentro del entorno de ETA.

Arrúe acudió a la Audiencia acompañada por el presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, para ratificar su denuncia ante el juez, que el lunes ordenó la detención cautelar de Goicoechea a la espera de que la concejal corroborase los hechos denunciados. A la salida del juzgado, la concejal vasca aseguró que «lo único» que pretende «con todo esto» es desarrollar su trabajo como concejal «en plena libertad» y reconoció que sigue teniendo miedo, según informa Efe.

PROTAGONISTAS DE 30 AÑOS DE DEMOCRACIA
Jordi Pujol: 'La relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca'
* 'La relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca. Algo no funciona'
* 'Si las autonomías van avanzando es por el arrastre que hacemos desde Cataluña'
* 'Zapatero no tiene la fuerza moral de Suárez para pedir unos Pactos de la Moncloa'
* En cuanto a la lengua, 'es mentira que el español esté perseguido en Cataluña'
* 'ETA no ha sido capaz de poner en peligro la democracia española'
ESTHER ESTEBAN El Mundo 27 Agosto 2008

A lo largo de seis legislaturas, durante 23 años ininterrumpidos (desde 1980 a 2003), fue presidente de la Generalitat catalana, el primero elegido en las urnas tras el restablecimiento de la democracia. Firme partidario de un Estado que reconozca las diferencias de cada territorio, su ideario nacionalista no ha impedido a su partido, CiU, ofrecer su apoyo tanto a PSOE como a PP para ayudar a la gobernabilidad de España.

* Pregunta.- La Constitución cumple 30 años y tal vez es el momento de reflexionar. ¿Cuáles han sido los errores y cuáles los aciertos?
* Respuesta.- Seguro que ha habido errores y algunos de ellos los arrastramos, pero cuando se ve el resultado de estos 30 años la conclusión que se puede sacar es que ha habido muchos más aciertos que errores. Se han hecho las revoluciones pendientes que tenía España; todas no, ni todas bien, pero, en general, se han hecho.

En España se ha estabilizado la democracia, ha habido un progreso económico y social muy importante, el país se ha abierto a Europa, ha incrementado su prestigio... ha habido un cambio espectacular. Habrá habido algunos errores, por supuesto, pero el conjunto es positivo.

TENSIONES. 'Ahora la relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca. Hay algo que no funciona'
* P.- ¿Cuáles han sido los errores?
* R.- Uno es el enfoque autonómico. Desde la perspectiva catalana, por supuesto, pero desde la española en general también. La prueba es la tensión que ahora hay en toda España. Y que ahora la relación entre Cataluña y el resto de España es peor que nunca. Por tanto, hay algo que no funciona.

* P.- Mirando su biografía, usted pasa de ser un joven muy activo políticamente en la etapa de Franco, lo que le lleva a la cárcel dos años, a ser un hombre fundamental en la democracia. ¿Ha variado su concepto de Cataluña desde entonces?
* R.- Yo no he variado. Tengo la virtud, o el defecto, de que soy un político que, cuando se releen mis textos de hace 50 años, sigo diciendo lo mismo. No ha variado ni mi compromiso con Cataluña, ni mi compromiso con España, ni mi compromiso con la democracia y con un país que quiere progresar.

* P.- ¿Su sueño entonces era una Cataluña independiente integrada como país en Europa?
* R.- No, eso no lo he creído nunca. Siempre defendí una España democrática, en la cual Cataluña tuviera el reconocimiento de personalidad propia, diferenciada dentro del Estado. En el 77, Convergència definió nuestra actitud con tres conceptos: teníamos que ayudar a la estabilidad española, para que España pudiera hacer su arranque bien, la gobernabilidad y la continuidad. Ahí no había ningún atisbo separatista.

En estos momentos hay un desapego de Cataluña, y en el conjunto de España hay una actitud hostil hacia nosotros, y eso es porque, aunque Cataluña ha sido fundamental en el desarrollo autonómico, el problema propiamente catalán no se ha resuelto bien. La autonomía de España se va implantando por arrastre: Cataluña pide una cosa en la que nadie había pensado y luego los demás lo piden. Pero esta aportación positiva al resto del Estado se hace a través de una tensión que nos ha perjudicado.

LEY ELECTORAL. 'Si se cambia, será una agresión al espíritu de la Transición, a Cataluña y al País Vasco'
* P.- Ustedes participaron en la negociación de la Constitución. ¿Qué renuncias hicieron entonces que ahora les han pasado factura?
* R.- Estábamos tan preocupados en asegurar la estabilidad y en que la Transición fuera un éxito que hicimos muchas renuncias. Éramos partidarios de la generalización autonómica de la autonomía, del café para todos, pero no de la forma en que se hizo. Se nos prometió que la interpretación que se haría de la Constitución no sería uniformizadora. Pero al final ha sido un engaño.

* P.- ¿El artículo 155 de la Constitución fue una salvaguardia excesiva, incluso franquista, como dicen algunos?
* R.- A nosotros la aplicación del artículo 155 de la Constitución es un tema que no nos atañe, porque hemos sido siempre de una lealtad absoluta. No creo que nadie pueda acusar de desleal a Cataluña.

* P.- ¿Por qué el café para todos fue un error? ¿Qué quiere Cataluña que no haya conseguido ya?
* R.- El café para todos está dando lugar a una gran tensión entre Cataluña y el conjunto de España. Si en España hay autonomía es gracias a Cataluña. Si las autonomías van avanzando es por el arrastre que hacemos desde Cataluña. Ya nos lo profetizó García Añoveros.

"En España", dijo, "va a haber autonomías por arrastre. Será en buena parte mérito vuestro. Pero os creará problemas". Hemos sido la locomotora del Estado de las autonomías, y lo seguimos siendo. Y no crea que lo que le digo no lo piensan también muchos políticos españoles. Y algunos lo dicen incluso en público.

TRIPARTITO. 'A Montilla le pasa lo que a Prodi: sin los radicales no ganaba las elecciones, pero con ellos no podía gobernar'
* P.- ¿Por ejemplo?
* R.- Por ejemplo, recientemente nada menos que Alfonso Guerra dijo textualmente lo siguiente: "Lo ideal hubiera sido que en 1977 se recuperasen sólo los Estatutos de Cataluña y del País Vasco". En cambio, nosotros pedimos ya entonces que en toda España hubiese autonomías, pero respetando las personalidades bien diferenciadas y no con mentalidad de lo que después del 23-F fue la LOAPA.

* P.- ¿Su sueño era un Estado federal o confederal?
* R.- Ni federal ni confederal. Yo quería un Estado que reconociera las diferencias que hay dentro de España. No soy federalista, porque el federalismo no reconoce la personalidad propia de cada cual. El problema que arrastramos es el sistema de redistribución de la renta, que a nosotros nos perjudica muy exageradamente.

Sabemos que tenemos que ser solidarios porque somos una de las regiones con mayor PIB, pero eso se ha traducido en una discriminación. Por fin hemos conseguido después de 30 años que se publiquen las balanzas fiscales, donde se rompe el tabú de nuestra insolidaridad. El problema es que ahora el Gobierno dice que no valen para nada. Un agravio más.

* P.- Permítame un inciso. Ustedes suscribieron los Pactos de La Moncloa. ¿Tal como está ahora la economía, se podrían reeditar?
* R.- La situación ahora es muy distinta. En aquella situación hacía falta algo decisivo, extraordinario. Era una situación de emergencia y de democracia no consolidada. Ahora esto es distinto. Rodríguez Zapatero no tiene la fuerza moral que tenía Suárez para pedir esto.

¿Cómo lo puede pedir si el Gobierno ha estado diciendo hasta hace tres meses que hablar de crisis económica era antipatriótico? ¿O si se ha negado a hablar de crisis de forma ridícula hasta hace 15 días? Y es que en los países democráticos consolidados el Gobierno debe asumir sus responsabilidades. Lo ha hecho Alemania, donde el canciller socialdemócrata tomó medidas impopulares, y lo ha hecho Sarkozy. Claro que hay que pedir un gesto de responsabilidad a la oposición.

LENGUA. 'Es mentira que el español esté perseguido en Cataluña. No hay ni un niño de seis años que no hable castellano'
Y la oposición no debe encerrarse en una actitud poco dialogante, pero en todo caso el PSOE debe saber que la responsabilidad principal tiene que asumirla fundamentalmente él. Lo que no se puede es repartir responsabilidades entre todos para no asumir las propias.

* P.- ¿Su relación con González fue mejor o peor que con Aznar?
* R.- Con Felipe González las cosas inicialmente fueron mal, incluso muy mal. Pero cuando el PSOE necesitó un apoyo para sacar al país adelante se lo dimos, en el peor de sus momentos, con todos los escándalos del GAL, Roldán... Fuimos fieles a nuestra idea de la estabilidad y a la gobernabilidad.

Finalmente, mi relación con Felipe González fue buena. También lo fue con Aznar durante unos años. Le dimos nuestro apoyo en el 96 porque el interés general de los españoles lo requería. Y el resultado fue bueno. Pero a partir de ese momento se separan los caminos. Con su mayoría absoluta el PP piensa que su fortalecimiento en el conjunto de España pasa por la radicalización. Y ahí se rompe todo. También con nosotros.

PACTOS DE LA MONCLOA. 'Rodríguez Zapatero no tiene la fuerza moral que tenía Suárez para pedir esto por la crisis'
* P.- Una precisión. ¿Aznar le llegó a pedir disculpas por el famoso Pujol enano habla castellano?
* R.- Ni me las dio ni yo se las pedí. En los actos de partido se dicen tonterías, en el mío, en el PP y en el PSOE, y a no ser que se produzca una situación realmente grave no debemos darle importancia. Tengo que reconocer que Aznar era un hombre de palabra, del que te podías fiar. Su problema fue que en la segunda legislatura, con mayoría absoluta, se dejó llevar por la exaltación o la excitación del éxito. Digirió mal ese gran éxito y fue más allá en el fondo y en la forma. Le pasó eso que se llama morir de éxito.

* P.- Aunque insista en que siempre fueron leales al Gobierno de España, nunca quisieron tener un ministro en él. ¿Por qué?
* R.- Porque no estábamos seguros de cuál iba a ser la actitud del Gobierno, fuera el PSOE o el PP. Para aceptar que hubiera un ministro de CiU pedíamos un compromiso claro que permitiera una interpretación de la Constitución que ampliase el horizonte autonómico, y no nos lo dieron. Mientras esto no se haga somos un estorbo dentro del Gobierno.

Por otra parte, decían que el día en que los nacionalistas no gobernaran en Cataluña y el día que Pujol desapareciera del mapa, la relación entre Cataluña y el resto de España sería estupenda, y resulta que ahora que gobiernan los socialistas en Cataluña es peor que nunca. Tal como hemos hecho las cosas en los últimos tiempos no hemos gustado al resto de España, y el resto de España no nos ha gustado a nosotros. Hemos tenido una reacción hostil y de rechazo radical a nuestras razones. Algo grave ha fallado.

GONZÁLEZ Y AZNAR. 'Mi relación con González fue finalmente buena. También con Aznar durante unos años'
* P.- Otro tema no resuelto es el de la lengua y los símbolos. Algo no marcha bien cuando el español necesita protegerse, ¿no?
* R.- No es cierto que el español esté perseguido en Cataluña. No hay ni un niño de seis años que no hable castellano. Y en los exámenes del final de ciclo el conocimiento del castellano es algo mayor que el del catalán. Le invito a usted misma, como una obligación patriótica y cívica, a salir a la calle en Barcelona y hablar con cualquier niño que se encuentre. Que en Cataluña se persigue al español es mentira. Repito, salga a la calle y compruébelo.

* P.- ¿Y la bandera?
* R.- Aquí no ha habido nunca guerra de banderas, no hay problema. Respetamos nuestros símbolos y los del Estado, y la ley se cumple.

* P.- Una fecha clave en la consolidación democrática fue el 23-F. ¿Hubo un riesgo de involución? ¿El Rey tuvo claro el camino a seguir?
* R.- Creo que sí. Su intervención fue un determinante. Pero el 23-F supuso un punto de involución en el tema autonómico, y a partir de entonces se hizo, sobre todo con Cataluña, una interpretación cada vez más restrictiva de la Constitución.

* P.- Oiga, ¿España es monárquica o republicana?
* R.- Creo que España se encuentra cómoda en la situación actual. Por tanto, a efectos prácticos es monárquica. Es cierto que hay actualmente algunos atisbos de republicanismo y de hostilidad a la Monarquía, pero no son realmente fuertes.

* P.- Pasados los años, otro asunto a revisar es la Ley Electoral. Hay voces que piden modificarla para quitarle poder a los nacionalistas.
* R.- Yo creo que es una buena Ley Electoral, aunque ninguna es perfecta. Las leyes muy proporcionalistas hacen inviable un país, un parlamento. Las leyes muy mayoritarias perjudican a los partidos pequeños. Con la nuestra se tuvo en cuenta la proporcionalidad, pero también la territorialidad.

Y no sólo pensando en Cataluña o el País Vasco, sino en las provincias con poca población. Por ejemplo, Soria está hiperrepresentada, me pareció justo, y sigo creyéndolo, para asegurar que todos los territorios tendrían representación. ¿Que ahora se quiere cambiar esto? Si se hace será una agresión grave al espíritu de la Transición y a la realidad española, y concretamente una agresión a Cataluña y el País Vasco.

TRANSICIÓN. 'Estábamos tan preocupados en asegurar la estabilidad que hicimos muchas renuncias'
* P.- Otro de los agujeros negros de la democracia ha sido ETA. ¿Esto tiene arreglo?
* R.- ETA no ha sido capaz de poner en peligro la democracia española, ni de frenar el desarrollo español o el vasco o la aplicación de la autonomía. Por tanto, es una enfermedad muy localizada. Lo que no quiere decir que no sea grave. Pero no hay que hacerle el favor a ETA de pensar que puede alterar la evolución de España. Nosotros en este tema siempre hemos manifestado nuestro apoyo a la lucha antiterrorista del Gobierno, fuese quien fuese.

* P.- ¿La fórmula del tripartito catalán -insólita en estos 30 años- ha sido un retroceso para Cataluña?
* R.- Creo que no ha sido buena. Primero, porque en según qué aspectos no ha sido prudente. Segundo, porque no ha defendido bien el prestigio y la imagen de Cataluña. Y tercero porque ha actuado con poca coherencia. Y es que al presidente Montilla le ha pasado lo que le pasaba a Prodi. Decía que sin los partidos radicales no ganaba las elecciones, pero que, si las ganaba con los radicales dentro, no podía gobernar.

Las mentiras de Pujol
Nota del Editor 27 Agosto 2008

Los textos juveniles de Sabino Arana y Pujol andan bien escondidos, aunquye de cuando en cuando salen por alguna grieta de la familia (declaraciones de su esposa).

Hay que carecer de ética y moral para decir que el español, como lengua no está perseguido en Cataluña, pero el personaje carece de ambas.

Pretender que son los territorios los que pagan los impuestos es otra estupidez, los impuestos salen de los bolsillos de los ciudadanos, de cualquier región de España, aunque haya ciudadanos de primera clase que por afinidad con el poder no vean el ojo vigilante de la inspección tributaria. Por la misma regla de las balanzas fiscales, los vecinos de La moraleja, por aquello de que por su alto poder adquisitivo y "consiguientemente" impositivo  deberían pedir que sus infraestructuras vecinales fueran acordes a su aportación, aceras de mármol y cosas así.

Y de renuncias nada de nada, que lo que han conseguido no lo tenían, al contrario, entre otras consiguieron que Aznar vendiese la cabeza de Vidal Quadras y le vaya así al Partido Popular.

En resumen 23 años viviendo del cuento y sigue en el mismo camino, familia incluída, todos dedicados a fastidiar a los otros españoles de lengua impropia y sin barretina.

Recortes de Prensa   Página Inicial